Guerra de los Seis Días

Guerra de los Seis Días

En mayo de 1967, los ejércitos árabes comenzaron a construir largas fronteras con Israel. Al mismo tiempo, el general Gamal Abdel Nasser de Egipto ordenó el bloqueo del Golfo de Aqaba.

El general Moshe Dayan, ministro de Defensa de Israel, decidió un ataque preventivo. El 5 de junio de 1967, la fuerza aérea israelí bombardeó los aeródromos de Egipto, Siria, Irak y Jordania. Los tanques egipcios también fueron destruidos en el Sinaí y el ejército israelí llegó al Canal de Suez y la orilla occidental del río Jordán el 7 de junio. Durante los siguientes tres días, los israelíes capturaron los Altos del Golán y el territorio en Siria.

La Guerra de los Seis Días reabrió el Golfo de Aqaba. También les dio control sobre Cisjordania de Jordania y los 600.000 árabes que vivían en esa zona.


Guerra de Yom Kipur

El 6 de octubre de 1973, con la esperanza de recuperar el territorio perdido ante Israel durante la tercera guerra árabe-israelí, en 1967, las fuerzas egipcias y sirias lanzaron un ataque coordinado contra Israel en Yom Kippur, el día más sagrado del calendario judío. Tomando por sorpresa a las Fuerzas de Defensa de Israel, las tropas egipcias se adentraron profundamente en la península del Sinaí, mientras Siria luchaba por expulsar a las tropas israelíes de ocupación de los Altos del Golán. Israel contraatacó y recuperó los Altos del Golán. Un alto el fuego entró en vigor el 25 de octubre de 1973.


La Guerra de los Seis Días desató cuarenta años de lucha


Tanques en movimiento: las fuerzas blindadas israelíes atraviesan el desierto del Sinaí en junio de 1967. En seis días, Israel aplastó a tres ejércitos y tomó tres veces el territorio que tenía cuando se formó en 1949. (Foto: © EPA / Corbis)

El ataque sorpresa de Israel de 1967 aniquiló a las fuerzas árabes desplegadas en su contra y preparó el escenario para décadas de conflicto e inseguridad.

Las filas relucientes de cazas Mikoyan-Gurevich MiG-21 y Sukhoi de la Fuerza Aérea Árabe Egipcia de fabricación soviética y bombarderos Tupolev Tu-16 se alinearon cuidadosamente bajo un sol cálido en la mañana del 5 de junio de 1967. Sus pilotos, de regreso de sus primeros patrullas, estaban en el comedor, desayunando tomates, falafel y pepinos en rodajas. Pocos notaron los puntos negros chirriando hacia ellos a más de Mach 1. En segundos, los puntos se habían convertido en elegantes aviones israelíes Daussault Mirage IIIC, Super Mystère, Ouragan y Sud Aviation Vautour, que ahora arrojaban cohetes, fuego de cañón y bombas. Las explosiones masivas rasgaron el aire y bolas de fuego gigantes de color rojo anaranjado se elevaron en el cielo azul sin nubes. Los israelíes volaron tan bajo que los egipcios que estaban en el suelo podían distinguir sus rostros. En cuestión de minutos, los israelíes se habían ido, la fuerza aérea de Egipto había dejado de existir y el Oriente Medio se había transformado por completo. Rápida en su ejecución, brutal en su fuerza destructiva, abrasadora en su impacto psicológico, la Guerra de 1967 fue uno de los momentos más dramáticos y desgarradores de la historia moderna de Oriente Medio. A través de la desinformación, la mala interpretación y el mal gobierno, Siria, Jordania y Egipto tropezaron con una guerra no deseada contra las poderosas Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), con consecuencias catastróficas, como el estado judío, controlando el aire después de ese derrocamiento.
ataque cisivo: hizo a un lado las fuerzas terrestres de sus enemigos y se apoderó audazmente de la Franja de Gaza, el desierto del Sinaí, Jerusalén, Cisjordania y los Altos del Golán.

Cuando se disipó el humo, Israel emergió como la superpotencia regional indiscutible. A largo plazo, sin embargo, se podría argumentar que nadie ganó esta guerra de oportunidades, lo que generó más de 40 años de disturbios y muertes en una región que se ha hecho conocida como una de las más volátiles del mundo. En lugar de utilizar su sorprendente victoria para negociar por su seguridad mientras restauraba las tierras y el orgullo que había arrebatado a los palestinos y sus vecinos árabes, Israel se aferró a sus logros y los resultados han sido trágicos: nueva guerra y lucha de guerrillas, una insuperable y un problema masivo de refugiados, y un fundamentalismo islámico floreciente y radicalizado. Una obra maestra táctica, la guerra de 1967 también puede haber llevado a algunas de las peores decisiones estratégicas que Israel haya tomado.

Sobre el papel, las fuerzas de Egipto, Siria y Jordania parecían formidables. Con ayuda soviética, los ingenieros egipcios habían fortificado el desierto del Sinaí. En vísperas de la guerra, el ejército egipcio tenía siete divisiones, 950 tanques (la mayoría de ellos T-55), 1.000 piezas de artillería y unos 100.000 soldados en el Sinaí. La Fuerza Aérea de la República Árabe Unida de Egipto (UARAF) constaba de 450 aviones, entre ellos el bombardero supersónico Tu-16 de fabricación soviética y el caza MiG-21 de última generación. El ejército sirio se veía igualmente impresionante, con 70.000 soldados, 550 tanques (en su mayoría T-54, T-55 y Su-100 soviéticos) y 300 piezas de artillería, mientras que la fuerza aérea siria constaba de 136 MiG, incluidos MiG-21. . Los sirios colocaron 12 brigadas en los Altos del Golán, una zona escarpada de valles, bosques y crestas, algunas de las cuales llegan a los 2.000 pies sobre el nivel del mar. También asesorados por los soviéticos, habían construido fortificaciones y sembrado extensos campos de minas.

Jordania, la más pequeña de las tres poblaciones árabes con 1,5 millones, en contraste con 33 millones de egipcios y 6,3 millones de sirios, desplegó 270 tanques, en su mayoría estadounidenses M47 y M48 Patton, 200 piezas de artillería y 45.000 soldados en Cisjordania, divididos en nueve brigadas y batallones independientes. La minúscula Royal Jordanian Air Force (RJAF) tenía solo 24 Hawker Hunters. Al no tener suficientes tropas para defender Cisjordania, los jordanos se posicionaron en un terreno elevado y construyeron sofisticadas defensas, particularmente en Jerusalén.

En realidad, sin embargo, ninguno de estos tres estados estaba preparado para la guerra. Todos estaban cargados de enormes problemas sociopolíticos como el desempleo y el analfabetismo extremadamente altos. Siria y Jordania fueron, y siguen siendo, creaciones coloniales artificiales, carentes de identidad nacional y legitimidad política. Siria había sido convulsionada por sangrientos golpes de estado en 1966, y el líder de Jordania, el rey Hussein, cuya familia proviene de una tribu del sur de Arabia, tenía poco en común con sus propios súbditos. De hecho, más temeroso de un golpe que de los israelíes, Hussein se aseguró de que el ejército no tuviera formaciones divisionales o de cuerpos y que él tomara todas las decisiones importantes.

Asimismo, las fuerzas armadas sirias eran fatalmente débiles. Las purgas y las intrigas políticas habían agotado su cuerpo de oficiales, las defensas del Golán se habían deteriorado y quizás solo el 50 por ciento de sus tanques funcionaban. Sus líderes, desesperados por el apoyo popular, permitieron los ataques palestinos en Israel e hicieron tratos de armas con los soviéticos.

Egipto, la nación más grande de Oriente Medio en población en 1967, parecía ser la excepción. El país disfrutaba de una fuerte identidad nacional, y su carismático presidente, Gamal Abdel Nasser, había ayudado a derrocar a la monarquía títere británica de Egipto en 1952. Su mejor amigo, el mayor Abdel Hakim Amer, era jefe de las fuerzas armadas, y más tarde se tituló grandiosamente “campo mariscal."

Un héroe anticolonialista, Nasser fue enormemente popular. Había nacionalizado el Canal de Suez y se enfrentó a una invasión conjunta de Israel, Francia y Gran Bretaña en 1956. Muy sensible a las acusaciones y críticas de la prensa árabe, Nasser a menudo sintió que tenía que actuar de manera dramática en el escenario de la política exterior para mantener su posición. . Pero su país enfrentó enormes desafíos de desarrollo y el ejército era estructuralmente débil, en parte porque los nombramientos de oficiales se basaban en lazos familiares y amistades. "Ahora no somos oficiales militares", dijo Nasser a Amer en 1962, "somos políticos". Egipto no estaba en condiciones de luchar en un conflicto importante.

No hubo un frente único que desafiara a Israel, ni una "estrategia árabe". Egipto, Siria y Jordania desconfiaban el uno del otro. Plantar a Israel como enemigo era pura propaganda, propaganda que se convirtió en una política de cebo, sin los medios para respaldar las amenazas.

Radio Cairo, por ejemplo, transmite mensajes incendiarios, algunos dirigidos al primer ministro israelí Levi Eshkol: “Te desafiamos, Eshkol, a que pruebes todas tus armas. Póngalos a prueba, deletrearán la muerte y la aniquilación de Israel ". Pero estas fueron palabras vacías, y el rey Hussein, un realista, abogó por una política de no beligerancia hacia Israel, creyendo que el estado judío estaba planeando dejar que Nasser "desencadenara una guerra en la que Israel podría desencadenar su verdadera intención y apoderarse de Territorio árabe ".


Planeado a la perfección: los planes de invasión de larga data de Israel aseguraron un dominio rápido sobre el Sinaí, Cisjordania y Jerusalén, y los Altos del Golán. (Mapa: Baker Vail)

De todos los combatientes, solo Israel estaba ideológica, mental y materialmente preparado para la guerra. Con una población de aproximadamente 3,8 millones, estaba superado en número y rodeado de enemigos. Ya en febrero de 1967, el primer ministro Eshkol había dicho a los oficiales de las Fuerzas de Defensa de Israel que estuvieran listos para la batalla, aunque consideraba que Siria y Jordania eran los probables transgresores.

Fundada por judíos europeos y estadounidenses que adoptaron las estructuras organizativas sociopolíticas y militares occidentales, la democracia dinámica de Israel se basó en el mérito, no en el amiguismo, y desplegó un ejército profesional y motivado. La seguridad era primordial. Muchos partidarios de la línea dura israelí argumentaron que la nación necesitaba una “profundidad estratégica”, zonas de amortiguación que alejaban al corazón de Israel de sus enemigos. Los sionistas y la derecha religiosa también estaban ardiendo por recrear Eretz Yisrael (la Tierra de Israel), que abarcaría los sitios bíblicos que entonces se ubicaban más allá de las fronteras existentes de la nación.

Además, muchos israelíes sintieron que habían sido retenidos durante la guerra de independencia de 1948-1949 y se habían visto obligados a devolver las tierras conquistadas en la invasión de Egipto en 1956. Estaban ansiosos por terminar el trabajo y muchos estaban ansiosos por incorporar Jerusalén a Israel. Mezclados con estas dinámicas estaban los problemas sociales urgentes: una población en declive, una economía estancada y la comprensión entre las clases políticas de que se necesitaba algo para galvanizar a la nación.

A medida que se acercaba la guerra, Israel colocó a 70.000 hombres, infantería y paracaidistas, cerca de la frontera con Egipto. Tenían unos 700 tanques, principalmente centuriones británicos bien blindados. La fuerza aérea israelí (IAF), comandada por el general Mordechai Hod, consistía en 207 aviones de combate, una variada mezcla de Mirages, Mystères, Ouragans y Vautours franceses.

Para su posible invasión de Jordania, Israel desplegó 40.000 soldados organizados en ocho brigadas, alrededor de 200 tanques, la mayoría de ellos modificados de la Segunda Guerra Mundial, "Super" Sherman con cañones de 75 mm o 105 mm, y finalmente más de 200 aviones de combate.

Aunque EE. UU. Advirtió contra el disparo del primer tiro, los israelíes decidieron leer la falta de una prohibición firme como una luz verde para la guerra.

En los Altos del Golán, Israel tenía una fuerza mucho más pequeña, que consistía solo en un par de brigadas. Sin embargo, para el 9 de junio, cuando Israel decidió invadir Siria también, atacaría con alrededor de 150 aviones, 250 tanques y 20.000 soldados.

"Suerte", escribió el escritor romano Séneca el Joven, "es lo que sucede cuando la preparación se encuentra con la oportunidad". Israel se benefició de sus magníficas organizaciones de inteligencia, que tenían información precisa y exacta sobre sus enemigos. Gracias a la audaz creatividad del Mossad, el famoso y temido servicio secreto de Israel, se le entregó un MiG-21 en 1966 y se lo estudió intensamente. Además, los criptólogos israelíes habían descifrado los códigos militares sirios y colocado un espía en el gobierno sirio que proporcionó planes detallados para las defensas del Golán y especificaciones técnicas para el equipo sirio. Los agentes dentro de Egipto recopilaron información similar. Gracias a un trabajo tan estelar, "la fuerza aérea israelí", dijo un observador en junio de 1967, "sabía con precisión ... dónde se encontraba cada avión egipcio [así como sirio y jordano], qué estaba haciendo, qué podía hacer".

Las tensiones habían estado hirviendo durante años entre Israel y sus vecinos. Hubo una disputa sobre cómo compartir las aguas del río Jordán. Las guerrillas palestinas habían estado atacando a Israel desde bases en Jordania y Siria, atrayendo poderosas incursiones de represalia israelíes. De manera controvertida, Israel estaba construyendo una planta de energía nuclear.

Si bien hubo muchos puntos de discordia, fue una sola escaramuza la que presagió la guerra. El 7 de abril de 1967, la IAF derribó seis MiG sirios después de que la artillería siria bombardeara dos tractores israelíes que habían entrado en una zona desmilitarizada. Para colmo de males, los exaltados pilotos israelíes volaron victoriosos sin círculos sobre los cielos de Damasco, la capital siria.

Los soviéticos les dijeron a los egipcios en mayo de 1967 que Israel estaba concentrando tropas en la frontera siria. Aunque los observadores de las Naciones Unidas no descubrieron ninguna acumulación, los sirios —de modo que resultó fatalmente— pidieron a los egipcios que hicieran alguna demostración para aliviar la presión sobre ellos. Aprovechando esta oportunidad de jugar al "protector" de los árabes, Nasser movilizó a su ejército, lo colocó en un despliegue defensivo en el Sinaí y pidió a la Fuerza de Emergencia de la ONU para el mantenimiento de la paz que se retirara. Pero lo que vino a continuación aseguró la guerra: después de que el mariscal de campo Amer enviara tropas para tomar el control de Sharm el-Sheikh, Nasser cerró el estrecho de Tirán en el golfo de Aqaba a la navegación israelí el 21 de mayo.

Israel definió el cierre del estrecho como un acto de guerra. El movimiento de Nasser fue, escribe la historiadora Laura James, principalmente "dirigido a cosechar ganancias políticas, que él sabía conllevaba un alto riesgo de precipitar hostilidades militares". Subrayando la falta de intención hostil de Egipto, su inteligencia militar no sabía prácticamente nada sobre los planes, tácticas, tamaño o despliegue de las FDI. Los comandantes de campo egipcios ni siquiera sabían dónde se encontraba su enemigo. Pero al desplegar tropas y participar en actos hostiles, Egipto jugó en las manos de los líderes de línea dura de Israel.

El 23 de mayo, Yitzhak Rabin, el jefe de personal israelí, general Aharon Yariv, jefe de Aman, la rama de inteligencia de las FDI y otros, aconsejaron al gabinete israelí que declarara la guerra. El gabinete se detuvo. El secretario de defensa de Estados Unidos, Robert McNamara, informó a los israelíes el 26 de mayo que "tres grupos de inteligencia separados" habían llegado a la conclusión de que los "despliegues egipcios ... eran defensivos". Esto encaja con la estimación de Aman de que Egipto "no estaría listo para la guerra al menos hasta finales de 1970".

En esta etapa, Nasser aparentemente pensó que todo podía manejarse políticamente. Creía que las Naciones Unidas intervendrían para poner fin a las hostilidades, que los soviéticos contrarrestarían cualquier movimiento de los Estados Unidos y que Eshkol deseaba evitar la guerra. Incluso si se trataba de la guerra, el mariscal de campo Amer le había asegurado que el ejército podría resistir y tal vez incluso derrotar a Israel.

Bajo la intensa presión de los intransigentes, Eshkol vaciló, esperando que Estados Unidos sugiriera una solución diplomática. Alternativamente, quería que Estados Unidos bendijera cualquier ataque israelí. Pero en las reuniones de alto nivel entre funcionarios estadounidenses e israelíes, los estadounidenses se mostraron evasivos: el presidente Lyndon B. Johnson tenía las manos llenas de malestar en casa, una elección inminente y la guerra de Vietnam. Aunque un alto funcionario estadounidense advirtió, "no dispare el primer tiro", los israelíes decidieron leer la falta de un firme "no-go" estadounidense como una luz verde.

La creación de un nuevo gabinete israelí el 2 de junio trajo a halcones como Moshe Dayan como ministro de Defensa y el intransigente Menachem Begin. Insistieron en que se hiciera un engaño para poner fin a las amenazas sirias, desinflar el prestigio de Nasser y mantener la credibilidad de las FDI, todo mientras se lograban los objetivos geopolíticos de Israel, es decir, expandir las fronteras del estado y aumentar su profundidad estratégica. El 4 de junio, el gabinete votó a favor de ir a la guerra.

Los planificadores operativos israelíes habían desarrollado mucho antes planes de contingencia para la guerra contra Siria con nombres en clave como Operación Pinzas para conquistar los Altos del Golán y Operación Látigo diseñada para apoderarse de Cisjordania y Jerusalén de Jordania. “Durante cinco años”, recordó el jefe de operaciones de las FDI, general Ezer Weizman, refiriéndose al ataque aéreo sorpresa contra Egipto, “había estado hablando de esta operación, explicándola, incubándola, soñando con ella, fabricándola enlace por enlace, capacitar a los hombres para que lo lleven a cabo ".

En el frente egipcio, el plan de ataque israelí era derribar aviones y bases egipcias mientras las FDI golpeaban Gaza y el Sinaí. Un grupo de trabajo de brigadas blindadas y paracaidistas, comandado por Brig. El general Israel Tal, debía tomar Rafah y al-Arish, y dirigirse hacia el Canal de Suez, mientras que en el centro, a través de dunas de arena consideradas intransitables por los egipcios, Brig. El general Avraham Yoffe apoyaría los flancos de Tal con dos brigadas blindadas. La fuerza de Yoffe también respaldaría a Brig. Las brigadas de tanques, paracaidistas e infantería del general Ariel Sharon, que debían invadir las defensas iniciales en Abu Ageila y luego tomar el paso estratégico Mitla antes de avanzar hacia el canal.

Contra Jordania, los israelíes planearon dos movimientos de pinza: uno para cortar Jerusalén, el otro en la unión de Janin y Nablus, un tercer ataque expulsaría a los jordanos del área de Qalqilyah-Tulkarm. Siria se ocuparía más tarde.

Beneficiándose de una excelente inteligencia, el rey Hussein informó a Nasser que los israelíes atacarían Egipto el 3 de junio, y Nasser advirtió a sus comandantes que se prepararan. Hussein luego colocó sus pequeñas fuerzas casi exactamente a lo largo de las rutas de invasión de Israel. Allí, esperaron el ataque.

Temprano en la mañana del 5 de junio, casi toda la fuerza aérea israelí, más de 180 aviones, realizó una patrulla aparentemente de rutina sobre el mar Mediterráneo. Los monitores de radar egipcios no le dieron importancia. De repente, los israelíes se sumergieron por debajo del nivel del radar, se inclinaron y rugieron hacia las bases de la UARAF en el Sinaí y el noreste de Egipto. Bombardearon bases aéreas egipcias durante más de tres horas, en vuelos de cuatro. Los egipcios, recién llegados de sus patrullas matutinas y disfrutando del desayuno, fueron tomados completamente por sorpresa. "Hubo explosiones por todas partes", dijo más tarde el comandante de vuelo egipcio Tahsen Zaki, "pero continuamos y logramos salvar algunos aviones".

Los ataques ocurrieron justo cuando el mariscal de campo Amer despegaba en un transporte desarmado. No pudo aterrizar por razones obvias, y tuvo miedo de emitir comandos de radio por temor a ser derribado. Las fuerzas egipcias estaban efectivamente paralizadas.

De los 12 MiG egipcios que lograron despegar, 10 fueron derribados. Al perder solo cuatro Mystères, los israelíes destruyeron 304 aviones egipcios, junto con la mayoría de las instalaciones de radar de Egipto y 17 aeródromos. A las 12:15 p.m., la IAF también atacó las armas aéreas de Jordania y Siria, destruyendo 53 aviones sirios y prácticamente toda la Real Fuerza Aérea de Jordania. Los aviones israelíes incluso barrieron Irak, derribando cinco cazabombarderos Hawker Hunter y destruyendo otros diez en tierra después de que los iraquíes bombardearan el territorio israelí. Ese día, uno de los primeros ataques aéreos más destructivos y efectivos de la historia acabó con entre el 70 y el 80 por ciento del poder aéreo egipcio, jordano y sirio.

Mientras aceitosas columnas de humo de los restos en llamas de los aviones UARAF se enroscaban en el cielo, las FDI lanzaron su invasión. Hacia el norte, el general Tal lanzó la élite 7ª Brigada Blindada contra las fortificaciones de Rafah detrás de las cuales esperaba la 7ª División de Infantería egipcia. Los egipcios lucharon duro, causando muchas bajas, pero las tácticas superiores israelíes eliminaron cada línea defensiva ya que los egipcios no pudieron maniobrar sus fuerzas de manera efectiva. El único contraataque egipcio consistió en una avalancha de tanques T-55, avanzando sin apoyo de infantería o artillería. Fueron diezmados.

Los hombres de Tal corrieron ahora hacia el paso Jiradi de 13 kilómetros de largo, el único acceso a al-Arish. Aquí se atrincheraron la 6ª Brigada de Infantería egipcia y dos batallones de T-55. Para flanquear esta posición, Tal envió una unidad al sur, que se atascó en las dunas de arena. La única opción de los israelíes en ese momento era abrirse camino a golpes, en el tipo de lucha frontal y directa que no les gustaba porque el desgaste que producía era desproporcionadamente dañino para su pequeña nación. Aunque inicialmente los tomó por sorpresa la velocidad del avance israelí, los egipcios lucharon ferozmente y finalmente noquearon 13 tanques de las FDI. En algunos de los combates más sangrientos de la guerra, la batalla se prolongó hasta el anochecer. Sin embargo, después de un combate cuerpo a cuerpo, los israelíes despejaron el paso.

Mientras tanto, las brigadas del general Sharon se pararon ante la segunda división de infantería egipcia en Abu Ageilah, excavadas en trincheras protegidas por campos de minas y dunas de arena. Con la audacia y creatividad típicas de Israel, Sharon ordenó que un grupo de trabajo blindado bajo el mando del teniente coronel Natke Nir atravesara las dunas del norte, hacia la retaguardia egipcia. Luego, los helicópteros trajeron paracaidistas para atacar las posiciones de la artillería egipcia.

Este innovador ataque comenzó a las 10:30 p.m. con un bombardeo de artillería de unos 100 cañones. La infantería de Sharon atacó desde las dunas, mientras los paracaidistas silenciaban a la artillería enemiga y los tanques de Nir se abalanzaban sobre los sorprendidos defensores. Las ráfagas de fuego de los tanques, los destellos de la artillería y las llamas de las armaduras demolidas iluminaban la negra noche del desierto. Aparentemente atacados por todos lados simultáneamente, los egipcios lucharon sin embargo durante 12 horas. Sin embargo, cuando terminó, la 2.ª División de Infantería había sido destruida.

Después de que las cosas se hubieran desintegrado claramente para los egipcios, los soldados de todos los rangos comenzaron, en palabras del historiador militar Kenneth Pollack, a “disimular, ofuscar, exagerar y mentir abiertamente” en lugar de admitir sus pérdidas y errores. Como reflejo de la falta de comunicación abierta del régimen, el mariscal de campo Amer y sus hombres se unieron y le dijeron a Nasser y a los oficiales del ejército que la fuerza aérea de Egipto había destruido a su contraparte israelí.

Solo más tarde, el día 5 de junio, Amer le dijo a Nasser la verdad. Con efecto desastroso, algunos comandantes del ejército no fueron informados hasta el día siguiente. Amer y la mayoría del personal general parecen haber estado paralizados por la conmoción durante gran parte de este primer día, las órdenes se dieron y se contradecieron a un ritmo acalorado, lo que sembró la inercia y la confusión en todas las filas.

Como en guerras anteriores, los egipcios lucharon con tenacidad y valentía pero carecieron de innovación, tácticas y maniobra. Cuando dos brigadas T-55 de la 4.a División Blindada, por ejemplo, intentaron detener el avance de Tal a al-Arish, chocaron contra centuriones de las FDI de la unidad del general Yoffe: al caer la tarde, nueve tanques egipcios se habían reducido a cascos de acero en llamas. mientras que los israelíes perdieron solo un centurión. Renovando el asalto por la mañana, los egipcios cargaron directamente contra los israelíes y fueron atacados por disparos precisos y ataques aéreos. Los egipcios se retiraron, dejando atrás 30 de los 80 T-55, destrozados. Los israelíes no sufrieron pérdidas.

Después de esta catastrófica derrota, Amer ordenó una retirada general del Sinaí el 6 de junio. Sin pasar por los canales de comunicación normales, el mariscal de campo llamó personalmente a sus comandantes y les ordenó que se retiraran. La retirada degeneró rápidamente en una derrota cuando los oficiales huyeron atropelladamente, dejando a sus hombres sin líder. Cientos de soldados simplemente arrojaron su equipo y se dirigieron a casa, muchos de los cuales sufrieron muertes agonizantes en los páramos rocosos del Sinaí.

Después de inhabilitar el USS Liberty, Israel era libre de perseguir su objetivo final, los Altos del Golán, sin temor a las escuchas de Estados Unidos.

Al darse cuenta pronto de su error, Amer trató de que algunas unidades se opusieran a los israelíes. La 3.ª División de Infantería egipcia luchó duramente en Jebel Libni, pero las FDI la aniquilaron por completo. De manera similar, la 4.a División Blindada enfrentó y retrasó a las fuerzas de Tal el 7 de junio, pero el precio fue enormes pérdidas en tanques, personal y equipo. Aun así, esos egipcios al menos lograron cruzar el canal cojeando de manera ordenada.

