Historia de las aves marinas - Historia

Historia de las aves marinas - Historia

Ave marina

(Sch .: t. 58; 1. 59'8 "; b. 18'4"; dph. 6'12 "; dr. 7'6"; cpl. 15; a. 1 12-par. Cómo).

Sea Bird, una goleta capturada por el vapor de rueda lateral de la Unión DeSoto el 13 de mayo de 1863, fue comprada por la Armada el 12 de julio de 1863 en la cancha de premios de Key West. El barco pronto se acondicionó en Key West y se puso en servicio allí a fines de julio o principios de agosto, con el capitán interino Charles P. Clark al mando.

Se ordenó a la goleta que navegara por el Golfo de México en busca de corredores de bloqueo. El 15 de octubre, ella, junto con Fox y Two Sisters, ayudó a Honduras a perseguir al vapor británico Mail que Honduras atrapó cerca de St. Petersburg, Florida, después de una persecución de tres horas. El corredor de bloqueo había salido de Bayport, Florida, cargado de algodón y con destino a La Habana.

En julio de 1864, Sea Bird y otros tres pequeños barcos de vela llevaron tropas de la Unión y las desembarcaron para una incursión en Brookville, Florida. Después de desembarcar a los soldados, Sea Bird y Ariel se dirigieron a Bayport, Florida, donde un grupo de desembarco capturó una cantidad de algodón y quemaron la aduana antes de regresar a Anclote Cayos. El 21 de octubre, Sea Bird capturó la goleta británica Lucy o ~ T Anclote Keys con un cargamento variado.

Activa hasta el final de la Guerra Civil, Sea Bird se llevó sus últimos premios el 11 de abril de 1865 cuando se apoderó de las balandras Florida y Annie cargadas con algodón en Crystal River Fla. Ella destruyó ambas.

Después del regreso de la paz, Sea Bird fue dado de baja y vendido en una subasta pública en Key West a W. F. Pitcher el 28 de junio de 1865.


Autor Fisher (James) y Lockley (R.M.),
Código del libro 49579
ISBN B0000CISTA
Descripción del libro Ex biblioteca, fallas habituales, sello discreto. Copia de trabajo en envoltorio facsímil de fabricación casera.
Tapa del libro De tapa dura
Fecha de Publicación 1954
Editor Collins.
Lugar Nueva Serie Naturalista.

1954 1a edición. 8vo (151 x 222 mm). Ppxvi, 320. Planchas de fotografías en blanco y negro, ilustraciones de líneas en blanco y negro, mapas y bibliografía. Bucarán verde, lomo titulado en dorado.

"Hay sólo unas 250 aves marinas verdaderas en el mundo [y entre ellas] algunas de las especies vivas más numerosas y mejor adaptadas, que van desde los magníficos albatros, con su capacidad de planear velas, hasta los curiosos petreles buceadores desde los pingüinos hasta los alces, desde los cormoranes hasta las gaviotas y charranes ... [En el Atlántico norte] aproximadamente la mitad de las especies de aves marinas del mundo se han visto en un momento u otro ". Los capítulos incluyen el Océano Atlántico Norte: su estructura y la evolución de las aves marinas y las aves marinas del Atlántico Norte Número de aves marinas y el hombre, ¿qué controla el número de aves marinas? Movimientos de aves marinas navegación por aves marinas Comportamiento social y sexual las tubenosis Los pelícanos las skúas las gaviotas Charranes y roedores las alcas Lista de aves marinas del Atlántico norte y su distribución. Una obra legible y autorizada, de gran utilidad práctica.


AVE MARINA

Seabird era un pequeño pueblo de pescadores al norte de Perth, pero ahora se está convirtiendo en un lugar para retirarse.

La costa frente a la ciudad ha estado sujeta a erosión a medida que cambia el nivel del mar. En 2015, los residentes locales llevaron sus preocupaciones al Gobierno del Estado para ver qué se podía hacer para reducir el daño causado por las tormentas invernales.

Turner Street, que solía correr a lo largo de la playa, ahora ha sido completamente tragada por el océano y las casas frente a la playa ahora están bajo la amenaza de sufrir la misma suerte.

El gobierno del estado comprometió $ 2,000,000 para la construcción de un malecón para tratar de salvar las casas que están amenazadas. Esta será solo una solución a corto plazo y también significará que gran parte de la playa estará permanentemente bajo el agua.

Originalmente poblado por ocupantes ilegales, el primer nombre propuesto para la ciudad fue Chalon. La comunidad local prefirió el nombre Seabird que recuerda un accidente marítimo en 1874 cuando la goleta Ave marina tenía su costado abierto.

El municipio se publicó en 1968.

CUENTOS ALTOS Y VERDADEROS

Aún no hay información para esta sección. Si sabe algo que podamos agregar aquí, comuníquese con nosotros y háganoslo saber.


Historia de las aves marinas - Historia

La sequía de California ha disminuido gran parte de los lagos, ríos y arroyos del estado, pero el ascenso y la desaparición del Mar de Salton se produjo en una línea de tiempo diferente. Aunque el lago artificial fue una vez uno de los balnearios acuáticos más populares de California, el mar ahora está seco, abandonado y casi olvidado. Esto es lo que sucedió.

El Salton Sea fue creado por accidente en 1905, cuando el agua del río Colorado se derramó de un sistema de riego de la Compañía de Desarrollo de California mal construido. El lago creció durante los siguientes dos años, hasta que los trabajadores pudieron detener el flujo masivo. Para entonces, se había formado una masa de agua de 400 millas cuadradas en la cuenca de Salton en el sur de California. Lo llamaron el Mar de Salton.

Durante los últimos 100 años, el Mar de Salton se ha denominado un lago endorreico, lo que significa que sus aguas nunca se descargan en el océano, se filtran al suelo o se evaporan. Esta condición ha resultado en agua con un nivel de salinidad extremadamente alto & # 8212 más que el del Océano Pacífico & # 8212 que continúa aumentando con el tiempo.

En las décadas de 1950 y 1960, los niveles de salinización eran más bajos y el Mar de Salton era un punto de acceso turístico popular. Millones de visitantes acudían en masa a las aguas relativamente cálidas del mar cada año y, a menudo, atraían más turistas al año que Yosemite. Ciudades cercanas como Niland y Salton City dieron la bienvenida a los huéspedes, que se pasearon por las cálidas playas y disfrutaron de la reputación de Salton Sea como un hermoso oasis.

Sin embargo, la popularidad de este lago de California artificial duró poco. En la década de 1970, el aumento de la salinidad, las inundaciones de la costa y la escorrentía de fertilizantes de los agricultores cercanos crearon floraciones de algas inseguras que dieron lugar a niveles elevados de bacterias.

El cambio químico en el agua causó una serie de problemas ambientales, incluida la sorprendente extinción de poblaciones de peces y aves. Tantos peces murieron que en algunos lugares las playas que alguna vez fueron de arena ahora son grandes extensiones de espinas de pescado.

Una vez que los peces comenzaron a morir, los pájaros siguieron su ejemplo. En un día, se informó que 640 aves fueron encontradas muertas. La causa fue el botulismo aviar, una enfermedad que les habían transmitido los peces infectados y moribundos. A medida que los problemas ambientales como estos se hicieron más frecuentes, menos visitantes llegaron al lago cada vez más reducido.

Si bien algunas personas todavía viven en las áreas que rodean el Mar de Salton, lo que queda hoy es una mera sombra del lago en su época dorada. En 1990, los funcionarios del estado de California consideraron un plan para revitalizar el área, pero poco ha resultado. Ahora, el lago salado y abandonado es poco más que un recuerdo.


Ave marina

Aves marinas (también conocido como aves marinas) son aves que se adaptan a la vida en el medio marino. Si bien las aves marinas varían mucho en estilo de vida, comportamiento y fisiología, a menudo exhiben una sorprendente evolución convergente, ya que los mismos problemas ambientales y nichos de alimentación han resultado en adaptaciones similares. Las primeras aves marinas evolucionaron en el período Cretácico y las familias modernas de aves marinas surgieron en el Paleógeno.

En general, las aves marinas viven más tiempo, se reproducen más tarde y tienen menos crías que otras aves, pero invierten mucho tiempo en sus crías. La mayoría de las especies anidan en colonias, que pueden variar en tamaño desde unas pocas docenas de aves hasta millones. Muchas especies son famosas por emprender largas migraciones anuales, cruzar el ecuador o dar la vuelta a la Tierra en algunos casos. Se alimentan tanto en la superficie del océano como debajo de él, e incluso se alimentan entre sí. Las aves marinas pueden ser muy pelágicas, costeras o, en algunos casos, pasar una parte del año completamente alejadas del mar.

Las aves marinas y los seres humanos tienen una larga historia juntos: han proporcionado comida a los cazadores, han guiado a los pescadores a las poblaciones de peces y han llevado a los marineros a tierra. Actualmente, muchas especies están amenazadas por las actividades humanas, como los derrames de petróleo, quedar atrapadas en las redes, el cambio climático y las inclemencias del tiempo. Los esfuerzos de conservación incluyen el establecimiento de refugiados de vida silvestre y ajustes a las técnicas de pesca.

No existe una definición única de qué grupos, familias y especies son aves marinas, y la mayoría de las definiciones son de alguna manera arbitrarias. Elizabeth Shreiber y Joanne Burger, dos científicas de aves marinas, dijeron: "La única característica común que comparten todas las aves marinas es que se alimentan en agua salada pero, como parece ser cierto con cualquier afirmación en biología, algunas no lo hacen". [2] Sin embargo, por convención todos los Sphenisciformes y Procellariiformes, todos los Suliformes excepto los dardos, y algunos de los Charadriiformes (skúas, gaviotas, charranes, alcas y skimmers) se clasifican como aves marinas. Los falaropos suelen incluirse también, ya que aunque son limícolas ("aves playeras" en Norteamérica), dos de las tres especies (rojo y cuello rojo) son oceánicas durante nueve meses al año, cruzando el ecuador para alimentarse pelágicamente. [3] [4]

Los colimbos y somormujos, que anidan en los lagos pero pasan el invierno en el mar, generalmente se clasifican como aves acuáticas, no como aves marinas. Aunque hay varios patos marinos de la familia Anatidae que son verdaderamente marinos en el invierno, por convención suelen estar excluidos del grupo de aves marinas. Muchas aves limícolas (o aves playeras) y garzas también son muy marinas, viven en la orilla del mar (costa), pero tampoco son tratadas como aves marinas. Las águilas marinas y otras aves rapaces que se alimentan de peces también suelen estar excluidas, por muy atadas que estén a los entornos marinos. [5]

El paleontólogo alemán Gerald Mayr definió el clado Aequornithes de "aves acuáticas centrales" en 2010. Este linaje da lugar a los Gaviiformes, Sphenisciformes, Procellariiformes, Ciconiiformes, Suliformes y Pelecaniformes. [6] Las aves tropicales son parte de un linaje, Eurypygimorphae, que es un grupo hermano de los Aequornithes. [7]

