Salto de fe: una historia de la Segunda Guerra Mundial

Salto de fe: una historia de la Segunda Guerra Mundial

Un veterano de la Segunda Guerra Mundial comparte la historia de los desgarradores seis meses que pasó en los campos de prisioneros alemanes y su eventual regreso triunfal a los Estados Unidos. Con solo 18 años, Hjalmar Johansson realizó su primera misión en la Segunda Guerra Mundial como artillero de nariz en un bombardero B-24. Cuando su escuadrón sufrió un intenso fuego, Hjalmar y el resto de la tripulación se vieron obligados a abandonar su avión tras las líneas enemigas sin ayuda a la vista.


Salto de fe

Marie-Ange Hawkins tiene el tipo de infancia con la que sueña la mayoría de la gente. Libertad, amor, seguridad en un hermoso castillo francés antiguo. Pero cuando Marie-Ange solo tiene once años, un trágico accidente marca el final de su idílica vida.

Huérfana y sola, la envían a Estados Unidos para vivir con su tía abuela en una granja en Iowa. Amargamente resentida por la anciana, aislada de todo lo que ha conocido y amado, Marie-Ange se ve obligada a trabajar incansablemente en la granja, soñando solo con el día en que pueda regresar a su amado Château de Marmouton.

En la existencia aislada de Marie-Ange, solo la amistad de un chico local, Billy Parker, ofrece consuelo y esperanza. Pero su único deseo es obtener una educación y escapar. Luego, justo después de su vigésimo primer cumpleaños, un visitante inesperado trae una noticia sorprendente y un regalo extraordinario: la libertad de regresar a Francia, al castillo de Marmouton.

Cuando llega a Francia, Marie-Ange se entera de que el nuevo propietario del castillo es el conde Bernard de Beauchamp, un apuesto joven viudo que la invita a su casa y luego a su corazón. Pero su vida mágica juntos, que pronto incluye matrimonio, hijos y hogares lujosos, lentamente toma un giro siniestro. Una mujer misteriosa le cuenta a Marie-Ange una historia impactante, una historia tan escalofriante que no quiere creerla.

Ni siquiera su querido amigo Billy puede ayudarla ahora. Está a miles de kilómetros de distancia. Y mientras la oscuridad se acumula a su alrededor, Marie-Ange debe encontrar la fe y el coraje para dar un último paso desesperado para salvar a sus seres queridos y a ella misma.

La poderosa novela de Danielle Steel trata de ser arrastrada a un lugar donde nada es lo que parece. Se trata de ser seducido, mentirle y dar la vuelta, y querer creer las mentiras, hasta que llega el momento, en un instante cegador, en el que la supervivencia y la salvación dependen de un último Salto de Fe: el único camino hacia la libertad y la vida.


Un salto de fe

¿El nombre Jocabed (yó-ka-bed) significa algo para ti? Jocabed fue la madre de Moisés. Ella era la hija de Levi. Se casó con su sobrino, Amram, Levi & # 8217s nieto - su hermano, Kohath & # 8217s hijo mayor. (Éxodo 6:16) Ella dio a luz a una hija, Miriam, y dos hijos, Aarón y Moisés.

La suya es la historia de la fe, la esperanza y el amor de una madre, y su voluntad de recurrir a medidas extremas para proteger y mantener a su hijo. Pero, más que eso, es una historia de mirar más allá de las circunstancias del momento y confiar en que Dios ordenará y proveerá. Y eso es lo que quiero enfatizar en el sermón de esta mañana: que, cuando miramos a Dios, Dios puede usar nuestra humildad y valor para lograr algunas cosas bastante notables. Como veremos, todo lo que se necesita es un acto de fe.

Para empezar, volvamos a Joseph. José, como recordarás, era el hijo de Jacob, que vestía la túnica de muchos colores. Él fue a quien sus hermanos vendieron como esclavo y luego le dijo a su padre que había sido asesinado por un animal salvaje. Pero José tenía la habilidad de interpretar sueños, y fue esta habilidad la que lo hizo querer por el faraón egipcio. Cuando el faraón le contó a José su sueño, José le advirtió que estaban en una terrible sequía. Sabiamente, el faraón lo nombró supervisor en jefe de todo el grano en Egipto y, gracias a José, almacenaron suficiente grano durante los años abundantes que, cuando llegó la sequía, no solo tenían suficiente para alimentar a los egipcios, sino para vender a otros países. , así como.

La sequía llevó a sus hermanos a ir a Egipto a comprar grano y cuando llegaron ante el superintendente, aquí estaba su hermano perdido, José. ¡Sorpresa! José y sus hermanos se reconciliaron por fin. El faraón dio la bienvenida a la familia de José para que se establecieran en Egipto, y los trató como a la realeza.

Su buena fortuna no duró para siempre. Con el tiempo, el faraón murió y un nuevo faraón tomó su lugar. Al nuevo faraón no le importaba José ni su familia, ni tampoco los judíos en general. Por un lado, se estaban volviendo más numerosos y prósperos que los egipcios, por lo que los vio como una amenaza y comenzó a tratarlos como esclavos. Las cosas se pusieron tan mal que los hebreos clamaron a Dios por liberación, y ahí es donde comienza nuestra historia de hoy. Aquí & # 8217s lo que pasó.

No mucho antes de que Moisés naciera, los astrólogos egipcios vieron señales en los cielos de que un niño iba a nacer en un día determinado que liberaría a los esclavos. Advirtieron al faraón y decretó que todo niño varón nacido en ese día en particular debería ser arrojado al río Nilo para ahogarse.

Efectivamente, en el séptimo día de Adar en el calendario judío, el día que los astrólogos habían predicho que nacería el niño, Jocabed dio a luz a Moisés. Tan pronto como tomó su primer aliento, toda la casa se llenó de una luz radiante. Sabía que no se trataba de un niño común y corriente y que debía hacer todo lo posible para protegerlo del malvado Faraón.

Ella lo escondió durante tres meses, pero luego, no puedes esconder a un niño en crecimiento para siempre. Sería solo cuestión de tiempo antes de que lo descubrieran. Se enfrentó a un dilema: si se quedaba con el niño, lo perdería si lo abandonaba, quizás Dios lo salvaría. Fue, y es, la decisión más difícil que puede tomar un padre, ya sea aguantar o soltar.

Bueno, esto es lo que hizo: tomó una canasta pequeña y la untó, por dentro y por fuera, con alquitrán para hacerla impermeable. Luego lo forró con una manta suave y lo acostó profundamente dormido en la canasta. Llevó la cesta al Nilo y la depositó suavemente en el agua entre las cañas de papiro que crecían a lo largo de la orilla. Era su forma de ponerlo en las mismas manos de Dios. Luego se fue a casa a llorar.

Poco sabía ella, pero su hija, Miriam, la había seguido hasta el río y la había observado desde la distancia. Cuando Jocabed regresó a la casa, Miriam se quedó para ver qué pasaba.

UN SUSCRIPTOR DICE: & # 8220Ha habido momentos en que & # 8217viste un salvavidas. Recuerdo una semana que fue particularmente desafiante cuando llegué al sábado sintiéndome agotado y no podía imaginarme armar un sermón. Oré a Dios por inspiración, por un sermón que hablara a la gente. El primer recurso que leí fue SermonWriter y Dios respondió a mis oraciones. El sermón, con ligeros cambios para el escenario, fue perfecto. ¡Bendiciones para ustedes por este ministerio a sus colegas! Me aseguraré y pasaré la voz. ¡Gracias! & # 8221

¡PRUEBA SERMONWRITER!

¡Un recurso fácil de usar para pastores ocupados!

¡OBTENGA SUS CUATRO MUESTRAS GRATIS!

Era un día caluroso, y la hija del faraón, Bithya, vino a bañarse en las frescas aguas del Nilo. Sus doncellas cumplieron diligentemente la guardia en la orilla. Mientras chapoteaba en el agua, Bithya escuchó el llanto de un bebé. Corrió a las aguas poco profundas donde las cañas de papiro eran gruesas y encontró la canasta con un bebé dentro. Echó un vistazo al niño y, aunque sabía que debía ser uno de los niños hebreos, juró que se lo quedaría para ella.

Ella lo levantó y trató de consolarlo, pero, a estas alturas, el bebé tenía hambre y lloraba a todo pulmón. Sus doncellas se apresuraron a ayudar, pero eran tan inútiles como ella. En ese momento apareció Miriam. Ella dijo: & # 8220Conozco a una mujer hebrea que & # 8217 cuidará de este niño por ti. De hecho, ella está amamantando. Bithya pensó que era una gran idea, así que Miriam corrió a casa para buscar a su madre. Bitya le dio el niño a Jocabed para que se lo llevara a casa y lo cuidara. Y así, de esta manera, Jocabed pudo amamantar a su bebé y cuidarlo en su casa durante los siguientes dos años.

Mientras tanto, Bithya regresó al palacio y le contó a su padre todo lo que había sucedido. Luego pidió permiso para quedarse con él y él estuvo de acuerdo. En cuanto a la amenaza anterior al faraón, los astrólogos dijeron que el posible libertador de los hebreos había sido llevado al Nilo y estaban seguros de que ahora estaba muerto. Cuando llegó el momento de que Moisés fuera destetado de su madre, Jocabed lo llevó a la corte del faraón, donde creció como el hijo adoptivo del faraón y la hija del faraón, y el resto es historia, como dicen.

Jocabed no fue el único en la Biblia que dio un salto de fe. Hace un par de semanas en la Clase de Adultos escuchamos la historia de Ana y cómo dedicó a su hijo, Samuel, al Señor. Ella oró a Dios por un hijo y, a cambio, juró devolvérselo al Señor. Efectivamente, Dios escuchó su oración y ella dio a luz a Samuel y, cuando fue destetado, lo llevó al templo en Silo y lo dejó al cuidado del anciano sacerdote, Elí. Al dejarlo ir, ella pudo verlo no solo crecer para ser un excelente joven, sino convertirse en el profeta de Dios y # 8217 eligiendo redimir al pueblo de Israel. (1 Samuel 1-2)

Si eso no fuera suficiente, hay más. ¿Recuerda la historia de Abraham e Isaac? Dios dijo,

& # 8220 Ahora toma a tu hijo, tu único hijo, a quien amas, Isaac, y vete a la tierra de Moriah. Ofrécelo allí en holocausto en uno de los montes que te contaré. & # 8221 (Génesis 22: 2)

¡Habla de un acto de fe! Después de esperar todos estos años por un hijo, ¿ahora se le pide que lo entregue? ¿Quién podría culpar a Abraham si fingiera alguna excusa?

Pero no lo hizo. Ensilló su burro, lo cargó con leña y se llevó a Isaac con él a Moriah. Cuando llegaron allí, él e Isaac subieron la montaña juntos, Isaac cargando la madera y Abraham cargando una antorcha y un cuchillo.

Isaac le preguntó a su padre: & # 8220 ¿Dónde está el cordero para el holocausto? & # 8221

Abraham dijo: & # 8220 Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. & # 8221 (Génesis 22: 7-8) Poco sabía él.

Cuando llegaron al altar, Abraham apiló la leña y ató a Isaac encima. Luego tomó su cuchillo y estaba a punto de cortarse el cuello cuando escuchó a un ángel llamarlo por su nombre.

& # 8221 Abraham, Abraham! & # 8221 Él (el ángel) dijo, & # 8220Don & # 8217t pongas tu mano sobre el niño, ni le hagas nada. Por ahora sé que temes a Dios, ya que no me has negado a tu hijo, tu único hijo. & # 8221 Y, en ese mismo momento, escuchó el sonido de un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Colocó el carnero en el altar en lugar de su hijo, y juntos hicieron sacrificios y glorificaron a Dios. (Génesis 22: 9-13)

Con el tiempo, Abraham se convirtió en el modelo de fidelidad, no solo para los hebreos, sino también para la iglesia primitiva. En su Carta a los romanos, Dice Pablo, & # 8220 Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. & # 8221 (Romanos 4: 3)

Quizás haya escuchado esta vieja historia: un turista fue al Gran Cañón, se acercó demasiado al borde y se cayó por el costado. Afortunadamente, había un matorral que sobresalía de la roca, y pudo agarrar una rama y sostenerse con vida.

Mirando hacia el gran abismo de abajo, gritó: & # 8220 ¡Ayuda, ayuda! & # 8221 En ese momento, una figura barbuda miró por encima del costado y dijo: & # 8220I & # 8217 te ayudaré, amigo. & # 8221

& # 8220 ¿Quién eres? & # 8221 preguntó el hombre. Y el extraño dijo: & # 8220Yo & # 8217m el Señor. Yo & # 8217 estoy aquí para salvarte. & # 8221

& # 8220 ¡Genial! & # 8221 dijo el hombre. & # 8220 Sólo sácame de aquí. & # 8221 & # 8220 Seguro, & # 8221 dijo el extraño. & # 8220Todo lo que tienes que hacer es soltar la extremidad. & # 8221

& # 8220¿Suelta la extremidad? & # 8221 gritó el hombre. & # 8220 ¿Estás loco? & # 8221 & # 8220 En absoluto & # 8221 dijo el extraño, & # 8220 sólo suelta la extremidad y & # 8217 serás salvo. & # 8221

El hombre miró la caída debajo de él, luego al rostro sonriente encima de él. Pensó por un momento y luego gritó: & # 8220 ¿Hay alguien más ahí arriba? & # 8221

Søren Kierkegaard acuñó por primera vez el término & # 8220 salto de fe & # 8221 en una tesis que escribió en 1846 para describir la voluntad de uno & # 8217 de creer en Dios sin poder probar que Dios existe. Él creía que la única manera de salvar la brecha entre nosotros y Dios era dar un salto de fe.

El término se mantuvo, y todavía lo usamos hoy tanto de manera religiosa como no religiosa. Dar un salto de fe es simplemente hacer algo sin saber con certeza cuál será el resultado. Por ejemplo, casarse es un acto de fe. También lo es invertir en bolsa o iniciar un nuevo negocio. Dar un salto de fe es invitar al éxito y arriesgarse al fracaso: nunca se sabe hasta que lo intenta.

Volviendo a la lección del Antiguo Testamento de hoy, si Bithya no hubiera venido cuando lo hizo, Moisés podría haber muerto fácilmente de deshidratación antes de que alguien lo encontrara. Samuel podría haberse convertido en un trabajador anónimo en el templo de Shiloh. Abraham podría haber ido a casa con la sangre de Isaac en sus manos. Cuando da un salto de fe, no hay garantía de dónde aterrizará.

Damos un acto de fe porque creemos que las posibilidades superan los riesgos. Y si estamos actuando con fe, creemos que, si está de acuerdo con la voluntad de Dios, todo es posible.

Esto es lo que hizo recientemente el ex primer ministro británico Tony Blair. El 30 de mayo, anunció la creación de una fundación en su nombre & # 8220 ... dedicada a demostrar que la colaboración entre personas de diferentes creencias religiosas puede ayudar a abordar algunos de los problemas sociales más urgentes del mundo & # 8217. & # 8221 (Time, mayo 28 de 2008)

Específicamente, Blair cree que Dios nos está llamando a trabajar juntos a través de las líneas tradicionales de fe para lograr la paz mundial. Y sabes lo que eso significa: cristianos, judíos y musulmanes tendrán que tomarse en serio unos a otros. Tendrán que escuchar y respetar los puntos de vista de los demás. Tendrán que controlar su arrogancia en la puerta y estar dispuestos a negociar y comprometerse.

No será fácil. Tomemos nuestro propio país, por ejemplo. Nací después de la Segunda Guerra Mundial. En mi vida hemos ido a la guerra cuatro veces, sin contar la invasión de Granada y los bombardeos de lugares como Siria y Bosnia. Sería necesario un gran acto de fe para nosotros renunciar a nuestra política del & # 8220Big Stick & # 8221 y sentarnos en la misma mesa con nuestros enemigos.

Aún así, Blair es optimista. Él dice, & # 8220 & # 8216La fe es parte de nuestro futuro, y la fe y los valores que trae consigo son una parte esencial para hacer que la globalización funcione. & # 8221 (ibid)

Más cerca de casa, acabamos de recibir noticias de Angie Taylor, y de cómo ella y un puñado de personas más han lanzado una nueva iniciativa llamada & # 8220 Restaurando esperanza en esperanza & # 8221 & # 8217 están abordando algunos de los problemas de raíz de nuestra comunidad. - la delincuencia juvenil, el embarazo en la adolescencia, la alta tasa de deserción escolar en Hope High School. Ellos esperan inspirar a personas como usted y yo a participar - para dar tutoría a los niños después de la escuela o ser un mentor.

¿Funcionará? ¿Quién sabe? Es un acto de fe. Pero, como Tony Blair, Angie es optimista. Ella cree que esto es lo que Dios la está llamando a hacer, y está dispuesta a dedicar su tiempo, esfuerzo y experiencia con la esperanza de que, trabajando juntos, podamos hacer una diferencia.

Aquí está el resultado final: dar un salto de fe requiere valentía y voluntad de confiar. Bithya puso a su hijo en manos de Dios. Hannah también. Abraham también. Si vamos a experimentar la plenitud de la gracia y el amor asombrosos de Dios, también debemos hacerlo nosotros.

Nuestro grupo de jóvenes en Nashville solía jugar un pequeño juego que me trajo esto a casa. Se paran en un círculo cerrado con una persona en el centro. Luego le vendaron los ojos a la persona y le dieron la vuelta varias veces. Su trabajo consistía en permanecer rígido con ambas manos a los costados y luego caer hacia atrás en los brazos de quien estuviera detrás de él.

Vi como varios niños tomaron su turno. & # 8220O.K., & # 8221, pensé. & # 8220 Eso & # 8217 está bien. & # 8221 Entonces uno de ellos dijo: & # 8220 Es & # 8217 tu turno & # 8221 Traté de salir de allí con cangrejos. & # 8220 Nosotros & # 8217 te atraparemos, & # 8221 ella dijo. Podía verme rompiéndome la espalda.

De mala gana, tomé mi lugar en el centro del círculo, me puse la venda en los ojos y me di la vuelta hasta que no tuve idea de quién estaba detrás de mí. Puse rígido mi cuerpo y me incliné hacia atrás. En poco tiempo, pasé el punto sin retorno. Justo cuando pensé que mi cabeza estaba a punto de romperse en el piso de concreto, sentí una docena de brazos o más amortiguar mi caída. Fue pan comido.

Para conocer el sentimiento, tienes que experimentarlo por ti mismo. Escucharlo no cuenta. Tienes que dar un salto de fe. Bruce Springsteen lo expresó de esta manera:

& # 8220 Se necesita un acto de fe para que las cosas funcionen
Se necesita un acto de fe, tienes que mostrar algunas agallas
Se necesita un acto de fe para que las cosas funcionen
En tu corazón debes confiar & # 8221

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Copyright 2008, Philip W. McLarty. Usado con permiso.

Las citas de las Escrituras son de la World English Bible (WEB), una traducción al inglés moderna de dominio público (sin derechos de autor) de la Santa Biblia.