Sin embargo, estos fueron enfrentamientos aislados y descoordinados que no pudieron detener el caos, y los israelíes capturaron a unos 5.000 soldados egipcios. Según historiadores israelíes como Aryeh Yitzhaki, cientos de otros árabes, incluidos civiles palestinos, fueron ejecutados y arrojados a tumbas, algunas de las cuales tuvieron que cavar ellos mismos, en al-Arish, Gaza y otros lugares.

Sobre el campo de batalla, los remanentes de la fuerza aérea egipcia volaron salidas de ataque terrestre y se enfrentaron a la IAF muy superior. Algunos egipcios, sobre todo los pilotos de MiG-21 del Escuadrón No. 40, derribaron seis aviones israelíes en combates aéreos, pero Israel derribó 42 aviones UARAF.

En la confusión, basándose en informes de Amer y otros, Nasser y sus generales informaron a los jordanos que la FAI había sido destruida y que Egipto había invadido Israel. Esta "noticia" falsa envalentonó al rey Hussein ya su general egipcio, Abdul Munim al-Riyad. Descartando un mensaje israelí enviado a través de las Naciones Unidas de que Israel no atacaría si Jordania seguía siendo un no beligerante, Hussein ordenó a su ejército que abriera fuego. Incluso envió a la 60ª Brigada Blindada a unirse al "ataque" egipcio en el Sinaí.

Hussein y Riyad luego ordenaron al RJAF que atacara objetivos dentro de Israel. Pero trabajando desde una inteligencia abismal, los pilotos jordanos se perdieron y bombardearon un balneario. Fue cuando sus Hawker Hunters aterrizaron para repostar que los espejismos israelíes repentinamente gritaron desde el cielo y los destruyeron o dañaron gravemente a todos.

Incapaces de resistirse a tomar lo que consideraban el premio de los premios, los israelíes ahora decidieron capturar Cisjordania y Jerusalén, aunque ninguna de las dos representaba una amenaza existencial. Bergantín. La fuerza del general Elad Peled, compuesta por una brigada blindada, una mecanizada y una paracaidista, recibió la orden de atacar las ciudades de Janin y Nablus. Mientras tanto, Brig. El general Uzi Narkiss planeó invadir Jerusalén en un doble envolvimiento, enviando paracaidistas para atacar al norte de la ciudad, con la 16ª Brigada arrastrándose para capturar la sección sur de la Ciudad Vieja cuando la 10ª Brigada Mecanizada atacó el norte. Otras unidades debían avanzar a través de Latrun contra Ramallah, al noroeste de Jerusalén.

En todos estos ataques, los israelíes superaron tácticamente a los jordanos. La fuerza aérea israelí aporreó las posiciones fortificadas de Jordania y luego frustró los intentos de Jordania de mover sus fuerzas. Aunque las unidades jordanas individuales lucharon ferozmente, a veces hasta la muerte, sus disparos fueron generalmente inexactos y su comunicación deficiente. En parte, esto se debió a que sus oficiales simplemente huyeron una vez que se dieron cuenta de que todo estaba perdido. Aunque los jordanos estaban bien atrincherados en posiciones fortificadas a lo largo de las numerosas crestas que caracterizan el terreno, los israelíes habían invadido todas sus posiciones en las afueras de Jerusalén el 6 de junio, en batallas que duraron de 20 minutos a varias horas.

Para las FDI, la parte más sangrienta de esta minicampaña fue su asalto a Jerusalén. Aquí, los francotiradores jordanos dispararon con precisión y se produjeron feroces combates casa por casa. A las 2 a. M., La 55ª Brigada de Paracaidistas israelí, apoyada por tanques Sherman y artillería, asaltó “Ammunition Hill”, un punto fuerte de Jordania. Defendida por un batallón de la Tercera Brigada, esta posición estaba erizada de alambre de púas, campos de minas, búnkeres y trincheras. Los israelíes atacaron de frente, sufriendo muchas bajas, pero lograron ingresar a las trincheras, donde la lucha fue ardiente y asesina. Por la mañana, los oficiales jordanos habían huido y la colina había caído, a costa de 50 israelíes muertos y 150 heridos. Jordan perdió 106 muertos y unos 100 heridos. Para el 6 de junio, la Ciudad Vieja estaba virtualmente rodeada y las Fuerzas de Defensa de Israel estaban limpiando focos de resistencia. Además, Latrun y Janin habían sido capturados y la Fuerza Aérea de Israel dominaba los cielos sin oposición.

Los intentos del rey Hussein y sus comandantes de reunir al ejército se vieron socavados por informes exagerados sobre el número de tropas israelíes y las bajas jordanas. Las tropas entraron en pánico en respuesta, y esta reacción, combinada con la estructura inadecuada de mando y control jordano, condenó a sus fuerzas a la derrota. En la noche del 6 de junio, al darse cuenta de que ni los egipcios ni los sirios acudirían en su ayuda, Hussein y Riyad pidieron una retirada general. Momentos después, recibieron la noticia de que Naciones Unidas acababa de pedir un alto el fuego.

Los líderes de Jordania anularon su orden de retirada, pero debido a la confusión, algunas tropas nunca la recibieron, otras ya habían sido expulsadas, mientras que los israelíes que ignoraron el alto el fuego mutilaron a otros jordanos mientras intentaban regresar a sus antiguas posiciones. Se perdieron Cisjordania y Jerusalén. Exultantes soldados israelíes empezaron a cantar viejas canciones hebreas. "¡La Ciudad Vieja es nuestra!" gritó un soldado. "La gente está ebria de alegría", escribió un poeta israelí.

El 8 de junio, uno de los eventos más controvertidos de la guerra ocurrió cuando aviones de combate y buques de guerra israelíes atacaron repetidamente al USS Liberty, un barco espía estadounidense con armas ligeras que navegaba en aguas internacionales y que ondeaba los colores de los EE. UU., Incluida una enorme bandera de EE. UU., Frente a la costa de al-Arish, cerca de los combates. Las bajas estadounidenses totalizaron 34 marineros estadounidenses muertos y 171 heridos en un ataque de dos horas que el presidente Johnson, el director de la CIA Richard Helms, el secretario de Estado Dean Rusk y otros funcionarios creyeron que fue un esfuerzo intencional para detener el monitoreo estadounidense que podría haber revelado ejecuciones israelíes. de prisioneros, el inminente ataque a Siria o el programa de armas nucleares de Israel. Si el Liberty hubiera recopilado información sobre las tácticas y objetivos de guerra de Israel, habría empañado la imagen cuidadosamente elaborada de Israel en Washington y habría causado tensiones entre las dos naciones.


¿Fuego amigo? El ataque de Israel al barco espía USS Liberty es un tema de apasionado debate. (Foto: Centro Histórico Naval de EE. UU.)

Golpeado por misiles, napalm, fuego de ametralladora y un torpedo, el Liberty se mantuvo a flote, gracias a la habilidad de la tripulación sobreviviente, pero los israelíes bloquearon los sofisticados sistemas de comunicación del barco. Israel se disculpó por lo que afirmó fue un error y finalmente compensó a las víctimas. En cualquier caso, como señala el historiador Donald Neff, "Israel ahora era libre sin temor a que Estados Unidos escuchara a escondidas para perseguir su objetivo final en la guerra: la captura de los Altos del Golán".

Eso es exactamente lo que sucedió. Después de sus impresionantes victorias contra Egipto y Jordania, los políticos israelíes volvieron su mirada hacia el Golán. Al observar la destrucción de las fuerzas egipcias y jordanas, los sirios aceptaron el alto el fuego de la ONU a las 5:20 p.m. el 8 de junio. Ignorando esto, los israelíes trasladaron tropas de los frentes egipcio y jordano, acumulando siete brigadas —incluyendo blindados, infantería mecanizada, infantería regular y paracaidistas— y alrededor de 150 aviones para la invasión. El ejército sirio no estaba en condiciones de resistirlos.

Después de un ataque aéreo masivo, la Fuerza de Defensa de Israel comandada por Brig. El general Dan Laner golpeó las líneas sirias al norte, defendidas por el 12º Grupo de Brigada, en la mañana del 9 de junio. Liberada de sus deberes en los otros frentes, la fuerza aérea de Israel aplastó a los sirios con todo lo que tenía, sus pilotos volando más salidas (1.077) de las que tenían contra Egipto y Jordania. A las 10 a.m., los israelíes entraron en el terreno rocoso y los sirios lucharon duro desde posiciones defensivas, pero no pudieron contraatacar.

La artillería siria fue inexacta, lo que permitió a las tropas de Israel entrar en las líneas sirias y eliminar bastiones. La fuerza aérea israelí dominó completamente los cielos. Al final del día, las FDI casi habían envuelto el Golán desde el norte y el este. Con sus comandantes huyendo de sus unidades y el pánico invadiendo los niveles más altos del ejército, el ejército sirio estaba esencialmente paralizado.

El 10 de junio, las tropas israelíes despejaron focos de resistencia en el Golán, magníficamente apoyadas por la IAF. A las 9 a.m., la radio siria informó que la ciudad de al-Qunaytarah había caído, aunque los israelíes estaban a kilómetros de distancia, lo que provocó que el ejército sirio se apresurara a regresar hacia Damasco. Aunque algunas de sus unidades lucharon hasta ser eliminadas, la mayoría de las tropas sirias huyeron, a menudo dejando atrás su equipo. El Golán pertenecía a Israel al final del día. Satisfecho de que se habían logrado todos sus objetivos, Israel aceptó el alto el fuego de la ONU. La guerra de los seis días había terminado.

En junio de 1967, los tres jugadores clave habían estado jugando diferentes juegos: uno de farol, uno de fanfarronería y otro para siempre. Los egipcios y sirios habían jugado un peligroso juego de arriesgado y propaganda, sin darse cuenta de que al hacerlo contribuían a los objetivos de conquista de Israel. Los israelíes no estaban de humor para darle a Nasser otra victoria política, algo de lo que un político consumado debería haberse dado cuenta.

“Las concentraciones del ejército egipcio en los enfoques del Sinaí”, dijo Menachem Begin al New York Times, “no prueban que Nasser estuviera realmente a punto de atacarnos. Debemos ser honestos con nosotros mismos. Decidimos atacarlo ". El objetivo de la guerra es ganar, algo que los israelíes siempre han entendido plenamente.

Apoyadas por el pueblo y el gobierno, las Fuerzas de Defensa de Israel expresaron el dinamismo de una democracia técnicamente avanzada al estilo occidental, ansiosa por adquirir territorio. En algunas tierras, en particular los Altos del Golán, Israel necesitaba aumentar su seguridad. Otra tierra que había codiciado durante mucho tiempo. Los Estados que gozan de legitimidad y sistemas sociopolíticos que funcionan bien son los oponentes más formidables. Los ejércitos grandes con equipo moderno no son indicios de efectividad en la lucha.

Los israelíes sufrieron 302 muertos, 1.453 heridos y perdieron unos 100 tanques en el frente jordano. El ejército jordano, que sufrió de 6.000 a 7.000 muertos y de 12.000 a 20.000 heridos, realizó lo mejor de los tres ejércitos árabes. Sin embargo, esto se debió más a los costosos combates casa por casa y al terreno desafiante al que se enfrentaron las FDI que a un liderazgo superior o la destreza del ejército de Jordania.

Al igual que con la fuerza aérea de Egipto, el ejército egipcio quedó prácticamente destruido, con 10.000 a 15.000 bajas, la pérdida de 530 tanques y el 80 por ciento de su equipo terrestre. En contraste, los israelíes perdieron 61 tanques y sufrieron solo 1.400 bajas. En el Golán, Israel probablemente sufrió alrededor de 750 bajas y perdió varios tanques, aunque es difícil obtener cifras concisas, ya que las estimaciones de las pérdidas sirias rondan los 7.500 muertos y heridos, con 86 tanques y 130 piezas de artillería noqueadas.

Sin embargo, estas cifras son eclipsadas por el número de refugiados palestinos producidos por la guerra: alrededor de 1,4 millones huyeron de sus hogares para vivir una vida dura en varias naciones árabes de acogida. Aproximadamente el mismo número encontró nuevos hogares dentro de Israel y en los territorios ocupados en 1973. Sin volver nunca a sus hogares, el número de estos palestinos desplazados, según las Naciones Unidas, ha aumentado a unos 4,7 millones.
La victoria dejó a Israel controlando los principales lugares sagrados cristianos y musulmanes, y había triplicado su superficie terrestre. El triunfo de Israel emocionó a su pueblo y fue la maravilla de gran parte del mundo. La revista Life publicó una edición especial de 100 páginas titulada "La victoria rápida de Israel".

Otros observadores, sin embargo, fueron más sombríos: "El aislamiento de la victoria" fue el titular de The Times de Londres. Disfrutando de los elogios, rechazando a los críticos, Israel finalmente anexó los Altos del Golán y convirtió a Jerusalén en la capital de Israel, cumpliendo un sueño para muchos judíos.

Pero dentro de 42 años parece que los israelíes rápidamente se volvieron complacientes y arrogantes. En su arrogancia, no aprovecharon el momento crucial después de su victoria para negociar por la seguridad, y optaron por ignorar la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, que pedía a Israel que se retirara de los territorios ocupados a cambio de la paz. Si los israelíes se hubieran retirado rápidamente o hubieran negociado un acuerdo de seguridad, podría decirse que podrían haber asegurado sus fronteras y su gente mientras hacían mucho para calmar la frustración árabe y su deseo de represalias.

Los israelíes y muchos historiadores llaman a este breve conflicto la Guerra de los Seis Días. Otros historiadores prefieren un título más neutral como la guerra de 1967 o la guerra de junio de 67. La mayoría de los árabes, sin embargo, lo conocen como el naksa, "el revés". Independientemente de lo que se haya denominado, el mundo árabe lo vio como una clara debacle. Nasser dimitió y, aunque las manifestaciones espontáneas lo devolvieron al poder, el nacionalismo árabe como fuerza política o militar había sido completamente desacreditado.

La guerra de junio del 67 cambió fundamentalmente y amargó la dinámica árabe-israelí, provocando la creación de una serie de males que desde entonces se han extendido mucho más allá de la región: el cierre del Canal de Suez, el asesinato del senador estadounidense y candidato presidencial Robert Kennedy en la primera guerra aniversario de un joven palestino perturbado, que había nacido en Jerusalén la creciente influencia de la Unión Soviética en el Medio Oriente la radicalización tanto del programa de colonos israelíes como de los esfuerzos palestinos para recuperar sus tierras perdidas la Guerra de Desgaste entre Egipto e Israel en el finales de la década de 1960 la guerra de octubre de 1973 un impasse diplomático en relación con los territorios ocupados el problema de los refugiados la primera guerra del Líbano en curso asentamientos judíos y las intifadas (árabe para "despertar" o "levantamiento") que han amenazado continuamente la seguridad mundial.

Tres grandes desafíos enfrentó el Medio Oriente en 1967, como lo hacen hoy: construir naciones, o más bien, reconstruirlas a partir de los estados artificiales esculpidos por las potencias coloniales europeas después de la Primera Guerra Mundial satisfaciendo la necesidad de seguridad de Israel y reconociendo y cumpliendo las luchas palestinas para crear un estado-nación viable después de su expulsión de Palestina y otras tierras anexadas por Israel.

En los tres casos, la guerra de 1967 no resolvió nada e incluso empeoró algunas cosas notablemente.De hecho, la firme negativa de Israel a ceder Cisjordania y los Altos del Golán, por razones políticas internas y de seguridad, ha favorecido a los líderes radicalizados de Oriente Medio, que han utilizado hábilmente esto para movilizar a las masas contra Israel y sus aliados. especialmente los Estados Unidos.

Vivimos en el mundo creado en el verano de 1967. Sigue siendo un lugar peligroso.


Contenido

Los primeros restos humanos en Palestina se encontraron en Ubeidiya, a unos 3 km al sur del Mar de Galilea (lago Tiberíades), en el Valle del Rift del Jordán. Los restos están fechados en el Pleistoceno, c. Hace 1,5 millones de años. Estos son rastros de la primera migración de Homo erectus fuera de Africa. El sitio arrojó hachas de mano de tipo achelense. [4]

Wadi El Amud entre Safed y el mar de Galilea fue el sitio de la primera excavación prehistórica en Palestina, en 1925. El descubrimiento del Hombre Palestino en la cueva Zuttiyeh en Wadi Al-Amud cerca de Safed en 1925 proporcionó algunas pistas sobre el desarrollo humano en el zona. [5] [6] Qafzeh es un sitio paleoantropológico al sur de Nazaret donde once importantes fósiles Homo sapiens Se han encontrado esqueletos en el refugio rocoso principal. Estos humanos anatómicamente modernos, tanto adultos como bebés, tienen ahora una antigüedad de entre 90 y 100.000 años, y muchos de los huesos están teñidos de ocre rojo, que se conjetura que se utilizó en el proceso de entierro, un indicador significativo de la conducta ritual. y por tanto pensamiento e inteligencia simbólicos. 71 piezas de ocre rojo sin usar también cubrieron el sitio. El monte Carmelo ha arrojado varios hallazgos importantes, entre ellos la cueva de Kebara que estuvo habitada entre el 60.000 y el 48.000 AP y donde se encontró el esqueleto neandertal más completo hasta la fecha. La cueva de Tabun fue ocupada de forma intermitente durante las edades del Paleolítico Inferior y Medio (hace 500.000 a unos 40.000 años). Las excavaciones sugieren que presenta una de las secuencias más largas de ocupación humana en el Levante. En la cercana cueva de Es Skhul, las excavaciones revelaron la primera evidencia de la cultura natufiense del Epipaleolítico tardío, caracterizada por la presencia de abundantes microlitos, enterramientos humanos y herramientas de piedra molidas. Esto también representa un área donde los neandertales, presentes en la región desde hace 200.000 a 45.000 años, vivieron junto a los humanos modernos que datan de hace 100.000 años. [7] En las cuevas de Shuqba en Ramallah y Wadi Khareitun en Belén, se encontraron herramientas de piedra, madera y huesos de animales que se atribuyeron a la cultura natufiense (c. 12.800-10.300 a. C.). Se han encontrado otros restos de esta época en Tel Abu Hureura, Ein Mallaha, Beidha y Jericó. [8]

Entre 10.000 y 5000 a. C., se establecieron comunidades agrícolas. La evidencia de tales asentamientos se encontró en Tel es-Sultan en Jericó y consistió en varias paredes, un santuario religioso y una torre de 23 pies (7.0 m) con una escalera interna [9] [10] Se cree que Jericó es una de las ciudades habitadas continuamente más antiguas del mundo, con evidencia de asentamiento que se remonta al 9000 a. C., que proporciona información importante sobre los primeros asentamientos humanos en el Cercano Oriente. [11] A lo largo de la ruta Jericó-Mar Muerto-Bir es-Saba-Gaza-Sinaí, una cultura originaria de Siria, marcada por el uso de herramientas de cobre y piedra, trajo nuevos grupos de migrantes a la región contribuyendo a un tejido cada vez más urbano. [12] [13] [14]

A principios de la Edad del Bronce (3000-2200 a. C.), se establecieron ciudades-estado cananeas independientes situadas en llanuras y regiones costeras y rodeadas de muros defensivos de adobe, que dependían de las aldeas agrícolas cercanas para su alimentación. [15] Las ciudades-estado cananeas mantuvieron relaciones comerciales y diplomáticas con Egipto y Siria. Partes de la civilización urbana cananea fueron destruidas alrededor del 2300 a. C., aunque no hay consenso sobre el motivo. Poco después siguieron las incursiones de nómadas del este del río Jordán que se asentaron en las colinas. [12] [16]

En la Edad del Bronce Medio (2200-1500 a. C.), Canaán recibió la influencia de las civilizaciones circundantes del antiguo Egipto, Mesopotamia, Fenicia, la Creta minoica y Siria. Diversos lazos comerciales y una economía basada en la agricultura llevaron al desarrollo de nuevas formas de alfarería, el cultivo de uvas y el uso extensivo del bronce. [12] [17] Las costumbres funerarias de esta época parecían estar influenciadas por la creencia en el más allá. [12] [18] Los Textos de Execración Egipcios del Reino Medio dan fe del comercio cananeo con Egipto durante este período. [19] [20] La influencia minoica es evidente en Tel Kabri. [21]

Un análisis de ADN publicado en mayo de 2020 [22] [23] mostró que los migrantes del Cáucaso se mezclaron con la población local para producir la cultura cananea que existió durante la Edad del Bronce. [24] [25]

Nuevo Reino (Egipto)

Durante 1550-1400 a. C., las ciudades cananeas se convirtieron en vasallos de Egipto cuando el Imperio Nuevo egipcio reunió a Egipto y se expandió hacia el Levante bajo Ahmosis I y Tutmosis I. Eventos políticos, comerciales y militares hacia el final de este período (1450-1350 a. C.) fueron registrados por embajadores y gobernantes cananeos en poder de Egipto en 379 tabletas cuneiformes conocidas como las Cartas de Amarna. [26] Estos se refieren a varios gobernantes delegados locales de Egipto, como Biridiya de Meguido, Lib'ayu de Siquem y Abdi-Heba en Jerusalén. Abdi-Heba es un nombre hurrita, y suficientes hurritas vivían en Palestina en ese momento como para justificar los textos egipcios contemporáneos que llaman al pueblo de sirio-palestinos. Ḫurru. [27]

En el primer año de su reinado, el faraón Seti I (ca.1294-1290 a. C.) emprendió una campaña para resubordinar Canaán al dominio egipcio, avanzando hacia el norte hasta Beit Shean e instalando vasallos locales para administrar el área en su nombre. Un lugar de enterramiento con un escarabajo que lleva su nombre, encontrado dentro de un ataúd cananeo excavado en el valle de Jezreel, da fe de la presencia de Egipto en el área. [28]

A partir de finales del siglo XIII y hasta principios del siglo XI, se fundaron en Palestina cientos de asentamientos aldeanos más pequeños y desprotegidos, muchos de ellos en las regiones montañosas. El número de aldeas se redujo en el siglo XI, contrarrestado por otros asentamientos que alcanzaron la condición de municipios fortificados. [29]

La Edad del Hierro en Palestina se extiende desde aproximadamente el siglo XII hasta el siglo V a. C. [ cita necesaria ] Durante mucho tiempo, los historiadores se basaron en las historias de la Biblia hebrea para crear una narrativa del período. Estas historias se han descartado en gran medida como mitos a medida que se han desenterrado más hallazgos arqueológicos que pintan una visión radicalmente diferente de la época. [30] [31]

En algún momento del siglo XII, los filisteos ocuparon la costa sur de Palestina. [32] A los filisteos se les atribuye la introducción de armas de hierro, carros y nuevas formas de fermentar vino para la población local. [33] Con el tiempo, los filisteos se integraron con la población local y ellos, como el resto de la gente en Palestina, fueron engullidos primero por el imperio asirio y más tarde por el imperio babilónico. [34] En el siglo VI, desaparecieron de la historia escrita. [35]

Las huellas de los primeros israelitas aparecieron aproximadamente al mismo tiempo que los filisteos. [36] Los israelitas habitaban la árida región montañosa de Palestina, una región montañosa vagamente definida que se extiende desde las colinas de Judea en el sur hasta las colinas de Samaria en el norte. La población, como mucho cuarenta y cinco mil, era pobre y vivía relativamente aislada de las ciudades-estado cananeas que ocupaban las llanuras y las regiones costeras. [37] A diferencia de los filisteos, los israelitas no comían carne de cerdo, [38] preferían la alfarería sencilla [39] y circunscribían a sus muchachos. [40] Si bien la ausencia de huesos de cerdo se interpreta como una revelación de los orígenes étnicos, algunos han argumentado que eran simplemente adaptaciones de "sentido común" a la vida en las tierras altas. [41] Para el siglo VIII a. C., la población había aumentado a unas 160.000 personas en 500 asentamientos divididos en los dos reinos de Israel en el norte y Judá en el sur. [42] Israel era el más próspero de los reinos y se convirtió en una potencia regional, mientras que Judá era económicamente marginal y atrasado. [43]

El sistema sociopolítico durante la Edad del Hierro se caracterizó por las luchas internas entre los jefes de Palestina cuando Egipto se retiró de la región. Esto duró hasta mediados del siglo IX, cuando los caciques locales lograron crear grandes estructuras políticas que excedían los límites de los presentes en el Levante de la Edad del Bronce Final. [44]

Los reyes de Omride expandieron enormemente el reino israelita. A mediados del siglo IX, se extendía desde las cercanías de Damasco en el norte hasta el territorio de Moab en el sur, gobernando sobre un gran número de no israelitas. [45] En 853 a. C., el rey israelita Acab dirigió una coalición de fuerzas anti-asirias en la batalla de Qarqar que repelió una invasión del rey Salmanasar III de Asiria. [46] Algunos años más tarde, el rey Mesa de Moab, vasallo de Israel, se rebeló contra él y destruyó los principales asentamientos israelitas al este del Jordán. [47] [48]

En la década de 830 a. C., el rey Hazael de Aram Damasco conquistó las fértiles y estratégicamente importantes partes del norte de Israel que devastó el reino. [49]

A finales del siglo IX a. C., Israel bajo el rey Jehú se convirtió en vasallo de Asiria y se vio obligado a pagar tributo. [50] [51]

Períodos asirio y babilónico

El rey asirio Tiglath Pileser III estaba descontento con el sistema de estados vasallos del imperio y se dispuso a controlarlos más directamente o incluso convertirlos en provincias asirias. [52] Tiglath Pileser y sus sucesores conquistaron Palestina desde el 734 a. C. hasta aproximadamente el 645 a. C. [53] Esta política tuvo consecuencias duraderas para Palestina, ya que sus reinos más fuertes fueron aplastados, infligiendo graves daños, y partes de la población de los reinos fueron deportadas. [54]

Israel fue erradicada en 720 a. C. cuando su capital, Samaria, cayó. [55] La expansión asiria continuó hacia el sur, conquistando gradualmente Egipto y tomando Tebas en 664 a. C. [56] Se permitió que una línea de ciudades-estado en la costa palestina y fenicia permanecieran independientes, así como cuatro pequeños reinos en la región montañosa y el valle del Jordán, Edom, Judá, Amón y Moab. Desde el punto de vista asirio, eran débiles y no amenazaban. [57]

Las luchas por la sucesión que siguieron a la muerte del rey Asurbanipal en 631 a. C. [nota 1] debilitaron al imperio asirio. Esto permitió que Babilonia se rebelara y finalmente conquistara la mayor parte del territorio de Asiria. [58] Mientras tanto, Egipto reafirmó su poder y creó un sistema de estados vasallos en Palestina que estaban obligados a pagar impuestos a cambio de protección militar. [59]

En 616 a. C., Egipto envió sus ejércitos al norte para intervenir en nombre del imperio asirio que se desvanecía contra la amenaza babilónica. La intervención no tuvo éxito. Babilonia tomó la Nínive de Asiria en 612 y dos años más tarde, Harán. [60] En 609, el faraón egipcio Necao II volvió a marchar hacia el norte con su ejército. Por alguna razón, ejecutó al rey judío Josías en la base egipcia de Meguido y unos meses después instaló a Joacim como rey de Judá. [61] En la batalla de Carquemis en 605, los babilonios derrotaron a las fuerzas egipcias, lo que hizo que huyeran de regreso al Nilo. [62] Al año siguiente, el rey de Babilonia Nabucodonosor destruyó las ciudades filisteas de Asdod, Ecrón, Ascalón y Gaza. [63] En 601, todos los antiguos estados de Palestina se habían convertido en colonias babilónicas. [64]

En 601 a. C., Nabucodonosor lanzó una fallida invasión de Egipto que lo obligó a retirarse a Babilonia para reconstruir su ejército. Este fracaso fue interpretado como un signo de debilidad, provocando la deserción de algunos estados vasallos, entre ellos Judá. [65] Nabucodonosor respondió poniendo sitio a Jerusalén en 598 para poner fin a su revuelta. Capturó la ciudad en 597. [66]

En 587, Nabucodonosor volvió a devastar a Judá y Jerusalén fue capturada y saqueada al año siguiente. [67] Los reinos semiindependientes en el sur de Palestina, Judá, Gaza, Ashkelon, Ashdod y Ekron, fueron disueltos e incorporados al imperio babilónico como provincias. [68] Judá fue moldeada en la provincia de Yehud con Mizpa al norte de Jerusalén como su centro administrativo. [69]

Los babilonios continuaron las prácticas de sus predecesores los asirios y deportaron poblaciones que resistieron su poderío militar. [70] Muchos de ellos se establecieron en Babilonia y se utilizaron para reconstruir el país que había sido devastado durante los largos años de conflicto con los asirios. [71] El rey judío y la aristocracia y el sacerdocio de Jerusalén fueron deportados a Babilonia en 597. [72] Otras oleadas de deportaciones tuvieron lugar en 587 y 582. [73]

Período persa

Tras la conquista de Babilonia por Ciro el Grande en 539 a. C., Palestina se convirtió en parte del imperio persa (también conocido como imperio aqueménida). [74]

El principal objetivo político de los persas en Palestina era fomentar el comercio y asegurar importantes rutas comerciales, como la carretera costera Via Maris. [75] Otro objetivo era formar alianzas políticas, militares y económicas para contrarrestar el dominio griego del Mediterráneo oriental. [75] Por lo tanto, establecieron muchas ciudades bien construidas y planificadas a lo largo de la costa palestina rodeadas de fuertes y centros administrativos que se convirtieron en ricos centros urbanos. [75] A diferencia de sus predecesores, los asirios y los babilonios, que gobernaron por el miedo y las deportaciones en masa, los persas reasentaron a los exiliados en sus países de origen y reconstruyeron sus templos. Esto les permitió presentarse como libertadores, ganándose la buena voluntad del pueblo en las provincias del imperio. [76] [77] Muchos deportados regresaron, aunque muchos optan por no hacerlo.

