Cronología de los godos

Cronología de los godos


Período prehistórico 4000 a.C. hasta el 100 a.C.

Los pueblos protogermánicos se establecen en el área general de la Escandinavia moderna y comienzan a desarrollar un complejo lingüístico / cultural / religioso separado del de la población general indoeuropea.

IRON AGE comienza en Escandinavia.

Dominio celta en la mayor parte de Europa continental.

Los pueblos germánicos del este (godos, borgoñones otros) emigran de Escandinavia a Europa del Este, estableciendo las estepas y la zona del Mar Negro.

Los pueblos germánicos occidentales emigran hacia el sur hacia el área de la Alemania moderna, desplazando a los celtas que anteriormente habían gobernado esta región.

El idioma protogermánico se divide en germánico del norte (es decir, nórdico antiguo que eventualmente se convierte en danés, sueco, noruego, islandés, feroés y otros), germánico occidental (es decir, germánico continental y anglosajón, que eventualmente se convierte en alemán, inglés, yiddish y holandés) y germánico oriental (se vuelve gótico, sin un lenguaje moderno sobreviviente).


Cronología de los godos - Historia

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

godo, miembro de un pueblo germánico cuyas dos ramas, los ostrogodos y los visigodos, acosaron durante siglos al Imperio Romano. Según su propia leyenda, relatada por el historiador gótico de mediados del siglo VI Jordanes, los godos se originaron en el sur de Escandinavia y cruzaron en tres barcos al mando de su rey Berig hasta la costa sur del Mar Báltico, donde se establecieron después de derrotar a los vándalos y otros pueblos germánicos de esa zona. Tácito afirma que los godos en esta época se distinguían por sus escudos redondos, sus espadas cortas y su obediencia hacia sus reyes. Jordanes continúa informando que emigraron hacia el sur desde la región del Vístula bajo Filimer, el quinto rey después de Berig y, después de varias aventuras, llegaron al Mar Negro.

Este movimiento tuvo lugar en la segunda mitad del siglo II d.C., y puede haber sido la presión de los godos lo que llevó a otros pueblos germánicos a ejercer una fuerte presión sobre la frontera del Danubio del Imperio Romano durante el reinado de Marco Aurelio. A lo largo del siglo III, fueron numerosas las incursiones góticas en las provincias romanas de Asia Menor y la península balcánica, y durante el reinado de Aureliano (270-275) obligaron a los romanos a evacuar la provincia transdanubiana de Dacia. Los godos que vivían entre los ríos Danubio y Dniéster se conocieron como visigodos, y los de la actual Ucrania como ostrogodos. Para sus historias posteriores, ver Visigodo ostrogodo.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Adam Augustyn, editor en jefe, contenido de referencia.


Godos: los antiguos guerreros germánicos que amenazaron al Imperio Romano

Arte de Fall3NAiRBoRnE (deviantART)

Publicado por: Dattatreya Mandal 11 de enero de 2019

Godos: el mismo nombre alude a los tiempos caóticos en la Europa continental que descarrilaron la existencia del Imperio Romano Occidental. Y aunque los godos desempeñaron su papel en la desintegración del imperio, su relevancia como cultura antigua no debería limitarse únicamente a los anales de la historia romana. Entonces, sin más preámbulos, echemos un vistazo a los orígenes, la historia, el ejército y la cultura de los godos, los antiguos guerreros germánicos que tuvieron su impacto desde el Danubio hasta la península Ibérica (que comprende España y Portugal).

Orígenes enigmáticos de los godos -

Ilustración de Évariste Vital Luminais. Fuente Wikimedia Commons

Hay un cierto elemento de misterio cuando se trata de la patria original de los godos, dada la escasa documentación de fuentes antiguas antes de su contacto con el Imperio Romano. Lo que los historiadores pueden teorizar es que los godos como pueblo eran principalmente de origen germánico, quienes a su vez fueron influenciados por los vecinos nómadas de la vasta estepa euroasiática. Jordanes, un burócrata romano oriental del siglo VI de etnia posiblemente gótica, habló sobre los orígenes de los godos de la siguiente manera:

Ahora bien, de esta isla de Scandza, como de una colmena de razas o de un útero de naciones, se dice que los godos surgieron hace mucho tiempo bajo su rey, de nombre Berig. Tan pronto como desembarcaron de sus barcos y pisaron tierra, enseguida dieron su nombre al lugar. E incluso hoy se dice que se llama Gothiscandzan.

En este caso, Scandza posiblemente se refiere a una región de Escandinavia, mientras que el sitio Gothiscandzan posiblemente pertenezca a Gdansk en la Polonia moderna, una hipótesis bastante reforzada por evidencias arqueológicas, como el descubrimiento de más de 3.000 tumbas góticas en Pomerania Oriental, Polonia. Una conjetura relacionada plantea el origen de los godos en una región en algún lugar al norte del Mar Negro.

Sin embargo, otra escuela de pensamiento en los círculos académicos disputa tales afirmaciones basándose en la inexactitud del relato de Jordanes. Un ejemplo pertinente se relacionaría con cómo pudo haber confundido las historias de la Getae pueblo (una tribu tracia) y los godos. Algunos historiadores también han argumentado que la evidencia arqueológica ha sido evaluada para encajar con el relato de Jordanes, en contraposición a una evaluación más independiente. Entonces, en esencia, si bien los godos pueden ser (probablemente) denominados como uno de los antiguos pueblos germánicos orientales, sus orígenes aún están en debate en los campos académicos.

La dinámica de las migraciones germánicas -

Cuando se trata de categorizaciones, los godos, como sus otros hermanos germánicos contemporáneos, no pueden definirse exactamente como una tribu singular. Ahora, a fines del siglo II d.C., el Imperio Romano estaba rodeado por varias tribus germánicas que compartían algunos préstamos léxicos y panteones comunes, pero muchos de sus idiomas eran mutuamente ininteligibles en su mayor parte.

Y entre el siglo III y el siglo VI d.C., también conocido como el Período de migración (a veces clasificado como Völkerwanderung), las identidades tribales centrales y las relaciones de los godos, como otras entidades germánicas, fueron relegadas a favor de las confederaciones. En pocas palabras, la estructura tribal gótica fue erosionada y, en cambio, reemplazada por un carácter multinacional que apuntaba a frentes unidos (para protección) en lugar de preferencias etnocéntricas. Un ejemplo pertinente se relacionaría con los visigodos, que también incorporaron a los alanos, sármatas, taifales, hunos e incluso romanos en sus filas.

Es suficiente decir que estos godos fueron influenciados más por su alcance geográfico inmediato (que tendió a cambiar a lo largo del Período de Migración) y culturas cercanas que por tradiciones tribales inherentes cuando se trataba de estilos de lucha, vestimenta y equipo. Por ejemplo, como señaló el historiador Simon MacDowall, los godos que vivían en la extensión cercana de las estepas euroasiáticas tenían una tendencia al combate basado en la caballería en contraste con sus primos occidentales que servían como fuerzas fronterizas mixtas dentro de los dominios romanos.

