Historia de Seychelles - Historia

Historia de Seychelles - Historia

SEYCHELLES

Después de ser arrebatadas a los franceses, estas islas ampliamente dispersas en el Océano Índico existieron bajo el control británico desde 1794 hasta 1976, cuando se declaró la independencia. Aunque el equilibrio político fue inicialmente un poco desafiado con un golpe de estado poco después de la independencia, las Seychelles se han mantenido razonablemente estables durante décadas. El turismo se ha convertido en el baluarte económico del país.


Historia y geografía de Seychelles

Cuando pensamos en las Seychelles, la mayoría de nosotros probablemente tengamos estas siguientes imágenes que nos vienen a la mente: agua azul turquesa, sol reflejándose en la arena blanca, exuberante vegetación tropical y atmósfera pacífica; todas estas descripciones son finalmente correctas, pero hay mucho más. de las Seychelles que su atractivo estético.

Viajemos unos cien años atrás en el tiempo y aprendamos más sobre la rica y casi fantástica historia de este hermoso archipiélago que incluye historias de piratas aterradores, tesoros escondidos y exploradores que buscan saborear el "Edén" de la naturaleza. ¡Empecemos!


Historia de Seychelles

los historia recordada de Seychelles se remonta al siglo XVII. Las islas fueron apropiadas y colonizadas por Francia en el siglo XVIII. Se trajeron esclavos africanos a la isla y se desarrolló el característico idioma criollo de Seychelles. Gran Bretaña tomó posesión de las islas a principios del siglo XIX. Las Seychelles se convirtieron en república independiente en 1976 después de doscientos años de dominio colonial europeo. Un estado socialista de partido único gobernó el país desde 1977 hasta 1993. Las elecciones democráticas posteriores fueron ganadas por el mismo partido socialista.

Historia precolonial

Se desconoce la historia temprana (antes de la colonización europea) de Isle de Séchelles o Seychelles. Los malayos de Borneo, que finalmente se asentaron en Madagascar, quizás se quedaron aquí alrededor del 200 al 300 d.C. Los navegantes árabes, en viajes comerciales a través del Océano Índico, probablemente conocían las islas, aunque no las establecieron. Un manuscrito fechado en 851 d. C., escrito por un comerciante árabe, se refiere a las Maldivas y las islas más altas más allá de ellas, posiblemente Seychelles.

Los árabes comerciaban con nueces de coco de mer de gran valor, que solo se encuentran en Seychelles, mucho antes del descubrimiento europeo de las islas. Las nueces podridas pueden flotar y fueron encontradas arrastradas a tierra en Maldivas e Indonesia.

Era de los descubrimientos

En 1503, Vasco da Gama, cruzando desde la India hasta África Oriental, avistó islas que se conocieron como las Amirantes. Las islas graníticas comenzaron a aparecer en las listas portuguesas como las Siete Hermanas.

En marzo de 1608, una flota comercial de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales zarpó hacia la India. Perdido en una tormenta, el Ascensión & # 8217s La tripulación vio & # 8220high land & # 8221 el 19 de enero de 1609 y se dirigió hacia ella. Anclaron & # 8220 como en un estanque & # 8221. Encontraron una isla deshabitada con abundante agua dulce, peces, cocos, pájaros, tortugas y tortugas gigantes con las que reponer sus provisiones. los Ascensión navegaron e informaron de lo que habían encontrado, pero los británicos no tomaron ninguna medida.

Hacia fines del siglo XVII, los piratas llegaron al Océano Índico desde el Caribe y establecieron una base en Madagascar, desde donde atacaron los barcos que se acercaban y abandonaban el Mar Rojo y el Golfo Pérsico.

Los franceses habían ocupado la Isla de Francia (ahora Mauricio) desde 1715. Esta colonia estaba creciendo en importancia, y en 1735 se nombró a un enérgico administrador, Bertrand-François Mahé de La Bourdonnais (1699-1723). Su mandato era proteger la ruta marítima francesa a la India. La Bourdonnais, él mismo un marinero, centró su atención en hacer un pasaje más rápido de Mauricio a la India. Con este fin, en 1742, envió una expedición bajo el mando de Lazare Picault para trazar con precisión las islas al noreste de Madagascar.

El 21 de noviembre de 1742, el Elisabeth y el Charles anclado frente a Mahé en Anse Boileau (no Baie Lazare, más tarde nombrado erróneamente como Picault & # 8217s landing place). Encontraron una tierra de abundancia. De hecho, Picault nombró a la isla Ile d & # 8217Abondance. El mapeo de Picault & # 8217 era deficiente, por lo que en 1744 fue enviado de regreso y rebautizado la isla principal Mahé (en honor a su patrón Mahé de La Bourdonnais), y el grupo Iles de la Bourdonnais. Tenía grandes esperanzas en las Iles de la Bourdonnais. Sin embargo, las islas fueron olvidadas una vez más cuando La Bourdonnais fue reemplazada en 1746.

Asentamiento y gobierno francés

El estallido en 1754 de lo que se convertiría en la Guerra de los Siete Años y # 8217 entre Inglaterra y Francia recordó a las autoridades de Mauricio sobre las islas. Se enviaron dos barcos para reclamarlos, comandados por Corneille Nicholas Morphey. Renombró la isla más grande Isle de Séchelles en honor al vizconde Jean Moreau de Séchelles, ministro de Finanzas durante el reinado de Luis XV (más tarde anglicanizado como Seychelles). Este nombre se usó más tarde para el grupo de islas, mientras que Mahé se usó nuevamente para la isla granítica más grande. Morphey tomó posesión para el rey francés y la Compañía Francesa de las Indias Orientales el 1 de noviembre de 1756.

El final de la Guerra de los Siete Años, con Francia y la pérdida de Canadá y su estatus en la India, provocó el declive de la Compañía Francesa de las Indias Orientales, que anteriormente había controlado Mauricio. Este asentamiento, y por lo tanto Seychelles, pasó a estar bajo la autoridad real directa. El nuevo intendente de Mauricio, Pierre Poivre (1719-1786), estaba decidido a romper el monopolio holandés del lucrativo comercio de especias que pensaba que Mahé sería perfecto para el cultivo de especias.

