La generación del 11-S

La generación del 11-S

Observe cómo el 11 de septiembre se convirtió en un punto de referencia para generaciones enteras de jóvenes estadounidenses, influyendo en sus actitudes sobre el servicio, el terror y la esperanza.


Enseñar el 11 de septiembre a una generación de estudiantes que no recuerdan

1 de 8 Airah Roda, de 15 años, cadete del JROTC, prepara una bandera para una ceremonia prevista para el viernes en conmemoración del 11 de septiembre en Westhill High School en Stamford, CT, el jueves 8 de septiembre de 2011. Shelley Cryan Mostrar más Mostrar menos

2 de 8 cadetes del JROTC preparan banderas para una ceremonia planeada el viernes para conmemorar el 11 de septiembre en Westhill High School en Stamford, CT, el jueves 8 de septiembre de 2011. Shelley Cryan Mostrar más Mostrar menos

4 de 8 Francisco Ahumada, 16, cadete de JROTC, prepara una bandera para una ceremonia planeada el viernes para conmemorar el 11 de septiembre en Westhill High School en Stamford, CT, el jueves 8 de septiembre de 2011. Shelley Cryan Mostrar más Mostrar menos

5 de 8 Francisco Ahumada, de 16 años, un cadete de JROTC, prepara una bandera para una ceremonia planeada para el viernes en conmemoración del 11 de septiembre en Westhill High School en Stamford, CT, el jueves 8 de septiembre de 2011. Shelley Cryan Mostrar más Mostrar menos

7 de 8 Robin Konrad, directora del departamento de bellas artes, analiza los eventos del 11 de septiembre con su clase en Westhill High School en Stamford, CT, el jueves 8 de septiembre de 2011. La clase creará proyectos de arte asociados con sus estudios del evento. . Shelley Cryan Mostrar más Mostrar menos

STAMFORD - La jefa del departamento de inglés de Westhill, Lisa Strom, se paró en el centro de medios de la escuela secundaria el jueves por la mañana, preparando a los estudiantes del grado 12 para una lección sobre el 11 de septiembre de 2001.

"Cuando eras muy joven, el 11 de septiembre tuvo un tremendo impacto en ti", dijo a unas dos docenas de estudiantes, que tenían solo 7 u 8 años cuando el ataque terrorista destruyó el horizonte de Nueva York, así como vidas en todo el país. .

Los maestros de las Escuelas Públicas de Stamford se están acercando al plan de estudios relacionado con el 11 de septiembre de innumerables formas. En Westhill High School, los estudiantes recibieron cada uno un cuarto de hoja de papel, que sirve como un "boleto de acto de bondad al azar" durante la primera semana de clases, dijo Strom.

"Durante el fin de semana, se supone que los estudiantes deben realizar un acto de bondad al azar por alguien que no conocen. Luego, el lunes, entrarán y escribirán una respuesta de 50 palabras, que escanearemos en la computadora para poner en el sitio web de la escuela ", dijo Strom.

Además, toda la escuela se dirigirá al estadio de fútbol para plantar banderas, reunidas por miembros del programa Junior ROTC de Westhill, durante una asamblea escolar para conmemorar el décimo aniversario de los ataques al World Trade Center y al Pentágono.

En Stamford High School, la Sociedad Nacional de Honor está creando un "tendedero por la paz" frente a la escuela, según la directora Donna Valentine.

El director del Departamento de Historia de Stamford High, Doug MacLehose, enseña la importancia del 11 de septiembre a sus estudiantes a través de un video creado por profesores de la escuela en 2002, que muestra imágenes de la ciudad de Nueva York antes y después de los ataques, así como clips de ese día e inmediatamente después. .

"Los niños recordaron los primeros años, pero ahora es realmente bueno mostrárselo a los niños, porque muchos de estos niños nunca lo vieron, a pesar de que estaban vivos", dijo MacLehose.

"Eran demasiado jóvenes, y las escuelas primarias y los padres decidieron apagar la televisión ese día, así que ahora nuestro trabajo es mostrarles a los niños que esto es algo que no debemos olvidar. Es como el Día de Pearl Harbor, que hacemos en gran medida Olvídese, a excepción de los profesores de historia y los veteranos ", dijo. "Al principio, enseñar el 11 de septiembre se trataba de reflexión. Ahora se trata cada vez menos de sus experiencias. Estos niños tenían 4 o 5 años. Estaban en la guardería o en el jardín de infancia. No tienen ningún recuerdo".

Si bien la vista de las torres gemelas, arrojando espirales de humo en un cielo azul que de otra manera sería claro, está arraigada para siempre en las mentes y los recuerdos de muchos estadounidenses como un momento tangible del tiempo, es el equivalente a una lección de historia para la mayor parte de la escuela secundaria actual. estudiantes, además de los estudiantes de secundaria y primaria que aún no habían nacido en 2001.

"Hay ciertos momentos que la gente siempre recuerda. Mis padres recuerdan dónde estaban el día de Pearl Harbor, el día de VE, cuando le dispararon a Kennedy, cuando aterrizamos en la luna", dijo. "Creo que esa es una forma de llegar a los niños. Dirá que hay ciertas cosas que recordará que son eventos tan importantes que se quedarán con usted. Con suerte, no serán tan trágicos como el 11 de septiembre".

La lista de MacLehose de tales eventos incluye la victoria olímpica de hockey de Estados Unidos en 1980 contra los rusos, cuando dispararon al presidente Reagan y el día en que O.J. Simpson fue absuelto.

