Shoshone SP-1760 - Historia

Shoshone SP-1760 - Historia

Shoshone

(SP-1760: dp. 4.707; 1. 367'11 "; b. 48'7"; dr. 34'2 ";
s. 13,5 k .; una. 1 5 ", 1 3")

El primer Shoshone (SP-1760) fue construido en 1911 por Bremer Vulkan, Vegesack, Alemania, y operado para las líneas Hamburgo-Americanas como Wasgenwald.

El barco fue fletado por el Ejército el 26 de octubre de 1917 en Custom House, Nueva York, y se usó como depósito de minas. Shoshone fue adquirida por la Armada para su uso como transporte de tropas y puesta en servicio el 19 de febrero de 1919. Se incorporó a la Fuerza de Cruceros y Transporte y, entre febrero y julio, realizó dos viajes a St. Nazaire, Francia, regresando con American tropas.

Shoshone fue dada de baja en Norfolk, Virginia, el 5 de agosto de 1919 y devuelta a su dueño.


19 de las fotos más antiguas del mundo revelan un lado raro de la historia

A menudo se dice que una foto vale más que mil palabras, conmoviendo a las personas a un nivel más profundo que incluso el mejor y más elocuente escrito. Incluso las fotografías más antiguas del mundo, aquellas que pueden parecer muy distantes de la sociedad de alta tecnología actual, pueden tirar de las cuerdas de tu corazón o darte un sentido de pertenencia. Aquí, Live Science repasa 19 fotos históricas, tomadas entre las décadas de 1820 y 1860, que pueden hacer que mires la historia y el mundo de una manera un poco diferente. Tomar la medalla por la foto más antigua que se haya tomado jamás puede parecer decepcionante a primera vista, pero mire un poco más y se sorprenderá. Compruébalo en la siguiente diapositiva ...


Bienvenido al Bosque Nacional Shoshone

¡El Bosque Nacional Shoshone ofrece un paisaje magnífico y un sinfín de oportunidades recreativas! El Bosque Nacional Shoshone fue apartado en 1891 como parte de la Reserva Yellowstone Timberland, lo que convirtió a los Shoshone en el primer bosque nacional de los Estados Unidos. Consiste en unos 2.4 millones de acres de terreno variado que va desde llanos de artemisa hasta montañas escarpadas. Las montañas más altas están cubiertas de nieve la mayor parte del año. Inmensas áreas de roca expuesta se entremezclan con prados y bosques. Con el Parque Nacional Yellowstone en su frontera occidental, el Shoshone abarca el área desde la línea sur del estado de Montana hasta Lander, Wyoming, e incluye partes de las montañas Absaroka, Wind River y Beartooth.


La búsqueda está en el sitio de la peor masacre de indios en la historia de Estados Unidos

En el gélido amanecer del 29 de enero de 1863, Sagwitch, un líder entre los Shoshone de Bia Ogoi, o Big River, en lo que ahora es Idaho, salió de su cabaña y vio una curiosa banda de niebla que descendía por el acantilado hacia él a través de un río medio congelado. Sin embargo, la niebla no era niebla. Se elevaba vapor en el aire bajo cero de cientos de soldados de infantería del ejército de los EE. UU., La caballería y sus caballos. El ejército venía por su gente.

Durante las siguientes cuatro horas, los 200 soldados bajo el mando del coronel Patrick Connor y # 8217 mataron a 250 o más shoshone, incluidos al menos 90 mujeres, niños y bebés. Los Shoshone fueron asesinados a tiros, apuñalados y apaleados. Algunos fueron arrojados al río helado para ahogarse o congelarse. Mientras tanto, los hombres shoshone y algunas mujeres lograron matar o herir de muerte a 24 soldados por disparos.

Los historiadores llaman a la Masacre de Bear River de 1863 el ataque más mortífero contra los nativos americanos por parte del ejército de los EE. UU. Y peor que Sand Creek en 1864, las Marías en 1870 y Wounded Knee en 1890.

También es el menos conocido. En 1863, la mayor parte de la atención de la nación se centró en la Guerra Civil, no en los lejanos territorios occidentales. En ese momento, en los periódicos de Utah y California solo se publicaron algunos relatos de testigos presenciales y de segunda mano del incidente. La gente local evitó el sitio, con sus huesos y mechones de pelo, durante años, y las familias restantes de Bia Ogoi se dispersaron silenciosamente. Pero sus descendientes todavía cuentan la historia de ese día sangriento hace mucho tiempo, y ahora los arqueólogos están comenzando a desenterrar los restos de la aldea que no sobrevivió & # 8217t. & # 160

El valle donde tuvo lugar la masacre de Bear River ahora está atravesado por granjas y carreteras. (Cortesía de Ken Cannon)

Darren Parry, un hombre solemne que es miembro del consejo de la Northwestern Band of the Shoshone Nation y el tataranieto de Sagwitch & # 8217, se encuentra en una colina llamada Cedar Point. Mira hacia el campo de batalla histórico en su valle fluvial trenzado. Un canal de irrigación se curva a lo largo de la base de los acantilados, y algunas camionetas circulan por la U.S. Highway 91, siguiendo una ruta utilizada por los Shoshone hace 200 años.

Estas alteraciones del paisaje & # 8212 caminos, granjas y un acueducto, junto con los cambios en el río & # 8217s curso serpenteante a través del valle & # 8212 han hecho difícil, desde la perspectiva de un científico, determinar la ubicación de la aldea de invierno Shoshone. Sin embargo, Parry no tiene este problema.

