Maquinna YT-225 - Historia

Maquinna YT-225 - Historia

Maquinna

Un jefe indio que capturó el bergantín mercante Boston en marzo de 1803 y masacró a toda la tripulación excepto a dos a quienes mantuvo cautivos durante 2 años.

(YT-225: dp. 398; 1. 1101; b. 27 '; dr. 11'4 "; s. 12 k .; a.
2 mg .; cl. Cahto)

Maquinna (YT-225) fue lanzado el 30 de abril de 1944 por John Trumpy & Sons, Inc., Gloucester City, Nueva Jersey; patrocinado por la Sra. Margaret 0. Trumpy; reclasificado YTB-225 el 15 de mayo de 1944; y comisionado el 19 de septiembre de 1944, el teniente David Weinig al mando.

Maquinna. sirvió la duración de la guerra dentro del Comando Naval del Río Potomac. Sacada de la lista de la Marina el 29 de octubre de 1946, fue presentada como un regalo a Washington, DC, donde durante 13 años estuvo en servicio con el Departamento de Bomberos como William T. Belt.


Parte de nuestro pasado: barcos de vapor costeros y & quotSS Princess Maquinna & quot

El Museo del Patrimonio Tofino Clayoquot acoge una exposición itinerante del Museo Marítimo de la Columbia Británica sobre los restos del naufragio SS Princesa Sofía. Mientras el hundimiento de La sofia (el mayor desastre marítimo registrado en la costa noroeste del Pacífico) ocurrió frente a la costa de Alaska, existen numerosos vínculos con la historia de la isla de Vancouver y Clayoquot Sound. Uno de estos vínculos es el papel de los vapores costeros del Canadian Pacific Railway. los Sofía, construido en 1911, fue un enlace crucial para mineros, soldados, viajeros, etc. entre Skagway, Alaska y Victoria, Columbia Británica. Asimismo, el SS Princesa Maquinna, Princesa Norah (1929-1941), Camisetas (1907-1913), Willapa, Ciudad Reina (1901-1907), y Maude, vinculó a Victoria con Clayoquot Sound.

"RCP Camisetas SS en Bamfield ". Cortesía de Ken Gibson Collection.

De 1858 a 1863 en lo que más tarde se llamaría Columbia Británica, la fiebre del oro corría por las venas de miles de aspirantes. Se construyeron nuevos caminos accidentados para que los buscadores viajen entre sitios. No pasó mucho tiempo antes de que la "nueva frontera occidental" se convirtiera en la sexta provincia canadiense, Columbia Británica. Al evitar la incorporación de BC, los representantes negociaron los términos, que incluyen el requisito de que un ferrocarril se extienda a la provincia.

"En la mina". California. principios de 1900. Cortesía de Drader Collection.

BC se unió a la Confederación en 1871, el ferrocarril se inició en 1878 y se terminó en 1885. El Canadian Pacific Railway continuó la línea de transporte desde el continente BC hasta la isla de Vancouver y luego desde la capital provincial de Victoria hasta la costa hasta Port Alice. En 1901, la CPR había comprado una participación mayoritaria en la Canadian Pacific Navigation Company, que originalmente había supervisado las rutas y operaciones de Willapa, camisetas, Queen City, y Maude.

Uno de los vapores más famosos, aunque no el primero en dar servicio a Clayoquot Sound, fue el SS Princesa Maquinna. A principios de la década de 1900, había 12 barcos de vapor CPR en funcionamiento. Construido en 1913 y sirviendo a la costa hasta 1953, el princesa Maquinna lleva el nombre de la hija de un famoso jefe de Mowachat / Muchalat (tyee ha’wilth). Ha habido y habrá muchos que llevan el nombre de Maquinna, aunque el jefe Maquinna más famoso en los registros históricos actuales vivió en Yuquot, Nootka Sound a finales del siglo XVIII y principios del XIX. John Jewitt, quien vivió como esclavo en el área durante 3 años, desde 1803 hasta 1806, registró los relatos escritos del jefe y su vida. Anteriormente, Maquinna también había conocido al Capitán Cook en 1778.

los SS Maquinna tenía un doble fondo como precaución adicional para navegar por el "Cementerio del Pacífico". Edward Gillam fue el capitán del barco desde 1914 hasta finales de la década de 1920. Tenía 54 camarotes y un amplio espacio de carga. Había ocho botes salvavidas de 22 pies, equipo de seguridad contra incendios, revestimiento de acero, 4 mamparos. Tenía 1.777 toneladas, lucía aparejo de goleta y se extendía 245 pies de largo.

"Práctica del bote salvavidas Maquinna". 1949. Cortesía de Ken Gibson Collection.

Los barcos de vapor tenían que hacer más de 40 escalas a lo largo de la costa y las emisoras de radio anunciarían el progreso de los barcos, alertando a los lugareños de su llegada. El “Día del Barco” fue un evento importante.

"Damas Maquinna". Cortesía de la colección Ken Gibson.

El silbato del barco de vapor generalmente sonaba a media mañana cuando pasaba por el faro de la isla de Lennard, atrayendo bandadas al primer muelle de la calle en Tofino (construido en 1908). La gente remaba desde Opitsat. Los barcos de vapor se convertirían en cruciales para habilitar los negocios de conservas a lo largo y ancho de la costa. Las oficinas de correos y las tiendas generales confiaban en el para traer suministros y correo desde la capital. Regresó a Victoria con pulpa de los aserraderos, salmón enlatado de las conserveras, arenque en escabeche, mineral y pasajeros. Algunos de los primeros turistas en Clayoquot Sound llegarían en los barcos. Las principales atracciones fueron la iglesia de St. Columba en Main Street, el jardín de flores del capitán Thompson, lirios sobre la estación de la Guardia Costera, vistas panorámicas para que los artistas pinten, tejidos y tallas de los lugareños de Nuu-chah-nulth. La tienda de Towler & amp Mitchell también fue una parada.

