Un tesoro de nuevos descubrimientos denisovanos revelados en una reciente conferencia antropológica

Un tesoro de nuevos descubrimientos denisovanos revelados en una reciente conferencia antropológica

La reunión anual de la Asociación Estadounidense de Antropólogos Físicos celebrada a fines de marzo en Cleveland, Ohio, fue muy esperada por aquellos interesados ​​en los orígenes humanos, ya que sería aquí donde Bence Viola, un paleoantropólogo canadiense de la Universidad de Toronto, revelaría detalles del descubrimiento del primer fragmento de un cráneo denisovano.

Al final resultó que, de hecho, hubo siete presentaciones principales que ofrecieron nuevas perspectivas sobre el enigmático mundo de los denisovanos, cuya existencia se confirmó por primera vez cuando se determinó que un hueso de un dedo encontrado en la cueva Denisova de Siberia pertenecía a un tipo de humano arcaico previamente desconocido. .

Los estudios genéticos posteriores revelaron que varias poblaciones actuales en el sur y este de Eurasia, así como en Australia, Melanesia y Oceanía, poseen hasta un 3-5 por ciento de ascendencia derivada de los denisovanos, lo que muestra la distribución generalizada antes de su aparición. supuesta desaparición hace unos 45.000 a 40.000 años.

El fragmento de cráneo denisovano

La presentación de Bence sobre el cráneo de Denisova, encontrado durante las excavaciones en la cueva Denisova de Siberia en 2016, es un trozo del tamaño de una palma que pertenece al lado posterior izquierdo de la jaula cerebral. Aparentemente, el cráneo es extremadamente grueso, como el visto anteriormente en conexión con otros humanos arcaicos, lo más obvio. Homo erectus.

La cueva de Denisova, Siberia, donde ahora se ha confirmado el descubrimiento de un fragmento del cráneo de Denisova. (Демин Алексей Барнаул / CC BY SA 4.0 )

Un estudio del ADN mitocondrial del fragmento de cráneo, heredado de madre a hijo, ya ha confirmado que pertenece al de un denisovano, uno que pertenece a la población que hoy se conoce como denisovanos siberianos (ver más abajo). Su inmenso grosor ha llevado a Svante Pääbo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, quien dirigió el equipo que extrajo con éxito el genoma del hueso del dedo denisovano, a admitir que El guardián periódico que, "[los denisovanos] parecen haber sido muy grandes y robustos, incluso en comparación con los neandertales", y agregó que en tamaño y apariencia, "probablemente eran bastante impresionantes".

Hasta ahora, ninguna imagen del fragmento de cráneo ha salido al dominio público, aunque espere esto, así como una reconstrucción artística oficial de cómo podría haber sido un denisovano a su debido tiempo.

  • Los humanos modernos podrían haberse apareado con los denisovanos hace tan solo 15.000 años
  • Denisovanos extintos de Siberia fabricaron joyas impresionantes. ¿También descubrieron Australia?

Dibujo de una madre neandertal y un padre denisovano con su hijo, una niña, en la cueva Denisova en Rusia. ( Crédito: Petra Korlević )

Evidencia de tres tipos de denisovanos

En otra presentación del biólogo de poblaciones Murray Cox de la Universidad de Massey en Palmerston North, Nueva Zelanda, y la bióloga molecular Herawati Sudoyo del Instituto Eijkman de Biología Molecular en Yakarta, se reveló cómo un nuevo estudio de ADN de los genomas completos de 161 personas de 14 grupos en Indonesia y Papúa Nueva Guinea muestra que sus primeros ancestros se cruzaron con una población local de denisovanos hace tan solo 43.000 años. Además, fue de ellos que estos grupos humanos modernos heredaron aproximadamente 400 genes, incluida una variante del gen inmune (TNFAIP3) y un gen involucrado en la dieta (WDFY2).

Más significativo es que también hay evidencia de que algunas de estas poblaciones modernas, especialmente las de Papúa Nueva Guinea, se cruzan con otro grupo de denisovanos mucho más tardío. Poseen genes ligeramente diferentes de los del grupo anterior de denisovanos, lo que significa que bien podría haber existido tres tipos diferentes de denisovanos al mismo tiempo.

El tipo uno, generalmente conocido como los denisovanos siberianos, cuyos restos se han encontrado en la cueva de Denisova y cuyos genes florecen hoy en las poblaciones modernas de Asia oriental y América del Norte, ahora se conoce como tipo D0, con los dos grupos que prosperaron en La isla del sudeste asiático, incluida Papua Nueva Guinea, está designada como D1 y D2. Lo que es más increíble es que uno de estos grupos (D1) bien podría haber sobrevivido hasta hace entre 30.000 y 15.000 años, el período de tiempo sospechoso de su introgresión con los humanos modernos en esa región.

Trabajos de excavación en la Cámara Este de la Cueva Denisova, Rusia. ( Crédito: Bence Viola, Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva )

Este nuevo conocimiento sobre los Denisovanos del Sudeste Asiático de la Isla, también conocidos como Australo-Denisovanos o Sunda Denisovanos, confirma la evidencia presentada en un estudio genético publicado en 2018. Esto encontró que el genoma de los denisovanos isleños del sudeste asiático parece tan diferente al de los denisovanos siberianos que está claro que las dos poblaciones se separaron de un antepasado denisovano común hace 363.000 años, ya que los propios denisovanos se separaron de su grupo hermano. los neandertales, en algún momento entre 380.000 y 470.000 años atrás.

Ellos, a su vez, se habían separado de un ancestro común compartido con los humanos modernos ( Homo sapiens ) tanto como hace 770.000 a 550.000 años. Lo que esto significa es que los dos tipos básicos de denisovanos, uno en Siberia (y posiblemente la meseta tibetana) y el otro en el sureste de Asia, Australia y Oceanía, quizás deberían clasificarse como poblaciones arcaicas bastante separadas, cada una con su propio nombre.

  • La llegada del pueblo del trueno: híbridos denisovanos, chamanismo y el Génesis estadounidense
  • ¡Madre neandertal, padre denisovano! Prueba concreta de que existieron familias de homínidos híbridos

La propagación y evolución de los denisovanos sobre la base de la evidencia disponible en 2014 (John D. Croft / CC BY SA 3.0 )

Apareamiento y mezcla de ADN denisovano

Sin embargo, es más crucial confirmar si una rama de los denisovanos del sudeste asiático de la isla sobrevivió realmente hasta hace 30.000 o 15.000 años, como proponen Cox y Sudoyo en su estudio. Es una afirmación controvertida, que Cosimo Posth, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena, Alemania, considera poco probable.

Su opinión es que la evidencia sugiere un apareamiento tardío con individuos de altos genes denisovanos tal vez reflejando un encuentro entre una población moderna relativamente aislada de híbridos denisovanos y sociedades humanas modernas remotas separadas. Para él, los humanos modernos se aparearon con los denisovanos, después de lo cual las poblaciones modernas divergieron, lo que permitió a cada rama retener un conjunto diferente de genes denisovanos. Algún tiempo después, aparentemente hace entre 30.000 y 15.000 años, si Cox y Sudoyo están en lo cierto, las sociedades humanas modernas se volvieron a conectar, creando una nueva mezcla de ADN denisovano.

Sin embargo, si algunos grupos de denisovanos insulares del sudeste asiático sobrevivieron hasta hace 15.000 años, significa que bien podrían constituir la última población humana arcaica superviviente en coexistir con los humanos modernos, superando a los neandertales en unos 25.000 años y Homo erectus alrededor de 10,000 años. Sobrevivieron en pequeños grupos en Java hasta hace unos 25.000 años.

Reconstrucción de un neandertal macho adulto, basada en el cráneo de La Chappelle-aux-Saints, fechado c. Hace 50.000 años, por E. Daynes (2010), Museo de la Evolución Humana, Burgos. ( CC BY SA 4.0 )

La pregunta más importante ahora es el impacto tanto de los denisovanos siberianos como de su grupo o grupos hermanos en la isla del sudeste asiático en el surgimiento de las sociedades humanas modernas, y la transferencia de una a otra de tecnologías, cosmologías, habilidades artísticas e incluso de los rudimentos de la civilización.

Todos estos temas se exploran en el nuevo libro. Orígenes denisovanos: Göbekli Tepe, Humanos híbridos y el Génesis de los gigantes de la América antigua, escrito por el Dr. Greg Little y yo mismo y publicado en septiembre por Inner Traditions.

Mostramos cómo los denisovanos siberianos tuvieron un gran impacto en la difusión de las tradiciones del Paleolítico superior y, a través de él, en el surgimiento de la civilización, tanto al sur como al este de Siberia, y también al oeste hasta la costa atlántica de Europa, y quizás incluso más allá de esto en las Américas. Esto es importante ya que es solo de la Cueva Denisova de Siberia que tenemos pruebas contundentes no solo de su presencia, sino también, aparentemente, de su inmensa sofisticación, lo que se evidencia en hallazgos arqueológicos como el extraordinario brazalete Denisovan, al menos dos agujas de hueso. , lo que implica la fabricación de prendas de vestir a medida; junto con fragmentos de un silbato o flauta, lo que sugiere la invención de la música y la presencia de una tecnología de herramienta de hoja extremadamente avanzada que inspiraría el juego de herramientas estándar de los humanos modernos hasta el Neolítico.

Sin embargo, lo que está menos claro es el impacto de los denisovanos insulares del sudeste asiático en el surgimiento de las sociedades humanas modernas en esta región. Algunos podrían mirar hacia la colina de la pirámide megalítica de Gudung Padang en Java, Indonesia, que ahora se cree que tiene hasta 25,000 años, así como la plataforma rocosa de Yonaguni, la isla más occidental de Japón, que ha estado sumergida durante al menos 10,000 años, como prueba de la presencia anterior en el sudeste asiático de grupos denisovanos avanzados.

Además de esto, hemos pintado arte rupestre en la isla indonesia de Sulawesi que tiene al menos 40,000 años de antigüedad, y evidencia también de Ryukyus, Australia y Oceanía remota que sugiere la presencia de tecnologías de navegación significativas hace hasta 35,000 años. Todos estos lugares son compatibles con las poblaciones modernas que muestran hasta un 5 por ciento de ascendencia denisovana. Esto solo indica la presencia anterior en la región de los denisovanos o sus descendientes híbridos.

Arte rupestre de Bradshaw

Las primeras representaciones conocidas de embarcaciones marítimas de esta región provienen del sitio de arte rupestre Bradshaw de 20.000 años de antigüedad en Kimberley, en el noroeste de Australia. Se cree que tiene al menos 20.000 años, y posiblemente 50.000 años, un ejemplo muestra un barco con los extremos vueltos hacia arriba y un timón rectangular (ver la figura 1 a continuación). Se pueden distinguir estrías horizontales a lo largo de su casco, lo que sugiere una construcción de fibra. En el interior del barco se ven hasta 20 figuras humanas, lo que confirma su enorme tamaño. Claramente, la proa alta del barco está destinada a atravesar grandes olas en mar abierto. Otro ejemplo de un barco oceánico visto cerca muestra hasta 29 personas dentro de su casco.

Fig. 1. El barco oceánico de 20.000 años de antigüedad que forma parte de la colección de arte rupestre de Bradshaw en Kimberly, Australia Occidental (después de Grahame L. Walsh). Se ven hasta 20 figuras humanas dentro de su casco (Imagen: © Andrew Collins).

Además de las representaciones de la canoa y el bote de proa alta en el sitio de arte rupestre de Bradshaw, existe aquí toda una serie de murales pintados que muestran figuras humanas con trajes elaborados y tocados enormes. Otros se sitúan junto a antropomorfos abstractos de enorme tamaño.

Entre el arte se encuentran figuras muy estilizadas que parecen flotar al lado o transformarse en animales, sobre los cuales se ven objetos celestes o manifestaciones de otro mundo (ver fig. 2). No se puede negar la inmensa sofisticación del arte rupestre de Bradshaw, y saber que tiene 50.000 años de antigüedad es una realización extraordinaria.

  • Nuevas pruebas de ADN en antiguos habitantes de Denisovan muestran que ocuparon la cueva de Altai hace 170.000 años
  • El legado perdido de los denisovanos superinteligentes que calcularon alineaciones cosmológicas basadas en cygnocentric hace 45.000 años

Arte rupestre de la colección Bradshaw de Australia Occidental que muestra figuras humanas vistas junto a una criatura parecida a un canguro con objetos celestes o manifestaciones de otro mundo sobre ellos.

¿Es posible que los denisovanos o los híbridos humanos modernos denisovanos pronunciados en la isla del sudeste asiático, Australia y Oceanía fueran responsables de la aparición repentina del comportamiento humano avanzado, incluida la invención de las embarcaciones transoceánicas, quizás hace 50.000 años? ¿O fueron estas tecnologías simplemente un producto de los primeros humanos modernos que llegaron a la región desde África, posiblemente hace 75.000 años?

Hasta que podamos confirmar absolutamente la presencia física de denisovanos o híbridos humanos modernos de denisovanos pronunciados en la isla del sudeste asiático, Australia y Oceanía, es poco probable que estas preguntas extraordinarias se respondan con algún grado de certeza.


Nuevo tipo de ritual de entierro humano de la era neolítica encontrado en cueva española

Todas las sociedades, antiguas y modernas, ponen mucho énfasis en cómo se debe enterrar a sus muertos. En una cueva en el sur de España, los investigadores han descubierto hasta qué punto las sociedades del Neolítico Medio practicaban entierros y rituales asociados, y los hallazgos están lejos de ser bonitos. Dos cráneos del Neolítico, hace entre 6.550 y 6.800 años, fueron enterrados con una oveja o un cabrito, en una de las cuevas de Dehesilla al sur de Cádiz, España.

La investigación estuvo a cargo de un equipo diverso de estudiosos, historiadores y arqueólogos, del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla. Sus hallazgos fueron publicados en la codiciada revista de revisión por pares, PLOS ONE.

El yacimiento de la cueva de Dehesilla conocido como “Locus 2” al sur de Cádiz donde se descubrieron restos humanos y animales, y otros objetos rituales. ( MÁS UNO )


Aquí yace la calavera de Plinio el Viejo, tal vez

El almirante y erudito romano murió durante la erupción del Vesubio en el 79 d.C. ¿Podría ser éste realmente su cráneo?

El cráneo de Plinio el Viejo, o más exactamente, su supuesto cráneo, reposa en un esplendor macabro en el Museo Storico Nazionale Dell'Arte Sanitaria en Roma, un tesoro de curiosidades médicas. El cráneo ha rumiado durante décadas en una vitrina, en medio de anomalías patológicas y anatómicas como fetos malformados y cálculos hepáticos en escabeche. Los eruditos han debatido durante mucho tiempo si la reliquia alguna vez albergó el cerebro de Plinio, el renombrado almirante y autor de una vasta enciclopedia del conocimiento romano que murió durante la erupción del Vesubio en el 79 d.C.