En 1768, Nicolas Dufresne organizó una empresa comercial, enviando barcos para recolectar madera y tortugas de las Seychelles. Durante esta expedición, la soberanía francesa se amplió para cubrir todas las islas del grupo granítico el día de Navidad.

En 1769, los navegantes Rochon y Grenier demostraron que se podía tomar una ruta más rápida a la India a través de las Seychelles y, por lo tanto, se dio cuenta de la importancia de la posición estratégica de las islas. Mientras tanto, Poivre finalmente había obtenido plántulas de nuez moscada y clavo, y 10,000 semillas de nuez moscada. Sus intentos de propagarlos en Mauricio y Borbón (más tarde llamado Reunión) tuvieron poco éxito, y volvió a pensar en Seychelles. Se consideró fortuito cuando Brayer du Barré (desconocido-1777) llegó a Mauricio con permiso real para administrar un asentamiento en Santa Ana a sus propias expensas.

El 12 de agosto de 1770, 15 colonos blancos, siete esclavos, cinco indios y una mujer negra se establecieron en Santa Ana. Du Barré se quedó en Mauricio buscando fondos. Después de los informes de éxito inicial, pidió al gobierno más dinero. Sin embargo, llegaron informes a las autoridades de que los capitanes de los barcos no podían obtener productos frescos de las islas. Los llamamientos de Du Barré para ayudar a Mauricio y Versalles cayeron en oídos sordos. Desesperado, fue a las Seychelles para intentar rescatar la situación, pero fue en vano. Un hombre arruinado, se fue a la India y murió allí poco después.

En 1771, Poivre envió a Antoine Gillot a Seychelles para establecer un jardín de especias. En agosto de 1772, la gente de Du Barré había abandonado a Santa Ana y se había mudado a Mahé o había regresado a casa. Gillot trabajó en Anse Royale, estableciendo plantas de nuez moscada, clavo, canela y pimienta.

Cuando se vieron barcos británicos en Seychelles, las autoridades se vieron obligadas a actuar y enviaron una guarnición al mando del teniente de Romainville. Construyeron Etablissement du Roi (asentamiento real) en el sitio de la moderna Victoria. Gillot estaba nominalmente a cargo de los colonos civiles, pero no tenía una autoridad real sobre ellos. Mauricio envió como reemplazo a un hombre de mayor temple, Jean Baptiste Philogene de Malavois, quien asumió el mando del asentamiento en 1788. Redactó 30 decretos que protegían la madera y las tortugas. En el futuro, solo se tolerarán técnicas agrícolas sólidas y una ordenación cuidadosa de los recursos.

La era Quincy

En 1790, como resultado de la Revolución Francesa, los colonos formaron una Asamblea Colonial y decidieron que ellos mismos dirigirían su colonia, de acuerdo con su propia constitución. La tierra en Seychelles solo debe ir a los hijos de los colonos existentes, quienes deben deshacerse de los productos de la colonia como ellos elijan, no como lo dictó Mauricio. Consideraron imposible la abolición de la esclavitud, porque creían que sin mano de obra gratuita, la colonia no podría sobrevivir.

Jean-Baptiste Queau de Quincy (1748-1827) tomó el mando de la colonia en 1794. Un hombre astuto, usó su habilidad y conveniencia para dirigir Seychelles a través de los años de guerra que se avecinaban. Seychelles actuó como un refugio para los corsarios franceses (piratas que llevaban letras de marca que les daban derecho a cazar legalmente en los barcos enemigos). Quincy esperaba que esto pasara desapercibido, pero en 1794 llegó un escuadrón de tres barcos británicos. El comodoro británico Henry Newcome le dio a Quincy una hora para rendirse. A través de hábiles negociaciones, Quincy obtuvo una garantía de su honor y propiedad y se rindió.

Los británicos no hicieron ningún esfuerzo por apoderarse de las Seychelles, se consideró un desperdicio de recursos. Los colonos decidieron que, a menos que se les enviara una guarnición, no se podía esperar que defendieran la bandera francesa. Por lo tanto, permanecerían neutrales, abasteciendo a todos los interesados. La estrategia funcionó. La colonia floreció. Los favorables términos de capitulación de Quincy se renovaron siete veces durante las visitas de los barcos británicos.

El 11 de julio de 1801 la fragata francesa Gasa llegó con un cargamento de prisioneros franceses enviados al exilio por Napoleón. Entonces HMS Sybille llegó. Quincy tuvo que intentar defender el Gasa, pero después de una breve batalla, el Gasa fue tomada. Capitán Adam del Sybille quería saber por qué Quincy había interferido, en contravención de sus términos de capitulación. Quincy se las arregló para salir de la dificultad e incluso convenció a Adam de que aceptara los buques de Seychelles & # 8217 que enarbolaban una bandera con las palabras & # 8220Seychelles Capitulación & # 8221, lo que les permitía atravesar el bloqueo británico de Mauricio sin ser molestados.

El 15 de septiembre de 1801 fue la fecha de una memorable batalla naval justo al lado del asentamiento. El barco británico Víctor quedó gravemente discapacitada por daños en su aparejo, pero pudo maniobrar de costado hacia el buque francés La Flêche y la rastrillo con fuego incesante. La Flêche comenzó a hundirse. En lugar de entregarla, su capitán la encalló, incendiándola antes de abandonar el barco. Los comandantes opuestos se reunieron posteriormente en tierra, y el inglés felicitó calurosamente a su homólogo francés por su coraje y habilidad durante la batalla.

Los británicos endurecieron el bloqueo de las colonias francesas del Océano Índico. Reunión se rindió, seguida en diciembre de 1810 por Mauricio. En abril de 1811, el Capitán Beaver llegó a Seychelles en el Niso anunciar los términos preferenciales de la capitulación de Quincy & # 8217 debe mantenerse, pero Seychelles debe reconocer los términos de la rendición de Mauricio. Beaver dejó a un Royal Marine, el teniente Bartholomew Sullivan, para monitorear la situación de Seychelles.

regla Britanica

Era poco lo que Sullivan podía hacer solo para evitar que los colonos continuaran abasteciendo a las fragatas francesas y a los esclavistas. La propiedad de esclavos no estaba entonces contra la ley británica, aunque el comercio de esclavos era ilegal. Sullivan, que más tarde recibió el título de Agente Civil, jugó al gato y al ratón con los colonos pro-esclavistas. Una vez, siguiendo una pista, Sullivan fue remado hasta Praslin y pudo confiscar un cargamento de esclavos recién desembarcados. No fue más que un pequeño triunfo en medio de muchas frustraciones, y Sullivan, quejándose de que las Seychelles no tenían & # 8220 ningún sentido del honor, la vergüenza o la honestidad & # 8221, dimitió.

