Comienza la ofensiva terrestre de la Guerra del Golfo

Comienza la ofensiva terrestre de la Guerra del Golfo

Después de seis semanas de bombardeos intensivos contra Irak y sus fuerzas armadas, las fuerzas de la coalición lideradas por Estados Unidos lanzan una invasión terrestre de Kuwait e Irak.

El 2 de agosto de 1990, Irak invadió Kuwait, su pequeño vecino rico en petróleo, y en cuestión de horas había ocupado la mayoría de las posiciones estratégicas del país. Una semana después, la Operación Escudo del Desierto, la defensa estadounidense de Arabia Saudita, comenzó cuando las fuerzas estadounidenses se concentraron en el Golfo Pérsico. Tres meses después, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución que autorizaba el uso de la fuerza contra Irak si no se retiraba de Kuwait antes del 15 de enero de 1991.

A las 4:30 p.m. EST el 16 de enero de 1991, la Operación Tormenta del Desierto, una ofensiva masiva dirigida por Estados Unidos contra Irak, comenzó cuando se lanzaron los primeros aviones de combate desde Arabia Saudita y frente a portaaviones estadounidenses y británicos en el Golfo Pérsico. Durante toda la noche, aviones de la coalición militar liderada por Estados Unidos golpearon objetivos en Bagdad y sus alrededores mientras el mundo observaba los eventos en imágenes de televisión transmitidas en vivo vía satélite desde Bagdad y otros lugares.

La Operación Tormenta del Desierto fue realizada por una coalición internacional bajo el mando del general estadounidense Norman Schwarzkopf y contó con fuerzas de 32 países, incluidos Gran Bretaña, Egipto, Francia, Arabia Saudita y Kuwait. Durante las próximas seis semanas, la fuerza aliada participó en una guerra aérea masiva contra la infraestructura militar y civil de Irak, encontrando poca resistencia efectiva de la fuerza aérea iraquí. Las fuerzas terrestres iraquíes también estuvieron indefensas durante esta etapa de la guerra, y la única medida de represalia significativa del líder iraquí Saddam Hussein fue el lanzamiento de ataques con misiles SCUD contra Israel y Arabia Saudita. Saddam esperaba que los ataques con misiles provocarían que Israel, y por tanto, otras naciones árabes, entraran en el conflicto; sin embargo, a petición de Estados Unidos, Israel permaneció fuera de la guerra.

El 24 de febrero, comenzó una ofensiva terrestre masiva de la coalición, y las fuerzas armadas de Irak, obsoletas y mal abastecidas, se vieron rápidamente abrumadas. Al final del día, el ejército iraquí se había retirado efectivamente, 10,000 de sus soldados estaban prisioneros y se había establecido una base aérea estadounidense en las profundidades de Irak. Al cabo de menos de cuatro días, Kuwait fue liberado y la mayoría de las fuerzas armadas iraquíes fueron destruidas o se rindieron o se retiraron al Iraq. El 28 de febrero, el presidente de Estados Unidos, George Bush, declaró un alto el fuego e Irak se comprometió a respetar los términos de paz de la futura coalición y de la ONU. Ciento veinticinco soldados estadounidenses murieron en la Guerra del Golfo Pérsico, y otros 21 fueron considerados desaparecidos en acción.


Estados Unidos provocó a Irak

Aunque la causa de la Guerra del Golfo se atribuye a la invasión y ocupación de Kuwait por Saddam Hussein, las semillas de la guerra se sembraron mucho antes de que las primeras tropas marcharan hacia Kuwait. Según el Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra, Estados Unidos tenía un patrón de instigación, con la intención de provocar eventos que pudieran justificar la participación de Estados Unidos.

Como informó Reuters, la OPEP ya estaba preocupada por el exceso de producción de petróleo de Kuwait en 1989. A pesar de las cuotas instituidas por la OPEP, Kuwait decidió hacerse cargo de su propia producción de petróleo y comenzó a producir más de dos millones de barriles por día. Debido a esta sobreproducción, Irak no pudo recuperar los ingresos perdidos de los años pasados ​​en la guerra con Irán. Cuando Irak le pidió que redujera su producción de petróleo, Kuwait se negó, lo que fue visto por Irak como un acto de agresión.

Mientras tanto, Estados Unidos estaba al tanto de estas disputas y se estaba beneficiando de la caída del precio del petróleo, y aunque se advirtió a la administración Bush que la ayuda a Irak se estaba utilizando para comprar armas, continuó proporcionando a Irak ayuda y garantías de préstamos. Justo antes de la invasión, Saddam Hussein le preguntó a la embajadora estadounidense April Glaspie cuál era la opinión de Estados Unidos sobre el reclamo de Irak sobre Kuwait. Glaspie respondió que, "No tenemos opinión sobre sus conflictos árabe-árabes [.] El problema de Kuwait no está asociado con Estados Unidos". Si bien Glaspie diría más tarde que Estados Unidos nunca pensó que Irak invadiría Kuwait, parece que hicieron poco para disuadir a Irak.


Comienza la ofensiva terrestre de la Guerra del Golfo - HISTORIA

Campaña terrestre de la Guerra del Golfo Pérsico: las fuerzas de la Coalición dominaron el aire con sus ventajas tecnológicas, pero se consideró que las fuerzas terrestres estaban más igualadas. Las fuerzas de la coalición tenían la ventaja significativa de poder operar bajo la protección de la supremacía aérea que habían logrado sus fuerzas aéreas antes del inicio de la ofensiva terrestre principal. Las fuerzas de la coalición también tenían dos ventajas tecnológicas clave:

  1. Los principales tanques de batalla de la Coalición, como el estadounidense M1 Abrams, el británico Challenger 1 y el kuwaití M-84AB eran muy superiores a los tanques chinos Tipo 69 y T-72 de fabricación nacional utilizados por los iraquíes, con tripulaciones mejor entrenadas y mejor blindadas. desarrollado.
  2. El uso de GPS hizo posible que las fuerzas de la Coalición navegaran sin hacer referencia a carreteras u otros puntos de referencia fijos. Esto, junto con el reconocimiento aéreo, les permitió librar una batalla de maniobra en lugar de una batalla de encuentro: sabían dónde estaban y dónde estaba el enemigo, por lo que podían atacar un objetivo específico en lugar de buscar fuerzas enemigas en el suelo.

Liberación de Kuwait

A pesar de los éxitos de las fuerzas de la Coalición, se temía que la Guardia Republicana escapara a Irak antes de que pudiera ser destruida. Se decidió enviar fuerzas blindadas británicas a Kuwait quince horas antes de lo previsto y enviar fuerzas estadounidenses tras la Guardia Republicana. El avance de la Coalición fue precedido por un bombardeo de artillería pesada y cohetes, tras lo cual 150.000 soldados y 1.500 tanques iniciaron su avance. Las fuerzas iraquíes en Kuwait contraatacaron contra las tropas estadounidenses, actuando por orden directa del propio Saddam. A pesar del intenso combate, los estadounidenses rechazaron a los iraquíes y continuaron avanzando hacia la ciudad de Kuwait.

