La Esfinge

La Esfinge

La Gran Esfinge de Giza es una estatua gigante de piedra caliza de 4.500 años de antigüedad situada cerca de la Gran Pirámide en Giza, Egipto. Con una longitud de 73 metros (240 pies) y 20 metros de altura (66 pies), la Gran Esfinge es uno de los monumentos más grandes del mundo. También es una de las reliquias más reconocibles de los antiguos egipcios, aunque todavía se debaten los orígenes y la historia de la colosal estructura.

¿Qué es una esfinge?

Una esfinge (o sphynx) es una criatura con cuerpo de león y cabeza de humano, con algunas variaciones. Es una figura mitológica prominente en la mitología egipcia, asiática y griega.

En el antiguo Egipto, la esfinge era un guardián espiritual y la mayoría de las veces se la representaba como un hombre con un tocado de faraón, como es la Gran Esfinge, y las figuras de las criaturas a menudo se incluían en los complejos de tumbas y templos. Por ejemplo, el llamado Callejón de la Esfinge en el Alto Egipto es una avenida de dos millas que conecta los templos de Luxor y Karnak y está bordeada de estatuas de esfinges.

También existen esfinges con la semejanza de la faraona Hatshepsut, como la estatua de granito de la esfinge en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y la gran esfinge de alabastro en el templo Ramessid en Memphis, Egipto.

Desde Egipto, la esfinge se importó tanto a Asia como a Grecia alrededor del siglo XV al XVI a.C. En comparación con el modelo egipcio, la esfinge asiática tenía alas de águila, con frecuencia era mujer y, a menudo, se sentaba en cuclillas con una pata levantada en las representaciones.

En las tradiciones griegas, la esfinge también tenía alas, así como la cola de una serpiente; en las leyendas, devora a todos los viajeros incapaces de responder a su enigma.

¿Qué edad tiene la esfinge?

La teoría más común y ampliamente aceptada sobre la Gran Esfinge sugiere que la estatua fue erigida para el faraón Khafre (alrededor de 2603-2578 a. C.).

Los textos jeroglíficos sugieren que el padre de Khafre, el faraón Keops, construyó la Gran Pirámide, la más antigua y más grande de las tres pirámides de Giza. Cuando se convirtió en faraón, Khafre construyó su propia pirámide junto a la de su padre; aunque la pirámide de Khafre es 10 pies más corta que la Gran Pirámide, está rodeada por un complejo más elaborado que incluye la Gran Esfinge y otras estatuas.

Los residuos de pigmentos rojos en la cara de la Esfinge sugieren que la estatua pudo haber sido pintada.

Dada la organización de las pirámides y la Esfinge, algunos eruditos creen que pudo haber habido un propósito celestial para la Gran Esfinge y el complejo del templo, es decir, resucitar el alma del faraón (Khafre) canalizando el poder del sol y otros Dioses.

Khafre

Existen varias líneas de evidencia que vinculan a la Gran Esfinge con el faraón Khafre y su complejo de templos.

Por un lado, la cabeza y el rostro de la Esfinge son sorprendentemente similares a una estatua de tamaño natural de Khafre que el arqueólogo francés Auguste Mariette encontró en el Templo del Valle, las ruinas de un edificio adyacente a la Gran Esfinge, a mediados del siglo XIX. .

Además, Mariette descubrió restos de una calzada (camino procesional) que conectan el Templo del Valle con un templo mortuorio junto a la pirámide de Khafre. A principios de la década de 1900, el arqueólogo francés Emile Baraize excavó otro edificio (el Templo de la Esfinge) directamente frente a la Esfinge que tiene un diseño similar al Templo del Valle.

En la década de 1980, los investigadores descubrieron evidencia de que los bloques de piedra caliza utilizados en las paredes del Templo de la Esfinge provenían de la zanja que rodeaba la gran estatua, lo que sugiere que los obreros arrastraron bloques de cantera para el Templo de la Esfinge cuando estaban siendo arrancados de la Gran Esfinge durante su construcción. .

Los investigadores estiman que a 100 personas les habría llevado 3 años tallar la Gran Esfinge en una sola masa de piedra caliza. Pero hay alguna evidencia de que estos trabajadores pueden haber renunciado repentinamente antes de terminar por completo la esfinge y el complejo del templo, como el lecho de roca parcialmente extraído y los restos del almuerzo y el juego de herramientas de un trabajador.

Otras teorías

A lo largo de los años, los investigadores han presentado muchas otras teorías sobre los orígenes de la Gran Esfinge, aunque la mayoría son refutadas por los principales egiptólogos.

Algunas teorías sugieren que la cara de la esfinge en realidad se parece a Keops y, por lo tanto, Khufu construyó la estructura. Alternativamente, el faraón Djedefre, el medio hermano mayor de Khafre y el otro hijo de Keops, construyó la Gran Esfinge en conmemoración de su padre.

Otras teorías sostienen que la estatua representa a Amenemhat II (alrededor de 1929 a 1895 a. C.) basándose en el estilo de las rayas en el paño de la cabeza de la esfinge.

Algunos científicos también sostienen que la Gran Esfinge es mucho más antigua de lo que se cree, basándose en la edad potencial de la calzada o en varios patrones de erosión de la estatua.

Acertijo de la esfinge

Lo que los egipcios llamaron la Gran Esfinge durante su apogeo sigue siendo un acertijo, porque la palabra esfinge se origina en la mitología griega unos 2.000 años después de la construcción de la estatua.

Tampoco está claro en qué sentido los egipcios celebraron la Gran Esfinge durante el Reino Antiguo (c. 2613-2181 a. C.), ya que hay pocos textos que discutan la estatua. Sin embargo, Khafre se asoció con el dios Horus y la Gran Esfinge pudo haber sido conocida como Harmakhet ("Horus en el horizonte"), como lo fue durante el Imperio Nuevo (1570-1069 a. C.).

En cualquier caso, la estatua comenzó a desvanecerse en el fondo del desierto al final del Reino Antiguo, momento en el que fue ignorada durante siglos.

Las inscripciones en una losa de granito rosa entre las patas de la Gran Esfinge cuentan la historia de cómo la estatua se salvó de las arenas del tiempo. El príncipe Thutmose, hijo de Amenhotep II, se durmió cerca de la Esfinge, cuenta la historia. En el sueño de Thutmose, la estatua, que se hacía llamar Harmakhet, se quejó de su estado de confusión e hizo un trato con el joven príncipe: le ayudaría a convertirse en faraón si quitaba la arena de la estatua y la restauraba.