El primer administrador civil del régimen británico fue Edward Madge. Tuvo una amarga disputa con Quincy, quien permaneció en la administración como juez de paz. En los años siguientes, las islas se convirtieron en un remanso que avanzaba silenciosamente. Los terratenientes de las Seychelles tenían una vida agradable, aunque no siempre era fácil llegar a fin de mes dados los volubles mercados de sus productos. Los británicos habían permitido que se mantuvieran todas las prácticas francesas habituales. Es posible que el administrador fuera británico y dependiera de Londres, pero gobernaba de acuerdo con las reglas francesas. El mayor agravio que los colonos tenían con sus nuevos amos era la dependencia de la colonia de Mauricio.

La otra nube en el horizonte de los plantadores era la legislación británica contra la esclavitud. En 1835, la esclavitud fue completamente abolida. Las plantaciones ya estaban en declive, sus suelos agotados por años de cultivo sin inversión en renovar la fertilidad. Algunos plantadores se llevaron a sus esclavos y se fueron. Los esclavos liberados no tenían tierras, y la mayoría ocuparon las propiedades que habían ocupado en servidumbre, y la colonia entró en un período de estancamiento. No hubo exportaciones ni dinero para pagar la nueva infraestructura.

La situación solo mejoró cuando los plantadores se dieron cuenta de que podían cultivar cocos con menos mano de obra y más ganancias que los cultivos tradicionales de algodón, azúcar, arroz y maíz. Pronto, también volvieron a tener una fuente de mano de obra prácticamente gratuita. Los británicos se tomaron en serio su postura contra la esclavitud y realizaron patrullas a lo largo de la costa de África oriental, asaltando dhows árabes que transportaban esclavos al Medio Oriente. Los esclavos liberados al sur del Ecuador fueron llevados a Seychelles y aprendidos con los propietarios de las plantaciones. Trabajaron la tierra a cambio de raciones y salarios. Durante un período de trece años a partir de 1861, se llevaron a Seychelles alrededor de 2.400 hombres, mujeres y niños.

La ciudad, llamada Victoria desde 1841, comenzó a crecer. Las licencias otorgadas en 1879 dan una idea de la variedad de negocios de la ciudad. Había un boticario, dos subastadores, cinco minoristas, cuatro licorerías, un notario, un abogado, un joyero y un relojero.

Hubo un desastre el 12 de octubre de 1862, cuando una lluvia torrencial y fuertes vientos azotaron Mahé. Una avalancha de lodo y rocas cayó sobre el pueblo desde las colinas. Se ha estimado que más de 70 personas perdieron la vida.

Colonia Corona

Seychelles anhelaba ser una colonia por derecho propio, y las autoridades de la colonia madre Mauricio las apoyaron. Sir Arthur Gordon, el gobernador de Mauricio, envió una petición en su nombre a Londres. Se hicieron concesiones, pero Seychelles no se convirtió en una Colonia de la Corona por derecho propio hasta 1903, cuando asumió el cargo su primer gobernador, Sir Ernest Bickham Sweet-Escott. Como corresponde a su nuevo estatus, la colonia adquirió un jardín botánico y una torre de reloj en el corazón de Victoria. Sin embargo, la lengua y la cultura francesas siguieron siendo dominantes.

Los británicos, como los franceses antes que ellos, vieron a Seychelles como un lugar útil para exiliar a los prisioneros políticos problemáticos. Con los años, Seychelles se convirtió en el hogar de prisioneros de Zanzíbar, Egipto, Chipre y Palestina, por nombrar solo algunos. El primero en la línea de exiliados fue el exjefe de Pasir Salak en Perak, que llegó en 1875 después de su implicación en el asesinato del residente británico de Perak. Como muchos de los exiliados que siguieron, se instaló bien en la vida de Seychelles y se encariñó genuinamente con las islas. Se llevó a casa una de las melodías populares locales y la incorporó al himno nacional de su país. Con nuevas palabras, más tarde se convirtió en el himno nacional de Malasia.

Quizás el más famoso de los presos políticos fue el arzobispo Makarios de Chipre, que llegó en 1956. También se enamoró de su prisión. & # 8220Cuando nuestro barco salga del puerto & # 8221, escribió, & # 8220 nos llevaremos muchos buenos y amables recuerdos de las Seychelles & # 8230 que Dios los bendiga a todos. & # 8221

La Primera Guerra Mundial causó grandes dificultades en las islas. Los barcos no podían traer bienes de primera necesidad ni llevarse las exportaciones. Los salarios bajaron los precios se dispararon en un 150 por ciento. Muchos recurrieron al crimen y las cárceles estaban a reventar. Unirse al contingente laboral de Seychelles, formado a petición del general Smuts, parecía ofrecer una vía de escape. Sin embargo, no fue una opción fácil. La fuerza, de 800 efectivos, fue enviada a África Oriental. Después de solo cinco meses, tantos habían muerto de disentería, malaria y beriberi que el cuerpo fue enviado a casa. En total, murieron 335 hombres.

Al final de la Primera Guerra Mundial, la población de Seychelles era de 24.000 habitantes y se sentían desatendidos por Gran Bretaña. Hubo agitación de la Asociación de Plantadores recién formada para una mayor representación en la gobernanza de los asuntos de Seychelles. Después de 1929, la Ley de Desarrollo Colonial aseguró un flujo de fondos más liberal, pero era una época de depresión económica, el precio de la copra estaba cayendo y también los salarios. Los trabajadores solicitaron al gobierno sus malas condiciones laborales y la carga de impuestos que tenían que soportar. El gobernador Sir Arthur Grimble instigó algunas reformas, eximiendo de impuestos a los grupos de menores ingresos. Estaba interesado en crear viviendas modelo y distribuir pequeñas propiedades para los sin tierra. Muchas de sus reformas no fueron aprobadas hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial y todo quedó en suspenso.

