El asesinato de Christopher Marlowe

El asesinato de Christopher Marlowe

Según Paul Hyland, el poeta y dramaturgo, Christopher Marlowe era miembro de "una colección de pensadores, muy unidos o débilmente agrupados, cuya pasión era explorar el mundo y la mente". El grupo incluía a los geógrafos Richard Hakluyt y Robert Hues, el astrólogo Thomas Harriot, los matemáticos Thomas Allen y Walter Warner y los escritores Thomas Kyd, George Chapman y Matthew Roydon. Los hombres se encontrarían en las casas de Walter Raleigh, Edward de Vere, decimoséptimo conde de Oxford y Henry Percy, noveno conde de Northumberland. (1)

Se ha afirmado que estos hombres eran ateos. En realidad, eran escépticos (alguien que duda de la autenticidad de las creencias aceptadas). Por ejemplo, en varias ocasiones se citó al conde de Oxford diciendo que la Biblia era "sólo ... para mantener a los hombres en obediencia, y era un dispositivo del hombre" y "que la virgen bendita cometió una falta ... y que José era un wittol (cornudo). Oxford no creía en el cielo y el infierno y declaró "que después de esta vida deberíamos ser como nunca habíamos sido y el resto fue ideado pero para atemorizarnos como bebés e hijos de nuestras sombras". (2)

Robert Persons, un sacerdote católico, publicó Responsio. Publicado primero en latín, durante los dos años siguientes pasó por ocho ediciones en cuatro idiomas. Incluyó un ataque al grupo de Raleigh. "Hay una escuela de ateísmo floreciente y bien conocida que Sir Walter Raleigh dirige en su casa, con un cierto nigromante como maestro". Luego pasó a predecir que algún día podría aparecer un edicto en nombre de la Reina en el que se negaría la fe en Dios. Las personas afirmaron que esta información provino de testimonios de "los que viven con él y otros que ven sus vidas". También alegó que William Cecil y otros consejeros privados vivían como "meros ateos, y se reían de la simplicidad de otros hombres en ese nombre". (3)

Se ha argumentado que Raleigh era "propenso a expresiones de escepticismo racional, un rasgo potencialmente peligroso dada la compañía que a veces mantenía y su inclinación hacia la discusión y el debate". También se sabía que estaba en contacto con otros librepensadores como Marlowe, Harriot y Hakluyt, pero Robert Persons no pudo proporcionar ninguna evidencia sólida contra Raleigh. (4)

Se ha argumentado que mientras estaba en la universidad, Christopher Marlowe desarrolló un interés en el ateísmo. Marlowe escribió que "el primer comienzo de la religión fue sólo para asombrar a los hombres" y su consejo de "no tener miedo de los osos bichos y los duendes" provino de su lectura de "Ovidio, Lucrecio, Polibio y Livio". (5) En una de sus obras, Judío de malta, Marlowe escribió: "Cuento la religión, pero un juguete infantil". (6)

Richard Baines, un espía del gobierno, informó más tarde que Christopher Marlowe era definitivamente un ateo. Afirmó que definitivamente escuchó a Marlowe decir que "Cristo era un bastardo y su madre deshonesta". También dijo que Marlowe comentó una vez que "si se le pusiera a escribir una nueva religión, emprendería un método tanto más excelente como admirable". Finalmente, afirmó que Jesucristo era homosexual y "San Juan Evangelista era compañero de cama de Cristo ... y que lo usó como los pecadores de Sodoma". (7)

En el otoño de 1592, Thomas Drury fue entrevistado por las autoridades sobre su conocimiento de este complot ateo. Hizo una declaración que reveló detalles sobre lo que Richard Cholmeley le había dicho sobre figuras como Christopher Marlowe, Francis Drake, Walter Raleigh, Charles Howard y William Cecil. Drury afirmó que Cholmeley hizo acusaciones contra la mayoría de los líderes del gobierno. (8) Una de sus afirmaciones más importantes fue que Marlowe "es capaz de mostrar más razones sólidas para el ateísmo de las que cualquier divino en Inglaterra puede dar para probar la divinidad, y que Marlowe le dijo que había leído la conferencia atea a Sir Walter Raleigh y otros ". (9)

En su lecho de muerte, Robert Greene, admitió que una vez fue como Marlowe "un burlador de la religión" y que había negado la existencia de Dios. Finalmente se había arrepentido e instó a Marlowe ya otros dramaturgos Tudor a apartarse de este "ateísmo diabólico". Advirtió a Marlowe que se arrepintiera mientras aún hubiera tiempo, porque "poco sabes cómo al final serás visitado". (10)

En marzo de 1593, Walter Raleigh molestó a la reina Isabel y su Consejo Privado al pronunciar un discurso en la Cámara de los Comunes contra la legislación propuesta para hacer cumplir la conformidad religiosa, dirigida tanto a los disidentes católicos como a los puritanos. "Él (Rayleigh) denunció el proyecto de ley como inquisitorial, una invasión a los reinos de la opinión privada y la creencia que ni podría, ni debería, ser vigilada". Como señaló Charles Nicholl, sus oponentes dijeron que estaba "argumentando contra la imposición religiosa para proteger su propia creencia ilícita: el ateísmo. Su petición de tolerancia se convierte en un arma para usar en su contra, una instancia de su propia inconformidad". (11)

Se cree que las autoridades decidieron ocuparse de las personas que consideraban ateas. Richard Baines, un espía del gobierno, proporcionó información al Consejo Privado sobre sus actividades. (12) El 20 de mayo de 1593, Christopher Marlowe fue arrestado y acusado de blasfemia y traición. Su amigo, Thomas Kyd, también fue detenido y después de ser torturado hizo una confesión en la que afirmó que "era su (Marlowe) costumbre ... bromear con las escrituras divinas y luchar en una discusión para frustrar y refutar lo que se ha dicho o escrito por profetas y tales santos ". También sugirió que Marlowe había hablado de Jesucristo y San Juan como compañeros de cama. (13)

A Marlowe se le permitió la libertad bajo fianza, con la condición de que se presentara a diario en la Cámara de las Estrellas. El 30 de mayo de 1593, Marlowe estaba bebiendo en una taberna de Deptford con Ingram Frizer, Nicholas Skeres y Robert Poley. Los cuatro hombres caminaron por el jardín antes de comer juntos. Frizer había dicho originalmente que pagaría la comida, pero luego cambió de opinión. Durante la discusión que siguió, Frizer apuñaló a Marlowe por encima del globo ocular. La hoja entró en el cerebro de Marlowe y lo mató instantáneamente. (14)

Se llevó a cabo una investigación el 1 de junio. William Danby, forense de la casa de la reina, presidió la investigación. Al hacerlo, actuó ilegalmente, ya que el médico forense del país debía estar disponible, de acuerdo con la ley estatutaria. (15) Según el informe de Danby, "Marlowe de repente y con malicia ... desenvainó la daga ... y maliciosamente le dio al mencionado Ingram Fritzer dos heridas en la cabeza de la longitud de dos pulgadas y la profundidad de un un cuarto de pulgada ". Danby afirmó que Frizer, "por temor a ser asesinado y sentado en el banco antes mencionado entre Nicholas Skeres y Robert Poley para que no pudiera retirarse de ninguna manera, en su propia defensa y para salvar su vida ... dio lo antedicho Christopher Marlowe en ese momento y allí una herida mortal sobre su ojo derecho de la profundidad de dos pulgadas ". (dieciséis)