& # 8220Este lugar pasa por alto todo lo que era importante para nuestra tribu, & # 8221, dice. & # 8220 Nuestras bandas pasaron el invierno aquí, descansando y pasando tiempo con la familia. Hay lugares más cálidos en Utah, pero aquí hay aguas termales y el barranco para protegerse de las tormentas. & # 8221

Los So-So-Goi, o las personas que viajan a pie, habían vivido bien en Bia Ogoi durante generaciones. Todas sus necesidades & # 8212alimentos, ropas, herramientas y refugio & # 8212 fueron satisfechas por los conejos, ciervos, alces y borrego cimarrón en la tierra, los peces en el río, y los lirios camas, piñones y otras plantas que maduraron en el corto, veranos intensos. Vivían en comunidades dispersas de familias extendidas y, a menudo, abandonaban el valle en busca de recursos como el salmón en Oregon y el bisonte en Wyoming. En los meses fríos, la mayoría se quedaba en la aldea del barranco, comiendo provisiones cuidadosamente almacenadas y ocasionalmente carne fresca.

Extraños de piel blanca atravesaban los pasos de montaña hasta el valle en busca de castores y otras pieles. Estos hombres le dieron al lugar un nuevo nombre, Cache Valley, y al año un número, 1825. También le dieron al So-So-Goi un nuevo nombre & # 8212Shoshone. Los shoshone comerciaban con los cazadores y tramperos, que eran poco motivo de preocupación, ya que eran pocos y solo de paso.

Pero luego la gente que se hacía llamar mormones llegó al valle norte. Los mormones buscaban un lugar donde ellos también pudieran vivir bien. Eran muchos en número, y se quedaron, llamando a este lugar Franklin. Los recién llegados cortaron árboles, construyeron cabañas, cercaron la tierra para mantener el ganado, araron los prados para cultivos y cazaron el resto de la caza. Incluso cambiaron el nombre de Big River & # 8217s a Bear.

Al principio, las relaciones entre los shoshone y los mormones fueron cordiales. Los colonos tenían cosas valiosas para comerciar, como ollas, cuchillos, caballos y pistolas. Y el conocimiento Shoshone de vivir de la tierra fue esencial cuando los mormones & # 8217 fallaron las primeras cosechas & # 160.

Pero eventualmente, los Shoshone & # 8220 se convirtieron en mendigos onerosos & # 8221 a los ojos de los mormones, escribe Kenneth Reid, arqueólogo estatal de Idaho & # 8217 y director de la Oficina de Preservación Histórica del Estado de Idaho, en un nuevo resumen de la masacre para el Parque Nacional de EE. UU. Servicio y # 8217s Programa de protección del campo de batalla estadounidense. & # 8220 El hambre, el miedo y la ira provocaron transacciones impredecibles de caridad y demanda entre los colonos mormones y los Shoshones cada vez más desesperados y desafiantes. Los indios fingieron ser amables y los mormones fingieron cuidarlos, pero ninguna de las fingidas fue muy tranquilizadora para la parte opuesta. & # 8221

En Salt Lake City, el comisionado territorial de asuntos indios era muy consciente de la creciente discordia entre los dos pueblos y esperaba resolverla a través de negociaciones de tratados que darían a los Shoshones tierras y comida y, por supuesto, en algún otro lugar. El conflicto continuó, sin embargo, y cuando un pequeño grupo de mineros fue asesinado, el Coronel del Ejército Connor resolvió & # 8220 castigar & # 8221 a los que él creía responsables & # 8212 a los Shoshone que vivían en el barranco del valle norte en la confluencia de un arroyo y el Bear. Río.

Señalando debajo de Cedar Point, Parry dice: & # 8220Mi abuela me dijo que su abuelo [Sagwitch & # 8217s hijo Yeager, que tenía 12 años y sobrevivió a la masacre fingiendo estar muerto] le dijo que todos los tipis estaban instalados aquí. en el barranco y abrazando la ladera de la montaña. & # 8221 Continúa, & # 8220 La mayor parte de la matanza tuvo lugar entre aquí y el río. Porque los soldados arrojaron a la gente al aire libre y al río. & # 8221

Un grupo de personas Shoshone de Wyoming, fotografiado en 1870. (Biblioteca del Congreso)

En 2013, la Sociedad Histórica del Estado de Idaho comenzó a realizar esfuerzos para mapear y proteger lo que pueda quedar del campo de batalla. Al año siguiente, los arqueólogos Kenneth & # 160Cannon, de la Universidad Estatal de Utah y presidente de los Servicios Arqueológicos de la USU, y Molly Cannon, directora del Museo de Antropología del Estado de Utah, comenzaron a investigar el sitio.

Los relatos escritos y orales de los eventos en Bear River sugirieron que los Cannons encontrarían restos de la batalla en un barranco con un arroyo que desembocaba en el río. Y pronto encontraron artefactos de los años posteriores a la masacre, como hebillas, botones, alambre de púas y púas de ferrocarril. Incluso encontraron rastros de un hogar prehistórico de alrededor del 900 d.C.

