Estado de México

Estado de México

Los visitantes acuden en masa a México para visitar dos antiguos sitios aztecas: la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna, así como los famosos volcanes gemelos del estado, Popocatépetl e Iztacíhuatl. Aunque formalmente distintos, el Distrito Federal y la Gran Ciudad de México constituyen una de las ciudades más pobladas del mundo. Las actividades económicas del estado (manufactura, minería, turismo y cultivo de cultivos básicos) representan el 10 por ciento del producto interno bruto de la nación.

Historia

Historia temprana
Desde el 5000 a.C., el valle central de México fue el hogar de varias civilizaciones diferentes, en particular los olmecas y toltecas. Los olmecas, a menudo considerados la cultura madre de las civilizaciones mesoamericanas posteriores, florecieron entre el 1200 y el 400 a.C. Eran famosos por su distintiva escultura tallada en jade y basalto. Jeroglíficos que datan del siglo IX al VII a.C. sugieren que los olmecas pueden haber sido la primera civilización estadounidense en desarrollar la escritura.

El nombre tolteca significa "maestro de obras" o "artesano". Esta tribu indígena vivió en el centro de México entre los siglos X y XII d.C., construyendo ciudades importantes en Tula (en el moderno estado de Hidalgo) y Teotihuacán (en el estado de México). La arquitectura tolteca a menudo incorporaba grandes esculturas de guerreros destinados a intimidar a sus enemigos.

Teotihuacán, ubicada a unos 40 kilómetros (25 millas) al noreste de la Ciudad de México, fue construida entre los años 100 y 600 d.C. por una civilización desconocida. Aunque el área había estado habitada durante mucho tiempo, fue solo en el siglo II cuando este grupo comenzó a adquirir los recursos económicos y la estructura social que les permitiría construir la ciudad. Teotihuacán pronto se convirtió en uno de los centros culturales, comerciales y religiosos más poderosos de Mesoamérica. En su apogeo, la población puede haber llegado a 250.000, lo que la convierte en una de las ciudades más grandes del mundo en ese momento. La enorme Pirámide del Sol, que mide 75 metros (246 pies) de altura y domina el corazón de la ciudad, tenía propósitos religiosos y astronómicos. El declive de la civilización en el siglo VII puede haber resultado de una alianza entre las ciudades-estado cercanas de Cholula (en la actual Puebla), Xochicalco (en Morelos) y Cacaxtla (en Tlaxcala) alzándose contra Teotihuacán para disminuir su influencia.

Alrededor del siglo XIII, varias tribus de habla náhuatl, lideradas por los mexicas, emigraron desde el norte y entraron al Valle de México, estableciendo lo que se convertiría en el Imperio Azteca. Según la leyenda, los aztecas creían que estaban destinados a asentarse en el lugar donde vieron un águila sentada sobre un cactus comiéndose una serpiente; al presenciar esta escena en una pequeña isla en el lago de Texcoco, construyeron la ciudad de Tenochtitlán donde se encuentra hoy la Ciudad de México. Uniéndose a Tlacopan en la costa occidental del lago y Texcoco al este para crear una triple alianza, pronto dominaron todo el centro y sur de México. Teotihuacán, una vez una gran ciudad comercial, se convirtió en un centro religioso bajo los aztecas.

Historia intermedia
En 1519, el explorador Hernán Cortés se propuso conquistar México en nombre de España. Dado que los aztecas eran la civilización dominante de la región, inmediatamente se convirtieron en el principal adversario del conquistador. Sin embargo, antes de atacar la capital azteca, Cortés se alió con muchas tribus más pequeñas de la región, incluidos los tlaxcaltecas. El Valle de México fue escenario de numerosos conflictos, como la batalla de Otumba en 1520, una de las primeras victorias españolas en la guerra. A principios de 1521, Cortés y sus aliados nativos sitiaron la capital azteca de Tenochtitlán; después de una larga e intensa batalla, los aztecas se rindieron el 13 de agosto y la colonia española de Nueva España (Nueva España) fue fundada sobre las ruinas de Tenochtitlán. Algunos aztecas fueron esclavizados y el resto exiliado, prohibido vivir en la misma ciudad que los españoles.

Los españoles que lucharon en la guerra fueron recompensados ​​con haciendas en todo el estado de México. Las haciendas Eran grandes extensiones de tierra que proporcionaban ingresos a los terratenientes a expensas de los indígenas, que fueron reducidos a una virtual esclavitud. En el estado de México, las haciendas producían principalmente azúcar, maíz y ganado. Entre las enfermedades de origen europeo y el duro trato de los terratenientes, la población nativa de la zona se redujo de 2.000.000 en el momento de la conquista a aproximadamente 200.000 un siglo después.

En los siglos XVII y XVIII, la minería de metales preciosos comenzó a incrementarse en la zona sur del estado alrededor de Sultepec, Temascaltepec y Zacualpan. También se establecieron misiones durante este tiempo, con representantes de las órdenes franciscana, dominica, agustina y jesuita trabajando para convertir a la población indígena al catolicismo romano.

Este período vio el surgimiento de una nueva clase social, los criollos, que eran españoles nacidos en América. A pesar de su riqueza y ascendencia española, a los criollos se les impidió ocupar cargos administrativos importantes, que en su lugar fueron otorgados a personas nacidas en España. En consecuencia, cuando estalló la guerra de independencia en 1810, muchos criollos en el estado de México apoyaron la revolución financiera y militarmente, reuniéndose en torno a los líderes José María Morelos y Vicente Guerrero. Se libraron importantes batallas en la zona que contribuyeron al éxito final del movimiento en 1821, cuando España concedió al país su independencia. Bajo la Constitución mexicana de 1824, el estado de México se convirtió en un estado oficial, con el general Melchor Muzquiz como primer gobernador.

