Cú Chulainn

Cú Chulainn

Cú Chulainn (pron. Koo-kul-in), también Cúchulainn, es uno de los mayores héroes de la mitología irlandés-celta, en particular el ciclo del Ulster. Hijo de otro héroe cultural, Lugh, Cú Chulainn es un poderoso guerrero cuya arma es Gáe Bolga, una terrible lanza que inflige 30 heridas en su objetivo con un solo golpe. Cú Chulainn está involucrado en muchas aventuras, como defender al Ulster de un ejército de Connacht, compromisos amorosos con reinas guerreras y hadas, y el trágico asesinato de su propio hijo Connla. Cú Chulainn es conocido por su tremenda agilidad y habilidades, pero finalmente la brujería lo deshace y lo mata otro héroe, Lugaid mac Con Roi.

Lugh y nacimiento

El padre de Cú Chulainn es Lugh, el dios celta del sol y la luz que se convirtió en una figura heroica en los mitos épicos irlandeses como el Cath Maige Tuired (también conocido como 'La batalla de Mag Tuired'). Lugh llevó a los Tuatha Dé Danann a la victoria contra los Fomorians, una raza semidivina de piratas demoníacos. Luego, Lugh gobernó Irlanda durante 40 años cuando el reino solo fue testigo de prosperidad y abundantes cosechas. La madre de Cú Chulainn es Deichtine, que se traga una versión miniaturizada de Lugh mientras bebe una taza de agua o sueña con el dios para que milagrosamente quede embarazada de Cú Chulainn. En la mítica capital Emain Macha, Deichtine elige a siete nobles prominentes para que se conviertan en los padres adoptivos del niño, entre ellos se encuentra Sultam mac Róich (a menudo tomado como el padre real).

Se sabe que Cú Chulainn se transforma en una torre de furia rabiosa justo antes de una batalla.

El nombre de Cú Chulainn, que viene en una miríada de variaciones ortográficas, significa 'el sabueso de Culann' en honor al gran herrero de la mitología irlandesa. Esta historia se cuenta en el Macgnímrada Con Culainn ('Los hechos de la niñez de Cú Chulainn'). Cú Chulainn, primero llamado Sétanta, adquiere su nombre más familiar porque mata, aunque en defensa propia, al perro guardián de Culann, que era tan feroz que tuvo que ser mantenido con tres cadenas y sostenido por nueve robustos guerreros. En arrepentimiento por este hecho, se ofrece a reemplazar al perro por otro y, mientras tanto, cuidar él mismo el ganado de Culann. Todo esto sucedió cuando Sétanta tenía siete años y también retoma la primera parte de la epopeya del siglo 7-8 d. C. Táin Bó Cuailnge ('Cattle Raid of Cooley'), que habla de una incursión en Ulster por un ejército de Connacht para robar un toro sagrado, Donn Cuailnge, y los esfuerzos de Sétanta, ahora Cú Chulainn, quien detiene al ejército invasor sin ayuda. El nombre Sétanta puede estar relacionado de alguna manera con los Setantii de la antigua Gran Bretaña, que son mencionados por los escritores romanos.

Apariencia

Cú Chulainn se ve con frecuencia como una figura pequeña, oscura y sin barba con una velocidad, agilidad y energía increíbles. Entonces, en muchos sentidos, es como el Mercurio galo que se equipara de manera similar con Lugh. De hecho, algunos estudiosos sugieren que Lugh y Cú Chulainn pueden ser uno y el mismo o al menos derivar de la misma fuente de inspiración.

Cú Chulainn ciertamente tiene una apariencia única. Su cabello tiene tres colores: castaño, rubio y rojo vivo. Cada una de sus mejillas tiene cuatro hoyuelos que son azules, rojos, amarillos y verdes. Tiene siete dedos en cada pie, siete dedos en cada mano y siete pupilas en cada uno de sus ojos. A pesar, o incluso debido a, esta peculiar apariencia, Cú Chulainn es considerado guapo y las mujeres se sienten muy atraídas por él. Finalmente, se sabe que Cú Chulainn se transforma en una torre de furia furiosa justo antes de una batalla. Durante esta furia, su cuerpo se deforma con partes que se mueven, su corona brota columnas de sangre y una gran luz, el lón láith, brilla en su frente.

Emer

Su esposa es Emer, hija menor de Forgall Manach, rey de Lusca (Lusk). Forgall Manach deseaba que su hija mayor se casara antes que Emer y no está impresionado con la falta de reputación de Cú Chulainn. Con estos fines, el rey le asigna a nuestro héroe una serie de tareas difíciles. Cú Chulainn finalmente regresa a Lusca, mata a 24 de los mejores hombres del rey y se fuga con Emer y una cantidad de botín. La pareja se instala en la fortaleza de Dún Delga (Dundalk), que domina la llanura de Mag Muirthemne. El matrimonio tiene sus momentos difíciles debido a los muchos amores de Cú Chulainn, en particular con el hada Fand (también conocido como Fann), la esposa de Manannán mac Lir, el dios del mar gobernante del Otro Mundo. Sin embargo, gracias a un manto mágico del olvido, todo está perdonado y olvidado. En otras versiones menos conocidas, la esposa de Cú Chulainn es Eithne Ingubai, pero es posible que ella y Emer sean el mismo personaje.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Scáthach y Ferdiad

Cú Chulainn está entrenada en armamento por Scáthach, una guerrera que vivía en la Isla del Cielo o en el continente escocés. Cú Chulainn también aprende aquí su habilidad para dar saltos prodigiosos (y de ahí que hoy en día muchas rocas costeras prominentes en Irlanda se llamen 'Salto de Cúchulain'). Scáthach y Cú Chulainn pueden haber sido amantes, ya que se describe que él se ganó 'la amistad de sus muslos', aunque esto puede referirse a algún ritual marcial cuyo significado ahora se ha perdido.

La lanza de Cú Chulainn, Gáe Bulga, estaba hecha de los huesos de un poderoso monstruo marino y podía viajar a la velocidad del rayo.

Scáthach le da a Cú Chulainn su terrible lanza de púas llamada Gáe Bulga (alias Bolga) que, al golpear a un enemigo, crea otras 30 heridas internas. La lanza estaba hecha de los huesos de un poderoso monstruo marino y podía viajar a la velocidad del rayo. Su espada veloz e inquebrantable es Caladbolg, y sus dos fieles caballos son Liath Macha y Saingliu, ambos son seres mágicos a quienes nuestro héroe entrenó personalmente.

Con él en este período está su gran amigo y hermano de armas, Ferdiad, quien también es entrenado por Scáthach. Cú Chulainn y Ferdiad un día pelean entre sí, en realidad una batalla poderosa que lleva tres días. Ferdiad había sido engañado para luchar contra su gran amigo por la diosa / reina guerrera Medb, esposa del rey Ailill mac Mágach de Connacht. Ferdiad pudo resistir a nuestro héroe durante tanto tiempo porque llevaba una impenetrable armadura hecha de cuerno, pero finalmente, Cú Chulainn despachó a su amigo con su lanza. Las otras aventuras marciales notables de Cú Chulainn incluyen un concurso con un gigante para ver cuántas víctimas pueden decapitar cada uno y el asesinato del tuerto Goll mac Carbada, otro gigante.

