¿Se difundió el Islam por la espada durante la conquista musulmana?

¿Se difundió el Islam por la espada durante la conquista musulmana?

La concepción común es que el Islam se estaba extendiendo por la espada.

No importa cómo se mire, Mahoma no solo era un líder religioso, sino un líder militar que libraba la guerra contra sus enemigos tan pronto como tenía los medios. Siguiendo su ejemplo, los musulmanes se forjaron rápidamente un enorme imperio. Y lo que puso fin a la expansión musulmana no fue un cambio de opinión o doctrina, sino el poder militar europeo.

Además, la doctrina tradicional de la yihad permanece viva hasta el día de hoy.

Esto significa que los cristianos no deben aceptar la afirmación generalizada de que el Islam es una religión de paz. Hay demasiadas pruebas contrarias.

Sin embargo, los defensores del Islam dicen (por supuesto) que esto no es cierto:

Además, si se considera el pequeño número de musulmanes que inicialmente difundieron el Islam desde España y Marruecos en Occidente a India y China en Oriente, uno se daría cuenta de que eran demasiado pocos para obligar a las personas a ser miembros de una religión en contra de su voluntad. . Además, el gran imperio y la civilización establecidos por los musulmanes tenían un gran poder de permanencia: sus ciudadanos estaban orgullosos de ser parte de él. La expansión del Islam contrasta con las acciones de los seguidores del cristianismo, quienes desde la época del emperador Constantino han hecho un uso liberal de la espada, a menudo basando su conducta en versículos bíblicos. Esto fue especialmente cierto en la colonización de América del Sur y África, donde los pueblos nativos fueron sistemáticamente eliminados o forzados a convertirse. También es interesante notar que cuando los mongoles invadieron y conquistaron grandes porciones del Imperio Islámico, en lugar de destruir la religión, la adoptaron. Este es un hecho único en la historia: ¡los conquistadores adoptaron la religión de los conquistados! Dado que fueron los vencedores, ¡ciertamente no podrían haber sido obligados a convertirse en musulmanes! Pregúntele a cualquiera de los más de 1.800 millones de musulmanes que viven hoy en el mundo si fueron forzados. El país musulmán más grande del mundo hoy en día es Indonesia, ¡y nunca hubo batallas allí! Entonces, ¿dónde estaba la espada? ¿Cómo podría alguien verse obligado a adherirse a una religión espiritualmente gratificante y exigente como el Islam?

Entonces, ¿cuál es la verdad durante la época de la conquista musulmana? ¿Se difundió el Islam por la espada?


No responderé a la pregunta de si el Islam se extendió por la espada o no del todo, ya que creo que un sí o un no claro -como me parece- es un poco difícil de probar. En cambio, me centraré en si las reglas del Islam podrían haberse utilizado para obligar a los no musulmanes a convertirse en musulmanes.

La teología islámica incluye una jurisprudencia especial para los no musulmanes que viven dentro de un territorio musulmán. Los musulmanes llaman a esos no musulmanes ذمي o ahl-a-Dhimma أهل الذمة de Dhimmi. (El artículo de Wikipedia vinculado dice mucho más de lo que explicaré aquí).

Según esto, un Dhimmi es un ciudadano de un Estado Islámico que está protegido por el Estado. Esos Dhimmi podrían incluso tener su propia corte.

El estado de Dhimmi se aplicó originalmente a judíos, cristianos y sabianos. Más tarde, se amplió para cubrir la mayoría de las otras religiones no musulmanas.

En algunos casos, esos Dhimmi han estado viviendo separados de los musulmanes, o se les pidió que usaran ropa especial para distinguirlos de los musulmanes. (También fue el caso de las esclavas AFAIK; por ejemplo, a las esclavas no se les permitió cubrirse la cabeza, como era habitual para las mujeres musulmanas libres). Por ejemplo, en Marruecos, cuando escuchas un distrito llamado "Mellah", puedes Llegue a la conclusión segura de que fue un antiguo distrito donde solo vivían judíos.

Dhimmi's solía firmar un contrato que fijaría las reglas de su protección por parte de las autoridades musulmanas y para ello tendrían que pagar impuestos especiales. ¡Un beneficio sería que nunca tendrían que luchar por el Estado musulmán en caso de guerra!

Sin embargo, las autoridades locales (gobernadores, soberanos, líderes) podrían haber oprimido a sus ciudadanos no musulmanes utilizando estos impuestos y de esta manera obligarlos a elegir entre:

  • Saliendo del país / región
  • Pagando los impuestos y quedando como Dhimmi
  • Convertirse en musulmanes (y no tener que pagar impuestos especiales)

Como puede encontrar en el artículo vinculado, el Corán no lo admite completamente. Como evidencia adicional, podría agregar este versículo, que fue citado por el erudito contemporáneo Yusuf al-Qaradawi cuando trató de explicar que el nombre Dhimmi no está actualizado, y que los musulmanes deben cancelarlo y reemplazarlo llamándolos ciudadanos y no hacer diferencias entre ciudadanos musulmanes y ciudadanos no musulmanes (según el artículo de wikipedia árabe).


La verdad sobre las cruzadas islámicas y el imperialismo

Los hechos históricos dicen que el Islam ha sido imperialista y que, aunque sólo sea por razones religiosas, todavía le gustaría serlo. A muchos clérigos, eruditos y activistas musulmanes, por ejemplo, les gustaría imponer la ley islámica en todo el mundo. Los hechos históricos dicen que el Islam, incluido Mahoma, lanzó sus propias Cruzadas contra el cristianismo mucho antes de las Cruzadas europeas.

Hoy en día, los polemistas y misioneros musulmanes, que creen que el Islam es la mejor religión del mundo, afirman que Occidente ha robado tierras islámicas y que Occidente (solo) es imperialista. países islámicos subdesarrollados: 'Ustedes robaron nuestras tierras' y luego sostuvo su dedo en la tecla de exclamación para producir una larga serie de ellos.

Así, el imperialismo, una palabra que ha alcanzado niveles metafísicos y que se supone que detiene todos los debates y responde a todas las preguntas, explica por qué los países islámicos no han seguido el ritmo de Occidente. El emisor de correo electrónico no miró hacia adentro, como si su propia cultura y religión pudieran jugar un papel. En cambio, siempre es culpa de Occidente.

Los occidentales y los académicos mdasheven y mdasaceptan la noción de que sólo Occidente era agresivo. Parece que el Islam es siempre inocente y pasivo. Es difícil descubrir la fuente de este desprecio occidental por sí mismo y mdash. Sin embargo, es una patología que parece afectar más a los occidentales que a otras personas en todo el mundo. Esta patología anti & mdashWest se manifiesta en el odio de los occidentales por las Cruzadas europeas en la Edad Media.

Hay que admitir que hay mucho que disgustar de las Cruzadas europeas. Si se contrastan con la misión y el ministerio de Jesús y las primeras generaciones de cristianos, entonces las Cruzadas no lucen tan bien. Pero, ¿lanzaron los europeos la primera Cruzada de una manera insensata, sanguinaria e irracional, o hubo razones más urgentes? ¿Fueron ellos los únicos militantes?

El propósito de este artículo no es justificar o defender las Cruzadas europeas, sino explicarlas, en parte, aunque la erudición puede ser de gran ayuda para defenderlas y justificarlas.

En este artículo, la palabra 'cruzada' (derivada de la palabra latina para 'cruz') en un contexto islámico significa guerra santa o jihad. Se utiliza como contrapeso a la acusación musulmana de que solo los europeos lanzaron cruzadas. Los musulmanes parecen olvidar que tenían el suyo, durante varios siglos antes de que los europeos lanzaran el suyo como defensa contra la expansión islámica.

Emplearemos una línea de tiempo parcial que abarca hasta la primera respuesta europea al imperialismo islámico, cuando el Papa Urbano II lanzó su propia Cruzada en 1095. La línea de tiempo se mantiene principalmente dentro de los parámetros del Gran Medio Oriente. Los datos en negrita son de especial interés para revelar las primeras atrocidades islámicas, su creencia en el heroísmo en la guerra o la política actual.

Las Cruzadas Islámicas tuvieron mucho éxito. Los imperios bizantino y persa se habían desgastado con la lucha, por lo que existía un vacío de poder. En este vacío irrumpió el Islam.

Después de la línea de tiempo, se plantean dos preguntas, que se responden extensamente

630 Dos años antes de la muerte de Mahoma debido a una fiebre, lanza las Cruzadas Tabuk, en las que dirigió a 30.000 yihadistas contra los cristianos bizantinos. Había escuchado un informe de que se había reunido un gran ejército para atacar Arabia, pero el informe resultó ser un rumor falso. El ejército bizantino nunca se materializó. Se dio la vuelta y se fue a casa, pero no sin antes sacar "acuerdos" de las tribus del norte. Podrían disfrutar del "privilegio" de vivir bajo la "protección" islámica (léase: no ser atacados por el Islam), si pagaran un impuesto (jizya).

Este impuesto prepara el escenario para las políticas de Mahoma y de los califas posteriores. Si la ciudad o región atacada no quería convertirse al Islam, entonces pagaba un impuesto jizya. Si se convertían, pagaban un impuesto zakat. De cualquier manera, el dinero regresó al tesoro islámico en Arabia o al gobernador musulmán local.

632 & mdash634 Bajo el Califato de Abu Bakr, los cruzados musulmanes reconquistan y, a veces, conquistan por primera vez a los politeístas de Arabia. Estos politeístas árabes tuvieron que convertirse al Islam o morir. No tuvieron la opción de permanecer en su fe y pagar impuestos. El Islam no permite la libertad religiosa.

633 Los cruzados musulmanes, liderados por Khalid al & mdash Walid, un comandante militar superior pero sediento de sangre, a quien Mahoma apodó la Espada de Alá por su ferocidad en la batalla (Tabari, 8: 158/1616 & mdash17), conquistan la ciudad de Ullays a lo largo del río Éufrates (en Irak de hoy). Khalid captura y decapita a tantos que un canal cercano, en el que fluía la sangre, se llamó Canal de Sangre (Tabari 11:24 / 2034 & mdash35).

634 En la batalla de Yarmuk en Siria, los cruzados musulmanes derrotan a los bizantinos. Hoy Osama bin Laden se inspira en la derrota, y especialmente en una anécdota sobre Khalid al & mdashWalid. Un musulmán anónimo comenta: "Los romanos son tan numerosos y los musulmanes tan pocos". A esto Khalid replica: '¡Qué pocos son los romanos y cuántos los musulmanes! Los ejércitos se vuelven numerosos solo con la victoria y pocos solo con la derrota, no por el número de hombres. Por Dios, me encantaría. . . si el enemigo fuera el doble '(Tabari, 11:94 / 2095). Osama bin Ladin cita a Khalid y dice que sus combatientes aman la muerte más de lo que nosotros en Occidente amamos la vida. Esta filosofía de la muerte probablemente proviene de un versículo como Sura 2:96. Mahoma evalúa a los judíos: '[Profeta], seguramente los encontrará [los judíos] aferrándose a la vida con más entusiasmo que cualquier otro pueblo, incluso los politeístas' (MAS Abdel Haleem, The Qur'an, Oxford UP, 2004 primera inserción en corchetes es la segunda mina de Haleem).

634 & mdash644 El Califato de Umar ibn al & mdashKhattab, quien es considerado particularmente brutal.

635 cruzados musulmanes asedian y conquistan Damasco

636 cruzados musulmanes derrotan a los bizantinos de forma decisiva en la batalla de Yarmuk.

637 cruzados musulmanes conquistan Irak en la batalla de al & mdashQadisiyyah (algunos lo fechan en 635 o 636)

638 Los cruzados musulmanes conquistan y anexionan Jerusalén, arrebatándola a los bizantinos.

638 & mdash650 Los cruzados musulmanes conquistan Irán, excepto a lo largo del Mar Caspio.

639 & mdash642 Los cruzados musulmanes conquistan Egipto.

641 Los cruzados musulmanes controlan Siria y Palestina.

643 & mdash707 Los cruzados musulmanes conquistan el norte de África.

644 El califa Umar es asesinado por un prisionero de guerra persa Uthman ibn Affan es elegido tercer califa, considerado por muchos musulmanes como más amable que Umar.

644 & mdash650 Los cruzados musulmanes conquistan Chipre, Trípoli en el norte de África y establecen el gobierno islámico en Irán, Afganistán y Sind.

656 Califa Uthman es asesinado por soldados musulmanes descontentos Ali ibn Abi Talib, hijo & mdashin & mdashlaw y primo de Muhammad, quien se casó con la hija del profeta Fatima a través de su primera esposa Khadija, se establece como califa.

656 Batalla del camello, en la que Aisha, la esposa de Muhammad, lidera una rebelión contra Ali por no vengar el asesinato de Uthman. Los partidarios de Ali ganan.

657 Batalla de Siffin entre Ali y el gobernador musulmán de Jerusalén, el arbitraje va contra Ali

661 Asesinato de Ali por un extremista Los partidarios de Ali aclaman a su hijo Hasan como próximo califa, pero llega a un acuerdo con Muawiyyah I y se retira a Medina.

661 & mdash680 el Califato de Muawiyyah I.Funda la dinastía Omeya y traslada la capital de Medina a Damasco.