Pero su objetivo principal, la ubicación de la aldea Shoshone convertida en campo de exterminio, resultó difícil de alcanzar. Debería haber miles de balas disparadas con rifles y revólveres, así como los restos de 70 cabañas que habían albergado a 400 personas y agujeros de postes, pisos endurecidos, hogares, ollas, teteras, puntas de flecha, tiendas de alimentos y basureros. .

Sin embargo, de este objetivo central, los científicos encontraron solo una pieza de evidencia sólida: una bola de plomo redonda calibre .44 gastada de ese período que podría haber sido disparada por un soldado o guerrero.

Los Cannons volvieron a sumergirse en los datos. Su equipo combinó mapas históricos con magnetómetros y estudios de radar de penetración terrestre, que mostraban posibles artefactos subterráneos, y mapas geomórficos que mostraban cómo las inundaciones y los deslizamientos de tierra habían remodelado el terreno. Fue entonces cuando encontraron & # 8220 algo realmente emocionante, & # 8221, dice Kenneth Cannon.

Molly Cannon utiliza un radar de penetración terrestre en la búsqueda de la ubicación de la masacre de Bear River. (Cortesía de Ken Cannon)

& # 8220Los tres tipos diferentes de fuentes de datos se unieron para respaldar la noción de que el río Bear, dentro de una década después de la masacre, se desplazó al menos 500 yardas hacia el sur, a su ubicación actual, & # 8221, dice.

Los arqueólogos ahora sospechan que el sitio donde ocurrieron los combates más intensos y la mayoría de las muertes ha sido enterrado por un siglo de sedimentos, sepultando todos los rastros de los Shoshone. & # 8220 Estábamos buscando en el lugar equivocado, & # 8221, dice Kenneth Cannon. Si su equipo puede conseguir financiación, los Cannons regresarán al valle de Bear River este verano para reanudar la búsqueda de Bia Ogoi.

Aunque aún se desconoce el sitio exacto del pueblo, la masacre que lo destruyó finalmente puede estar recibiendo la atención que merece. En 2017, el Museo Estatal de Idaho en Boise albergará una exhibición sobre la Masacre de Bear River. Y los Northwestern Shoshone están en el proceso de adquirir tierras en el área para un centro interpretativo que describiría las vidas de sus antepasados ​​en el valle de Bear River, los conflictos entre nativos e inmigrantes europeos y los asesinatos de 1863.

Esta es una historia, dice Parry, que necesita ser contada.

Nota del editor, 13 de mayo de 2016: Después de la publicación, se hicieron dos correcciones a esta historia. Primero, se aclaró una oración para indicar que los arqueólogos encontraron evidencia de un hogar prehistórico, no de una vivienda. En segundo lugar, se eliminó una oración para evitar la implicación de que los científicos están buscando o recolectando huesos humanos como parte de su investigación.

Sobre Sylvia Wright

Sylvia Wright es una escritora científica y fotógrafa que vive en Davis, California. Cuenta historias sobre el trabajo de investigadores en el oeste de Estados Unidos.


La montaña Shoshone

Descubrimientos recientes muestran que los pueblos antiguos vivían en las montañas de lo que ahora es el noroeste de Wyoming, probablemente en cantidades significativas. Algunas o muchas de estas personas probablemente eran antepasados ​​de los Shoshone de hoy.

Si bien las fuentes generalmente están de acuerdo en que la subcultura de los shoshone que viven en las montañas llegó a llamarse Sheepeaters, los eruditos prefieren Mountain Shoshone como el término más exacto. A mediados de la década de 1800, se los consideraba en gran parte separados de las bandas de cazadores de búfalos y propietarios de caballos que vagaban por gran parte de lo que ahora son el suroeste y el centro de Wyoming y llegaron a ser conocidos como los Shoshone del Este.

Los Mountain Shoshone cazaban borregos cimarrones en las montañas, junto con ciervos, alces y muchos mamíferos más pequeños. También comían pescado e insectos. En su libro sobre la montaña Shoshone, el arqueólogo e historiador aficionado Tory Taylor de Dubois, Wyo., Cita al etnólogo J. H. Steward, quien escribió en 1943 que Shoshones recolectaba, secaba y almacenaba grillos, cigarras y saltamontes.

Los Mountain Shoshone también recolectaban una gran variedad de plantas para alimento o medicina. Taylor, tomando como guía la presencia actual de plantas alpinas en el norte de Wind River Range, sugiere que probablemente comieron acedera de montaña, belleza primaveral, caléndulas de pantano, hojas de fresa silvestre, cebolletas silvestres y 14 variedades de bayas, junto con totora, bardana, raíces y hojas de diente de león y más de 50 otras plantas nativas.

Elaboraron cucharones con cuernos de oveja y construyeron viviendas de troncos cónicos, generalmente llamados wickiups, algunos de los cuales todavía están en pie, y eran peatones que probablemente usaban perros para cazar y empacar.

En tiempos prehistóricos, puede haber muchos Mountain Shoshone, como lo demuestran los densos conjuntos de puntas de proyectiles y otras herramientas que se encuentran en lo alto de la Cordillera Absaroka en el noroeste de Wyoming. Por encima de los 10,000 pies de altura en las montañas de Wind River, el descubrimiento de aldeas enteras, incluidos los restos de wickiups, muestra que vivir en las montañas, probablemente en verano, era común entre la gente prehistórica.