Aife y Connla

Cú Chulainn es derrotado en batalla y luego tiene un romance con Aife, la jefa que se pensaba residía en Escocia (entonces conocida como Alba). Aife y Scáthach pueden ser los mismos individuos o dos aspectos diferentes del mismo personaje. La pareja tuvo un hijo, Connla, que fue asesinado sin saberlo por su padre. La historia se cuenta en el Ayudado Óenfhir Aife ('La trágica muerte del único hijo de Aife'). Connla apareció un día frente a las costas de Irlanda remando en un bote de bronce con remos dorados. Connla derrotó a dos campeones en combate, por lo que Cú Chulainn fue llamado a luchar contra este extraño que se negó a dar su nombre. La pelea fue tremenda, pero Cú Chulainn finalmente tomó la delantera cuando se adentraron en el mar, y atravesó al extraño con Gáe Bulga. Fue entonces, cuando el joven moribundo reveló que su maestro en armamento había sido Scáthach, el vencedor se dio cuenta de que había matado a su hijo.

Lugaid mac Con Roi y muerte

Lugaid mac Con Roi era un guerrero legendario que odiaba a Cú Chulainn porque este último había tenido una aventura adúltera con su madre, Bláithíne, durante una incursión en Escocia. Peor aún, Cú Chulainn mató a Con Roi, el padre de Lugaid mac Con Roi. La pareja se encuentra en la batalla, y el auriga de Cú Chulainn, Loegh (también conocido como Láeg), es asesinado por la lanza de Lugaid mac Con Roi, que apuntaba a Cú Chulainn. Se lanza otra lanza y golpea a Cú Chulainn en el abdomen pero no muere. Lugaid mac Con Roi luego decapita a Cú Chulainn. La muerte del héroe después de una racha tan larga de éxitos en las batallas a veces se explica como una retribución divina por haber roto un tabú o geis, en este caso, Cú Chulainn se comió la carne de un perro.

En otra versión de la desaparición de nuestro héroe (y hay muchas), él lucha y es el último hombre en pie en una batalla con los seguidores de Medb. Cú Chulainn incluso se encadena a una columna para poder seguir luchando con sus muchas heridas. Finalmente, llega un cuervo, le arranca los ojos y muere. Se dice que la columna todavía está en pie y visible en Knockbridge en el condado de Louth. Cú Chulainn pudo haber muerto joven, pero al menos logró su deseo porque una vez dijo: "Siempre que sea famoso, no me importa si vivo un solo día en este mundo" (Eleure, 143).


La leyenda de Cú Chulainn

Hay varias versiones de la historia del nacimiento de Cú Chulainn. En la primera versión de Compert C (h) en Culainn (La concepción de Cú Chulainn), su madre Deichtine es la hija y auriga de Conchobar mac Nessa, rey de Ulster, y lo acompaña mientras él y los nobles de Ulster cazan un rebaño. de pájaros mágicos. Cae la nieve y los hombres del Ulster buscan refugio y encuentran una casa donde se les da la bienvenida. La esposa de su anfitrión se pone de parto y Deichtine ayuda en el nacimiento de un bebé. Una yegua da a luz dos potros al mismo tiempo. A la mañana siguiente, los hombres del Ulster se encuentran en Brug na Bóinde (el montículo neolítico de Newgrange); la casa y sus ocupantes han desaparecido, pero el niño y los potrillos permanecen. Deichtine lleva al niño a casa y lo cría hasta la primera infancia, pero se enferma y muere. El dios Lug se le aparece y le dice que fue su anfitrión esa noche, y que ha puesto a su hijo en su útero, que se llamará Sétanta. Su embarazo es un escándalo ya que está comprometida con Sualtam mac Róich, y los hombres del Ulster sospechan que Conchobar es el padre, por lo que aborta al niño y se va a la cama de su marido "virgen-entera". Luego concibe un hijo al que llama Sétanta.

En la versión posterior y más conocida de Compert Con Culainn, Deichtine es la hermana de Conchobar y desapareció de Emain Macha, la capital del Ulster. Como en la versión anterior, los hombres del Ulster van a cazar una bandada de pájaros mágicos, fueron alcanzados por una tormenta de nieve y buscaron refugio en una casa cercana. Su anfitrión fue Lug, pero esta vez su esposa, que dio a luz a un hijo esa noche, fue la propia Deichtine. El niño se llamaba Sétanta.

Los nobles del Ulster discuten sobre cuál de ellos será su padre adoptivo, hasta que el sabio Morann decidió que debía ser acogido por varios de ellos: el propio Conchobar Sencha mac Ailella, quien le enseñaría juicio y discurso elocuente el adinerado Blaí Briugu, que lo protegería y mantendría al noble guerrero Fergus mac Róich, que lo cuidaría y le enseñaría a proteger al débil poeta Amergin, que lo educaría, y su esposa Findchóem, que lo cuidaría. Se crió en la casa de Amergin y Findchóem en Muirthemne Plain en la moderna Co Louth (en ese momento parte del Ulster), junto a su hijo Conall Cernach.

Las historias de la infancia de Cú Chulainn se cuentan en una secuencia de flashback en Táin Bó Cúailnge. Cuando era un niño pequeño, que vivía en la casa de sus padres en Muirthemne Plain, suplicó que le permitieran unirse a la tropa de niños en Emain Macha. Sin embargo, partió solo, y cuando llegó a Emain corrió al campo de juego sin pedir primero la protección de los niños, sin conocer la costumbre. Los muchachos lo tomaron como un desafío y lo atacaron, pero él tenía una ríastrad y los golpeó solo. Conchobar detuvo la pelea y aclaró el malentendido, pero apenas Sétanta se puso bajo la protección de los chicos, los persiguió exigiendo que se pusieran bajo su protección.

Culann el herrero invitó a Conchobar a una fiesta en su casa. Antes de irse, Conchobar se dirigió al campo de juego para ver a los chicos jugar al hurling. Quedó tan impresionado por la actuación de Sétanta que le pidió que lo acompañara a la fiesta. Sétanta tenía un juego que terminar, pero prometió seguir al rey más tarde. Pero Conchobar se olvidó y Culann soltó a su feroz perro para proteger su casa. Cuando llegó Sétanta, el enorme sabueso lo atacó, pero lo mató en defensa propia, en una versión aplastándolo contra una piedra erguida, en otra clavándole un sliotar (bola de lanzamiento) por la garganta con su hurley. Culann estaba devastado por la pérdida de su perro, por lo que Sétanta prometió que le criaría un reemplazo y, hasta que tuviera la edad suficiente para hacer el trabajo, él mismo cuidaría la casa de Culann. El druida Cathbad anunció que de ahora en adelante su nombre sería Cú Chulainn - "Sabueso de Culann".