A pesar de las devastadoras guerras entre Grecia y Persia, las influencias culturales griegas aumentaron constantemente. [78] Las monedas griegas comenzaron a circular a finales del siglo VI y principios del V. [79] Los comerciantes griegos establecieron puestos comerciales a lo largo de la costa en el siglo VI desde los cuales se importaban cerámica, obras de arte y otros artículos de lujo griegos. [80] Estos artículos eran populares y ningún hogar palestino acomodado habría carecido de cerámica griega. [81] Los alfareros locales imitaron la mercancía griega, aunque la calidad de sus productos era inferior a la de los griegos. [82]

Existían al menos cinco provincias persas en Palestina Yehud, Samaria, Gaza, Ashdod y Ascalon, [83] además de las ciudades-estado fenicias en el norte y las tribus árabes en el sur. [84] [85]

A las ciudades-estado fenicias, cuyas flotas de guerra eran indispensables para los persas, se les permitió mantener su existencia como reinos vasallos. [84] En las muchas guerras con los griegos, los fenicios se vieron obligados a poner sus flotas a disposición de los reyes persas. Alrededor de los siglos V y VI a. C., Persia cedió la costa palestina del norte hasta Ashdod a los reyes fenicios de Tiro y Sidón. [86] Quizás para facilitar el comercio marítimo [87] o como recompensa por los servicios prestados. [88] Aproximadamente al mismo tiempo, la Alta Galilea también se concedió a los tirios. [89] A mediados del siglo IV, los fenicios ocuparon toda la costa hasta Ascalon en el sur de Palestina. [90]

Las tribus árabes nómadas vagaban por el Negev y el sur de Palestina. Eran de suma importancia estratégica y económica para los persas debido a su control de las rutas comerciales del desierto que se extendían desde Gaza en el norte, un importante centro comercial, [91] hasta la península arábiga en el sur. A diferencia de la gente de las provincias, las tribus eran consideradas "amigas" del imperio más que súbditos y disfrutaban de cierta independencia de Persia. [92] Hasta mediados del siglo IV, los qedaritas eran la tribu dominante cuyo territorio iba desde el Hejaz en el sur hasta el Negev en el norte. [93] Alrededor del 380 a. C., los qedaritas se unieron a una revuelta fallida contra los persas y, como consecuencia, perdieron sus privilegios comerciales de incienso. Los privilegios comerciales fueron asumidos por los nabateos, una tribu árabe cuya capital estaba en Petra en Transjordania. Se establecieron en el Negev, donde construyeron una civilización floreciente. [94]

Otro pueblo en el sur de Palestina fueron los edomitas. Habían establecido un reino (Edom) en el área sur del actual Jordán, pero fueron empujados hacia el oeste por tribus nómadas que venían del este, entre ellos los nabateos, y por lo tanto emigraron a las partes del sur de Judá. Esta migración ya había comenzado una generación o dos antes de la conquista babilónica de Judá, pero a medida que Judá se debilitó, el ritmo se aceleró. Su territorio se conoció como Idumea. [95]

En Yehud, se produjeron importantes transformaciones religiosas en las costumbres y comportamientos que llegarían a caracterizar a los judíos y se adoptaron durante este período el judaísmo. [96] Lo más importante es que la religión israelita se volvió exclusivamente monoteísta: ahora se negaba la existencia de otros dioses. Anteriormente, Yahvé, el dios de Israel, había sido visto como un dios entre muchos. [97] El templo de Jerusalén, que había sido destruido por los babilonios, fue reconstruido bajo los auspicios de judíos que habían regresado de Babilonia. [32]

Los restos del templo de los samaritanos en el monte Gerizim cerca de Siquem datan del siglo V. [98] Los samaritanos son un grupo étnico-religioso originario de Samaria que, como los judíos, adoran a Yahvé y reclaman ascendencia de los israelitas. [99] Su culto en el templo, centrado alrededor del monte Gerizim, compitió con el culto del templo de los judíos centrado alrededor del monte Moriah en Jerusalén y provocó una animosidad duradera entre los dos grupos. [100] [nota 2]

En el 404 a. C., Egipto se liberó del yugo persa y comenzó a extender su dominio de influencia y poderío militar en Palestina y Fenicia, lo que provocó enfrentamientos con Persia. El péndulo político oscilaba de un lado a otro a medida que se conquistaba y reconquistaba el territorio. [101] Durante un breve período de tiempo, Egipto controló tanto la costa de Palestina como Fenicia. [102] Egipto fue finalmente reconquistado por Persia en 343. [103]

Las primeras monedas palestinas fueron acuñadas por los fenicios seguidos por Gaza, Ashkelon y Ashdod. [104] Yehud comenzó a acuñar monedas en el segundo cuarto del siglo IV. [105] En el siglo VI, el arameo había reemplazado al hebreo como idioma hablado en Palestina, [106] y se convirtió en el idioma de la región. lingua franca. [107] El hebreo se mantuvo como lengua de la clase alta y como lengua religiosa. [106]

Período helenístico

A finales del 330 a. C., Alejandro Magno conquistó Palestina en su camino a Egipto. La conquista fue relativamente sencilla ya que el control persa de la región ya había disminuido. [108] Tiro y Gaza fueron las únicas ciudades que no se sometieron inmediatamente a Alejandro [109], quien asesinó a sus ciudadanos como castigo. [110] [nota 3]

Después de la muerte de Alejandro en 323 a. C., su vasto imperio se dividió entre sus generales, conocidos como el Diadochi ("sucesores"), que lucharon entre sí por controlarlo. [111] Ptolomeo I Soter se estableció como gobernante de Egipto.Su principal rival fue el Diadochi Antigonus I Monophthalmus con quien luchó por el control de Palestina durante varias décadas. [112] Ptolomeo tomó Palestina en 320-318 a. C., [113] pero tuvo que retirarse en 315 a. C. para evitar un enfrentamiento con Antígono que había invadido. [114] Con la ayuda de Diadochi Seleucus I Nicator, capturó Palestina en el 312 a. C., pero solo pudo mantenerla durante unos meses mientras los ejércitos de Antígono se acercaban nuevamente. [115] Los eventos de 312 a. C. se repitieron en 302 a. C., pero en 301 a. C. Antígono fue derrotado por una coalición de reyes Diadochi y la provincia fue adjudicada a Seleuco. [111] Seleuco no intentó conquistar la provincia que le correspondía y su antiguo aliado, Ptolomeo, la ocupó. Sin embargo, no renunció a su derecho a reclamarlo, lo que llevó a que se libraran varias guerras por el control de Palestina entre los sucesores de Ptolomeo y Seleucid durante el siglo siguiente. [116] En la quinta de estas guerras, en 201/200 a. C., los seléucidas conquistaron Palestina de los Ptolomeos para siempre. [117]

A diferencia de los persas, que se mantuvieron al margen de los asuntos internos de los pueblos conquistados, [118] los griegos introdujeron el idioma, la cultura, las costumbres, la religión y la arquitectura griegas en las regiones que controlaban, un proceso llamado helenización ("greekificación"). . [119] La helenización estaba generalizada en Palestina que hablaba griego y la adopción de costumbres griegas confería muchos beneficios a las clases altas. [120] Floreció la cerámica helenística que absorbía las tradiciones filisteas. [121] La helenización echó raíces primero en las áreas costeras y de tierras bajas densamente pobladas, y solo comenzó a afectar realmente a áreas más atrasadas como Judea a principios del siglo II. [ cita necesaria ]

Los griegos también fundaron muchas ciudades griegas, conocidas como poleis, a cuyos residentes se les concedieron exenciones fiscales y otros privilegios. los poleis Tenía gobiernos de estilo griego, instituciones griegas y templos para el culto a los dioses griegos. [122] Muchas de estas ciudades no eran establecimientos nuevos, sino que fueron reconstruidas y renombradas, a menudo después de las del mismo rey. [122] Por ejemplo, Akko fue refundada como Ptolemais (convirtiéndose en la capital de la región durante la era Ptolemaica) y Rabbath-Ammon, la capital de los amonitas, fue rebautizada como Filadelfia (después de Ptolomeo II Filadelfo). [122] El poleis ganó a los griegos la lealtad de los residentes cuyos niveles de vida se elevaron. [123]

El comercio y el comercio florecieron, particularmente en las áreas más helenizadas de Palestina. [124]

Era ptolemaica

La era ptolemaica duró hasta el año 201 a. C. y fue, a pesar de las numerosas guerras, una época de paz y prosperidad para Palestina. [125]

Un concepto fundamental para los reyes ptolemaicos y todos los monarcas helenísticos era tratar toda la tierra como propiedad personal. [126] La agricultura se controlaba mediante un complicado sistema de arrendamiento y supervisión estatal. [127] Se establecieron monopolios estatales sobre una serie de bienes importantes como el aceite, los cereales, la sal, el lino y la cerveza. [128] Los Ptolomeos también introdujeron la recaudación de impuestos mediante la subasta de la recaudación de impuestos a los lugareños adinerados. Si el recaudador de impuestos no lograba aumentar el monto ofertado, tenía que pagar el déficit de su propio bolsillo, pero podía quedarse con los excedentes. [129] La recaudación de impuestos resultó ser muy lucrativa para muchas personas que la practicaban. [130] A diferencia de Egipto, donde los recaudadores de impuestos y burócratas en su mayor parte eran griegos, en Palestina permitió que una clase alta indígena se interpusiera entre la población rural y el aparato estatal. [131] Estas políticas hicieron de los reyes ptolemaicos algunos de los más ricos del mundo, pero también garantizaron la mayor explotación posible de las clases bajas. [132]

La comunidad judía de Alejandría se convirtió en el centro más importante de la cultura judía fuera de Palestina. Durante el reinado de Ptolomeo II Filadelfo, los sabios traídos de Jerusalén a Alejandría produjeron la Septuaginta (LXX), la primera traducción griega de la Biblia hebrea. [133] [nota 4] Debido a su impacto monumental, se la ha calificado como la mejor traducción de todos los tiempos. [134]

Era seléucida

Los seléucidas derrotaron a los Ptolomeos en 201, pero les tomó hasta 198 antes de tener bajo su control la antigua provincia de Siria y Fenicia. [135]

La continua helenización de Palestina enfrentó a los judíos tradicionales con los ansiosamente helenizantes. [136] Este último sintió que la ortodoxia del primero los frenaba. [137] En 175 a. C., el sumo sacerdote de Jerusalén Jason convenció al rey seléucida Antíoco IV de refundar la ciudad como un polis llamado Antioquia. [138]

En 167, Antíoco IV emitió un edicto que prohibía la práctica del judaísmo, incluida la observancia del sábado, la circuncisión y las leyes dietéticas. Las infracciones se castigan con la muerte. [139] El templo de Jerusalén se volvió a dedicar al dios griego Zeus. [140] Se desconoce la causa de la represión [141] una teoría sostiene que los helenizadores propusieron al rey asestar un golpe fatal a los tradicionalistas, [142] otra que fue un castigo por los disturbios instigados por los piadosos, [143 ] un tercio que el rey confundió un golpe fallido en el liderazgo del templo con una rebelión. [144] Cualquiera que fuera la causa, condujo a una revuelta, liderada por Judas Maccabeus [nota 5] de la familia hasmonea, durante la cual los rebeldes judíos llevaron a cabo una guerra de guerrillas tanto contra las tropas seléucidas como contra los judíos helenizados y "sin ley". [139]

En 164, Antíoco IV (o su hijo Antíoco V [nota 6]) rescindió el edicto y permitió a los judíos limpiar y dedicar nuevamente el templo a su Dios, un evento conmemorado por la festividad judía de Hanukkah. [139] Sin embargo, el mismo año estalló una guerra de sucesión de un siglo en la casa real seléucida, que desestabilizó el imperio. Judas aprovechó la situación y reanudó las hostilidades. [145] Los rebeldes también fueron apoyados por los romanos que buscaban socavar a los seléucidas. [146]

Judas fue sucedido por su hermano Jonatán, quien hábilmente enfrentó a los pretendientes al trono selécuida entre sí para obtener concesiones. [147] Los seléucidas llegaron a un acuerdo con Jonatán en 157 a. C. [148] y más tarde lo nombraron Sumo Sacerdote, el cargo más importante de Judea. [149] La diplomacia de Jonatán, su sucesor y hermano Simón dio sus frutos y alrededor de 140 Judea fue de facto independiente. [150] [nota 7]

Las continuas luchas internas de los seléucidas dieron rienda suelta a Judea y, a partir de 130, comenzó a conquistar a sus vecinos. Los no judíos en el territorio conquistado fueron convertidos por la fuerza al judaísmo, expulsados ​​o obligados a pagar tributo. [153] El templo de los samaritanos en el monte Gerizim fue destruido. [154] Hacia el año 100, Judea incluía todo el interior palestino desde Galilea en el norte hasta el Negev en el sur. [155] De 100 a 70 los hasmoneos conquistaron muchos poleis a lo largo de la costa y en Transjordania. [156] La guerra y el saqueo asociado hicieron que tanto los reyes asmoneos como la institución del templo de Jerusalén fueran increíblemente ricos. [157]

Periodo romano

En 63 a. C., una guerra de sucesión en la corte asmonea brindó al general romano Pompeyo la oportunidad de poner a Palestina bajo control romano, [158] comenzando un período de siglos de dominio romano. [nota 8] Instaló a Hircano II, uno de los pretendientes asmoneos, como Sumo Sacerdote, pero le negó el título de rey. [159] La mayor parte del territorio que los asmoneos habían conquistado se adjudicó a otros reinos, y Judea ahora solo incluía Judea propiamente dicha, Samaria (excepto la ciudad de Samaria, que pasó a llamarse Sebaste), el sur de Galilea y el este de Idumea. [160] En 57 a. C., los romanos y los judíos leales acabaron con un levantamiento organizado por los enemigos de Hircano. Con la esperanza de sofocar más disturbios, los romanos reestructuraron el reino en cinco distritos autónomos, cada uno con su propio consejo religioso con centros en Jerusalén, Séforis, Jericó, Amathus y Gadara. [161]

Poleis que habían sido ocupadas o incluso destruidas por los asmoneos fueron reconstruidas y recuperaron su estatus de autogobierno. [162] Esto representó un renacimiento para muchas de las ciudades griegas y las convirtió en los aliados de confianza de Roma en una región que de otro modo sería rebelde. [163] Expresaron su gratitud adoptando nuevos sistemas de datación que conmemoran el advenimiento de Roma, renombrándose después de los funcionarios romanos o acuñando monedas con monogramas e impresiones de funcionarios romanos. [164]

En el 40 a. C., los partos explotaron la agitación en el mundo romano y conquistaron Siria y Palestina. [165] El senado romano nombró rey a Herodes I, hijo de Antípatro, el principal partidario de Hircano, y le encargó la reconquista de Palestina. [166] Tuvo éxito con la ayuda de tropas romanas y judías y en el 37 a. C. su conquista de Jerusalén fue seguida por una masacre de sus habitantes judíos. [167] Al igual que el propio Herodes, sus tropas eran judíos no judíos que estaban resentidos con los judíos. [167] Así Herodes se convirtió en rey de un reino cliente de Roma. [167]

Reino de herodes

Herodes I, o como se le conoció más tarde, Herodes el Grande, gobernó desde el 37 al 4 a. C. Se hizo conocido por sus muchos proyectos de construcción, por aumentar la prosperidad de la región, pero también por ser un tirano y estar involucrado en muchas intrigas políticas y familiares. [168]

El mayor logro de Herodes fue la construcción de un nuevo puerto, Cesarea, nombrado en honor al emperador romano. [169] De extraordinaria importancia económica, fue, con mucho, el puerto más grande de Palestina y uno de los más grandes de todo el Mediterráneo oriental. [170] La ciudad fue construida utilizando ingeniería romana de última generación con un mercado, acueducto, oficinas gubernamentales, baños, villas, un circo y templos paganos. [169] También reconstruyó Jerusalén de arriba abajo, aumentando enormemente el prestigio de la ciudad. [171] La característica principal de esta reconstrucción fue un templo grandioso, una de las estructuras más grandes del imperio, con un enorme patio de 14 hectáreas. [172] El templo funcionaba como centro del culto sacrificial judío, así como banco nacional y destino turístico y de peregrinaje, que atraía a visitantes de todo el imperio, [173] muchos de los cuales pasaban por Cesarea, el puerto recién construido. [174]

Los judíos vieron a Herodes como un usurpador que les había robado el trono a los hasmoneos. [175] También denigró la posición de Sumo Sacerdote, hereditario en la familia Hasmonean, al seleccionar a sus propios designados. [176] Además, los judíos siempre habían despreciado a los idumeos como racialmente impuros. Peor aún, la madre de Herodes era árabe y comúnmente se sostenía que uno no podía ser judío a menos que naciera de una madre judía. [177] Los ortodoxos lo despreciaban por su gusto griego, los saduceos por cómo había castrado al Sanedrín, y los fariseos despreciaban a cualquiera que despreciara la ley. [177] Entre sus sacrilegios figura la colocación de un águila real, símbolo del poder romano, en la parte superior de la puerta del templo. [177] Sin embargo, mantuvo excelentes relaciones con su señor romano, quien lo recompensó con grandes extensiones de territorio para incorporarlo a su reino. [178]

Provincia de Iudea

Una ola de malestar barrió Palestina después de la muerte de Herodes en el 4 a. C. Fue rápidamente anulado por el hijo de Herodes, Arquelao, con la ayuda de los romanos. [179] El reino de Herodes fue dividido y entregado a sus tres hijos. [180] En 6 EC Arquelao fue desterrado por desgobierno y Iudea [nota 9] quedó nuevamente bajo el dominio romano directo. [181] [nota 10] Cesarea reemplazó a Jerusalén como la capital administrativa de Palestina. [183]

Las tensiones en Iudea aumentaron después de que se restableció el dominio romano directo. [184] La clase alta favorecía a los romanos porque garantizaba su posición privilegiada, [185] pero la clase rural no lo hacía y crecía su anhelo de independencia y revolución. [186] Los recuerdos vívidos de los reyes asmoneos, alimentados por expectativas escatológicas y mesiánicas, crearon peligrosos engaños sobre las perspectivas de rebelarse. [187] Los rebeldes y bandidos operaban en el campo y eran una gran molestia para los romanos. [188] Para echar más leña al fuego, cuando el nieto de Herodes, Agripa I, que había sido nombrado rey en 41 d. C. y había sido un gobernante popular, murió en 44 d. C., el emperador se negó a permitir que su hijo lo sucediera y Iudea volvió a ser impopular. dominio romano directo. [189] El descontento estalló en la Gran Revuelta Judía en 66 EC que duró cuatro años y culminó con el Sitio de Jerusalén en 70 EC. [190] [nota 11] La ciudad fue tomada y el templo destruido. [191]

Provincia de Siria Palaestina

Los judíos nuevamente se rebelaron contra Roma en 132 EC. Se desconocen las causas de la revuelta, una teoría sostiene que la prohibición de la circuncisión (que los romanos vieron como mutilación genital) la provocó, [192] otra que la decisión del emperador en 130 EC de refundar Jerusalén, todavía en ruinas después de su destrucción en 70 CE, [193] como colonia romana, con un templo pagano, ofendió a los judíos piadosos lo suficiente como para rebelarse. [194] La revuelta tardó tres años en sofocar, incurrió en costos masivos en ambos lados, [195] y asoló gran parte del campo de Judea. [196] En consecuencia, el centro de la vida judía palestina se trasladó a Galilea, [197] que en su mayoría se había mantenido al margen de la revuelta. [198] Durante o después de la revuelta, la provincia de Iudea se unió a Galilea y pasó a llamarse Siria Palaestina. [nota 12]

Jerusalén fue restablecida como Aelia Capitolina, una colonia militar muy debilitada con quizás no más de 4.000 residentes. [201] Los judíos fueron expulsados ​​de la ciudad [202] y de asentarse en sus alrededores como castigo por la revuelta de Bar Kokbha. [203] Aunque la prohibición no se aplicó estrictamente y un lento goteo de judíos se instaló en la ciudad durante los siglos siguientes. [204]

A finales del siglo II y principios del III, se fundaron nuevas ciudades en Eleutheropolis, Diospolis y Nicopolis. [205]

En la década de 260, el rey palmireno Odaenathus ayudó a los romanos a derrotar a los persas (Imperio Sasánida) y se convirtió, aunque nominalmente todavía en vasallo de Roma, el verdadero gobernante de Siria Palaestina y las otras posesiones de Roma en el Cercano Oriente. [206] Su viuda Zenobia se declaró emperatriz del separatista Imperio Palmireno, pero fue derrotada por los romanos en 272. [207]

Desarrollos religiosos

El primer siglo fue una época de renacimiento religioso en la Palestina judía. Las creencias escatológicas, que para los judíos significaban una intervención divina que los liberaría de la dominación extranjera y marcaría el comienzo de una edad dorada de paz y prosperidad, eran comunes. Los escatólogos enseñaron que las personas deben arrepentirse anticipando un juicio final, que precede a esta edad de oro. [208] Varias sectas judías estaban activas [209] y muchos maestros, curanderos y hacedores de milagros reunieron a un gran número de seguidores en el campo. [ cita necesaria ] Uno de ellos fue Jesús que, según sus seguidores, resucitó de entre los muertos después de haber sido ejecutado por crucifixión, demostrando así que era el Mesías. Sus seguidores se hicieron conocidos como cristianos y su religión cristianismo, de la palabra griega "Christos", que significa Mesías. El cristianismo comenzó como una secta judía, pero como pocos judíos aceptaron a Jesús como Mesías, también comenzó a dar la bienvenida a los no judíos. [210] Esto representó un cambio teológico importante, ya que en aquellos días los judíos religiosos evitaban a los no judíos y permitían que el cristianismo se convirtiera en una religión mundial. [211]

Antes de la Gran Revuelta, el sacrificio de sangre en el templo era la forma principal de adoración judía, se esperaba que los hombres trajeran sacrificios de manera regular y las personas que vivían en el extranjero realizaban peregrinaciones o enviaban diputados que llevaban animales para sacrificar en su nombre. [212] Esto le dio al sacerdocio, que oficiaba en el templo, considerable poder económico, autoridad política y prestigio. Este orden social, que había existido durante siglos, desapareció junto con sus instituciones - el oficio del Sumo Sacerdote y el Sanedrín - cuando el templo fue destruido. [213] En su lugar, surgió una nueva forma de judaísmo, reemplazando el templo con la sinagoga y el sacrificio con la oración y el estudio de las Escrituras. [214] Encabezando esta transformación estaban los sucesores espirituales de los fariseos, los rabinos, uno de los grupos para quienes el templo no era central. [215] Temían que las tradiciones y leyes religiosas que hasta ese momento solo se habían transmitido oralmente se perdieran y comenzaron a escribirlas. Este esfuerzo culminó en el Talmud de Babilonia, compilado alrededor de 499 en Babilonia. [216] El Talmud de Babilonia (a menudo llamado simplemente "el Talmud") contiene comentarios y debates sobre la Biblia hebrea y la Halajá, la ley religiosa judía. Se convirtió en uno de los textos centrales del judaísmo rabínico, la forma principal de judaísmo desde el siglo VI.