Las aves marinas, en virtud de vivir en un entorno de depósito geológico (es decir, en el mar donde los sedimentos se depositan fácilmente), están bien representadas en el registro fósil. [2] Se sabe que ocurren por primera vez en el período Cretácico, siendo los más antiguos los Hesperornithiformes, como Hesperornis regalis, un ave marina no voladora parecida a un somorgujo que podría bucear de manera similar a los somormujos y somormujos (usando sus pies para moverse bajo el agua) [8] [ necesita actualización ] pero tenía un pico lleno de dientes afilados. [9] Las aves marinas voladoras del Cretácico no exceden la envergadura de dos metros, cualquier tamaño fue tomado [ aclaración necesaria ] por pterosaurios piscívoros. [10]

Tiempo Hesperornis no se cree que haya dejado descendientes, las primeras aves marinas modernas también ocurrieron en el Cretácico, con una especie llamada Tytthostonyx glauconiticus, que tiene características sugestivas de Procellariiformes y Fregatidae. [11] Como clado, los Aequornithes se convirtieron en aves marinas en una sola transición en el Cretácico o en algunos linajes como pelícanos y fragatas adaptados al mar que viven independientemente de los antepasados ​​que habitan en agua dulce. [12] En el Paleógeno, tanto los pterosaurios como los reptiles marinos se extinguieron, lo que permitió que las aves marinas se expandieran ecológicamente. Estos mares posteriores a la extinción estuvieron dominados por los primeros Procellariidae, pingüinos gigantes y dos familias extintas, los Pelagornithidae y los Plotopteridae (un grupo de grandes aves marinas que se parecían a los pingüinos). [13] Los géneros modernos comenzaron su amplia radiación en el Mioceno, aunque el género Frailecillo (que incluye la pardela de la Isla de Man de hoy y la pardela hollín) podría remontarse al Oligoceno. [2] Dentro de los Charadriiformes, las gaviotas y sus aliados (Lari) se convirtieron en aves marinas en el Eoceno tardío, y luego limícolas en el Mioceno medio (Langhian). [12] La mayor diversidad de aves marinas aparentemente existió durante el Mioceno tardío y el Plioceno. Al final de este último, la red trófica oceánica había sufrido un período de agitación debido a la extinción de un número considerable de especies marinas, posteriormente, la propagación de los mamíferos marinos parece haber impedido que las aves marinas alcanzaran su antigua diversidad. [14] [ necesita actualización ]

Adaptaciones a la vida en el mar

Las aves marinas han hecho numerosas adaptaciones para vivir y alimentarse en el mar. La morfología del ala ha sido moldeada por el nicho en el que ha evolucionado una especie o familia individual, de modo que observar la forma y la carga de un ala puede informar a un científico sobre su comportamiento de alimentación vital. Las alas más largas y la carga de ala baja son típicas de especies más pelágicas, mientras que las especies buceadoras tienen alas más cortas. [15] Especies como el albatros errante, que se alimenta en grandes áreas del mar, tienen una capacidad reducida para el vuelo motorizado y dependen de un tipo de deslizamiento llamado vuelo dinámico (donde el viento desviado por las olas proporciona sustentación) así como de la pendiente. altísimo. [16] Las aves marinas también casi siempre tienen patas palmeadas, para facilitar el movimiento en la superficie y para ayudar a bucear en algunas especies. Los Procellariiformes son inusuales entre las aves porque tienen un fuerte sentido del olfato, que se utiliza para encontrar alimentos ampliamente distribuidos en un vasto océano, [17] y ayudan a distinguir los olores familiares de los nidos de los desconocidos. [18]

Las aves marinas utilizan las glándulas de sal para lidiar con la sal que ingieren al beber y alimentarse (especialmente de crustáceos), y para ayudarles a osmorregular. [20] Las excreciones de estas glándulas (que se colocan en la cabeza de las aves, emergiendo de la cavidad nasal) son cloruro de sodio casi puro. [21]

Con la excepción de los cormoranes y algunos charranes, y al igual que la mayoría de las otras aves, todas las aves marinas tienen un plumaje impermeable. Sin embargo, en comparación con las aves terrestres, tienen muchas más plumas que protegen sus cuerpos. Este denso plumaje protege mejor al ave para que no se moje, y el frío se mantiene fuera gracias a una densa capa de plumón. Los cormoranes poseen una capa de plumas únicas que retienen una capa más pequeña de aire (en comparación con otras aves buceadoras) pero por lo demás absorben agua. [19] Esto les permite nadar sin luchar contra la flotabilidad que causa la retención de aire en las plumas, pero retener suficiente aire para evitar que el ave pierda calor excesivo por contacto con el agua. [22]

El plumaje de la mayoría de las aves marinas es menos colorido que el de las aves terrestres, restringido principalmente a variaciones de negro, blanco o gris. [15] Algunas especies lucen plumas de colores (como las aves tropicales y algunos pingüinos), pero la mayor parte del color de las aves marinas aparece en los picos y las patas. Se cree que el plumaje de las aves marinas en muchos casos es de camuflaje, tanto defensivo (el color de los acorazados de la Marina de los Estados Unidos es el mismo que el de los priones antárticos, [15] y en ambos casos reduce la visibilidad en el mar) como agresivo (el color blanco La parte inferior que poseen muchas aves marinas ayuda a esconderlas de las presas que se encuentran debajo). Las puntas de las alas generalmente negras ayudan a prevenir el desgaste, ya que contienen melaninas que las hacen negras, lo que ayuda a las plumas a resistir la abrasión. [23]

Dieta y alimentación

Las aves marinas evolucionaron para explotar diferentes recursos alimenticios en los mares y océanos del mundo y, en gran medida, su fisiología y comportamiento han sido moldeados por su dieta. Estas fuerzas evolutivas a menudo han provocado que especies de diferentes familias e incluso órdenes desarrollen estrategias y adaptaciones similares a los mismos problemas, lo que ha llevado a una evolución convergente notable, como la que se da entre los alces y los pingüinos. Hay cuatro estrategias básicas de alimentación, o gremios ecológicos, para alimentarse en el mar: alimentación de superficie, buceo de persecución, buceo en picado y depredación de vertebrados superiores dentro de estos gremios; existen múltiples variaciones sobre el tema. [24]

Alimentación superficial

Muchas aves marinas se alimentan de la superficie del océano, ya que la acción de las corrientes marinas a menudo concentra alimentos como krill, peces forrajeros, calamares u otras presas al alcance de una cabeza sumergida.

La alimentación en la superficie en sí puede dividirse en dos enfoques diferentes, la alimentación en la superficie mientras vuela (por ejemplo, como la practican los petreles tábanos, las fragatas y los petreles de tormenta) y la alimentación en la superficie mientras nadan (ejemplos de los cuales son practicados por fulmares, gaviotas, muchos de los pardelas y petreles tábanos). Los comederos de superficie en vuelo incluyen algunas de las aves marinas más acrobáticas, que o bien arrebatan bocados del agua (como hacen las fragatas y algunos charranes), o "caminan", repiqueteando y flotando en la superficie del agua, como algunas de las tormentas- hacen los petreles. [25] Muchos de estos nunca aterrizan en el agua, y algunos, como las fragatas, tienen dificultades para volver a volar si lo hacen. [26] Otra familia de aves marinas que no aterriza mientras se alimenta es el skimmer, que tiene un método de pesca único: volar a lo largo de la superficie con la mandíbula inferior en el agua; esto se cierra automáticamente cuando el pico toca algo en el agua. El pico del skimmer refleja su estilo de vida inusual, siendo la mandíbula inferior más larga que la superior. [27]

Los comederos de superficie que nadan a menudo también tienen picos únicos, adaptados para sus presas específicas. Los priones tienen picos especiales con filtros llamados laminillas para filtrar el plancton de los bocados de agua, [28] y muchos albatros y petreles tienen picos en forma de gancho para capturar presas que se mueven rápidamente. Muchas gaviotas se alimentan de forma oportunista. [29]

Buceo de persecución

El buceo de persecución ejerce una mayor presión (tanto evolutiva como fisiológica) sobre las aves marinas, pero la recompensa es un área más grande para alimentarse que la disponible para los comederos de superficie. La propulsión submarina es proporcionada por alas (como las usan los pingüinos, alcas, petreles buceadores y algunas otras especies de petreles) o patas (como las usan los cormoranes, somormujos, somormujos y varios tipos de patos que comen peces). Los buceadores propulsados ​​por alas son generalmente más rápidos que los buceadores propulsados ​​por el pie. [2] El uso de alas o patas para bucear ha limitado su utilidad en otras situaciones: los somorgujos y somormujos caminan con extrema dificultad (si es que lo hacen), los pingüinos no pueden volar y los alces han sacrificado la eficiencia de vuelo en favor del buceo. Por ejemplo, el pico navaja (un auk atlántico) requiere un 64% más de energía para volar que un petrel de tamaño equivalente. [30] Muchas pardelas son intermedias entre las dos, tienen alas más largas que los buzos típicos propulsados ​​por alas, pero cargas de alas más pesadas que los otros proceláridos que se alimentan en la superficie, lo que las deja capaces de bucear a profundidades considerables sin dejar de ser eficientes viajeros de larga distancia. La pardela de cola corta es el buceador más profundo de las pardelas, habiéndose registrado buceando por debajo de los 70 metros (230 pies). [31]

Algunas especies de albatros también son capaces de bucear de forma limitada, y los albatros de hollín de manto ligero mantienen el récord a 12 metros (40 pies).[32] De todos los buzos de persecución propulsados ​​por alas, los más eficientes en el aire son los albatros, y también son los buceadores más pobres. Este es el gremio dominante en ambientes polares y subpolares, pero es energéticamente ineficiente en aguas más cálidas. Con su escasa capacidad de vuelo, muchos buceadores de persecución propulsados ​​por alas están más limitados en su rango de alimentación que otros gremios. [33]

Buceo

Alcatraces, piqueros, pájaros tropicales, algunos charranes y pelícanos marrones se sumergen en picado, capturando presas que se mueven rápidamente al zambullirse en el agua desde el vuelo. El buceo permite a las aves usar la energía del impulso de la inmersión para combatir la flotabilidad natural (causada por el aire atrapado en el plumaje), [34] y, por lo tanto, utiliza menos energía que los buzos de persecución dedicados, lo que les permite utilizar recursos alimenticios más ampliamente distribuidos. , por ejemplo, en mares tropicales empobrecidos. En general, este es el método de caza más especializado empleado por las aves marinas que otros no especialistas (como gaviotas y skúas) pueden emplearlo pero lo hacen con menos habilidad y desde alturas más bajas. En los pelícanos marrones, las habilidades del buceo en inmersión tardan varios años en desarrollarse por completo; una vez maduros, pueden bucear desde 20 m (70 pies) sobre la superficie del agua, desplazando el cuerpo antes del impacto para evitar lesiones. [35]