"Pero ninguno de ellos se destaca tanto como el 11 de septiembre", dijo.

Explicar la importancia del día y las formas en que cambió la vida de los estadounidenses para siempre, alterando todo, desde los viajes aéreos hasta la entrega de correo, se aborda de manera diferente con los estudiantes más jóvenes.

En Rogers International School, que atiende a estudiantes desde jardín de infantes hasta octavo grado, los estudiantes están conmemorando el día aprendiendo sobre la tolerancia.

"La mayoría de estos niños nunca lo vivieron", dijo la trabajadora social Jennifer Argenio. "Así que nos enfocamos en la tolerancia, porque sentimos que ese es el quid de todo esto, ser tolerantes con los puntos de vista y las diferencias de otras personas".

Cada uno de los estudiantes de Rogers buscará una cita que tenga que ver con la tolerancia, antes de mostrarla en la escuela, dijo.

"Para estos estudiantes, el 11 de septiembre es como la Segunda Guerra Mundial ahora, de la misma manera que no tenemos la misma conexión personal con la Segunda Guerra Mundial que las generaciones pasadas", dijo la directora de Rogers, Cathleen Cummings.

Pero la enseñanza de la tolerancia no tiene marca de tiempo.

"Creo que el énfasis en la tolerancia se trata de mirar hacia atrás, aprender y hacer las conexiones, y ahora, seguir adelante, ser tolerantes en nuestras propias vidas", dijo Cummings.


Descargo de responsabilidad

El registro o el uso de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario, Política de privacidad y Declaración de cookies, y Sus derechos de privacidad de California (Acuerdo de usuario actualizado el 1/1/21. Política de privacidad y Declaración de cookies actualizadas el 5/1/2021).

© 2021 Advance Local Media LLC. Todos los derechos reservados (Acerca de nosotros).
El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o usado de otra manera, excepto con el permiso previo por escrito de Advance Local.

Las reglas de la comunidad se aplican a todo el contenido que cargue o envíe a este sitio.


¿Predijo el Antiguo Testamento el 9-11?

Jonathan Cahn, un rabino mesiánico de la Congregación Jerusalem Center-Beth Israel en Wayne, Nueva Jersey, escribe que existe una conexión profética entre Isaías 9:10 y los eventos del 9-11. No es la primera persona en hacer tal afirmación. ¿Sabías que un billete de un dólar se puede doblar para mostrar que el World Trade Center se esfuma? El conjunto de caracteres de Wingdings se puede manipular para mostrar un avión chocando contra lo que parecían dos torres según el código de vuelo de uno de los aviones (Q33NY), lo que lo convierte en una conspiración judía. Algo similar se encontró con los personajes NYC.

Al leer la Biblia fuera de contexto y fuera de tiempo, se puede hacer que diga casi cualquier cosa. Por ejemplo:

“Salió Judas y se ahorcó” (Mateo 27: 5).

“Ve y haz tú también” (Lucas 10:37).

“Todo lo que hagas, hazlo pronto” (Juan 13:27).

Porque “no hay Dios” (Salmo 14: 1).

Un pasaje que a menudo se usa incorrectamente es una lectura parcial y fuera de contexto de Mateo 7: 1: “No juzgues ni mldr”. La lectura contextual adicional muestra que Jesús agrega la advertencia “para que no seas juzgado. Porque según tu forma de juzgar, serás juzgado y por tu medida de medida, te será medido ”(7: 1a – 2). En Juan 7:24, Jesús nos dice: "Juzga con justo juicio". No juzgar corta en ambos sentidos. Jesús no está en contra de juzgar Él está en contra de la hipocresía al juzgar usando un doble estándar.

Uno de los usos indebidos más frecuentes de la Biblia es aplicar mal un pasaje profético. Durante siglos, los escritores de profecías han hecho predicciones basadas en lo que afirman que dice la Biblia.

Por ejemplo, Chuck Smith escribió en su libro de 1976 El Anticristo que pronto será revelado Smith que “estamos viviendo en la última generación que comenzó con el renacimiento de Israel en 1948 (ver Mate. 24: 32-34) ”. Buscará en vano en estos tres versículos cualquier mención del "renacimiento de Israel". Repitió la afirmación en su libro de 1978 Fin de los tiempos: “Si entiendo las Escrituras correctamente, Jesús nos enseñó que la generación que ve la 'brotación de la higuera', el nacimiento de la nación de Israel, será la generación que verá el regreso del Señor. Creo que la generación de 1948 es la última generación. Dado que una generación de juicio es de cuarenta años y el período de Tribulación dura siete años, creo que el Señor podría regresar por Su Iglesia en cualquier momento antes de que comience la Tribulación, lo que significaría cualquier momento antes de 1981. (1948 + 40 - 7 = 1981) . " ((Chuck Smith, Fin de los tiempos (Costa Mesa, CA: The Word for Today, 1978), 35.)) Si esta matemática profética suena familiar, es porque Hal Lindsey usó la misma lógica del tiempo del fin en El Gran Planeta Tierra tardío (1970).

