El explorador vikingo que venció a Colón a América

El explorador vikingo que venció a Colón a América

Casi 500 años antes del nacimiento de Cristóbal Colón, una banda de marineros europeos dejó atrás su tierra natal en busca de un nuevo mundo. Su barco vikingo de proa alta atravesó las aguas cobalto del Océano Atlántico mientras los vientos agitaban la enorme vela única del barco. Después de atravesar aguas desconocidas, los escandinavos a bordo del barco de madera divisaron una nueva tierra, echaron anclas y desembarcaron.

Medio milenio antes de que Colón "descubriera" América, esos pies vikingos pueden haber sido los primeros europeos en haber tocado suelo norteamericano.

La exploración era un negocio familiar para el líder de la expedición, Leif Eriksson (las variaciones de su apellido incluyen Erickson, Ericson, Erikson, Ericsson y Eiriksson). Su padre, Erik el Rojo, fundó el primer asentamiento europeo de Groenlandia después de ser expulsado de Islandia alrededor del 985 d.C. por matar a un vecino. (El propio padre de Erik el Rojo había sido desterrado de Noruega por cometer homicidio).

Eriksson, quien se cree que nació en Islandia alrededor del año 970 d.C., pasó sus años de formación en la desolada Groenlandia. Alrededor del año 1000 d.C., Eriksson navegó hacia el este hasta su tierra natal ancestral de Noruega. Allí, el rey Olaf I Tryggvason lo convirtió al cristianismo y lo acusó de hacer proselitismo de la religión entre los colonos paganos de Groenlandia. Eriksson convirtió a su madre, quien construyó la primera iglesia cristiana de Groenlandia, pero no a su padre proscrito.

Las leyendas islandesas llamadas sagas relatan las hazañas de Eriksson en el Nuevo Mundo alrededor del año 1000 d.C. Estas historias nórdicas se difundieron de boca en boca antes de ser registradas en los siglos XII y XIII. Dos sagas dan relatos diferentes sobre cómo Eriksson llegó a América del Norte.

Según la "Saga de Erik el Rojo", Eriksson cruzó el Atlántico por accidente después de desviar su rumbo en su viaje de regreso desde Noruega después de su conversión al cristianismo. La "Saga de los groenlandeses", sin embargo, relata que el viaje de Eriksson a América del Norte no fue casualidad. En cambio, el explorador vikingo había oído hablar de una tierra extraña al oeste del comerciante islandés Bjarni Herjolfsson, quien más de una década antes había sobrepasado Groenlandia y navegado por las costas de América del Norte sin poner un pie en ella. Eriksson compró el barco del comerciante, reunió a una tripulación de 35 hombres y volvió sobre la ruta a la inversa.

Después de cruzar el Atlántico, los vikingos encontraron una tierra rocosa y estéril en lo que hoy es Canadá. Eriksson otorgó a la tierra un nombre tan aburrido como los alrededores: Helluland, antiguo nórdico para "Stone Slab Land". Los investigadores creen que esta ubicación podría haber sido la isla de Baffin. Luego, los escandinavos viajaron hacia el sur a un lugar rico en madera que llamaron Markland (Forestland), probablemente en el actual Labrador, antes de finalmente establecer un campamento base probablemente en el extremo norte de la isla de Terranova.

Los vikingos pasaron todo un invierno allí y se beneficiaron del clima más suave en comparación con su tierra natal. Exploraron la región circundante llena de exuberantes prados, ríos repletos de salmón y uvas silvestres tan adecuadas para el vino que Eriksson llamó a la región Vinland (Wineland).

Después de pasar el invierno en Vinland, Eriksson y su tripulación navegaron de regreso a Groenlandia azotada por el viento con la madera que tanto necesitaba y abundantes porciones de uvas. Eriksson, que sucedería a Erik el Rojo como jefe del asentamiento de Groenlandia después de la muerte de su padre, nunca regresó a América del Norte, pero otros vikingos continuaron navegando hacia el oeste hasta Vinland durante al menos la década siguiente. A pesar de los recursos más abundantes de América del Norte, los colonos vikingos permanecieron en la desolada Groenlandia. Esto quizás se debió a los encuentros violentos, incluido el asesinato del hermano de Eriksson, Thorwald, que tuvieron con la población indígena de América del Norte.

Los arqueólogos han desenterrado evidencia que respalda las historias de las sagas de las expediciones nórdicas a América. En 1960, el explorador noruego Helge Ingstad recorrió las costas de Labrador y Terranova en busca de indicios de un posible asentamiento, y lo encontró en el extremo más septentrional de Terranova en L'Anse aux Meadows. Un equipo internacional de arqueólogos que incluía a la esposa de Ingstad, Anne, excavó artefactos de origen vikingo que datan de alrededor del año 1000 d.C., y los restos de la aldea nórdica ahora forman parte de un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Si bien Colón es honrado con un feriado federal, el hombre considerado el líder de la primera expedición europea a América del Norte no ha sido totalmente olvidado en el calendario. En 1964, el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el 9 de octubre como el Día de Leif Eriksson en honor al explorador vikingo, su tripulación y la herencia nórdica-estadounidense del país.

La proximidad de los días en honor a Eriksson y Columbus es una coincidencia. Se eligió el 9 de octubre porque es el aniversario de la llegada en 1825 a Nueva York del barco Restauration, que llevó a la primera banda organizada de inmigrantes noruegos a Estados Unidos.


Historia de los vikingos - Bibliografías de historia - al estilo de Harvard

Tu bibliografía: BBC. 2017. BBC - Historia primaria - Vikingos - Quiénes eran los vikingos. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.bbc.co.uk/schools/primaryhistory/vikings/who_were_the_vikings/> [Consultado el 23 de agosto de 2017].

El hallazgo del tesoro vikingo más importante en 150 años

En el texto: (Hallazgo del tesoro vikingo más importante en 150 años, 2017)

Tu bibliografía: Museo Británico. 2017. El hallazgo del tesoro vikingo más importante en 150 años. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.britishmuseum.org/research/news/viking_treasure_found.aspx> [Consultado el 23 de agosto de 2017].

El explorador vikingo que venció a Colón a América

En el texto: (El explorador vikingo que venció a Colón en América, 2017)

Tu bibliografía: HISTORIA.com. 2017. El explorador vikingo que venció a Colón a América. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.history.com/news/the-viking-explorer-who-beat-columbus-to-america> [Consultado el 24 de agosto de 2017].

¿Es esta la piedra que prueba que los vikingos descubrieron América?

En el texto: (¿Es esta la piedra que prueba que los vikingos descubrieron América ?, 2017)

Tu bibliografía: Correo en línea. 2017. ¿Es esta la piedra que prueba que los vikingos descubrieron América?. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-3518739/Did-Vikings-discover-America-Settlement-unearthed-Newfoundland-suggests-Scandinavian-warriors-set-foot-New- World-500-years-Columbus.html & gt [Consultado el 24 de agosto de 2017].

