Se estrena la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven

Se estrena la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven

El 7 de mayo de 1824, la novena y última sinfonía de Ludwig van Beethoven debuta en el Theater am Kärntnertor de Viena. Después de haber perdido la audición años antes, el célebre compositor "dirige" la primera interpretación de su Novena Sinfonía, ahora considerada como una de las mejores piezas musicales jamás escritas.

ESCUCHA EN APPLE PODCASTS: Sinfonía silenciosa de Beethoven

Habiéndose establecido como uno de los más grandes compositores de la época a principios del siglo XIX, Beethoven había perdido casi por completo la audición en 1814, pero continuó componiendo. La Novena Sinfonía requirió la orquesta más grande jamás empleada por Beethoven, y era inusual en ese momento por su uso de voces además de instrumentos. Beethoven seleccionó a dos jóvenes cantantes, Henriette Sontag, de 18 años, y Caroline Unger, de 20, para las partes de soprano y alto. Se puso de pie en el escenario y pareció dirigir la orquesta cuando debutó la Novena, aunque debido a su sordera, los intérpretes recibieron instrucciones de ignorar al compositor y, en cambio, seguir a Michael Umlauf, el director real. Beethoven estaba a varios compases de la música real cuando concluyó la pieza. Como no podía escuchar los aplausos, Unger tuvo que voltearlo de cara al público que lo saludaba con cinco ovaciones de pie, levantando sus sombreros y pañuelos en el aire.

Los críticos consideran el Noveno como uno de los mayores logros de Beethoven. La sección coral, adaptada del poema de Friedrich Schiller “Oda a la alegría”, ha trascendido el mundo de la música clásica y se ha convertido en una de las piezas musicales más reproducidas y fácilmente reconocibles de todos los tiempos. La "Oda a la alegría" ha sido interpretada de casi todas las formas imaginables y ha sido empleada como himno oficial o no oficial por una enorme variedad de entidades, incluida la Revolución Cultural China, el Partido Nazi, el Equipo Olímpico de Alemania Oriental-Occidental y la Unión Europea.


Instrumentación

La sinfonía está compuesta por la siguiente orquesta. Estas son, con mucho, las fuerzas más grandes necesarias para cualquier sinfonía de Beethoven en el estreno, Beethoven las aumentó aún más al asignar dos jugadores a cada parte de viento.

(todas las voces cuarto movimiento solamente)

La sinfonía consta de cuatro movimientos, marcados de la siguiente manera:

  1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso
  2. Scherzo: Molto vivace - Presto
  3. Adagio molto e cantabile - Andante Moderato - Tempo Primo - Andante Moderato - Adagio - Lo Stesso Tempo: (Presto - Allegro ma non troppo - Vivace - Adagio cantabile - Allegro assai - Presto: Oh Freunde) - Allegro assai: Freude, schöner Götterfunken - Alla marcia - Allegro assai vivace: Froh, wie seine Sonnen - Andante maestoso: Seid umschlungen, Millionen! - Adagio ma non troppo, ma divoto: Ihr, stürzt nieder - Allegro energico, semper ben marcato: (Freude, schöner GötterfunkenSeid umschlungen, Millionen!) - Allegro ma non tanto: ¡Freude, Tochter aus Elysium! - Prestissimo, Maesteoso, Prestissimo: Seid umschlungen, Millionen!

Beethoven cambia el patrón habitual de las sinfonías clásicas al colocar el scherzo movimiento antes del movimiento lento (en las sinfonías, los movimientos lentos generalmente se colocan antes de scherzi). Era la primera vez que lo hacía en una sinfonía, aunque lo había hecho en algunas obras anteriores (incluida la cuartetos Op. 18 no. 5, el & # 34Archduke & # 34 trio de piano Op. 97, el & # 34 Hammerklavier & # 34 sonata para piano Op. 106). También Haydn había utilizado este arreglo en varias obras.

Primer movimiento

Allegro ma non troppo, un poco maestoso. Duración aprox. 15 minutos.

El primer movimiento está en forma de sonata, y el estado de ánimo es a menudo tormentoso. El tema de apertura, jugado pianísimo sobre trémolos de cuerda, se parece mucho al sonido de un orquesta tuning, muchos comentaristas han sugerido que fue la inspiración de Beethoven. Pero desde dentro de ese limbo musical surge un tema de poder y claridad que impulsará todo el movimiento. Más tarde, al comienzo de la recapitulación sección, vuelve fortísimo en re mayor, en lugar de la apertura en re menor. La introducción también emplea el uso de la relación mediante-tónica que distorsiona aún más la clave tónica hasta que finalmente es tocada por el fagot en el registro más bajo posible.

La coda emplea el cuarto intervalo cromático.

Segundo movimiento

Scherzo: Molto vivace - Presto. Duración aprox. 10 minutos.

El segundo movimiento, un scherzo, también está en re menor, con el tema de apertura teniendo una semejanza pasajera con el tema de apertura del primer movimiento, un patrón que también se encuentra en el Hammerklavier sonata para piano, escrita unos años antes. Utiliza ritmos de propulsión y un solo de timbales. A veces, durante la pieza, Beethoven indica que el tiempo debe ser un tiempo fuerte cada tres compases, quizás debido al ritmo muy rápido de la mayoría del movimiento que está escrito en tiempo triple, con la dirección ritmo di tre battute (& # 34 ritmo de tres compases & # 34), y un tiempo cada cuatro compases con la dirección ritmo di quattro battute (& # 34 ritmo de cuatro compases & # 34).

Beethoven había sido criticado antes por no adherirse a la forma estándar de sus composiciones. Usó este movimiento para responder a sus críticos. Normalmente, los scherzi se escriben en tiempo triple. Beethoven escribió esta pieza en tiempo triple, pero está puntuada de una manera que, cuando se combina con la velocidad del metro, hace que suene como si estuviera en tiempo cuádruple.