Tanto los cristianos como los judíos aborrecían la práctica obligatoria romana de hacer sacrificios a los dioses romanos como idolatría. [217] Los judíos estaban exentos de hacer tales sacrificios y, a partir del año 70 d.C., pagaban un impuesto conocido como fiscus judaicus. [218] Los cristianos, en cambio, no estaban exentos y su falta de voluntad para hacer sacrificios los llevó a ser perseguidos. [219]

Período bizantino

La marea cambió a favor del cristianismo en el siglo IV. El siglo comenzó con la persecución más intensa de los cristianos que había visto el imperio, [220] pero terminó cuando el cristianismo se convirtió en la iglesia estatal romana. [221] Quizás más de la mitad de la población del imperio se había convertido entonces al cristianismo. [222] Instrumental para esta transformación fue el primer emperador cristiano de Roma, Constantino el Grande. [223] Había ascendido al trono derrotando a sus competidores en una serie de guerras civiles y atribuyó sus victorias al cristianismo. [224] Constantino se convirtió en un ferviente partidario del cristianismo y emitió leyes que transmitían a la iglesia y su clero privilegios e inmunidades fiscales y legales e inmunidades frente a las cargas cívicas. [225] También patrocinó concilios ecuménicos, como el Concilio de Nicea, para resolver disputas teológicas entre facciones cristianas. [226]

El bautizo de Roma tuvo un profundo impacto en Palestina. Las iglesias se construyeron en lugares venerados por cristianos como la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén, donde se pensaba que Jesús había sido crucificado y enterrado, [227] y la Iglesia de la Natividad en Belén, donde se cree que nació. [228] De los más de 140 monasterios cristianos construidos en Palestina en este período, [229] algunos estaban entre los más antiguos del mundo, incluido Mar Saba, que todavía se utiliza hasta el día de hoy, el Monasterio de San Jorge en Wadi Qelt y el Monasterio de la Tentación cerca de Jericó. [230] [nota 13] Los hombres acudieron en masa para vivir como piadosos ermitaños en el desierto de Judea y pronto Palestina se convirtió en un centro de vida eremítica. [231] El concilio euceménico de Calcedonia en 451 elevó a Jerusalén a patriarcado y, junto con Roma, Alejandría, Antioquía y Constantinpole, se convirtió en uno de los cinco centros autónomos del cristianismo. [232] Esta elevación impulsó enormemente el prestigio internacional de la iglesia palestina. [233]

La era bizantina fue una época de gran prosperidad y florecimiento cultural en Palestina. [234] Se cultivaron nuevas áreas, aumentó la urbanización y muchas ciudades alcanzaron su pico de población.[235] Las ciudades adquirieron cada vez más nuevas basílicas cívicas, calles porticadas con espacio para tiendas, y la construcción de iglesias y otros edificios religiosos fortaleció sus economías. [236] La población total de Palestina puede haber excedido el millón y medio, su nivel más alto hasta el siglo XX. [237]

Cesarea y Gaza se convirtieron en dos de los centros de aprendizaje más importantes de toda la región mediterránea, reemplazando y reemplazando a los de Alejandría y Atenas. [238] Aquí, los eruditos cristianos produjeron obras notables en las disciplinas de retórica, historiografía, historia de la Iglesia, historia clasicista y hagiografía. [239] [nota 14] San Jerónimo, mientras trabajaba en Jerusalén, se propuso producir una traducción latina del Antiguo Testamento (Biblia hebrea) directamente del texto hebreo. En ese momento, todas las traducciones se basaban en la Septuaginta griega, traducida en el siglo III a. C., que Jerónimo pensó que era insatisfactoria. Su trabajo dio como resultado la Vulgata, que se convirtió en la versión latina de la Biblia promulgada oficialmente por la Iglesia Católica. [240] Eusebio en su trabajo topográfico, Onomasticon: Sobre los nombres de lugares en la Divina Escritura, intentó correlacionar nombres y lugares de las narraciones bíblicas con localidades existentes en Palestina. [241] Estas obras conceptualizaron la visión occidental de Palestina como una Tierra Santa cristiana. [242]

A partir de finales del siglo III, la administración provincial romana experimentó una serie de reformas que subdividieron las provincias en unidades administrativas más pequeñas. La intención era circunscribir la capacidad de los gobernadores provinciales con fuertes guarniciones para organizar revueltas contra el emperador y mejorar la eficiencia al reducir el área controlada por cada gobernador. [243] Las provincias se agruparon en grupos regionales llamados diócesis. [244] Siria Palaestina pasó a formar parte de Orientaciones de las diócesis, una diócesis que agrupa las provincias del Cercano Oriente. En el siglo IV, Palestina y las regiones vecinas se reorganizaron en provincias. Palaestina Prima, Palaestina Secunda, y Palaestina Tertia o Palaestina Salutaris (Primera, Segunda y Tercera Palestina). [245] Palaestina Prima con su capital en Cesarea abarcaba las partes centrales de Palestina, incluida la llanura costera, Judea y Samaria. Palaestina Secunda tenía su capital en Escitópolis e incluía el norte de Transjordania, la parte baja del valle de Jezreel, Galilea y el área del Golán. Palaestina Tertia con su capital en Petra incluía el Negev, el sur de Transjordania y partes del Sinaí. [246] Las tres Palestina se convirtieron en parte del Imperio Romano de Oriente después de la división del Imperio Romano en 395.

Las comunidades judías prosperaron a lo largo de los límites de Judá, en el norte de Palestina y en muchos poleis, incluidas Cesarea y Escitópolis. [247] Su participación en la población posiblemente disminuyó en la era bizantina, pero se desconoce cuánto. [248] [nota 15] En 351/2, pudo haber tenido lugar una revuelta judía en Galilea. [253] [nota 16] En 361, el nuevo emperador Juliano renunció al cristianismo, abrazó el politeísmo y se propuso invertir la creciente influencia del cristianismo. Como parte de este esfuerzo, ordenó que se reconstruyera el templo judío de Jerusalén. [255] El punto era que un nuevo templo invalidaría la profecía de Jesús sobre su destrucción, algo que los cristianos vieron como prueba de la divinidad de Jesús. [256] Sin embargo, accidentes, sabotajes o terremotos, junto con el restablecimiento del dominio del cristianismo tras la muerte de Juliano en 363, terminaron con el intento de reconstruir el templo. [257] [nota 17] En 438, a los judíos se les permitió temporalmente adorar en Jerusalén. [259] [nota 18]

Los árabes cristianos Ghassanid eran el grupo árabe más grande de Palestina. [262] A partir del siglo III, emigraron del sur de Arabia y se establecieron en Palaestina Secunda y Palaestina Tertia, donde crearon dos reinos clientes que sirvieron como zonas de amortiguamiento de los bizantinos. [263] Los Ghassanids fueron una fuente de herramientas para los bizantinos y lucharon con ellos contra los persas y sus aliados, los árabes Lakhmids. [264]

En 106, los romanos anexaron el territorio del reino cliente nabateo a la provincia de Arabia Petraea, aparentemente sin derramamiento de sangre. [265] Pero los nabateos, que controlaban muchas rutas comerciales importantes, continuaron prosperando. [266] La incorporación del reino nabateo inició un lento proceso de helenización y, después del siglo IV, el griego reemplazó al arameo con fines formales. [267] La ​​mayoría de los nabateos probablemente se convirtieron al cristianismo. [268]

A finales del siglo V y principios del VI, los samaritanos protagonizaron varias revueltas. El primero ocurrió en 484 y requirió una fuerza considerable para sofocar. [269] [nota 19] La sinagoga de los samaritanos en el monte Gerizim fue reemplazada por una iglesia como castigo. [271] Otro levantamiento tuvo lugar en 529 cuando los samaritanos atacaron a cristianos y judíos y quemaron propiedades e iglesias. [272] La revuelta fue aplastada por los bizantinos ayudados por los árabes Christian Ghassanid, que tomaron a miles de samaritanos como esclavos. [273] Una tercera revuelta estalló en 556. Esta vez, judíos y samaritanos unieron fuerzas contra los cristianos. [274] Poco se sabe acerca de estas revueltas, pero la causa probable de ellas fue la discriminación de los bizantinos contra los no cristianos. [275] Las rebeliones y las políticas antisamaritanas de las autoridades hicieron que el número de samaritianos disminuyese y contribuyó a solidificar el dominio cristiano en Palestina. [276]

En 602, estalló la guerra final entre el Imperio Bizantino y su rival oriental, el Imperio Persa (Imperio Sasánida). En 613, los persas invadieron el Levante y los judíos se rebelaron contra los bizantinos, con la esperanza de asegurar la autonomía de Jerusalén. [277] Al año siguiente, las fuerzas persa-judías capturaron Cesarea y Jerusalén, destruyendo sus iglesias, masacrando a su población cristiana y tomando la Cruz Verdadera y otras reliquias como trofeos. [278] Los judíos obtuvieron el dominio sobre Jerusalén, pero los persas encontraron más conveniente ponerse del lado de los cristianos que constituían la abrumadora mayoría de la población y en 617 los persas les devolvieron la ciudad. [279] Mientras tanto, el emperador romano Heraclio inició una exitosa contraofensiva. Hacia el 627/8 estaba avanzando hacia el corazón de Persia. Los persas pidieron la paz y tuvieron que devolver las provincias romanas que habían capturado y las reliquias robadas. En marzo de 629, Heraclio devolvió triunfalmente la Cruz Verdadera a Jerusalén. [280] Heraclio había prometido a los judíos perdón por su traición anterior, pero los cristianos no habían olvidado las atrocidades de los judíos. Ante su insistencia, Heraclio expulsó a los judíos de Jerusalén y ejecutó a los implicados en el levantamiento. [281]

Aunque los romanos habían derrotado a su némesis, la guerra continua había cobrado su precio y había allanado el camino para la conquista árabe una década más tarde. [282]

A finales del siglo VI, el líder árabe Mahoma fundó una nueva religión monoteísta llamada Islam, cuyos seguidores se conocieron como musulmanes. Mahoma unió a las tribus árabes en una política religiosa, una califato, gobernado por califas, cuyos dominios él y sus sucesores se extendieron en un vasto imperio a través de la guerra santa (yihad). [283] Conquistaron Palestina en 636 a 640. [284] [nota 20]

La sociedad en el califato formó una pirámide con cinco capas. [285] Los árabes estaban en la cima, seguidos por los conversos al Islam (mawali) (esta distinción desapareció después de que los abasíes tomaron el poder). [285] Debajo de ellos estaba dhimmis, seguidos por hombres libres no musulmanes y esclavos en la parte inferior. [285] El dhimmi (que significa "persona protegida") eran cristianos, judíos y samaritanos, a quienes los musulmanes designaban como "pueblos del Libro" (ahl al-kitab), lo que significa que ellos, como los musulmanes, basaban su adoración en un libro que Dios les había dado, que, en esencia, era idéntico al Corán. [286] A diferencia de los gobernantes anteriores, los musulmanes les permitieron practicar sus religiones en paz. Sin embargo, los hombres no musulmanes tenían que pagar un impuesto especial (jizya) y tenían que ser sumisos a los musulmanes. [287] Se impusieron regulaciones de vestimenta a los no musulmanes, pero no se sabe si alguna vez se hicieron cumplir en Palestina. [288] [nota 21] A los hombres musulmanes se les permitió casarse con mujeres no musulmanas, incluso si estas últimas optaban por permanecer en su fe. Las mujeres musulmanas, sin embargo, no pueden casarse con hombres no musulmanes, a menos que primero se conviertan al Islam. [289] Los musulmanes también levantaron la prohibición de siglos de los romanos sobre los judíos en Jerusalén. [290]

Los musulmanes organizaron el territorio de los bizantinos. Diócesis Orientes (Siria) en cinco distritos militares o provincias (jund, pl. ajnads). [291] [nota 22] El territorio de Palaestina Prima y Palaestina Tertia se convirtió en Jund Filastin y se extendía desde Aqaba en el sur hasta la baja Galilea en el norte y desde Arish en el oeste hasta Jericó en el este. [293] Posteriormente, los tuluníes expandieron las fronteras de la provincia hacia el este y el sur para incluir regiones en el sur de Jordania actual y el noroeste de Arabia Saudita. [294] La ciudad recién fundada, Ramla, se convirtió en la capital administrativa y la ciudad más importante de Jund Filastin. [295] Jund al-Urdunn mantuvo correspondencia con Palaestina Secunda, que cubre la mayor parte de Galilea, la parte occidental de Peraea en Transjordania y las ciudades costeras de Acre y Sur (Tiro). [296] Tabariyyah (Tiberias) reemplazó a Escitópolis como capital de la provincia. [297]

Durante todo el período, Palestina fue una especie de mina de oro para el califato y entre sus provincias más prósperas y fértiles. [298] La riqueza de Palestina se deriva de su ubicación estratégica como centro del comercio internacional, la afluencia de peregrinos, sus excelentes productos agrícolas y de una serie de artesanías locales. [299] Los productos fabricados o comercializados en Palestina incluían materiales de construcción de canteras de mármol y piedra blanca, especias, jabones, aceite de oliva, azúcar, índigo, sales del Mar Muerto y seda. [300] Los judíos palestinos eran vidrieros expertos cuyas mercancías se conocieron como "vidrio judío" en Europa. [301] Palestina también era conocida por su producción de libros y su trabajo de escribano. [302]

Los musulmanes invirtieron mucho esfuerzo en desarrollar una flota y restaurar puertos marítimos, crear astilleros, fortificar ciudades costeras y establecer bases navales en Palestina. [303] Acre se convirtió en su principal base naval desde la que partió una flota para conquistar Chipre en 647. [304] Jaffa reemplazó a Cesarea como el puerto principal de Palestina debido a su proximidad con Ramla. [305]

Aunque Palestina estaba ahora bajo control musulmán, el afecto del mundo cristiano por Tierra Santa siguió creciendo. Los reyes cristianos hicieron generosas donaciones a los lugares sagrados de Jerusalén, [nota 23] y ayudaron a facilitar el creciente tráfico de peregrinaciones. [307] [nota 24] Los peregrinos se aventuraron por la aventura, pero también para expiar el pecado. [309] Muchos peregrinos fueron atacados por salteadores de caminos que luego serían citados por los cruzados como una razón para "liberar" Jerusalén de los musulmanes. [310]

Califato omeya

En 656, el califa Rashidun fue asesinado, lo que condujo a la primera guerra civil del califato (Fitna). La guerra terminó en 661 con los omeyas sucediendo a los Rashiduns como dinastía gobernante del califato. [311] Trasladaron la capital del califato de Kufa a Damasco, donde disfrutaron de un fuerte apoyo tribal. El significado religioso de la cercana Jerusalén y el hecho de que en Siria, a diferencia de Irak y Egipto, los árabes y los no árabes vivían juntos también pueden haber influido. [312]

Los Omeyas construyeron dos importantes edificios religiosos islámicos en el Monte del Templo en Jerusalén, la Mezquita Al-Aqsa (al-Masyid al-Aqsa) [313] [nota 25] y la Cúpula de la Roca (Qubbat al-Sakhra). Este último fue construido en el sitio donde los musulmanes creen que Mahoma comenzó su viaje nocturno al cielo. [317] Contrariamente a la creencia común, la Cúpula no es una mezquita y su función y significado originales son inciertos. [318] Una teoría sostiene que la gran escala y la lujosa decoración de la Cúpula estaban destinadas a afirmar la supremacía del Islam al rivalizar con la de los edificios sagrados cristianos de Jerusalén, especialmente la Iglesia del Santo Sepulcro. [319] Otro que su construcción fue impulsada por creencias escatológicas sobre el Día del Juicio Final. [318] La Cúpula es el monumento islámico existente más antiguo del mundo. [320]

La disputa de siglos entre las confederaciones tribales árabes los Qays y los Yaman que comenzó bajo los Omeyas llegó a colorear la historia de Palestina. [321] [nota 26] La disputa persistió hasta la era moderna y las batallas se libraron entre los grupos Qaysi y Yamani hasta el siglo XIX. [324] Los matrimonios entre los dos grupos eran inauditos. [325] Las tribus Yaman procedían de la región yemení de la península arábiga. [326] Muchos de ellos habían emigrado hacia el norte y se habían establecido en el sur de Levante antes de la conquista islámica. Algunos incluso habían abrazado el cristianismo y habían luchado junto a los bizantinos. [327] Sin embargo, la mayoría de los qays llegaron después de la conquista islámica y se establecieron en el norte de Levante. [328] Esto llevó a conflictos territoriales en áreas con poblaciones mixtas. [329] Los primeros califas buscarían el apoyo de uno de estos grupos y, en consecuencia, se opondrían al otro, lo que a menudo resultaba en guerras. El pretendiente que saliera victorioso en estas guerras recompensaría su confederación con gobernaciones en las provincias y otros privilegios. [330] Las bajas infligidas durante las guerras también tendrían que ser vengadas, provocando un mayor derramamiento de sangre. Los califas posteriores intentaron frenar la disputa, pero fue casi imposible detenerla, lo mejor que pudieron hacer fue mantenerla bajo control mediante amenazas y pagando ellos mismos el dinero de sangre exigido para evitar nuevas represalias. [331]

En 744, las tribus palestinas se rebelaron contra el califa. [332] El califa decidió apaciguar a las tribus prometiéndoles varios cargos y otros beneficios. [333] Aunque terminó la rebelión, las tribus se mantuvieron antagónicas hacia el califa. [333] Una de las razones de su antagonismo fue que el califa consideró su colección de mano dura de jizya de los no musulmanes para ser extorsionistas y exigió más indulgencia. [334] Otro levantamiento estalló en Siria en 745 después de que Marwan II se convirtió en el nuevo califa y pronto se unieron a las tribus palestinas. [335] [nota 27] Marwan II sofocó el levantamiento, pero otro estalló que requirió un considerable derramamiento de sangre para erradicarlo. Marwan II destruyó las murallas de Jerusalén, Damasco y otras ciudades como castigo. [336]

Califato abasí

Las conquistas de los omeyas significaron que la mayoría de la población del califato no era árabe. Muchos de ellos se convirtieron al Islam, pero los árabes los trataron como musulmanes de segunda clase y todavía tenían que pagar la onerosa jizya impuesto. [337] Esto condujo a un descontento y una hostilidad generalizados hacia los omeyas. La familia abasí explotó el descontento y organizó una rebelión, derrocando a los omeyas en 750. [338] Los abasíes, que tenían su base de poder en Persia, trasladaron la capital del califato a Bagdad en 762. Este cambio significó que Palestina perdió su posición central y se convirtió en una provincia en la periferia del califato cuyos problemas no fueron atendidos con mucho cuidado. [339] Aunque no provocó un declive en la región, puso fin a las extravagantes inversiones de los omeyas en Palestina. [340] El prestigio de las tribus en Siria, incluida Palestina, muchas de las cuales habían apoyado a los omeyas también disminuyó y ya no influyeron en los asuntos políticos del califato, solo en sus rebeliones. [341] [nota 28]

Las rebeliones y otros disturbios perturbaron constantemente el gobierno de los abasíes. [343] En la década de 790, la disputa entre Qays y Yaman resultó en varias guerras en Palestina. [344] Uno de ellos, que luchó en 796 entre los rebeldes Qaysi por un lado y el régimen yamani y abasí por el otro, requirió una fuerza sustancial para sofocarlo. [345] Otro levantamiento estalló en la década de 840 cuando Yaman Al-Mubarqa despertó a campesinos y miembros de tribus contra el régimen abasí. [346] Estos estallidos de violencia fueron muy destructivos y los rebeldes causaron grandes estragos, saquearon monasterios y devastaron muchas ciudades. [347] A veces, Palestina era una tierra sin ley. [348]

Hacia finales del siglo IX, los abasíes comenzaron a perder el control de sus provincias occidentales, tras un período de inestabilidad interna. [349] En 873, el gobernador de Egipto, Ahmad Ibn Tulun, declaró la independencia y fundó la dinastía Tulunid. Unos años más tarde, ocupó Siria. [350] Los tuluníes pusieron fin a la persecución de los cristianos e impulsaron la renovación de las iglesias en Jerusalén. [351] También se renovó el puerto de Acre. [351] Sin embargo, el gobierno de los tuluníes duró poco, y en el año 906 los abasíes habían retomado Palestina. [352] Su control duró hasta 939, cuando le concedieron a Muhammad ibn Tughj al-Ikhshid, el gobernador de Egipto y Palestina, el control autónomo sobre su dominio. [353] Estableció la dinastía Ikshidid cuyo gobierno estuvo marcado por actos de persecución contra los cristianos, a veces con la ayuda de judíos locales. [354] En 937, la Iglesia de la Resurrección fue incendiada y robada y en 966 se produjeron graves disturbios anticristianos en Jerusalén. [355] La anarquía reinó después de la muerte del regente Ikhshidid en 968. [356] Muchos acogieron con satisfacción la conquista del estado Ikhshid por parte del califato fatimí el año siguiente. [357]

Califato fatimí

Los fatimidis establecieron un califato con base en el norte de África a principios del siglo X. En 969, conquistaron el territorio de Ikshidid y establecieron un control precario sobre Palestina. Su llegada marcó el comienzo de seis décadas de guerra casi ininterrumpida y altamente destructiva en Palestina entre ellos y sus muchos enemigos, los bizantinos, los qarmatianos, las tribus beduinas e incluso las luchas internas entre las facciones bereberes y turcas dentro del ejército fatimí. [358] Destacan los beduinos, encabezados por los Jarrahids, que en 977-981 / 2, [359] en 1011-13, [360] y en 1024-1029, [361] ganaron de facto gobierno independiente sobre la mayor parte de Palestina, ya sea rebelándose o adquiriendo el consentimiento renuente del Califa. Los beduinos también disfrutaron de un poder casi ilimitado en Palestina en 997-1010. [362] El gobierno de los beduinos, el saqueo y muchas atrocidades cobraron un alto precio en Palestina. [363]

En 1009, en una oleada de persecución religiosa, el califa Al-Hakim bi-Amr Allah ordenó la demolición de todas las iglesias y sinagogas del imperio, incluida la Iglesia del Santo Sepulcro. [364] La noticia de la demolición conmocionó y enfureció a la Europa cristiana, que culpó a los judíos. [365] Al-Hakim también obligó a los cristianos y judíos a usar una vestimenta distintiva. [366] Es posible que sus políticas anticristianas tuvieran la intención de apaciguar a los críticos de la actitud liberal de su padre hacia dhimmi o para presionar a los bizantinos. [367] Su sucesor permitió que se reconstruyera la santa iglesia, pero continuó la represión contra los no musulmanes. [368]

En el siglo XI, el Imperio selyúcida turco musulmán invadió Asia occidental y tanto los bizantinos como los califatos sufrieron pérdidas territoriales. [nota 29] Baghad cayó en 1055, [369] y Palestina en 1071-1073. [370] Así terminó el período de relativa calma y Palestina volvió a ser escenario de anarquía, guerras internas entre los propios turcos y entre ellos y sus enemigos. El gobierno turco fue uno de masacre, vandalismo y dificultades económicas. [371] En 1077, un levantamiento contra el impopular gobierno selyúcida se extendió en Palestina, que fue reprimido con mano de hierro. Los selyúcidas masacraron al pueblo de Jerusalén, a pesar de haberles prometido perdón, y aniquilaron Gaza, Ramla y Jaffa. [372] En 1098, los fatimíes recuperaron Jerusalén de los selyúcidas. [373]

Además de la guerra, tres grandes terremotos azotaron Palestina en el siglo XI en 1015, [374] en 1033, [375] y 1068. [376] El último prácticamente demolió Ramla y mató a unos 15.000 habitantes. [377]

La Europa cristiana, aunque todavía atrasada, se había convertido a finales del siglo XI en una potencia significativa. Si bien Palestina era una tierra lejana, la peregrinación había fomentado un vínculo especial entre la región y los europeos que la consideraban una tierra santa. Los impedimentos al tráfico de peregrinaciones a Palestina, de los que había muchos a finales del siglo XI, eran motivo de grave preocupación. Mientras tanto, se desarrolló una doctrina de guerra santa según la cual la guerra para ayudar a los cristianos o para defender el cristianismo se consideraba virtuosa. Además, las relaciones entre las ramas oriental y occidental del cristianismo, que habían sido fríos cismas, estaban mejorando. Estos factores significaron que cuando los bizantinos pidieron ayuda contra los musulmanes, los europeos occidentales obedecieron y lanzaron la primera de una serie de expediciones militares llamadas cruzadas. [378]

La primera cruzada capturó toda la costa mediterránea oriental, desde la actual Turquía en el norte hasta el Sinaí en el sur. [nota 30] Los estados cruzados se organizaron en el territorio capturado, uno de los cuales fue el Reino de Jerusalén, fundado en 1100, que abarca la mayor parte de Palestina y el Líbano actual. [378] Siguieron más cruzadas mientras los latinos y los musulmanes luchaban por el control de Palestina. [378]

En 1187, Palestina, incluida Jerusalén, fue capturada por la dinastía ayyubí con sede en Egipto. [379] [nota 31] Sin embargo, los ayubíes no pudieron tomar Tiro y los estados cruzados en el norte. [380] Esto permitió a los cruzados lanzar otra cruzada que en 1192 había ocupado la mayor parte de la costa palestina hasta Jaffa, pero, lo que es más importante, no logró retomar Jerusalén. [381] Las negociaciones entre los latinos y los ayyubíes dieron como resultado un tratado que aseguraba el acceso sin restricciones a la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén para los peregrinos cristianos, pero la ciudad santa permanecería en manos ayubíes y la Cruz Verdadera no sería devuelta. [382]

Este estado de cosas, con el Reino de Jerusalén reducido a una franja de tierra costera, permanecería durante la mayor parte del siglo XIII. Jerusalén, Belén y Nazaret, así como una delgada franja de tierra que conecta las ciudades con la costa, recibieron el reino en 1229 tras las negociaciones que concluyeron la Sexta Cruzada. [383] Diez años antes, los ayubíes habían destruido las murallas de la ciudad de Jerusalén para evitar que los latinos tomaran una ciudad fortificada. [384] En 1244, Jerusalén fue capturada por Khwarizmians que luego quemaron iglesias y masacraron a la población cristiana. [385] El impacto de las atrocidades incitó a los latinos a actuar. La nobleza latina reunió todos los recursos que tenía en el ejército de campaña más grande acumulado en el Este desde finales del siglo XII. [386] Fortalecidos por tropas de gobernantes musulmanes disidentes, se encontraron con la coalición ayyubí-kwarizmiana en la batalla de La Forbie al noreste de Gaza. Allí sufrieron una derrota desastrosa, que marcó el fin de la influencia latina en el sur y centro de Palestina. [387] En 1291, los mamelucos destruyeron Acre, la capital del Reino de Jerusalén y último bastión. [388]

El interés de los europeos por las cruzadas fue disminuyendo gradualmente con el tiempo. Surgieron nuevas ideas sobre lo que significaba una "buena vida cristiana" y la búsqueda de la redención de los pecados a través de la acción se volvió menos central. [389] Para empezar, las creencias "heréticas" dentro de Europa se convirtieron en un tema importante para el cristianismo latino, lo que alejó el foco de Palestina. [390]

En los estados cruzados se organizaron órdenes militares compuestas por caballeros piadosos, que combinaban la disciplina monástica con la habilidad marcial. Los deberes de estos eran defender áreas estratégicas y servir en los ejércitos cruzados. Las órdenes más famosas fueron los Caballeros Templarios, que llevan el nombre de su cuartel general en la mezquita de al-Aqsa, a la que llamaron el Templo de Salomón. La cercana Cúpula de la Roca se utilizó como iglesia. [391] Otra orden famosa fueron los Hospitalarios, reconocidos por el cuidado de los pobres y los enfermos. En Palestina, donde las cruzadas iban y venían, las órdenes proporcionaron una estabilidad que de otro modo sería imposible de mantener. [392]

Muchas costumbres e instituciones fueron importadas de los territorios de Europa Occidental de donde procedían los cruzados, y hubo estrechas conexiones familiares y políticas con Occidente durante toda la existencia del reino. Sin embargo, era un reino relativamente menor en comparación y, a menudo, carecía del apoyo financiero y militar de Europa. [ cita necesaria ]

El reino se acercó más al vecino reino armenio de Cilicia y al imperio bizantino, del cual heredó cualidades "orientales", y el reino también fue influenciado por instituciones musulmanas preexistentes. Sin embargo, cuando Arnulfo de Chocques fue nombrado Patriarca Latino de Jerusalén por segunda vez en 1112, prohibió el culto no católico en la Iglesia del Santo Sepulcro. Socialmente, los habitantes "latinos" de Europa occidental casi no tenían contacto con los musulmanes y cristianos orientales a quienes gobernaban. [ cita necesaria ]

Bajo el dominio de los cruzados, se construyeron, reconstruyeron y renovaron fortificaciones, castillos, torres y aldeas fortificadas en toda Palestina, principalmente en las zonas rurales. [393] [394] Un remanente urbano notable de la arquitectura cruzada de esta época se encuentra en la ciudad vieja de Acre [393] [395] y en la isla de Arwad. [ cita necesaria ]

Durante el período de control de los cruzados, se ha estimado que Palestina tenía solo 1,000 familias judías pobres. [396] Los judíos lucharon junto a los musulmanes contra los cruzados en Jerusalén en 1099 y Haifa en 1100.

