Recordando a la primera doctora nativa americana

Recordando a la primera doctora nativa americana

Susan La Flesche, de ocho años, estaba sentada junto a la cama de una anciana, desconcertada por el motivo de la llegada del médico. Después de todo, había sido citado cuatro veces y cuatro veces había prometido venir de inmediato. A medida que la noche se alargaba, la respiración de la enferma se debilitaba hasta que murió en agonía antes del amanecer. Incluso para una niña, el mensaje transmitido por la ausencia del médico fue dolorosamente claro: "Era solo un indio".

Ese momento abrasador avivó el fuego dentro de Susan para algún día curar a los miembros de su tribu Omaha. "Siempre ha sido un deseo mío estudiar medicina desde que era una niña", escribió años más tarde, "porque incluso entonces vi la necesidad de mi gente de un buen médico".

MÁS: Cómo las impresionantes fotos que retratan la vida de los nativos americanos tienen un legado mixto

Nacida en un tipi de piel de ante en la reserva india de Omaha en el noreste de Nebraska el 17 de junio de 1865, sus padres mestizos nunca le dieron a Susan un nombre tradicional de Omaha. Su padre, el jefe Joseph La Flesche (también conocido como "Ojo de Hierro"), creía que sus hijos, así como su tribu, vivían ahora en un mundo de hombres blancos en el que el cambio sería la única constante. "Como principal guardián del bienestar, se dio cuenta de que tendrían que adaptarse a las costumbres de los blancos o simplemente dejar de sobrevivir", dice Joe Starita, autor de "A Warrior of the People: How Susan La Flesche Overcame Racial and Gender Inequality to Become America's Primer médico indio ". “Comenzó un adoctrinamiento casi intenso de sus cuatro hijas. Tendrían que hablar inglés e ir a escuelas para blancos ".

Si bien Iron Eye insistió en que Susan aprendiera las canciones, creencias, costumbres y el idioma tradicionales de la tribu para conservar su identidad de Omaha, también la envió a una escuela misionera presbiteriana en la reserva, donde aprendió inglés y se convirtió en una cristiana devota. A la edad de 14 años, fue enviada al este para asistir a una escuela de niñas en Elizabeth, Nueva Jersey, seguida de un tiempo en el Hampton Institute de Virginia, donde tomó clases con los hijos de ex esclavos y otros nativos americanos.

Omaha significa `` contra la corriente '', y pocos miembros de la tribu encarnaban el nombre mejor que La Flesche, como demostró al inscribirse en el Woman's Medical College of Pennsylvania en un momento en que incluso las mujeres blancas más privilegiadas enfrentaban una discriminación severa. Starita señala artículos publicados en revistas como Popular Science Monthly que argumentaban que las mujeres enfrentaban una desventaja intelectual porque sus cerebros eran más pequeños que los de los hombres o porque sus ciclos menstruales las hacían no aptas para actividades científicas. Un médico de Harvard incluso escribió una tesis de 300 páginas afirmando que las mujeres deberían tener prohibido asistir a la universidad porque el estrés dañaría sus órganos reproductivos. “Cuando lees estas teorías en revistas científicas, te das cuenta de lo que todas las mujeres estaban enfrentando”, le dice Starita a HISTORY.

LEER MÁS: Cómo los internados intentaron 'matar al indio' mediante la asimilación

Aún así, La Flesche perseveró y se graduó en 1889 en la parte superior de su clase de 36 mujeres para hacer historia al convertirse en la primera médica nativa americana. Aunque presionada para permanecer en la costa este, donde podría haber vivido una existencia muy cómoda, La Flesche, de 24 años, regresó a la reserva para cumplir su destino.

Se convirtió en la única médica de 1244 pacientes repartidos en un enorme territorio de 1350 millas cuadradas. Las visitas a domicilio eran arduas. Pasó largas porciones de sus 20 horas de trabajo envuelto en una bata de búfalo conduciendo su buggy a través de mantas de nieve y mordiendo vientos bajo cero con sus yeguas, Pat y Pudge, sus únicos compañeros. Cuando regresó a casa, la mujer conocida como “Dra. Sue ”a menudo encontraba una fila de pacientes con sibilancias y tos esperándola. El horario de oficina de La Flesche nunca terminaba. Mientras dormía, la linterna encendida en su ventana seguía siendo un faro para cualquiera que necesitara ayuda.

La Flesche predicó la higiene y la prevención junto con el poder curativo del aire fresco y el sol. También habló en contra de los vendedores ambulantes de whisky blanco que se aprovechaban de los miembros de la tribu, continuando el trabajo de su padre como un apasionado prohibicionista.

Por más difícil que haya sido estar a caballo entre dos civilizaciones, La Flesche “logró enhebrar la delicada aguja bicultural”, según Starita. “Aquellos que no confiaban en los médicos blancos acudieron en masa a Susan”, dice. “La gente confiaba en ella porque hablaba su idioma y conocía sus costumbres”.

LEER MÁS: Cómo los hablantes de códigos de los nativos americanos fueron pioneros en un nuevo tipo de inteligencia militar

La Flesche volvió a romper los estereotipos al continuar trabajando después de su matrimonio en 1894 con Henry Picotte, un sioux de Dakota del Sur, y el nacimiento de sus dos hijos en una época en la que se esperaba que las mujeres fueran madres y amas de casa a tiempo completo. “Si está buscando a alguien que estuviera 'apoyándose' un siglo antes de que se acuñara ese término, no necesita buscar más allá de Susan La Flesche”, dice Starita. “Ella enfrentó una lucha constante para servir a su gente y servir a su esposo e hijos. Estaba obsesionada por estar tan delgada que no era la doctora, la madre y la esposa que debería ser. Los mismos miedos que la atormentan como mujer en los últimos años del siglo XIX son los que todavía atormentan a las mujeres en los primeros años del siglo XXI ”.

Los males del alcohol contra los que se quejaba La Flesche llegaron a su casa mientras su esposo luchaba con la botella. Contrajo tuberculosis, agravada por su alcoholismo, y murió en 1905, dejando a La Flesche viuda con dos niños pequeños. En este punto, la médica necesitaba curarse ella misma, ya que sus largas horas le provocaban dolor crónico y problemas respiratorios. Sin embargo, siguió adelante y en 1913 abrió un hospital cerca de Walthill, Nebraska, la primera instalación de este tipo que se construyó en un terreno de reserva sin ningún apoyo del gobierno federal. Su hospital estaba abierto a cualquier persona que estuviera enferma, sin importar su edad, sexo o color de piel.

Starita cree que La Flesche, quien falleció a los 50 años el 18 de septiembre de 1915, enfrentó una mayor discriminación como mujer que como nativa americana. “Cuando entré en la investigación, me sorprendió lo profundamente arraigado que estaba el sesgo de género en la era victoriana. En gran parte, se esperaba que las mujeres blancas solo criaran a sus hijos y mantuvieran un hogar cristiano seguro. Uno solo puede imaginar dónde se estableció ese listón para una mujer nativa americana ".


10 mujeres nativas de las que deberías haber aprendido en la clase de historia

En el Día de los Pueblos Indígenas, aprenda sobre los líderes inspiradores que nuestros libros de texto de historia se perdieron.

Este artículo fue escrito originalmente por Stacy Pratt y publicado el 24 de marzo de 2017. Desde entonces se ha ampliado con nuevos informes de Kitty Lindsay.

A lo largo de la historia, las mujeres nativas americanas siempre se han desempeñado como líderes, sanadoras, artistas y cualquier otra cosa que quisieran ser. Pero no lo sabrías leyendo la mayoría de los libros de texto de historia. Por lo general, solo se habla de Pocahontas y Sacajawea, y con demasiada frecuencia sus historias asumen un papel de apoyo a las narrativas masculinas blancas dominantes. Y si cree que el Mes de la Herencia de los Nativos Americanos en noviembre & # xA0 llenará los vacíos que dejó nuestro inadecuado sistema educativo estadounidense, piénselo de nuevo. (Sin mencionar que esta época del año puede ser muy complicada & # xA0 para los nativos).

Esa es la razón por la que este Día de los Pueblos Indígenas y los apóstoles, celebrado el 12 de octubre, apostamos por repasar el conocimiento de nuestras mujeres nativas y honrar a las mujeres indígenas que cambiaron el mundo y continúan inspirando a otros, nativos y no nativos por igual, a seguir haciendo historia. . Tomemos, por ejemplo, a las representantes estadounidenses Sharice Davids y Deb Haaland. O Standing Rock & # x2019s Anna Lee Rain Yellowhammer, quien provocó el movimiento #NoDAPL en 2016 e incluso proporcionó su eslogan: & # x201CMni wiconi & # x201D o & # x201CWater is life. & # X201D Las mujeres nativas no & # x2019t solo necesitan una página en nuestros libros de texto de historia de Estados Unidos, o incluso en un capítulo. Necesitan todo el libro y algo más.


Fotos de Daring Women Doctors

Dos mujeres observando una operación entre una clase de hombres en un quirófano superior.

La Biblioteca Nacional de Medicina

La Biblioteca Nacional de Medicina

Retrato de la Dra. Mary Putnam Jacobi, graduada de la Facultad de Medicina de la Mujer de Pensilvania.

Clase de graduación de la Escuela de Medicina Johns Hopkins con solo cuatro mujeres.

La Biblioteca Nacional de Medicina

Un quirófano en el Brooklyn Memorial Hospital for Women and Children. El procedimiento lo realiza un equipo de mujeres.

La Biblioteca Nacional de Medicina


NLM en foco

Para celebrarlo, una vez más estamos perfilando a 12 mujeres que fueron pioneras en el campo de la salud y la medicina, con un toque diferente. Escribimos sobre ellos en primera persona como si tuvieran acceso a las noticias de hoy.

Si no ve a su mujer asombrosa favorita del historial médico en esta lista, tal vez la cubrimos el año pasado. Si no, cuéntanos sobre ella comentando a continuación.

¿Cuántos puedes identificar?

1. Ella nunca supo.

Nunca supe el impacto total de lo que descubrí, pero tuve la idea de que había logrado algo especial cuando me convertí en la primera mujer en graduarse con una Maestría en Ciencias en Química de la Facultad de Hawai (ahora conocida como la Universidad de Hawai). ) y luego se convirtió en la primera profesora de química femenina allí.

Sin embargo, es lo que descubrí lo que tuvo un impacto en la vida de los pacientes. Verá, yo fui el investigador clave detrás del Método Dean, que fue el primer tratamiento eficaz para la lepra a principios del siglo XX.

Desafortunadamente, me enfermé mientras investigaba. Un periódico de Hawai sugirió que podría haber muerto por intoxicación con cloro por exposición en el laboratorio, pero mi certificado de defunción original fue alterado y mencionó la causa de mi muerte como tuberculosis.

Solo tenía 24 años. Imagínese qué más podría haber hecho si hubiera vivido.

2. Ya no está sin nombre

Recientemente, Ashley Bowen, curadora invitada de la División de Historia de la Medicina de la NLM, encontró una fotografía mía mientras investigaba el 50º aniversario de la vacuna contra la rubéola. Los hombres de la fotografía se nombran en la leyenda, pero a mí se me refiere como una "técnica de laboratorio".

Me especialicé en enfermedades infecciosas, inmunología, biología celular y desarrollo de vacunas e incluso recibí dos patentes estadounidenses por descubrimientos relacionados con el desarrollo de vacunas, incluida la vacuna contra la rubéola. Escribí o fui coautor de 89 artículos en revistas científicas y libros de medicina.

Comencé mi carrera en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los NIH en 1956. Cuatro años más tarde, me transferí al Laboratorio de Inmunología Viral de la División de Estándares Biológicos de los NIH y en 1972 me convertí en asistente del director cuando esa división se convirtió en la Oficina. de Biológicos de la FDA. Más tarde trabajé en el Centro de Medicamentos y Productos Biológicos de la FDA.

Nunca hubiera querido que no me nombraran, ni que ningún otro científico lo hiciera. Después de todo, participé activamente en Graduate Women in Science.