Si bien se adhiere al diseño ternario estándar de un movimiento de danza (scherzo-trio-scherzo o minuet-trio-minuet), la sección scherzo tiene una estructura interna elaborada: es una forma de sonata completa. Dentro de esta forma de sonata, el primer grupo de la exposición comienza con un fuga.

La sección de trío contrastante está en Re mayor y en tiempo de corte doble. El trío es la primera vez que tocan los trombones en la obra.

Tercer movimiento

Adagio molto e cantabile - Andante Moderato - Tempo Primo - Andante Moderato - Adagio - Lo Stesso Tempo. Duración aprox. 16 min.


El movimiento lento lírico, en si bemol mayor, está en una forma de variación suelta, con cada par de variaciones elaborando progresivamente el ritmo y la melodía. La primera variación, como el tema, está en 4/4, la segunda en 12/8. Las variaciones están separadas por pasajes en 3/4, el primero en Re mayor, el segundo en Sol mayor. La variación final se interrumpe dos veces por episodios en los que las fuertes fanfarrias de la orquesta completa son respondidas por octavas de doble parada tocadas solo por los primeros violines. Un prominente bocina solo se asigna al cuarto jugador. Los trombones son tacet para el movimiento.

Cuarto movimiento

Presto Allegro molto assai (Alla marcia) Andante maestoso Allegro energico, semper ben marcato. Duración aprox. 24 min.

El famoso final coral es la representación musical de Beethoven de la Hermandad Universal. El pianista y autor musical estadounidense Charles Rosen la ha caracterizado como una sinfonía dentro de una sinfonía, vista que se seguirá a continuación. Es importante señalar que muchos otros escritores han interpretado su forma en términos diferentes, incluidos dos de los más grandes analistas del siglo XX, Heinrich Schenker y Donald Tovey. En la vista de Rosen, contiene cuatro movimientos ejecutados sin interrupción. [7] Esta & # 34inner symphony & # 34 sigue el mismo patrón general que la Novena Sinfonía en su conjunto. El esquema es el siguiente:

  • First & # 34movement & # 34: tema y variaciones con introducción lenta. El tema principal que aparece por primera vez en los violonchelos y bajos es luego & # 34 recapitulado & # 34 con voces.
  • Segundo & # 34movimiento & # 34: 6/8 scherzo en estilo militar (comienza en & # 34Alla marcia, & # 34 palabras & # 34Froh, wie seine Sonnen fliegen & # 34), en el & # 34 estilo turco & # 34. Concluye con una variación de 6/8 del tema principal con coro.
  • Tercer & # 34movement & # 34: meditación lenta con un nuevo tema en el texto & # 34Seid umschlungen, Millionen! & # 34 (comienza en & # 34Andante maestoso & # 34)
  • Cuarto & # 34movimiento & # 34: fugato final sobre los temas del primer y tercer movimiento & # 34 & # 34 (comienza en & # 34Allegro energico & # 34)

El movimiento tiene una unidad temática, en la que se puede mostrar que cada parte se basa en el tema principal, el tema & # 34Seid umschlungen & # 34, o en alguna combinación de los dos.

El primer movimiento & # 34 dentro de un movimiento & # 34 en sí mismo está organizado en secciones:

  • Una introducción, que comienza con un tormentoso Presto paso. Luego cita brevemente los tres movimientos anteriores en orden, cada uno descartado por los violonchelos y los bajos que luego se ejecutan en un presagio instrumental del recitativo vocal. En la introducción del tema principal, los violonchelos y los bajos lo retoman y lo tocan.
  • El tema principal forma la base de una serie de variaciones solo para orquesta.
  • A continuación, se repite la introducción del Presto pasaje, esta vez con el contrabajo cantando los recitativos sugeridos previamente por violonchelos y contrabajos.
  • El tema principal vuelve a sufrir variaciones, esta vez para solistas vocales y coros.

Partes vocales

Las palabras escritas por Beethoven (no Schiller) se muestran en cursiva.