"Towler & amp Mitchell's Wharf". California. 1930. Cortesía de Ken Gibson Collection.

La siguiente parada sería Clayoquot. A veces, el barco se demoraba en el sonido para ocasiones como bailes, conciertos, bodas, que a veces se celebraban en el barco.

"Ahousaht". 1919. Cortesía de Ken Gibson Collectio n. Llegaría a Ahosuaht alrededor de las 6 de la tarde.

Solo un par de años en servicio, en 1915, el Princesa Maquinna asistió al Carelmapu, naufragó en las rocas de Gowlland.

Carelmapu . 26 de noviembre de 1919. Cortesía de Ken Gibson Collection.

Trágicamente, ambos botes salvavidas Maquinna bajados fueron aplastados en los mares ondulados, aunque 5 tripulantes pudieron llegar a la orilla. El barco de vapor aterrizó en la isla Maud en Seymour Narrows, pero luego fue relanzado. Los apodos para el barco eran "El buen barco Maquinna”Y“ Old Faithful ”.

"Maquinna - Isla Redonda". Cortesía de la colección Ken Gibson. Round Island también se conoce como Felice Island. A menudo, los espectadores miraban hacia abajo desde Monk's Point para ver vapores que atravesaban el Canal Templario.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el SS Maquinna era el barco que se utilizó para transportar a los nikkei (canadienses de ascendencia japonesa) a Nanaimo antes de su internamiento. Hay varios relatos de ese día en Clayoquot Sound que muestran impresiones de lo surrealista que fue la experiencia.

En la dcada de 1950 SS Maquinna se convirtió en una barcaza. En 1962, el barco fue desmontado para su salvamento. La campana fue al Museo de Misiones a Marineros en Vancouver y la bitácora a Ucluelet Sea Cadets (G. Gudbranson, presidente del grupo) en 1953 (luego se trasladó al edificio Canadian Coast Guard Marine Communicatio and Traffic Services en Amphitrite Point). El barco de vapor fue reemplazado por el Veta C que duró solo un par de años. En la década de 1950, se estaban construyendo más carreteras en la costa, lo que hacía que los barcos de vapor fueran menos vitales.

Greene, Ruth. "El" buen barco " Princesa Maquinna - Old Faithful: 1912-1962 ". Naves de personalidad de BC. West Vancouver, BC: Marine Tapestry Publications Ltd., 1969.

Hardy (de soltera MacLeod), Mary. "Reflexiones marítimas: Día del barco en Tofino". Isleño. 6 de diciembre de 1998.

Horsfield, Margaret. Voces del sonido: Crónicas de Clayoquot y Tofino 1899-1929. Nanaimo, BC: Salal Books, 2008.

Moore, Bill. "El Buen Barco Maquinna". Leñador de Columbia Británica. Junio ​​de 1977.

Almizcle, George. Canadian Pacific: la historia de la famosa naviera. Toronto: Holt Rinehart y Winston de Canada Ltd., 1981.

Tate, Brian. “Las familias Maquinna y Jewitt se reencuentran”. Ha-Shilth-Sa. Vol. 30, No. 16, 14 de agosto de 2003.

Turner, Robert D. Las princesas del Pacífico: una historia ilustrada de la flota Princess de Canadian Pacific Railway en la costa noroeste. Winlaw, BC: Sono Nis Press, 1977.

Personal de Westerly. "Los numerosos vínculos de la princesa Maquinna con Ucluelet y la costa oeste". Las noticias del oeste. Jueves, 28 de febrero de 2008.


Historia de Nootka Sound

La gente de Nootkan Cortesía editorial de Nootka Sound Service

En el largo tapiz de la historia, las civilizaciones han ido y venido. Antiguos egipcios, romanos, innumerables dinastías en China, mayas y aztecas, incluso el Imperio Británico. Sin embargo, en Nootka Sound, hogar de los Mowachaht, podemos encontrarnos con descendientes directos y experimentar la cultura de un pueblo que remonta sus raíces a las brumas del tiempo.

En 1966, John Dewhirst y Bill Folan de Parks Canada llevaron a cabo el proyecto arqueológico Yuquot en Friendly Cove. La evidencia indicó que los indígenas habían habitado continuamente el sitio durante los últimos 4.300 años. En 1992, Yvonne Marshall, entonces de la Universidad Simon Fraser, enumeró 177 sitios arqueológicos en Nootka Sound. Estos estudios demuestran que los pueblos de Nootkan ciertamente habitaron la zona mucho antes de la llegada de los primeros europeos.

Una comunidad Nootka constaba de varios grupos tribales distintos, cada uno de los cuales afirmaba descender directamente de un antepasado conocido. La historia nombra a Maquinna como el jefe de Nootkan que conoció a James Cook, pero durante generaciones el jefe de más alto rango de la gente de Mowachaht llevó ese título o nombre, "Maquinna", un hombre con derechos y privilegios especiales, uno que ocupaba el lugar más alto en Mowachaht. sociedad.

Las aldeas de Nootkan constaban de tres grupos: jefes, plebeyos y esclavos; los esclavos eran personas capturadas durante las batallas con otras tribus, y normalmente eran personas de propiedad únicamente de un jefe. Los miembros de cada hogar aceptaban el rango de acuerdo con su relación con el Jefe, y los Jefes se clasificaron de mayor a menor con Maquinna como el Jefe de mayor rango en el grupo de linaje de mayor rango de su comunidad.