David Riggs ha cuestionado este relato: "Dado que el cuero cabelludo está formado por piel y hueso, las heridas de Frizer difícilmente pueden haber tenido un cuarto de pulgada de profundidad, ni el forense Danby dice que Marlowe atacó a su compañero con la punta de su cuchillo. indica que Marlowe (o alguien) golpeó el cuero cabelludo de Fritzer con la empuñadura de su daga. Esta era una práctica común en las peleas isabelinas y tenía una connotación precisa. Golpear significaba que tenías la intención de herir, pero no matar a tu adversario. ¿Si Marlowe hubiera querido para matar a Fritzer, lo habría apuñalado en la nuca. Las heridas del cuero cabelludo de Fritzer fueron el resultado de una golpiza más que de un apuñalamiento ". (17)

Más tarde se afirmó que Frizer, Skeres y Poley eran todos agentes del gobierno. (18) Poley había trabajado para Sir Francis Walsingham y fue una figura clave en el descubrimiento de la trama de Babington. (19) Además de ser espías, Frizer y Skeres estaban involucrados en estafas de préstamos de dinero. (20) "Poley, Skerres y Frizer estaban acostumbrados a trabajar en equipo y habían trabajado juntos antes. Tenían experiencia práctica en la manipulación de la ley; sabían cómo fabricar una narrativa de juicio y mantenerla bajo interrogatorio". (21)

El 1 de julio de 1593, Frizer fue declarado no culpable de asesinato por motivos de defensa propia. (22) La reina Isabel perdonó a Frizer solo dos semanas después, una entrevista notablemente breve por un delito capital. En circunstancias normales, las personas responsables de la muerte de otra persona permanecerían en prisión durante un período mucho más largo. (23)

Paul Hyland, autor de El último viaje de Raleigh (2003), ha sugerido que Marlowe fue asesinado porque se sospechaba que estaba a punto de proporcionar pruebas contra Walter Raleigh: "Marlowe había tenido una opción ese día fatal en Deptford: traicionar a Raleigh o ser amordazado para siempre. Varios caballeros durmieron más fácilmente. una vez que estuvo muerto ". (24)

M. J. Trow, autor de ¿Quién mató a Kit Marlowe? (2001) argumenta que espías del gobierno como Richard Cholmeley habían descubierto evidencia de que William Cecil y otras figuras del gobierno eran "ateos sanos", y que Marlowe fue asesinado como parte de un encubrimiento de este hecho. (25)

Charles Nicholl discute otra teoría en su libro, El ajuste de cuentas: el asesinato de Christopher Marlowe (1992). "La refriega fue ciega: el cuerpo que fue visto por el jurado forense era el de otra persona. Marlowe se animó a salir del país y, a partir de entonces, dedicó su vida a escribir obras de teatro. Estas obras se publicaron bajo el nom de plume de William Shakespeare. Contienen muchos acrósticos y anagramas que prueban que son de Marlowe, pero la gente sigue pensando que son de Shakespeare ". (26)

Los vínculos, si los hay, entre el supuesto ateísmo de Marlowe y las circunstancias de su muerte el 30 de mayo de 1593, siguen siendo un tema de debate. Ciertamente estaba bajo algún tipo de vigilancia gubernamental en el momento de su muerte, habiendo sido llamado ante el consejo privado el 18 de mayo, y se le ordenó que informara diariamente hasta que "se autorizara lo contrario" ...

El caso contra Marlowe probablemente fue reforzado por Kyd. Aunque su declaración de las "opiniones monstruosas" de Marlowe sin duda fue escrita después de la muerte de Marlowe, sin duda se hace eco de lo que Kyd dijo a sus interrogadores a mediados de mayo.

Christopher Marlowe de repente y de malicia ... y maliciosamente le dio al mencionado Ingram Fritzer dos heridas en la cabeza de dos pulgadas de largo y un cuarto de pulgada de profundidad ... Por temor a ser asesinado y sentado en el antedicho banco entre Nicholas Skeres y Robert Poley para que no pudiera retirarse de ninguna manera, en su propia defensa y para salvar su vida ... le dio al citado Christopher Marlowe en ese momento y allí una herida mortal sobre su ojo derecho de la profundidad de dos pulgadas.

Dado que el cuero cabelludo está formado por piel y hueso, las heridas de Frizer difícilmente pueden haber tenido un cuarto de pulgada de profundidad, ni el forense Danby dice que Marlowe atacó a su compañero con la punta de su cuchillo. Las heridas del cuero cabelludo de Fritzer fueron el resultado de una golpiza más que de un apuñalamiento.

Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Enrique VII: ¿un gobernante sabio o malvado? (Comentario de respuesta)

Hans Holbein y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

El matrimonio del príncipe Arturo y Catalina de Aragón (Respuesta al comentario)

Enrique VIII y Ana de Cleves (Respuesta al comentario)

¿Fue la reina Catalina Howard culpable de traición? (Comentario de respuesta)

Anne Boleyn - Reformadora religiosa (Respuesta al comentario)

¿Ana Bolena tenía seis dedos en la mano derecha? Un estudio sobre propaganda católica (comentario de respuesta)

¿Por qué las mujeres fueron hostiles al matrimonio de Enrique VIII con Ana Bolena? (Comentario de respuesta)

Catherine Parr y los derechos de la mujer (comentario de respuesta)

Mujeres, política y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Historiadores y novelistas sobre Thomas Cromwell (Respuesta al comentario)

Martin Luther y Thomas Müntzer (Respuesta al comentario)

El antisemitismo de Martín Lutero y Hitler (comentario de respuesta)

Martín Lutero y la reforma (comentario de respuesta)

Mary Tudor y los herejes (comentario de respuesta)

Joan Bocher - Anabautista (Respuesta al comentario)

Anne Askew - Quemada en la hoguera (Respuesta al comentario)

Elizabeth Barton y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Ejecución de Margaret Cheyney (Respuesta al comentario)

Robert Aske (Respuesta al comentario)

Disolución de los monasterios (comentario de respuesta)

Peregrinación de gracia (comentario de respuesta)

Pobreza en la Inglaterra Tudor (Respuesta al comentario)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (comentario de respuesta)

Sir Thomas More: ¿Santo o pecador? (Comentario de respuesta)

El arte y la propaganda religiosa de Hans Holbein (Respuesta al comentario)

Revueltas del Primero de Mayo de 1517: ¿Cómo saben los historiadores lo que sucedió? (Comentario de respuesta)


Christopher Marlowe nació en Canterbury alrededor del 26 de febrero de 1564 (este fue el día en que fue bautizado). Asistió a la escuela King & aposs y recibió una beca que le permitió estudiar en Corpus Christi College, Cambridge, desde finales de 1580 hasta 1587.