La Asociación de Plantadores presionó a favor de los terratenientes blancos, pero hasta 1937 los que trabajaban para ellos no tenían voz. La Liga de los Pueblos de Color se formó para exigir un salario mínimo, un tribunal salarial y atención médica gratuita para todos. Durante la Segunda Guerra Mundial, se estableció un depósito de hidroaviones en St Anne para monitorear el envío regional. Se colocó una guarnición en las islas y se construyó una batería en Pointe Conan para proteger el puerto. Unos 2.000 hombres de Seychelles sirvieron en las empresas pioneras en Egipto, Palestina e Italia.

En casa, Seychelles tenía sus propios problemas. El primer partido político, la Asociación de Contribuyentes, se formó en 1939. Un gobernador británico lo describió como & # 8220 la personificación de todas las fuerzas reaccionarias en Seychelles & # 8221, y estaba totalmente preocupado por proteger los intereses de la plantocracia. Después de la guerra, también se beneficiaron de que se les concediera el voto, que se limitaba a los propietarios alfabetizados a solo 2.000 en una población de 36.000. En las primeras elecciones, en 1948, la mayoría de los elegidos para el Consejo Legislativo eran previsiblemente miembros de la Asociación de Plantadores y Contribuyentes.

En 1958, los franceses volvieron a comprar las islas Glorioso de las Seychelles.

Independencia

No fue hasta 1964 que se crearon nuevos movimientos políticos. En ese año, se formó el Partido Unido del Pueblo de Seychelles (SPUP, más tarde Frente Progresista del Pueblo de Seychelles, SPPF). Liderados por France-Albert René, hicieron campaña por el socialismo y la independencia de Gran Bretaña. James Mancham & # 8216s Seychelles Democratic Party (SDP), creado el mismo año, por el contrario, representaba a empresarios y plantadores y deseaba una integración más cercana con Gran Bretaña.

Las elecciones se celebraron en 1966, ganadas por el SDP.

En marzo de 1970, representantes coloniales y políticos de Seychelles se reunieron en Londres para una convención constitucional, con el Partido Demócrata de Seychelles (SDP) de James Mancham defendiendo una integración más cercana con el Reino Unido, y el Partido Unido del Pueblo de Seychelles (SPUP) de Francia- Albert René defendiendo la independencia. Nuevas elecciones en noviembre de 1970 pusieron en vigor una nueva constitución, con Mancham como Ministro Principal. En abril de 1974 se celebraron nuevas elecciones, en las que los dos principales partidos políticos hicieron campaña por la independencia. Después de estas elecciones, las negociaciones con los británicos dieron como resultado un acuerdo por el cual Seychelles se convirtió en una república independiente dentro de la Commonwealth el 29 de junio de 1976. El recién nombrado Sir James Mancham se convirtió en el primer presidente del país, con René como primer ministro. Estas negociaciones también restauraron las islas de Aldabra, Farquhar y Des Roches, que habían sido transferidas de Seychelles en noviembre de 1965 para formar parte del nuevo Territorio Británico del Océano Índico (BIOT), a Seychelles después de la independencia.

Estado de partido único

El 5 de junio de 1977, un golpe de estado vio a Mancham depuesto mientras estaba en el extranjero, y France-Albert René se convirtió en presidente. Seychelles se convirtió en un estado de partido único, y el SPUP se convirtió en el Frente Progresista del Pueblo de Seychelles (SPPF).

En 1981, el país experimentó un fallido intento de golpe de Estado por parte de Mike Hoare y un equipo de mercenarios respaldados por Sudáfrica. El autor John Perkins ha alegado que esto fue parte de una acción encubierta para reinstalar al ex presidente pro estadounidense ante las preocupaciones sobre el acceso de Estados Unidos a sus bases militares en Diego García.

El gobierno fue amenazado nuevamente por un motín del ejército en agosto de 1982, pero fue sofocado después de dos días cuando tropas leales, reforzadas por fuerzas tanzanas, recuperaron las instalaciones controladas por los rebeldes.

Tras la disolución de la Unión Soviética, en un Congreso Extraordinario del Frente Progresista del Pueblo de Seychelles (SPPF) el 4 de diciembre de 1991, el presidente René anunció el regreso al sistema de gobierno multipartidista después de casi 16 años de gobierno de partido único. El 27 de diciembre de 1991, se enmendó la Constitución de Seychelles para permitir el registro de partidos políticos. Entre los exiliados que regresaron a Seychelles se encontraba James Mancham, quien regresó en abril de 1992 para reactivar su partido, el Partido Demócrata (DP). A fines de ese mes, ocho partidos políticos se habían inscrito para disputar la primera etapa del proceso de transición: la elección a la comisión constitucional, que tuvo lugar del 23 al 26 de julio de 1992.

La comisión constitucional estaba integrada por 22 miembros electos, 14 del SPPF y 8 del DP. Comenzó a trabajar el 27 de agosto de 1992 con el presidente René y Mancham pidiendo la reconciliación nacional y el consenso sobre una nueva constitución democrática. Se acordó un texto de consenso el 7 de mayo de 1993 y se convocó a un referéndum para aprobarlo del 15 al 18 de junio. El proyecto fue aprobado con el 73,9% del electorado a favor y el 24,1% en contra.

Entre el 23 y el 26 de julio de 1993 se celebraron las primeras elecciones presidenciales y legislativas multipartidistas bajo la nueva constitución, así como una contundente victoria del presidente René. Tres grupos políticos se disputaron las elecciones: el SPPF, el DP y la Oposición Unida (UO), una coalición de tres partidos políticos más pequeños, incluido Parti Seselwa. Otros dos partidos de oposición más pequeños se unieron al Partido Republicano. Todas las partes participantes y grupos de observadores internacionales aceptaron los resultados como & # 8220 libres y justos & # 8221.

Tres candidatos se disputaron las elecciones presidenciales del 20 al 22 de marzo de 1998: Albert René, SPPF James Mancham, DP y Wavel Ramkalawan, y una vez más el presidente René y su partido SPPF obtuvieron una victoria aplastante. La popularidad del presidente en las elecciones saltó al 66,6% en 1998 desde el 59,5% en 1993, mientras que el SPPF obtuvo el 61,7% del total de votos emitidos en las elecciones a la Asamblea Nacional de 1998, en comparación con el 56,5% en 1993.