Un día en Emain Macha, Cú Chulainn escuchó a Cathbad enseñando a sus alumnos. Uno le preguntó para qué era auspicioso ese día, y Cathbad respondió que cualquier guerrero que tomara las armas ese día tendría fama eterna. Cú Chulainn, aunque solo tenía siete años, fue a Conchobar y pidió armas. Ninguna de las armas que le entregaron resistió su fuerza, hasta que Conchobar le entregó sus propias armas. Pero cuando Cathbad vio esto, se entristeció, porque no había terminado su profecía: el guerrero que tomó las armas ese día sería famoso, pero su vida sería corta. Poco después, en respuesta a una profecía similar de Cathbad, Cú Chulainn exigió un carro de Conchobar, y solo el carro del propio rey lo resistió. Partió en una incursión y mató a los tres hijos de Nechtan Scéne, que se habían jactado de haber matado a más Ulstermen de los que aún vivían Ulstermen. Regresó a Emain Macha en su frenesí de batalla, y los hombres del Ulster temen que los mate a todos. Mugain, la esposa de Conchobar, sacó a las mujeres de Emain y ellas le desnudaron los pechos. Apartó la mirada y los hombres del Ulster lo metieron en un barril de agua fría, que explotó por el calor de su cuerpo. Lo metieron en un segundo barril, que hirvió, y un tercero, que se calentó a una temperatura agradable.

En la juventud de Cú Chulainn era tan hermoso que a los hombres del Ulster les preocupaba que, sin una esposa propia, les robara a sus esposas y arruinara a sus hijas. Buscaron por toda Irlanda una esposa adecuada para él, pero no tenía a nadie más que a Emer, hija de Forgall Monach. Sin embargo, Forgall se opuso al partido. Sugirió que Cú Chulainn se entrenara en armas con la reconocida guerrera Scáthach en la tierra de Alba (Escocia), esperando que la terrible experiencia fuera demasiado para él y lo mataran. Cú Chulainn asumió el desafío. Mientras tanto, Forgall le ofreció Emer a Lugaid mac Nóis, un rey de Munster, pero cuando escuchó que Emer amaba a Cú Chulainn, Lugaid rechazó su mano.

Scáthach le enseñó a Cú Chulainn todas las artes de la guerra, incluido el uso del Gáe Bulg, una terrible lanza de púas, arrojada con el pie, que había que cortar a su víctima. Sus compañeros aprendices incluyeron a Ferdiad, quien se convirtió en el mejor amigo y hermano adoptivo de Cú Chulainn. Durante su tiempo allí, Scáthach enfrentó una batalla contra Aífe, su rival y en algunas versiones su hermana gemela. Scáthach, conociendo la destreza de Aífe, temió por la vida de Cú Chulainn y le dio una poderosa poción para dormir para mantenerlo alejado de la batalla. Sin embargo, debido a la gran fuerza de Cú Chulainn, solo lo durmió durante una hora, y pronto se unió a la refriega. Luchó contra Aífe en un solo combate, y los dos estaban igualados, pero Cú Chulainn la distrajo gritando que los caballos y el carro de Aífe, las cosas que ella más valoraba en el mundo, se habían caído de un acantilado y la agarraron. Le perdonó la vida con la condición de que ella cancelara su enemistad con Scáthach y le diera un hijo.

Dejando a Aífe embarazada, Cú Chulainn regresó de Escocia completamente entrenado, pero Forgall aún se negó a dejarlo casarse con Emer. Cú Chulainn asaltó la fortaleza de Forgall, mató a veinticuatro de los hombres de Forgall, secuestró a Emer y robó el tesoro de Forgall. El propio Forgall cayó de las murallas a su muerte. Conchobar tenía el "derecho de la primera noche" sobre todos los matrimonios de sus súbditos. Temía la reacción de Cú Chulainn si la ejercía en este caso, pero también temía perder su autoridad si no lo hacía. Cathbad sugirió una solución: Conchobar debería dormir con Emer la noche de la boda, pero Cathbad dormiría entre ellos.

Ocho años después, Connla, hijo de Cú Chulainn por Aífe, llegó a Irlanda en busca de su padre, pero Cú Chulainn lo tomó como un intruso y lo mató cuando se negó a identificarse. Las últimas palabras de Connla a su padre cuando murió fueron que "habrían llevado la bandera del Ulster hasta las puertas de Roma y más allá", dejando a Cú Chulainn desconsolado. La historia de Cú Chulainn y Connla muestra una sorprendente similitud con la leyenda del héroe persa Rostam, quien también mató a su hijo Sohrab. Rostam y Cú Chulainn comparten varias otras características, incluida la muerte de una feroz bestia a una edad muy temprana, su casi invencibilidad en la batalla y la forma en que murieron.

Durante su tiempo en el extranjero, Cú Chulainn había rescatado a Derbforgaill, una princesa escandinava, de ser sacrificada a los fomorianos. Ella se enamoró de él, y ella y su criada llegaron a Irlanda en busca de él en forma de cisnes. Cú Chulainn, sin darse cuenta de quién era, la derribó con su honda y luego le salvó la vida chupando la piedra de su costado. Después de haber probado su sangre, no pudo casarse con ella y se la dio a su hijo adoptivo Lugaid Riab nDerg. Lugaid pasó a convertirse en Gran Rey de Irlanda, pero el Lia Fáil (piedra del destino) no gritó cuando se paró sobre ella, por lo que Cú Chulainn la partió en dos con su espada. Cuando Derbforgaill fue mutilada por las mujeres del Ulster por celos de su deseabilidad sexual y murió a causa de sus heridas, Lugaid murió de dolor, y Cú Chulainn las vengó demoliendo la casa en la que estaban las mujeres, matando a 150 de ellas.

A la edad de diecisiete años, Cú Chulainn defendió solo al Ulster del ejército de Connacht en el Táin Bó Cúailnge. Medb, reina de Connacht, había montado la invasión para robar el semental Donn Cúailnge, y Cú Chulainn le permitió tomar a Ulster por sorpresa porque estaba con una mujer cuando debería haber estado vigilando la frontera. Los hombres de Ulster quedaron incapacitados por una maldición, por lo que Cú Chulainn impidió que el ejército de Medb avanzara más invocando el derecho al combate singular en los vados. Derrotó campeón tras campeón en un enfrentamiento que duró meses.

Antes de un combate, una hermosa joven se le acerca, afirmando ser la hija de un rey, y le ofrece su amor, pero él la rechaza. La mujer se revela como la Morrígan, y en venganza por este desaire lo ataca en varias formas animales mientras él se enfrenta a Lóch mac Mofemis. Como una anguila, ella lo tropieza en el vado, pero él le rompe las costillas. Como un lobo, estampida ganado por el vado, pero él le saca un ojo con una honda. Finalmente ella aparece como novilla al frente de la estampida, pero él le rompe la pierna con otra honda. Luego de que Cú Chulainn finalmente derrota a Lóch, Morrígan se le aparece como una anciana ordeñando una vaca, con las mismas heridas que él le había dado en sus formas animales. Ella le da tres tragos de leche, y con cada trago él la bendice, sanando sus heridas.