[¿En una pantalla táctil? Respuestas abajo.]

Los hombres de la fotografía son los Dres. Harry M. Meyer, Jr. (1928-2001) y Paul Parkman (n. 1932). El trío trabajó en varios proyectos de investigación juntos y fue coautor de varios artículos publicados en medios como el
Revista de Medicina de Nueva Inglaterra y Pediatría. También tenían una patente para un análisis de sangre de rubéola.

3. Enfermera y Cirujano General Adjunto

Cuando tenía 18 años, vi el dirigible de pasajeros alemán. Hindenburg explotar en Lakehurst, Nueva Jersey. Te diré lo que le dije a un reportero de Medicina militar en 2004: “Solo pude ver la tragedia de las pobres víctimas quemadas que salían del dirigible. Fue entonces cuando decidí que nunca más volvería a ser impotente para ayudar cuando la gente tuviera una necesidad tan desesperada. Fue en ese momento que pensé que tenía que hacer algo. Tengo que convertirme en enfermera ".

Fui la primera enfermera y mujer en servir como Cirujano General Adjunto de los Estados Unidos bajo C. Everett Koop (1981-1989) y la mujer y enfermera de mayor rango en los Servicios Federales de Enfermería cuando alcancé el rango de Contralmirante. Mientras trabajaba como enfermera en el Servicio de Salud Pública, dirigí la formación del Instituto Nacional de Investigación en Enfermería en los NIH. Además, fui el fundador y primer decano de la Escuela de Graduados en Enfermería de la Universidad de Servicios Uniformados de Ciencias de la Salud.

Pero algunas personas de la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM) pueden recordarme mejor por mis informes a la Junta de Regentes. De 1972 a 1989, a veces me desempeñé como suplente del Cirujano General de EE. UU., Actualizando la junta sobre muchos problemas de salud pública, incluidos el tabaquismo, el SIDA pediátrico y la conducción en estado de ebriedad.

Al principio de mi carrera, insistí en la necesidad de una educación en enfermería basada en la ciencia. Cuando enseñé por primera vez a estudiantes de enfermería en la Universidad de Yale, me sentí tan frustrado porque las directrices de la Liga Nacional de Enfermería no tenían una base científica que quemé una pila de sus guías curriculares en el patio de Yale. Una parte de mí todavía no puede creer que hice eso. Me tomó un año pagar los libros.

Mi vida y mi carrera fueron largas. Y, sin embargo, de alguna manera las palabras que dije en 2000 durante mi discurso de aceptación del Salón Nacional de la Fama de la Mujer siguen siendo ciertas: & # 8220 No podemos esperar a que el mundo cambie ... Aquellos de nosotros con inteligencia, propósito y visión debemos tomar la iniciativa y cambiar el mundo ... ¡Prometo no descansar nunca hasta que mi trabajo esté terminado! & # 8221

Puedes averiguar mucho sobre mí en NLM, porque ahí es donde doné una colección de mis trabajos.

4. Pionero de TI y primer director de NLM & # 8217s Lister Hill Center

Después de graduarme de la Universidad de Maryland con un doctorado en matemáticas y pasar mis veranos trabajando en computadoras y software, hice lo que debería haber sido razonable. Me acerqué a IBM por un trabajo. Desafortunadamente, los únicos trabajos disponibles para las mujeres en ese momento eran secretarios.

Afortunadamente, encontré otra forma. El almirante de la Armada Hyman Rickover, a quien yo diría "no le importaba si era amarillo, morado, verde o tenía cinco brazos", me contrató a mí y a otras cinco mujeres en la Armada. A la edad de 27 años, me convertí en director técnico de un nuevo programa para diseñar un sistema de gestión de operaciones navales.

A partir de ahí despegó mi carrera en el servicio público. En 1967, me uní a la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM) donde trabajé en la red informática en línea para la recuperación de literatura médica llamada MEDLINE. Mientras estuve en NLM, fui director asociado de investigación y desarrollo. Cuando este programa de I + D + i se conoció como el Centro Nacional de Comunicaciones Biomédicas Lister Hill en 1968, yo fui el primer director.

Dejé la NLM en 1970 y me retiré del gobierno federal en 1980, a la edad de 52 años. Comencé mi propia empresa llamada Pymatuning Group, que nombré en honor a una tribu indígena de Pensilvania encabezada por una jefa. La empresa se centró en el desarrollo de tecnología, incluida la microelectrónica, la información, la automatización y la robótica.

Pero seguí involucrado con NLM. De 1989 a 1992, serví en la Junta de Regentes y de 1991 a 1992 fui presidente de la Junta.

A lo largo de mi carrera, enfaticé que es lo que haces, no lo que eres.

Recomendado por la ex subdirectora de NLM, Betsy Humphreys.

5. De catalogador a & # 8220heroína de la ciencia & # 8221

¿Puede adivinar cuándo se contrató a la primera científica en el Laboratorio de Higiene del Servicio de Salud Pública, el predecesor de los NIH? Puedo, porque yo era ese científico. La respuesta es hace 103 años. Y sí, mis profesores estaban asombrados de que yo, una mujer, hubiera recibido tal nombramiento. ¿Y qué me pagaron cuando comencé? $ 1,800 por año, menos de $ 42,000 en dólares de hoy.

Crecí en Harvard, es decir, Harvard, Nebraska. Mis padres eran inmigrantes suecos que se aseguraron de que tuviera una buena educación.

Después de recibir una licenciatura de la Universidad de Nebraska, trabajé como catalogador para el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Cuando decidí que trabajar en ciencias sería una mejor opción profesional, obtuve una maestría y un doctorado en la Universidad de Chicago, donde estudié bacteriología.

En el Laboratorio de Higiene, estudié Clostridium botulinum, que causa una enfermedad paralítica en humanos y animales. También preparé el estándar para toxinas de gangrena gaseosa y antitoxinas. También trabajé con la fiebre tifus, aunque mientras inoculaba ratas para estudiar, me enfermé de la fiebre tifus endémica. Afortunadamente, me recuperé.

También me complace informarles que varias otras científicas de mi época contribuyeron a la investigación del tifus, entre ellas Muriel Robertson (1883-1973), Hilda Sikora (1889-1974), Hélène Sparrow (1891-1970) y Clara Nigg ( 1897-1986).

Cuando me jubilé en 1945, un reportero de Associated Press Science escribió: "Dos heroínas de la ciencia, cuyas contribuciones al conocimiento médico son mundialmente famosas, se jubilan como investigadores del Instituto Nacional de Salud". Lea la siguiente entrada para saber qué tiene que decir la otra heroína.

6. Famoso por la investigación sobre brucelosis

Una cita sobre mí se publicó en la edición de 1943 de Biografia actual: “En un estado de desesperanza fundamental, caminaba pesadamente, como todas las niñas bacteriólogas. Ella no estaba destinada a un final famoso. Lo mejor que podía esperar era cortar madera y llevar agua (técnicamente) para algún cazador de microbios cuyo cerebro de hombre estaba en condiciones de explotar el trabajo penoso de sus manos ".

Ojalá supiera quién dijo eso, porque mi vida y mi legado han demostrado lo contrario.

Después de obtener mi licenciatura en agricultura en Cornell y completar un trabajo de posgrado en la Universidad de Wisconsin, comencé mi carrera como parte de un equipo de Wisconsin que intentaba mejorar el sabor del queso cheddar, pero no pude resistir la oportunidad de trabajar en un laboratorio. en la capital de nuestra nación.

Cuando me uní a la Oficina de Industria Animal (BAI) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en su División de Productos Lácteos, uno pensaría que les habría gustado tener otro científico a bordo. Pero como recordé más tarde, “Según rumores, cuando se conoció la mala noticia en una reunión de funcionarios de BAI de que una científica se uniría a su personal, se llenaron de consternación. En palabras de un taquígrafo que estuvo presente, casi se caen de sus sillas ”.

Afortunadamente para mí, la División de Productos Lácteos de BAI era un buen lugar para trabajar, aunque conseguir que mi investigación fuera aceptada no fue fácil. No fue hasta la década de 1920 que la brucelosis fue reconocida como un problema de salud pública. Pero escuche esto, terminé contrayendo brucelosis, solo después de soportar las sugerencias de que estaba sufriendo de una enfermedad imaginaria.

Mientras tanto, en 1918, había oído hablar de George McCoy del Laboratorio de Higiene, precursor de los NIH. Tenía fama de contratar y alentar a mujeres científicas.Aunque nuestros salarios no coincidían con los de nuestros compañeros masculinos, me alegré de estar en el Laboratorio, donde permanecí hasta 1945.

Además de mi investigación sobre la brucelosis, también hice contribuciones al estudio de otras enfermedades infecciosas como la meningitis y las infecciones estreptocócicas. También fui la primera mujer presidenta de la Sociedad Estadounidense de Bacteriólogos.

7. Ella dio su vida.

Como el mayor de diez hermanos, crecí comprendiendo la importancia de ayudar a los demás. Parecía natural que me convirtiera en enfermera. Después de ascender a jefa de enfermeras en el Newark German Hospital en mi estado natal de Nueva Jersey, me sentí obligada a ser voluntaria como enfermera contratada para el ejército de los EE. UU. Durante la Guerra Hispanoamericana. Cuidé a los soldados en Jacksonville, Florida Savannah, Georgia y Santiago, Cuba. Muchos más padecían enfermedades que heridas de guerra.

Aunque había visto la devastación de la fiebre amarilla, la fiebre tifoidea y la malaria en climas cálidos y húmedos, luego me ofrecí como voluntario para servir en Filipinas. Estuve allí ocho meses cuando me enfermé y me enviaron a casa.

Luego, en 1900, me embarqué en un barco rumbo a Cuba, donde se estaba llevando a cabo el trabajo del comandante Walter Reed sobre los mosquitos. La esperanza era que la picadura de un mosquito infectado diera como resultado un caso controlable de fiebre amarilla, seguido de inmunidad. Fui la única mujer y la única estadounidense que se ofreció como voluntaria para participar en este estudio de investigación.

Cuando la fiebre amarilla me quitó la vida en 1901, la historia de mi muerte y la nota que le envié a mi madre se publicaron en un periódico de la ciudad de Nueva York. Verá, como incentivo para participar, había recibido $ 100. Cuando me enfermé, le escribí a mi madre instándola a que no se preocupara y diciéndole: “Te enviaré casi todo lo que pueda. . .Sabes que soy el hombre de la familia, pero reza por mí ".

Fui la primera enfermera en aparecer en una estampilla postal. Decía: "Ella dio su vida". También me convertí en la primera enfermera en tener un hospital con mi nombre, el Newark German Hospital, donde una vez trabajé.

8. De un tipi a la escuela de medicina y más allá

Cuando era niño, fui testigo de muchos problemas derivados de lo que ahora se conoce como "disparidades en la salud". Vi morir a una mujer después de que el médico no vino. La mujer era lo que ahora llamas un "nativo americano" y el médico era blanco. En este momento, los nativos americanos no eran reconocidos como ciudadanos y las mujeres no podían votar. Yo era ambos.

Nací en un tipi, al igual que muchos nativos americanos en ese momento. Tal vez me hubiera quedado en la reserva de Omaha en Nebraska, pero mis padres tenían otras ideas. Me enviaron a Nueva Jersey, donde asistí al Instituto Elizabeth para Jóvenes Damas en Nueva Jersey (sí, realmente se llamaba así). Ese pudo haber sido el final de mis estudios, pero intervinieron dos mujeres.

La etnóloga Alice Fletcher me animó a asistir al Instituto Hampton (ahora Universidad de Hampton), una de las primeras escuelas de educación superior para estudiantes no blancos del país. Luego, la médica residente de la escuela, Martha Waldron, me instó a que asistiera a su alma mater, el Woman & # 8217s Medical College of Pennsylvania.

Después de graduarme en 1889, me convertí en la primera mujer nativa americana en graduarse de la escuela de medicina. Cuando regresé a la reserva de Omaha tenía 26 años y una práctica médica de más de 1.200 personas, personas de todos los colores, con todo tipo de problemas de salud.