Democracia estadounidense: un gran salto de fe

¿Qué sucede cuando un pueblo decide gobernarse a sí mismo? Los tesoros nacionales de Estados Unidos cobran vida en esta convincente exposición que examina el audaz experimento para crear un gobierno "del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

Democracia estadounidense: un gran salto de fe explora la historia de la participación ciudadana, el debate y el compromiso desde la formación de la nación hasta la actualidad. A través de objetos como el escritorio portátil de Thomas Jefferson, utilizado para redactar la Declaración de Independencia, el tintero que Lincoln usó para redactar la Proclamación de Emancipación y la mesa en la que Elizabeth Cady Stanton escribió la Declaración de Sentimientos, la exposición se centra en los cambiantes ideales y principios políticos de la nación, la ciudadanía en una sociedad pluralista y la participación y el compromiso políticos.

Guía de visitantes

Un recorrido autoguiado por los lugares destacados está disponible en línea en los siguientes idiomas:

Sitio web de la exposición

No puedo visitar el museo para ver Democracia americana? Explore los objetos históricos y sumérjase en la historia en el sitio web de la exposición.

Exposición itinerante

A partir de 2019, una versión de gira de Democracia americana integra colecciones y temas nacionales con historias y artefactos regionales, complementados con atractivas experiencias multimedia.


Contenido

Leroy Gordon Cooper Jr.nació el 6 de marzo de 1927 en Shawnee, Oklahoma, [1] el único hijo de Leroy Gordon Cooper Sr. y su esposa Hattie Lee de soltera Herd. [2] Su madre era maestra de escuela. Su padre se alistó en la Marina de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial y sirvió en el yate presidencial USS muguete. Después de la guerra, Cooper Sr. completó su educación secundaria. Hattie Lee fue una de sus maestras, aunque solo era dos años mayor que él. Se unió a la Guardia Nacional de Oklahoma, pilotando un biplano Curtiss JN-4, a pesar de que nunca tuvo entrenamiento formal de piloto militar. Se graduó de la universidad y la facultad de derecho y se convirtió en juez de distrito estatal. Fue llamado al servicio activo durante la Segunda Guerra Mundial y sirvió en el teatro del Pacífico en el Cuerpo del Abogado General del Juez. [3] Se trasladó a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) después de su formación en 1947, y estuvo estacionado en la Base de la Fuerza Aérea de Hickham, Territorio de Hawái. Se retiró de la USAF con el rango de coronel en 1957. [4]

Cooper asistió a la Escuela Primaria Jefferson y la Escuela Secundaria Shawnee, [4] donde estuvo en los equipos de fútbol y atletismo. Durante su último año de secundaria, jugó como corredor en el campeonato estatal de fútbol. [5] Estuvo activo en los Boy Scouts of America, donde alcanzó su segundo rango más alto, Life Scout. [6] Sus padres tenían un biplano Command-Aire 3C3 y aprendió a volar a una edad temprana. Solía ​​de manera no oficial cuando tenía 12 años, y obtuvo su licencia de piloto en un Piper J-3 Cub cuando tenía 16. [4] [7] Su familia se mudó a Murray, Kentucky, cuando su padre fue llamado de nuevo al servicio. y se graduó de Murray High School en junio de 1945. [2]

Después de que Cooper se enteró de que las escuelas de vuelo del Ejército y la Marina de los Estados Unidos no aceptarían más candidatos, se alistó en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. [5] Se fue a Parris Island tan pronto como se graduó de la escuela secundaria, [2] pero la Segunda Guerra Mundial terminó antes de ver el servicio en el extranjero. Fue asignado a la Escuela Preparatoria de la Academia Naval como suplente para un nombramiento en la Academia Naval de los Estados Unidos en Annapolis, Maryland, pero se aceptó la designación principal y Cooper fue asignado como guardia en Washington, DC Él estaba sirviendo con la Presidencia Guardia de Honor cuando fue dado de baja de la Infantería de Marina en 1946. [5]

Cooper se fue a Hawái a vivir con sus padres. Comenzó a asistir a la Universidad de Hawaii y compró su propio J-3 Cub. Allí conoció a su primera esposa, Trudy B. Olson (1927-1994) de Seattle, a través del club de vuelo local. Se dedicaba a volar y más tarde se convertiría en la única esposa de un astronauta de Mercury en tener una licencia de piloto privado. Se casaron el 29 de agosto de 1947 en Honolulu, cuando ambos tenían 20 años. Tuvieron dos hijas. [2] [4] [8]

En la universidad, Cooper participó activamente en el Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC), [8] lo que lo llevó a ser comisionado como segundo teniente en el ejército de los EE. UU. En junio de 1949. Pudo transferir su comisión a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Force en septiembre de 1949. [9] Recibió entrenamiento de vuelo en la Base de la Fuerza Aérea Perrin, Texas y la Base de la Fuerza Aérea Williams, Arizona, [4] en el T-6 Texan. [8]

Al completar su entrenamiento de vuelo en 1950, Cooper fue destinado a la Base Aérea Landstuhl, Alemania Occidental, donde voló F-84 Thunderjets y F-86 Sabres durante cuatro años. Se convirtió en comandante de vuelo del 525 ° Escuadrón de Bombarderos de Caza. Mientras estaba en Alemania, asistió a la Extensión Europea de la Universidad de Maryland. Regresó a los Estados Unidos en 1954 y estudió durante dos años en el Instituto de Tecnología de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (AFIT) en Ohio. Completó su licenciatura en Ingeniería Aeroespacial allí el 28 de agosto de 1956. [4] [10]

Mientras estaba en AFIT, Cooper conoció a Gus Grissom, un compañero oficial de la USAF, y los dos se hicieron buenos amigos. Estuvieron involucrados en un accidente al despegar de Lowry Field el 23 de junio de 1956, cuando el Lockheed T-33 Cooper estaba pilotando repentinamente perdió potencia. Abortó el despegue, pero el tren de aterrizaje colapsó y la aeronave patinó erráticamente por 2,000 pies (610 m) y se estrelló al final de la pista, estallando en llamas. Cooper y Grissom escaparon ilesos, aunque el avión fue una pérdida total. [10]

Cooper y Grissom asistieron a la Escuela de Pilotos de Pruebas de Vuelo Experimental de la USAF (Clase 56D) en la Base de la Fuerza Aérea Edwards en California en 1956. [10] Después de graduarse, Cooper fue destinado a la División de Ingeniería de Pruebas de Vuelo en Edwards, donde se desempeñó como piloto de pruebas y gerente de proyecto probando el F-102A y F-106B. [2] También voló el T-28, T-37, F-86, F-100 y F-104. [11] Cuando dejó Edwards, había registrado más de 2.000 horas de vuelo, de las cuales 1.600 fueron en aviones a reacción. [10]

Proyecto Mercury Editar

En enero de 1959, Cooper recibió órdenes inesperadas de presentarse en Washington, DC No había ninguna indicación de qué se trataba, pero su oficial al mando, el mayor general Marcus F. Cooper (sin relación) recordó un anuncio en el periódico que decía que se había firmado un contrato. otorgado a McDonnell Aircraft en St. Louis, Missouri, para construir una cápsula espacial, y recomendó a Cooper que no se ofreciera como voluntario para el entrenamiento de astronautas. El 2 de febrero de 1959, Cooper asistió a una sesión informativa de la NASA sobre el Proyecto Mercurio y el papel que desempeñarían los astronautas en él. Cooper pasó por el proceso de selección con otros 109 pilotos, [12] y no se sorprendió cuando fue aceptado como el más joven de los primeros siete astronautas estadounidenses. [13] [14]

Durante las entrevistas de selección, a Cooper le preguntaron sobre su relación doméstica y mintió, diciendo que él y Trudy tenían un matrimonio bueno y estable. De hecho, se habían separado cuatro meses antes, y ella vivía con sus hijas en San Diego mientras él ocupaba un cuarto de soltero en Edwards. Consciente de que la NASA quería proyectar una imagen de sus astronautas como hombres de familia amorosos, y que su historia no resistiría el escrutinio, condujo hasta San Diego para ver a Trudy en la primera oportunidad. Atraída por la perspectiva de una gran aventura para ella y sus hijas, aceptó seguir la farsa y fingir que eran una pareja felizmente casada. [15]

Las identidades de los Mercury Seven fueron anunciadas en una conferencia de prensa en Dolley Madison House en Washington, DC, el 9 de abril de 1959: [16] Scott Carpenter, Gordon Cooper, John Glenn, Gus Grissom, Wally Schirra, Alan Shepard y Deke. Slayton. [17] A cada uno se le asignó una parte diferente del proyecto junto con otras asignaciones especiales. Cooper se especializó en el cohete Redstone, que se utilizaría para los primeros vuelos espaciales suborbitales. [18] También presidió el Comité de Salida de Emergencia, responsable de elaborar los procedimientos de escape de la plataforma de lanzamiento de emergencia, [19] y contrató a Bo Randall para que desarrollara un cuchillo de supervivencia personal para que lo llevaran los astronautas. [20]

Los astronautas obtenían sus salarios como oficiales militares, y un componente importante de eso era la paga de vuelo. En el caso de Cooper, ascendió a 145 dólares al mes (equivalente a 1.287 dólares en 2020). La NASA no vio ninguna razón para proporcionar aviones a los astronautas, por lo que tuvieron que volar a reuniones en todo el país sobre aerolíneas comerciales. Para continuar ganando su paga de vuelo, Grissom y Slayton salían el fin de semana a la Base de la Fuerza Aérea de Langley e intentaban dedicar las cuatro horas al mes requeridas, compitiendo por aviones T-33 con coroneles y generales de escritorio de alto nivel. Cooper viajó a la Base de la Guardia Nacional Aérea McGhee Tyson en Tennessee, donde un amigo le permitió volar aviones F-104B de mayor rendimiento. Esto surgió cuando Cooper almorzó con William Hines, un reportero de La estrella de Washington, y fue debidamente informado en el periódico. Cooper luego discutió el tema con el congresista James G. Fulton. El asunto fue abordado por el Comité de Ciencia y Astronáutica de la Cámara de Representantes. En pocas semanas, los astronautas tuvieron acceso prioritario a los F-102 de la USAF, algo que Cooper consideraba un "avión caliente", pero que aún podía despegar y aterrizar en aeródromos civiles cortos, pero no hizo que Cooper fuera popular entre la alta dirección de la NASA. [21] [22]

Después de que el ejecutivo de General Motors, Ed Cole, le presentó a Shepard un Chevrolet Corvette nuevo, Jim Rathmann, un piloto de carreras que ganó las 500 Millas de Indianápolis en 1960 y era un concesionario de Chevrolet en Melbourne, Florida, convenció a Cole de convertir esto en un marketing continuo. Campaña. De ahora en adelante, los astronautas podrían arrendar Corvettes nuevos por un dólar al año. Todos los Mercury Seven, pero Glenn pronto aceptó la oferta. Cooper, Grissom y Shepard pronto corrieron con sus Corvettes por Cabo Cañaveral, y la policía ignoró sus hazañas. Desde una perspectiva de marketing, tuvo mucho éxito y ayudó al Corvette de alto precio a establecerse como una marca deseable. Cooper tenía licencias con el Sports Car Club of America (SCCA) y la Asociación Nacional de Carreras de Autos Stock Car (NASCAR). También disfrutaba de las carreras de lanchas rápidas. [23] [24]

Mercury-Atlas 9 Modificar

Cooper fue designado para la próxima misión, Mercury-Atlas 9 (MA-9). Aparte del Slayton en tierra, era el único de los Mercury Seven que aún no había volado al espacio. [27] [24] La selección de Cooper se anunció públicamente el 14 de noviembre de 1962, con Shepard designado como su respaldo. [28]

El Proyecto Mercury había comenzado con el objetivo de finalmente volar una misión de 18 órbitas y 27 horas, conocida como misión tripulada de un día. [29] El 9 de noviembre, el personal superior del Centro de naves espaciales tripuladas decidió volar una misión de 22 órbitas como MA-9. El Proyecto Mercury aún permanecía años atrás del programa espacial de la Unión Soviética, que ya había volado una misión de 64 órbitas en Vostok 3. Cuando Atlas 130-D, el propulsor designado para MA-9, emergió por primera vez de la fábrica en San Diego el 30 de enero. , 1963, no pasó la inspección y fue devuelto a la fábrica. [30] Para la misión MA-8 de Schirra, se hicieron 20 modificaciones a la nave espacial Mercury para el MA-9 de Cooper, se hicieron 183 cambios. [30] [31] Cooper decidió nombrar su nave espacial, Mercury Spacecraft No. 20, Fe 7. Los oficiales de asuntos públicos de la NASA podrían ver los titulares de los periódicos si la nave espacial se perdiera en el mar: "La NASA pierde la fe". [32]

Después de una discusión con el administrador adjunto de la NASA, Walter C. Williams, sobre cambios de última hora en su traje de presión para insertar una nueva sonda médica, Cooper casi fue reemplazado por Shepard. [33] Esto fue seguido por Cooper haciendo sonar el Hangar S en Cabo Cañaveral en un F-102 y encendiendo el postquemador. [33] Williams le dijo a Slayton que estaba preparado para reemplazar a Cooper con Shepard. Decidieron no hacerlo, pero no avisar a Cooper de inmediato. En cambio, Slayton le dijo a Cooper que Williams estaba buscando castigar a quien haya llamado a Hangar S. [34] Según Cooper, Slayton le dijo más tarde que el presidente John F. Kennedy había intervenido para evitar su destitución. [33]

Cooper fue lanzado al espacio el 15 de mayo de 1963, a bordo del Fe 7 nave espacial, para lo que resultó ser la última de las misiones del Proyecto Mercurio. Debido a que MA-9 orbitaría sobre casi todas las partes de la Tierra desde 33 grados norte a 33 grados sur, [35] se asignó un total de 28 barcos, 171 aviones y 18.000 militares para apoyar la misión. [35] Orbitó la Tierra 22 veces y registró más tiempo en el espacio que los cinco astronautas anteriores de Mercury juntos: 34 horas, 19 minutos y 49 segundos. Cooper alcanzó una altitud de 165,9 millas (267 km) en su apogeo. Fue el primer astronauta estadounidense en dormir, no solo en órbita, [2] [36] sino en la plataforma de lanzamiento durante una cuenta regresiva. [37]

Hubo varios problemas técnicos que amenazaron la misión hacia el final de Fe 7 vuelo. Durante la órbita 19, la cápsula tuvo un corte de energía. Los niveles de dióxido de carbono comenzaron a aumentar, tanto en el traje de Cooper como en la cabina, y la temperatura de la cabina subió a más de 130 ° F (54 ° C). El reloj y luego los giroscopios fallaron, pero la radio, que estaba conectada directamente a la batería, siguió funcionando y permitió a Cooper comunicarse con los controladores de la misión. [38] Como todos los vuelos de Mercury, MA-9 fue diseñado para un control completamente automático, una controvertida decisión de ingeniería que redujo el papel de un astronauta al de un pasajero, y llevó a Chuck Yeager a describir a los astronautas de Mercury como "Spam en una lata". . [39] "Este vuelo pondría fin a todas esas tonterías", escribió Cooper más tarde. "Me dispararon los dispositivos electrónicos y piloto tenía el palo ". [40]

Volviendo a su comprensión de los patrones de estrellas, Cooper tomó el control manual de la pequeña cápsula y calculó con éxito el paso correcto para el reingreso a la atmósfera. [41] Se necesitaba precisión en el cálculo. Pequeños errores de sincronización u orientación podían producir grandes errores en el punto de aterrizaje. Cooper trazó líneas en la ventana de la cápsula para ayudarlo a verificar su orientación antes de disparar los cohetes de reentrada. "Así que usé mi reloj de pulsera para medir el tiempo", recordó más tarde, "mis ojos por la ventana para ver la actitud. Luego disparé mis retrocohetes en el momento adecuado y aterricé junto al portaaviones". [42]

Fe 7 chapoteó cuatro millas (6,4 km) por delante del barco de recuperación, el portaaviones USS Kearsarge. Fe 7 fue izado a bordo por un helicóptero con Cooper todavía dentro. Una vez en cubierta, utilizó los pernos explosivos para abrir la escotilla. Las inspecciones y análisis posteriores al vuelo estudiaron las causas y la naturaleza de los problemas eléctricos que habían plagado las últimas horas del vuelo, pero no se encontraron fallas en el desempeño del piloto. [43]

El 22 de mayo, la ciudad de Nueva York le dio a Cooper un desfile de cintas de teletipo presenciado por más de cuatro millones de espectadores. El desfile concluyó con un almuerzo de felicitación en el Waldorf-Astoria al que asistieron 1.900 personas, donde dignatarios como el vicepresidente Lyndon B. Johnson y el ex presidente Herbert Hoover pronunciaron discursos en honor a Cooper. [44]

Proyecto Gemini Editar

MA-9 fue el último de los vuelos del Proyecto Mercury. Walt Williams y otros querían continuar con una misión Mercury-Atlas 10 (MA-10) de tres días, pero la sede de la NASA ya había anunciado que no habría MA-10 si MA-9 tenía éxito. [32] Shepard en particular estaba ansioso por volar la misión, para la cual había sido designado. [45] Incluso intentó conseguir el apoyo del presidente Kennedy. [46] El administrador de la NASA James E. Webb tomó una decisión oficial de que no habría MA-10 el 22 de junio de 1963. [43] Si la misión hubiera sido aprobada, Shepard podría no haberlo volado, ya que estaba basado en Octubre de 1963, [47] y el MA-10 bien podrían haber sido volados por Cooper, quien era su respaldo. [45] En enero de 1964, la prensa informó que el Partido Demócrata de Oklahoma discutió la candidatura de Cooper al Senado de los Estados Unidos. [48]

El Proyecto Mercurio fue seguido por el Proyecto Gemini, que tomó su nombre del hecho de que llevaba a dos hombres en lugar de solo uno. [49] Slayton designó a Cooper como comandante de Gemini 5, una misión de ocho días y 120 órbitas. [47] La ​​asignación de Cooper se anunció oficialmente el 8 de febrero de 1965. Pete Conrad, uno de los nueve astronautas seleccionados en 1962 fue designado como su copiloto, con Neil Armstrong y Elliot See como sus respectivos respaldos. El 22 de julio, Cooper y Conrad realizaron un ensayo de un lanzamiento doble de Gemini encima de un refuerzo Titan II del Complejo de Lanzamiento 19 y un vehículo objetivo Atlas-Agena del Complejo de Lanzamiento 14. Al final de la prueba exitosa, el montador no pudo ser criado, y los dos astronautas tuvieron que ser recuperados con un selector de cerezas, un dispositivo de escape que Cooper había ideado para el Proyecto Mercurio e insistió en que se los retuviera para Géminis. [50]

Cooper y Conrad querían nombrar su nave espacial Señora pájaro después de Lady Bird Johnson, la Primera Dama de los Estados Unidos, pero Webb rechazó su solicitud de que quería "despersonalizar" el programa espacial. [51] A Cooper y Conrad se les ocurrió la idea de un parche de misión, similar a los emblemas organizativos usados ​​por las unidades militares. El parche estaba destinado a conmemorar a todos los cientos de personas directamente involucradas, no solo a los astronautas. [52] Cooper y Conrad eligieron un parche de tela bordado con los nombres de los dos miembros de la tripulación, un vagón Conestoga y el lema "8 días o busto" que se refería a la duración esperada de la misión. [53] Webb finalmente aprobó el diseño, pero insistió en la eliminación del eslogan de la versión oficial del parche, sintiendo que ponía demasiado énfasis en la duración de la misión y no en los experimentos, y temiendo que el público pudiera ver la misión como un falla si no duró toda la duración. El parche se usó en el pecho derecho de los uniformes de los astronautas debajo de sus placas de identificación y frente a los emblemas de la NASA que se usan a la izquierda. [53] [54]