Puede ser que los buceadores estén restringidos en sus cotos de caza a aguas claras que permitan ver a sus presas desde el aire. [36] Si bien son el gremio dominante en los trópicos, el vínculo entre el buceo y la claridad del agua no es concluyente. [37] Algunos buzos de inmersión (así como algunos comederos de superficie) dependen de los delfines y los atunes para empujar los bancos de peces hacia la superficie. [38]

Cleptoparasitismo, carroña y depredación

Esta categoría generalizada se refiere a otras estrategias de aves marinas que involucran el siguiente nivel trófico. Los cleptoparásitos son aves marinas que se ganan la vida robando comida a otras aves marinas. Lo más famoso es que las fragatas y las skúas se involucran en este comportamiento, aunque las gaviotas, los charranes y otras especies roban la comida de manera oportunista. [39] Se ha interpretado que el comportamiento de anidación nocturna de algunas aves marinas se debe a la presión de esta piratería aérea. [40] No se cree que el cleptoparasitismo desempeñe una parte importante de la dieta de ninguna especie, sino que es un complemento de los alimentos obtenidos mediante la caza. [2] Un estudio de grandes fragatas que robaban a piqueros enmascarados estimó que las fragatas podían obtener como máximo el 40% de la comida que necesitaban, y en promedio obtenían solo el 5%. [41] Muchas especies de gaviotas se alimentan de carroña de aves y mamíferos marinos cuando se presenta la oportunidad, al igual que los petreles gigantes. Algunas especies de albatros también se dedican a la recolección: un análisis de picos de calamar regurgitados ha demostrado que muchos de los calamares que se comen son demasiado grandes para haber sido capturados vivos, e incluyen especies de aguas medias que probablemente estén más allá del alcance de los albatros. [42] Algunas especies también se alimentan de otras aves marinas, por ejemplo, las gaviotas, skúas y pelícanos a menudo toman huevos, polluelos e incluso pequeñas aves marinas adultas de las colonias de anidación, mientras que los petreles gigantes pueden matar presas del tamaño de pequeños pingüinos y focas. cachorros. [43]

Historia de vida

Las historias de vida de las aves marinas son dramáticamente diferentes a las de las aves terrestres. En general, son seleccionados K, viven mucho más tiempo (entre veinte y sesenta años), retrasan la reproducción por más tiempo (hasta diez años) e invierten más esfuerzo en menos crías. [2] [44] La mayoría de las especies solo tendrán una nidada al año, a menos que pierdan la primera (con algunas excepciones, como el auklet de Cassin), [45] y muchas especies (como las tubenosis y los sulids) solo pondrán una huevo al año. [28]

El cuidado de las crías es prolongado y se extiende hasta seis meses, y se encuentra entre los más prolongados para las aves. Por ejemplo, una vez que los polluelos de arao común empluman, permanecen con el padre macho durante varios meses en el mar. [30] Las fragatas tienen el período más largo de cuidado parental de cualquier ave, excepto unas pocas rapaces y el cálao terrestre del sur, [46] con cada polluelo emplumado después de cuatro a seis meses y asistencia continua después de eso hasta catorce meses. [47] Debido al extenso período de cuidado, la reproducción ocurre cada dos años en lugar de anualmente para algunas especies. Esta estrategia de historia de vida probablemente ha evolucionado tanto en respuesta a los desafíos de vivir en el mar (recolectar presas muy dispersas), la frecuencia de fallas de reproducción debido a condiciones marinas desfavorables y la relativa falta de depredación en comparación con la de los animales terrestres. aves. [2]

Debido a la mayor inversión en la crianza de las crías y debido a que la búsqueda de alimento puede ocurrir lejos del sitio del nido, en todas las especies de aves marinas, excepto los falaropos, ambos padres participan en el cuidado de las crías y las parejas suelen ser al menos estacionalmente monógamas. Muchas especies, como gaviotas, alcas y pingüinos, retienen la misma pareja durante varias temporadas, y muchas especies de petreles se aparean de por vida. [28] Los albatros y los proceláridos, que se aparean de por vida, tardan muchos años en formar un vínculo de pareja antes de reproducirse, y los albatros tienen una danza de reproducción elaborada que es parte de la formación de vínculos de pareja. [48]

Crianza y colonias

El noventa y cinco por ciento de las aves marinas son coloniales, [2] y las colonias de aves marinas se encuentran entre las colonias de aves más grandes del mundo, lo que brinda uno de los grandes espectáculos de vida silvestre de la Tierra. Se han registrado colonias de más de un millón de aves, tanto en los trópicos (como Kiritimati en el Pacífico) como en las latitudes polares (como en la Antártida). Las colonias de aves marinas se producen exclusivamente con el propósito de criar aves no reproductoras que solo se agrupan fuera de la temporada de reproducción en áreas donde las especies de presas están densamente agregadas. [ cita necesaria ]

Las colonias de aves marinas son muy variables. Los sitios de anidación individuales pueden estar muy espaciados, como en una colonia de albatros, o densamente poblados, como en una colonia de araos. En la mayoría de las colonias de aves marinas, varias especies diferentes anidan en la misma colonia, a menudo exhibiendo cierta separación de nichos. Las aves marinas pueden anidar en árboles (si hay alguno disponible), en el suelo (con o sin nidos), en acantilados, en madrigueras bajo tierra y en grietas rocosas. La competencia puede ser fuerte tanto dentro de las especies como entre especies, con especies agresivas como los charranes negros empujando a las especies menos dominantes fuera de los espacios de anidación más deseables. [49] El petrel tropical de Bonin anida durante el invierno para evitar la competencia con la pardela de cola de cuña más agresiva. Cuando las estaciones se superponen, las pardelas de cola de cuña matarán a los petreles de Bonin jóvenes para utilizar sus madrigueras. [50]

Muchas aves marinas muestran una notable fidelidad al sitio, regresando a la misma madriguera, nido o sitio durante muchos años, y defenderán ese sitio de sus rivales con gran vigor. [2] Esto aumenta el éxito de la reproducción, proporciona un lugar para que las parejas que regresan se reúnan y reduce los costos de prospección de un nuevo sitio. [51] Los adultos jóvenes que se reproducen por primera vez generalmente regresan a su colonia natal y, a menudo, anidan cerca de donde nacieron. Esta tendencia, conocida como filopatría, es tan fuerte que un estudio de albatros de Laysan encontró que la distancia promedio entre el sitio de eclosión y el sitio donde un ave estableció su propio territorio era de 22 metros (72 pies) [52] otro estudio, esta vez en Las pardelas de Cory que anidan cerca de Córcega, encontraron que de nueve de los 61 polluelos machos que regresaron para reproducirse en su colonia natal, se criaron en la madriguera en la que se criaron, y dos en realidad se criaron con su propia madre. [53]

Las colonias suelen estar situadas en islas, acantilados o promontorios, a los que los mamíferos terrestres tienen dificultades para acceder. [54] Se cree que esto brinda protección a las aves marinas, que a menudo son muy torpes en tierra. La colonialidad a menudo surge en tipos de aves que no defienden territorios de alimentación (como los vencejos, que tienen una fuente de presa muy variable), esta puede ser una razón por la que surge con mayor frecuencia en las aves marinas. [2] Hay otras posibles ventajas: las colonias pueden actuar como centros de información, donde las aves marinas que regresan al mar para buscar alimento pueden averiguar dónde está la presa mediante el estudio de los individuos de la misma especie que regresan. Hay desventajas en la vida colonial, particularmente la propagación de enfermedades. Las colonias también atraen la atención de los depredadores, principalmente otras aves, y muchas especies asisten a sus colonias durante la noche para evitar la depredación. [55] Las aves de diferentes colonias a menudo se alimentan en diferentes áreas para evitar la competencia. [56]

Migración

Como muchas aves, las aves marinas suelen migrar después de la temporada de reproducción. De estos, el viaje que realiza el charrán ártico es el más lejano de cualquier ave, cruzando el ecuador para pasar el verano austral en la Antártida. Otras especies también realizan viajes transecuatoriales, tanto de norte a sur como de sur a norte. La población de charranes elegantes, que anidan frente a Baja California, se divide después de la temporada de reproducción con algunas aves que viajan hacia el norte hasta la costa central de California y otras viajan tan al sur como Perú y Chile para alimentarse en la corriente de Humboldt. [57] La ​​pardela hollín emprende un ciclo de migración anual que rivaliza con el de las aves del charrán ártico que anidan en Nueva Zelanda y Chile y pasan el verano del norte alimentándose en el Pacífico norte frente a Japón, Alaska y California, un viaje de ida y vuelta anual de 64.000 kilómetros. (40.000 millas). [58]

Otras especies también migran a distancias más cortas lejos de los sitios de reproducción, su distribución en el mar está determinada por la disponibilidad de alimentos. Si las condiciones oceánicas no son adecuadas, las aves marinas emigrarán a áreas más productivas, a veces de forma permanente si el ave es joven. [59] Después de emplumar, las aves juveniles a menudo se dispersan más que los adultos ya diferentes áreas, por lo que comúnmente se ven lejos del rango normal de una especie. Algunas especies, como los alces, no tienen un esfuerzo migratorio concertado, sino que se desplazan hacia el sur a medida que se acerca el invierno. [30] Otras especies, como algunos petreles de tormenta, petreles buceadores y cormoranes, nunca se dispersan y permanecen cerca de sus colonias de reproducción durante todo el año. [ cita necesaria ]

Lejos del mar

Si bien la definición de aves marinas sugiere que las aves en cuestión pasan su vida en el océano, muchas familias de aves marinas tienen muchas especies que pasan parte o incluso la mayor parte de sus vidas tierra adentro lejos del mar. Lo más sorprendente es que muchas especies se reproducen decenas, cientos o incluso miles de millas tierra adentro. Algunas de estas especies todavía regresan al océano para alimentarse, por ejemplo, el petrel de las nieves, cuyos nidos se han encontrado a 480 kilómetros (300 millas) tierra adentro en la Antártida continental, es poco probable que encuentren algo para comer alrededor de sus sitios de reproducción. [60] La mérula jaspeada anida tierra adentro en un bosque antiguo, en busca de coníferas enormes con grandes ramas para anidar. [61] Otras especies, como la gaviota de California, anidan y se alimentan tierra adentro en los lagos, y luego se trasladan a las costas en el invierno. [62] Algunas especies de cormoranes, pelícanos, gaviotas y charranes tienen individuos que nunca visitan el mar, pasando su vida en lagos, ríos, pantanos y, en el caso de algunas de las gaviotas, ciudades y tierras agrícolas. En estos casos se piensa que estas aves terrestres o de agua dulce evolucionaron a partir de antepasados ​​marinos. [15] Algunas aves marinas, principalmente las que anidan en la tundra, como lo hacen las skúas y los falaropos, también migrarán por tierra. [3] [63]

Las especies más marinas, como los petreles, los alcatraces y los alcatraces, tienen hábitos más restringidos, pero ocasionalmente se les ve tierra adentro como vagabundos. Esto ocurre con mayor frecuencia en aves jóvenes sin experiencia, pero puede ocurrir en grandes cantidades a adultos exhaustos después de grandes tormentas, un evento conocido como naufragio. [64]

Aves marinas y pesca

Las aves marinas han tenido una larga asociación tanto con la pesca como con los marineros, y ambos han obtenido beneficios y desventajas de la relación.