Original alemán [ 8 ] Traducción en inglés
¡Oh Freunde, nicht diese Töne! Sondern laßt uns angenehmere anstimmen, und freudenvollere. ¡Freude! (coro de hombres: ¡Freude! ) ¡Freude! (coro de nuevo: ¡Freude! ) ¡Oh amigos, no estos tonos! Más bien, elevemos la voz de manera más agradable. ¡Y más sonidos alegres! ¡Alegría! (¡Alegría!) ¡Alegría! (¡Alegría!)
Freude, schöner Götterfunken * Tochter aus Elysium, Wir betreten feuertrunken, Himmlische, dein Heiligtum! Deine Zauber binden wieder ¿Se fortaleció el modo de morir? Alle Menschen werden Brüder, Wo dein sanfter Flügel weilt. Alegría, hermosa chispa de divinidad * ¡Hija del Elíseo, entramos, embriagados de fuego, en tu santuario celestial (hija)! Tu magia se reúne Qué costumbre estrictamente dividida. Todos los hombres se vuelven hermanos, Donde descansa tu dulce ala.
Wem der große Wurf gelungen, Eines Freundes Freund zu sein Wer ein holdes Weib errungen, Mische seinen Jubel ein! Ja, wer auch nur eine Seele Sein nennt auf dem Erdenrund! ¡Und wer & # 39s nie gekonnt, der stehle Weinend sich aus diesem Bund! Quien haya tenido la gran fortuna de ser amigo de un amigo, Quien haya ganado una esposa devota, ¡Únase a nuestro júbilo! De hecho, ¡cualquiera que pueda llamar incluso a un alma, la suya en esta tierra! ¡Y quien nunca haya podido, debe alejarse con lágrimas de esta banda!
Freude trinken alle Wesen An den Brüsten der Natur Alle Guten, alle Bösen Folgen ihrer Rosenspur. Küße gab sie uns und Reben, Einen Freund, geprüft im Tod Wollust ward dem Wurm gegeben, Und der Cherub steht vor Gott. ¡Vor Gott! Alegría todas las criaturas beben En los pechos de la naturaleza Todo bien, todo mal Sigue su rastro de rosas. Besos que ella nos dio, y vino, Un amigo, probado en la muerte Se le dio placer al gusano, Y el querubín está delante de Dios. ¡Ante Dios!
Froh, wie seine Sonnen fliegen Durch des Himmels prächt & # 39gen Plan, Laufet, Brüder, eure Bahn, Freudig, wie ein Held zum Siegen. Alegre, mientras Sus soles vuelan a través del glorioso diseño del Cielo, Corran, hermanos, su camino, Alegre, como un héroe hacia la victoria.
Seid umschlungen, Millionen! Diesen Kuß der ganzen Welt! Brüder, über & # 39m Sternenzelt Muss ein lieber Vater wohnen. Ihr stürzt nieder, Millionen? Ahnest du den Schöpfer, Welt? ¡Tales & # 39 ihn über & # 39m Sternenzelt! Über Sternen muss er wohnen. ¡Sed abrazados, millones! ¡Este beso para todo el mundo! Hermanos, sobre el dosel estrellado Debe habitar un Padre amoroso. ¿Te inclinas, millones? ¿Sientes al Creador, mundo? ¡Búscalo más allá del dosel estrellado! Más allá de las estrellas debe morar.
Finale repite las palabras: Seid umschlungen, Millionen! Diesen Kuß der ganzen Welt! Brüder, über & # 39m Sternenzelt Muss ein lieber Vater wohnen. Seid umschlungen, Diesen Kuß der ganzen Welt! Freude, schöner Götterfunken Tochter aus Elysium, Freude, schöner Götterfunken Götterfunken! Finale repite las palabras: ¡Sed abrazados, millones! ¡Este beso para todo el mundo! Hermanos, más allá del dosel de estrellas Debe habitar un Padre amoroso. ¡Déjate abrazar, este beso para todo el mundo! Alegría, hermosa chispa de divinidad, Hija del Elíseo, Alegría, hermosa chispa de divinidad ¡Divinidad!

El libreto completo, incluidas las repeticiones, se puede encontrar en Wikisource en alemán. [9]

En el final cercano, es & # 34Freude, Tochter aus Elysium& # 34, y también en el final cercano, & # 34¡Wir betreten feuertrunken, Himmlische, dein Heiligtum!& # 34, se omite, luego el coro canta las últimas cuatro líneas del tema principal, donde se detienen en, & # 34Alle Menschen& # 34, antes de la parte lenta cuando los solistas cantan por última vez el canto de la alegría.

En el clímax final, el coro se suaviza silenciosamente con la palabra & # 34.Götterfunken& # 34. Luego, la orquesta desciende los acordes en forma de arpegio y en lento maestoso tempo, canta el coro completo, & # 34Tochter aus Elysium, Freude, schöner Götterfunken, Götterfunken! & # 34. [9] La sinfonía termina con la orquesta tocando la sección final en tempo prestissimo.

La parte vocal de la novena sinfonía de Beethoven termina así con la última palabra [9] y # 34Götterfunken& # 34 (literalmente, & # 34Godly-spark & ​​# 34).


9 cosas que debes saber sobre la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven

1. Fue la última de las sinfonías de Beethoven, completado tres años antes de su muerte en 1824.

2. Se estrenó en Viena el 7 de mayo de 1824.

3. En la época de su estreno, Beethoven estaba completamente sordo. Al final de la pieza, la multitud estalló en aplausos pero Beethoven, que había estado unos compases por detrás de la sinfonía, continuó dirigiendo. La contralto, Caroline Unger, se acercó a Beethoven y le dio la vuelta para que aceptara los entusiastas aplausos.

4. Es la primera sinfonía en incorporar solistas vocales y coro. en lo que, hasta entonces, había sido un género puramente instrumental. Las palabras son cantadas en el movimiento final por cuatro solistas vocales y un coro.

5. Las palabras del movimiento final fueron tomadas del poema "Oda a la alegría". escrito por Friedrich von Schiller en 1785. El poema tiene un fuerte mensaje para toda la humanidad: se trata de vivir juntos en paz y armonía.

6. Es la más épica de las sinfonías de Beethoven., tanto en longitud como en intérpretes utilizados. La pieza está compuesta para solistas de soprano, alto, tenor y bajo, coro mixto, flautín, dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagot, contrafagot, cuatro cuernos, dos trompetas, tres trombones, timbales, bombo, platillos, triángulo. y cadenas.

7. Fue adoptado como Himno Nacional Europeo en 1972. En 1985, se convirtió en el himno oficial de la Unión Europea.

8. Cuando Philips comenzó a trabajar en su nuevo formato de audio conocido como disco compacto, muchos grupos discutieron sobre el tamaño que debería tener. Planearon tener un CD de 11,5 cm de diámetro, mientras que Sony planeó tener un CD de 10 cm. Un tipo brillante insistió en que un CD debería tener la capacidad de contener una interpretación completa de la Novena Sinfonía de Beethoven. La duración varía de aproximadamente 65 a 74 minutos, lo que requiere un diámetro de 12 cm, el tamaño de un CD.

9. Beethoven fue un rebelde compositivo, rechazando las prácticas clásicas estándar para escribir con emoción. Si bien muchos de sus contemporáneos estaban disgustados, si no intimidados por esto, su influencia en los compositores que vendrían después de él, como Brahms, Dvorak y Mahler, muestra cuán importante era una figura.