Los ayubíes permitieron el asentamiento de judíos y cristianos ortodoxos en la región, y la Cúpula de la Roca se convirtió nuevamente en un centro de culto islámico [ cita necesaria ]. La Mezquita de Omar fue construida por Saladino fuera de la Iglesia del Santo Sepulcro, en conmemoración de la decisión de Umar el Grande de rezar fuera de la iglesia para no sentar un precedente y, por lo tanto, poner en peligro el estatus de la iglesia como sitio cristiano.

El Sultanato mameluco se creó indirectamente en Egipto como resultado de la Séptima Cruzada, que se lanzó como reacción a la destrucción de Jerusalén en 1244. La cruzada fracasó después de que Luis IX de Francia fuera derrotado y capturado por el sultán ayubí Turanshah en la batalla de Fariskur en 1250. Turanshah fue asesinado por sus soldados mamelucos un mes después de la batalla y su madrastra Shajar al-Durr se convirtió en Sultana de Egipto con el mameluco Aybak como Atabeg. Los ayyubíes se trasladaron a Damasco, donde continuaron controlando Palestina durante 10 años más. [ cita necesaria ]

A finales del siglo XIII, Palestina y Siria se convirtieron en el frente principal contra el Imperio mongol en rápida expansión, cuyo ejército llegó a Palestina por primera vez en 1260, comenzando con las incursiones mongoles en Palestina bajo el mando del general cristiano nestoriano Kitbuqa. El líder mongol Hulagu Khan envió un mensaje a Luis IX de Francia de que Jerusalén había sido remitida a los cristianos bajo la Alianza Franco-Mongol, sin embargo, poco después tuvo que regresar a Mongolia tras la muerte de Mongke, dejando Kitbuqa y un ejército reducido. Kitbuqa luego se enfrentó con los mamelucos bajo el mando de Baibars en la crucial batalla de Ain Jalut en el valle de Jezreel. Se ve la victoria decisiva de los mamelucos en Palestina [ ¿por quién? ] como una de las batallas más importantes de la historia mundial, estableciendo un punto álgido para las conquistas mongolas. Sin embargo, los mongoles pudieron participar en otras breves incursiones en 1300 bajo Ghazan y Mulay, llegando hasta Gaza. Jerusalén fue retenida por los mongoles durante cuatro meses (ver Novena Cruzada). [ cita necesaria ]

Los mamelucos, continuando la política de los ayyubíes, tomaron la decisión estratégica de destruir la zona costera y llevar la desolación a muchas de sus ciudades, desde Tiro en el norte hasta Gaza en el sur. Los puertos fueron destruidos y se arrojaron diversos materiales para inutilizarlos. El objetivo era evitar ataques desde el mar, ante el temor al regreso de los cruzados. Esto tuvo un efecto a largo plazo en esas áreas, que permanecieron escasamente pobladas durante siglos. La actividad en esa época se concentró más tierra adentro. [397]

Palestina formó parte de Damasco Wilayah (distrito) bajo el gobierno del Sultanato mameluco de Egipto y se dividió en tres sanjaks (subdivisiones) más pequeñas con capitales en Jerusalén, Gaza y Safed. [398] Debido en parte a los numerosos conflictos, terremotos y la peste negra que azotaron la región durante esta era, se estima que la población se ha reducido a alrededor de 200.000. Los mamelucos construyeron una "ruta postal" de El Cairo a Damasco, que incluía alojamiento para viajeros (khans) y puentes, algunos de los cuales sobreviven hasta el día de hoy (ver Jisr Jindas, cerca de Lod). El período también vio la construcción de muchas escuelas y la renovación de mezquitas descuidadas o destruidas durante el período cruzado. [399]

En 1377, las principales ciudades de Palestina y Siria se rebelaron, tras la muerte de Al-Ashraf Sha'ban. La revuelta fue sofocada y Barquq organizó un golpe de estado en El Cairo en 1382, fundando la dinastía Mamluk Burji. [ cita necesaria ]

Palestina fue celebrada por los escritores árabes y musulmanes de la época como la "tierra bendita de los profetas y los líderes venerados del Islam". [398] Los santuarios musulmanes fueron "redescubiertos" y recibieron a muchos peregrinos. [399] En 1496, Mujir al-Din al-'Ulaymi escribió su historia de Palestina conocida como La gloriosa historia de Jerusalén y Hebrón. [ cita necesaria ]

Primer dominio otomano

En 1486, estallaron las hostilidades entre los mamelucos y los turcos otomanos en una batalla por el control de Asia occidental. Los otomanos procedieron a conquistar Palestina después de su victoria de 1516 sobre los mamelucos en la batalla de Marj Dabiq. [398] [400] La conquista otomana de Palestina fue relativamente rápida, con pequeñas batallas libradas contra los mamelucos en el valle del Jordán y en Khan Yunis de camino a la capital mameluca en Egipto. También hubo levantamientos menores en Gaza, Ramla y Safad, que fueron rápidamente reprimidos. [401]

Los otomanos mantuvieron la organización administrativa y política que los mamelucos dejaron en Palestina. La Gran Siria se convirtió en un eyalet (provincia) gobernó desde Damasco, mientras que la región de Palestina dentro de ella se dividió en los cinco sanjaks (distritos provinciales, también llamados liwa ′ en árabe) de Safad, Nablus, Jerusalén, Lajjun y Gaza. [402] [403] El sanjaks fueron subdivididos en subdistritos llamados nawahi (cantar. nahiya). [401] Durante gran parte del siglo XVI, los otomanos gobernaron Damasco Eyalet de manera centralizada, con la Sublime Porte (gobierno imperial) con sede en Estambul desempeñando un papel crucial en el mantenimiento del orden público y la seguridad nacional, recaudación de impuestos y regulación de la economía. , asuntos religiosos y bienestar social. [404] La mayor parte de la población de Palestina, estimada en alrededor de 200.000 en los primeros años del dominio otomano, vivía en aldeas. Las ciudades más grandes fueron Gaza, Safad y Jerusalén, cada una con una población de entre 5.000 y 6.000 habitantes. [401]

La administración de la propiedad otomana consistía en un sistema de feudos llamado timar y fideicomisos llamados waqf. Timar Las tierras fueron distribuidas por el sultán a varios oficiales y funcionarios, particularmente de la élite sipahi unidades. A timar era una fuente de ingresos para su titular, quien se encargaba de mantener el orden y hacer cumplir la ley en el timar. Waqf la tierra era propiedad de varias personas y sus ingresos se dedicaban a funciones e instituciones religiosas, bienestar social y beneficiarios individuales. Más del 60% de la tierra cultivada en el Sanjak de Jerusalén fue waqf tierra. En menor medida, también había tierras de propiedad privada ubicadas predominantemente dentro de las aldeas y sus inmediaciones. [401]

El nombre "Palestina" ya no se usaba como el nombre oficial de una unidad administrativa bajo los otomanos porque normalmente nombraban a las provincias como sus capitales. No obstante, el antiguo nombre siguió siendo de uso popular y semioficial, [405] y sobreviven muchos ejemplos de su uso en los siglos XVI, XVII y XVIII. [406] [407] [408] El jurista islámico del siglo XVI con sede en Jerusalén Sayf al-Islam Abu'l Sa'ud Effendi definió el término como un nombre alternativo para Arazi-i Muqaddas (Turco para "Tierra Santa"). [403] El jurista del siglo XVII con sede en Ramla, Khayr al-Din al-Ramli, a menudo usaba el término "Filastin" en su fatawat (edictos religiosos) sin definir el término, aunque algunos de sus fatawat sugieren que se correspondía más o menos con las fronteras de Jund Filastin. [403] Libro de Thomas Salmon del siglo XVIII, Historia moderna o el estado actual de todas las naciones., afirma que "Jerusalén todavía se considera la ciudad capital de Palestina, aunque muy caída de su antigua grandeza". [409]

Proceso de descentralización

Período de Ridwan-Farrukh-Turabay

A finales del siglo XVI, el dominio otomano directo sobre Damasco Eyalet se debilitó, en parte debido a las revueltas de Jelali y otras insurrecciones de Anatolia. [404] El timar El sistema, que funcionaba para atender las necesidades fiscales y militares del gobierno otomano, también se estaba volviendo menos relevante durante este período. [410] En consecuencia, surgió una nueva élite gobernante en Palestina formada por las dinastías Ridwan, Farrukh y Turabay cuyos miembros proporcionaron los gobernadores de distrito de Gaza, Nablus, Jerusalén y Lajjun. sanjaks entre finales del siglo XVI y finales del siglo XVII. La estabilidad de su gobierno varió por sanjak, con el control de Ridwan de Gaza, el control de Turabay de Lajjun y el control de Farrukh de Nablus en gran medida continuo, y el control de Ridwan-Farrukh sobre Jerusalén interrumpido con frecuencia por gobernadores designados desde Estambul. [411]

Los lazos entre las familias se solidificaron a través del matrimonio, la cooperación empresarial y política. [412] Desde finales del siglo XVI hasta principios del siglo XVIII, el prestigioso puesto de amir al-hajj (comandante de la caravana Hajj) a menudo se asignaba al gobernador de distrito de Nablus o Gaza. Esta tradición sentó las bases para una alianza militar duradera entre las tres familias desde la partida amir al-hajj de una de estas familias confiaría la autoridad sobre su sanjak al gobernador de la vecina sanjak. [413] Gradualmente, los lazos entre las familias Ridwan, Farrukh y Turabay llevaron al establecimiento de una única dinastía extendida que dominó gran parte de Palestina. [414]

En 1622, el emir druso (príncipe) del monte Líbano, Fakhr-al-Din II obtuvo el control de Safad Sanjak y fue nombrado gobernador de Nablus y mutasallim (recaudador de impuestos principal) de Gaza. [413] Alarmados por la amenaza que se avecinaba para su gobierno, la alianza Ridwan-Farrukh-Turabay se preparó para un enfrentamiento con Fakhr ad-Din uniendo sus recursos financieros para adquirir armas y sobornar a las tribus beduinas para que lucharan junto a ellos. También fueron apoyados tácitamente por la Sublime Porte, que desconfiaba de la creciente autonomía de Fakhr ad-Din. [413] Cuando el ejército mejor equipado de Fakhr ad-Din lanzó una ofensiva para hacerse con el control de la llanura costera de Palestina y Jerusalén, el ejército de Hasan 'Arab Ridwan, Ahmad Turabay y Muhammad ibn Farrukh derrotó a sus fuerzas en el río Awja cerca de Jaffa. [413] En 1624, tras la batalla de Anjar, Fakhr ad-Din fue nombrado "Emir de Arabistan" por los otomanos, lo que le otorgó autoridad oficial sobre la región entre Alepo y Jerusalén. [415] Fue depuesto y ahorcado una década después por el Wali de Damasco.

Intentos imperiales de centralización

La influencia política de Gaza en Palestina aumentó bajo la dinastía Ridwan, particularmente durante el gobierno de Husayn Pasha, que comenzó en la década de 1640. Fue considerada la "capital de Palestina" por el cónsul francés de Jerusalén, Chevalier d'Arvieux. [416] [417] La ​​cercanía de Husayn con Francia y sus buenas relaciones con las comunidades cristianas de Palestina fueron una fuente de consternación imperial por su gobierno. [418] Al mismo tiempo, a mediados del siglo XVII, el gobierno otomano guiado por los visires de Köprülü intentó restaurar la autoridad centralizada sobre sus provincias atípicas. [419] Una de las medidas de centralización introducidas por el gran visir Köprülü Mehmed Pasha fue el establecimiento de Sidon Eyalet en 1660, que separó administrativamente a Safad Sanjak del resto de Palestina, que seguía siendo parte de Damasco Eyalet. Esta reorganización se hizo tanto para debilitar a los ambiciosos gobernadores de Damasco como para mantener un control más estricto sobre los rebeldes. emires del monte Líbano. [420]

Con la eliminación de la amenaza de Fakhr ad-Din al control otomano en el Levante, la Sublime Porte buscó poner fin a la dinastía Ridwan-Farrukh-Turabay. Además de la preocupación por su creciente consolidación de poder en Palestina, la Sublime Porte se vio frustrada por la disminución sustancial de los ingresos de la caravana anual del Hajj, que a menudo comandaba un gobernador de una de las tres familias. [419] En 1657, las autoridades otomanas lanzaron una expedición militar en Palestina para reafirmar el control imperial sobre la región debido a su importancia estratégica en la financiación y protección de la caravana Hajj y también porque era un vínculo crucial con Egipto. [421] El Sublime Porte utilizó la supuesta incompetencia de Husayn Pasha al dirigir la caravana Hajj en 1662-1663 para encarcelarlo y ejecutarlo. [422] Husayn Pasha sirvió como la base de la alianza Ridwan-Farrukh-Turabay y su muerte fue seguida por la eliminación gradual del resto de la dinastía extendida por parte de Sublime Porte a finales de la década de 1670. [423] El dominio de Ridwan persistió en Gaza hasta 1690. [424]

La eliminación de la dinastía Ridwan-Farrukh-Turabay y su reemplazo por gobernadores designados por el gobierno otomano "cambió radicalmente la situación" en Palestina, según el historiador Dror Ze'evi. [425] Los gobernadores designados abandonaron las relaciones que las dinastías locales mantenían con las élites locales e ignoraron en gran medida la creciente explotación de la población por parte de los jenízaros. subashis y timar titulares.Las quejas oficiales al Sublime Porte sobre estos últimos grupos se dispararon entre musulmanes, cristianos y judíos por igual. [425] Muchos campesinos abandonaron sus aldeas para evitar la explotación, la gente del pueblo se quejó de la incautación de sus propiedades y la ulama (Clase de eruditos musulmanes) se quejó del desprecio de los jenízaros por la justicia y la santidad de los lugares de culto musulmanes, incluido el Monte del Templo (Haram al-Sharif). [425] Como reacción a este estado de cosas, en 1703, se produjo un levantamiento, conocido como la Revuelta de Naqib al-Ashraf, por parte del pueblo de Jerusalén, encabezado por el jefe de la Ashraf familias, Muhammad ibn Mustafa al-Husayni, y respaldado por los notables de la ciudad. El hogar de Jerusalén cadí, símbolo de la autoridad imperial, fue saqueado y su traductor asesinado por rebeldes. Procedieron a gobernar la ciudad ellos mismos hasta que un asedio otomano y una lucha interna obligaron a al-Husayni y sus rebeldes a retirarse de Jerusalén en octubre de 1705. [425]

Mientras tanto, la mayoría de los árabes sipahi Los oficiales de la expedición de centralización de 1657, entre ellos miembros principales de la familia Nimr, se establecieron en Nablus y, contrariamente a la intención de la Sublime Porte, comenzaron a formar sus propias bases de poder local en el interior rural de la ciudad desde el timars fueron asignados. [426] Hacia finales del siglo XVII, pronto les siguieron las familias Jarrar y Tuqan, que, como los Nimr, procedían de otras partes de la Siria otomana. [426] Los jeques (jefes) de estas familias pronto surgieron como la nueva nobleza de Palestina central. Desarrollaron vínculos cada vez más estrechos con la población local mediante la venta o arrendamiento de sus timars a notables rurales, invirtiendo en comercio local, propiedades y negocios como fábricas de jabón, y casándose y asociándose con locales Ashraf y familias mercantiles. [426] Políticamente, los Tuqan y Nimrs dominaron la gobernación de Nablus y en ocasiones controlaron otros distritos y subdistritos [427] (en 1723 Salih Pasha Tuqan era gobernador de Nablus, Lajjun y Gaza sanjaks). [428] Los Jarrars eran el clan dominante del interior de Nablus, aunque otros clanes, entre ellos el Jayyusis de la era mameluca, continuaron ejerciendo influencia en sus respectivos subdistritos. Esta situación en Jabal Nablus persistió con pequeñas interrupciones hasta mediados del siglo XIX. [427]

Regla de Acre y autonomía de Nablus

Período Zaydani

A mediados del siglo XVII, la familia Zaydani se convirtió en una fuerza formidable en el norte de Palestina. Inicialmente, sus jeques fueron designados como multazems (recaudadores de impuestos y ejecutores locales) de iltizam (granjas de impuestos) en partes de Galilea por el Ma'ani, y, después de 1697, el Shihabi emires del monte Líbano. [429] En 1730, el jeque de Zaydani Zahir al-Umar fue nombrado directamente por el Wali de Sidón como el multazem de Tiberíades, que pronto fortificó, [430] junto con otras fortalezas de Zaydani como Deir Hanna, Arraba y Nazaret. Entre esa época y 1750, Zahir había consolidado su control sobre toda Galilea. [431] Trasladó su cuartel general a la aldea portuaria de Acre, que renovó y refortificó. [431] Acre se convirtió en el centro de un jeque autónomo en expansión financiado por un monopolio del algodón y otros productos agrícolas de Palestina y el sur del Líbano establecido por Zahir. [432] El control de Zahir de los precios del algodón y el aceite de oliva obtuvo grandes ingresos de los comerciantes europeos, y estos fondos le permitieron reunir los recursos militares necesarios para defenderse de los asaltos militares de los gobernadores de Damasco. [432] Además, los monopolios acabaron con la manipulación de precios por parte de los comerciantes extranjeros y la explotación financiera del campesinado local. [433] Junto con la seguridad general y la justicia social significativamente mejoradas, las políticas económicas de Zahir lo hicieron popular entre los habitantes locales. [434] Zahir también alentó la inmigración a Palestina y su gobierno atrajo a un gran número de judíos y cristianos melkitas y griegos ortodoxos de toda la Siria otomana, revitalizando la economía de la región. [432] Zahir fundó la actual Haifa en 1769.

A principios de la década de 1770, Zahir se alió con el Imperio Ruso y Ali Bey de Egipto. Junto con los comandantes adjuntos de Ali Bey, Ismail Bey y Abu al-Dhahab, y respaldados por la Armada rusa, Zahir y sus aliados libaneses chiítas invadieron Damasco y Sidón. Los comandantes de Ali Bey se retiraron abruptamente de Damasco después de capturarlo brevemente en junio de 1771, [435] obligando a Zahir a retirarse de Sidón poco después. [436] Uthman Pasha al-Kurji, el wali de Damasco, renovó su campaña para eliminar a Zahir, pero sus fuerzas fueron derrotadas en el lago Hula en septiembre de 1771. [437] Zahir siguió a esta victoria decisiva con otra gran victoria contra el emir Yusuf Shihab. Fuerzas drusas en Nabatieh. [438] En 1774, el gobierno de Zahir se extendió desde Gaza hasta Beirut e incluyó la mayor parte de Palestina. [439] Al año siguiente, sin embargo, una coalición de fuerzas otomanas lo asedió y mató en su cuartel general de Acre. [440] El comandante otomano Jazzar Pasha posteriormente emprendió una campaña que destruyó el fuerte de Deir Hanna y puso fin al gobierno de Zaydani en Galilea en 1776. [441]

Aunque Acre y Galilea eran parte de Sidon Eyalet, mientras que el resto de Palestina pertenecía administrativamente a Damasco, fueron los gobernantes de Acre, comenzando con Zahir, los que dominaron Palestina y los distritos del sur de Siria. [442] Los gobernadores de Damasco solían ocupar el cargo durante períodos cortos de tiempo y a menudo se ocupaban de proteger y dirigir la caravana del Hajj [442] (la oficina de amir al-hajj había pasado a ser responsabilidad de los Wali de Damasco en 1708), [443] impidiéndoles hacer valer su autoridad sobre áreas semiautónomas como la región de Nablus. [442] En contraste, Zahir estableció Acre como una entidad virtualmente autónoma, un proceso visto en otras partes del Imperio Otomano, incluyendo Egipto, el Monte Líbano y Mosul. [444] Además, Acre se convirtió en el de facto capital de Sidón Eyalet durante y después del reinado de Zahir, y al igual que Zahir, sus sucesores gobernaron Acre hasta su muerte. [444] Hubo varios enfrentamientos militares entre Zahir y el clan Jarrar a partir de 1735 cuando el primero ocupó el territorio del segundo de Nazaret y el valle de Jezreel, que sirvió como centros comerciales y de transporte. [445] Mientras tanto, en 1766, la familia Tuqan había expulsado a los Jayyusis del subdistrito de Bani Sa'b, que luego fue ocupado por Zahir en 1771, despojando a Nablus de su acceso al mar. [446] El conflicto entre Zahir y los Tuqans culminó con el fallido asedio de Nablus por parte de los primeros ese mismo año. [447]

Período de Jazzari

Jazzar Pasha fue nombrado Wali de Sidón por la Sublime Porte por su papel en el desarraigo del jeque Zaydani. [448] A diferencia de Zahir, nacido en Galilea, Jazzar era un producto del estado otomano y una fuerza para la centralización otomana, [449] pero también persiguió su propia agenda, extendiendo su influencia a lo largo de la mitad sur de la Siria otomana. [450] Jazzar asumió el control del monopolio del algodón de Zahir y fortaleció aún más las fortificaciones de Acre, donde tenía su base. [451] Él financió su gobierno con los ingresos generados por el comercio del algodón, así como con impuestos, peajes y extorsiones. [450] Las tensiones entre Jazzar y los comerciantes de algodón franceses de Acre terminaron con la expulsión de este último a fines de la década de 1780, [450] [452] en un momento en que los precios del algodón de Palestina estaban disminuyendo debido a fuentes alternativas en otros lugares. [450] [451] Al igual que Zahir, Jazzar pudo mantener la seguridad doméstica reprimiendo a las tribus beduinas. [450] Sin embargo, al campesinado local no le fue bien bajo sus estrictas políticas tributarias, lo que resultó en que muchos abandonaran Galilea hacia áreas vecinas. [450] Para proteger su gobierno, levantó un ejército personal de mamelucos (soldados esclavos) y mercenarios formados por tropas de diferentes partes del mundo islámico. [450] Jazzar estableció estrechos lazos con la familia Tuqan, quienes tradicionalmente estaban alineados con las autoridades otomanas. [447] Sin embargo, el principal rival de los Tuqan, [446] la familia Jarrar, resistió sus intentos de centralización y Jazzar los asedió en su fortaleza Sanur en 1790 y 1795, ambas veces terminando en derrota. [447]

En febrero de 1799, el emperador Napoleón de Francia entró en Palestina después de conquistar Egipto como parte de su campaña contra los otomanos, que se aliaron con su enemigo, el Imperio Británico. Ocupó Gaza y se trasladó al norte a lo largo de la llanura costera de Palestina, [453] capturando Jaffa, donde sus fuerzas masacraron a unos 3.000 soldados otomanos que se habían rendido ya muchos civiles. [454] Luego, sus fuerzas capturaron Haifa y la utilizaron como escenario para el asedio de Acre. [455] Napoleón pidió apoyo judío para capturar Jerusalén. Esto se hizo para ganar el favor de Haim Farhi, el visir judío de Jazzar. [456] La invasión reunió a los jeques de Jabal Nablus, con el multazem de Jenin, el jeque Yusuf al-Jarrar, llamándolos a combatir a los franceses. [457] En contraste con los jeques de las colinas de Hebrón y Jerusalén que proporcionaron reclutas al ejército otomano, los jeques de Jabal Nablus lucharon de forma independiente, para disgusto de la Sublime Puerta. [458] Sus hombres fueron derrotados por los franceses en Galilea. [459] Napoleón no pudo conquistar Acre y su derrota por las fuerzas de Jazzar, respaldadas por los británicos, lo obligó a retirarse de Palestina con grandes pérdidas en mayo. [460] La victoria de Jazzar aumentó significativamente su prestigio. [449] Los otomanos persiguieron a los franceses en Egipto en 1800, utilizando Gaza como punto de partida. [453]