La misión se pospuso del 9 al 19 de agosto para dar a Cooper y Conrad más tiempo para entrenar, y luego se retrasó dos días debido a una tormenta. Gemini 5 fue lanzado a las 09:00 el 21 de agosto de 1965. El propulsor Titan II los colocó en una órbita de 163 por 349 kilómetros (101 por 217 millas). La mayor preocupación de Cooper era la pila de combustible. Para que durara ocho días, Cooper tenía la intención de operarlo a baja presión, pero cuando comenzó a bajar demasiado, los controladores de vuelo le aconsejaron que encendiera el calentador de oxígeno. Eventualmente se estabilizó en 49 newtons por centímetro cuadrado (71 psi), más bajo que nunca antes. Mientras MA-9 se había calentado incómodamente, Géminis 5 se enfrió. También hubo problemas con los propulsores del Orbit Attitude y del Sistema de maniobra, que se volvieron erráticos y dos de ellos fallaron por completo. [55]

Gemini 5 originalmente tenía la intención de practicar el encuentro orbital con un vehículo objetivo Agena, pero esto se había pospuesto para una misión posterior debido a problemas con el Agena. [56] No obstante, Cooper practicó llevar su nave espacial a una ubicación predeterminada en el espacio. Esto aumentó la confianza para lograr el encuentro con una nave espacial real en misiones posteriores y, en última instancia, en la órbita lunar. Cooper y Conrad pudieron llevar a cabo todos menos uno de los experimentos programados, la mayoría de los cuales estaban relacionados con la fotografía orbital. [57]

La misión fue interrumpida por la aparición del huracán Betsy en el área de recuperación planificada. Cooper disparó los retrocohetes en la órbita 120. Splashdown estaba a 130 kilómetros (81 millas) del objetivo. Un error informático había fijado la rotación de la Tierra en 360 grados por día, mientras que en realidad es de 360,98. La diferencia fue significativa en una nave espacial. El error habría sido mayor si Cooper no hubiera reconocido el problema cuando el indicador de reentrada indicó que eran demasiado altos e intentó compensar aumentando el ángulo de inclinación de 53 a 90 grados a la izquierda para aumentar la resistencia. Los helicópteros los sacaron del mar y los llevaron al barco de recuperación, el portaaviones USS Lago Champlain. [57]

Los dos astronautas establecieron un nuevo récord de resistencia espacial al viajar una distancia de 3.312.993 millas (5.331.745 km) en 190 horas y 56 minutos, poco menos de ocho días, lo que demuestra que los astronautas podían sobrevivir en el espacio durante el tiempo necesario para ir desde el Tierra a la Luna y viceversa. Cooper se convirtió en el primer astronauta en realizar un segundo vuelo orbital. [58]

Cooper se desempeñó como piloto de comando de respaldo para Gemini 12, la última de las misiones de Gemini, con Gene Cernan como piloto. [59]

Proyecto Apollo Editar

En noviembre de 1964, Cooper participó en la carrera de botes de 500 millas (800 km) de Salton City por 28.000 dólares con el propietario de un caballo de carreras Ogden Phipps y el piloto de carreras Chuck Daigh. [60] Estaban en cuarto lugar cuando un motor roto los obligó a retirarse. Al año siguiente, Cooper y Grissom tuvieron una entrada en la carrera, pero fueron descalificados después de no poder hacer una reunión obligatoria. Cooper compitió en las carreras del Southwest Championship Drag Boat en La Porte, Texas, más tarde en 1965, [61] y en la Regata Orange Bowl de 1967 con el bombero Red Adair. [62] En 1968, participó en las 24 Horas de Daytona con Charles Buckley, el jefe de seguridad de la NASA en el Centro Espacial Kennedy. La noche antes de la carrera, la gerencia de la NASA le ordenó que se retirara debido a los peligros involucrados. [63] Cooper molestó a la dirección de la NASA bromeando con la prensa que "la NASA quiere que los astronautas sean jugadores tiddlywinks". [63]

Cooper fue seleccionado como comandante de respaldo para la misión Apolo 10 de mayo de 1969. Esto lo colocó en la fila para el puesto de Comandante del Apolo 13, de acuerdo con el procedimiento de rotación de tripulación habitual establecido por Slayton como Director de Operaciones de Tripulación de Vuelo. Sin embargo, cuando Shepard, el Jefe de la Oficina de Astronautas, regresó al estado de vuelo en mayo de 1969, Slayton reemplazó a Cooper por Shepard como Comandante de esta tripulación. Posteriormente, esta misión se convirtió en Apolo 14 para darle a Shepard más tiempo para entrenar. [2] [64] La pérdida de este comando colocó a Cooper más abajo en la rotación de vuelo, lo que significa que no volaría hasta uno de los vuelos posteriores, si es que alguna vez lo haría. [sesenta y cinco]

Slayton alegó que Cooper había desarrollado una actitud laxa hacia el entrenamiento durante el programa Gemini para la misión Gemini 5, otros astronautas tuvieron que convencerlo de que ingresara al simulador. [66] Sin embargo, según Walter Cunningham, Cooper y Scott Carpenter fueron los únicos astronautas de Mercury que asistieron consistentemente a clases de geología. [67] Slayton afirmó más tarde que nunca tuvo la intención de rotar a Cooper a otra misión, y lo asignó a la tripulación de respaldo del Apolo 10 simplemente debido a la falta de astronautas calificados con experiencia en comando en ese momento. Slayton notó que Cooper tenía una pequeña posibilidad de recibir el comando del Apolo 13 si hacía un trabajo sobresaliente como comandante de respaldo del Apolo 10, pero Slayton sintió que Cooper no lo hizo. [68]

Consternado por su estancada carrera de astronauta, Cooper se retiró de la NASA y la USAF el 31 de julio de 1970, con el rango de coronel, habiendo volado 222 horas en el espacio. [2] Poco después de divorciarse de Trudy, [69] se casó con Suzan Taylor, una maestra de escuela, en 1972. [69] Tuvieron dos hijas: Colleen Taylor, nacida en 1979 y Elizabeth Jo, nacida en 1980. Permanecieron casados ​​hasta su muerte en 2004. [70]

Después de dejar la NASA, Cooper se desempeñó en varias juntas corporativas y como consultor técnico para más de una docena de empresas en campos que van desde el diseño de embarcaciones de alto rendimiento hasta la energía, la construcción y el diseño de aeronaves. [58] Entre 1962 y 1967, fue presidente de Performance Unlimited, Inc., un fabricante y distribuidor de motores marinos y de carreras, y botes de fibra de vidrio. Fue presidente de GCR, que diseñó, probó y compitió con autos de campeonato, realizó pruebas de neumáticos para autos de carrera y trabajó en la instalación de motores de turbina en autos. Se desempeñó en la junta de Teletest, que diseñó e instaló sistemas de telemetría avanzados Doubloon, que diseñó y construyó equipos de búsqueda de tesoros y Cosmos, que llevó a cabo proyectos de exploración arqueológica. [58]

Como copropietario y director de proyectos de regatas del Profile Race Team de 1968 a 1970, Cooper diseñó y compitió con embarcaciones de alto rendimiento. Entre 1968 y 1974 se desempeñó como consultor técnico en Republic Corp., General Motors, Ford y Chrysler Motor Companies, donde fue consultor en diseño y construcción de diversos componentes automotrices. También fue consultor técnico para Canaveral International, Inc., para lo cual desarrolló productos técnicos y se desempeñó en relaciones públicas en sus proyectos de desarrollo de tierras, y formó parte de la junta directiva de APECO, Campcom LowCom y Crafttech. [58]

Cooper fue presidente de su propia firma de consultoría, Gordon Cooper & amp Associates, Inc., que participó en proyectos técnicos que iban desde campos de aerolíneas y aeroespaciales hasta desarrollo de terrenos y hoteles. [58] De 1973 a 1975, trabajó para The Walt Disney Company como vicepresidente de investigación y desarrollo de Epcot. [58] En 1989, se convirtió en el director ejecutivo de Galaxy Group, Inc., una empresa que diseñó y mejoró aviones pequeños. [71] [72]

En la autobiografía de Cooper, Salto de fe, en coautoría con Bruce Henderson, relató sus experiencias con la Fuerza Aérea y la NASA, junto con sus esfuerzos por exponer una supuesta teoría de la conspiración OVNI. [73] En su reseña del libro, el historiador espacial Robert Pearlman escribió: "Si bien nadie puede discutir con las experiencias de alguien, en el caso de los avistamientos del propio Cooper, encontré algunas dificultades para comprender cómo alguien tan conectado con la tecnología y la ciencia innovadoras abrazar fácilmente ideas como visitas extraterrestres con poco más que evidencia anecdótica ". [74]

Cooper afirmó haber visto su primer OVNI mientras volaba sobre Alemania Occidental en 1951, [75] aunque negó los informes de que había visto un OVNI durante su vuelo de Mercury. [76] El 3 de mayo de 1957, cuando Cooper estaba en Edwards, hizo que un equipo instalara un sistema de aterrizaje de precisión Askania Cinetheodolite en el lecho de un lago seco. Este sistema de cineteodolito podía tomar fotografías a un fotograma por segundo cuando aterrizaba un avión. El equipo estaba formado por James Bittick y Jack Gettys, que empezaron a trabajar en el lugar poco antes de las 08:00, con cámaras tanto fijas como cinematográficas. Según los relatos de Cooper, cuando regresaron más tarde esa mañana, informaron que habían visto un avión de "aspecto extraño, parecido a un platillo" que no emitía ningún sonido ni al aterrizar ni al despegar. [77]

Cooper recordó que estos hombres, que veían aviones experimentales de forma regular como parte de su trabajo, estaban claramente desconcertados. Explicaron cómo el platillo se cernió sobre ellos, aterrizó a 50 yardas (46 m) de distancia usando tres trenes de aterrizaje extendidos y luego despegó mientras se acercaban para ver más de cerca. Llamó a un número especial del Pentágono para informar de tales incidentes, y se le indicó que revelara su película, pero que no hiciera copias de ella, y la enviara al Pentágono de inmediato en una valija de mensajería cerrada. [78] Como Cooper no había recibido instrucciones de no mira los negativos antes de enviarlos, lo hizo. Cooper afirmó que la calidad de la fotografía era excelente, y lo que vio fue exactamente lo que Bittick y Gettys le habían descrito. Esperaba que hubiera una investigación de seguimiento, ya que una aeronave de origen desconocido había aterrizado en una instalación militar clasificada, pero nunca más se supo del incidente. Nunca pudo rastrear lo que sucedió con esas fotos, y asumió que terminaron yendo a la investigación OVNI oficial de la Fuerza Aérea, Proyecto Libro Azul, que tenía su base en la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson. [78]

Cooper afirmó hasta su muerte que el gobierno de los EE. UU. Estaba encubriendo información sobre ovnis. Señaló que había cientos de informes hechos por sus compañeros pilotos, muchos provenientes de pilotos de aviones militares enviados para responder al radar o avistamientos visuales. [42] En sus memorias, Cooper escribió que había visto aviones inexplicables varias veces durante su carrera y que se habían realizado cientos de informes. [42] En 1978 testificó ante la ONU sobre el tema. [79] A lo largo de su vida posterior, Cooper expresó repetidamente en entrevistas que había visto ovnis y describió sus recuerdos para el documental de 2002. Inesperadamente. [42]

[80] Cooper murió a los 77 años de insuficiencia cardíaca en su casa en Ventura, California, el 4 de octubre de 2004. Cooper fue el último estadounidense en haber volado una misión en solitario en el espacio hasta que, el 21 de junio de 2004, Mike Melvill pilotó SpaceShipOne. a una altitud de 100,1 kilómetros (62,2 millas) en su primer vuelo espacial. [81] [70]

Una porción de las cenizas de Cooper (junto con las de Star Trek el actor James Doohan y otros 206) fue lanzado desde Nuevo México el 29 de abril de 2007, en un vuelo conmemorativo suborbital por un cohete de sondeo UP Aerospace SpaceLoft XL de propiedad privada. La cápsula que transportaba las cenizas cayó hacia la Tierra como estaba planeado y se perdió en un paisaje montañoso. La búsqueda se vio obstaculizada por el mal tiempo, pero al cabo de unas semanas se encontró la cápsula y las cenizas que transportaba fueron devueltas a las familias. [82] [83] [84] Las cenizas se lanzaron luego en el Exploradores misión orbital el 3 de agosto de 2008, pero se perdieron cuando el cohete Falcon 1 falló a los dos minutos de vuelo. [84] [85]

El 22 de mayo de 2012, otra parte de las cenizas de Cooper estaba entre las de 308 personas incluidas en el vuelo de demostración 2 de SpaceX COTS que tenía como destino la Estación Espacial Internacional. [84] Este vuelo, utilizando el vehículo de lanzamiento Falcon 9 y la cápsula Dragon, no fue tripulado. La segunda etapa y el depósito funerario permanecieron en la órbita inicial en la que se insertó el Dragon C2 + y se quemaron en la atmósfera de la Tierra un mes después. [86]


Ver lo invisible

Aprendemos una lección sobre esto de Jesús. En el Evangelio de Marcos, Jesús causó revuelo cuando perdonó los pecados de un paralítico. Como señalaron los escribas, perdonar los pecados era un privilegio de Dios, no del hombre. Además, ¿cómo podría alguien saber si Jesús estaba diciendo la verdad? Es fácil hacer afirmaciones sobre un reino invisible que no se puede probar.

Jesús entendió esto, así que le dio a la gente algunas pruebas tangibles. Él dijo: “'Para que sepas que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados' —le dijo al paralítico— 'Yo te digo: levántate, toma tu camilla y vete a casa'” ( Marcos 2: 10-11)

Esta curación sobrenatural fue un evento histórico, lo que los biógrafos de Jesús llamaron un "milagro que atestigua". Jesús les dio algo que podían ver en el ámbito físico para corroborar una afirmación que estaba haciendo sobre algo que no podían ver en el ámbito espiritual. La historia demostró religión. Hechos fundamentados en la fe.

El registro histórico en la Biblia hebrea tiene el mismo propósito. El gran acto redentor en la historia de los judíos fue su escape de la esclavitud en Egipto. En los escritos de Moisés encontramos un registro histórico de los eventos que llevaron a este éxodo.

Si pudiéramos mostrar que estos eventos tuvieron lugar en gran medida como se describe en este relato, que diez plagas que culminaron con la muerte del primogénito de Ramsés II sacudieron los cimientos de la nación más grande de la tierra en ese momento, y que los hebreos luego escaparon a través del Mar Rojo con el ejército egipcio destruido a su paso, ¿no sería justo decir que esta historia tiene un significado "religioso"?

El registro en sí mismo lo afirma. En Éxodo 9:14 encontramos esta declaración: "Por este tiempo enviaré todas Mis plagas sobre ti, tus siervos y tu pueblo, para que sepas que no hay nadie como Yo en toda la tierra". 5 Una vez más, una serie de eventos históricos observables (plagas) estaban destinados a verificar verdades espirituales no observables.

La resurrección de Jesús de Nazaret tiene el mismo propósito en el Nuevo Testamento. Si, usando los cánones aceptados de la investigación histórica, demostramos que Jesús resucitó de entre los muertos, como cuatro registros detallados diferentes de la vida de Jesús, ¿no sería razonable concluir que este hecho tiene algo que ver con la veracidad del ¿Fe cristiana?

El apóstol Pablo así lo pensó. Dijo que si Jesús no había resucitado de entre los muertos, entonces los cristianos, de entre todas las personas, deberían ser dignos de lástima. 6 La veracidad del cristianismo, al igual que la veracidad del antiguo judaísmo, está necesariamente ligada a los acontecimientos históricos. Estos reclamos redentores no pueden separarse de los hechos de la historia, porque la historia es un registro de los actos redentores en sí mismos.


Crónicas de Caprock: Historia de la película South Plains: "Salto de fe", segunda parte

Nota del editor: Jack Becker es el editor de Caprock Chronicles y es bibliotecario de las Bibliotecas de Texas Tech University. Puede ser contactado en [email protected] El artículo de Today & rsquos sobre películas del oeste de Texas es el segundo de una serie de dos partes de Chuck Lanehart, abogado e historiador de Lubbock. En la primera parte, se examinaron varias películas filmadas o ambientadas en las llanuras del sur y el oeste de Texas.

'Leap of Faith', una comedia dramática de 1992 protagonizada por Steve Martin y Debra Winger, cuenta la historia de un curandero corrupto varado en la ciudad ficticia de Rustwater, Kansas, asolada por la sequía. Filmada en Plainview, Groom, Claude, Happy y Tulia, los residentes de South Plains fueron reclutados como extras para la película.

Los papeles secundarios en la película fueron interpretados por actores poco conocidos que alcanzarían el estrellato: Liam Neeson, Philip Seymour Hoffman y Lukas Haas. La estrella de rock Meat Loaf interpretó a un conductor de autobús.

Varias escenas de Plainview se filmaron en lo que entonces se llamaba Quick Lunch Cafe, ahora conocido como Broadway Brew. Según el gerente de locaciones, Bill Bowling, el café fue elegido por su interés. Tiene integridad arquitectónica de la época. No es de plastico. Es único en su clase. & Rdquo

Una escena fue filmada en Plainview & rsquos Granada Theatre. Los diarios de películas matutinas se revisaron en el auditorio del Museo Jimmy Dean. La escena de la mariposa monarca se filmó en Tulia, y una escena de avivamiento de una tienda de campaña se filmó en Groom.

En 2017, en la celebración del 25 aniversario del rodaje de la película en Plainview, el director Richard Pearce dijo que el área fue elegida y no solo por su fotogénico paisaje de cielo grande en el oeste de Texas, sino también porque parecía estar en el epicentro literal de uno de las regiones agrícolas más secas del país y rsquos. Plainview sería el lugar perfecto para ambientar esta historia ficticia de un pequeño pueblo que experimenta una sequía devastadora.

& ldquoEl único problema fue que cuando llegamos para filmar la película, la ciudad de Plainview había tenido uno de los manantiales más húmedos que cualquiera pudiera recordar. El resultado fue que no importaba dónde mirase, los campos alrededor de Plainview eran de un verde fluorescente brillante con el & lsquomiracle & rsquo de la agricultura de secano. & Rdquo

La abogada de Lubbock, Helen Liggett, fue elegida como foto doble de Winger & rsquos. La hija de Helen & rsquos, Anna, de ocho años, apareció como la niña rubia retenida en la escena final de la película.

Helen dijo: "Steve Martin fue muy amable, pero, irónicamente, nunca conocí a Debra Winger". Genial para mí, ya que soy un gran fan de Rocky Horror Picture Show y rsquo.