La movilidad dentro del parentesco hizo que las personas se movieran de casa en casa o incluso de aldea en aldea, y los plebeyos con parientes dentro de un hogar podían reclamar residencia dentro de ese hogar, o si así lo deseaban, podían irse a vivir a otro lugar. Por lo tanto, para mantener fuerte a su tribu, el Jefe tenía que ganarse el respeto, la lealtad y el apoyo de las personas que estaban debajo de él.

Los diversos grupos tribales vivían a lo largo de la playa en hileras de grandes casas de madera, cada una con cuatro o seis familias compuestas por descendientes directos, junto con varios de sus parientes por matrimonio.

Los tablones removibles fijados a los marcos permanentes formaban grandes casas alargadas prefabricadas, con los tablones de los techos inclinados fácilmente removidos para permitir que saliera el humo, o en días agradables para permitir la entrada de luz y aire. Cuando la tribu se mudó, los tablones colocados entre canoas, se convirtieron en plataformas sobre las cuales transportar pertenencias y, al llegar a la nueva ubicación, estos tablones encajaron fácilmente en marcos preexistentes para construir nuevas viviendas en las que establecer el hogar.

La gente de Nootka cambiaba de ubicación con las estaciones y según la disponibilidad de pescado, bayas, papas silvestres, raíces medicinales o corteza y pajitas para tejer. Se mudaron, por ejemplo, a Yuquot (Friendly Cove) cada febrero durante la primavera y el verano debido a la abundancia de peces, agua, aves, focas, ballenas y nutrias marinas. Los hombres pescaban y cazaban. Las mujeres recogieron huevos de arenque y mariscos de ramas de abeto colocadas en el agua y recogieron las bayas silvestres de la zona.

A fines de agosto, cuando comenzaron las lluvias, los nootkanos dejaron Yuquot y se trasladaron desde la costa exterior a las ensenadas y ríos cercanos para atrapar el salmón que se dirigía río arriba para desovar. Estos los ahumaban y secaban como alimento de invierno, pero también recolectaban una variedad de raíces comestibles y formaban bayas maduras en tortas secas.

Hacia mediados de noviembre, las familias se mudaron nuevamente a Tahsis, su hogar de invierno, donde cazaban ciervos y osos y pescaban en los ríos. Cuando la lluvia redujo tales actividades, llegó el momento de los festejos y las celebraciones.

A finales de diciembre estaban de regreso en la costa para aprovechar las carreras de arenques, y para finales de febrero regresaban una vez más a Yuquot.

Con el estilo de vida de Nootkan girando en torno a tales recursos marinos estacionales, Maquinna tuvo que asegurarse de controlar los derechos de propiedad y los recursos en áreas muy espaciadas, y esto lo aseguró haciendo astutas alianzas matrimoniales para cimentar las lealtades. El Nootka se aferró firmemente al concepto de propiedad grupal sobre la propiedad individual, con su tribu recolectando bayas, pescado y caza en la propiedad controlada por la tribu y dando todo lo que recolectaban a Maquinna.
que luego devolvió la mayor parte de lo que se había recolectado, incluidos los alimentos, y por lo tanto hizo que los recursos fueran propiedad de uno, pero compartidos por todos.

Pescadores expertos, los Nootka usaban una variedad de trampas, redes y herramientas, pero solo los jefes y algunos plebeyos seleccionados podían cazar las ballenas grises y jorobadas de California. Debido a que este trabajo peligroso requería habilidad, los preparativos comenzaron meses antes de que comenzara la caza real: los cazadores no solo fabricaron y repararon equipos, sino que también realizaron elaboradas ceremonias y rituales. En abril, con los preparativos completos, Maquinna declaró el inicio de la temporada de caza de ballenas con él, él mismo, dirigiendo la caza, y su esposa conduciendo ceremonias y preparativos espirituales que comenzaron temprano en la mañana y terminaron con la ingestión de la ballena.

Los Nootka disfrutaban de las celebraciones y las celebraban con frecuencia. Algunos marcaron eventos familiares e individuales así como la apertura y cierre de las temporadas de arenque o salmón. La presencia de invitados en las fiestas y ceremonias sirvió para validar el evento y en medio de muchos cantos, bailes y festejos, el Jefe anfitrión prodigó obsequios caros a sus invitados como agradecimiento por su llegada. De esa manera demostró su riqueza, generosidad y prestigio. La celebración más importante y elaborada, el potlatch, tuvo lugar cuando un Jefe de alto rango pasó a sus hijos todos los derechos que él mismo pudiera poseer.

La Primera Nación Mowachaht / Muchalaht hoy

La actual tribu Mowachaht, junto con otras trece, forma el Consejo Tribal Nuu-chah-nulth con sede en Port Alberni. Tres copresidentes comparten el liderazgo político en las regiones norte, centro y sur del área. En 1980, el Consejo Tribal Nuu-chah-nulth presentó una Reclamación de Tierras Integral al Gobierno de Canadá y las negociaciones del tratado continúan hoy.

El 15 de marzo de 1994, el gobierno federal y la Banda firmaron un acuerdo para construir una nueva aldea, lejos del sitio del antiguo molino en Gold River, y hoy la aldea principal de Mowachaht se encuentra a tres kilómetros. al norte del pueblo de Gold River. Esta nueva comunidad consta de cuarenta y cuatro unidades unifamiliares, una oficina de administración y un gimnasio en una base de terreno expandida de 325 acres.