Marlowe obtuvo su licenciatura en artes en 1584, pero en 1587 la universidad dudó en otorgarle su título de maestría y posgrado. Sus dudas (tal vez surgidas de sus frecuentes ausencias, o de la especulación de que se había convertido al catolicismo romano y pronto asistiría a la universidad en otro lugar) se disiparon, o al menos se descartaron, cuando el Consejo Privado envió una carta declarando que ahora estaba trabajando. asuntos relacionados con el beneficio de su país ", y se le otorgó su maestría y un título de posgrado a tiempo.


El ajuste de cuentas: el asesinato de Christopher Marlowe

En 1593, el brillante pero controvertido joven dramaturgo Christopher Marlowe fue asesinado a puñaladas en una casa de huéspedes de Deptford. Las circunstancias eran turbias, el relato oficial - una disputa violenta sobre el proyecto de ley, o "recknynge" - ha sido considerado dudoso durante mucho tiempo. Aquí, en un tour de force de erudición e ingenio, Charles Nicholl penetra cuatro siglos de oscuridad para revelar no solo una historia compleja e inquietante de trampa y traición, trama quimérica y delitos graves sórdidos, sino también una visión de la parte inferior del mundo isabelino. .-- De la descripción del editor

Publicado originalmente: Londres: J. Cape, 1992

La matanza - Reacciones - La conexión de inteligencia - Poetas y espías - Los Países Bajos - El marco

Incluye referencias bibliográficas (páginas 393-399) e índice

Elemento de acceso restringido verdadero Fecha agregada 2020-02-15 10:01:01 Boxid IA1775803 Cámara USB PTP Class Camera Collection_set printdisabled Identificador externo urn: oclc: registro: 1151056049 Foldoutcount 0 Reconocimiento de identificadormurdero0000nich_i3s9 Identificador-arca arca: / 13960 / t16n1rr0t Factura 1652 Isbn 0226580245
9780226580241 LCCN 95003004 OCR FineReader 11.0 (Extended OCR) Old_pallet IA17204 Openlibrary_edition OL1271742M Openlibrary_work OL1734198W Páginas 446 PPI 300 Republisher_date 20200215135423 Republisher_operator [email protected] Republisher_time 686 scandate 20200214203220 escáner station36.cebu.archive.org Scanningcenter cebú Scribe3_search_catalog ISBN Scribe3_search_id 9780226580241 Tts_version 3.4-initial-24-g43fd317

El ajuste de cuentas: el asesinato de Christopher Marlowe

En 1593, el brillante pero controvertido joven dramaturgo Christopher Marlowe fue asesinado a puñaladas en una casa de huéspedes de Deptford. Las circunstancias eran turbias, el relato oficial —una disputa violenta por el proyecto de ley, o "recknynge" - ha sido considerado dudoso durante mucho tiempo.

Aquí, en un tour de force de erudición e ingenio, Charles Nicholl penetra cuatro siglos de oscuridad para revelar no solo una historia compleja e inquietante de trampa y traición, trama quimérica y delitos graves sórdidos, sino también una visión fascinante de la parte inferior del isabelino. mundo.

"Proporciona el puro placer de la ficción, y podría ser verdad". Michael Kenney, Boston Globe

"La reluciente reconstrucción del Sr. Nicholl del asesinato de Marlowe es sólo uno de los muchos aspectos fascinantes de este libro. De hecho, El ajuste de cuentas es igualmente convincente por su evocación magistral de un mundo desaparecido, un mundo de eruditos, poetas, estafadores, alquimistas y espías isabelinos, un mundo de malicia, intriga y disensión maquiavélica. "- Michiko Kakutani, New York Times

"La rica sustancia del libro son sus detalles, la textura espesa de la traición y la evasión que fue la vida de Marlowe". Thomas Flanagan, El mundo del libro del Washington Post

Ganador del Premio Daga de Oro del Escritor de Crímenes por Thriller de no ficción

Отзывы - Написать отзыв

Revisión de LibraryThing

El ganador del Premio Daga de Oro de No Ficción de la Asociación de Escritores Criminales en 1992, Charles Nicoll, ha escrito una fascinante historia de detectives literarios. ¿Qué le pasó a Kit Marlowe? ¿Por qué fue asesinado? Читать весь отзыв

EL RECONOCIMIENTO: El asesinato de Christopher Marlowe

Publicado por primera vez en Gran Bretaña en 1992, The Reckoning recrea brillantemente el oscuro inframundo de los espías y las conspiraciones isabelinas que enredaron al poeta y dramaturgo Christopher, de 29 años. Читать весь отзыв


Reseñas de la comunidad

Marlowe es un autor al que le dediqué mucha atención y que extrañamente ha significado mucho para mí desde que tenía quince años, lo que puedo explicar por completo a los demás. Este es un libro que conozco desde hace siglos. Recuerdo que en mi primera clase de inglés en la universidad, el profesor habló sobre este libro cuando nos contó la biografía de Marlowe & aposs, y quise leerlo entonces. Tenía la intención de leerlo en tantos momentos diferentes en los años intermedios, y este mismo sitio web lo recomendó repetidamente como un libro. Alig Marlowe es un autor al que le he dedicado mucha atención y que extrañamente ha significado mucho para mí desde que tenía unos quince años, lo que no puedo explicar por completo a los demás. Este es un libro que conozco desde hace mucho tiempo. Recuerdo que en mi primera clase de inglés en la universidad, el profesor habló sobre este libro cuando nos contó la biografía de Marlowe, y tenía la intención de leerlo entonces. Tenía la intención de leerlo en tantos momentos diferentes en los años intermedios, y este mismo sitio web lo recomendó repetidamente como un libro alineado con mis intereses.

Dado mi interés en Marlowe y mi tendencia a involucrarme con cualquier información sobre él que se me presente, muy poco de la primera parte de este libro era nuevo para mí. Sin embargo, eso me gustó. Fue como volver a una reconfortante relectura, excepto con la novedad de leer algo por primera vez. Conocía a todos los jugadores, conocía la escena, conocía el largo día en Eleanor Bull's y las conexiones sospechosas de todos los involucrados. Todavía me emocionaba cada revelación que sabía que vendría y, por Dios, no podía detenerme. hablando sobre eso a cualquiera que sea demasiado educado para pedirme que lo cierre. A medida que avanzaba en el libro, extraje más sobre el "teatro secreto" del trabajo de inteligencia isabelino, con todos sus peculiares personajes de doble trato. Nicholl hace conexiones y suposiciones bastante liberales a veces, pero también reconoce esto y señala que solo tenemos documentos con los que trabajar, y rara vez podemos conocer los motivos o la recepción de esos documentos.