Se desconoce si el sueño realmente ocurrió o no, pero cuando el príncipe, de hecho, se convirtió en el faraón Thutmosis IV, introdujo un culto de adoración a la Esfinge a su pueblo. Estatuas, pinturas y relieves de la figura aparecieron en todo el país y la esfinge se convirtió en un símbolo de la realeza y el poder del sol.

Restauración de la Gran Esfinge

La Gran Esfinge finalmente fue olvidada nuevamente. Su cuerpo sufrió erosión y su cara también resultó dañada por el tiempo.

Aunque algunas historias afirman que las tropas de Napoleón dispararon contra la nariz de la estatua con un cañón cuando llegaron a Egipto en 1798, los dibujos del siglo XVIII sugieren que la nariz desapareció mucho antes. Más probablemente, la nariz fue destruida deliberadamente por un musulmán sufí en el siglo XV para protestar contra la idolatría. Parte del emblema de la cobra real de la Esfinge de su tocado y barba sagrada también se han roto, el último de los cuales se exhibe ahora en el Museo Británico.

La Esfinge estuvo enterrada en la arena hasta los hombros hasta principios del siglo XIX, cuando un aventurero genovés llamado Capitán Giovanni Battista Caviglia intentó (y finalmente fracasó) excavar la estatua con un equipo de 160 hombres.

Mariette logró quitar un poco de arena alrededor de la escultura y Baraize hizo otro gran esfuerzo de excavación en los siglos XIX y XX. Pero no fue hasta finales de la década de 1930 que el arqueólogo egipcio Selim Hassan pudo finalmente liberar a la criatura de su tumba de arena.

Hoy, la Esfinge continúa deteriorándose gracias al viento, la humedad y la contaminación. Los esfuerzos de restauración han estado en curso desde mediados de la década de 1900, algunos de los cuales fallaron y finalmente causaron más daños a la Esfinge.

En 2007, las autoridades se enteraron de que el nivel freático local debajo de la estatua estaba aumentando debido al vertido de aguas residuales en un canal cercano. La humedad finalmente se esparció a través de la piedra caliza porosa de la estructura, haciendo que la roca se desmorone y se rompa en grandes copos en algunos casos. Las autoridades instalaron bombas cerca de la Gran Esfinge, desviando el agua subterránea y salvando la reliquia de una mayor destrucción.

Fuentes

Camino bordeado de esfinges desenterrado en Egipto; PhysOrg.

La Gran Esfinge de Giza; Enciclopedia de Historia Antigua.

El misterio de la Gran Esfinge; Enciclopedia de Historia Antigua.

Antiguo Reino de Egipto; Enciclopedia de Historia Antigua.

¿Qué pasó con la nariz de la Esfinge ?; Smithsonian.

Salvando la Esfinge; PBS / NOVA.


¿Qué es la Gran Esfinge?

La Gran Esfinge es una estatua enorme con el cuerpo de un león y la cara de un hombre. No se preocupe si mezcla este con el monstruo griego que acribilló a Edipo en Tebas; comparten el mismo nombre y son bestias míticas que son en parte león.

¿Qué tan grande es la Esfinge? Mide 73,5 m. de largo por 20 m. En Altura. De hecho, la Gran Esfinge es la escultura monumental más antigua conocida, aunque a la estatua le ha faltado la nariz desde al menos la época napoleónica.

Reside en la meseta de Giza, donde se encuentran las pirámides más famosas y más grandes del Reino Antiguo. La necrópolis egipcia de Giza contiene tres pirámides monumentales:

  1. la Gran Pirámide de Keops (Keops),
    quien pudo haber gobernado desde aproximadamente 2589 hasta 2566 a.C.,
  2. la pirámide del hijo de Keops, Khafra (Chephren),
    quien pudo haber gobernado desde aproximadamente el 2558 a.C. aproximadamente al 2532 a.C.,
  3. la pirámide del nieto de Keops, Menkaure (Mycerinus).

La Esfinge probablemente fue modelada y construida por uno de estos faraones. Los eruditos modernos piensan que ese tipo era Khafre, aunque algunos no están de acuerdo, lo que significa que la Esfinge fue construida en el siglo XXVI a. C. (aunque algunos arqueólogos sostienen lo contrario). Khafre probablemente modeló la Esfinge según él mismo, lo que significa que la famosa cabeza representa a este O.G. faraón.

¿Cuál era el punto de que un rey se mostrara a sí mismo como una criatura mítica mitad león, mitad humano, especialmente si ya había construido una pirámide para conmemorar su vida? Bueno, por un lado, tener una versión de dios gigante de ti mismo cuidando tu pirámide y tu templo por la eternidad es una manera bastante buena de mantener alejados a los ladrones de tumbas e impresionar a las generaciones futuras, al menos en teoría. ¡Podría vigilar el complejo de su tumba para siempre!

La Esfinge era una criatura especial cuya elaboración mostraba cómo el hombre que representaba era tanto real como divino. Tanto el león como el hombre, llevaba el nombres tocado del faraón y la larga "barba postiza" que solo llevaba un rey. Esta era la representación de un rey dios por encima y más allá de su representación habitual, una criatura más allá de la comprensión normal.


Una historia de la Gran Esfinge de Giza

Cuando los antiguos entraron en contacto por primera vez con esta estatua, una criatura enorme con cuerpo de león y cabeza de hombre, la llamaron Esfinge. En la mitología griega, una esfinge es una criatura alada con cuerpo de león y cabeza de mujer. Las diferencias de género que resisten el nombre de Esfinge se han aplicado a la estatua del hombre león en Giza y a todas las estatuas similares encontradas en Egipto.

Se desconoce el nombre que los egipcios le dieron originalmente a la Esfinge. Los primeros escritos egipcios que mencionan la Esfinge provienen de casi un milenio después de su construcción original y se refieren a ella por varios nombres: Hor-em-akht (Horus en el horizonte), Bw-How (lugar de Horus) y Ra-horakhty (Ra de dos horizontes).

Ninguna otra estatua de esfinge encontrada en Egipto es tan antigua ni tan grande como la Gran Esfinge de Giza. Mide 65 pies de alto, 20 pies de ancho y unos asombrosos 260 pies de largo. Las estimaciones de su peso (que no se conocen con precisión) van más allá de las 200 toneladas, lo que la convierte en una de las esculturas de piedra individuales más grandes del mundo.

Orígenes de la Gran Esfinge de Giza

¿Quién construyó la Gran Esfinge?

La mayoría de las fechas de la Gran Esfinge de Giza ubican el momento de su construcción durante la IV Dinastía de Egipto en el III milenio a. C. La mayoría cree que la esfinge fue construida por el faraón Khafre, y que el rostro que se ve en la Esfinge está tallado en su imagen.