El 31 de diciembre de 1979, Smith les dijo a los que se habían reunido el último día de ese año que el rapto se llevaría a cabo antes de fines de 1981. Continuó diciendo que debido al agotamiento del ozono, Apocalipsis 16: 8 se cumpliría durante el período de tribulación: "Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol y se le dio para quemar a los hombres con fuego". Además, el cometa Halley pasaría cerca de la Tierra en 1986 y causaría estragos en los que quedaron atrás cuando los escombros de su cola de un millón de millas de largo golpearan el planeta. ((El cometa Halley también apareció en el año 66 d.C. y pasó sobre Jerusalén, cuatro años antes de la destrucción del templo en Jerusalén por los romanos. ¿Podría haber sido este el cumplimiento de Lucas 21:11?)) Así es como Smith explicó el escenario profético en su libro Supervivencia futura que es casi idéntico a lo que aparece en el mensaje grabado:

El Señor dijo que hacia el final del período de la Tribulación, el sol quemaría a los hombres que moran sobre la faz de la tierra (Apocalipsis 16). ¡El año 1986 encajaría perfectamente! Estaban obteniendo cerrar a la Tribulación y el regreso de Cristo en gloria. Todas las piezas del rompecabezas se están uniendo. ((Herrero, Supervivencia futura, 21.))

No sucedió nada significativo en 1986 relacionado con el cometa Halley, y no hay ninguna razón por la que debería haberlo hecho, ya que ha sido un fenómeno predecible durante más de dos milenios, ya que gira alrededor del sol cada 75 a 76 años.

En su libro El Heraldo, Cahn cita Isaías 9:10 y afirma que este pasaje se refiere a América y los eventos del 9-11: “Los ladrillos se han caído, pero reconstruiremos con piedras lisas los sicomoros que han sido cortados, pero reemplazaremos ellos con cedros ". El contexto histórico cuenta una historia diferente:

Estas palabras fueron pronunciadas por primera vez por los líderes del antiguo Israel y en respuesta a un ataque limitado de Asiria en las tierras de Zabulón y Neftalí, un ataque que el profeta deja en claro es en realidad parte de un juicio limitado de Dios contra la apostasía. No tenía la intención de destruir la nación, sino de despertarla, según la mayoría de los comentarios.

Hay varios problemas con la interpretación de Cahn. Primero, las Torres Gemelas no estaban hechas de ladrillo. En segundo lugar, los árboles de sicómoro mencionados en Isaías 9:10 fueron talados, no destruidos debido al derrumbe de los edificios. En tercer lugar, los nuevos edificios no se están construyendo con "piedras lisas". Cuarto, el mensaje profético de Isaías es "contra Jacob", es decir, "Israel" (Isaías 9: 8). Isaías 9:10 no es una profecía sobre los Estados Unidos.

¿Significa esto que los eventos que llevaron al juicio de Israel no pueden aplicarse en principio a nuestros días? Para nada. De hecho, el apóstol Pablo les dice a los corintios, al ensayar la historia de Israel, “Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas para nuestra instrucción, sobre quienes han llegado los fines de los siglos. Por tanto, el que piensa estar firme, mire que no caiga ”(1 Cor. 10: 11-12).

Los cristianos deben tener cuidado con la forma en que interpretan la Biblia. Tratar de hacer que la Biblia diga algo que no dice significa que se puede hacer que diga cualquier cosa. Al final, se perderá su verdadero mensaje.


Descubra lo que está sucediendo en Chicago Heights con actualizaciones gratuitas en tiempo real de Patch.

Steven Tortorello, director de Marian Catholic y profesor de Historia de Estados Unidos de Colocación Avanzada allí, dijo que la historia de los ataques puede ser más difícil de enseñar hoy en día. La mayoría de sus estudiantes son demasiado jóvenes para haber estado vivos cuando la tragedia llevó al país al pánico y la guerra. Saben que es importante, pero el 11 de septiembre simplemente no les resuena tanto.

Steven Tortorello | Foto vía American Catholic Alliance.

"Creo que lo que notan es que los niños no tienen un recuerdo personal", dijo Tortorello. "Ahora, muchos estudiantes de primer año nacieron en 2002, después del hecho. Incluso los estudiantes de tercer y cuarto año solo tenían 2 o 3 años".


11 de septiembre: Enseñar historia a la próxima generación

(WBIR-KNOXVILLE) El 11 de septiembre de 2015, la gente recuerda los ataques terroristas del 11 de septiembre de hace 14 años, cuando dos aviones secuestrados se estrellaron contra el World Trade Center. Un tercer avión se lanzó contra el Pentágono y un cuarto, que se dirigía a Washington DC, se estrelló en Pensilvania.

11/9/15. East Tennessee recuerda el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, cuando muchos jóvenes se enteran de un evento histórico que sucedió antes de que nacieran.

"Ese día vi el incidente mientras se desarrollaba en las noticias", dijo el jefe de policía de Knoxville, David Rausch, "tan descuidado con la vida. Fue desgarrador".

El jefe Rausch se unió a otros oficiales en un memorial para rendir homenaje a las vidas perdidas ese día. La ceremonia en el centro de Knoxville esta mañana honró la memoria de las vidas perdidas el 11 de septiembre y también reconoció a tres víctimas con vínculos con el este de Tennessee.

También rindieron homenaje a los socorristas locales que fueron a la ciudad de Nueva York para ayudar en los esfuerzos de recuperación después de los ataques.

El ataque del 11 de septiembre fue el ataque terrorista más mortífero contra nuestra Nación, casi 3.000, y 3 de ellos, eran Knoxvillianos. La mayoría de las personas recuerdan exactamente dónde estaban cuando se enteraron de la noticia, pero hoy, hay toda una nueva generación que no estuvo aquí para experimentar la tragedia.

"Todavía no había nacido. Mi madre estaba embarazada de mí", explica Olivia Sanderson, estudiante de octavo grado.

Ella es solo una de los muchos estudiantes que solo conocen la tragedia a través de historias.