En los últimos años, un grupo de biólogos, antropólogos y geoquímicos italianos llevaron a cabo una serie de pruebas forenses en el cráneo y la mandíbula inferior que lo acompañaba, que fueron desenterradas hace 120 años en una costa no lejos de Pompeya. El 23 de enero, los científicos presentaron sus hallazgos en una conferencia en el museo. El cráneo, concluyeron, cuadraba con lo que se sabía sobre Plinio cuando murió, pero la mandíbula pertenecía a otra persona.

Mary Beard, clasicista de la Universidad de Cambridge y autoridad reinante en la historia romana, desestimó el hallazgo de inmediato. "Estoy 90 por ciento segura de que se trata de noticias falsas", escribió en un correo electrónico. Andrea Cionci, hombre clave de la empresa, admitió cierta ambigüedad pero se mantuvo firme.

"Es muy probable que el cráneo sea Plinio, pero no podemos tener un 100 por ciento de seguridad", dijo. "Tenemos muchas coincidencias a favor y ningún dato contrario".

El Sr. Cionci es un historiador más conocido por su biografía de Evan Gorga, el tenor lírico que interpretó el papel de Rodolfo en el estreno mundial de “La bohème” de Giacomo Puccini en 1896. HL Mencken describió la música de Puccini como “macarrones de plata, exquisitamente enredado ”, y como muchos cuentos italianos, los hechos en el caso de Plinio son tan flexibles como tubos de pasta hervida. Para citar a Plinio: "En estos asuntos, la única certeza es que nada es seguro".

Según el Sr. Cionci, la idea del Proyecto Plinio surgió de un libro: “Indagine sulla Scomparsa di un Ammiraglio,” o Investigación sobre la muerte de un almirante ”, escrito por el historiador militar Flavio Russo y publicado originalmente por la Armada italiana en 2004. Russo, un fanático de Pliny, califica las acciones del comandante después de la erupción como“ la operación de socorro en desastres naturales más antigua ”.

Cayo Plinio Segundo, nacido alrededor del 23 d.C., fue un erudito que creía que se podía curar un resfriado besando el hocico peludo de un ratón, que una mujer embarazada que come alimentos salados dará a luz a un niño sin uñas y que “hay no hay mayor causa para la destrucción de la moral y el aumento del lujo que los mariscos ". Todo lo que se sepa sobre su muerte nos llega a través de un par de letras latinas de su sobrino, Plinio el Joven, que constituyen el único relato de la erupción de un testigo ocular que sobrevive.

Fue la temible curiosidad intelectual de Plinio el Viejo lo que literalmente lo metió en problemas. Se estaba quedando en una villa en Miseno (actual Miseno), a dos docenas de millas del volcán, cuando su hermana notó una nube que se elevaba y se extendía a gran altura en la distancia. Ella lo alertó sobre esta columna de humo, que también observó su hijo, Plinio el Joven de 17 años.

“Habiendo visto la nube, Plinio el Viejo decidió que quería acercarse a ella para investigar”, dijo Daisy Dunn, una clasicista cuya biografía de 2019 “La sombra del Vesubio” es la guía definitiva de Plinio. "Después de todo, era autor de un libro de historia natural de 37 volúmenes".

El Anciano también era almirante de la flota del emperador Tito, por lo que tenía un barco equipado y se estaba preparando para partir para navegar más cerca de la nube cuando recibió un mensaje escrito de una mujer llamada Rectina. "Ella le estaba pidiendo ayuda porque vivía en algún lugar debajo del Vesubio y no podía escapar", dijo el Dr. Dunn. "Entonces, en ese momento, Plinio el Viejo cambió su plan". Lo que comenzó como una búsqueda científica se convirtió en una misión de rescate.

El almirante Plinio botó los otros barcos de la flota y partió a través de la bahía de Nápoles. Fue un viaje peligroso, a través de una suave caída de ceniza y piedra pómez, y en un momento dado, con el mar cada vez más salvaje, un timonel recomendó que regresaran. En el relato de Plinio el Joven, fue entonces cuando su tío pronunció las palabras inmortales: "La fortuna favorece a los valientes". El Anciano se instaló donde pudo, en Stabiae, al sur de Pompeya, y decidió investigar. Murió como resultado de su compromiso con la investigación de campo, presumiblemente asfixiado por humos volcánicos. Tenía 56 años.

La historia avanza hasta 1900, cuando, durante un estallido de actividad para desenterrar ruinas conservadas por las capas de ceniza, se desenterraron 73 esqueletos cerca de la playa en lo que una vez fue Stabiae. Un cuerpo llevaba brazaletes de oro con diseños de víboras, un collar de oro de tres hilos y un parazonio, una daga triangular enfundada en conchas marinas, con empuñadura de marfil. El esqueleto estaba en decúbito supino, su cráneo descansaba sobre un pilar.El terrateniente, Gennaro Matrone, tuvo el presentimiento de que se trataba de los restos de Plinio el Viejo (el Joven escribió sobre el cuerpo de su tío tendido como dormido al día siguiente de la erupción), pero la prensa se rió de su teoría.

"Los arqueólogos argumentaron que un almirante romano nunca habría aparecido tan lleno de joyas, como una bailarina de cabaret", dijo Russo. Su propia investigación indicó que era costumbre que los oficiales superiores de la marina usaran tales adornos.

Desanimado, Matrone vendió las joyas y volvió a enterrar la mayoría de los huesos, quedando solo la daga, el cráneo y la mandíbula inferior, dijo Russo. Hace unos 70 años, los artefactos fueron donados al Museo Storico Nazionale Dell'Arte Sanitaria en Roma. Los curadores exhibieron los objetos, que se ajustaban a los de una foto tomada por Matrone, y rápidamente catalogaron el cráneo como "el cráneo de Plinio el Viejo". El reclamo en la etiqueta se cubrió más tarde para que dijera: "Cráneo de las excavaciones de Pompeya y atribuido a Plinio".

En 2017, después de que Cionci relatara el misterio en el diario La Stampa, con sede en Turín, se lanzó el Proyecto Plinio. La secuenciación del ADN y un análisis de la forma y las suturas del cráneo sugirieron que el cráneo se ajustaba al perfil general del Anciano. Sin embargo, Luciano Fattore, antropólogo y profesor ocasional de la Universidad de Nápoles "L’Orientale", advirtió que cuanto mayor es el individuo, menos confiable es el rango de edad. "En promedio, sin embargo, los datos son compatibles con la posibilidad de que el cráneo sea de Plinio", dijo. “Este es un proceso de pistas, con evidencias muy fuertes”.

El equipo del Sr. Cionci se animó cuando el examen de los isótopos en el esmalte de los dientes en la mandíbula reveló que el propietario podría haber crecido en el norte de Italia, el lugar de nacimiento de Plinio. Luego llegó la noticia desalentadora de que la mandíbula probablemente provenía de un hombre de ascendencia norteafricana que había muerto a los treinta años.

El Sr. Cionci especula que Matrone jugó a mezclar y combinar con los huesos, tomando prestada la mandíbula de un esqueleto de un esclavo que vivía en la finca de Plinio y servía como su guardaespaldas. Una nota a pie de página en "La sombra del Vesubio" se refiere a un antiguo rumor de que Plinio fue asesinado por un esclavo "a quien instó a apresurar su muerte en el calor agonizante". La hipótesis del Sr. Cionci plantea la tentadora posibilidad de que el incomparable conjunto de huesos sea una amalgama de asesino y asesinado.

Como era de esperar, algunos académicos destacados se muestran profundamente escépticos ante las conclusiones del Proyecto Plinio. El Dr. Dunn, que ha seguido de cerca los acontecimientos, se preguntó por qué, si el cuerpo de Plinio el Viejo se había encontrado en una postura para dormir, su cuerpo no había sido sepultado.

"Si este es el cráneo de Plinio el Viejo, estaría absolutamente atónita", dijo. “La ciencia no parece haber establecido esa conexión, y no podemos saber con certeza que el cráneo se encontró como se describe o descartar la posibilidad de que se colocó de manera oportunista para dar crédito a la teoría de que era suyo. Es una pena que no podamos recrear el momento de su descubrimiento ".

Citó un modismo que Plinio acuñó en una receta para una especie de antídoto contra el veneno: addito salis grano, con un grano de sal. "Nos hemos apropiado de la frase para significar leer o tomar con precaución", dijo.

En un correo electrónico, Francesco Sirano, director del Parque Arqueológico de Herculano, y que no participó en el Proyecto Plinio, elogió el esfuerzo por “traer de regreso a una base científica sólida un debate cerrado demasiado apresuradamente” a principios del siglo XX. “El grupo de investigadores está tratando de obtener el máximo de los resultados de los escasos restos arqueológicos y antropológicos, también gracias a la ayuda de las nuevas tecnologías”.

Por su parte, el Sr. Cionci observó que los nuevos descubrimientos en la historia y la ciencia a menudo son rechazados por el establecimiento, pero con el tiempo se vuelven ampliamente aceptados. Por otra parte, la comunidad médica moderna todavía no ha aceptado el tratamiento de Pliny para las úlceras, que incluye sal y miel, mantequilla, caracoles aplastados y las cenizas de la cabeza de un perro cremado.


Un tesoro de nuevos descubrimientos denisovanos revelados en una reciente conferencia antropológica: historia

A N D R E W C O L L I N S

ESCRITOR, EXPLORADOR Y PROFESOR

24-25 de abril de 2021. Andrew se une a una gran cantidad de otros oradores para la Tercera Conferencia de Orígenes Antiguos que está sucediendo & # 150 y # 146 es mejor que nunca. El tema es Ancient Hi-Tech Uncovered. Un equipo de destacados autores, expertos e investigadores expondrá los secretos de la tecnología antigua y perdida de todo el mundo. Haga clic para obtener pases completos de fin de semana y más. Andrew hablará sobre la tecnología perdida de los denisovanos y su impacto en el surgimiento de la civilización humana. También participará en un panel de debate.

Andrew ahora está escribiendo artículos regulares para Ancient Origins sobre las últimas noticias del mundo de la arqueología y la antropología.

Aquí hay un desglose de los artículos de Andrew publicados en Ancient Origins

La primera mujer gobernante del Antiguo Egipto fue Sobekneferu. Ella reinó durante unos breves años hace unos 3800 años. Tan breve como fue su reinado, ha tenido un impacto masivo en la conciencia popular: su memoria contenida en cada momia femenina resucitada para vivir nuevamente en películas taquilleras como The Mummy de 2017 y The Awakening de 1980. Todas estas películas se inspiraron en la novela post-victoriana La joya de las siete estrellas, del escritor de Drácula Bram Stoker, publicada en 1903. Eligió a Sobekneferu como su modelo a seguir para la antigua reina egipcia que aparece en la historia. Lea cómo sucedió esto y las antiguas creencias estelares a las que se adhirió Sobekneferu en la primera parte de lo que será una serie de tres partes sobre esta mujer poderosa y altamente enigmática que gobernó el imperio antiguo más grande del mundo de su época. El artículo presenta una nueva y sorprendente impresión artística de Sobekneferu por el talentoso artista londinense Russell M. Hossain.

En la primera parte de este artículo vimos cómo la primera faraona de Egipto, Sobekneferu (también escrita como Neferusobek) ha emergido como un personaje importante tanto en la ficción literaria como en el cine. Su vida misteriosa y su devoción por dioses primitivos como el dios cocodrilo Sobek sin duda ayudaron a fomentar esta imagen romántica. A pesar de esto, los logros de Sobekneferu en la vida siguen siendo un enigma. Para comprender mejor el legado duradero de Sobekneferu, examinamos los monumentos asociados directa o indirectamente con ella, ya que pueden proporcionar ciertas pistas sobre sus acciones en la vida. Observamos el complejo funerario de su padre Amenemhet III en Hawara en El Faiyum, que incluye el famoso Laberinto de la antigüedad, así como la propia pirámide de Sobekneferu en Mazguneh. Examinamos también el extraño templo megalítico ubicado en Qasr el-Sagha, al norte del lago Qarun en el Oasis de Faiyum, uno de los sitios más misteriosos de Egipto. Vemos cómo estos sitios se interrelacionan reflejando no solo un homenaje a los constructores de pirámides del Imperio Antiguo en lugares como Giza, sino también a la estrella Eltanin en la constelación de Draco, el híbrido hipo-cocodrilo de la antigua astronomía egipcia.


Durrington Shafts es el mayor enigma de la arqueología británica durante mucho tiempo. Pero, ¿quién lo construyó, cuándo y por qué? La evidencia sugiere que fue construido en la primera mitad del tercer milenio a. C. por la enigmática cultura Grooved Ware, y que funciona como un enorme templo sónico. Sus ejes de paredes rectas probablemente actuaron como resonadores de sonido. Es más, la forma general de la estructura no es la de un círculo perfecto, sino la de un círculo aplanado de Tipo D, tal como lo definió el ingeniero escocés, el profesor Alexander Thom, el topógrafo de alrededor de 250 círculos en las Islas Británicas. Por último, se demuestra cómo Durrington Shafts se ajusta a la rígida geometría del paisaje vinculada con otros monumentos en el paisaje de Stonehenge-Durrington. Se utilizó una unidad fundamental de longitud en esta relación de sitio a sitio que equivale a 144 pies en la antigua medida imperial, lo más probable es que esta sea una elección deliberada ya que corresponde a la longitud de onda de 7.85 Hz, la frecuencia de sonido fundamental calculada en conexión con los ejes de Durrington. .

Andrew Collins analiza el reciente anuncio de que tres de los recintos de piedra más antiguos de G & oumlbekli Tepe se ajustan a una geometría subyacente con un triángulo equilátero. Él muestra cómo estos descubrimientos, hechos por dos arqueólogos israelíes de la Universidad de Tel Aviv, parecen confirmar la orientación del complejo y dar peso a la hipótesis de que sus recintos fueron construidos para apuntar a las estrellas. Este nuevo estudio también revisa la evidencia anterior que indica que el descubrimiento de un gran diseño en G & oumlbekli Tepe fue quizás inevitable.

Los islandeses tienen rastros notables de ADN denisovano. Descubra las implicaciones de este increíble descubrimiento y lo que significa para la prehistoria europea en este nuevo artículo. Presenta las islas Orkney, megalitos, círculos de piedra, el mundo perdido de Doggerland, Swiderians, tecnologías de herramientas de hoja, pueblos que hablan el idioma finno-ugrio, G & oumlbekli Tepe, tecnología e innovación denisovanas y, por supuesto, ¡vikingos!

El rostro de un denisovano siberiano de George Hernandez (crédito de la foto: G Hernandez).