Los artefactos asociados con Shoshone encontrados en estas aldeas incluyen teshoas, cuchillos usados ​​por mujeres Shoshonean, vasijas de esteatita y puntas de proyectil de pedernal, cuarcita y obsidiana del desierto de tres muescas, álamo triangular y estilo rosa-primavera. Hace unos diez o doce años, en una pradera de montaña cerca de la línea forestal en las montañas Wind River, un miembro de un equipo que incluía a Tory Taylor encontró una rara talla de esteatita entre muchos otros artefactos Shoshone cerca de una importante fuente de esteatita. Los arqueólogos también han encontrado elementos que a menudo se asocian con otras tribus, así como con los Shoshone, incluidos los metates y las manos (herramientas de piedra de mortero y maja) que se utilizan para moler alimentos.

Algunas fuentes sugieren que debido a que los Mountain Shoshone tenían pocos o ningún caballo, estaban empobrecidos en comparación con sus parientes ecuestres. No está claro si los Sheepeaters supuestamente de "casta baja", como se les conoció, eran en realidad pobres y andrajosos y, por lo tanto, despreciados tanto por los blancos como por los indios. Esto puede haber sido solo una distorsión cultural.

Puede que la pobreza no fuera la razón por la que la mayoría de los Mountain Shoshone carecían de caballos. En un país accidentado, los caballos son animales de carga menos versátiles que los perros, y tampoco eran necesariamente una ventaja en un entorno donde los animales de caza pastaban justo en la siguiente cresta, en lugar de millas de distancia a través de las llanuras.

Artesanías de montaña Shoshone

The Mountain Shoshone confeccionó ropa de piel de oveja y otras pieles de animales. El historiador David Dominick informa que se decía que eran expertos curtidores y peleteros, que cambiaban sus codiciadas túnicas de piel de oveja por túnicas de búfalo y otros productos de las llanuras indias.

Trabajar la esteatita era otro oficio importante de Shoshone. Los arqueólogos han encontrado fragmentos de cuencos y cuencos intactos ocasionales en formas que se asemejan a macetas, cacerolas redondas y recipientes más pequeños del tamaño aproximado de una taza de té. Las pipas, a veces decoradas con grabados, tienen forma de tubo, de cebolla (de perfil parecido a un jarrón pequeño) o de codo. Solo se han descubierto unas pocas cuentas, que van desde el tamaño de un guisante hasta el tamaño de un cuarto.

Mountain Shoshone también fabricaba arcos con los cuernos de las ovejas de las montañas, a veces con un solo cuerno grande, más a menudo con dos. Los exploradores blancos, incluido el capitán Meriwether Lewis, describieron estos arcos en detalle en sus diarios, prestando mucha atención a su construcción y ornamentación.

Los arcos aparentemente eran poderosos y mortales. Tory Taylor hizo recientemente un arco de cuerno de oveja con la ayuda de Tom Lucas, un nativo blanco de Wind River Reservation y artesano de réplicas con calidad de museo. Cuando Taylor probó su nuevo arco, informó, "[i] t funcionó dulcemente".

La fabricación de arcos de cuerno de oveja es poco común porque pocos shoshone o blancos saben cómo hacerlos, y también porque los cuernos adecuados son raros. Sin embargo, los residentes de la reserva de Wind River practican una variedad de otras artesanías tradicionales, como el trabajo con abalorios, el curtido a mano del cuero de animales de caza, la fabricación de tambores y lazos de madera. En la actualidad, pocos no nativos están aprendiendo estas habilidades, posiblemente porque no existe un procedimiento para facilitarlo.

Un nombre en evolución

Los antropólogos ahora sugieren que los nombres de las bandas de una variedad de grupos shoshone — "Sheepeater" es sólo un ejemplo, comenzaron como etiquetas transitorias que denotaban la actividad económica y el lugar, y sólo más tarde se unieron, a veces de manera inexacta o incluso peyorativa, a grupos específicos.

Durante la primera mitad del siglo XX, etnólogos y lingüistas notaron que los shoshone usaban una variedad de nombres de alimentos para referirse entre sí. Sheepeater Tukudeka en el idioma shoshone, era uno de media docena o más de esos términos. Estos nombres se refieren a la amplia gama de animales y plantas que diferentes personas pueden cazar o recolectar en un momento u otro. Los nombres de los alimentos también pueden haberse aplicado a los residentes de regiones donde predominaban ciertas plantas o animales.

El historiador David Dominick informó que a fines de la década de 1950 Sven Liljeblad, un lingüista del Idaho State College, entrevistó a Northern Shoshone en la reserva de Fort Hall en Idaho sobre estos nombres de alimentos. Un entrevistado identificado como W. G., de 65 años, le dijo a Liljeblad: “Lo que sea que comieron [otros Shoshone] en ese momento es como los llamé. Incluso podríamos llamarlos 'bebedores de café' ". Dominick menciona cinco nombres de alimentos además de Tukudeka.

Por lo tanto, por lo que pudo haber sido una práctica común, una familia extensa que cosecha semillas llegó a ser conocida como "comedores de semillas" para otros Shoshone que vieron lo que estaban haciendo. Un grupo que cazaba conejos se llamaba "comedores de conejos". Cuando un grupo se mudó a un área diferente, el nombre cambió. Por ejemplo, si se mudaban a un área donde abundaban los piñones, se les conocía como "comedores de piñones". Esta es probablemente la génesis del nombre "Sheepeater", que describe lo que casi cualquier Shoshone podría haber estado haciendo, o posiblemente, dónde vivía.