"Los videos que muestran caras y voces me afectan más porque es una locura que la gente haya tenido que pasar por eso", dijo Sanderson.

"Estuve en Japón y fue horrible porque no podías ponerte en contacto con nadie en la ciudad de Nueva York", dijo el profesor de arte.

En Bearden Middle School, los educadores sienten que los ataques mortales son un estudio crucial para la próxima generación. En el condado de Anderson, el mensaje es el mismo.

"Damos por sentado que saben estas cosas, pero no saben, así que tenemos que hacerlo, es un recuerdo", dijo el jefe de JROTC, Allen Davis. "Ellos toman todo esto a bordo y se van como una mejor persona, sabiéndolo".

Asegurándonos de cumplir una promesa hecha hace más de una década.

"como juramos en ese entonces, nunca olvidar. Y pienso en el futuro, es importante que nunca, nunca olvidemos.


Comparte esta historia

Empresa de alimentos congelados retira del mercado productos de camarón por problemas de Salmonella

(WBRE 28 / WYOU 22 NOTICIAS DE TESTIGOS OCULARES) - Es posible que desee revisar sus congeladores. Avanti Frozen Foods está retirando del mercado varios productos de camarón después de que la FDA probó y encontró Salmonella en una muestra de camarón cocido congelado.

Las marcas de camarones que incluyen: Censea, Hannaford, Open acres, Waterfront Bistro, Honest catch, COS, 365 y Meijer tienen el potencial de estar contaminadas con Salmonella, según la FDA.

Quinta víctima muere en accidente de globo aerostático en el suroeste de Albuquerque, causa bajo investigación

ALBUQUERQUE, N.M. (KRQE) - La policía y los bomberos respondieron a un fatal accidente de globo aerostático justo después de las 7:00 a.m. del sábado por la mañana en el área de Central SW y Unser. Las autoridades dicen que cuatro personas murieron en el accidente, dos hombres y dos mujeres, uno de los hombres era el piloto. El quinto pasajero fue enviado al hospital en estado crítico e inestable donde luego murió a causa de sus heridas. Este es el accidente de globo más mortífero en la historia de Nuevo México.

Las autoridades dicen que ocurrió un error catastrófico mientras estaba en el aire y la góndola se desprendió del sobre. Según testigos, la góndola se estrelló contra las líneas eléctricas que van de este a oeste a lo largo de Central cerca de CVS Pharmacy. La góndola se incendió y se estrelló contra la calzada en Unser Boulevard, al sur de Central.

Espectáculo de fuegos artificiales Summer Thunder de DelGrosso: cómo mirar

CONDADO DE BLAIR, Pensilvania (WTAJ) - El parque de diversiones DelGrosso en Tipton volverá a montar un espectacular espectáculo de fuegos artificiales el 4 de julio para la comunidad.


Impacto en la salud física y mental

Los eventos del 11 de septiembre marcaron el comienzo de una nueva era de cobertura mediática del trauma colectivo, donde el terrorismo y otras formas de violencia a gran escala se transmiten a la vida cotidiana de los niños y las familias estadounidenses.

He estado explorando estos temas con mis colaboradores Roxane Cohen Silver y E. Alison Holman. Mis colegas encuestaron una muestra representativa a nivel nacional de más de 3.400 estadounidenses poco después del 11 de septiembre y luego los siguieron durante tres años después de los ataques.

En las semanas y meses posteriores a los ataques del 11 de septiembre, la exposición a los medios de comunicación se asoció con angustia psicológica. Esto incluyó estrés agudo (que es similar al PTS pero debe experimentarse en el primer mes de exposición), estrés postraumático y temores y preocupaciones constantes sobre futuros actos de terrorismo (en los meses posteriores a los ataques).

Estos efectos nocivos persistieron en los años posteriores al 11 de septiembre. Por ejemplo, el equipo encontró un impacto medible en la salud física y mental (como un mayor riesgo de enfermedades cardíacas) de la muestra tres años después de los ataques. Es importante destacar que aquellos que respondieron con angustia inmediatamente después fueron más propensos a informar problemas posteriores también.

Estos hallazgos se parecen mucho a la investigación dirigida por el psicólogo William Schlenger, cuyo equipo encontró que los estadounidenses que informaron ver más horas de televisión del 11 de septiembre inmediatamente después del 11 de septiembre eran más propensos a informar síntomas que se parecían al TEPT. Por ejemplo, aquellos que informaron haber visto entre cuatro y siete horas tenían casi cuatro veces más probabilidades de informar tales síntomas en comparación con aquellos que vieron menos.

Estos hallazgos se hicieron eco en el trabajo realizado por Michael W. Otto, quien también encontró que más horas de mirar televisión relacionadas con el 11 de septiembre se asociaron con síntomas de estrés postraumático más altos en niños menores de 10 años en el primer año después de los ataques.


Expertos de Stanford: como el 11 de septiembre ha cambiado el mundo

¿Guerra sin fin? ¿Una nueva "generación más grande"? ¿Un profesor cuyo hijo de 3 años está en la lista de vigilancia del gobierno? Seis expertos de Stanford hablan del mundo desde ese terrible día hace una década.

Al acercarnos al décimo aniversario de los ataques de al-Qaeda del 11 de septiembre de 2001, el Servicio de Noticias de Stanford planteó esta pregunta a una serie de expertos de Stanford: "¿Cómo ha cambiado el mundo como resultado del 11 de septiembre?" Sus respuestas perspicaces se encuentran a continuación.