Helen se tomó unas vacaciones y pasó unos ocho días filmando durante dos semanas en Plainview. Recuerda que le pagaron, pero no cuánto, y estaba un poco molesta porque no recibió un crédito de pantalla. & ldquoLa única escena que realmente recuerdo fue la filmada desde lo alto de un silo del camión conducido por Mike Martin & mdashSteve Martin & rsquos double & mdash conmigo como pasajero: no muy emocionante. & rdquo

El arquitecto de Lubbock, Michael Martin, escuchó que se buscaba a niños y adultos como extras y llevó a sus dos hijos a Plainview para las pruebas. Con el pelo blanco y tupido y una constitución similar, Michael podría pasar fácilmente por Steve Martin. Se encontró en una sala de espera de imitaciones de Steve Martin y Debra Winger, llamados uno por uno para audiciones.

Michael fue elegido como el doble de Steve Martin y describe la experiencia como un torbellino prolongado, trabajando de 10 a 12 horas al día, seis días a la semana, con todas las comidas proporcionadas, durante un período de ocho semanas en el verano.

"Trabajé con varios suplentes para Debra Winger, pero recuerdo un día especial trabajando con Helen Liggett", dijo Michael. & ldquoEstábamos esperando que llevaran una cámara hasta lo alto de un elevador de granos. Varios niños se acercaron a nosotros para pedirnos autógrafos. No estoy seguro de que creyeran que éramos los & lsquoreal & rsquo Steve y Debra. Le susurré a Helen: "Vamos a darles los autógrafos". Yo & rsquoll firmo mi propio nombre. Firmas a Debra Winger y aumentará su estima en la comunidad. & Rsquo

& ldquoEl primer día que conocí a Steve Martin, me colocaron frente a la Oficina del Sheriff del condado de Hale. El director me indicó que saliera del edificio, me subiera al camión y me fuera. Lo ensayé varias veces. Llamaron por radio a Steve al set. Nos presentamos y el director le dio instrucciones. Llamaron & lsquoAction! & Rsquo; Steve intentó lo que yo había estado haciendo, pero al director no le gustó cómo conducía. Steve se subió al lado del pasajero y dijo '¡Está bien, Mike, muéstrame cómo lo hiciste!'

Michael recordó haber filmado una escena de apertura de la película en su último día de trabajo. & ldquoEra casi el amanecer cuando cargué con el último suplente de Debra para un desfile por Happy. No estoy seguro de cuál era la población de Happy en ese momento, pero todos ellos y más se alineaban en la carretera y saludaban extasiados mientras las cámaras rodaban. Repetimos lo mismo varias veces.

& ldquoSé dónde aparezco en la película, pero ese es un secreto del mundo del espectáculo. Si te lo dijera, tendría que matarte ”, bromeó Michael. & ldquoLa película no alcanzó la perfección, pero todos en el área, incluyéndome a mí, disfrutamos de su realización. & rdquo


Salto de fe

La frase se atribuye comúnmente a Søren Kierkegaard, sin embargo, nunca usó el término, ya que se refirió a un salto cualitativo. Un salto de fe según Kierkegaard implica circularidad en la medida en que se da el salto por fe. [1] En su libro Posdata final no científica, describe la parte central del acto de fe: el salto. “El pensamiento puede volverse hacia sí mismo para pensar sobre sí mismo y puede surgir el escepticismo. Pero este pensamiento sobre sí mismo nunca logra nada ". Kierkegaard dice que pensar debería servir para pensar en algo. Kierkegaard quiere acabar con la "autorreflexión del pensamiento" y ese es el movimiento que constituye un salto. [2] Está en contra de que la gente piense todo el día sobre la religión sin hacer nada, pero también está en contra de los programas y opiniones externos sobre la religión. En cambio, Kierkegaard está a favor del movimiento interno de la fe.[3] Él dice, "donde el cristianismo quiere tener interioridad, la cristiandad mundana quiere exterioridad, y donde el cristianismo quiere exterioridad, la cristiandad mundana quiere interioridad". [4] Pero, por otro lado, también dice: "Cuanto menos exterioridad, más interioridad si realmente está allí, pero también es el caso de que cuanto menos exterioridad, mayor es la posibilidad de que la interioridad no llegue por completo. La exterioridad es el vigilante que despierta al durmiente la exterioridad es la madre solícita que llama a uno la exterioridad es el pase de lista que pone al soldado en pie la exterioridad es la diana que ayuda a uno a hacer el gran esfuerzo pero la ausencia del exterioridad puede significar que la interioridad misma llama interiormente a una persona - ¡ay! - pero también puede significar que la interioridad no llegará ". [5] "Lo más terrible de todo es una existencia personal que no puede fusionarse en una conclusión", [6] según Kierkegaard. Preguntó a sus contemporáneos si alguno de ellos había llegado a una conclusión sobre algo o si cada nueva premisa cambiaba sus convicciones.

David F. Swenson describió el salto en su artículo de 1916 El anti-intelectualismo de Kierkegaard utilizando algunas de las ideas de Kierkegaard.

H2 más O se convierte en agua y el agua se convierte en hielo, de un salto. El cambio de movimiento a reposo, o viceversa, es una transición que no se puede interpretar lógicamente.Este es el principio básico de la dialéctica de Zenón, y también se expresa en las leyes del movimiento de Newton, ya que la fuerza externa por la cual se efectúa tal cambio no es una consecuencia de la ley, pero tiene como premisa externa al sistema con el que partimos. Por lo tanto, es trascendente y no racional, y su nacimiento solo puede entenderse como un salto. De la misma manera, todo sistema causal presupone un entorno externo como condición del cambio. Cada transición del detalle de una inducción empírica a la idealidad y universalidad del derecho es un salto. En el proceso real de pensar, tenemos el salto mediante el cual llegamos a la comprensión de una idea o un autor. [7]

Así se describió el salto en 1950 y luego en 1960.

Kierkegaard coincidió con Lessing, un dinamista alemán, en que la verdad está en la búsqueda de un objeto, no en el objeto buscado. Es otro caso de "acto que se realiza a sí mismo". Si Dios tuviera la verdad en una mano y la eterna búsqueda de ella en la otra, elegiría la segunda mano según Lessing. La verdad religiosa concierne al individuo y solo al individuo, y es el modo personal de apropiación, el proceso de realización, el dinamismo subjetivo lo que cuenta. De Lessing, escribe Kierkegaard con aprobación. Pero si estamos constantemente ocupados en el esfuerzo inmanente de nuestra propia subjetividad, ¿cómo vamos a ascender al conocimiento de un Dios trascendente a quien el pensamiento tradicional declara ser conocido incluso por la razón? Lessing y Kierkegaard declaran de manera típica que no existe un puente entre el conocimiento histórico finito y la existencia y la naturaleza de Dios. Esta brecha solo se puede cruzar con un "salto". La fe es una experiencia completamente irracional y, sin embargo, paradójicamente, es el deber más alto de un cristiano. Aunque, como observa Thomte, no es una creencia espontánea, la fe es, sin embargo, algo ciego, inmediato y decisivo. Tiene el carácter de un "acto de resignación". No tiene mediación y es a-intelectual, muy parecido a la prueba de Kant de la existencia de Dios. La naturaleza no da saltos, según la máxima de Leibniz. Pero la fe, según Kierkegaard, debe hacerlo de forma radical. [8]

Al igual que Dostoievski, Kierkegaard, que desempeña un papel importante en la lucha espiritual por el significado por parte del escritor moderno, se deshizo de las ataduras de la lógica y de la tiranía de la ciencia. Mediante la dialéctica del "salto", intentó trascender tanto la etapa estética como la ética. Completamente solo, separado de sus semejantes, el individuo se da cuenta de su propia nada como condición preliminar para abrazar la verdad de Dios. Solo cuando el hombre se da cuenta de su propia no entidad, una experiencia que es puramente subjetiva e incomunicable, recupera su yo real y se para en la presencia de Dios. Ésta es la mística redescubierta por el hombre del siglo XX, el salto del exterior al interior, del racionalismo a la subjetividad, la revelación, que es inefable, de la realidad del Absoluto. [9]

Kierkegaard describe "el salto" utilizando la famosa historia de Adán y Eva, en particular el cualitativo de Adán. salto en el pecado. El salto de Adán significa un cambio de una cualidad a otra, principalmente la cualidad de no poseer pecado a la cualidad de poseer pecado. Kierkegaard sostiene que la transición de una cualidad a otra sólo puede tener lugar mediante un "salto". [10] Cuando ocurre la transición, uno pasa directamente de un estado al otro, sin poseer nunca ambas cualidades. "El momento se relaciona con la transición del uno a los muchos, de los muchos al uno, de la semejanza a la desemejanza, y que es el momento en el que no hay ni uno ni muchos, ni un ser determinado ni un ser combinado . " [11] "En el Momento el hombre se vuelve consciente de que ha nacido porque su estado antecedente, al que no puede aferrarse, fue uno de no-ser. En el Momento el hombre también se vuelve consciente del nuevo nacimiento, porque su estado antecedente fue uno del no-ser ". [12]

Kierkegaard sintió que un acto de fe era vital para aceptar el cristianismo debido a las paradojas que existen en el cristianismo. En sus libros Fragmentos filosóficos y Posdata final no científica, Kierkegaard profundiza en las paradojas que presenta el cristianismo. Moses Mendelssohn hizo lo mismo cuando Johann Kaspar Lavater le exigió discutir por qué no quería convertirse en cristiano. Tanto Kierkegaard como Mendelssohn conocían las dificultades involucradas al discutir temas religiosos:

"Como con tanta asiduidad busqué evitar una explicación en mi propio apartamento en medio de un pequeño número de hombres dignos, de cuyas buenas intenciones tenía todos los motivos para estar persuadido, podría haberse inferido razonablemente que una explicación pública sería extremadamente repugnante para mí. " [13]

El uso de Kierkegaard del término "salto" fue en respuesta a "La zanja de Lessing" que fue discutido por Gotthold Ephraim Lessing (1729-1781) en sus escritos teológicos. [14] Kierkegaard estaba en deuda con los escritos de Lessing de muchas maneras. Lessing trató de luchar directamente contra el cristianismo racional y, cuando falló, lo hizo indirectamente a través de lo que Kierkegaard llamó "construcciones imaginarias". [15] Ambos pueden estar en deuda con Jean-Jacques Rousseau.

Rousseau usó la idea en su libro de 1762 Emile como esto:

Si cuento la simple y llana historia de sus inocentes afectos, me acusarás de frivolidad, pero te equivocarás. No se presta suficiente atención al efecto que la primera conexión entre el hombre y la mujer está destinada a producir en la vida futura de ambos. La gente no ve que una primera impresión tan vivida como la del amor, o el gusto que reemplaza al amor, produce efectos duraderos cuya influencia perdura hasta la muerte. Los trabajos sobre educación están repletos de relatos prolijos e innecesarios de los deberes imaginarios de los niños, pero no se dice ni una palabra sobre la parte más importante y más difícil de su educación, la crisis que forma el puente entre el niño y el hombre. Si alguna parte de esta obra es realmente útil será porque me he extendido mucho sobre este tema, tan esencial en sí mismo y tan descuidado por otros autores, y porque no me he dejado desanimar ni por la falsa delicadeza ni por por las dificultades de expresión. La historia de la naturaleza humana es un romance justo. ¿Tengo la culpa si no se encuentra en otro lugar? Estoy intentando escribir la historia de la humanidad. Si mi libro es un romance, la culpa es de aquellos que depravan a la humanidad.

Esto se sustenta en otra razón por la que no estamos ante un joven entregado desde la niñez al miedo, la codicia, la envidia, el orgullo, y todas esas pasiones que son las herramientas comunes del maestro de escuela que tenemos que ver con un joven que no solo está en amor por primera vez, pero con alguien que también está experimentando su primera pasión de cualquier tipo, muy probablemente será la única pasión fuerte que conocerá, y de ella depende la formación final de su carácter. Su modo de pensar, sus sentimientos, sus gustos, determinados por una pasión duradera, están a punto de volverse tan fijos que serán incapaces de seguir cambiando.

Emile por Jean Jacques Rousseau, traducción de Foxley [16]

Immanuel Kant (1724-1804) usó el término en su ensayo de 1784, Respondiendo a la pregunta: ¿Qué es la iluminación? Kant escribió:

Los dogmas y las fórmulas, estas herramientas mecánicas diseñadas para un uso razonable, o más bien para el abuso, de sus dones naturales, son las cadenas de una eterna no edad. El hombre que los arroja daría un salto incierto por el foso más estrecho, porque no está acostumbrado a esa libertad de movimiento. Por eso son pocos los hombres que caminan con firmeza y que han salido de la no-edad cultivando sus propias mentes. Sin embargo, es más posible que el público se ilumine a sí mismo, si solo se le da libertad, la iluminación es casi inevitable. Siempre habrá algunos pensadores independientes, incluso entre los autoproclamados guardianes de la multitud. Una vez que tales hombres se hayan liberado del yugo de la no vejez, difundirán sobre ellos el espíritu de una apreciación razonable del valor del hombre y de su deber de pensar por sí mismo. [17]

Lessing dijo que "las verdades accidentales de la historia nunca pueden convertirse en la prueba de las verdades necesarias de la razón". Kierkegaard señala que también dijo que "las verdades contingentes de la historia nunca pueden convertirse en demostraciones de las verdades necesarias de la razón". [18] A Kierkegaard le gustaba Lessing porque "tenía un don muy poco común de explicar lo que él mismo había entendido. Con eso se detuvo en nuestros días la gente va más allá y explica más de lo que ellos mismos han entendido". [19]

Todos creemos que vivió un Alejandro que en poco tiempo conquistó casi toda Asia. Pero, ¿quién, sobre la base de esta creencia, arriesgaría algo de gran valor permanente, cuya pérdida sería irreparable? ¿Quién, como consecuencia de esta creencia, renunciaría para siempre a todo conocimiento que estuviera en conflicto con esta creencia? Ciertamente no yo. Ahora no tengo ninguna objeción que levantar contra Alejandro y su victoria: pero aún podría ser posible que la historia se basara en un mero poema de Choerilus, así como el asedio de Troya durante veinte años no depende de una autoridad mejor que la poesía de Homero. . Si por motivos históricos no tengo ninguna objeción a la afirmación de que Cristo resucitó a un hombre muerto, ¿debo, por tanto, aceptar como cierto que Dios tiene un Hijo que es la misma esencia que él? [20]

Lessing se opone a lo que yo llamaría cuantificarse a uno mismo en una decisión cualitativa. Él cuestiona la transición directa de la confiabilidad histórica a una decisión sobre una felicidad eterna. No niega que lo que se dice en las Escrituras sobre milagros y profecías es tan confiable como otros informes históricos; de hecho, es tan confiable como pueden serlo los informes históricos en general. Pero ahora, si sólo son tan fiables como este por qué se les trata como si fueran infinitamente más fiables, precisamente porque se quiere basar en ellos la aceptación de una doctrina que es la condición para una felicidad eterna, es decir, basar una felicidad eterna sobre ellos. Como todos los demás, Lessing está dispuesto a creer que un Alejandro que subyugó a toda Asia vivió una vez, pero ¿quién, sobre la base de esta creencia, arriesgaría algo de gran valor permanente, cuya pérdida sería irreparable? [21]

Kierkegaard tiene a Don Juan en Cualquiera o acompañar a las jóvenes "todas en la peligrosa edad de no ser ni mayores ni niñas" al "otro lado de la zanja de la vida" mientras él, él mismo, "baila sobre el abismo" sólo para "hundirse instantáneamente en las profundidades. " [22] Hace que Don Juan "predique el evangelio del placer" a Elvira y la seduzca del convento y se pregunta si hay un sacerdote que pueda "predicar el evangelio del arrepentimiento y el remordimiento" con el mismo poder que Don Juan predicó su evangelio. . [23] Tanto Lessing como Kierkegaard están discutiendo la agencia que uno podría usar para basar su fe. ¿Proporciona la historia todas las pruebas necesarias para cruzar ese "feo y ancho foso"? [24] ¿O no existe "una transición directa e inmediata al cristianismo"? [25] ¿Se hace cristiano "en el cumplimiento de los tiempos", como dice Kierkegaard [26], o hay "sólo una prueba del espíritu y esa es la prueba del espíritu dentro de uno mismo? Quien exige algo más, puede obtener pruebas en superabundancia, pero ya se caracteriza por su falta de espíritu ". [27]

También escribe sobre esto en su Posdata final no científica:

Si la deliberación dialéctica desnuda muestra que no hay aproximación, que querer cuantificarse en la fe por este camino es un malentendido, un engaño, que querer preocuparse por tales deliberaciones es una tentación para el creyente, una tentación que él, manteniéndose en la pasión de la fe, debe resistir con todas sus fuerzas, para que no acabe con su éxito en cambiar la fe en otra cosa, en otro tipo de certeza, en la sustitución de probabilidades y garantías, que fueron rechazadas cuando él mismo, desde el principio, hizo el cualitativo. transición del salto de incrédulo a creyente - si esto es así, entonces todos los que, no del todo ajenos a la cientificidad erudita y no desprovistos de la voluntad de aprender, lo han entendido de esta manera también deben haber sentido su posición de apuros cuando estaba admirado aprendió a pensar con mezquindad en su propia insignificancia frente a los que se distinguían por el saber y la perspicacia y merecían renombre, de modo que, buscando la culpa En sí mismo, volvía una y otra vez a ellos, y cuando estaba abatido tenía que admitir que él mismo tenía razón. . Cuando alguien va a saltar, ciertamente debe hacerlo solo y también debe estar solo para comprender adecuadamente que es una imposibilidad. … El salto es la decisión. . Estoy acusando al individuo en cuestión de no estar dispuesto a detener la infinidad de reflexiones. ¿Estoy pidiendo algo de él, entonces? Pero por otro lado, de una manera genuinamente especulativa, asumo que la reflexión se detiene por sí sola. ¿Por qué, entonces, le pido algo? ¿Y qué le pido? Necesito una resolución. Y en eso tengo razón, porque sólo así se puede detener la reflexión. Pero, por otro lado, nunca es correcto que un filósofo se burle de la gente y en un momento haga que la reflexión se detenga por sí sola en el principio absoluto, y en el momento siguiente se burle de alguien que tiene un solo defecto, que él es lo bastante obtuso para creer lo primero, se burla de él para ayudarlo de esta manera al comienzo absoluto, que luego ocurre de dos maneras. Pero si se requiere una resolución, se abandona la ausencia de presupuestos. El comienzo puede ocurrir sólo cuando se detiene la reflexión, y la reflexión sólo se puede detener por otra cosa, y esta otra cosa es algo completamente diferente de lo lógico, ya que es una resolución. [28]

La implicación de tomar un salto de fe puede, dependiendo del contexto, tener connotaciones positivas o negativas, ya que algunos sienten que es una virtud poder creer en algo sin evidencia, mientras que otros sienten que es una tontería. Es un concepto teológico y filosófico muy controvertido. Por ejemplo, la asociación entre "fe ciega" y religión es disputada por aquellos con principios deístas que argumentan que la razón y la lógica, más que la revelación o la tradición, deberían ser la base de la creencia "de que Dios ha existido en forma humana, nació y creció ". Jesús es la "paradoja", la "paradoja absoluta". [29] Cuando el cristianismo se convierte en una empresa académica, uno tiende a "reflejarse en el cristianismo", pero Kierkegaard dice que uno debe "reflejarse en otra cosa y volverse, cada vez más simple, cristiano". [30]

A Kierkegaard le preocupaba que las personas pasaran toda su vida tratando de definir el cristianismo, el amor, Dios, la Trinidad, el pecado, etcétera, y nunca llegaran a la tarea de "realmente" tomar una decisión a tiempo para convertirse en un cristiano que luego pudiera actuar. sobre la base de esa decisión. Habló de la relación interna y externa que existe en la fe. "Comparada con la noción hegeliana de que lo externo es lo interno y lo interno lo externo, ciertamente es extremadamente original. Pero sería aún más original si el axioma hegeliano no solo fuera admirado por la época actual, sino que también tuviera un poder retroactivo para abolir , históricamente hacia atrás, la distinción entre la Iglesia visible e invisible. La Iglesia invisible no es un fenómeno histórico como tal, no puede ser observado objetivamente en absoluto, porque está sólo en la subjetividad ". [31] Tiene que haber un equilibrio entre el conocimiento objetivo y subjetivo. Hegel fue al lado objetivo extremo, por lo que Kierkegaard decidió ir al lado subjetivo extremo.