673 & mdash678 Árabes sitian Constantinopla, capital del Imperio Bizantino

680 Masacre de Hussein (nieto de Muhammad), su familia y sus partidarios en Karbala, Irak.

691 Se completa la Cúpula de la Roca en Jerusalén, solo seis décadas después de la muerte de Mahoma.

705 Abd al & mdashMalik restaura el dominio omeya.

710 & mdash713 Los cruzados musulmanes conquistan la parte baja del valle del Indo.

711 & mdash713 Musli m Los cruzados conquistan España e imponen el reino de Andalus. Este artículo relata cómo los musulmanes de hoy todavía lamentan su expulsión 700 años después. Parece que creen que la tierra les pertenecía en primer lugar.

719 Córdoba, España, se convierte en sede del gobernador árabe

732 Los cruzados musulmanes se detuvieron en la batalla de Poitiers, es decir, los francos (Francia) detuvieron el avance árabe

749 Los abasíes conquistan Kufah y derrocaron a los omeyas

756 Fundación del amirato omeya en Córdoba, España, estableciendo un reino independiente de los abasíes

762 Fundación de Bagdad

785 Fundación de la Gran Mezquita de Córdoba

789 Surgimiento de los emires idrisidas (cruzados musulmanes) en Marruecos Se ejecuta la fundación de Fez Christoforos, un musulmán convertido al cristianismo.

800 dinastía autónoma aglabí (cruzados musulmanes) en Túnez

807 El califa Harun al & mdashRashid ordena la destrucción de las casas de oración no musulmanas y de la iglesia de María Magdalena en Jerusalén

809 aglabíes (cruzados musulmanes) conquistan Cerdeña, Italia

813 cristianos en Palestina son atacados muchos huyen del país

831 cruzados musulmanes capturan las redadas de Palermo, Italia en el sur de Italia

850 Califa al & mdash Matawakkil ordena la destrucción de casas de oración no musulmanas y mdash

855 Revuelta de los cristianos de Hims (Siria)

837 & mdash901 Aglabíes (cruzados musulmanes) conquistan Sicilia, asaltan Córcega, Italia, Francia

869 & mdash883 Revuelta de esclavos negros en Irak

909 El ascenso del califato fatimí en Túnez estos cruzados musulmanes ocupan Sicilia, Cerdeña

928 & mdash969 Renacimiento militar bizantino, retoman territorios antiguos, como Chipre (964) y Tarso (969)

937 El Ikhshid, un gobernante musulmán particularmente severo, escribe al emperador Romanus, alardeando de su control sobre los lugares sagrados.

937 La Iglesia de la Resurrección (conocida como Iglesia del Santo Sepulcro en el Occidente latino) es incendiada por musulmanes más iglesias en Jerusalén son atacadas

960 Conversión de los turcos Qarakhanid al Islam

966 disturbios contra cristianos y antidisturbios en Jerusalén

969 fatimíes (cruzados musulmanes) conquistan Egipto y fundan El Cairo

C. 970 selyúcidas ingresan a los territorios islámicos conquistados desde el este

973 Israel y el sur de Siria son nuevamente conquistados por los fatimíes

1003 Primeras persecuciones por al & mdashHakim la Iglesia de San Marcos en Fustat, Egipto, es destruida

1009 Destrucción de la Iglesia de la Resurrección por al & mdashHakim (ver 937)

1012 Comienzo de los decretos opresivos de al & mdashHakim contra judíos y cristianos

1015 Terremoto en Palestina la cúpula de la Cúpula de la Roca se derrumba

1031 Colapso del califato omeya y establecimiento de 15 dinastías independientes menores en todo el Andalus musulmán

1048 Se completa la reconstrucción de la Iglesia de la Resurrección

1050 Creación del movimiento almorávide (cruzados musulmanes) en Mauritania Los almorávides (también conocidos como Murabitun) son una coalición de seguidores del Islam bereberes del Sahara occidental, que se centran en el Corán, el hadiz y la ley Maliki.

1055 El príncipe selyúcida Tughrul entra en Bagdad, consolidación del sultanato selyúcida

1055 Confiscación de bienes de la Iglesia de la Resurrección

1071 Batalla de Manzikert, los turcos selyúcidas (cruzados musulmanes) derrotan a los bizantinos y ocupan gran parte de Anatolia.

1071 Turcos (cruzados musulmanes) invaden Palestina

1073 Conquista de Jerusalén por los turcos (cruzados musulmanes)

1075 Los selyúcidas (cruzados musulmanes) capturan Nicea (Iznik) y la convierten en su capital en Anatolia.

1076 Los almorávides (cruzados musulmanes) (véase 1050) conquistan el oeste de Ghana

1085 Toledo es reconquistada por ejércitos cristianos

1086 Almorávides (cruzados musulmanes) (ver 1050) envían ayuda a Andalus, Batalla de Zallaca

1090 & mdash1091 Los almorávides (cruzados musulmanes) ocupan todo Andalus excepto Zaragoza y las Islas Baleares

1094 El emperador bizantino Alexius Comnenus I pide ayuda a la cristiandad occidental contra las invasiones selyúcidas de su territorio. Los selyúcidas son una familia turca musulmana de orígenes orientales ver 970

1095 El Papa Urbano II predica la primera Cruzada capturan Jerusalén en 1099

Así que es solo después de todas las agresivas invasiones islámicas que la cristiandad occidental lanza sus primeras Cruzadas.

Se podría argumentar que a veces los líderes bizantinos y de Europa occidental no se comportaron de manera ejemplar, por lo que se podría desarrollar una línea de tiempo sobre ese tema. Y a veces los musulmanes se comportaron de manera ejemplar. Ambos son verdaderos. Sin embargo, el objetivo de esta línea de tiempo es equilibrar la imagen con mayor claridad. Mucha gente considera al Islam como una víctima inocente ya los bizantinos y europeos como matones. Este no fue siempre el caso.

Además, deberíamos dar un paso atrás y mirar el panorama general. Si el Islam se hubiera quedado en Arabia y no hubiera librado guerras de conquista, entonces no habría estallado ningún problema. Pero la verdad es esta: el Islam se movió agresivamente durante los Califatos de Abu Bakr y Umar en el siglo VII, y otros califas continuaron mucho más allá de eso, solo entonces reaccionaron los europeos occidentales (ver 1094).

Cabe señalar que la expansión islámica continúa hasta bien entrado el siglo XVII. Por ejemplo, los musulmanes cruzados conquistan Constantinopla en 1453 y sitiaron Viena por segunda vez sin éxito en 1683 (antes en 1529). En los siglos XVII y XVIII, las Cruzadas Islámicas retrocedieron debido a la resistencia occidental. Desde entonces hasta el presente, la civilización islámica no ha avanzado mucho.

Se plantean dos preguntas y luego se responden extensamente.

Además de seguir a Mahoma, ¿por qué más los musulmanes lanzaron sus Cruzadas fuera de Arabia en primer lugar?

Es natural preguntarse por qué el Islam lanzó sus propias Cruzadas mucho antes que la cristiandad.

En las complicadas Cruzadas musulmanas que duraron varios siglos antes de las Cruzadas europeas, es difícil llegar a una gran teoría única sobre lo que lanzó estas Cruzadas. Debido a esta dificultad, permitimos que tres eruditos y dos testigos presenciales analizaran los motivos de las primeras Cruzadas Islámicas.

1. Conquista religiosa mundial

Polemistas musulmanes como Sayyid Qutb afirman que la misión del Islam es corregir las injusticias del mundo. Lo que tiene en mente es que si el Islam no controla una sociedad, entonces la injusticia la domina ipso facto. Pero si el Islam lo domina, entonces la justicia lo gobierna (In the Shade of the Qur'an, vol. 7, pp. 8 & mdash15). El Islam es expansionista y debe conquistar el mundo entero para expresar la perfecta voluntad de Alá en este planeta, eso creen Qutb y otros musulmanes.

2. ¿Energías 'rebeldes' en Arabia?

Karen Armstrong, una ex monja y bien hablada, prolífica autora y apologista del Islam, no alcanza una justificación satisfactoria para las Cruzadas Musulmanas:

Una vez que [Abu Bakr] aplastó la rebelión [contra el gobierno islámico dentro de Arabia], Abu Bakr bien pudo haber decidido aliviar las tensiones internas empleando las energías rebeldes dentro de la ummah [comunidad musulmana] contra enemigos externos. En cualquier caso, en 633 ejércitos musulmanes comenzaron una nueva serie de campañas en Persia, Siria e Irak. (Jerusalén: One City, Three Faiths, Nueva York: Ballantine, 1997, p. 226).

Armstrong también señala que los "enemigos externos" del Islam en Arabia en el año 633 son los persas y los bizantinos, pero están demasiado agotados después de años de lucha entre ellos como para representar una seria amenaza para el Islam. Por lo tanto, entró en un 'vacío de poder', sin provocación (Armstrong p. 227). Simplemente no sabe con certeza por qué los musulmanes marcharon hacia el norte desde Arabia.

3. Religión, economía y control político

Fred M. Donner, decano de historiadores especializados en las primeras conquistas islámicas, cita tres grandes factores de las Cruzadas islámicas. Primero, el mensaje ideológico del Islam mismo hizo que la élite gobernante musulmana simplemente siguiera a Mahoma y sus conquistas. El Islam tenía la misión divinamente ordenada de conquistar en el nombre de Alá. (The Early Islamic Conquests, Princeton UP, 1981, p. 270). El segundo factor es económico. La élite gobernante "quería expandir las fronteras políticas del nuevo estado a fin de asegurar aún más plenamente que antes el comercio árabe trans & mdash que habían ejercido durante un siglo o más" (p. 270). El factor final es el control político. Los gobernantes querían mantener su primer lugar en la nueva jerarquía política haciendo que las tribus árabes agresivas migraran a territorios recién conquistados (p. 271).

Por lo tanto, estas razones no tienen nada que ver con guerras de autodefensa. El Islam primitivo era simplemente agresivo sin la provocación suficiente de los imperios bizantino y persa circundantes.

4. Pura emoción de conquista y martirio

Khalid al & mdash Walid (m. 642), un comandante sanguinario pero superior de los ejércitos musulmanes en ese momento, también responde a la pregunta de por qué los musulmanes salieron de Arabia, en sus términos de rendición establecidos al gobernador de al & mdash Hirah, una ciudad. a lo largo del río Éufrates en Irak. Es enviado para llamar a la gente al Islam o pagar un impuesto de 'protección' por el 'privilegio' de vivir bajo el dominio islámico (léase: no ser atacado nuevamente) como dhimmis o ciudadanos de segunda y mdash. Dice Khalid:

Te llamo a Dios y al Islam. Si respondes al llamado, eres musulmán: obtienes los beneficios que ellos disfrutan y asumes las responsabilidades que tienen. Si se niega, entonces [debe pagar] la jizyah. Si rechazas la jizyah, traeré contra ti tribus de personas que están más ansiosas por la muerte que tú por la vida. Lucharemos contigo hasta que Dios decida entre nosotros y tú '. (Tabari, The Challenge to the Empires, traducción de Khalid Yahya Blankinship, NY: SUNYP, 1993, vol. 11, p. 4, página árabe de 2017)

Por lo tanto, según Khalid, la religión es el motivo principal del Islam primitivo (aunque no el único) para conquistar a la gente.

En un breve sermón, Abu Bakr dice:

. . . De hecho, la recompensa en el libro de Dios por la yihad en el camino de Dios es algo por lo que un musulmán debería amar ser señalado, por lo que Dios salvó [a las personas] de la humillación y por lo que ha otorgado nobleza en este mundo y en el próximo. (Tabari 11:80 / 2083 y mdash84)

Por lo tanto, el Califa repite el intercambio del Corán de esta vida por la siguiente, en un trato económico y en el contexto de la yihad (cf. Suras 4:74 9: 111 y 61: 10 & mdash13). Esta oferta de martirio, de acuerdo con el primer factor de Donner, la motivación religiosa, es suficiente para que los jóvenes musulmanes se inscriban y emprendan sus Cruzadas fuera de Arabia en el siglo VII.

Jalid también dice que si algunos no se convierten o no pagan el impuesto, entonces deben luchar contra un ejército que ama la muerte como otras personas aman la vida (ver 634).

5. Mejora de la vida en Arabia

Pero la mejora material de la vida debe incluirse en esta llamada que no es santa. Cuando Jalid percibió que sus cruzados musulmanes deseaban regresar a Arabia, señaló cuán deliciosa era la tierra de los persas:

'¿No consideras [tu] comida como un barranco polvoriento? Por Dios, si la lucha por el amor de Dios y el llamado [pueblo] a Dios no fuera de nosotros, y no hubiera consideración más que nuestro sustento, la sabia opinión [todavía] habría sido golpear este campo hasta que lo poseamos ”. . . . (Tabari 11:20 / 2031)

Khalid era de La Meca. En el momento de este discurso "motivacional", el Imperio de Persia incluía a Irak, y aquí es donde Khalid está en guerra. Además de su objetivo religioso de islamizar a sus habitantes mediante la guerra, el objetivo de Khalid es "poseer" la tierra.

Como el Papa Urbano II en 1095 exhortando a los cruzados medievales a la guerra contra los 'infieles' musulmanes por primera vez, en respuesta a la agresión musulmana que había estado ocurriendo durante siglos, Abu Bakr da su propio discurso en 634, exhortando a los musulmanes a la guerra contra los "infieles", aunque no es tan largo y aburrido como el Papa.