Algunos han argumentado que la Esfinge fue construida en realidad por el padre de Khafre, Keops, constructor de la Gran Pirámide de Giza, la pirámide más grande del mundo. Más recientemente ha habido especulaciones y algunas pruebas de que la estatua fue construida por el sobrino de Khafre, un faraón menos conocido con el nombre de Djedefre. Hasta el momento no se han encontrado pruebas concluyentes que prueben de una vez por todas quién construyó la Gran Esfinge o cuya imagen está grabada en el rostro.

¿Cómo se construyó la Gran Esfinge?

Aunque nos referimos a la construcción de la Gran Esfinge, la palabra & # 8220build & # 8221 es un nombre poco apropiado. La Gran Esfinge no se construyó en realidad, sino que fue tallada directamente en el lecho de piedra caliza sobre la que se encuentra. La piedra caliza fue removida del área bloque por bloque hasta que solo quedó un bloque muy grande, del cual fue tallada la Gran Esfinge.

Los bloques de piedra caliza circundantes se utilizaron en varios proyectos de construcción alrededor de la meseta de Giza. La piedra caliza que rodeaba la cabeza era más fuerte y sólida y probablemente se utilizó para construir las pirámides. La piedra caliza más baja y suave que rodea el cuerpo de la Esfinge probablemente se usó para construir los dos templos que se encuentran directamente frente a la Esfinge.

Historia de la Gran Esfinge de Giza

A pesar de todo su esplendor, la historia de la Gran Esfinge ha sido la de un monumento olvidado y descuidado. Desde el momento de su talla original ha pasado la mayor parte de su vida enterrada hasta el cuello por la arena.

La primera restauración de la Esfinge se produjo alrededor del 1400 a. C. Al faraón Thutmosis IV, que dormía debajo de la cabeza de la estatua, se le dijo en un sueño que desenterrara el cuerpo de la Esfinge. En recompensa se le dijo que sería un gran rey. Thutmose inmediatamente comenzó a desenterrar la Gran Esfinge, devolviéndola a su antigua gloria. También dejó evidencia de esta actividad en lo que se llama la Estela del Sueño, ubicada entre las patas de la Esfinge.

A pesar de la restauración de Thutmose & # 8217, la Esfinge fue una vez más descuidada y enterrada por la arena. Aunque viajeros de todo el mundo vieron el rostro de la Esfinge, no fue hasta principios del siglo XX que la estatua volvería a ser descubierta y restaurada, un proceso que tardó décadas en completarse.

La esfinge y la nariz perdida n. ° 8217

Una de las características más notorias de la Gran Esfinge es su nariz faltante. Se han presentado muchas teorías interesantes para explicar su desaparición. Se cuenta que la nariz fue volada por un cañón disparado por uno de los soldados de Napoleón durante su expedición a Egipto.

Otro cuento popular es que los jenízaros turcos le volaron la nariz accidentalmente durante la práctica de tiro al blanco en algún momento durante el gobierno de los turcos sobre Egipto. Sin embargo, ninguna de estas historias parece ser cierta, ya que la evidencia ha demostrado que la nariz faltaba mucho antes de cualquiera de estos períodos de tiempo.

Un historiador egipcio llamado al-Maqrizi, escribiendo alrededor del siglo XV, dice que la nariz fue destruida por un fanático sufí llamado Muhammad Sa & # 8217im al-Dahr. Enfurecido por la representación realista de un rostro humano, algo que está expresamente prohibido por el Islam, Sa & # 8217im al-Dahr ordenó que le quitaran la nariz.

Alguna evidencia sugiere que este podría ser el caso, ya que parece que se insertaron dos barras en la nariz y se usaron como palancas para sacarla, probablemente en algún momento entre los siglos X y XV. Al-Maqrizi fecha la extracción de la nariz como 1378 EC.

Legado de la Gran Esfinge

La Gran Esfinge de Giza se erige como uno de los símbolos perdurables de Egipto desde la antigüedad hasta la actualidad. Es casi sinónimo de Egipto, junto con las pirámides, y es uno de sus símbolos más reconocibles.

Aunque está enterrado durante milenios, hoy está restaurado y preservado por Egipto, y es una de las atracciones turísticas más populares de ese país. A pesar de sus orígenes algo misteriosos, es un monumento más grande que la vida a la grandeza de Egipto.


La gran Esfinge

La Esfinge era una criatura mitológica, un símbolo de poder y protección en las culturas del Antiguo Egipto y Grecia, con el cuerpo de un león y la cabeza de un humano. En la mitología griega, la apariencia de las esfinges era muy diferente: tenían alas y "... usaban una gorra plana con una proyección en forma de llama en la parte superior" (Britannica). El verdadero significado detrás de la Esfinge en todas las culturas parece ser desconocido, pero la presencia de las esfinges era tan frecuente que definitivamente debieron haber tenido un gran significado tanto para los egipcios como para los griegos.

La Gran Esfinge de Giza se construyó entre el 2520 y el 2494 a. C. durante la IV Dinastía en la orilla occidental del Nilo, parte de la necrópolis de la antigua Memphis (Haughton). Con 73,5 m de longitud y en partes 20 m de altura, la Gran Esfinge tiene el mérito de ser una de las esculturas y esfinges más grandes del mundo. La estatua está construida con piedra caliza. La cabeza real simboliza el enorme poder del faraón o gobernante, una forma de propaganda (Museo Británico), y las extensiones en el costado de la estatua representan el paño de la cabeza real. Durante la 4ª dinastía reinaba Khafre, también conocido como Chephren, y se cree que es a quien se atribuyó la Gran Esfinge (Museo Británico). Los gobernantes egipcios más tarde adoraron a la estatua como Horus, el dios del sol. Durante la época de la 4ª dinastía, Egipto fue próspero y estable, lo que permitió los muchos años e innumerables recursos necesarios para la construcción de las grandes pirámides y esfinges como monumentos a los faraones.

La Gran Esfinge se encuentra frente al Complejo de la Meseta de Giza, la Gran Pirámide de Khafre. Guardián de las pirámides y símbolo del poder de Khafre sobre Egipto, la figura es, sin duda, imponente.

La Gran Esfinge ha estado completamente sumergida en la arena durante gran parte de su historia y ha sido desenterrada muchas veces. Se cree que los años de inmersión en arena son lo que la ha mantenido intacta durante tanto tiempo sin deteriorarse por completo. Hoy, la Gran Esfinge está sufriendo un gran deterioro debido a las condiciones climáticas y la contaminación en la región. Falta la nariz y la barba. Puedes encontrar un fragmento de la barba de la Gran Esfinge en el Museo Británico. Giovanni Battista Caviglia descubrió el fragmento en 1817.