Historia de dos civilizaciones: los vikingos y el mundo musulmán | Herencia musulmana

En el texto: (Historia de dos civilizaciones: los vikingos y el mundo musulmán | Herencia musulmana, 2017)

Tu bibliografía: Muslimheritage.com. 2017. Historia de dos civilizaciones: los vikingos y el mundo musulmán | Herencia musulmana. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.muslimheritage.com/article/viking-and-muslim-world> [Consultado el 25 de agosto de 2017].

Lo que no sabes sobre los vikingos

En el texto: (Lo que no sabes sobre los vikingos, 2017)

Tu bibliografía: National Geograpghic. 2017. Lo que no sabes sobre los vikingos. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.nationalgeographic.com/magazine/2017/03/vikings-ship-burials-battle-reenactor/> [Consultado el 24 de agosto de 2017].

Evidencia de puesto de avanzada vikingo encontrado en Canadá

En el texto: (Evidencia de puesto avanzado vikingo encontrado en Canadá, 2017)

Tu bibliografía: National Geographic. 2017. Evidencia de puesto de avanzada vikingo encontrado en Canadá. [en línea] Disponible en: & lthttp: //news.nationalgeographic.com/news/2012/10/121019-viking-outpost-second-new-canada-science-sutherland/> [Consultado el 23 de agosto de 2017].

Los vikingos

En el texto: (Los vikingos, 2017)

Tu bibliografía: Oxford. 2017. Los vikingos. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.oup.com.au/__data/assets/pdf_file/0021/58053/Oxford-Big-Ideas-Geography-History-8-ch6-The-Vikings.pdf> [Consultado 24 Agosto de 2017].

Los vikingos: una visita memorable a América

En el texto: (Los vikingos: una visita memorable a Estados Unidos, 2017)

Tu bibliografía: Smithsonian. 2017. Los vikingos: una visita memorable a América. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.smithsonianmag.com/history/the-vikings-a-memorable-visit-to-america-98090935/> [Consultado el 24 de agosto de 2017].

Vikingos en Rusia

En el texto: (Vikingos en Rusia, 2017)

Tu bibliografía: Blog del Museo Británico. 2017. Vikingos en Rusia. [en línea] Disponible en: & lthttp: //blog.britishmuseum.org/vikings-in-russia/> [Consultado el 23 de agosto de 2017].

Lista de palabras en inglés de origen nórdico antiguo

En el texto: (Lista de palabras en inglés de origen nórdico antiguo, 2017)

Tu bibliografía: Wikipedia. 2017. Lista de palabras en inglés de origen nórdico antiguo. [en línea] Disponible en: & lthttps: //en.wikipedia.org/wiki/List_of_English_words_of_Old_Norse_origin> [Consultado el 29 de agosto de 2017].

En el texto: (Thor, 2017)

Tu bibliografía: Wikipedia. 2017. Thor. [en línea] Disponible en: & lthttps: //en.wikipedia.org/wiki/Thor> [Consultado el 29 de agosto de 2017].

Australia: los arqueólogos desentierran las ruinas del Viking Trade Center

En el texto: (Australia: Arqueólogos desentierran las ruinas del Viking Trade Center, 2017)

Tu bibliografía: Informe diario de World News. 2017. Australia: los arqueólogos desentierran las ruinas del Viking Trade Center. [en línea] Disponible en: & lthttp: //worldnewsdailyreport.com/australia-archaeologists-unearth-ruins-of-viking-trade-center/> [Consultado el 24 de agosto de 2017].

EE.UU .: Barco vikingo descubierto cerca del río Mississippi

En el texto: (EE.UU .: Barco vikingo descubierto cerca del río Mississippi, 2017)


¿Descubrieron los vikingos América?

¿Descubrieron los vikingos América? Es una pregunta que requiere desempacar. Para empezar, está el problema de la perspectiva eurocéntrica de la palabra descubrir, que mira el encuentro con el Nuevo Mundo desde el punto de vista de los hombres en los barcos e ignora el hecho de que los indígenas lo habían llamado hogar durante mucho tiempo. En ese sentido, América probablemente fue descubierta por cazadores de Asia, quienes, según los historiadores, se dirigieron a Alaska a pie desde Siberia a través de un puente terrestre a través del estrecho de Bering durante la última edad de hielo o llegaron en barco y continuaron hacia el sur a lo largo de la costa. En cualquier caso, estas personas llegaron hace 13.000 a 35.000 años, hace tanto tiempo que sus descendientes son considerados los pueblos indígenas del continente, los nativos americanos.

Parafraseando la pregunta, podemos preguntarnos en cambio si los vikingos fueron los primeros no nativos americanos en encontrarse con América. La respuesta a esa pregunta, sin embargo, depende de lo que entendamos por Estados Unidos. Si nos referimos a Estados Unidos en términos generales, es decir, América del Norte y del Sur, existe la posibilidad de que los polinesios llegaran allí primero. El análisis genético de la batata, que es originaria de América, ha llevado a los científicos a concluir que los exploradores polinesios tuvieron un encuentro temprano con América del Sur y se llevaron la batata al sudeste asiático y las islas del Pacífico. Los estudiosos están convencidos de que este intercambio tuvo lugar antes de la época de Cristóbal Colón, pero no saben si precedió a las visitas de los vikingos a América del Norte.

Preguntar si los vikingos fueron los primeros europeos en encontrarse con América prepara el escenario para el debate de los vikingos contra Colón, pero primero hay que tener en cuenta el legendario viaje de St. Brendan. Según la epopeya "Viaje de San Brendan el Abad" (registrada en prosa latina en algún momento entre mediados del siglo VIII y principios del X como Navigatio Sancti Brendani Abbatis), en el siglo VI, Brendan, un monje irlandés itinerante, y algunos de sus hermanos viajaron hacia el oeste a través del Océano Atlántico en un barco en forma de cuenco conocido como curragh (coracle). Se ha argumentado que Brendan llegó a América del Norte, y un experimento moderno demostró que es posible hacer una travesía transatlántica en un curragh, pero no hay evidencia arqueológica de una visita temprana de Irlanda a América del Norte.

Así que todavía se trata de Colón y los vikingos. La historia nos dice que en 1492, mientras dirigía una flotilla de tres barcos patrocinada por España en busca de una ruta más corta a Asia, el navegante italiano Cristóbal Colón se topó con América en forma de Guanahani (probablemente la isla de San Salvador, aunque quizás otra isla de las Bahamas o Islas Turcas y Caicos). Otro navegante italiano, John Cabot, navegando hacia Inglaterra, se dirigió a Canadá por esta época, pero no hasta 1497, después de Colón. Como resultado, Colón fue declarado casi universalmente el "descubridor" de América.