Los pescadores han utilizado tradicionalmente las aves marinas como indicadores tanto de los bancos de peces [38] como de los bancos submarinos que podrían indicar las poblaciones de peces y de la posible llegada a tierra. De hecho, la asociación conocida de las aves marinas con la tierra fue fundamental para permitir a los polinesios localizar pequeñas masas terrestres en el Pacífico. [2] Las aves marinas han proporcionado alimento a los pescadores fuera de casa, así como carnada. Es famoso que los cormoranes atados se hayan utilizado para pescar directamente. Indirectamente, las pesquerías también se han beneficiado del guano de colonias de aves marinas que actúan como fertilizante para los mares circundantes. [sesenta y cinco]

Los efectos negativos en la pesca se limitan principalmente a las incursiones de aves en la acuicultura, [66] aunque las pesquerías de palangre también tienen que lidiar con el robo de cebos. Ha habido afirmaciones de que las aves marinas agotan las presas de las poblaciones de peces y, si bien hay alguna evidencia de esto, los efectos de las aves marinas se consideran más pequeños que los de los mamíferos marinos y los peces depredadores (como el atún). [2]

Algunas especies de aves marinas se han beneficiado de la pesca, en particular del pescado descartado y los despojos. Estos descartes componen el 30% del alimento de las aves marinas en el Mar del Norte, por ejemplo, y componen hasta el 70% del alimento total de algunas poblaciones de aves marinas. [67] Esto puede tener otros impactos, por ejemplo, la propagación del fulmar del norte a través del Reino Unido se atribuye en parte a la disponibilidad de descartes. [68] Los descartes generalmente benefician a los comederos de superficie, como alcatraces y petreles, en detrimento de los buzos de persecución como pingüinos y araos, que pueden enredarse en las redes. [69]

Las pesquerías también tienen efectos negativos en las aves marinas, y estos efectos, particularmente en los albatros de larga vida y reproducción lenta, son una fuente de creciente preocupación para los conservacionistas. La captura incidental de aves marinas enredadas en redes o enganchadas en líneas de pesca ha tenido un gran impacto en el número de aves marinas, por ejemplo, se estima que 100.000 albatros son enganchados y ahogados cada año en las líneas de atún establecidas por las pesquerías de palangre. [70] [71] [ necesita actualización ] En general, muchos cientos de miles de aves quedan atrapadas y mueren cada año, una fuente de preocupación para algunas de las especies más raras (por ejemplo, se sabe que todavía existen alrededor de 2.000 albatros de cola corta). También se cree que las aves marinas sufren cuando se produce la sobrepesca. [72] Los cambios en los ecosistemas marinos provocados por el dragado, que altera la biodiversidad del fondo marino, también pueden tener un impacto negativo. [73]

Explotación

La caza de aves marinas y la recolección de huevos de aves marinas han contribuido al declive de muchas especies y a la extinción de varias, incluidos el gran auk y el cormorán de anteojos. A lo largo de la historia, los pueblos costeros han cazado aves marinas para alimentarse; uno de los primeros casos conocidos se encuentra en el sur de Chile, donde las excavaciones arqueológicas en basurales han mostrado la caza de albatros, cormoranes y pardelas desde el 5000 AP. [74] Esta presión ha llevado a que algunas especies se extingan en muchos lugares en particular, al menos 20 especies de las 29 originales ya no se reproducen en la Isla de Pascua. En el siglo XIX, la caza de aves marinas en busca de depósitos de grasa y plumas para el comercio de sombrerería alcanzó niveles industriales. Muttonbirding (recolección de polluelos de pardela) se desarrolló como industrias importantes tanto en Nueva Zelanda como en Tasmania, y el nombre de una especie, el petrel de la providencia, se deriva de su aparentemente milagrosa llegada a la isla Norfolk, donde proporcionó una ganancia inesperada para los colonos europeos hambrientos. [75] En las Islas Malvinas, cada año se recolectaban cientos de miles de pingüinos por su aceite. Los huevos de aves marinas también han sido durante mucho tiempo una fuente importante de alimento para los marineros que realizan largos viajes por mar, además de ser capturados cuando crecen asentamientos en áreas cercanas a una colonia. Eggers de San Francisco tomaron casi medio millón de huevos al año de las Islas Farallón a mediados del siglo XIX, un período en la historia de las islas del que las especies de aves marinas aún se están recuperando. [76]

Tanto la caza como los huevos continúan hoy, aunque no a los niveles que ocurrían en el pasado, y generalmente de una manera más controlada. Por ejemplo, los maoríes de la isla Stewart / Rakiura continúan recolectando los polluelos de la pardela hollín como lo han hecho durante siglos, utilizando la administración tradicional, kaitiakitanga, para gestionar la cosecha, pero ahora también colaboramos con la Universidad de Otago en el estudio de las poblaciones. [77] En Groenlandia, sin embargo, la caza incontrolada está empujando a muchas especies a un fuerte declive. [78]

Otras amenazas

Otros factores humanos han provocado la disminución e incluso la extinción de las poblaciones y especies de aves marinas. De estas, quizás las más graves sean las especies introducidas. Las aves marinas, que se reproducen predominantemente en pequeñas islas aisladas, son vulnerables a los depredadores porque han perdido muchos comportamientos asociados con la defensa de los depredadores. [54] Los gatos salvajes pueden capturar aves marinas del tamaño de los albatros, y muchos roedores introducidos, como la rata del Pacífico, toman huevos escondidos en madrigueras. Las cabras, el ganado, los conejos y otros herbívoros introducidos pueden crear problemas, especialmente cuando las especies necesitan vegetación para proteger o dar sombra a sus crías. [79] La perturbación de las colonias reproductoras por parte de los humanos también es a menudo un problema: los visitantes, incluso los turistas bien intencionados, pueden expulsar a los adultos de una colonia, dejando a los polluelos y huevos vulnerables a los depredadores. [80] [81]

La acumulación de toxinas y contaminantes en las aves marinas también es motivo de preocupación. Las aves marinas, que son depredadoras ápice, sufrieron los estragos del insecticida DDT hasta que se prohibió. El DDT estuvo implicado, por ejemplo, en problemas de desarrollo embrionario y en la proporción de sexos sesgada de las gaviotas occidentales en el sur de California. [82] Los derrames de petróleo también son una amenaza para las aves marinas: el petróleo es tóxico y las plumas de las aves se saturan con el petróleo, lo que hace que pierdan su impermeabilidad. [83] La contaminación por hidrocarburos, en particular, amenaza a especies con áreas de distribución restringidas o poblaciones ya deprimidas. [84] [85]

El cambio climático afecta principalmente a las aves marinas a través de cambios en su hábitat: varios procesos en el océano conducen a una menor disponibilidad de alimentos y las colonias se inundan con mayor frecuencia como consecuencia del aumento del nivel del mar y las lluvias extremas. El estrés por calor de las temperaturas extremas es una amenaza adicional. [86] Algunas aves marinas han utilizado los patrones cambiantes del viento para alimentarse más y de manera más eficiente. [87]

Conservación

Las amenazas que enfrentan las aves marinas no han pasado desapercibidas para los científicos o el movimiento conservacionista. Ya en 1903, EE. UU.El presidente Theodore Roosevelt estaba convencido de la necesidad de declarar a Pelican Island en Florida como Refugio Nacional de Vida Silvestre para proteger las colonias de aves (incluidos los pelícanos pardos que anidan), [88] y en 1909 protegió las Islas Farallón. Hoy en día, muchas colonias importantes de aves marinas reciben alguna medida de protección, desde la isla Heron en Australia hasta la isla Triangle en Columbia Británica. [89] [90]

Las técnicas de restauración de islas, iniciadas por Nueva Zelanda, permiten la eliminación de invasores exóticos de islas cada vez más grandes. Se han retirado gatos salvajes de la isla Ascensión, zorros árticos de muchas islas de las islas Aleutianas [91] y ratas de la isla Campbell. La eliminación de estas especies introducidas ha provocado un aumento del número de especies sometidas a presión e incluso el regreso de las extirpadas. Después de la remoción de los gatos de la Isla Ascensión, las aves marinas comenzaron a anidar allí nuevamente por primera vez en más de cien años. [92]

La mortalidad de las aves marinas causada por la pesca con palangre puede reducirse en gran medida mediante técnicas como colocar el cebo de palangre por la noche, teñir el cebo de azul, colocar el cebo bajo el agua, aumentar el peso de las líneas y utilizar espantapájaros [93]. y su despliegue es cada vez más requerido por muchas flotas pesqueras nacionales.

Uno de los Proyectos del Milenio en el Reino Unido fue el Scottish Seabird Centre, cerca de los importantes santuarios de aves en Bass Rock, Fidra y las islas circundantes. La zona alberga enormes colonias de alcatraces, frailecillos, skúas y otras aves marinas. El centro permite a los visitantes ver videos en vivo de las islas, así como aprender sobre las amenazas que enfrentan las aves y cómo podemos protegerlas, y ha ayudado a elevar significativamente el perfil de la conservación de aves marinas en el Reino Unido. El turismo de aves marinas puede proporcionar ingresos a las comunidades costeras y elevar el perfil de la conservación de las aves marinas, aunque debe gestionarse para garantizar que no dañe las colonias y las aves que anidan. [94] Por ejemplo, la colonia de albatros real del norte en Taiaroa Head en Nueva Zelanda atrae a 40.000 visitantes al año. [28]

La difícil situación de los albatros y las grandes aves marinas, así como de otras criaturas marinas, capturadas incidentalmente por las pesquerías de palangre, ha sido abordada por un gran número de organizaciones no gubernamentales (incluidas BirdLife International, American Bird Conservancy y la Royal Society para la Protección de las Aves). [95] [96] [97] Esto condujo al Acuerdo sobre la Conservación de Albatros y Petreles, un tratado jurídicamente vinculante diseñado para proteger a estas especies amenazadas, que ha sido ratificado por trece países a partir de 2021 (Argentina, Australia, Brasil, Chile, Ecuador, Francia, Nueva Zelanda, Noruega, Perú, Sudáfrica, España, Uruguay, Reino Unido). [98]

Papel en la cultura

Muchas aves marinas son poco estudiadas y poco conocidas porque viven lejos en el mar y se reproducen en colonias aisladas. Algunas aves marinas, en particular los albatros y las gaviotas, son más conocidas por los humanos. El albatros ha sido descrito como "el pájaro más legendario", [99] y tiene una variedad de mitos y leyendas asociados con ellos. Aunque en general se considera desafortunado dañarlos, la noción de que los marineros creían eso es un mito [100] que se deriva del famoso poema de Samuel Taylor Coleridge, "La escarcha del antiguo marinero", en el que se castiga a un marinero por matar a un albatros. teniendo que llevar su cadáver alrededor de su cuello. Los marineros, sin embargo, consideraron desafortunado tocar un petrel de tormenta, especialmente uno que aterrizó en el barco. [101]

Las gaviotas son una de las aves marinas más comunes porque frecuentan hábitats creados por el hombre (como ciudades y vertederos) y, a menudo, muestran una naturaleza intrépida. Las gaviotas se han utilizado como metáforas, como en Jonathan Livingston Gaviota por Richard Bach, o para denotar una cercanía al mar en El Señor de los Anillos, aparecen en la insignia de Gondor y por lo tanto Númenor (usado en el diseño de las películas), y llaman Legolas al (y al otro lado) del mar. Los pelícanos se han asociado durante mucho tiempo con la misericordia y el altruismo debido a un mito cristiano primitivo de que se abrían el pecho para alimentar a sus polluelos hambrientos. [35]

Los siguientes son los grupos de aves que normalmente se clasifican como aves marinas. [ cita necesaria ]

Sphenisciformes (16 especies de aguas antárticas y del sur)

Procellariiformes (Tubenosis: especies pan-oceánicas y pelágicas 93)

  • Albatros de Diomedeidae
  • Procellariidae fulmares, priones, pardelas, tábanos y otros petreles
  • Petreles buceadores Pelacanoididae
  • Petreles de tormenta Hydrobatidae

Pelecaniformes (8 especies en todo el mundo)

Suliformes (Alrededor de 56 especies en todo el mundo)

Phaethontiformes (3 especies de mares tropicales en todo el mundo)

Charadriiformes (305 especies en todo el mundo, pero solo las familias enumeradas están clasificadas como aves marinas).