Una breve historia de la Tierra

Como la mayoría de mis lectores saben, me fascinan los puntos de vista alternativos de la historia humana antigua, principalmente porque desde que era un niño en la escuela primaria simplemente me negué a aceptar las narrativas condicionadas que nos daban a cucharadas a través de nuestro sistema educativo convencional. No hace falta decir que esto provocó un comportamiento rebelde de mi parte y cierta frustración para mis profesores.

Sin embargo, me permitió comenzar mi búsqueda de la verdad a una edad temprana y continúo haciéndolo hasta el día de hoy. A continuación se muestra mi concepción de la historia humana obtenida de años de investigación y, dado que nunca he limitado mi paradigma a la curiosa noción de prueba o evidencia, me permite continuar modificando mi paradigma a medida que la información se presenta.

Nuestro planeta tiene una historia muy complicada y no evolucionó como lo hacen la mayoría de los planetas, ni tampoco los humanos que fueron sembrados en este planeta. Al principio y durante casi 225 millones de años, los humanos en la Tierra vivieron en cuerpos inmortales, sin enfermedades ni vejez y Ascendieron al igual que el resto del Universo. Pero debido a las circunstancias inusuales de la creación de nuestros planetas y la competencia por su recurso (incluida la humanidad), los desarrollos más allá del control de las humanidades forzaron a los Guardianes de la Tierra y aposs, los Elohim Implementar una serie de mecanismos y medidas defensivas para proteger a la humanidad y la Tierra.

Para ser breves todos los planetas de nuestro sistema solar Mercurio, Venus, tierra, Marte, Maldak (que luego implosionó y se convirtió en el cinturón de asteroides), Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón y Nibiru eran fragmentos planetarios de un Universo Armónico superior (HU-2) que se desprendieron de un planeta llamado (Tara) y fueron absorbidos por su Sol. Todos los soles tienen conjuntos de agujeros blancos y negros en su núcleo que pueden usarse para transportar energía a otros campos dimensionales (universos). Estos fragmentos se vaporizaron y los campos morfogenéticos, transportados por estos fragmentos, también se introdujeron en el agujero negro.

Estos fragmentos planetarios, del planeta Tara en HU-2, entraron en el Universo Armónico 1 (HU-1) en una gran forma gaseosa, que se separó en 12 fragmentos. Uno de estos fragmentos se fusionó con una estrella cercana y se convirtió en nuestro Sol y las otras once piezas comenzaron a acumular densidad de materia y reafirmaron sus formas a través de su porción del campo morfogenético original de Tara y se convirtieron en los planetas de nuestro sistema solar.

Sin embargo, algunas de las almas que vivían en este planeta Tara, también fueron arrastradas junto con estos fragmentos, arrancadas de su campo morfogenético en el núcleo de Tara y aposs y desconectadas de sus matrices de almas originales que necesitaban para continuar evolucionando. Literalmente quedaron atrapados en el tiempo dentro del Campo Unificado del Universo Armónico 1, como conciencia sin forma y allí habrían permanecido para siempre si un grupo de seres de dimensiones superiores, conocidos como los Palaidorianos, hubieran creado un plan de rescate.

Este grupo que consta de muchas razas HU-2, como la Sirianos, Pleyadianos, Ur-Tarranates, Elohim, Lyranos, Ceres, Lumianos y Alanianos (que eran una de las razas de Tara) formaron un acuerdo para rescatar a estas almas atrapadas que se llamaba Pacto de Palaidor. El pacto pide incluso a seres de dimensiones superiores que los ayuden, como los Breneau Rishi (seres de conciencia pura) y la entidad conocida como Real academia de bellas artes o la Confederación Ra. A través de este pacto, se desarrolló y puso en marcha un plan de rescate para permitir que estas almas atrapadas Asciendan de regreso a su planeta original Tara, desde la Tierra.

los Ur-Tarranates, utilizando la mecánica del portal del tiempo interdimensional desarrollada por el Ceres civilización transportada a HU-1 en una coordenada de tiempo / espacio justo después del Cataclismo de Tara (que por cierto es el evento conocido como la Caída del Hombre). Una vez en la Tierra, transmutaron sus formas corporales en un campo de conciencia gestáltica de energía pura, con la ayuda del Consejo de Sirio. En esencia, renunciaron a sus propias formas de vida en evolución en un estado dimensional superior para salvar las almas atrapadas en el Campo Unificado de HU-1. Este campo de conciencia de energía pura sirvió como campo morfogenético para el prototipo de la raza Turaneusiam de ADN de 12 hebras.

Este campo morfogenético de conciencia tomó la forma de una esfera y posteriormente se denominó el Esfera de Amenti después de una región de Tara. los Esfera de Amenti Luego se colocó en el núcleo de la Tierra y aposs y sirvió como un portal bidimensional a Tara y el núcleo de aposs en la dimensión 5. Este portal estabilizó muchos otros portales entre la Tierra y Tara y también sirvió como enlace con Tara y el pasado de aposs y permitió que las almas atrapadas Ascendieran de regreso a Tara en Tiempo debido. Para evitar confusiones hay que entender que la Primera Siembra o Primera Raza serían consideradas las almas originales que vinieron de Tara a través de su Sol y comenzaron a encarnar en la Tierra hace 250 millones de años.

Gané y aposté entrar en todos los detalles de cómo funciona este proceso morfogenético, pero basta con decir que permitió a las almas atrapadas en el Campo Unificado de HU-1 la oportunidad de volver a evolucionar en la Tierra y ascender de regreso a Tara. los Esfera de Amenti entró en la Tierra y el núcleo de un fósforo hace unos 550 millones de años, pero el nacimiento de las almas atrapadas no comenzó hasta hace unos 250 millones de años.

Esto dio comienzo a lo que se conoce como Turaneusiam-2 o T-2 Experimento. Los 12 campos morfogenéticos se convirtieron en una tribu diferente de humanos, de la cual ha surgido nuestro actual linaje humano. Originalmente cinco razas comenzaron el Pacto de Paliador, estas razas no poseían género ni poseían el grado de densidad de materia que tenemos ahora.

  1. Ur-Antrianos- Piel morena.
  2. Breanoua- Piel roja.
  3. Hibiru- De piel blanca.
  4. Melquisedec- Piel amarilla.
  5. Yunaseti- Piel negra.