Jazzar murió en 1804 y fue sucedido como Wali de Sidón por su confianza mameluco Sulayman Pasha al-Adil. Sulayman, bajo la dirección de Farhi, emprendió una política de aflojar los monopolios de sus predecesores en el comercio de algodón, aceite de oliva y cereales. [461] Sin embargo, también estableció Acre como la única ciudad portuaria levantina autorizada a exportar estos cultivos comerciales. [462] También hizo importantes recortes a las fuerzas armadas de Acre y adoptó una política de descentralización de no interferencia con sus vicegobernadores, como Muhammad Abu-Nabbut de Jaffa, y la diplomacia con varios autónomos jeques, como Musa Bey Tuqan de Nablus. Esto marcó una desviación del violento enfoque de Jazzar. [461] En 1810, Sulayman fue designado a Damasco Eyalet, lo que le otorgó el control de la mayor parte de la Siria otomana. Antes de ser despedido de este último en 1812, logró tener el sanjaks de Latakia, Trípoli y Gaza anexados a Sidon Eyalet. [463] [464] Hacia el final de su gobierno, en 1817, estalló una guerra civil en Jabal Nablus entre los tuqan y una coalición de las familias Nimr, Jarrar, Qasim y Abd al-Hadi por el intento de Musa Bey de monopolizar el poder. en Naplusa al expulsar a los Nimr. Sulayman medió entre las familias y aseguró una paz temporal en 1818. [465]

Abdullah Pasha, preparado por Farhi para el liderazgo, [466] sucedió a Sulayman en 1820 nueve meses después de la muerte de este último en 1819. La vacilación otomana para nombrar a Abdullah se mitigó tras el cabildeo persistente y el soborno de los funcionarios imperiales otomanos por parte de Farhi. A diferencia de Jazzar mamelucos quien buscó el cargo de gobernador, Farhi no vio a su protegido Abdullah como una amenaza para su influencia. [467] No obstante, Abdullah hizo ejecutar a Farhi menos de un año después de su gobierno como resultado de una lucha por el poder. [468] Abdullah continuó más o menos la alianza de su predecesor con el Emir Bashir Shihab II del Monte Líbano y juntos se enfrentaron al Wali de Damasco. [469] Las autoridades otomanas, instigadas por los familiares de Farhi, [469] [470] intentaron derrocar a Abdullah en un sitio contra Acre, pero Muhammad Ali, Wali de Egipto, persuadió a los otomanos para que mantuvieran a Abdullah como gobernador. En 1830, a Sidon Eyalet se le asignaron los sanjaks de Nablus, Jerusalén y Hebrón, por lo que toda Palestina quedó bajo una sola provincia. [471] Ese año, los Jarrars lideraron una revuelta contra Abdullah, quien a partir de entonces sitió y destruyó la fortaleza de Sanur, que había resistido con éxito los asedios de sus predecesores. [471] El gobierno de Abdullah estuvo marcado por la disminución de los ingresos del comercio del algodón, los esfuerzos por reafirmar los monopolios de Acre y la pobreza en Palestina. No obstante, Acre bajo Abdullah siguió siendo la fuerza principal en la Siria otomana debido a la inestabilidad en Damasco y la preocupación de los otomanos por la guerra en Grecia. [472]

Centralización

Período egipcio

En octubre de 1831, Muhammad Ali de Egipto envió su ejército modernizado comandado por su hijo Ibrahim Pasha en una campaña para anexar la Siria otomana, incluida Palestina. Las fuerzas de Ibrahim Pasha habían derrotado previamente a los otomanos y habían ganado el control de Sudán y el oeste de la Península Arábiga. Su entrada en Palestina no fue resistida por los habitantes locales, [473] ni por los jeques rurales de las tierras altas centrales. [474] Sin embargo, Abdullah Pasha resistió la conquista de Acre, que fue sitiada y finalmente se rindió en mayo de 1832. [475]

El gobierno egipcio trajo importantes reformas políticas y administrativas en Palestina y la Siria otomana en general, y representó un cambio radical del gobierno semiautónomo que existía en la región antes de la conquista de Muhammad Ali. [476] Entre las medidas significativas establecidas por Ibrahim Pasha para poner a toda Siria bajo una sola administración estaba la introducción de los consejos consultivos cuyo propósito era estandarizar las diversas configuraciones políticas de Siria. [476] Los consejos, con sede en las principales ciudades, estaban compuestos por líderes religiosos, comerciantes ricos y líderes urbanos, y funcionaban como centros administrativos. De hecho, solidificaron el control urbano y la dominación económica del interior, según la historiadora Beshara Doumani. [477] Ibrahim Pasha también instituyó el desarme y el reclutamiento del campesinado, una política llevada a cabo por Muhammad Ali en Egipto para establecer un gobierno centralizado y un ejército moderno. [476]

El reclutamiento y el desarme fueron muy impopulares entre el campesinado y sus líderes, que se negaron a implementar las órdenes. Las nuevas políticas fiscales también amenazaron el papel de los notables urbanos y los jeques rurales como mutasallims, mientras que las medidas efectivas de aplicación de la ley de Egipto amenazaron el sustento de las tribus beduinas que obtenían sus ingresos de la extorsión a comerciantes y viajeros. La diversa gama de grupos sociales y políticos hostiles a las reformas egipcias en toda Palestina se convirtió en una coalición. [478] En consecuencia, esta coalición lanzó lo que se conoció como la Revuelta de los Campesinos en 1834. El núcleo de los rebeldes tenía su base en Jabal Nablus y estaba dirigido por el jefe del subdistrito Qasim al-Ahmad, [477] que previamente había contribuido con campesinos irregulares a Ibrahim. Fuerzas de Pasha durante la conquista de Siria. [479] La revuelta representó una gran amenaza para el flujo de armas y reclutas entre Egipto y Siria y para el programa de modernización de Egipto de Muhammad Ali. [480] Las fuerzas rebeldes capturaron la mayor parte de Palestina, incluida Jerusalén, en junio. [481] Sin embargo, Muhammad Ali llegó a Palestina, inició negociaciones con varios líderes rebeldes y simpatizantes y aseguró una tregua en julio. [482] También logró asegurar la deserción del poderoso clan Abu Ghosh del interior de Jerusalén de las fuerzas rebeldes. [481]

Durante el período de tregua, numerosos líderes religiosos y políticos de Jerusalén y otras ciudades fueron arrestados, exiliados o ejecutados. Posteriormente, Qasim reinició la rebelión, considerando la tregua como una treta. [482] Las fuerzas egipcias lanzaron una campaña para derrotar a los rebeldes en Jabal Nablus, destruyendo 16 aldeas antes de capturar la propia Nablus el 15 de julio. [483] Qasim fue perseguido hasta Hebrón, que fue arrasada en agosto, [483] y más tarde fue capturado y ejecutado con la mayoría de los líderes rebeldes. A raíz de la victoria de Egipto, la autonomía virtual de Jabal Nablus se debilitó significativamente, [477] las órdenes de reclutamiento se llevaron a cabo con 10,000 reclutas campesinos enviados a Egipto, y la población fue desarmada en gran parte. [483] La última medida introdujo efectivamente un monopolio de la violencia en Palestina, como parte de las políticas de centralización de Egipto. [483] El dominio egipcio y la derrota de los poderosos jeques rurales de Jabal Nablus llevaron a la elevación política de la familia Abd al-Hadi de Arraba. Su jeque, Husayn Abd al-Hadi, apoyó a Ibrahim Pasha durante la revuelta y fue promovido como el Wali de Sidón, que incluía a toda Palestina. [477] Sus familiares y aliados fueron nombrados los mutasallims de Jerusalén, Nablus y Jaffa. [484]

Gran Bretaña envió a la armada a bombardear Beirut y una fuerza expedicionaria anglo-otomana aterrizó, lo que provocó levantamientos locales contra los ocupantes egipcios. Un escuadrón naval británico anclado frente a Alejandría. El ejército egipcio se retiró a Egipto. Muhammad Ali firmó el Tratado de 1841. Gran Bretaña devolvió el control del Levante a los otomanos y, como resultado, pudo aumentar los derechos extraterritoriales de los que varias naciones europeas habían disfrutado a lo largo de los siglos anteriores bajo los términos de las Capitulaciones del Imperio Otomano. Un diplomático estadounidense escribió que "privilegios e inmunidades extraordinarios se habían incorporado de tal manera en los sucesivos tratados entre las grandes potencias cristianas y la Sublime Puerta que, para la mayoría de las intenciones y propósitos, muchas nacionalidades del Imperio Otomano formaban un estado dentro del estado". [485]

Restauración del control otomano

En el uso común desde 1840 en adelante, "Palestina" se usó para describir las jurisdicciones consulares de las potencias occidentales [486] o para una región que se extendía en la dirección norte-sur típicamente desde Rafah (sureste de Gaza) hasta Litani. River (ahora en Líbano). El límite occidental era el mar, y el límite oriental era el lugar mal definido donde comenzaba el desierto sirio. En varias fuentes europeas, el límite oriental se colocó en cualquier lugar desde el río Jordán hasta un poco al este de Ammán. No se incluyó el desierto de Negev. [487] Los cónsules fueron originalmente magistrados que juzgaban casos que involucraban a sus propios ciudadanos en territorios extranjeros. Mientras que las jurisdicciones en los estados seculares de Europa se habían vuelto territoriales, los otomanos perpetuaron el sistema legal que heredaron del Imperio Bizantino. La ley en muchos asuntos era personal, no territorial, y el ciudadano individual llevaba consigo la ley de su nación dondequiera que fuera. [488] Ley capitulatoria aplicada a los extranjeros en Palestina. Sólo los Tribunales Consulares del Estado de los extranjeros interesados ​​eran competentes para juzgarlos. Eso es cierto, no solo en los casos relacionados con el estado personal, sino también en asuntos penales y comerciales. [489] Según el embajador estadounidense Morgenthau, Turquía nunca había sido una soberanía independiente. [490] Las potencias occidentales tenían sus propios tribunales, alguaciles, colonias, escuelas, sistemas postales, instituciones religiosas y prisiones. Los cónsules también extendieron la protección a grandes comunidades de protegidos judíos que se habían establecido en Palestina. [491]

A las comunidades musulmana, cristiana y judía de Palestina se les permitió ejercer jurisdicción sobre sus propios miembros de acuerdo con los estatutos que se les otorgaron. Durante siglos, los judíos y cristianos habían disfrutado de un alto grado de autonomía comunitaria en cuestiones de culto, jurisdicción sobre el estado personal, impuestos y en la gestión de sus escuelas e instituciones caritativas. En el siglo XIX esos derechos fueron reconocidos formalmente como parte de las reformas de Tanzimat y cuando las comunidades quedaron bajo la protección del derecho público europeo. [492] [493]

En la década de 1860, el ejército otomano pudo restaurar el orden al este de Jordania al detener los conflictos tribales y las incursiones beduinas. Esto invitó a la migración hacia el este, en particular el área de Salt, de varias poblaciones en el Líbano, Siria y Palestina para aprovechar nuevas tierras. Esta afluencia ascendió a unos 12.000 durante el período comprendido entre 1880 y poco antes de la Primera Guerra Mundial, mientras que la población beduina al este de Jordania aumentó a 56.000. [494] Sin embargo, con la creación del emirato de Transjordania en 1921–22, la aldea de Amman, que había sido reasentada recientemente por circasianos, atrajo a la mayoría de los nuevos inmigrantes de Palestina ya muchos de los que se habían mudado previamente a Salt. [495]

En la reorganización de 1873, que estableció los límites administrativos que permanecieron en su lugar hasta 1914, Palestina se dividió en tres unidades administrativas principales. La parte norte, por encima de una línea que conecta Jaffa con el norte de Jericó y el Jordán, se asignó al vilayet de Beirut, subdividido en el sanjaks (distritos) de Acre, Beirut y Nablus. [496] La parte sur, desde Jaffa hacia abajo, era parte del Mutasarrifate de Jerusalén, un distrito especial bajo la autoridad directa de Estambul. [497] Sus límites al sur no estaban claros, pero se agotaron en el este de la península del Sinaí y el norte del desierto de Negev. La mayor parte del centro y sur del Negev se asignó al vilayet de Hejaz, que también incluía la península del Sinaí y la parte occidental de Arabia. [496]

Los otomanos consideraban "Filistin" como un término abstracto que se refería a la "Tierra Santa", y no uno aplicado de manera consistente a un área claramente definida. [498] Entre el público árabe educado, Filastina era un concepto común, que se refería a toda Palestina o a la Jerusalén sanjak solo [499] o simplemente al área alrededor de Ramle. [500] La publicación del diario. Falastin (Palestina) de 1911 fue un ejemplo de la creciente vigencia de este concepto. [501]

El surgimiento del sionismo, el movimiento nacional del pueblo judío comenzó en Europa en el siglo XIX buscando recrear un estado judío en Palestina y devolver la patria original del pueblo judío. El final del siglo XIX vio el comienzo de la inmigración sionista. [ cita necesaria ] La "Primera Aliá" fue la primera ola moderna generalizada de aliá. Los judíos que emigraron a Palestina en esta ola procedían principalmente de Europa del Este y de Yemen. Esta ola de aliá comenzó en 1881-1882 y duró hasta 1903, [502] trayendo un estimado de 25.000 [503] -35.000 [504] judíos a Erez Israel. La Primera Aliá sentó la piedra angular del asentamiento judío en Israel y creó varios asentamientos como Rishon LeZion, Rosh Pinna, Zikhron Ya'akov y Gedera. [ cita necesaria ]

En 1891, un grupo de notables de Jerusalén envió una petición al gobierno central otomano en Estambul pidiendo el cese de la inmigración judía y la venta de tierras a los judíos. [505] [506]

La "Segunda Aliá" tuvo lugar entre 1904 y 1914, durante la cual inmigraron aproximadamente 40.000 judíos, la mayoría de Rusia y Polonia, [507] y algunos de Yemen. Los inmigrantes de la Segunda Aliá eran principalmente idealistas, inspirados por los ideales revolucionarios que entonces barrían el Imperio Ruso y buscaban crear un sistema de asentamientos agrícolas comunales en Palestina. Así fundaron el movimiento kibutz. El primer kibutz, Degania, fue fundado en 1909. Tel Aviv fue fundado en ese momento, aunque sus fundadores no fueron necesariamente de los nuevos inmigrantes. [ cita necesaria ]

A la Segunda Aliá se le atribuye en gran parte el resurgimiento del idioma hebreo y su establecimiento como el idioma estándar para los judíos en Israel. Eliezer Ben-Yehuda contribuyó a la creación del primer diccionario hebreo moderno. Aunque fue un inmigrante de la Primera Aliá, su trabajo dio frutos principalmente durante la segunda. [ cita necesaria ]

El dominio otomano sobre el Mediterráneo oriental duró hasta el final de la Primera Guerra Mundial. [ cita necesaria ]

Durante la Primera Guerra Mundial, los otomanos se pusieron del lado del Imperio alemán y las potencias centrales. Como resultado, fueron expulsados ​​de gran parte de la región por el Imperio Británico durante la fase de disolución del Imperio Otomano. [ cita necesaria ]

Bajo el Acuerdo secreto Sykes-Picot de 1916, se preveía que la mayor parte de Palestina, cuando se liberara del control otomano, se convertiría en una zona internacional que no estaría bajo el control colonial directo francés o británico. Poco después, el ministro de Relaciones Exteriores británico Arthur Balfour emitió la Declaración Balfour, que prometía establecer un "hogar nacional judío" en Palestina, [508] pero parecía contradecir la Correspondencia Hussein-McMahon de 1915-16, que contenía el compromiso de formar un Estado árabe a cambio de la Gran Revuelta Árabe contra el Imperio Otomano en la Primera Guerra Mundial Las promesas de McMahon podrían haber sido vistas por los nacionalistas árabes como una promesa de independencia árabe inmediata, una empresa violada por la posterior partición de la región en la Liga de Naciones británica y francesa. mandatos en virtud del Acuerdo secreto Sykes-Picot de mayo de 1916, que se convirtió en la verdadera piedra angular de la geopolítica que estructuraba toda la región. Asimismo, los nacionalistas judíos consideraron la Declaración Balfour como la piedra angular de una futura patria judía.

La Fuerza Expedicionaria Egipcia dirigida por Gran Bretaña, comandada por Edmund Allenby, capturó Jerusalén el 9 de diciembre de 1917 y ocupó todo el Levante tras la derrota de las fuerzas turcas en Palestina en la Batalla de Meguido en septiembre de 1918 y la capitulación de Turquía el 31 de octubre. . [509] [510]

Tras la Primera Guerra Mundial y la ocupación de la región por los británicos, las principales potencias aliadas y asociadas redactaron el mandato, que fue aprobado formalmente por la Sociedad de Naciones en 1922. Gran Bretaña administró Palestina en nombre de la Sociedad de Naciones entre 1920 y 1948, un período denominado "Mandato Británico". El preámbulo del mandato declaró:

"Considerando que las Principales Potencias Aliadas también han acordado que el Mandatario debería ser responsable de poner en vigencia la declaración hecha originalmente el 2 de noviembre de 1917 por el Gobierno de Su Majestad Británica, y adoptada por dichas Potencias, a favor del establecimiento en Palestina es un hogar nacional para el pueblo judío, entendiéndose claramente que no se debe hacer nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y el estatus político de que disfrutan los judíos en cualquier otro país. " [511]

No todos quedaron satisfechos con el mandato. El objetivo de la Liga de las Naciones con el sistema de mandatos era administrar las partes del antiguo Imperio Otomano, que el Medio Oriente había controlado desde el siglo XVI, "hasta el momento en que puedan permanecer solos". [512] Algunos árabes sintieron que Gran Bretaña estaba violando la correspondencia McMahon-Hussein y el entendimiento de la revuelta árabe. Algunos querían la unificación con Siria: en febrero de 1919, varios grupos musulmanes y cristianos de Jaffa y Jerusalén se reunieron y adoptaron una plataforma que respaldaba la unidad con Siria y la oposición al sionismo (esto a veces se llama el Primer Congreso Nacional Palestino). Se envió una carta a Damasco autorizando a Faisal a representar a los árabes de Palestina en la Conferencia de Paz de París. En mayo de 1919 se celebró en Damasco un Congreso Nacional Sirio, al que asistió una delegación palestina. [513]

En abril de 1920, se produjeron violentos disturbios árabes contra los judíos en Jerusalén, que se conocieron como los disturbios palestinos de 1920. Los disturbios siguieron a las crecientes tensiones en las relaciones árabe-judías por las implicaciones de la inmigración sionista. La errática respuesta de la administración militar británica no logró contener los disturbios, que continuaron durante cuatro días. Como resultado de los eventos, la confianza entre los británicos, judíos y árabes se erosionó. Una consecuencia fue que la comunidad judía incrementó los movimientos hacia una infraestructura autónoma y un aparato de seguridad paralelo al de la administración británica. [ cita necesaria ]

En abril de 1920, el Consejo Supremo Aliado (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón) se reunió en San Remo y se tomaron decisiones formales sobre la asignación de territorios bajo mandato. El Reino Unido obtuvo un mandato para Palestina y Francia obtuvo un mandato para Siria. No se decidieron los límites de los mandatos ni las condiciones en las que debían cumplirse. El representante de la Organización Sionista en San Remo, Chaim Weizmann, informó posteriormente a sus colegas en Londres:

Aún quedan importantes detalles pendientes, como los términos reales del mandato y la cuestión de las fronteras en Palestina. Está la delimitación del límite entre la Siria francesa y Palestina, que constituirá la frontera norte y la línea de demarcación oriental, colindante con la Siria árabe. Es poco probable que este último se arregle hasta que el Emir Feisal asista a la Conferencia de Paz, probablemente en París. [514]

En julio de 1920, los franceses expulsaron a Faisal bin Husayn de Damasco, poniendo fin a su ya insignificante control sobre la región de Transjordania, donde los jefes locales tradicionalmente se resistían a cualquier autoridad central. Los jeques, que anteriormente habían prometido su lealtad al Sharif de La Meca, pidieron a los británicos que asumieran la administración de la región. Herbert Samuel solicitó la extensión de la autoridad del gobierno palestino a Transjordania, pero en las reuniones en El Cairo y Jerusalén entre Winston Churchill y Emir Abdullah en marzo de 1921 se acordó que Abdullah administraría el territorio (inicialmente solo durante seis meses) en nombre del Administración de Palestina. En el verano de 1921, Transjordania se incluyó en el Mandato, pero se excluyó de las disposiciones para un Hogar Nacional Judío. [515] El 24 de julio de 1922, la Sociedad de Naciones aprobó los términos del mandato británico sobre Palestina y Transjordania. El 16 de septiembre, la Liga aprobó formalmente un memorando de Lord Balfour en el que se confirmaba la exención de Transjordania de las cláusulas del mandato relativas a la creación de un hogar nacional judío y un asentamiento judío. [516] Con Transjordania quedando bajo la administración del Mandato Británico, el territorio colectivo del mandato pasó a estar constituido por el 23% de Palestina y el 77% de Transjordania. El mandato para Palestina, si bien especificaba acciones en apoyo de la inmigración judía y el estatus político, establecía, en el artículo 25, que en el territorio al este del río Jordán, Gran Bretaña podría 'posponer o retener' los artículos del Mandato concernientes a un judío. Hogar Nacional. Transjordania era una región muy escasamente poblada (especialmente en comparación con Palestina propiamente dicha) debido a sus recursos relativamente limitados y su entorno en gran parte desértico. [517] [518]

En 1923, un acuerdo entre el Reino Unido y Francia confirmó la frontera entre el Mandato Británico de Palestina y el Mandato Francés de Siria. Los británicos entregaron el sur de los Altos del Golán a los franceses a cambio del norte del Valle del Jordán. La frontera se volvió a trazar para que ambos lados del río Jordán y todo el mar de Galilea, incluida una franja de 10 metros de ancho a lo largo de la costa noreste, se convirtieran en parte de Palestina, [519] con las disposiciones que Siria tiene derechos de pesca y navegación en el lago. [520]

La primera referencia a los palestinos, sin calificarlos de árabes, se encuentra en un documento del Comité Ejecutivo Permanente, integrado por musulmanes y cristianos, que presenta una serie de denuncias formales a las autoridades británicas el 26 de julio de 1928 [521].

Infraestructura y desarrollo económico

Entre 1922 y 1947, la tasa de crecimiento anual del sector judío de la economía fue del 13,2%, principalmente debido a la inmigración y el capital extranjero, mientras que la del árabe fue del 6,5%. Per cápita, estas cifras fueron 4.8% y 3.6% respectivamente. En 1936, el sector judío había eclipsado al árabe y los judíos ganaban 2,6 veces más que los árabes. En términos de capital humano, hubo una gran diferencia. Por ejemplo, las tasas de alfabetización en 1932 eran del 86% para los judíos frente al 22% para los árabes, aunque la alfabetización árabe estaba aumentando constantemente. [522]

Durante el período del Mandato, se establecieron muchas fábricas y se construyeron carreteras y ferrocarriles en todo el país. El río Jordán se aprovechó para la producción de energía eléctrica y el Mar Muerto se aprovechó para obtener minerales: potasa y bromo. [ cita necesaria ]

Palestina se desarrolló económicamente durante la Segunda Guerra Mundial, con un aumento de la producción industrial y agrícola y el período se consideró un "boom económico". En términos de las relaciones árabe-judías, estos fueron tiempos relativamente tranquilos. [523]

Organización política

El líder palestino más importante en la Palestina del Mandato fue Haj Amin al-Husayni. Fue nombrado "Gran Mufti de Palestina" por los británicos y utilizó su posición para liderar la infructuosa lucha de los palestinos por la independencia. Huyó de Palestina en 1937 para evitar ser arrestado por liderar la Gran Revuelta, pero aún guiaría a los palestinos en su exilio. [524]

En 1921, los británicos crearon la institución del Consejo Superior Musulmán para proporcionar liderazgo religioso. Procedieron a reconocerlo como representante de los árabes de Palestina, a pesar del actual Comité Árabe Ejecutivo nacionalista que ya buscaba ese papel. [525] Los deberes del consejo incluían la administración de las investiduras religiosas y el nombramiento de jueces religiosos y muftis locales. Haj Amin fue elegido para dirigir la institución y los miembros de su familia tuvieron prioridad en el consejo. [526] La familia rival, los Nashashibis, se dirigieron hacia puestos municipales. [526] Esto estaba en consonancia con la estrategia británica de fomentar las rivalidades entre la élite palestina. [527] Tuvieron éxito y el cisma creado obstaculizaría el crecimiento de las formas modernas de organización nacional durante las próximas décadas. [526]

Al-Istiqlal, el Partido de la Independencia Árabe, se estableció oficialmente en 1932 pero existía extraoficialmente ya en 1930. [528] El Comité Superior Árabe (al-Lajna al-'Arabiyya al-'Ulya), formado por miembros de los Husaynis y Nashashibis, se estableció poco después del estallido de la Gran Revuelta en 1936. [529]

Demografía e inmigración judía

Contra los deseos de los palestinos, los británicos facilitaron el asentamiento sionista de Palestina al defender las políticas de inmigración liberales y permitir la inmigración masiva de judíos. La inmigración provocó un importante cambio demográfico y alarmó a los árabes. En el censo realizado en 1922, la población de Palestina era de 763.550 de los cuales el 89 por ciento eran árabes y el 11 por ciento judíos. A fines de 1947, la proporción judía de la población había aumentado al 31 por ciento. [530]

En 1933, Adolf Hitler llegó al poder en Alemania, y el acuerdo de Haavara entre la Federación Sionista y el Tercer Reich fue para facilitar la emigración de judíos alemanes. La inmigración judía aumentó drásticamente a mediados de la década de 1930. [ cita necesaria ] En 1935, 62.000 judíos entraron en Palestina, el número más alto desde que comenzó el mandato en 1920. [531]

A partir de 1939 y durante la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña redujo el número de inmigrantes judíos permitidos en Palestina, luego de la publicación del Libro Blanco de 1939. Una vez que se superó la cuota anual de 15.000, los judíos que huían de la persecución nazi fueron colocados en campos de detención o deportados a lugares como Mauricio. [532]

Los hallazgos del Comité de Investigación Anglo-Americano publicados en 1946 despojaron del Libro Blanco y provocaron que Gran Bretaña suavizara las restricciones sobre la inmigración judía a Palestina. [533]