El aspecto que podrían haber tenido los denisovanos ha sido uno de los debates más candentes en paleoantropología desde el descubrimiento de este linaje humano extinto en 2010. Andrew Collins, en colaboración con la investigadora histórica Debbie Cartwright y el artista californiano George Hernandez, reúne todas las pruebas para recrear el rostro de un denisovano siberiano que caminó por última vez sobre la tierra hace 45.000 años

Un nuevo estudio genético revela nueva información sobre el genoma asiático y el alcance de la ascendencia denisovana entre las poblaciones asiáticas. También proporciona nueva información sobre la posible presencia de los denisovanos en el subcontinente indio, incluido el hecho de que bien podrían ser recordados en la mitología como la legendaria raza demoníaca conocida como Rakshasas.

Andrew informa sobre el reciente descubrimiento de una figura de marfil de mamut de 45.000 años de antigüedad de un león cavernario encontrada en Siberia & # 146s Denisova Cave. Él especula sobre su probable origen denisovano y cómo una serie de filas de muescas en su superficie pulida podrían indicar una conexión entre el león cavernario y la luna y el ciclo de eclipse lunar de 18 años.

Andrew analiza nuevas pruebas de que los denisovanos bien podrían haber transmitido a los humanos anatómicos modernos rasgos genéticos relacionados con el autismo. Si este es el caso, entonces también fortalece el caso de que los propios denisovanos hayan tenido atributos únicos que, en términos actuales, podrían clasificarse como en el espectro autista y / o de naturaleza sabia. Esto bien podría haber incluido la capacidad de contar calendarios, que originalmente probablemente tenía una función más práctica relacionada con las predicciones sobre los ciclos del sol y la luna, en particular los próximos eclipses.

En este innovador artículo, Andrew revisa nueva evidencia arqueológica que muestra que los habitantes de la cueva Qesem de Israel hace unos 400.000 años mostraron una innovación extremadamente avanzada. Sin embargo, extrañamente, estos humanos arcaicos muestran una clara evidencia de tener rasgos fisiológicos humanos modernos, a pesar de que los primeros Homo sapiens conocidos datan de una época mucho más tardía. Andrew continúa proponiendo que los habitantes de Qesem fueron quizás los precursores de los denisovanos siberianos, y su interés en el chamanismo cisne explica la proliferación de ascendencia cisne y chamanismo cisne entre los pueblos indígenas de Siberia y Mongolia desde el Paleolítico superior hasta el moderno. día.

Andrew informa sobre el reciente descubrimiento de un hueso de ala de cisne de 420.000 años de antigüedad en la cueva Qesem cerca de Tel Aviv en el Israel actual, que está revelando la evidencia más temprana de chamanismo en cualquier parte del mundo. La importancia del cisne como tótem animista entre los habitantes de la cueva sugiere ahora que incluso para esta época, al final del Paleolítico Inferior, el símbolo del pájaro se veía como un símbolo del alma humana en vuelo. un descubrimiento increíble con implicaciones increíbles para nuestra comprensión del surgimiento de la cosmología y el chamanismo entre nuestros antepasados ​​más antiguos.

Aquí Andrew explora las implicaciones del descubrimiento de una mandíbula de Denisovan en una cueva en el Tíbet, y cómo sus rasgos dentales únicos revelan un patrón único que se encuentra entre un gran número de pueblos asiáticos del este y sureste, particularmente aquellos en el extremo oriental del Eurasia. continente. Esta nueva información puede proporcionar una nueva comprensión del alcance de la migración no solo de los denisovanos, sino también de sus descendientes modernos tanto en el continente euroasiático como en las Américas.

En este artículo, Andrew trabaja con un equipo de voluntarios chinos en un gran experimento para probar las propiedades acústicas de la Gran Pirámide, con algunos resultados bastante extraordinarios. Explica cómo se produjo este experimento único después de una discusión con el ingeniero británico Rodney Hale, y cómo ha demostrado la relación acústica entre las distintas cámaras clave de la pirámide.

En la segunda parte de este importante artículo, Andrew analiza los resultados de su Experimento de la Gran Pirámide en febrero de 2019, mostrando que el pasaje sin salida en la cámara subterránea de la estructura funciona como un tubo de resonancia de sonido que produce infrasonidos, algo que se ha asociado con el tocar instrumentos musicales con fines rituales durante miles de años. También muestra que los niveles de infrasonidos detectados dentro del tubo se ven afectados por la presencia de la conciencia humana.

Andrew informa sobre un tesoro de nuevos descubrimientos relacionados con los denisovanos publicados en el momento de la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Antropólogos Físicos celebrada en Cleveland, Ohio. Incluyen detalles de una mandíbula humana arcaica (mandíbula inferior) encontrada en el Tíbet en 1980 y recientemente identificada como la de un denisovano. También analiza dos nuevos estudios genéticos que muestran divisiones muy claras entre los denisovanos siberianos del norte y este de Eurasia y dos variantes de los denominados australo- o sunda denisovanos que se encuentran en la parte sur y sureste del continente euroasiático. Una de estas variantes posteriores, que vive en Indonesia, Filipinas y Papúa Nueva Guinea, bien podría haber sobrevivido hasta hace entre 30.000 y 15.000 años, en contraste con los denisovanos siberianos que desaparecieron hace 45.000 años.


Cómo descubrieron los científicos la asombrosa complejidad de la evolución humana

En 1859, 14 años después de la fundación de esta revista, Charles Darwin publicó el libro científico más importante jamás escrito. En el origen de las especies revolucionó la comprensión del mundo natural de la sociedad. Desafiando el dogma victoriano, Darwin argumentó que las especies no eran inmutables, cada una creada especialmente por Dios. Más bien, la vida en la tierra, en toda su deslumbrante variedad, había evolucionado descendiendo de un antepasado común con modificaciones por medio de la selección natural. Pero a pesar de todas las brillantes ideas de Darwin sobre los orígenes de las hormigas y los armadillos, los murciélagos y los percebes, en el gran libro se descuida una especie: la suya propia. De Homo sapiens, Darwin solo hizo una mención de pasada en la penúltima página del tomo, señalando tímidamente que "se arrojará luz sobre el origen del hombre y su historia". Eso es todo. Eso es todo lo que escribió sobre el amanecer de la especie más importante del planeta.

No fue porque Darwin pensara que los humanos de alguna manera estaban exentos de la evolución. Doce años después publicó un libro dedicado a ese mismo tema, El Descenso del Hombre. En él, explicó que discutir sobre humanos en su tratado anterior solo habría servido para prejuzgar aún más a los lectores contra su idea radical. Sin embargo, incluso en este trabajo posterior, tuvo poco que decir sobre los orígenes humanos per se, y en cambio se centró en exponer el caso a partir de la anatomía, la embriología y el comportamiento comparativos que, como todas las especies, los humanos habían evolucionado. El problema era que casi no había ningún registro fósil de humanos en ese momento que proporcionara evidencia de etapas anteriores de la existencia humana. En ese entonces, "lo único que sabías era lo que podías razonar", dice el paleoantropólogo Bernard Wood de la Universidad George Washington.

Para su crédito, Darwin hizo observaciones astutas sobre nuestra especie y predicciones sobre nuestro pasado antiguo basadas en la información que estaba disponible para él. Argumentó que todos los seres humanos vivos pertenecen a una especie y que todas sus "razas" descienden de un único linaje ancestral. Y señalando las similitudes anatómicas entre humanos y simios africanos, concluyó que los chimpancés y los gorilas eran los parientes vivos más cercanos de los humanos. Dada esa relación, supuso, los primeros antepasados ​​humanos probablemente vivieron en África.

Desde entonces, dice Wood, "la evidencia ha llegado". En el último siglo y medio, la ciencia ha confirmado la predicción de Darwin y ha reunido una descripción detallada de nuestros orígenes. Los paleoantropólogos han recuperado homínidos fósiles (el grupo que comprende H. sapiens y sus parientes extintos) que abarcan los últimos siete millones de años. Este extraordinario registro muestra que los homínidos de hecho comenzaron en África, donde evolucionaron de simios cuadrúpedos a las criaturas erguidas, de dedos ágiles y cerebro grande que somos hoy.

Y el registro arqueológico de las creaciones de los homínidos, que abarca aproximadamente la mitad de ese tiempo, traza su evolución cultural, desde los primeros experimentos con herramientas de piedra sencillas hasta la invención de símbolos, canciones e historias, y traza mapas de nuestros antepasados ​​repartidos por todo el mundo. Los fósiles y los artefactos demuestran que durante la mayor parte del período durante el cual nuestro linaje ha estado evolucionando, múltiples especies de homínidos caminaron por la tierra. Los estudios de ADN moderno y antiguo han generado conocimientos sorprendentes sobre lo que sucedió cuando se encontraron. Los neandertales fueron la primera especie de homínido extinta en ser reconocida en el registro fósil y la primera en producir ADN antiguo. Crédito: Javier Trueba Fuente científica

La saga humana, ahora entendemos, es mucho más intrincada de lo que imaginaban los eruditos de antaño. Los pulcros tropos de nuestra prehistoria se han derrumbado bajo el peso de la evidencia: no hay un solo eslabón perdido que una a los simios y la humanidad, no hay una marcha de progreso hacia un objetivo predestinado. Nuestra historia es complicada, desordenada y aleatoria. Sin embargo, todavía puede adaptarse a la teoría de la evolución de Darwin y, de hecho, valida aún más ese marco.

Esto no quiere decir que los científicos lo tengan todo resuelto. Quedan muchas preguntas. Pero mientras que el origen de los humanos fue una vez una especulación incómoda en la gran idea de Darwin, ahora se encuentra entre los ejemplos mejor documentados del poder transformador de la evolución.

Los humanos somos criaturas extrañas. Caminamos erguidos sobre dos piernas y poseemos cerebros de gran tamaño, inventamos herramientas para satisfacer todas nuestras necesidades y expresarnos mediante símbolos, y hemos conquistado todos los rincones del planeta.Durante siglos, los científicos han tratado de explicar cómo llegamos a ser, nuestro lugar en el mundo natural.

Esta búsqueda fue a menudo distorsionada por ideologías racistas. Considere la era que condujo al nacimiento de la teoría explosiva de Darwin. En la década de 1830, mientras un joven Darwin realizaba su trascendental viaje a bordo del Beagle, se estaba llevando a cabo un movimiento para promover la idea de que los diversos grupos humanos modernos de todo el mundo, las razas, tenían orígenes distintos. Para construir el caso del poligenismo, como se conoce a la teoría, científicos como Samuel Morton en Filadelfia recolectaron cráneos de personas de todo el mundo y midieron sus tamaños y formas, creyendo falsamente que esos atributos eran sustitutos de la inteligencia. Cuando clasificaron los especímenes de superiores a inferiores, los europeos saldrían convenientemente en la parte superior y los africanos en la parte inferior. “Había un deseo de proporcionar una justificación científica para las estructuras políticas y de poder”, dice la genetista antropológica Jennifer Raff de la Universidad de Kansas. "Era la ciencia al servicio de la esclavitud y el colonialismo".

Aunque el trabajo de Darwin se inclinó firmemente por el lado del monogenismo, la idea de que todos los seres humanos comparten un ancestro común, fue cooptado para apoyar las nociones sobre la superioridad racial. El darwinismo social, por ejemplo, aplicó mal las ideas de Darwin sobre la lucha por la existencia en la selección natural a la sociedad humana, proporcionando una racionalización pseudocientífica de la injusticia social y la opresión. El propio Darwin no suscribió tales puntos de vista. De hecho, su oposición a la esclavitud puede haber sido una fuerza impulsora en su agenda de investigación, según sus biógrafos Adrian Desmond y James Moore.

Cuando Darwin publicó El Descenso del Hombre, en 1871, la idea de que los humanos habían evolucionado a partir de un ancestro común con los simios ya estaba ganando terreno en la comunidad científica gracias a los libros publicados en la década de 1860 por el biólogo inglés Thomas Henry Huxley y el geólogo escocés Charles Lyell. Aún así, la evidencia fósil para apoyar esta afirmación fue escasa. Los únicos fósiles de homínidos conocidos por la ciencia fueron un puñado de restos de unas pocas decenas de miles de años que se habían recuperado de sitios en Europa. Algunos fueron H. sapiens otros eventualmente serían reconocidos como una especie separada pero muy relacionada, Homo neanderthalensis. La implicación era que los fósiles de ancestros humanos más parecidos a los simios estaban en algún lugar del mundo, esperando ser descubiertos. Pero la sugerencia de Darwin, como Huxley antes que él, de que esos antepasados ​​se encontrarían en África encontró resistencia por parte de los estudiosos que veían a Asia como un lugar de nacimiento más civilizado para la humanidad y enfatizaban las similitudes entre los humanos y los gibones de Asia.

Quizás no debería sorprender, entonces, que cuando apareció el primer fósil de homínido significativamente más antiguo y más primitivo que los de Europa, no procediera de África sino de Asia. En 1891, el anatomista holandés Eugène Dubois descubrió restos en la isla indonesia de Java que, en su opinión, pertenecían al eslabón perdido largamente buscado entre los simios y los humanos. El hallazgo, al que nombró Pithecanthropus erectus, estimuló nuevos esfuerzos para enraizar a la humanidad en Asia. (Ahora sabemos que el fósil de Dubois # 8217 tenía entre 700.000 y un millón de años y pertenecía a un homínido que era mucho más parecido a un humano que a un simio, Homo erectus.)

Dos décadas después, la búsqueda se dirigió a Europa. En 1912, el arqueólogo aficionado Charles Dawson informó que había encontrado un cráneo con un cráneo humano y una mandíbula simiesca en un antiguo pozo de grava cerca del sitio de Piltdown en East Sussex, Inglaterra. El Hombre de Piltdown, como se apodó al espécimen, fue uno de los principales contendientes por el eslabón perdido hasta que fue expuesto en 1953 como un emparejamiento fraudulento de un cráneo humano moderno con la mandíbula inferior de un orangután.

Piltdown sedujo tanto a los eruditos con la perspectiva de hacer de Europa la sede de los orígenes humanos que casi ignoraron a un homínido antiguo real que apareció en África, uno incluso más antiguo y más parecido a un simio que el que Dubois descubrió. En 1925, 43 años después de la muerte de Darwin, el anatomista Raymond Dart publicó un artículo en el que describía un fósil de Taung, Sudáfrica, con un cráneo simiesco y dientes humanos. Dart nombró a ese fósil, un cráneo joven y # 8217 que ahora se sabe que tiene alrededor de 2.8 millones de años.Australopithecus africanus, "El simio del sur de África". Pero el establecimiento científico tardaría casi 20 años en aceptar el argumento de Dart de que el llamado Niño Taung era de inmensa importancia: el fósil vinculaba a los humanos con los simios africanos.

La evidencia de los orígenes africanos de la humanidad se ha acumulado desde entonces. Todos los rastros de homínidos de más de 2,1 millones de años, y ahora hay bastantes, proceden de ese continente.