  • Stercorariidae skúas
  • Gaviotas laridae
  • Charranes Sternidae
  • Desnatadores Rhynchopidae
  • Alcidae auks

Para obtener una taxonomía alternativa de estos grupos, consulte también la taxonomía de Sibley-Ahlquist.

  1. ^ BirdLife International (BLI) (2012). "Onychoprion fuscatus". Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. 2012 . Consultado el 4 de abril de 2015. URL de formato antiguo
  2. ^ aBCDmiFgramohIjkl Schreiber, Elizabeth A. y Burger, Joanne (2001) Biología de las aves marinas. Boca Ratón: CRC Press, 0-8493-9882-7
  3. ^ aB
  4. Rubega, Margaret A. Schamel, Douglas Tracy, Diane M. (4 de marzo de 2020). "Falaropo de cuello rojo (Phalaropus lobatus), versión 1.0". Aves del mundo. Laboratorio de Ornitología de Cornell. Consultado el 26 de marzo de 2021.
  5. ^
  6. Tracy, Diane M. Schamel, Douglas Dale, James (4 de marzo de 2020). "Red Phalarope (Phalaropus fulicarius), versión 1.0". Aves del mundo. Laboratorio de Ornitología de Cornell. Consultado el 26 de marzo de 2021.
  7. ^
  8. Brooke, Michael (2018). Lejos de la tierra: la misteriosa vida de las aves marinas. Princeton: Prensa de la Universidad de Princeton. págs. 5-11. ISBN 978-0-691-17418-1.
  9. ^
  10. Burleigh, J.G. et al. (Marzo de 2015). "Construyendo el árbol de la vida aviar utilizando una supermatriz dispersa a gran escala". Filogenética molecular y evolución. 84: 53–63. doi: 10.1016 / j.ympev.2014.12.003. PMID25550149.
  11. ^
  12. Jarvis, E.D. et al. (2014). "Los análisis de genoma completo resuelven las primeras ramas en el árbol de la vida de las aves modernas". Ciencias. 346 (6215): 1320-1331. Código bibliográfico: 2014Sci. 346.1320J. doi: 10.1126 / science.1253451. PMC4405904. PMID25504713.
  13. ^
  14. Johansson, L. C. Lindhe Norberg, U. M. (2001). "Remar con elevador en zampullín de buceo". Revista de biología experimental. 204 (10): 1687–1696. doi: 10.1242 / jeb.204.10.1687. PMID11316488.
  15. ^
  16. Gregory, Joseph T. (1952). "Las fauces de las aves dentadas del Cretácico, Ichthyornis y Hesperornis"(PDF). Cóndor. 54 (2): 73–88. doi: 10.2307 / 1364594. JSTOR1364594.
  17. ^
  18. Longrich, N. R. Martill, D. M. Andrés, B. (2018). "Pterosaurios tardíos de Maastrichtian del norte de África y extinción masiva de Pterosauria en el límite Cretácico-Paleógeno". PLOS Biología. 16 (3): e2001663. doi: 10.1371 / journal.pbio.2001663. PMC5849296. PMID29534059.
  19. ^ Olson, S. Parris, D.C. (1987). "Las aves del Cretácico de Nueva Jersey". Contribuciones del Smithsonian a la paleontología, 63: 22pp.
  20. ^ aB
  21. Vermeij, Geerat Motani, Ryosuke (2018). "Transiciones de tierra a mar en vertebrados: la dinámica de la colonización". Paleobiología. 44 (2): 237–250. doi: 10.1017 / pab.2017.37. S2CID91116726.
  22. ^
  23. Goedert, James L. (1989). "Aves marinas gigantes del Eoceno tardío (Pelecaniformes: Pelagornithidae) del noroeste de Oregon". Revista de Paleontología. 63 (6): 939–944. doi: 10.1017 / S0022336000036647. JSTOR1305659.
  24. ^
  25. Olson, S. Hasegawa, Y. (1979). "Contrapartes fósiles de pingüinos gigantes del Pacífico norte". Ciencias. 206 (4419): 688–689. Código Bibliográfico: 1979Sci. 206..688O. doi: 10.1126 / science.206.4419.688. PMID17796934. S2CID12404154.
  26. ^ aBCD Gaston, Anthony J. (2004). Aves marinas: una historia natural New Haven: Prensa de la Universidad de Yale, 0-300-10406-5
  27. ^
  28. Pennycuick, C. J. (1982). "El vuelo de petreles y albatros (Procellariiformes), observado en Georgia del Sur y sus alrededores". Transacciones filosóficas de la Royal Society B. 300 (1098): 75–106. Código Bibliográfico: 1982RSPTB.300. 75P. doi: 10.1098 / rstb.1982.0158.
  29. ^
  30. Lequette, B. Verheyden, C. Jowentin, P. (1989). "El olfato en las aves marinas subantárticas: su importancia filogenética y ecológica" (PDF). El cóndor. 91 (3): 732–735. doi: 10.2307 / 1368131. JSTOR1368131.
  31. ^
  32. Mitkus, Mindaugas Nevitt, Gabrielle A. Kelber, Almut (2018). "Desarrollo del sistema visual en un ave marina que anida en madrigueras: Petrel de tormenta de la lixiviación". Cerebro, comportamiento y evolución. 91 (1): 4–16. doi: 10.1159 / 000484080. ISSN0006-8977. PMID29212065. S2CID4964467. Consultado el 15 de marzo de 2021, a través de Karger.
  33. ^ aB
  34. Grémillet, D. Chauvin, C. Wilson, R. P. Le Maho, Y. Wanless, S. (2005). "La estructura inusual de las plumas permite la humectabilidad parcial del plumaje en grandes cormoranes buceadores Phalacrocorax carbo". Revista de biología aviar. 36 (1): 57–63. doi: 10.1111 / j.0908-8857.2005.03331.x.
  35. ^ Harrison, C. S. (1990) Aves marinas de Hawái, historia natural y conservación Ithaca: Cornell University Press, 0-8014-2449-6
  36. ^
  37. Schmidt-Nielson, Knut (mayo de 1960). "La glándula secretora de sal de las aves marinas". Circulación. 21 (5): 955–967. doi: 10.1161 / 01.CIR.21.5.955. PMID14443123. Consultado el 26 de marzo de 2021.
  38. ^
  39. Rey, Richard J. (2013). El cormorán del diablo: una historia natural. Durham, NH: Prensa de la Universidad de New Hampshire. pag. 233. ISBN 978-1-61168-699-9.
  40. ^
  41. Elphick, Jonathan (2016). Aves: una guía completa de su biología y comportamiento. Buffalo, Nueva York: Firefly Books. pag. 80. ISBN 978-1-77085-762-9.
  42. ^
  43. Castro, Peter Huber, Michael E. (2003). Biología Marina. Universidad de Michigan: McGraw-Hill. pag. 186. ISBN 0070294216.
  44. ^
  45. Withers, P. C. (1979). "Aerodinámica e hidrodinámica del vuelo 'flotante' del petrel de tormenta de Wilson". Revista de biología experimental. 80: 83–91. doi: 10.1242 / jeb.80.1.83.
  46. ^ Metz, V. G. y Schreiber, E. A. (2002). Gran fragata (Fregata menor). En Los pájaros de América del Norte, No. 681 (A. Poole y F. Gill, eds.). Los pájaros de América del Norte, Inc., Filadelfia, PA
  47. ^
  48. Zusi, R. L. (1996), "Familia Rynchopidae (Skimmers)", en del Hoyo, Josep Elliott, Andrew Sargatal, Jordi (eds.), Manual de las aves del mundo. Volumen 3, Hoatzin a Auks, Barcelona: Lynx Edicions, págs. 668–675, ISBN 84-87334-20-2
  49. ^ aBCD Brooke, M. (2004). Albatros y petreles en todo el mundo. Oxford University Press, Oxford, Reino Unido 0-19-850125-0
  50. ^
  51. Davenport, John D. Black, Kenn Burnell, Gavin Cross, Tom Culloty, Sarah Ekaratne, Suki Furness, Bob Mulcahy, Maire Thetmeyer, Helmut (2009). Acuicultura: los problemas ecológicos. John Wiley & amp Sons. pag. 68. ISBN 978-1444311259.
  52. ^ aBC Gaston, Anthony J. Jones, Ian L. (1998). Los Auks, Oxford University Press, Oxford, 0-19-854032-9
  53. ^
  54. Weimerskirch, H. Cherel, Y. (1998). "Ecología de alimentación de pardelas de cola corta: cría en Tasmania y forrajeo en la Antártida?". Serie de progreso de ecología marina. 167: 261–274. Código Bibliográfico: 1998MEPS..167..261W. doi: 10.3354 / meps167261.
  55. ^
  56. Prince, P. A. Huin, N. Weimerskirch, H. (1994). "Buceo en profundidades de albatros". Ciencia antártica. 6 (3): 353–354. Código Bibliográfico: 1994AntSc. 6..353P. doi: 10.1017 / S0954102094000532.
  57. ^
  58. Ulanski, Stan (2016). La corriente de California: un ecosistema del Pacífico y sus aviadores, buceadores y nadadores. Libros de prensa UNC. pag. 99. ISBN 978-0070294219.
  59. ^
  60. Ropert-Coudert, Y. Grémillet, D. Ryan, P. Kato, A. Naito, Y. Le Maho, Y. (2004). "Entre el aire y el agua: la inmersión en el cabo Alcatraz Morus capensis". Ibis. 146 (2): 281–290. doi: 10.1111 / j.1474-919x.2003.00250.x.
  61. ^ aB
  62. Elliot, A. (1992). "Familia Pelecanidae (Pelicans)". En del Hoyo, J. Elliott, A. Sargatal, J. (eds.). Manual de las aves del mundo. Volumen 1: Avestruz a patos. Barcelona, ​​España: Lynx Edicions. págs. 290–311. ISBN 84-87334-10-5. | volumen = tiene texto adicional (ayuda)
  63. ^ Ainley, D. G. (1977) "Métodos de alimentación en aves marinas: una comparación de las comunidades de anidación polares y tropicales en el Océano Pacífico oriental". En: Llano, G. A. (Ed.). Adaptaciones dentro de los ecosistemas antárticos. Smithsonian Inst. Washington D.C., págs. 669–685
  64. ^
  65. Haney, J. C. y Stone, A. E. (1988). "Tácticas de búsqueda de alimento de aves marinas y claridad del agua: ¿Son los buceadores realmente a salvo?". Serie de progreso de ecología marina. 49: 1–9. Código Bibliográfico: 1988MEPS. 49. 1H. doi: 10.3354 / meps049001.
  66. ^ aB
  67. Au, D. W. K. y Pitman, R. L. (1986). "Interacciones de aves marinas con delfines y atunes en el Pacífico tropical oriental" (PDF). Cóndor. 88 (3): 304–317. doi: 10.2307 / 1368877. JSTOR1368877.
  68. ^
  69. Schnell, G. Woods, B. Ploger B. (1983). "Éxito de forrajeo de pelícano pardo y cleptoparasitismo por gaviotas reidoras". Alca. 100 (3): 636–644. doi: 10.1093 / auk / 100.3.636.
  70. ^ Gaston, A. J. Dechesne, S. B. C. (1996). Auklet de rinoceronte (Cerorhinca monocerata). En Los pájaros de América del Norte, No. 212 (A. Poole y F. Gill, eds.). La Academia de Ciencias Naturales, Filadelfia, PA, y la Unión Estadounidense de Ornitólogos, Washington, D.C
  71. ^
  72. Vickery, J. Brooke, M. (1994). "Las interacciones cleptoparasitarias entre grandes fragatas y piqueros enmascarados en la isla de Henderson, Pacífico Sur". Cóndor. 96 (2): 331–340. doi: 10.2307 / 1369318. JSTOR1369318. S2CID8846837.
  73. ^
  74. Croxall, J. P. y Prince, P. A. (1994). "Vivo o muerto, de día o de noche: ¿cómo capturan los calamares los albatros?". Ciencia antártica. 6 (2): 155-162. Código Bibliográfico: 1994AntSc. 6..155C. doi: 10.1017 / S0954102094000246.
  75. ^
  76. Punta, G. Herrera, G. (1995). "Depredación por petreles gigantes del sur Macronectes giganteus en cormoranes imperiales adultos Phalacrocorax atriceps"(PDF). Ornitología marina. 23: 166–167.
  77. ^
  78. Robertson, C. J. R. (1993). "Supervivencia y longevidad del albatros real del norte Diomedea epomophora sanfordi en Taiaroa Head 1937-1993 ". Emú. 93 (4): 269–276. doi: 10.1071 / MU9930269.
  79. ^ Manuwal, D. A. y Thoresen, A. C. (1993). Auklet de Cassin (Ptychoramphus aleuticus). En The Birds of North America, No. 50 (A. Poole y F. Gill, eds.). Filadelfia: Academia de Ciencias Naturales Washington, D.C .: Unión Estadounidense de Ornitólogos
  80. ^ Véase Skutch Alexander Frank (autor) y Gardner, Dana (ilustrador) Ayudantes en los nidos de pájaros: una encuesta mundial sobre la cría cooperativa y el comportamiento relacionado págs. 69–71. Publicado en 1987 por University of Iowa Press. 0-87745-150-8
  81. ^ Metz, V. G. y Schreiber, E. A. (2002) "Great Frigatebird (Fregata menor)" En Los pájaros de América del Norte, No 681, (Poole, A. y Gill, F., eds) The Birds of North America Inc .: Filadelfia
  82. ^
  83. Pickering, S. P. C. y Berrow, S. D. (2001). "Comportamiento de cortejo del albatros errante Diomedea exulans en Bird Island, Georgia del Sur "(PDF). Ornitología marina. 29: 29–37.
  84. ^ Schreiber, E. A., Feare, C. J., Harrington, B. A., Murray, B. G., Jr., Robertson, W. B., Jr., Robertson, M. J. y Woolfenden, G. E. (2002). Charrán hollín (Sterna fuscata). En Los pájaros de América del Norte, No. 665 (A. Poole y F. Gill, eds.). Los pájaros de América del Norte, Inc., Filadelfia, PA
  85. ^ Seto, N. W. H. y O'Daniel, D. (1999) Bonin Petrel (Pterodroma hypoleuca). En Los pájaros de América del Norte, No. 385 (A. Poole y F. Gill, eds.). Los pájaros de América del Norte, Inc., Filadelfia, PA
  86. ^
  87. Bried, J. L. Pontier, D. Jouventin, P. (2003). "Fidelidad de pareja en aves monógamas: un reexamen de los Procellariiformes". Comportamiento animal. 65: 235–246. doi: 10.1006 / anbe.2002.2045. S2CID53169037.
  88. ^
  89. Fisher, H. I. (1976). "Algunas dinámicas de una colonia reproductora de albatros de Laysan". Boletín Wilson. 88 (1): 121-142. JSTOR4160718.
  90. ^
  91. Rabouam, C. Thibault, J.-C. Bretagnole, V. (1998). "Filopatría natal y endogamia cercana en la pardela de Cory (Calonectris diomedea) "(PDF). Alca. 115 (2): 483–486. doi: 10.2307 / 4089209. JSTOR4089209.