La cultura guerrera germánica -

Ilustración de Angus McBride.

Esto es lo que el historiador romano Tácito dijo sobre el guerrero germánico (procedente del Guerrero germánico 236-568 d.C. por Simon MacDowall) -

No es tan fácil convencer a un alemán sobre cómo arar la tierra y esperar pacientemente la cosecha como para desafiar a un enemigo y ganar heridas por su recompensa. Piensa que es desanimado acumularse lentamente con el sudor de su frente, que se puede eliminar rápidamente con la pérdida de un poco de sangre.

Cuando no están en guerra, pasan una cierta cantidad de tiempo cazando, pero mucho más en el ocio, pensando en nada más que dormir y comer. Porque los hombres más audaces y guerreros no tienen un empleo regular, y el cuidado de la casa, el hogar y los campos queda en manos de las mujeres, los ancianos y los débiles de la familia. Al perder el tiempo así, muestran una extraña inconsistencia: al mismo tiempo, aman la indolencia y odian la paz.

Ahora bien, aunque tal caracterización está indudablemente sesgada (dado el desdén romano primitivo por los "bárbaros"), sí proporciona una idea del aspecto psicológico de la guerra en la sociedad germánica (y gótica). En esencia, la guerra se percibía como una extensión ritual de la cultura, en lugar de verla como un conflicto estratégico entre la vida y la muerte y la destrucción total.

Con ese fin, en la fase anterior a las migraciones, el alcance táctico de las batallas se mantuvo breve y simple, con énfasis en los conflictos localizados y las incursiones impulsadas por la venganza. Tales encuentros basados ​​en clanes en la sociedad de los godos eran bastante comunes y, como tales, mantenían a los señores de la guerra, jefes, líderes y sus séquitos armados en un estado relativo de preparación para la batalla.

Los primeros encuentros góticos con los romanos -

El sarcófago del Gran Ludovisi del siglo III representa una batalla entre godos y romanos. Fuente: The Great Courses Daily

La primera incursión (o invasión) de los godos en el antiguo Imperio Romano tuvo lugar alrededor del 238 d.C. cuando las bandas itinerantes de los primeros atacaron la ciudad de Histria en lo que hoy es la Rumanía actual. Los historiadores desconocen la motivación de tal asalto, con hipótesis relacionadas con cómo se hicieron tales incursiones para "probar" las ya debilitadas defensas romanas. También podría haber sido el caso en el que tales fuerzas góticas actuaron como vanguardia de sus bandas migratorias, y estas incursiones se hicieron para establecer una influencia política sobre los romanos, que ya estaban atravesando la Crisis del siglo III.

En un interesante giro de los acontecimientos, según una documentación elaborada por un autor ateniense del siglo III, Dexipo, hubo una batalla en las Termópilas, donde los defensores griegos (bajo el dominio romano), como sus predecesores clásicos, intentaron defender el famoso paso, esta vez contra los godos, en algún momento alrededor del 250-260 d.C. Como escribió Dexipo:

Algunos [griegos] llevaban pequeñas lanzas, otros hachas, otros picas de madera recubiertas de bronce y con puntas de hierro, o lo que cada hombre pudiera armarse. Cuando se juntaron, fortificaron por completo el muro perimetral y se dedicaron a su protección con prisa.

Y aunque el resultado de la batalla no se conoce del todo, el escritor habló sobre la motivación de los godos para invadir Grecia que insinuaba ofrendas de oro y plata dentro de los diversos santuarios. Los godos también lograron derrotar en gran medida a los romanos en la batalla de Abritus, alrededor del 251 d.C., donde murieron tanto el emperador romano como su hijo.

Por otro lado, los romanos también estaban comenzando a incorporar a algunos de los godos a su propio ejército (ya en el 244 d.C., desde que los godos salieron al campo en las batallas entre los romanos y los persas), posiblemente como un medio para apaciguar a los invasores germánicos. con promesas de riquezas y botín. Y el análisis histórico reciente más bien desafía la visión típica de que los godos, junto con otras entidades germánicas, continuamente hicieron incursiones a gran escala en los territorios romanos que finalmente llevaron a la caída del Imperio Romano Occidental. Como mencionó el historiador Walter Goffart:

Según el esquema tradicional, los pueblos germánicos habían estado en movimiento desde el siglo III o I a.C., participando en migraciones masivas periódicas que presionaron a las tribus del norte sobre los primeros emigrantes al sur con una fuerza tan cada vez más perturbadora que la frontera romana, que había impedido El progreso del migrante durante varios siglos, fue derribado alrededor del año 400 d.C.

Las masas germánicas en movimiento luego se lanzaron hacia adelante y se detuvieron en el territorio imperial. Sin embargo, este paso final resulta ser notablemente modesto: los involucrados en él eran un mero puñado de pueblos, cada grupo contaba como máximo en las bajas decenas de miles, y muchos de ellos, no todos, fueron alojados dentro de las provincias romanas sin desposeer o derrocar a la sociedad indígena.

La influencia de los romanos en los godos -

Ilustración de Angus McBride.

Entonces, esencialmente, mientras que los godos eran más o menos neutrales con los romanos antes de alrededor del 238 d.C., la incursión en Histia los convirtió en uno de los principales actores en el campo romano de la política y el ejército desde mediados del siglo III hasta el 400 d.C. Según la mayoría de los historiadores, un porcentaje significativo de la población en el mundo romano durante este período (posiblemente) era de extracción gótica (o más bien de ascendencia), y en su mayoría se asentaron y sirvieron en las regiones fronterizas como militares 'romanos' en un sistema subsidiado conocido como foederati.

Al mismo tiempo, conservaron una buena parte de su cultura gótica, creando así un mosaico de estados fronterizos "semi-germanizados" que se parecían más a feudos autónomos que a ciudades guarnición romanas. También debe tenerse en cuenta que estos godos "romanos" coexistieron y lucharon con los godos "originales" que tendían a establecerse y moverse a través de sus propias tierras ancestrales fuera de las fronteras romanas.

Ahora, desde la perspectiva de la historia, este ámbito complejo a menudo se superponía y era de naturaleza dinámica. Por ejemplo, en las diversas etapas del asentamiento dentro de los territorios romanos (como foederati), pocos jefes góticos y otros jefes germánicos, como oficiales romanos semiindependientes, acumularon riqueza más allá de sus propias expectativas y luego regresaron al redil tribal fuera de la influencia romana.

Una vez fuera de la esfera romana, reunieron a sus bandas de guerra, reforzadas tácticamente por el estilo romano de cadenas de mando y respaldadas por la riqueza recién adquirida, para atacar y someter otras regiones fronterizas relativamente desprotegidas.