Revuelta de 1936-1939

La revuelta de 1936-1936, también conocida como la Gran Revuelta Palestina, es uno de los eventos formativos del nacionalismo palestino. [534] Impulsado por el resentimiento con el dominio británico y con el asentamiento sionista de Palestina, [ cita necesaria ] la revuelta comenzó como una huelga general pero se convirtió en una insurrección armada. [534] Los esfuerzos diplomáticos llevaron a los británicos a recomendar la división de Palestina en un estado judío y otro árabe, lo que la parte árabe rechazó. [ cita necesaria ] En el pico de la revuelta, unos 10.000 rebeldes palestinos participaron en los combates. [ cita necesaria ] La violencia finalmente se desvaneció cuando los británicos reprimieron la revuelta y las facciones palestinas se volvieron unas contra otras. [ cita necesaria ]

Los ataques se dirigieron principalmente a instalaciones británicas como el Oleoducto Transárabe y los ferrocarriles, y en menor medida contra asentamientos judíos, barrios judíos aislados en las ciudades mixtas y judíos, tanto individualmente como en grupos. [ cita necesaria ]

La respuesta británica a la revuelta fue dura y expandió su fuerza militar en Palestina, desplegando más de 100.000 soldados. [535] Encarcelamiento sin cargos ni juicio, toques de queda, [ cita necesaria ] azotes, [536] demoliciones de casas [537] y castigos colectivos contra pueblos y familias fueron algunas de las prácticas que empleó para sofocar la revuelta. [ cita necesaria ] Se estima que el 10 por ciento de la población masculina palestina adulta murió, resultó herida, deportada o encarcelada [535]. Más de 120 palestinos fueron condenados a muerte, de los cuales 40 fueron ahorcados. [ cita necesaria ]

La revuelta fue un desastre para los palestinos [538] y no logró sus dos objetivos, el desarraigo del asentamiento sionista y la terminación del mandato británico. [539] Debido a la represión británica, los palestinos se quedaron sin un liderazgo local, ya que la mayoría de sus líderes huyeron del país o fueron deportados por las autoridades. [540] [541] Las luchas internas entre familias rivales profundizaron las divisiones en la sociedad palestina causando daños irreparables, [540] todo mientras los sionistas se movilizaban y la cooperación británico-sionista aumentaba. [538] Esas divisiones contribuirían a la falta de preparación de los palestinos para la guerra de 1948. [ cita necesaria ]

Otro resultado de la revuelta fue la desconexión parcial de las economías judía y árabe, que estaban más o menos entrelazadas hasta ese momento. Por ejemplo, mientras que la ciudad judía de Tel Aviv dependía anteriormente del cercano puerto árabe de Jaffa, las hostilidades dictaron la construcción de un puerto marítimo separado dirigido por judíos para Tel Aviv. [ cita necesaria ]

En general, se atribuye a la revuelta el haber forzado la publicación del Libro Blanco, que declaró que Gran Bretaña había creado el hogar nacional judío en Palestina y anunció un calendario de 10 años para una Palestina independiente. [ cita necesaria ]

Huelga general

En noviembre de 1935, el líder guerrillero Sheikh Izz ad-Din al-Qassam murió en un tiroteo con la policía británica en las colinas cercanas a Jenin. [542] Miles de personas asistieron a su funeral que se convirtió en manifestaciones. Su muerte se convirtió en una llamada de unión para otros. [543]

Al-Istiqlal convocó una huelga general en abril de 1936 y el liderazgo palestino dio su bendición. [544] La huelga terminó después de unos meses cuando los líderes árabes instruyeron a los palestinos a desistir a cambio de negociaciones con los británicos sobre el futuro de Palestina. [545] Mientras tanto, voluntarios dirigidos por Fawzi al-Qawiqji entraron al país y se involucraron en una guerra de guerrillas sin éxito. Los británicos destruyeron gran parte de las fuerzas de al-Qawiqji y, a mediados de octubre, abandonaron el país. [545]

Comisión Peel

La revuelta disminuyó durante aproximadamente un año, [ cita necesaria ] mientras que la Comisión Palestina Real Británica, conocida como la Comisión Peel en honor a su presidente Lord Peel, deliberó. [ cita necesaria ] En 1937 recomendó dividir Palestina en un estado judío y uno árabe. [546] Los judíos recibirían Tel Aviv, la llanura costera, los valles del norte y partes de Galilea, mientras que los árabes recibirían la orilla occidental del río Jordán, Palestina central y el desierto del sur. Gran Bretaña conservaría Jerusalén y un estrecho corredor que la uniría al mar. [547] Es importante destacar que la comisión previó un intercambio de población similar a los intercambios entre Turquía y Grecia en la década de 1920, miles de árabes que tenían sus hogares dentro del territorio del estado judío serían desalojados por la fuerza. [548]

El liderazgo sionista apoyó la partición en principio, pero expresó reservas sobre los hallazgos de la comisión y algunos opositores pensaron que el territorio asignado al estado judío era demasiado pequeño. [549] Ben-Gurion lo vio como el primer paso en un plan para reclamar gradualmente todo el país a ambos lados de Jordania. [550] Estaba especialmente satisfecho con la recomendación de la comisión de trasladar forzosamente a la población: un estado "realmente judío" está a punto de convertirse en realidad, escribió en su diario. [551]

Los palestinos liderados por el mufti se opusieron a dividir Palestina, pero una minoría, liderada por los Nashashibis, la apoyó. [552] [546] Esto llevó a la animosidad entre los partidarios de Husaynis y Nashashibis, ya que el primero acusó al segundo de traición. [553]

Escalada y desintegración

La revuelta se intensificó en la segunda mitad de 1937 y surgieron numerosas bandas rebeldes. [554] Los rebeldes no solo atacaron objetivos británicos y judíos, sino también a palestinos acusados ​​de colaborar con el enemigo. [555] Al mismo tiempo, los británicos promulgaron reglamentos de emergencia opresivos que provocaron conflictos entre los civiles. [556] El apoyo popular a los rebeldes disminuyó. [557]

La revuelta disminuyó en el otoño de 1938 cuando los británicos organizaron a los oponentes de los rebeldes en grupos armados llamados "bandas de paz", encabezados por Fakhri al-Nashashibi y Fakhri 'Abd al-Hadi, anteriormente adjunto de Qawiqji. [556] Con la ayuda de estos, los británicos expusieron efectivamente los escondites de los rebeldes y, a fines de 1939, toda la actividad rebelde había cesado. [558]

Movilización sionista

los Haganah (En hebreo para "defensa"), una organización paramilitar judía, apoyó activamente los esfuerzos británicos para sofocar la revuelta. Aunque la administración británica no reconoció oficialmente la Haganah, las fuerzas de seguridad británicas cooperaron con él formando la Policía de Asentamientos Judíos y los Escuadrones Nocturnos Especiales. [559] Un grupo disidente de la Haganá, llamado el Irgun (o Etzel) [560] adoptó una política de represalias violentas contra los árabes por ataques a judíos [561] la Hagana ha adoptado una política de moderación. En una reunión en Alejandría en julio de 1937 entre el fundador del Irgun, Ze'ev Jabotinsky, el comandante coronel Robert Bitker y el jefe de personal Moshe Rosenberg, se explicó la necesidad de represalias indiscriminadas debido a la dificultad de limitar las operaciones solo a los "culpables". . El Irgun lanzó ataques contra lugares de reunión públicos como mercados y cafés. [562]

Segunda Guerra Mundial

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, la población judía se puso del lado de Gran Bretaña. David Ben-Gurion, jefe de la Agencia Judía, definió la política con lo que se convirtió en un famoso lema: "Lucharemos la guerra como si no hubiera Libro Blanco, y lucharemos el Libro Blanco como si no hubiera guerra". Si bien esto representaba a la población judía en su conjunto, hubo excepciones (ver más abajo). [ cita necesaria ]

Como en la mayor parte del mundo árabe, no hubo unanimidad entre los árabes palestinos en cuanto a su posición con respecto a los combatientes de la Segunda Guerra Mundial. Varios líderes y figuras públicas vieron una victoria del Eje como el resultado probable y una forma de asegurar a Palestina de los sionistas y los británicos. Mohammad Amin al-Husayni, Gran Mufti de Jerusalén, pasó el resto de la guerra en la Alemania nazi y las áreas ocupadas. Cerca de 6.000 árabes palestinos y 30.000 judíos palestinos se unieron a las fuerzas británicas. [ cita necesaria ]

El 10 de junio de 1940, Italia declaró la guerra a la Commonwealth británica y se puso del lado de Alemania. En un mes, los italianos atacaron Palestina desde el aire, bombardeando Tel Aviv y Haifa. [563]

En 1942, hubo un período de ansiedad para el Yishuv, cuando las fuerzas del general alemán Erwin Rommel avanzaron hacia el este en el norte de África hacia el Canal de Suez y se temió que conquistaran Palestina. Este evento fue la causa directa de la fundación, con apoyo británico, del Palmach [564], una unidad regular altamente entrenada perteneciente a la Haganá (que estaba compuesta principalmente por tropas de reserva).

El 3 de julio de 1944, el gobierno británico consintió en el establecimiento de una brigada judía con oficiales superiores judíos y no judíos seleccionados cuidadosamente. La brigada luchó en Europa, sobre todo contra los alemanes en Italia desde marzo de 1945 hasta el final de la guerra en mayo de 1945. Los miembros de la Brigada desempeñaron un papel clave en los esfuerzos de Berihah para ayudar a los judíos a escapar de Europa hacia Palestina. Más tarde, los veteranos de la Brigada Judía se convirtieron en participantes clave de las Fuerzas de Defensa de Israel del nuevo Estado de Israel. [ cita necesaria ]

En 1944, Menachem Begin asumió el liderazgo del Irgun, decidido a obligar al gobierno británico a retirar sus tropas por completo de Palestina. Citando que los británicos habían incumplido su promesa original de la Declaración Balfour, y que el Libro Blanco de 1939 que restringía la inmigración judía era una escalada de su política pro-árabe, decidió romper con la Haganá. Poco después de asumir el mando, se publicó una "Declaración de rebelión" formal y se iniciaron ataques armados contra las fuerzas británicas. Lehi, otro grupo disidente, se opuso desde el principio al cese de las operaciones contra las autoridades británicas. La Agencia Judía, que se opuso a esas acciones y al desafío a su papel como gobierno en preparación, respondió con "La temporada de caza", acciones severas contra los partidarios del Irgun y Lehi, incluida la entrega a los británicos ”. [ cita necesaria ]

Fin del mandato británico 1945-1948

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, el control británico sobre Palestina se volvió cada vez más tenue. Esto fue causado por una combinación de factores, que incluyen:

  • Los costos de mantener un ejército de más de 100.000 hombres en Palestina pesaron mucho sobre una economía británica que sufría la depresión de la posguerra, y fue otra causa para que la opinión pública británica exigiera el fin del Mandato. [566]
  • Rápido deterioro debido a las acciones de las organizaciones paramilitares judías (Hagana, Irgun y Lehi), involucrando ataques a instalaciones estratégicas (por los tres) así como a fuerzas y oficiales británicos (por Irgun y Lehi). Esto causó un daño severo a la moral y el prestigio británicos, así como una creciente oposición al mandato en la propia Gran Bretaña, y la opinión pública exigió "traer a los chicos a casa". [cita necesaria]
  • El Congreso de los Estados Unidos estaba retrasando un préstamo necesario para evitar la quiebra británica. Los retrasos se produjeron en respuesta a la negativa británica a cumplir una promesa hecha a Truman de que se permitiría emigrar a Palestina a 100.000 supervivientes del Holocausto. [cita necesaria]

A principios de 1947, el gobierno británico anunció su deseo de terminar el Mandato y pidió a la Asamblea General de las Naciones Unidas que hiciera recomendaciones sobre el futuro del país. [567] La ​​administración británica se negó a aceptar la responsabilidad de implementar cualquier solución que no fuera aceptable tanto para las comunidades judía como para las árabes, o permitir que otras autoridades asuman la responsabilidad de la seguridad pública antes de la terminación de su mandato el 15 Mayo de 1948. [568]

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas, votando 33 a 13 a favor y 10 abstenciones, adoptó la Resolución 181 (II) (aunque no legalmente vinculante) [569] recomendando una partición con la Unión Económica de Palestina Obligatoria después de la terminación del Mandato Británico. El plan era dividir Palestina en un "Estado árabe independiente junto a Estados judíos, y el Régimen internacional especial para la ciudad de Jerusalén". [570] Jerusalén debía abarcar Belén. Los líderes sionistas (incluida la Agencia Judía) aceptaron el plan, mientras que los líderes árabes palestinos lo rechazaron y todos los estados musulmanes y árabes independientes votaron en contra. [571] [572] [573] Casi de inmediato, la violencia sectaria estalló y se extendió, matando a cientos de árabes, judíos y británicos durante los meses siguientes. [ cita necesaria ]

La resolución de la ONU fue el catalizador de una guerra civil a gran escala. Durante cuatro meses, bajo continuas provocaciones y ataques árabes, el Yishuv usualmente estuvo a la defensiva mientras ocasionalmente tomaba represalias. [574] Los voluntarios árabes del Ejército de Liberación Árabe entraron en Palestina para luchar junto a los palestinos, pero la ofensiva de abril-mayo de las fuerzas del Yishuv derrotó a las fuerzas árabes y la sociedad árabe palestina colapsó. Cuando se firmó el armisticio, unos 700.000 palestinos atrapados en la confusión huyeron o fueron expulsados ​​de sus hogares. [ cita necesaria ]

El 14 de mayo de 1948, David Ben-Gurion y el Consejo del Pueblo Judío declararon el establecimiento de un estado judío en Eretz Israel (La Tierra de Israel), que se conocerá como el Estado de Israel. [575] Los estados árabes vecinos intervinieron para evitar la partición y apoyar a la población árabe palestina. Mientras Transjordania y Egipto tomaron el control del territorio designado para el futuro Estado árabe, las fuerzas expedicionarias sirias e iraquíes atacaron a Israel sin éxito. Las batallas más intensas se libraron entre las fuerzas jordanas e israelíes por el control de Jerusalén. [ cita necesaria ]

El 11 de junio, todas las partes aceptaron una tregua. Israel aprovechó la tregua para emprender un refuerzo a gran escala de su ejército. En una serie de operaciones militares, durante la guerra conquistó toda la región de Galilea, tanto las áreas de Lydda y Ramle como el Negev. También logró asegurar, en las Batallas de Latrun, una carretera que unía Jerusalén con Israel. Sin embargo, los países árabes vecinos firmaron los Acuerdos de Armisticio de 1949 que pusieron fin a la guerra y han reconocido de facto las nuevas fronteras de Israel. En esta fase, 350.000 árabes palestinos más huyeron o fueron expulsados ​​de las áreas conquistadas. [ cita necesaria ]

Partición del antiguo territorio obligatorio

Los árabes rechazaron el Plan de Partición, mientras que los judíos lo aceptaron aparentemente. [576] [577] [578] Después de la guerra árabe-israelí de 1948, el área asignada a los árabes palestinos y la zona internacional de Jerusalén fueron ocupadas por Israel y los estados árabes vecinos de acuerdo con los términos de los Acuerdos de Armisticio de 1949. Además del área dividida por la ONU asignada al estado judío, Israel capturó e incorporó un 26% adicional del territorio del Mandato Británico. [ cita necesaria ] Jordania retuvo la posesión de aproximadamente el 21% del territorio del antiguo Mandato. Jerusalén se dividió, Jordania tomó las partes orientales, incluida la Ciudad Vieja, e Israel tomó las partes occidentales. Además, Siria se aferró a pequeñas franjas del antiguo territorio del Mandato al sur y al este del Mar de Galilea, que había sido asignado en el plan de partición de la ONU al estado judío. [ cita necesaria ] Para una descripción de los movimientos masivos de población, árabes y judíos, en el momento de la guerra de 1948 y durante las décadas siguientes, ver éxodo palestino y éxodo judío de tierras árabes. [ cita necesaria ]

Gobernación palestina en Gaza controlada por Egipto

El mismo día en que se anunció el Estado de Israel, la Liga Árabe anunció que establecería una única administración civil árabe en toda Palestina. [579] [580]

El Gobierno de Palestina fue establecido por la Liga Árabe el 22 de septiembre de 1948, durante la guerra árabe-israelí de 1948. Pronto fue reconocido por todos los miembros de la Liga Árabe, excepto Jordania. Aunque se declaró que la jurisdicción del Gobierno abarcaba la totalidad de la antigua Palestina Mandataria, su jurisdicción efectiva se limitaba a la Franja de Gaza. [581] El primer ministro de la administración asentada en Gaza se llamaba Ahmed Hilmi Pasha, y el presidente era Hajj Amin al-Husseini, [582] ex presidente del Comité Superior Árabe.

Algunos consideran que el Gobierno de Palestina es el primer intento de establecer un estado palestino independiente. Estaba bajo protección oficial egipcia, [581] pero, por otro lado, no tenía un papel ejecutivo, sino más bien político y simbólico. [581] Su importancia disminuyó gradualmente, especialmente debido a la reubicación de la sede del gobierno de Gaza a El Cairo después de las incursiones israelíes a fines de 1948. Aunque la Franja de Gaza regresó bajo control egipcio más tarde durante la guerra, el Gobierno de Palestina permaneció en el exilio en El Cairo, gestionando los asuntos de Gaza desde fuera.

En 1959, el Gobierno de Palestina se fusionó oficialmente con la República Árabe Unida, quedando bajo la administración militar egipcia formal, con el nombramiento de administradores militares egipcios en Gaza. Egipto, sin embargo, denunció tanto formal como informalmente todos y cada uno de los reclamos territoriales sobre el territorio palestino, en contraste con el gobierno de Transjordania, que declaró su anexión de Cisjordania palestina. Las credenciales del Gobierno de Palestina como De buena fe El estado soberano fue cuestionado por muchos, particularmente debido a la dependencia efectiva no solo del apoyo militar egipcio, sino del poder político y económico egipcio.

Anexión de la Ribera Occidental de Jordania

Poco después de la proclamación del Gobierno de Palestina en Gaza, la Conferencia de Jericó nombró al Rey Abdullah I de Transjordania, "Rey de la Palestina Árabe". [583] El Congreso pidió la unión de Palestina árabe y Transjordania y Abdullah anunció su intención de anexar Cisjordania. Los otros estados miembros de la Liga Árabe se opusieron al plan de Abdullah.

Los nuevos historiadores, como Avi Shlaim, sostienen que hubo un acuerdo secreto no escrito entre el rey Abdullah de Transjordania y las autoridades israelíes para dividir el territorio entre ellos, y que esto se tradujo en que cada lado limitaba sus objetivos y ejercitaba la moderación mutua durante la guerra de 1948. [584]

La presencia de un gran número de inmigrantes y refugiados del ahora disuelto Mandato de Palestina alimentó las ambiciones regionales del rey Abdullah I, que buscaba el control de lo que habían sido los distritos británicos de Jerusalén y Samaria en la orilla occidental del río Jordán. Con este objetivo, el rey otorgó la ciudadanía jordana a todos los árabes titulares de los documentos de identidad del Mandato Palestino en febrero de 1949, y prohibió el uso oficial de los términos "palestino" y "transjordaniano", cambiando el nombre del país del Emirato de Transjordania al Reino Hachemita de Jordania. [585] El área al este del río se conoció como "al-Ḍiffah al-Sharqiyyal", o "La orilla oriental". En abril de 1950, con la anexión formal de los puestos ocupados por el ejército jordano desde 1948, el área pasó a conocerse como "al-Ḍiffah al-Gharbiyyal" o "La Ribera Occidental". [586] Con la unión formal de la Ribera Oriental y Occidental en 1950, el número de palestinos en el reino aumentó en otros 720.000, de los cuales 440.000 eran residentes de Cisjordania y 280.000 eran refugiados de otras áreas del antiguo Mandato que entonces vivían en el Banco Oeste. Los palestinos se convirtieron en la mayoría en Jordania, aunque la mayoría creía que su regreso a lo que ahora era el estado de Israel era inminente. [585]

Guerra de los Seis Días y Guerra de Yom Kipur

En el curso de la Guerra de los Seis Días en junio de 1967, Israel capturó el resto del área que había sido parte del Mandato Británico de Palestina, tomando Cisjordania (incluida Jerusalén Oriental) de Jordania y la Franja de Gaza de Egipto. Tras las amenazas militares de Egipto y Siria, incluida la demanda del presidente egipcio Nasser a la ONU de retirar sus tropas de mantenimiento de la paz de la frontera entre Egipto e Israel, en junio de 1967 las fuerzas israelíes entraron en acción contra Egipto, Siria y Jordania. Como resultado de esa guerra, las Fuerzas de Defensa de Israel conquistaron Cisjordania, la Franja de Gaza, los Altos del Golán y la Península del Sinaí, poniéndolos bajo el dominio militar. Israel también hizo retroceder a las fuerzas árabes de Jerusalén Este, que a los judíos no se les había permitido visitar durante el gobierno jordano anterior. Jerusalén Este fue supuestamente [587] anexada por Israel como parte de su capital, aunque esta acción no ha sido reconocida internacionalmente. [ cita necesaria ] Israel también comenzó a construir asentamientos en la tierra ocupada. [588]

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 242, promoviendo la fórmula de "tierra por paz", que pedía la retirada israelí de los territorios ocupados en 1967, a cambio del fin de todos los estados de beligerancia de las naciones de la Liga Árabe antes mencionadas. Los palestinos continuaron exigiendo desde hace mucho tiempo la destrucción de Israel o hicieron una nueva demanda de autodeterminación en un estado árabe independiente separado en Cisjordania y la Franja de Gaza, similar pero más pequeño que el área de Partición original que los palestinos y la Liga Árabe habían rechazado para la condición de estado. en 1947. [ cita necesaria ]

En el curso de la Guerra de Yom Kippur de 1973, las fuerzas militares de Egipto cruzaron el canal de Suez y Siria para recuperar las alturas del Golán. Las fuerzas militares atacantes de Siria fueron rechazadas. Después de un alto el fuego, el presidente egipcio Sadat Anwar Sadat inició conversaciones de paz con Estados Unidos e Israel. Israel devolvió la península del Sinaí a Egipto como parte de los Acuerdos de Paz de Camp David de 1978 entre Egipto e Israel.

Primera Intifada, Acuerdos de Oslo y Autoridad Palestina

De 1987 a 1993 tuvo lugar la Primera Intifada Palestina contra Israel.En la Conferencia de Madrid de 1991 se hicieron intentos del proceso de paz israelo-palestino.

Tras los históricos Acuerdos de Paz de Oslo de 1993 entre palestinos e Israel (los "Acuerdos de Oslo"), que dieron a los palestinos un autogobierno limitado en algunas partes de los territorios ocupados [589] a través de la Autoridad Palestina, y otras negociaciones detalladas, se presentaron propuestas para una El estado palestino ganó impulso. Pronto fueron seguidos en 1993 por el tratado de paz entre Israel y Jordania.

Segunda Intifada y posteriores

Después de algunos años de negociaciones intermitentes, los palestinos comenzaron un levantamiento contra Israel. Esto se conoció como la Intifada de Al-Aqsa. Los eventos fueron destacados en los medios mundiales por los atentados suicidas palestinos en Israel que mataron a muchos civiles y por las invasiones de las Fuerzas de Seguridad israelíes en áreas civiles [590] junto con algunos asesinatos selectivos de líderes y organizadores militantes palestinos. Israel comenzó a construir una barrera de seguridad compleja para bloquear a los terroristas suicidas que cruzaban a Israel desde Cisjordania en 2002. [ cita necesaria ]

También en 2002, un "cuarteto": Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas propuso la Hoja de ruta para la paz que pedía la resolución del conflicto palestino-israelí. El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, en un discurso el 24 de junio de 2002, pidió un estado palestino independiente que viviera en paz junto a Israel. Bush fue el primer presidente de Estados Unidos en pedir explícitamente un estado palestino de ese tipo. [ cita necesaria ]

Siguiendo el plan de retirada unilateral de Israel de 2004, retiró a todos los colonos y la mayor parte de la presencia militar de la Franja de Gaza, pero mantuvo el control del espacio aéreo y la costa. Israel también desmanteló cuatro asentamientos en el norte de Cisjordania en septiembre de 2005.

División Gaza-Cisjordania

El 25 de enero de 2006 se llevaron a cabo elecciones legislativas palestinas para elegir el segundo Consejo Legislativo Palestino, la legislatura de la Autoridad Palestina (AP). Hamas ganó las elecciones, asegurando 74 de los 132 escaños, mientras que su rival Fatah solo ganó 45 escaños. El resultado de las elecciones conmocionó al mundo y significó que Hamas superaría a la mayoría de las instituciones de la Autoridad Palestina. [591] Hamas intentó formar un gobierno de unidad con Fatah, pero la oferta fue rechazada. Mientras tanto, Israel y Estados Unidos impusieron sanciones a la Autoridad Palestina con el fin de desestabilizar al gobierno palestino para que fracasara y se convocara a nuevas elecciones. En última instancia, esos esfuerzos no tuvieron éxito, pero llevaron a una ruptura entre Hamas y Fatah.

En junio de 2006, militantes palestinos afiliados a Hamas llevaron a cabo una incursión transfronteriza desde Gaza hacia Israel a través de un túnel excavado con el propósito de atacar a Israel. Un soldado israelí, Gilad Shalit, fue capturado y llevado a Gaza por los militantes. [592] Sería retenido durante cinco años hasta que fuera liberado en 2011 a cambio de más de 1.000 prisioneros palestinos encarcelados por Israel. [593] La incursión provocó que Israel realizara varias invasiones a gran escala de Gaza en el verano y otoño de 2006 para intentar rescatar a su soldado capturado. Más de 500 palestinos y 11 israelíes murieron durante las hostilidades, pero finalmente no pudieron recuperar a Shalit. [592]

Las relaciones entre Hamas y Fatah se deterioraron aún más cuando el presidente palestino Mahmoud Abbas intentó destituir al gobierno de coalición liderado por Hamas en junio de 2007. Hamas se opuso a que esta medida fuera ilegal y las batallas callejeras entre Hamas y miembros de Fatah estallaron en lo que llegó a conocerse como el 2007 Batalla de Gaza. Hamás salió victorioso y tomó el control de la Franja de Gaza. [590] [594]

A partir de ese momento, el gobierno de los territorios palestinos se dividió entre Hamas y Fatah. Hamas, calificado como organización terrorista islamista por la UE y varios países occidentales, controla Gaza y Fatah controla Cisjordania.