Los polemistas musulmanes creen que el Islam se extendió militarmente por un milagro de Alá. Sin embargo, estas cinco razones terrestres y ligadas explican las cosas con mayor claridad.

¿Fueron las cruzadas islámicas las conversiones por la espada?

Los hechos históricos demuestran que la mayoría de las ciudades y regiones conquistadas aceptaron la última de las tres opciones que fueron impuestas por los posteriores cruzados musulmanes: (1) luchar y morir, (2) convertirse y pagar el impuesto zakat (3) mantener su fe bíblica y pagar el impuesto jizya. La mayoría prefirió permanecer en su propia religión.

Sin embargo, la gente finalmente se convirtió. Después de todo, las tierras islámicas se llaman así por una razón y por muchas razones. ¿Por qué? Cuatro polemistas musulmanes encubrieron las razones por las que la gente se convirtió, por lo que su erudición es sospechosa.

Primero, Malise Ruthven y Azim Nanji usan el Corán para explicar hechos históricos posteriores:

'El Islam se expandió por la conquista y la conversión. Aunque a veces se dijo que la fe del Islam se extendió por la espada, los dos no son lo mismo. El Corán afirma inequívocamente: "No hay coacción en la religión" (Sura 2: 256). (Atlas histórico del Islam, Cambridge, Mass: Harvard, 2004, 30).

Según ellos, el Corán dice que no debe haber coacción, por lo que los hechos históricos se ajustan a un texto sagrado. Este inestable razonamiento se analiza a continuación.

A continuación, David Dakake también hace referencia a Sura 2: 256 y define la compulsión de manera muy estricta. La Jihad ha sido tergiversada en el sentido de que obliga a judíos, cristianos y otros pueblos de Oriente Medio, Asia y África a convertirse al Islam "bajo pena de muerte". ('El mito del Islam militante', Islam, fundamentalismo y la traición de la tradición, ed. J.E.B. Lumbard, Bloomington: World Wisdom, 2004, p. 13). Esta es una definición demasiado estrecha de compulsión, como veremos más adelante.

Finalmente, Qutb, también citando Sura 2: 256, es aún más categórico:

"Nunca en su historia el Islam obligó a un solo ser humano a cambiar su fe" (In the Shade of the Qur'an, vol. 8, p. 307).

Esto es absurdo a primera vista, y solo demuestra la tendencia a la erudición islámica, que debe ser cuestionada en todo momento aquí en Occidente. Para obtener más información y una lógica completa, consulte este artículo.

La historia no siempre sigue las Escrituras porque la gente no lo hace. ¿Hizo la gran mayoría de los pueblos conquistados distinciones tan sutiles, incluso si se concediera una amnistía general a la Gente del Libro? Tal vez algunos fanáticos lo hicieron, pero ¿la mayoría? La mayoría de la gente en ese momento no sabía leer o apenas podía leer, así que cuando vieron un ejército musulmán fuera de sus puertas, ¿por qué no se convertirían, incluso si esperaban? Para crédito de Ruthven y Nanji, se les ocurren otras razones para convertirse además de la espada, como la fatiga de la gente con las disputas en la iglesia, algunas similitudes doctrinales, la simplicidad del proceso de conversión, el deseo de ingresar a las filas de la nueva élite gobernante y pronto. Pero usar el Corán para interpretar hechos posteriores pinta la historia del Islam en un rincón de un estándar irrealmente alto.

Esta conexión equivocada entre las Escrituras y los hechos históricos posteriores no se sostiene. Las revelaciones o los ideales no deben pasar por alto hechos históricos posteriores, como si todos los seguidores obedecieran perfectamente sus Escrituras.

Para su crédito, Ibn Khaldun (1332 & mdash1406), estadista, jurista, historiador y erudito de la Edad Media tardía, tiene suficiente integridad y franqueza para equilibrar a estos cuatro apologistas musulmanes, escribiendo una historia que todavía hoy es admirada por los historiadores. Afirma lo obvio:

En la comunidad musulmana, la guerra santa es un deber religioso, debido al universalismo de la misión musulmana y (la obligación de) convertir a todos al Islam, ya sea por persuasión o por la fuerza. (The Muqaddimah: an Introduction to History (abreviado), trad. Franz Rosenthal, Princeton UP, 1967, p.183)

Cuando los cruzados islámicos salen a conquistar, portando un estandarte islámico inscrito en árabe de la gloria y la verdad de su profeta, Ibn Jaldún no negará que la misión del ejército, además de las razones materiales de la conquista, es convertir a los habitantes. El Islam es una religión "universalizadora", y si sus conversos entran en su redil, ya sea por persuasión o por la fuerza, entonces esa es la naturaleza del Islam.

Además, Ibn Jaldún explica por qué una dinastía rara vez se establece firmemente en tierras de muchas tribus y grupos diferentes. Pero se puede hacer después de mucho tiempo y empleando las siguientes tácticas, como se ve en el Magreb (África septentrional y occidental) desde el comienzo del Islam hasta la época de Ibn Jaldún:

La primera victoria (musulmana) sobre ellos y los cristianos europeos (en el Magreb) no sirvió de nada. Continuaron rebelándose y apostatando una y otra vez. Los musulmanes masacraron a muchos de ellos. Después de que la religión musulmana se estableció entre ellos, continuaron rebelándose y separándose, y adoptaron opiniones religiosas disidentes muchas veces. Permanecieron desobedientes e ingobernables. . . . Por lo tanto, los árabes han tardado mucho en establecer su dinastía en el. . . Magreb. (pág.131)

Aunque los cruzados europeos pueden haber sido sinceros, se desviaron de los orígenes del cristianismo cuando cortaron, quemaron y forzaron conversiones. Jesús nunca usó la violencia ni llamó a sus discípulos a usarla. Dado este hecho histórico, es natural que el Nuevo Testamento nunca apoye la violencia para difundir la palabra del Dios verdadero. La realidad textual coincide con la realidad histórica en la época de Jesús.

En contraste, los musulmanes que cortaron, quemaron y forzaron conversiones no se desviaron de los orígenes del Islam, sino que lo siguieron de cerca. Es un hecho histórico simple y desagradable que en los diez años que Muhammad vivió en Medina (622 y mdash632), envió o salió en setenta y cuatro incursiones, expediciones o guerras a gran escala, que van desde pequeños escuadrones de asesinos hasta la Cruzada de Tabuk. , descrito anteriormente (ver 630). A veces, las expediciones no resultaron en violencia, pero un ejército musulmán siempre acechaba en el fondo. Mahoma podía exigir una terrible venganza sobre un individuo o tribu que lo cruzara por partida doble. Estos diez años no conocieron largos períodos de paz.

Es natural que el Corán esté lleno de referencias a jihad y qital, la última palabra que significa solo pelear, matar, guerrear y masacrar. La realidad textual coincide con la realidad histórica en la época de Mahoma. Y después.

Pero esto significa que la Iglesia tuvo que defenderse o ser devorada por una religión agresiva a lo largo de los siglos. Por lo tanto, la Iglesia no salió a conquistar de una manera insensata, sanguinaria e irracional, aunque las Cruzadas cristianas estaban lejos de ser perfectas.

El Islam fue el agresor en sus propias Cruzadas, mucho antes de que los europeos respondieran con las suyas.

Puede comunicarse con James Arlandson en [email protected]

Consulte este artículo de dos partes (aquí y aquí) para conocer las reglas de la guerra islámica. Con demasiada frecuencia, no siguen la simple justicia, sino que fueron bárbaras y crueles, como permitir el sexo con prisioneras de guerra recién capturadas.

Este artículo entra en más detalles sobre los motivos de la expansión islámica y una comparación con el cristianismo. La segunda sección principal analiza el débil reclamo islámico sobre Jerusalén.

Este libro de Andrew Bostom es el antídoto contra la falsa creencia de que la vida bajo el Islam fue siempre un lecho de rosas. Bostom proporciona muchos documentos fuente, a veces traducidos por primera vez. Aquí hay algunas muestras en línea. Este artículo de dos partes (aquí y aquí) relata las atrocidades musulmanas en Palestina. Este artículo de dos partes (aquí y aquí) demuestra que la jihad produjo las Cruzadas europeas.

Gil, Moshe. Una historia de Palestina: 634 & mdash1099. Cambridge UP, 1983, 1997.

Nicolle, David. Los ejércitos del Islam. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 1982.

& mdash & mdash & mdash. Saladino y los sarracenos. Hombres y brazos mdashat. Águila pescadora, 1986.

& mdash & mdash & mdash. Ejércitos de las Conquistas Musulmanas. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 1993.

& mdash & mdash & mdash. Los moros, el Occidente islámico. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 2001.

Los hechos históricos dicen que el Islam ha sido imperialista y que, aunque sólo sea por razones religiosas, todavía le gustaría serlo. A muchos clérigos, eruditos y activistas musulmanes, por ejemplo, les gustaría imponer la ley islámica en todo el mundo. Los hechos históricos dicen que el Islam, incluido Mahoma, lanzó sus propias Cruzadas contra el cristianismo mucho antes de las Cruzadas europeas.

Hoy en día, los polemistas y misioneros musulmanes, que creen que el Islam es la mejor religión del mundo, afirman que Occidente ha robado tierras islámicas y que Occidente (solo) es imperialista. países islámicos subdesarrollados: 'Ustedes robaron nuestras tierras' y luego sostuvo su dedo en la tecla de exclamación para producir una larga serie de ellos.

Así, el imperialismo, una palabra que ha alcanzado niveles metafísicos y que se supone que detiene todos los debates y responde a todas las preguntas, explica por qué los países islámicos no han seguido el ritmo de Occidente. El emisor de correo electrónico no miró hacia adentro, como si su propia cultura y religión pudieran jugar un papel. En cambio, siempre es culpa de Occidente.

Los occidentales y los académicos mdasheven y mdasaceptan la noción de que sólo Occidente era agresivo. Parece que el Islam es siempre inocente y pasivo. Es difícil descubrir la fuente de este desprecio occidental por sí mismo y mdash. Sin embargo, es una patología que parece afectar más a los occidentales que a otras personas en todo el mundo. Esta patología anti & mdashWest se manifiesta en el odio de los occidentales por las Cruzadas europeas en la Edad Media.

Hay que admitir que hay mucho que disgustar de las Cruzadas europeas. Si se contrastan con la misión y el ministerio de Jesús y las primeras generaciones de cristianos, entonces las Cruzadas no lucen tan bien. Pero, ¿lanzaron los europeos la primera Cruzada de una manera insensata, sanguinaria e irracional, o hubo razones más urgentes? ¿Fueron ellos los únicos militantes?

El propósito de este artículo no es justificar o defender las Cruzadas europeas, sino explicarlas, en parte, aunque la erudición puede ser de gran ayuda para defenderlas y justificarlas.

En este artículo, la palabra 'cruzada' (derivada de la palabra latina para 'cruz') en un contexto islámico significa guerra santa o jihad. Se utiliza como contrapeso a la acusación musulmana de que solo los europeos lanzaron cruzadas. Los musulmanes parecen olvidar que tenían el suyo, durante varios siglos antes de que los europeos lanzaran el suyo como defensa contra la expansión islámica.

Emplearemos una línea de tiempo parcial que abarca hasta la primera respuesta europea al imperialismo islámico, cuando el Papa Urbano II lanzó su propia Cruzada en 1095. La línea de tiempo se mantiene principalmente dentro de los parámetros del Gran Medio Oriente. Los datos en negrita son de especial interés para revelar las primeras atrocidades islámicas, su creencia en el heroísmo en la guerra o la política actual.

Las Cruzadas Islámicas tuvieron mucho éxito. Los imperios bizantino y persa se habían desgastado con la lucha, por lo que existía un vacío de poder. En este vacío irrumpió el Islam.

Después de la línea de tiempo, se plantean dos preguntas, que se responden extensamente

630 Dos años antes de la muerte de Mahoma debido a una fiebre, lanza las Cruzadas Tabuk, en las que dirigió a 30.000 yihadistas contra los cristianos bizantinos. Había escuchado un informe de que se había reunido un gran ejército para atacar Arabia, pero el informe resultó ser un rumor falso. El ejército bizantino nunca se materializó. Se dio la vuelta y se fue a casa, pero no sin antes sacar "acuerdos" de las tribus del norte. Podrían disfrutar del "privilegio" de vivir bajo la "protección" islámica (léase: no ser atacados por el Islam), si pagaran un impuesto (jizya).

Este impuesto prepara el escenario para las políticas de Mahoma y de los califas posteriores. Si la ciudad o región atacada no quería convertirse al Islam, entonces pagaba un impuesto jizya. Si se convertían, pagaban un impuesto zakat. De cualquier manera, el dinero regresó al tesoro islámico en Arabia o al gobernador musulmán local.

632 & mdash634 Bajo el Califato de Abu Bakr, los cruzados musulmanes reconquistan y, a veces, conquistan por primera vez a los politeístas de Arabia. Estos politeístas árabes tuvieron que convertirse al Islam o morir. No tuvieron la opción de permanecer en su fe y pagar impuestos. El Islam no permite la libertad religiosa.