  92. ^ aB Moors, P. J. Atkinson, I. A. E. (1984). Depredación de aves marinas por animales introducidos y factores que afectan su gravedad. En Estado y conservación de las aves marinas del mundo. Cambridge: ICBP. 0-946888-03-5
  93. ^
  94. Keitt, B. S. Tershy, B. R. Croll, D. A. (2004). "El comportamiento nocturno reduce la presión de depredación sobre las pardelas negras Puffinus opisthomelas"(PDF). Ornitología marina. 32 (3): 173–178.
  95. ^
  96. Bolton, Mark Conolly, Georgia Carroll, Matthew Wakefield, Ewan D. Caldow, Richard (2019). "Una revisión de la ocurrencia de segregación entre colonias de áreas de alimentación de aves marinas y las implicaciones para la evaluación del impacto ambiental marino". Ibis. 161 (2): 241-259. doi: 10.1111 / ibi.12677. ISSN1474-919X.
  97. ^ Burness, G. P., Lefevre, K. y Collins, C. T. (1999). Charrán elegante (Sterna elegans). En Los pájaros de América del Norte, No. 404 (A. Poole y F. Gill, eds.). Los pájaros de América del Norte, Inc., Filadelfia, PA
  98. ^
  99. Shaffer, S. A. Tremblay, Y. Weimerskirch, H. Scott, D. Thompson, D. R. Sagar, P. M. Moller, H. Taylor, G. A. Foley, D. G. Block, B. A. Costa, D. P. (2006). "Las pardelas migratorias integran los recursos oceánicos a través del Océano Pacífico en un verano interminable". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias. 103 (34): 12799-12802. Código bibliográfico: 2006PNAS..10312799S. doi: 10.1073 / pnas.0603715103. PMC1568927. PMID16908846.
  100. ^
  101. Oro, D. Cam, E. Pradel, R. Martinetz-Abrain, A. (2004). "Influencia de la disponibilidad de alimentos en la demografía y la dinámica de la población local en un ave marina longeva". Actas de la Royal Society B. 271 (1537): 387–396. doi: 10.1098 / rspb.2003.2609. PMC1691609. PMID15101698.
  102. ^
  103. Croxall, J Steele, W. McInnes, S. Prince, P. (1995). "Distribución reproductiva del petrel de las nieves Pagodroma nivea"(PDF). Ornitología marina. 23: 69–99.
  104. ^ Nelson, S. K. (1997). Murrelet jaspeado (Brachyramphus marmoratus). En Los pájaros de América del Norte, No. 276 (A. Poole y F. Gill, eds.). La Academia de Ciencias Naturales, Filadelfia, PA, y la Unión Estadounidense de Ornitólogos, Washington, D.C
  105. ^ Winkler, D. W. (1996). Gaviota de California (Larus californicus). En Los pájaros de América del Norte, No. 259 (A. Poole y F. Gill, eds.). La Academia de Ciencias Naturales, Filadelfia, PA, y la Unión Americana de Ornitólogos, Washington, D.C.
  106. ^
  107. Wiley, R. Haven Lee, David S. (4 de marzo de 2020)."Parasitic Jaeger (Stercorarius parasiticus), versión 1.0". Aves del mundo. Laboratorio de Ornitología de Cornell. Consultado el 26 de marzo de 2021.
  108. ^
  109. Harris, M. y Wanless, S. (1996). "Respuestas diferenciales de Guillemot Uria aalge y Shag Phalacrocorax aristotelis a un naufragio de finales de invierno ". Estudio de aves. 43 (2): 220–230. doi: 10.1080 / 00063659609461014.
  110. ^
  111. Perkins, Sid (23 de enero de 2018). "La caca de pájaro saca del mar 3,8 millones de toneladas métricas de nitrógeno cada año". Revista de ciencia. Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. Consultado el 26 de marzo de 2021.
  112. ^ Collis, K. Adamany, S. - Comisión Intertribal de Peces del Río Columbia, Roby, DD Craig, DP Lyons, Unidad Cooperativa de Investigación de Pesca y Vida Silvestre de Oregón, (2000), "Depredación aviar en salmónidos juveniles en el río Columbia inferior" , Informe anual de 1998 para la administración de energía de Bonneville, Portland, Oregón
  113. ^
  114. Oro, D. Ruiz, X. Pedrocchi, V. González-Solís, J. (1997). "Presupuestos de dieta y tiempo para adultos de la gaviota de Audouin Larus audouinii en respuesta a los cambios en la pesca comercial ". Ibis. 139 (4): 631–637. doi: 10.1111 / j.1474-919X.1997.tb04685.x.
  115. ^ Thompson, P. M. (2004). Identificación de los impulsores del cambio ¿Desempeñaron las pesquerías un papel en la propagación de los fulmares del Atlántico norte? Archivado el 17 de diciembre de 2008 en Wayback Machine en Gestión de ecosistemas marinos: seguimiento del cambio en los niveles tróficos superiores. Cambridge: Cambridge University Press
  116. ^
  117. Brooke, Michael (2018). Lejos de la tierra: la misteriosa vida de las aves marinas. Princeton: Prensa de la Universidad de Princeton. pag. 197. ISBN 978-0-691-17418-1.
  118. ^
  119. "Salvar el albatros: el problema". BirdLife International / RSPB. 2005.
  120. ^
  121. Hermanos, Nigel (1991). "Mortalidad de albatros y pérdida de cebo asociada en la pesquería de palangre japonesa en el océano austral". Conservación Biológica. 55 (3): 255–268. doi: 10.1016 / 0006-3207 (91) 90031-4.
  122. ^
  123. Cury, P. M. Boyd, I. L. Bonhommeau, S. Anker-Nilssen, T. Crawford, R. J. M. Furness, R. W. Mills, J. A. Murphy, E. J. Osterblom, H. Paleczny, M. Piatt, J. F. Roux, J.-P. Shannon, L. Sydeman, W. J. (23 de diciembre de 2011). "Respuesta mundial de las aves marinas al agotamiento de los peces forrajeros: un tercio para las aves" (PDF). Ciencias. 334 (6063): 1703-1706. Código Bibliográfico: 2011Sci. 334.1703C. doi: 10.1126 / science.1212928. JSTOR41352310. PMID22194577. S2CID1855657.
  124. ^
  125. King, Sd Harper, Ga Wright, Jb McInnes, Jc van der Lubbe, Je Dobbins, Ml Murray, Sj (25 de octubre de 2012). "Fallo reproductivo específico del sitio y disminución de una población del pingüino de ojos amarillos en peligro de extinción: un caso para la calidad del hábitat de forrajeo". Serie de progreso de ecología marina. 467: 233–244. Código bibliográfico: 2012MEPS..467..233K. doi: 10.3354 / meps09969.
  126. ^
  127. Simeone, A. y Navarro, X. (2002). "Explotación humana de aves marinas en la costa sur de Chile durante el Holoceno medio". Rev. Chil. Hist. Nat. 75 (2): 423–431. doi: 10.4067 / S0716-078X2002000200012.
  128. ^
  129. Anderson, A. (1996). "Orígenes de la caza de Procellariidae en el Pacífico suroeste". Revista Internacional de Osteoarqueología. 6 (4): 403–410. doi: 10.1002 / (SICI) 1099-1212 (199609) 6: 4 & lt403 :: AID-OA296 & gt3.0.CO2-0.
  130. ^ White, Peter (1995), Islas Farallón, Centinelas del Golden Gate, Asociados de Scottwall: San Francisco, 0-942087-10-0
  131. ^
  132. "Tradiciones Tītī". Universidad de Otago. Consultado el 13 de octubre de 2020.
  133. ^
  134. Burnham, W. Burnham, K. K. Cade, T. J. (2005). "Evaluaciones pasadas y presentes de la vida de las aves en el distrito de Uummannaq, oeste de Groenlandia" (PDF). Dansk Orn. Foren. Tidsskr. 99: 196–208.
  135. ^
  136. Carlile, N. Proiddel, D. Zino, F. Natividad, C. Wingate, D. B. (2003). "Una revisión de cuatro programas exitosos de recuperación de petreles subtropicales amenazados" (PDF). Ornitología marina. 31: 185–192.
  137. ^
  138. Beale, Colin M. Monaghan, Pat (abril de 2004). "Perturbación humana: ¿las personas como depredadores libres de depredaciones?". Revista de Ecología Aplicada. 41 (2): 335–343. doi: 10.1111 / j.0021-8901.2004.00900.x.
  139. ^
  140. Watson, Hannah Bolton, Mark Monaghan, Pat (junio de 2014). "Fuera de la vista pero no fuera de peligro: la perturbación humana reduce el éxito reproductivo de un ave marina que anida en cavidades". Conservación Biológica. 174 (100): 127-133. doi: 10.1016 / j.biocon.2014.03.020. PMC4039997. PMID24899731.
  141. ^
  142. Fry, D. y Toone, C. (1981). "Feminización de embriones de gaviota inducida por DDT". Ciencias. 213 (4510): 922–924. Código Bibliográfico: 1981Sci. 213..922F. doi: 10.1126 / science.7256288. PMID7256288.
  143. ^
  144. Dunnet, G. Crisp, D. Conan, G. Bourne, W. (1982). "Contaminación por hidrocarburos y poblaciones de aves marinas [y discusión]". Transacciones filosóficas de la Royal Society B. 297 (1087): 413–427. Código Bibliográfico: 1982RSPTB.297..413D. doi: 10.1098 / rstb.1982.0051.
  145. ^
  146. "Ficha de especies: Brachyramphus marmoratus". Zona de datos internacional de BirdLife. BirdLife International. 2021. Consultado el 31 de marzo de 2021.
  147. ^
  148. Hagen, Christina (12 de diciembre de 2017). "La máxima ironía: los alcatraces del Cabo, famosos por su codicia, ahora se mueren de hambre". BirdLife International . Consultado el 31 de marzo de 2021.
  149. ^
  150. Dias, Maria P. Martin, Rob Pearmain, Elizabeth J. Burfield, Ian J. Small, Cleo Phillips, Richard A. Yates, Oliver Lascelles, Ben Borboroglu, Pablo García Croxall, John P. (2019). "Amenazas para las aves marinas: una evaluación global". Conservación Biológica. 237: 525–537. doi: 10.1016 / j.biocon.2019.06.033. ISSN0006-3207.
  151. ^
  152. Bindoff, N. L. Cheung, W. W. L. Kairo, J. G. Arístegui, J. et al. (2019). "Capítulo 5: Océano cambiante, ecosistemas marinos y comunidades dependientes" (PDF). Informe especial: El océano y la criosfera en un clima cambiante. pag. 479.
  153. ^
  154. "Historia de Pelican Island". Refugio Nacional de Vida Silvestre de USFWS Pelican Island.
  155. ^
  156. "Acerca de los Cayos Capricornia". Departamento de Parques Nacionales, Recreación, Deportes y Carreras. 7 de junio de 2011. Consultado el 30 de marzo de 2021.
  157. ^
  158. Corday, Chris (2017). "Isla Prohibida". CBC. Toronto. Consultado el 30 de marzo de 2021.
  159. ^
  160. Williams, J. C. Byrd G. V. Konyukhov, N. B. (2003). "Auklets bigotudos Aethia pygmaea, zorros, humanos y cómo corregir un error "(PDF). Ornitología marina. 31: 175–180.
  161. ^
  162. "Sellos celebran el regreso de las aves marinas". BirdLife International. 2005.
  163. ^ Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (1999). La captura incidental de aves marinas por las pesquerías de palangre: revisión mundial y directrices técnicas para la mitigación Archivado el 29 de junio de 2006 en Wayback Machine. Circular de Pesca de la FAO No 937. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Roma
  164. ^
  165. Yorio, Pablo Frere, Esteban Gandini, Patricia Schiavini, Adrián (diciembre de 2001). "Turismo y recreación en los criaderos de aves marinas de la Patagonia, Argentina: preocupaciones actuales y perspectivas de futuro". Bird Conservation International. 11 (4): 231–245. doi: 10.1017 / S0959270901000314.
  166. ^
  167. "Poner fin a la captura incidental de aves marinas". BirdLife International. BirdLife International. 2021. Consultado el 1 de abril de 2021.
  168. ^
  169. Wiedenfeld, D.A. (2016). "Soluciones de captura incidental de aves marinas para la sostenibilidad de la pesca" (PDF). American Bird Conservancy. American Bird Conservancy. Consultado el 1 de abril de 2021.
  170. ^
  171. Cutlip, Kimbra (2 de agosto de 2017). "Mitigación de la captura incidental de aves marinas con Global Fishing Watch". Vigilancia mundial de la pesca . Consultado el 1 de abril de 2021.
  172. ^
  173. "Acuerdo para la Conservación del Sitio de Albatros y Petreles". División Antártica Australiana. Consultado el 20 de marzo de 2021.
  174. ^
  175. Carboneras, C. (1992). "Familia Diomedeidae (Albatros)". En del Hoyo, J. Elliott, A. Sargatal, J. (eds.). Manual de las aves del mundo. Volumen 1: Avestruz a patos. Barcelona, ​​España: Lynx Edicions. págs. 198–215. ISBN 84-87334-10-5. | volumen = tiene texto adicional (ayuda)
  176. ^
  177. Cocker, Mark Mabey, Richard (2005). Birds Britannica. Londres: Chatto y Windus. pag. 10. ISBN 978-0-7011-6907-7.
  178. ^
  179. Carboneras, C. (1992). "Familia Hydrobatidae (petreles de tormenta)". En del Hoyo, J. Elliott, A. Sargatal, J. (eds.). Manual de las aves del mundo. Volumen 1: Avestruz a patos. Barcelona, ​​España: Lynx Edicions. págs. 258-271. ISBN 84-87334-10-5. | volumen = tiene texto adicional (ayuda)
  • Furness, R. W. (2012). Ecología de aves marinas. Springer Science y amp Business Media. ISBN 978-1-4613-2093-7.
  • Medios relacionados con las aves marinas en Wikimedia Commons
    : Un portal de datos para bases de datos mundiales de aves marinas y un medio de información para la Unión Mundial de Aves Marinas.