Incluso como descubrimientos fósiles demostró que Darwin tenía razón sobre el lugar de nacimiento de la humanidad, el patrón de nuestro surgimiento seguía siendo difícil de alcanzar. El propio Darwin describió la evolución como un proceso de ramificación en el que las especies ancestrales se dividen en dos o más especies descendientes. Pero una tradición de larga data de organizar la naturaleza jerárquicamente, que se remonta a Platón y Aristóteles y la Gran Cadena del Ser, prevaleció, dando lugar a la noción de que nuestra evolución se desarrolló de manera lineal de lo simple a lo complejo, de lo primitivo a lo moderno. La imaginería popular reflejaba y reforzaba esta idea, a partir de una caricatura en Puñetazo & # 8217s Almanack para 1882 que muestra una progresión de la lombriz de tierra a Darwin, a la ilustración icónica del mono al hombre que apareció en el libro Time-Life de 1965 Hombre prehistórico y se conoció como la Marcha del Progreso.

Sin embargo, a partir de la rica variedad de fósiles y artefactos recuperados de todo el mundo en el siglo pasado, los paleoantropólogos ahora pueden reconstruir algo del momento y el patrón de la evolución humana. Los hallazgos muestran claramente que este esquema de archivo único ya no es sostenible. La evolución no avanza de manera constante hacia metas predeterminadas. Y muchos especímenes de homínidos no pertenecen a nuestra línea directa de ascendencia sino a ramas laterales de la humanidad, experimentos evolutivos que terminaron en extinción.

Desde el principio, nuestros rasgos definitorios evolucionaron no al unísono sino poco a poco. Tomemos nuestro modo de locomoción, por ejemplo. H. sapiens es lo que los antropólogos llaman un bípedo obligado: nuestros cuerpos están hechos para caminar sobre dos piernas en el suelo. Podemos trepar a los árboles si es necesario, pero hemos perdido las adaptaciones físicas que otros primates tienen para la vida arbórea. Fósiles fragmentarios de los homínidos más antiguos conocidos:Sahelanthropus tchadensis desde Chad, Orrorin tugenensis de Kenia y Ardipithecus kadabba de Etiopía: muestran que nuestros primeros antepasados ​​surgieron hace entre siete millones y 5.5 millones de años. Aunque son simiescos en muchos aspectos. todos exhiben características asociadas con caminar sobre dos piernas en lugar de cuatro. En SahelanthropusPor ejemplo, el orificio de la base del cráneo por el que pasa la médula espinal tiene una posición adelantada que sugiere una postura erguida. La marcha bípeda puede haber sido, por tanto, uno de los primeros rasgos que distinguieron a los homínidos de los simios ancestrales.

Sin embargo, nuestros antepasados ​​parecen haber conservado los rasgos necesarios para la locomoción arbórea durante millones de años después de que desarrollaron por primera vez la capacidad de caminar sobre dos piernas. Australopithecus afarensis, que vivió en el este de África hace 3,85 millones a 2,95 millones de años y está representado por el esqueleto conocido como Lucy, descubierto en 1974, era un bípedo capaz. Pero tenía brazos largos y fuertes y dedos curvos, características asociadas con la escalada de árboles. Pasaría otro millón de años antes de que las proporciones modernas de las extremidades evolucionaran y comprometieran a los homínidos a vivir en el suelo, comenzando con los primeros H. erectus en África (a veces llamado Homo ergaster).

El cerebro evolucionó con un horario bastante diferente. A lo largo de la evolución humana, el tamaño del cerebro se ha más que triplicado. Una comparación de la caja del cerebro de A. afarensis con el de los mucho mayores Sahelanthropus, sin embargo, muestra que casi nada de ese crecimiento ocurrió en los primeros millones de años de la evolución humana. De hecho, la mayor parte de la expansión tuvo lugar en los últimos dos millones de años, quizás gracias a un circuito de retroalimentación en el que los avances en la tecnología (herramientas de piedra y similares) dieron a los homínidos acceso a alimentos más nutritivos como la carne, que podrían alimentar una mayor y por lo tanto un cerebro más exigente enérgicamente, que a su vez podría idear una tecnología aún mejor, y así sucesivamente. Los cambios en la forma y estructura del cerebro acompañaron estos avances, con más espacio asignado a las regiones involucradas en el lenguaje y la planificación a largo plazo, entre otras funciones cognitivas avanzadas.

Este patrón de mosaico de la evolución de los homínidos en el que diferentes partes del cuerpo evolucionaron a diferentes ritmos produjo algunas criaturas sorprendentes. Por ejemplo, Australopithecus sediba de Sudáfrica, que data de hace 1,98 millones de años, tenía una mano humana unida a un brazo parecido a un simio, un gran canal de parto pero un cerebro pequeño, y un tobillo avanzado conectado a un hueso primitivo del talón.

A veces, la evolución incluso se duplicó sobre sí misma. Cuando uno examina un fósil de homínido, puede ser difícil discernir si la especie retuvo un rasgo primitivo como el tamaño pequeño del cerebro de un antepasado anterior o si perdió la característica y luego la volvió a evolucionar. Pero el extraño caso de Homo floresiensis bien puede ser un ejemplo de esto último. Este miembro de la familia humana vivió en la isla de Flores en Indonesia hace tan solo 50.000 años, pero se parecía en muchos aspectos a algunos de los miembros fundadores de nuestro género que vivieron más de dos millones de años antes. No solo H. floresiensis tener un cuerpo pequeño, pero también poseía un cerebro notablemente diminuto para Homo, aproximadamente del tamaño de un chimpancé & # 8217s. Los científicos & # 8217 mejor conjeturan es que esta especie desciende de un más musculoso, inteligente Homo especie que quedó abandonada en Flores y evolucionó su diminuto tamaño como una adaptación a los limitados recursos alimenticios disponibles en su isla natal. Al hacerlo, H. floresiensis parece haber revertido lo que los investigadores alguna vez consideraron una tendencia definitoria de Homo & # 8217s evolución: la inexorable expansión del cerebro. Sin embargo, a pesar de su pequeño cerebro, H. floresiensis todavía se las arregló para hacer herramientas de piedra, cazar animales para comer y cocinar sobre fogatas.

Además de la complejidad de nuestra historia, ahora está claro que durante la mayor parte del tiempo durante el cual los humanos han estado evolucionando, múltiples especies de homínidos caminaron por la tierra. Hace entre 3,6 millones y 3,3 millones de años, por ejemplo, al menos cuatro variedades de homínidos vivían en África. El paleoantropólogo Yohannes Haile-Selassie del Museo de Historia Natural de Cleveland y su equipo han recuperado restos de dos de ellos, A. afarensis y Australopithecus deyiremeda, así como una posible tercera criatura conocida solo por un pie fósil distintivo, en una sola área llamada Woranso-Mille en Etiopía & # 8217s región de Afar. Cómo lograron compartir el paisaje es un tema de investigación actual. “Las especies competidoras podrían coexistir si hubiera muchos recursos o si estuvieran explotando diferentes partes del ecosistema”, dice Haile-Selassie.

Más tarde, hace aproximadamente entre 2,7 millones y 1,2 millones de años, representantes de nuestro género, Homo—Usuarios de herramientas de cerebro grande con mandíbulas y dientes delicados— compartían las praderas del sur y este de África con una rama de la humanidad radicalmente diferente. Miembros del género Paranthropus, estos homínidos tenían dientes y mandíbulas enormes, pómulos hinchados y crestas en la parte superior de la cabeza que anclaban poderosos músculos masticadores. Aquí la coexistencia se comprende algo mejor: mientras que Homo parece haber evolucionado para explotar una amplia variedad de plantas y animales como alimento, Paranthropus especializada en el procesamiento de alimentos vegetales duros y fibrosos.

H. sapiens también se superponen con otros tipos de humanos. Cuando nuestra especie estaba evolucionando en África hace 300.000 años, varios otros tipos de homínidos también vagaban por el planeta. Algunos, como los fornidos neandertales de Eurasia, eran parientes muy cercanos. Otros, incluyendo Homo naledi en Sudáfrica y H. erectus en Indonesia, pertenecía a linajes que divergieron del nuestro en el pasado profundo. Incluso tan recientemente como hace 50.000 años, la diversidad de homínidos era la regla, con los neandertales, los misteriosos denisovanos de Asia, diminutos H. floresiensis y otro pequeño homínido, el recientemente descubierto Homo luzonensis de Filipinas, todos en general.

Tales descubrimientos hacen mucho Un cuadro más interesante de la evolución humana que el relato lineal que ha dominado nuestra visión de la vida. Pero plantean una pregunta persistente: ¿Cómo H. sapiens terminan siendo la única ramita sobreviviente en lo que alguna vez fue un exuberante arbusto evolutivo?

Aquí están los hechos del caso. Sabemos por los fósiles encontrados en el sitio de Jebel Irhoud en Marruecos que nuestra especie se originó en África hace al menos 315.000 años. Hace unos 200.000 años comenzó a hacer incursiones fuera de África, y hace 40.000 años se había establecido en toda Eurasia. Algunos de los lugares H. sapiens colonizados fueron ocupados por otras especies de homínidos. Finalmente, todas las demás personas desaparecieron. Hace unos 30.000 a 15.000 años, con el fin de los neandertales en Europa y los denisovanos en Asia, H. sapiens estaba solo en el mundo.

Los investigadores a menudo han atribuido el éxito de nuestra especie a una cognición superior. Aunque los neandertales en realidad tenían cerebros un poco más grandes que el nuestro, el registro arqueológico parecía indicar que solo H. sapiens elaboró ​​herramientas especializadas y utilizó símbolos, lo que sugiere una capacidad para el lenguaje. Quizás, el pensamiento fue, H. sapiens ganó en virtud de una previsión más aguda, mejor tecnología, estrategias de búsqueda de alimentos más flexibles y redes sociales más grandes para el apoyo en tiempos difíciles. Alternativamente, algunos investigadores han propuesto, tal vez H. sapiens libró la guerra a sus rivales, exterminándolos directamente.

Pero los descubrimientos recientes han desafiado estos escenarios. La tecnología neandertal, según han aprendido los arqueólogos, era mucho más variada y sofisticada de lo que se pensaba. Los neandertales también hicieron joyas y arte, elaboraron colgantes con conchas y dientes de animales y pintaron símbolos abstractos en las paredes de las cuevas. Además, es posible que no hayan sido nuestros únicos parientes iluminados: un caparazón grabado de 500.000 años de Java sugiere que H. erectus también poseía pensamiento simbólico. Si los homininos arcaicos tuvieran muchas de las mismas facultades mentales que H. sapiens, ¿por qué prevaleció este último?

Las condiciones bajo las cuales H. sapiens tuvo su comienzo puede haber jugado un papel. Los datos fósiles y arqueológicos sugieren que nuestra especie permaneció principalmente en África durante los primeros doscientos mil años de su existencia. Allí, argumentan algunos expertos, evolucionó como una población de subgrupos interconectados repartidos por todo el continente que se dividieron y reunieron una y otra vez durante milenios, lo que permitió períodos de evolución aislados seguidos de oportunidades para el mestizaje y el intercambio cultural. Esta crianza evolutiva puede haberse perfeccionado H. sapiens en un homínido especialmente adaptable. Pero esa no es toda la historia, como ahora sabemos por la genética.

Los análisis de ADN han revolucionado el estudio de la evolución humana. La comparación del genoma humano con los genomas de los grandes simios vivos ha demostrado de manera concluyente que estamos más estrechamente relacionados con los chimpancés y los bonobos, ya que compartimos casi el 99 por ciento de su ADN. Y los estudios a gran escala del ADN de las poblaciones humanas modernas en todo el mundo han iluminado los orígenes de la variación humana moderna, anulando la noción centenaria de que las razas son grupos biológicamente discretos con orígenes separados. “Nunca ha habido poblaciones o razas puras”, dice Raff. La variación humana moderna es continua, y la mayor parte de la variación existe realmente dentro de las poblaciones más que entre ellas, producto de nuestra historia demográfica como una especie que se originó en África con poblaciones que se mezclaron continuamente a medida que migraban alrededor del mundo.

Más recientemente, los estudios de ADN antiguo han arrojado nueva luz sobre el mundo de los primeros H. sapiens como lo fue cuando otras especies de homínidos todavía andaban por ahí. A finales de la década de 1990, los genetistas comenzaron a recuperar pequeñas cantidades de ADN de neandertales y principios de H. sapiens fósiles Eventualmente lograron obtener genomas completos no solo de los neandertales y los primeros H. sapiens pero también de los denisovanos, que se conocen a partir de unos pocos fósiles fragmentarios de Siberia y el Tíbet. Al comparar estos genomas antiguos con los modernos, los investigadores han encontrado evidencia de que nuestra propia especie se cruzó con estas otras especies. Hoy en día, las personas portan ADN de neandertales y denisovanos como resultado de estos encuentros de hace mucho tiempo. Otros estudios han encontrado evidencia de mestizaje entre H. sapiens y homínidos extintos desconocidos de África y Asia de los que no tenemos fósiles pero cuyo ADN distintivo persiste.

El apareamiento con otras especies humanas puede haber ayudado H. sapiens & # 8217 éxito. Los estudios de organismos que van desde pinzones hasta robles han demostrado que la hibridación con especies locales puede ayudar a las especies colonizadoras a florecer en entornos novedosos al proporcionarles genes útiles. Aunque los científicos aún tienen que descubrir las funciones de la mayoría de los genes que hoy en día la gente porta de los homínidos extintos, han identificado algunos y los resultados son intrigantes. Por ejemplo, los neandertales dieron H. sapiens genes de inmunidad que pueden haber ayudado a nuestra especie a defenderse de los nuevos patógenos que encontró en Eurasia, y los denisovanos contribuyeron con un gen que ayudó a las personas a adaptarse a las grandes altitudes. H. sapiens puede ser el último homínido en pie, pero obtuvo una ventaja de sus primos extintos.

Los científicos tienen muchas más piezas del rompecabezas de los orígenes humanos que antes, pero ahora el rompecabezas es mucho más grande de lo que se creía que era. Quedan muchas brechas, y es posible que algunas nunca se cierren. Tome la pregunta de por qué desarrollamos cerebros tan masivos. Con alrededor de 1.400 gramos, el cerebro humano moderno es considerablemente más grande de lo esperado para un primate del tamaño de nuestro cuerpo. “La singularidad es por qué es interesante y por qué es imposible responder científicamente”, observa Wood. Algunos expertos han sugerido que los cerebros de los homínidos se hincharon a medida que se adaptaban a las fluctuaciones climáticas entre condiciones húmedas y secas, entre otras explicaciones. Pero el problema de tratar de responder preguntas de "por qué" sobre la evolución de nuestros rasgos únicos, dice Wood, es que no hay forma de evaluar empíricamente las explicaciones propuestas. “No hay & # 8217t un contrafactual. No podemos volver a hace tres millones de años y no cambiar el clima ”.