Beethoven: Sinfonía n. ° 9

Reference Recordings® presenta con orgullo la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven en una interpretación nueva y definitiva de Manfred Honeck y la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh. ¡Estamos emocionados de que este nuevo lanzamiento sea parte de la alegría del 125 aniversario de la orquesta! Otros eventos de la orquesta incluirán una celebración musical de fin de semana y el lanzamiento de un programa digital el 27 de febrero de 2021, la fecha del 125 aniversario de su primer concierto.

Este álbum fue grabado en el hermoso e histórico Heinz Hall, hogar de la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, con un magnífico sonido DSD 256 Stereo y DSD 256 Multichannel. Esta grabación fue realizada en DSD 256 en una estación de trabajo Pyramix DSD de Merging Technologies por el equipo de Soundmirror para brindarle a usted, el oyente, la mejor calidad de sonido posible. Está disponible en Stereo DSD 256 y Multichannel DSD 256 bit rate, Stereo y Multichannel DSD 64 y disponible exclusivamente en Stereo y Multichannel DSD 128, DXD y Stereo DSD 512 en NativeDSD Music.

El maestro Honeck nos honra nuevamente con sus meticulosas notas musicales, en las que nos brinda una gran comprensión de su interpretación única, así como de la historia y estructura musical de la sinfonía más famosa de Beethoven.

Este lanzamiento es el undécimo en el aclamado Pittsburgh Live! serie de lanzamientos DSD estéreo y multicanal en el FRESH! Pie de imprenta de Reference Recordings. Esta serie recibió nominaciones GRAMMY® en 2015, 2016, 2018, 2019 y 2020. Su grabación de la Sinfonía n. ° 5 de Shostakovich / Barber Adagio para cuerdas ganó los Premios GRAMMY® 2018 a la mejor interpretación orquestal y al mejor álbum clásico diseñado.

La Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, siempre dedicada a la excelencia artística, tiene una rica historia de los mejores directores y músicos del mundo. Los directores de música anteriores han incluido a muchos de los grandes, incluidos Fritz Reiner, William Steinberg, Andre Previn, Lorin Maazel y Mariss Jansons. Esta tradición de destacados directores musicales internacionales se amplió en el otoño de 2008, cuando el director austriaco Manfred Honeck se convirtió en director musical de la Sinfónica de Pittsburgh.

La Orquesta Sinfónica de Pittsburgh siempre ha estado a la vanguardia de la promoción de nuevas obras, incluidas las comisiones recientes de Mason Bates, Jonathan Leshnoff, James MacMillan y Julia Wolfe. La Sinfónica de Pittsburgh tiene una larga e ilustre historia en las áreas de grabaciones y transmisiones de radio en vivo que se remontan a la década de 1930. Y, con una distinguida historia de giras tanto en el país como en el extranjero desde 1900, incluidas más de 37 giras internacionales, la Sinfónica de Pittsburgh sigue siendo aclamada por la crítica como una de las mejores orquestas del mundo.

Este lanzamiento y todo el Pittsburgh Live! Las series son grabadas y masterizadas por el equipo de Soundmirror, cuyas destacadas grabaciones orquestales, solistas, de ópera y de cámara han recibido más de 130 nominaciones y premios GRAMMY®. Durante más de 40 años, Soundmirror ha grabado para todos los principales sellos discográficos de música clásica, incluidas Reference Recordings.

Soundmirror describe el proceso de grabación señalando que & # 8220 Basándonos en nuestra larga experiencia en la grabación de la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh en Heinz Hall, elegimos cinco micrófonos omnidireccionales DPA 4006 como nuestra matriz de micrófonos principal. Complementando aquellos con “micrófonos puntuales” para aclarar los detalles de la orquestación, trabajamos para lograr los objetivos anteriores. Las extensas sesiones de escucha con el maestro Honeck y los músicos de la orquesta fueron cruciales para refinar el equilibrio final. & # 8221

Orquesta Sinfónica de Pittsburgh
Manfred Honeck & # 8211 Director musical

Christina Landshamer & # 8211 Soprano
Jennifer Johnson Cano & # 8211 Mezzo Soprano
Werner Gura & # 8211 Tenor
Shenyang & # 8211 bajo barítono

Coro Mendelssohn de Pittsburgh
Matthew Mehaffey & # 8211 Director musical

Lista de canciones

Tiempo total: 01:02:44

Información adicional

Soundmirror, Boston: Elegimos cinco micrófonos omnidireccionales DPA 4006 como nuestra matriz de micrófonos principal. Complementando aquellos con “micrófonos puntuales” para aclarar los detalles de la orquestación.

Heinz Hall for the Performing Arts, Pittsburgh, PA

Reseñas de prensa

AllMusic & # 8211 Editor & # 8217s Opción 5 de 5

El director Manfred Honeck y su Orquesta Sinfónica de Pittsburgh grabaron esta lectura en vivo de la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven & # 8217 en re menor, op. 125, en 2019.

El mercado no estaba precisamente clamando por un nuevo Beethoven & # 8217s Ninth, incluso considerando la sólida trayectoria de Honeck & # 8217s en el repertorio de la era clásica y grabaciones de referencia & # 8217 resultados cada vez más buenos en Pittsburgh & # 8217s Heinz Hall. Sin embargo, vale la pena experimentar aquí el logro de Honeck.

La lectura es distintiva y está ampliamente justificada en un ensayo de folleto de Honeck. Su lectura es rápida, ardiente, cinética, con momentos de alto contraste, como el etéreo tercer movimiento en su totalidad, dando al oyente un respiro.

El primer movimiento es rápido, pero Honeck relaja ligeramente el tempo a medida que avanzan las cosas, dejando espacio para que los metales den sus declaraciones estentóreas. El scherzo es muy rápido en todas partes, lo que tiene el efecto de no robar el delicado discurso del movimiento lento, y el final, aunque también rápido, nunca es apresurado.