La vaguedad y la confusión acerca de quiénes fueron y son los Sheepeaters parece provenir de relativamente pocas, pero poderosas interpretaciones erróneas combinadas con diferentes observaciones que se afianzaron temprano en la historia de la invasión blanca y continuaron a lo largo del tiempo. Por ejemplo, Dominick cita los informes contradictorios del comerciante de pieles, el capitán Benjamin Bonneville y el montañés Osborne Russell, ambos de 1835. Bonneville encontró a los shoshone en las montañas de Wind River y los describió como “una especie de raza ermitaña, escasa en número [y] ... miserablemente pobre ". Por el contrario, Russell vio "algunos indios [Shoshone]" en el parque de Yellowstone, "todos elegantemente vestidos con ciervos vestidos y pieles de oveja de la mejor calidad y parecían estar perfectamente contentos y felices".

La etiqueta de los alimentos se convirtió lentamente en una etiqueta de grupo que finalmente se quedó. Los primeros cazadores y exploradores blancos, y luego militares y agentes indios, tuvieron la impresión de que los Sheepeaters eran una sub-tribu distinta de Shoshone que habitaban en las montañas, cuya fuente de alimento predominante eran las ovejas de las montañas. Los hombres blancos que vieron grupos de Shoshone en las montañas se refirieron a ellos como Sheepeaters, sin importar qué animal de caza era más abundante en el área.

A partir de mediados del siglo XIX, grupos de exploradores blancos contrataron guías de Sheepeater en las áreas de lo que se convirtió en el Parque Nacional Yellowstone y sus alrededores. El capitán William A. Jones se refiere a Sheepeaters varias veces en su informe de una expedición de reconocimiento al noroeste de Wyoming en 1873. Esto sugiere que la idea de un subgrupo, llamado Sheepeaters, ya había comenzado a fusionarse en torno a malas interpretaciones anteriores del nombre.

La antropóloga Susan Hughes propone que la etiqueta siguió evolucionando junto con los cambios en la estructura tribal provocados por la presencia de blancos. Antes de que comenzara la era de las reservas en la década de 1860, la unidad política más organizada entre los nómadas cazadores y recolectores Shoshone era la aldea de invierno. Por lo general, esas aldeas no contenían más de 15 familias.

Se formaron alianzas entre estos pueblos, y durante las temporadas más cálidas, grupos más grandes se reunieron para cazar o para funciones sociales, señala Hughes. El liderazgo y la estructura del grupo eran informales y transitorios hasta que los indios de todas las naciones, incluidos los shoshone, se reunieron y viajaron juntos para brindar una mejor protección contra los grupos de blancos. Los indios que negociaban con los funcionarios del gobierno de los Estados Unidos sobre tratados y otros asuntos solían ser líderes tribales. Hughes sugiere que las bandas organizadas con liderazgo formal y permanente parecen haber sido un desarrollo tardío y, en parte, una construcción del hombre blanco.

Para aumentar la confusión, algunos Sheepeaters, los Shoshone del norte, cazaban en el lado oeste de los Tetons en el actual Idaho, mientras que otros, algunos de los cuales se conocieron como Eastern Shoshone, vivían más al este, a veces en Green River Valley y a veces en el Wind River Valley en el actual Wyoming. Los grupos de los shoshone del norte terminaron en la reserva de Fort Hall en Idaho, el Shoshone del este, en la reserva de Wind River en Wyoming. Hasta cierto punto, estos pueden haber sido grupos separados de épocas anteriores, aunque todos los shoshone estaban y están relacionados, independientemente de la diversidad de los lugares de caza y recolección de sus antepasados.

Cuando las bandas Shoshone llegaron por primera vez a la Reserva Shoshone del Este, generalmente vivían en áreas separadas, dice ahora el anciano John Washakie, y ese patrón continuó durante algún tiempo. Las distinciones "se volvieron más borrosas" a medida que la gente se mudó a viviendas modernas, dijo. Actualmente, los Shoshone que ahora se identifican como Sheepeaters remontan su linaje a un antepasado u otro que era Sheepeater, como Togwotee, el guía conocido, por quien se nombra Togwotee Pass.

No hay duda de que los pueblos antiguos vivían en las montañas del noroeste de Wyoming y en el lado occidental de los Teton, probablemente en cantidades significativas. Las líneas de conducción, las persianas de los cazadores, ya sea pozos excavados en el suelo o estructuras de piedra, y los restos de corrales al pie de pequeños acantilados apuntan al pastoreo y la matanza de ovejas de la montaña. También es cierto que los nombres de los alimentos Shoshone comenzaron como etiquetas transitorias que denotaban la actividad económica y el lugar y evolucionaron hasta convertirse en algo más parecido a la identidad de un grupo definido.


USS Shoshone (ID-1760)

USS Shoshone (ID-1760) fue un transporte que sirvió en la Armada de los Estados Unidos en 1919.

Shoshone (ID-1760), el primer barco de la Armada de los EE. UU. Del nombre, fue construido en 1911 por Bremer Vulkan en Vegesack, Alemania, y operado como un buque de carga y pasajeros por la línea Hamburg-America como SS Wasgenwald. Wasgenwald fue fletado para el servicio de la Primera Guerra Mundial por el ejército de los Estados Unidos el 26 de octubre de 1917 en Custom House, Nueva York, y se usó como depósito de minas con el nombre de SS Shoshone.