En julio de 2009, aproximadamente 305.000 israelíes vivían en 121 asentamientos en Cisjordania. [595] Los 2,4 millones [ cita necesaria ] Los palestinos de Cisjordania (según evaluaciones palestinas) viven principalmente en cuatro bloques centrados en Hebrón, Ramallah, Nablus y Jericó.

Estado de no miembro del Estado de Palestina

El 23 de septiembre de 2011, el presidente Mahmoud Abbas, en nombre de la Organización de Liberación de Palestina, presentó una solicitud de ingreso de Palestina a las Naciones Unidas. La campaña, denominada "Palestina 194", [596] fue respaldada formalmente por la Liga Árabe en mayo [597] y fue confirmada oficialmente por la OLP el 26 de junio. [598] La decisión fue calificada por el gobierno israelí como un paso unilateral, mientras que el gobierno palestino respondió que es esencial para superar el estancamiento actual. Varios otros países, como Alemania y Canadá, también han denunciado la decisión y han pedido un pronto regreso a las negociaciones. Sin embargo, muchos otros, como Noruega y Rusia, han respaldado el plan, al igual que el secretario general Ban Ki-moon, quien declaró que "los miembros de la ONU tienen derecho a votar a favor o en contra del reconocimiento de la condición de Estado palestino en la ONU". [599]

En julio de 2012, se informó que el gobierno de Hamas en Gaza estaba considerando declarar la independencia de la Franja de Gaza con la ayuda de Egipto. [600] En agosto de 2012, el ministro de Relaciones Exteriores de la ANP, Riyad al-Malki, dijo a los periodistas en Ramallah que la ANP renovaría sus esfuerzos para mejorar el estatus de Palestina (OLP) a "estado miembro de pleno derecho" en la Asamblea General de la ONU el 27 de septiembre de 2012. [601] En septiembre de 2012, con su solicitud de membresía de pleno derecho paralizada debido a la incapacidad de los miembros del Consejo de Seguridad de "hacer una recomendación unánime", Palestina había decidido buscar un ascenso en la condición de "entidad observadora" a "observador no miembro estado". El 27 de noviembre, se anunció que la apelación se había hecho oficialmente y que se sometería a votación en la Asamblea General el 29 de noviembre, donde se esperaba que su actualización de estatus fuera apoyada por la mayoría de los estados. Además de conceder a Palestina la "condición de Estado observador no miembro", el proyecto de resolución "expresa la esperanza de que el Consejo de Seguridad considere favorablemente la solicitud presentada el 23 de septiembre de 2011 por el Estado de Palestina para ser admitida como Miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas. respalda la solución de dos Estados basada en las fronteras anteriores a 1967 y destaca la necesidad de una reanudación inmediata de las negociaciones entre las dos partes ".

El 29 de noviembre de 2012, en una votación de 138 a 9 (con 41 abstenciones), se aprobó la resolución 67/19 de la Asamblea General, que elevó a Palestina al estado de "estado observador no miembro" en las Naciones Unidas. [602] [603] El nuevo estatuto equipara el de Palestina con el de la Santa Sede. El cambio de estado fue descrito por El independiente como "reconocimiento de facto del estado soberano de Palestina". [604]

La ONU ha permitido a Palestina titular su oficina de representación ante la ONU como "La Misión de Observación Permanente del Estado de Palestina ante las Naciones Unidas", [605] y Palestina ha comenzado a cambiar el título de su nombre en consecuencia en sellos postales, documentos oficiales y pasaportes, [603] [606] aunque ha dado instrucciones a sus diplomáticos para que representen oficialmente al "Estado de Palestina", en contraposición a la "Autoridad Nacional Palestina". [603] Además, el 17 de diciembre de 2012, el Jefe de Protocolo de la ONU, Yeocheol Yoon, decidió que "la Secretaría utilizará la designación de 'Estado de Palestina' en todos los documentos oficiales de las Naciones Unidas", [607] reconociendo así la proclamación de la OLP El Estado de Palestina como soberano sobre los territorios de Palestina y sus ciudadanos bajo el derecho internacional.

En febrero de 2013, 131 (67,9%) de los 193 estados miembros de las Naciones Unidas han reconocido al Estado de Palestina. Muchos de los países que no reconocen al Estado de Palestina reconocen, no obstante, a la OLP como "representante del pueblo palestino".


Secuelas

La importancia política de la guerra de 1967 fue inmensa. Israel demostró que era capaz y estaba dispuesto a iniciar ataques estratégicos que pudieran cambiar el equilibrio regional. Egipto y Siria aprendieron lecciones tácticas y lanzarían un ataque en 1973 en un intento por recuperar su territorio perdido.

Después de la guerra, Israel experimentó una ola de euforia nacional y la prensa elogió el desempeño militar durante semanas. Se acuñaron nuevas & # 8220 monedas de victoria & # 8221 para celebrar. Además, el interés mundial en Israel creció y la economía del país, que había estado en crisis antes de la guerra, floreció debido a la afluencia de turistas y donaciones, así como a la extracción de petróleo del Sinaí. pozos.

En las naciones árabes, las poblaciones de minorías judías se enfrentaron a la persecución y la expulsión tras la victoria israelí. Según el historiador y embajador Michael B. Oren:

Después de la guerra, Israel hizo una oferta de paz que incluía la devolución de la mayoría de los territorios recientemente capturados. Según Chaim Herzog:

En septiembre, la Cumbre Árabe de Jartum resolvió que no habría "paz, ni reconocimiento ni negociación con Israel". Sin embargo, como señala Avraham Sela, la conferencia de Jartum marcó efectivamente un cambio en la percepción del conflicto por parte de los Estados Unidos. Los estados árabes se alejan de uno centrado en la cuestión de la legitimidad de Israel a uno que se centra en territorios y fronteras.


Cronología: La Guerra de los Seis Días

Una guerra en 1967 entre Israel y sus vecinos árabes reformó el Medio Oriente moderno. Aquí hay un vistazo a los eventos clave durante los seis días de lucha.

Los ataques aéreos israelíes contra Egipto comienzan por la mañana.

Israel luego comienza ataques aéreos en Jordania y apunta a las bases de la fuerza aérea de Siria.

Siria, Jordania e Irak inician ataques aéreos contra Haifa.

Jordania lanza ataques aéreos contra Netanya y otros objetivos israelíes.

Jordania e Irak intentan ataques aéreos contra Tel Aviv. Jordania también inicia fuego de artillería contra la ciudad.

Las fuerzas sirias fortifican la frontera con Israel y comienzan el fuego de artillería.

Israel toma Gaza, Ras el Naqeb y Jebel Libni de Egipto.

Ramallah, el noreste de Jerusalén, Ammunition Hill y Talpiot se encuentran entre las áreas que capturan las fuerzas israelíes.

Se ordena a las fuerzas jordanas que se retiren de Cisjordania.

El Consejo de Seguridad de la ONU presenta una iniciativa de alto el fuego. El presidente de Egipto, Gamal Abdel Nasser, lo rechaza. El primer ministro israelí, Levi Eskol, propone al rey Hussein de Jordania que comiencen un alto el fuego y conversaciones de paz. Hussein no responde.

Bir al-Hasna y Al Qazima en Egipto son reclamados por Israel.

La Ciudad Vieja de Jerusalén, Nablus y Jericó se encuentran entre esos lugares que caen en Jordania.

Se ordena a las fuerzas jordanas que se retiren.

Los combates entre Siria e Israel continúan en la frontera del Golán.

Egipto acepta un alto el fuego.

Hebrón cae en manos del ejército israelí.

La lucha continúa en la frontera del Golán.

Se ordena un ataque a los Altos del Golán.

Israel toma Kuneitra y Mas'ada.

Se acuerda un alto el fuego con Siria.

La guerra termina, con Israel reclamando la Franja de Gaza, Cisjordania, los Altos del Golán y la Península del Sinaí al Canal de Suez.

Fuentes: The Israel Project, discurso de Michael Oren en el Foro de Oriente Medio (mayo de 2002), Centro de Información sobre Sionismo e Israel, Palestine Facts


Por qué la historia sigue siendo importante: la guerra de los seis días de 1967

Esta pieza apareció originalmente en The Times of Israel.

Mencione la historia y puede desencadenar un giro de ojos.

Agregue el Medio Oriente a la ecuación y la gente podría comenzar a correr hacia las colinas, sin estar dispuesta a quedar atrapada en el pozo aparentemente sin fondo de los detalles y las disputas.

Pero sin una comprensión de lo que sucedió en el pasado, es imposible comprender dónde estamos hoy, y dónde estamos tiene una profunda relevancia para la región y el mundo.

El 5 de junio, hace cincuenta y cuatro años, estalló la Guerra de los Seis Días.

Si bien algunas guerras se desvanecen en la oscuridad, esta sigue siendo tan relevante hoy como en 1967. Muchos de sus problemas centrales siguen sin resolverse.

Los políticos, diplomáticos y periodistas continúan lidiando con las consecuencias de esa guerra, pero rara vez consideran, o tal vez incluso desconocen, el contexto. Sin embargo, sin contexto, algunas cosas de importancia crítica pueden no tener sentido.

Primero, en junio de 1967, no había ningún estado de Palestina. No existió y nunca existió. Su creación, propuesta por la ONU en 1947, fue rechazada por el mundo árabe porque también significó el establecimiento de un estado judío al lado.

En segundo lugar, Cisjordania y Jerusalén oriental estaban en manos de Jordania. Violando acuerdos solemnes, Jordania negó a los judíos el acceso a sus lugares más sagrados en el este de Jerusalén. Para empeorar aún más las cosas, profanaron y destruyeron muchos de esos sitios.

Mientras tanto, la Franja de Gaza estaba bajo control egipcio, con un duro régimen militar impuesto a los residentes locales.

Y los Altos del Golán, que se usaban regularmente para bombardear a las comunidades israelíes muy por debajo, pertenecían a Siria.

En tercer lugar, el mundo árabe podría haber creado un estado palestino en Cisjordania, el este de Jerusalén y la Franja de Gaza cualquier día de la semana. No lo hicieron. Ni siquiera hubo discusión al respecto. Y los líderes árabes, que hoy profesan tal apego al este de Jerusalén, rara vez, si es que alguna vez, lo visitaron. Fue visto como un remanso árabe.

En cuarto lugar, el límite de 1967 en el momento de la guerra, tan presente en las noticias en estos días, no era más que una línea de armisticio que se remontaba a 1949, conocida familiarmente como la Línea Verde. Eso es después de que cinco ejércitos árabes atacaran a Israel en 1948 con el objetivo de destruir el estado judío embrionario. Ellos fallaron. Se trazaron líneas de armisticio, pero no eran fronteras formales. No podrían serlo. El mundo árabe, incluso en la derrota, se negó a reconocer el derecho de Israel a existir.

En quinto lugar, la OLP, que apoyó el esfuerzo bélico, se estableció en 1964, tres años antes de que estallara el conflicto. Eso es importante porque fue creado con el objetivo de destruir a Israel. Recuerde que en 1964 los únicos "asentamientos" eran el propio Israel.

En sexto lugar, en las semanas previas a la Guerra de los Seis Días, los líderes egipcios y sirios declararon repetidamente que se acercaba la guerra y que su objetivo era borrar a Israel del mapa. No había ambigüedad en sus espeluznantes anuncios. Veintidós años después del Holocausto, otro enemigo habló sobre el exterminio de judíos. El registro está bien documentado.

El registro es igualmente claro de que Israel, en los días previos a la guerra, envió un mensaje a Jordania, a través de la ONU y Estados Unidos, instando a Ammán a mantenerse al margen de cualquier conflicto pendiente. El rey Hussein de Jordania ignoró la súplica israelí y ató su destino a Egipto y Siria. Sus fuerzas fueron derrotadas por Israel y perdió el control de Cisjordania y Jerusalén oriental. Más tarde reconoció que había cometido un grave error al entrar en la guerra.

En séptimo lugar, el presidente de Egipto, Gamal Abdel Nasser, exigió que se retiraran las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU en el área, establecidas durante la década anterior para prevenir conflictos. Vergonzosamente, sin siquiera la cortesía de consultar a Israel, la ONU cumplió. Eso no dejó ningún amortiguador entre los ejércitos árabes que se movilizaron y desplegaron, y las fuerzas israelíes en un país una quincuagésima parte, o dos por ciento, del tamaño de Egipto, y solo nueve millas de ancho en su punto más estrecho.

Octavo, Egipto bloqueó las rutas marítimas israelíes en el Mar Rojo, el único acceso marítimo de Israel a las rutas comerciales con Asia y África. Este paso fue considerado comprensiblemente como un casus belli, un acto de guerra, por Jerusalén. Estados Unidos habló de unirse a otros países para romper el bloqueo, pero, al final, lamentablemente, no actuó.

Noveno, Francia, que había sido el principal proveedor de armas de Israel, anunció la prohibición total de la venta de armas en vísperas de la guerra de junio. Eso dejó a Israel en peligro potencialmente grave si la guerra se prolongara y requiriera el reabastecimiento de armas. No fue hasta el año siguiente que Estados Unidos entró en la brecha y vendió sistemas de armas vitales a Israel.

Y finalmente, después de ganar la guerra de autodefensa, Israel esperaba que sus territorios recién adquiridos, tomados de Egipto, Jordania y Siria, fueran la base para un acuerdo de tierra por paz. Se enviaron espesores. La respuesta formal se produjo el 1 de septiembre de 1967, cuando la Conferencia Cumbre Árabe declaró en Jartum: "No hay paz, no hay reconocimiento, no hay negociaciones" con Israel.

Le seguirían más "no". Subrayando el punto, en 2003, el embajador de Arabia Saudita en los Estados Unidos fue citado en The New Yorker diciendo: “Me rompió el corazón que [el presidente de la OLP] Arafat no aceptó la oferta (de un acuerdo de dos estados presentado por Israel, con Apoyo estadounidense, en 2001). Desde 1948, cada vez que tenemos algo sobre la mesa, decimos que no. Entonces decimos que sí. Cuando decimos que sí, ya no está sobre la mesa. Entonces tenemos que lidiar con algo menos. ¿No es hora de decir que sí? "

Hoy, hay quienes desean reescribir la historia.

Quieren que el mundo crea que alguna vez hubo un estado palestino. No había.

Quieren que el mundo crea que hay fronteras fijas entre ese estado e Israel. Solo había una línea de armisticio entre Israel y Cisjordania controlada por Jordania y el este de Jerusalén.

Quieren que el mundo crea que la guerra de 1967 fue un acto belicoso de Israel. No, fue un acto de autodefensa frente a las amenazas genocidas de vencer al estado judío, sin mencionar el bloqueo marítimo del Estrecho de Tirán, la abrupta retirada de las fuerzas de paz de la ONU y el redespliegue de las tropas egipcias y sirias. . Todas las guerras tienen consecuencias. Esta no fue una excepción. Pero los agresores no han asumido la responsabilidad de las acciones que instigaron.

Quieren que el mundo crea que la construcción de asentamientos israelíes después de 1967 es el principal obstáculo para el establecimiento de la paz. La Guerra de los Seis Días es una prueba positiva de que la cuestión central es, y siempre ha sido, si los palestinos aceptan el derecho del pueblo judío a un estado propio. Si es así, las otras cuestiones contenciosas, por difíciles que sean, tienen posibles soluciones. Pero, por desgracia, si no, todas las apuestas están canceladas.

Y quieren que el mundo crea que las naciones árabes no tenían nada contra los judíos per se, solo Israel, pero pisoteadas con abandono en sitios de significado sagrado para el pueblo judío.

En otras palabras, cuando se trata de este conflicto, descartar el pasado como si fuera un irritante menor en el mejor de los casos, irrelevante en el peor, no funcionará.

¿Puede la historia avanzar? Absolutamente. Los tratados de paz de Israel con Egipto en 1979 y Jordania en 1994 prueban poderosamente este punto, así como los cuatro acuerdos de normalización firmados con Bahrein, Marruecos, Sudán y Emiratos Árabes Unidos el año pasado.

Sin embargo, al mismo tiempo, las lecciones de la Guerra de los Seis Días ilustran cuán difícil y tortuoso puede ser el camino, y sirven como recordatorios aleccionadores de que, sí, la historia sí importa.


La Guerra de los Seis Días

La Guerra de los Seis Días (5-10 de junio de 1967) se considera una de las guerras más cortas de la historia mundial. La ocasión formal de la guerra fue la superposición del Estrecho de Tirán con Egipto. Sin embargo, las causas del conflicto entre Israel y sus vecinos árabes fueron mucho más profundas.El conflicto entre Egipto e Israel ha surgido mucho antes de los eventos de junio de 1967. Este período de tiempo fue un punto de inflexión en la historia de Israel.

De acuerdo a La Guerra de los Seis Días: & ldquoLa causa principal de la Guerra de los Seis Días fue un aumento dramático en la tensión entre Israel y sus vecinos árabes a mediados de la década de 1960 & rdquo. A finales de los 60 y # 8217, la confrontación en el Este y el Oeste, después de la relativa estabilidad en Europa, se extendió al Medio Oriente. La URSS reforzó el apoyo político y militar de los regímenes radicales y antimperialistas de los países árabes. Estados Unidos apostó por Israel y los llamados regímenes árabes moderados. Ambas superpotencias estaban interesadas en un canal estable y garantizado para la venta de armas, y Oriente Medio asumió el papel de ese canal.

Uno de los perpetradores de la guerra en el Medio Oriente fue Israel, que declaró el objetivo de crear un & # 8220Greater Israel & # 8221 que debía incluir el territorio de varios países árabes. Israel ha recibido armas modernas del Reino Unido, Francia y Alemania, y desde 1962 creó su propia industria militar con Estados Unidos.

Los países árabes estaban en contra de la existencia de Israel y, por eso, estaban en una posición intransigente. La URSS instó a los países árabes a crear un frente común contra Israel. Egipto, Siria, Irak y Argelia debían convertirse en el núcleo del frente.

Los países árabes han tomado las medidas adecuadas. Anteriormente, en noviembre de 1966, Siria firmó un pacto con Egipto sobre defensa mutua. A finales de mayo y principios de junio de 1967, se firmó un acuerdo similar con Egipto, Jordania e Irak. Los gobiernos de Argelia, Kuwait, Yemen, Libia y Sudán estaban dispuestos a ayudar en caso de agresión israelí.

En cinco días, las tropas de la ONU abandonaron Egipto y sus posiciones fueron ocupadas por las fuerzas armadas egipcias. El 22 de mayo, el presidente de Egipto y ndash Gamal Abdel Nasser anunció el cierre del Golfo de Aqaba para vehículos israelíes y otros vehículos que entregaban bienes estratégicos a Israel. Esta acción impresionó seriamente los intereses de Israel, teniendo en cuenta el hecho de que Israel recibió el 80% de sus importaciones de petróleo y otros productos vitales por mar.

La retirada de las tropas de la ONU del Sinaí y el cierre temporal del Golfo de Aqaba y la cadena de acciones hostiles de los países árabes fueron la base del inicio de la guerra.

El Gobierno de Israel no esperó las acciones militares directas de los árabes y fue el primero en atacar al enemigo. El 5 de junio de 1967, las fuerzas aéreas israelíes causaron graves daños a la aeronave. Destruyeron todos los aviones militares de Egipto y Siria. A solicitud del Primer Ministro de Israel, los representantes de las Naciones Unidas apelaron al rey de Jordania solicitando no entrar en la guerra y fueron rechazados.

Comenzaron las hostilidades a gran escala. La pérdida de las fuerzas aéreas le dio a Nasser un gran golpe a la autoestima. Los servicios de inteligencia israelíes no grabaron una conversación entre Nasser y el rey Hussein, en la que discutieron qué decirle al público sobre el hecho de que, en las hostilidades, a pesar de los aviones israelíes involucrados, los aviones estadounidenses y británicos también participaron en la guerra. Tras esta declaración, todos los países árabes rompieron relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Una semana después, el rey Hussein se disculpó por mentir. Probablemente esto se debió al hecho de que se publicó el registro de la conversación.

Las tropas israelíes actuaron con rapidez. El caza israelí bombardeó las bases aéreas de Egipto y Siria, habiendo eliminado casi todos los aviones militares en estos países. Luego, el ejército israelí atacó y ocupó las áreas estratégicas clave: la península del Sinaí en el sur, los Altos del Golán en el norte y la Ribera Occidental del río Jordán en el este. A pesar de la adopción de resoluciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU el 6 y 7 de junio sobre el alto el fuego inmediato, el ejército israelí continuó luchando. La Unión Soviética exigió que Israel cesara inmediatamente las hostilidades y retirara las fuerzas detrás de la línea de tregua. El 10 de junio, el gobierno soviético informó al gobierno israelí que, en caso de que los combates continúen, la Unión Soviética junto con otros países amantes de la paz tomarán las medidas necesarias para detener la agresión.

El 10 de junio, la Unión Soviética rompió relaciones diplomáticas con Israel, habiendo perdido el canal de cooperación con una de las partes del conflicto. En la noche del 10 de junio, se detuvo la lucha.

La Guerra de los Seis Días se cobró la vida de 679 judíos. Las pérdidas fueron enormes para un país pequeño. Sin embargo, todo el mundo judío se regocijó.

En términos cuantitativos, las tropas de la Unión Árabe superaron en gran medida a las fuerzas israelíes. Los ejércitos árabes tampoco cedieron a las tropas israelíes en términos de equipamiento. Las fuerzas navales sirias y egipcias superaban en gran medida a la Armada israelí, tanto en términos cuantitativos como cualitativos.

Sin embargo, el nivel general de entrenamiento de combate de las fuerzas armadas israelíes superó en gran medida al de las fuerzas árabes. La capacidad de combate de las principales fuerzas armadas de Egipto, Siria y Jordania, y especialmente la Fuerza Aérea y la Defensa Aérea, era baja. Además, cabe destacar el aspecto psicológico de los ejércitos árabes y su escasa estabilidad en combate, descuido, falta de iniciativa.

Se marcaron nuevos límites que han aumentado el territorio israelí. De acuerdo a La guerra de los seis días: antecedentes y descripción general: & ldquoAl final de la guerra, Israel había conquistado suficiente territorio para triplicar el tamaño del área que controlaba, de 8.000 a 26.000 millas cuadradas. La victoria permitió a Israel unificar Jerusalén y rdquo. A pesar de la tremenda victoria, la principal tarea de Israel fue establecer la paz. El país estaba dispuesto a recuperar algunos territorios conquistados a cambio de firmar un acuerdo de paz que pondría fin rápidamente a la guerra.

Sin embargo, los países árabes no estuvieron de acuerdo y la relación entre los dos países solo empeoró. Unos meses más tarde, los jefes de los países árabes se reunieron y declararon un "ldquono" categórico al mundo judío. También se declaró la negativa a reconocer su estado.

Obtenga una cotización de precio

La Guerra de los Seis Días ha afectado no solo la vida del estado judío, sino también a los representantes de las personas que viven en otros países. El heroísmo y el coraje de los soldados manifestados durante la guerra llenaron de orgullo y alegría los corazones de todo el pueblo judío. Los judíos estadounidenses enviaron enormes cantidades de dinero antes, durante y después de la guerra para apoyar al ejército y a los civiles. Los ciudadanos de diferentes países comenzaron a unirse a las filas de miembros de la organización judía & # 8220United Jewish Appeal & # 8221. Sobre todo, aumentó el número de miembros jóvenes. Los descendientes de judíos, que ya han olvidado sus raíces, están llegando cada vez más a Israel.

La Guerra de los Seis Días estuvo determinada por los contornos del Medio Oriente moderno. Siria perdió los Altos del Golán, Jerusalén fue declarada como la capital unida e indivisa de Israel. Los territorios palestinos estaban bajo la jurisdicción de Egipto y Jordania en junio de 1967. La adhesión de estas tierras a Israel condujo posteriormente a la formación de la Autoridad Palestina en su forma actual.

A pesar de todos los intentos de la comunidad, el conflicto árabe-israelí es uno de los principales conflictos del Medio Oriente, que continúa amenazando la paz y la estabilidad en la región.


El legado del 67 aún está con nosotros

La Guerra de los Seis Días dejó a Israel con el control de la península del Sinaí y los Altos del Golán, sin mencionar Gaza y Cisjordania, lo que llevó a décadas de agitación sectaria. Irónicamente, antes de la guerra de 1967, los habitantes árabes de los territorios ocupados nunca se refirieron a sí mismos como "palestinos". Los lugareños fueron identificados como & # 8220 Arabes & # 8221 o en el caso de Cisjordania & # 8220Jordanian Arabes & # 8221. A Yasser Arafat, jefe de la organización guerrillera Fatah, se le atribuye haber acuñado el término en su interpretación contemporánea.

Steven Pressfield es el autor de La Puerta del León: en el frente de la Guerra de los Seis Días (la batalla de las Termópilas, Puertas de fuego, fue un éxito comercial y de crítica y es lectura obligatoria en West Point y la Academia Naval de los Estados Unidos en Annapolis. Sus otros libros incluyen El espíritu del guerrero, Matar a Rommel, y La leyenda de Bagger Vance, la película de la cual fue dirigida por Robert Redford y protagonizada por Will Smith, Matt Damon y Charlize Theron. Puedes seguirlo en Twitter aquí.

Ayuda a difundir la palabra. Comparte este articulo con tus amigos.

Como esto:

Relacionado


El curso de la Guerra de los Seis Días

La desconfianza entre Israel por un lado y Siria y Egipto por el otro había aumentado considerablemente como resultado de estos eventos. Por lo tanto, el gobierno israelí decidió el 4 de junio de 1967 organizar un ataque contra Egipto. A primeras horas de la mañana del 5 de junio, el ejército israelí atacó varias bases y aeropuertos militares egipcios. Al mismo tiempo, varias divisiones israelíes invadieron Egipto. El objetivo era tomar el control del Canal de Suez. En el transcurso del día, Siria, Jordania e Irak vinieron a ayudar a Egipto, pero el daño ya estaba hecho.

En los días que siguieron, toda Jerusalén fue capturada por Israel y la Ribera Occidental fue tomada. Los israelíes también capturaron los Altos del Golán sirios el 7 de junio, tras lo cual siguió una tregua. El 8 de junio, las tropas israelíes llegaron al Canal de Suez y se apoderaron de todo el desierto del Sinaí. La Guerra de los Seis Días llegó a su fin el 10 de junio, después de que Siria cediera su parte sur para proteger la ciudad capital de Damasco.


Ver el vídeo: Resumen de la guerra de los seis días