No era raro que me pusiera mi túnica de búfalo y saliera a pie oa caballo para atender a mis pacientes.

No solo traté a las personas, también abogué por cambios en la salud pública, como quitar los vasos comunales de los bebederos y promover el uso de puertas con mosquiteros para mantener alejadas a las moscas. Una vez incluso volé a Washington, DC, para presionar por la prohibición del alcohol en la reserva.

Pero uno de los momentos más destacados de mi vida llegó dos años antes de morir cuando abrimos un hospital en la ciudad de reserva de Walthill, Nebraska. No hace falta decir que este hospital se preocupaba por todos. Hoy, el hospital alberga un museo dedicado a mi trabajo y la historia de las tribus Omaha y Winnebago.

9. Un instinto innato para el trabajo social

Antes de convertirme en médico, si eras negro y vivías en Georgia, no tenías un hospital al que acudir si estabas muy enfermo. Y tampoco su hijo. El hospital que abrí era muy modesto para los estándares modernos, algunas habitaciones alquiladas y dos camas, pero hice lo mejor que pude en un momento en que se hicieron cumplir las leyes de Jim Crow. También abrí una clínica de bienestar infantil y un club de madres para que las mujeres aprendan más sobre la atención prenatal y posnatal.

Aunque enfrenté muchos obstáculos al nacer negra y mujer en el sur en 1884, no tuve tantos obstáculos que superar como mis padres. Después de todo, eran esclavos. Sin embargo, estaba decidido a servir a los demás y creía que ninguna profesión podía servir mejor a la humanidad que la medicina.

Después de graduarme del Seminario Spelman (ahora Spelman College), me gradué con honores de Meharry Medical College en Nashville y obtuve el puntaje más alto en las Juntas Médicas del Estado de Georgia.

Además de mi práctica en Atlanta, participé activamente en la Asociación Médica Nacional, una organización profesional para médicos negros, y me desempeñé como vicepresidente y presidí varios comités. También presidí la Comisión Pediátrica de la Asociación y participé en el Comité del Fondo Internacional para Niños, la Asociación Estadounidense de Higiene Social y la Comisión de Niños y Jóvenes de los Estados Unidos. Casi hasta mi muerte en 1977, permanecí activo en grupos profesionales. Escribí que & # 8220 tenía un instinto innato para el trabajo social & # 8221.

Como dije en un discurso que pronuncié en 1940 y en una entrevista con el periódico de mi universidad en 1974, creía que & # 8220 mujeres médicas competentes & # 8221 podrían encontrar o crear sus propias oportunidades. Supongo que eso es lo que todavía está sucediendo hoy, en los NIH y en todo el mundo.

10. Defensora y activista puertorriqueña

Me inspiré en “la experiencia de [mi] propia madre, mis tías y hermanas que enfrentaron tantas restricciones en su lucha por florecer y realizar todo su potencial”.

Mi pasión por la ciencia y las personas es la razón por la que me convertí en médico. Poco sabía cuando me gradué de que estaría abogando por los problemas de salud de las mujeres en todo el mundo.

Aunque nací en la ciudad de Nueva York, pasé la mayor parte de mi infancia en Puerto Rico. Cuando regresamos a Nueva York, experimenté el aguijón del racismo durante mi adolescencia y mi adolescencia. Quizás esa sea una de las razones por las que me convertí en activista cuando regresé a la isla para asistir a la Universidad de Puerto Rico.

Se podría decir que estaba más ocupada que la mayoría de los estudiantes cuando di a luz a mi cuarto hijo en 1960, el año en que me gradué de la escuela de medicina con los más altos honores. Durante mi residencia, establecí el primer centro para el cuidado de recién nacidos en Puerto Rico. Durante la década de 1970, participé activamente en el movimiento de mujeres y me convertí en miembro fundadora del Comité para poner fin al abuso de esterilización. Incluso testifiqué ante el Departamento de Salud, Educación y Bienestar.

En la década de 1980, me desempeñé como director médico del Instituto del SIDA del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, abogando por las mujeres con VIH. En la década de 1990, me concentré en la salud reproductiva como codirectora del Instituto del Pacífico para la salud de la mujer. También presioné por cuestiones de salud y reproducción en las conferencias internacionales de mujeres en El Cairo y Beijing y me convertí en la primera latina en ser elegida presidenta de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

Como defensor acérrimo de mejorar nuestra calidad de vida, dije una vez: & # 8220 Espero & # 8217 ver en mi vida una comprensión cada vez mayor de que somos un mundo. Y que nadie va a tener calidad de vida a menos que apoyemos a todos & # 8217s calidad de vida & # 8230 No sobre una base de bondad, sino por un compromiso real & # 8230it & # 8217s nuestra salud colectiva y personal que & # 8217 está en juego. . & # 8221

Por mi trabajo, el presidente Clinton me otorgó la Medalla Presidential Citizens, y el año pasado, en lo que habría sido mi 89º cumpleaños, fui objeto de un Doodle de Google.

11. Un motor y un agitador

Me convertí en cirujano en una época en la que la mayoría de los cirujanos eran hombres. De hecho, fui la primera cirujana en el Bellevue Hospital de Nueva York y la primera mujer certificada por la Junta Estadounidense de Cirugía Torácica. Más tarde, fui la primera mujer elegida para dirigir la Junta. Mi carrera incluyó nombramientos destacados en la Universidad de California, la Escuela de Medicina de Harvard en San Diego y el Hospital Brigham and Women & # 8217s. A lo largo de mi carrera, enfaticé la enseñanza y la investigación.

Pero fue el trabajo que hice en los NIH lo que me enorgulleció más. En 1960, cuando solo tenía 32 años, realicé el primer reemplazo de válvula mitral humana artificial con éxito. ¿Y la válvula que usamos? Yo lo diseñé. Mi paciente era una mujer de 44 años que tenía insuficiencia cardíaca en etapa terminal causada por regurgitación mitral. (Me alegra que se sepa mucho más sobre las mujeres y las enfermedades cardíacas en la actualidad). Más tarde, desarrollé una válvula mecánica cubierta de tela (la válvula Braunwald-Cutter), que ayudó a miles de pacientes a finales de los sesenta y principios de los setenta.

Me apasionaba tanto mi profesión y mis pacientes que, incluso estando embarazada, seguía realizando cirugías hasta que no podía inclinarme sobre la mesa de operaciones. Y volví a trabajar solo dos semanas después de que naciera cada uno de mis hijos. Los tiempos eran definitivamente diferentes entonces.

Nunca busqué el centro de atención, por lo que me divirtió cuando los artículos en Vida y Tiempo revistas de la década de 1960 me describían como uno de los estadounidenses & # 8217s joven & # 8220motivadores y agitadores. & # 8221

¡Ciertamente estaba ocupado! Además de mi carrera, fui madre de tres hijas: Karen, Allison y Jill. Mi esposo Eugene Braunwald, que es un cardiólogo distinguido y habla a menudo en los NIH, diría que mi enfoque era hacer solo lo que era esencial y no gastar tiempo, energía o movimiento innecesarios en nada más.

Recomendada por el lector Doug Atkins, quien escribió: "Ella era única cuando los hombres aún dominaban la práctica de la medicina y en particular la cirugía". Debe haber tenido una montaña de energía y capacidad de concentración a partes iguales.

12. Alegremente optimista y luchador

En mis 50 años de práctica médica, cuidé a innumerables mujeres y niños y defendí la equidad y la justicia. A pesar de que se me reconoció por mi "optimismo alegre", todavía luché por lo que sabía que era correcto y justo.

Cuando me gradué de la Facultad de Medicina de la Mujer de Pensilvania en 1867, me convertí en la segunda mujer afroamericana en recibir un título de médico en los Estados Unidos. (Rebecca Crumpler, MD, apareció el año pasado en “¿Quién soy yo?” Y se graduó tres años antes). Mi tesis médica sobre el ojo tenía 19 páginas y estaba escrita a mano con tinta.

Durante mi carrera, practiqué tanto en Carolina del Norte como en Carolina del Sur, Nueva York, Washington, DC y Filadelfia.

En Washington, DC., La Asociación para el Alivio de Mujeres y Niños de Color Desamparados me nombró superintendente de un jonrón. Debido a que la mayor parte de mi trabajo se realizaba en los vecindarios más empobrecidos, me concentré en cómo las mujeres podían practicar la mejor higiene posible para sus familias, sabiendo que era difícil.

Más tarde, en Filadelfia, reconociendo que las familias necesitan más que un servicio médico, el Women’s Directory Center que abrí también ofreció servicios legales.

En 1876, estaba encantada de servir en el Comité del Centenario de Damas de Filadelfia, que planeó la celebración local del 100 aniversario de la Declaración de Independencia, pero cuando el Comité preguntó sobre el establecimiento de un "subcomité de damas de color" separado para apoyar a los blancos organización, me defendí y gané. Mujeres blancas y negras trabajaban juntas.

Más tarde, tuve que discutir de nuevo. Esta vez discutí que la ignorancia era la única culpable de la alta tasa de mortalidad en los barrios marginales. Si hubiera sabido el término que usas hoy, habría argumentado que "el lugar importa".


Lozen: un guerrero dotado

En la década de 1870, muchos apaches se irritaban al verse obligados a vivir en reservas. Un grupo encabezado por Victorio, líder del Apache de Warm Springs, escapó de la Reserva de San Carlos en 1877. Entre los guerreros del lado de Victorio, que eludían a las autoridades estadounidenses y mexicanas, estaba su hermana menor, Lozen.

Aunque era extremadamente inusual que una mujer soltera montara como guerrera, Lozen era una parte integral del grupo, gracias en parte a sus habilidades especiales. Nacida a fines de la década de 1840, Lozen había participado en un rito de la pubertad que le dio la capacidad de rastrear a los enemigos de Apache. Según las historias orales, la principal fuente de información sobre Lozen era que le hormigueaban las manos cuando miraba hacia la dirección de un enemigo, y la fuerza de esta sensación indicaba qué tan cerca o lejos estaban sus oponentes. La descripción de Victorio & # x2019s de Lozen muestra lo mucho que fue apreciada: & # x201C Fuerte como hombre, más valiente que la mayoría y astuto en la estrategia, Lozen es un escudo para su gente. & # X201D

Victorio y la mayoría de sus seguidores fueron asesinados por soldados mexicanos en 1880. Pero las habilidades de Lozen no habían fallado, ella estaba ayudando a una mujer embarazada. De hecho, muchos creían que, de haber estado allí, Lozen podría haber salvado el día.

Después de unirse a Geronimo y su banda, Lozen continuó siendo un activo, en un momento sumergiéndose en el fragor de la batalla para obtener las balas que tanto necesitaba. También fue enviada & # x2014 con Dahteste, otra guerrera & # x2014 por Geronimo para negociar con las autoridades estadounidenses. Cuando estas conversaciones finalmente dieron como resultado la rendición de Geronimo & # x2019 en 1886, Lozen estaba entre los encarcelados en Florida. Luego fue enviada a Alabama & # x2019s Mount Vernon Barracks, donde murió de tuberculosis en 1889.

Lozen fue enterrada en una tumba sin nombre, pero nunca fue olvidada y sigue siendo una figura de honor en la historia de Apache.


Recordando a Lori Piestewa, la primera mujer soldado indígena en morir en combate

El 23 de marzo de 2003, en los primeros días de la guerra de Irak, una unidad de la 507th Maintenance Co. con un puñado de camiones se perdió en una tormenta de arena y tomó un giro equivocado en el desierto. El pequeño convoy fue atacado por fuerzas iraquíes y algunos soldados fueron capturados.

Entre ellas se encontraban Jessica Lynch y Lori Piestewa.

Este video es en memoria de Lori Piestewa, una mujer nativa americana de 23 años de la nación Hopi. Ella y Jessica Lynch se conocieron sirviendo en 507th Maintenance Co. y se hicieron amigas cercanas. Ese día, bajo el feroz fuego enemigo, reconoció que Jessica Lynch necesitaba ayuda. Piestewa rescató a Lynch del camión averiado en el que estaba. Pero resultó ser un mal día para todos.