Sin embargo, otros misterios pueden ceder a una mayor investigación. Por ejemplo, aún no sabemos cuál fue el último ancestro común de los humanos y el Sartén parecía un género que incluye chimpancés y bonobos.Los datos genómicos y fósiles sugieren que los dos linajes divergieron hace entre ocho y 10 millones de años, hasta tres millones de años antes de que el homínido más antiguo conocido caminara sobre la tierra, lo que significa que los paleoantropólogos pueden estar perdiendo una parte sustancial de nuestra prehistoria. Y apenas tienen fósiles de Sartén, que ha ido evolucionando a lo largo de su propio camino tanto tiempo como nosotros. La información puede provenir de un proyecto actualmente en curso en el centro de Mozambique, donde Susana Carvalho y René Bobe de la Universidad de Oxford y sus colegas están buscando primates fósiles, incluidos homínidos, en sedimentos más antiguos que los que produjeron Sahelanthropus, Orrorin y Ardipithecus.

Las etapas posteriores de la historia humana también están plagadas de incógnitas. Si H. sapiens ¿Se cruzó con las otras especies de homínidos que encontró, como ahora sabemos que fue, estos grupos también intercambiaron cultura? Podría H. sapiens ¿Han introducido a los neandertales en nuevas tecnologías de caza y tradiciones artísticas, o viceversa? Nuevas técnicas para recuperar ADN y proteínas antiguos de fósiles que de otro modo no serían identificables e incluso sedimentos de cuevas están ayudando a los investigadores a determinar qué especies de homínidos estaban activas y cuándo se encontraban en sitios arqueológicos clave.

Uno se pregunta a dónde nos llevarán los próximos 175 años en la búsqueda de comprender quiénes somos y de dónde venimos. Es posible que hayamos encontrado nuestro lugar en la naturaleza, ubicado nuestra ramita en el arbusto, pero todavía estamos buscándonos a nosotros mismos. Después de todo, somos sólo humanos.


Contenido

Cuando pienso en el pasado. del gato serval y un babuino que tuve como mascotas en los días de mi niñez, y que finalmente tuve que alojar en grandes jaulas, me entristece. Sin embargo, me entristece aún más, y también me enoja mucho, cuando pienso en los innumerables animales y pájaros adultos capturados y encerrados deliberadamente para el llamado "placer" y la "educación" de seres humanos irreflexivos.

Los padres de Louis, Harry (1868-1940) y Mary (May) Bazett Leakey (fallecido en 1948), eran misioneros de la Iglesia de Inglaterra en el África Oriental Británica (ahora Kenia). Harry era hijo de James Shirley Leakey (1824-1871), uno de los once hijos del retratista James Leakey. Harry Leakey fue asignado a un puesto establecido de la Sociedad Misionera de la Iglesia entre los Kikuyu en Kabete, en las tierras altas al norte de Nairobi. La estación era en ese momento una cabaña y dos carpas. La primera casa de Louis tenía un piso de tierra, un techo de paja con goteras, roedores e insectos, y ningún sistema de calefacción a excepción de braseros de carbón. Las instalaciones mejoraron lentamente con el tiempo. La misión, centro de actividad, instaló una clínica en una de las carpas y luego una escuela de niñas. Harry estaba trabajando en una traducción de la Biblia al idioma Gikuyu. Tuvo una destacada carrera en la CMS, llegando a ser canónigo de la emisora. [3]

Louis tenía un hermano menor, Douglas, y dos hermanas mayores, Gladys y Julia. Ambas hermanas se casaron con misioneros: Gladys se casó con Leonard Beecher, obispo anglicano de Mombasa y luego arzobispo de África Oriental de 1960 a 1970 Julia se casó con Lawrence Barham, el segundo obispo de Ruanda y Burundi de 1964 a 1966, su hijo Ken Barham fue más tarde el obispo de Cyangugu en Ruanda.

La casa Leakey llegó a contener a la señorita Oakes (una institutriz), la señorita Higgenbotham (otra misionera) y Mariamu (una enfermera kikuyu). Louis creció, jugó y aprendió a cazar con los nativos Kikuyus. También aprendió a caminar con el modo de andar distintivo de los Kikuyu y a hablar su idioma con fluidez, al igual que sus hermanos. Fue iniciado en el grupo étnico Kikuyu, un evento del que nunca habló, ya que juró guardar el secreto. [4]

Louis solicitó y recibió permiso para construir y mudarse a una cabaña, estilo Kikuyu, al final del jardín. Fue el hogar de su colección personal de objetos naturales, como huevos de aves y cráneos. Todos los niños desarrollaron un gran interés y aprecio por el prístino entorno natural en el que se encontraban. Criaron animales bebés y luego los entregaron a los zoológicos. Louis leyó un libro de regalos, Días antes de la historia, de H. R. Hall (1907), una obra de ficción juvenil que ilustra la prehistoria de Gran Bretaña. Comenzó a recolectar herramientas y se sintió alentado en esta actividad por un modelo a seguir, Arthur Loveridge, primer curador (1914) del Museo de Historia Natural de Nairobi, predecesor del Museo Coryndon. Este interés puede haberlo predispuesto hacia una carrera en arqueología. Su padre también fue un modelo a seguir: Canon Leakey cofundó la Sociedad de Historia Natural de África Oriental y Uganda. [5]

Ni Harry ni May tenían una constitución fuerte. De 1904 a 1906 toda la familia vivió en la casa de la madre de May en Reading, Berkshire, Inglaterra, mientras Harry se recuperaba de la neurastenia, y nuevamente en 1911-1913, mientras que May se recuperaba de la fragilidad general y el agotamiento. Durante la última estancia, Harry compró una casa en Boscombe, Hampshire. [6]

Asistencia a Cambridge Editar

En Gran Bretaña, los niños Leakey asistieron a la escuela primaria en África, tenían un tutor. La familia no participó en la Primera Guerra Mundial en África. Cuando las rutas marítimas se abrieron nuevamente en 1919, regresaron a Boscombe, donde Louis fue enviado a Weymouth College, una escuela privada para niños, cuando tenía 16 años. En tres años allí, no le fue bien y se quejó de las novatadas y las reglas que consideraba una infracción a su libertad. Un profesor le aconsejó que buscara empleo en un banco y consiguió la ayuda de un profesor de inglés para postularse a St John's College, Cambridge. Recibió una beca por sus altas calificaciones en los exámenes de ingreso.

Louis se matriculó en la Universidad de Cambridge, el alma mater de su padre, en 1922, con la intención de convertirse en misionero en el África Oriental Británica.

Con frecuencia contaba una historia sobre sus exámenes finales. Cuando llegó a Gran Bretaña, notificó al registro que hablaba suajili con fluidez. Cuando llegó a sus exámenes finales, pidió ser examinado en este idioma y las autoridades estuvieron de acuerdo. Entonces, un día, recibió dos cartas. Uno le indicó que se presentara en un momento y lugar determinados para un a viva voz examen en suajili. El otro preguntó si, al mismo tiempo y en el mismo lugar, examinaría a un candidato en suajili.

Inicio de la investigación arqueológica y paleontológica Editar

En 1922, los británicos habían sido galardonados con el África Oriental Alemana como parte del acuerdo de la Primera Guerra Mundial. Dentro del Territorio de Tanganica, los alemanes habían descubierto un sitio rico en fósiles de dinosaurios, Tendaguru. Louis fue informado por C. W. Hobley, un amigo de la familia, que el Museo Británico de Historia Natural iba a enviar una expedición de caza de fósiles dirigida por William E. Cutler al sitio. Louis solicitó y fue contratado para ubicar el sitio y administrar los detalles administrativos. [7] En 1924 partieron hacia África. Nunca encontraron un esqueleto de dinosaurio completo, y Louis fue retirado del sitio por Cambridge en 1925.

Louis cambió su enfoque a la antropología y encontró un nuevo mentor en Alfred Cort Haddon, jefe del departamento de Cambridge. En 1926, Louis se graduó con un "doble primero", o altos honores, en antropología y arqueología. Había utilizado algunas de sus calificaciones preexistentes, por ejemplo, se ofreció y aceptó el kikuyu como el segundo idioma moderno en el que se le exigía que dominara, aunque nadie allí podía evaluarlo. La universidad aceptó una declaración jurada de un jefe kikuyu firmada con una huella digital.

A partir de 1925, Louis dio conferencias y escribió sobre temas arqueológicos y paleontológicos africanos. Al graduarse era una figura tan respetada que Cambridge lo envió a África Oriental para estudiar a los humanos africanos prehistóricos. Excavó docenas de sitios, emprendiendo por primera vez un estudio sistemático de los artefactos. Algunos de sus nombres para culturas arqueológicas todavía se usan, por ejemplo, Elmenteitan. [8]

Becario de investigación Editar

En 1927, Louis recibió una visita en un sitio llamado Gamble's Cave, cerca del lago Elmenteita, de dos mujeres de vacaciones, una de las cuales era Frida Avern (1902-1993). Avern había realizado algunos cursos de arqueología. Louis y Frida comenzaron una relación, que continuó a su regreso a Cambridge. En 1928, se casaron y continuaron trabajando cerca del lago Elmenteita. Leakey donó los hallazgos de la cueva de Gamble al Museo Británico en 1931. [9] En ese momento descubrió el sitio achelense de Kariandusi, que excavó en 1928.

Sobre la base de su trabajo allí, obtuvo una beca de investigación de posgrado en St. John's College y regresó a Cambridge en 1929 para clasificar y preparar los hallazgos de Elmenteita. Su mecenas y mentor en Cambridge era ahora Arthur Keith. Mientras limpiaba dos esqueletos que había encontrado, notó una similitud con uno encontrado en Olduvai Gorge por el profesor Hans Reck, un ciudadano alemán, a quien Louis había conocido en 1925 en Alemania mientras estaba de negocios para Keith.

Se conocía la geología de Olduvai. En 1913, Reck había extraído un esqueleto de Bed II en la pared del desfiladero. Argumentó que debe tener la fecha del lecho, que se creía que era de 600.000 años, a mediados del Pleistoceno. Las fechas tempranas de la evolución humana no fueron ampliamente aceptadas por el público en general en ese momento. Reck se vio envuelto en un alboroto mediático. La guerra y luego los términos de la transferencia de Tanganica de Alemania a Gran Bretaña le prohibieron regresar para resolver la cuestión. [10] En 1929, Louis visitó Berlín para hablar con el ahora escéptico Reck. Al notar una herramienta achelense en la colección de artefactos de Reck de Olduvai, apostó a Reck a que podría encontrar herramientas de piedra antiguas en Olduvai en 24 horas. [11]

Louis recibió su doctorado en 1930 a la edad de 27. Su primera hija, una hija llamada Priscilla Muthoni Leakey, nació en 1931. Sus dolores de cabeza y epilepsia regresaron, y le recetaron Luminal, que tomó por el resto de su vida.

La defensa de Reck Editar

En noviembre de 1931, Louis dirigió una expedición a Olduvai cuyos miembros incluían a Reck, [12] a quien Louis permitió que entrara primero en el desfiladero. Leakey había apostado a Reck a que Leakey encontraría herramientas achelenses dentro de las primeras 24 horas, lo cual hizo. [13] [ fuente autoeditada? ] Estos verificaron la procedencia del hallazgo de 1913, ahora llamado Olduvai Man. Los fósiles y herramientas no humanoides se extrajeron del suelo en grandes cantidades. Frida retrasó unirse a su esposo y estaba menos entusiasmada con él en nombre de Priscilla. Sin embargo, finalmente llegó y Louis la puso a trabajar. El sitio de Frida se convirtió en FLK, por Karongo ("barranco") de Frida Leakey. [14]

De vuelta en Cambridge, los escépticos no quedaron impresionados. Para encontrar evidencia de apoyo de la antigüedad del Hombre Olduvai de Reck, Louis regresó a África, excavando en Kanam y Kanjera. Encontró fácilmente más fósiles, a los que llamó Homo kanamensis. Mientras estuvo fuera, la oposición elaboró ​​alguna "evidencia" de la intrusión del Hombre Olduvai en una capa anterior, evidencia que parecía convincente en ese momento, pero que falta y ahora no se puede verificar. A su regreso, los hallazgos de Louis fueron cuidadosamente examinados por un comité de 26 científicos y fueron tentativamente aceptados como válidos. [ cita necesaria ] [15]

Escándalo editar

Con el dinero de la dote de Frida, los Leakey compraron una gran casa de ladrillos en Girton, cerca de Cambridge, a la que llamaron "The Close".

Frida ahora estaba embarazada y sufría de náuseas matutinas la mayor parte del tiempo y no pudo trabajar en las ilustraciones del segundo libro de Louis. Ancestros de Adán. En una cena ofrecida en su honor después de una conferencia suya en el Royal Anthropological Institute, Gertrude Caton-Thompson presentó a su propia ilustradora, Mary Nicol, de veinte años. Louis convenció a Mary para que se hiciera cargo de la ilustración de su libro, y unos meses más tarde la compañía se convirtió en una aventura. [16] Frida dio a luz a Colin en diciembre de 1933, y al mes siguiente Louis la dejó a ella ya su hijo recién nacido. [14] No demandaría el divorcio hasta 1936. [16]

Un panel en Cambridge investigó su moral. Las subvenciones se agotaron, pero su madre reunió suficiente dinero para otra expedición a Olduvai, Kanam y Kanjera, las dos últimas en el golfo de Winam. [17] Su trabajo anterior allí fue cuestionado por P. G. H. Boswell, [18] a quien invitó a verificar los sitios por sí mismo. Al llegar a Kanam y Kanjera en 1935, descubrieron que los marcadores de hierro que Louis había utilizado para marcar los sitios habían sido eliminados por la tribu Luo para usarlos como arpones y que ahora no podían ubicarse. Para empeorar las cosas, todas las fotos que tomó Louis se arruinaron por una fuga de luz en la cámara. Después de una búsqueda irritante e infructuosa de dos meses, Boswell se fue a Inglaterra, prometiendo, según entendía Louis, no publicar una palabra hasta que Louis regresara.