Sin embargo, en oposición a esa afirmación, estaban los relatos de los viajes vikingos a un lugar llamado Vinland que aparecieron en un par de sagas nórdicas medievales (poemas en prosa heroicos). De acuerdo con la Saga Grænlendinga ("Saga de los groenlandeses"), Bjarni Herjólfsson se convirtió en el primer europeo en avistar la parte continental de América del Norte cuando su barco con destino a Groenlandia se desvió de su rumbo hacia el oeste alrededor del 985. Además, alrededor del 1000, se informa de Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo. haber liderado una expedición en busca de la tierra avistada por Bjarni y haber encontrado una tierra árida y helada que llamó Helluland ("Tierra de rocas planas") antes de viajar al sur y encontrar Vinland ("Tierra del vino"). Más tarde, tras un par de expediciones emprendidas por los hermanos de Leif, Thorfinn Karlsefni, un comerciante islandés, dirigió otra expedición a Vinland, donde permaneció durante tres años. En Eiríks saga rauða ("La saga de Erik el rojo"), Leif es el descubridor accidental de Vinland, y a Thorfinn y su esposa, Gudrid, se les atribuyen todas las exploraciones posteriores.

Se pensaba que estas narrativas de exploración de un lugar que sonaba como Maine, Rhode Island o el Atlántico canadiense eran solo historias, como "El viaje de San Brendan el Abad", hasta 1960, cuando Helge Ingstad, un explorador danés, y su esposa , la arqueóloga Anne Stine Ingstad, fueron guiados por un lugareño a un sitio en el extremo norte de la isla de Terranova. Allí, en L'Anse aux Meadows, descubrieron los restos de un campamento vikingo que pudieron fechar en el año 1000. Estos dramáticos descubrimientos arqueológicos demostraron no solo que los vikingos habían explorado América unos 500 años antes de la llegada de Colón, sino también que habían viajado más al sur, a las zonas donde crecían las uvas, a Vinland. Los vikingos habían visitado América del Norte, y si no "descubrieron" América en el sentido estricto de la palabra, ciertamente llegaron antes que Colón.


Los vikingos probados vencieron a Colón en América por 500 años

Helge Ingstad, un erudito y explorador noruego cuyo descubrimiento de un desembarco vikingo en América del Norte 500 años antes de que Cristóbal Colón convirtiera el mito nórdico en un hecho histórico, murió el 29 de marzo a la edad de 101 años.

Cuando encontró un asentamiento vikingo en el norte de Terranova en 1960, fue un punto de inflexión en la historia del Nuevo Mundo que puso fin a siglos de maravillas sobre a dónde habían ido los legendarios marinos en sus viajes, y rompió la creencia en la novedad del viaje de Colón.

Su logro fue aún más sorprendente porque no se había formado como arqueólogo. Nacido en Meraaker, en la costa oeste de Noruega, el 30 de diciembre de 1899, Helge Ingstad se licenció en derecho en 1922. Sin embargo, después de cuatro años abandonó la abogacía por una vida más aventurera.

Vivió como cazador de pieles en Canadá, estudió a los apaches en Arizona, buscó una "tribu perdida" en la Sierra Madre de México y vivió con esquimales en Alaska. En la década de 1930 se convirtió en gobernador de Groenlandia, luego reclamado por Noruega, y luego se desempeñó como gobernador de las islas Svalbard, un territorio noruego en el Ártico.

A principios de la década de 1950, había comenzado a buscar puestos de avanzada vikingos a lo largo de la costa del oeste de Groenlandia, correlacionando la geografía con información de las sagas vikingas sobre el descubrimiento de América del Norte. Estudió el folclore vikingo, que contó cómo Eric el Rojo, un colono islandés e hijo de un asesino exiliado, encontró Groenlandia en 982 y cómo, dos décadas más tarde, el hijo de Eric, Leif Eriksson, se embarcó en su propia investigación sobre la tierra del oeste. .

Según la leyenda, Eriksson encontró la isla de Baffin y la llamó Helluland. Luego descubrió Labrador, al que llamó Markland. Empujando hacia el sur, se detuvo en una tierra cubierta de hierba donde él y su tripulación encontraron trigo silvestre y vides. Llamado Vinland en las sagas, este era un lugar donde se decía que los marineros vikingos habían construido "grandes casas" y pasaban el invierno antes de regresar a Groenlandia.

Helge Ingstad sospechaba que Vinland estaba en el norte de Terranova, a pesar de que nunca habían crecido uvas allí. Armado con un antiguo mapa islandés, emprendió una búsqueda histórica. En 1960, se enteró de unas ruinas cerca de un pequeño pueblo de pescadores llamado L'Anse aux Meadows, en el extremo norte de Terranova. "Me sentí como si hubiera atrapado un gran salmón", escribió en Westward to Vinland, el relato de 1969 de sus exploraciones.

Cuando llegó, encontró los restos de cabañas de césped muy viejas, apenas visibles bajo la alta hierba y los arbustos silvestres. Los lugareños pensaron que habían sido construidos por una tribu indígena.

Durante los siguientes siete años, bajo el liderazgo de su esposa, la arqueóloga Anne Stine, el sitio fue excavado. Se encontraron los contornos de ocho estructuras con inmensos muros. Aunque se construyeron al estilo de las casas islandesas, por sí solas no fueron suficientes para vincular el asentamiento con los vikingos. Sin embargo, en 1964, se descubrió un objeto de esteatita liso con un agujero. Resultó ser una espira de huso nórdica, utilizada en toda la Escandinavia medieval como el peso en un dispositivo que hilaba lana en hilo. Era una prueba irrefutable que vinculaba el sitio a los viajeros nórdicos.

L'Anse aux Meadows sigue siendo el único asentamiento nórdico documentado en América del Norte. En 1980 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Contenido

Según las Sagas de los islandeses, los escandinavos de Islandia se establecieron por primera vez en Groenlandia en la década de 980. No hay ninguna razón especial para dudar de la autoridad de la información que proporcionan las sagas con respecto al comienzo mismo del asentamiento, pero no pueden tratarse como evidencia primaria de la historia de la Groenlandia nórdica porque encarnan las preocupaciones literarias de los escritores y del público en la época medieval. Islandia que no siempre son fiables. [5]

Erik el Rojo (nórdico antiguo: Eiríkr rauði), habiendo sido desterrado de Islandia por homicidio involuntario, exploró la deshabitada costa suroeste de Groenlandia durante los tres años de su destierro. [6] [7] Hizo planes para atraer a los colonos a la zona, nombrándola Groenlandia en el supuesto de que "la gente estaría más ansiosa por ir allí porque la tierra tenía un buen nombre". [8] Los confines de un largo fiordo, llamado Eiriksfjord después de él, fue donde finalmente estableció su propiedad Brattahlid. Emitió extensiones de tierra a sus seguidores. [9]