Las fuerzas kuwaitíes tenían la tarea de liberar la ciudad. Las tropas iraquíes ofrecieron solo una ligera resistencia. Los kuwaitíes perdieron un soldado muerto y un avión derribado, y rápidamente liberaron la ciudad. El 27 de febrero, Saddam ordenó la retirada de Kuwait. Sin embargo, una unidad iraquí en el aeropuerto internacional de Kuwait pareció no haber captado el mensaje y se resistió ferozmente. Los marines estadounidenses tuvieron que luchar durante horas antes de asegurar el aeropuerto, después de lo cual Kuwait fue declarado seguro. Después de cuatro días de combates, las fuerzas iraquíes fueron expulsadas de Kuwait. Como parte de una política de tierra quemada, incendiaron casi 700 pozos de petróleo y colocaron minas terrestres alrededor de los pozos para dificultar la extinción de los incendios.

Movimientos iniciales en Irak

Elementos de la 2.a Brigada, 1.a División de Caballería del Ejército de los Estados Unidos realizaron un reconocimiento encubierto en Irak el 9 de febrero de 1991, seguido de uno en vigor el 20 de febrero que destruyó un regimiento iraquí. Desde el 15 y # 821120 de febrero, la batalla de Wadi Al-Batin tuvo lugar dentro de Irak. Fue un ataque fingido, diseñado para hacer pensar a los iraquíes que se produciría una invasión de la coalición desde el sur. Los iraquíes resistieron ferozmente y los estadounidenses finalmente se retiraron. Tres soldados estadounidenses murieron y nueve resultaron heridos, así como varios tanques y vehículos blindados destruidos o dañados, pero tomaron siete prisioneros y destruyeron cinco tanques y veinte prisioneros, y engañaron con éxito a los iraquíes. El 22 de febrero de 1991, Irak acordó un acuerdo de alto el fuego propuesto por los soviéticos. El acuerdo exigía que Irak retirara las tropas a posiciones previas a la invasión dentro de las seis semanas posteriores a un alto el fuego total, y pedía que el Consejo de Seguridad de la ONU supervisara el monitoreo del alto el fuego y la retirada.

La Coalición rechazó la propuesta, pero dijo que las fuerzas iraquíes en retirada no serían atacadas y dio veinticuatro horas para que Iraq comenzara a retirar las fuerzas. El 23 de febrero, los enfrentamientos resultaron en la captura de 500 soldados iraquíes. El 24 de febrero, fuerzas blindadas británicas y estadounidenses cruzaron la frontera entre Irak y Kuwait y entraron en Irak en gran número, tomando cientos de prisioneros. La resistencia iraquí fue ligera y 4 estadounidenses murieron.

Las fuerzas de la coalición entran en Irak

La fuerza francesa superó rápidamente a la 45.a División de Infantería iraquí, sufrió bajas bajas y tomó un gran número de prisioneros, y tomó posiciones de bloqueo para evitar un contraataque iraquí en el flanco de la Coalición. El flanco derecho del movimiento estaba protegido por la 1ª División Blindada británica. Una vez que los aliados penetraron profundamente en territorio iraquí, giraron hacia el este y lanzaron un ataque de flanco contra la élite de la Guardia Republicana antes de que pudiera escapar. Los iraquíes resistieron ferozmente desde posiciones atrincheradas y vehículos estacionados, e incluso montaron cargas blindadas.

A diferencia de muchos enfrentamientos anteriores, la destrucción de los primeros tanques iraquíes no resultó en una rendición masiva. Los iraquíes sufrieron pérdidas masivas y perdieron docenas de tanques y vehículos, mientras que las bajas estadounidenses fueron comparativamente bajas, con un solo Bradley noqueado. Las fuerzas de la coalición presionaron otros diez kilómetros hacia el territorio iraquí y capturaron su objetivo en tres horas. Tomaron 500 prisioneros e infligieron grandes pérdidas, diezmando la 26ª División de Infantería iraquí. Un soldado estadounidense murió por una mina terrestre iraquí, otros cinco por fuego amigo y treinta resultaron heridos durante la batalla. Las fuerzas estadounidenses rompieron las defensas iraquíes y diezmaron toda una división de infantería iraquí. Mientras tanto, las fuerzas británicas atacaron la División de Medina iraquí y una importante base logística de la Guardia Republicana. En casi dos días de algunos de los combates más intensos de la guerra, los británicos destruyeron 40 tanques enemigos y capturaron a un comandante de división.

Mientras tanto, las fuerzas estadounidenses atacaron la aldea de Al Busayyah, encontrando una feroz resistencia. No sufrieron bajas, pero destruyeron una cantidad considerable de material militar y tomaron prisioneros.

El 25 de febrero de 1991, las fuerzas iraquíes dispararon un misil scud contra un cuartel estadounidense en Dhahran, Arabia Saudita. El ataque con misiles mató a 28 militares estadounidenses.

El avance de la Coalición fue mucho más rápido de lo que esperaban los generales estadounidenses. El 26 de febrero, las tropas iraquíes comenzaron a retirarse de Kuwait, después de haber incendiado sus campos petroleros (se incendiaron 737 pozos de petróleo). Un largo convoy de tropas iraquíes en retirada se formó a lo largo de la carretera principal Irak-Kuwait. Aunque se estaban retirando, este convoy fue bombardeado tan extensamente por las fuerzas aéreas de la Coalición que llegó a ser conocido como la Carretera de la Muerte. Cientos de soldados iraquíes murieron. Las fuerzas de los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia continuaron persiguiendo a las fuerzas iraquíes en retirada a través de la frontera y de regreso a Irak, moviéndose finalmente a 150 millas (240 km) de Bagdad antes de retirarse de la frontera iraquí.

Cien horas después de que comenzara la campaña terrestre, el 28 de febrero, el presidente Bush declaró un alto el fuego y también declaró que Kuwait había sido liberado.


Contenido

El 2 de agosto de 1990, el ejército iraquí invadió y ocupó el vecino estado de Kuwait. [5] La invasión, que siguió a la inconclusa guerra Irán-Irak y tres décadas de conflicto político con Kuwait, ofreció a Saddam Hussein la oportunidad de distraer la disidencia política en casa y agregar los recursos petroleros de Kuwait a los de Irak, una bendición en una época de declive. precios del petróleo. [6]

En respuesta, las Naciones Unidas comenzaron a aprobar una serie de resoluciones exigiendo la retirada de las fuerzas iraquíes de Kuwait. [7] Temiendo que Arabia Saudita fuera invadida a continuación, el gobierno de Arabia Saudita solicitó ayuda militar inmediata. [8] Como resultado, Estados Unidos comenzó a reunir fuerzas de una variedad de naciones, denominadas Coalición, en la península arábiga. [9] Inicialmente, Saddam Hussein intentó disuadir la acción militar de la Coalición amenazando la producción y exportación de petróleo de Kuwait e Irak. En diciembre de 1990, el Iraq experimentó con el uso de explosivos para destruir bocas de pozo en la zona del complejo de carga Ahmadi, desarrollando su capacidad para destruir la infraestructura petrolera de Kuwait a gran escala. El 16 de enero, la artillería iraquí destruyó un tanque de almacenamiento de petróleo en Khafji, Arabia Saudita, y el 19 de enero se abrieron las bombas en el complejo de carga de Ahmadi, vertiendo petróleo crudo en el Golfo Pérsico. El petróleo fluyó al mar a razón de 200.000 barriles diarios, convirtiéndose en uno de los peores desastres ecológicos hasta la fecha. [10]