Estas razas poblaron la Tierra durante incontables generaciones, creando varias mezclas raciales a través de las cuales muchas de las almas perdidas de Tara pudieron ascender. Se reprodujeron, pero no como nosotros lo entendemos, a través del proceso de reproducción física de las relaciones sexuales, sino a través de una fusión de partículas morfogenéticas. Conocido como el Segundo mundo por los nativos americanos, esta gran civilización duró 225 millones de años (hace 250-25 millones de años). No quedan restos de esta civilización en la Tierra.


La Esfinge - HISTORIA

La Gran Esfinge de Giza, cerca de El Cairo, es probablemente la escultura más famosa del mundo. Con cuerpo de león y cabeza humana, representa a Ra-Horakhty, una forma del poderoso dios del sol, y es la encarnación del poder real y el protector de las puertas del templo.

La Esfinge es la escultura de piedra más antigua y más larga del Reino Antiguo. Durante la dinastía XVIII, se le llamó "Horus del horizonte" y "Horus de la necrópolis", el dios del sol que se erige sobre el horizonte. En épocas posteriores, muchas imágenes de esfinges fueron talladas en tamaños más pequeños o en camafeos con los rostros de los monarcas reinantes. Se cree que el rostro de la Gran Esfinge es el de Chephren, el faraón de la cuarta dinastía que construyó la segunda pirámide más grande de la tríada de Giza. En la imagen de la Esfinge, el faraón era visto como un dios poderoso.

La Esfinge, excavada en un afloramiento natural de piedra caliza, tiene 19,8 metros (65 pies) de altura y 73,2 metros (240 pies) de largo. Se encuentra a poca distancia de la Gran Pirámide.

Entre las enormes patas hay una estela que registra un sueño que tuvo Tutmosis IV cuando era príncipe. Soñó que se detenía a descansar a la sombra de la Esfinge durante una expedición de caza en el desierto. Mientras dormía, la Esfinge le habló y le dijo que se convertiría en rey si limpiaba la arena que casi enterraba a la Esfinge. Cuando se convirtió en rey, Tutmosis IV limpió la arena y erigió una estela que cuenta la historia de su sueño. Una vez finalizada la obra, se construyó una capilla junto a la Esfinge para venerar a este dios del sol.

A lo largo de los siglos, se han hecho intentos para proteger a la Esfinge de los efectos de la erosión del viento y la arena. Actualmente se está llevando a cabo un proyecto de restauración para reemplazar la carcasa de piedra que alguna vez protegió este monumento.

Los esfinges a veces se representan con un rostro femenino. Por ejemplo, una esfinge de la reina Hatshepsut fue esculpida con su rostro y la barba de un faraón. La reina Tiy, esposa de Amenhotep III, fue la primera en tener una esfinge verdaderamente femenina esculpida a su semejanza. Además de un rostro femenino sin barba, su esfinge tenía pechos y alas.

La Esfinge se diferencia de otras deidades en que tiene un cuerpo animal y una cabeza humana, mientras que la mayoría de las demás deidades tienen cuerpos humanos y cabezas de animales. Una explicación de esta anomalía es que la Esfinge es la representación terrestre de la constelación de Leo, que tiene cuerpo de león. Las imágenes de la esfinge se encuentran en varios tamaños y formas, como atestigua la colección del Museo Egipcio de El Cairo y los templos de todo Egipto.

L as pirámides y la esfinge de Giza han sido el foco de atención de los buscadores de la Nueva Era, tras un pronunciamiento del psíquico estadounidense Edgar Cayce. En un estado de trance, Cayce habló de bóvedas en la base de la Esfinge y un Salón de los Registros. Sugirió que existe un pasaje secreto bajo la Esfinge. Se supone que esto conduce a una tumba donde los anales del continente perdido de la Atlántida están ocultos para su custodia.

A pesar de la intriga que rodea a esta lectura psíquica, los arqueólogos modernos aún no han encontrado ninguna evidencia de un pasaje secreto bajo la Esfinge. Esta historia, sin embargo, continúa despertando la imaginación y contribuyendo a la mística del antiguo Egipto.


Construcción de la Gran Esfinge

La Gran Esfinge de Giza se construyó a partir de una gran cresta de piedra caliza, mide 241 pies de largo y 66 pies de alto. Este estrato varía en color de amarillo suave a gris duro. El cuerpo de la Esfinge se construyó con la piedra amarilla más suave, mientras que la cabeza se hizo con la piedra gris más dura. Aparte de la nariz y los labios faltantes de la Esfinge, la cabeza sigue siendo la característica más definitoria, mientras que el cuerpo ha sufrido erosión.

La parte inferior del cuerpo de la Esfinge se construyó con enormes bloques de piedra de la cantera base. Los ingenieros también usaron los bloques para la mampostería del templo cercano. La construcción comenzó en la Esfinge mediante la excavación alrededor del afloramiento rocoso y la eliminación de los enormes bloques resultantes. El monumento fue entonces tallado de la roca expuesta. Debido a este método de construcción, la datación por carbono moderna ha resultado inútil para identificar la fecha exacta de construcción de la Esfinge.

Había tres túneles construido en la Esfinge, pero el paso del tiempo ha dejado los destinos inalcanzables y los túneles en sí parecen básicamente detenerse. Debido a los recursos y la escritura limitados que se encuentran en la esfinge y sus alrededores, se sabe muy poco sobre la estructura (de ahí el & quotAcertijo de la esfinge& quot). De lo único que podemos estar seguros es de su inmensidad y del nivel de artesanía necesario para construirlo.

© Cary Bass-Deschenes - Detalle de la Gran Esfinge


Contenido

Se desconoce el nombre original que los creadores del Imperio Antiguo le dieron a la Esfinge, ya que el templo, el recinto y posiblemente la Esfinge en sí no se completaron en ese momento, por lo que el material cultural era limitado. [8] En el Reino Nuevo, la Esfinge fue venerada como la deidad solar. Hor-em-akhet (Inglés: Horus del horizonte copto: ϩ ⲁⲣⲙⲁ ϣ ⲓ helenizado: Harmachis), [9] y el faraón Thutmosis IV (1401-1391 o 1397-1388 aC) [a] se refirió específicamente a él como tal en su Estela de los sueños. [10]

El nombre de uso común "Esfinge" se le dio en la antigüedad clásica, unos 2.000 años después de la fecha comúnmente aceptada de su construcción por referencia a una bestia mitológica griega con la cabeza de una mujer, un halcón, un gato o una oveja y el cuerpo de un león con alas de águila. (aunque, como la mayoría de las esfinges egipcias, la Gran Esfinge tiene cabeza de hombre y no tiene alas). [11] La palabra inglesa esfinge proviene del griego antiguo Σφίγξ (transcrito: esfinge) aparentemente del verbo σφίγγω (transcrito: sphingo / Inglés: apretar), después de la esfinge griega que estranguló a cualquiera que no respondiera a su acertijo. [ cita necesaria ]

Los escritores árabes medievales, incluido al-Maqrīzī, llaman a la Esfinge balhib y Bilhaw, lo que sugiere una influencia copta. El nombre árabe egipcio moderno es أبو الهول (ʼAbu alhōl / ʼabu alhawl IPA: [ʔabu alhoːl], "El aterrador", literalmente "Padre del terror").