Los Comitatus –

La jerarquía era un concepto bastante vago en las tribus germánicas, especialmente con sus nociones de tierra en manos de hombres libres. Esto se tradujo en un escenario en el que el cacique, a menudo un guerrero estimado (y el primero entre iguales), tenía a los miembros de su familia inmediata y a hombres libres armados como tropas disponibles que participaban temporalmente en guerras y redadas, obligados por juramentos de lealtad. Pero como mencionamos antes, la influencia romana influyó bastante en los godos recién establecidos, que estaban comenzando a emplear cadenas de mando jerárquicas, aunque en formas más simples, para organizar bandas de guerra estructuradas.

Esencialmente, los caciques guerreros fueron reemplazados gradualmente por hombres ricos, lo que sugiere que la riqueza (a diferencia de las conexiones tribales) era un marcador importante a la hora de reunir seguidores. El grupo central de estos seguidores, conocido como el comitatus, a menudo se componía de hombres jóvenes y veteranos bien armados que provenían de varios clanes e incluso etnias, erosionando así la estructura tribal de antaño.

Con ese fin, los guerreros de ascendencia "mixta", empleados y alentados por sus respectivos líderes ricos, formaron la aristocracia guerrera de los godos romanos en las regiones fronterizas, y esperaban obsequios y saqueos a cambio de su lealtad. Como era de esperar, estos criados semiprofesionales soportaron la peor parte de los combates e incluso de la conquista de otros territorios cercanos, mientras que los romanos quedaron relativamente ilesos a cargo de las administraciones cívicas, especialmente porque los conflictos tendían a ser de menor escala en la Europa continental de los siglos IV-V. .

Los ostrogodos y los visigodos -

Anteriormente, en el artículo, mencionamos cómo durante el período de aproximadamente 160 años entre 240 y 400 d.C., los godos existían como dos grupos separados, aunque no completamente segregados: los godos semi-romanizados que servían principalmente como soldados de la frontera romana (con sus asentados familias) y los godos 'independientes' que todavía vivían en las cercanías de sus tierras ancestrales.

Los antiguos godos de influencia romana eran conocidos como Thervingi, y en el siglo V d.C., la mayoría de los elementos (aunque no todos) de este grupo formaron los visigodos. Los godos que vivían en gran parte fuera de las fronteras romanas tradicionales, en su mayoría entre el Báltico y el Mar Negro, eran conocidos como Greuthungi, y del mismo modo, la mayoría de ellos formaron los elementos centrales de los ostrogodos en los siglos V-VI.

Ahora, considerando la naturaleza dinámica de las migraciones y asentamientos, junto con los conflictos localizados y el efecto dominó de las presiones externas, debemos enfatizar una vez más que hubo miembros de la Thervengi que se puso del lado de los ostrogodos y viceversa (como Greuthungi sirviendo con la influencia romana Thervengi) - por ejemplo, Odoacro (433-493 d.C.), el primer rey de Italia, pudo haber sido un ostrogodo (o de una rama diferente de los godos) que mantuvo su ejército principalmente visigodo.

Además, los mismos términos probablemente fueron acuñados en el siglo VI por Casiodoro, quien pasó a categorizar vagamente a los ostrogodos como "godos orientales" y a los visigodos como "godos occidentales". Y, por último, también había otras comunidades góticas repartidas por Iliria, los Balcanes inferiores e incluso Anatolia, bajo la jurisdicción de la mitad oriental del Imperio Romano (que más tarde se convertiría en el Imperio Romano de Oriente hacia el 395 d.C.).

La guerra civil -

El catalizador de los principales movimientos góticos en los territorios romanos en el siglo V d.C. fue impulsado por la guerra civil dentro de cuyas filas los romanos consideraban principalmente Thervengi. Las dos facciones en desacuerdo aquí pertenecían a uno de Athanaric, que era el reiks ("Rix" o juez), una figura tradicional parecida a un rey para el Thervengi Godos, y el otro de Fritigern, un comandante de los godos aliado romano.

Athanaric, posiblemente en virtud de su posición simbólica, prefirió sus dominios fuera del control romano. Para complicar las cosas, defendió abiertamente su religión pagana germánica y, como tal, se consideró un enemigo jurado de los cristianos romanos. Por otro lado, Fritigern, no solo se contaba a sí mismo como un aliado romano (con base en Tracia) sino que también asumió el manto del cristianismo arriano (posiblemente bajo la influencia de Ulfilas el gótico, el misionero que ideó el alfabeto gótico), el mismísimo misma religión seguida por el emperador romano contemporáneo Valente.

Athanaric extrajo la proverbial primera sangre al derrotar a Fritigern en batallas abiertas, lo que obligó a este último a buscar el apoyo directo de los romanos. Valente intervino obedientemente alrededor del 367-369 d.C., como parte de la gran lucha por el poder que también involucró a los Greuthungi rey Ermanaric. Ermanaric era un gobernante poderoso que controlaba una vasta franja de tierras desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro y, como tal, consideraba a Athanaric como su leal tributario pagano.

En la campaña que siguió, los romanos, aunque sufrieron importantes bajas, finalmente lograron someter a Athanaric en su fortaleza montañosa, ayudados por cierto por la llegada de otra "súper tribu": los hunos. Esto llevó a un tratado oportuno entre Athanaric y Valente, posiblemente llevado a cabo en un barco en el Danubio (zona neutral), mientras que en el futuro cercano se vería afectado por la trascendental presión de Hunnish sobre Europa continental.

El asunto de Adrianópolis -

Arte de Fall3NAiRBoRnE (deviantART)

El formidable ataque de los hunos, cuyos orígenes son casi tan misteriosos como el de los godos, reclamó a los alanos, una tribu probablemente iraní (con elementos germánicos) como la primera víctima. Su próximo objetivo pertenecía a la Greuthungi Godos, con fuentes antiguas que mencionan cómo la presión era tan alta sobre el rey Ermanaric antes mencionado que tuvo que recurrir al suicidio. Finalmente, los hunos se acercaron cerca de las fronteras del Imperio Romano y comenzaron a forzar la frontera. Thervengi Godos, todavía bajo el liderazgo nominal de Fritigern (ya que su rival Athanaric no protegió a los Thervengi de las bandas itinerantes de hunos y alanos).

Se esperaba que Fritigern pidiera ayuda al emperador romano Valente, esta vez en forma de asilo dentro de las fronteras romanas. Y Valente una vez más permitió la solicitud de su aliado al permitir que los Thervengi se establecieran al otro lado del Danubio, alrededor del 376 d.C. Desafortunadamente, para ambas partes, los administradores romanos locales posiblemente maltrataron a los refugiados góticos, incluidas las mujeres y los niños. Según Amiano, el historiador y soldado romano del siglo IV, los administradores (incluido un dux) no solo eran incompetentes sino también "codiciosos" al vender comida ya escasa a los godos desesperados a precios inflados.