A pesar de estas amenazas iraquíes, la Coalición lanzó una campaña aérea de 38 días el 17 de enero de 1991. [5] Realizando unas 2.000 incursiones diarias, [11] Los aviones de la Coalición paralizaron rápidamente los sistemas de defensa aérea iraquíes y destruyeron efectivamente la Fuerza Aérea Iraquí. [12] cuya tasa de salidas diarias se desplomó desde un nivel de antes de la guerra de aproximadamente 200 por día a casi ninguno el 17 de enero. [13] En el tercer día de campaña, muchos pilotos iraquíes cruzaron la frontera iraní en sus aviones en lugar de ser destruidos. [14] La campaña aérea también apuntó a sitios de comando y control, puentes, ferrocarriles e instalaciones de almacenamiento de petróleo. [15]

Saddam Hussein, de quien se cree que dijo: "La fuerza aérea nunca ha decidido una guerra", sin embargo, le preocupaba que la campaña aérea erosionara la moral nacional de Irak. El líder iraquí también creía que Estados Unidos no estaría dispuesto a perder muchas tropas en acción y, por lo tanto, trató de atraer a las tropas terrestres de la Coalición a una batalla decisiva. [16] En un intento de provocar una batalla terrestre, ordenó a las fuerzas iraquíes que lanzaran misiles Scud contra Israel, mientras continuaba amenazando con la destrucción de los campos petrolíferos en Kuwait. [17] Estos esfuerzos no tuvieron éxito en provocar una gran batalla terrestre, [18] por lo que Saddam Hussein decidió lanzar una ofensiva limitada en Arabia Saudita con el objetivo de infligir grandes pérdidas a los ejércitos de la Coalición. [19]

A medida que continuó la campaña aérea, las expectativas de la Coalición de una ofensiva iraquí disminuyeron. Como resultado, Estados Unidos reasignó el XVIII Cuerpo Aerotransportado y el VII Cuerpo 480 kilómetros (300 millas) al oeste. El liderazgo de la Coalición creía que si una fuerza iraquí pasaba a la ofensiva, sería lanzada desde los campos petrolíferos de al-Wafra, en el sur de Kuwait. [20]

El ejército iraquí tenía entre 350.000 y 500.000 soldados en el teatro, [21] organizados en 51 divisiones, incluidas ocho divisiones de la Guardia Republicana. [22] Las unidades de la Guardia Republicana normalmente recibían el equipo más nuevo [22] por ejemplo, la mayoría de los 1.000 tanques T-72 estimados en el ejército iraquí en vísperas de la guerra estaban en divisiones de la Guardia Republicana. [23] El ejército iraquí en el Teatro de Operaciones de Kuwait (KTO) también incluyó nueve divisiones pesadas, compuestas principalmente por soldados profesionales, pero con armas de un grado generalmente menor que las entregadas a la Guardia Republicana. [24]

La mayoría de las unidades blindadas de la Guardia no Republicana tenían diseños de tanques más antiguos, principalmente el T-55 o sus equivalentes chinos, el Tipo 59 y el Tipo 69. [25] Las 34 divisiones restantes estaban compuestas por reclutas mal entrenados. Estas divisiones se desplegaron para canalizar las fuerzas de la Coalición a través de una serie de puntos de ruptura a lo largo del frente, permitiendo que las divisiones pesadas del ejército iraquí y las unidades de la Guardia Republicana las aislaran y contraatacaran. [26] Sin embargo, los iraquíes dejaron su flanco occidental abierto, sin tener en cuenta las tácticas posibles gracias al Sistema de Posicionamiento Global y otras nuevas tecnologías. [27]

En Arabia Saudita, la Coalición desplegó originalmente más de 200.000 soldados, 750 aviones y 1.200 tanques. [28] Esto creció rápidamente a 3.600 tanques y más de 600.000 personal, [29] de los cuales más de 500.000 eran de los Estados Unidos. [30]

Fuerzas iraquíes Editar

Destinado a la ofensiva en Arabia Saudita estaba el Tercer Cuerpo iraquí, [31] la 1.ª División Mecanizada del Cuarto Cuerpo y varias unidades de comando. [32] El Tercer Cuerpo, comandado por el General de División Salah Aboud Mahmoud (quien también comandaría la ofensiva general), tenía la 3ª División Blindada y la 5ª División Mecanizada, [31] así como varias divisiones de infantería. El comandante del Cuarto Cuerpo era el mayor general Ayad Khalil Zaki. La 3.a División Blindada tenía varios tanques T-72, la única fuerza de la Guardia no republicana que los tenía, [23] mientras que los otros batallones blindados tenían T-62 y T-55, [33] algunos de los cuales tenían un Armadura de aplicación iraquí similar a la armadura abultada soviética también conocida como armadura laminada de "frente" o BDD.

Durante la batalla de Khafji, estos T-55 mejorados sobrevivieron a los impactos de los misiles antitanque MILAN. [34] Estas divisiones también tenían vehículos blindados de personal como el BMP-1, vehículos de exploración como el BRDM-2 y varios tipos de artillería. [33] También desplegadas a lo largo de esta parte del frente, aunque no fueron elegidas para participar en la invasión, había cinco divisiones de infantería que tenían órdenes de permanecer en sus posiciones defensivas a lo largo de la frontera. [33]

El reconocimiento del Cuerpo de Marines de Estados Unidos estimó que el ejército iraquí había reunido alrededor de 60.000 soldados al otro lado de la frontera, cerca de la ciudad kuwaití de Wafra, en hasta cinco o seis divisiones. [35] Las divisiones de infantería normalmente consistían en tres brigadas con una unidad de comando adjunta, aunque algunas divisiones de infantería podían tener hasta ocho brigadas; sin embargo, la mayoría de las divisiones de infantería a lo largo de la frontera tenían menos efectivos, principalmente debido a la deserción. [36]

Las divisiones blindadas y mecanizadas normalmente hacían uso de tres brigadas, y cada brigada tenía hasta cuatro batallones de combate dependiendo del tipo de división, estos eran generalmente una mezcla de tres a uno, con tres batallones mecanizados y un batallón blindado, o viceversa. [37] Dado el tamaño de las fuerzas desplegadas al otro lado de la frontera, se cree que el ejército iraquí planeaba continuar la ofensiva, después de la exitosa captura de Khafji, para apoderarse de los valiosos campos petrolíferos de Dammam. [35]

El ataque consistiría en una ofensiva de cuatro puntas. La 1ª División Mecanizada atravesaría las 7ª y 14ª Divisiones de Infantería para proteger el flanco de la 3ª División Blindada, que proporcionaría una fuerza de bloqueo al oeste de Khafji mientras la 5ª División Mecanizada tomaría la ciudad. La 1.a División Mecanizada y la 3.a División Blindada se retirarían a Kuwait, mientras que la 5.a División Mecanizada esperaría hasta que la Coalición lanzara una contraofensiva. Los principales objetivos eran infligir muchas bajas a los soldados de la Coalición que atacaban y tomar prisioneros de guerra, que Saddam Hussein teorizó serían una excelente herramienta de negociación con la Coalición. [38]