La Groenlandia nórdica constaba de dos asentamientos. El Este estaba en el extremo suroeste de Groenlandia, mientras que el Asentamiento Occidental estaba a unos 500 km de la costa oeste, tierra adentro desde la actual Nuuk. Un asentamiento más pequeño cerca del asentamiento oriental a veces se considera el asentamiento medio. La población combinada era de alrededor de 2000 a 3000. [10] Los arqueólogos han identificado al menos 400 granjas. [9] La Groenlandia nórdica tenía un obispado (en Garðar) y exportaba marfil de morsa, pieles, cuerdas, ovejas, ballenas y grasa de foca, animales vivos como osos polares, supuestos "cuernos de unicornio" (en realidad, colmillos de narval) y pieles de ganado. . En 1126, la población solicitó un obispo (con sede en Garðar), y en 1261, aceptaron el señorío del rey noruego. Continuaron teniendo su propia ley y se volvieron casi completamente independientes políticamente después de 1349, la época de la Peste Negra. En 1380, el Reino de Noruega estableció una unión personal con el Reino de Dinamarca. [11]

Comercio occidental y declive Editar

Hay evidencia de comercio nórdico con los nativos (llamado el Skræling por los nórdicos). Los nórdicos se habrían encontrado tanto con los nativos americanos (los Beothuk, parientes de los Algonquin) como con los Thule, los antepasados ​​de los Inuit. Los Dorset se habían retirado de Groenlandia antes del asentamiento nórdico de la isla. Elementos como fragmentos de peine, piezas de utensilios de cocina de hierro y cinceles, piezas de ajedrez, remaches de barcos, cepillos de carpintero y fragmentos de barcos de roble utilizados en los barcos inuit se han encontrado mucho más allá del alcance tradicional de la colonización nórdica. También se ha encontrado una pequeña estatua de marfil que parece representar a un europeo entre las ruinas de una casa comunitaria inuit. [11]

Los asentamientos comenzaron a declinar en el siglo XIV. El Asentamiento Occidental fue abandonado alrededor de 1350, y el último obispo de Garðar murió en 1377. [11] Después de que se registró un matrimonio en 1408, no hay registros escritos que mencionen a los colonos. Es probable que el Asentamiento Oriental haya desaparecido a finales del siglo XV. La fecha de radiocarbono más reciente encontrada en asentamientos nórdicos en 2002 fue 1430 (± 15 años). [ cita necesaria ] Se han propuesto varias teorías para explicar el declive.

La Pequeña Edad de Hielo de este período habría dificultado los viajes entre Groenlandia y Europa, así como la agricultura, aunque la caza de focas y otras formas de caza proporcionaba una dieta saludable, había más prestigio en la ganadería y había una mayor disponibilidad de granjas en Escandinavia. países despoblados por el hambre y las epidemias de peste. Además, el marfil de Groenlandia puede haber sido reemplazado en los mercados europeos por marfil más barato de África. [12] A pesar de la pérdida de contacto con los groenlandeses, la corona noruego-danesa continuó considerando Groenlandia como una posesión.

Sin saber si la antigua civilización nórdica permaneció en Groenlandia o no, y le preocupaba que si lo hiciera, seguiría siendo ortodoxa [13] [14] [15] [16] o católica 200 años después de que los países escandinavos hubieran experimentado la Reforma— En 1721 se envió a Groenlandia una expedición conjunta de comerciantes y clérigos encabezada por el misionero dano-noruego Hans Egede. Aunque esta expedición no encontró europeos supervivientes, marcó el comienzo de la reafirmación de la soberanía de Dinamarca sobre la isla.

Clima y Groenlandia nórdica Editar

Los groenlandeses nórdicos se limitaban a fiordos dispersos en la isla que proporcionaban un lugar para que sus animales (como ganado, ovejas, cabras, perros y gatos) se mantuvieran y se establecieran granjas. [17] [18] En estos fiordos, las granjas dependían de los corrales para albergar a su ganado en el invierno, y sacrificaban rutinariamente sus rebaños para sobrevivir la temporada. [17] [18] [19] Las próximas estaciones cálidas significaron que el ganado fue llevado de sus establos a los pastos, siendo el más fértil controlado por las granjas más poderosas y la iglesia. [18] [19] [20] Lo producido por la ganadería y la agricultura se complementó con la caza de subsistencia de principalmente focas y caribúes, así como morsas para el comercio. [17] [18] [19] Los nórdicos se basaron principalmente en el Nordrsetur caza, una caza comunitaria de focas arpa migratorias que se llevaría a cabo durante la primavera. [17] [20] El comercio era muy importante para los nórdicos de Groenlandia y dependían de las importaciones de madera debido a la esterilidad de Groenlandia. A su vez, exportaban bienes como marfil y piel de morsa, osos polares vivos y colmillos de narval. [19] [20] En última instancia, estas configuraciones eran vulnerables ya que dependían de los patrones migratorios creados por el clima, así como del bienestar de los pocos fiordos de la isla. [18] [20] Una parte del tiempo que existieron los asentamientos de Groenlandia fue durante la Pequeña Edad de Hielo y el clima, en general, se volvió más frío y húmedo. [17] [18] [19] A medida que el clima comenzó a enfriarse y la humedad comenzó a aumentar, esto trajo inviernos más largos y primaveras más cortas, más tormentas y afectó los patrones migratorios de la foca arpa. [17] [18] [19] [20] El espacio para pastos comenzó a disminuir y la producción de forraje para el invierno se redujo mucho. Esto, combinado con el sacrificio regular del rebaño, hizo que fuera difícil mantener el ganado, especialmente para los más pobres de los nórdicos de Groenlandia. [17] En primavera, los viajes a lugares donde se podían encontrar focas arpa migratorias se volvieron más peligrosos debido a las tormentas más frecuentes, y la menor población de focas arpa significó que Nordrsetur las cacerías se volvieron menos exitosas, lo que dificultó enormemente la caza de subsistencia. [17] [18] La presión sobre los recursos dificultó el comercio y, con el paso del tiempo, las exportaciones de Groenlandia perdieron valor en el mercado europeo debido a los países competidores y la falta de interés en lo que se comerciaba. [20] El comercio de marfil de elefante comenzó a competir con el comercio de colmillos de morsa que proporcionaba ingresos a Groenlandia, y hay evidencia de que la caza excesiva de morsa, particularmente de los machos con colmillos más grandes, condujo a una disminución de la población de morsa. [21]