Creación Editar

La Esfinge es un monolito tallado en el lecho rocoso de la meseta, que también sirvió como cantera para las pirámides y otros monumentos de la zona. [12] La evidencia arqueológica sugiere que la Gran Esfinge fue creada alrededor del 2500 aC para el faraón Khafre, el constructor de la Segunda Pirámide en Giza. [13] Las piedras cortadas alrededor del cuerpo de la Esfinge se usaron para construir un templo frente a ella, sin embargo, tanto el recinto como este templo nunca se completaron y la relativa escasez de material cultural del Imperio Antiguo sugiere que no se estableció un culto a la Esfinge. en el momento. [14]

Selim Hassan, escribiendo en 1949 sobre las excavaciones recientes del recinto de la Esfinge, tomó nota de esta circunstancia:

Tomando todas las cosas en consideración, parece que debemos dar el crédito de erigir esta, la estatua más maravillosa del mundo, a Khafre, pero siempre con esta reserva: que no hay una sola inscripción contemporánea que conecte la Esfinge con Khafre tan, suena as it may appear, we must treat the evidence as circumstantial, until such time as a lucky turn of the spade of the excavator will reveal to the world a definite reference to the erection of the Sphinx. [15]

In order to construct the temple, the northern perimeter-wall of the Khafre Valley Temple had to be deconstructed, hence it follows that the Khafre funerary complex preceded the creation of the Sphinx and its temple. Furthermore, the angle and location of the south wall of the enclosure suggests the causeway connecting Khafre's Pyramid- and Valley Temple already existed before the Sphinx was planned. The lower base level of the Sphinx temple also indicates that it doesn't predate the Valley Temple. [5]

Egyptian geologist Farouk El-Baz has suggested that the head of the Sphinx may have been carved first, out of a natural yarding, i.e. a ridge of bedrock that had been sculpted by the wind. These can sometimes achieve shapes which resemble animals. El-Baz suggests that the "moat" or "ditch" around the Sphinx may have been quarried out later to allow for the creation of the full body of the sculpture. [dieciséis]

New Kingdom Edit

Some time around the First Intermediate Period, the Giza Necropolis was abandoned, and drifting sand eventually buried the Sphinx up to its shoulders. The first documented attempt at an excavation dates to c. 1400 BC , when the young Thutmose IV (1401–1391 or 1397–1388 BC) gathered a team and, after much effort, managed to dig out the front paws, between which he erected a shrine that housed the Dream Stele, an inscribed granite slab (possibly a repurposed door lintel from one of Khafre's temples). When the stele was discovered, its lines of text were already damaged and incomplete. An excerpt reads:

. the royal son, Thothmos, being arrived, while walking at midday and seating himself under the shadow of this mighty god, was overcome by slumber and slept at the very moment when Ra is at the summit [of heaven]. He found that the Majesty of this august god spoke to him with his own mouth, as a father speaks to his son, saying: Look upon me, contemplate me, O my son Thothmos I am thy father, Harmakhis-Khopri-Ra-Tum I bestow upon thee the sovereignty over my domain, the supremacy over the living . Behold my actual condition that thou mayest protect all my perfect limbs. The sand of the desert whereon I am laid has covered me. Save me, causing all that is in my heart to be executed. [17]

The Dream Stele associates the Sphinx with Khafre, however this part of the text is not entirely intact:

which we bring for him: oxen . and all the young vegetables and we shall give praise to Wenofer . Khaf . the statue made for Atum-Hor-em-Akhet. [18]

Egyptologist Thomas Young, finding the Khaf hieroglyphs in a damaged cartouche used to surround a royal name, inserted the glyph ra to complete Khafre's name. When the Stele was re-excavated in 1925, the lines of text referring to Khaf flaked off and were destroyed. [ cita necesaria ]

Later, Ramesses II the Great (1279–1213 BC) may have undertaken a second excavation.

In the New Kingdom, the Sphinx became more specifically associated with the sun god Hor-em-akhet (Hellenized: Harmachis) or "Horus-at-the-Horizon". Pharaoh Amenhotep II (1427–1401 or 1397 BC) built a temple to the northeast of the Sphinx nearly 1000 years after its construction and dedicated it to the cult of Hor-em-akhet. [19]

Antigüedad clásica Editar

Pliny the Elder describes the face of the Sphinx being colored red and gives measurements for the statue. [20]

Middle Ages Edit

Some ancient non-Egyptians saw it as a likeliness of the god Horon. The cult of the Sphinx continued into medieval times. The Sabians of Harran saw it as the burial place of Hermes Trismegistus. Arab authors described the Sphinx as a talisman which guarded the area from the desert. [21] Al-Maqrizi describes it as the "talisman of the Nile" of which the locals believed the flood cycle depended upon. [22] Muhammad al-Idrisi stated that those wishing to obtain bureaucratic positions in the Egyptian government gave incense offering to the monument. [23]

European travellers Edit

In the last 700 years, there has been a proliferation of travellers and reports from Lower Egypt, unlike Upper Egypt, which was seldom reported from prior to the mid-18th century. [ cita necesaria ] Alexandria, Rosetta, Damietta, Cairo and the Giza Pyramids are described repeatedly, but not necessarily comprehensively. Many accounts were published and widely read. These include those of George Sandys, André Thévet, Athanasius Kircher, Balthasar de Monconys, Jean de Thévenot, John Greaves, Johann Michael Vansleb, Benoît de Maillet, Cornelis de Bruijn, Paul Lucas, Richard Pococke, Frederic Louis Norden and others. But there is an even larger set of more anonymous people who wrote obscure and little-read works, sometimes only unpublished manuscripts in libraries or private collections, including Henry Castela, Hans Ludwig von Lichtenstein, Michael Heberer von Bretten, Wilhelm von Boldensele, Pierre Belon du Mans, Vincent Stochove, Christophe Harant, Gilles Fermanel, Robert Fauvel, Jean Palerne Foresien, Willian Lithgow, Joos van Ghistele, etc.