En 1999, Mancham cambió al centrista Partido Nacional de Seychelles (SNP), que emergió como el principal partido de oposición, perdiendo ante el SPPF en 2002 con el 42% de los votos. En 2004, René entregó la presidencia a su exvicepresidente y compañero de mucho tiempo, James Michel. Michel ganó las elecciones presidenciales de 2006 contra el líder del SNP, Wavel Ramkalawan, con el 53,5% de los votos.


Seychelles - Historia y cultura

Aunque su historia no tiene nada de especial y es bastante típica de las islas en los días del colonialismo europeo, las Seychelles son bastante únicas. Tiene una rica cultura compuesta por una mezcla de muchas personas diferentes que desarrollan su propio idioma y costumbres. Aunque los lujosos complejos hoteleros dominan y a menudo llenan el paisaje, brindan comodidad y, en última instancia, acceso a este impresionante archipiélago.

Historia

A pesar de ser trazados por los portugueses y visitados por asiáticos, los franceses fueron los primeros en colonizar oficialmente las Seychelles, a mediados del siglo XVIII. Tomaron el control en 1756 en un momento en que la piratería era algo común. Las islas llevan el nombre del entonces ministro de Finanzas francés, Jean Moreau de Séchelles.

Las Seychelles prosperaron mejor con los británicos, que llegaron a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, durante los días de la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas. El Tratado de París de 1814 vio la cesión de las Seychelles a Gran Bretaña y se convirtió en una colonia de la corona separada de Mauricio en 1903.

Los británicos transformaron las islas económicamente con el establecimiento de plantaciones de coco, caña de azúcar y té. La canela y la vainilla también fueron productos de exportación ampliamente cultivados y construyeron la capital Victoria (rebautizada en honor a la Reina Victoria). Los principales lugares de interés incluyen el Palacio de Justicia, la cercana Torre del Reloj y los Jardines Botánicos de Victoria, establecidos en 1901. Otro hito colonial es la Casa del Estado, construida en 1910 para ser el hogar oficial del presidente.

Seychelles obtuvo la independencia de Gran Bretaña en 1976, que fue seguida de cerca por un golpe de estado y un eventual gobierno socialista. Ha sido un país libre desde principios de la década de 1990 y permanece dentro del Commonwealth. Los turistas han venido aquí desde entonces, y la industria representa una parte significativa de los ingresos del país. Hoy en día, las Seychelles son famosas por sus hermosas playas, pesca, observación de aves y buceo, y es uno de los principales paraísos del mundo para los recién casados.

Cultura

Los lugareños son conocidos como Seychelles y sus antepasados ​​son una combinación de esclavos africanos, criollos antillanos, comerciantes asiáticos y una mezcla de colonos británicos y franceses. El idioma es una rama única del criollo y han desarrollado una música intrigante que presenta muchos tambores, bailes y vestimenta, que se ven mejor durante uno de los principales festivales, como el Festival Criollo.

Las artes y la artesanía también son prominentes, con telas de seda pintadas, artículos populares para ver en las galerías o tiendas de recuerdos. También se pueden ver cestas y textiles, junto con joyas y regalos elaborados con cáscaras de coco. Los artículos de cerámica y las conchas marinas también son populares, aunque los visitantes deben tener en cuenta que se necesita un certificado para llevarse a casa las famosas nueces de palma coco-de-mer.

Si bien estos artículos se encuentran mejor en los mercados de Victoria, que también es el mejor lugar para ver un festival, la mayoría de los hoteles principales también tendrán espectáculos, junto con tiendas de recuerdos para comprar artesanías locales.

La mayoría de los habitantes de Seychelles viven simplemente en casas con techo de paja, muchos son pescadores, trabajadores de plantaciones o personal de la industria del turismo. Los habitantes de Seychelles son informales y muy amigables, pero algo conservadores. A tal efecto, los visitantes deben evitar usar ropa de playa en Victoria y no beber en las calles.


El mejor resort de playa en Mahe Seychelles

Situado en Beau Vallon Beach, uno de los barrios más lujosos de la pintoresca isla de Mahè, a solo 10 min de Victoria (la capital), a 5 min del Parque Nacional Morne Seychelles y a 20 del Aeropuerto Internacional de Seychelles.
Beau Vallon Beach tiene 3 km de playa de arena blanca y agua turquesa y es la única playa en la que se puede nadar en Mahé durante todo el año.
Nuestro resort boutique tiene un arrecife natural al que puedes llegar nadando a 50 m directamente de la playa, lo que lo convierte en la elección de los resorts de luna de miel en Seychelles.

Cree recuerdos que vale la pena compartir en medio del entorno de lujo de nuestro 5 * Boutique Resort. Tranquilo, sustentable, verde certificado y culturalmente conectado, no solo por su arquitectura colonial criolla sino también por seychelois.

Reconocido por sus océanos azul turquesa, playas de arena blanca cristalina y exuberante vegetación esmeralda, no espere nada más que vistas tranquilas, la encantadora hospitalidad criolla y un nuevo nivel de indulgencia en este complejo paradisíaco.


Cultura de Seychelles

Religión en Seychelles

83% católicos romanos, 2% hindúes, 1% musulmanes.

Convenciones sociales en Seychelles

La gente vive una vida isleña simple y poco sofisticada y el turismo se controla cuidadosamente para proteger el encanto virgen de las islas. Antes de que se abriera el aeropuerto internacional en 1971, solo se podía llegar a las islas por mar, y dado que están a millas de cualquier lugar, los visitantes eran pocos y distantes entre sí, lo que significa que los lugareños podían desarrollar su propio idioma y cultura únicos.

Dar la mano es la forma habitual de saludar en Seychelles. Los habitantes de Seychelles son muy hospitalarios y reciben a los huéspedes en sus hogares. Al visitar la casa de alguien, es aceptable traer un regalo. Opera una mezcla de sistemas imperiales y métricos. Por ejemplo, la gasolina se distribuye en litros, mientras que los bares venden cerveza de barril en medidas de media pinta. La ropa informal es la norma, pero vístete bien si asistes a un servicio religioso. El traje de baño solo debe usarse en las playas.