Después de un combate particularmente arduo, Cú Chulainn resultó gravemente herido, pero fue visitado por Lugh, quien le dijo que era su padre y le curó las heridas. Cuando Cú Chulainn se despertó y vio que la tropa de chicos de Emain Macha había atacado al ejército de Connacht y había sido masacrado, tuvo su ríastrad más espectacular hasta el momento:

“El primer espasmo disforme se apoderó de Cúchulainn y lo convirtió en una cosa monstruosa, espantosa y sin forma, inaudita. Sus patas y sus articulaciones, cada nudillo, ángulo y órgano de la cabeza a los pies, temblaban como un árbol en la inundación o una caña en el arroyo. Su cuerpo hizo un giro furioso dentro de su piel, de modo que sus pies y espinillas cambiaron hacia atrás y sus talones y pantorrillas cambiaron hacia adelante ... En su cabeza, los tendones de la sien se extendían hasta la nuca, cada uno poderoso, inmenso, nudo inconmensurable del tamaño de la cabeza de un niño de un mes ... se chupó un ojo tan profundamente en la cabeza que una grulla salvaje no pudo clavarlo en su mejilla desde las profundidades de su cráneo, el otro ojo se le cayó a lo largo de la mejilla . Su boca se distorsionó extrañamente: su mejilla se despegó de sus mandíbulas hasta que apareció el esófago, sus pulmones y su hígado se agitaron en su boca y garganta, su mandíbula inferior golpeó la superior con un golpe mortal, y copos de fuego grandes como un vellón de carnero alcanzaron su boca de su garganta ... El cabello de su cabeza se retorcía como la espina de un arbusto rojo clavado en un hueco si un manzano real con todos sus frutos reales fuera sacudido sobre él, apenas una manzana llegaría al suelo pero cada uno sería pinchado sobre una cerda de su cabello que se le erizó sobre el cuero cabelludo con rabia ”. - Thomas Kinsella (traductor), The Táin, Oxford University Press, 1969, págs. 150-153. Ataca al ejército y mata a cientos, construyendo muros de cadáveres.

Cuando su padre adoptivo Fergus mac Róich, ahora exiliado en la corte de Medb, es enviado a enfrentarse a él, Cú Chulainn acepta ceder, siempre que Fergus acepte devolver el favor la próxima vez que se encuentren. Finalmente, libra un extenuante duelo de tres días con su mejor amigo y hermano adoptivo, Ferdiad, en un vado que se llamó Áth Fhir Diadh (Ardee, Co Louth) en su honor. Los hombres del Ulster finalmente se despiertan, uno por uno al principio, y finalmente en masa. Comienza la batalla final. Cú Chulainn se queda al margen, recuperándose de sus heridas, hasta que ve avanzar a Fergus. Entra en la refriega y se enfrenta a Fergus, quien mantiene su parte del trato y se rinde ante él, sacando sus fuerzas del campo. Los otros aliados de Connacht entran en pánico y Medb se ve obligado a retirarse. En este momento inoportuno le llega su período, y aunque Fergus forma una guardia a su alrededor, Cú Chulainn se abre paso mientras ella se enfrenta a ella y la tiene a su merced. Sin embargo, la perdona porque no cree que sea correcto matar mujeres, y protege su retirada de regreso a Connacht hasta Athlone.

El alborotador Bricriu una vez incitó a tres héroes, Cú Chulainn, Conall Cernach y Lóegaire Búadach, a competir por la porción del campeón en su festín. En cada prueba que se establece Cú Chulainn sale líder, pero ni Conall ni Lóegaire aceptarán el resultado. Cú Roí mac Dáire de Munster lo resuelve visitando a cada uno bajo la apariencia de un horrible churl y desafiándolos a decapitarlo, luego permitirle regresar y decapitarlos a cambio. Tanto Conall como Lóegaire decapitan a Cú Roí, que levanta la cabeza y se va, pero cuando llega el momento de que él regrese huyen. Solo Cú Chulainn es lo suficientemente valiente y honorable como para someterse al hacha de Cú Roí. Cú Roí lo perdona y se declara campeón. Este desafío de la decapitación aparece en la literatura posterior, sobre todo en el poema del inglés medio Sir Gawain and the Green Knight. Otros ejemplos incluyen la vida francesa del siglo XIII de Caradoc y los romances ingleses The Turke y Gowin, y The Carle off Carlile.

Cú Roí, nuevamente disfrazado, se une a los Ulstermen en una incursión en Inis Fer Falga (probablemente la Isla de Man), a cambio de su elección del botín. Roban tesoros y secuestran a Blathnát, hija del rey de la isla, que ama a Cú Chulainn. Pero cuando se le pide a Cú Roí que elija su parte, elige Blathnát. Cú Chulainn intenta evitar que se la lleve, pero Cú Roí le corta el pelo y lo empuja al suelo hasta las axilas antes de escapar, llevándose a Blathnát con él. Como otros héroes como el Sansón bíblico, Duryodhana en el Mahabharata y el galés Llew Llaw Gyffes, Cú Roí solo puede ser asesinado en ciertas circunstancias artificiales, que varían en las diferentes versiones de la historia. Blathnat descubre cómo matarlo y lo traiciona a Cú Chulainn, quien lo hace. Sin embargo, Ferchertne, el poeta de Cú Roí, enfurecido por la traición de su señor, agarra a Blathnát y salta por un acantilado, matándola a ella y a él mismo.

Cú Chulainn tuvo muchos amantes, pero los únicos celos de Emer llegaron cuando se enamoró de Fand, esposa de Manannán mac Lir. Manannán la había dejado y había sido atacada por tres fomorianos que querían controlar el Mar de Irlanda. Cú Chulainn acordó ayudar a defenderla mientras se casara con él. Ella aceptó de mala gana, pero se enamoraron cuando se conocieron. Manannán sabía que su relación estaba condenada al fracaso porque Cú Chulainn era mortal y Fand era un hada. La presencia de Cú Chulainn destruiría a las hadas. Emer, por su parte, trató de matar a su rival, pero al ver la fuerza del amor de Fand por Cú Chulainn decidió entregárselo. Fand, conmovida por la magnanimidad de Emer, decidió volver con su propio marido. Manannan agitó su capa entre Cú Chulainn y Fand, asegurándose de que los dos nunca se volverían a encontrar, y Cú Chulainn y Emer bebieron una poción para borrar todo el asunto de sus recuerdos.

Medb conspiró con Lugaid, hijo de Cú Roí, Erc, hijo de Cairbre Nia Fer, y los hijos de otros que Cú Chulainn había matado, para sacarlo a la muerte. Su destino fue sellado por la ruptura de los geasa (tabúes) sobre él. La geasa de Cú Chulainn incluía una prohibición contra el consumo de carne de perro, pero a principios de Irlanda existía un poderoso tabú general contra rechazar la hospitalidad, por lo que cuando una anciana le ofreció una comida de carne de perro, no tuvo más remedio que romper su geis. De esta manera se debilitó espiritualmente para la pelea que tenía por delante.