La situación se complicó aún más cuando algunas bandas del Greuthungi Los godos, todavía acosados ​​por los hunos, intentaron unirse a sus hermanos al otro lado del Danubio. Y finalmente, la disidencia se convirtió en una rebelión armada a gran escala después de un intento fallido de asesinato de muchos de los líderes godos, enfrentando así a los godos ya frenéticos, que tenían su número pero estaban relativamente mal equipados, contra los romanos que tenían su ventaja en logística pero sin tropas decididas.

Durante los siguientes dos años, incluso Valente se vio obligado a unirse a la refriega contra sus antiguos aliados, pero ninguno de los bandos logró una victoria absoluta. Todo eso cambió en la Batalla de Adrianópolis en 378 d.C., con los godos (posiblemente superados en número) obteniendo una impresionante victoria sobre los romanos dirigidos personalmente por Valente. En un cruel giro del destino, el emperador romano se encontró con su desaparición de forma anónima en el campo de batalla.

Los años caóticos -

Mapa elaborado por Louis Henwood. Fuente: HistoryofEnglishPodcast

El sucesor de Valente, Teodosio I (también conocido como Teodosio el Grande) logró pacificar a los godos ofreciéndoles aún más subsidios (y territorios) para unirse al ejército romano y, en algunos casos, incluso comprándolos. Como resultado, la mayoría de los elementos góticos, aunque lograron retener una parte significativa de su cultura germánica, estaban profundamente arraigados en los territorios romanos esencialmente como un pueblo "diferente". Este alcance político único se reflejó más bien en la forma en que los romanos percibían a los godos como entidades amenazadoras que debían ser apaciguadas o restringidas, pero nunca ignoradas.

En el siglo V, las divisiones entre los godos también se estaban volviendo más pronunciadas, con la foederati Los godos (la mayoría de los Thervengi stock) al sur del Danubio se identifica cada vez más como los visigodos. Después de sufrir grandes bajas en una guerra civil romana posterior y luego una vez más tratados de manera clandestina por sus comandantes romanos, los visigodos se vieron impulsados ​​a otra rebelión (liderada por su rey Alarico), que culminó con el desastroso saqueo de la propia Roma en circa 410 d.C.

Unas décadas más tarde, una amenaza familiar llegó en la forma de los feroces hunos, esta vez dirigidos por Atila, y sus implacables ejércitos devastaron la Europa continental, incluidos los Balcanes, la Galia e incluso Italia, desde el 444 d.C. hasta la muerte de Atila en el 453 d.C. . Para hacer las cosas aún más complicadas, el ejército huno fue apoyado por los remanentes de muchos godos "externos" (en su mayoría de la Greuthungi stock), quienes fueron identificados principalmente como los ostrogodos.

Los reinos góticos -

Tumba de Teodorico. Fuente: Universidad del Sur de Florida

La amenaza de los hunos se vio obstaculizada por la trascendental Batalla de los Campos Catalaunian (alrededor del 451 d.C.), donde los romanos obtuvieron una victoria pírrica, mientras que los godos, junto con otras tribus germánicas como los francos y los alamanos, sirvieron en ambos bandos. del encuentro.

Sin embargo, en este período, el Imperio Romano estaba peligrosamente debilitado, especialmente con su mitad oriental (el Imperio Romano de Oriente) que ya 'heredaba' muchos territorios ricos y una corte real separada en Constantinopla, la ciudad más grande de Europa en ese momento. El Imperio Romano Occidental, por el contrario, tuvo su estructura política erosionada por una variedad de factores, incluidas las amenazas externas y la incompetencia interna, por lo que "filtró" poderes aún más autónomos a los germanos. foederati como los godos.

Como era de esperar, el imperio fracturado pronto fue consumido (o simplemente tomado) por las facciones germánicas que se asentaron gradualmente, y así los godos establecieron sus reinos independientes en la parte occidental de Europa continental, como Italia, Galia (Francia) e Iberia (España). y Portugal). En Italia, los elementos principalmente visigodos fueron relegados a favor de los ostrogodos (hacia el año 493 d.C.), que se habían separado con éxito de sus señores hunos.

Su rey Teodorico incluso reavivó una parte del antiguo legado romano en los campos de la administración legal y la arquitectura, con el renacimiento cultural centrado en la ciudad de Rávena. Sin embargo, el reino gótico italiano solo sobrevivió hasta el 553 d.C. y fue conquistado por Belisario, el competente general del Imperio Romano de Oriente. Los visigodos en Francia también fueron derrotados y asimilados por las fuerzas combinadas de francos y borgoñones. Por otro lado, el reino visigodo de Iberia sobrevivió hasta principios del siglo VIII d.C., y finalmente fue vencido por los ejércitos islámicos que invaden el norte de África.

La aparición de los godos -

Como señaló el historiador Simon MacDowall, durante el Período de Migración, el típico guerrero germánico veterano tenía una inclinación por mostrar su riqueza adquirida en la persona. Esto se tradujo en ropas de colores brillantes complementadas en igual medida por armaduras, accesorios y armas, incluidas prendas estampadas en tonos ricos, cinturones (un marcador que se usa para un guerrero), espadas, cascos, hachas y escudos.

Debajo de este barniz ostentoso, un gótico prefería su túnica y sus pantalones omnipresentes, a menudo acompañados de una capa (determinada por el clima). La ropa estaba hecha principalmente de lino o lana y, a veces, de una mezcla de ambos. Curiosamente, de acuerdo con una descripción de Sidonius Apollinaris, el poeta, autor y diplomático galorromano del siglo V, los francos (y por extensión, otros pueblos germánicos como los godos) posiblemente apuntaban a una relativa uniformidad en su comitatus, con los guerreros veteranos a menudo haciendo alarde de sus mantos verdes o carmesí junto con escudos estampados en oro o plata.

Además, también debemos tomar nota de la influencia de las culturas cercanas; por ejemplo, los visigodos que vivían dentro y cerca de las fronteras romanas probablemente adoptaron el estilo de vestimenta romano, mientras que sus hermanos ostrogodos pueden haber preferido las túnicas holgadas de la estepa. nómadas.

Equipamiento militar -

Ilustración de Angus McBride.

La espada, entre los godos y otras entidades germánicas, a menudo se percibía como un arma de alto estatus, mientras que la lanza humilde (pero efectiva) se consideraba el arma preferida por los soldados de infantería "plebeyos". Además, en la cultura gótica, el arco también estaba relegado a los sectores más pobres de la sociedad, aludiendo así a cómo la lucha cuerpo a cuerpo todavía se consideraba el "bastión" de los guerreros nobles. Dada esta afinidad cultural germánica por el combate directo, ciertamente podemos teorizar cómo los comitatus y los séquitos domésticos de los jefes y señores de la guerra hicieron alarde de sus armas y armaduras de alta calidad.