Además, parecía que los nórdicos no estaban dispuestos a integrarse con el pueblo Thule de Groenlandia, ni por matrimonio ni por cultura. Hay evidencia de contacto como se ve a través del registro arqueológico de Thule que incluye representaciones de marfil de los nórdicos, así como artefactos de bronce y acero. Sin embargo, esencialmente no hay evidencia material del Thule entre los artefactos nórdicos. [17] [18] En investigaciones anteriores se postuló que no fue solo el cambio climático lo que llevó al declive de los nórdicos, sino también su falta de voluntad para adaptarse. [17] Por ejemplo, si los nórdicos hubieran decidido centrar su caza de subsistencia en la foca anillada (que se podía cazar durante todo el año, aunque individualmente), y hubieran decidido reducir o eliminar sus cacerías comunales, la comida habría sido mucho menor. escasa durante la temporada de invierno. [18] [19] [20] [22] Además, si los nórdicos hubieran usado piel en lugar de lana para producir su ropa, habrían podido vivir mejor más cerca de la costa, y no habrían estado tan limitados a la fiordos. [18] [19] [20] Sin embargo, investigaciones más recientes han demostrado que los nórdicos intentaron adaptarse a su manera. [23] Algunos de estos intentos incluyeron un aumento de la caza de subsistencia. Se puede encontrar una cantidad significativa de huesos de animales marinos en los asentamientos, lo que sugiere un aumento de la caza con la ausencia de alimentos de cultivo. [23] Además, los registros de polen muestran que los nórdicos no siempre devastaron los pequeños bosques y el follaje como se pensaba anteriormente. En cambio, los nórdicos se aseguraron de que las secciones sobrepastoreadas o sobreutilizadas tuvieran tiempo para volver a crecer y trasladarse a otras áreas. [23] Los agricultores nórdicos también intentaron adaptarse. Con la creciente necesidad de forraje de invierno y pastos más pequeños, autofertilizarían sus tierras en un intento de mantenerse al día con las nuevas demandas causadas por el cambio climático. [23] Sin embargo, incluso con estos intentos, el cambio climático no fue lo único que ejerció presión sobre los nórdicos de Groenlandia. La economía estaba cambiando y las exportaciones de las que dependían estaban perdiendo valor. [20] La investigación actual sugiere que los nórdicos no pudieron mantener sus asentamientos debido al cambio económico y climático que estaba sucediendo al mismo tiempo. [23] [24]

Según las sagas islandesas:La saga de Eirik el Rojo, [25] Saga de los groenlandeses, más capítulos del Hauksbók y el Libro Flatey—Los nórdicos comenzaron a explorar tierras al oeste de Groenlandia solo unos años después de que se establecieran los asentamientos de Groenlandia. En 985, mientras navegaba de Islandia a Groenlandia con una flota migratoria formada por 400-700 colonos [9] [26] y otros 25 barcos (14 de los cuales completaron el viaje), un comerciante llamado Bjarni Herjólfsson se desvió del rumbo, y después Tres días de navegación avistó tierra al oeste de la flota. Bjarni solo estaba interesado en encontrar la granja de su padre, pero le describió sus hallazgos a Leif Erikson, quien exploró el área con más detalle y plantó un pequeño asentamiento quince años después. [9]

Las sagas describen tres áreas separadas que fueron exploradas: Helluland, que significa "tierra de las piedras planas" Markland, "la tierra de los bosques", definitivamente de interés para los colonos en Groenlandia donde había pocos árboles y Vinland, "la tierra del vino ", encontrado en algún lugar al sur de Markland. Fue en Vinland donde se fundó el asentamiento descrito en las sagas.

Campamento de invierno de Leif

Utilizando las rutas, los puntos de referencia, las corrientes, las rocas y los vientos que Bjarni le había descrito, Leif navegó desde Groenlandia hacia el oeste a través del mar de Labrador, con una tripulación de 35 personas, navegando con el mismo knarr que Bjarni había utilizado para hacer el viaje. Describió Helluland como "llano y boscoso, con amplias playas blancas dondequiera que fueran y una costa de suave pendiente". [9] Leif y otros habían querido que su padre, Erik el Rojo, dirigiera esta expedición y lo convencieron. Sin embargo, cuando Erik intentó unirse a su hijo Leif en el viaje hacia estas nuevas tierras, se cayó de su caballo al resbalar sobre las rocas mojadas cerca de la orilla, por lo que resultó herido y se quedó atrás. [9]

Leif pasó el invierno en 1001, probablemente cerca del cabo Bauld, en el extremo norte de Terranova, donde un día encontraron borracho a su padre adoptivo, Tyrker, en lo que la saga describe como "bayas de vino". Las bayas, las grosellas y los arándanos crecían silvestres en la zona. Existen diversas explicaciones para que Leif aparentemente describa las bayas fermentadas como "vino".

Leif pasó otro invierno en "Leifsbúðir" sin conflicto, y navegó de regreso a Brattahlíð en Groenlandia para asumir deberes filiales con su padre.

El viaje de Thorvald (1004 d.C.)

En 1004, el hermano de Leif, Thorvald Eiriksson, navegó con una tripulación de 30 hombres a Vinland y pasó el invierno siguiente en el campamento de Leif. En la primavera, Thorvald atacó a nueve de los lugareños que dormían debajo de tres canoas cubiertas de piel. La novena víctima escapó y pronto regresó al campamento nórdico con una fuerza. Thorvald fue asesinado por una flecha que logró atravesar la barricada. Aunque se produjeron breves hostilidades, los exploradores nórdicos se quedaron otro invierno y se marcharon la primavera siguiente. Posteriormente, otro de los hermanos de Leif, Thorstein, navegó hacia el Nuevo Mundo para recuperar el cuerpo de su hermano muerto, pero murió antes de salir de Groenlandia. [9]

Expedición de Karlsefni (1009 d.C.)

En 1009, Thorfinn Karlsefni, también conocido como "Thorfinn el Valiente", suministró tres barcos con ganado y 160 hombres y mujeres [26] (aunque otra fuente establece el número de colonos en 250). Después de un invierno cruel, se dirigió al sur y aterrizó en Straumfjord. Más tarde se mudó a Straumsöy, posiblemente porque la corriente era más fuerte allí. Aquí se observa un signo de relaciones pacíficas entre los pueblos indígenas y los escandinavos. Los dos bandos intercambiaban pieles y pieles de ardilla gris por leche y tela roja, que los indígenas ataban alrededor de sus cabezas a modo de tocado.