Historia reciente
Después de lograr la independencia, todo el país, incluido el estado de México, sufrió un continuo conflicto político entre los liberales que querían implementar cambios sociales rápidamente y los conservadores que favorecían un ritmo más lento. En 1846, sin embargo, las tensiones con Estados Unidos unieron temporalmente a las facciones. Estados Unidos había admitido recientemente a Texas en la Unión y quería comprarle a México una vasta extensión de tierra que ahora constituye gran parte del oeste de Estados Unidos. México, oponiéndose a ambas acciones, fue a la guerra. Aunque no hubo grandes batallas en el estado de México, los ejércitos de Estados Unidos y México lo atravesaron en el camino a los conflictos en la Ciudad de México y Puebla. Estados Unidos ganó la guerra en 1848 y México acordó venderle tierras que se convirtieron en las actuales California, Nevada y Utah, así como partes de Colorado, Arizona, Nuevo México y Wyoming.

A principios de la década de 1860, las dificultades financieras de México indujeron al presidente liberal Benito Juárez a suspender los pagos de su deuda externa, lo que enfureció a Francia. Con el apoyo de los conservadores mexicanos, los franceses invadieron el país en 1862 e instalaron a Maximiliano de Habsburgo como Emperador de México en 1863. Maximiliano reinó hasta 1867, cuando fue capturado y ejecutado por fuerzas leales a Juárez. Con la victoria liberal, se redactó una nueva constitución; Juárez retomó la presidencia y la paz regresó al estado de México y al país.

En 1876 asumió la presidencia Porfirio Díaz, que controló de 1877 a 1880 y de 1884 a 1911, época que llegó a conocerse como la Porfiriato. Díaz concentró los recursos del gobierno en el desarrollo comercial mediante la construcción de carreteras, puentes, ferrocarriles y líneas telegráficas. La infraestructura mejorada benefició enormemente a los propietarios de las haciendas en el estado de México, facilitándoles el traslado de sus mercancías al mercado. Los campesinos sin tierra, sin embargo, vieron relativamente pocos beneficios, y su causa fue retomada en 1910 por los líderes de la Revolución Mexicana. La revolución destituyó a Díaz de su cargo en 1911, pero las luchas internas entre las facciones rebeldes retrasaron la aprobación de una nueva constitución hasta 1917. La Constitución anexó parte del estado de México para crear el Distrito Federal, la sede del gobierno nacional.

La nueva constitución de 1917 también impuso restricciones políticas y económicas a la Iglesia Católica Romana en respuesta a las afirmaciones de que la Iglesia había abusado de su poder. Los partidarios de la iglesia lanzaron la Guerra Cristera de 1926-1929, un conflicto que involucró al gobierno federal y al vecino estado de Guanajuato, pero que dejó al estado de México relativamente intacto.

La agitación política y los intercambios de poder continuaron durante más de una década, que terminaron con el establecimiento del Partido Nacional Revolucionario (Partido Revolucionario Institucional), que marcó el comienzo de un período de estabilidad para la Ciudad de México y el resto del país que duró hasta 2000.

Estado de México hoy

Las industrias principales en el estado incluyen el procesamiento de alimentos, la construcción, los vehículos de motor, los productos químicos, los textiles, el papel, la maquinaria y las industrias de ensamblaje, los equipos y electrodomésticos eléctricos y electrónicos. Empresas como Chrysler, Ford, Nissan, Hoechst, Pfizer y Motorola operan más de 20 complejos industriales en todo el estado.

Las pirámides de Teotihuacán se han convertido en un destino turístico internacional, gracias en parte a la designación de la antigua ciudad como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Los visitantes de los parques, reservas de vida silvestre y museos de la zona también proporcionan importantes ingresos estatales.

Tanto las granjas grandes como las pequeñas en el estado cultivan una variedad de frutas y cultivos básicos, que incluyen mango, aguacate, naranja, ciruela, nueces, mamey (similar a un albaricoque), papaya, maíz, trigo, alfalfa, cactus de maguey, tomates y frijoles. .

Datos y cifras

  • Capital: Toluca de Lerdo
  • Ciudades principales (población): Ecatepec (1,1688,258) Ciudad Nezahualcóyotl (1,140,528) Naucalpan de Juárez (821,442) Toluca de Lerdo (747,512) Tlanepantla (683,808)
  • Tamaño / Área: 8,246 millas cuadradas
  • Población: 14,007,495 (censo de 2005)
  • Año de la estadidad: 1824

Hechos graciosos

  • El escudo de armas del estado retrata cuatro principios: libertad, trabajo, cultura y nación. La libertad está representada en la parte superior derecha por un disparo de cañón en la Batalla de Monte de las Cruces, una de las primeras victorias en la guerra de independencia de México. El trabajo está representado por los campos de maíz en la parte inferior, así como una pala y herramientas de minería. La cultura está simbolizada por un sacerdote indígena arrodillado junto a la Pirámide del Sol en Teotihuacán, por cruces blancas de la fe católica romana y por un gran libro abierto. Finalmente, sobre el escudo principal, el país está representado por su símbolo nacional, un águila agarrando una serpiente sobre un cactus. Según la leyenda, el dios azteca Huitzilopochtli les ordenó construir su ciudad capital, Tenochtitlán, en el lugar donde vieron a un águila comiéndose una serpiente; más tarde, la capital de México se construyó sobre las ruinas de Tenochtitlán.
  • El nombre México es un término náhuatl derivado de las palabras metztli (luna), xictli (ombligo o centro) y co (lugar). El nombre de México, por lo tanto, significa - el lugar en el centro de la Luna - y se refiere al hecho de que los aztecas construyeron Tenochtitlán en medio del Lago de la Luna (más tarde llamado Lago de Texcoco).
  • Teotihuacán significa "el lugar donde los hombres se convierten en dioses". Ubicada en la parte noreste del estado, esta ciudad ceremonial cuenta con la famosa Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna.
  • Los residentes del estado se llaman mexiquenses, mientras que los residentes del país se conocen como mexicanos. Todos los mexiquenses son mexicanos, pero no todos los mexicanos son mexiquenses.
  • La Ciudad de México ocupa todo el Distrito Federal, al igual que la capital de los Estados Unidos, Washington, ocupa todo el Distrito de Columbia. El estado de México rodea parcialmente al Distrito Federal y la historia y la cultura de las dos regiones están estrechamente vinculadas.
  • La mayoría de los ciudadanos del estado viven dentro del Gran Ciudad de México, el área metropolitana que rodea al Distrito Federal.
  • El Parque Nacional Izta-Popo, que se extiende a ambos lados de la frontera entre los estados de México y Puebla, es el hogar de dos de los volcanes más famosos de México, Popocatépetl e Iztacíhuatl. Popocatépetl (Náhuatl para "montaña humeante") es un volcán activo, que entró en erupción tan recientemente como 2005. Iztacíhuatl (Náhuatl para "mujer dormida") está inactivo.
  • Juana Inés de la Cruz, una monja del siglo XVII que vivió en el estado de México, es recordada por su poesía y su apoyo abierto a los derechos de la mujer.
  • Muchas áreas del estado de México, como el Valle de Cuautitlán-Texcoco, carecen de fuentes naturales de agua. Para satisfacer la demanda, el gobierno instaló una tubería de 180 kilómetros (110 millas) para llevar agua a México desde la represa Cutzamala en el río Balsas.
  • Cada noviembre, millones de mariposas monarca vuelan desde Canadá al Santuario de la Mariposa Monarca, una reserva boscosa que cubre partes del estado de México y Michoacán. Llegan turistas de todo el mundo para ver las mariposas en su refugio de invierno.