Boswell se dispuso inmediatamente a publicar tantas palabras como pudiera, comenzando con una carta en Naturaleza fechado el 9 de marzo de 1935, destruyendo las fechas de los fósiles de Reck y Louis y cuestionando la competencia de Louis. A pesar de las búsquedas de los marcadores de hierro, Boswell afirmó que "la expedición anterior (de 1931-1932) no marcó las localidades en el suelo ni registró los sitios en un mapa". [19] En un informe de campo de marzo de 1935, Louis acusó a Boswell de incumplir su palabra, pero Boswell afirmó que no había hecho tal promesa, y ahora, teniendo a la opinión pública de su lado, advirtió a Louis que retirara el reclamo. Louis no solo se vio obligado a retractarse de la acusación en su informe de campo final en junio de 1935, sino también a retractarse de su apoyo a Reck. Louis había terminado en Cambridge. Incluso sus mentores se volvieron contra él. [20]

De viaje en África Editar

Al encontrarse con Mary en África, se dirigió a Olduvai con una pequeña fiesta. Los padres de Louis continuaron instándolo a que regresara con Frida y pagarían por todos en la fiesta menos por Mary. Mary se unió a él bajo un estigma, pero su habilidad y competencia finalmente ganaron a los demás participantes. Louis y sus asociados hicieron el trabajo preliminar para futuras excavaciones en Olduvai, descubriendo docenas de sitios para un muestreo amplio, al igual que su método. Fueron nombrados en honor a la excavadora: SHK (karongo de Sam Howard), BK (Peter Bell's), SWK (Sam White's), MNK (Mary Nicol's). Louis y Mary llevaron a cabo una clínica temporal para los masai, hicieron investigaciones preliminares de Laetoli y terminaron estudiando las pinturas rupestres en la región de Kisese / Cheke. [21]

Regreso a Inglaterra Editar

Louis y Mary regresaron a Inglaterra en 1935 sin puestos ni ningún lugar donde quedarse, excepto el apartamento de la madre de Mary. Pronto alquilaron Steen Cottage en Great Munden. Este asentamiento estaba en Hertfordshire y tenía un nombre inusual que Louis, con su sentido del humor, notó en su Memorias, Capítulo 5, como "el pueblo de Nasty". Vivían sin calefacción, electricidad ni fontanería, sacando agua de un pozo y escribiendo junto a un farol de aceite. Vivieron en la pobreza durante 18 meses en este punto bajo de su fortuna, visitados al principio solo por los parientes de Mary. Louis hizo jardinería para la subsistencia y el ejercicio y mejoró la casa y los terrenos. Por fin apeló a la Royal Society, que cedió con una pequeña subvención para continuar trabajando en su colección.

Volver a África Oriental Británica Editar

Louis ya se había involucrado en asuntos tribales Kikuyu en 1928, tomando una posición en contra de la ablación genital femenina. Una noche se metió en una pelea de gritos en Kikuyu con Jomo Kenyatta, más tarde el presidente de Kenia, quien estaba dando una conferencia sobre el tema. R. Copeland, de Oxford, le recomendó solicitar al Rhodes Trust una beca para escribir un estudio sobre el Kikuyu, que se le concedió a finales de 1936 junto con un salario de dos años. En enero de 1937, los Leakey viajaron a Kenia. Colin no vería a su padre durante 20 años.

Louis regresó a Kiambaa, cerca de Nairobi, y convenció al Jefe Mayor Koinange, quien designó un comité de jefes, para que lo ayudara a describir a los Kikuyu como habían sido. Mary excavó en Waterfall Cave. [22] Se enfermó de neumonía doble y estuvo cerca de la muerte durante dos semanas en el hospital de Nairobi, tiempo durante el cual llamaron a su madre. Contrariamente a lo esperado, se recuperó y comenzó otra excavación en Hyrax Hill y luego en la cueva del río Njoro. Louis obtuvo una extensión de su beca, que utilizó parcialmente para la búsqueda de fósiles. Los descubrimientos de Leakey comenzaron a aparecer nuevamente en los periódicos.

Las tensiones entre los kikuyu y los colonos aumentaron de forma alarmante. Louis saltó a la refriega como exponente del término medio. En Kenia: contrastes y problemas, enfureció a los colonos al proclamar que Kenia nunca podría ser un "país de hombres blancos".

La policía fósil editar

El gobierno le ofreció a Louis trabajo como policía en inteligencia, lo que aceptó. Viajó por el país como buhonero, informando sobre la charla. Cuando Gran Bretaña fue a la guerra en septiembre de 1939, el gobierno de Kenia reclutó a Louis en su servicio de inteligencia africano. [23] Aparte de algunas torpezas, durante las cuales él y algunos colonos se acecharon como posibles saboteadores del puente ferroviario de Sagana, [24] su primera tarea fue abastecer y armar a las guerrillas etíopes contra los invasores italianos de su país. Creó una red clandestina utilizando a sus amigos de la infancia entre los Kikuyu. También cazaban fósiles a escondidas.

Louis realizó interrogatorios, analizó la escritura a mano, escribió transmisiones de radio y realizó investigaciones policiales periódicas. Amaba un buen misterio de cualquier tipo. El liderazgo blanco de los rifles africanos del rey lo utilizó ampliamente para aclarar muchos misterios culturales, por ejemplo, ayudó a un oficial a eliminar una maldición que inadvertidamente había puesto sobre sus hombres. [25]

Mary continuó buscando y excavando sitios. Jonathan Leakey nació en 1940. Trabajó en el Museo Conmemorativo de Coryndon (más tarde llamado los Museos Nacionales de Kenia) donde Louis se unió a ella como curadora honoraria no remunerada en 1941. Su vida fue una colección de trabajo policial y arqueológico. Investigaron la isla Rusinga y Olorgesailie. En este último lugar, fueron asistidos por un equipo de expertos italianos reclutados entre los prisioneros de guerra y puestos en libertad condicional para tal fin. [26]

En 1942 terminó la amenaza italiana, pero los japoneses comenzaron a hacer un reconocimiento con miras a desembarcar con fuerza. Louis se encontró en un trabajo de contrainteligencia, que realizó con entusiasmo e imaginación. Deborah nació, pero murió a los tres meses. Vivían en una casa de Nairobi deteriorada e infestada de insectos, proporcionada por el museo. Jonathan fue atacado por hormigas armadas en su cuna. [27]

El cambio de marea Editar

En 1944 nació Richard Leakey. En 1945, los ingresos de la familia por el trabajo policial prácticamente desaparecieron. Louis ya estaba recibiendo muchas ofertas de trabajo, pero decidió quedarse en Kenia como curador del Museo Coryndon, con un salario anual y una casa, pero lo más importante, para continuar la investigación paleoantropológica.

En enero de 1947, Luis dirigió el primer Congreso Panafricano de Prehistoria en Nairobi. Asistieron sesenta científicos de 26 países, entregando artículos y visitando los sitios de Leakey. La conferencia devolvió a Louis al redil científico y lo convirtió en una figura importante en ella.Con el dinero que ahora invirtió, Louis emprendió las famosas expediciones de 1948 y más allá en la isla Rusinga en el lago Victoria, donde Mary descubrió el fósil de Procónsul más completo hasta ese momento.

Charles Watson Boise donó dinero para un barco que se utilizará para el transporte en el lago Victoria, La dama del mioceno. Su patrón, Hassan Salimu, iba a llevar más tarde a Jane Goodall a Gombe. Philip Leakey nació en 1949. En 1950, Louis recibió un doctorado honoris causa por la Universidad de Oxford.

Asuntos de Kenia Editar

. Busqué una entrevista personal con el gobernador, con la esperanza de hacerle comprender que ya no era posible continuar en la línea del antiguo régimen colonial. . No es fácil discutir con los gobernadores coloniales y los altos funcionarios públicos y, por supuesto, yo no era popular debido a mis críticas al servicio colonial. Si hubiera sido posible hacer que el gobierno abriera los ojos a la realidad de la situación, creo que todo el episodio miserable de lo que a menudo se llama "la rebelión de Mau Mau" nunca habría tenido lugar.

Mientras los Leakey estaban en el lago Victoria, los Kikuyu atacaron a los colonos europeos de las tierras altas de Kenia, que parecían tener la ventaja e insistían en un gobierno "blanco" de una África "blanca". En 1949, los Kikuyu formaron una sociedad secreta, los Mau Mau, que atacó a los colonos y especialmente a los Kikuyu leales.

Louis había intentado advertir a Sir Philip Mitchell, gobernador de la colonia, que las reuniones nocturnas y los juramentos forzosos no eran costumbres kikuyu y presagiaban violencia, pero fueron ignorados. Ahora se encontró apartado de la antropología para investigar el Mau Mau. Durante este período, su vida se vio amenazada y se colocó una recompensa en su cabeza. Los Leakey comenzaron a llevar pistolas, lo que se denominó "Vestido nacional europeo". El gobierno lo puso bajo vigilancia las 24 horas.

En 1952, después de una masacre de jefes pro británicos en Mau Mau, el gobierno arrestó a Jomo Kenyatta, presidente de la Unión Africana de Kenia. Louis fue citado para ser intérprete de la corte, pero se retiró después de una acusación de mala traducción debido al prejuicio contra el acusado. Regresó a pedido para traducir documentos solamente. Debido a la falta de pruebas que vinculen a Kenyatta con los Mau Mau, aunque fue declarado culpable, no recibió la pena de muerte, pero fue condenado a varios años de trabajos forzados y expulsado de Kenia.

El gobierno trajo tropas británicas y formó una guardia nacional de 20.000 kikuyus. Durante este tiempo, Luis jugó un papel difícil y contradictorio. Se puso del lado de los colonos, sirviendo como su portavoz y oficial de inteligencia, ayudando a descubrir bandas de guerrilleros. Por otro lado, continuó abogando por los Kikuyu en su libro de 1954. Derrotar a Mau Mau y numerosas charlas y artículos. Recomendó un gobierno multirracial, una reforma agraria en las tierras altas, un aumento salarial para los kikuyu y muchas otras reformas, la mayoría de las cuales finalmente se adoptaron.

Entonces, el gobierno se dio cuenta de que la rebelión estaba siendo dirigida desde los centros urbanos, instituyó la ley marcial y detuvo a los comités. Siguiendo la sugerencia de Louis, miles de kikuyu fueron colocados en campos de reeducación y reasentados en nuevas aldeas. La rebelión continuó desde las bases bajo el monte Kenia hasta 1956, cuando, privada de su liderazgo y suministros, tuvo que dispersarse. El estado de emergencia duró hasta 1960. En 1963 Kenia se independizó, con Jomo Kenyatta como primer ministro. [28]

Garganta de Olduvai Modificar

Sabemos por el estudio de la evolución que, una y otra vez, varias ramas de la población animal se han sobreespecializado y que la sobreespecialización ha llevado a su extinción. En la actualidad Homo sapiens es en muchos aspectos físicos todavía muy poco especializado. Pero en una cosa el hombre, tal como lo conocemos hoy, está demasiado especializado. Su poder cerebral es muy especializado en comparación con el resto de su estructura física, y es muy posible que esta especialización excesiva lo lleve, con la misma seguridad, a su extinción. . si queremos controlar nuestro futuro, primero debemos comprender mejor el pasado.

A partir de 1951, Louis y Mary comenzaron una investigación intensiva en Olduvai Gorge. Una trinchera de prueba en Bed II en BK en 1951 fue seguida por una excavación más extensa en 1952. Encontraron lo que Louis denominó un "matadero" de Oldowan, un antiguo pantano donde los animales habían sido atrapados y masacrados. Las excavaciones se detuvieron en 1953, pero se reanudaron brevemente en 1955 con Jean Brown. [29]

En 1959, se abrieron excavaciones en Bed I. Mientras Louis estaba enfermo en el campamento, Mary descubrió el cráneo fosilizado OH 5 en FLK, Paranthropus boisei, conocido como "Zinjanthropus"o" Zinj ". La cuestión era si el fósil pertenecía a un género anterior descubierto por Robert Broom, Paranthropus, o un miembro de un género diferente ancestral a los humanos. Louis optó por Zinjanthropus, una decisión a la que se opuso Wilfrid Le Gros Clark, pero que atrajo la atención de Melville Bell Grosvenor, presidente de la National Geographic Society. Ese contacto resultó en un artículo en National Geographic [30] y una gran subvención para continuar trabajando en Olduvai.

En 1960, los geofísicos Jack Evernden y Garniss Curtis fecharon el Bed I hace 1,89 a 1,75 millones de años, lo que confirma la gran antigüedad de los homínidos fósiles en África. [31]

En 1960, Louis nombró a Mary directora de excavación en Olduvai. Ella trajo a un equipo de asistentes de Kamba, incluido Kamoya Kimeu, quien más tarde descubrió muchos de los fósiles más famosos del este de África. En Olduvai, Mary instaló el Campamento 5 y comenzó a trabajar con su propio personal y asociados.

En el "sitio de Jonny", FLK-NN, Jonathan Leakey descubrió dos fragmentos de cráneo sin la cresta sagital del australopitecino, que Mary conectó con Broom y Robinson. Telanthropus. El problema con él era su contemporaneidad con Zinjanthropus. Cuando le enviaron fotografías por correo, Le Gros Clark respondió casualmente "Sombras de Piltdown". Louis le envió un cable de inmediato y tuvo algunas palabras fuertes ante esta sugerencia de su incompetencia. Clark se disculpó. [32]

No mucho después, en 1960, Louis, su hijo Philip y Ray Pickering descubrieron un fósil que llamó "Hombre Chelleano" (Olduvai Hominid 9), en contexto con herramientas Oldowan. Después de la reconstrucción, Louis y Mary lo llamaron "Pinhead". Posteriormente fue identificado como Homo erectus, contemporáneo con Paranthropus a 1,4 millones de años. [33]

En 1961, Louis recibió un salario y una subvención de la National Geographic Society y entregó la dirección interina de Coryndon a un subordinado. Creó el Centro de Prehistoria y Paleontología en el mismo terreno, trasladó sus colecciones a él y se nombró a sí mismo director. Este era su nuevo centro de operaciones. Abrió otra excavación en Fort Ternan en el lago Victoria. Poco después, Heselon descubrió Kenyapithecus wickeri, nombrado en honor al dueño de la propiedad. Louis celebró rápidamente con George Gaylord Simpson, que estaba presente, a bordo del Dama del Mioceno con "Leakey Safari Specials", una bebida a base de leche condensada y coñac.

En 1962, Louis estaba visitando Olduvai cuando Ndibo Mbuika descubrió el primer diente de Homo habilis en MNK. Louis y Mary pensaron que era una mujer y la llamaron Cenicienta o Cindy. Phillip Tobias identificó a Jonny's Child con él y a Raymond Dart se le ocurrió el nombre Homo habilis a petición de Louis, que Tobias tradujo como "manitas". [34] Fue visto como intermediario entre grácil Australopithecus y Homo. [35]

Calico Hills Modificar

En 1959 Leakey, mientras estaba en el Museo Británico de Historia Natural en Londres, recibió la visita de Ruth DeEtte Simpson, una arqueóloga de California. Simpson había adquirido lo que parecían raspadores antiguos de un sitio en Calico Hills y se lo mostró a Leakey.