Hay historias contradictorias, pero un relato dice que un toro perteneciente a Karlsefni salió del bosque furioso, asustando tanto a los nativos que corrieron hacia sus botes desolladores y se alejaron remando. Regresaron tres días después, en vigor. Los nativos usaban catapultas, izaban "una gran esfera en un poste de color azul oscuro" y del tamaño del vientre de una oveja, [28] que volaba sobre las cabezas de los hombres y producía un feo estruendo. [28]

Los escandinavos se retiraron. La media hermana de Leif Erikson, Freydís Eiríksdóttir, estaba embarazada y no podía seguir el ritmo de los escandinavos en retirada. Les llamó para que dejaran de huir de "esos desgraciados lamentables", y agregó que si tuviera armas, podría hacerlo mejor que eso. Freydís se apoderó de la espada que pertenecía a un hombre que había sido asesinado por los nativos. Sacó uno de sus pechos de su corpiño y lo golpeó con la espada, asustando a los nativos, que huyeron. [28]

Se han encontrado supuestas piedras rúnicas en América del Norte, la más famosa es la piedra rúnica de Kensington. These are generally considered to be hoaxes or misinterpretations of Native American petroglyphs. [29]

There are many claims of Norse colonization in New England, none well founded.

Monuments claimed to be Norse include: [30]

Horsford's Norumbega Edit

The nineteenth-century Harvard chemist Eben Norton Horsford connected the Charles River Basin to places described in the Norse sagas and elsewhere, notably Norumbega. [31] He published several books on the topic and had plaques, monuments, and statues erected in honor of the Norse. [32] His work received little support from mainstream historians and archeologists at the time, and even less today. [33] [34] [35]

Other nineteenth-century writers, such as Horsford's friend Thomas Gold Appleton, in his A Sheaf of Papers (1875), and George Perkins Marsh, in his The Goths in New England, seized upon such false notions of Viking history also to promote the superiority of white people (as well as to oppose the Catholic Church). Such misuse of Viking history and imagery reemerged in the twentieth century among some groups promoting white supremacy. [36]

Settlements in continental North America aimed to exploit natural resources such as furs and in particular lumber, which was in short supply in Greenland. [37] It is unclear why the short-term settlements did not become permanent, though it was likely in part because of hostile relations with the indigenous peoples, referred to as the Skræling by the Norse. [38] Nevertheless, it appears that sporadic voyages to Markland for forages, timber, and trade with the locals could have lasted as long as 400 years. [39] [40]

From 985 to 1410, Greenland was in touch with the world. Then silence. In 1492 the Vatican noted that no news of that country "at the end of the world" had been received for 80 years, and the bishopric of the colony was offered to a certain ecclesiastic if he would go and "restore Christianity" there. He didn't go. [41]

For centuries it remained unclear whether the Icelandic stories represented real voyages by the Norse to North America. The sagas first gained serious historic respectability in 1837 when the Danish antiquarian Carl Christian Rafn pointed out the possibility for a Norse settlement in, or voyages to, North America. North America, by the name Winland, first appeared in written sources in a work by Adam of Bremen from approximately 1075. The most important works about North America and the early Norse activities there, namely the Sagas of Icelanders, were recorded in the 13th and 14th centuries. In 1420, some Inuit captives and their kayaks were taken to Scandinavia. [43] The Norse sites were depicted in the Skálholt Map, made by an Icelandic teacher in 1570 and depicting part of northeastern North America and mentioning Helluland, Markland and Vinland. [44]

Evidence of the Norse west of Greenland came in the 1960s when archaeologist Anne Stine Ingstad and her husband, outdoorsman and author Helge Ingstad, excavated a Norse site at L'Anse aux Meadows in Newfoundland. The location of the various lands described in the sagas remains unclear, however. Many historians identify Helluland with Baffin Island and Markland with Labrador. The location of Vinland poses a thornier question.

In 2012 Canadian researchers identified possible signs of Norse outposts in Nanook at Tanfield Valley on Baffin Island, as well as on Nunguvik, Willows Island, and Avayalik. [45] [46] [47] Unusual fabric cordage found on Baffin Island in the 1980s and stored at the Canadian Museum of Civilization was identified in 1999 as possibly of Norse manufacture that discovery led to more in-depth exploration of the Tanfield Valley archaeological site for points of contact between Norse Greenlanders and the indigenous Dorset people. [48] [49]

Archeological findings in 2015 at Point Rosee, [50] [51] on the southwest coast of Newfoundland, were originally thought to reveal evidence of a turf wall and the roasting of bog iron ore, and therefore a possible 10th century Norse settlement in Canada. [52] Findings from the 2016 excavation suggest the turf wall and the roasted bog iron ore discovered in 2015 were the result of natural processes. [53] The possible settlement was initially discovered through satellite imagery in 2014, [54] and archaeologists excavated the area in 2015 and 2016. [54] [52] Birgitta Linderoth Wallace, one of the leading experts of Norse archaeology in North America and an expert on the Norse site at L'Anse aux Meadows, is unsure of the identification of Point Rosee as a Norse site. [55] Archaeologist Karen Milek was a member of the 2016 Point Rosee excavation and is a Norse expert. She also expressed doubt that Point Rosee was a Norse site as there are no good landing sites for their boats and there are steep cliffs between the shoreline and the excavation site. [56] In their November 8, 2017, report [57] Sarah Parcak and Gregory Mumford, co-directors of the excavation, wrote that they "found no evidence whatsoever for either a Norse presence or human activity at Point Rosee prior to the historic period" [51] and that "none of the team members, including the Norse specialists, deemed this area as having any traces of human activity." [50]


Who Is Leif Erickson? The Nordic Explorer Some Believe Beat Columbus to North America

Happy Leif Erikson Day! Every year on October 9, the Norse explorer from Iceland, who is believed to have settled in America hundreds of years before Christopher Columbus, is celebrated.

According to legend (and Tiempos de negocios internacionales), there are two different tales that describe how Erikson supposedly first discovered America c. 1000. The "Saga of Erik the Red" says that America was found by happenstance after Erikson's course went awry. The "Saga of the Greenlanders," however, maintains that the discovery was part of the plan. Many believe that the former is what actually happened, and that America was accidentally found by the explorer. (Apparently, exploring ran in the family: Erikson, born c. 970, was the son of Erik the Red, who is credited with founding Greenland.)

It's believed by historians and scholars that after arriving in North America just in time for winter, Erikson's crew settled in and enjoyed the milder conditions. However, Native Americans were not thrilled with their visit, and chased many of them back to Greenland.

While Erikson died about a thousand years ago, c. 1020, his legacy lives on. This special day is recognized annually on October 9, according to IBT, because the ship Restauration, coming from Scandinavia, arrived at New York Harbor on this day in 1825. That day was the start of many Norwegian immigrants coming to America, and has no direct connection to Erikson himself.

In 1925, as per the Norwegian-American Historical Association, President Calvin Coolidge "acknowledged the Viking discovery of North America as the beginning of the transplantation of such strong 'Nordic traits' as individualism and industriousness."

Despite a U.S. president recognizing Vikings exploring the continent, it's still widely believed that Columbus discovered North America. JoAnne Mancini, senior history lecturer at the National University of Ireland, Maynooth, has said that "the idea that there might be a story where the first Europeans to America are not southern Europeans" has been considered the reality behind North America's discovery, according to National Geographic.