Cuando las unidades se trasladaron a la frontera de Arabia Saudita, muchas fueron atacadas por aviones de la Coalición. Alrededor del bosque de Al-Wafrah, unos 1.000 vehículos blindados de combate iraquíes fueron atacados por aviones Harrier con bombas de racimo Rockeye. [39] Otro convoy iraquí de vehículos blindados fue alcanzado por los A-10, que destruyeron el primer y último vehículo, antes de atacar sistemáticamente los restos varados. [40] Tales ataques aéreos impidieron que la mayoría de las tropas iraquíes desplegadas para la ofensiva participaran en ella. [41]

Vehículos de combate blindados iraquíes en Khafji
T-72 [42] T-55 [43] T-62 [44] BMP-1 [42]
Peso 37,6 t (41,5 toneladas cortas) 36 t (39,7 toneladas) 40 t (44 toneladas) 13,9 t (15,3 toneladas)
Pistola 125 mm 2A46D de ánima lisa (4,92 pulgadas) 100 mm D-10T2S estriado (3,94 pulgadas) 115 mm U-5T de ánima lisa (4,53 pulg.) Pistola de baja presión 2A2B Grom de 73 mm (2,9 pulg.)
Munición 44 rondas 43 rondas 40 rondas 40 rondas
Rango de carretera 480 km (300 millas) 500 km (310,7 millas) 300 a 450 km (186 a 279 mi) 500 km (310,7 millas)
Salida del motor 780 PS (573,7 kW) 580 PS (426,6 kW) 580 PS (426,6 kW) 300 CV (220,6 kW)
Velocidad máxima 60 km / h (37,3 mph) 50 km / h (30 mph) 50 km / h (30 mph) 40 km / h (24,9 mph)

Fuerzas de la coalición Editar

Durante el aumento de fuerzas, Estados Unidos había construido puestos de observación a lo largo de la frontera entre Kuwait y Arabia Saudita para recopilar información de inteligencia sobre las fuerzas iraquíes. Estos estaban tripulados por los SEAL de la Marina de los EE. UU., El Reconocimiento de la Fuerza del Cuerpo de Marines de los EE. UU. Y el personal de las Fuerzas Especiales del Ejército. El puesto de observación 8 estaba más al este, en la costa, y se colocaron otros siete puestos de observación cada 20 km (12 millas) hasta el final del "talón", el territorio geográfico del extremo sur de Kuwait. Los puestos de observación 8 y 7 daban a la carretera costera que iba a Khafji, considerada la ruta de invasión más probable de la ciudad. [45] La 1ª División de Infantería de Marina tenía tres compañías ubicadas en los puestos de observación 4, 5 y 6 (Task Force Shepard), mientras que el 2º Batallón de Infantería Blindada Ligera de la 2ª División de Infantería de Marina instaló una pantalla entre el puesto de observación 1 y los campos petrolíferos de Al-Wafrah. [46] La 2.a División Blindada del Ejército de los EE. UU. Proporcionó su 1.a Brigada Tigre para brindar a los Marines el apoyo blindado que tanto necesitaban.

Los saudíes dieron la responsabilidad de la defensa de Khafji a la 2.a Brigada de la Guardia Nacional de Arabia Saudita, adjunta a la Fuerza de Tarea Abu Bakr. El 5.º Batallón de la 2.ª Brigada de la Guardia Nacional de Arabia Saudita instaló una pantalla al norte y al oeste de Khafji, bajo el puesto de observación 7. [46] En ese momento, una Brigada de la Guardia Nacional de Arabia Saudita podía tener hasta cuatro batallones motorizados, cada uno con tres empresas de línea. La brigada tenía una fuerza nominal de unos 5.000 soldados. [47] Los saudíes también desplegaron la Fuerza de Tarea Tariq, compuesta por marines saudíes, un batallón de infantería mecanizada marroquí y dos compañías de infantería senegalesas. Otros dos grupos de trabajo, los grupos de trabajo de Othman y Omar, consistían en dos brigadas mecanizadas del Ministerio de Defensa y Aviación, que proporcionaban pantallas a unos 3 km (1,9 millas) al sur de la frontera. La carretera al sur de Khafji fue cubierta por un batallón de la Guardia Nacional de Arabia Saudita apoyado por un batallón de tanques de Qatar. [48] ​​Las principales defensas del país se colocaron a 20 km (12 millas) al sur de la pantalla. [46]

La mayoría del contingente árabe estaba dirigida por el general Khaled bin Sultan. Las fuerzas alrededor de Khafji se organizaron en el Comando de Fuerzas Conjuntas-Este, mientras que el Comando de Fuerzas Conjuntas-Norte defendió la frontera entre el puesto de observación 1 y la frontera entre Kuwait e Irak. [49]

Vehículos de combate blindados de la coalición en Khafji
AMX-30 [50] V-150 [51] LAV-25 [52]
Peso 36 t (39,7 toneladas cortas) 10 t (11,02 toneladas) 16,3 t (18 toneladas)
Pistola Modelo de 105 mm F1 estriado (4,13 pulgadas) 90 mm Cockerill estriado (3,54 i) Cañón automático de 25 mm (0,98 pulgadas)
Munición 50 rondas 39 rondas 420 rondas
Rango de carretera 600 km (370 millas) 643 km (400 millas) 660 km (410 millas)
Salida del motor 780 PS (573,7 kW) 202 CV (148,6 kW) 350 CV (257,4 kW)
Velocidad máxima 60 km / h (37,3 mph) 88 km / h (54,7 mph) 99 km / h (61,5 mph)

El 27 de enero de 1991, el presidente iraquí Saddam Hussein se reunió en Basora con los dos comandantes del cuerpo del ejército iraquí que liderarían la operación, y el general de división Salah Mahmoud le dijo que Khafji sería suyo el 30 de enero. Durante su viaje de regreso a Bagdad, el convoy de Saddam Hussein fue atacado por aviones de la Coalición y el líder iraquí escapó ileso. [35] [53]

A lo largo del 28 de enero, la Coalición recibió una serie de advertencias que sugerían una inminente ofensiva iraquí. La Coalición volaba dos nuevos aviones E-8A Joint Surveillance Target Attack Radar System (Joint STARS), que recogió el despliegue y movimiento de las fuerzas iraquíes al área opuesta a Khafji. [54] Los puestos de observación 2, 7 y 8 también detectaron un fuerte reconocimiento iraquí a lo largo de la frontera, y sus pequeños equipos de infantes de marina de enlace de disparos aeronáuticos convocaron ataques aéreos y de artillería durante todo el día. El teniente coronel Richard Barry, comandante del cuartel general avanzado del 1er Grupo de Vigilancia, Reconocimiento e Inteligencia, envió advertencias sobre un inminente ataque al Comando Central. Sin embargo, los líderes de CentCom estaban demasiado preocupados por la campaña aérea para prestarles atención, [55] y por eso la operación iraquí fue una sorpresa. [56] [57]