Actualmente las principales actividades económicas de la comunidad se encuentran en el gobierno local, la industria forestal y el sector turístico. Sin embargo, actualmente se están llevando a cabo planes para el desarrollo de un puerto deportivo para el antiguo sitio de la aldea.

Una familia Mowachat todavía ocupa Yuquot, el lugar que la mayoría de la gente considera su tierra natal. Este Sitio Histórico Nacional, el hogar original del Jefe Maquinna y el sitio original del Santuario de los Balleneros, fue una vez el único asentamiento español en Canadá. En diciembre de 1996, la Junta de Sitios y Monumentos Históricos de Canadá volvió a conmemorar este sitio, reconociendo formalmente la presencia de 4.300 años de la tribu Mowachaht / Muchalaht en Yuquot.


Elimina tu historial de reproducciones

  1. Selecciona tu foto de perfil Ajustes .
  2. Seleccione Intimidad .
  3. Seleccione Administrar el historial de reproducciones.
  4. Serás redirigido a una página de privacidad de Google.
    • En un navegador web, esto se abrirá en una pestaña separada.
    • En un dispositivo móvil, esto se abrirá en la aplicación de YouTube.
    • Esta lista incluye su historial de reproducciones tanto de YouTube TV como de YouTube.
  5. Eliminar un elemento seleccionando Más Borrar.
  6. También puede buscar elementos que le gustaría eliminar o filtrar por rango de fechas. Al filtrar por fecha:
    • En un navegador web, haga clic en Eliminar actividad por y luego busque por rango de fechas.
    • En un dispositivo móvil, toque Filtrar por fecha y luego busque por rango de fechas.

Nota: También puede eliminar su historial de búsqueda en todos los productos de Google en myactivity.google.com. Obtén más información sobre cómo eliminar la actividad manualmente o configurar la eliminación automática.


Historia y patrimonio n. ° 038 de la isla de Vancouver

La historia de la isla de Vancouver, Columbia Británica, es una amalgama interesante de las Primeras Naciones y la cultura y el patrimonio europeos. Los registros arqueológicos reflejan la presencia de personas de las Primeras Naciones en la tierra durante al menos 13,800 años, mucho antes de la llegada del Capitán Cook a la isla Nootka en 1778 y los subsiguientes exploradores ingleses y españoles que encontraron su camino hacia el exuberante paraíso del noroeste del Pacífico. Hoy en día, la combinación de la herencia aborigen, española e inglesa se refleja en los nombres de los lugares a lo largo de la costa de Columbia Británica.


Obra de arte de la Nación Toquaht en Toquart Bay, Barkley Sound, costa oeste de la isla de Vancouver, Columbia Británica.

Saturna, Galiano y Estevan tienen una exótica derivación española, mientras que Cook, Douglas, Chatham y Cavendish escuchan el descubrimiento y la gobernanza del inglés. Nombres indios como Cowichan, Songhees, Haida y Sooke (T & # 8217Sou-ke Nation) provienen de una población aborigen que ha habitado la isla desde la edad de hielo.

Si observa las humeantes colinas de Sooke en un día brumoso o visita Goldstream Park durante la carrera del salmón en noviembre, es fácil imaginar la vida de los pueblos de las Primeras Naciones en la isla antes de la llegada de los europeos. En la selva tropical, donde se han conservado antiguas áreas de crecimiento, uno puede vislumbrar el pasado, no adulterado por los cambios producidos en este siglo.

Hay tres grupos principales de las Primeras Naciones en la isla de Vancouver: Kwakwaka & # 8217wakw, Nootka y Coastal Salish. Su forma de vida se basaba en la generosa generosidad de la tierra y su cultura espiritual en el mundo natural. La manifestación visual de esta rica cultura se evidencia en tótems elaboradamente tallados y casas comunales bellamente construidas que adornan la isla. Las obras de arte, las máscaras y la ropa de las Primeras Naciones son apreciadas internacionalmente por su singular belleza.

La Sociedad Cultural U & # 8217mista fue incorporada bajo la Ley de Sociedades de Columbia Británica el 22 de marzo de 1974. Desde entonces, ha trabajado para cumplir con el mandato de asegurar la supervivencia de todos los aspectos del patrimonio cultural de Kwakwaka & # 8217wakw.

La colonia de la isla de Vancouver comenzó con la llegada de John Meares en 1788, un comerciante de pieles de nutria marina con China. Trajo a 70 trabajadores chinos a la isla y construyó un puesto comercial en Nootka. En 1792, el Capitán George Vancouver y Juan Francisco de la Bodega y Quadra estaban trabajando juntos en la tarea de cartografiar y explorar la costa, después de años de rivalidad español / inglés se habían desarrollado en esta isla. Un tratado en 1793 otorgó a los dos países la propiedad conjunta de Nootka, pero no mucho después de la firma, el dominio de España en América del Norte comenzó a decaer. El último barco español recibió la orden de abandonar la zona en 1795, lo que marcó el final de la influencia española en la Columbia Británica.

La sede occidental de la Compañía de la Bahía de Hudson era Fort Vancouver en el río Columbia (ahora en Washington, EE. UU.). Al enterarse de la frontera propuesta entre los territorios estadounidense y británico, y temiendo la interrupción de sus actividades de comercio de pieles en el norte, la HBC construyó un puesto en el extremo sur de la isla de Vancouver en 1843, y lo llamó Fort Victoria. Los estadounidenses comenzaron a trasladarse al norte en mayor número. Con el fin de ayudar a contener y controlar la influencia estadounidense, el HBC amplió Fort Victoria y trasladó su sede occidental aquí, mientras que Fort Vancouver permaneció operativo al sur de la frontera.