633 Los cruzados musulmanes, liderados por Khalid al & mdash Walid, un comandante militar superior pero sediento de sangre, a quien Mahoma apodó la Espada de Alá por su ferocidad en la batalla (Tabari, 8: 158/1616 & mdash17), conquistan la ciudad de Ullays a lo largo del río Éufrates (en Irak de hoy). Khalid captura y decapita a tantos que un canal cercano, en el que fluía la sangre, se llamó Canal de Sangre (Tabari 11:24 / 2034 & mdash35).

634 En la batalla de Yarmuk en Siria, los cruzados musulmanes derrotan a los bizantinos. Hoy Osama bin Laden se inspira en la derrota, y especialmente en una anécdota sobre Khalid al & mdashWalid. Un musulmán anónimo comenta: "Los romanos son tan numerosos y los musulmanes tan pocos". A esto Khalid replica: '¡Qué pocos son los romanos y cuántos los musulmanes! Los ejércitos se vuelven numerosos solo con la victoria y pocos solo con la derrota, no por el número de hombres. Por Dios, me encantaría. . . si el enemigo fuera el doble '(Tabari, 11:94 / 2095). Osama bin Ladin cita a Khalid y dice que sus combatientes aman la muerte más de lo que nosotros en Occidente amamos la vida. Esta filosofía de la muerte probablemente proviene de un versículo como Sura 2:96. Mahoma evalúa a los judíos: '[Profeta], seguramente los encontrará [los judíos] aferrándose a la vida con más entusiasmo que cualquier otro pueblo, incluso los politeístas' (MAS Abdel Haleem, The Qur'an, Oxford UP, 2004 primera inserción en corchetes es la segunda mina de Haleem).

634 & mdash644 El Califato de Umar ibn al & mdashKhattab, quien es considerado particularmente brutal.

635 cruzados musulmanes asedian y conquistan Damasco

636 cruzados musulmanes derrotan a los bizantinos de forma decisiva en la batalla de Yarmuk.

637 cruzados musulmanes conquistan Irak en la batalla de al & mdashQadisiyyah (algunos lo fechan en 635 o 636)

638 Los cruzados musulmanes conquistan y anexionan Jerusalén, arrebatándola a los bizantinos.

638 & mdash650 Los cruzados musulmanes conquistan Irán, excepto a lo largo del Mar Caspio.

639 & mdash642 Los cruzados musulmanes conquistan Egipto.

641 Los cruzados musulmanes controlan Siria y Palestina.

643 & mdash707 Los cruzados musulmanes conquistan el norte de África.

644 El califa Umar es asesinado por un prisionero de guerra persa Uthman ibn Affan es elegido tercer califa, considerado por muchos musulmanes como más amable que Umar.

644 & mdash650 Los cruzados musulmanes conquistan Chipre, Trípoli en el norte de África y establecen el gobierno islámico en Irán, Afganistán y Sind.

656 Califa Uthman es asesinado por soldados musulmanes descontentos Ali ibn Abi Talib, hijo & mdashin & mdashlaw y primo de Muhammad, quien se casó con la hija del profeta Fatima a través de su primera esposa Khadija, se establece como califa.

656 Batalla del camello, en la que Aisha, la esposa de Muhammad, lidera una rebelión contra Ali por no vengar el asesinato de Uthman. Los partidarios de Ali ganan.

657 Batalla de Siffin entre Ali y el gobernador musulmán de Jerusalén, el arbitraje va contra Ali

661 Asesinato de Ali por un extremista Los partidarios de Ali aclaman a su hijo Hasan como próximo califa, pero llega a un acuerdo con Muawiyyah I y se retira a Medina.

661 & mdash680 el Califato de Muawiyyah I.Funda la dinastía Omeya y traslada la capital de Medina a Damasco.

673 & mdash678 Árabes sitian Constantinopla, capital del Imperio Bizantino

680 Masacre de Hussein (nieto de Muhammad), su familia y sus partidarios en Karbala, Irak.

691 Se completa la Cúpula de la Roca en Jerusalén, solo seis décadas después de la muerte de Mahoma.

705 Abd al & mdashMalik restaura el dominio omeya.

710 & mdash713 Los cruzados musulmanes conquistan la parte baja del valle del Indo.

711 & mdash713 Musli m Los cruzados conquistan España e imponen el reino de Andalus. Este artículo relata cómo los musulmanes de hoy todavía lamentan su expulsión 700 años después. Parece que creen que la tierra les pertenecía en primer lugar.

719 Córdoba, España, se convierte en sede del gobernador árabe

732 Los cruzados musulmanes se detuvieron en la batalla de Poitiers, es decir, los francos (Francia) detuvieron el avance árabe

749 Los abasíes conquistan Kufah y derrocaron a los omeyas

756 Fundación del amirato omeya en Córdoba, España, estableciendo un reino independiente de los abasíes

762 Fundación de Bagdad

785 Fundación de la Gran Mezquita de Córdoba

789 Surgimiento de los emires idrisidas (cruzados musulmanes) en Marruecos Se ejecuta la fundación de Fez Christoforos, un musulmán convertido al cristianismo.

800 dinastía autónoma aglabí (cruzados musulmanes) en Túnez

807 El califa Harun al & mdashRashid ordena la destrucción de las casas de oración no musulmanas y de la iglesia de María Magdalena en Jerusalén

809 aglabíes (cruzados musulmanes) conquistan Cerdeña, Italia

813 cristianos en Palestina son atacados muchos huyen del país

831 cruzados musulmanes capturan las redadas de Palermo, Italia en el sur de Italia

850 Califa al & mdash Matawakkil ordena la destrucción de casas de oración no musulmanas y mdash

855 Revuelta de los cristianos de Hims (Siria)

837 & mdash901 Aglabíes (cruzados musulmanes) conquistan Sicilia, asaltan Córcega, Italia, Francia

869 & mdash883 Revuelta de esclavos negros en Irak

909 El ascenso del califato fatimí en Túnez estos cruzados musulmanes ocupan Sicilia, Cerdeña

928 & mdash969 Renacimiento militar bizantino, retoman territorios antiguos, como Chipre (964) y Tarso (969)

937 El Ikhshid, un gobernante musulmán particularmente severo, escribe al emperador Romanus, alardeando de su control sobre los lugares sagrados.

937 La Iglesia de la Resurrección (conocida como Iglesia del Santo Sepulcro en el Occidente latino) es incendiada por musulmanes más iglesias en Jerusalén son atacadas

960 Conversión de los turcos Qarakhanid al Islam

966 disturbios contra cristianos y antidisturbios en Jerusalén

969 fatimíes (cruzados musulmanes) conquistan Egipto y fundan El Cairo

C. 970 selyúcidas ingresan a los territorios islámicos conquistados desde el este

973 Israel y el sur de Siria son nuevamente conquistados por los fatimíes

1003 Primeras persecuciones por al & mdashHakim la Iglesia de San Marcos en Fustat, Egipto, es destruida

1009 Destrucción de la Iglesia de la Resurrección por al & mdashHakim (ver 937)

1012 Comienzo de los decretos opresivos de al & mdashHakim contra judíos y cristianos

1015 Terremoto en Palestina la cúpula de la Cúpula de la Roca se derrumba

1031 Colapso del califato omeya y establecimiento de 15 dinastías independientes menores en todo el Andalus musulmán

1048 Se completa la reconstrucción de la Iglesia de la Resurrección

1050 Creación del movimiento almorávide (cruzados musulmanes) en Mauritania Los almorávides (también conocidos como Murabitun) son una coalición de seguidores del Islam bereberes del Sahara occidental, que se centran en el Corán, el hadiz y la ley Maliki.

1055 El príncipe selyúcida Tughrul entra en Bagdad, consolidación del sultanato selyúcida

1055 Confiscación de bienes de la Iglesia de la Resurrección

1071 Batalla de Manzikert, los turcos selyúcidas (cruzados musulmanes) derrotan a los bizantinos y ocupan gran parte de Anatolia.

1071 Turcos (cruzados musulmanes) invaden Palestina

1073 Conquista de Jerusalén por los turcos (cruzados musulmanes)

1075 Los selyúcidas (cruzados musulmanes) capturan Nicea (Iznik) y la convierten en su capital en Anatolia.

1076 Los almorávides (cruzados musulmanes) (véase 1050) conquistan el oeste de Ghana

1085 Toledo es reconquistada por ejércitos cristianos

1086 Almorávides (cruzados musulmanes) (ver 1050) envían ayuda a Andalus, Batalla de Zallaca

1090 & mdash1091 Los almorávides (cruzados musulmanes) ocupan todo Andalus excepto Zaragoza y las Islas Baleares

1094 El emperador bizantino Alexius Comnenus I pide ayuda a la cristiandad occidental contra las invasiones selyúcidas de su territorio. Los selyúcidas son una familia turca musulmana de orígenes orientales ver 970

1095 El Papa Urbano II predica la primera Cruzada capturan Jerusalén en 1099

Así que es solo después de todas las agresivas invasiones islámicas que la cristiandad occidental lanza sus primeras Cruzadas.

Se podría argumentar que a veces los líderes bizantinos y de Europa occidental no se comportaron de manera ejemplar, por lo que se podría desarrollar una línea de tiempo sobre ese tema. Y a veces los musulmanes se comportaron de manera ejemplar. Ambos son verdaderos. Sin embargo, el objetivo de esta línea de tiempo es equilibrar la imagen con mayor claridad. Mucha gente considera al Islam como una víctima inocente ya los bizantinos y europeos como matones. Este no fue siempre el caso.

Además, deberíamos dar un paso atrás y mirar el panorama general. Si el Islam se hubiera quedado en Arabia y no hubiera librado guerras de conquista, entonces no habría estallado ningún problema. Pero la verdad es esta: el Islam se movió agresivamente durante los Califatos de Abu Bakr y Umar en el siglo VII, y otros califas continuaron mucho más allá de eso, solo entonces reaccionaron los europeos occidentales (ver 1094).

Cabe señalar que la expansión islámica continúa hasta bien entrado el siglo XVII. Por ejemplo, los musulmanes cruzados conquistan Constantinopla en 1453 y sitiaron Viena por segunda vez sin éxito en 1683 (antes en 1529). En los siglos XVII y XVIII, las Cruzadas Islámicas retrocedieron debido a la resistencia occidental. Desde entonces hasta el presente, la civilización islámica no ha avanzado mucho.

Se plantean dos preguntas y luego se responden extensamente.

Además de seguir a Mahoma, ¿por qué más los musulmanes lanzaron sus Cruzadas fuera de Arabia en primer lugar?

Es natural preguntarse por qué el Islam lanzó sus propias Cruzadas mucho antes que la cristiandad.

En las complicadas Cruzadas musulmanas que duraron varios siglos antes de las Cruzadas europeas, es difícil llegar a una gran teoría única sobre lo que lanzó estas Cruzadas. Debido a esta dificultad, permitimos que tres eruditos y dos testigos presenciales analizaran los motivos de las primeras Cruzadas Islámicas.

1. Conquista religiosa mundial

Polemistas musulmanes como Sayyid Qutb afirman que la misión del Islam es corregir las injusticias del mundo. Lo que tiene en mente es que si el Islam no controla una sociedad, entonces la injusticia la domina ipso facto. Pero si el Islam lo domina, entonces la justicia lo gobierna (In the Shade of the Qur'an, vol. 7, pp. 8 & mdash15). El Islam es expansionista y debe conquistar el mundo entero para expresar la perfecta voluntad de Alá en este planeta, eso creen Qutb y otros musulmanes.

2. ¿Energías 'rebeldes' en Arabia?

Karen Armstrong, una ex monja y bien hablada, prolífica autora y apologista del Islam, no alcanza una justificación satisfactoria para las Cruzadas Musulmanas:

Una vez que [Abu Bakr] aplastó la rebelión [contra el gobierno islámico dentro de Arabia], Abu Bakr bien pudo haber decidido aliviar las tensiones internas empleando las energías rebeldes dentro de la ummah [comunidad musulmana] contra enemigos externos. En cualquier caso, en 633 ejércitos musulmanes comenzaron una nueva serie de campañas en Persia, Siria e Irak. (Jerusalén: One City, Three Faiths, Nueva York: Ballantine, 1997, p. 226).

Armstrong también señala que los "enemigos externos" del Islam en Arabia en el año 633 son los persas y los bizantinos, pero están demasiado agotados después de años de lucha entre ellos como para representar una seria amenaza para el Islam. Por lo tanto, entró en un 'vacío de poder', sin provocación (Armstrong p. 227). Simplemente no sabe con certeza por qué los musulmanes marcharon hacia el norte desde Arabia.

3. Religión, economía y control político

Fred M. Donner, decano de historiadores especializados en las primeras conquistas islámicas, cita tres grandes factores de las Cruzadas islámicas. Primero, el mensaje ideológico del Islam mismo hizo que la élite gobernante musulmana simplemente siguiera a Mahoma y sus conquistas. El Islam tenía la misión divinamente ordenada de conquistar en el nombre de Alá. (The Early Islamic Conquests, Princeton UP, 1981, p. 270). El segundo factor es económico. La élite gobernante "quería expandir las fronteras políticas del nuevo estado a fin de asegurar aún más plenamente que antes el comercio árabe trans & mdash que habían ejercido durante un siglo o más" (p. 270). El factor final es el control político. Los gobernantes querían mantener su primer lugar en la nueva jerarquía política haciendo que las tribus árabes agresivas migraran a territorios recién conquistados (p. 271).