Inicio de la ofensiva iraquí: 29 de enero Editar

La ofensiva iraquí comenzó la noche del 29 de enero, cuando aproximadamente 2.000 soldados en varios cientos de vehículos de combate blindados se trasladaron al sur. [58] El análisis de posguerra realizado por la Universidad Aérea de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Sugiere que Irak planeaba utilizar la 3ª División Blindada y la 5ª División Mecanizada para realizar el ataque real a Khafji, con la 1ª División Mecanizada asignada para proteger el flanco occidental de la fuerza atacante. La incursión iraquí en Arabia Saudita consistió en tres columnas, en su mayoría compuestas por tanques T-62 y vehículos blindados de transporte de personal (APC). [4] El primer enfrentamiento terrestre de la Guerra del Golfo fue cerca del puesto de observación 4 (OP-4), construido en el edificio de la policía de Al-Zabr. [59] [60] Elementos de la 6.ª Brigada Blindada iraquí, a quienes se les ordenó tomar las alturas sobre Al-Zabr, se enfrentaron a las unidades de la Coalición en Al-Zabr. [61] A las 20:00 horas, los marines estadounidenses en el puesto de observación, que habían notado grandes grupos de vehículos blindados a través de sus dispositivos de visión nocturna, intentaron hablar con el cuartel general del batallón pero no recibieron respuesta. Dado que el contacto anterior no fue un problema, existía una fuerte presunción de que las radios del pelotón de reconocimiento estaban bloqueadas. Usando corredores, el teniente Ross alertó a su pelotón y continuó tratando de pasar e informar al cuartel general superior y a la Compañía D de la fuerza iraquí que se aproximaba. [62] El contacto no se estableció hasta las 20:30 horas, lo que llevó a la Fuerza de Tarea Shepard a responder a la amenaza. Los soldados de la coalición en el puesto de observación 4 estaban ligeramente armados y solo podían responder con misiles antitanque TOW antes de solicitar apoyo aéreo. [63] El apoyo aéreo llegó a las 21:30 y tomó la forma de varios F-15E, F-16C, cuatro A-10 Tank Killers y tres cañoneras AC-130, que intervinieron en un intenso tiroteo entre las fuerzas terrestres iraquíes y de la Coalición en OP-4. El pelotón de reconocimiento estacionado en OP-4 fue el primero en ser atacado, su retirada del combate fue facilitada por otra compañía que proporcionó fuego de cobertura. El intento de los soldados apostados en OP-4 de repeler o retrasar el avance iraquí les costó varias bajas, [63] y ante una fuerte respuesta iraquí se vieron obligados a retirarse al sur, por orden de su comandante. [64]

Para cubrir la retirada, el pelotón de LAV-25 y LAV-AT (variantes antitanque) de la compañía se movió para enfrentarse a la fuerza iraquí. Después de recibir el permiso, uno de los vehículos antitanques abrió fuego contra lo que creía que era un tanque iraquí. En cambio, el misil destruyó un LAV-AT amigo a unos cientos de metros frente a él. A pesar de esta pérdida, el pelotón siguió adelante y pronto abrió fuego contra los tanques iraquíes con los cañones automáticos de los LAV-25. El fuego no pudo penetrar la armadura de los tanques, pero dañó sus ópticas e impidió que los tanques contraatacaran con eficacia. [sesenta y cinco]

Poco después, llegaron varios aviones de ataque a tierra A-10, pero les resultó difícil localizar los objetivos enemigos y comenzaron a lanzar bengalas para iluminar la zona. Una de estas bengalas aterrizó en un vehículo amigo y, aunque el vehículo se comunicó por radio en su posición, fue alcanzado por un misil aire-tierra AGM-65 Maverick que mató a toda la tripulación excepto al conductor. Tras el incidente, la empresa se retiró y los vehículos restantes se reorganizaron en otra empresa cercana. [66] Con el puesto de observación 4 despejado, la 6.ª Brigada Blindada iraquí se retiró sobre la frontera a Al-Wafrah bajo el intenso fuego de los aviones de la Coalición. Las fuerzas de la coalición habían perdido 11 tropas por fuego amigo y ninguna por acción enemiga. [67] [68]

Mientras se desarrollaban los acontecimientos en el puesto de observación 4, la 5.ª División Mecanizada iraquí cruzó la frontera con Arabia Saudita cerca del puesto de observación 1. Una compañía del 2.º Batallón Blindado de Infantería Ligera, que estaba controlando la unidad iraquí, informó de una columna de 60-100 BMP . La columna fue atacada por aviones Coalition A-10 y Harrier. A esto siguió otra columna con un estimado de 29 tanques. Uno de los tanques T-62 de la columna fue atacado por un misil antitanque y destruido. [69] El apoyo aéreo de la Coalición, proporcionado por A-10 y F-16, implicó el avance iraquí a través del puesto de observación 1 y finalmente rechazó el ataque sobre la frontera de Kuwait. Los aviones continuaron atacando a las columnas durante toda la noche, hasta la mañana siguiente. [70] Otra columna de tanques iraquíes, acercándose al puesto de observación 2, fue atacada por aviones y también rechazada esa noche. [71]

Una columna iraquí adicional cruzó la frontera de Arabia Saudita hacia el este, aunque todavía a lo largo de la costa, hacia la ciudad de Khafji. [72] Estos tanques iraquíes fueron controlados por el 5º Batallón Mecanizado de la 2ª Brigada de la Guardia Nacional de Arabia Saudita. Este batallón se retiró cuando fue objeto de un intenso fuego, ya que se le había ordenado que no se enfrentara a la columna iraquí. Elementos de la octava y décima brigadas de la Guardia Nacional de Arabia Saudita también llevaron a cabo operaciones de detección similares. Debido a la orden de no entablar combate, el camino a Khafji quedó abierto. [73] En un momento, los T-55 iraquíes de otra columna llegaron a la frontera con Arabia Saudita, lo que indica que tenían la intención de rendirse. Cuando las tropas de Arabia Saudita se acercaron a ellos, invirtieron sus torretas y abrieron fuego. Esto provocó el apoyo aéreo de un AC-130 cercano, destruyendo 13 vehículos. [74]

Sin embargo, el avance iraquí hacia Khafji continuó en este sector, a pesar de los repetidos ataques de un AC-130. Los intentos de los comandantes de Arabia Saudita de convocar ataques aéreos adicionales contra la columna iraquí que avanzaba fracasaron cuando el pesado apoyo aéreo solicitado nunca llegó. [75] Khafji fue ocupado aproximadamente a las 00:30 del 30 de enero, [76] atrapando a dos equipos de reconocimiento de seis hombres de la 1ª División de Infantería de Marina en la ciudad. Los equipos ocuparon dos edificios de apartamentos en el sector sur de la ciudad y pidieron fuego de artillería sobre su posición para persuadir a los iraquíes de suspender una búsqueda en la zona. [77] Durante toda la noche, el apoyo aéreo de la Coalición compuesto por helicópteros y aviones de ala fija continuó atacando tanques y artillería iraquíes. [78]

Respuesta inicial: 30 de enero Editar

Angustiado por la ocupación de Khafji, el comandante de Arabia Saudita, el general Khaled bin Sultan, pidió al general estadounidense Norman Schwarzkopf una campaña aérea inmediata contra las fuerzas iraquíes en la ciudad y sus alrededores. Sin embargo, esto fue rechazado porque los edificios dificultarían que las aeronaves detecten objetivos sin acercarse demasiado. En cambio, se decidió que la ciudad sería retomada por fuerzas terrestres árabes. [79] La tarea recayó en el 7.º Batallón de la 2.ª Brigada de la Guardia Nacional de Arabia Saudita, compuesto por infantería de Arabia Saudita con vehículos blindados V-150 y dos compañías de tanques de Qatar adjuntas al grupo de trabajo. [80] [81] Estos fueron apoyados por personal de las Fuerzas Especiales y de Reconocimiento Marítimo del Ejército de los EE. UU. [82]