Lugares emblemáticos

Teotihuacán
Teotihuacán, que significa "lugar donde los hombres se convierten en dioses" en el idioma azteca, se encuentra a unos 40 kilómetros (25 millas) al noreste de la Ciudad de México. Construida entre los años 100 y 600 d.C., Teotihuacán fue la ciudad antigua más grande de México y una de las ciudades más grandes del mundo, con una población de hasta 250.000 habitantes en su cenit en el siglo VI.

Según la mitología náhuatl, Teotihuacán fue el lugar donde se crearon el sol y la luna. La Pirámide del Sol, de 75 metros (246 pies) de altura, es la segunda pirámide más alta y visitada del país.

Ecoturismo
El estado de México alberga nueve parques nacionales donde los visitantes pueden disfrutar de montañismo, pesca, campamentos o paseos a caballo. En el Parque Nacional Nevado de Toluca, un cráter volcánico con dos lagos profundos ofrece oportunidades recreativas tanto para excursionistas como para buceadores. El Parque Nacional Zoquiapan y Anexas atrae tanto a los colibríes como a los observadores de aves. El Parque Nacional Sacramonte, aunque pequeño (113 acres), ofrece vistas espectaculares de los volcanes Popocatépetl e Iztacíhuatl.

El Santuario de la Mariposa Monarca, ubicado en la frontera entre los estados de Michoacán y México, brinda refugio a millones de mariposas monarca que migran desde Norteamérica para pasar el invierno en las montañas boscosas.

Mercados tradicionales
En todo el estado, los mercados tradicionales venden productos autóctonos como carpintería, textiles, arte y cerámica. Los destinos de compras populares para los turistas incluyen Jilotepec, Atlamoculco y El Oro.

Bibliotecas y museos
El estado de México cuenta con 587 sucursales del sistema nacional de bibliotecas y 74 museos. La ciudad capital, Toluca, cuenta con museos dedicados a acuarelas, arte moderno, ciencia, jardines botánicos, imprenta y antropología.


Morelos

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Morelos, estado (estado), centro de México. Limita al oeste y norte con el estado de México y el Distrito Federal, al este y sureste con el estado de Puebla, y al sur y suroeste con el estado de Guerrero. La capital es Cuernavaca.

Morelos ocupa el extremo sur de la Mesa Central, su relieve roto por montañas volcánicas. Es drenado por el río Amacuzac, un afluente norte del río Balsas. El estado está densamente poblado y urbanizado, con más de la mitad de su población concentrada en la ciudad capital.

La manufactura y los servicios representan la mayor parte del empleo. Los productos principales incluyen textiles, productos químicos, azúcar refinada y otros productos alimenticios. Los indios nahuas todavía practican la agricultura de subsistencia, a base de maíz (maíz), trigo, frutas y verduras, también se cultivan caña de azúcar y arroz. Las redes ferroviarias y viales son extensas y una autopista expresa une Cuernavaca con la Ciudad de México y con el puerto de Acapulco en el estado de Guerrero.

Morelos fue una provincia importante tanto en la preconquista como en la época colonial española. Aproximadamente del 650 al 900 d.C., se erigieron edificios monumentales en Xochicalco, que fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. A principios del siglo XVI, se establecieron numerosas misiones en las laderas del Popocatépetl en lo que ahora son los estados de Morelos y Puebla. fueron reconocidos colectivamente como Patrimonio de la Humanidad en 1994. El estado lleva el nombre de José María Morelos y Pavón, uno de los héroes de las guerras de independencia de México. Morelos también fue el lugar de nacimiento de Emiliano Zapata, un líder insurgente de la Revolución Mexicana.

El gobierno del estado está encabezado por un gobernador, que es elegido para un solo mandato de seis años. Los miembros de la legislatura unicameral (Congreso del Estado) son elegidos por períodos de tres años. Morelos se divide en numerosas unidades gubernamentales locales denominadas municipios (municipios), cada uno de los cuales tiene su sede en una ciudad, pueblo o aldea prominente. La Universidad Autónoma del Estado de Morelos fue fundada en la capital en 1953. Área 1,911 millas cuadradas (4,950 kilómetros cuadrados). Música pop. (2010) 1.777.227.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Jeff Wallenfeldt, Gerente de Geografía e Historia.


Historia de Nuevo Mexico

La historia de Nuevo México se remonta a más de 1532, fecha aproximada en que la primera expedición europea fue conducida a la región. Antes de la llegada de los europeos, los indios nativos ya habían explorado a fondo la tierra. Los arqueólogos creen que la historia de Nuevo México vio una mezcla distinta de pueblos y tribus nativas americanas que estaban evolucionando hace unos 12.000 a 30.000 años cuando muchos grupos de indios prehistóricos vagaban y vivían por todo el estado. Las antiguas viviendas en los acantilados, como Gila Cliff Dwellings, el Monumento Nacional Bandelier y las ruinas del Cañón del Chaco, son grandes recordatorios de que Nuevo México fue el hogar de culturas nativas mucho antes de que la historia de Nuevo México conociera a los europeos. Su influencia se puede ver y sentir en todo el estado.