Tanto Lynch como Piestewa, gravemente herido, fueron hechos prisioneros por las tropas iraquíes.

Fuente: YouTube / HISTORIA
Lori Piestewa, miembro de la nación Hopi, fue desplegada con la unidad de la 507th Maintenance Co.

Unos días después, las fuerzas estadounidenses recibieron información de inteligencia sobre el lugar donde se encontraban recluidas. Estaban en un hospital siendo atendidos por las heridas que habían sufrido en el ataque. Un par de días después, las fuerzas militares de Estados Unidos realizaron una exitosa redada nocturna en ese hospital. Lynch fue rescatado, pero lamentablemente, Pfc. Piestewa ya había sucumbido a sus heridas.

Piestewa se convirtió en la primera mujer miembro del servicio en morir en esa guerra. También fue la primera mujer nativa americana en morir en combate.

Fuente: YouTube / HISTORIA
Piestewa se convirtió en la primera mujer nativa americana en morir en combate en el ejército estadounidense.

Piestewa se incorporó al Ejército en 2001. Provenía de una familia que tenía una larga tradición de servicio militar. Su abuelo luchó en la Segunda Guerra Mundial y su padre sirvió en Vietnam. Se crió en la Reserva Hopi con tradiciones católicas y Hopi que le enseñaron a & # 8220 amar a su vecino como a sí misma & # 8221. Esa era su naturaleza. Fue criada para ser una persona para los demás. Y vivía ese ideal todos los días.

Fuente: YouTube / HISTORIA
Piestewa tenía 23 años cuando la mataron.

Fue galardonada con el Corazón Púrpura, la medalla de prisioneros de guerra y fue ascendida de Primera Clase Privada a Especialista póstumamente. Está enterrada en el suelo de su hogar natal en la Reserva Hopi.

El sitio para veteranos honra la vida y el servicio de la especialista Lori Piestewa. Nos sentimos honrados por su valentía frente al enemigo y su máximo sacrificio por sus hermanas y hermanos en esa unidad de la 507th Maintenance Co. ese día en Irak.

Prometemos no olvidarte nunca. Descansa en paz.

Apoyar a los veteranos

¡Proporcione alimentos y suministros a los veteranos en The Veterans Site de forma gratuita! & rarr


Recordando a Charles Curtis, el primer vicepresidente nativo americano

A solo dos cuadras del Kansas State Capitol en Topeka, encontrará una majestuosa casa de ladrillos con dos domos.

"A mi mamá le encantaba la casa, es probablemente una de las casas más bonitas de Topeka", dijo Patty Dannenberg. Sus padres, Nova y Don Cottrell, compraron el monumento local en 1993.

"No había sido bien cuidado. Necesitaba mucho trabajo", dijo Dannenberg.

Aunque la pareja estaba jubilada, pasaron los siguientes 25 años restaurando minuciosamente el piso de parquet de la casa, los candelabros relucientes y las vidrieras, y finalmente lo abrieron al público como un museo, dedicado al hombre que una vez vivió allí: Charles Curtis.

Dannenberg dijo: "No creo que mucha gente a su alrededor realmente supiera mucho de él o se diera cuenta de lo extraordinario que era".

Realmente notable. Hace noventa y dos años, Charles Curtis fue investido como el primer (y único) vicepresidente nativo americano de Estados Unidos. Curtis era miembro de la nación Kaw (también llamada Kanza).

Noticias de actualidad

"El pueblo Kaw es el pueblo indígena de Kansas", dijo James Pepper Henry, director ejecutivo del First Americans Museum, que se inaugurará en septiembre en la ciudad de Oklahoma, y ​​vicepresidente de Kaw Nation. "Yo diría que el 99% de todos en este país no se da cuenta de que el estado de Kansas toma su nombre de nuestra gente, la gente de Kaw".

Charles Curtis. Noticias CBS

Curtis nació en 1860 en lo que entonces era el Territorio de Kansas de padre blanco y madre india. Su madre murió cuando él tenía solo tres años y quedó al cuidado de su abuela india.

"Vivía con la gente de Kaw en la reserva", dijo Pauline Sharp, miembro de Kaw Nation. "Aprendió a montar a caballo, podía hablar el idioma".

Para 1873, la Nación Kaw, una vez con millones de acres de superficie, se había reducido a poco más que un terreno de entierro, y los pocos cientos de miembros supervivientes estaban siendo reubicados por la fuerza al sur, a lo que se convertiría en Oklahoma.

Sharp dijo: "Caminaron hasta su nuevo hogar en territorio indio. Tardaron 17 días. La gente se enfermó. Había fiebre tifoidea, incluso hambruna".

Charles, de trece años, esperaba unirse a la migración, pero su abuela india le ordenó al niño que se quedara en Topeka con su abuela blanca y se asimilara.

Henry dijo: "Ella quería lo mejor para él, y lo mejor para él era irse a vivir con su familia White. Y resulta que su abuela tenía razón".

El corresponsal Mo Rocca preguntó: "Si hubiera ido con ella, ¿estaríamos hablando de él hoy?".

"No sabríamos quién era Charles Curtis si se hubiera ido con su abuela nativa a Oklahoma. De hecho, es posible que ni siquiera hubiera sobrevivido".

En cambio, Curtis prosperó. Se convirtió en un abogado de éxito y fue elegido miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Rocca preguntó: "¿Crees que tener que ir de un mundo a otro lo entrenó para la política en cierto sentido?"

"Creo que es cierto", respondió Henry. "Creo que ser una persona de sangre mixta, de alguna manera ser un embajador entre dos mundos, lo preparó para la política estadounidense".

El senador Charles Curtis (con el brazo en cabestrillo) en Pawnee, Oklahoma, en 1928, poco antes de su victoria en las elecciones a la vicepresidencia. Noticias CBS

En el Senado, Curtis, un republicano, se convirtió en una fuerza, sirviendo como líder de la mayoría. Defensora de los derechos de las mujeres, Curtis propuso la primera versión de la Enmienda de Igualdad de Derechos.

Henry dijo: "Las mujeres siempre han tenido roles de liderazgo dentro de nuestra tribu y han sido realmente la columna vertebral y la fuerza de nuestra tribu".

"¿Supongo que eso podría haber sido un factor en claramente su creencia sobre este tema?" preguntó Rocca.

"Bueno, conociendo a mi abuela nativa, sé que su abuela nativa tuvo una gran influencia en él. Ciertamente, la mía lo hizo".

Pero para los nativos americanos, el legado del hombre conocido como "Indian Charley" es decididamente mixto.

Muchas de las políticas asimilacionistas que respaldó tuvieron en última instancia efectos devastadores en la vida de los indígenas, lo que provocó la disolución de los gobiernos tribales y la división de las tierras comunales.

"Creo que creía que estaba haciendo lo correcto", dijo Henry. "Si hubiera estado vivo hoy, creo que habría entendido que algunas de las cosas en las que creía en ese momento tenían un impacto negativo significativo en los pueblos indígenas".

Noticias CBS

En 1928, Curtis, al lado de Herbert Hoover, fue elegido el 31º vicepresidente de los Estados Unidos. Le dieron poco que hacer en la oficina, aunque presidió la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1932 en Los Ángeles. Pero con el inicio de la Gran Depresión, la apuesta por la reelección del boleto se incendió.

Después de la muerte de Curtis en 1936, su nombre se desvaneció rápidamente.

En cuanto a su antigua casa en Topeka, Don y Nova Cottrell murieron el año pasado, con meses de diferencia. La casa ya está a la venta. Patty Dannenberg espera que quien compre la casa de Curtis la conserve.

Rocca preguntó: "¿Qué se perdería si la casa no estuviera allí?"

"Creo que se perdería mucha historia", respondió.

Y en cuanto a la Nación Kaw, se ha recuperado en número, y en 2002 compraron acres para un parque conmemorativo en Kansas y el regreso a su tierra ancestral.

Pauline Sharp dijo: "Bailamos en nuestra tierra en Kansas por primera vez en 142 años".

¿Cómo se sintió eso? "¡Se sintió maravilloso estar de vuelta en casa!"

Rocca preguntó: "¿Cómo le gustaría que se recordara a Charles Curtis?"

"Eso es difícil", dijo Sharp. "Como el primer nativo americano en llegar tan alto en el gobierno de los Estados Unidos, eso es un motivo de orgullo para nosotros. Y quiero que la gente lo recuerde, creo, de una buena manera".


La historia secreta de Estados Unidos de esterilización forzada: recordando un pasado inquietante y no tan lejano

Por Eesha Pandit
Publicado 29 de enero de 2016 9:11 PM (EST)

("No Mas Bebes")

Comparte

Escribiendo para la mayoría en el caso histórico de la Corte Suprema, Buck contra Bell, El juez Oliver Wendell Holmes Jr. describió a Carrie Buck, nativa de Charlottesville, como la "probable madre potencial de una descendencia socialmente inadecuada, igualmente afligida", y escribió que "su esterilización promoverá su bienestar y el de la sociedad". En ese fallo, el Tribunal determinó que la Ley de Esterilización de Virginia, en virtud de la cual se esterilizó a Carrie, era constitucional. Citando los mejores intereses del estado, el juez Holmes afirmó que la ley de Virginia era valiosa y que leyes como esa podrían evitar que el país se "inundara de incompetencia". El Tribunal aceptó, sin pruebas, que Carrie y su madre eran promiscuas y que, por lo tanto, las tres generaciones de Bucks compartían el rasgo genético de la debilidad mental. Con base en esta evaluación, el Tribunal determinó que lo mejor para el estado era esterilizar a Carrie Buck. El fallo fue considerado una gran victoria para los eugenistas.

En el estreno del documental de PBS del lunes, "No Más Bebés", María Hurtado habla del momento en que se dio cuenta de que no podía tener más hijos, "Debieron haber pensado, 'esta mujer tiene tantos hijos, simplemente la cosiremos' '. para que no sepa que hicimos la operación '”. La Sra. Hurtado es una de los diez demandantes que presentaron una demanda de derechos civiles contra médicos en el Centro Médico de la USC del condado de Los Ángeles, alegando que fueron esterilizados sin su consentimiento. Otra mujer, Conseulo Hermosillo, que entonces tenía 23 años, no se dio cuenta de que la habían esterilizado hasta que le pidió a su médico un método anticonceptivo. Maria Figueroa estaba criando a sus hijos pequeños en el este de Los Ángeles cuando se enteró de que había sido esterilizada. Dolores Madrigal y su esposo estaban ahorrando para una casa y más hijos trabajando en fábricas. Cuando se enteraron de que Dolores había sido esterilizada, su familia se separó, mientras ella y su esposo enfrentaban el dolor y la ira de sus sueños destrozados. En "No Más Bebés", la cineasta Renee Tajima-Peña cuenta la historia de estas mujeres inmigrantes mexicanas que demandaron a un poderoso hospital, a médicos del condado, al estado de California y al gobierno de Estados Unidos luego de haber sido esterilizadas sin su consentimiento.

A principios y mediados de la década de 1970, un joven Dr. Bernard Rosenfeld, que trabajaba en la sala de obstetricia del Centro Médico de la USC del condado de Los Ángeles en el vecindario predominantemente latino de Boyle Heights en el este de Los Ángeles, comenzó a notar que las mujeres inmigrantes, que no hablaban inglés con fluidez, estaban siendo empujadas en ligaduras de trompas mientras se encontraban en las últimas etapas activas del trabajo de parto. Varias de las mujeres en la película recuerdan el momento, mientras las llevaban al quirófano para una cesárea de emergencia, en el que les dieron un papel en inglés para que lo firmaran. Durante varios años, el Dr. Rosenfeld reunió de manera encubierta pruebas de estas esterilizaciones y buscó la ayuda de una joven abogada chicana, Antonia Hernández, para presentar un desafío legal. En 1978, después de meses de rastrear a las mujeres que habían sido esterilizadas, Hernández y sus clientes entablaron una demanda, Madrigal contra Quilligan, y afirmó que su derecho a tener hijos había sido violado por la esterilización coercitiva. Anclando el argumento de Roe v. Wade y Griswold v. Connecticut, la estrategia legal de Hernández fue probar que existe un derecho individual establecido a procrear. "No Más Bebés" cuenta la historia de su lucha por detener la práctica de la esterilización sin consentimiento.