Fort Victoria se convirtió en la capital de la nueva colonia de la isla de Vancouver en virtud de su proximidad a los Estados Unidos y el clima saludable de la región. Preocupado por el control total del que disfrutaba el factor jefe James Douglas, el gobierno británico envió a Richard Blanshard como primer gobernador de la isla de Vancouver en 1851.

A James Douglas no le gustaba el nuevo gobernador, y después de 18 meses de miseria, Blanshard regresó a Inglaterra y Douglas se convirtió en gobernador de la isla de Vancouver. Cuando las colonias de la isla de Vancouver y el continente se combinaron, en 1864, James Douglas fue nombrado caballero por la reina Victoria.

Las actividades relacionadas con Goldrush en el continente impulsaron el crecimiento de Victoria, ya que los mineros llegaron desde California para comprar licencias y equipos de extracción de oro. Algo preparados, navegaron hacia el continente, regresando meses, incluso años, después con un precioso polvo de oro. Una vez más, los poderes fácticos temían una toma de control estadounidense, y para entonces el HBC estaba perdiendo su control sobre el área. La HBC finalmente desmanteló Fort Victoria para dar paso a edificios comerciales, y Victoria se incorporó como ciudad, con un alcalde y un consejo para mantener a todos en línea. El 2 de abril de 1868, Victoria se convirtió en la capital provincial de Columbia Británica.

Hoy en día, muchos de los hitos de la isla son restos de los magnates de la madera, comerciantes y mineros que se establecieron aquí y los trabajadores chinos que llegaron a construir el ferrocarril. La combinación de la naturaleza agreste, el refinamiento europeo y las Primeras Naciones y la cultura asiática hacen de la isla de Vancouver un destino único.


Mowachaht-Muchalaht

Estas réplicas de postes de casas se encuentran dentro de la reproducción de una antigua iglesia que estuvo aquí durante la ocupación española. Yuquot, también conocida como Friendly Cove, fue el centro de la civilización cuando los europeos hicieron contacto por primera vez a fines del siglo XVIII. La gente de Mowachaht / Muchalaht que queda hoy está recuperando lentamente su cultura y los muchos artefactos que fueron expropiados a lo largo de los años. Las Primeras Naciones celebran los logros de su gente aquí durante Yuquot Summerfest cada agosto. Friendly Cove o Yuquot en la isla de Nootka es el hogar ancestral del pueblo Mowachaht-Muchalaht. Foto tomada en 2012. r n Tallador experto Sanford Williams (Mowachat, Nuu-chah-nulth) trabajando en su estudio en Yuquot (Friendly Cove), Columbia Británica, Canadá (2012). R n

Territorio y población

El Mowachaht y Muchalaht son Nuu-chah-nulth. El Mowachaht anteriormente estaba formado por dos grupos independientes, las comunidades de Tahsis y Tlupana Inlet, que se fusionaron como resultado de enfermedades introducidas en Europa (viruela, tuberculosis y sarampión), así como guerras prolongadas con otras naciones indígenas. Los territorios tradicionales de Mowachaht incluyen la costa exterior de la isla de Nootka, el estrecho de Nootka, las ensenadas de Tahsis y Tlupana y las aldeas de Yuquot y Coopte.

Los territorios tradicionales de Muchalaht incluyen Muchalaht Inlet y el valle del río Gold. Sus principales pueblos incluían Cheeshish y Ahaminaquus. En la década de 1950, Muchalaht se fusionó oficialmente con Mowachaht y ahora son una Primera Nación unificada con 613 miembros registrados, a partir de 2018. También controlan 18 reservas por un total de 388,30 hectáreas de territorio.

Vida tradicional

La gente de Mowachaht era (y sigue siendo) una comunidad de pescadores. El Muchalaht, a diferencia de la mayoría de los Nuu-chah-nulth, vivía tierra adentro y se adaptaba a los entornos fluviales y del interior. Los ricos arroyos de salmón, alces y ciervos eran importantes para la subsistencia.

Las bandas de Mowachaht-Muchalaht vivían en grandes casas de tablones (cada una con cuatro a seis familias) que podían desmontarse y reconstruirse fácilmente cuando las bandas viajaban hacia y desde sus hogares de invierno y verano o iban a cazar, buscar comida o pescar (ver también Historia de la arquitectura: pueblos indígenas).

Sociedad

La sociedad Mowachaht-Muchalaht se dividió tradicionalmente en jefes (los miembros de más alto rango de la sociedad), plebeyos y esclavos (personas que fueron capturadas durante las batallas y convertidas en sirvientes de los jefes).

Uno de los jefes más conocidos de Mowachaht (y más en general, Nuu-chah-nulth) fue Maquinna, quien conoció a James Cook en Nootka Sound a fines del siglo XVIII. Durante generaciones, el nombre Maquinna se convirtió en el del jefe de más alto rango del pueblo Mowachaht. Este cacique heredó derechos especiales sobre el territorio, las historias y las costumbres culturales. Los jefes hereditarios conservan estos privilegios especiales hasta el día de hoy.

A principios del siglo XX, un hombre de Muchalaht heredó el título de Maquinna de Mowachaht, y los Muchalaht restantes que no habían muerto de guerra o enfermedad en el período colonial temprano se trasladaron a la aldea de Yuquot en Mowachaht. Desde la fusión oficial de las dos naciones, los Mowachaht-Muchalaht han sido gobernados por jefes y consejeros hereditarios y electos.