Por lo tanto, estas razones no tienen nada que ver con guerras de autodefensa. El Islam primitivo era simplemente agresivo sin la provocación suficiente de los imperios bizantino y persa circundantes.

4. Pura emoción de conquista y martirio

Khalid al & mdash Walid (m. 642), un comandante sanguinario pero superior de los ejércitos musulmanes en ese momento, también responde a la pregunta de por qué los musulmanes salieron de Arabia, en sus términos de rendición establecidos al gobernador de al & mdash Hirah, una ciudad. a lo largo del río Éufrates en Irak. Es enviado para llamar a la gente al Islam o pagar un impuesto de 'protección' por el 'privilegio' de vivir bajo el dominio islámico (léase: no ser atacado nuevamente) como dhimmis o ciudadanos de segunda y mdash. Dice Khalid:

Te llamo a Dios y al Islam. Si respondes al llamado, eres musulmán: obtienes los beneficios que ellos disfrutan y asumes las responsabilidades que tienen. Si se niega, entonces [debe pagar] la jizyah. Si rechazas la jizyah, traeré contra ti tribus de personas que están más ansiosas por la muerte que tú por la vida. Lucharemos contigo hasta que Dios decida entre nosotros y tú '. (Tabari, The Challenge to the Empires, traducción de Khalid Yahya Blankinship, NY: SUNYP, 1993, vol. 11, p. 4, página árabe de 2017)

Por lo tanto, según Khalid, la religión es el motivo principal del Islam primitivo (aunque no el único) para conquistar a la gente.

En un breve sermón, Abu Bakr dice:

. . . De hecho, la recompensa en el libro de Dios por la yihad en el camino de Dios es algo por lo que un musulmán debería amar ser señalado, por lo que Dios salvó [a las personas] de la humillación y por lo que ha otorgado nobleza en este mundo y en el próximo. (Tabari 11:80 / 2083 y mdash84)

Por lo tanto, el Califa repite el intercambio del Corán de esta vida por la siguiente, en un trato económico y en el contexto de la yihad (cf. Suras 4:74 9: 111 y 61: 10 & mdash13). Esta oferta de martirio, de acuerdo con el primer factor de Donner, la motivación religiosa, es suficiente para que los jóvenes musulmanes se inscriban y emprendan sus Cruzadas fuera de Arabia en el siglo VII.

Jalid también dice que si algunos no se convierten o no pagan el impuesto, entonces deben luchar contra un ejército que ama la muerte como otras personas aman la vida (ver 634).

5. Mejora de la vida en Arabia

Pero la mejora material de la vida debe incluirse en esta llamada que no es santa. Cuando Jalid percibió que sus cruzados musulmanes deseaban regresar a Arabia, señaló cuán deliciosa era la tierra de los persas:

'¿No consideras [tu] comida como un barranco polvoriento? Por Dios, si la lucha por el amor de Dios y el llamado [pueblo] a Dios no fuera de nosotros, y no hubiera consideración más que nuestro sustento, la sabia opinión [todavía] habría sido golpear este campo hasta que lo poseamos ”. . . . (Tabari 11:20 / 2031)

Khalid era de La Meca. En el momento de este discurso "motivacional", el Imperio de Persia incluía a Irak, y aquí es donde Khalid está en guerra. Además de su objetivo religioso de islamizar a sus habitantes mediante la guerra, el objetivo de Khalid es "poseer" la tierra.

Como el Papa Urbano II en 1095 exhortando a los cruzados medievales a la guerra contra los 'infieles' musulmanes por primera vez, en respuesta a la agresión musulmana que había estado ocurriendo durante siglos, Abu Bakr da su propio discurso en 634, exhortando a los musulmanes a la guerra contra los "infieles", aunque no es tan largo y aburrido como el Papa.

Los polemistas musulmanes creen que el Islam se extendió militarmente por un milagro de Alá. Sin embargo, estas cinco razones terrestres y ligadas explican las cosas con mayor claridad.

¿Fueron las cruzadas islámicas las conversiones por la espada?

Los hechos históricos demuestran que la mayoría de las ciudades y regiones conquistadas aceptaron la última de las tres opciones que fueron impuestas por los posteriores cruzados musulmanes: (1) luchar y morir, (2) convertirse y pagar el impuesto zakat (3) mantener su fe bíblica y pagar el impuesto jizya. La mayoría prefirió permanecer en su propia religión.

Sin embargo, la gente finalmente se convirtió. Después de todo, las tierras islámicas se llaman así por una razón y por muchas razones. ¿Por qué? Cuatro polemistas musulmanes encubrieron las razones por las que la gente se convirtió, por lo que su erudición es sospechosa.

Primero, Malise Ruthven y Azim Nanji usan el Corán para explicar hechos históricos posteriores:

'El Islam se expandió por la conquista y la conversión. Aunque a veces se dijo que la fe del Islam se extendió por la espada, los dos no son lo mismo. El Corán afirma inequívocamente: "No hay coacción en la religión" (Sura 2: 256). (Atlas histórico del Islam, Cambridge, Mass: Harvard, 2004, 30).

Según ellos, el Corán dice que no debe haber coacción, por lo que los hechos históricos se ajustan a un texto sagrado. Este inestable razonamiento se analiza a continuación.

A continuación, David Dakake también hace referencia a Sura 2: 256 y define la compulsión de manera muy estricta. La Jihad ha sido tergiversada en el sentido de que obliga a judíos, cristianos y otros pueblos de Oriente Medio, Asia y África a convertirse al Islam "bajo pena de muerte". ('El mito del Islam militante', Islam, fundamentalismo y la traición de la tradición, ed. J.E.B. Lumbard, Bloomington: World Wisdom, 2004, p. 13). Esta es una definición demasiado estrecha de compulsión, como veremos más adelante.

Finalmente, Qutb, también citando Sura 2: 256, es aún más categórico:

"Nunca en su historia el Islam obligó a un solo ser humano a cambiar su fe" (In the Shade of the Qur'an, vol. 8, p. 307).

Esto es absurdo a primera vista, y solo demuestra la tendencia a la erudición islámica, que debe ser cuestionada en todo momento aquí en Occidente. Para obtener más información y una lógica completa, consulte este artículo.

La historia no siempre sigue las Escrituras porque la gente no lo hace. ¿Hizo la gran mayoría de los pueblos conquistados distinciones tan sutiles, incluso si se concediera una amnistía general a la Gente del Libro? Tal vez algunos fanáticos lo hicieron, pero ¿la mayoría? La mayoría de la gente en ese momento no sabía leer o apenas podía leer, así que cuando vieron un ejército musulmán fuera de sus puertas, ¿por qué no se convertirían, incluso si esperaban? Para crédito de Ruthven y Nanji, se les ocurren otras razones para convertirse además de la espada, como la fatiga de la gente con las disputas en la iglesia, algunas similitudes doctrinales, la simplicidad del proceso de conversión, el deseo de ingresar a las filas de la nueva élite gobernante y pronto. Pero usar el Corán para interpretar hechos posteriores pinta la historia del Islam en un rincón de un estándar irrealmente alto.

Esta conexión equivocada entre las Escrituras y los hechos históricos posteriores no se sostiene. Las revelaciones o los ideales no deben pasar por alto hechos históricos posteriores, como si todos los seguidores obedecieran perfectamente sus Escrituras.

Para su crédito, Ibn Khaldun (1332 & mdash1406), estadista, jurista, historiador y erudito de la Edad Media tardía, tiene suficiente integridad y franqueza para equilibrar a estos cuatro apologistas musulmanes, escribiendo una historia que todavía hoy es admirada por los historiadores. Afirma lo obvio:

En la comunidad musulmana, la guerra santa es un deber religioso, debido al universalismo de la misión musulmana y (la obligación de) convertir a todos al Islam, ya sea por persuasión o por la fuerza. (The Muqaddimah: an Introduction to History (abreviado), trad. Franz Rosenthal, Princeton UP, 1967, p.183)

Cuando los cruzados islámicos salen a conquistar, portando un estandarte islámico inscrito en árabe de la gloria y la verdad de su profeta, Ibn Jaldún no negará que la misión del ejército, además de las razones materiales de la conquista, es convertir a los habitantes. El Islam es una religión "universalizadora", y si sus conversos entran en su redil, ya sea por persuasión o por la fuerza, entonces esa es la naturaleza del Islam.

Además, Ibn Jaldún explica por qué una dinastía rara vez se establece firmemente en tierras de muchas tribus y grupos diferentes. Pero se puede hacer después de mucho tiempo y empleando las siguientes tácticas, como se ve en el Magreb (África septentrional y occidental) desde el comienzo del Islam hasta la época de Ibn Jaldún:

La primera victoria (musulmana) sobre ellos y los cristianos europeos (en el Magreb) no sirvió de nada. Continuaron rebelándose y apostatando una y otra vez. Los musulmanes masacraron a muchos de ellos. Después de que la religión musulmana se estableció entre ellos, continuaron rebelándose y separándose, y adoptaron opiniones religiosas disidentes muchas veces. Permanecieron desobedientes e ingobernables. . . . Por lo tanto, los árabes han tardado mucho en establecer su dinastía en el. . . Magreb. (pág.131)

Aunque los cruzados europeos pueden haber sido sinceros, se desviaron de los orígenes del cristianismo cuando cortaron, quemaron y forzaron conversiones. Jesús nunca usó la violencia ni llamó a sus discípulos a usarla. Dado este hecho histórico, es natural que el Nuevo Testamento nunca apoye la violencia para difundir la palabra del Dios verdadero. La realidad textual coincide con la realidad histórica en la época de Jesús.

En contraste, los musulmanes que cortaron, quemaron y forzaron conversiones no se desviaron de los orígenes del Islam, sino que lo siguieron de cerca. Es un hecho histórico simple y desagradable que en los diez años que Muhammad vivió en Medina (622 y mdash632), envió o salió en setenta y cuatro incursiones, expediciones o guerras a gran escala, que van desde pequeños escuadrones de asesinos hasta la Cruzada de Tabuk. , descrito anteriormente (ver 630). A veces, las expediciones no resultaron en violencia, pero un ejército musulmán siempre acechaba en el fondo. Mahoma podía exigir una terrible venganza sobre un individuo o tribu que lo cruzara por partida doble. Estos diez años no conocieron largos períodos de paz.

Es natural que el Corán esté lleno de referencias a jihad y qital, la última palabra que significa solo pelear, matar, guerrear y masacrar. La realidad textual coincide con la realidad histórica en la época de Mahoma. Y después.

Pero esto significa que la Iglesia tuvo que defenderse o ser devorada por una religión agresiva a lo largo de los siglos. Por lo tanto, la Iglesia no salió a conquistar de una manera insensata, sanguinaria e irracional, aunque las Cruzadas cristianas estaban lejos de ser perfectas.

El Islam fue el agresor en sus propias Cruzadas, mucho antes de que los europeos respondieran con las suyas.

Puede comunicarse con James Arlandson en [email protected]

Consulte este artículo de dos partes (aquí y aquí) para conocer las reglas de la guerra islámica. Con demasiada frecuencia, no siguen la simple justicia, sino que fueron bárbaras y crueles, como permitir el sexo con prisioneras de guerra recién capturadas.

Este artículo entra en más detalles sobre los motivos de la expansión islámica y una comparación con el cristianismo. La segunda sección principal analiza el débil reclamo islámico sobre Jerusalén.

Este libro de Andrew Bostom es el antídoto contra la falsa creencia de que la vida bajo el Islam fue siempre un lecho de rosas. Bostom proporciona muchos documentos fuente, a veces traducidos por primera vez. Aquí hay algunas muestras en línea. Este artículo de dos partes (aquí y aquí) relata las atrocidades musulmanas en Palestina. Este artículo de dos partes (aquí y aquí) demuestra que la jihad produjo las Cruzadas europeas.

Gil, Moshe. Una historia de Palestina: 634 & mdash1099. Cambridge UP, 1983, 1997.

Nicolle, David. Los ejércitos del Islam. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 1982.

& mdash & mdash & mdash. Saladino y los sarracenos. Hombres y brazos mdashat. Águila pescadora, 1986.

& mdash & mdash & mdash. Ejércitos de las Conquistas Musulmanas. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 1993.

& mdash & mdash & mdash. Los moros, el Occidente islámico. Hombres y mdashat y mdashArms. Águila pescadora, 2001.


¿Se difundió el Islam por la espada? (Fatwa Islamqa honesto)

Al Andalus (España) se volvió islámica por la fuerza. Los musulmanes se asociaron con los bereberes e invadieron. Una vez en el poder, la gente se convirtió para evitar los altos niveles de Jizya, y porque no se les permitió ocupar cargos públicos a menos que lo hicieran.

Ese es mi ejemplo de la hipocresía de los musulmanes. Muchos lamentan la pérdida de España como la pérdida de la tierra musulmana cuando en realidad, incluso desde la perspectiva musulmana, la conquista de España no puede justificarse. Los visigodos eran independientes de los bizantinos. Los visigodos no se habían movido contra los musulmanes y estaban librando su propia guerra civil, por lo que la Jihad defensiva no puede justificarse. Los musulmanes no mencionan ningún esfuerzo por contactar a los visigodos antes de la invasión y ofrecerles la opción del Islam. El resultado es una conquista ilegítima de la agresión.