Esta lucha para poner fin a tales prácticas de esterilización coercitiva provocó algunas divisiones en el movimiento feminista. En los años 70, mientras las feministas chicanas criticaban la práctica de la esterilización sin consentimiento, las feministas blancas luchaban por el derecho al aborto. Laura Jiménez, Directora Ejecutiva de California Latinas for Reproductive Justice le dice a Salon que el feminismo convencional se ha definido por cuestiones de aborto y acceso a anticonceptivos, y el derecho de las mujeres a no tener hijos, mientras que las mujeres de color, “han tenido que luchar por nuestra derecho a tener hijos de manera constante, siendo el abuso de esterilización solo un ejemplo de esta lucha ". Encontrar socios y aliados en sus esfuerzos resultó ser un desafío para las líderes feministas chicanas de los años 60 y 70. La activista Gloria Molina recuerda el rechazo que enfrentaron cuando llevaron sus preocupaciones al movimiento chicano liderado por hombres de la época, que a menudo disminuyó o retrasó el centrarse en los problemas de las mujeres dentro de sus esfuerzos de defensa. Buscando la solidaridad de sus compañeras feministas, las activistas chicanas se acercaron al capítulo de Los Ángeles de la Organización Nacional de Mujeres. El capítulo de NOW se negó a respaldar su pedido de leyes que establezcan un período de espera para la esterilización, no queriendo agregar ninguna carga para las mujeres que buscan esterilización a pedido.

Jiménez cree que es importante arrojar luz sobre un capítulo de la historia de los derechos reproductivos que a menudo no se cuenta. “Es importante ver el tema del abuso de esterilización en el contexto de un legado histórico de opresión reproductiva de mujeres de color y mujeres pobres, y como ocurre con otras estrategias eugenésicas, como parte de una ideología más amplia para controlar la reproducción de ciertas comunidades”. Dijo Jiménez.

En 1965, una película del gobierno, "Fertility Control and the Physician", mostraba un procedimiento de ligadura de trompas y estaba pensada como una película de formación para que los médicos los animaran a controlar la tasa de natalidad de las poblaciones pobres. De hecho, Madrigal contra Quilligan llegó en un momento en que la histeria por el control de la población estaba en su punto más alto, a raíz del influyente libro de Paul Ehrlich, "The Population Bomb". En su libro, la advertencia ahora desacreditada de Ehrlich es que si las tasas de natalidad no se reducen drásticamente, el planeta enfrentará un escenario apocalíptico de devastación y hambruna. La primera línea dice: "La batalla para alimentar a toda la humanidad ha terminado".

La erudita Natalie Lira, ofrece un contexto histórico importante, y le dice a Salon que a principios de la década de 1920, 32 estados de todo el país tenían leyes de esterilización eugenésica como la de California. Si bien el hospital y los médicos del condado de Los Ángeles niegan con vehemencia cualquier intento de control de la población o eugenésica, Lira le dice a Salon, “las esterilizaciones se consideraron parte del tratamiento y parte de la prevención. La idea era que las personas que estaban comprometidas con estas instituciones eran incapaces de ser padres aptos y, además, ellos mismos no eran genéticamente aptos y debían esterilizarse para evitar la degeneración. Esto estaba en consonancia con la ideología eugenésica de gestionar la reproducción en beneficio de la humanidad. Por supuesto, las nociones eugenésicas de aptitud física estuvieron muy influenciadas por la raza, la clase, el género y la sexualidad ". El Dr. Lira, que codirige un equipo interdisciplinario de investigadores y estudiantes en la Universidad de Michigan para estudiar el fenómeno de las esterilizaciones eugenésicas, dice que aproximadamente 20,000 esterilizaciones (de aproximadamente 60,000 en todo el país) tuvieron lugar en California entre 1920 y 1950. Después En ese momento, las prácticas eugenésicas formalizadas cayeron en desgracia debido al odio a las prácticas eugenésicas nazis.

Pero el fenómeno de la esterilización coercitiva continúa. Hace tan solo unos años, California volvió a ser noticia cuando el Center for Investigative Reporting publicó un informe sobre el abuso de esterilización de mujeres encarceladas. La cineasta Renee Tajima-Peña encuentra un fuerte paralelo en este caso, al decirle a Salon,

“Conocimos a algunas de las mujeres que habían sido esterilizadas en las cárceles de California, así como a cineastas que están documentando esa historia. Fue sorprendente lo similares que fueron las experiencias de las mujeres encarceladas a las mujeres de nuestra película ".

La historiadora Virgina Espino, productora de "No Más Bebés", sitúa la historia en una larga historia de injusticia reproductiva. "La autonomía corporal es clave para la historia y los demandantes de Madrigal lo tienen muy claro", dijo Espino. "Fueron claros en el 75 y lo están hoy".


10 mujeres importantes en la historia de Florida que quizás no conozcas

Hay muchas mujeres que han hecho grandes contribuciones no solo a la historia de Florida, sino también a la historia de los Estados Unidos. En este Mes de la Historia de la Mujer, estamos observando y celebrando sus logros para ver cómo allanaron el camino para las mujeres de hoy y para esperar todo lo que las mujeres pueden lograr en los años venideros.

Muchas mujeres ya son conocidas por sus logros, pero hay algunas de las que quizás no haya oído hablar. La siguiente lista no es de ninguna manera exhaustiva, pero incluye a algunas de esas mujeres.

Según la Miami Girls Foundation, Julia Tuttle es conocida como la "Madre de Miami" y es la única mujer fundadora de una gran ciudad estadounidense. Nacida originalmente en Ohio, Tuttle compró varios cientos de acres de tierra cerca del río Miami cuando su esposo murió en 1886. Ella creía que el área podría ser una gran ciudad, pero sabía que necesitaba ser accesible para poder hacerlo. Se reunió con el ferroviario Henry Flagler y lo convenció de que extendiera su ferrocarril hacia el sur hasta Miami a cambio de un terreno. Miami se incorporó oficialmente como ciudad en julio de 1896, pocos meses después de que llegara el primer tren.

DESSIE SMITH PRESCOTT

Dessie Smith Prescott es una pionera de Florida conocida por ser no solo la primera guía profesional femenina en el estado del sol, sino también la primera mujer piloto con licencia. Sirvió en el Cuerpo del Ejército de Mujeres durante la Segunda Guerra Mundial. Es conocida por su extraordinario conocimiento de los recursos naturales de Florida, habiendo cazado y pescado en las zonas rurales de Florida desde una edad temprana. Su historia fue documentada de manera famosa por la novelista ganadora del premio Pulitzer, Marjorie Kinnan Rawlings. Más tarde fue incluida en el Salón de la Fama de la Mujer de Florida.

JERSEY TIGRE BETTY MAE

Betty Mae Tiger Jumper fue la primera y única jefa de la Tribu Seminole de Florida. Ella fue la primera Seminole en obtener un título de escuela secundaria. También fue enfermera de Seminole Nation, así como fundadora y editora del periódico Seminole Tribune. Jumper pasó gran parte de su vida abogando por la cultura e historia de los nativos americanos, incluso siendo nombrada por el presidente Richard Nixon para el Congreso Nacional sobre Oportunidades Indígenas en 1970. En 1994, recibió un doctorado honorario de la Universidad Estatal de Florida por su trabajo y dedicación en en nombre del pueblo Seminole.

Gwen Cherry fue la primera mujer negra en aprobar el examen de la barra de Florida y ejercer la abogacía en el condado de Dade. Se graduó de la Universidad Florida A & ampM en 1946, obtuvo su maestría en la Universidad de Nueva York y completó su título de abogada en FAMU. Cherry fue primero maestra, luego abogada y luego se convirtió en la primera mujer negra elegida para la legislatura de Florida. Es conocida por luchar por los derechos de las minorías y las mujeres, y presentó el primer proyecto de ley de la Enmienda de Igualdad de Derechos de Florida en 1972. Cherry también luchó para reconocer el cumpleaños de Martin Luther King Jr. como un feriado estatal.

La Dra. Charlotte E. Maguire no solo fue la única mujer en su clase en la escuela de medicina, sino que fue la primera mujer en abrir una clínica de pediatría en Orlando en 1946. Fue apodada la “Primera niña doctora de Orlando”. Maguire también formó parte del Comité de Fundadores de la Universidad de Florida, donde ayudó a planificar la Facultad de Medicina y también participó en la fundación de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida. Maguire también es conocido por retribuir a la comunidad, habiendo donado millones para la educación médica. Es recordada por ser una pionera de las mujeres en el campo de la medicina.

Polita Grau, nacida María Leopoldina Grau, se convirtió en la primera dama de Cuba cuando su tío soltero fue presidente. Fue una activista política desde hace mucho tiempo, sobre todo oponiéndose al régimen de Castro. Con su hermano y algunos más, organizó la Operación Pedro Pan en la década de 1960 para ayudar a miles de niños cubanos a huir de la isla. Grau también se convirtió en preso político, cumpliendo 14 años de una pena de 30 años de prisión, acusado de espiar para la CIA. Luego se mudó a Miami, donde murió a los 96 años.

EARTHA MARY MAGDALENE BLANCO

Eartha Mary Magdalene White era hija de una ex esclava, adoptada por Clara White en Jacksonville en 1876. White aprendió sus costumbres humanitarias de su madre altruista. Cantó brevemente con la primera compañía de ópera afroamericana en los Estados Unidos, la Oriental American Opera Company, antes de regresar a Jacksonville. Continuó enseñando durante más de una docena de años, fue dueña de varios negocios y acumuló una cantidad significativa de riqueza para ese momento, aunque donó casi todo a sus esfuerzos humanitarios. Entre ellos, se incluyó el establecimiento de un orfanato y un hogar para madres solteras. White también es conocido por comenzar la Misión Clara White para servir a las personas sin hogar y los necesitados en Jacksonville, dirigiendo una misión en la prisión y el Hogar de Ancianos Eartha M. M. White para ancianos afroamericanos.

Roxcy O'Neal Bolton es considerada por muchos como la "Feminista pionera de Florida" y fundó el Capítulo de Florida de NOW, la Organización Nacional de Mujeres, y luego se desempeñó como vicepresidenta nacional de la organización. NOW se centra en temas que incluyen la igualdad, los derechos reproductivos y el fin de la violencia contra la mujer, entre otros. Bolton también fundó el primer centro de tratamiento de violación en el país en el Jackson Memorial Hospital en Miami en 1974, así como el primer refugio de rescate para mujeres de Florida, Women in Distress. Luchó por hacer de los delitos de violación una prioridad y también convenció al Servicio Meteorológico Nacional de que dejara de nombrar a los huracanes únicamente en honor a las mujeres.

Marjorie Harris Carr es una ambientalista reconocida a nivel nacional que fundó Florida Defenders of the Environment en 1969. Se graduó de Florida State College for Women, ahora FSU, con una licenciatura en zoología, y luego de la Universidad de Florida con su maestría, y se convirtió en la primera técnico de vida silvestre del gobierno femenino. Su trabajo en la década de 1960 llevó a lo que ahora es Prairie State Preserve de Payne. Ella también jugó un papel decisivo en detener la construcción del Canal Cross Florida Barge para preservar el río Ocklawaha y evitar daños ambientales en el área.

Elizabeth “Beth” McCullough Johnson fue la primera mujer en el Senado de Florida después de cuatro años en la Cámara, allanando el camino para las mujeres en la política. Uno de sus mayores enfoques fue la educación y en 1965, trabajó para aprobar un programa de bonos para establecer la Universidad de Florida Central, un logro que consideraba uno de sus más importantes. También fue miembro de la Liga de Mujeres Votantes.