En 1963, Leakey obtuvo fondos de la National Geographic Society y comenzó excavaciones arqueológicas con Simpson. Las excavaciones en el sitio llevadas a cabo por Leakey y Simpson revelaron que habían localizado artefactos de piedra que tenían una fecha de 100.000 años o más, lo que sugiere una presencia humana en América del Norte mucho antes de lo que otros habían estimado. [36]

El geólogo Vance Haynes había realizado tres visitas al sitio en 1973 y había afirmado que los artefactos encontrados por Leakey eran geofactos formados naturalmente. Según Haynes, los geofactos fueron formados por piedras que se fracturaron en un antiguo río en el sitio. [37]

En su autobiografía, Mary Leakey escribió que debido a la participación de Louis en el sitio de Calico Hills, ella había perdido el respeto académico por él y que el proyecto de excavación de Calico fue "catastrófico para su carrera profesional y fue en gran parte responsable de la separación de nuestros caminos". [38]

Uno de los legados de Louis proviene de su papel en el fomento de la investigación de campo de los primates en sus hábitats naturales, que entendió como clave para desentrañar los misterios de la evolución humana. Él eligió personalmente a tres investigadoras, Jane Goodall, Dian Fossey y Birutė Galdikas, llamándolas The Trimates. [1] [39] Cada uno se convirtió en un importante erudito en el campo de la primatología, sumergiéndose en el estudio de chimpancés, gorilas y orangutanes, respectivamente. Leakey también animó y apoyó a muchos otros candidatos a doctorado, sobre todo de la Universidad de Cambridge.

Durante sus últimos años, Louis se hizo famoso como conferenciante en el Reino Unido y Estados Unidos. Ya no excavó, ya que estaba lisiado de artritis, por lo que tuvo un reemplazo de cadera en 1968. Recaudó fondos y dirigió a su familia y asociados. En Kenia, fue un facilitador para cientos de científicos que exploraban el sistema del Rift de África Oriental en busca de fósiles.

En 1968, Louis rechazó un doctorado honorario de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, principalmente debido al apartheid en Sudáfrica. Mary aceptó uno y, a partir de entonces, llevaron vidas profesionales separadas. [40]

En los últimos años, la salud de Louis comenzó a fallar más seriamente. Sufrió sus primeros infartos y pasó seis meses en el hospital. La empatía por la salud los unió a él y a Dian Fossey para un breve romance, que ella rompió. Richard comenzó a asumir cada vez más las responsabilidades de su padre, a lo que Louis se resistió, pero al final se vio obligado a aceptar. [41]

Se enfrentaron a la cuestión de un marcador conmemorativo durante un año. Cuando Richard fue a colocar una piedra en la tumba, encontró una que ya estaba allí, cortesía de la exsecretaria de Louis, Rosalie Osborn. La inscripción estaba firmada con las letras, ILYFA"Te amaré por siempre, siempre", que Rosalie solía colocar en sus cartas para él. Richard lo dejó en su lugar. [42]

Organizaciones destacadas Editar

  • 1958. Louis fundó el Centro de Investigación de Primates Tigoni con Cynthia Booth, en su granja al norte de Nairobi. Más tarde fue el Centro Nacional de Investigación de Primates, actualmente el Instituto de Investigación de Primates, ahora en Nairobi. Como centro Tigoni, financió Leakey's Angels.
  • 1961. Louis creó el Centro de Prehistoria y Paleontología en los mismos terrenos que el Museo Coryndon, nombrándose a sí mismo director.
  • 1968. Louis ayudó en la fundación de The Leakey Foundation, para asegurar el legado del trabajo de su vida en el estudio de los orígenes humanos. La Fundación Leakey existe hoy como el principal patrocinador de la investigación sobre el origen humano en los Estados Unidos.

Miembros destacados de la familia Editar

Louis Leakey estaba casado con Mary Leakey, quien hizo el notable descubrimiento de huellas fósiles en Laetoli. Encontrados conservados en cenizas volcánicas en Tanzania, son el registro más antiguo de marcha bípeda.

También es padre del paleoantropólogo Richard Leakey y del botánico Colin Leakey. El primo de Louis, Nigel Gray Leakey, recibió la Cruz Victoria durante la Segunda Guerra Mundial.

Posición en el árbol genealógico de Leakey Editar

Los libros de Leakey se enumeran a continuación. [43] Los espacios entre libros están llenos de demasiados artículos para enumerarlos. Fue Louis quien inició la tradición de Leakey de publicar en Naturaleza.


Artículos de investigación relacionados

Evolución humana es el proceso evolutivo dentro de la historia de los primates que condujo al surgimiento de Homo sapiens como una especie distinta de la familia de los homínidos, que incluye a los grandes simios. Este proceso implicó el desarrollo gradual de rasgos como el bipedalismo y el lenguaje humanos, así como el mestizaje con otros homínidos, lo que indica que la evolución humana no fue lineal sino una red.

Humano moderno temprano (EMH) o humano anatómicamente moderno (AMH) son términos utilizados para distinguir Homo sapiens que son anatómicamente consistentes con la gama de fenotipos vistos en humanos contemporáneos de especies humanas arcaicas extintas. Esta distinción es útil especialmente para épocas y regiones donde coexistieron humanos anatómicamente modernos y arcaicos, por ejemplo, en la Europa Paleolítica. Entre los restos más antiguos conocidos de Homo sapiens son los encontrados en el sitio arqueológico Omo-Kibish I en el suroeste de Etiopía, que data de hace unos 196.000 años, el sitio de Florisbad en Sudáfrica, que data de hace unos 259.000 años, y el sitio de Jebel Irhoud en Marruecos, que data de unos 300.000 años viejo.

Neandertales se convirtió extinto hace unos 40.000 años. Este momento, basado en una investigación publicada en Naturaleza en 2014, es mucho más temprano que las estimaciones anteriores y se deriva de métodos mejorados de datación por radiocarbono que analizan 40 sitios desde España hasta Rusia. La evidencia de la presencia continua de neandertales en la Península Ibérica hace 37.000 años se publicó en 2017.

Introgresión, también conocido como hibridación introgresiva, en genética es la transferencia de material genético de una especie al acervo genético de otra mediante el retrocruzamiento repetido de un híbrido interespecífico con una de sus especies parentales. La introgresión es un proceso a largo plazo, incluso cuando es artificial, pueden pasar muchas generaciones híbridas antes de que se produzca un retrocruzamiento significativo. Este proceso es distinto de la mayoría de las formas de flujo de genes en que ocurre entre dos poblaciones de diferentes especies, en lugar de dos poblaciones de la misma especie.

Variación genética humana son las diferencias genéticas en y entre poblaciones. Puede haber múltiples variantes de cualquier gen dado en la población humana (alelos), una situación llamada polimorfismo.

David Emil Reich es un genetista estadounidense conocido por su investigación sobre la genética de poblaciones de humanos antiguos, incluidas sus migraciones y la mezcla de poblaciones, descubierta mediante el análisis de patrones de mutaciones en todo el genoma. Es profesor en el departamento de genética de la Facultad de Medicina de Harvard y asociado del Broad Institute. Reich fue destacado como uno de los 10 de Nature por sus contribuciones a la ciencia en 2015. Recibió el Premio Dan David en 2017, el Premio NAS en Biología Molecular, el Premio Wiley y la Medalla Darwin & # 8211 Wallace en 2019.

El proyecto del genoma neandertal es un esfuerzo de un grupo de científicos para secuenciar el genoma neandertal, fundado en julio de 2006.

Pe & # 537tera cu Oase es un sistema de 12 galerías kársticas y cámaras ubicadas cerca de la ciudad de Anina, en el condado de Cara & # 537-Severin, en el suroeste de Rumanía, donde algunos de los restos humanos más antiguos de Europa moderna temprana (EEMH), entre 37.000 y 42.000 años, han sido fundar.

Migraciones humanas tempranas son las primeras migraciones y expansiones de humanos arcaicos y modernos a través de los continentes. Se cree que comenzaron hace aproximadamente 2 & # 160 millones de años con las primeras expansiones fuera de África por Homo erectus. Esta migración inicial fue seguida por otros humanos arcaicos, incluidos H. heidelbergensis, que vivió hace unos 500.000 años y fue el probable antepasado de los denisovanos y neandertales, así como de los humanos modernos. Los primeros homínidos probablemente "cruzaron puentes terrestres que finalmente se cubrieron de agua".

Mezcla genética es la presencia de ADN en un individuo de una población o especie lejana, como resultado del mestizaje entre poblaciones o especies que han sido aisladas genéticamente y han desarrollado reservas genéticas únicas. La mezcla da como resultado la introducción de nuevos linajes genéticos en una población.

En genética mitocondrial humana, L es el macrohaplogrupo de ADN mitocondrial que se encuentra en la raíz del árbol filogenético del ADNmt humano anatómicamente moderno. Como tal, representa el linaje mitocondrial más ancestral de todos los humanos modernos que viven actualmente, también llamado "Eva Mitocondrial".

En paleoantropología, el reciente origen africano de los humanos modernos, también llamado "Fuera de Africa" teoría (OOA), hipótesis reciente de origen único (RSOH), hipótesis de reemplazo, o modelo reciente de origen africano (RAO), es el modelo dominante del origen geográfico y la migración temprana de los humanos anatómicamente modernos. Sigue las primeras expansiones de los homínidos fuera de África, logradas por Homo erectus y luego Homo neanderthalensis.

los hipótesis multirregional, evolución multirregional (MRE), o hipótesis policéntrica es un modelo científico que proporciona una explicación alternativa al modelo de monogénesis "Fuera de África" ​​más ampliamente aceptado para el patrón de evolución humana.

los Denisovanos o Homínidos de Denisova ( di- NEE -s & # 601-v & # 601 ) son una especie o subespecie extinta de humanos arcaicos que se extendieron por Asia durante el Paleolítico Inferior y Medio. Los denisovanos se conocen a partir de pocos restos y, en consecuencia, la mayor parte de lo que se sabe sobre ellos proviene de pruebas de ADN. En espera de consenso sobre su estado taxonómico, se les ha denominado Homo (s?) Denisova o altaiensis.

Neandertales son una especie o subespecie extinta de humanos arcaicos que vivieron en Eurasia hasta hace unos 40.000 años. Lo más probable es que se extinguieran debido a la asimilación en el genoma humano moderno, un gran cambio climático, una enfermedad o una combinación de estos factores. Fueron reemplazados por completo por los primeros humanos europeos modernos.

Johannes Krause es un bioquímico alemán con un enfoque de investigación en enfermedades infecciosas históricas y la evolución humana. Desde 2010, es profesor de arqueología y paleogenética en la Universidad de T & # 252bingen. En 2014, Krause fue nombrado codirector del nuevo Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena.

A población fantasma es una población que se ha inferido mediante el uso de técnicas estadísticas.

Los estudios genéticos sobre el ADN antiguo de los neandertales se hicieron posibles a fines de la década de 1990. El proyecto del genoma de neandertal, establecido en 2006, presentó el primer genoma de neandertal completamente secuenciado en 2013.

Denny es un fósil de una niña que tenía al menos 13 años y vivió hace unos 90.000 años, que se muestra como un híbrido humano arcaico que era mitad neandertal y mitad denisovano. Denny se encontró en 2012 y representa la primera vez que se descubrió un individuo antiguo cuyos padres pertenecían a dos especies distintas de humanos.Su ADN permite estudios genéticos comparativos extensivos entre especies humanas y puede informar la frecuencia de reproducción de homínidos entre especies y su influencia en la evolución de los humanos modernos.

Euroasiático basal es una línea de descendencia hipotética, que existe en mayor cantidad entre los individuos del antiguo Cercano Oriente. Los euroasiáticos basales pueden haber estado presentes en el Cercano Oriente, ya que los humanos anatómicamente modernos residían en el Levante hace aproximadamente 100.000 años y las herramientas relacionadas con África en Arabia probablemente fueron desarrolladas por humanos modernos, por lo tanto, pueden haberse establecido en el Levante o Arabia. Las áreas del Cercano Oriente donde residían los euroasiáticos basales pueden haber sido áreas donde no se estableció contacto con los neandertales, que se sabía que vivían en Eurasia occidental. En consecuencia, los euroasiáticos basales probablemente no se mezclaron con los neandertales.


Contenido

La evolución humana desde su primera separación del último ancestro común de los humanos y los chimpancés se caracteriza por una serie de cambios morfológicos, de desarrollo, fisiológicos y de comportamiento. Las más importantes de estas adaptaciones son el bipedalismo, el aumento del tamaño del cerebro, el alargamiento de la ontogenia (gestación y la infancia) y la disminución del dimorfismo sexual. La relación entre estos cambios es objeto de un debate continuo. [9] [ página necesaria ] Otros cambios morfológicos importantes incluyeron la evolución de un agarre de potencia y precisión, un cambio que se produjo por primera vez en H. erectus. [10]

Bipedalismo Editar

El bipedalismo es la adaptación básica del homínido y se considera la principal causa detrás de una serie de cambios esqueléticos compartidos por todos los homínidos bípedos. El homínido más antiguo, de presumiblemente bipedalismo primitivo, se considera que es Sahelanthropus [11] o Orrorin, los cuales surgieron hace unos 6 a 7 millones de años. Los caminantes de nudillos no bípedos, los gorilas y los chimpancés, se separaron de la línea de los homínidos durante un período que abarcó el mismo tiempo, por lo que Sahelanthropus o Orrorin puede ser nuestro último antepasado compartido. Ardipithecus, un bípedo completo, surgió hace aproximadamente 5,6 millones de años. [12]

Los primeros bípedos eventualmente evolucionaron a australopitecinos y aún más tarde al género Homo. Hay varias teorías sobre el valor de adaptación del bipedalismo. Es posible que se favoreciera el bipedalismo porque liberó las manos para alcanzar y transportar alimentos, ahorró energía durante la locomoción, [13] permitió correr y cazar largas distancias, proporcionó un campo de visión mejorado y ayudó a evitar la hipertermia al reducir el área de superficie. Las características expuestas al sol directo son todas ventajosas para prosperar en el nuevo entorno de sabanas y bosques creado como resultado de la elevación del Valle del Rift de África Oriental frente al hábitat de bosque cerrado anterior. [14] [13] [15] Un estudio de 2007 apoya la hipótesis de que caminar sobre dos piernas, o bipedestación, evolucionó porque usaba menos energía que caminar con los nudillos cuadrúpedos. [16] [17] Sin embargo, estudios recientes sugieren que la bipedestación sin la capacidad de utilizar el fuego no habría permitido la dispersión global. [18] Este cambio en la marcha provocó un alargamiento de las piernas proporcionalmente en comparación con la longitud de los brazos, que se acortaron al eliminar la necesidad de braquiación. Otro cambio es la forma del dedo gordo del pie. Estudios recientes sugieren que los australopitecinos todavía vivían parte del tiempo en los árboles como resultado de mantener un dedo gordo agarrado. Esto se fue perdiendo progresivamente en los habilinos.