La fuerza quedó bajo el mando del teniente coronel Matar de Arabia Saudita, que se marchó a las 17:00 horas. La fuerza se reunió con elementos del 3.er Regimiento de Infantería de Marina de los EE. UU., Al sur de Khafji, y se les ordenó atacar directamente la ciudad. [83] Un pelotón de T-55 iraquíes atacó al sur de la ciudad, lo que provocó la destrucción de tres T-55 por los AMX-30 de Qatar y la captura de un cuarto tanque iraquí. [84] Al carecer de cualquier apoyo de artillería coordinado, [85] el fuego de artillería fue proporcionado por el 10º Regimiento de Infantería de Marina. [84]

An initial attack on the city was called off after the Iraqi occupants opened up with heavy fire, prompting the Saudi Arabians to reinforce the 7th Battalion with two more companies from adjacent Saudi Arabian units. [86] The attempt to retake the city had been preceded by a 15-minute preparatory fire from U.S. Marine artillery. However Iraqi fire did manage to destroy one Saudi Arabian V-150. [87]

Meanwhile, 2nd Saudi Arabian National Guard Brigade's 5th Battalion moved north of Khafji to block Iraqi reinforcements attempting to reach the city. This unit was further bolstered by the 8th Ministry of Defense and Aviation Brigade, and heavily aided by Coalition air support. Although fear of friendly fire forced the 8th Ministry of Defense and Aviation Brigade to pull back the following morning, Coalition aircraft successfully hindered Iraqi attempts to move more soldiers down to Khafji and caused large numbers of Iraqi troops to surrender to Saudi Arabian forces. [87]

That night, two U.S. Army heavy equipment transporters entered the city of Khafji, apparently lost, and were fired upon by Iraqi troops. Although one truck managed to turn around and escape, the two drivers of the second truck were wounded and captured. This led to a rescue mission organized by 3rd Battalion 3rd Marine Regiment, which sent a force of 30 men to extract the two wounded drivers. Although encountering no major opposition, they did not find the two drivers who had, by this time, been taken prisoner. The Marines did find a burnt out Qatari AMX-30, with its dead crew. [88] In the early morning hours, despite significant risk to their safety, an AC-130 providing overwatch stayed beyond sunrise. It was shot down by an Iraqi surface-to-air missile (SAM), killing the aircraft's crew of 14. [89]

The interdiction on the part of Coalition aircraft and Saudi Arabian and Qatari ground forces was having an effect on the occupying Iraqi troops. Referring to Saddam Hussein's naming of the ground engagement as the "mother of all battles", Iraqi General Salah radioed in a request to withdraw, stating, "The mother was killing her children." [90] Since the beginning of the battle, Coalition aircraft had flown at least 350 sorties against Iraqi units in the area and on the night of 30–31 January, Coalition air support also began to attack units of the Iraqi Third Corps assembled on the Saudi Arabian border. [91]

Recapture of Khafji: 31 January – 1 February Edit

On 31 January, the effort to retake the city began anew. The attack was launched at 08:30 hours, and was met by heavy but mostly inaccurate Iraqi fire, however three Saudi Arabian V-150 armored cars were knocked out by RPG-7s at close range. [92] The 8th battalion of the Saudi Arabian brigade was ordered to deploy to the city by 10:00 hours, while 5th Battalion to the north engaged another column of Iraqi tanks attempting to reach the city. The latter engagement led to the destruction of around 13 Iraqi tanks and armored personnel carriers, and the capture of 6 more vehicles and 116 Iraqi soldiers, costing the Saudi Arabian battalion two dead and two wounded. The 8th Battalion engaged the city from the northeast, linking up with 7th Battalion. These units cleared the southern portion of the city, until 7th Battalion withdrew south to rest and rearm at 18:30 hours, while the 8th remained in Khafji. [93] The two Qatari tank companies, with U.S. Marine artillery and air support, moved north of the city to block Iraqi reinforcements. [81]

The 8th continued clearing buildings and by the time the 7th had withdrawn to the south, the Saudi Arabians had lost approximately 18 dead and 50 wounded, as well as seven V-150 vehicles. Coalition aircraft continued to provide heavy support throughout the day and night. [94] A veteran of the Iran-Iraq War later mentioned that Coalition airpower "imposed more damage on his brigade in half an hour than it had sustained in eight years of fighting against the Iranians." [95] During the battle, an Iraqi amphibious force was sent to land on the coast and moved into Khafji. As the boats made their way through the Persian Gulf towards Khafji, U.S. and British aircraft caught the Iraqi boats in the open and destroyed over 90% of the Iraqi amphibious force. [96]

The Saudi Arabian and Kuwaiti units renewed operations the following day. Two Iraqi companies, with about 20 armored vehicles, remained in the city and had not attempted to break out during the night. While the Saudi Arabian 8th Battalion continued operations in the southern portion of the city, the 7th Battalion began to clear the northern sector of the city. Iraqi resistance was sporadic and most Iraqi soldiers surrendered on sight as a result, the city was recaptured on 1 February 1991. [97]

During the battle, Coalition forces incurred 43 fatalities and 52 injured casualties. This included 25 Americans killed, 11 of them by friendly fire along with 14 airmen killed when their AC-130 was shot down by Iraqi SAMs. The U.S. also had two soldiers wounded and another two soldiers were captured in Khafji. [2]

Saudi Arabian and Kuwaiti casualties totaled 18 killed and 50 wounded. Two Kuwaiti AMX-30s main battle tanks and between seven and ten lightly armored Saudi Arabian V-150s were knocked out. [2] Most of the V150s were knocked out by RPG-7 fire in close-range fighting inside the town of Khafji. One of the two that was a catastrophic kill was hit by a 100mm main gun round from a T-55. [3]

Iraq listed its casualties as 71 dead, 148 wounded and 702 missing. U.S. sources present at the battle claim that 300 Iraqis lost their lives, and at least 90 vehicles were destroyed. [2] Another source suggests that 60 Iraqi soldiers were killed and at least 400 taken prisoner, while no less than 80 armored vehicles were knocked out however these casualties are attributed to the fighting both inside and directly north of Khafji. [3]

Whatever the exact casualties, the majority of three Iraqi mechanized/armored divisions had been destroyed. [98]

The Iraqi capture of Khafji was a major propaganda victory for Iraq: on 30 January Iraqi radio claimed that they had "expelled Americans from the Arab territory". [99] For many in the Arab world, the battle of Khafji was seen as an Iraqi victory, and Hussein made every possible effort to turn the battle into a political victory. [100] On the other side, confidence within the United States Armed Forces in the abilities of the Saudi Arabian and Kuwaiti armies increased as the battle progressed. After Khafji, the Coalition's leadership began to sense that the Iraqi Army was a "hollow force" and it provided them with an impression of the degree of resistance they would face during the Coalition's ground offensive that would begin later that month. The battle was felt by the Saudi Arabian government to be a major propaganda victory, which had successfully defended its territory. [101]


‘Once a tanker, always a tanker’

Paul Sousa is gazing at a hulking M1A1 Abrams tank with the affection of a middle-age man reunited with his first car. The thing is 32 feet long and weighs nearly 68 tons, but to him it’s one sweet set of wheels.