Parte de lo que hizo que este libro fuera familiar es el amor que sentí por A Dead Man in Deptford, de Anthony Burgess, que encontré en una librería usada cuando tenía dieciséis años en un viaje a The City y que fue uno de mis favoritos durante bastante tiempo. . Probablemente hayan pasado diez años desde la última vez que lo leí, pero ahora estoy profundamente inclinado a revisarlo y determinar qué deuda tiene con este trabajo de Nicholl. . más

Según el informe forense y apostal, Christopher Marlowe fue apuñalado fatalmente luego de una discusión con amigos sobre la factura de una cena. Más tarde, los rumores aumentaron esta historia, convirtiendo a Marlowe & aposs killer en un rival romántico y a la ubicación de su pelea en una casa obscena. De hecho, no era una casa obscena sino una posada respetable dirigida por una viuda de medios, y Marlowe & aposs killer era un estafador, como lo demuestran los documentos legales sobrevivientes, al igual que los documentos de naturaleza más clandestina prueban que uno de los testigos de Marlowe & aposs Según el informe del forense, Christopher Marlowe fue apuñalado fatalmente luego de una discusión con amigos sobre la cuenta de una cena. Más tarde, los rumores aumentaron esta historia, convirtiendo al asesino de Marlowe en un rival romántico y la ubicación de su pelea en una casa obscena. De hecho, no era una casa obscena sino una posada respetable regentada por una viuda de medios, y el asesino de Marlowe era un estafador, como lo demuestran los documentos legales sobrevivientes, al igual que los documentos de naturaleza más clandestina demuestran que uno de los testigos del asesinato de Marlowe fue empleado como espía al servicio de Isabel I. Así también, la evidencia indica con fuerza, fue un segundo testigo, y el propio Marlowe parece haber sido un espía, comenzando con sus días de estudiante en Cambridge. Aunque solo tenía veintinueve en el momento de su muerte, ya estaba bien establecido como dramaturgo y poeta, pero el espionaje pagaba las cuentas como no podía la literatura. Ah, la vida de la escritura. Le plus le change, le plus le meme eligió.

Al tratar de descubrir el motivo del asesinato de Marlowe, El ajuste de cuentas señala finalmente y de manera convincente la lucha de poder entre el patrón de Marlowe, Sir Walter Ralegh, y el némesis de Ralegh, el Conde de Essex, con Marlowe involuntariamente atrapado en el medio, y más de unos pocos hilos tirados por Robert Cecil, quien sucedió a Sir Francis Walsingham como El maestro de espías de Elizabeth. Y luego están los diversos secuaces, renegados, agentes dobles, provocadores, falsificadores y, en ocasiones, reacios a reclamar el trono inglés. ¿Complejo? Sí, lo es, a veces vertiginosamente, y ese es mi único lamento por un libro brillante que aquí y allá da vida a los isabelinos de manera refrescante. . más

La muerte de Marlowe en 1593 es el comienzo y el final de esta densa y detallada investigación mientras Nicholl intenta descubrir lo que realmente sucedió ese día en Deptford. Su investigación de archivo es ejemplar, pero me encontré cada vez menos convencido por su teoría a medida que avanzaba el libro. La & aposevidence & apos es tan fragmentaria, tensa y fluida que podría hacerse para contar historias distintas a la que Nicholl cuenta aquí, y no hay nada que privilegie a la que él elige, salvo su propia estafa. La muerte de Marlowe en 1593 es la punto de inicio y final de esta densa y detallada investigación mientras Nicholl intenta descubrir lo que realmente sucedió ese día en Deptford. Su investigación de archivo es ejemplar, pero me encontré cada vez menos convencido por su teoría a medida que avanzaba el libro. La 'evidencia' es tan fragmentaria, tensa y fluida que podría hacerse para contar historias distintas a la que cuenta Nicholl aquí, y no hay nada que privilegie a la que él elige, salvo su propia convicción.

Hay varios puntos en los que la comprensión de Nicholl de los conceptos isabelinos es menos que exacta y tiende a suponer que las palabras tenían los mismos significados en la década de 1590 que en la actualidad: 'gay', por ejemplo, o 'ateísmo', que solía usarse. para cualquier tipo de heterodoxia religiosa (y social), por ejemplo El catolicismo, en lugar del significado moderno de 'magia', también podría usarse para lo que ahora reconocemos como ciencia en lugar de las prácticas esotéricas y ocultas que asume Nicholl. Todos estos malentendidos colorean su teoría que, entonces, no resiste un interrogatorio más riguroso.

El uso que hace Marlowe de Maquiavelo en sus dramas (que Nicholl hace mucho) debe contextualizarse frente a la plétora de menciones literarias de Maquiavelo (por ejemplo, Edmund de Shakespeare en El rey Lear) y verse como un marcador cultural más que como una indicación, necesariamente, del propio Marlowe. creencias políticas.

Aunque disfruté leyendo esto, sentí que la historia se volvió más febril e insustancial a medida que avanzaba hacia el final y la conclusión final (estaba leyendo la edición de 1992 que, según tengo entendido, ha sido revisada), personalmente me pareció increíble. Que alguien debería apuntar a Marlowe como sustituto de un rival más poderoso parece innecesario dada la política de la época y el supuesto perpetrador no es un hombre conocido por sus sutilezas políticas. En última instancia, hace que toda la historia sea extremadamente complicada, lo que no me pareció convincente.

Entonces, si está interesado en una búsqueda de archivos inteligente que profundice en el inframundo isabelino, entonces esta es una buena lectura. Pero creo que todavía hay historias sobre Marlowe y otros por descubrir. . más

Me encantan las novelas ambientadas en la época de Shakespeare, así que cuando vi un libro centrado en la misteriosa muerte de Marlowe, rival de Shakespeare, me interesé.

Cuando comencé a leer me sorprendió que no se tratara de una novela sino de una investigación de no ficción. Esto no es culpa del autor, solo una sorpresa para mí.

No puedo imaginar lo difícil que es investigar un asesinato que tuvo lugar durante 400 años. Dicho esto, estoy muy impresionado con la investigación realizada para crear este libro. No se deja ninguna hoja sin mover de cómo amo las novelas ambientadas en la época de Shakespeare, así que cuando vi un libro centrado en la misteriosa muerte del rival de Shakespeare, Marlowe, me interesé.

Cuando comencé a leer me sorprendió que no se tratara de una novela sino de una investigación de no ficción. Esto no es culpa del autor, solo una sorpresa para mí.

No puedo imaginar lo difícil que es investigar un asesinato que tuvo lugar durante 400 años. Dicho esto, estoy muy impresionado con la investigación realizada para crear este libro. No se deja ninguna hoja sin voltear, sin embargo, cuando se presentan todas las piezas, simplemente no resulta muy interesante.

Capítulo tras capítulo presenta un nuevo personaje con una historia similar de estar involucrado como espía. La mejor parte del libro para mí es cuando se habla de la trama de Babbington. Me encontré deseando haber comprado un libro sobre eso en lugar del asesinato de Marlowe.

Me alejo estando de acuerdo con la creencia de los autores de que es posible que Marlowe haya sido asesinado por algo más que un desacuerdo en un bar, pero no me encantó el viaje. . más

Nicholl defiende su teoría de la intriga política como la motivación detrás del asesinato del dramaturgo isabelino Christopher Marlowe. A pesar de los argumentos académicos y convincentes de Nicholl, encuentro en mi edición de 2000 de La guía de Oxford de literatura inglesa que "Marlowe murió en una pelea con cuchillos en una taberna de Londres". Los viejos mitos tardan en morir.