La decisión descansa en el sujeto, la apropiación es la interioridad paradójica que es específicamente diferente de toda otra interioridad. Ser cristiano no se define por el "qué" del cristianismo sino por el "cómo" del cristiano. Este "cómo" sólo puede encajar en una cosa, la paradoja absoluta. Por lo tanto, no se habla vagamente de que ser cristiano significa aceptar y aceptar, y aceptar de manera completamente diferente, apropiarse, tener fe, apropiarse en la fe de manera completamente diferente (nada más que definiciones retóricas y falsas) pero tener fe está específicamente calificado de manera diferente. de toda otra apropiación e interioridad. La fe es la incertidumbre objetiva con la repulsión del absurdo, retenida en la pasión de la interioridad, que es la relación de la interioridad intensificada hasta lo más alto. Esta fórmula se ajusta sólo al que tiene fe, a nadie más, ni siquiera a un amante, ni a un entusiasta, ni a un pensador, sino única y exclusivamente al que tiene fe, que se relaciona con la paradoja absoluta. [32]

Incluso algunos reinos de pensamiento teístas no están de acuerdo con las implicaciones que conlleva esta frase. Por ejemplo, C. S. Lewis argumenta en contra de la idea de que el cristianismo requiere un "acto de fe" (como se entiende más comúnmente el término). Uno de los argumentos de Lewis es que el sobrenaturalismo, un principio básico del cristianismo, puede inferirse lógicamente basándose en un argumento teleológico sobre la fuente de la razón humana. No obstante, algunos cristianos son menos críticos con el término y aceptan que la religión requiere un "acto de fe".

Lo que a menudo se pasa por alto es que el propio Kierkegaard era un luterano escandinavo ortodoxo en conflicto con el establecimiento teológico liberal de su época. Sus obras se construyeron unas sobre otras y culminaron con la concepción luterana ortodoxa de un Dios que acepta incondicionalmente al hombre, siendo la fe misma un don de Dios, y que la posición moral más elevada se alcanza cuando una persona se da cuenta de esto y, ya no depende de ella ni de ella. él mismo, da el salto de la fe a los brazos de un Dios amoroso. En un contexto luterano, el acto de fe se vuelve mucho más claro.

Supongamos que el propio Jacobi ha dado el salto. Supongamos que con la ayuda de la elocuencia logra persuadir a un alumno de que quiera hacerlo. Entonces el alumno tiene una relación directa con Jacobi y, en consecuencia, él mismo no viene a dar el salto. La relación directa entre un ser humano y otro es, naturalmente, mucho más fácil y gratifica las simpatías y las propias necesidades de forma mucho más rápida y ostensiblemente más fiable. Se entiende directamente, y no hace falta esa dialéctica del infinito para mantenerse infinitamente resignado e infinitamente entusiasta en la simpatía del infinito, cuyo secreto es la renuncia a la fantasía de que en su relación con Dios un ser humano no es. el igual de otro, que convierte al presunto maestro en un aprendiz que se atiende a sí mismo y hace de toda enseñanza una broma divina, porque todo ser humano es esencialmente enseñado únicamente por Dios. [32]

Jacobi, Hegel y C.S. Lewis escribieron sobre el cristianismo de acuerdo con su entendimiento, pero Kierkegaard no quería hacer eso. Sintió que era demasiado peligroso poner por escrito lo más sagrado para él. Dijo: "Ni siquiera lo que estoy escribiendo aquí es mi significado más íntimo. No puedo confiar en el papel de esa manera, aunque lo veo en lo que está escrito. ¡Piensa en lo que podría pasar! El papel podría desaparecer, podría haber un incendio". donde vivo y podría vivir en la incertidumbre de si se quemó o aún existía podría morir y así dejarlo atrás podría perder la cabeza y mi ser más íntimo podría estar en manos ajenas podría quedarme ciego y no ser capaz de encontrar yo mismo, no sé si me quedé con él en mis manos sin preguntarle a nadie más, no sé si mintió, si estaba leyendo lo que estaba escrito allí o algo más para sondearme ". Kierkegaard opinaba que la fe es algo diferente de otras cosas: inexplicable e inexplicable. Cuanto más una persona trata de explicar la fe personal a otra, más se enreda esa persona en el lenguaje y la semántica, pero el "recuerdo" es "das Zugleich, el todo a la vez ", que siempre lo trae de vuelta a sí mismo. [33]

Quizás siempre ha faltado al mundo lo que podría llamarse individualidades auténticas, subjetividades decisivas, aquellas artísticamente impregnadas de reflexión, los pensadores independientes que se diferencian de los bramidos y de los didácticos. Cuanto más objetivo se vuelven el mundo y las subjetividades individuales, más difícil se vuelve con las categorías religiosas, que están precisamente en la esfera de la subjetividad. Por eso es casi una exageración irreligiosa querer ser histórico-mundial, académico-científico y objetivo con respecto a lo religioso. Pero no he convocado a Lessing para tener alguien a quien apelar, porque incluso querer ser lo suficientemente subjetivo como para apelar a otra subjetividad ya es un intento de volverse objetivo, es un primer paso para conseguir el voto mayoritario del lado de uno y del Dios de uno. -La relación transformada en una empresa especulativa sobre la base de la probabilidad y la asociación y los socios accionistas es el primer paso para volverse objetivo. [34]

Kierkegaard se apegó a su concepto del cristianismo como una lucha interior en la que el individuo individual se encuentra ante Dios en lugar de ante los demás. Porque estar ante Dios es donde ocurre la lucha decisiva de cada individuo. Cada individuo que tiene un "interés" en convertirse en cristiano tiene una relación con Dios que es diferente de cualquier otro individuo. Cuanto más miramos a "otros" para nuestra relación con Dios, más tenemos una relación simulada y mediada con una idea. La idea, o ideal, no es la más alta. Pero sacar la idea del papel o del tablero de dibujo y ponerla en práctica en la vida es lo absoluto para el cristiano. En Obras de amor (1847) escribió: "El amor al prójimo no quiere ser cantado, quiere cumplirse". [35] Lo puso de esta manera en Tres discursos sobre ocasiones imaginadas (1845), en Posdata final no científica (1846), en Obras de amor (1847), y en Enfermedad hasta la muerte (1849).

Ah, es mucho más fácil mirar a la derecha y a la izquierda que mirarse a uno mismo, mucho más fácil regatear y regatear, así como también es mucho más fácil subestimar que callar, pero lo más difícil sigue siendo la única cosa. necesario. Incluso en la vida diaria, todos experimentan que es más difícil pararse directamente ante la persona de distinción, directamente ante su majestad real, que moverse entre la multitud para estar solo y en silencio directamente ante el experto agudo, es más difícil que hablar en un tono de voz. armonía común de iguales, por no hablar de estar solo directamente ante el Santo y estar en silencio. [36]

¿Dónde está el límite para el individuo en su existencia concreta entre lo que es la falta de voluntad y lo que es la falta de capacidad, lo que es la indolencia y el egoísmo terrenal y lo que es la limitación de la finitud? Para una persona existente, ¿cuándo termina el período de preparación, cuando esta pregunta no volverá a surgir en toda su gravedad inicial y problemática, cuándo es el tiempo de existencia que es de hecho una preparación? Dejemos que todos los dialécticos se reúnan; no podrán decidir esto para un individuo en particular en concreto. [37]

La forma más baja de ofensa, humanamente hablando la más inocente, es dejar indeciso todo el asunto de Cristo, pronunciar en efecto: "No pretendo juzgar el asunto que no creo, pero no juzgo". La siguiente forma de ofensa es la negativa, pero pasiva. Ciertamente siente que no puede hacer caso omiso de Cristo, dejar este asunto de Cristo en suspenso y llevar una vida ocupada es algo de lo que es incapaz. Pero creer es algo que no puede hacer. O bien, se queda mirando fijamente al mismo punto, a la paradoja ... La etapa final de la ofensa es la forma positiva. Declara que el cristianismo es mentira y mentira. Niega a Cristo (que ha existido y que es el que él dice ser) ya sea Doceticamente o racionalista, de modo que o Cristo no se convierte en un ser humano particular, sino que solo parece hacerlo, o se convierte solo en un ser humano particular. [38]

Pero cuando es un deber amar, entonces no se necesita ninguna prueba ni la temeridad insultante de querer probar, entonces el amor es más alto que cualquier prueba que ya haya superado la prueba en el mismo sentido que la fe "más que vence". La prueba siempre está relacionada con la posibilidad; siempre es posible que lo que se está probando no resista la prueba. Por lo tanto, si alguien quisiera probar si tiene fe, o tratar de obtener fe, esto realmente significa que se impedirá a sí mismo alcanzar la fe, se sumergirá en la inquietud del anhelo donde la fe nunca se gana, porque "creerás". [39]

Supongamos que hubiera dos hombres: un hombre de doble ánimo, que cree haber ganado la fe en una Providencia amorosa, porque él mismo ha experimentado el haber sido ayudado, aunque haya despedido con dureza a un enfermo al que podría haber ayudado y a otro hombre. cuya vida, por el amor devoto, fue un instrumento en la mano de la Providencia, de modo que ayudó a muchos que sufrían, aunque la ayuda que él mismo había deseado le seguía negando de año en año. ¿Cuál de estos dos estaba realmente convencido de que hay una Providencia amorosa que se preocupa por los que sufren? ¿No es una conclusión justa y convincente: El que hizo el oído, no oirá? (Salmos 94: 9). [40] Pero dale la vuelta, y la conclusión no es igualmente justa y convincente: Aquel cuya vida sacrifica el amor, ¿no confiará en que Dios es amor? Sin embargo, en la presión del ajetreo no hay tiempo ni tranquilidad para la serena transparencia que enseña la igualdad, que enseña la voluntad de tirar del mismo yugo con otros hombres, esa noble simplicidad, que es la comprensión interior de todo hombre. No hay tiempo ni tranquilidad para ganar tal convicción. Por lo tanto, en la presión del ajetreo, incluso la fe, la esperanza, el amor y el deseo del Bien se convierten en palabras sueltas y de doble ánimo. ¿O no es una doble ambición vivir sin convicción alguna, o más correctamente, vivir en la fantasía cambiante y constante que uno tiene y que no tiene convicción?

De esta manera, el sentimiento engaña a la persona ocupada para que tenga doble ánimo. Quizás después del encendido de la contrición del arrepentimiento, si esto se convierte en vacío, tuvo la convicción, al menos así lo creía, de que hay una misericordia que perdona los pecados. Pero incluso en el perdón negó rotundamente cualquier insinuación de que hubiera sido culpable de algo. Por lo tanto, pensaba que había creído en la convicción de que tal misericordia existe, y sin embargo, en la práctica, negó su existencia, en la práctica, su actitud parecía diseñada para demostrar que no existía. Supongamos que hubiera dos hombres, ese de doble ánimo, y luego otro hombre que con gusto perdonaría a su deudor, si él mismo pudiera encontrar misericordia. ¿Cuál de estos dos estaba realmente convencido de que existe tal misericordia? Este último tenía efectivamente esta prueba de que existe, que él mismo la practica, el primero no tiene ninguna prueba para sí mismo, y solo encuentra la prueba contraria que él mismo presenta. O el de doble ánimo quizás tenía un sentimiento por el bien y el mal. Resplandecía con fuerza en él, sobre todo si alguien describiera de manera poética a los hombres celosos, que mediante el sacrificio de sí mismos al servicio de la verdad, mantuvieron la rectitud y la justicia. Entonces, algo malo le sucedió a este hombre. Y entonces le pareció que debía aparecer alguna señal en el cielo y en la tierra, ya que el orden mundial no podía dormir más que él hasta que este mal se corrigiera nuevamente. Y esto no fue el amor propio lo que lo enardeció, sino un sentimiento de justicia, pensó. Y cuando obtuvo sus derechos, sin importar cuánto daño les hubiera costado a quienes lo rodeaban, una vez más alabó la perfección del mundo. El sentimiento lo había llevado realmente, pero también lo había cautivado tanto que se había olvidado del más importante de todos: apoyar la rectitud y la justicia con el sacrificio de sí mismo en el servicio de la verdad. Porque, ¿cuál de estos dos está realmente convencido de que la justicia existe en el mundo: el que sufre mal por hacer el bien, o el que hace el mal para obtener su derecho? [41]

Kierkegaard cuestionó cómo cambia una persona. Algunos, como Hegel y Goethe, creían que se requería un evento externo para que comenzara una nueva época. Kierkegaard no estuvo de acuerdo porque es posible que algo nunca suceda de una manera externa que haga que una persona cambie y se pierda la posibilidad de una vida mejor. Marx siguió a Hegel y Goethe, pero Tolstoi estuvo más de acuerdo con Kierkegaard en su "visión de la vida". [42]

Goethe pudo haberse burlado de la idea de que el nacimiento de Cristo fue lo que lo hizo importante o puede haber pensado seriamente que su propio nacimiento, el de Goethe, lo hizo importante. Kierkegaard no creía que Cristo tuviera este "revés que quería cosechar antes de sembrar o este tipo de cobardía que quería tener certeza antes de empezar". [43] Goethe comenzó su autobiografía con la certeza de que su vida iba a tener un gran impacto en la escena mundial.

En las primeras veinte páginas de su autobiografía, Goethe había señalado el terremoto de Lisboa de 1755 como otro gran acontecimiento de su vida que le cambió la vida. [44] El libro de Goethe fue traducido Verdad y poesía pero también fue traducido Verdad y ficción. Ambos autores parecían estar en contra de tener una existencia ficticia. Goethe creía que la existencia de Cristo estaba siendo ficticia, mientras que Kierkegaard creía que la existencia sobre la que Goethe escribió en su propia autobiografía era ficticia, y gran parte de ella lo era.

El 28 de agosto de 1749, al mediodía, cuando el reloj dio las doce, vine al mundo, en Frankfort-on-the-Maine. Mi horóscopo era propicio: el sol estaba en el signo de la Virgen, y había culminado el día en que Júpiter y Venus lo miraron con ojos amistosos, y Mercurio no adversamente mientras Saturno y Marte se mantenían indiferentes a la Luna sola, simplemente llena, ejerció el poder de su reflejo aún más, ya que entonces había llegado a su hora planetaria. Se opuso, por tanto, a mi nacimiento, que no se pudo realizar hasta que pasó esta hora. Estos buenos aspectos, que los astrólogos lograron posteriormente considerar muy auspiciosos para mí, pueden haber sido las causas de mi preservación porque, a través de la torpeza [sic] de la partera, vine al mundo como muerta, y solo después de varios esfuerzos fui Permití ver la luz. Este hecho, que había enderezado nuestra casa, resultó en ventaja para mis conciudadanos, ya que mi abuelo, el Schultheiss (juez), John Wolfgang Textor, aprovechó la ocasión para tener una partero establecido, y para introducir o revivir la enseñanza de las parteras, que puede haber hecho algún bien a los que nacieron después de mí. [45]

El conde León Tolstoi dijo que descubrió que "no había Dios" en 1838 cuando tenía 12 años. [46] Tuvo que trabajar en esta idea durante los siguientes 38 años hasta que pudo salir con un método por el cual podía creer, no solo en Dios sino en Cristo. [47] Kierkegaard escuchó lo mismo de los filósofos hegelianos y pasó de la duda a la creencia, pero se opuso a ese método. Su pensamiento era comenzar con fe y seguir adelante dando pasos positivos en lugar de siempre retroceder para comenzar de nuevo después de que prevaleciera la duda. Dijo: "La falsa duda duda de todo excepto de sí misma con la ayuda de la fe, la duda que salva a las dudas sólo en sí misma". [48]

Kierkegaard no quería discutir sobre su fe más de lo que quería discutir sobre por qué puede o no casarse o convertirse en profesor. Solo quería hacer el movimiento de "posibilidad a realidad" [49] y sabía que estaría perdiendo el tiempo si trataba de explicarse.

Creo que, así como un cristiano siempre debe poder explicar su fe, también un hombre casado debe poder explicar su matrimonio, no simplemente a cualquiera que se digne preguntar, sino a cualquiera que crea digno de él, o incluso si, como en este caso, indigno, lo encuentra propicio para hacerlo. [50]

Tolstoi trató de explicar el método que utilizó para enfrentarse a la religión cristiana. Actuó de acuerdo con sus creencias liberando a sus siervos, escribiendo libros para ayudarlos a aprender a leer y dándoles tierras para cultivar y vivir. No discutió ni razonó con sus vecinos, simplemente hizo lo que se propuso.

Karl Marx se quejó de los filósofos hegelianos en Tesis sobre Feuerbach de esta manera: "Los filósofos solo han interpretado el mundo, de varias maneras: el punto, sin embargo, es cambiarlo". Walter Kaufmann cambió la cita para reflejar la diferencia kierkegaardiana en su libro de 1959, De Shakespeare al existencialismo:

Su relación [de Kierkegaard] con la filosofía se expresa mejor cambiando una pequeña palabra en el famoso dicho de Marx: "Los filósofos sólo han interpretado el mundo, de varias maneras: el punto, sin embargo, es cambiar", no "eso", como Marx dijo, pero nosotros. "p. 202. Tolstoi dijo lo mismo:" Sólo puede haber una revolución permanente - una moral, la regeneración del hombre interior. ¿Cómo se llevará a cabo esta revolución? Nadie sabe cómo ocurrirá en la humanidad, pero todo hombre lo siente claramente en sí mismo. Y, sin embargo, en nuestro mundo todo el mundo piensa en cambiar a la humanidad y nadie piensa en cambiarse a sí mismo "[51].