Historia de Seychelles & # 8211 Donde comenzó todo

Algunos historiadores creen que las islas de Seychelles fueron descubiertas por primera vez por marineros árabes en el siglo XII. La historia dice que esos manuscritos árabes de este período registran & # 8216 islas altas & # 8217 más allá de las Maldivas, mientras que los manuscritos persas parecen referirse a ellos como & # 8216 islas doradas & # 8217. Más tarde, en el siglo XVI, los navegantes portugueses se refirieron vagamente a un grupo de islas como las & # 8216seven hermanas & # 8217. Vasco de Gama tomó un atajo de Mozambique a la India y, al hacerlo, navegó más allá de islas no registradas anteriormente. Estos fueron registrados más tarde en manuscritos portugueses como & # 8220Almirante & # 8217 & # 8211 las islas Admirals.

Hoy todavía se les llama Amirantes. No fue hasta 1609 que tenemos el primer descubrimiento y desembarco registrado de islas en las principales Seychelles.
grupo. Una expedición inglesa se encontró con un grupo montañoso de islas que confundieron con las Amirantes, pero de su relato se desprende claramente que formaban parte del grupo principal de las Seychelles, al que describieron como & # 8216alguno paraíso terrenal & # 8217. No fue hasta noviembre de 1742, 130 años después, que dos barcos franceses bajo el mando de Lazare Picault, navegaron en las aguas de una pequeña bahía en el suroeste de Mahé. Los barcos estaban a mil millas de rumbo en un viaje de descubrimiento. Después de aterrizar, Picault comentó que la isla principal debería llamarse & # 8216Island of Plenty & # 8217 porque sus marineros encontraron una gran cantidad de agua dulce, frutas, peces y aves. Después de cuatro días, los barcos navegaron cargados con 33 tortugas y 600 cocos. El gobernador francés de la Isla de Francia (como se llamaba entonces Mauricio), Mahe de la Bourdonnais, expresó su interés en estas islas y envió a Lazare Picault a buscar, cartografiar y reclamar las islas para Francia. En mayo de 1744, Picault ancló frente a la costa noreste en el área que se convertiría en el primer asentamiento francés. Lo llamó Port Royale y la isla recibió el nombre de su gobernador, Mahe.

Sin embargo, cualquier asentamiento planeado de la isla no iba a ser así. Seychelles quedó imperturbable y medio olvidada mientras la guerra entre Inglaterra y Francia se prolongó por todas las Colonias. No fue hasta 1756 que se levantó el tricolor francés, se colocó una piedra de posesión y la isla se reclamó para Francia. Allí fue rápidamente olvidado durante 12 años más. Los primeros colonos que llegaron a Seychelles desembarcaron en la isla de St Anne en 1770. Los registros señalan que había 27 hombres y 1 mujer. Entre ellos había un médico, un carpintero y siete esclavos. Esta nueva colonia tenía como objetivo explotar los recursos de madera y tortugas y utilizar las islas como punto de parada para el envío de esclavos entre África y la Isla de Francia. Poco después se estableció una segunda colonia en el sur de Mahé para producir especias.

Los primeros años de estas colonias fueron tiempos difíciles. Las cosechas fracasaron, los colonos se enfrentaron al hambre y sus comandantes perdieron el control. El grandiosamente
named Jardin du Roi spice garden project ended in a fiasco. In May 1780, a ship was sighted from Mahe, believing it to be English and not wanting the garden to fall into enemy hands, the gardens were burnt to the ground. When the ship sailed closer it was discovered to be French after all. But by then it was too late the gardens and the spices, save a cinnamon tree or two, were completely destroyed. Other man-made destructions occurred in those early years: the tortoise population on Mahe decimated with many hundreds of tortoises shipped to Isle de France or eaten by the settlers. By 1778 they were almost completely wiped out on Mahe. The endemic Seychelles crocodile was also hunted to extinction as were several species of birds.

The year 1789 saw the start of the French Revolution. The colony in Seychelles at this time consisted of 69 French, including three soldiers, 32 free ‘coloureds’ and 487 slavers. In 1790 the French community, fired by the new spirit of revolution, set up their own Assembly and Committee, announcing independence from the Isle de France. But the newly independent colony did not last long. One by one the great declarations of independence were dropped, particularly the abolition of slavery, which was not at all popular with the colonists. Eventually, it was agreed that the powers of the committee should be given to a new commandant who would be able to govern more effectively. The new commandant was a popular choice: Captain Queau de Quinssy (later spelt Quincy). He was not only the longest-serving Governor of the colony but also achieved the most during the long-troubled years of the Napoleonic Wars. During the wars, the islands changed hands between the French and the English several times, and it was Quincy who repeatedly capitulated to avoid bloodshed. It was soon agreed that Seychelles should be a neutral port to the English and the French and so the settlers avoided the conflicts and blockades that other Indian Ocean ports suffered. This also suited the many French corsairs who were sailing the Indian Ocean plundering enemy ships: Mahe became a popular port of call for many of the most notorious corsairs of the day.

The British fought for Seychelles and Isle de France because both island nations were strategic points in the route between India and the Cape and because the corsairs were a menace. In 1810, after a long blockade, Isle de France capitulated and the British renamed it Mauritius. That Seychelles would become British property was now guaranteed and duly occurred in 1814. Quincy remained in office under British rule and died on Mahe in 1827 at the age of 79. He was buried with full honours near Government House, where his impressive grave still stands today.

During the British colonial period, Seychelles gained roads, schools, churches and a hospital. By 1900 the population had grown to 7,000 and in 1903 Seychelles became a crown colony in its own right, separate at last from Mauritius. The British Governor commemorated the event by erecting a clock tower in the centre of Victoria, a replica of the clock tower outside the Victoria railway station in London. Although a British colony, the culture of Seychelles remained steadfast French. British Governors did attempt to anglicise the islands, but with little success: customs and language did not alter much during the British colonial era, giving rise to the popular observation that Seychelles was “half-British but fully-French”.

It was during the Second World War that the beginnings of political change began to stir in Seychelles and shortly afterwards universal adult suffrage was granted. In 1962 two political parties were formed under the leadership of two lawyers who were to remain the main political figureheads for the rest of the century: France Albert Rene and James Mancham. Independence from Britain was gained in 1976, and today Seychelles is a Republic within British Commonwealth under the leadership of President Danny Rollen Faure.