Shoshone fue adquirido por la Marina de los EE. UU. para su uso como transporte de tropas, se le asignó Id. No. 1760, armado y puesto en servicio como USS Shoshone el 19 de febrero de 1919. Se incorporó a la Fuerza de Cruceros y Transporte y, entre febrero y julio de 1919, realizó dos viajes a St. Nazaire, Francia, regresando a los Estados Unidos con tropas estadounidenses que regresaban a casa del servicio de la Primera Guerra Mundial en Europa.

Shoshone fue dado de baja en Norfolk, Virginia, el 5 de agosto de 1919 y devuelto a su dueño. Como SS Shoshone, reanudó el servicio comercial, y alrededor de 1919 pasó a llamarse SS Manoa.

El 11 de junio de 1921, Canada Steamship Lines introdujo el buque de carga y pasajeros de 5.070 toneladas MANOA (ii) en un nuevo servicio entre Montreal, Charlottetown y St John's que revivió en parte el servicio de Quebec Steamship Co anterior a 1915 entre Montreal, Quebec y Gaspé. Debido a la cantidad de puertos, el viaje de ida y vuelta tomó 17 días, como anunció "Canadian Railway & amp Marine World" en junio: -

"Canada Steamship Lines pondrá en servicio su barco de vapor de doble tornillo MANOA este verano, entre Montreal, Quebec, y Gaspé, Que, Charlottetown, PEI y St John's, Nfld, haciendo siete viajes de ida y vuelta de aproximadamente una quincena cada uno, saliendo de Montreal 11 y 28 de junio, 15, 2 de julio y 19 de agosto, y 6 y 23 de septiembre. Su camarote incluye salones con baños en suite.

"La ruta será a lo largo de la costa sur de St Lawrence, alrededor de la península de Gaspé y Percé Rock, y de allí a través de Charlottetown a St John s. Las tarifas de pasajeros variarán de la siguiente manera, según el alojamiento, las tarifas de primera clase, incluidas las literas y comidas. A Gaspé, ida, $ 30 a $ 70 de tercera clase, $ 20 sin tarifas de ida y vuelta a Gaspé. A Charlottetown, ida, $ 45 a $ 85 ida y vuelta, $ 75 a $ 150 de tercera clase, sólo ida, $ 30. A St John's, ida , $ 70 a $ 100 ida y vuelta, $ 125 a $ 175 dirección, ida, $ 40. Habrá tarifas locales entre Gaspé y Charlottetown, Gaspé y St John's y Charlottetown y St John's. Los niños menores de 5 años, si ocupan asientos en la mesa, Se cobrará 50 centavos por comida, pero no se cobrará por pasaje o litera para niños de 5 años y menores de 12 años, media tarifa y más de 12 tarifa completa. Todas las tarifas excluyen el impuesto de guerra ".

El segundo barco de Quebec Steamship Co de este nombre, el de una mítica ciudad dorada en la Guayana Británica, el MANOA era un antiguo transatlántico de Hamburgo que había sido tomado por los estadounidenses como premio de guerra. Podía transportar a 100 pasajeros y también había trabajado brevemente en el comercio de las Indias Occidentales de Quebec Steamship Co, entre diciembre de 1919 y abril de 1920, antes de trasladarse a la Compagnie Canadienne Transatlantique Ltée para un nuevo servicio entre Montreal y Le Havre, con Saint John como puerto de invierno. . Esta empresa conjunta de Canada Steamship Lines y Compagnie Générale Transatlantique, también conocida como Fracanda Line, se formó el 12 de abril de 1919, con dos barcos de cada socio que transportaban pasajeros. Pero había operado solo trece viajes redondos para pasajeros más varios viajes en buques de carga fletados antes de cerrar en enero de 1921.

En octubre, "Canadian Railway & amp Marine World" informaba de su aceptación en la carrera de St John: -

"MANOA de Canada Steamship Lines, que debía haber realizado su último viaje de la temporada desde Montreal a Terranova, realizó viajes adicionales el 13 y 29 de octubre, y realizará un tercer viaje adicional, el 17 de noviembre, en respuesta a las solicitudes de Terranova. residentes. Las escalas habituales se realizaron en Gaspé, Que y Charlottetown, PEI. Se afirma que la MANOA realizará una serie de cruceros especiales de invierno hacia el sur ".

Ella seguiría siendo el pilar del comercio Montreal-St John durante los próximos cinco años. No está claro si los "cruceros especiales de invierno" iban a ser gestionados por Canada Steamship Lines o si ella iba a ser fletada de regreso a Furness Withy & amp Co. Canada Steamship Lines había vendido su subsidiaria Quebec Steamship, para quien MANOA había operado una vez, dos temporadas antes y ya no estaba involucrada en los comercios del sur.

Después de cancelar las llamadas Gaspé de MANOA, Canada Steamship Lines pudo cambiar su horario de salidas cada 17 días a salidas quincenales en días fijos de la semana. Estos salieron de Montreal cada dos sábados a las 4 pm hacia Charlottetown y St John's, con un regreso de St John's el sábado siguiente. Llamando a Charlottetown en cada sentido, llegó al otro extremo de la línea el jueves, un viaje de 5 noches en cada sentido. CSL también vendió estos viajes como un crucero de 12 días, desde $ 90 adentro o $ 135 en una cabina exterior, y lo describió en su folleto turístico de la siguiente manera:

"Un crucero en latitudes frías en el MANOA ss de 6.000 toneladas (tipo océano). En este viaje de 12 días por las plácidas aguas del río San Lorenzo y el golfo, encontrará toda la fascinación de un viaje por el océano, sin ningún de la monotonía y la incomodidad de un viaje por mar. Un viaje en barco de 2.000 millas a través del bajo San Lorenzo y el Golfo de San Lorenzo desde Montreal hasta San Juan, Terranova, y regreso ".