Sólo en cambiarse uno mismo es igual a otro, según Kierkegaard porque, en el cristianismo, todos son iguales ante Dios. El mundo es demasiado abstracto para cambiar, pero el individuo único, usted mismo: eso es algo concreto. [52] Kierkegaard lo expresó de esta manera en su Discursos edificantes de 1843-1844 y en su Discursos edificantes en varios espíritus de 1847:

La idea tan frecuentemente enfatizada en las Sagradas Escrituras con el propósito de elevar a los humildes y humillar a los poderosos, la idea de que Dios no respeta la condición de las personas, esta idea que el apóstol quiere dar vida en el individuo para aplicarla en su vida. . [. ] En los lugares sagrados, en toda visión edificante de la vida, surge en el alma de una persona el pensamiento que le ayuda a pelear la buena batalla con carne y hueso, con principados y potestades, y en la lucha por liberarse por la igualdad ante Dios, si esta batalla es más una guerra de agresión contra las diferencias que quieren estorbarlo con favoritismos mundanos o una guerra defensiva contra las diferencias que quieren ponerlo ansioso en la perdición mundana. Solo así la igualdad es la ley divina, solo así la lucha es la verdad, solo así la victoria tiene validez, solo cuando el individuo individual lucha por sí mismo consigo mismo dentro de sí mismo y no presume de manera improcedente ayudar al mundo entero para obtener la igualdad exterior, que es de muy poco beneficio, tanto menos porque nunca existió, si no por otra razón que todos vendrían a agradecerle y volverse desiguales ante él, sólo así es la igualdad lo divino ley. [53]

¿Estás viviendo ahora de tal manera que eres consciente como un solo individuo, que en cada relación en la que te relacionas externamente eres consciente de que también te estás relacionando contigo mismo como un solo individuo, que incluso en la relación somos humanos? Los seres tan bellamente llaman al más íntimo (matrimonio) ¿Recuerdas que tienes una relación aún más íntima, la relación en la que tú, como individuo soltero, te relacionas contigo mismo ante Dios? [54]

La idea detrás de la historia mundial y la cuantificación constante deshumaniza la cualidad conocida como el individuo único y puede producir "pudrición del alma debido a la monotonía de la preocupación por uno mismo y la preocupación por uno mismo" con la ansiedad acerca de dónde encaja usted dentro del sistema. El lenguaje viene en ayuda con copiosas cantidades de palabras para explicarlo todo. Pero Kierkegaard dice: "el patetismo de lo ético es actuar". [55]

El observador mira aturdido el inmenso bosque de las generaciones, y como quien no puede ver el bosque por los árboles, solo ve el bosque, no un solo árbol.Cuelga cortinas de manera sistemática y utiliza a personas y naciones para ese propósito; los seres humanos individuales no son nada para él, incluso la eternidad misma está cubierta de encuestas sistemáticas y sin sentido ético. La poesía derrocha poéticamente, pero lejos de ayunar en sí misma, no se atreve a presuponer la divina frugalidad del infinito que ético-psicológicamente no necesita de muchos seres humanos pero necesita la idea con más fuerza. No es de extrañar, entonces, que uno incluso admire al observador cuando es noble, heroico, o quizás más correctamente, lo suficientemente distraído como para olvidar que él también es un ser humano, ¡un ser humano individual existente! Al mirar fijamente ese drama histórico-mundial, muere y se va, nada de él permanece, o él mismo permanece como un boleto que el acomodador tiene en sus manos como señal de que ahora el espectador se ha ido. Sin embargo, si volverse subjetivo es la tarea más alta asignada a un ser humano, entonces todo resulta maravillosamente. De esto se deduce, en primer lugar, que ya no tiene nada que ver con la historia del mundo, pero en ese sentido deja todo en manos del poeta real. En segundo lugar, no hay despilfarro, porque aunque los individuos son tan innumerables como las arenas del mar, la tarea de volverse subjetivo está ciertamente asignada a cada persona. Finalmente, esto no niega la realidad del desarrollo histórico-mundial, que, reservado para Dios y la eternidad, tiene su tiempo y su lugar. [56]

Como regla general, el arrepentimiento se identifica por una cosa, que actúa. En nuestros días, tal vez esté menos sujeto a ser malinterpretado de esta manera. Creo que ni Young ni Talleyrand ni un autor más reciente tenían razón en lo que dijeron sobre el lenguaje, por qué existe, porque creo que existe para fortalecer y ayudar a las personas a abstenerse de actuar. Lo que para mí es una tontería quizás tenga un gran efecto y quizás la mayoría de mis conocidos, si leyeran estas cartas, dirían: "Bueno, ahora lo hemos entendido". [57] [a]

Kierkegaard comenzó, en Cualquiera / O Parte I, diciendo: "" Tú sabes cómo el profeta Natán trató con el rey David cuando presumió entender la parábola que el profeta le había dicho, pero no estaba dispuesto a entender que se aplicaba a él. Luego, para asegurarse, Natán agregó: Tú eres el hombre, oh rey. De la misma manera, también he tratado continuamente de recordarte que eres el que se está discutiendo y el que se habla a ti ”. [59] Discutió esto nuevamente de otra manera en O lo uno o lo otro, la parte II donde comienza: "La visión estética también considera la personalidad en relación con el mundo circundante, y la expresión de esto está en su recurrencia en la personalidad del goce. Pero la expresión estética del goce en su relación con la personalidad es el estado de ánimo. es decir, la personalidad está presente en el estado de ánimo, pero está débilmente presente ... El estado de ánimo de la persona que vive éticamente está centralizado. él mismo. Para lo que trabaja es la continuidad, y este es siempre el maestro del estado de ánimo. Su vida no carece de estado de ánimo, es más, tiene un estado de ánimo total. Pero esto se adquiere, es lo que se llamaría aequale tempermentum [incluso disposición]. Pero este no es un estado de ánimo estético, y nadie lo tiene por naturaleza o inmediatamente ". [60] Más tarde, en 1845, repitió el mismo punto en Etapas en el camino de la vida con una historia sobre un individuo con adicción al juego y otro individuo que era un jugador pero que no estaba desesperado por eso:

Un jugador se paraliza, el arrepentimiento se apodera de él, renuncia a todo juego. Aunque ha estado al borde del abismo, el arrepentimiento se aferra a él y parece tener éxito. Viviendo retirado como ahora, posiblemente salvo, un día ve el cuerpo de un hombre tirado en el Sena: un suicidio, y este era un jugador como él mismo lo había sido, y sabía que este jugador había luchado, había luchado. libró una batalla desesperada para resistir su deseo. Mi jugador había amado a este hombre, no porque fuera un jugador, sino porque era mejor que él. ¿Entonces que? No es necesario consultar romances y novelas, pero es muy probable que incluso un orador religioso interrumpa mi historia un poco antes y haga que termine con mi jugador, conmocionado por la vista, yendo a casa y agradeciendo a Dios por su rescate. Parada. En primer lugar deberíamos tener una pequeña explicación, un juicio pronunciado sobre el otro jugador cada vida que no sea irreflexiva. eo ipso emite juicio indirectamente. Si el otro jugador había sido insensible, entonces ciertamente podría concluir: no quería ser salvo. Pero éste no era el caso. No, mi jugador es un hombre que ha entendido el viejo dicho de te narratur fabula [se le cuenta la historia] él no es un tonto moderno que cree que todo el mundo debería cortejar la colosal tarea de poder recitar algo que se aplique a toda la raza humana pero no a él mismo. Entonces, ¿qué juicio dictará, y no podrá dejar de hacerlo? de te es para él la ley más sagrada de la vida, porque es la alianza de la humanidad. [61]

La Iglesia visible ha sufrido una expansión tan amplia que todas las relaciones originales se han invertido. Así como una vez requirió energía y determinación para convertirse en cristiano, ahora, aunque la renuncia no sea digna de elogio, requiere coraje y energía para renunciar a la religión cristiana, mientras que solo se necesita irreflexión para seguir siendo un cristiano nominal. No obstante, el bautismo de niños puede ser defendible y no es necesario introducir una nueva costumbre. Pero dado que las circunstancias han cambiado tan radicalmente, el clero debería ser capaz de percibir que si alguna vez fue su deber, cuando sólo unos pocos eran cristianos, ganar hombres para el cristianismo, su tarea actual debe ser más bien ganar hombres disuadiendo ellos, porque su desgracia es que ya son cristianos de algún tipo. Todo el mundo sabe que el salto más difícil, incluso en el ámbito físico, es cuando un hombre salta en el aire desde una posición de pie y vuelve a bajar al mismo lugar. El salto se vuelve más fácil en la medida en que interviene cierta distancia entre la posición inicial y el lugar donde despega el salto. Y lo mismo ocurre también con respecto a un movimiento decisivo en el ámbito del espíritu. La acción decisiva más difícil no es aquella en la que el individuo se aleja mucho de la decisión (como cuando un no cristiano está a punto de decidir convertirse en uno), sino cuando es como si el asunto ya estuviera decidido. ¿Qué es el bautismo sin apropiación personal? Es una expresión de la posibilidad de que el niño bautizado se convierta en cristiano, ni más ni menos. [62]

A lo largo de sus escritos, Kierkegaard reiteró su énfasis en que el individuo individual aprenda cómo tomar una resolución. Un ejemplo es la siguiente oración de su libro del 26 de abril de 1848 Discursos cristianos.

Padre celestial, tu gracia y tu misericordia no cambian con los tiempos cambiantes, no envejecen con el transcurso de los años, como si, como un hombre, fueras más bondadoso un día que otro, más bondadoso al principio que al final. La gracia permanece inalterada como Tú eres inmutable, es siempre la misma, eternamente joven, nueva cada día, porque cada día Tú dices, "todavía hoy" (Hebreos 3:13). Oh, pero cuando uno presta atención a esta palabra, queda impresionado por ella, y con una seria y santa resolución se dice a sí mismo: `` todavía hoy '', entonces para él esto significa que este mismo día desea ser cambiado, desea que este Cada día podría volverse importante para él sobre todos los demás días, importante debido a la renovada confirmación en el bien que alguna vez eligió, o tal vez incluso debido a su primera elección del bien. Es una expresión de tu gracia y misericordia que todos los días digas, 'todavía hoy', pero sería perder tu gracia y misericordia y la temporada de gracia si un hombre dijera de manera inmutable de un día a otro, 'sin embargo hoy 'porque eres Tú quien concede el tiempo de la gracia' todavía hoy ', pero es el hombre el que debe captar el tiempo de la gracia' todavía hoy '. Así es como hablamos contigo, oh Dios, entre nosotros hay una diferencia de lenguaje y, sin embargo, nos esforzamos por hacernos entender de Ti, y no te avergüenzas de ser llamado nuestro Dios. Esa palabra que cuando Tú, oh Dios, pronuncias es la expresión eterna de Tu gracia inmutable, esa misma palabra cuando un hombre la repite con la debida comprensión es la expresión más fuerte del cambio y la decisión más profundos, sí, como si todo estuviera perdido. si este cambio y decisión no se cumpliera 'todavía hoy'. Así les concedes a los que hoy están aquí reunidos, a los que sin impulsos externos, y por lo tanto más interiormente, han resuelto 'todavía hoy' buscar la reconciliación contigo mediante la confesión de sus pecados, a ellos les concedes que este Sea verdaderamente bendito para ellos el día, para que oigan la voz que enviaste al mundo, la voz del Buen Pastor, para que los conozca y le sigan. [63]


Søren Kierkegaard

"La aflicción es capaz de ahogar todas las voces terrenales y el infierno, pero la voz de la eternidad dentro de un hombre no puede ahogar". Cuando, con la ayuda de la aflicción, todas las voces irrelevantes se silencian, se puede escuchar esta voz interior.

"Mi vida es un gran sufrimiento, desconocido e incomprensible para todos los demás". Y fue a partir de este sufrimiento que S & oslashren Kierkegaard puso sitio a la filosofía europea reinante y al cómodo cristianismo de su época.

Abandonando el amor

Kierkegaard nació en Copenhague, en un estricto hogar luterano danés. Heredó una disposición melancólica de su padre y sufrió una juventud infeliz. Su cuerpo frágil y ligeramente retorcido lo convirtió en objeto de burla durante toda su vida. Sin embargo, su padre era lo suficientemente rico como para que Kierkegaard nunca tuviera que mantener un trabajo, pero era libre de pasar su vida como escritor y filósofo.

Asistió a la Universidad de Copenhague para prepararse para el ministerio luterano, pero le tomó diez años obtener su título y nunca fue ordenado. Fue la filosofía, no la teología, lo que capturó su imaginación.

Y Regine Olsen capturó su corazón. Se comprometieron, pero Kierkegaard tenía dudas y rápidamente rompió el compromiso, aunque admitió que todavía estaba profundamente enamorado. Estaba abrumado por su inusual conciencia de las complejidades de la mente humana, que nunca podría comunicar a Regine. Como escribió en su diario: "Yo era mil años más para ella". Años más tarde comparó esa dolorosa decisión con la voluntad de Abraham de sacrificar a Isaac, y algunos de sus libros fueron escritos "por ella".

Verdad subjetiva

Su primer libro, Either / Or (1843), fue una discusión brillante, dialéctica y poética en la que buscó justificar su ruptura con Regine, y en la que estableció un principio básico de su filosofía: cada individuo debe elegir & mdash consciente y responsablemente & mdasha entre el alternativas que presenta la vida.

Siguió esto con otras obras filosóficas: Miedo y temblor (1843), Fragmentos filosóficos (1844), El concepto de pavor (1844) y Posdata final no científica del fragmento filosófico (1846).

Su objetivo era el & quotsystem & quot (como lo expresó burlonamente) de G.W.F. Hegel, el gran filósofo del idealismo. Atacó el intento de Hegel de sistematizar toda la realidad. Hegel, dijo, dejó fuera el elemento más importante de la experiencia humana: la existencia misma. Kierkegaard sintió que ningún sistema filosófico podría explicar la condición humana. La experiencia de la realidad, la pérdida de un ser querido, los sentimientos de culpa y pavor, era lo que importaba, no la "idea".

Cronología

Festival de la Razón (descristianización de Francia)

Schleiermacher publica Conferencias sobre religión

Darwin publica Origen de las especies

Hegel enfatizó los universales que Kierkegaard defendía a favor de la decisión y el compromiso. Hegel buscó una teoría objetiva del conocimiento en la que todos pudieran estar de acuerdo. Kierkegaard creía en la subjetividad de la verdad, lo que significa que la verdad se comprende y se experimenta individualmente.

Él creía que la existencia es real, dolorosa y más importante que la "cita de la esencia" o la "idea". La persona auténtica se enfrenta a preguntas fundamentales que no pueden responderse racionalmente. Como escribió una vez Kierkegaard: "Mi vida ha llegado a un punto muerto, detesto la existencia y el infierno". ¿Dónde estoy? ¿Cómo es esta cosa que se llama mundo? ¿Qué significa esta palabra? ¿Quién es el que me ha atraído a la cosa y ahora me deja allí? ¿Quién soy? ¿Cómo llegué al mundo? ¿Por qué no me consultaron, por qué no me familiarizaron con sus modales y costumbres? & hellip ¿Cómo me interesé por él? ¿No es una preocupación voluntaria? Y si me veo obligado a participar en él, ¿dónde está el director? ¿A dónde debo dirigirme con mi queja?

La única forma de vivir esta dolorosa existencia es a través de la fe. Pero para Kierkegaard, la fe no es una convicción mental sobre la doctrina, ni sentimientos religiosos positivos, sino un compromiso apasionado con Dios frente a la incertidumbre. La fe es un riesgo (el "salto de la fe"), una aventura que requiere la negación de uno mismo. Elegir la fe es lo que trae la auténtica existencia humana.

Este es el "existencialismo" del que Kierkegaard es considerado el fundador, aunque los existencialistas posteriores tenían agendas significativamente diferentes a las suyas.

Ataque a la cristiandad

En sus escritos posteriores & mdash Works of Love (1847), Christian Discourses (1848) y Training in Christianity (1850) & mdash, trató de aclarar la verdadera naturaleza del cristianismo.

El mayor enemigo del cristianismo, argumentó, era el "cristianismo", el cristianismo culto y respetable de su época. La tragedia del cristianismo fácil es que la existencia ha dejado de ser una aventura y un riesgo constante en la presencia de Dios para convertirse en una forma de moralidad y un sistema doctrinal. Su propósito es simplificar la cuestión de convertirse en cristiano. Esto es solo paganismo, cristianismo "barato", sin costo ni dolor, argumentó Kierkegaard. Es como los juegos de guerra, en los que los ejércitos se mueven y hay mucho ruido, pero no hay riesgo real ni dolor ni victoria real. Kierkegaard creía que la iglesia de su época estaba simplemente "jugando al cristianismo".

Kierkegaard estaba cada vez más convencido de que su llamado era "hacer el cristianismo difícil". Debía recordarle a la gente de su época que para ser verdaderamente cristiano, uno debe tomar conciencia del costo de la fe y pagar el precio.

Así que lo reprendió: `` Somos lo que se llama una 'nación cristiana' ', pero en tal sentido que ni uno solo de nosotros tiene el carácter del cristianismo del Nuevo Testamento' '.

Y se burló: "La mayoría de la gente cree que los mandamientos cristianos (por ejemplo, amar al prójimo como a uno mismo) son intencionalmente un poco demasiado severos, como adelantar el reloj media hora para asegurarse de no llegar tarde a la mañana".

Él creía que solo haciendo las cosas difíciles y ayudando a las personas a tomar conciencia del dolor, la culpa y los sentimientos de pavor que acompañan incluso a la vida de fe, podría ayudar a los cristianos a escuchar a Dios de nuevo: & quot; La aflicción puede ahogar todas las voces terrenales y el infierno que no sea la voz de Dios. la eternidad dentro de un hombre no se puede ahogar. Cuando, con la ayuda de la aflicción, todas las voces irrelevantes se silencian, se puede escuchar esta voz interior.

Sin embargo, Kierkegaard no fue solo un profeta sufriente. Era un hombre de fe profunda, casi mística, y su pluma mordaz también podía componer oraciones líricas como estas:

"Enséñame, oh Dios, a no torturarme a mí mismo, a no convertirme en mártir a través de una reflexión sofocante, sino más bien enséñame a respirar profundamente en la fe".

Y "Padre que estás en el cielo, cuando el pensamiento en Ti despierte en nuestro corazón, que no se despierte como un pájaro asustado que vuela consternado, sino como un niño que despierta de su sueño con una sonrisa celestial".


El SAS y David Stirling & # 8217s Salto de fe

Las 'mierdas fosilizadas' pronto le hicieron la vida difícil a [David] Stirling mientras buscaba reclutar soldados para su nueva unidad. 'Para mí era esencial conseguir los oficiales adecuados y tuve una gran lucha para conseguirlos', recordó, y etiquetó los niveles medio e inferior de la sede de Oriente Medio (MEHQ) como 'infaliblemente obstructivos y poco cooperativos ... asombrosamente aburridos' ( 1) Los oficiales que quería eran todos miembros de Layforce recientemente disuelto, aburridos, frustrados y desesperados por alguna acción, pero MEHQ no quería verlos unirse a lo que consideraban una unidad renegada, a pesar de que tenía el sello de aprobación de Auchinleck. . Sin embargo, uno por uno, Stirling consiguió a sus hombres: los tenientes Peter Thomas y Eoin McGonigal, Bill Fraser, un escocés, Jock Lewes, un galés y Charles Bonington. Bonington, que tenía poco más de 20 años, era el mayor de los oficiales, un inglés con gusto por la aventura que había abandonado a su esposa y su hijo de nueve meses seis años antes y se había ido a Australia, donde trabajaba como corresponsal de un periódico. (El hijo, Charles, se convertiría en uno de los montañistas más famosos de Gran Bretaña.) Bonington era en realidad medio alemán, su padre era un marino mercante alemán que había obtenido la ciudadanía británica cuando era joven, cambió su nombre de Bonig a Bonington y luego se casó con un escocés. El único oficial cuyos superiores estaban encantados de ver unirse a la mafia de Stirling fue Blair Mayne. Aunque el irlandés de 6 pies 4 pulgadas se había distinguido con Layforce durante la batalla por el río Litani, un asalto por mar a las posiciones francesas de Vichy en Siria, Mayne tenía fama de ser impetuoso lejos del campo de batalla. Mientras estaba en Chipre, en el verano de 1941, había amenazado al propietario de un club nocturno con su revólver por una disputa sobre la factura del bar, y un mes después se había enfrentado a su oficial al mando, Geoffrey Keyes, hijo de Sir Roger Keyes, director. de Operaciones Combinadas, y el tipo de inglés de clase alta que Mayne despreciaba.