Robert Crews, experto en redes musulmanas 

 El cambio más sorprendente ha sido el surgimiento en Estados Unidos de una mentalidad de guarnición. En nombre de la seguridad, Washington se embarcó en 2001 en un curso de guerra sin fin. Los políticos han dicho que la intervención en Afganistán, Irak, Pakistán, Yemen y Libia es esencial para la seguridad de Estados Unidos. Sin embargo, los militares han asumido esta carga solos. Mientras tanto, estas políticas han provocado la muerte de cientos de miles de iraquíes y decenas de miles de afganos. Reina un estado perpetuo de caos.

Estados Unidos es más intolerante y menos curioso sobre el mundo más allá de los muros de la guarnición. Las legislaturas estatales han introducido leyes duras contra los inmigrantes y han demonizado al Islam. Pocos cuestionan Guantánamo & # 8211 o una población carcelaria estadounidense de más de 2,2 millones. El estudio de la lengua extranjera, la historia, la literatura y las artes & # 8211 el conocimiento que podría informar un diálogo con los "bárbaros" & # 8211 se ignora en su mayoría. Acurrucados en su mundo insular, los estadounidenses imaginan que la tecnología & # 8211 drones, computadoras y teléfonos inteligentes & # 8211 hará que el mundo sea más seguro para ellos, sin importar los costos para los civiles extranjeros. La ilusión ha seguido a la tragedia en el estado de la guarnición.

Robert Crews, director del Centro de Estudios de Rusia, Europa del Este y Eurasia de Stanford, es el autor de Para el Profeta y el Zar: Islam e Imperio en Rusia y Asia Central.

Priya Satia, experto en guerra, tecnología y cultura

Mi hijo de 3 años está en una lista negra del Departamento de Seguridad Nacional. El problema es su bendición de un nombre: Kabir. Kabir en árabe significa "grande", pero el nombre tiene un significado especial en el subcontinente indio, donde se refiere a un poeta místico medieval amado por hindúes, musulmanes y sijs. Pero el DHS es, por desgracia, sordo, mudo y ciego ante tales sutilezas culturales y el sincretismo que capturan y, aparentemente, para envejecer. Entonces, la semana pasada, cuando volamos de Delhi a San Francisco, Kabir se sometió a exámenes especiales y cacheos, aunque sus cabellos rebeldes produjeron cierta confusión sobre su género, además de la preocupación por su posible participación en una red terrorista no especificada. Una vez que aclare su estado con el DHS, su nombre no se eliminará simplemente de la lista negra, sino que se incluirá en otra lista de personas que parecen ser terroristas pero no lo son. De hecho, el mundo ha cambiado desde el 11 de septiembre.

Sin embargo, de otras formas, nuestra época se hace eco de manera asombrosa en épocas pasadas. La dependencia de ocupaciones militares de vigilancia aérea encubierta que niegan su propia existencia y una política democrática suficientemente apaciguada por la discreción con la que se persigue la ocupación y la contrainsurgencia, también fueron características de la ocupación británica de entreguerras del Medio Oriente. Pero junto con las enemistades globales producidas por el 11 de septiembre & # 8211 el mundo de "nosotros" contra "ellos" & # 8211, la última década también ha desatado el poder de nuevas formas de comunicación social y medios. Es difícil juzgar qué aspectos de nuestro mundo cambiado - # 8211 por ejemplo, el florecimiento inesperado de protestas políticas desde Egipto hasta Israel y la India & # 8211 tienen sus raíces en el mundo recién conectado y cuáles en los binarios atávicos que estructuran el gobierno de los EE. UU. comprensión del planeta después del 11 de septiembre. Para nosotros, el 11 de septiembre podría ser todo, pero como han demostrado muchos de estos manifestantes, la historia real es a la vez más local y más global: esos viejos demonios de la desigualdad económica y la exclusión política.

Priya Satia, profesora asistente de historia, es autora de Espías en Arabia: La Gran Guerra y los fundamentos culturales del Imperio encubierto de Gran Bretaña en el Medio Oriente.

John Taylor, economista y asesor gubernamental

Diez años después del 11 de septiembre, ahora tenemos una "nueva generación más grande" de estadounidenses en escena y listos para liderar. Incluye, por supuesto, a todos los veteranos de Afganistán e Irak posteriores al 11 de septiembre a quienes Revista Time dedica su portada esta semana. Cincuenta y uno se han inscrito en Stanford y más por venir. Como dicen [el presidente de Stanford] John Hennessy y el [rector de Stanford] John Etchemendy, "Nos sentimos honrados y orgullosos de tener muchos estudiantes y ex alumnos excelentes que han servido en el ejército".

Pero veo una nueva generación grandiosa que también incluye a funcionarios públicos igualmente dedicados, como los del Tesoro de los Estados Unidos que congelaron los activos de los terroristas después del 11 de septiembre o financiaron nuevas escuelas en Afganistán, jóvenes emprendedores que, a través del ingenio y el trabajo duro, han estado desarrollando nuevos productos. para mejorar la vida de las personas y los maestros, los médicos, los ingenieros que recién comienzan sus carreras.

Esta es la mejor noticia y la más prometedora.

John Taylor, becario de economía de la Hoover Institution, se desempeñó como miembro del Consejo de Asesores Económicos del Presidente de 1989 a 1991 y como subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales de 2001 a 2005. Actualmente es miembro de California Consejo de Asesores Económicos del Gobernador.