Historia de las aves marinas - Historia

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Los sitios web oficiales usan .gov
A .gov El sitio web pertenece a una organización gubernamental oficial de los Estados Unidos.

Los sitios web .gov seguros utilizan HTTPS
A cerrar con llave (Bloquear un candado cerrado

) o https: // significa que se ha conectado de forma segura al sitio web .gov. Comparta información confidencial solo en sitios web oficiales y seguros.

Añadiendo el océano al estudio de las aves marinas: una breve historia de la investigación de aves marinas en el mar

Enlaces

Abstracto

Repasamos la historia de cómo la investigación dirigida hacia la ornitología marina ha llevado a una apreciación de las aves marinas como organismos marinos altamente especializados. Comenzando con RC Murphy (Pacífico), VC Wynne-Edwards (Atlántico) y asociados a principios de la década de 1900, el enfoque de investigación pasó de un énfasis en la ecología de especies únicas de aves marinas a una apreciación de los conjuntos de especies que interactúan y finalmente a que las aves marinas se consideran como componentes importantes de las redes tróficas marinas. Después de un comienzo lento y prolongado, el ímpetu principal inicial para desarrollar el campo fue la necesidad de mapear la abundancia y distribución de aves marinas vinculadas a la comprensión de los impactos de la explotación de los recursos de la plataforma continental. Se fusionaron durante las décadas de 1970 a 1980 para facilitar esta línea de investigación 6 factores: (1) capacidad para identificar aves en el mar (2) estandarización de técnicas para cuantificar la abundancia (3) recursos y técnicas para mapear (4) apreciación de cómo afecta la escala las relaciones de las aves marinas con las características hidrográficas y las presas irregulares (5) el desarrollo de la capacidad de computación y las estadísticas apropiadas y (6) los biólogos de las aves marinas que se integran y organizan en proyectos de investigación marina multidisciplinarios. Los biólogos de aves marinas que participan en proyectos multidisciplinarios realizarán avances futuros en la comprensión del papel de las aves marinas en las redes tróficas marinas que utilizan encuestas en forma de cuadrículas relativas a las características oceanográficas en combinación con instrumentación que revela los detalles más finos de los comportamientos de alimentación de las aves marinas.