Encarnación Vallejo Cooper y la Cooper Molera Adobe

Encarnación Vallejo Cooper representa la historia en capas de las familias que construyeron Monterey, desde sus primeros años como capital de la provincia más grande de México hasta la condición de estado de California. Pero también significa el papel fundamental que desempeñaron las mujeres mexicanas en la propiedad y la administración de la propiedad durante este período. Criada en Monterey, se casó con el capitán de barco y comerciante John Bautista Rogers Cooper en 1827. Se convirtió en ciudadano mexicano naturalizado y juntos se establecieron en Monterey, ayudando a convertir la ciudad en la capital económica, política y social de la Alta California mexicana. Crió a sus hijos en Cooper Adobe mientras administraba los asuntos de la familia durante los largos viajes por mar de su esposo, y finalmente se convirtió en la única propietaria de la propiedad Cooper en 1852. Así comenzó la cadena de títulos a través de las mujeres de la familia, primero a su hija mayor, Anita Wohler Cooper, y luego a su nieta Frances Molera, eso llevó a que la propiedad de Adobe Cooper Molera se convirtiera en un sitio histórico del National Trust en 1968.

Retrato cortesía de The Society of California Pioneers. Cooper Molera Adobe de Mike Steelman.


Una breve historia

La Universidad de Howard lleva el nombre del general de división Oliver Otis Howard, nativo de Maine y graduado de Bowdoin College (en 1850) y West Point (en 1854 como el cuarto estudiante de clasificación en una clase de 46).Después de graduarse, sirvió dos años en el ejército antes de regresar a West Point como instructor de matemáticas. Al estallar la Guerra Civil, fue nombrado coronel de la 3.ª Infantería de Maine. Se convertiría en un héroe del Ejército de la Unión, sirviendo en varias batallas importantes de la Guerra Civil, incluidas la Primera y Segunda Corrida de Toros, Antietam, Chancellorsville y Gettysburg. El general Howard también dirigió el ala derecha de la famosa campaña "Marcha hacia el mar" del general William Tecumseh Sherman. En 1862, el brazo derecho del general Howard fue amputado después de recibir un disparo en el codo durante la batalla de Fair Oaks (cerca de Richmond, Virginia) durante la campaña de la península del general George B. McClellan.

En mayo de 1865, el general Howard fue nombrado comisionado de la Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas, más comúnmente conocida como la Oficina de Libertos. Este nombramiento trajo al general Howard a la ciudad de Washington. Un hombre profundamente religioso conocido como el "General Cristiano", se unió a otros para ayudar a establecer la Primera Iglesia Congregacional de Washington en 10thand G Streets, N.W. Esta iglesia existe hoy como la Primera Iglesia Unida Congregacional de Cristo en 945 G Street, N.W.

El 20 de noviembre de 1867, once miembros de la iglesia se reunieron en la casa del diácono Henry Brewster para una reunión misional. Mientras estaban allí, resolvieron establecer un seminario para la formación de ministros afroamericanos, especialmente para Sudáfrica y África.

Poco después, el general Howard participó en las deliberaciones. Después de más discusiones, la misión se amplió para incluir la capacitación de maestros negros y el nombre de la institución propuesta se convirtió en "El Instituto Teológico y Normal". El concepto de escuela propuesta como un mero instituto no duró mucho. Se consideraron otros campos de estudio y se amplió el concepto de escuela al de universidad. El nombre "Universidad de Howard" se propuso en honor al general Howard, quien fue muy considerado como un héroe y humanitario y que jugó un papel importante en la conceptualización de la institución.

El 2 de marzo de 1867, el presidente Andrew Johnson firmó una Carta aprobada por el 39º Congreso de los Estados Unidos para incorporar la Universidad de Howard. Diecisiete hombres, incluido el general Howard, fueron nombrados fideicomisarios en la Carta y son considerados los fundadores de la Universidad. La Carta especifica los siguientes departamentos: normal y preparatorio, colegiado, teológico, medicina, derecho y agricultura. Si bien claramente la intención de los fundadores era elevar a los afroamericanos, especialmente a los recientemente liberados de la esclavitud, la universidad se estableció sobre el principio de que estaría abierta a todas las razas y colores, ambos sexos y todas las clases sociales. El 1 de mayo de 1867, la Universidad de Howard abrió sus puertas con cinco estudiantes blancas, hijas de dos de los fundadores.

El 5 de noviembre de 1868, se llevó a cabo el primer ejercicio de apertura del Departamento Médico en la Primera Iglesia Congregacional. El Dr. Lafayette Loomis dio la dirección. Las últimas líneas de su dirección fueron:

¡Qué campo de honorable labor hay aquí! ¡Cuán ilimitadas son sus oportunidades para el bien! ¡Qué digna la vida que los usa bien! Tal trabajo, tales oportunidades y tal honor se abren al paciente, concienzudo y fiel estudiante de medicina. Que los años posteriores de sus vidas, mis jóvenes amigos, justifiquen las esperanzas de la hora actual, y que a lo largo de su vida de estudiante, a veces cansada, nunca olviden que el éxito solo proviene del trabajo paciente, y que el trabajo paciente nunca fracasa en el éxito.

El lunes 9 de noviembre de 1868, a las 5:00 pm, las clases comenzaron con ocho estudiantes (7 negros y 1 blanco) y cinco profesores (doctores Silas Loomis, Robert Reyburn, Joseph Taber Johnson, Lafayette Loomis y Alexander Augusta). . Silas Loomis y Lafayette Loomis eran hermanos. Silas Loomis fue uno de los fundadores de la Universidad.

De los cinco primeros miembros de la facultad, solo el Dr. Alexander Thomas Augusta era afroamericano. Según los informes, es el primer afroamericano en formar parte de una facultad de medicina en este país. El Dr. Augusta nació libre en Norfolk, Virginia en 1825 y recibió su educación temprana en Baltimore. Reprobado por las escuelas de medicina estadounidenses, se matriculó en el Trinity Medical College de Toronto y se graduó en 1856.

En 1863, el Dr. Augusta recibió el rango de Mayor como cirujano del Séptimo Regimiento de las Tropas de Color de los Estados Unidos, uno de los ocho médicos afroamericanos comisionados como oficiales en el Ejército de la Unión durante la Guerra Civil. Fue el primer afroamericano en ser nombrado Mayor en el Ejército de los Estados Unidos. Durante su servicio militar, el Dr. Augusta fue puesto a cargo de un hospital militar en Savannah, Georgia. En 1869, fue la primera persona que recibió un título honorífico de la Universidad de Howard. La tumba del Dr. Augusta se encuentra en el Cementerio Nacional de Arlington, el primer afroamericano de rango oficial en ser enterrado allí.

Más tarde, durante el primer año académico del Departamento Médico, se agregaron a la facultad el Dr. Gideon Palmer, el Dr. Phineas Strong, el Dr. Edward Bentley y el Dr. Charles Purvis. El Dr. Purvis también era negro y era otro de los ocho oficiales médicos afroamericanos del Ejército de la Unión. Se graduó de Wooster Medical College, predecesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Western Reserve (ahora Escuela de Medicina de la Universidad de Case Western Reserve). De hecho, se informa que el Dr. Purvis es el primer graduado afroamericano de Case Western. Más tarde, el Dr. Purvis se desempeñó como miembro de la Junta de Fideicomisarios de la Universidad de Howard.

En el Journal of Negro Education (vol. I, No. 2, abril de 1916), Kelly Miller, Profesora de Sociología y Decana de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad de Howard, publicó un artículo titulado “Los antecedentes históricos del médico negro ”En el que escribió:

El Dr. Charles B. Purvis, que se graduó de la Facultad de Medicina de la Western Reserve University en Cleveland, Ohio, en 1865, es quizás el médico de color más antiguo de los Estados Unidos y, por consentimiento general, es el decano de la fraternidad. Compartió con el Dr. A. T. Augusta el honor de ser uno de los pocos hombres de color que se convirtió en cirujano en el Ejército de los Estados Unidos. Poco después de graduarse fue nombrado cirujano asistente en el Freedmen's Hospital en Washington, D.C., institución con la que estuvo relacionado durante todo el período de su vida profesional activa. El desarrollo y la posición actual de la facultad de medicina de la Universidad de Howard se deben al Dr. Purvis más que a cualquier otro individuo.

Cabe señalar que la mayoría de los primeros miembros de la facultad de la Facultad de Medicina habían sido oficiales médicos del Ejército de la Unión. También es significativo que el Dr. Silas Loomis y el Dr. Joseph Taber Johnson estuvieron activos en la Primera Iglesia Congregacional de Washington, junto con el General Oliver Otis Howard.

El Dr. Silas Loomis fue nombrado primer decano del Departamento Médico. Él, junto con el Dr. Reyburn, también enseñó en la Universidad de Georgetown. El Dr. Loomis fue despedido de su puesto en la facultad de Georgetown debido a su conexión con una universidad rival. Poco después, el Dr. Reyburn renunció a Georgetown o también fue despedido.

En el momento de su fundación, el Departamento Médico incluía programas de grado en medicina y farmacia. El plan de estudios médico tenía una duración de tres años y el programa de farmacia, dos años. Un programa de licenciatura en odontología se introdujo a principios de la década de 1880. James T. Wormley se graduó del programa de farmacia en 1870 y fue el primer graduado del Departamento Médico. El Ejercicio de Graduación se llevó a cabo el 3 de marzo de 1870 en el nuevo Edificio Médico. Cinco estudiantes de medicina se graduaron en 1871 (2 negros, James L. Bowen y George W. Brooks, y 3 blancos, Joseph A. Sladen, William W. Bennit y Danforth B. Nichols). Nichols fue uno de los fundadores de la Universidad de Howard y miembro de su Junta de Fideicomisarios. Drs. Bowen y Brooks eran ambos de Washington, D.C. El ejercicio de graduación se llevó a cabo el 1 de marzo de 1870 en la Primera Iglesia Congregacional.

En el catálogo de 1871, los requisitos para la admisión a la Facultad de Medicina se enumeran de la siguiente manera: (1) El solicitante debe proporcionar evidencia de buen carácter moral y (2) Debe poseer una educación completa en inglés, un conocimiento de los tratados elementales de Matemáticas y conocimiento suficiente del latín para comprender las prescripciones y los términos médicos en uso. No se requirió un diploma de escuela secundaria hasta 1903. A partir de 1914, se necesitaron dos años de universidad para la admisión.

Desde 1868 hasta 1908, el Departamento de Medicina funcionó estrictamente como una escuela nocturna, con la mayoría de los estudiantes trabajando durante el día y yendo a la escuela después del trabajo. En 1871, por ejemplo, la jornada escolar comenzaba a las 3:30 p.m. y terminó a las 10 p.m. Desde 1908 hasta 1910, la escuela operó un programa diurno de 4 años y un programa nocturno de 5 años. Desde 1910, la escuela ha funcionado solo como un programa diurno de 4 años.

En 1868-69, las tarifas para el año escolar eran las siguientes:

El quinto año escolar del Departamento Médico, que comenzó el lunes 7 de octubre de 1872 y terminó la última semana de febrero de 1873, incluyó el siguiente curso de conferencias:

Instrucción clínica (3:30 p.m. - 5:30 p.m.)MedicinaEnfermedades del sistema nervioso CirugíaEnfermedades del ojo Obstetricia y enfermedades de la mujer y el lactanteEnfermedades del tórax Instrucción didáctica (5:30 - 10:00 p.m.)Medicina material y jurisprudencia médica Anatomía descriptiva y quirúrgica Obstetricia y enfermedades de mujeres y niños Práctica de la medicina Anatomía práctica Fisiología e higiene Cirugía Química Uso práctico del microscopio Botánica Farmacia práctica

A principios del siglo XX, existía una preocupación considerable y justificada con respecto a la calidad de la educación médica en este país. En 1904, la Asociación Médica Estadounidense creó el Consejo de Educación Médica (CME) para promover la reestructuración de la educación médica estadounidense. En 1908, la CME planeó una encuesta sobre educación médica y solicitó a la Fundación Carnegie para el Avance de la Enseñanza que liderara la empresa. La Fundación Carnegie le pidió al Dr. Abraham Flexner que encabezara el esfuerzo.