Cultura

Históricamente, los Nuu-chah-nulth han tenido una fuerte cultura ceremonial, caracterizada por banquetes y entretenimiento con canciones, bailes, concursos y representaciones teatrales (ver también Potlatch). Los Nuu-chah-nulth también han sido conocidos por su impresionante artesanía en madera, que incluye canoas, tótems, casas multifamiliares y otros productos hechos a mano con cedro fino (ver también Arte Indígena de la Costa Noroeste).

Yuquot y la caza de ballenas

Yuquot (que significa "donde el viento sopla de todas las direcciones") es un lugar de gran importancia espiritual y cultural para el Mowachaht-Muchalaht. Yuquot, ubicado en Nootka Sound, era donde los jefes tenían propiedades y construían aldeas para su gente. Según los informes, una vez hubo más de 1,000 personas viviendo en Yuquot antes de la llegada de los europeos.

Yuquot también albergaba un santuario de balleneros, una estructura similar a una casa utilizada en los preparativos espirituales para la caza de ballenas. La caza de ballenas fue un aspecto importante de la historia de Nuu-chah-nulth. Además de su valor económico, la caza de ballenas era esencial para la cultura y espiritualidad Nuu-chah-nulth. Se reflejó en leyendas, apellidos, canciones y nombres de lugares.

Después de una controvertida y disputada "compra" del santuario, el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York obtuvo su posesión y contenido a principios del siglo XX (ver también George Hunt: controversia). Los propietarios originales del santuario, el Mowachaht, votaron para solicitar formalmente su devolución en 1996. El santuario y los esfuerzos del Mowachaht por recuperarlo fueron el tema de la película. El lavado de lágrimas (Hugh Brody, 1994). Anteriormente designado como sitio histórico con el nombre de Nootka en 1923, fue re-conmemorado por el gobierno federal como un sitio histórico nacional en 1997, usando el nombre más correcto de Yuquot.

Idioma

Los Mowachaht-Muchalaht hablan un dialecto de Nuu-chah-nulth (Nuučaan̓uɫ) llamado Northern Nuučaan̓uɫ (ver también Nuu-chah-nulth: Idioma). Este es un idioma en peligro de extinción a partir de 2015, solo hay 20 hablantes fluidos, 12 hablantes que hablan o entienden un poco el idioma y 29 hablantes que aprenden (ver también Familias de lenguas de la costa noroeste y lenguas indígenas en Canadá).

Religión y espiritualidad

El sistema de creencias Nuu-chah-nulth se centra en un ser Creador, así como en espíritus cuyos poderes pueden usarse para traer paz y fortuna. Los Nuu-chah-nulth creen que todas las formas de vida tienen un espíritu y, por lo tanto, deben ser respetadas y apreciadas. Los chamanes aseguraron la salud espiritual de la gente practicando medicinas antiguas y rituales curativos para curar enfermedades y restaurar el equilibrio del alma (ver también Pueblos indígenas: religión y espiritualidad).

Reencarnación: la historia de Luna

Las ballenas ocupan un lugar importante en la espiritualidad de Mowachaht-Muchalaht. Las orcas son especialmente veneradas como protectoras de los mares. Es por esta razón que cuando se encontró una orca solitaria en el territorio de Mowachaht-Muchalaht (Gold River Inlet) en julio de 2001, atrajo mucha atención.

Dado que las orcas viven en manadas (grupos), el gobierno intentó reunir a la ballena, conocida como Luna para el público en general, con su manada en las islas San Juan del estado de Washington. Para los Mowachaht-Muchalaht, Luna (a quien se refieren como Tsu-xiit) no era una ballena asesina callejera, sino la encarnación de un jefe recientemente fallecido, Ambrose Maquinna. El jefe le había dicho a su gente que regresaría a su comunidad como una ballena Luna emergió unos días después de su muerte.

Decididos a mantener a Luna en su territorio, los Mowachaht-Muchalaht comenzaron un enfrentamiento de nueve días durante el cual desviaron a la ballena de los corrales establecidos por el gobierno para atraparla. Estas demostraciones altamente publicitadas alentaron la discusión entre los funcionarios gubernamentales y la Primera Nación Mowachaht-Muchalaht. Los dos grupos finalmente comenzaron un proceso consultivo para discutir el destino de Luna. Desafortunadamente, mientras se producían las negociaciones, Luna se puso en contacto con un gran remolcador y murió en 2006.

La historia de Luna ejemplifica las creencias de Mowachaht-Muchalaht en la reencarnación y una cosmovisión en la que la naturaleza y la cultura están conectadas de una manera profundamente espiritual. También ilustra la necesidad de consultas entre el gobierno canadiense y las Primeras Naciones sobre asuntos relacionados con su territorio tradicional o sus creencias espirituales.

Historia Colonial

Antes de la formación de los Mowachaht, el grupo de Yuquot fue el primer pueblo Nuu-chah-nulth en tener un contacto extenso con los europeos. Comerciaron pieles de nutria marina con el capitán James Cook en 1778 y comerciaron con sus barcos. La tripulación de Cook descubrió que las pieles de nutria marina podían venderse con grandes beneficios en China, y en 1785 comenzó un comercio marítimo de pieles. Yuquot, conocido como Nootka y Friendly Cove, pronto se convirtió en un importante centro comercial. Los Yuquot, liderados por el Jefe Maquinna, controlaban el comercio en Nootka Sound y se volvieron ricos y poderosos. En 1789, una expedición española construyó un puesto militar en Yuquot y se apoderó de los barcos comerciales británicos, lo que provocó la controversia del sonido de Nootka. A mediados de la década de 1790, el comercio disminuyó en Nootka Sound. Las dificultades económicas que siguieron pueden haber influido en Maquinna para capturar el barco comercial Bostón en 1803, poniendo fin al comercio de pieles de nutria marina en Nootka Sound.