The History of Seychelles -Where it all began (Resources taken from Absolute Magazine)


Index

Geography

The Seychelles consist of an archipelago of about 100 islands in the Indian Ocean northeast of Madagascar. The principal islands are Mah (55 sq mi 142 sq km), Praslin (15 sq mi 38 sq km), and La Digue (4 sq mi 10 sq km). The Aldabra, Farquhar, and Desroches groups are included in the territory of the republic.

Government

Socialist multiparty republic.

Historia

The Seychelles were uninhabited when the British East India Company arrived on the archipelago in 1609. Thereafter, they became a favorite pirate haven. The French claimed the islands in 1756 and administered them as part of the colony of Mauritius. The British gained control of the islands through the Treaty of Paris (1814) and changed the islands' name from the French Schelles to the Anglicized Seychelles.

The islands became self-governing in 1975 and independent on June 29, 1976. They have remained a member of the Commonwealth of Nations. Their first president, James Mancham, was overthrown in 1977 by the prime minister, France-Albert Ren. At first Ren created a Socialist state with a one-party system, but later he reintroduced a multiparty system as well as various reforms.

To increase revenue, in 1996 the government quietly initiated an Economic Citizenship Program that provides foreigners with the opportunity to obtain a Seychelles passport upon payment of $25,000. A new law in late 1995 had granted immunity from criminal prosecution to anyone investing $10 million in the country.

In April 2004, President France-Albert Ren stepped down after 27 years in power. His vice president, James Michel, who had also served in the government for 27 years, assumed the presidency. In July 2006, Michel won reelection with 53.7% of the vote.

In presidential elections held May 19?21, 2011 incumbent James Michel (People's Party) won his third term with 55% of the vote against Wavel Ramkalawan's (Seychelles National Party) 41%. Voter turnout was 84% over a three-day period, which allowed for voters on outlying islands to participate.


A Brief History of the Seychelles

I can’t wait for February and Zegrahm’s Ultimate Seychelles with Aldabra Atoll! The nature alone will make for an incredible trip, but the history of a region that grew along such an important trade route is fascinating in its own right. With so many empires staking their claim in the region, the history is as diverse as any other destination and a huge amount will be covered in my talks—although I may have to fight for people’s attention with all the natural wonders we’ll be seeing!

The picture-perfect islands that make up the Seychelles provoke thoughts of uninhabited coral reefs, small oases of wildlife and nature strung across the western Indian Ocean north of Madagascar. Their clear blue waters and dense vegetation seem far removed from the influence of mankind, and it’s easy to imagine that some of the islands are still waiting to be explored for the first time. In fact, small land masses such as these are beacons to travelers, so it’s no surprise that the history of the Seychelles is rich with the story of the Age of Exploration.

Arab sailors almost certainly knew of the Seychelles—indeed the name of the westernmost island Aldabra is derived from the Arabic language—but they weren’t recorded until the first Europeans saw them. After the explorer Vasco da Gama successfully rounded the Cape of Good Hope and sailed to India from the Atlantic, King Manuel I of Portugal dispatched a series of expeditions to explore and exploit this new trade route. It was the crews of these vessels who spotted the islands at the eastern end of the archipelago in 1503.

Although these early explorers didn’t land on the remote islands, they did find a larger island on the African coast ripe for settlement—Zanzibar. The island was quickly added to the growing Portuguese Empire, although it was never really occupied by Europeans, and two hundred years later it fell under the control of the Sultan of Oman.

By now other nations were fully exploiting the sea route to India and, after claiming Mauritius, the French sought to more fully explore the island chain to the north. In 1756 a ‘Stone of Possession’ was laid on the largest island—initially called Isle de Séchelles in honor of the French Minister of Finance. The name was later applied to the entire group of islands and the largest island took the name Mahé, after the French governor of Mauritius. It’s no surprise that many of the Seychelles’ islands also take their names from Frenchmen.

By now the archipelago had become a passage for ships sailing from the African coast to India and France was determined to keep possession of this strategic asset. Colonists settled on many of the islands, bringing African slaves to exploit the islands for timber and spices. But their remote location left them vulnerable to foreign powers and, when a British squadron of ships arrived at Mahé in 1794, the French colony capitulated immediately.

At first the British had little interest in the Seychelles and the French colony was allowed to remain as a neutral territory, but as the Napoleonic Wars expanded, the British tightened their grip of French possessions in the Indian Ocean. At the same time, they laid the foundations for British rule on Zanzibar which, for the last hundred years, had become rich through its trade in spices and slaves.

Soon British rule was more stringently enforced, particularly hitting the colonists in the Seychelles when slavery was abolished by the British Empire in 1835. Planting turned to more profitable crops such as coconuts—particularly on the island of Desroches—which today remains a major export alongside spices and fish. At Zanzibar the slave trade was harder to break, and Royal Navy ships were needed to intercept slaver ships. Only when a complete blockade of the island was imminent did the Sultan reluctantly abolish slavery.

By the dawn of the 20th century, British rule of both Zanzibar and the Seychelles had become formalized, a situation that inevitably brought both locations into the wars that followed. The German East African Empire included Tanganyika and in 1914 a German cruiser made a surprise attack on Zanzibar harbor, sinking a British cruiser. The war in East Africa drew in British colonial troops—including a force raised in the Seychelles, nearly half of whom would not return.

The break-up of the British Empire following the Second World War bought independence to both Zanzibar and the Seychelles. In 1964 the newly independent Zanzibar merged with mainland Tanganyika as one nation—merging their names to create Tanzania at the same time. Initially running as a single party state after gaining independence from Britain, the Seychelles become a democracy in 1991.

A trip like Zegrahm’s Ultimate Seychelles with Aldabra Atoll offers a chance to travel back in time. At the western end of the Seychelles it’s possible to see islands and reefs almost exactly as they were when the first European travelers found them more than 500 years ago. At the eastern end, around Mahé and the capital Victoria, the local population, the languages and the architecture reflect the diverse and multiracial origins Seychelles people. As well as being an oasis of nature and wildlife, the Seychelles represent a little oasis of history.