El Dr. Flexner visitó las 155 escuelas de medicina que existían en ese momento, incluidas las siete escuelas de medicina para negros: Howard University Medical College Meharry Medical College, Nashville, Tennessee Flint Medical College, New Orleans Leonard Medical School, Raleigh, North Carolina Louisville National Medical College Facultad de Medicina de Knoxville (Tennessee) y el Departamento Médico de la Universidad de West Tennessee, Memphis.

La educación médica en este país fue alterada drásticamente por el Informe Flexner de 1910, ya que estableció estándares nuevos y más altos para la capacitación de médicos basados ​​en el modelo de educación médica de la Universidad Johns Hopkins. De las siete escuelas de medicina afroamericanas, solo Howard y Meharry sobrevivieron al Informe Flexner y sus secuelas. Una nota histórica es que el Dr. Flexner se desempeñó más tarde como presidente de la Junta de Fideicomisarios de la Universidad de Howard.

Desde la época de la fundación de Howard en la década de 1860 hasta la de 1960, Howard y Meharry capacitaron a la mayoría de los médicos afroamericanos de esta nación. Durante la mayor parte de la primera mitad del siglo XX, muchas facultades de medicina (incluidas todas las facultades de medicina del sur, excepto Meharry) no aceptaron estudiantes negros. La primera escuela de medicina del sur que se integró fue la Universidad de Arkansas, que admitió a una mujer negra, Edith Irby, en 1948. Las escuelas de medicina fuera del sur ofrecían solo oportunidades limitadas para los estudiantes de minorías. Pasaron muchos años antes de que todas las escuelas de medicina del sur siguieran el ejemplo de Arkansas. La mayoría de las escuelas de medicina del sur no graduaron a su primer afroamericano hasta el período de 1967 a 1973. Desde la década de 1960, las oportunidades se han ampliado para las minorías en las escuelas de medicina de la mayoría, y se han abierto otras dos escuelas de medicina centradas en la formación de médicos de minorías, la Charles R. Drew University of Medicine and Science en Los Ángeles y Morehouse School of Medicine en Atlanta.

Howard también ha estado a la vanguardia con respecto a la formación de mujeres médicas. A lo largo de los años, las mujeres han tenido la oportunidad de estudiar medicina aquí en mayor medida que en la mayoría de las otras facultades de medicina de EE. UU. La primera mujer, Mary Spackman, se graduó en 1872. La Dra. Spackman, que era blanca, nació en Maryland. La primera mujer negra en graduarse fue Eunice P. Shadd, Clase de 1877, quien era de Chatham, Ontario, Canadá. La primera maestra fue la Dra. Isabel C. Barrows, graduada de la Facultad de Medicina de la Mujer de Filadelfia. Durante 1870-73, dio una conferencia en Howard sobre enfermedades de los ojos y los oídos.

La Dra. Sarah Garland Jones, Clase de 1893, se destaca por ser la primera afroamericana y la primera mujer certificada para ejercer la medicina por la Junta de Medicina del Estado de Virginia. Ella y su esposo, también médico, iniciaron un hospital en Richmond, Virginia, que se convirtió en el Richmond Community Hospital que todavía existe hoy.

La Universidad de Howard también se ha destacado por educar a personas de las Indias Occidentales y África para la profesión médica. Charles W. T. Smith de Bermuda se graduó en 1872. El primer estudiante caribeño en graduarse fue Eliezer Clark de Barbados, quien terminó en la promoción de 1874. Thomas D. Campbell de Liberia se graduó en 1890.

Las primeras clases se llevaron a cabo en el segundo piso de un edificio de estructura roja de madera que, según los informes, una vez albergó un salón de cerveza y un salón de baile. El edificio estaba ubicado en el lado este de 7th Street (ahora Georgia Avenue) justo al sur de Pomeroy Street (ahora W Street). Esto colocaría el edificio en algún lugar entre la ubicación actual del Hospital de la Universidad de Howard y la esquina de W Street y Georgia Avenue. El Departamento Médico compartió el edificio con los Departamentos Normal y Preparatorio.

El Dr. Washington F. Crusor, uno de los estudiantes de la primera sesión, escribió el 30 de octubre de 1899:

Han pasado muchos años desde que tuve el privilegio de ser estudiante en la Escuela de Medicina de Howard. Quedan pocos de la primera clase. Recuerdo bien la casa de madera de la calle Seventh, donde se celebró la primera sesión. El primer piso fue ocupado como residencia por el profesor Amzi L. Barber [quien enseñó en el Departamento Normal y Preparatorio]. El segundo piso fue utilizado por el Departamento Médico. Las conferencias se dieron en la sala del frente donde también se hicieron disecciones hasta que el hecho llegó al conocimiento de la familia de abajo. Luego, el sujeto fue trasladado a un edificio antiguo en el mismo lote, hasta que la familia consiguió un alojamiento más agradable.

En 1869, la Oficina de Libertos construyó un edificio para el Departamento Médico y el Hospital de Libertos en Pomeroy Street en lo que ahora es 5th Street. Albergaba el programa médico y farmacéutico (y más tarde el programa dental), así como el hospital. En 1927, se construyó una nueva instalación en W Street para la escuela de medicina, mientras que odontología y farmacia continuaron ocupando las instalaciones de 1869. En 1955, los programas de farmacia y odontología se trasladaron a nuevos edificios propios en W Street y College Street, respectivamente.

El edificio de 1869 fue demolido para dar cabida a la construcción de una nueva escuela de medicina preclínica que se inauguró en 1957. Las instalaciones preclínicas se ampliaron de nuevo en 1979 con la inauguración del edificio Seeley G. Mudd (que lleva el nombre del médico, educador médico, investigador y filántropo cuya generosidad estableció un fondo que ayudó a financiar su construcción). El edificio Seeley G. Mudd está ubicado en un sitio frente al edificio de 1927. En octubre de 1990, los edificios de 1927 y 1957 recibieron el nombre del Dr. Numa Pompilius Garfield Adams, quien tras su nombramiento en 1929 se convirtió en el primer decano negro de la Facultad de Medicina. Se dice que el Dr. Adams fue el primer decano negro de una escuela de medicina "aprobada" en este país.

La historia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Howard está estrechamente relacionada con la del Freedmen's Hospital. En 1862, el Departamento de Guerra estableció un hospital en Camp Barker, que estaba ubicado en Washington en las calles 12th y R. En 1863, el nombre del hospital fue cambiado a Freedman's Hospital (nota de ortografía) y el Mayor Alexander T. Augusta (más tarde uno de los primeros miembros de la facultad del Departamento Médico) fue puesto a cargo. Se dice que el Dr. Augusta fue el primer afroamericano en dirigir un hospital importante en los Estados Unidos. En 1865, el hospital se trasladó a las calles 14 y L y más tarde ese mismo año al Hospital Campbell, ubicado en las calles 7 y Boundary. En ese año, el hospital pasó a depender administrativamente de la Oficina de Libertos. En 1869, el Freedmen's Hospital (nota de ortografía) se trasladó al campus de la Universidad de Howard y ocupó un espacio en el Edificio del Departamento Médico en 5th y Pomeroy Street (ahora W Street) y cuatro edificios de armazón de madera rectangulares largos adyacentes que sirvieron como salas. Los edificios adicionales con armazón de madera sirvieron como instalaciones de apoyo, incluida la cocina, el lavadero y los establos. El Dr. Robert Reyburn fue nombrado Cirujano en Jefe en 1868. El Dr. Reyburn, como recordará, también fue uno de los primeros miembros de la facultad en el Departamento Médico.

Durante el período 1904-1908, se erigió una nueva instalación para Freedmen’s Hospital en un sitio al norte de la escuela de medicina, justo encima de lo que se llamaba University Park. El edificio principal del Freedmen's Hospital (Bryant Street entre las calles 6th y 4th, N.W.) todavía está en uso hoy, principalmente por la Escuela de Comunicaciones de la Universidad de Howard.

Alrededor de 1933, se construyó una residencia para internos y residentes del Freedmen’s Hospital (conocida como la casa del interno) en 502 College Street. En 1941, se abrió una instalación para el tratamiento de pacientes con tuberculosis frente al hospital principal. Este edificio se utilizó más tarde principalmente como centro médico y quirúrgico general. También en 1941, se construyó una residencia para enfermeras que trabajaban en Freedmen's en 515 W Street. Se conocía como la casa de la enfermera. Ese mismo año, se inauguró un edificio que alberga aulas y dormitorios para la Escuela de Enfermería del Freedmen’s Hospital en las calles 4th y College. El hospital permaneció bajo control federal (Departamento de Guerra, Oficina de Libertos, Departamento del Interior, Agencia de Seguridad Federal y Departamento de Salud, Educación y Bienestar) hasta 1967 cuando fue transferido a la Universidad de Howard.

En 1975, el nuevo Hospital de la Universidad de Howard abrió sus puertas al sur de la Facultad de Medicina en los antiguos terrenos del Estadio Griffith, que durante muchos años fue el hogar del equipo de béisbol Washington Senators, el equipo de fútbol americano Washington Redskins y los equipos de béisbol de la Liga Negra. , incluidos los Homestead Grays.

Los enlaces a continuación muestran la relación física de la Facultad de Medicina con el estadio Griffith. El primer enlace es una fotografía aérea de 1954 que muestra los edificios originales de 1869 y 1927 en primer plano con el estadio Griffith en la parte trasera. Haga clic en los edificios para verlos más de cerca. Tenga en cuenta la entrada circular frente al edificio de 1927 con escalones que conducen al primer piso (ahora segundo piso) del edificio. Lo que ahora es el primer piso del edificio de 1927 fue originalmente el sótano.El segundo enlace es a una fotografía aérea de 1966 tomada después de que el estadio fuera demolido. Puede ver el edificio de 1957 donde se encontraba el edificio de 1869. También tenga en cuenta que un estacionamiento ha reemplazado tanto la entrada circular como las escaleras que estaban frente al edificio de 1927. El diamante de béisbol del antiguo estadio Griffith todavía es visible en esta fotografía.

El Hospital de la Universidad de Howard, que reemplazó al Hospital de Freedmen, sirve hoy como el centro de enseñanza más importante de la Facultad de Medicina. El hogar del pasante de 1933 es ahora la Clínica de Salud Mental del Hospital de la Universidad de Howard, el centro de tuberculosis de 1941 ahora alberga los programas de grado de Enfermería y Ciencias de la Salud Afines de la Universidad y el edificio de la Escuela de Enfermería de 1941 es el hogar de la Escuela de Graduados de la Universidad de Howard.

La casa de la enfermera en 515 W Street fue arrasada y el sitio ahora es un estacionamiento. En 1980, el Centro de Cáncer abrió detrás del hospital en un sitio frente a la Calle 5. En 1991, se construyó una torre de atención ambulatoria para el hospital junto al Centro de Cáncer. Una nueva biblioteca de ciencias de la salud, que lleva el nombre del congresista Louis Stokes de Ohio, se inauguró en 2001 en el terreno antes conocido como University Park y que sirvió más tarde como estacionamiento para el antiguo Freedmen's Hospital y, cuando el hospital se mudó a su ubicación actual , para empleados universitarios.

Freedmen’s Hospital jugó un papel importante en la capacitación de los estudiantes de medicina de la Universidad de Howard y en la provisión de atención médica de calidad para la comunidad afroamericana de Washington, especialmente durante la era de la segregación. Igualmente importante durante esta era fue su papel en la provisión de capacitación especializada para médicos afroamericanos. En el hecho de que pocos hospitales blancos aceptaban internos y residentes negros, los médicos afroamericanos que completaron la formación de posgrado lo hicieron principalmente en uno de los seis hospitales negros: Freedmen's Hubbard en Nashville, Tennessee Provident en Chicago Homer G. Phillips en St. Louis Kansas City (Missouri ) No. 2 y Mercy-Douglas en Filadelfia. Entre los hospitales blancos que aceptaban a negros se encontraban el condado de Cook en Chicago, Harlem y Bellevue en la ciudad de Nueva York y el Hospital de la ciudad de Cleveland.