La historia de Nuevo México vio al gobierno español encargar una expedición desde México a Nuevo México en 1598. La expedición terminó en un pueblo Tewa junto al Río Chama y el Río Grande, donde los exploradores españoles lo alcanzaron y lo rebautizaron como San Juan do los Caballeros. Según la historia de Nuevo México, esta se convirtió en la primera capital española del estado. La historia de Nuevo México reconoce su colonización formal del estado a partir de entonces.

Don Pedro de Peralta, el tercer gobernador de Nuevo México, estableció Santa Fe como la nueva capital en 1610. Comenzaron a llegar procesiones de españoles que traían técnicas para la minería y enseñaban a los indios nativos cómo usar metales para el arte, herramientas y armas. Incluso trajeron la rueda que redefinió el trabajo para todos. Siendo gente pacífica, los Pueblos aceptaron a los españoles y sus costumbres, pero en la historia del estado de Nuevo México, los Pueblos vieron una revuelta debido a la constante opresión cultural y religiosa de los españoles. En la historia del estado de Nuevo México, 1680 vio el año en que los Pueblos se defendieron y, finalmente, los españoles se retiraron y huyeron.

Mapa de Nuevo Mexico

En 1821, el Camino de Santa Fe se convirtió en una importante ruta comercial y la economía de Santa Fe floreció proporcionando más establecimientos de comida, mercados para ir de compras y atrajo a muchas personas de ciudades y pueblos cercanos. Para entonces, Estados Unidos se había formado nuevamente. Estados Unidos permitió la creación del Territorio de Nuevo México en 1850 y se construyó un nuevo gobierno civil. La historia del estado de Nuevo México muestra que la guerra civil ocurrió en el estado en 1862 entre las tropas de la unión de Fort Union y la milicia de Nuevo México contra los confederados y en marzo de ese año los confederados fueron derrotados.

Un momento angustioso para las tribus en la historia del estado de Nuevo México fue en 1880 cuando, después de ser forzados lentamente a abandonar sus tierras colonizadas, los pueblos restantes fueron empujados a reservas que no eran mejores que campos de prisioneros. Más de cien largos años después, las tribus se volvieron a integrar lentamente en las comunidades. En 1880, los ferrocarriles llegaron a la mayoría de las ciudades importantes y el comercio y la población crecieron simultáneamente.

A principios del siglo XX, la cultura de Nuevo México, aunque ya definida por los españoles y los nativos americanos, se sumó a la increíble cantidad de artistas que comenzaron a llegar y vivir entre los impresionantes paisajes para pintar, escribir y componer en la "tierra encantada". ". Vinieron decenas de artistas. Y siguió viniendo. Hoy en día, las obras de arte siguen siendo extremadamente importantes en la cultura de Nuevo México de esa época y también de los pueblos que apreciaban las obras de arte sagradas. El arte se puede ver en abundancia en galerías, casas particulares, hoteles, posadas, restaurantes y tiendas de B & ampB. Las influencias españolas y de los nativos americanos aún permanecen como el sello más importante en la cultura de Nuevo México, lo cual es evidente en el carácter del estado actual.


La guerra entre Estados Unidos y México(La guerra de Estados Unidos contra México)

Estados Unidos tenía varias veces la población de México y era muy superior en términos de producción industrial. Sin embargo, la correlación de fuerzas entre los dos países no fue inicialmente tan unilateral. México tenía un ejército más grande en ese momento que los EE. UU. Y la caballería mexicana era superior a la de los EE. UU. Pero Estados Unidos había desarrollado cargas de cañón que podrían destruir efectivamente a la caballería mexicana antes de que tuvieran la oportunidad de luchar.

Estados Unidos lanzó un ataque de tres frentes contra México. Tropas estadounidenses al mando de Zachary Taylor cruzaron el río Bravo y atacaron las localidades de esa zona. Las tropas estadounidenses bajo el mando de Stephen Kearney entraron en el área que ahora es Nuevo México y capturaron las ciudades sin mucha resistencia. Luego, las tropas se dirigieron a lo que ahora es Arizona hacia California. Una vez más, hubo poca resistencia efectiva a su avance. La tercera vertiente del ataque fue el bloqueo de la costa mexicana en las cercanías de Veracruz.

En este momento el ex presidente Antonio López de Santa Anna se encontraba exiliado en Cuba. Santa Anna le comunicó al presidente Polk que si a él, Santa Anna, se le permitía atravesar el bloqueo, iría a la ciudad de México y organizaría negociaciones y evitaría más derramamiento de sangre. Polk estuvo de acuerdo con el plan de Santa Anna y se le permitió a Santa Anna aterrizar en Veracruz y pasar a la Ciudad de México.

Santa Anna, fiel a su naturaleza, había estado mintiendo todo el tiempo. Cuando llegó a la Ciudad de México logró convencer a los líderes políticos de que debía ser nombrado presidente y organizaría la defensa. Polk probablemente estaba molesto por haber sido engañado por Santa Anna, pero no debería haberlo estado porque no había una forma más efectiva de sabotear el esfuerzo bélico mexicano que dejar que el ego-maníaco e incompetente Santa Anna lo mandara.

Cuando no se materializaron negociaciones, Estados Unidos lanzó una fuerza expediacionaria desde Veracruz bajo el mando de Winfield Scott. Para dotar de personal a esta fuerza en el sur, se desvió una parte sustancial de las tropas de Zachary Taylor en el norte. Esto dejó debilitadas las fuerzas de Taylor. Cuando Santa Anna se enteró de esto, marchó con un ejército hacia el norte por una ruta ardua. La marcha duró tres semanas. Cuando Santa Anna se enfrentó a las fuerzas debilitadas de Taylor, la batalla fue un empate. Las tropas de Taylor temían no poder resistir otro ataque. Para su sorpresa, no llegó un segundo ataque. Santa Anna perdió los nervios y marchó al ejército de regreso a la ciudad de México declarando que había salido victorioso.

En el sur, la fuerza expedicionaria estaba experimentando algunas dificultades. Unidades del ejército mexicano acosaban las líneas de suministro desde Veracruz. Era crucial que el ejército pasara de las zonas costeras bajas a las tierras altas antes de que llegara la temporada de fiebre amarilla en las tierras bajas. Santa Anna encontró un punto donde la ruta era estrecha y estacionó allí a sus tropas. El lugar se llamó Cerro Gordo (cerro gordo).