"It's interesting that the Vikings were able to cross the Atlantic, but . Columbus had more of an impact in the long run," she said.

Erikson finally got his day in 1964, when Congress declared October 9 a national holiday to celebrate the country's Nordic-American heritage.

Since 1964, each president has made a proclamation about the holiday, honoring Erikson. President Donald Trump likened Erikson's journey to the exploration of Mars in his 2019 proclamation of the holiday.

"Leif Erikson's undaunted life of exploration began in Iceland &mdash the same location where the Apollo 11 crew trained for its historic journey to the surface of the Moon," he noted. "The bold spirit that propelled Erikson and his fellow mariners across an unknown ocean is the same spirit that carried our brave astronauts into space 50 years ago, and it is what continues to fuel our desire to unlock the mysteries of the universe and pursue the exploration of Mars."

This year, Trump spoke about the economic ties America has to the Nordic countries. "They each hold important roles in the Arctic Council, facilitating cooperation on economic development, environmental conservation, and indigenous rights," he declared. "As North Atlantic Treaty Organization Allies and partners, all five Nordic countries greatly contribute to the peace and stability of the transatlantic community and the entire world. The United States greatly values their continued friendship."

Leif Erikson Day has become well known thanks to a 2002 Spongebob Squarepants episode, in which Spongebob tries to celebrate the viking holiday with a friend.


Who Was Leif Erikson?

Leif Erikson (also spelled Leif Eriksson, Leif Ericson, or Leifr Eiríksson in Old Norse) was likely born in Iceland around 970-980 A.D. He was nicknamed “Leif the Lucky” by his father, the famous explorer Erik the Red, who established the first Viking colony in Greenland around 985 A.D. — after he was banished from Iceland for murder.

In Greenland, a young Erikson met wealthy farmers and chieftains who were pioneers in this new land. Perhaps that’s how he decided to sail the Atlantic one summer. The truth is, historians have not confirmed this — or much of Erikson’s life — for certain.

Indeed, understanding the history of the Vikings as a whole is not an easy task. Most of the information that historians have gathered on Leif Erikson stems from the 13th-century Vinland Sagas, a collection of tales that tell the story of Erikson’s heritage, beginning with his father, Erik the Red, in the eponymous collection Erik the Red’s Saga. This is followed by The Saga of the Greenlanders. However, neither document is by any means entirely factual.

Wikimedia Commons Hvalsey Church in Greenland. One of the best-preserved remnants from Norse settlements on the island.

These half-legends are semi-historical accounts and they do corroborate the assertion that Leif Erikson landed in America hundreds of years before Columbus did. But that doesn’t mean these tales are totally reliable sources.

After all, these accounts were written down more than 200 years after the events happened. The documents do suggest, however, that these events did occur. They were probably mentioned in stories that were passed down orally, and they most likely referred to real people and actual incidents.

Perhaps the strongest evidence is that the archaeological remains of a Norse settlement were unearthed at L’Anse aux Meadows in Newfoundland in the 1960s. These remnants were right where the stories said the Vikings had settled.

But long before this evidence came to light, the sagas of Leif Erikson’s journeys were the sole documents of his adventures.


Leif Erikson: A Captivating Guide to the Viking Explorer Who Beat Columbus to America and Established a Norse Settlement at Vinland (Captivating History) (Book)

Numerosas instituciones educativas nos recomiendan, incluidas la Universidad de Oxford y la Universidad de Missouri. Nuestra publicación ha sido revisada para uso educativo por Common Sense Education, Internet Scout, Merlot II, OER Commons y School Library Journal. Tenga en cuenta que algunas de estas recomendaciones se enumeran bajo nuestro nombre anterior, Enciclopedia de historia antigua.

La Fundación Enciclopedia de Historia Mundial es una organización sin fines de lucro registrada en Canadá.
Ancient History Encyclopedia Limited es una empresa sin fines de lucro registrada en el Reino Unido.

Algunos derechos reservados (2009-2021) bajo la licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir igual de Creative Commons, a menos que se indique lo contrario.


Did the Chinese beat Columbus to America?

In his bestselling book, "1421: The Year China Discovered America," British amateur historian Gavin Menzies turns the story of the Europeans' discovery of America on its ear with a startling idea: Chinese sailors beat Christopher Columbus to the Americas by more than 70 years. The book has generated controversy within the halls of scholarship. Anthropologists, archaeologists, historians and linguists alike have debunked much of the evidence that Menzies used to support his notion, which has come to be called the 1421 theory.

But where did Menzies come up with the idea that it was Asians, not Europeans, who first arrived in America from other countries? It's been long held by scholars that it was people from Asia who first set foot in North America, but not in the way that Menzies describes. Sometime 10,000 years ago or more, people of Asian origination are believed to have crossed over the Bering land bridge from Siberia to what is now Alaska. From there, they are believed to have spread out over the course of millennia, diverging genetically and populating North and South America.

But Menzies' 1421 theory supposes much more direct influence from China. Rather than civilization evolving separately in the Americas and Asia, under the 1421 theory, China was directly involved in governance and trade with the peoples of the Americas with whom they shared their ancestry.

So what evidence does he have to support this notion? It's Menzie's belief that one merely has to refer to certain maps to see the light.

A full 30 years before Gavin Menzies published his book, Baptist missionary Dr. Hendon M. Harris perused the curiosities in a shop in Taiwan. It was there he made an amazing discovery: a map that looked to be ancient, written in classical Chinese and depicting what to Harris was clearly North America. It was a map of Fu Sang, the legendary land of Chinese fable.

Fu Sang is to the Chinese what Atlantis is to the West -- a mythical land that most don't believe existed, but for which enough tantalizing (yet vague) evidence exists to maintain popularity for the idea. The map the missionary discovered -- which has come to be known as the Harris map -- showed that Fu Sang was located exactly where North America is. Even more amazingly, some of the features shown on the map of Fu Sang look a lot like geographical anomalies unique to North America, such as the Grand Canyon.

As if the Harris map weren't suggestive enough, other maps have also surfaced. It's a specific map that Menzies points to as definitive proof that the Chinese had already explored the world long before the Europeans ever set sail in the age of exploration. This map, known as the 1418 map -- so called for the date it was supposedly published -- clearly shows all of the world's oceans, as well as all seven continents, correct in shape and situation. Even more startling is the map's accurate depiction of features of North America, including the Potomac River in the Northeast of the present-day United States.

Menzies believes that not only had the Chinese already explored the world before Columbus and other European explorers, but that it was with Chinese maps that the Europeans were able to circumnavigate the globe. Armed with the map as his flagship evidence, Menzies points out plenty of other artifacts that point to Chinese pre-Columbian occupation in the Americas. Read the next page to find out what supports his theory.­


2 The Japanese


The Zuni people of New Mexico have an unusually different language, culture, and DNA from the tribes around them. They actually have much more in common with the Japanese, with whom they share common words, activities, and religious symbolism. They even share genetic links, including a rare kidney ailment.