Hay cierta lógica en interpretar la obra de esta manera, ya que los pasajes imposibles de cantar en los solos se vuelven un poco menos imposibles a estas velocidades. Lo más impresionante es que Honeck mantiene unidos a los músicos y cantantes a su velocidad vertiginosa. Su tiempo de 22:30 para el final llega en más de dos minutos más rápido que, digamos, la grabación clásica de la Sinfónica de Chicago de Fritz Reiner # 8217, y Honeck habría sido aún más rápido si no hubiera ofrecido una lectura bastante deliberada del movimiento y la introducción recitativa # 8217. .

Los solistas brillan y entregan en una lectura difícil que, en el mejor de los casos, se siente como el grito de júbilo que imaginó Beethoven. El acento ligeramente americano del Coro Mendelssohn de Pittsburgh de alguna manera no es un detrimento sino un aliciente aquí. Hay energía real corriendo a través de la actuación y alegría real.

Reference Recordings ha producido una vez más un sonido con calidad de audiófilo cuya profundidad y transparencia son impresionantes incluso en el equipo de uso diario.

TheaterByte 5 de 5

Una interpretación emocionante del mayor logro sinfónico de Beethoven a cargo de Manfred Honeck y su Orquesta Sinfónica de Pittsburgh que, en términos de ejecución sonora y musical, encabeza mi lista de grabaciones de esta venerable obra.

El maestro Manfred Honeck está en su duodécima temporada como director musical de una de las organizaciones musicales más importantes de Estados Unidos, la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, que ahora celebra su 125º año. Se desprende de esta nueva grabación de la imponente Sinfonía núm. 9 de Ludwig van Beethoven, también llamada sinfonía “Coral”, que la relación de trabajo entre el director y la orquesta se ha vuelto fructífera, como lo ejemplifica esta grabación, la undécima en Reference Recordings ”. Pittsburgh Live! " serie en su FRESH! Imprimir.

Además de la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, esta grabación DSD cuenta con un consumado cuarteto de solistas vocales: la soprano Christina Landshamer, la mezzosoprano Jennifer Johnson Cano, el tenor Werner Güra y el bajo Shenyang, y el coro Mendelssohn de Pittsburgh dirigido por Matthew Mehaffey. El Coro de Mendelssohn tiene una larga historia de interpretación con esta orquesta y la coordinación mano a mano de la importante sección coral da fe de un nivel de familiaridad que pocas otras orquestas pueden igualar.

Para los apasionados de cuál es la obra sinfónica más grande jamás compuesta, ninguna grabación será suficiente. Si bien el cuarteto de cantantes puede no ser familiar para algunos oyentes, están vocalmente bien emparejados y encajan perfectamente con una obra que es verdaderamente una pieza de conjunto. Honeck y sus colegas entendieron este concepto unificador que ahora informa cuál es una de las mejores interpretaciones de la Novena Sinfonía que he escuchado. Con un sonido que simplemente asombra y un pulso musical que emociona continuamente, este Beethoven Noveno se une al aire enrarecido que comparten un mero puñado de grabaciones en mi colección. Máxima recomendación.

Ingeniero de masterización de NativeDSD

Independientemente del formato elegido, creo que por ahora, esta es la lectura definitiva de Beethoven 9 tanto por su valor artístico como por su calidad de sonido.

Tom Caulfield, ingeniero de masterización de NativeDSD

Pista de Bach 5 de 5

La monumental Novena Sinfonía de Beethoven es una piedra angular de la música artística occidental. Las orquestas lo programan con frecuencia, pero a veces esa grandeza no se encuentra por ninguna parte. Sin embargo, dados todos los elogios de la crítica que recibe el maestro Honeck por sus interpretaciones del canon clásico vienés, uno podría preguntarse, ¿realmente se lo merece? En la medida en que uno pueda hacer tal juicio basado en una sola actuación, la respuesta es un rotundo “Sí”.

Esta fue una actuación de gran intensidad que siguió el arco de la música, desde la quietud de la introducción hasta el gran final unos cuarenta minutos después. El control de los violines en los murmullos iniciales fue asombroso. Los timbales, con golpes fuertes pero concentrados, fueron impresionantes en el Molto vivace, el tercer movimiento proporciona un respiro muy necesario. El final desató un torrente de pasión y un hermoso sonido que fue escalofriante.

Los contrastes dinámicos controlados de Honeck se suman al drama musical. Esto fue muy evidente cuando las cuerdas bajas introdujeron el famoso tema "Oda a la alegría". El rico sonido de los violonchelos y bajos de PSO parecía provenir de las profundidades de la tierra solo para emerger en una gran declaración de hermandad que saltó a los cielos. La tan cacareada de PSO fue nada menos que asombrosa. La sección de cuernos estaba absolutamente confiada. Cada nota que tocaron fue perfecta, incluso hasta los acentos más pequeños. Esto permitió a Honeck sacar las voces internas empleando los cuernos que las orquestas menores en su mayoría difuminan. Las trompetas estaban igualmente dotadas y las cuerdas eran modelos de precisión y calidez.

El coro Mendelssohn de Pittsburgh mostró una gran capacidad para responder a la dirección de Honeck, incluida la modificación de su dinámica, incluso dentro de una frase. El Maestro eligió un tempo excitantemente nítido en la marcha del movimiento final, lo que agregó aún más chispa al fuego. Los solistas se colocaron detrás de la orquesta en el escenario derecho. Jennifer Johnson Cano, Christina Landshamer y Werner Güra fueron poderosos vocalistas. Shenyang's "O Freunde, nicht diese Töne!" Sonaba un poco vacilante, pero pasó a ofrecer una gran actuación.