Over the centuries, writers and scholars have recorded their impressions and reactions upon seeing the Sphinx. The vast majority were concerned with a general description, often including a mixture of science, romance and mystique. [ cita necesaria ] A typical [ cita necesaria ] description of the Sphinx by tourists and leisure travelers throughout the 19th and 20th century was made by John Lawson Stoddard:

It is the antiquity of the Sphinx which thrills us as we look upon it, for in itself it has no charms. The desert's waves have risen to its breast, as if to wrap the monster in a winding-sheet of gold. The face and head have been mutilated by Moslem fanatics. The mouth, the beauty of whose lips was once admired, is now expressionless. Yet grand in its loneliness, – veiled in the mystery of unnamed ages, – the relic of Egyptian antiquity stands solemn and silent in the presence of the awful desert – symbol of eternity. Here it disputes with Time the empire of the past forever gazing on and on into a future which will still be distant when we, like all who have preceded us and looked upon its face, have lived our little lives and disappeared. [24]

From the 16th century far into the 19th century, observers repeatedly noted that the Sphinx has the face, neck and breast of a woman. Examples included Johannes Helferich (1579), George Sandys (1615), Johann Michael Vansleb (1677), Benoît de Maillet (1735) and Elliot Warburton (1844).

Most early Western images were book illustrations in print form, elaborated by a professional engraver from either previous images available or some original drawing or sketch supplied by an author, and usually now lost. Seven years after visiting Giza, André Thévet (Cosmographie de Levant, 1556) described the Sphinx as "the head of a colossus, caused to be made by Isis, daughter of Inachus, then so beloved of Jupiter". He, or his artist and engraver, pictured it as a curly-haired monster with a grassy dog collar. Athanasius Kircher (who never visited Egypt) depicted the Sphinx as a Roman statue, reflecting his ability to conceptualize (Turris Babel, 1679). Johannes Helferich's (1579) Sphinx is a pinched-face, round-breasted woman with a straight haired wig the only edge over Thévet is that the hair suggests the flaring lappets of the headdress. George Sandys stated that the Sphinx was a harlot Balthasar de Monconys interpreted the headdress as a kind of hairnet, while François de La Boullaye-Le Gouz's Sphinx had a rounded hairdo with bulky collar. [ cita necesaria ]

Richard Pococke's Sphinx was an adoption of Cornelis de Bruijn's drawing of 1698, featuring only minor changes, but is closer to the actual appearance of the Sphinx than anything previous. The print versions of Norden's careful drawings for his Voyage d'Egypte et de Nubie, 1755 are the first to clearly show that the nose was missing. However, from the time of the Napoleonic invasion of Egypt onwards, a number of accurate images were widely available in Europe, and copied by others. [ cita necesaria ]

Modern excavations Edit

In AD 1817 the first modern archaeological dig, supervised by the Italian Giovanni Battista Caviglia, uncovered the Sphinx's chest completely. One of the people working on clearing the sands from around the Great Sphinx was Eugène Grébaut, a French Director of the Antiquities Service. [25]

In the beginning of the year 1887, the chest, the paws, the altar, and plateau were all made visible. Flights of steps were unearthed, and finally accurate measurements were taken of the great figures. The height from the lowest of the steps was found to be one hundred feet, and the space between the paws was found to be thirty-five feet long and ten feet wide. Here there was formerly an altar and a stele of Thûtmosis IV was discovered, recording a dream in which he was ordered to clear away the sand that even then was gathering round the site of the Sphinx. [26]

Opinions of early Egyptologists Edit

Prior to thorough excavations and evaluation of the evidence that was yet to be unearthed, Egyptologists and excavators were of divided opinion regarding the age of the Sphinx and the associated temples.

In 1857, Auguste Mariette, founder of the Egyptian Museum in Cairo, unearthed the much later Inventory Stela (estimated to be from the Twenty-sixth Dynasty, c. 664–525 BC), which tells how Khufu came upon the Sphinx, already buried in sand. Although certain tracts on the Stela are likely accurate, [27] this passage is contradicted by archaeological evidence, thus considered to be Late Period historical revisionism, [28] a purposeful fake, created by the local priests as an attempt to imbue the contemporary Isis temple with an ancient history it never had. Such acts became common when religious institutions such as temples, shrines and priests' domains were fighting for political attention and for financial and economic donations. [29] [30]

Flinders Petrie wrote in 1883 regarding the state of opinion of the age of the Khafre Valley Temple, and by extension the Sphinx: "The date of the Granite Temple has been so positively asserted to be earlier than the fourth dynasty, that it may seem rash to dispute the point. Recent discoveries, however, strongly show that it was really not built before the reign of Khafre, in the fourth dynasty." [31]

Gaston Maspero, the French Egyptologist and second director of the Egyptian Museum in Cairo, conducted a survey of the Sphinx in 1886. He concluded that because the Dream Stela showed the cartouche of Khafre in line 13, it was he who was responsible for the excavation and therefore the Sphinx must predate Khafre and his predecessors—possibly Fourth Dynasty, c. 2575–2467 BC . Maspero believed the Sphinx to be "the most ancient monument in Egypt". [32]

Ludwig Borchardt attributed the Sphinx to the Middle Kingdom, arguing that the particular features seen on the Sphinx are unique to the 12th dynasty and that the Sphinx resembles Amenemhat III. [32]

James Henry Breasted reserved his opinion on the matter. [32]

E. A. Wallis Budge agreed that the Sphinx predated Khafre's reign, writing in The Gods of the Egyptians (1904): "This marvelous object [the Great Sphinx] was in existence in the days of Khafre, or Khephren, [b] and it is probable that it is a very great deal older than his reign and that it dates from the end of the archaic period [c. 2686 BC ]." [33]

Selim Hassan reasoned that the Sphinx was erected after the completion of the Khafre pyramid complex. [32]

Recent restorations Edit

In 1931, engineers of the Egyptian government repaired the head of the Sphinx. Part of its headdress had fallen off in 1926 due to erosion, which had also cut deeply into its neck. [34] This questionable repair was by the addition of a concrete collar between the headdress and the neck, creating an altered profile. [35] Many renovations to the stone base and raw rock body were done in the 1980s, and then redone in the 1990s. [36]

The nummulitic limestone of the area consists of layers which offer differing resistance to erosion (mostly caused by wind and windblown sand), leading to the uneven degradation apparent in the Sphinx's body. [12] [37] The lowest part of the body, including the legs, is solid rock. [1] The body of the animal up to its neck is fashioned from softer layers that have suffered considerable disintegration. [38] The layer in which the head was sculpted is much harder. [38] [39] A number of "dead-end" shafts are known to exist within and below the body of the Great Sphinx, most likely dug by treasure hunters and tomb robbers. Prior to 1925, a large gaping shaft similar to these existed on the top of the Sphinx's head. It is believed to have possibly been an anchoring point for a sculpted crown or headdress added during the period of the New Kingdom. [ cita necesaria ]