Uno de los comandantes de Santa Anna le aconsejó que pusiera soldados en la cima del cerro para evitar que los estadounidenses lo capturaran y colocaran allí un cañón para bombardear al Ejército Mexicano. Santa Anna desestimó el consejo. Las fuerzas de Scott consiguieron subir un cañón a la cima de la colina y lo utilizaron para destruir la posición defensiva de las tropas mexicanas. Las fuerzas de Santa Anna fueron aniquiladas y el propio Santa Anna tuvo que huir. Unos años antes, Santa Anna había perdido una pierna y llevaba una pierna artificial. Santa Anna tuvo que huir con tanta prisa que dejó atrás su miembro artificial.

El general Winfield Scott tomó la decisión de abandonar el suministro de la fuerza de Veracruz. El ejército de unos 10.000 tendría que encontrar provisiones en el camino. Esta estrategia resultó ser efectiva y pronto las tropas estadounidenses se desplegaron al sur de la ciudad de México. Las fuerzas de Santa Anna se dispusieron a defender las distintas entradas a la ciudad. Al frente ya la izquierda de las tropas estadounidenses había un campo de lava que se creía intransitable.

Uno de los comandantes de Santa Anna decidió sin el permiso de Santa Anna atacar por sorpresa a los estadounidenses pasando por el campo de lava. Pero el coronel Robert E. Lee, en una hazaña de increíble valentía personal, encontró una ruta a través del campo de lava y condujo a una importante tropa de soldados estadounidenses a través de él. El general mexicano que pensó que lanzaría un ataque sorpresa contra el estadounidense se encontró con que sus fuerzas tenían que enfrentarse tanto desde atrás como de frente. Cuando este general envió un mensaje a Santa Anna informándole de la situación que enfrentaban sus soldados, Santa Anna, en un ataque de resentimiento, se negó a acudir en ayuda de los soldados y fueron derrotados. El rencor de Santa Anna le costó una fracción significativa de su ejército.

Cuando las tropas estadounidenses atacaron, rápidamente derrotaron la defensa de la ciudad. Santa Anna y los restos de su ejército huyeron de la ciudad. Con la Ciudad de México en manos de las fuerzas de Scott, México fue efectivamente derrotado. Un gobierno interino aceptó los términos impuestos por los estadounidenses. Esto se formalizó en el Tratado de Guadalupe Hidalgo que se firmó el 2 de febrero de 1848. El tratado exigía la aceptación del límite en el Río Grande y la renuncia a los reclamos de California y el suroeste por un pago de $ 15 millones y la asunción por el gobierno de los Estados Unidos de $ 3 millones en reclamos contra el gobierno mexicano.

En 1854, cuando Santa Anna regresó al poder, aceptó un pago de $ 10 millones por el territorio en la frontera sur de Nuevo México y Arizona conocido como la Compra de Gadsen. Este territorio era necesario para la ruta del tren. La venta de territorio mexicano por parte de Santa Anna enfureció tanto a otros líderes políticos que expulsaron a Santa Anna. Terminó pasando sus últimos años en el exilio en Jamaica.


Puebla

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Puebla, estado (estado), centro-este de México. Limita con los estados de Veracruz al norte y este, Oaxaca al sur, Guerrero al suroeste, Morelos y México al oeste, y Tlaxcala e Hidalgo al noroeste. Casi la mitad de su población se concentra en la ciudad de Puebla (Puebla de Zaragoza), que es la capital del estado y principal centro comercial.

El relieve y el clima contrastan dramáticamente entre las tierras altas de Puebla, una combinación de la Mesa Central, la Sierra Madre Oriental y la Cordillera Neo-Volcánica, y las fértiles laderas y valles fluviales del este y noreste, que se extienden hacia las tierras bajas de Oaxaca y Veracruz. Las elevaciones promedio varían de 5,000 a 8,000 pies (1,500 a 2,400 metros). El volcán inactivo Iztaccíhuatl se encuentra en la frontera entre Puebla y México, el más alto de sus tres picos alcanza los 17,159 pies (5,230 metros). El río Atoyac atraviesa el estado hacia el suroeste para convertirse en el río Balsas en Guerrero.

Debido a los ricos suelos volcánicos de la región y su ubicación estratégica, los pueblos de habla náhuatl desarrollaron allí una civilización compleja, ahora marcada por ruinas monumentales. A principios del siglo XVI se establecieron misiones españolas, incluidas varias en las laderas del Popocatépetl (también en el estado de Morelos) que fueron designadas colectivamente como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994. Desde el siglo XIX, Puebla se ha desarrollado como un área agrícola-industrial en el importante corredor Ciudad de México-Veracruz.

La agricultura y la minería emplean una parte significativa de la fuerza laboral, incluidos un gran número de agricultores de subsistencia que hablan idiomas como náhuatl, totonac o popoloc. El café, la caña de azúcar, las fibras, el maíz (maíz) y los cereales son los principales cultivos, y se extraen ónix, oro y otros metales. Las principales manufacturas son alimentos procesados, textiles, bebidas, automóviles y autopartes y maquinaria. Carreteras y ferrocarriles atraviesan el estado, uniendo la capital con Atlixco, Tehuacán y otras ciudades y pueblos.

El gobierno del estado está encabezado por un gobernador, que es elegido para un mandato único de seis años. Los miembros de la legislatura unicameral, el Congreso del Estado, son elegidos por períodos de tres años. Puebla se divide en unidades gubernamentales locales llamadas municipios (municipios), cada uno de los cuales tiene su sede en una ciudad, pueblo o aldea prominente.