Una breve historia de las chabolas del mar

A medida que la locura de las chabolas marinas arrasa el mundo en línea a principios de 2021, la historiadora naval Kate Jamieson comparte la evolución de estas canciones náuticas, cómo se usaron en el mar y algunas de las chabolas más famosas de la historia ...

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 19 de enero de 2021 a las 5:00 pm

Gracias a una versión viral de la canción de caza de ballenas de Nueva Zelanda 'Wellerman' por un cartero en la aplicación de redes sociales TikTok, la chabola marina experimentó un renacimiento en enero de 2021. Para muchos entusiastas de las chabolas, esto ha tardado mucho en llegar, pero también ha atraído un número récord de nuevos fans.

¿Qué es una chabola en el mar?

La historia de esta tradición náutica se extiende por cientos, incluso miles, de años. Si bien no hay demasiadas referencias a las chabolas a lo largo de la primera mitad del siglo XVIII, sabemos que las canciones sobre la vida en el mar y en tierra ciertamente existieron en ese momento, y fue entonces cuando ganaron el reconocimiento común en la sociedad en general. Los marineros, sobre todo los de los buques mercantes, utilizaban estas sencillas canciones para coordinar sus acciones a bordo al izar líneas, poner velas o girar el cabrestante (el cabrestante utilizado para levantar el ancla).

Su reciente aumento de popularidad se puede atribuir en parte al hecho de que una chabola es tradicionalmente un formato musical muy simple, que utiliza una llamada y respuesta, o un ritmo y ritmo regulares. Esto los hace pegadizos y memorables. Al igual que una chabola, las redes sociales utilizan un formato rápido y conciso para contar una historia, por lo que tiene sentido que una aplicación como TikTok, donde los usuarios pueden tomar un sonido y mezclarlo o hacer un dueto, y unirse desde todo el mundo, lo haría. ser el lugar para que tal estilo musical llegue a las masas. Aunque existen muchas bandas de chabolas, estas piezas no fueron diseñadas para ser melodiosas y no necesitan ser cantadas como tales. Como médium, la chabola está diseñada para ser accesible a cualquier persona, ya sea que pueda cantar o no. Cualquiera puede recogerlos, cualquiera puede contar la historia y pasárselos a otros, sin la preocupación de poder llevar una melodía.

Chozas famosas y la historia de 'Wellerman'

Algunas de las chabolas más famosas que existen en realidad tenían usos muy específicos a bordo de un barco en la era de la vela. Las barracas del cabrestante, por ejemplo, fueron utilizadas por quienes trabajaban con el cabrestante para levantar el ancla. Estos eran a menudo más líricos que las chabolas requeridas para levantar y mantener el tiempo, ya que la tarea en cuestión implicaba un trabajo prolongado.

Mientras tanto, una de las chabolas más famosas de todas, "Drunken Sailor", era una chabola de mano sobre mano o "corta distancia". Por lo general, tenían dos o más "tirones" por verso, para coincidir con el alboroto en la línea. Además de esto, había barracas para poner velas y bombear el agua de sentina del barco.

Estas canciones se utilizaron predominantemente en los buques mercantes, lo que es parte de la razón por la que hay tantas letras sobre tareas como la caza de ballenas. Aunque técnicamente no es una canción de chabolas ni de trabajo, "Wellerman" es una canción narrativa que utiliza algunas de las mismas técnicas para contar la historia de un barco ballenero desafortunado. Un Wellerman era un empleado de la empresa ballenera Weller Brothers, que trabajaba en barcos que suministraban provisiones, que incluían "azúcar, té y ron" a embarcaciones frente a las costas de Nueva Zelanda y Australia.

Chozas marinas y la Royal Navy

La música ha sido un aspecto importante de la vida a bordo de los barcos a lo largo de los años, en los viajes mercantes, los barcos balleneros e incluso el deber de bloqueo tanto en el siglo XVIII como a principios del XIX. Aunque contrariamente a la creencia popular, la Royal Navy generalmente no permitía chabolas como canciones de trabajo.

Capitán Edward Riou de la fragata HMS Amazonas Una vez escribió que "todos los buenos oficiales tenían como objetivo trabajar en su barco con un mínimo de ruido ... para que cuando una orden fuerte y general salga de la boca del Capitán, todos puedan oír y comprender". El capitán Thomas Louis escribió una vez que advirtió estrictamente contra el ruido, ya sea en la cubierta o en los astilleros, los palos horizontales en los mástiles desde los que se izaron las velas. Afirmó que el oficial al mando del castillo de proa debería ser la única voz que se escuche, para evitar la repetición innecesaria de órdenes.

James Gardiner del Barfleur escribió que había visto su barco “anclado y las velas enrolladas como por arte de magia, sin que se oyera una voz” excepto el Capitán. La excepción a esta regla musical naval cuando se trabajaba era el uso de un violinista o flautista al manejar el cabrestante para levar anclas. De hecho, el famoso oficial naval Edward Pellew presionó una vez al segundo violinista de la Ópera de Lisboa, Joseph Emidy, para que tocara música y entretuviera a la tripulación del HMS. Infatigable. El propio Emidy llevó una vida interesante y más tarde se convirtió en el líder de la Filarmónica de Truro.

Sin embargo, la Royal Navy no se sentía miserable y muchos barcos permitían cantar por las noches una vez que se realizaba el trabajo tanto en el mar como para pasar el tiempo en el bloqueo. Esas canciones "para amargura", cantadas en el castillo de proa, antes de las "bitas" del barco, eran generalmente canciones tradicionales, canciones de teatro o incluso compuestas por los propios hombres, como las famosas "Spanish Ladies".

La historia cuenta que "Spanish Ladies" se escribió alrededor de 1796, a bordo del HMS. Nellie, ganando popularidad durante la Guerra de la Independencia cuando los soldados británicos eran transportados a casa por mar, de ahí la referencia a la distancia de Ushant (una isla frente a la costa de Bretaña) a las Islas Sorlingas. Se cree que la letra discute el hecho de que no se les permitió traer a casa a sus esposas y amantes españoles. La canción ganó más notoriedad, sin embargo, en los barcos mercantes de la época que luego la usaban como cabrestante.

Para muchos de nosotros hoy, estas son canciones que cuentan la historia de una vida en el mar y las luchas que enfrentan los que trabajan a bordo, y tal vez ahora una forma de mantener nuestra propia moral en las circunstancias actuales, como parte de una comunidad de personas similares. individuos con mentalidad mental.

Kate Jamieson es historiadora naval. Puede obtener más información sobre su trabajo en adventuresofkate.co.uk

Este contenido fue publicado por primera vez por HistoriaExtra en 2021


Alguna terminología que puede usarse en esta descripción incluye:

bien Un libro en buen estado no presenta defectos. Un libro en buen estado se acerca de cerca a la condición Como nuevo, pero puede carecer del. [más] Nuevo Un libro nuevo es un libro que no se ha distribuido previamente a un comprador. Aunque un libro nuevo generalmente no tiene fallas ni defectos. [más] nítido Un término que se utiliza a menudo para indicar la condición de nuevo de un libro. Indica que las bisagras no están aflojadas. Un libro descrito como nítido. [más] envoltura de polvo También conocida como sobrecubierta de libro, cubierta de polvo o envoltura de polvo, una sobrecubierta es una cubierta protectora y decorativa para un libro. [más]

Categorías de este libro y rsquos

Suscribir

¡Suscríbase a nuestro boletín para tener la oportunidad de ganar $ 50 en libros gratis!


Las actualizaciones de la Seabird Progress Association buscan reflejar la historia marítima del naufragio de Sea Bird

SEABIRD ha cambiado el nombre de los carteles de bienvenida en reconocimiento a su historia marítima.

La Seabird Progress Association (SPA) recibió una subvención de la Comarca de Gingin para cambiar el nombre de la ciudad en reconocimiento a su historia marítima y la goleta Ave marina, que naufragó en la costa en 1874 y era el homónimo de la ciudad.

El comité de la SPA investigó la historia de la Ave marina con la ayuda del Museo Marítimo de WA, descubriendo que fue construido en 1865 por un Henry Yelverton como un encendedor de madera de doble extremo, fondo plano, o una barcaza de vela.

La investigación llevó al contacto con el artista marítimo Ross Shardlow, quien informó que el Ave marina fue reacondicionada como goleta para el comercio costero en 1867 y fue descrita en ese momento como "capitalmente arreglada y promete ser una valiosa adquisición para su propietario".

Shardlow proporcionó a SPA un boceto que representa el Ave marina y lo donó con derechos de autor para usarlo como posible logotipo.

El letrero "Welcome to Seabird" en la entrada de Seabird Road ha sido reemplazado por un letrero con el Ave marina logo.


Historia de las aves marinas - Historia

El barco fantasma de Rhode Island

El primer barco fantasma reportado en América del Norte fue s / v Ave marina quien fue encontrado ileso y desocupado en 1750. Lo que sucedió a bordo sigue siendo un misterio.

Ave marina, propiedad de Isaac Steel, era un bergantín mercante de 300 toneladas al mando del capitán John Durham * que regresaba a Newport después de viajar a Honduras. En la mañana Ave marina Cuando llegaba a casa, fue vista a la deriva en tierra y luego aterrizó suavemente ilesa en Easton Beach, Rhode Island.

El gato del barco y el simpático perro saludaron a los testigos que abordaron el barco. No había tripulación a bordo. Encontraron café hirviendo en la estufa y el desayuno preparado. El olor a humo de tabaco fresco persistió. Las monedas intactas estaban a la vista en las habitaciones del capitán. No había señales de juego sucio. Faltaba el bote, pero el esquife seguía asegurado con sus calzos.

Se encontró que el barco estaba en buenas condiciones con sus instrumentos y carga intactos. El capitán Durham estaba bien experimentado y era competente. La entrada de su último barco fue "Branton [Brenton] Reef avistado", que está a sólo unas pocas millas de Newport.

Un barco de pesca había regresado al puerto dos horas antes indicando que llamaron Ave marina desde la distancia, y el capitán Durham le había devuelto el saludo.

De aves marinas la tripulación había desaparecido repentina e inesperadamente durante las horas del día con buen tiempo. Ninguno de los hombres fue visto ni escuchado de nuevo, ni la lancha llegó a la orilla. Hasta el día de hoy nadie sabe qué pasó ni por qué.

Con el tiempo, la historia de Ave marina se envolvió en confusión. Se escribieron relatos ficticios ricamente adornados en 1859 y 1885. Los escritores posteriores adelantaron la fecha del incidente 100 años al confundir la ficción con la realidad.

Después de que la carga fue removida y transportada a Newport, Ave marina era.

Versión A) barrió la playa en una tormenta sin dejar escombros y nunca más se volvió a ver.

La versión B) fue vendida a Henry Collins (1699-1765), renombrada Pájaro de la playa luego continuó haciendo exitosos viajes.

B está respaldado históricamente. O quizás Ave marina Realmente se fue voluntariamente por su cuenta para buscar a su tripulación perdida. ¿Qué piensas?


Ver el vídeo: Entrevista a Pep Arcos. Las aves marinas