“This is my beast,” he smiles. “I was on these things for 18 years. For Desert Storm, I was in one for 100 hours straight—only came out to go to the bathroom, or help fuel, or hold a machine gun while the other guys fueled.”

Some 1,900 of these monsters were dispatched against the Iraqis in Desert Storm. The enemy had thousands of serviceable Soviet-era tanks, but nothing to match the firepower at the fingertips of Sousa, a gunner with the 1st Cavalry Division.

Modernized versions of the M1A1 are still stationed around the globe, but this particular one, sitting in a corner of the 67,000-square-foot American Heritage Museum in Stow, Massachusetts, is the only such tank on public display in the world.

Retreating Iraqis set the Burgan oil fields ablaze. Soon an oily, toxic cloud more than 30 miles wide spread across the Persian Gulf. “We could just see a sliver of light along the horizon,” says gunner Paul Beaulieu. “Above us was this cloud of smoke from the oil fields, and below us the ground was soaked with oil.”

Four soldiers manned the M1A1: a commander, a driver, a gunner, and a loader. These guys call themselves tankers. “Once a tanker, always a tanker,” they’re fond of saying. The commander sits up top, watching the surrounding terrain. The driver is out front, his head jutting from a hole just under the gun. To sit in the gunner’s seat, however, is to get a sense of having had a machine built around you. There’s not an inch of spare room just an in-your-face array of equipment and ammunition.

“For me, the whole war was spent down there in the dark, looking through a periscope,” Sousa adds. “Kind of cooped up.”

Early on the morning of February 24, coalition forces secretly stretched some 300 miles along the Saudi-Iraqi border. Iraqi military officials had some suspicions, but did not act on them.

“I’ll tell you one thing—my mother had figured it out,” says Randy Richert, who served with the 1st Infantry Division. He’d trained as a tanker but found himself driving a colonel in and around moving tank formations in an unarmed Humvee, like a dolphin skipping around a pod of whales.

“My mom kept hearing on the news about all the other divisions that were amassing near Kuwait, to the east, but nothing about us. So she told her friends, ‘I think Randy’s out there in the desert somewhere.’”

Prior to Desert Storm, many of the Army’s tankers had spent the better part of a decade on M1A1s in Europe—training for the possibility of a Soviet invasion across the Iron Curtain.

“It was Cold War time,” recalls Paul Beaulieu, a gunner. “We were always on alert always waiting for that Soviet invasion. I never dreamed I’d end up using that training somewhere in the desert, but I was ready.”

Walking around the American Heritage Museum’s M1A1, Beaulieu notes that the tank’s advanced suspension system gave it a surprisingly smooth ride, even on the roughest desert terrain. Pointing to a nearby 1960s vintage Sheridan M551 tank, which also saw service in Desert Storm, he adds, “Compared to riding in that tank over there, this is like a Cadillac.” Ironically, the Sheridan was actually built by Cadillac.


Contenido

A force composed of 40 amphibious assault ships was stationed off the coast of Kuwait and Saudi Arabia. It was the largest such force to be assembled since the Battle of Inchon. [3] Days before the attack, an amphibious force made repeated feint attacks and landings at Kuwait City, attempting to fool the Iraqis into thinking the Coalition would attack via amphibious assault. Instead, the troops were to enter by the southern border of Kuwait. The Coalition forces based there soon became accustomed to the constant Scud missile threats, chemical missile threats, and near-constant shelling by Iraqi artillery. When the first troops began the assault, they were warned that casualties could be as many as one in three. [ cita necesaria ]

At 4 a.m. on 24 February, after being shelled for months and under the constant threat of a gas attack, the U.S. 1st and 2nd Marine Divisions crossed into Kuwait. They maneuvered around vast systems of barbed wire, minefields and trenches. Once into Kuwait, they headed towards Kuwait City. The troops themselves encountered little resistance and, apart from several minor tank battles, were met primarily by surrendering soldiers. The general pattern was that Coalition troops would encounter Iraqi soldiers who would put up a brief fight before deciding to surrender. [4]

On 27 February, Saddam Hussein issued a retreat order to his troops in Kuwait however, one unit of Iraqi troops appeared to have not gotten the retreat order. When the U.S. Marines arrived at Kuwait International Airport, they encountered fierce resistance, and it took them several hours to gain control and secure the airport. As part of the retreat order, the Iraqis carried out a "scorched earth" policy that included setting hundreds of oil wells on fire in an effort to destroy the Kuwaiti economy. After the battle at Kuwait International Airport, the U.S. Marines stopped at the outskirts of Kuwait City, allowing their Coalition allies to take and occupy Kuwait City, effectively ending combat operations in the Kuwaiti theater of the war. [ cita necesaria ]

After four days of fighting, all Iraqi troops were expelled from Kuwait, ending a nearly seven-month occupation of Kuwait by Iraq. A little over 1,100 casualties were suffered by the Coalition. Estimates of Iraqi casualties range from 30,000 to 150,000. Iraq lost thousands of vehicles, while the advancing Coalition lost relatively few Iraq's obsolete Soviet T-72 tanks proved no match for the American M1 Abrams and British Challenger tanks. [5]


This Day In History: The First Gulf War Began (1991)

On this day in 1991, the First Gulf War began. The United Nations had earlier issued a deadline for the withdrawal of Iraqi forces from Kuwait. In August 1990 the Iraqi army under the orders of the dictator Saddam Hussein had invaded the country and occupied it. The UN had ordered them to leave Kuwait and also empowered the Americans and their allies to prepare for a military operation to eject the Iraqis from Kuwait.

Shortly after the Iraqis had ignored the deadline the Pentagon ordered the first air attacks on the Iraqi army, air force, and navy. The US were joined by British, French and other coalition aircraft. The first wave of attacks targets Iraqi positions and units in both Iraq and Kuwait.

The coalition aircraft launched waves of bombers and fighter-bombers from airstrips in the Saudi Arabian desert. The Pentagon also ordered the US navy to fire state of the art cruise missiles at Iraqi targets. The air and missile attacks were the first stages in Operation Desert Storm. Shortly after the attack began President George Herbert Bush made a televised appearance and explained why the coalition had launched the attacks. The overall commander of Desert Storm was General Norman Schwarzkopf and his force contained units, planes, and ships from 32 nations.

President Bush meeting troops during Desert Storm

The majority of the coalition came from western Europe and the Middle East. Fr six weeks the coalition air force attacked the Iraqi army and other targets including political, economic and infrastructure targets. The Iraqi air defenses were not really effective and the Iraqi air force was no match for the allies. The Iraqi army was constantly bombarded. The elite Republican Guard was regularly bombed by the gigantic B-52s who dropped thousands of tons of explosives on their positions.

Iraq fired SCUD missile attacks against Israel and Saudi Arabia, but they did not cause much damage and only resulted in a limited number of casualties. On February 24, a massive coalition ground offensive began. The coalition used tanks and helicopter gunships to overwhelm the poorly armed and led Iraqi army. The Pentagon send troops into Southern Iraq to outflank the Iraqi army in Kuwait.