Anthropologist Nancy Yaw Davis has suggested that their culture is evidence of pre-Columbian Japanese influence in the Americas. She has theorized that in medieval Japan, natural disasters and shifting social structures compelled unsatisfied sailors to leave the nation for a new home. In 1350, Davis suggests, a group of Buddhist monks traveled to California. Once there, they moved east in search of the center of the universe, inviting natives into their tribe as they went. The large group ultimately settled in New Mexico and adopted the name &ldquoZuni.&rdquo


Viking Exploration in the New World

The idea that Viking explorers discovered America before the Spanish is not a new one. Early Viking sagas tell tales of Norse explorer’s expeditions into North America. It’s a fascinating, and obscure era in the history of European exploration in the New World. There is something surreal and thought provoking about imagining the interactions, and possible clashes between Vikings and Native American tribes. Like two worlds colliding!

Leif Eirikson or Leif the Lucky, was a Norse explorer whose journeys down the uppermost coast of Northern America were recorded in the saga of Icelanders. He is thought to be the first European to set foot on Continental America. He was a converted Christian, which also made him the first Christian missionary in the New World. Born in the year 970, he was the son of Erik the Red, the founder of the first settlement in Greenland, and so exploration and discovery were in his blood.

The sagas of Icelanders, or the family sagas, were initially passed down in the oral tradition, through songs, and epic poetry. They were first written down in the thirteenth and fourteenth centuries, but the tales within date from the ninth, tenth, and eleventh. They tell of the genealogical and family history of the early Icelandic settlers – covering the hardships of Icelandic life, and the conflicts that arose over the generations. Despite being initially passed down orally, recently found evidence would prove them to be surprisingly accurate.

Leif is said to have first encountered North America because he was blown off course while travelling from Norway to Greenland. The land he encountered had fields of self-sown wheat, and grapevines. The grapes were so sweet, and grew in such abundance, that he called the land Vinland, “the land of wine”. He soon established a temporary settlement at Vinland called Leifsbudir, and made several trips back and forth between Greenland and Vinland over the following years. His expeditions in Vinland encouraged other Norsemen to follow. The sagas say that Vinland encompass quite a large area, which eventually included several settlements.

Leifs brother Thorvald was said to be the first to encounter the indigenous people. However, despite a good first meeting, they soon became hostile. Thorvald presented them with gifts of cloth, fur and milk. It is now theorized that milk may have been the cause of the troubles. Native Americans are lactose intolerant because they were hunter gatherers, and so milk was never a staple in their diets. It’s quite possible that they believed they had been poisoned, and came back for revenge the next day. From then on, there would be no peaceful coexistence between the Norse and the Native people.

The sagas emphasise the fear the Norse had of the Natives. Although they had superior, metal bladed weapons, they were drastically outnumbered. It is thought that the hostilities were one of the main reasons they retreated from Continental America. At the time there were simply not enough Norsemen to gain a strong enough foothold in the new world. Also, most of the new resources they discovered were already widely available at home, and so it was not worth their time in establishing trade. In the end Leifsbudir was only inhabited for 2 or 3 years.

The sagas of Icelanders are certainly interesting, but without real material evidence they remain just tall tales. The Kensington Runestone was discovered in 1898, and was thought to be the earliest found evidence of a Norse presence in Continental America prior to Columbus. It was said to be unearthed in a field in the township of Solem in Douglas County, in the upper Midwest state of Minnesota. The engraved 92kg (202-pound) slab of stone supposedly records an ill-fated expedition into the Americas by Nordic/Scandinavian explorers in 1362.

However, a fierce and drawn-out debate has been going on for over a century as to its authenticity. Coincidentally, it was discovered by a “Swedish” immigrant farmer called Olof Öhman, while he was clearing his land in preparation for ploughing. At the time throughout Scandinavia there was an increased level of interest in the Vikings due to the National Romanticism movement, and so knowledge of Leif Ericson’s journey to Vineland was widespread.

Swedish linguists almost entirely dismissed the inscription as a fake because the language used seemed more modern than the Nordic languages of the 14th century. Although, some who believe the Runestone to be genuine argue that the discrepancies could be written off as regional, dialectical variations of the language of that period. Numerous Norse-style runestones have also been found throughout Oklahoma but they are all concidered to modern creations produced by 19th-century Scandinavian settlers. Real evidence of a Nordic presence in the New World wouldn’t come until the later half of the 20th-century.

L`Anse aux Meadows was discovered on Newfoundland Island, in the Canadian province of Newfoundland and Labrador, on the northernmost tip of North America in 1960. Other than in Greenland, L`Anse aux Meadows is the only confirmed Norse site to be found in North America, and the only site located in the whole of continental America.

The site consists of the remains of eight Norse style buildings that would have functioned as dwellings or workshops. Indeed one of the buildings contained a forge and some iron slag. And one of the other buildings was a carpentry workshop which contained wood debris and worn rivets, indicating boat repair. Presently, L`Anse aux Meadows is made up of mostly open grasslands, but in the time of the Norse settlement there were extensive forested areas.

Many Norse artefacts were found including a wheatstone, a stone oil lamp, a bronze pin, a bone needle and a spindle. The spindle and needle indicate that it probably wasn’t just men occupying the settlement. Carbon dates from wood and charcoal found at the site reveal that it was just over one thousand years old. Leif Eirikson’s first voyage was said to be in 998, so the dates match up quite well. Also neutron analysis of jasper stone – used for making fire – that was found indicates that one sample came from Iceland and the other from Greenland. This may well be evidence that L`Anse aux Meadows is one of the sites described in the sagas because Leif’s crew was made up of men from both locations.

Presently, due to a change in climate, the L`Anse aux Meadows area is no longer rich in game. However, evidence indicates that the Norse hunted a wide selection of game at the time, including wolf, lynx, fox, bear, caribou, and also different types of bird, fish, seal and whale. Unfortunately, the winters would have been harsh and so food would have been sparse. This leads researchers to believe that the site would not have been sustainable all year round, and so was not occupied for very long.

It is now thought that L`Anse aux Meadows was a temporary boat repair facility, but that Norsemen were possibly exploring in and around that area for anywhere between forty to one hundred years. An abundance of butternut – which did not grow in the area – was found at the site. This would mean they ventured further down south as butternuts are not found anywhere north of New Brunswick. Descriptions in the sagas indicate they may have got as far as New York, but to date no material evidence has been found to confirm this. The Norse may not have succeeded in colonizing, but the evidence is clear, they definitely beat Christopher Columbus in exploration of the Americas by 500 years.


Ver el vídeo: Érase una vez las américas capítulo 13-La época de los Conquistadores