Cuenta la leyenda que Mayne estaba en el invernadero cuando Stirling, por recomendación del coronel Laycock, lo entrevistó para el Destacamento L, pero de hecho el irlandés estaba pasando sus días en la base del Comando de Oriente Medio mientras esperaba para ver si su solicitud de se había aceptado un traslado al Lejano Oriente. Mayne esperaba que pronto estaría enseñando guerra de guerrillas al Ejército Nacionalista Chino en su lucha contra Japón, pero pocos minutos después de la aparición de Stirling había jurado lealtad a una incipiente banda de guerrilleros del desierto.

Con sus oficiales reclutados, Stirling ahora se dispuso a seleccionar a los 60 hombres que quería. Aunque eligió un puñado de su antiguo regimiento, la Guardia Escocesa, Stirling sacó a la mayoría de las filas desencantadas de Layforce. "Estábamos dando vueltas en el desierto y hartándonos", recuerda Jeff Du Vivier, un londinense que había trabajado en la hostelería antes de unirse a los comandos en 1940. "Luego llegó Stirling pidiendo voluntarios. Me enganché con la idea desde el principio, significaba que íbamos a ver algo de acción ". (2)

Otro voluntario fue Reg Seekings, un duro y obstinado joven de 21 años de Fens que había sido boxeador antes de la guerra. 'Cuando me alisté, querían que fuera a la escuela de entrenamiento físico y dije' no es muy probable ', no me uní al ejército solo para boxear, quiero pelear con una pistola, no con mis puños'. consiguió su deseo con Layforce, aunque la incursión en el puerto libio de Bardia había sido caótica. No obstante, le había dado a los buscadores un gusto por la aventura. "Stirling quería tropas aerotransportadas y yo siempre había querido ser un paracaidista", reflexionó sobre las razones por las que se ofreció como voluntario. "En la entrevista, un tipo entró frente a mí y Stirling le dijo:" ¿Por qué quieres unirte? " y dijo: "Oh, intentaré cualquier cosa una vez, señor". Stirling se volvió loco “¡Prueba cualquier cosa una vez! Es muy importante si no nos agradas. Lárgate, lárgate de aquí ". Así que pensé que no estaba cometiendo ese maldito error. Cuando fue mi turno, me preguntó por qué quería estar en el aire y le dije que había visto una película de estos paracaidistas alemanes y siempre me pregunté por qué no teníamos esto en el ejército británico. Luego le dije que originalmente le había puesto mi nombre a un paracaidista, pero me dijeron que pesaba demasiado. Me preguntó si practicaba algún deporte y le dije que era un boxeador campeón aficionado y que practicaba mucho ciclismo y carrera. Eso fue todo, yo estaba adentro ". (3)

El recluta más joven era el guardia escocés Johnny Cooper, que había cumplido 19 años el mes anterior a la existencia del Destacamento L. Se quedó asombrado por Stirling cuando fue su turno de ser entrevistado. "Debido a su estatura y su tranquila confianza en sí mismo, podía parecer bastante intimidante, pero no era el tipo de líder que lloraba", dijo Cooper. "Hablaba contigo, no contigo, y por lo general de una manera muy educada. Su carisma era abrumador ". (4)

Después de haber seleccionado a sus hombres, Stirling les reveló su nuevo hogar. Kabrit se encontraba a 90 millas al este de El Cairo en el borde del Gran Lago Amargo. Era un lugar ideal para ubicar un campo de entrenamiento para una nueva unidad porque había poco más que hacer además de entrenar. No había bares ni burdeles, solo arena y moscas, y un viento que soplaba desde el lago e invadía todos los rincones de su nuevo campamento. "Era un lugar desolado y ensangrentado", recordó Reg Seekings. "Gerry Ward tenía un montón de tiendas de arpillera y nos dijo que las instaláramos".

Ward era el Sargento Mayor del Barrio de la Compañía, uno de los 26 empleados de la administración adjuntos al Destacamento L, y fue él quien sugirió a los buscadores y sus camaradas que si querían algo más lujoso en cuanto a las viviendas, tal vez quisieran visitar el campamento vecino. . "Este campamento fue construido para los neozelandeses", explicó Seekings, "pero en lugar de venir al desierto fueron empujados en Creta [contra los invasores alemanes] y fueron aniquilados. Así que todo lo que teníamos que hacer era conducir y llevarnos lo que queríamos ".

Otra cosa que robaron, según Seekings, fue una gran pila de ladrillos de una base de la Royal Air Force (RAF) con la que construyeron una cantina, amueblada con sillas, mesas y una selección de cervezas y bocadillos de Kauffman, un ingenioso londinense que era mejor gorrón que soldado. Kauffman pronto fue RTU’d (regresó a su unidad) pero su cantina duró más y fue la envidia de los oficiales que tuvieron que arreglárselas con una carpa. No es que los hombres del Destacamento L dispusieran de mucho tiempo en su cantina a finales del verano de 1941, a pesar del letrero de "Stirling's Rest Camp" que un bromista había colocado en la entrada del campo. Habían llegado a Kabrit en la primera semana de agosto y solo tenían tres meses para prepararse para su primera operación, una que implicaría lanzarse en paracaídas, una habilidad que la mayoría de los hombres aún no habían dominado.

"En nuestro programa de formación, el principio en el que trabajamos era completamente diferente al de los comandos", recuerda Stirling. “Una unidad de Comando, una vez seleccionada entre un grupo de voluntarios, se comprometió con esos hombres y tuvo que cuidarlos hasta el nivel requerido. El Destacamento L, por otro lado, había establecido un estándar mínimo que todos los rangos tenían que alcanzar y teníamos que ser más firmes para regresar a sus unidades aquellos que no pudieron alcanzar ese estándar ". (5)

Stirling dividió la unidad en una y dos tropas, con Lewes a cargo de la primera y Mayne de la última. "La camaradería fue maravillosa porque todos tenían que depender unos de otros", dijo Storie, que estaba en Lewes's Troop. (6)

Lewes supervisó la mayor parte del entrenamiento inicial de la unidad, enseñándoles ante todo que el desierto debe ser respetado y no temido. Aprendieron a navegar usando los mapas más sencillos, a moverse silenciosamente por la noche, a sobrevivir con cantidades mínimas de agua y a usar el desierto como camuflaje. Los hombres llegaron a respetar al serio y ascético Lewes por encima de todos los demás oficiales. "A Jock le gustaban las cosas, era un perfeccionista", recuerda Storie. "Pensaba más en las cosas en profundidad, mientras que Stirling era más despreocupado ... Stirling era la columna vertebral, pero Lewes era el cerebro, tenía ideas como la bomba Lewes".

La bomba de Lewes del mismo nombre finalmente se había creado después de muchas horas de frustrante y solitario esfuerzo por parte del galés. Lo que Lewes buscaba era una bomba lo suficientemente ligera para llevar a cabo operaciones pero lo suficientemente potente como para destruir un avión enemigo en un aeródromo. Finalmente, se le ocurrió un dispositivo de 1 libra que Du Vivier describió en el diario que mantuvo durante el entrenamiento en Kabrit.

Era explosivo plástico y termita, que se usa en bombas incendiarias, y lo rodamos todo junto con aceite de motor. Era un bulto pesado y luego tenías un detonador número 27, una mecha instantánea y un lápiz de tiempo. El lápiz del tiempo se parecía un poco a un bolígrafo. Era un tubo de vidrio con un percutor con resorte sujeto por una tira de alambre de cobre. En la parte superior había un frasco de vidrio que contenía ácido que se apretaba suavemente para romperlo. El ácido luego devoraría el cable y liberaría al delantero. Obviamente, cuanto más grueso es el cable, mayor es la demora antes de que se active el percutor [los lápices estaban codificados por colores de acuerdo con la longitud de la mecha]. Todo se puso en una pequeña bolsa de algodón y resultó ser tosco, pero muy eficaz. La termita provocó un destello que encendió la gasolina, no solo voló el ala, sino que envió todo el avión hacia arriba.

Lewes también se ganó el respeto de los hombres porque nunca les pidió que hicieran algo que él mismo no estuviera dispuesto a hacer. "Jock Lewes nos llamó muchos panzones amarillos y lanzó desafíos", dijo Seekings. “Superamos los desafíos y Jock, lo que sea que quisiera que se hiciera, nos lo mostró primero, y una vez que nos mostró que teníamos que hacerlo. Él estableció el estándar para la unidad, no hay dos maneras de eso ... solía decir que es el hombre confiado con un poco de suerte sentado sobre sus hombros el que siempre se manifiesta ".

Estos reclutas tienen el aire de hombres aliviados que acaban de completar otro salto como parte de su entrenamiento en paracaídas. (Cortesía del Archivo Regimental SAS)

Durante el entrenamiento inicial, Lewes puso a prueba la confianza en sí mismos de los hombres al límite. Entrenaron durante nueve o diez horas al día y, a menudo, justo cuando los hombres pensaban que podían meterse en sus camas, Lewes les ordenaba salir en uno de sus `` planes nocturnos '': marchas forzadas a través del desierto con los soldados necesarios para navegar su camino con éxito de un punto a otro. Cualquier soldado que Lewes consideraba que no estaba a la altura, ni física ni emocionalmente, era RTU, lo que llevó a algunos reclutas a realizar actos extraordinarios de resistencia. En una marcha de 60 millas, las botas del soldado Doug Keith se desintegraron después de 20 millas, por lo que completó la distancia restante en calcetines con una mochila de 75 libras en la espalda.

Sin embargo, lo que los hombres odiaban por encima de todo era el entrenamiento con paracaídas. Sin un avión, Lewes inicialmente improvisó aprovechando la practicidad de uno de los reclutas, Jim Almonds, para construir una plataforma de salto de madera y un sistema de carritos desde los cuales los hombres saltaban para simular chocar contra el suelo a gran velocidad. Lewes decidió que esto era demasiado dócil y recurrió a otro método, como recuerda Mick D'Arcy, quien dijo que `` hubo una gran cantidad de lesiones durante el entrenamiento en tierra saltando de camiones a 30-35 mph ''. (7) Du Vivier se rompió la muñeca. saltando desde la puerta trasera de un camión, y no fue el único recluta que terminó en el hospital como consecuencia del ingenio de Lewes; sin embargo, arrojarse desde un vehículo en movimiento era preferible a saltar de un avión a 800 pies.

Los reclutas de Kabrit originalmente practicaron su técnica de aterrizaje desde pórticos de acero diseñados por Jim Almonds. Sin embargo, fue idea de Jock Lewes hacer que los hombres saltaran de la parte trasera de un camión a alta velocidad, lo que resultó en una serie de lesiones, incluida una muñeca rota para Jeff Du Vivier y un hombro dañado para Bill Fraser. (Cortesía del Archivo Regimental SAS)

El día en que Du Vivier completó su primer salto en paracaídas fue el 16 de octubre, un jueves, y al igual que los otros nueve hombres en el avión de Bristol Bombay, recorrió toda la gama de emociones. "Mis rodillas comenzaron a golpearse como un tatuaje mientras me estiraba para ajustar mi línea estática", escribió en su diario. "Nos dirigimos hacia la puerta y miré hacia abajo. La Madre Tierra miró a millas de distancia y deseé no haber nacido nunca ... Lo que sucedió después solo puedo recordar vagamente. La tierra parecía estar por encima de mí y el cielo por debajo, luego, de repente, una gran nube blanca estalló sobre mí y comencé a reconocer que era mi paracaídas. Todo se estabilizó y me encontré sentado cómodamente en mi arnés. Mi cerebro se aclaró y sentí una abrumadora sensación de euforia ".

Pero dos de los hombres no fueron tan afortunados. Ken Warburton y Joe Duffy estaban en el siguiente palo de diez aspirantes a paracaidistas. El primero en salir fue Warburton, luego Duffy, quien pareció dudar por un momento antes de saltar, como si sintiera que algo no iba del todo bien. Sin embargo, saltó y fue solo entonces cuando el despachador, Ted Pacey, vio que los eslabones de la línea estática de los hombres se habían doblado. Hizo retroceder a Bill Morris, el tercero en la fila, pero era demasiado tarde para Warburton y Duffy. "Cuando llegamos a Duffy, su paracaídas estaba medio fuera, había intentado sacarlo pero no podía girar y sacarlo", recordó Jimmy Storie, que había visto la tragedia desde el suelo. "Después de eso, todos solíamos dar un buen tirón a la línea estática antes de saltar".

El problema con la línea estática se resolvió rápidamente y al día siguiente Stirling saltó primero para inspirar a sus hombres. Exteriormente seguía siendo su habitual despreocupación, pero por dentro estaba furioso con la escuela de entrenamiento de paracaidistas del ejército británico en Ringway, Manchester, que había ignorado sus numerosos pedidos de ayuda. 'Envié un llamamiento final a Ringway', reflexionó después de la muerte de Duffy y Warburton, 'y enviaron algunas notas de entrenamiento e información general, que llegó a fines de octubre ... incluida en esta información descubrimos que Ringway había tenido un accidente fatal causado exactamente por el mismo defecto que en nuestro caso. '(8)

Quizás en reconocimiento de su papel en la muerte de Duffy y Warburton, Ringway envió a uno de sus mejores instructores al norte de África. El capitán Peter Warr llegó a Kabrit el 15 de noviembre, el día en que Stirling celebró su 26 cumpleaños y la víspera de la primera operación del Destacamento L.

Nadie en el Destacamento L disfrutó su entrenamiento de paracaídas en Kabrit, particularmente después de la muerte de los soldados Joe Duffy y Ken Warburton debido a líneas estáticas defectuosas en octubre de 1941 (Cortesía del Archivo Regimental SAS).

Como Stirling había informado a Auchinleck en julio, era de conocimiento común que se lanzaría una ofensiva del Octavo Ejército contra las fuerzas del Eje en noviembre. Tenía el nombre en código 'Crusader' y sus objetivos eran retomar las regiones costeras del este de Libia (una región conocida como Cyrenaica) y apoderarse de los aeródromos libios del enemigo, permitiendo así a la RAF aumentar sus suministros a Malta, la isla mediterránea que fue de tal importancia estratégica para los británicos. Pero el general Erwin Rommel también apreciaba a Malta y estaba ocupado finalizando sus propios planes para una ofensiva. Tenía la intención de que su Afrika Korps impulsara a los británicos hacia el este, tomara posesión de los aeródromos y evitara que la RAF llegara a Malta con sus valiosos cargamentos. Además, cuantos menos aviones británicos atacaran a los barcos alemanes en el Mediterráneo, más barcos llegarían a los puertos del norte de África con los suministros que necesitaba para ganar la Guerra del Desierto.

El plan de Stirling era dejar a sus hombres entre estos dos vastos ejércitos opuestos y atacar los aeródromos del Eje en Gazala y Timimi en el este de Libia a la medianoche del 17 de noviembre. El día de su cumpleaños, Stirling le escribió a su madre, diciéndole que: "Es el mejor tipo de operación posible y será mucho más emocionante que peligrosa". (9)

Nadie en el Destacamento L disfrutó su entrenamiento de paracaídas en Kabrit, particularmente después de la muerte de los soldados Joe Duffy y Ken Warburton debido a líneas estáticas defectuosas en octubre de 1941 (Cortesía del Archivo Regimental SAS).

Ese mismo día, escribió Du Vivier en su diario, Stirling reveló la naturaleza de su operación por primera vez. “Los planos y mapas fueron revelados, explicados y estudiados hasta que cada hombre se sabía su trabajo de memoria. Había mucho trabajo por hacer, como preparar explosivos, armas y raciones ".

Stirling no tenía una dotación completa de hombres para la operación. Varios soldados, incluidos el teniente Bill Fraser y el soldado Jock Byrne, se estaban recuperando de las heridas sufridas durante el entrenamiento con paracaídas. En total Stirling tenía a su disposición 54 hombres, que dividió en cuatro secciones bajo su mando general. Lewes lideraría las secciones número uno y dos y Blair Mayne estaría a cargo de las secciones tres y cuatro.

Mayne, en esta etapa, era conocido por todos como "Paddy". Si Lewes fue el cerebro del Destacamento L durante sus días de formación, entonces Mayne era el músculo, un hombre tremendamente fuerte, tanto mental como físicamente, que como Lewes se imponía estándares exigentes. La diferencia entre la pareja fue que Mayne tenía un lado salvaje que dejó en libertad con el alcohol cuando surgió la ocasión. Jimmy Storie conocía a Mayne desde el verano de 1940, cuando ambos se alistaron en el Comando Escocés número 11. "Paddy era un irlandés rudo que estaba en su pelea más feliz", recuerda Storie. "No le gustaba estar sentado sin hacer nada. En Arran [donde los comandos se entrenaron en el invierno de 1940] se sabía que se sentaba en su cama y disparaba los cristales de la ventana con su revólver ".

Casi los únicos miembros del Destacamento L que no le tenían miedo a Mayne eran Reg Seekings y Pat Riley. Riley había nacido en Wisconsin en 1915 antes de mudarse a Cumbria con su familia, donde fue a trabajar en una cantera de granito a los 14 años. Tres años más tarde se unió a los Coldstream Guards y tenía fama de ser la pareja física de los 6 pies 4 en Mayne. Las búsquedas eran más pequeñas, pero podía trabajar mejor los puños que el irlandés. "La apariencia de Mayne era un poco exagerada y tenía una presencia muy poderosa", recordó Seekings. "Pero nunca tuve ningún problema con él cuando bebía, ni con Pat Riley, porque no estábamos preocupados por su tamaño y ambos teníamos la confianza de que podíamos lidiar con él. Y Paddy nos respetaba por eso, así que no había ningún problema ... Paddy dijo una vez "Por supuesto, Reg, sería demasiado grande para ti" y yo dije "cuanto más grandes son, más difícil es que caigan". Él se rió y dijo "seguro, tendremos que intentarlo alguna vez". Se convirtió en una broma permanente, pero nos teníamos demasiado respeto ... el problema con Paddy era que la gente le tenía miedo y eso solía molestarlo hasta tal punto que salían chispas, sobre todo si había bebido. '

Nadie en el Destacamento L disfrutó su entrenamiento de paracaídas en Kabrit, particularmente después de la muerte de los soldados Joe Duffy y Ken Warburton debido a líneas estáticas defectuosas en octubre de 1941 (Cortesía del Archivo Regimental SAS).