El centro colonial de la ciudad de Puebla fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. La capital es también el sitio del Museo de Arte José Luis Bello y González (fundado en 1938) el Museo de Santa Mónica (1933), enfocado en el arte eclesiástico Regional Museo del Estado de Puebla (1931) y varias universidades. La Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán (creada en 1998) está en la frontera con Oaxaca, y el Parque Nacional Pico de Orizaba, centrado en Citlaltépetl (pico Orizaba), el punto más alto de México, se extiende a ambos lados de la frontera con Veracruz. Cuetzalán, en el norte, celebra cada mes de octubre una feria que es famosa por su exhibición de voladores (“Voladores”), artistas que atan sus tobillos a una cuerda enrollada alrededor de un poste alto, saltan y vuelan por el aire mientras la cuerda se desenrolla. Área 13,090 millas cuadradas (33,902 kilómetros cuadrados). Música pop. (2010) 5.779.829.


Alivio

Nuevo México tiene algunas de las tierras más planas, así como algunas de las montañas más escarpadas del país. Algunas partes del estado son ricas en bosques de pinos, prados y arroyos de montaña cargados de peces, mientras que otras áreas carecen de cuerpos de agua e incluso los cactus luchan por sobrevivir. El tercio oriental del estado es una extensión de las Grandes Llanuras que incluye el Llano Estacado, llamado así por su abundancia de agaves puntiagudos (plantas del siglo). Las Montañas Rocosas se extienden hacia la parte centro-norte del estado. El suroeste de las Montañas Rocosas es parte de la provincia de Cuenca y Cordillera, que consta de cadenas montañosas que corren en dirección norte-sur intercaladas con valles que son indispensables para la agricultura y el pastoreo. El noroeste de Nuevo México, parte de la meseta de Colorado, se caracteriza por formaciones volcánicas únicas que son el resultado de flujos de lava pasados. Esta región también contiene muchas llanuras y cordilleras cortas.

La elevación promedio varía de 5,000 a 8,000 pies (1,500 a 2,500 metros) sobre el nivel del mar en el noroeste a menos de 4,000 pies (1,250 metros) en el sureste. Más de cuatro quintas partes del estado está a más de 4,000 pies sobre el nivel del mar. Los picos montañosos más altos, Wheeler Peak (13.161 pies [4.011 metros]) y Truchas Peak (13.103 pies [3.994 metros]), se encuentran en las montañas Sangre de Cristo en la parte norte-central del estado. La elevación más baja, 2.842 pies (866 metros), se encuentra a lo largo del lago Red Bluff en la esquina sureste del estado.

Two of New Mexico’s most unique physical features are the caverns near Carlsbad, which are among the most spectacular natural rock formations in the world, and the extensive gypsum sand dunes at White Sands National Monument in south-central New Mexico, which were created by wind and water erosion.


México

Mexican education is linked to its turbulent history and its ethnic and class divisions: Indians, Spanish aristocrats, criollos, and peons/mestizos (those of mixed blood). Clearly, the Catholic Church played a significant role in Mexican education during the Colonial era, which extended from first European contact in the early sixteenth century until the Mexican revolution. The Spanish governor of Cuba, Diego de Velázquez, sent expeditions to the Mexican mainland via the Yucatán Peninsula. The first Spaniards arrived in 1517 and a year later reached the Gulf coast along what is now Veracruz. Hernán Cortez then landed in 1519 with eleven ships and 550 men and succeeded in conquering the Aztecs in three years. Once Montezuma II was captured, Cortez named this land "New Spain."

Spain, like the other major colonial powers in what is now North America, provided education mainly for the ruling Aristocracy. The indigenous peoples had their traditional ways of education destroyed by the Spanish, but elements of these beliefs and methods survived through the new Mexican culture that emerged. In the Spanish colonies, including Mexico, educational services were provided by the Catholic Church. Here, the upper class and clergy were educated in the classics, while the peons and mestizos remained ignorant. The Mayan and Aztec had their own traditional ways of education, an ethnomethodological process that was primarily oral.

The population of American Indians in what is now central Mexico at the time of European contact was estimated to be 25 million. Physical genocide, wars, slavery, and disease reduced these numbers to a mere 1 million by the seventeenth century. Most Indians continued their informal verbal educational heritage and lived on pueblos, while their mestizo and lower-class counterpart campesinos resided on ejidos (communal land holdings). Others were forced to work for the Spanish on farms and in mines. Even then, the Spanish attempted to change the communal lands into taxable ventures called encomiendas. Despite these challenges to their aboriginal culture, many of the Indian languages and traditional ways remained intact with many attributes incorporated into the large mestizo población.

Wary of the influence of Rome, the Crown, and the Holy Roman Empire, the local Spanish attempted to establish their own plantation form of government in Mexico, one that exploited the both the Indians and peasants. The Roman Catholic Church and Spanish crown, on the other hand, wanted to establish a colonial form of feudal privilege and religious dissent. Clearly, the Catholic Church was intent on cultural genocide, often building their churches on sacred sites of the aboriginal idols. The Indians revolted unsuccessfully in 1541 in the Mixton War but did manage to draw attention to their plight under the encomienda feudal system. Missions and monasteries came to replace the encomiendas as the form of local control over the indigenous population. Rural estates called haciendas surrounded these missions, and monasteries becoming self-sufficient centers of political and economic power. Within this system, Franciscans provided the early education of the Indians and mestizo peasants, which consisted mainly of instruction in Catholicism. The Jesuits and Augustinians, on the other hand, provided the more classical education for Spanish emigrants and the criollos. Vasco de Quiroga, a liberal Catholic judge and Bishop, is credited with starting the first school for the natives, the hospital-school of Santa Fe established on the outskirts of Mexico City in 1531. Viceroy Mendoza and Bishop Zumárraga established another Indian school, the School of Santa Cruz de Tlatelolco, in 1536. However, with its focus on Latin, rhetoric, logic, philosophy, music, and native medicine, the school's student body changed to comprise mainly the Spanish privileged class. Nonetheless, during colonial Mexico, the small group of well-educated Indians was still held to an inferior status even by the illiterate Spaniards.