Muchos médicos y científicos famosos se han afiliado a la Facultad de Medicina a lo largo de los años. Entre ellos se encuentran el Dr. Daniel Hale Williams, el Dr. Charles R. Drew, el Dr. W. Montague Cobb y el Dr. Roland B. Scott. El Dr. Daniel Hale Williams, el primer médico en realizar con éxito una cirugía a corazón abierto, se desempeñó como Cirujano Jefe del Freedmen's Hospital durante la década de 1890. El Dr. Charles Drew, conocido por su investigación pionera y su conocimiento autorizado de la sangre almacenada y por su liderazgo del proyecto "Blood for Britain" durante la Segunda Guerra Mundial, se desempeñó como jefe del Departamento de Cirugía desde 1941 hasta su muerte en un accidente automovilístico en 1950.

El Dr. W. Montague Cobb fue presidente del Departamento de Anatomía de 1947 a 1969, fue editor de la Revista de la Asociación Médica Nacional durante 28 años y se desempeñó como presidente de la NAACP, la Asociación Estadounidense de Antropólogos Físicos y la Asociación Médica Nacional. . Fue autor de más de 1.100 publicaciones sobre diversos temas. El Dr. Cobb era conocido como el principal historiador de los afroamericanos en la medicina y como un destacado activista por los derechos civiles. El Dr. Roland B. Scott se desempeñó como Presidente del Departamento de Pediatría y como Director fundador del Centro de Enfermedad de Células Falciformes. Publicó más de 250 artículos científicos en las áreas de alergia, crecimiento y desarrollo y anemia de células falciformes. Su interés y dedicación desde hace mucho tiempo al estudio y la atención de pacientes con esta afección le valió el título de "padre" de la enfermedad de células falciformes en los Estados Unidos.

· El general Howard tuvo una carrera significativa después de su papel en la fundación de la Universidad de Howard. En 1872, mientras se desempeñaba como tercer rector de la Universidad, fue enviado por el presidente Ulysses S. Grant al territorio de Arizona para negociar un tratado de paz con el líder Apache de Chiricahua, Cochise, poniendo fin a su guerra de guerrillas de una década contra Colonos estadounidenses. El general Howard también estuvo a cargo de una acción militar en 1877 para obligar al jefe Joseph, el líder de Nez Percé, a trasladar a su gente del este de Oregon a una reserva en Idaho. El general Howard escribió varios libros. Entre ellos estaban Nez Percé Joseph, Mi vida y experiencias entre indios hostiles y jefes indios famosos que he conocido. De 1880 a 1882, el general Howard se desempeñó como superintendente de West Point. El general Howard murió en 1909 y su tumba está en Burlington, Vermont.

· La Universidad de Howard no es la única universidad que afirma a Gen Howard como fundador. Mientras se desempeñaba como general en la Guerra Civil, tuvo tres reuniones con el presidente Abraham Lincoln. Durante una de estas reuniones, Lincoln habló con Howard sobre la lealtad de la gente del área de Cumberland Gap de Tennessee a la Unión. Así, en 1896, cuando se le pidió que ayudara a establecer una universidad allí, accedió a hacerlo. La institución se llamó Lincoln Memorial University y está ubicada en Harrogate, Tennessee.

· Cuando el Departamento Médico abrió en 1868, estaba ubicado al norte de Boundary Street (ahora Florida Avenue). Boundary Street formaba la frontera norte de la ciudad federal de Washington según lo planeado por Pierre L’Enfant. Por lo tanto, el Departamento Médico estaba ubicado originalmente en el Distrito de Columbia, pero en las afueras de la Ciudad de Washington.

· Amzi L. Barber, que vivía en el primer piso debajo del Departamento Médico cuando se inauguró en 1868, renunció a la Universidad en 1873. Entró en el negocio de bienes raíces y fue el desarrollador de LeDroit Park, llamado así por su padre. -law LeDroit Langdon, un exitoso corredor de bienes raíces. LeDroit Park está aproximadamente delimitado por las avenidas Rhode Island y Florida en el sur, la Universidad de Howard en el oeste, Elm Street en el norte y 2nd Street en el este. Irónicamente, LeDroit Park comenzó como una comunidad cercada, cerrada y vigilada que prohibía a los negros. Más tarde, Barber ganó una fortuna al poseer y dirigir exitosas empresas de pavimentación de calles y asfalto. Más tarde, él y un socio establecieron una empresa de fabricación de automóviles, que construyó un automóvil llamado Locomobile de 1899 a 1929.

· James T. Wormley, el primer graduado del Departamento Médico, era hijo de James Wormley, quien era dueño y operaba un hotel en la esquina suroeste de las calles 15 y H, N.W. El Hotel Wormley era famoso por sus habitaciones y su cocina, y estaba considerado como uno de los mejores de la ciudad. Era el favorito de los ricos y poderosos de la ciudad. El Hotel Wormley tiene un lugar en la historia porque fue allí donde se llegó al acuerdo político conocido como el Compromiso de 1877. La elección presidencial entre Rutherford B. Hayes y Samuel J. Tilden estuvo demasiado cerca para ser convocada. El resultado fue un estancamiento que duró meses. Emisarios de los campamentos de Hayes y Tilden se reunieron en privado en el hotel Wormley para llegar a un acuerdo. El acuerdo alcanzado fue que, a cambio de la elección de Hayes, las tropas federales serían retiradas del Sur, poniendo así efectivamente fin al período de Reconstrucción.

· La primera asociación de ex alumnos se formó en 1871 por los cinco graduados de ese año (William Bennit, James Bowen, George Brooks, Danforth Nichols y Joseph Sladen). La organización se disolvió en 1879, se reorganizó en 1883 y estuvo activa de manera irregular hasta 1945, cuando se incorporó la Asociación de Antiguos Alumnos Médicos de la Universidad de Howard (HUMAAA) en el Distrito de Columbia. Los incorporadores fueron W. Lamar Bomar, Robert W. Briggs, T. Wilkins Davis, Bernard Kapiloff y John Kenney, todos miembros de la Clase de 1945. El primer presidente de HUMAA fue el Dr. Kenney y el Dr. Davis sirvió como su primer secretario. El Dr. Davis continuó su servicio como secretario de HUMAA hasta 1995, un período de cincuenta años.

· El Dr. Edward Bentley, uno de los primeros miembros de la facultad del Departamento de Medicina, fue más tarde uno de los fundadores del Departamento de Medicina de la Universidad de Arkansas. Un programa para conmemorar esta conexión entre las dos escuelas se llevó a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Howard el 16 de marzo de 1980. Los oradores fueron el Dr. W. Montague Cobb y el Dr. Thomas A. Bruce, decano de Medicina de la Universidad de Arkansas. Ciencias

· Cuando el presidente James A. Garfield recibió un disparo en la estación de ferrocarril Baltimore y Potomac de Washington el 2 de julio de 1881, el Dr. Charles B. Purvis lo trató en el lugar. El presidente Garfield murió a causa de sus heridas 81 días después y, por lo tanto, fue el segundo presidente de los Estados Unidos en ser asesinado. · Cuatro facultades de medicina para negros habían existido y cerradas antes del Informe Flexner: el Departamento de Medicina de la Universidad de Lincoln, el Colegio Médico Hannibal de Pensilvania, Memphis, el Departamento de Medicina de la Universidad Estatal de Tennessee de Louisville, Kentucky y el Colegio Médico-Quirúrgico y Teológico de la Institución de Cristo, Baltimore. No se sabe mucho sobre estas escuelas.

· El estadio Griffith todavía es conocido como el lugar de lo que muchos consideran el jonrón más largo jamás alcanzado en las Grandes Ligas. Fue golpeado el 17 de abril de 1953 por Mickey Mantle de los Yankees de Nueva York frente al zurdo Chuck Stobbs de los Senadores de Washington. Según se informa, la pelota pasó por encima de la cerca del jardín central izquierdo, pasó por 5th Street y aterrizó en el patio trasero de una casa en Oakdale Street. Un reportero que escribió sobre esta explosión del bate de Mickey Mantle acuñó la frase "jonrón de cinta métrica".

· Los decanos de la Facultad de Medicina se enumeran a continuación:

Gideon S. Palmer - 1871-1881

Edward A. Balloch - 1908-1928

Joseph L. Johnson - 1946-1955

K. Albert Harden - 1965-1970

Russell L. Miller - 1979-1988

Charles H. Epps, Jr. - 1988-1995

Floyd J. Malveaux - 1995-2005

Robert E. Taylor - 2005-2011

El primer alumno en servir como decano fue Edward Balloch. También tiene la distinción de tener el mandato más largo como decano, veinte años. Robert Reyburn se destaca por haber sido decano dos veces. El decano actual es el Dr. Hugh Mighty. A lo largo de los años, ha habido varios decanos interinos o en funciones, incluido el Dr. LaSalle D. Leffall, Jr., del Departamento de Cirugía, que se desempeñó desde el 1 de abril hasta el 20 de junio de 1970.

Además de ser el primer decano negro, el Dr. Numa P. G. Adams es recordado por su liderazgo en el desarrollo de una facultad de medicina insuperable. Lo hizo en gran parte reclutando a los profesores negros jóvenes más capaces que pudo encontrar y enviándolos a dos años de formación avanzada en prestigiosas universidades y hospitales de todo el país. Este programa fue financiado por subvenciones de la Junta de Educación General establecida por la Fundación Rockefeller. Entre las veinticinco personas que recibieron capacitación avanzada de becas a través de la Junta de Educación General se encontraba el Dr. Montague Cobb, quien obtuvo su Ph.D. en Western Reserve University en Cleveland y el Dr. Charles Drew, quien obtuvo el D.Sc. grado de la Universidad de Columbia. En el otoño de 1938, el Dr. Adams envió al Dr. Drew a Columbia para trabajar con el Dr. Allen O. Whipple, uno de los principales cirujanos de su época. Whipple asignó al Dr. Drew para trabajar con el Dr. John Scudder, cuyo equipo de investigación estaba estudiando el equilibrio de fluidos, la química sanguínea y la transfusión de sangre. La tesis doctoral del Dr. Drew con el Dr. Scudder se tituló "Sangre almacenada: un estudio sobre la preservación de la sangre". Cuando el Proyecto Blood for Britain necesitaba un supervisor médico a tiempo completo en 1940, el Dr. Drew estaba eminentemente calificado para el puesto.

Los más de 4,000 graduados vivos de la Facultad de Medicina, así como su cuerpo docente, personal y estudiantil actual dedicado, están orgullosos de esta notable historia, pero también esperan oportunidades futuras de progreso y servicio a esta nación y la comunidad global.

Cobb, William Montague. La Primera Sociedad Médica Negra: Historia de la Sociedad Médico-Quirúrgica del Distrito de Columbia, 1884-1939. The Associated Publishers, Inc., Washington, DC, 1939.

Cobb, William Montague. Los primeros cien años de la Facultad de Medicina de la Universidad de Howard. Revista de la Asociación Médica Nacional, 57 (1967): 408-420.

Dyson, Walter. Fundación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Howard, 1868-1873. Howard University Studies in History, 10 (noviembre de 1929).

Epps, Jr., Charles H., Johnson, Davis G. y Vaughan, Audrey L. Pioneros médicos afroamericanos. Betz Publishing Company, Rockville, Maryland, 1994.

Lamb, Departamento Médico de la Universidad Daniel S. Howard. R. Beresford, Washington, DC, 1900.

Logan, Universidad Rayford W. Howard: Los primeros cien años. Prensa de la Universidad de Nueva York, 1969.

Robinson, III, Harry G. y Edwards, Hazel Ruth. La caminata larga. Centro de Investigación Moorland-Spingarn, Universidad de Howard, Washington, DC, 1996.


Ver el vídeo: COVID-19: Una conversación sobre las vacunas