La era isabelina fue brutal. La plaga se estaba cobrando cientos de víctimas anualmente, el antagonismo entre católicos y protestantes Nicholl hace un caso muy fuerte para su teoría de la intriga política como la motivación detrás del asesinato del dramaturgo isabelino Christopher Marlowe. A pesar de los argumentos académicos y convincentes de Nicholl, encuentro en mi edición de 2000 de La guía de Oxford de literatura inglesa que "Marlowe murió en una pelea con cuchillos en una taberna de Londres". Los viejos mitos tardan en morir.

La era isabelina fue brutal. La plaga se cobraba cientos de víctimas anualmente, el antagonismo entre católicos y protestantes se intensificaba, Inglaterra estaba sumida en un conflicto aparentemente interminable con España, había un resentimiento creciente de la gran población inmigrante de Londres y la cuestión de la sucesión al El trono era grande ya que la anciana Isabel no tenía heredero. En muchos sentidos, esta sociedad tiene un parecido sorprendente con la de Estados Unidos de hoy. Estaba muy polarizado a lo largo de líneas religiosas, políticas, de clase y étnicas. Se están invirtiendo enormes cantidades de recursos en conflictos internacionales. En tal ambiente abundaban las conspiraciones, el espionaje era desenfrenado, el compromiso se consideraba una debilidad y se consideraba que los fines justificaban todos y cada uno de los medios. Para un hombre de origen humilde con aspiraciones literarias, como Marlowe, el trabajo encubierto podría proporcionar una red de seguridad financiera, así como una entrada a los círculos de mecenas potenciales ricos y poderosos.

Nicholl presenta lúcidamente evidencia bien documentada y bien investigada para su interpretación de los eventos que rodearon la muerte de Marlowe. Construye su caso de manera metódica y lógica, pero el resultado nunca es tedioso. Aunque no se puede decir que sus hallazgos sean concluyentes, ciertamente son convincentes.
. más

Aquí hay una frase totalmente engañosa:

"Proporciona el puro placer de la ficción, y podría ser verdad".

Esta declaración de crítico y apostal me engañó por completo, y me engañaron para que leyera este tomo de erudito. No, no estoy usando la palabra & quottome & quot para presumir. Posiblemente sea la mejor opción de palabras, porque describe exactamente lo que es este libro: & libro de cuotas, especialmente uno grande, pesado y erudito. & Quot;

Otros críticos han dicho que este libro se lee como una novela de John le Carre. No es apostado. Se lee como una exploración académica de un Aquí hay una frase totalmente engañosa:

"Proporciona el puro placer de la ficción, y podría ser verdad".

Me engañó totalmente la declaración de este crítico y me engañaron para que leyera este tomo académico. No, no estoy usando la palabra "tome" para presumir. Es la mejor elección de palabras, porque describe exactamente lo que es este libro: "un libro, especialmente uno grande, pesado y erudito".

Otros críticos han dicho que este libro se lee como una novela de John le Carre. No es así. Se lee como una exploración académica de una teoría viable sobre un escritor algo oscuro y sus conocidos aún más oscuros. Eso no es malo si eso es lo que esperas. Desde esa perspectiva, este es un libro definitivo de cuatro estrellas, tal vez incluso uno de cinco estrellas.

Sin embargo, si eres Jo Average (como yo), y esperas algo similar a Junius and Albert's Adventures in the Confederacy: A Civil War Odyssey, esto no es todo. En este caso, es un libro de dos estrellas. Claro, la sección sobre Babington Plot (Mary Queen of Scots) es bastante fascinante, pero el resto es solo un trabajo duro.

Si desea preparar algo sobre el período de tiempo isabelino que sea entretenido, recomendaría leer The School of Night antes de recomendar El ajuste de cuentas. Dejar El ajuste de cuentas para los fanáticos de la historia literaria.

Puaj. Esto es lo que sucede si dejas que un investigador escriba un libro: las dos habilidades no son iguales. Estoy honestamente seguro de que todos los hombres isabelinos de entre 20 y 60 años están implicados de alguna manera. Tal vez una vez conocieron a Marlowe y una madre de la perdida en el mercado, tal vez alguna vez compraron un folleto en el mismo puesto de libros que Marlowe, tal vez se cruzaron con él en la calle un miércoles lluvioso en Whitechapel. Perdí la voluntad de preocuparme.

Honestamente, la mitad central del libro necesita ser editada sin piedad, posiblemente hasta el punto de Ugh. Esto es lo que sucede si dejas que un investigador escriba un libro: las dos habilidades no son iguales. Estoy sinceramente seguro de que todos los hombres isabelinos de entre 20 y 60 años están implicados de alguna manera. Tal vez una vez conocieron a la madre de Marlowe en el mercado, tal vez una vez compraron un folleto en el mismo puesto de libros que Marlowe, tal vez se cruzaron con él en la calle un miércoles lluvioso en Whitechapel. Perdí la voluntad de preocuparme.

Honestamente, la mitad central del libro necesita ser editada sin piedad, posiblemente hasta el punto de perder el 50%. Entiendo lo que Nicholl estaba tratando de mostrar: el sórdido mundo de la política de la corte isabelina y los poeta-espías y francamente matones que lo orbitaban. Eso está muy bien, pero si ese es el enfoque del libro, entonces pierda el enlace a la muerte de Marlowe y escriba sobre el mundo que habitó.

Esto comenzó bien, hay destellos de brillantez y la investigación definitivamente está ahí (ahí está el problema), pero encontré esto desesperadamente decepcionante y el placer radica en finalmente terminarlo.

'Encontramos a Marlowe en compañía de espías y estafadores porque, lamentablemente, él mismo lo era. Nuestro pesar no tiene ningún derecho real sobre él. La posteridad prefiere a los poetas a los espías, pero este joven no podía ser tan exigente. Vivía de su ingenio o pasaba hambre, y probablemente fue mejor recompensado por espiar que por la poesía por la que lo recordamos. . más

Me impresionó mucho la erudición y la investigación que Nicholl & aposs aplicaron al asesinato de Kit Marlowe. Después de haber pasado algún tiempo en bibliotecas investigando registros bautismales de hace 100 años, no puedo imaginar el esfuerzo de Nicholl & aposs no solo para descifrar una palabra sino para comprender oraciones y párrafos dada la sintaxis isabelina.

A veces, sin embargo, era demasiado. Demasiados personajes, demasiados giros y vueltas laberínticas, demasiados Condes. Aunque Nicholl & aposs a menudo resume, se hizo difícil decirlo todo. Estaba muy impresionado con la erudición y la investigación que Nicholl's aplicó al asesinato de Kit Marlowe. Después de haber pasado algún tiempo en bibliotecas investigando registros bautismales de hace 100 años, no puedo imaginar el esfuerzo de Nicholl no solo para descifrar una palabra sino para comprender oraciones y párrafos dada la sintaxis isabelina.

A veces, sin embargo, era demasiado. Demasiados personajes, demasiados giros y vueltas laberínticas, demasiados Condes. Aunque Nicholl's a menudo resume, se volvió difícil armar todo. He estado en un renacimiento inglés en mi lectura de 2019. Este libro definitivamente se sumó a ese disfrute. Es una gran historia de finales de la década de 1590. Una gran historia de los motores y agitadores ingleses.