Con ese fin, aunque los primeros autores romanos, como Tácito, claramente no se sintieron impresionados por los "bárbaros", autores posteriores como Amiano no hicieron distinción entre la calidad del equipo de los romanos y los godos. De hecho, continuó mencionando cómo algunos de los godos estaban bastante abrumados por sus pesadas armas en la decisiva Batalla de Adrianópolis. En ese sentido, los historiadores han planteado la hipótesis de que la mano de obra de algunos herreros germánicos quizás incluso superó a sus contemporáneos romanos, como sugiere la evidencia arqueológica de hornos de fundición y artículos funerarios.

Ahora, por supuesto, este equipo de alta calidad probablemente solo se suministró en pequeñas cantidades, adaptado a los requisitos del séquito del cacique, mientras que la mayoría de las tropas romanas estaban equipadas con las armas producidas en masa del ejército. fabricae (fábricas de armas). En cuanto a la armadura, la cota de malla (o cota de malla) era el tipo común de protección utilizado por los miembros ricos de los visigodos de los siglos IV-V. comitatus, a menudo complementado por el spangenhelm casco. Los otros godos inspirados en la estepa (como los ostrogodos) pueden haber preferido sus corsé de malla de escamas y sus jabalinas mientras luchaban sobre caballos.

La religión y el lenguaje de los godos -

Ilustración de Angus McBride.

Como mencionamos brevemente antes en el artículo (ver entrada 8), los godos, como la mayoría de las tribus germánicas, originalmente practicaron su forma de paganismo nórdico, basado en un panteón de entidades nórdicas comunes (como Wōtan o Odin), el culto ancestral y los ciclos naturales, con el saber principal tomado de un mosaico de tradiciones orales y cuentos locales que fueron concebidos en la antigua Germania precristiana. Más tarde, una rama del Thervengi Los godos, bajo la influencia romana, probablemente adoptaron el cristianismo arriano a finales del siglo IV, mientras que la mayoría de los Greuthungi todavía se aferraron a su religión pagana posiblemente hasta el siglo quinto.

Perteneciente al cristianismo, fue Ulfilas el gótico (o Wulfila - "pequeño lobo"), un misionero del siglo IV, que fue responsable de traducir la Biblia del griego a lo que conocemos como el primer registro conocido de la lengua gótica escrita. Similar al teutónico, la forma escrita se basó en las runas góticas mientras se inspiraba en la escritura uncial griega.

Y hablando de la influencia griega y romana, mientras que los eruditos consideran que los godos desempeñaron su papel en la desaparición del Imperio Romano Occidental, este papel probablemente ha sido injustamente exagerado y detestado obstinadamente (ya que en un nivel objetivo, las confederaciones germánicas solo llenaron el vacío de poder dejado por el estado romano ya fracturado en el siglo V d.C.). Con ese fin, en un giro bastante irónico, los godos también intentaron preservar el legado de las instituciones romanas, tanto en el Reino de Italia bajo Teodorico como en el Reino Ibérico bajo los visigodos, allanando así en muchos sentidos el camino para la Europa posterior. surgimiento de la proverbial Edad Media.

Referencias de libros: Guerrero germánico 236 - 568 d.C. (por Simon MacDowall) / Historia de los godos (por Herwig Wolfram)

Y en caso de que no hayamos atribuido o malinterpretado alguna imagen, obra de arte o fotografía, nos disculpamos de antemano. Háganos saber a través del enlace "Contáctenos", que se encuentra tanto encima de la barra superior como en la barra inferior de la página.


Parte 1: La cultura gótica: citas por qué discutir la cultura gótica aquí? Descripción. Historia.

A raíz de los asesinatos de estudiantes y personal en la escuela secundaria Columbine en Littleton CO en 1999-APR, algunos medios buscaron razones simples para explicar la terrible tragedia. Algunos reporteros pasaron por alto las causas obvias (dos adolescentes que tenían fácil acceso a pistolas y rifles sufrieron burlas, acoso y rechazo por parte de sus compañeros, su falta de respeto por la vida humana, su falta de esperanza en el futuro, etc.). Algunos reporteros mencionaron que los presuntos perpetradores seguían la cultura gótica. Algunos reporteros han asociado incorrectamente al gótico con el satanismo, la violencia, la supremacía blanca y la intolerancia. La implicación era que la cultura gótica había sido la causa de la obsesión por la venganza de los presuntos perpetradores y, por lo tanto, es al menos en parte responsable de los homicidios. Algunas citas:

    & # 34. subcultura taciturna de la fantasía gótica. & # 34

Los perpetradores en Littleton aparentemente no eran godos, sino que habían incorporado algo de simbolismo gótico en la imagen única de su grupo. Del mismo modo, se tomaron de la mano en la escuela no porque fueran bisexuales o homosexuales, sino para sorprender a otros estudiantes. Su objetivo era molestar a sus compañeros de estudios y distanciarse de los deportistas de la escuela que los ridiculizaban y acosaban.

Descripción de la cultura gótica:

Es básicamente indefinible, porque & # 34godo& # 34 significa cosas diferentes para cada seguidor. Muchos adoptan modas inusuales para separarse de otros jóvenes. Gordon A. Crews, decano asociado de la Escuela de Estudios de Justicia a Universidad Roger Williams en Bristol, CT es un investigador de lo que él llama el & # 34 ocultismo & # 34 que, en su opinión, incluye la cultura gótica. Él dijo:

& # 34Depende del individuo definir qué es Goth para sí mismo. La mentalidad es, 'quiero que me dejen solo pero quiero que me vean'. I want to see the shock on other peoples' faces." 2

Some factors that are commonly observed are:

    Its unique music, art and literature.

    "Tigriss," commenting on her own life, writes: "So my gothic persona fit me quite well. My black clothing and dark music aptly reflected my own depression, pain, and anger which was what I made most of my life about. Most of my goth friends had dysfunctional families and troubled childhoods as mine. We could identify with each other through our dark make-up and painful pasts." 5

Sponsored link:

History and background:

  • Las palabras Goth y Gothic have had many, largely unrelated meanings in the past:
    • the name of the Germanic Visigoth tribes that overthrew the Roman Empire. From this source arose the concept of a Goth as an uncivilized person, a barbarian. 8

    This topic is continued in the next essay

    Referencias:

    The following information sources were used to prepare and update the above essay. The hyperlinks are not necessarily still active today.