Honeck sienta las secciones de PSO al estilo europeo, con los violonchelos adyacentes a los primeros violines a su izquierda y los segundos violines a su derecha. Esto funcionó bien en Beethoven, especialmente en pasajes contrapuntísticos donde las dos secciones juegan papeles contrastantes. El auditorio Heinz Hall es grande y reverberante, pero el PSO juega con transparencia y precisión. Honeck comprende esta sala y convence a su orquesta para que mantenga su sonido limpio y claro.

La lección aprendida de este concierto es que las grandes expectativas no siempre conducen a la decepción. De hecho, pueden conducir a una gran alegría y satisfacción. Bravo a todos los involucrados en esta actuación que establece los estándares.

HRAudio.Net 5 de 5

La mayoría de los diez lanzamientos anteriores de Manfred Honeck y la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh para Reference Recordings Fresh! El sello ha presentado la música de los compositores más familiarizados y populares con el concierto en público: Beethoven, Dvorak, Tchaikovsky, Strauss, Bruckner et al. Inevitablemente, esto los ha puesto a cada uno de ellos en competencia directa con una gran cantidad de grabaciones del pasado, todas compitiendo por la atención de los coleccionistas. Sin embargo, la brillantez y el carisma de la dirección de Honeck, su visión interpretativa única de las obras que interpreta y la forma en que las realiza la magnífica orquesta de la que ha sido director musical durante los últimos diez años, han dado lugar a cada una de estas grabaciones que se mueven sin esfuerzo y de manera justificada en el selecto grupo de las mejores recomendaciones para su respectivo repertorio.

La guinda del pastel, por supuesto, ha sido la calidad de sonido increíblemente realista lograda consistentemente por el equipo de grabación de Soundmirror del ingeniero Mark Donahue y el productor Dirk Sobotka. Su familiaridad desde hace mucho tiempo con la acústica de Heinz Hall, Pittsburgh y su estrecha colaboración con el director en cuestiones de edición posterior al concierto ha asegurado una experiencia fascinante tanto para los audiófilos como para aquellos que buscan una excelente creación musical.

Un vistazo a su extensa discografía indica que Honeck ha estado asociado durante mucho tiempo con el repertorio austro-alemán que, naturalmente, sitúa a Beethoven en su núcleo. Su estudio de las Sinfonías para grabaciones de referencia del compositor se ha centrado, hasta ahora, en las obras impares con relatos sobresalientes de las sinfonías 3, 5 y 7, a las que ahora se puede añadir esta magnífica nueva grabación de la Novena.

Como se ha vuelto habitual con estos lanzamientos de Pittsburgh, Manfred Honeck ha contribuido con un ensayo de lectura atractiva en las notas del libro titulado "Beethoven, un manifiesto musical para todos los tiempos" en el que comienza dando un relato conciso de los orígenes de la Novena Sinfonía. Luego pasa a proporcionar fascinantes detalles de movimiento por movimiento de las decisiones interpretativas que ha tomado con respecto a, tempi, dinámica, fraseo, etc. Sospecho que, para muchos de los oyentes, algunos de estos matices pueden pasar desapercibidos, pero no hay duda de que colectivamente contribuyen a la integridad inequívoca de la actuación de Honeck.

El Beethoven de Honeck, como se evidencia en los lanzamientos anteriores, tiene cualidades ágiles y musculosas que son a la vez evidentes en su relato incandescente del movimiento de apertura de la sinfonía. El guiño del director a la práctica de época (violines divididos en antifonal y timbales tocados con palos duros) rinde dividendos a lo largo de la actuación, mientras que su control de la dinámica en este movimiento es especialmente impresionante. El scherzo que sigue es vigorosamente enérgico con timbales maravillosamente crujientes en primer plano, mientras que la sección de trío, aunque tomada a un ritmo rápido, está perfectamente articulada por los excelentes instrumentos de viento de madera de PSO. Como siempre, la claridad y la precisión son un sello distintivo de las actuaciones de Honeck

El movimiento lento, marcado como 'Adagio Molto e Cantabile', está exquisitamente tocado y aunque el tempo rápido de Honeck (con un tiempo de 12'.34 ”¡es más rápido que algunas actuaciones de época!) Puede ser motivo de preocupación para algunos oyentes, hay una desenvolvimiento natural y expresivo de los largos versos melódicos y no falta de opulento lirismo en su conformación de las variaciones. El Finale genera mucha emoción anticipatoria en los recitativos orquestales de apertura y si tal vez la entrega directa de Shenyang de bajo barítono de "O Freunde, nicht diese Töne" suena un poco tenso al principio, rápidamente se calma. Los otros tres solistas, la soprano Christina Landshamer, la mezzosoprano Jennifer Johnson Cano y el tenor Werner Güra, no defraudan mientras el coro grande y bien perforado, el Coro Mendelssohn de Pittsburgh, canta la 'Oda a la alegría' de Schiller con entusiasmo desenfrenado y excelente dicción. . El notable virtuosismo mostrado por la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh en todo momento está más allá del elogio, sobre todo en los jubilosos compases finales de la sinfonía, donde el director nos dice: "Aquí, he tratado de llegar al límite de la capacidad de interpretación" ¡y ciertamente lo logra!

La grabación se compiló a partir de actuaciones en vivo realizadas en Heinz Hall for the Performing Arts en Pittsburgh, Pensilvania (del 6 al 9 de junio de 2019) y, una vez más, la ingeniería Soundmirror en esta grabación estéreo y DSD 256 de 5.0 canales es impecable.

As with most orchestras worldwide the devastating Covid-19 pandemic will have impacted on the Pittsburgh Symphony Orchestra’s future concert and recording schedules, but we are fortunate to be able to experience in wonderful high resolution DSD sound this vibrant and electrifying account of Beethoven’s final symphonic masterpiece.