Lugaid mandó fabricar tres lanzas mágicas, y se profetizó que un rey caería por cada una de ellas. Con el primero mató al auriga de Cú Chulainn, Láeg, rey de los conductores de carros. Con el segundo mató al caballo de Cú Chulainn, Liath Macha, rey de los caballos. Con el tercero golpeó a Cú Chulainn, hiriéndolo de muerte. Cú Chulainn se ató a un monolito para morir de pie. Esta piedra se identifica tradicionalmente como una que todavía se encuentra en Knockbridge, Co Louth. Debido a su ferocidad incluso cuando está tan cerca de la muerte, es solo cuando un cuervo aterrizó en su hombro que sus enemigos creyeron que estaba muerto. Lugaid se acercó y le cortó la cabeza, pero mientras lo hacía, la "luz-héroe" ardió alrededor de Cú Chulainn y su espada cayó de su mano y cortó la mano de Lugaid. La luz desapareció solo después de que su mano derecha, su brazo espada, fuera cortada de su cuerpo.

Conall Cernach había jurado que si Cú Chulainn moría antes que él, lo vengaría antes del atardecer, y cuando escuchó que Cú Chulainn estaba muerto, persiguió a Lugaid. Como Lugaid perdió una mano, Conall luchó contra él con una mano metida en su cinturón, pero solo lo golpeó después de que su caballo mordió el costado de Lugaid. También mató a Erc y llevó su cabeza de regreso a Tara, donde la hermana de Erc, Achall, murió de dolor por su hermano.

Se cuenta que cuando San Patricio intentaba convertir al rey Lóegaire al cristianismo, el fantasma de Cú Chulainn apareció en su carro, advirtiéndole de los tormentos del infierno.

La aparición de Cú Chulainn fue comentada ocasionalmente en los textos. Por lo general, se lo describe como pequeño, joven y sin barba. A menudo se le describía como moreno: en The Wooing of Emer y Bricriu's Feast es "un hombre oscuro y triste, el más guapo de los hombres de Erin", en The Intoxication of the Ulstermen es un "hombrecito de cejas negras", y en El carro fantasma de Cú Chulainn “su pelo era espeso y negro, y liso como si una vaca lo hubiera lamido… en su cabeza sus ojos brillaban veloces y grises” pero la profetisa Fedelm en el Táin Bó Cúailnge lo describe como rubio. La descripción más elaborada de su aparición viene más tarde en el Táin:

Y ciertamente el joven Cúchulainn mac Sualdaim era guapo cuando vino a mostrar su forma a los ejércitos. Uno pensaría que tenía tres cabellos distintos: marrón en la base, rojo sangre en el medio y una corona de color amarillo dorado. Este cabello se colocó sorprendentemente en tres vueltas en la hendidura en la parte posterior de su cabeza. Cada hebra larga y suelta colgaba con esplendor brillante sobre sus hombros, de un dorado profundo y hermosa y fina como un hilo de oro. Cien pulcros rizos de oro rojo brillaban oscuramente en su cuello, y su cabeza estaba cubierta con cien hilos carmesí enmarañados con gemas. Tenía cuatro hoyuelos en cada mejilla (amarillo, verde, carmesí y azul) y siete pupilas brillantes, joyas oculares, en cada ojo real. Cada pie tenía siete dedos y cada mano siete dedos, las uñas con el agarre de una garra de halcón o un apretón de grifo ". —Thomas Kinsella (traductor), The Táin, Oxford University Press, 1969, págs. 156-158.

La imagen de Cú Chulainn es invocada tanto por los nacionalistas irlandeses como por los unionistas del Ulster. Los nacionalistas irlandeses lo ven como el héroe celta irlandés más importante y, por lo tanto, es importante para toda su cultura. Una escultura de bronce del moribundo Cú Chulainn de Oliver Sheppard se encuentra en la Oficina General de Correos de Dublín (GPO) en conmemoración del Levantamiento de Pascua de 1916. Por el contrario, los sindicalistas lo ven como un hombre del Ulster que defiende la provincia de los enemigos del sur: en Belfast , por ejemplo, se lo representa en un mural en Highfield Drive, y anteriormente se lo representaba en un mural en Newtownards Road, como un “defensor del Ulster de los ataques irlandeses”, ambos murales irónicamente basados ​​en la escultura de Sheppard. También se le representa en murales en partes nacionalistas de la ciudad y muchas áreas nacionalistas de Irlanda del Norte.

Samuel Beckett una vez le pidió a un amigo que fuera a la GPO y “mida la altura del suelo al culo de Cúchulainn”, como Neary en su novela Murphy deseaba “engancharse con el culo de la estatua de Cúchulainn, el antiguo héroe irlandés, santo patrón de pura ignorancia y crasa violencia, golpeándose la cabeza contra ella ". La imagen de la estatua también se usó en la moneda de diez chelines producida para 1966.

La estatua de Cú Chulainn que lleva el cuerpo de Fer Diad se encuentra en Ardee, Co Louth, tradicionalmente el lugar de su combate en el Táin Bó Cúailnge.

Augusta, Lady Gregory volvió a contar muchas de las leyendas de Cú Chulainn en su libro de 1902 Cuchulain of Muirthemne, que parafraseaba de cerca los originales pero pasaba por alto algunos de los contenidos más extremos sexuales, dada la mojigatería convencional de su época. Donde está rodeado por 150 mujeres desnudas, Lady Gregory las describió como si solo hubieran descubierto los pechos. Esta primera traducción fue un gran éxito, apoyada por el movimiento Celtic Revival. Contó con una introducción de su amigo William Butler Yeats, quien escribió varias piezas basadas en la leyenda, incluidas las obras de teatro On Baile's Strand (1904), The Green Helmet (1910), At the Hawk's Well (1917), The Only Jealousy of Emer (1919) y La muerte de Cuchulain (1939), y un poema, Lucha de Cuchulain con el mar (1892). Las novelas modernas que vuelven a contar la historia de Cú Chulainn incluyen la novela histórica Red Branch de Morgan Llywelyn de 1989, la serie de adaptaciones de Randy Lee Eickhoff, la novela en alemán de Manfred Böckl Der Hund des Culann y La hija del guerrero de Holly Bennett, que cuenta la historia desde el punto de vista de su hija, Luaine.

Imagen | Estatua de Cú Chulainn de Oliver Sheppard en el escaparate de la GPO, Dublín | Conmemoración del Levantamiento de Pascua de 1916


Appearances

Cu Chullain was one of the leading heroes of Irish legend, alongside Finn mac Cool, and a major figure in the Ulster Cycle. He was the son of Lugh, one of the greatest of the Tuatha de Danaan (a race of beings in Irish mythology somewhere between gods and faerie-folk), by Dechtire, the sister of King Conchobar of Ulster. His original name was Setanta, which he held until he slew the great hound of Culainn the Smith at the age of seven. He offered to replace the hound until Culann could obtain a new one, and although his offer was not taken up, he received from that time on the name of "Cu Chullain" or "Hound of Culainn". Contrary to the animated series, there was no separate "Hound of Ulster" that was a nickname of Cu Chullain's, related to "Hound of Culainn".