The Iraqi army was in disarray after the weeks of bombing and was soon overwhelmed. On February 28th, the US President. Bush declared a cease-fire. Iraq agreed to withdraw completely from Kuwait. The war was considered to be a great victory for America and her allies. The coalition had lost only 240 men while the Iraqi army had possibly lost tens of thousands of men.


Gulf War–Air Campaign, January 16 – February 28, 1991

In the wake of Iraq’s August 1990 invasion of Kuwait, an American-led multinational Coalition deployed to Saudi Arabia. To force an Iraqi withdrawal, the Coalition initiated an aerial campaign on the night of January 16–17, 1991, which lasted for 43 days until the ceasefire on February 28. The Coalition ground campaign lasted for only 100 hours of this 43-day period.

USAF aircraft of the 4th Fighter Wing fly over Kuwaiti oil fires, set by the retreating Iraqi army during Operation Desert Storm in 1991. By US Air Force. Image is in the public domain via Wikimedia.com

The Coalition air forces deployed 2330 aircraft, whereas the Iraqis fielded just 820, mostly inferior Soviet-supplied equipment. The overall Coalition air war delivered 88,000 tons of munitions in over 100,000 sorties. The campaign also comprised four overlapping phases: a strategic air campaign, a battle to win air superiority over Kuwait, attacks on the Iraqi ground forces and, from 24 February, attacks supporting the unfolding ground offensive. In the war’s first hours, based on the innovative Instant Thunder plan, American F-117A Nighthawk Stealth aircraft flew undetected by Iraqi radars to target strategic enemy command facilities in Baghdad.

Attacking Kari during the Gulf War–Air Campaign

Following this, Coalition aircraft attacked the infrastructures associated with the enemy’s sophisticated ‘Kari’ air defense system to gain control of the skies, so that aerial operations could be mounted without fear of casualties being caused by enemy aircraft attacks or SAM responses. In phase three, Coalition aircraft attacked Iraqi ground forces to inflict casualties and lower their morale, as well as smash their logistical and command capabilities. Finally, once the ground war commenced, Coalition air forces attacked enemy front-line forces, interdicted Iraqi lines of communication and performed reconnaissance missions.

This sophisticated Coalition air war was hugely effective. It degraded overall Iraqi command and control capability by 90 per cent, smashed their ability to move, destroyed literally hundreds of vehicles and inflicted 40 per cent casualties on the enemy’s ground forces, making a significant contribution to the Coalition victory.

Dr. Chris McNab is the editor of AMERICAN BATTLES & CAMPAIGNS: A Chronicle, from 1622-Present and is an experienced specialist in wilderness and urban survival techniques. He has published over 20 books including: How to Survive Anything, Anywhere. An encyclopedia of military and civilian survival techniques for all environments. Special Forces Endurance Techniques, First Aid Survival Manual, and The Handbook of Urban Survival.


First Gulf War: Veteran Army Commander Recalls Conflict's 'Apocalyptic' End

Three decades ago, the then-Brigadier Patrick Cordingley commanded 7th Armoured Brigade during the First Gulf War.

A former British Army officer who served during the First Gulf War has recalled the "apocalyptic" scenes he witnessed at the conflict's end.

Operation Granby encompassed the British contribution to the First Gulf War and saw fighting conditions unfamiliar to many in the Armed Forces.

Now, 30 years on, an Army commander has spoken to Forces News to share his memories of the war which followed Iraq's invasion of Kuwait.

The then-Brigadier Patrick Cordingley commanded 7th Armoured Brigade during Britain's biggest armoured deployment since D-Day.

More than 30 nations took part in the US-led mission against Iraq in 1991, with fears growing that President Saddam Hussein may use chemical weapons against the coalition troops.

'It Was Just A Disaster': SAS Veteran Chris Ryan On Failed Bravo Two Zero Mission

"Chemical warfare was not unknown to us because we had done NBC [nuclear, biological, and chemical] training through all our military careers," he told Forces News three decades on.

"But, suddenly, when it was for real, it became rather frightening."

The unique threat of anthrax and other non-conventional weapon stockpiles meant vaccinations for many troops on Op Granby.

Meanwhile, personnel had been unprepared for life and war in the desert.

Mr Cordingley said: "When we were sent out there we didn't have the right kit at all.

"We didn't have the right uniform, the right sort of boots, and even our tanks didn't have the right equipment inside those, as well, to cope with all the dust."

UK Government and business swiftly set about addressing many of these technical challenges

The veteran commander recalls how had been warned of dangerous elements with the tanks used by his troops.

He was asked to ensuring volatile ammunition "bag charges" were separated by spacing them out within the vehicles to avoid disaster, without telling his personnel why he was giving that order.

Remembering The Iraq War: Key Facts And Figures

"Tank soldiers are not stupid and they would know something was up," he reflected.

He refused to give the order, but it meant live-fire training took on an entirely different weight in Mr Cordingley's mind, with him fearing a collision between the tanks could result in an "appalling" explosion.

Such disaster did not unfold, and the British contingent on Op Granby increased.

After three months' training alongside the US Marines, 7th Armoured Brigade was withdrawn from the combined force, to the dissatisfaction of Mr Cordingley.

"I said 'Look, we've trained with these people for three months and now you're pulling us away. Is that really a sensible thing for us to do?'.

"To be honest, I was just told to shut up and get on with it."

Gulf War: Everything You Need To Know About The Conflict 30 Years On

Air attacks on Iraq and Kuwait began the war in mid-January 1991, while the ground offensive got under way the following month.

Supporting coalition efforts to destroy the well-prepared Republican Guard, the second line of enemy defence, UK troops protected the right flank of the US VII Corps before going through the breaching themselves, travelling through a cleared minefield.

Having waited for six months in the desert, the intention was now to fight into Kuwait and box in the Iraqi opposition.

"We didn't face much resistance in the first 24 hours," Mr Cordingley said, adding that superior tank power had contributed to a loss of Iraqi "will".

The British forces defeated the equivalent of three Iraqi armoured divisions in about 66 hours, capturing more than 7,000 prisoners.

Sir John Major: Going To War With Iraq Was On My Mind 'Every Waking Moment'

Personnel then had to rush to cut the road between Kuwait and the Iraqi city of Basra to prompt a ceasefire.

They were met with an "apocalyptic" scene of thick smoke from oil wells that had been set on fire by retreating Iraqi forces as they left the country.

Having helped to drive out a military that had occupied Kuwait illegally, Mr Cordingley described an "honourable moment to stop" on the 28 February 1991.

"I think we all felt enough was enough, and let the politicians' diplomacy sort out what's going to happen next."

Major General Patrick Cordingley was awarded the Distinguished Service Order for his bravery and leadership during the First Gulf War, and now describes his memories from 30 years ago as "incredibly vivid".

"I went back to Kuwait a year ago and went up to where we ended up and it all came flooding back.

"It was just an extraordinary experience where a bunch of people got together and, I'm sure any soldier would tell you this, that sense of camaraderie, the sense of what we'd all done together, the pride in what we'd all done, and just. it was a success."

Listen to the story of the First Gulf War, told by those who were there. Decision-makers, military commanders, soldiers, sailors and air personnel reflect on their roles in the conflict, 30 years on.


Ver el vídeo: La guerra del golfo persico resumen