    1. "Media's incorrect useage of 'Gothic' in Colorado tragedy," at: http://www.darklinks.com
    2. Wendy M. Fontaine, "'Goth' defined: Seminar sheds light on what is behind mysterious teenage trend," The Newport Daily News, 2003-OCT-30, at: http://www.newportdailynews.com/ *
    3. "Common Culture," at: http://www.gothics.org/
    4. S. Evans & M. Ardill, "Relax, it's just black," Toronto Star, 1999-APR-25, Page D16 - D17.
    5. Tigris, "I was a teenage Goth," at: http://www.witchvox.com/
    6. Justin Tamlin, "Analysis of a subculture group: Goth," at: http://www.btc.co.za/youth/y1m30.htm *
    7. "R. Forsey & S. Drakes, "Goths paint life black," Toronto Star, 1999-APR-27, Page C1 & C3.
    8. Ice Princess, "Academia Gothica," a course of study in the Goth subculture at: http://www.blarg.net/ *
    9. Peter Wake, "Frequently asked questions list for alt.gothic newsgroup," at: http://www.vamp.org/. An updated version is maintained by tom Fosdick at: http://www.darkwave.org.uk
    10. "Goth," alt.culture, at: http://www.altculture.com/
    11. The World Goth Day web site is at: http://www.worldgothday.com/
    12. Some websites with many links to Goth resources are:
      • "Rob's Gothic Pages" at: http://www.crg.cs.nott.ac.uk/
      • "Blackbride's Suit of Dreams" at: http://www.acc.umu.se/ *
      • Snap has a directory of Goth sites at: http://www.snap.com/

    * These URLs appear to have gone offline since this essay was written, perhaps permanently.


    Goths Timeline - History

    Go to Bohemia in World Encyclopedia (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Beehive huts in Brewer's Dictionary of Irish Phrase & Fable (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to iconography, Christian in The Oxford Dictionary of the Christian Church (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to hill figures in A Dictionary of English Folklore (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Tikal, Guatemala in The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Masoretic text in A Dictionary of the Bible (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Tiahuanaco, Bolivia in The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Maya in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Ælle (d. c.514) in A Dictionary of British History (1 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Tobacco in The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Clovis (c. 466–511) in The Oxford Dictionary of the Christian Church (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Slavs in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Dionysius Exiguus (500) in The Oxford Dictionary of Byzantium (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Benedict, St (c.480–c.550) in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Theodora (c. 500–48) in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Boethius (c. 480–524) in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Dietrich of Bern in The Concise Oxford Companion to English Literature (3 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Justinian (483–565) in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Catherine, Monastery of Saint in The Oxford Dictionary of Byzantium (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to pericope in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Clonard in A Dictionary of Celtic Mythology (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Benedict, Rule of St in The Oxford Dictionary of the Christian Church (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Nika Revolt in The Oxford Dictionary of Byzantium (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Vandal in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Roman law in The Concise Oxford Dictionary of Politics (3 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Arno of Reichersberg (c.1100–1175) in The Oxford Dictionary of the Middle Ages (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Ravenna in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Sancta Sophia in The Oxford Dictionary of the Christian Church (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to pendentive in The Concise Oxford Dictionary of Art Terms (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Buddhism in A Dictionary of Sociology (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Khosrau I (579 ad) in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Carpets and flatweaves in The Grove Encyclopedia of Islamic Art and Architecture (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Nubia, Christianity in in The Oxford Dictionary of the Christian Church (3 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to mosaic in The Concise Oxford Dictionary of Art Terms (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Slavs in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Mahayana Buddhism in The Oxford Companion to World Mythology (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to chess in A Dictionary of British History (1 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Visigoths (west *Goths) in The Oxford Companion to Classical Literature (3 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Aberdeen in World Encyclopedia (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Clovis1 (465–511) in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Columba, St (d. 597) in A Dictionary of British History (1 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Lombards in The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Venice in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to David, St (d. c.601) in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Exarchate in Encyclopedia of the Middle Ages (1 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Filioque in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Sui in A Dictionary of World History (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Gregory of Tours (c. 540–94) in The Concise Oxford Companion to English Literature (3 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Gregory I, St (c.540–604) in The Concise Oxford Dictionary of the Christian Church (2 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Augustine, St (d. c.604) in A Dictionary of British History (1 rev ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to plainsong in The Concise Oxford Dictionary of Music (5 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Arabic in The Concise Oxford Dictionary of Linguistics (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    See this event in other timelines:

    Go to Scot in The Oxford Dictionary of Phrase and Fable (2 ed.)

    See this event in other timelines:

    Go to Ajanta, India in The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (2 ed.)


    Gothic architecture, an introduction


    Forget the association of the word “Gothic” to dark, haunted houses, Wuthering Heights, or ghostly pale people wearing black nail polish and ripped fishnets. The original Gothic style was actually developed to bring sunshine into people’s lives, and especially into their churches. To get past the accrued definitions of the centuries, it’s best to go back to the very start of the word Gothic, and to the style that bears the name.

    The Goths were a so-called barbaric tribe who held power in various regions of Europe, between the collapse of the Roman Empire and the establishment of the Holy Roman Empire (so, from roughly the fifth to the eighth century). They were not renowned for great achievements in architecture. As with many art historical terms, “Gothic” came to be applied to a certain architectural style after the fact.

    Early Gothic arches, Southwell Minster.


    The style represented giant steps away from the previous, relatively basic building systems that had prevailed. The Gothic grew out of the Romanesque architectural style, when both prosperity and relative peace allowed for several centuries of cultural development and great building schemes. From roughly 1000 to 1400, several significant cathedrals and churches were built, particularly in Britain and France, offering architects and masons a chance to work out ever more complex and daring designs.

    The most fundamental element of the Gothic style of architecture is the pointed arch, which was likely borrowed from Islamic architecture that would have been seen in Spain at this time. The pointed arch relieved some of the thrust, and therefore, the stress on other structural elements. It then became possible to reduce the size of the columns or piers that supported the arch.

    Nave of Salisbury Cathedral.


    So, rather than having massive, drum-like columns as in the Romanesque churches, the new columns could be more slender. This slimness was repeated in the upper levels of the nave, so that the gallery and clerestory would not seem to overpower the lower arcade. In fact, the column basically continued all the way to the roof, and became part of the vault.

    In the vault, the pointed arch could be seen in three dimensions where the ribbed vaulting met in the center of the ceiling of each bay. This ribbed vaulting is another distinguishing feature of Gothic architecture. However, it should be noted that prototypes for the pointed arches and ribbed vaulting were seen first in late-Romanesque buildings.

    Open tracery at Southwell Minster.


    The new understanding of architecture and design led to more fantastic examples of vaulting and ornamentation, and the Early Gothic or Lancet style (from the twelfth and thirteenth centuries) developed into the Decorated or Rayonnant Gothic (roughly fourteenth century). The ornate stonework that held the windows–called tracery–became more florid, and other stonework even more exuberant.

    The ribbed vaulting became more complicated and was crossed with lierne ribs into complex webs, or the addition of cross ribs, called tierceron. As the decoration developed further, the Perpendicular or International Gothic took over (fifteenth century). Fan vaulting decorated half-conoid shapes extending from the tops of the columnar ribs.