Cu Chullain's most famous exploit was defending Ulster single-handedly against the entire army of Queen Maeve of Connacht, when she sought to invade Ulster to capture a magical brown bull. All the other warriors of Ulster were incapacitated by a magical curse at the time, and he held off her entire war-host alone, as recorded in the Irish epic, "The Tain." Maeve, filled with fury at Cu Chullain's having bested her followers, plotted his death. She learned that he had two geasa or magical strictures placed upon him: he must never eat the flesh of a dog, but he must also eat whatever food he was offered. So she had three sorceresses intercept him on the way to meet her in battle at the Plains of Muirthemne, and offer him roast dog for food. Because of his second geas, Cu Chullain was bound to eat the dog-meat, but in so doing, he lost much of his superhuman strength. He was thus overcome at Muirthemne and slain, fighting with his back against a standing stone. When he was mortally wounded, he slew a nearby otter, called by the Irish a river-dog thus, his last great feat, as well as his first one, was slaying a dog.


Cú Chulainn: Irish mythology's Incredible Hulk

Humanity has long been obsessed with individuals who, in a fit of rage, transform into something not-quite human. Irish mythology serves up another example.

  • There are plenty of cultural figures who are known for their inhuman transformations: Dr. Jekyll and Mr. Hyde, the Incredible Hulk, werewolves. the list goes on.
  • One infrequently mentioned example is the Irish version of Achilles: Cú Chulainn.
  • What does the mythological Irish hero represent?

Famed comics creator Jack Kirby was inspired to create the Incredible Hulk when he saw a woman lifting a car to save her trapped baby underneath. "It suddenly came to me that in desperation we can all do that," he said. "We can knock down walls, we can go berserk, which we do."

Though the Hulk is maybe the most modern take on this idea, it's one that humanity has been obsessed with for a long time. History features a number of references to transformation of individuals into something terrifying and awe-inspiring: There's Dr. Jekyll and Mr. Hyde, Scandinavian berserkers, and werewolves. But perhaps one of the most striking and least-discussed example of a Hulk-like character comes from Irish mythology's Cú Chulainn.

Cu Chullainn's "warp spasms"

Stories of Cú Chulainn date back to the first century. Said to be the son of Lug, an Irish god associated with warfare, kings, and craftsmen, and a mortal princess, Cú Chulainn was born under the name Setanta. At the age of six, he gained the name Cú Chulainn, meaning "Culann's hound," after he killed a guard dog in self-defense by driving a hurling stone down its throat. (Hurling was an ancient Gaelic game that resembles lacrosse, which is still practiced in Ireland today). Culann, the smith who owned the hound, was dismayed at its loss. Setanta offered to serve as Culann's guard until a replacement guard dog could be found, gaining the name Cú Chulainn in doing so.

Where Cú Chulainn begins to resemble the Hulk, however, comes from his ríastrad, commonly translated as a "warp spasm." Here's an excerpt from Thomas Kinsella's translation of the Táin Bó Cúailnge describing Cú Chulainn's warp spasms:

The first warp-spasm seized Cúchulainn, and made him into a monstrous thing, hideous and shapeless, unheard of. His shanks and his joints, every knuckle and angle and organ from head to foot, shook like a tree in the flood or a reed in the stream. His body made a furious twist inside his skin, so that his feet and shins and knees switched to the rear and his heels and calves switched to the front. The balled sinews of his calves switched to the front of his shins, each big knot the size of a warrior's bunched fist. On his head the temple-sinews stretched to the nape of his neck, each mighty, immense, measureless knob as big as the head of a month-old child. His face and features became a red bowl he sucked one eye so deep into his head that a wild crane could not probe it onto his cheek out of the depths of his skull the other eye fell out along his cheek. His mouth weirdly distorted: his cheek peeled back from his jaws until the gullet appeared his lungs and liver flapped in his mouth and throat his lower jaw struck the upper a lion-killing blow, and fiery flakes large as a ram's fleece reached his mouth from his throat. His heart boomed loud in his breast like the baying of a watch-dog at its feed or the sound of a lion among bears. Malignant mists and spurts of fire flickered red in the vaporous clouds that rose boiling above his head, so fierce was his fury.

When Bruce Banner transforms into the Hulk, he grows larger, turns green, and miraculously preserves the integrity of his purple jorts so, not entirely similar to the eyeball-popping transformation of Cú Chulainn. The incredible strength Cú Chulainn gains from this transformation and his inability to distinguish between friend and foe, however, remain significant parallels.

At the age of 5, Cú Chulainn experienced the first of these warp spasms when he traveled to join a troop of boys playing hurley. He walked onto the playing field, unaware of a local custom to ask for protection first. The 150 other boys saw Cú Chulainn entering the playing field as an affront and sought to kill him, but Cú Chulainn transformed and fought all 150 off until Conchobar, the king of Ulster, puts a stop to the fight.

Cú Chulainn's other significant warp spasm occurred when he defended Donn Cúailnge, a particularly fertile bull and the central figure of the Táin Bó Cúailnge (or, The Cattle Raid of Cooley), from an invading army. After defending against the army, Cú Chulainn is seriously wounded, but a figure, "one of my friends of fairy kin," approaches Cú Chulainn and tells him to sleep:

Then it was that the warrior from Faery laid plants from the fairy-rath and healing herbs and put a healing charm into the cuts and stabs, into the sores and gaping wounds of Cuchulain, so that Cuchulain recovered during his sleep without ever perceiving it.

Cú Chulainn sleeps for three days and three nights, and when he awakes, he finds that a troop of boys from Emain Macha, his home, has been slaughtered. This sends him into a fit of rage he transforms, killing or wounding all nearby:

Ten and six-score kings, leaders and men of the land, Cuchulain laid low in the great slaughter on the Plain of Murthemne, besides a countless horde of dogs and horses and women and boys and children and common folk for there escaped not a third man of the men of Erin without a lump or without having half his skull or an eye hurt, or without an enduring mark for the course of his life.

What Cu Chullainn represents today

Cú Chulainn has an important role in Irish mythology, one that parallels Achilles's in Greek mythology. As such, he's often used as a symbol by Ireland's different cultural groups. The symbol of Cú Chulainn has been adopted by unionists from Ulster, or Northern Ireland (where Cú Chulainn was born), who consider him to be a hero defending Ulster from southern enemies, while nationalists also claim Cú Chulainn as a national symbol that represents all of Ireland and its history. It's unclear whether the character of Cú Chulainn ever had its basis in a real historical figure, but it can be safely said that the real Cú Chulainn, if he existed, likely did not transform into a gruesome figure with one dangling eyeball and sharp, spiky hair.


Visit Uí Néill’s Rest

After collecting the five Uí Néill Artifacts, you can deliver them to the tomb at Uí Néill’s Rest. The tomb is located about 330m SE of the town of Durrow in Meath. Walk through the waterfall to enter the cave containing the chest. Use the artifacts to unlock the chest and earn the Cú Chulainn Shield!