New York Times

Manfred Honeck is one of today’s leading Beethoven conductors. As music director of the Pittsburgh Symphony Orchestra, he has created notably exciting recordings of Third, Fifth, and Seventh Symphonies. Now he and the orchestra, founded 125 years ago this month, are releasing their interpretation of the mighty Ninth.

What makes Honeck’s approach so stimulating in this most standard of repertoire is the sense that he has rethought each bar of the music. He took David Allen through the turbulent opening minutes of the Ninth Symphony’s finale — before the baritone exclaims “O Freunde, nicht diese Töne!” (“Oh friends, not these sounds!”) and announces the famous choral “Ode to Joy.”


Symphony No.9, Op.125 (Beethoven, Ludwig van)

6 more: Complete Score (color) • 1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso (monochrome) • 2. Scherzo. Molto vivace - Presto (monochrome) • 3. Adagio molto e cantabile (monochrome) • 4. Presto (monochrome) • Cover Page (grayscale)

4 more: 1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso • 2. Scherzo. Molto vivace - Presto • 3. Adagio molto e cantabile • 4. Presto

5 more: 1. Allegro, ma non troppo, un poco maestoso • 2. Molto vivace • 3. Adagio molto e cantabile • 4. Presto • Replacement page 5 (improved)

PDF scanned by Skiasaurus
Skiasaurus ( 2006/2/17 )

PDF scanned by Anonymous
Music Addict (2018/3/24)

6 more: 1. Allegro, ma non troppo, un poco maestoso • 2. Molto vivace • 3. Adagio molto e cantabile • 4. (Part 1) Presto • 4. (Parts 2, 3) Allegro molto assai (Alla marcia)  Andante maestoso • 4. (Part 4) Allegro energico, sempre ben marcato

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

PDF scanned by Anonymous
Feldmahler ( 2007/5/23 )

4 more: 1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso • 2. Scherzo: Molto vivace - Presto • 3. Adagio molto e cantabile • 4. Presto

Partes

Completo

PDF scanned by Desconocido
Ottaviano ( 2009/8/10 )

12 more: Oboe 1, 2 • Clarinet 1, 2 (B♭, C) • Bassoon 1, 2, Contrabassoon • Horn 1, 2 (D, B♭) • Horn 3, 4 (B♭ basso, E♭, D) • Trumpet 1, 2 (D, B♭) • Trombone 1, 2, 3 (alto, tenor, bass clefs) • Timpani, Triangle/Bass Drum/Cymbals • Violins I • Violins II • Violas • Cellos and Basses


Ode to joy! A Chicago Symphony Orchestra recording of Beethoven’s Ninth will be featured in a History Channel podcast next week about the landmark work’s premiere.

Part of the cable channel’s “History This Week” series, the podcast will focus on the debut May 7, 1824, of the composer’s monumental Ninth Symphony and his evolution as an artist despite his many physical challenges. The free podcast, which will go live on May 4 and will be available on all streaming platforms, also coincides with the worldwide celebration of the composer’s birth 250 years ago.

The CSO’s Beethoven recording comes from a performance conducted by Music Director Riccardo Muti in September 2014 and then was streamed online beginning May 7, 2015. (To date, that version has been viewed more than 21.5 million times on YouTube.) Earlier this month, the 2015 stream was resurrected as a Facebook Premiere event.

Hosted by NPR veteran Sally Heim, the podcast series revisits historic events that occurred “this week” in time. The May 4 episode features commentary by composer-author Jan Swafford, regarded as one of the world’s foremost authorities on Beethoven.

Of the Ninth Symphony, Swafford has observed: “[The work] reached out of the concert hall. The whole piece was outsized and very much related to the large ceremonial works of the French Revolution that [Beethoven] had known from his youth. These are great ceremonial pieces raising big ideas. Everybody knew that the Schiller poem [Ode to Joy, heard in the work’s fourth movement] was a revolutionary poem from the 1780s. Beethoven wrote the Ninth in part as an anthem for humanity to keep the idea of freedom alive, and for the ideal society, in a time of terrible repression.”

Like many of Beethoven’s pioneering works, the Ninth Symphony stands not only as a monument of its own time, but also as a gateway to the music of the future. Of this masterpiece, Muti has remarked: “Beethoven’s Ninth Symphony is such a sublime work that I only dared to conduct it for the first time after being on the podium for almost 20 years. … To try to understand what is behind this sometimes metaphysical language is not easy, but we realize in the end that the message is universal.”

Recorded live at Orchestra Hall, the Ninth also features the Chicago Symphony Chorus (prepared by Chorus Director Duain Wolfe), and vocal soloists soprano Camilla Nylund, mezzo-soprano Ekaterina Gubanova, tenor Matthew Polenzani and bass-baritone Eric Owens. The complete performance, which opened the CSO’s 2014-2015 season, is available on YouTube.

TOP: Riccardo Muti conducts the CSO and Chorus in Beethoven’s Symphony No. 9, with vocal soloists Camilla Nylund, Ekaterina Gubanova, Matthew Polenzani and Eric Owens. | © Todd Rosenberg Photography 2014


Other composers of the mature Classical period

So overwhelming was the impact of Beethoven’s symphonies, along with that of Mozart’s and Haydn’s mature ones, on later generations that they utterly obscure the productions of many other worthy symphonists. François Joseph Gossec, an early French symphonist (born in Vergnies, now in Belgium), and the Flemish composer Pierre van Maldere came to grips successfully with the dominating German-Italian idiom both were influenced by Stamitz and his school. Van Maldere was eulogized for his imaginative thematic structures as well as for the unusually serious nature of his compositions, which strongly contrasted with the more lighthearted style characteristic of the Mannheimers.

An English composer, William Boyce, eclipsed by Johann Christian Bach, wrote eight sinfonias that betray in design the strong influence of theatre music. Basically merely overtures in French or Italian styles, they show none of the modern characteristics being formulated at the time in Germany England, in general, was not quick to adopt the new symphonic style.