No espere una comprensión real de Marlowe, el dramaturgo favorito. Esta es una historia de crímenes de principio a fin, una muy buena historia de crímenes con el beneficio de una lección de historia. . más

Any account of Christopher Marlowe&aposs untimely death at the age of 29 is fraught with questions. Charles Nicholl presents a highly engaging and intelligent analysis of why Marlowe died and who was ultimately responsible, unhesitatingly labelling it &aposmurder&apos.

This was one of the first books I read about Marlowe, and I loved it. It inspired a desperate desire to know as much as possible about Marlowe and the dangerous times in which he lived.

Coming back to Nicholl&aposs book years later, and I&aposm a littl Any account of Christopher Marlowe's untimely death at the age of 29 is fraught with questions. Charles Nicholl presents a highly engaging and intelligent analysis of why Marlowe died and who was ultimately responsible, unhesitatingly labelling it 'murder'.

This was one of the first books I read about Marlowe, and I loved it. It inspired a desperate desire to know as much as possible about Marlowe and the dangerous times in which he lived.

Coming back to Nicholl's book years later, and I'm a little less impressed. My research has suggested a couple of points which should have been obvious to Nicholl but which he misses. Most of his lines of enquiry now seem to me to stop before they start.

But I would still thoroughly recommend this book to anyone who loves a good mystery, is interested in the Tudor period and, most of all, is interested in Marlowe. This is the best kind of mystery: one which is rooted in the real world and which has yet to be solved. . más

David Riggs&apos marvellous &aposThe World of Christopher Marlowe&apos (Faber & Faber: London, 2004) led me to this work.

Whilst the focus is very much on the early - perhaps tragic - death of the charismatic trailblazer of modern drama, Nicholl also gives us a systemic overview of the incestuous and claustrophobic world of Elizabethan intellige

David Riggs' marvellous 'The World of Christopher Marlowe' (Faber & Faber: London, 2004) led me to this work.

Whilst the focus is very much on the early - perhaps tragic - death of the charismatic trailblazer of modern drama, Nicholl also gives us a systemic overview of the incestuous and claustrophobic world of Elizabethan intelligence services.

Frequently described by Nicholls as a 'poet-spy', Marlowe (and others, like Thomas Kyd) occupied the common ground where the worlds of poetry and espionage collided and overlapped. Nicholls provides a compelling case for the similarities between these two groups, and the exigencies which might lead an impoverished poet to try his hand at what John Le Carré is quoted by Nicholl as calling 'secret theatre of our society'.

We meet an almost overwhelming cast of ruthless, minor-league Machiavells: Nicholls paints a bleak picture of a society riddled with ambitious, untustworthy young men, each quite prepared to fabricate evidence or 'project' snares to entrap the unwitting. An interesting section focuses on The Babington Plot which resulted in the execution of Mary, Queen of Scots - partly because it exposes the methods of Walsingham and his agents, but also because various names crop up who are later important in Marlowe's death.

This is no elegy or lionisation of Marlowe. At best, he echoes Thomas Nashe's tribute that:

but Nicholls also reaches the regretful conclusion that:

En Ricardo II, Sir Pierce of Exton claims to have inferred a deadly instruction from Bolingbroke:

and this tends to Nicholls' conclusion - not that Marlowe was murdered on specific orders from above, but more, perhaps, that Frazier Ingram and his accomplices believed that killing him would gain them friends in high places. Marlowe lived by the sword, and eventually died by it.

The book is well written, plausible and detailed. It's almost a police procedural of a 400-year-old cold case. If there's one complaint to be made it is that the cast of characters he surveys is sometimes hard to keep track of - the book is almost too complete in its scholarly scope.

Otherwise, an excellent read. ****/*

You can find other - short - reviews/recommendations of over 80 Shakespeare / Early Modern books here.

Review title: 400 year old cold case

The outline of Christopher Marlowe&aposs life and death are well known: the near-contemporary of Shakespeare wrote the great play Faustus (one of my favorite theater performances), but died ignominiously in a fight over the bill after a day carousing in 1593 London. But it has long been suspected there was more to the end of his life than preserved in the official record of his death. Nicholl trawls deep in 400 year old records to try to solve this 400 year old co Review title: 400 year old cold case

The outline of Christopher Marlowe's life and death are well known: the near-contemporary of Shakespeare wrote the great play Faustus (one of my favorite theater performances), but died ignominiously in a fight over the bill after a day carousing in 1593 London. But it has long been suspected there was more to the end of his life than preserved in the official record of his death. Nicholl trawls deep in 400 year old records to try to solve this 400 year old cold case, and his circumstantial conclusion points to shady dealings involving treason, religious and political intrigue, and shadowy spy craft, with Marlowe in the middle of it all.

The journey, for Nicholl's reader, is a crooked path through his thought process and documentary discovery and analysis. His arguments can become extended and convoluted, compounded by names, places and incidents two or three steps removed from Marlowe and his death. Most of his arguments, even when compelling and logical, would not stand up in a court of law, but in the court of history they carry enough weight to suggest why Marlowe died and how he got involved in such dark byways of Elizabeth's London even as he was a popular writer for the stage.

I'll leave the details of Nicholl's concluding argument for the reader to discover. This book was listed as one of the 1,000 books to read before you die, a great source for reading wish list recommendations, even though in this case I can only give it 3 stars because of the complexity of the argument. Nicholls has certainly done yeoman research and evidentiary analysis, and delved deep to shine the dim light he finds in the scattered documentary evidence into the dark alleys of a distant past. The author of a fictional procedural murder mystery would have the freedom to spice up his tale with more direct connections and salacious details. Constrained to the facts and the conclusions and speculations he can extract from them, Nicholls story is both less exciting and more interesting than fiction, as it sets the stage for Shakespeare's ascendancy over Marlowe and the ascent of King James to the throne in the new 17th century. . más

I&aposm slightly conflicted about this book. I really liked the first half or so that doesn&apost even really deal with Marlowe but the other plots that led up to the time of his death. (The Babington Plot has its own chapter which is pretty decent.) I didn&apost love the last half nearly as much. I thought that Nicholl&aposs theory is just a little too complicated and, in my own opinion, it doesn&apost make a lot of sense. If he was right about the motives (if there were motives) behind Marlowe&aposs death, then he&aposs I'm slightly conflicted about this book. I really liked the first half or so that doesn't even really deal with Marlowe but the other plots that led up to the time of his death. (The Babington Plot has its own chapter which is pretty decent.) I didn't love the last half nearly as much. I thought that Nicholl's theory is just a little too complicated and, in my own opinion, it doesn't make a lot of sense. If he was right about the motives (if there were motives) behind Marlowe's death, then he's also still missing something. Everything Nicholls added up still comes a little short of making sense as to why Marlowe was killed. Because the whole last part of the book was so speculative, it kind of lost my interest. I would have preferred facts compared to guessing based on some person being the cousin, brother or former colleague of someone else. It's just too much guesswork and it doesn't really demonstrate a strong connection or motive.