Once you fully enhance the Cú Chulainn Shield it'll have a completely golden appearence! Looking for more weapons in Ireland? Check out our guide explaining How to Get the Mythical Spear Gae Bolg.


Desarrollo [editar | editar fuente]

He is a tragic Servant, who embodies the cynical notion that "wishes don't come true". ⎗]

Reception [ edit | editar fuente]

  • In the first Popularity polls of Fate/stay night in 2004, Lancer was ranked 8th and the third most voted male character.
  • In the second Popularity polls of Fate/stay night in 2006, Lancer was ranked 6th and the second most voted male character.
  • In the Type-Moon's 10th Anniversary Character Poll, Lancer from Fate/stay night was ranked 20th and the seventh most voted male character. Lancer from Fate/EXTRA was ranked 156th. Lancer from Destino / ataraxia hueca was ranked 232nd.

Cu Chulainn

The great Irish hero Cu Chulainn is to Irish Mythology, what Achilles is to Greek Mythology. Both brave warriors were undefeatable in battle and both were demi-gods. Cu Chulainn was the most prominent of Hero of Ulster and his story is told largely in within the Ulster Cycle of Irish Mythology.

The legend of Cu Chulainn tells how he was the son of the God Lugh and was born at Newgrange, Ireland's most prominent Neolithic monument. The most famous of Cu Chulainn's legends is the Cattle Raid of Cooley as told in the Tain. In this tale Cu Chulainn, single-handed fought the armies of Queen Mebh of Connacht. After the army of Ulster had been put to sleep by Queen Mebh's magic, Cu Chulainn was left to defend Ulster's lands taking on champions after champion one in single combat that lasted months.

Cu Chulainn was eventually killed after Queen Mebh contrived with his enemies to bring him to battle. She put a spell on the mighty warrior and he became mortally wounded by the spear of Lugaid. But Cuchulainn fought on causing his enemies to retreat. Cu Chulainn then tied himself to a rock to keep himself standing so that his enemies wouldn't think he was wounded. The ploy almost worked, when a raven landed on his shoulder. Cu Chulainn's enemies returned to finish him off but not before Cu Chulainn was able to deliver a fatal blow to Lugaid.

Today Cu Chulainn is still hailed as one of Ireland's great heroes. In Ulster he is hailed as a hero by both Irish Nationalists and Ulster Unionists and is regularly depicted in poetry, literature and other art forms in Ireland.

If you would like more information on Ireland, on our suggested Ireland travel packages o Escorted coach tours of Ireland please contact one of our Ireland based representatives who can provide you with a free quote.


Story [ edit | editar fuente]

Cú Chulainn was once a legendary warrior of ancient times who fell in battle. He was resurrected by Bella when she acquired a horse-mounted idol in the hero's image that was in the possession of House Geneolgia. As the idol had been damaged by a young Yew, Bella's inexperience fused the revived Cú Chulainn onto his steed. He has since then followed Bella out of loyalty.

When Bella returns after losing to Yew and Edea Lee, Cú Chulainn refuses to allow Bella's execution and defies Kaiser Oblivion to the point of almost taking his own life. The kaiser spares Bella's life on the condition that she and Cú Chulainn hunt down Yew and either kill him or die in battle. The latter occurs when Yew's party is joined by Magnolia Arch.

When Yew and his group use the SP Hourglass to go back in time to stop the kaiser before he can kidnap Agnès Oblige, it negates Cú Chulainn's demise, with him appearing to gain memories of his previous timeline as a consequence. Alongside Bella, Cú Chulainn offers himself to cover the unmasked Denys Geneolgia's escape to the Skyhold. Yew spares Cú Chulainn's life and asks that he and Bella be taken to see Agnès so that the cycle of death and hatred does not continue. With Bella agreeing to the terms of the surrender, Cú Chulainn is taken into custody after being asked to remove his numerous weapons.


Cú Chulainn – The Legendary “Incredible Hulk” of Irish Mythology

Cú Chulainn is known for transforming into a powerful creature when angry and is long associated with the color green. However he isn’t the Incredible Hulk.

This formidable hero – pronounced “Koo hoo lin” – is a defining figure from Irish mythology, though he’s sometimes compared to Bruce Banner and his struggles with gamma radiation. Cú Chulainn’s battles are recounted in Táin Bó Cúailnge, a first century legend which translates as “The Cattle Raid of Cooley”.

Referred to as “the oldest vernacular tale in western Europe” by the BBC, the hero’s shape-shifting adventures are immortalized in the text. The transformation is “hideous and shapeless, unheard of…His heart boomed loud in his breast like the baying of a watch-dog at its feed or the sound of a lion among bears. Malignant mists and spurts of fire flickered red in the vaporous clouds that rose boiling above his head”.

Like many superheroes, Cú Chulainn came with his own trademark weapon, the “Bellows Spear” (‘Gae Bolga’), a barbed weapon that snags in the body upon impact.

“Cuchulain in Battle”, illustration by J. C. Leyendecker in T. W. Rolleston’s Myths & Legends of the Celtic Race, 1911

“These sagas contain a wealth of material for the historian,” the BBC writes. “They show us a land where the men were herdsmen, tillers of the soil, hunters, bards, seers, but, above all, warriors.”

But where did it all begin for Cú Chulainn? His origin story is more Grimm’s Fairy Tale than Stan Lee. Originally called Sétanta, he was destined for great things from birth. Not dissimilar to the mighty Thor, his father was rumored to be Lugh the sky god. His mother was Dechtire – her surreal journey into motherhood involved passing out after she swallowed a fly and being approached by Lugh in a dream. Despite tying the knot elsewhere, she turned into a bird and flew away before fluttering back with young Cú Chulainn in tow.

“Cu Chulainn Carries Ferdiad Across the River”, illustration by Ernest Wallcousins from Charles Squire, Celtic Myths and Legends, 1905

The story gets darker when he was taken under the wing of his uncle, the legendary King Conor of Ulster. Through the King’s negligence, Sétanta turned into the fearsome Hound of Ulster. It happened when Conor was attending a banquet and wanted his nephew to go along. Sétanta arrived late, by which stage the King had forgotten he’d asked him.

The venue had activated its ancient security system, in the form of a huge guard dog. When Sétanta appeared the animal went to attack, but to everyone’s astonishment the lad overcame the hound and fatally subdued it.

“Setanta Slays the Hound of Culain”, illustration by Stephen Reid from Eleanor Hull, The Boys’ Cuchulain, 1904

Culain, the host of the banquet and a blacksmith, was devastated that his canine protector had died and worried his cattle were now vulnerable. Sétanta told the blacksmith he would carry on where the top dog left off, becoming Cú Chulainn – the hound of Culain – in the process.

The meat of The Cattle Raid of Cooley lies quite literally in a proud brown bull, Donn Cuailnge. This property of the Ulstermen chief was coveted by royal couple Maeve, the Queen of Connacht, and Ailill who owned their own bull but wanted control of Donn Cuailnge and the land. Maeve tried to take her prize in the raid of the title, only to encounter Cúchulainn, by then 17 years old.