Seychelles - History

The Seychelles islands remained uninhabited for more than 150 years after they became known to Western explorers. It is probable that these islands were known to the Portuguese under the name of the Amirante Islands, a term which now belongs to a much smaller group lying southwest of the Seychelles, consisting of several low small islands, which are uninhabited, and only visited occasionally for the turtles and cocoa-nuts with which they abound. The islands appeared on Portuguese charts as early as 1505, although Arabs may have visited them much earlier.

In 1742, the French Governor of Mauritius, Mahe de Labourdonais, sent an expedition to the islands. The Seychelles were partially explored by Lazarus Picault, in 1743, by order of Mah de la Bourdonnais, then governor of the island of Mauritius. The name of Seychelles is derived from Moreau de Seychelles, who was an officer of rank in the French East India service when they were first explored by the French.

A second expedition in 1756 reasserted formal possession by France and gave the islands their present name in honor of the French finance minister under King Louis XV. They were proclaimed a French colony in 1756 but the first French settlers did not arrive until 1770. About the year 1768 the French formed a colony on the island of Mah and as about that time Poivre took much pains to transplant the spices of the Moluccas into the French colonies, they were also cultivated in Mah : but they did not succeed, with the exception of cloves, of which there are still a few trees. The new French colony barely survived its first decade and did not begin to flourish until 1794, when Queau de Quincy became commandant.

The French ruled the islands with delegated powers from Mauritius. The Seychelles islands were captured and freed several times during the French Revolution and the Napoleonic wars. Both the British and the French were keenly interested in the strategic value of the islands and during the late 1790s and early 1800s Seychelles changed hands several times. The Seychelles capitulated to the English in 1794, after which their flag was considered neutral by the English and French, when belligerents. On the capture of Mauritius the islands were taken possession of as a dependency of that colony, and since continued under the superintendence of an agent deputed from Mauritius.

The plantation at the Seychelles was tended with great care as a national undertaking, but as the French were apprehensive that the islands might be attacked by a British squadron, orders were given by the Governor of Mauritius to surround the spice garden with bundles of dried faggots, and other combustible matter, and the moment a British vessel of war hove in sight, to set fire to the whole. A large vessel shortly after appeared off the island with English colours, the spice trees were immediately burned, and the ship of war came into Malie harbour, with the tricolor flag, it being a French man-of-war that had used a ruse, to try whether the islands had a British force on them. The feelings of the French, when the valuable plantations were being consumed, may be readily imagined.

Following the Napoleonic wars, Seychelles was ceded to the British under the 1814 Treaty of Paris and was administered from Mauritius until 1888, when an administrator was appointed to govern from Victoria. Under the British, Seychelles achieved a population of some 7,000 by the year 1825. Important estates were established during this time producing coconut, food crops, cotton and sugar cane. During this period Seychelles also saw the establishment of Victoria as her capital, the exile of numerous and colourful troublemakers from the Empire, the devastation caused by the famous Avalanche of 1862 and the economic repercussions of the abolition of slavery.

The Seychelles possess many excellent harbors, and being never visited by tornadoes, the neighbourhood is frequented by whalers who fill up their vessels rapidly with sperm oil. The inhabitants cultivate cotton of a superior quality, spices, coffee, tobacco, rice, maize, cocoa nuts, &c., and carried on a lucrative trade in the numerous small vessels which they possess, in articles suited to the Indian, Mauritius, and Bourbon markets.

From the date of its founding by the French until 1903, the Seychelles colony was regarded as a dependency of Mauritius, which also passed officially from the French to British rule in 1814. In 1888, a separate administrator and executive and administrative councils were established for the Seychelles archipelago. Politically considered, Seychelles, like the Amirante Isles, were a dependency of the Mauritius Government. The subordinate administration of Seychelles is in the hands of a Civil Commissioner. The chief judicial functionary is a District Magistrate, who becomes administrator ad interim in the absence of a Commissioner. There was also a Medical Officer and an Inspector of Police, with a detachment of some 22 constables. The cost of the Seychclle administration was about 6000 per annum, against a revenue of from 1300 to 1500 per annum, collected on the islands, and derived mainly from an excise on rum, together with a customs receipt of about 100 , being an import duty at 6 percent, ad valorem, gathered on the spot. It is asserted, however, that the bulk of the Seychelle revenue should be customs, but that these are principally collected at Mauritius, and appear in the Mauritius returns since nearly all imports, whether of provisions, miscellaneous goods, and even coolies from India, were passed through the Custom House at Port Louis before being transmitted to Seychelles.

The inhabitants of Mahi asserted that they suffer from being a dependency of Mauritius. They would prefer that Seychelles should be a separate government, so that their Commissioner might enjoy more real power, especially in financial matters, and for the prosecution of works of public utility. They considered, further, that the desired change would preclude references and consequent delays that justice would be brought to their doors and that there would be a greater incentive to development of the resources of the islands on the part of the local Government. They would like also some degree of Municipal Government to be initiated in the more considerable islands, such as Praslin, so as to save the necessity for reference in minor matters to Mahi. So in 1897, the administrator acquired full powers of a British colonial governor, and on August 31, 1903, Seychelles became a separate British Crown Colony.

By 1963, political parties had developed in the Seychelles colony. Elections in 1963 were contested for the first time on party lines. In 1964 two new parties, the Seychelles Democratic Party (SDP) led by James Mancham, and the Seychelles People's Unity Party (SPUP) led by France-Albert Rene, replaced existing parties.

In March 1970, colonial and political representatives of Seychelles met in London for a constitutional convention. Elections in November 1970 brought the resulting constitution into effect. In the November 1970 elections, the SDP won 10 seats, and the SPUP won 5 in the Legislative Assembly. Under the new constitution, Mancham became the Chief Minister of the colony.

The campaign for independence began in 1964, and was a divisive issue until James Mancham, Chief Minister and leader of the Seychelles Democratic Party, dropped his opposition in 1974. Further elections were held in April 1974, in which both major political parties campaigned for independence. During the April 1974 elections, the SDP increased its majority in the Legislative Assembly by 3 seats, gaining all but 2 of the 15 seats. Demarcation of constituencies was such that the SDP achieved this majority by winning only 52% of the popular vote.


Ver el vídeo: Seychelles EVERYTHING you need to know