Ali Yaycioglu, experto en globalización e instituciones económicas en el mundo islámico

Quizás el principal impacto del 11 de septiembre es la consolidación de la convicción de que el mundo está dividido por las civilizaciones occidental, islámica, hindú y de Asia oriental y que existen tensiones o choques inherentes entre ellas. Sin embargo, tal perspectiva no solo ignora la interconexión del mundo a través de diversos lazos culturales y económicos, sino que también eclipsa varias otras categorías de comprensión de la historia humana, como la clase, el género y el medio ambiente. Por otro lado, el 11 de septiembre y la violencia mundial que siguieron cometidos tanto por los terroristas como por los estados sembraron desconfianza y fobia entre los pueblos del mundo. Este proceso de desconfianza se ha visto fortalecido aún más por la consolidación de tecnologías avanzadas de vigilancia empleadas por los estados para controlar sus sociedades y la movilidad de individuos e ideas. Aunque estamos lejos del nacimiento de la sociedad civil global que una vez imaginó Immanuel Kant, debemos hacer esfuerzos para desafiar el paradigma establecido del 11 de septiembre.

Ali Yaycioglu, profesor asistente de historia, es el autor del próximo Socios del Imperio: el surgimiento de notables provinciales y la crisis de la orden otomana.

Amy Zegart, experto en inteligencia y seguridad

Osama bin Laden está muerto. Sin embargo, diez años después del 11 de septiembre, sería peligroso y erróneo pensar que la amenaza terrorista ha quedado atrás. El extremismo islamista violento proviene de muchos lugares, no solo del núcleo de 50-100 combatientes de al-Qaeda escondidos a lo largo de la frontera de Af / Pak. Los años 2009 y 2010 han visto un aumento en los complots contra la patria de los EE. UU. Casi todos ellos provienen de terroristas locales radicalizados o de grupos de "franquicia" con lazos vagos y turbios con la organización central de Al Qaeda. Además, el terrorismo con armas de destrucción masiva sigue siendo una inquietante posibilidad futura. Y el FBI no ha dado el salto de la lucha contra el crimen a la inteligencia. Los analistas del FBI, cuyo trabajo es vital para conectar puntos y proteger vidas, todavía son tratados como ciudadanos de segunda clase y etiquetados como "personal de apoyo" junto con conserjes y secretarios, y relegados a los peldaños medios y bajos de la burocracia. Mientras los analistas del FBI sean tratados como ciudadanos de segunda clase, los estadounidenses obtendrán seguridad de segunda clase. Estos tres factores & # 8211 la diversificación de la amenaza terrorista, el potencial de combinar motivos destructivos con armas devastadoras y las continuas debilidades del FBI & # 8211 sugieren que el futuro puede no ser más seguro que el pasado.

Amy Zegart es investigadora principal de la Institución Hoover y miembro de la facultad afiliada del Centro para la Seguridad y la Cooperación Internacionales. Ella es la autora del próximo libro, Ojos en espías: el Congreso y la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos.

Lisa Blaydes, un experto en política de Oriente Medio y la dinámica del autoritarismo

[Los acontecimientos del] 11 de septiembre dejaron cada vez más claro que los agravios de los ciudadanos en el mundo islámico & # 8211 legítimos o construidos falsamente & # 8211 impactan no solo a las poblaciones musulmanas sino también a los residentes de las democracias occidentales & # 160.Desde 2001, los investigadores de la encuesta comenzó a interesarse mucho más en comprender cómo los musulmanes ven la religión y el extremismo, los estadounidenses y la política estadounidense, así como las actitudes musulmanas hacia la democracia. Lo que hemos llegado a saber es que los ciudadanos de los países de mayoría musulmana valoran enormemente la democracia como forma de gobierno y, al mismo tiempo, les disgusta la forma en que las democracias occidentales, como los Estados Unidos, han proyectado sus intereses y poder en el país. mundo.

Lisa Blaydes es profesora asistente de ciencias políticas. & # 160 Es la autora de este año. Elecciones y política distributiva en Mubarak y Egipto.

Byron Bland, negociador de conflictos internacionales

Desde el 11 de septiembre, la práctica de la tolerancia se ha visto cada vez más atacada. El adagio la tolerancia es tolerante con todo menos con la intolerancia, proporciona poca orientación para hacer frente a amenazas aparentemente intolerables que se vislumbran en el horizonte. En el mundo posterior al 11 de septiembre, debido a que lo que podemos permitirnos tolerar parece mucho menos seguro, la tolerancia debe significar más que indiferencia hacia cualquier cosa que algún tonto pueda hacer o pensar. Bajo presión, parece que estamos tentados a tolerar solo aquellas cosas que respetamos. Sin embargo, si permitimos solo aquellas cosas que consideramos significativas, valiosas o cómodas, ¿estamos realmente practicando la tolerancia?

La tolerancia es difícil de precisar porque gira en torno a dos principios distintos y opuestos: primero, la libertad de ser diferente y, segundo, una consideración positiva hacia estas diferencias. Cuando estos principios entran en conflicto, la práctica de la tolerancia sufre si se permite que uno eclipse al otro. Tomemos, por ejemplo, la confusión que rodea a la propuesta de construir una mezquita cerca del World Trade Center Memorial. La tolerancia requiere que la libertad de religión supere las aprensiones que los no musulmanes puedan tener sobre el Islam. Al mismo tiempo, a menos que los musulmanes que buscan ejercer este derecho también dejen en claro su profundo respeto por la dignidad y el valor de cada ser humano independientemente de su religión, la tolerancia seguirá siendo superficial y frágil. Para que la tolerancia florezca, la tensión que existe entre estos dos principios vibrantes no solo debe equilibrarse, sino cultivarse continuamente. & # 160

Byron Bland es consultor senior del Centro de Stanford sobre Conflictos y Negociaciones Internacionales y profesor de la Facultad de Derecho de Stanford. Actualmente está explorando la dinámica social y política de la reconciliación en Irlanda del Norte. También está trabajando con grupos comunitarios y líderes civiles en Israel y Cisjordania.