Uno de los compañeros oficiales de Mayne en Layforce fue el teniente Gerald Bryan, quien recibió la Cruz Militar por su valentía en Litani River. Recordó del irlandés: "Cuando estaba sobrio, no podía desear conocer a un hombre más amable y de modales más apacibles, pero cuando estaba borracho o en la batalla, daba miedo. No digo que fuera un borracho, pero podría beber una botella de whisky una noche antes de que se iluminara ... Una noche, cuando había estado en la botella, literalmente me levantó por las solapas de mi uniforme. , despejado del suelo, con una mano mientras me golpeaba con la otra mano, me envió volando. Al día siguiente no recordaba nada al respecto. "Sólo dime quién te hizo eso, Gerald", dijo. Le dije que había entrado en una puerta. Era un hombre muy valiente y me gustaba mucho ". (10)

Las dos secciones de Mayne estaban compuestas por 21 hombres en total y su segundo al mando era el teniente Charles Bonington. Su objetivo era el aeródromo de Timimi, una franja costera al oeste de Tobruk que era llana y rocosa y estaba llena de wadis poco profundos. Hacía calor durante el día y fresco por la noche y, aparte del esparto y los matorrales de acacia, había escasa vegetación. El plan era simple: una vez que las dos secciones se hubieran reunido en el desierto después del lanzamiento nocturno del paracaídas el 16 de noviembre, marcharían a menos de cinco millas del objetivo antes de acostarse durante las horas del día del 17 de noviembre. El ataque comenzaría a un minuto antes de la medianoche del día 17 con Bonington liderando tres secciones hacia el aeródromo desde el este. Mayne y la sección cuatro entrarían desde el sur y el oeste, y durante 15 minutos colocarían sus bombas en el avión sin alertar al enemigo de su presencia. A las doce y cuarto de la noche, los asaltantes podían usar sus armas y mechas instantáneas a su discreción.

Al amanecer del 16 de noviembre, Stirling y sus 54 hombres partieron de Kabrit hacia su pista de aterrizaje delantera de Bagoush, aproximadamente a 300 millas al oeste. Una vez allí, descubrieron que la RAF había sido muy atenta en su bienvenida. `` El comedor de los oficiales se puso a nuestra disposición y comenzamos con una comida de primer nivel, después de la cual hubo libros, juegos, radio y una botella de cerveza cada uno, todo para mantenernos alejados del evento que se avecinaba '', escribió Du Vivier. en su diario.

Estaba en la sección de 11 hombres de Jock Lewes, junto con Jimmy Storie, Johnny Cooper y Pat Riley, y no pasó mucho tiempo antes de que sintieran que algo no iba del todo bien. Stirling y los otros oficiales estaban inusualmente tensos y todo se reveló un poco antes de que comenzara la operación cuando su oficial al mando se dirigió a ellos. Stirling informó a sus hombres que los informes meteorológicos indicaban que se estaba gestando una fuerte tormenta sobre el área objetivo, una que incluiría vientos de 30 nudos. El coordinador del Estado Mayor General de Brigada, Sandy Galloway, opinó que la misión debería abortarse. Caer en paracaídas con esas velocidades del viento y en una noche sin luna sería extremadamente peligroso. Stirling detestaba borrar la misión después de todo, ¿cuándo podrían tener otra oportunidad de demostrar su valía? Preguntó a sus hombres qué pensaban y por unanimidad acordaron seguir adelante.

A las 18.30 horas, una flota de camiones llegó al comedor de oficiales para transportar a los hombres a los cinco aviones Bristol Bombay que los llevarían al área objetivo. Du Vivier "murmuró una oración silenciosa y me puse en las manos de Dios" mientras subía a bordo.

El de Du Vivier fue el tercer avión en despegar, detrás del de Stirling y del teniente Eoin McGonigal. Bonington y sus nueve hombres estaban en el cuarto avión y la sección de Mayne estaba en el quinto. Cada avión llevaba cinco (o en algunos casos seis) botes dentro de los cuales había dos paquetes que contenían armas, municiones de repuesto, mechas, explosivos, mantas y raciones.

Los hombres saltaban vistiendo camisetas y pantalones cortos estándar del desierto con un esqueleto de tela metálica en la espalda que contenía una herramienta de atrincheramiento. Cada hombre llevaba en su interior una pequeña mochila en la que había granadas, comida (dátiles, pasas, queso, galletas, dulces y chocolate), un revólver, mapas y una brújula. Se usaron overoles de mecánicos sobre todo esto para garantizar que ninguno de los equipos quedara atrapado en las líneas de aparejo del paracaídas durante la caída.

El avión de Mayne despegó 40 minutos tarde, a las 2020 horas en lugar de las 1940 horas, aunque a diferencia de los otros aviones, llegaron a la zona de caída (DZ) sin atraer la atención no deseada de las baterías antiaéreas enemigas (AA). A las 22.30 horas saltaron con Mayne describiendo eventos posteriores en su informe operativo:

A medida que la sección descendía, hubo destellos en el suelo e informes que luego pensé que eran fuego de armas pequeñas. Pero al llegar al suelo no se encontró ningún enemigo, por lo que concluí que el informe había sido causado por detonadores que explotaron en paquetes cuyos paracaídas no se habían abierto.

El aterrizaje fue desagradable. Calculé la velocidad del viento entre 20 y 25 millas por hora, y el suelo estaba salpicado de arbustos espinosos.

Aquí resultaron heridos dos hombres. El Pct [paracaidista] Arnold se torció ambos tobillos y el Pct Kendall se lastimó o lastimó la pierna.

Se realizó una búsqueda exhaustiva de los contenedores, que duró hasta las 01.30 horas del 17/11/41, pero solo se localizaron cuatro paquetes y dos TSMG [subfusiles Thompson].

Dejé allí a los dos heridos, les ordené que permanecieran allí esa noche y por la mañana encontraran y enterraran cualquier contenedor en el área, y luego se dirigieran al RV [punto de encuentro] que calculé a 15 millas de distancia.

Era demasiado tarde para llevar a cabo mi plan original de acostarme al oeste de Timimi, ya que solo me quedaban cinco horas de oscuridad, así que decidí acostarme en el lado sur. Luego tuve ocho hombres, 16 bombas, 14 botellas de agua y comida para cuatro hombres, y cuatro mantas (11).

Mayne y sus hombres marcharon tres millas y media antes de quedarse en un wadi. Calculó que habían recorrido seis millas y estaban aproximadamente a cinco millas del objetivo. Cuando amaneció el día 17, un reconocimiento al amanecer reveló que estaban a seis millas del aeródromo, en el que había 17 aviones.

De vuelta en el wadi, Mayne informó a sus hombres del plan: avanzarían para atacar el objetivo a las 20.50 horas y cada hombre llevaría dos bombas. Él y el sargento Edward McDonald llevarían las metralletas Thompson. Hasta entonces, se acostarían en el wadi. Pero como Mayne señaló más adelante en su informe, el clima intervino:

A las 17.30 horas comenzó a llover intensamente. Después de aproximadamente media hora, el wadi se convirtió en un río, y como los hombres yacían ocultos en medio de los arbustos, les llevó algún tiempo llegar a un terreno más alto. Seguía lloviendo y no pudimos encontrar refugio. Una hora más tarde probé dos de los lápices de tiempo y no funcionaron. Incluso si hubiéramos podido mantenerlos secos, en mi opinión, no habría sido factible haberlos utilizado, ya que durante la media hora de retraso en el avión la lluvia los habría vuelto inútiles. Probé los fusibles instantáneos y tampoco funcionaron.

Mayne pospuso el ataque y él y sus hombres soportaron una noche miserable en el wadi. La lluvia amainó a la mañana siguiente, el 18 de noviembre, pero el cielo estaba gris y la temperatura fresca, al darse cuenta de que las mechas no se secarían, Mayne abortó la misión y se dirigió al sur. Aunque amargamente decepcionado por no haber podido atacar al enemigo, el irlandés estaba satisfecho con la forma en que sus hombres se habían comportado en circunstancias difíciles: `` Toda la sección '', escribió, `` se comportó extremadamente bien y, aunque lacerada y magullada ''. en diversos grados por su aterrizaje, y mojado y entumecido por el frío, se mantuvo alegre.

Mayne condujo a sus hombres al RV, un punto cerca de Rotondo Segnali en una pista desértica llamada Trig-al-Abd, 34 millas tierra adentro desde los aeródromos de Gazala y Timimi, al amanecer del 20 de noviembre. Los esperaban miembros del Long Range Desert Group (LRDG), que unas horas antes habían tomado la custodia del bastón de Jock Lewes. Dieron la bienvenida a los miembros de la sección de Mayne con ternera intimidante y tazas de té y los hombres intercambiaron historias de terror. "Fue realmente extraordinario que todo nuestro palo aterrizara sin lesiones porque el viento cuando saltaste era feroz y, por supuesto, no podías ver que el suelo se acercaba", recordó Johnny Cooper. “Golpeé el desierto con un gran golpe y luego fui arrastrado por el viento a bastante velocidad. Cuando llegué a descansar, me tambaleé bastante aturdido para ponerme de pie, sintiéndome seguro de que encontraría algunos huesos rotos, pero para mi asombro no parecía [tener] nada peor que el aire momentáneamente fuera de mí. Hubo una repentina oleada de alivio, pero luego, por supuesto, miré a mi alrededor y me di cuenta de que estaba solo y, bueno, Dios sabe dónde ".

Lewes y sus hombres habían saltado en un bastón bien organizado, el galés cayendo primero con cada hombre sucesivo instruido para enterrar su paracaídas al aterrizar y esperar donde estaba. Lewes tenía la intención de retroceder a lo largo del rumbo de la brújula de la aeronave, recogiendo el saltador número 2, luego el número 3 y así sucesivamente, lo que él llamó "enrollar la palanca". Pero el viento había arrastrado a Jeff Du Vivier durante 150 yardas hasta que finalmente se enganchó en un arbusto espinoso, lo que le dio la oportunidad de evaluar la situación. "Cuando finalmente me liberé, estaba magullado y sangrando y tenía un dolor agudo en la pierna derecha", escribió en su diario. "Cuando vi el terreno rocoso por el que había viajado, agradecí a mi estrella de la suerte que estaba vivo".

Finalmente, Du Vivier encontró el resto del palo y se unió a sus compañeros en la búsqueda de los contenedores. "No pudimos encontrar la mayoría de los contenedores con nuestro equipo, así que Jock Lewes nos reunió y dijo que aún intentaríamos llevar a cabo el ataque si podemos encontrar el objetivo", dijo Cooper.

Marcharon durante la noche y se acostaron a las 21.30 horas de la mañana siguiente. El sargento Pat Riley fue enviado para reconocer el área y regresó para decirle a Lewes que no había señales del aeródromo de Gazala y, en su opinión, habían sido arrojados mucho más al sur de lo planeado. No obstante, Lewes decidió continuar ya las 14.00 horas abandonaron el wadi y se dirigieron hacia el norte durante ocho millas. Pero a última hora de la tarde el clima se volvió en su contra una vez más y los cielos se abrieron, empapando a los hombres y sus explosivos. "El rayo fue tremendo", recordó Du Vivier. ¡Y cómo llovió! La brújula daba vueltas en círculos. No íbamos a ninguna parte. Y estábamos revolcándonos hasta las rodillas en el agua. Recuerdo haber visto tortugas nadando ".

Lewes, con la misma desgana severa que Mayne, informó a los hombres que la operación fue abortada y que se dirigirían al sur hacia la RV. Las horas que siguieron pusieron a prueba la determinación de todos los hombres, incluso de Lewes, quien, frío, hambriento y exhausto como el resto de su sección, entregó temporalmente el mando a Riley, el único hombre que parecía ajeno a la tempestad. Du Vivier reconoció la fuerza de Riley en su diario: "Debo mencionar aquí a Pat Riley, un ex guardia y policía ... Siempre estaré en deuda con él por lo que hizo. Estoy seguro de que él fue en su mayor parte el responsable de nuestro regreso ".

Riley hizo que los hombres marcharan durante 40 minutos, descansaran 20 minutos si había algún terreno seco, marcharan durante 40 minutos y así sucesivamente. A lo largo de la noche tropezaron, a menudo vadeando el agua que les llegaba hasta las rodillas. Du Vivier, vestido de manera inadecuada para protegerse de la lluvia torrencial y el viento helado, nunca había experimentado tanto frío. `` Estaba temblando, no temblando. Todos los huesos de mi cuerpo estaban adormecidos. No podía hablar, cada vez que abría la boca, mis dientes simplemente crujían el uno contra el otro ".

La lluvia amainó y el viento amainó a la mañana siguiente (18 de noviembre), pero pasaron otras 36 horas antes de que Lewes y su sección hicieran contacto con el LRDG. La devolución del bastón de Mayne elevó el número de supervivientes a 19. Unas horas más tarde, la cifra aumentó en dos cuando una patrulla del LRDG trajo a David Stirling y al sargento Bob Tait. En el informe operativo de Tait, describió cómo su avión se retrasó en su aproximación a Gazala por los fuertes vientos y el intenso fuego AA. Cuando finalmente saltaron, "todos hicieron muy malos aterrizajes que resultaron en varias heridas leves". Tuvieron considerables dificultades para reunirse y no se volvió a ver a Serge Cheyne.

[* En algunas historias de guerra del Destacamento SAS L, los veteranos recuerdan que el sargento John Cheyne se rompió la espalda al saltar con la sección de Lewes, pero uno debe asumir que el informe de Tait es más confiable por ser contemporáneo.]

Incapaz de encontrar la mayoría de sus contenedores, y con muchos de sus hombres apenas capaces de caminar, Stirling decidió que él y Tait (el único hombre del palo en aterrizar ileso) atacarían el aeródromo mientras que el resto, bajo el mando del Sargento- Mayor George Yates, se dirigiría a la RV. Pero Stirling corrió la misma suerte en Mayne y Lewes, abandonando la misión ante lo que el célebre corresponsal de guerra Alexander Clifford denominó "la tormenta eléctrica más espectacular que se recuerde en la zona". (12)

Durante ocho horas más Stirling y sus hombres esperaron en el RV con la esperanza de dar la bienvenida a más rezagados, pero ninguno apareció y finalmente acordaron partir con el LRDG. Al día siguiente, 21 de noviembre, el LRDG registró un frente de ocho millas con la esperanza de recoger más destacamento L, pero no se vio ninguno.

Stirling descubrió más tarde que el avión que transportaba la sección de Charles Bonington había sido derribado por un Messerschmitt alemán. El piloto, Charles West, resultó gravemente herido, su copiloto murió y los diez hombres del SAS sufrieron diversos grados de lesiones. Doug Keith, el hombre que había marchado 40 millas en calcetines durante el entrenamiento, sucumbió a sus heridas y sus camaradas fueron capturados por las tropas alemanas. Yates y el resto de la sección de Stirling también fueron hechos prisioneros, pero de la sección de McGonigal no se supo que su destino siguió siendo un misterio hasta octubre de 1944, cuando dos de los palos, Jim Blakeney y Roy Davies, llegaron a Gran Bretaña después de haber escapado de su prisionero de ... campamento de guerra (POW). El relato de Blakeney de la noche del 16 de noviembre de 1941 se explicó en un informe de SAS: «Después de aterrizar, se quedó acostado hasta el amanecer y se encontró solo con otros miembros de su grupo, incluido el teniente McGonigal, que resultó gravemente herido y murió más tarde [al igual que Sidney Hildreth]… Este grupo, que trató de llegar al RV LRDG se perdió y se dirigió a la costa, y fue recogido por un guardia italiano en el aeropuerto de Timimi ”(13).

Mayne se vio profundamente afectado por el hecho de que McGonigal no pudo llegar a la RV y, mientras estaba en una etapa posterior de la Guerra del Desierto, cuando Gazala estaba en manos aliadas, iría allí para buscar la tumba de su amigo, pero por el momento cavilaba sobre su desaparición, prometiendo vengarse del enemigo.

Stirling también estaba meditando en el camino hacia el terreno de aterrizaje avanzado del Octavo Ejército en Jaghbub Oasis. Treinta y cuatro de sus hombres estaban desaparecidos, capturados o muertos, y sin embargo, nadie del Destacamento L había disparado siquiera un tiro con ira contra el enemigo. Pero a pesar del abyecto fracaso de la operación, Stirling no estaba totalmente abatido, ya que había decidido que en el futuro el SAS llegaría al área objetivo no en paracaídas sino en camiones conducidos por el LRDG. De esta manera, como Stirling comentó más tarde, el LRDG podría "dejarnos caer de manera más cómoda y precisa a una distancia de impacto del área objetivo". (14)

Los restos del Destacamento L llegaron al Oasis de Jaghbub la tarde del 25 de noviembre. Además de albergar el terreno de aterrizaje avanzado del Octavo Ejército, también había, entre las ruinas de una conocida escuela islámica, un puesto de primeros auxilios. Antes de enviar a los heridos al cuidado de los médicos, Stirling reunió a sus hombres para decirles que el Destacamento L estaba lejos de terminar a pesar de la obvia decepción de su operación inaugural. Prometió que habría "una próxima vez", a lo que Jeff Du Vivier respondió en su diario: "No me apetece una próxima vez si así es como va a ser". *

[* Un resultado de la incursión fallida fue el aplazamiento de un plan para formar un batallón aerotransportado en Oriente Medio. Poco antes de la operación, se le pidió a Stirling que presentara sus pensamientos sobre la idea y él había escrito una evaluación entusiasta, afirmando que 'tal establecimiento debería permitir ampliamente la eliminación de personas inadecuadas y físicamente inadecuadas, podría consistir en general en 4 Coys . de 100 hombres cada uno, un pequeño grupo de HQ operatorio y una Coy Administrativa no operativa. de 100 hombres. "]

Notas finales
Capítulo uno
1. Alan Hoe, David Stirling (Warner, 1994)
2. Entrevista al autor, 2003
3. Entrevista del autor con John Kane, 1998
4. Entrevista al autor, 2001
5. David Stirling, Orígenes del servicio aéreo especial, Archivos SAS
6. Entrevista al autor, 2003
7. Memo titulado El primer salto en paracaídas en el Medio Oriente, Archivos Nacionales
8. David Stirling, Orígenes del servicio aéreo especial
9. Ibíd.
10. Graham Lappin, 11 Scottish Commando (inédito pero disponible para ver en www.combinedops.com)
11. Mike Blackman (ed.), The Paddy Mayne Diary (inédito, 1945)
12. Gavin Mortimer, Stirling’s Men (Weidenfeld, 2004)
13. Informe SAS sobre la repatriación de Blakeney, 1944, Archivos Nacionales, AIR50 / 205
14. Hoe, David Stirling

Copyright 2011 de Gavin Mortimer.

Reproducido con permiso de Osprey Publishing.

GAVIN MORTIMER es el autor de Hombres de Stirling, una historia pionera de las primeras operaciones del SAS La noche más larga: voces del London Blitz, The Blitz: una historia ilustrada y El SAS en la Segunda Guerra Mundial: una historia ilustrada. Gavin, un escritor galardonado cuyos libros se han publicado a ambos lados del Atlántico, ha escrito anteriormente paraThe Telegraph, The Sunday Telegraph, The Observer y don revista. Continúa contribuyendo a una amplia gama de periódicos y revistas, desde BBC History hasta Historia Militar Estadounidense Trimestral. Además, ha dictado conferencias sobre el SAS en la Segunda Guerra Mundial en el Museo Nacional del Ejército.


Ver el vídeo: En el frente, la historia americana. Segunda Guerra Mundial.