En 1922, estos cruceros por el Golfo de San Lorenzo aparecieron en un nuevo folleto titulado "Dos cruceros maravillosos" que también incluía el crucero Saguenay semanal del CAPE ETERNITY.

En 1923, Canada Steamship Lines perdió $ 25,000 en su servicio de Terranova, pero en 1924, al igual que el MANOA, dirigió el WINONA a St John's, brindándole un servicio de carga semanal y un servicio de pasajeros quincenal. Sin embargo, a fines de ese verano, el MANOA fue reemplazado por el carguero de bandera noruega de 2.816 toneladas LISGAR COUNTY, traído desde County Line. También mantuvo un servicio de invierno desde Saint John, New Brunswick, donde había estado utilizando MAPLEDAWN en 1922.

Canada Steamship Lines vendió el MANOA a Boston Iron & amp Metal Co en junio de 1926. Esa compañía, a su vez, lo vendió a sus dueños originales, Hamburg-American Line. Mientras tanto, Canada Steamship Lines continuó su servicio Montreal-St John, pero solo para carga, con salidas de invierno desde Saint John, utilizando en su mayor parte cargueros británicos fletados.


Historia: The Northwestern Band of Shoshonee

La Northwestern Band of Shoshone es una rama del grupo más grande de personas Shoshone que cubre Utah, Idaho, Wyoming y Nevada. Cuando los blancos comenzaron a invadir el área que ahora es Utah en la década de 1840, vivían allí tres grupos diferentes de Shoshones del noroeste. Los mal llamados Weber Utes vivían en Weber Valley cerca de la actual Ogden, Utah. Los Pocatello Shoshones habitaban entre la costa norte del Gran Lago Salado y el Río Bear. Un tercer grupo vivía en Cache Valley a lo largo del Bear River. Se llamaban a sí mismos kammitakka, que significa "comedores de liebres".

La gente Shoshone era muy móvil y hábil en la caza y la recolección, y con cada cambio de estación migraban para obtener alimentos y otros recursos de los que dependían para sobrevivir. A principios de otoño, los Shoshones del noroeste se mudaron a la región cercana a lo que ahora es Salmon, Idaho, para pescar. Una vez terminada la pesca, se trasladaron al oeste de Wyoming para cazar búfalos, alces, ciervos, alces y antílopes. Secaban la carne al sol para el invierno y usaban las pieles como ropa y refugio. En la primavera y el verano, los Shoshones del noroeste viajaron por el sur de Idaho y por todo Utah. Durante estos meses, pasaban su tiempo recolectando semillas, raíces y bayas y socializando. A finales del verano, cavaron raíces y cazaron animales pequeños. A fines de octubre, la banda se mudó al oeste de Utah y partes de Nevada para la recolección anual de piñones (o piñones), un alimento rico en nutrientes que formaba una parte importante de la dieta Shoshone. El hogar de invernada de los Northwestern Shoshones estaba en un área alrededor de lo que ahora es Preston, Idaho. Based on these migration patterns, experts have claimed that the Northwestern Shoshones were among the most ecologically efficient and well-adapted Indians of the American West.

By the 1840s, the Northwestern Shoshones had adopted some aspects of Plains Indian culture, using the horse for mobility and to hunt large game, such as buffalo. The Shoshone way of life came under attack when Anglo emigrants began to transverse Shoshone lands on the trails to California and Oregon in the early 1840s. The arrival of the members of the LDS Church in 1847 brought added pressure. The Mormons initially settled in the Salt Lake Valley but quickly spread into the Weber and Cache Valleys, entering Shoshone lands and competing for vital resources. Conflict between the Shoshones and white settlers and emigrants became a serious problem in the late 1850s and early 1860s. Responding to the destruction of game and grass cover and the unprovoked murder of Indians, Shoshone leaders like Chief Pocatello retaliated with raids on emigrant trains. After the discovery of gold in Montana in 1862, more and more whites traveled over Shoshone land. In response to incidents of violence committed by the travelers, some Shoshones, including a group led by Chief Bear Hunter of the Cache Valley, began to raid wagon trains and cattle herds.

Violence erupted on January 29, 1863 when Colonel Patrick Edward Connor and about two-hundred army volunteers from Camp Douglas in Salt Lake City attacked Bear Hunter’s people. A group of 450 Shoshone men, women, and children were camped on the Bear River twelve miles from Franklin, Washington Territory (now Idaho). In the early hours of the morning, Connor and his men surrounded the Shoshones and began a four-hour assault on the virtually defenseless group. Some 350 Shoshones were slaughtered by the troops, including many women and children. This was one of the most violent events in Utah’s history and the largest Indian massacre in U.S. history.