Eastern Europe produced revolutionary composers of whom little was known until the mid-20th century. Stamitz, Bohemian by birth, overshadowed such competent composers as Jiří Benda. Benda’s symphonies, dating mostly between 1750 and 1765, are generally brief, in three movements, and close to the Italian overture in form and feeling. The sonata form is not exploited, although characteristics such as contrasting themes and contrast within a single theme (a technique used also by Mozart) suggest a Mannheim influence or at least a revolt against Baroque conventions.

Luigi Boccherini, Giovanni Giuseppi Cambini, Michael Haydn (Joseph’s brother), Leopold Mozart (father of Wolfgang), and many other important chamber music composers contributed numerous symphonies well worth performance. Later composers included the conservative Swede Franz Berwald and a brilliant but short-lived Spaniard, Juan Crisóstomo Arriaga, influential mostly in their own countries and Muzio Clementi, Luigi Cherubini, Louis Spohr, and Carl Maria von Weber, who, although better known for work in other genres, were nevertheless popular symphonists. Spohr wrote a number of highly pictorial programmatic symphonies, going well beyond Beethoven’s Pastoral.


Expert-led trips to the musical capitals of Europe

“A grand performance of a new work” is how a prominent Viennese musical newspaper announced a concert of music by Beethoven. Another paper wrote that “anyone whose heart beats warmly for greatness and beauty will surely be present.”

It was on May 7, 1824 that Beethoven’s Ninth Symphony was first performed. The symphony was remarkable for several reasons. It was longer and more complex than any symphony to date and required a larger orchestra. But the most unique feature of “The Ninth” was that Beethoven included chorus and vocal soloists in the final movement. He was the first major composer to do this in a symphony.

Beethoven actually started thinking about setting Friedrich Schiller’s “Ode to Joy” poem to music as early as 1793 when he was 22 years old. Over the following years, the composer would return to this text occasionally and sketch some possible themes for it, but no music was completed. Of course, the “Ode to Joy” has become one of the most recognized melodies in all of music

A Choral Finale

Laimgrubengasse 22 was one the three places Beethoven lived while composing the Ninth Symphony.

In 1817, the Philharmonic Society of London commissioned Beethoven to write a symphony, but he did not start serious work on the new piece until 1822. The first three movements were for the orchestra alone, but the composer knew he needed to end the work with something special. This is when he recalled Schiller’s “Ode to Joy” poem. A movement based on this famous melody was exactly the ending his new symphony needed.

Although it was commissioned by an organization in London, influential Viennese citizens convinced Beethoven to present the first performance in Vienna. The orchestra of the Kärnnertor Theater had to be supplemented with additional musicians, and a chorus of 90 was needed to balance the strength of the orchestra.

Jumping Around Like a Madman

By 1824, Beethoven was almost entirely deaf, but still wanted to be part of the performance and was on stage while the piece was performed to indicate the tempos. Yet, Beethoven could not resist “helping” the musicians on stage by showing them the style and dynamics that he wanted.

The Kaerntnertor Theater in Vienna was where Beethoven’s Ninth was performed for the first time. The theater no longer exists. Today, on the site of the old theater is the Hotel Sacher, right behind the Vienna State Opera House.

The great composer’s actions were animated to say the least. One musician wrote, “he stood in front of the conductor’s stand and threw himself back and forth like a madman. At one moment he stretched to his full height, at the next he crouched down to the floor. He flailed about with his hands and feet as though he wanted to play all the instruments and sing all the chorus parts.” It was a good thing that the conductor had already instructed the musicians not to pay attention to the composer!

Unable to Hear the Applause

Beethoven’s deafness created one of the most touching stories in music. When the symphony was completed, he remained facing the orchestra and could not hear the thunderous applause of the audience for his new symphony. Caroline Unger, the mezzo-soprano soloist, had to tap the deaf composer’s arm and have him turn around so that he could see how the crowd’s response. Many of those in attendance, including Miss Unger, had tears in their eyes when they realized the extent of Beethoven’s deafness.


Beethoven’s Symphony No. 9 debuts - HISTORY

Affiliates




Ludwig van Beethoven


Ozawa: Beethoven – Symphony no.9. Live (24/96 FLAC)

Composer: Ludwig van Beethoven
Performer: Rie Miyake, Mihoko Fujimura, Kei Fukui, Markus Eiche, Tokyo Opera Singers
Orchestra: Mito Chamber Orchestra
Conductor: Seiji Ozawa
Format: FLAC (tracks)
Label: Decca
Release: 2019
Size: 1.21 GB
Recovery: +3%
Scan: yes

Symphony No. 9 in D Minor, Op. 125 – “Choral” (Live)
01. 1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso
02. 2. Molto vivace
03. 3. Adagio molto e cantabile
04. 4a. Finale: Presto
05. 4b. Allegro assai
06. 4c. Presto – “O Freunde nicht diese Töne” –
07. 4d. Alla marcia (Allegro vivace assai)
08. 4e. Andante maestoso
09. 4f. Allegro energico e sempre ben marcato
10. 4g. Allegro ma non tanto
11. 4h. Poco allegro, stringendo il tempo, sempre più allegro – Presto

“Ozawa may be entering a glorious Indian summer of creativity” Gramophone

45 years after his debut Philips recording of Beethoven’s 9th, Seiji Ozawa returns to this epic masterpiece

The Mito Chamber Orchestra features many international star players including Radek Baborák (horn), Ricardo Morales (clarinet) and Philippe Tondre (oboe). The German baritone Markus Eiche leads a quartet of leading Japanese soloists and the Tokyo Opera Singers in a fascinating performance on a chamber orchestra scale.


Ver el vídeo: Beethoven 9na-Sinfonia