Generación 9/11. La historia se avergonzará de nosotros.

Creo que el deambular al que me refiero ha disminuido. Pero en lugar de deambular, nuestros departamentos de policía locales y del condado parecen haber adoptado un pasatiempo diferente: disparar a personas de color desarmadas. Creo que los problemas subrayados en este ensayo son en su mayoría peores ahora que hace cinco años, y el argumento que presento aquí para lo que sucedió desde el 11 de septiembre de 2001 es más fuerte, más claramente demostrado por el evento. Además, el vínculo entre el 11 de septiembre y la candidatura de Donald Trump es tan claro como un nuevo escaparate justo después de que se fueran los limpiacristales.

Hice ediciones menores, pero dejé las referencias de tiempo como estaban hace cinco años. Esto no afectará su lectura de esta publicación.

Un ex estudiante de ingeniería, al ver la película del colapso de las torres del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, indicó sorpresa. Le dijo a un amigo que habría pensado que al ser golpeado con aviones jumbo, los dos o tres pisos de la torre inmediatamente afectados se habrían destruido, pero las estructuras probablemente permanecerían en pie, o como máximo los pisos por encima de los sitios de impacto podrían posiblemente colapso debido a la fusión de las vigas de soporte, pero los pisos inferiores se mantendrían en pie. los completo colapso, por encima y por debajo de los sitios de impacto, de ambos de las estructuras fue una sorpresa para él, dada su formación en ingeniería.

Esos comentarios se hicieron poco después de los ataques del 11 de septiembre. Casi diez años después, el mismo hombre que hizo estas declaraciones fue asesinado a tiros por agentes de las fuerzas especiales estadounidenses en una redada en un complejo residencial en la ciudad paquistaní de Abbottabad. Y al igual que Osama bin Laden, el ex estudiante de ingeniería 1 que hizo esos comentarios, también un hombre de negocios y, en última instancia, el terrorista más serio del mundo (y sin relación conmigo), también me cuesta creer que sucedió. Pero sucedió y las consecuencias de ese evento todavía están con nosotros y, de hecho, están empeorando.

Many have spoken of the Post Patriot Act world, affecting day to day life in America, the wars, our treatment of our fellow humans at Gitmo and untold secret prisons around the world, the rise of the most expensive bureaucracy ever, all that. Icons of post 9/11 loom over us largely, and also exist in a small way in every nook and cranny of day to day life. And it rarely makes sense.

I once told you about a rural Iowan, who felt trapped and scared in the Big City, calling an elderly African American homeless wheel chair bound gentleman a "Terrorist." That was an example of regular people substituting mundane daily fears, in this case, the "inner city" the "Black man" and I suppose "Wheel chairs" . oh, and we were in a "deli" run by "middle eastern people" so there was that too . with the largely made-up bogeyman of "Terrorist."

One day last summer criminals drove down our street and carried out a criminal act before our very eyes, so we called 911. The police showed up way too late to matter and with way too many cops to make me think they were anything but frightened to go out alone, and the first thing they did was to demand to see my identification. I'm standing in my yard at the Weber, coals hot, brats cooking, a long bbq style fork in my hand and an apron that says "A Man and his Grill" on it and the cop is asking me for my identification. 2 I blew him off with a stern look, and he went away. (Our cops are fairly meek. That would not have worked everywhere.) But that has become the norm: When the cops show up, you better damn well assume we live in a police state at least for that moment, or pretty soon you'll be assuming the position just for standing there. Yes, folks, more and more people are being treated just like black folk in this country always have been. That should tell you something. One step backwards. Then a few more steps backwards.

I used to be a guy who called 911, when appropriate, and probably more than others on average. Now, I only call 911 if someone is in physical danger or needs medical attention. If I'm going to get shaken down for helping the coppers, the coppers can help themselves, thank you.

When an accident happens, or even some crap falls off a truck and causes an obstruction in the road, the First Responders show up and close more lanes than they need to and they saunter. Yes, that's what I said. Instead of rushing in and managing the situation safely and effectively, they saunter around in full view of the drivers who are all forced over onto the shoulder to get by the scene. One day I sat in traffic for a half hour going north on State Route 169, and for the last six or seven minutes of that I could clearly see the two fire trucks that were blocking most of the lanes of traffic and the first responders sauntering around with absolutely nothing going on, no debris, no inured citizens, no other vehicles, nothing on the road to clean up, no "investigation" in progress, and they were passing around coffee. I'm sure there were donuts somewhere. I'm a fairly observant person and I'm not especially paranoid, and I'm pretty sure that I'm right: Post 911 first responders think they are the shit because hundreds of them died in the World Trade Center. This change in status and attitude is seen everywhere in our culture, I don't need to convince you of that. Here, I'm just adding in that extra bit of unnecessary and costly sauntering at scenes that should be cleared. Because the cultural details matter even when they are small.