Missing nose and beard Edit

Examination of the Sphinx's face shows that long rods or chisels were hammered into the nose area, one down from the bridge and another beneath the nostril, then used to pry the nose off towards the south, resulting in the one-metre wide nose still being lost to date. [41] Mark Lehner, who performed an archaeological study, concluded that it was intentionally broken with instruments at an unknown time between the 3rd and 10th centuries AD. [42]

Drawings of the Sphinx by Frederic Louis Norden in 1737 show the nose missing. [43] Many folk tales exist regarding the destruction of its nose, aiming to provide an answer as to where it went or what happened to it. One tale erroneously attributes it to cannonballs fired by the army of Napoleon Bonaparte. Other tales ascribe it to being the work of Mamluks. Since the 10th century some Arab authors have claimed it to be a result of iconoclastic attacks. [42]

The Arab historian al-Maqrīzī, writing in the 15th century, attributes the loss of the nose to Muhammad Sa'im al-Dahr, a Sufi Muslim from the khanqah of Sa'id al-Su'ada in 1378, who found the local peasants making offerings to the Sphinx in the hope of increasing their harvest and therefore defaced the Sphinx in an act of iconoclasm. According to al-Maqrīzī, many people living in the area believed that the increased sand covering the Giza Plateau was retribution for al-Dahr's act of defacement. [44] [45] Ibn Qadi Shuhba mentions his name as Muhammad ibn Sadiq ibn al-Muhammad al-Tibrizi al-Masri, who died in 1384. He attributed the desecration of the sphinxes of Qanatir al-Siba built by the sultan Baybars to him, and also said he might have desecrated the Great Sphinx. Al-Minufi stated that the Alexandrian Crusade in 1365 was divine punishment for a Sufi sheikh of the khanqah of Sa'id breaking off the nose. [23]

In addition to the lost nose, a ceremonial pharaonic beard is thought to have been attached, although this may have been added in later periods after the original construction. Egyptologist Vassil Dobrev has suggested that had the beard been an original part of the Sphinx, it would have damaged the chin of the statue upon falling. [46] The lack of visible damage supports his theory that the beard was a later addition. [ cita necesaria ]

Residues of red pigment are visible on areas of the Sphinx's face and traces of yellow and blue pigment have also been found elsewhere on the Sphinx, leading Mark Lehner to suggest that the monument "was once decked out in gaudy comic book colours". [47] However, as with the case of many ancient monuments, the pigments and colours have since deteriorated, resulting in the yellow/beige appearance it has today.

Numerous ideas have been suggested to explain or reinterpret the origin and identity of the Sphinx, that lack sufficient evidential support and/or are contradicted by such, and are therefore considered part of pseudohistory and pseudoarchaeology.

Ancient Astronauts/Atlantis Edit

  • The Sphinx is oriented from west to east, towards the rising sun, in accordance with the ancient Egyptian solar cult. The Orion correlation theory posits that it was instead aligned to face the constellation of Leo during the vernal equinox around 10,500 BC. The idea is considered pseudoarchaeology by academia, because no textual or archaeological evidence supports this to be the reason for the orientation of the Sphinx. [48][49][50][51]
  • The Sphinx water erosion hypothesis contends that the main type of weathering evident on the enclosure walls of the Great Sphinx could only have been caused by prolonged and extensive rainfall, [52] and must therefore predate the time of the pharaoh Khafre. The hypothesis was championed by René Schwaller de Lubicz, John Anthony West, and geologistRobert M. Schoch, The theory is considered pseudoarchaeology by mainstream scholarship due to archaeological, climatological and geological evidence to the contrary. [53][54][55]
  • There is a long history of speculation about hidden chambers beneath the Sphinx, by esoteric figures such as H. Spencer Lewis. Edgar Cayce specifically predicted in the 1930s that a "Hall of Records", containing knowledge from Atlantis, would be discovered under the Sphinx in 1998. His prediction fueled much of the fringe speculation that surrounded the Sphinx in the 1990s, which lost momentum when the hall was not found when predicted. [56]
  • Author Robert K. G. Temple proposes that the Sphinx was originally a statue of the jackal god Anubis, the god of funerals, and that its face was recarved in the likeness of a Middle Kingdom pharaoh, Amenemhet II. Temple bases his identification on the style of the eye make-up and style of the pleats on the headdress. [57]

Racial characteristics Edit

Until the early 20th century, it was suggested that the face of the Sphinx had "Negroid" characteristics, as part of now outdated historical race concepts. [58] [59]

Hogenberg and Braun (map), Cairus, quae olim Babylon (1572), exists in various editions, from various authors, with the Sphinx looking different.

Jan Sommer, (unpublished) Voyages en Egypte des annees 1589, 1590 & 1591, Institut de France, 1971 (Voyageurs occidentaux en Égypte 3)

George Sandys, A relation of a journey begun an dom. 1610 (1615)

François de La Boullaye-Le Gouz, Les Voyages et Observations (1653)


The Sphinx does not feature any form of inscriptions

Although there are many stelae hidden within the temple of the Sphinx, the actual structure is an anomaly in Egypt.

Every other pyramid, tomb, or temple that was built in Ancient Egypt has featured some form of inscription that hints towards the builders, the Pharaoh who instigated the build, or stories of their culture. However, the Sphinx is the only structure from Ancient Egypt that does not have any of these additions. That’s one of the reasons why it is still so mysterious, and why there are so many questions surrounding it.


Sphinxes in contemporary culture

The sphinx continues to captivate people, whether as an echo of their former mythology or in new forms. Per the Dungeons & Dragons Monster Manual, sphinxes, like their ancestors, are monsters that guard entranceways, though in this modern capitalist world, they can be seen accepting payments for their help on particularly tricky riddles.

The Neverending Story by Michael Ende also contains a timeless description of two sphinxes who guard the first gate to the Southern Oracle, appropriately called the Riddle Gate. These sphinxes stare stonily ahead, eyes locked with one another, as they share the riddles of the universe back and forth. The movie version gets especially wild, with the sphinxes basically shooting lasers out of their eyes to destroy anyone unworthy who tries to pass.

Though its form may change, the sphinx is always a protector, associated with mysterious knowledge. While the frenzy for the sphinx has died down since 19th-century Egyptomania, the impenetrable gaze of the sphinx continues to mystify and intrigue. Sphinxes lend their names to cats and moths and even software documentation programs. The riddle of the sphinx has become an interest in its enduring appeal, a fascination that holds fast despite, or perhaps because of, its inscrutability.


Ver el vídeo: La Esfinge - Beso Negro Video Oficial