I also didn't feel like I really got to know much about Marlowe himself. Many of the other people involved are very well described and I think I got a good idea of what they were like. It wouldn't be a big issue for me that Marlowe was kind of a background character if the entire book hadn't been to explain his death.

Overall, this was a decent attempt at looking into Marlowe's death, but not convincing enough for me to fully buy Nicholl's theory. . más


The mysterious death of Christopher Marlowe

Christopher Marlowe was the Quentin Tarantino of Elizabethan theatre. His plays were laced with ultra-violence and audiences often left shaken by what they’d witnessed on stage. And maybe it’s not surprising that this shocking playwright came to a grisly end. On 30 May 1593, Marlowe was murdered at a house in Deptford, south London. But are accounts of his death a tissue of lies circulated by enemies?

Marlowe should be as famous today as Shakespeare, his contemporary. And yet he’s eclipsed by the Bard. But in his own time, his plays packed theatres with their blood curdling scenes. One commentator has compared his work to the surrealist Theatre of Cruelty – a belief that in order to create impact on an audience, a drama has got to be a little bit nasty.

In his plays, when a character gets stabbed, he lingers on stage and discusses what he’s feeling. His famous dramatisation of the life of murdered medieval king Edward II has left us with all the graphic details of the hapless monarch having a red hot poker shoved inside him. I’ll spare you the details! But Marlowe doesn’t. To him, the violence was an essential part of the plot and a way of ramming home the moral of the story.

So when it comes to the untimely and violent death of Marlowe, plenty of commentators down the centuries have shrugged and said in so many words: he had it coming. As if creating violent fiction necessarily results in it leaping off the page at you. And Marlowe’s death has been variously ascribed to his drinking, whoring, alleged spying and his homosexuality. All convenient ways of trivialising a great talent – and almost excusing his murderer.

It’s often stated that the death of Marlowe was the result of a drunken brawl at a tavern called the Bull Inn. Marlowe and a friend, Ingram Frizer fell out over the tab – as we’ve all done at some point in our lives. Though without murdering one of our fellow drinkers!

However, this account is hotly disputed by The Marlowe Society, which says that there was no tavern involved. In fact, they claim, Marlowe was at a ‘respectable house‘ owned by a certain Dame Eleanor Bull having dinner. The other diners included the aforementioned Frizer and they all had links to Thomas Walsingham, a spymaster at the court of Queen Elizabeth the first.

Thomas was the cousin of the now deceased Francis Walsingham who created the queen’s spy network to protect her from assassination attempts orchestrated by the Pope and the King of Spain. Marlowe was undoubtedly keeping interesting company. And he was going to need help from people of influence because ten days before he’d been arrested on a charge of atheism. And this in itself is a bizarre story.

Another playwright and close friend, Thomas Kyd, had been arrested on the same charge after being found to be in possession of an ‘Arian’ tract. Arianism was an ancient heresy going back to the fourth century AD. While being stretched on the rack, Kyd screamed that Marlowe was the real heretic and that furthermore…..he’d stated that Jesus Christ was homosexual. In a document held today at the British Library, Marlowe also apparently joked that holy communion should be smoked in a pipe and that the New Testament was so badly written, he could have done a better job.

This document, known as the “Baines note”, is disputed with some seeing it as an attempt to damn Marlowe’s reputation. Though Marlowe seems more than capable of having uttered such sentiments. And he moved among people who saw themselves as being at the vanguard of a new movement that questioned tradition and divinely sanctioned authority.

So what’s the official account of Marlowe’s death? In the Coroner’s report at the time, it’s claimed a row broke out between Frizer and Marlowe over the cost of the dinner. Marlowe grabbed a dagger and in the heat of the moment stabbed Frizer. He then retaliated “in defence of his life” and struck the playwright just above the right eye, driving the blade in and killing Marlowe instantly.

Not many people believe the coroner’s account. For a start, the evidence came from three men described as ‘slippery’ by one modern expert. Frizer walked free and spent the rest of his life in Walsingham’s service. The owner of the house, Dame Bull, doesn’t seem to have been interviewed for her version of events. And while Marlowe may have been tense, as he contemplated his possible torture and trial for heresy, was he really about to start a murderous brawl over an unpaid bill?

One theory that carries weight is that Marlowe was involved in the queen’s spy network or at least had access to privileged information. He was about to face the rack and a public appearance in court. What might he say in those circumstances? As Shakespeare once noted, a man will say anything under torture. To silence Marlowe, did these rather shady characters lure him to a house in south London and finish him off?

Another view is that he was part of an underground group of freethinkers and humanists known as The School of Night led by none other than the intrepid Sir Walter Raleigh. These gentlemen were creatures of the Renaissance and foreshadowed the Age of Enlightenment. But not everybody in 16th century England thought being enlightened was a good idea – especially the church. Could dark forces have targeted Marlowe to make an example of him?

And then the boldest theory is that Marlowe wasn’t murdered at all. He was a valued espionage asset and had to be disappeared. The whole murder was concocted to make that possible. Some or other corpse was tossed into the unmarked grave while the playwright slipped abroad.


How did Christopher Marlowe die?

There have been numerous stories surrounding the circumstances of his death. Earlier, it was believed that Marlowe’s death was just an accident but some recent reports suggest that his death might have been a preconceived cold-blooded murder.

According to the official reports of the Public Records Office, London, on 30 May 1593, Marlowe arrived at the lodging house of Dame Eleanor Bull in Deptford. That day he was accompanied by three other men Robert Poley, a government agent, Ingram Frizer, and Nicholas Skeres.

Marlowe and his friends were having a good time smoking and drinking and had their supper. According to witnesses, when the time came to pay the bill, an argument broke out between Marlowe and Frizer. Marlowe grabbed Frizer’s knife and started slashing at him. Frizer in self-defence got hold of the knife and drove the knife through Marlowe’s head just above his right eye. Marlowe died instantly.

Marlowe being stabbed by Frizer

New twist to Marlowe's murder riddle

The death of Christopher Marlowe is one of the most enduring mysteries of literary history. Now a new twist to the tale has been uncovered by an author who claims to know why the playwright was murdered.

Marlowe died at the age of 29 in a drunken tavern brawl. Historians have claimed his death was an accident or a premeditated killing designed to protect a high-ranking member of the Elizabethean government. Some have even said the killing was faked to allow Marlowe to escape his political enemies.

New research, however, backs up the theory that his death was ordered by the higher echelons of society - and claims to reveal the secret behind it.

Spy, counter-spy, atheist, homosexual and government critic, Marlowe was feted for his plays, including Tamburlaine, The Jew of Malta, Edward II and Dr Faustus. In the official version of his death, Marlowe was murdered in 1593 after spending the day smoking and playing backgammon with Ingram Frizer, Nicholas Keres and Robert Poley in Deptford, London.

Shortly after the four had eaten supper, a quarrel broke out between Marlowe and Frizer over who was to pay the bill. Marlowe grabbed Frizer's dagger, slashing at him wildly about the head. Frizer drove the dagger into Marlowe's head, above the right eye. Death was instantaneous.