    Lierne vaults Gloucester Cathedral.


    The slender columns and lighter systems of thrust allowed for larger windows and more light. The windows, tracery, carvings, and ribs make up a dizzying display of decoration that one encounters in a Gothic church. In late Gothic buildings, almost every surface is decorated. Although such a building as a whole is ordered and coherent, the profusion of shapes and patterns can make a sense of order difficult to discern at first glance.

    Gothic windows at Gloucester Cathedral.


    After the great flowering of Gothic style, tastes again shifted back to the neat, straight lines and rational geometry of the Classical era. It was in the Renaissance that the name Gothic came to be applied to this medieval style that seemed vulgar to Renaissance sensibilities. It is still the term we use today, though hopefully without the implied insult, which negates the amazing leaps of imagination and engineering that were required to build such edifices.


    5th Century, 401 to 500

    407 The greatest invasion into the Roman Empire occurs in the winter of 406-07, across the frozen Rhine. Resistance is feeble. Germanic tribes overrun Gaul all the way to the Pyrenees.

    408 Roman legions are withdrawn from Britain, and Picts, Scots and Saxons invade the Britons.

    409 Among the Germans who overran Gaul are those called Vandals. They cross the Pyrenees mountains into Hispania (Spain).

    410 Goths sack Rome. Pagans see it as the work of Rome's old gods and blame the Christians. Pagan members of Rome's senate are afraid of retaliation from the Christians if they speak out. The Christian scholar Jerome laments that in the ruins of Rome the whole world has perished.

    413 In response to the charge that Christianity was to blame for the fall of Rome, Bishop Augustine overturns the theory of Rome that was devised by Bishop Eusebius. The Roman Empire, he claims, was influenced both by God and by demons. Rome, he writes, was a product of sin and based on self-love, robbery, violence and fraud. He describes the Romans as the most successful brigands in history.

    414 Changra Gupta II dies. His empire extends to India's west coast. India is enjoying prosperity. Hinduism is tolerant and happy. Hinduism is absorbing aspects of Buddhism and Jainism, which, born amid suffering, are now losing their appeal.

    415 Hypatia of Alexandria is hated by local Christians. She is a mathematician, teacher and devoted to neo-Platonist paganism. A Christian mob pulls her from her chariot and murders her.

    420 In southern China, Liu Yu has forced the Jin emperor to abdicate in his favor. Liu Yu begins what is to be known as the Liu Song dynasty.

    421 Under the Sassanid king, Bahram V, persecution of the Christians begins again. Many Christians flee into the eastern half of the Roman Empire.

    421 According to legend, the city of Venice is founded by Romans fleeing from Germans.

    429 An army of around 80,000, mostly Vandals, cross from Spain into North Africa.

    430 The Vandals have conquered all the way to Augustine's city, Hippo. While the Vandals have Hippo surrounded, Augustine dies.

    441 Anglo-Saxons, running from northern Europe and away from advancing Huns, are invading Britain.

    445 In northern China, Buddhist monasteries have become economically powerful landowning enterprises with hereditary serfs. Buddhists have been creating enemies, and Taoists inspire a movement against Buddhism. The Xiongnu ruler issues an edict against the Buddhists. Orders go out for all Buddhist monks to be put to death and all Buddhist images and books to be destroyed.

    446 Vortigern has been leading the Britons against the Picts (from Scotland) and Scots (from Wales). He is using Anglo-Saxon mercenaries.

    450 People who speak Nahuati are settled in Mexico. Among them are those who have establish the city-state of Teotihuacan, and descendants of a branch of Nahuati speakers will be those called Mexica, or Aztecs.

    450 The civilization at Teotihuacan (in central Mexico but not Aztec) extends through much of the Mesoamerican region. The city has a population of more than 150,000 people and perhaps as many as 250,000.

    451 Attila the Hun crosses the Rhine into Gaul.

    453 &ndash 455 In southern China, Buddhism has been adopted by the Liu Song emperor, but Buddhism proves no deterrent to strife and chaos. The emperor is assassinated by his son, who takes power and is assassinated by his brother, who becomes the south's Emperor Xiao Wu.

    458 Anglo-Saxons are sending the Celtic Britons fleeing westward toward and into Wales, to Ireland and across the English Channel into what is today called Brittany.

    465 In southern China, Emperor Xiao Wu is succeeded by a sixteen-year-old who is assassinated six months later. The murdered boy is succeeded by his uncle, Emperor Ming (Mingdi), who is to have all of his brothers and nephews executed.

    466 Northern China has a new Xiongnu ruler, Emperor Xian-wen. He declares himself a Buddhist. Buddhism is restored in the north. He guards against his own assassination by massacring other princes in his extended family.

    475 Emperor Ming is succeeded by his ten-year-old son, Emperor Shun, and in his behalf more murders follow.

    476 A German commander of Rome's army, Odoacer, seizes power in Rome.

    477 The stirrup is now widely used across China.

    477 &ndash 479 Emperor Shun is assassinated. What is left of the royal Liu family is discredited. A state official deposes the Liu family and founds a new dynasty, called Chi, and the Chi family begins killing one another.

    484 Hephthalites (Huns) kill the Sassanian king, Firuz, and his cavalry and much of the Sassanid nobility. They capture the king's family and treasury.

    488 The emperor in the eastern half of the Roman Empire, Zeno, sends an army of Germans, led by Theodoric, across the Alps against Odoacer.

    493 Theodoric's army defeats Odoacer's army. Theodoric assumes the title of King of Italy, and the Bishop of Rome befriends Theodoric.

    496 The king of the Germanic Franks, Clovis, has extended his rule in northeastern Gaul, spilling much blood. His wife, Clotilda, is a Trinity believing Christian. Clovis accepts his wife's faith for himself and his subjects.

    497 Persia has suffered drought and famine. Persians rebel against the Sassanid king, Kavad (son of Firuz). A Zoroastrian priest, Mazdak, proclaims that he has been sent by God to preach that all men are born equal and that no one has the right to possess more than another. He claims that he is reforming and purifying Zoroastrianism. The world, he says, has been turned from righteousness by five demons: Envy, Wrath, Vengeance, Need and Greed. His followers plunder the homes and harems of the rich.

    500 Migrating Bantu speakers, on the move for more than a century, arrive in southern Africa. Camels have been established as a means of transportation in northern Africa.

    500 Incompetent government has led to a failure by the Chinese to defend their northern border. A dynasty of Xiongnu kings, the Tuoba Wei, are dominating the whole of northern China, and culturally they are becoming more Chinese. In the south, meanwhile, a recent string of Chinese families had risen and fallen from power while engaging in rampages of murder as a way of settling disputes over who was to rule.