Todavía eran mucho más civilizados al respecto que Fernando e Isabel.

técnicamente era una cimitarra

Acordado. Deberían haber usado mejor una espada larga

Es realmente un tema irrelevante en este momento. El Islam es una mierda hoy en día en vista del racionalismo, la ciencia, etc. Incluso si el Islam fue convincente para la gente hace cientos de años y todos se quedaron voluntariamente en la religión en ese momento, somos más inteligentes como raza humana hoy.

El problema es que un gran sitio islámico como este todavía aprueba estos conceptos bárbaros.

se aclara la garganta déjame darte el correcto interpretación

"Y sacamos hierro en el que hay un gran poder (en asuntos de guerra), así como muchos beneficios para la humanidad, para que Allah pueda probar quién es el que le ayudará (Su religión) y Sus Mensajeros en lo invisible"

¡Contexto incorrecto! Esto solo se aplica en el momento de muhammad & # x27s

Entonces llámalos al Islam y si responden, acéptalo de ellos y déjalos en paz. Si se niegan pero pagan la jizyah, entonces te han respondido, así que acéptalo de ellos y déjalos en paz. Si se niegan, busque la ayuda de Allah y luche contra ellos ... "

"Luchar contra ellos" no siempre significa guerra o violencia. Significa luchar contra ellos con amabilidad. Muéstrales la belleza y la compasión del Islam.

"Eres la mejor (es decir, la más beneficiosa) de las personas para la humanidad, las traes con las cadenas que están alrededor de sus cuellos hasta que ingresan al Islam".

No se refiere a una cadena real, por supuesto. Es una cadena metafórica. Significa que debes formar un vínculo de amistad con los no musulmanes y ser amable con ellos.

Esto me hizo arrepentirme, gracias bruder. Ahora ven a pelear conmigo 1 contra 1 y te mostraré la amabilidad: D PD: las cadenas metafóricas están permitidas.

Excepto que la sura 9, Sahih Bukhari y Sahih Muslim dicen luchar, subyugar y que la yihad es mejor que ayunar y orar.

Específicamente, Sahih Bukhari dice: Se me ha ordenado luchar contra la gente hasta que testifiquen que nadie tiene derecho a ser adorado excepto Alá y que Muhammad es el Mensajero de Alá. Solo entonces salvarán sus vidas y sus propiedades de mí.

No me parece una versión muy amable de la pelea.

¿Se difundieron los valores occidentales por la espada?

¿A qué te refieres con valores occidentales? es una declaración vaga. Aclare o dé un ejemplo.

¿Se difundió el Islam por la espada? A menudo, sí.

¿Se esparció el cristianismo por la espada? A menudo, sí.

¿Se propagaron otras religiones por la espada? A veces sí.

¿"Occidente" afirma específicamente que todo eso fue de naturaleza defensiva?

Entonces, no es relevante, desviación.

Ok, vaya al mensaje islamqa.com y debata con ellos al respecto, presentaron un buen argumento de fuentes islámicas. Y, lógicamente, si el Islam no hubiera sido difundido por el poder, hubiéramos visto que la proporción de musulmanes en la tierra que alcanzaron la invasión islámica y los que no son iguales, pero eso no sucedió.

De todos modos, el propósito principal de esta publicación no era atacar al Islam tanto como presentar la mentalidad de muchos shiekhs musulmanes de hoy.

Una de las acusaciones hacia los primeros musulmanes es que invadieron tierras no musulmanas como animales sedientos de sangre, conquistando diferentes razas y religiones para obligar a la gente a convertirse al Islam a punta de espada. Todos nosotros, como musulmanes, sabemos que esto es falso.

Claro, la verdad en el medio: fue increíblemente rentable esclavizar a las poblaciones y forzar una onerosa jizyah sobre las poblaciones. Los hombres jóvenes estaban muy motivados por la perspectiva del botín, por lo que se dirigieron con entusiasmo a la guerra. Cuando alguna población se convertía para no tener que pagar la jizyah, los gobernantes todavía la imponían a estos nuevos conversos (esto, por supuesto, va en contra de la ley islámica, por cierto). Muchos no se convirtieron porque pensaban que estos nuevos invasores eran solo un castigo por no ser lo suficientemente cristianos y este era su castigo divino que pronto desaparecería. Las experiencias de estos pueblos conquistados fueron diversas, pero la típica esclavitud / impuesto / botín estuvo presente en todas partes.

En el otro extremo, tenemos algunos musulmanes en nuestros tiempos que tratan de ser políticamente correctos y endulzar la historia para enseñar a sus congregaciones que las batallas del Islam primitivo fueron principalmente de naturaleza defensiva, y de alguna manera la gente simplemente milagrosamente todos se convirtieron simultáneamente al Islam en todo el mundo. el Medio Oriente y África del Norte y otras tierras recién conquistadas. Pero esta narrativa tampoco es cierta.

Esta pregunta es un poco vaga y necesita ser desarrollada. ¿Quiere decir que los musulmanes conquistaron tierras? ¿Implica eso que el Islam se estaba "difundiendo"? ¿O quieren decir que las personas se convirtieron al Islam sobre la base de que de otro modo serían asesinadas por medio de una espada?

Esa es una pregunta totalmente válida.

Se puede decir que el Islam se extendió simplemente porque los musulmanes conquistaron tierras más allá de Arabia. La conquista musulmana generalmente iba de la mano con asentamientos musulmanes. Se establecieron guarniciones de tropas musulmanas en las tierras recién conquistadas (ya sea en asentamientos recién fundados como Fustat o Kufa, o en ciudades existentes como Damasco o Marv), y esas tropas musulmanas trajeron consigo a sus familias. , así como artesanos y otros parásitos que se ganaban la vida en los campamentos militares musulmanes. Y también vinieron predicadores y eruditos musulmanes.

Por lo tanto, estas guarniciones se convirtieron rápidamente en comunidades musulmanas de pleno derecho y, más tarde, desempeñaron un papel importante en la expansión del Islam en las regiones conquistadas. Los otros factores importantes en la expansión del Islam primitivo fueron la jizya y sus restricciones asociadas, y el hecho de que el Islam era la religión preferida y protegida del gobierno del califato. Era la religión que se asociaba con el poder y con la élite, y las autoridades pusieron en marcha proyectos de prestigio religioso como la construcción de grandes mezquitas. Y por eso, la conversión al Islam se convirtió en un medio muy eficaz de movilidad social en el califato.

Si compara esto con las religiones que se difundieron principalmente a través del trabajo misionero, entonces el contraste es obvio. El maniqueísmo, el cristianismo nestoriano y el budismo de Asia central en general no se difundieron mediante políticas de conquista o asentamiento. A veces, estas religiones ganaron importancia política porque la mayoría local o los gobernantes locales se convirtieron, pero eso es todo.

Por lo tanto, se puede decir que el Islam primitivo se difundió principalmente a través de la conquista. El proselitismo musulmán más allá de las fronteras del califato ocurrió incluso durante el primer milenio, pero su papel en la expansión del Islam primitivo fue insignificante.

Cuando la gente habla de esto, es más probable que hable de lo primero que de lo segundo. Este excelente video de Shaykh Yasir Qadhi debería ser útil

Admitiré que no vi el video, pero, mérito donde se debe, estoy de acuerdo con la cita que publicaste.


Invasión islámica de la India: el mayor genocidio de la historia

El historiador musulmán Firishta [nombre completo Muhammad Qasim Hindu Shah, nacido en 1560 y muerto en 1620], autor del Tarikh-i Firishta y del Gulshan-i Ibrahim, fue el primero en dar una idea del baño de sangre medieval que fue India durante Dominio musulmán, cuando declaró quemás de 400 millones de hindúes fue masacrado durante la invasión y ocupación musulmana de la India. Los sobrevivientes fueron esclavizados y castrados. Se dice que la población de la India rondaba los 600 millones en el momento de la invasión musulmana. A mediados del siglo XVI, la población hindú era de 200 millones.

Cuando los británicos llegaron a las costas de la India y después de siglos de ley islámica que gobierna la India, la población hindú no se estaba comportando como su yo normal, se estaba comportando como musulmanes. Hay muchos informes de testigos de los archivos británicos de horrendos incidentes hindúes que fueron escandalosos por la crueldad de los británicos y, por lo tanto, a veces se referían a la gente como "salvajes". Sí, cualquiera que se contamine por la asociación con la "cultura" islámica realmente se contamina y se vuelve salvaje. Precisamente por eso es tan perjudicial y peligroso.

Hoy, como otras culturas con el alma masacrada por el Islam, la India no es verdaderamente una nación hindú. India es una sombra del Islam, una versión hindú del Islam, donde cada atrocidad humana ha sido emulada y adoptada en una cultura previamente ajena a tal brutalidad. Y en asociación con su plaga mahometana extranjera, estos hábitos islámicos se han adoptado y aceptado como una parte "normal" de la cultura india. Pero si miramos la cultura india preislámica, en general era una cultura benévola de conocimiento y aprendizaje, mucho más de lo que es hoy.

Desde la época de la dinastía omeya (711 d.C.) hasta el último mogol, Bahadur Shah Zafar (1858), tan ampliamente elogiado como grandes líderes por los propios historiadores indios, ciudades enteras fueron incendiadas y las poblaciones masacradas, con cientos de miles de muertos en cada campaña, y números similares deportados como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) sus colinas de cráneos hindúes. Así, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú, la región todavía se llama Hindu Kush, es decir, "matanza hindú".


Expansión y ocupación de la India por el Imperio Mughal.

El genocidio sufrido por los hindúes y los sijs de la India a manos de las fuerzas de ocupación árabes, turcas, mogoles y afganas durante un período de 800 años no ha sido reconocido formalmente por el mundo hasta ahora.

El único genocidio similar en el pasado reciente fue el del pueblo judío a manos de los nazis.

El holocausto de los hindúes en la India fue de proporciones aún mayores, la única diferencia fue que continuó durante 800 años, hasta que los regímenes brutales fueron efectivamente dominados en una lucha de vida o muerte por los sikhs en el Punjab y los ejércitos hindúes Maratha en otros. partes de la India a finales de 1700.

Tenemos una elaborada evidencia literaria del holocausto más grande del mundo a partir de relatos de testigos oculares históricos contemporáneos existentes. Los historiadores y biógrafos de los ejércitos invasores y los gobernantes posteriores de la India han dejado registros bastante detallados de las atrocidades que cometieron en sus encuentros cotidianos con los hindúes de la India.


Pinturas de Edwin Lord Weeks.

Estos registros contemporáneos se jactaban y glorificaban los crímenes que se cometieron, y el genocidio de decenas de millones de hindúes, las violaciones masivas de mujeres hindúes y la destrucción de miles de antiguos templos y bibliotecas hindúes / budistas han sido bien documentados y proporcionan una prueba sólida de el holocausto más grande del mundo.

Dr. Koenraad Elst en su artículo "¿Hubo un genocidio islámico de hindúes?" estados:

“No hay una estimación oficial del número total de muertos de hindúes a manos del Islam. Un primer vistazo a importantes testimonios de cronistas musulmanes sugiere que, a lo largo de 13 siglos y en un territorio tan vasto como el subcontinente, los guerreros sagrados musulmanes mataron fácilmente a más hindúes que los 6 millones del Holocausto. Ferishtha enumera varias ocasiones en las que los sultanes bahmani en el centro de la India (1347-1528) mataron a cien mil hindúes, que establecieron como un objetivo mínimo cada vez que tenían ganas de castigar a los hindúes y eran solo una dinastía provincial de tercer rango.

Las mayores matanzas tuvieron lugar durante las incursiones de Mahmud Ghaznavi (ca. 1000 EC) durante la conquista real del norte de la India por Mohammed Ghori y sus lugartenientes (1192 y siguientes) y bajo el Sultanato de Delhi (1206-1526) ".


También escribe en su libro "Negation in India":

“Las conquistas musulmanas, hasta el siglo XVI, fueron para los hindúes una pura lucha de vida o muerte. Se incendiaron ciudades enteras y se masacró a las poblaciones, con cientos de miles de muertos en cada campaña y un número similar deportado como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) sus colinas de cráneos hindúes. Por lo tanto, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú, la región todavía se llama Hindu Kush, es decir, matanza hindú ".

Will Durant argumentó en su libro de 1935 "La historia de la civilización: nuestra herencia oriental" (página 459):

“La conquista musulmana de la India es probablemente la historia más sangrienta de la historia. Los historiadores y eruditos islámicos han registrado con gran alegría y orgullo las matanzas de hindúes, las conversiones forzadas, el secuestro de mujeres y niños hindúes para los mercados de esclavos y la destrucción de templos llevada a cabo por los guerreros del Islam durante el 800 d.C. al 1700 d.C. Millones de hindúes se convirtieron al Islam por espada durante este período ".