'It has come down to us as a tavern brawl,' said Mei Trow, scholar and author of Who Killed Kit Marlowe? 'Except it did not happen that way. All of it was fiction, an elaborate fabrication to cover up the murder.'

The truth, Trow maintains, was discovered in a document found among the Harleian manuscripts in the British Museum, indicating that members of the Queen's Privy Council, the highest court in the land, were atheists - a heresy in Elizabethan law that was punished with execution.

Trow believes Marlowe discovered the truth about four Council members William Cecil, Baron Burghley his son Robert Cecil Lord Henry Howard and Baron Henry Carey Hunsdon. 'Marlowe had evidence against them of their heretical and blasphemous views,' Trow said. 'Exactly how he found out we cannot know, but as the winter of 1592-93 turned into spring Marlowe was becoming ever more outrageous.'

In January 1593 Edward II was performed, slipping through the censor's nets despite a general acknowledgement that Marlowe had used the play to hint at his knowledge. 'The play's Edward II is clearly used to symbolise Elizabeth while Burghley and the Cecil clan are represented by Gaveston,' said Trow. 'Could there be a clearer denunciation of the Machiavellians who ran Elizabethan England?'

The four subjects of his taunts, Trow maintains, had little choice but to silence Marlowe forever, ideally in a manner which would send coded warnings to any others who shared the same secret.

'It was Marlowe's knowledge that made his end special,' claimed Trow. 'Because of what he knew about the Council, he had to be silenced in a very particular way. There had to be a reckoning.'

Trow maintains that Frizer, Keres and Poley were promised immunity from prosecution if they carried out the murder a claim supported by the fact that all were cleared after a short trial and granted titles and positions of wealth and influence shortly afterwards.

Trow said: 'Marlowe was a maverick, a rebel, a whistle-blower. In the paranoia of the Elizabethan police state, great men bent the law to their own ends. Many suffered as a result Marlowe was only the most famous of them.'


Five Fascinating Facts about Christopher Marlowe

1. Christopher Marlowe was a pioneer of the Elizabethan theatre. He influenced Shakespeare, and Shakespeare’s biographer Jonathan Bate has even suggested that Marlowe and Shakespeare became locked in a competition, where each influenced the other. Marlowe was just two months older than Shakespeare: he was born in Canterbury in February 1564, the son of a shoemaker. Marlowe’s Tamburlaine the Great (part one of a two-parter) is thought to be one of the first English plays written in blank verse – that is, unrhymed iambic pentameter.

2. Christopher Marlowe didn’t exactly die in a tavern brawl, as is widely believed. The circumstances surrounding Marlowe’s death are a little more complicated. It’s often said that he died when he was stabbed in a bar brawl over the bill, but in fact the house in which the playwright met his end was a dining-house (not a tavern) owned by a woman named Eleanor Bull, and the men he was with were somewhat sinister and suspicious figures – it’s even been suggested that he was deliberately killed on the orders of Queen Elizabeth I’s spymaster Francis Walsingham.

3. Marlowe’s atheism got him into hot water with the authorities – and indirectly led to the early death of a fellow playwright. Thomas Kyd, author of The Spanish Tragedy (and possibly the original Aldea play on with Shakespeare based his masterpiece), was tortured into giving them information about Marlowe’s beliefs. A broken man, Kyd died, probably of his wounds, within a year.

4. Marlowe may have been a government spy. Numerous rumours have grown up around Marlowe, and it has been speculated that he was a spy for Francis Walsingham, who worked for Queen Elizabeth I. Certainly it’s suggestive that the government intervened when the University of Cambridge seemed on the brink of withholding Marlowe’s Master’s degree from him (on the grounds that he was suspected of going to Rheims to train as a Roman Catholic priest following the awarding of his degree) the government referred to unspecified ‘affaires’ in which Marlowe had assisted the state.

5. Christopher Marlowe’s work has inspired some memorable book titles. Aldous Huxley’s 1923 novel Antic Hay borrows its title from Marlowe’s history play, Edward II: ‘My men, like satyrs grazing on the lawns, shall with their goat feet dance the antic hay’. More recently, Colin Dexter’s Inspector Morse novel The Wench Is Dead took its title from a phrase uttered in The Jew of Malta.

If you enjoyed these fascinating Christopher Marlowe facts, you might like our book crammed full of 3,000 years of interesting bookish facts, The Secret Library: A Book-Lovers’ Journey Through Curiosities of History, available now from Michael O’Mara Books.

Image: Portrait dated 1585 and thought to be of Christopher Marlowe, via Wikimedia Commons.


Christopher Marlowe

Christopher Marlowe was born on 26 February 1564. His father was a shoemaker, John Marlowe and his mother was Catherine. Marlowe was born in the busy city of Canterbury. At Marlowe’s time Catholicism was the dominant religion in England. Canterbury was also the city of cultural representations. Marlowe’s early education included reading and writing. He was interested in studying Latin and Greek. At Marlowe’s time it was essential for an educated person to learn different classical languages and to have knowledge about the classical texts which were written in Greek and Latin.

At fourteen, Marlowe was admitted at the prestigious King’s School. The school followed the pattern of Christian worship which was prescribed by the Church of England. There he was also taught a big collection of poetry at the King’s School. Marlowe was greatly interested in poetry especially in the Latin poetry of Ovid and Virgil. He also read the Latin translation of the great poet Lucan and Odyssey by Homer. Marlowe wrote his play Dido Queen of Carthage which was published in 1594 while he was at English Catholic College in Rheims. He graduated in 1587 and went to London and started writing plays. He wrote many great plays like Tamburlaine the Great which was performed in 1587, Edward II which was printed in 1592 and The Tragic History of Dr. Faustus.

In 1587, Marlowe arrested in a case of murder that he involved in a night where a man found dead. In 1592, he was arrested in the case of counterfeiting in Netherlands (Holland). He also took to court twice in the same year for assault. Later on he was accused again and again being as an atheist and traitor. At last he was taken to death a person stabbed him in his eye on May 30, 1593.

Christopher Marlowe wrote his play Dr. Faustus in Renaissance language. It was a kind of challenge to the high school’s and college’s students. Of course, it is the famous play of that age. Faustus, a German scholar as a renaissance man dissatisfies in all fields of knowledge. He rejects all the books as useless. He shows all these things in the first monologue of the first scene “Philosophy is odious and obscure. Both law and physics are for pretty wits Divinity is the basest of three, Unpleasant, harsh, contemptible and vile ‘Tis magic, magic that hath ravished me. ’ He remains with one thing that is to play with the power of black art, Necromancy. His two friends Valdes and Cornelius help him to summon Lucifer, the devil. When he spells something from the book of magic, the minister of Lucifer, Mephistopheles appears to serve him. He makes an agreement with Lucifer through Mephistopheles and sells his soul for twenty four years to the devil. In this duration he would be free to enjoy the great power of magic.

⚠️ Remember: This essay was written and uploaded by an average student. It does not reflect the quality of papers completed by our expert essay writers. To get a custom and plagiarism-free essay click here.


Ver el vídeo: Christopher Marlowe