    “A Brief History of Goths”: From the Goths, to Gothic Literature, to Goth Music

    The history of the word ‘Gothic,’” argues Dan Adams in the short, animated TED-Ed video above,” is embedded in thousands of years’ worth of countercultural movements.” It’s a provocative, if not entirely accurate, idea. We would hardly call an invading army of Germanic tribes a “counterculture.” In fact, when the Goths sacked Rome and deposed the Western Emperor, they did, at first, retain the dominant culture. But the Gothic has always referred to an oppositional force, a Dionysian counterweight to a rational, classical order.

    We know the various versions: the Germanic instigators of the “Dark Ages,” early Christian architectural marvels, Romantic tales of terror and the supernatural, horror films, and gloomy, black-clad post punks and their moody teenage fans. Aside from obvious references like Bauhaus’ tongue-in-cheek ode, “Bela Lugosi’s Dead,” the connective tissue between all the uses of Gothic isn’t especially evident. “What do fans of atmospheric post-punk music,” asks Adams, “have in common with ancient barbarians?” The answer: not much. But the story that joins them involves some strange convergences, all of them having to do with the idea of “darkness.”

    Two significant figures in the evolution of the Gothic as a consciously-defined aesthetic were both art historians. The first, Giorgio Vasari—considered the first art historian—wrote biographies of great Renaissance artists, and first used the term Gothic to refer to medieval cathedrals, which he saw as barbarous next to the neoclassical revival of the 14th-16th centuries. (Vasari was also the first to use the term “Renaissance” to describe his own period.) Two hundred years after Vasari’s Vidas, art historian, antiquarian, and Whig politician Horace Walpole appropriated the term Gothic to describe The Castle of Otranto, his 1765 novel that started a literary trend.

    Walpole also used the term to refer to art of the distant past, particularly the ruins of castles and cathedrals, with an eye toward the supposedly exotic, menacing aspects (for Protestant English readers at least) of the Catholic church and Continental European nobility. But for him, the associations were positive, and constituted a kitschy escape from Enlightenment rationalism. We have Walpole to thank, in some sense, for ersatz celebrations like Renaissance Fairs and Medieval Times restaurants, and for later Gothic novels like Bram Stoker’s Dracula, Mary Shelley’s Frankenstein, and the weird tales of Edgar Allan Poe.

    We can see that it’s a rather short leap from classic horror stories and films to the dark makeup, teased hair, fog machines, and swirling atmospherics of The Cure and Siouxsie Sioux. In the history of the Gothic, especially between Vasari and Walpole, the word moves from a term of abuse—describing art thought to be “crude and inferior”—to one that describes art forms considered mysterious, and darkly Romantic. For another take on the subject, see Pitchfork’s music-focused, animated, and “surprisingly light-hearted” short, “A Brief History of Goth,” above, a presentation on the subculture’s rise, fall, and undead rise again.

    Contenido relacionado:

    Josh Jones is a writer and musician based in Durham, NC. Follow him at @jdmagness


    In the books

    Measuring time

    At the time of the novels, Westeros has been using a calendar system based on the year of Aegon's Landing, which occurred three centuries before. As explained above, calling it "Aegon's Landing" (AL) is somewhat anachronistic given that the "landing" happened at the beginning of the conquest but the calendar system only begins two years later, at the fin of the conquest - more recent in-universe historical texts have been shifting to the alternate name "After Conquest" (AC). The difference is purely one of nomenclature: "the year 298 AL" and "the year 298 AC" are exactly the same.

    The known world that Westeros and Essos are set in has variable seasons that can last for years, sometimes a decade each (though such long seasons only come once every century or two). On the average, it seems that one season can last for about two to three years or so (the full four season cycle therefore taking about a decade). There are hints that the seasons may not always have been this way: characters still define "a year" as a twelve month period, not a full cycle of summer to winter. Months are the same as in real-life, roughly a thirty day period. The term "moon-turn" is commonly used for "month".

    Aparentemente Westeros doesn't actually have specific names for each month/moon-turn - given that even after five novels a month name has never been mentioned, and the actual month names stem from real-life history (i.e., July and August were named after Roman Emperors). When the in-universe history text from the novellas about the Dance of the Dragons give specific dates, they are usually just in the format "on the fifth day of the third moon of the year 131 AL" etc. While they seem to just refer to each month by number, keep in mind that this is essentially what the real-life Gregorian calendar does, inherited from the Romans, and their names often just stem from Latin numbers: "Sept-ember" is the seventh month, "Oct-ober" is the eighth month, etc.

    Westeros also doesn't use an "o'clock" system of measuring hours in a day (they also don't have mechanical clocks). Not every culture throughout real life history has measured the first hour of a given day starting at midnight (the exact opposite of noon) some start at sunrise, others at sunset. It isn't clear at what hour one day officially becomes the next in Westeros (though given that they are an agrarian society, they probably measure by each sunrise). Each "day" apparently consists of a 24 hour period - simply so that Martin would not confuse readers when he referred to a certain amount of hours in the narrative. People in Westeros apparently just apply colloquial names to each hour of the day, i.e., the "hour of the wolf" is the darkest time in the middle of the night. A few other hour names have been mentioned in passing:

    • The hour of the bat - apparently fairly late after sunset, if not the deep night
    • The hour of the eel - immediately follows the hour of the bat
    • The hour of ghosts - immediately follows the hour of the eel
    • The hour of the owl - comes several hours after the hour of the bat, but still before dawn its exact position is unclear
    • The hour of the wolf - the darkest part of night, coming after the hour of the owl (in real life, "the hour of the wolf" is typically considered to be loosely some point between 3 a.m. and 5 a.m.).
    • The hour of the nightingale - comes after the hour of the wolf

    Book timeline

    The events in the book series are faster paced than in Game of Thrones. The series was adapted from the books broadly based on the following structure:

    • Season 1 covers the events of the first book, A Game of Thrones
    • Season 2 covers the events of the second book, A Clash of Kings
    • Seasons 3 and 4 cover the events of the third book, A Storm of Swords
    • Season 5 covers the events from the fourth and fifth books Un festín para los cuervos y A Dance of Dragons
    • Season 6 covers events from the outline of the forthcoming sixth book The Winds of Winter
    • Seasons 7 and 8 cover events from the outline of the forthcoming seventh book, A Dream of Spring

    In the book series, the date at the end of A Dance of Dragons is some time late in the year 300 AC, but the events (Stannis soon to battle the Boltons, Cersei recently having had her walk of atonement, Meereen being under siege from the slavers) correspond to Season 5 and 6 in the TV series, calculated to be years 302 and 303 AC (per above). This is partly because one book does not correspond to a year, and partly because of the decision to split the content of the third book, A Storm of Swords, into two TV seasons rather than one (as had been done for previous books).


    Ver el vídeo: Visigodos, hijos de un dios furioso