Francois Gautier en su libro "Reescribiendo la historia de la India" (1996) escribió:

“Las masacres perpetuadas por los musulmanes en la India no tienen paralelo en la historia, más grandes que el Holocausto de los judíos por los nazis o la masacre de los armenios por los turcos más extensa incluso que la masacre de las poblaciones nativas sudamericanas por los invasores españoles y portugueses . "

“Las conquistas musulmanas, hasta el siglo XVI, fueron para los hindúes una pura lucha de vida o muerte. Se incendiaron ciudades enteras y se masacró a las poblaciones, con cientos de miles de muertos en cada campaña y un número similar deportado como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) sus colinas de cráneos hindúes. Por lo tanto, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú, la región todavía se llama Hindu Kush, es decir, matanza hindú ".

Will Durant argumentó en su libro de 1935 "La historia de la civilización: nuestra herencia oriental" (página 459):

“La conquista musulmana de la India es probablemente la historia más sangrienta de la historia. Los historiadores y eruditos islámicos han registrado con gran alegría y orgullo las matanzas de hindúes, las conversiones forzadas, el secuestro de mujeres y niños hindúes para los mercados de esclavos y la destrucción de templos llevada a cabo por los guerreros del Islam durante el 800 d.C. al 1700 d.C. Millones de hindúes se convirtieron al Islam por espada durante este período ".

Francois Gautier en su libro "Reescribiendo la historia de la India" (1996) escribió:

“Las masacres perpetuadas por los musulmanes en la India no tienen paralelo en la historia, más grandes que el Holocausto de los judíos por los nazis o la masacre de los armenios por los turcos más extensa incluso que la masacre de las poblaciones nativas sudamericanas por los invasores españoles y portugueses . "

“Las conquistas musulmanas, hasta el siglo XVI, fueron para los hindúes una pura lucha de vida o muerte. Se incendiaron ciudades enteras y se masacró a las poblaciones, con cientos de miles de muertos en cada campaña y un número similar deportado como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) sus colinas de cráneos hindúes. Por lo tanto, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú, la región todavía se llama Hindu Kush, es decir, matanza hindú ".

Will Durant argumentó en su libro de 1935 "La historia de la civilización: nuestra herencia oriental" (página 459):

“La conquista musulmana de la India es probablemente la historia más sangrienta de la historia. Los historiadores y eruditos islámicos han registrado con gran alegría y orgullo las matanzas de hindúes, las conversiones forzadas, el secuestro de mujeres y niños hindúes para los mercados de esclavos y la destrucción de templos llevada a cabo por los guerreros del Islam durante el 800 d.C. al 1700 d.C. Millones de hindúes se convirtieron al Islam por espada durante este período ".

Francois Gautier en su libro "Reescribiendo la historia de la India" (1996) escribió:

“Las masacres perpetuadas por los musulmanes en la India no tienen paralelo en la historia, más grandes que el Holocausto de los judíos por los nazis o la masacre de los armenios por los turcos más extensa incluso que la masacre de las poblaciones nativas sudamericanas por los invasores españoles y portugueses . "


¿Por qué los musulmanes conquistaron Andalucía?

Andalucía fue uno de los mayores períodos de la historia islámica, de hecho es un faro en la historia de la humanidad en su conjunto, porque fue una fuente de conocimiento en la tierra durante muchos siglos, de la que Europa aprendió todas sus lecciones de civilización y civismo. Su conquista, sin lugar a dudas, fue uno de los mayores incidentes del primer siglo Hégira (92 d. C. / 711 d. C.). Ese período fue el más grande y próspero de la historia de Andalucía desde el comienzo de la historia y quizás hasta el final de los tiempos.

Debido a la importancia de este tema, es fundamental explicar una serie de asuntos importantes que tienen que ver con este gran evento.

El objetivo más importante para el que se ha prescrito la yihad es transmitir el mensaje del Tawhid mediante la eliminación de todos los poderes supresores que se interponen entre la gente y el Tawhid, y llamar a la gente al Islam sin coacción o fuerza, en lugar de eso, deberían hacerlo voluntariamente y por elección. .

Allah dice (interpretación del significado):

“Y lucha contra ellos hasta que no haya más Fitnah (incredulidad y adoración de otros junto con Allah) y (todo y cada tipo de) adoración sea para Allah (Solo). Pero si cesan, que no haya transgresión excepto contra Az-Zaalimoon (los politeístas y los malhechores) "

Qataadah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: Hasta que no haya más elusión, "y (toda y toda clase de) adoración es para Allah (Solo)" significa, hasta que se diga Laa ilaaha ill-Allah (no hay dios sino Allah). Es por esto que el Profeta de Allah luchó y es a esto a lo que llamó. Tafseer al-Tabari (3/567).

Andalucía, cuyo nombre antiguo es Iberia, estaba bajo el dominio del Imperio Romano. En los albores del siglo V d.C., alrededor del 410 d.C., fue invadida por las tribus góticas (visigodos) cuya religión era el arrianismo, durante el cual establecieron un estado gótico, cuya capital era Toledo.

De ahí que podamos entender que los pueblos originarios de Andalucía, los católicos cananeos, estaban, antes de la conquista islámica, sometidos al dominio gótico. Los habitantes formaron cuatro clases que estaban en conflicto entre sí: la clase dominante, colonialista de los godos, la élite romana, que también incluía señores feudales y clérigos, los judíos y una clase trabajadora compuesta por habitantes indígenas de la tierra.

Era una tierra ocupada y perseguida, que no estaba bajo el dominio de sus habitantes indígenas. No fueron los musulmanes quienes iniciaron la idea de conquistarla, sino que libraron a la tierra de una ocupación injusta y la convirtieron en una tierra musulmana cuyos habitantes optaron por seguir el Islam y formar parte de este estado islámico.

Además de la ocupación que las tribus visigodas impusieron en Andalucía, la dominación, la opresión y la persecución fueron rasgos destacados de su período de dominio que duró aproximadamente tres siglos.

Husayn Mu’nis dice en su libro Fajr al-Andalus (p. 8, 18-19):

Pero su autoridad no estaba bien establecida en la tierra al principio, debido a los conflictos religiosos que ocurrieron entre ellos y el pueblo original, y debido a las disputas que ocurrieron entre sus gobernantes. De ahí que a lo largo del siglo VI la tierra estuvo sujeta a guerras civiles y al caos y problemas que resultaron de ellas, hasta la época del último gobernante visigodo, cuyo nombre era Roderic (en árabe, Ludhreeq). Lo que es claro e indiscutible es que el hombre sintió que no tenía el control total y toda su vida temió un ataque de sus muchos enemigos. Estos enemigos no eran solo los hijos de Wittiza, cuyo reino había usurpado Roderic, sino que incluían a la mayoría del pueblo ibérico, romano y judío, es decir, a la mayoría de la gente de la tierra que los godos habían invadido. Fin de cotización.

Muchos historiadores españoles han intentado defender el estado gótico, por resentimiento y rechazo a la presencia islámica en esa tierra, pero los libros de historia están llenos de evidencia de lo que el profesor Husayn Mu'nis mencionó sobre el rechazo de la población local al gobierno gótico. En P. 10 cita a Rafael Balasteros, el historiador español, diciendo: "Si los árabes no hubieran interferido en los asuntos de la Península en el 711 d.C. y no hubieran puesto fin a esta era de agitación, los godos habrían infligido un daño inimaginable a España".

Cuando la opresión de la tierra por parte de los godos se intensificó y su gente ya no pudo aguantar más, enviaron un mensaje a los musulmanes pidiéndoles que los ayudaran y los salvaran. Las fuentes árabes coinciden en que el gobernante de Ceutah, cuyo nombre era Juliano, envió un mensaje a Moosa ibn Nusayr, pidiéndole que entrara en la tierra y se librara del mal de Roderic. Muchas fuentes también afirman que los hijos de Wittiza enviaron un mensaje a Moosa ibn Nusayr pidiéndole ayuda contra el que había usurpado el reino de su padre. Incluso fuentes históricas occidentales afirman que los judíos en Andalucía que estaban siendo perseguidos por los godos buscaron la ayuda de los que estaban al otro lado del mar en África, o de los musulmanes, para salvarlos de la opresión de Roderic y sus ayudantes. Aunque esto es negado por algunos historiadores, todos coinciden en que los judíos, durante ese período, fueron objeto de persecuciones que casi los destruyen y no dejarían rastro de ellos. Ver Fajr al-Andalus de Husayn Mu’nis (p. 14).

En los textos supervivientes hay una gran cantidad de pruebas que sugieren que los andaluces recibieron a los musulmanes como salvadores. Por ejemplo:

El autor del libro Akhbaar Majmoo’ah fi Fath al-Andalus (p. 24) dice, describiendo los servicios que algunos de los españoles ofrecieron a Moosa ibn Nusayr:

Cuando llegó a la Península, le dijeron: Sigue esta ruta. Dijo: No seguiré por esta ruta. Los guías no musulmanes le dijeron: Te mostraremos un camino que es mejor que el suyo, y ciudades que son de mayor importancia que sus ciudades, que aún no han sido conquistadas, pero Allah te concederá la victoria sobre ellos si Allah testamentos. Fin de cotización.

Luego viajó a la ciudad de Qarmoonah. Envió por delante a los no musulmanes que estaban con él. No había ciudad más fuertemente fortificada en Andalucía que ésta, y ninguna que tuviera menos probabilidades de ser conquistada mediante la lucha o el asedio. Se le dijo cuando se acercó a él: No se tomará sino con diplomacia. Envió por delante a los no musulmanes a quienes les había otorgado seguridad y en quienes sentía que se podía confiar, como Julián, y pueden haber sido compañeros de Julián. Se acercaron a ellos portando armas y los admitieron en su ciudad. Cuando entraron, les envió la caballería de noche, y les abrieron la puerta, atacaron a los guardias y los musulmanes entraron en Qarmoonah. Fin de cotización.

Algunos de los obispos cristianos también ayudaron a los musulmanes en su conquista, como Awbaas el obispo de Sevilla, como dice en el libro al-‘Arab lam yaghzu al-Andalus (p. 187).

El autor de Tareekh al-Nasaara fi’l-Andalus (p. 45) relata lo que sucedió durante la vida de San Theodard, el obispo principal de Narbona, que vivió alrededor del año 266 d. C. Cuando los musulmanes entraron en el Languedoc por primera vez, los judíos se pusieron de su lado y les abrieron las puertas de la ciudad de Toulouse.

Los musulmanes creen que apoyar a los oprimidos y lograr la justicia y la paz se encuentran entre los mayores objetivos de la jihad en la shari'ah islámica. La evidencia de eso es lo que sucedió durante la vida del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), a saber, Hilf al-Fudool (el tratado de al-Fudool), donde las tribus acordaron restringir al malhechor y apoyar al que cometió el mal. que fue agraviado, incluso si era un kafir.

El Sheij Muhammad Abu Zahrah dijo en su libro al-‘Alaaqaat al-Duwaliyyah fi’l-Islam (83):

El Islam mira a las personas que están siendo gobernadas injustamente y cuyas libertades están siendo restringidas con compasión y bondad, y las apoya si piden apoyo, y las alivia de la dureza de los tiranos si les piden ayuda. Fin de cotización.

Esto es lo que algunos de los judíos atestiguaron cuando se dieron cuenta del gran favor que los musulmanes les hacían al proporcionarles una vida digna y libre, algo que no habían experimentado a lo largo de la historia de su presencia en Europa.

El escritor judío Chaim al-Za'faraani dice en su libro Alf Sanah min Hayaat al-Yahood fi'l-Maghreb (Mil años de vida judía en el Magreb) (p. 13): Los judíos de Andalucía en general conocieron un vida de la mayor facilidad y seguridad, como nunca habían conocido en ningún otro lugar. Fin de cotización.

Naseem Rajwaan, editor en jefe del periódico israelí Israel haYom:

Los judíos habían sufrido durante muchos siglos en la miseria, ya que los reyes tiranos de España de corazón duro no sabían nada de piedad y compasión. Cuando los musulmanes entraron en España, no solo liberaron a los judíos de la persecución, sino que también los alentaron a establecer una civilización que sea paralela en su riqueza y profundidad a las civilizaciones más famosas de todas las edades. Fin de la cita de Ahl al-Kitaab fi’l-Mujatama ’al-Islami (pág. 49).

Lo mencionado anteriormente puede coronarse con certeza si tenemos en cuenta que la conquista de esa tierra no duró más de aproximadamente tres años (92-95 d.C.), durante los cuales los musulmanes llegaron a Francia, y no más de unos pocos miles de tropas. participó en esta conquista, que demuestra definitivamente que no fue tanto una conquista militar como una conquista intelectual e ideológica en la que los habitantes de Andalucía llegaron a creer en la 'aqeedah de los musulmanes, y eligieron, por amor y voluntariamente - para someterse a esta nueva religión y deshacerse de la tiranía de la iglesia y el sistema feudal que había prevalecido antes de la llegada de los musulmanes. Uno de los historiadores más famosos de España, Ignacio Olagi, escribió un libro que se hizo famoso en los años 70, que se tituló La Revolución Islámica en Occidente, que fue resumido y traducido al árabe por el historiador Ismaa'eel Ameen, bajo el título al-'Arab lam yaghzu al-Andalus, que fue publicado por Riyaadh al-Rayyis li'l-Kutub wa'l-Nashr. En este libro, el autor buscó demostrar que la conversión al Islam en Andalucía solo se produjo debido a la difusión de ideas y un conflicto entre las ideas, luego el dominio de lo que el autor llama la idea más fuerte, que formó la base del árabe islámico. civilizaciones en tres cuartas partes del mundo conocido en ese momento. A pesar de la crítica exagerada en el libro de todo lo que se sabe sobre la historia de Andalucía, lo que aquí nos ocupa son unos textos que demuestran que la introducción del Islam en Andalucía no se hizo a la fuerza, sino que fue una apertura de corazones y una iluminación de mentes. Espero que el lector tolere la extensión del texto que se cita aquí, porque es uno de los textos más brillantes que han escrito los enemigos del Islam sobre un asunto que los que guardan rencor siguen suscitando.