Con la creciente permanencia de los europeos en la costa oeste de la isla de Vancouver, los Mowachaht-Muchalaht fueron desalojados por la fuerza de sus países de origen. Obligados a las reservas a finales del siglo XIX, los Mowachaht-Muchalaht se asimilaron a la cultura cristiana blanca a través de programas y políticas federales como las escuelas residenciales. Los Mowachaht-Muchalaht también han sido reubicados dos veces: una en la década de 1960 en Gold River, y luego nuevamente en la década de 1990 en Tsaxana, donde viven actualmente. A pesar de estas políticas coloniales, los Mowachaht-Muchalaht han sobrevivido y continúan preservando y protegiendo su cultura.

Vida contemporánea

Hoy, Mowachaht-Muchalaht opera una serie de instalaciones turísticas en su territorio tradicional en Yuquot, incluidos muelles y cabañas. Una iglesia católica histórica ahora sirve como centro cultural y museo para la Primera Nación.

Los Mowachaht-Muchalaht son una de las 14 naciones representadas por el Consejo Tribal Nuu-chah-nulth, una asociación fundada en 1958 que brinda varios servicios a aproximadamente 9.500 miembros registrados, que incluyen bienestar infantil, educación, capacitación laboral y otros programas socioeconómicos. que apoyan la salud y el desarrollo.

Junto con otras naciones del Consejo Tribal Nuu-chah-nulth, los Mowachaht-Muchalaht se encuentran actualmente en la etapa cuatro de un proceso de tratado de seis etapas en Columbia Británica para lograr el autogobierno.


Obtener una copia


Nuevos listados en V8S

Municipios cercanos

Barrios

¿Qué es 52 Maquinna St?

¿Cuándo se construyó y se vendió esta casa por última vez?

¿Qué servicios hay cerca de esta casa?

¿Cuál es la dirección completa de esta casa?

Canadá

Actualizado en enero de 2020: al realizar la búsqueda, acepta los Términos de uso y la Política de privacidad.

Derechos de autor: © 2021 Redfin. Reservados todos los derechos. Patente pendiente.

REDFIN y todas las variantes de REDFIN, TITLE FORWARD, WALK SCORE y los logotipos R son marcas comerciales de Redfin Corporation, registradas o pendientes en la CIPO.

Redfin Unlimited Liability Company (nombre comercial, Redfin) es una agencia inmobiliaria autorizada y registrada únicamente en Columbia Británica y Ontario.

Si está utilizando un lector de pantalla o tiene problemas para leer este sitio web, llame al servicio de atención al cliente de Redfin para obtener ayuda al 1-844-759-7732.


La olvidada firma del tratado del jefe Maquinna

It’s easy to take for granted today, but the “British” part of British Columbia’s history was never a foregone conclusion.

Spain, the United States, and even Russia had equally viable claims – and were it not for a remarkable Indigenous leader and the way he dealt with the first European and Americans to his shores, history may well have unfolded differently.

For centuries, Spain treated the Pacific Ocean as a Spanish lake. Only the occasional British freebooter – such as Sir Francis Drake – challenged their otherwise unrivaled supremacy.

In 1778, this changed with the arrival of Captain James Cook in Nootka Sound, launching the maritime fur trade and the great rush for sea otter pelts to what was considered, from a European perspective, the last unmapped coastline in the world.

Captain James Cook

Landing at Nootka, on the west coast of Vancouver Island, Cook recorded one of the earliest European views of Indigenous conceptions of property rights. Cook instructed his crew to obtain a variety of resources, and quickly found that the Mowachaht people demanded fair payment. With respect to cutting grass, in particular, Cook stated:

I had not the least imagination that the natives could make any objections to our furnishing ourselves with what seemed to be of no use to them, but was necessary for us. However, I was mistaken for the moment our men began to cut, some of the inhabitants interposed and would not permit them to proceed, saying they must makook that is, must first buy it.

Captain Cook’s observation is important. He had entered an Indigenous world that had yet to experience, or be altered by, the intense trading practices of the maritime fur trade that shortly ensued. Cook continued:

Here I must observe that I have nowhere, in my several voyages, met with any uncivilized nation, or tribe, who had such strict notions of their having a right to the exclusive property of everything that their country produces, as the inhabitants of this Sound.

At first, they wanted our people to pay for the wood and water that they carried on board and had I been upon the spot, when these demands were made, I should certainly have complied with them. Our workmen, in my absence, thought differently for they took but little notice of such claims and the natives, when they found that we were determined to pay nothing, at last ceased to apply. But they made a merit of necessity and frequently afterward took occasion to remind us that they had given us wood and water out of friendship.”

Though Cook’s instructions were “with the consent of the natives, to take possession in the name of the King of Great Britain of convenient situations in such countries as you may discover,” he nevertheless made no attempt to formally claim sovereignty at Yuquot (‘Friendly Cove’). In fact, he concluded that the Mowachaht “considered the place as entirely their property, without fearing any superiority.”

In short order, the maritime fur trade commenced, primarily by British and American commercial enterprises.

Spain quickly reacted. The Spanish fort of San Miguel was immediately established, then abandoned – but not before two British ships were confiscated and their captain, James Colnett, incarcerated in San Blas, Mexico.

This led the British government to demand restitution and press a competing claim of sovereignty.

The Spanish Fort of San Miguel at Nootka, c. 1790s

Restitution would also demand recognition of land purchased at Yuquot for establishment of a fort by John Meares, apparently conveyed by Chief Maquinna – though he later denied it. The “Nootka Crisis” of 1789 coincided with the fall of the Bastille in revolutionary France without its old ally, Britain realized Spain was substantially weakened – and seized the moment.