In 1547 the Orphanage School of San Juan was opened for the education of both Indian and mestizo youth and, in 1548, the Caridad School was established for orphaned mestizos this was the beginning of a number of schools for the limited education of female peasant youth. Nonetheless, few Indians or mestizos benefited from these schools, and most learned the Spanish language and customs informally. Soon this level of understanding among the native and mixed-bloods frightened the Spanish with fears that continued formal education would lead to rebellion, and the education of the Indians and mestizos now was widely perceived by the Spanish colonial rulers as undesirable. The vast masses of uneducated Spanish peasants (peons) were subjected to the leva, the system of forced conscription into the military or militia. Non-Spanish speaking Indians were exempt from this duty. During this same era, the Royal and Pontifical University of Mexico opened in 1553, making it the first university in the New World. Its main purpose was to educate the criollos for the Catholic clergy. During the colonial period, nearly 30,000 bachelors degrees and more than 1,000 masters and doctorates were awarded, providing many of New Spain's educated elite.

In 1791 another university began in Guadalajara. These schools were the exception and, by 1842, the time of the public school movement in the United States, less than one percent of the Mexican population was educated and only about 33 percent of education was free. Schools and education remained for the benefit of the wealthy. The ensuing revolutions and civil wars between the conservatives (pro-Catholic, elitists) and liberals (anticlericalists, reformers) did much to destroy the schools that did exist.

Under the haciendas system, a number of major urban centers emerged&mdashincluding Puebla, Guanajuato, Guadalajara, and Mexico City. Universities soon became established within these major urban trade centers, again for the education of the white upper classes. By 1800, New Spain had about 6.5 million residents (with 18 percent being white, 60 percent Indian, and 21 percent mestizo). The white educated class now consisted mainly of native-born criollos. los criollos resentment of Spanish influence germinated the seeds of revolution in 1810. On February 24, 1821, Mexico declared its independence from Spain, and in 1822 it proclaimed its own Emperor, Agustín I. The empire was overthrown a year later, and Mexico was declared a republic.

The resulting wars with imperialistic Anglo-Americans, first in Texas (1836) and then with the United States (1846 to 1848), eventually led to the loss of half of Mexico's territory (Treaty of Guadalupe Hidalgo of 1848 and Gadsden Purchase of 1853). A popular revolt by both educated criollos liberals and indigenous peasants began in 1855 with the result of forcing the dictator Santa Anna from power, making the Catholic Church sell its land, and dissolving the ejidos. These actions did not produce the desired result of creating an educated middle-class. Instead, Mexico embarked on a new civil war (War of Reform, 1858-1861). It was during this war that conservatives sought foreign assistance from Napoleon III who attempted to establish a Mexican empire under the Austrian prince, Maximilian. The liberals, under the Indian leader, Benito Juárez, successfully drove the French and Catholic influence from Mexico in 1867. Juárez died before he could bring about the reforms he envisioned, one of educational and economic opportunities for the peasants (Indians and mestizos). His battle was later fought by Emiliano Zapata in the south and Pancho Villa in the north.

The revolution resulted in constitutionally guaranteed educational and social benefits for all. These efforts finally produced a new constitution in 1917&mdashone based on anticlericalism, land reform, nationalism, workers rights, and secular education. The hemisphere's first university, the Royal and Pontifical University was now named the National Autonomous University of Mexico and was a multicampus facility throughout Mexico. The new constitution provided greater powers to the federal government over education, including the structure and curricula. Religious, or parochial, schools were separated from public schools. Mexico was a federal republic composed of 31 states and a federal district with a president, elected for a single 6-year term, and a bicameral legislature. In 1921, a federal Secretariat of Public Education was created. At this time, a nationalistic theme was incorporated into all public schools in Mexico, a trend that continued in 2001 this nationalistic theme was a major feature of the revolution and was designed to obviate the foreign epistemological theme of the Catholic schools.

Marked changes occurred in Mexico following the revolution and World War II, which liberated the mestizos and Indians from their rural haciendas and pueblos, allowing them to migrate to larger communities. Rural schools grew rapidly within these larger communities providing greater educational opportunities for all Mexicans regardless of ethnicity or social class. This increase in educational opportunities coincided with a significant reduction in the infant mortality rate, which dropped from 222 deaths per 1,000 in 1920 to 125 per 1,000 by 1940.

World War II again forced Mexico to challenge outside influences including the United States, fascist Germany, and the Soviet Union. Mexico finally sided with the Allies providing both raw materials and human labor (braceros) to the United States. Initially these were agricultural workers, but by 1942 Mexico took steps to prepare its workers for industry forming the Camara Nacional de la Industria de Transformación. At wars end, some 300,000 Mexicans had worked in 25 of the United States, opening the door for the current illegal migrant-worker market in North America. In 1944 the Mexican Congress passed legislation opening the door to foreign participation&mdashproviding that Mexicans held a controlling stock in any mixed corporation. This led to the establishment of maquiladoras, most of which emerged along the U.S./Mexican frontier border. los maquiladoras, in turn, led to mass migration of mainly females from rural interior Mexico to the frontier borderland. Both these migrants and immigrants (both legal and illegal) became exposed to the U.S. school system, one which contrasted markedly from the basic ninth grade lower secondary education guaranteed to Mexican children and youth.

Post-World War II industrialization saw two avenues of growth in Mexican education. One was in the direction of adequate training for the new industrial workers, while the other was a focus on higher education. So determined were Mexican leaders at this time at transforming Mexico from rural isolation to an industrial powerhouse, the revolutionary party changed its name in 1946 to the Partido Revolucionario Institucional or PRI it held power in Mexico until the 2000 elections.

A major project of the institutionalized revolution era (1946-1958) was the construction of the new University City built to house the National Autonomous University of Mexico. Completed in 1952, the National University of Mexico sits on three square miles and was one of the most modern structures in the world. However, beyond the facade lay a deficit of instructional materials including a near-empty library. Despite these shortfalls, an intellectual movement emerged, moving toward objective scholarship&mdashespecially in depicting the history of Mexico.

Between 1940 and 1951, the El Colegio de Mexico, los Escuela National de Antropologia e Historia, y el Instituto de Historia of the National University were founded, leading to a series of academic conferences in both Mexico and the United States that were relevant to a more accurate portrayal of Mexico. The conferences departed from the blatant partisan view provided by the pro-revolutionary curricula posited by the government during the 1920s and 1930s. These conferences began in Nuevo Leon in 1949 Austin, Texas, in 1958 Oaxtepec, Morelos, in 1969 Santa Monica, California, in 1973 Patzcuaro, Michoacán, in 1977 Chicago, Illinois, in 1981 Oaxaca in 1985 San Diego, California, in 1989 and in Mexico City in 1994.