In the aftermath of the Bear River Massacre, white settlers moved unopposed into traditional Northwestern Shoshone lands. As American settlements grew around them, the few remaining Northwestern Shoshones lost their land base and could no longer sustain their traditional nomadic lifestyle. In 1875, after years of struggle and starvation, many Northwestern Shoshones converted to Mormonism and settled on a church-sponsored farm near Corrine, Utah, an area where the Shoshone had traditionally wintered. The farm was short-lived, as federal officials, responding to unfounded rumors that the Shoshones were planning an attack on Corrine, expelled them from the farm and attempted to force them onto the newly founded Fort Hall Reservation in Idaho.

Some Northwestern Shoshones did move to Fort Hall, but those who wanted to remain in their traditional homeland were left without a reservation and had to search for alternative means to secure a land base. Beginning in 1876, using rights guaranteed under the Homestead Act, the Northwestern Shoshones acquired and settled land between the Malad and Bear rivers. The Malad Indian Farm was eventually discarded due to its insufficient size and the difficulty of irrigating in the area. The Northwestern Shoshones considered moving back to the Cache Valley but instead moved to a new farm in the Malad Valley just south of Portage, Utah. They named the farm after their admired leader Washakie, and the settlement, which was managed by members of the LDS Church, was home the Northwestern Band of Shoshone for the next eighty years. Tragically, in the summer of 1960, representatives of the LDS Church, who mistakenly believed that Washakie had been abandoned, burnt the Shoshones’ houses to the ground in preparation for the sale of the church farm. The church later gave the band 184 acres of land near Washakie to atone for this mistake.

Until 1987, the Northwestern Band of Shoshone was administered by the federal government as part of a larger Shoshone tribe. That year the government recognized the tribe as independent, and the Northwestern Shoshones adopted a constitution and tribal council. In addition to the Washakie land, the tribe holds some private lands held in trust by the Bureau of Indian Affairs and is attempting to purchase more land to solidify its home in Utah. The Northwestern Band of Shoshone is quickly developing and, in so doing, is reasserting its rightful place in the history of Utah.


You've only scratched the surface of Shoshone family history.

Between 1969 and 2003, in the United States, Shoshone life expectancy was at its lowest point in 1969, and highest in 1993. The average life expectancy for Shoshone in 1969 was 31, and 40 in 2003.

An unusually short lifespan might indicate that your Shoshone ancestors lived in harsh conditions. A short lifespan might also indicate health problems that were once prevalent in your family. The SSDI is a searchable database of more than 70 million names. You can find birthdates, death dates, addresses and more.


Etchoe, Battle of

The Battle of Etchoe took place during the Cherokee War of 1760-61 between the Cherokee and the English. That war, a subconflict within the French and Indian War, began when whites murdered a number of Cherokees who were returning home from aiding the Virginians in their contest with the French. These murders, in addition to the mistreatment of some Cherokee women by the commander of Fort Prince George, led Cherokee warriors to attack whites on the Carolina frontier. A delegation of chiefs went to Charles Towne (Charleston, S.C.) to prevent the outbreak of a formal war, but Governor William Henry Lyttleton took the delegation hostage and returned them to Fort Prince George. There he demanded that the Cherokees turn in 24 warriors involved in the frontier killings before he would release the hostages.

Oconostota (Great Warrior), who had been a recent delegation hostage, led an attack on the fort to obtain the release of the Cherokees. The commander of the fort was killed, leading the soldiers to massacre the hostages. Col. Archibald Montgomery subsequently led 1,600 men in an attack on the Cherokees. After relieving Fort Prince George, Montgomery marched toward the Cherokee Middle Towns in western North Carolina.

On 27 June 1760, about eight miles south of Etchoe (near the present-day town of Otto at the deserted Cherokee town of Tessante Old Town), the first Battle of Etchoe took place. Oconostota ambushed Montgomery, killing 20 of his men and wounding 70, including Montgomery himself. Montgomery returned to Charles Towne to begin a new assignment, but meanwhile the Cherokees captured Fort Loudoun in present-day Tennessee. In response, Col. James Grant, a member of Montgomery's earlier expedition, led 2,400 men in a decisive blow against the Indians.

On 10 June 1761, about two miles south of Tessante Old Town and the site of the earlier battle, a second Battle of Etchoe took place. After nearly six hours of fighting, the Cherokees retreated and Grant went on to attack the Middle Towns, which had never been invaded before. Grant's expedition destroyed 15 towns and 15,000 acres of crops and drove 5,000 Cherokees into the remote mountains. Peace was signed with the Cherokees in September 1761.

David H. Corkran, The Cherokee Frontier: Conflict and Survival, 1740-1762 (1962).


Shoshone Religion

Ms. Nelson says religion varied among the Shoshone. The people may not have religious leaders, but “individuals in the tribe will seek out supernatural connections through visions and dreams.” As Ms. Nelson writes:

“The Shoshone had a wide range of religious beliefs and practices. Some bands believed the sun created the heavens and the earth while others attribute life to the mythological characters Coyote or Wolf or a spirit called ‘Our Father.’”

The encyclopedia says Eastern Shoshone adopted the Sun Dance and the Native American Church.

Top image: ‘Shoshone Indian and his Pet Horse’ (1858-1860) by Alfred Jacob Miller. Source: Dominio publico

Mark Miller has a Bachelor of Arts in journalism and is a former newspaper and magazine writer and copy editor who's long been interested in anthropology, mythology and ancient history. His hobbies are writing and drawing.


Ver el vídeo: Who Are the Eastern Shoshone?