Britain asserted that Spain’s claim of prior rights of discovery were insufficient for exclusive ownership, and instead argued (with the threat of military force) that rights of discovery could only be maintained through continuous occupation.

Spain acceded. This proved to be a decisive turning point not only in the decline of the Spanish Empire, but ultimately made it possible for Canada to extend its sovereignty to the Pacific, some 80 years later.

The story doesn’t end there. Mostly forgotten today, there were other competing non-Indigenous sovereignties on the Northwest Coast during the “Nootka Crisis.”

In 1791, Chief Maquinna and five sub-altern chiefs sold land in Nootka Sound to John Kendrick, an American captain. Ten muskets were apparently traded for the purchase and the chiefs put their “X’s” to a formal deed of sale.

Like the Meares claim, Kendrick’s was viewed as a possible basis for American sovereignty in the region – particularly by President Thomas Jefferson. The text of the Kendrick Treaty reads:

To all persons to whom these presents shall come: I, Macquinnah, the chief, and with my other chiefs, do send greeting:

Know ye that I, Macquinnah, of Nootka sound, on the north-west coast of America, for and in consideration of ten muskets, do grant and sell unto John Kendrick, of Boston, commonwealth of Massachusetts, in North America, a certain harbor in said Nootka sound, called Chastacktoos, in which the brigantine Lady Washington lay at anchor on the twentieth day of July, 1791, with all the land, rivers, creeks, harbors, islands, &c, within nine miles north, east, west and south of said harbor, with all the produce of both sea and land appertaining thereto only the said John Kendrick does grant and allow the said Maquinnah to live and fish on the said territory as usual.

And by these presents does grant and sell to the said John Kendrick, his heirs, executors and administrators, all the above mentioned territory, known by the Indian name Chastacktoos, but now by the name of the Safe Retreat harbor and also do grant and sell to the said John Kendrick, his heirs, executors and administrators, a free passage through all the rivers and passages, with all the outlets which lead to and from the said Nootka sound, of which, by the signing these presents, I have delivered unto the said John Kendrick.

Signed with my own hand and the other chiefs’, and bearing even date, to have and to hold the said premises, &c., to him, the said John Kendrick, his heirs, executors, and administrators, from henceforth and forever, as his property absolutely, without any other consideration whatever.

In witness whereof I have hereunto set my hand and the hands of my other chiefs, this twentieth day of July, one thousand seven hundred and ninety-one.

Largely forgotten to history, the Kendrick Treaties are extraordinary for their time. The land purchase was confirmed the following year by both the Spanish and British authorities through interviews with Chief Maquinna himself. As the historian Warren Cook has stated:

A year later the Spanish would endeavor to secure a deed of purchase from Ma-Kwee-na. Loyal to his agreement with Kendrick, in the new sale the old chief expressly exempted the land conveyed to his American friend. Although not then at Nootka, Kendrick heard about this conceiving that his deeds possessed diplomatic importance, he registered them with the American consul in Canton and remitted duplicates to the American government.

The American claim to what is today British Columbia was substantial, especially having subsequently inherited Spain’s prior rights of discovery to the Northwest Coast. It wasn’t until the Oregon Boundary Settlement of 1846 (which extended the 49th parallel to the Pacific) could Britain claim “undivided sovereignty” of what is today Canadian territory.

That’s why 1846 is considered the critical year for confirming pre-existing indigenous sovereignties within British Columbian and Canadian courts today. By then, land transactions between Indigenous peoples and colonial authorities were based on this principle: continuous use and occupation determined rights and title.

Statue of Chief Maquinna, BC Legislature, by Charles Maragaon

For First Nations in coastal British Columbia, the historic record of the maritime fur trade provides substantial evidence of continuous use and occupation of traditional territories prior to 1846 – the kind of evidence demanded by courts.

For inland Indigenous Nations, the written historic record prior to 1846 may be slim at best, and thus difficult to provide ‘proof’ according to the, at times, seemingly self-justifying European rules of the game.

The Nootka Crisis not only defined how rights and title would be defined in British Columbia, but set a different course for B.C. which could otherwise just as easily ended up part of Mexico, the United States, or possibly even Russia.

That, also, is something to reflect upon these days.

A fifth-generation British Columbian, Daniel Marshall is an author, professor, curator, documentarian, and researcher focusing on British Columbia’s relatively untold but rich history. He is a recognized leader and award-winning researcher on historic Native-Newcomer relations, and their evolution and implications on Aboriginal rights today.


Living on the Edge: Nuu-Chah-Nulth History from an Ahousaht Chief's Perspective

I loved this book, and am grateful that Earl Maquinna George took the time to share his experiences and perspectives in this form. I&aposm also grateful to Sono Nis Press for publishing them. Would that more First Nations&apos people might share their stories as Earl Maquinna George has.

Highly recommended as an example of how one hereditary chief of one First Nations people understands their relationship to their traditional territory, and to the plants and animals living within it, as well as to the fe I loved this book, and am grateful that Earl Maquinna George took the time to share his experiences and perspectives in this form. I'm also grateful to Sono Nis Press for publishing them. Would that more First Nations' people might share their stories as Earl Maquinna George has.

Highly recommended as an example of how one hereditary chief of one First Nations people understands their relationship to their traditional territory, and to the plants and animals living within it, as well as to the federal and provincial governments. . más


Ver el vídeo: SFM FNaF. FNaC The EXPERIMENT by Steampianist Five Nights at Freddys animation