Do you know that during the late 1960s, when the US was in the throes of an unpopular war and a on the edge of revolution at home, there were an average of well over one hijacking of a commercial airplane flying out of a US based airport every month? Do you know what the reaction to that was? Metal detectors, and eventually baggage screening. Society did not change. It just got slightly harder, but not much harder, to get onto an airplane. Post 9/11 changes have been enormous and far reaching and pervasive. Now, I'm not trying to equate, or even compare, the scores of hijackings in the late 1960s and early 1970s with 9/11 and related acts (such as the attack on the Cole and the earlier WTC bombing, etc). There is no way to make that comparison. What I am trying to compare is the reaction, then vs. now. And, I'm not even comparing the reaction, exactly. What I'm trying to point out here is that in the 60s, the governmental and societal reaction to a significant spate of hijackings was to address airport security. The more recent reaction (to 9/11) was to shift all of society and almost every aspect of American culture, the activities of ever government department and agency, the expectations and rule sets, the budgets, the procedural manuals, and everything else to a paranoid modality and to institute what is essentially a low-level police state. That's a difference worth noting. And worth complaining about.

Generation 9/11. History will be at least a little embarrassed by us.

Recently, we've been discussing the State Mandated Recitation of the Pledge of Allegiance in schools. The reason this is becoming increasingly enforced around the US is because of various state laws passed in time to be in place for today's anniversary of the 9/11 attacks, or more generally as part of a post 9/11 culture. In one of our local schools, students had interesting responses to this happening on their turf, expressed in a school paper's "debate" layout. The printed views were even . same number for and same number against. Those against the pledge requirement made all the usual and generally quite convincing arguments and did a great job. Those in favor of the jingoistic approach were, well, jingoistic, but, with an interesting and very positive twist Most of them gave sway to atheists and agnostics. They said that they fully supported people leaving off the "under god" part and totally understood why they might do that. And none of the pro-pledge opinions were dripping with religious commentary or reference. It is important to note that of all the high schools in the region, the one to which I refer to is in the top four or five with respect to conservatism of the area served (it is in a Michele Bachmann clone's Congressional District), and in the top two with respect to per capita wealth of the residents, and is probably the least diverse district in the state.

And that is interesting because the average high school kid is about 16 years old, meaning that they were 6 when the 9/11 attacks happened, and therefore, the attacks themselves are not necessarily part of their own cultural composition to the same degree that it is with older folk. These are kids that grew up in the post 9/11 world without necessarily feeling the powerful disbelief that many of us felt, followed by whatever fear or rage or helplessness or sense of dread or revenge that affected so many. The bad news is that this generation has become accustom to a much, much lower standard of freedom than many older people have, but this also means that when they confront this lack of freedom they may be more willing to rebel against it because they related less directly to the Defining Moment.

Sauntering firemen and cocky police officers are not the end of the world and they are not the Nazi's or the Bradbury's Salamander. They are, rather, puddles of dried blood from a minor wound. When you get into a bad accident, you may get a major wound that could kill or maim you, but you will also get a lot of minor wounds that on their own would not mean much. But you know that the accident was truly traumatic when the minor wounds add up to a plethora but are uncounted or ignored because they are just background. Sauntering firemen, cocky police officers, and Iowans who label homeless wheel chair bound African American old guys as "terrorists" are the tiny scrapes and bruises on a battered corpse.

And now might be a good point to ask the question, "What has risen from the ashes of the 9/11 attacks?" There was much talk at the time, and since then, and again today, about how great America is, how great Americans are, and how we will move forward and become better and stronger and so on and so forth. But it is just talk. What has happened instead is something entirely different.

The giddy fear and sense of dread that comes from a violent moment clouds the mind, of the individual or more broadly but also the collective social mind. The disorientation that caused that lady from Iowa to mistake the wheel chair bound homeless man for a "terrorist" represents an internal derailing of logic. The guard rail is down, the road is slippery, and rational thought has spun not just into the ditch but across the highway into oncoming traffic. The playbook has become garbled and the Quarterback is running the wrong way. The general, gone mad, is locked up on the army base with the launch codes. Twelve Angry Men, Lord of the Flies . stop me before I metaphor again! I think you get the point. There are a lot of people who benefit from our present social pathology, and that surely has been a factor. But also, it is simply a social pathology that we are experiencing, a terrorist victory, a lack of character on our part as a nation.

But the scary part is what comes out of it, and by now you have probably guessed my point. The Tea Party and things like the Tea Party. Strongly held anti-social illogical destructive beliefs with no hope of critical self evaluation, in a large and organized part of the population. It is obvious why this happened in the Republican Party and not the Democratic Party, but people on both sides of the political aisle have contributed. Literalist, libertarian, paranoid, self-centered, easily frightened, reactionary, sub-average in intelligence, deluded in self worth and unmovable in conviction and belief despite all evidence to the contrary. The lady from Iowa, the sauntering firemen, the sheep who welcome being harassed by the TSA agents at the gate, the people who are happy to click "I agree" when confronted with a 43 page EULA that, somewhere in there, tells you the thing you just bought and paid for is not yours A general social willingness to be told what to do, fear of not being told what to do, cynicism that we can think of what to do on our own, and utter disbelief that collective progressive action any longer has potential or meaning.

The little puddles of drying blood are everywhere, splatter evidence not from the 9/11 attacks but from our national and social flailing about and rending of cloth and flesh as aftermath. It isn't just that the terrorist won on that day It is much much worse than that. First they beat us, then they recruited us to do ourselves in.

_____________________________
1 Apparently there is some question as to whether or not Osama bin Laden was actually an engineering student, but we'll roll with it for the present purposes. Here's the video of him making the remarks I paraphrased:

2 I'm exaggerating. There was no apron. But I was wearing my Darwin I Think Cap.


Ver el vídeo: Capitulo VIII. Generacion del 80.