Cuchulainn as a boy, drawing by Stephen Reid (1912)

When the monstrous warrior proved too hot for her forces to handle, Maeve summoned Fer Díad, Cú Chulainn’s foster brother. A great note of tragedy was struck after Cú Chulainn did away with Fer Díad, and the hero’s fate was soon to follow. Cú Chulainn suffered a gory end at the hands of a vengeful clan.

Calatan the sorcerer had met his end at the hands of Ireland’s champion. His sons and daughters were determined to see young Cú Chulainn fall. They succeeded after he was speared and his head was removed, though not before the hero rallied after salvaging his own intestines!

“Cu Chulain’s death”, illustration by Stephen Reid in Eleanor Hull’s The Boys’ Cuchulain, 1904

Yet while he was dead, his legacy endured. Embedded in Irish history, the image of Cú Chulainn and the freedom he represented has been used by various groups for both political and artistic purposes. Nationalists, Unionists and Loyalists have all depicted the half-man, half-dog. But the popular conception of Cú Chulainn can partly be put down to an American President – Theodore Roosevelt.

As described by the Irish Times in 2015, he has “Long hair flowing from under his helmet, spear and shield in hand” and is “the epitome of the valiant Celt.” Roosevelt, together with artist JC Leyendecker, presented Cú Chulainn’s tale afresh in a 1907 article for Century magazine. The effect was powerful, coming after a renewed interest in Celtic history during Victorian times.

Statue of Cuchulainn by Oliver Sheppard in the window of the GPO, Dublin – commemorating the 1916 rising. Photo by Kman999 CC by 3.0

Roosevelt’s contribution led to a popularizing of the legend and a generalized approach to Irish and Celtic culture. “Above all else, the diverse manifestations of the Cú Chulainn myth underline not so much its enduring appeal as its cultural malleability,” the Times argues. “In Ireland it underlined a rising nationalism and cultural differentiation… These stirring tales of heroes sacrificing themselves against the odds struck a chord with the wider mood… Cu Chulainn is a mantle of resilience against invaders, depending on who you class as invaders.”

In 1935 a sculpture of Cú Chulainn was unveiled, created by Oliver Sheppard and located at the General Post Office in Dublin. It is the official memorial to 1916’s Easter Rising. More recent interpretations include folk rock albums by the band Horslip and even a Marvel Comics character who battled the Guardians of the Galaxy.

Maybe Cú Chulainn isn’t too far removed from the Incredible Hulk after all…


Cu Chullainn's "warp spasms"

Stories of Cú Chulainn date back to the first century. Said to be the son of Lug, an Irish god associated with warfare, kings, and craftsmen, and a mortal princess, Cú Chulainn was born under the name Setanta. At the age of six, he gained the name Cú Chulainn, meaning "Culann's hound," after he killed a guard dog in self-defense by driving a hurling stone down its throat. (Hurling was an ancient Gaelic game that resembles lacrosse, which is still practiced in Ireland today). Culann, the smith who owned the hound, was dismayed at its loss. Setanta offered to serve as Culann's guard until a replacement guard dog could be found, gaining the name Cú Chulainn in doing so.

Where Cú Chulainn begins to resemble the Hulk, however, comes from his ríastrad, commonly translated as a "warp spasm." Here's an excerpt from Thomas Kinsella's translation of the Táin Bó Cúailnge describing Cú Chulainn's warp spasms:

The first warp-spasm seized Cúchulainn, and made him into a monstrous thing, hideous and shapeless, unheard of. His shanks and his joints, every knuckle and angle and organ from head to foot, shook like a tree in the flood or a reed in the stream. His body made a furious twist inside his skin, so that his feet and shins and knees switched to the rear and his heels and calves switched to the front. The balled sinews of his calves switched to the front of his shins, each big knot the size of a warrior's bunched fist. On his head the temple-sinews stretched to the nape of his neck, each mighty, immense, measureless knob as big as the head of a month-old child. His face and features became a red bowl he sucked one eye so deep into his head that a wild crane could not probe it onto his cheek out of the depths of his skull the other eye fell out along his cheek. His mouth weirdly distorted: his cheek peeled back from his jaws until the gullet appeared his lungs and liver flapped in his mouth and throat his lower jaw struck the upper a lion-killing blow, and fiery flakes large as a ram's fleece reached his mouth from his throat. His heart boomed loud in his breast like the baying of a watch-dog at its feed or the sound of a lion among bears. Malignant mists and spurts of fire flickered red in the vaporous clouds that rose boiling above his head, so fierce was his fury.

When Bruce Banner transforms into the Hulk, he grows larger, turns green, and miraculously preserves the integrity of his purple jorts so, not entirely similar to the eyeball-popping transformation of Cú Chulainn. The incredible strength Cú Chulainn gains from this transformation and his inability to distinguish between friend and foe, however, remain significant parallels.

At the age of 5, Cú Chulainn experienced the first of these warp spasms when he traveled to join a troop of boys playing hurley. He walked onto the playing field, unaware of a local custom to ask for protection first. The 150 other boys saw Cú Chulainn entering the playing field as an affront and sought to kill him, but Cú Chulainn transformed and fought all 150 off until Conchobar, the king of Ulster, puts a stop to the fight.

Cú Chulainn's other significant warp spasm occurred when he defended Donn Cúailnge, a particularly fertile bull and the central figure of the Táin Bó Cúailnge (or, The Cattle Raid of Cooley), from an invading army. After defending against the army, Cú Chulainn is seriously wounded, but a figure, "one of my friends of fairy kin," approaches Cú Chulainn and tells him to sleep:

Then it was that the warrior from Faery laid plants from the fairy-rath and healing herbs and put a healing charm into the cuts and stabs, into the sores and gaping wounds of Cuchulain, so that Cuchulain recovered during his sleep without ever perceiving it.

Cú Chulainn sleeps for three days and three nights, and when he awakes, he finds that a troop of boys from Emain Macha, his home, has been slaughtered. This sends him into a fit of rage he transforms, killing or wounding all nearby:

Ten and six-score kings, leaders and men of the land, Cuchulain laid low in the great slaughter on the Plain of Murthemne, besides a countless horde of dogs and horses and women and boys and children and common folk for there escaped not a third man of the men of Erin without a lump or without having half his skull or an eye hurt, or without an enduring mark for the course of his life.

What Cu Chullainn represents today

Cú Chulainn has an important role in Irish mythology, one that parallels Achilles's in Greek mythology. As such, he's often used as a symbol by Ireland's different cultural groups. The symbol of Cú Chulainn has been adopted by unionists from Ulster, or Northern Ireland (where Cú Chulainn was born), who consider him to be a hero defending Ulster from southern enemies, while nationalists also claim Cú Chulainn as a national symbol that represents all of Ireland and its history. It's unclear whether the character of Cú Chulainn ever had its basis in a real historical figure, but it can be safely said that the real Cú Chulainn, if he existed, likely did not transform into a gruesome figure with one dangling eyeball and sharp, spiky hair.


Ver el vídeo: Must hear!! Davy Spillane - Caoineadh Cu Chulainn Uilleann