Anatómicamente, la evolución del bipedalismo ha ido acompañada de una gran cantidad de cambios esqueléticos, no solo en las piernas y la pelvis, sino también en la columna vertebral, los pies y tobillos y el cráneo. [19] El fémur evolucionó a una posición ligeramente más angular para mover el centro de gravedad hacia el centro geométrico del cuerpo. Las articulaciones de la rodilla y el tobillo se volvieron cada vez más robustas para soportar mejor el aumento de peso. Para soportar el aumento de peso en cada vértebra en posición vertical, la columna vertebral humana adquirió forma de S y las vértebras lumbares se hicieron más cortas y más anchas. En los pies, el dedo gordo del pie se alineó con los otros dedos para ayudar en la locomoción hacia adelante. Los brazos y antebrazos se acortaron en relación con las piernas, lo que facilita la carrera. El foramen magnum migró debajo del cráneo y más anterior. [20]

Los cambios más significativos ocurrieron en la región pélvica, donde la larga hoja ilíaca orientada hacia abajo se acortó y ensanchó como requisito para mantener estable el centro de gravedad al caminar [21]. Los homínidos bípedos tienen una pelvis en forma de cuenco más corta pero más ancha debido a esta. Un inconveniente es que el canal de parto de los simios bípedos es más pequeño que el de los simios que caminan sobre los nudillos, aunque ha habido un ensanchamiento en comparación con el de los australopitecinos y los humanos modernos, lo que permite el paso de los recién nacidos debido al aumento del tamaño del cráneo pero esto se limita a la parte superior, ya que un aumento adicional puede dificultar el movimiento bípedo normal. [22]

El acortamiento de la pelvis y el canal de parto más pequeño evolucionaron como un requisito para el bipedalismo y tuvieron efectos significativos en el proceso del nacimiento humano, que es mucho más difícil en los humanos modernos que en otros primates. Durante el parto humano, debido a la variación en el tamaño de la región pélvica, la cabeza fetal debe estar en una posición transversal (en comparación con la madre) durante la entrada al canal del parto y girar unos 90 grados al salir. [23] El canal de parto más pequeño se convirtió en un factor limitante para el aumento del tamaño del cerebro en los primeros humanos y provocó un período de gestación más corto que condujo a la inmadurez relativa de la descendencia humana, que no puede caminar mucho antes de los 12 meses y tiene mayor neotenia, en comparación con otros primates, que son móviles a una edad mucho más temprana. [15] El aumento del crecimiento cerebral después del nacimiento y la mayor dependencia de los niños de las madres tuvieron un efecto importante sobre el ciclo reproductivo femenino, [24] y la aparición más frecuente de aloparentalidad en humanos en comparación con otros homínidos. [25] El retraso en la madurez sexual humana también condujo a la evolución de la menopausia con una explicación que proporciona que las mujeres mayores podrían transmitir mejor sus genes cuidando a la descendencia de sus hijas, en comparación con tener más hijos propios. [26]

Encefalización Editar

La especie humana finalmente desarrolló un cerebro mucho más grande que el de otros primates, típicamente 1.330 cm 3 (81 pulgadas cúbicas) en los humanos modernos, casi tres veces el tamaño del cerebro de un chimpancé o un gorila. [27] Después de un período de estasis con Australopithecus anamensis y Ardipithecus, especies que tenían cerebros más pequeños como resultado de su locomoción bípeda, [28] el patrón de encefalización comenzó con Homo habilis, cuyo cerebro de 600 cm 3 (37 pulgadas cúbicas) era ligeramente más grande que el de los chimpancés. Esta evolución continuó en Homo erectus con 800-1,100 cm 3 (49-67 pulgadas cúbicas), y alcanzó un máximo en los neandertales con 1,200-1,900 cm 3 (73-116 pulgadas cúbicas), más grande incluso que las modernas Homo sapiens. Este aumento cerebral se manifiesta durante el crecimiento cerebral posnatal, superando con creces al de otros simios (heterocronía). También permitió períodos prolongados de aprendizaje social y adquisición del lenguaje en humanos jóvenes, comenzando hace tanto como 2 millones de años.

Además, los cambios en la estructura del cerebro humano pueden ser incluso más significativos que el aumento de tamaño. [29] [30] [31] [32]

Los lóbulos temporales, que contienen centros para el procesamiento del lenguaje, han aumentado de manera desproporcionada, al igual que la corteza prefrontal, que se ha relacionado con la toma de decisiones complejas y la moderación del comportamiento social. [27] La ​​encefalización se ha relacionado con el aumento de carne y almidones en la dieta, [33] [34] [35] y el desarrollo de la cocina, [36] y se ha propuesto que la inteligencia aumentó como respuesta a una mayor necesidad de resolver problemas sociales a medida que la sociedad humana se hacía más compleja. [37] Los cambios en la morfología del cráneo, como las mandíbulas más pequeñas y las inserciones de los músculos de la mandíbula, permitieron más espacio para que el cerebro creciera. [38]

El aumento de volumen de la neocorteza también incluyó un rápido aumento de tamaño del cerebelo. Su función se ha asociado tradicionalmente con el equilibrio y el control de la motricidad fina, pero más recientemente con el habla y la cognición. Los grandes simios, incluidos los homínidos, tenían un cerebelo más pronunciado en relación con el neocórtex que otros primates. Se ha sugerido que debido a su función de control sensorial-motor y al aprendizaje de acciones musculares complejas, el cerebelo puede haber apuntalado las adaptaciones tecnológicas humanas, incluidas las condiciones previas del habla. [39] [40] [41] [42]

La ventaja de supervivencia inmediata de la encefalización es difícil de discernir, ya que el cerebro principal cambia de Homo erectus para Homo heidelbergensis no fueron acompañadas de cambios importantes en la tecnología. Se ha sugerido que los cambios fueron principalmente sociales y conductuales, incluido un aumento de las capacidades empáticas, [43] [44] aumentos en el tamaño de los grupos sociales, [45] [46] [47] y una mayor plasticidad conductual. [48] ​​La encefalización puede deberse a una dependencia de alimentos densos en calorías y difíciles de adquirir. [49]

Dimorfismo sexual Editar

El grado reducido de dimorfismo sexual en los seres humanos es visible principalmente en la reducción del diente canino masculino en relación con otras especies de simios (excepto los gibones) y la reducción de las crestas de las cejas y la robustez general de los machos. Otro cambio fisiológico importante relacionado con la sexualidad en humanos fue la evolución del estro oculto. Los humanos son los únicos hominoides en los que la hembra es fértil durante todo el año y en los que el cuerpo no produce señales especiales de fertilidad (como hinchazón genital o cambios evidentes en la proceptividad durante el estro). [50]

No obstante, los seres humanos conservan cierto grado de dimorfismo sexual en la distribución del vello corporal y la grasa subcutánea, y en el tamaño total, siendo los machos alrededor de un 15% más grandes que las hembras. [51] Estos cambios tomados en conjunto se han interpretado como resultado de un mayor énfasis en el vínculo de pareja como una posible solución al requisito de una mayor inversión de los padres debido a la infancia prolongada de la descendencia. [52]

Oposición cubital Editar

La oposición cubital (el contacto entre el pulgar y la punta del dedo meñique de la misma mano) es exclusiva del género Homo, [53] incluidos los neandertales, los homínidos de la Sima de los Huesos y los humanos anatómicamente modernos. [54] [55] En otros primates, el pulgar es corto y no puede tocar el dedo meñique. [54] La oposición cubital facilita el agarre de precisión y poder de la mano humana, subyacente a todas las hábiles manipulaciones.

Otros cambios Editar

Una serie de otros cambios también han caracterizado la evolución de los seres humanos, entre ellos una mayor importancia en la visión en lugar del olfato un período de desarrollo juvenil más largo y una mayor dependencia infantil un intestino más pequeño un metabolismo basal más rápido [56] pérdida de vello corporal evolución de las glándulas sudoríparas a cambio en la forma de la arcada dental de tener forma de U a ser desarrollo parabólico de un mentón (que se encuentra en Homo sapiens solo) desarrollo de procesos estiloides y el desarrollo de una laringe descendente.


El misterio de los tipos de sangre humanos

Los bancos de sangre realizan análisis del tipo de sangre antes de enviar sangre a los hospitales para transfusiones. Imagen: Foto de la Marina de los EE. UU. Por el especialista en comunicación de masas de 3a clase Jake Berenguer / Wikicommons

Todo el mundo ha oído hablar de los tipos de sangre A, B, AB y O. Cuando recibe una transfusión de sangre, los médicos deben asegurarse de que el tipo de sangre del donante sea compatible con la sangre del receptor; de lo contrario, el receptor puede morir. El grupo sanguíneo ABO, como se conoce colectivamente a los tipos de sangre, es antiguo. Los humanos y todos los demás simios comparten este rasgo, heredando estos tipos de sangre de un ancestro común hace al menos 20 millones de años y tal vez incluso antes, afirma un nuevo estudio publicado en línea hoy en & # 160procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias. Pero la razón por la que los humanos y los simios tienen estos tipos de sangre sigue siendo un misterio científico.

El grupo sanguíneo ABO fue descubierto en la primera década del siglo XX por el médico austriaco Karl Landsteiner. A través de una serie de experimentos, Landsteiner clasificó la sangre en cuatro tipos conocidos. El & # 8220type & # 8221 en realidad se refiere a la presencia de un tipo particular de & # 160antígeno que sobresale de la superficie de un glóbulo rojo. Un antígeno es todo aquello que provoca una respuesta de una célula inmunitaria llamada anticuerpo. Los anticuerpos se adhieren a sustancias extrañas que ingresan al cuerpo, como bacterias y virus, y las agrupan para que otras partes del sistema inmunológico las eliminen. El cuerpo humano produce naturalmente anticuerpos que atacarán ciertos tipos de antígenos de glóbulos rojos. & # 160 Por ejemplo, las personas con sangre tipo A tienen antígenos A en sus glóbulos rojos y producen anticuerpos que atacan a los antígenos B, las personas con sangre tipo B tienen Antígenos B en sus glóbulos rojos y producen anticuerpos que atacan a los antígenos A. Por lo tanto, las personas de tipo A no pueden donar su sangre a las personas de tipo B y viceversa. Las personas de tipo AB tienen antígenos A y B en sus glóbulos rojos y, por lo tanto, no producen anticuerpos A o B, mientras que las personas de tipo O no tienen antígenos A o B y producen anticuerpos A y B. (Es difícil hacer un seguimiento de esto, ¡así que espero que la tabla a continuación ayude!)

Después de que Landsteiner determinó el patrón del grupo sanguíneo ABO, se dio cuenta de que los tipos de sangre se heredan y el tipo de sangre se convirtió en una de las primeras formas de probar la paternidad. Más tarde, los investigadores descubrieron que los tipos de sangre ABO se rigen por un único gen que se presenta en tres variedades: A, B y O. (Las personas que tienen el tipo AB heredan un gen A de uno de los padres y un gen B del otro).

Este cuadro enumera los antígenos y anticuerpos producidos por los diferentes tipos de sangre ABO. Imagen: InvictaHOG / Wikicommons

Más de cien años después del trabajo ganador del Premio Nobel de Landsteiner # 8217, los científicos aún no tienen idea de qué función cumplen estos antígenos sanguíneos. Claramente, las personas que tienen el tipo O, el tipo de sangre más común, se las arreglan bien sin ellos. Sin embargo, lo que los científicos han descubierto en el último siglo son algunas asociaciones interesantes entre los tipos de sangre y las enfermedades. En algunas enfermedades infecciosas, las bacterias pueden parecerse mucho a ciertos antígenos sanguíneos, lo que dificulta que los anticuerpos detecten la diferencia entre los invasores extraños y la propia sangre del cuerpo. Las personas de tipo A, por ejemplo, parecen más susceptibles a la viruela, mientras que las personas de tipo B parecen más afectadas por algunos E. coli Infecciones.

Durante los últimos cien años, los científicos también han descubierto que el grupo sanguíneo ABO es solo uno de los más de 20 grupos sanguíneos humanos. El factor Rh es otro grupo sanguíneo bien conocido, refiriéndose al & # 8220positivo & # 8221 o & # 8220negativo & # 8221 en los tipos de sangre, como A-positivo o B-negativo. (El Rh se refiere a los macacos Rhesus, que se utilizaron en los primeros estudios del grupo sanguíneo). Las personas que son Rh positivas tienen antígenos Rh en sus glóbulos rojos, las personas que son Rh negativas don & # 8217t y producen anticuerpos que atacarán el Rh. antígenos. El grupo sanguíneo Rh juega un papel en la eritroblastosis fetal, enfermedad de la sangre, a veces fatal, que puede desarrollarse en los recién nacidos si una mujer Rh negativa da a luz a un bebé Rh positivo y sus anticuerpos atacan a su hijo.

La mayoría de la gente nunca ha oído hablar de los numerosos otros grupos sanguíneos, como el MN, Diego, Kidd y Kell, probablemente porque desencadenan reacciones inmunitarias más pequeñas o menos frecuentes. Y en algunos casos, como el grupo sanguíneo MN, los humanos no producen anticuerpos contra los antígenos. Un tipo de sangre que tiene importancia médica es el grupo sanguíneo Duffy. Plasmodium vivax, uno de los parásitos que causa la malaria, se adhiere al antígeno Duffy cuando invade los glóbulos rojos del cuerpo. Las personas que carecen de los antígenos Duffy, por lo tanto, tienden a ser inmunes a esta forma de malaria.

Aunque los investigadores han encontrado estas asociaciones interesantes entre los grupos sanguíneos y la enfermedad, todavía no comprenden realmente cómo y por qué estos antígenos sanguíneos evolucionaron en primer lugar. Estas moléculas de sangre son un recordatorio de que todavía tenemos mucho que aprender sobre la biología humana.


Una especie con cualquier otro nombre & # 8230 nos dejaría con el mismo problema

Esta es una gran semana para la cobertura de antropología. La secuenciación del orangután (Pongo especie) genoma hizo la cubierta de Naturaleza. Es tiempo de subvención-escritura-disertación-formulación-preliminar-estudio para mí, así que todavía no he tenido la oportunidad de leer este. Ciencias tiene un par de historias relacionadas con la paleoantropología, incluidas dos de Ann Gibbons. La primera trata sobre la investigación reciente sobre el ADN antiguo, y cómo esto informa el debate sobre los orígenes del & # 8216modern humano & # 8217. Pero hay & # 8217s también una breve propaganda sobre lo que la ef & # 8220especies& # 8221 significa.

En el mundo real, dice [Jean-Jacques Hublin], el concepto de Mayr no se sostiene: hay alrededor de 330 especies de mamíferos estrechamente relacionadas que se cruzan, y al menos un tercio de ellas pueden producir híbridos fértiles. N.º 8221


Ver el vídeo: Nuevas piezas en el puzle de la evolución humana. #CosmoCaixaLiveTalks