The educational efforts of the revolution did reduce illiteracy in Mexico from 77 percent in 1910 to less than 38 percent in 1960. Due to the rapidly growing Mexican population, this figure represented more than 13 million Mexicans a figure many felt was excessive. In their attack on illiteracy, the PRI established a network of rural schools comprised of prefabricated buildings. The government provided these buildings while the communities provided the land and construction labor, thereby increasing the cohesiveness of the community and education, a process that continues to the present. Here, the teachers often become respected leaders within the rural communities, replacing the priests of the past. At this time the educational system embarked upon a uniform curricula within this system. The compulsory textbooks were selected by the federal government and were provided free to the students. As would be expected, this process was met with resistance from a number of sources&mdashincluding the conservatives, the churches, and even liberals who felt that the standardization of curricula was a form of indoctrination that tended to exalt the PRI at the expense of other political parties.

Mass student protests disrupted Mexican higher education during the mid- and late 1960s. Massive student strikes crippled the National University campuses. Federal troops were brought to the campuses to maintain order. The campuses erupted again in 1968 just prior to the Summer Olympics being held in Mexico. This time the protest met with violence, due mainly to the intervention of the grenadiers, the despised paramilitary riot police. In August 1968, demonstrations on the campuses of the National University and the National Polytechnic Institute were coordinated by the National Student Strike Committee, an organization similar to the American organization Students for a Democratic Society (SDS). On August 27, 1968, the National Student Strike Committee organized a half-million people&mdashthe largest, organized, antigovernment demonstration in Mexico. With the Summer Olympics only a month away, President Diaz Ordaz cracked down on the student protesters placing the Army on the campus of the National University causing the university's rector to resign in protest. This round of university student protests climaxed in violence on October 2 at the Tres Culturas District of Tlatelolco. The Army and police crushed the protest by firing indiscriminately into the crowd of students hundreds of people were killed, injured, or jailed.


Nongovernmental Organizations and Other Associations

Several political pressure groups in Mexico have founded powerful organizations. Very influential are the national business associations that have sections in all states and major cities. The most important are the Confederation of Employers of the Mexican Republic, the Coordinating Council of Entrepreneurs, and the Confederation of National Chambers of Commerce.

In recent decades, numerous organizations and associations have emerged around particular social issues. They strive to be independent from political parties and openly battle government-controlled organizations. There has also been a tendency to form national alliances of local and regional organizations. Two large networks of peasant organizations are the National Union of Regional Autonomous Peasant Organizations and the National Coordinating Committee "Plan de Ayala." Nongovernmental organizations (NGOS) have also emerged in urban areas because of the inadequate conditions in housing, transport, public services, and security. The most important of these is the National Coordinating Committee of Urban Popular Movements. In Mexico City, the Association of Neighborhoods emerged after the 1985 earthquake. Indigenous movements have proliferated in recent years, founding the National Indigenous Congress. In the 1990s, NGOs focusing on the defense of human rights have become influential. They are a response to political violence and police brutality. The environmental movement is gradually becoming more active in Mexico.


State of México - HISTORY

Before Europeans arrived in the 1500s, Texas was the home to several Native American tribes. The Caddos lived in east Texas and were excellent farmers growing corn and sunflowers. The Karankawa people lived along the Gulf Coast of Texas. They were good at fishing and made dugout canoes for traveling. In the northwest lived the Comanche who were hunters and excellent horsemen. To the west and southwest were the Apache who were warlike and lived in wikiups or teepees.


The Six Flags of Texas by ThornEth

In 1519, the Spanish arrived in Texas when Alonso Alvarez de Pineda mapped the coastline. Another Spanish explorer, Cabeza de Vaca, shipwrecked off the coast of Texas in 1528. He met the local Indians and lived there for seven years. Later, he wrote of gold which inspired the Spanish conquistadors to explore Texas including Hernando do Soto. They never found the gold, however.

It wasn't until the late 1600s that the Europeans began to settle in Texas. First the French claimed the land when Robert de La Salle arrived and established Fort St. Louis in 1685. The French didn't last long in Texas, however, and soon the Spanish took over.


The Alamo by Ellabell14

Texas was a part of Mexico when Mexico gained its independence from Spain in 1821. In 1825, American Stephen F. Austin established a colony in Texas. He arrived with around 300 families and settled the land with the approval of the Mexican government. The colony grew rapidly, but also they began to have many disagreements with the Mexican government.

The tensions between the Texans and Mexico turned to battle in 1835 at the Battle of Gonzales. Fighting broke out throughout Texas and the Texas Revolution began. At the Battle of the Alamo in 1836, 180 Texans held off 4,000 Mexican soldiers for thirteen days before being killed. Despite the defeat, the Texans declared their independence and formed the Republic of Texas on March 2, 1836. Then, led by General Sam Houston, the Texans defeated the Mexicans at the Battle of San Jacinto.

Although the Texans had declared independence, they were still very vulnerable to attacks from Mexico. Some people wanted to join the United States while others wanted to remain independent. Sam Houston convinced the Texan leaders that joining the United States would offer Texas protection from Mexico as well as new trade partners. On December 29, 1845 Texas was admitted as the 28th state.

When the U.S. admitted Texas as a state, this sparked a war between the U.S. and Mexico called the Mexican-American War. After a year and a half of fighting from 1846 to 1848, General Zachary Taylor led the U.S. to victory over Mexico. The war ended with the Treaty of Guadalupe-Hidalgo in 1848.

In 1861, when the Civil War began, Texas seceded from the Union and joined the Confederacy. There was little actual fighting during the war in the state of Texas. After the war was lost, the slaves in Texas did not find out until a month later on June 19, 1865. This day is still celebrated today as Juneteenth. Texas was readmitted into the Union in 1870.

What does the "six flags over Texas" mean?

In the history of Texas there have been six nations, or flags, that have ruled the land including Spain, France, Mexico, Republic of Texas, United States, and the Confederacy.


Dallas skyline by Pwu2005


Ver el vídeo: Mexiko-Stadt: Ein Toter, zehn Menschen vermisst nach Erdrutsch