“Así, la invasión extranjera se reduce a un incidente pasajero en una guerra civil. ¿Existe alguna conexión entre este evento militar, por un lado, y el hecho de que los iberos abrazaron el Islam y luego desarrollaron una civilización islámica en Iberia, por el otro?

“Con respecto al mito de la invasión, tenemos cifras precisas. Taariq, junto con siete mil hombres, llegó para derrotar a Roderic, y Moosa ibn Nusayr llegó a la cabeza de dieciocho mil hombres para subyugar a los íberos a su gobierno. Veinticinco mil hombres introdujeron este gran cambio en la lengua latina, el cristianismo y la monogamia. De un solo golpe los iberos cambiaron sus costumbres, tradiciones y religión. Después de este gran logro, los musulmanes se apresuraron sin traer refuerzos ni consolidar sus ganancias, para invadir Francia.

Pese a ello, queda por explicar cómo esta transformación de los habitantes de Iberia, que se fortificó geográfica y naturalmente, se completó de forma tan rápida, por un reducido número de personas a las que se atribuyen muchos milagros, sobre todo desde los íberos y los los conquistadores no compartieron un origen común.

Es obvio que un ejército de este tipo pudo haber sido absorbido por estas multitudes (de indígenas) cuando ese ejército tomó este riesgo y penetró profundamente en esa tierra, y mucho menos el hecho de que los íberos, a lo largo de su larga historia, nunca habían sido un pueblo pacífico cuando se enfrenta a tales eventos. ¿No les fue posible lanzar una campaña de guerrilla, el tipo de guerra que introdujeron en el mundo?

¿Qué hicieron los íberos en este momento? Después del 711 d.C., la historia no nos dice nada sobre ellos, a pesar de que diez millones de almas, según la estimación más baja, no desaparecieron de un solo golpe durante esa bendita era en la que no había medios de destrucción masiva. A los conquistadores les habría costado mucho tiempo matar a espada a este número de personas, y los pequeños valles de Asturias no podrían haber absorbido este número de refugiados. A estos valles les basta con que sirvieran de fortalezas a los pocos rebeldes que más tarde formaron el núcleo del reino cristiano. Así desaparecieron diez millones de ibéricos de las páginas de la historia. Si la conquista de la tierra cristiana por parte de los “paganos” (es decir, musulmanes) comenzó a una escala tan grande, ¿cómo podemos explicar que su gente se haya convertido al Islam, adoptando la cultura árabe e islámica? O todos fueron asesinados o esclavizados, o huyeron a las montañas, o su existencia fue simplemente ignorada por los historiadores. ¿Cómo y por qué las comunidades humanas ubicadas en las regiones bizantinas de Asia, Egipto, África del Norte y la Península Ibérica abrazaron una nueva fe y un nuevo concepto del universo? Puede ser fácil convertir en hechos el mito de las conquistas árabes, imposibles en términos geográficos e históricos, pero no podemos negar que la civilización árabe islámica se extendió por todas estas regiones.

¡Algunos investigadores pueden sorprenderse cuando se dan cuenta de los informes que el número de conquistadores fue solo de veinticinco mil y destruyeron diez millones!

De hecho, el proceso de abrazar la religión islámica continuó y tardó entre dos y tres siglos en completarse. Fue una conversión completa, que dejó solo unas pocas islas cuya existencia se considera dudosa. ¿Cómo podemos explicar este abandono del cristianismo y este abrazo del Islam por medio de la fuerza?

¿Cuáles fueron sus consecuencias?

Algunos historiadores aceptaron la tradicional respuesta preparada a estas preguntas, y otros estaban completamente confundidos.

No pudieron comprender la forma en que los pueblos de Egipto y la región bizantina se sometieron a lo que ellos llaman "leyes beduinas". Kazafi Plan Hall declaró en su libro al-‘Aalam al-Islami (el mundo islámico) que el Islam fue siempre una religión de la ciudad, pero supongamos, sin embargo, que fueron subyugados por la fuerza por grupos beduinos. ¿Por qué renunciaron a todas sus costumbres civilizadas por estos beduinos?

Las regiones bizantinas disfrutaban de una vida civil avanzada, sus ciudades eran prósperas y grandes. El número de habitantes de Antioquía era de 300.000, y entre las cuatrocientas diócesis bizantinas, 371 estaban en Asia. De ahí la importancia de la victoria islámica a nivel intelectual.

¿Tenemos que imaginar que los habitantes de la ciudad estaban deslumbrados por la cultura de aquellos que venían de ese vasto desierto? Parece imposible si todo lo que estos beduinos tuvieran fuera la espada.

El fanatismo religioso y la incomprensión, resultado de la falta de conciencia y en ocasiones deliberada, ocultaron en medio de mentiras y mitos un capítulo importante en la historia de la expansión del Islam a lo largo de las costas este y sur del Mediterráneo. De acuerdo con una interpretación primitiva de la historia, interpretaron esta gigantesca transformación espiritual, social y cultural de los siglos VII y VIII d.C. - en los mundos oriental y mediterráneo - como resultado de una conquista militar que impuso la lengua, la cultura y la religión a través de una espada curva.

La fuerza no lo explica todo.

De hecho los historiadores confundieron la difusión de ideas brillantes que lleva una determinada civilización con habilidades militares que no conducen a nada más que al surgimiento de imperios temporales que disminuyen con el paso del tiempo. Confundieron el poder intelectual con la fuerza material.

Del estudio de movimientos similares, podemos concluir que la expansión del Islam fue el resultado de una idea combinada con la fuerza, no fue el resultado de la capacidad de lanzar un ataque militar. Así como la civilización helénica fue dominante en el pasado, y Occidente es dominante hoy, la dominación del Islam solo podría ser el resultado de esta interacción entre ideas y fuerza.

Seguir creyendo que las personas podrían ser invadidas en su propio país por una civilización destructiva, y que renunciaron a sus creencias y cambiaron sus costumbres porque un grupo de valientes jinetes los derrotó militarmente, no indica nada más que un concepto infantil y tonto de cómo las sociedades funcionan y se desarrollan.

El aspecto militar de estos eventos debe retractarse y considerarse simplemente como un problema menor que no es más que un aspecto interesante de algunas vidas individuales. Debemos entender este problema desde una perspectiva intelectual y cultural.

No hubo agresión militar, más bien hubo una crisis revolucionaria, y un llamado de los eruditos, no de los generales.

Solo los estudiosos pueden comprender el movimiento de los pueblos y pueden dirigirlos. La dominación militar no podía durar ocho siglos en Andalucía ni para siempre en grandes zonas del mundo. Fin de cotización.

Las referencias históricas útiles incluyen al-Bayaan al-Mugharrib fi Akhbaar al-Andalus wa'l-Maghrib de Ibn 'Adhaari al-Maraakishi (2-9) y Nafh al-Teeb de al-Muqari (1 / 229-263), etc.

En nuestro sitio hay algunas preguntas relacionadas con el tema de la yihad. Consulte las preguntas no. 21961, 26125, 34647 y 43087.


4 otras armas

Se requería que los antiguos soldados musulmanes fueran a la batalla con cualquier cosa con la que pudieran equiparse. La armadura era poco común en la antigüedad y muchos de los soldados musulmanes más pobres iban a la batalla con poco más que un cuchillo o una daga. Otras armas comúnmente utilizadas entre los soldados musulmanes más pobres incluían jabalinas, lanzas con punta de hierro, lazos (que se usan para desbancar a los jinetes) y mazas. Los soldados musulmanes más ricos solían utilizar armas adaptadas a la lucha a caballo, como lanzas y martillos de guerra.


Sobre el propósito del Islam: una revisión de Raymond Ibrahim & # 8217s & # 8220Sword and Scimitar & # 8221

El Islam no puede reformarse negando su propia historia y los métodos para lograr sus éxitos. Y no puede ser Islam y negar lo que está en el Corán.

Detalle de la "Bataille de Poitiers en octobre" de Charles de Steuben, que muestra a Charles Martel (montado) frente a Abdul Rahman Al Ghafiqi (derecha) en la batalla de Tours. [Wikipedia]

“A diferencia de la mayoría de las historias militares, que no importa cuán fascinantes sean en última instancia académicas, este [libro] ofrece correctivos, establece el registro histórico tan discutido entre estas dos civilizaciones y, al hacerlo, demuestra de una vez por todas que una hostilidad musulmana hacia el Occidente no es una aberración, sino una continuación de la historia islámica ". - Raymond Ibrahim, Espada y cimitarra: catorce siglos de guerra entre el Islam y Occidente (Nueva York: De Capo Press, 2018), xvi

“A diferencia de Manzikert (1071), que fue más una victoria turca, la conquista de Constantinopla (1453) tuvo mayor importancia para todos los musulmanes. Incluso en Egipto, donde reinaban los principales rivales otomanos, los mamelucos, se proclamaron las `` buenas nuevas y se condecoró a El Cairo '' para celebrar `` esta más grande de las conquistas ''. El Sharif de La Meca escribió a Mahoma (II), llamándolo `` el que ha ayudó al Islam y a los musulmanes, el sultán de todos los reyes y sultanes 'y, subrayando aún más la idea de que la conquista de los infieles es el epítome de la piedad islámica,' el resucitador de la sharia del Profeta '”. Raymond Ibrahim, Espada y cimitarra, 247.

Algunas cosas preferimos no saber. Entre estos, a menudo parece, se encuentra un relato preciso de los orígenes, la extensión y los medios de expansión del Islam a lo largo de sus 1200 años de historia. Durante este período de tiempo, los ejércitos del Islam lograron conquistar una buena quinta parte de la geografía y la población del mundo. Este crecimiento y expansión muestran pocos signos de disminución, a pesar de la expulsión del Islam de España en el siglo XV y de los Balcanes en los siglos XIX y XX. La principal razón por la que el Islam no es más grande es porque, y solo porque, fue derrotado en algunas batallas históricas importantes. En los últimos años, con su alta tasa de natalidad y su inmigración, el Islam tiene una nueva oportunidad de vida en Occidente, particularmente en Europa, de la que había sido rechazado en el siglo VIII en la batalla de Tours y en el XV en Viena. Tanto Europa como América están ahora salpicadas de mezquitas en cientos de lugares, cuya construcción suele ser financiada por Arabia Saudita.

En este fascinante relato de la historia de los logros militares del Islam, Raymond Ibrahim muestra que el Islam ha seguido una política consistente que ha combinado política, guerra, terror y religión. Su propósito era, y sigue siendo, esencialmente religioso, por más reacios que estemos, debido a nuestras propias presuposiciones, a admitir ese hecho. Este propósito sigue a una lectura del Corán como la guía central del Islam y la justificación final como el mensaje de Alá a la humanidad. También manifiesta la razón fundamental por la que el Islam, a lo largo de su historia, ha tratado de expandirse. También estuvieron presentes otros motivos —económicos, étnicos y políticos—, pero este motivo religioso estaba en su núcleo. Hasta que ese núcleo sea rechazado por suficientes musulmanes individuales, continuará inspirando, por medios siempre variables, a veces pacíficos, a veces violentos, este impulso para conquistar lo que aún no está bajo el control islámico.

Lo que es difícil de entender para muchos es la persistencia de un propósito singular, llevado a cabo siglo tras siglo: la sumisión del mundo a Allah. Tanto los que no creen en nada como los que creen en otros dioses se ven tentados a pensar que tal concepto es absurdo o imposible. Sin embargo, este propósito es lo que motivó e inspiró a los califas, beis, emires, jeques, comerciantes y campesinos musulmanes, sunitas o chiítas, a continuar su misión sin importar cuán desesperada pareciera al principio.

Esta expansión implicó genocidios masivos y matanzas en varias partes del mundo y en diferentes épocas, sobre las cuales Ibrahim da un relato detallado y, a menudo, gráfico. Pero tales medios espantosos, emprendidos deliberadamente, no obvian este propósito religioso previo. De hecho, este propósito religioso es parte del fundamento de la expansión, que utilizó cualquier medio que funcionó. El voluntarismo filosófico que finalmente explicó las acciones musulmanas surgió para justificar el uso de la violencia en la religión. Como explicó al Ghazelli en el siglo XI, Alá podría querer lo contrario de lo que él quiso, todo depende de la voluntad de Alá que no está ligada a una verdad permanente.

Para comprender el Islam, es necesario seguir su historia, que se inspira en el Corán y sus interpretaciones. Por lo tanto, tenemos tanto lo que enseña el Corán como el registro histórico de lo que hizo el Islam siguiendo esas enseñanzas. El célebre historiador Victor Davis Hanson, en el "Prólogo" del libro de Ibrahim & # 8217, ofrece una breve lista de sus principales tesis: 1) "Los ejércitos islámicos se veían a sí mismos como expansivos y mesiánicos, ansiosos por involucrar a Occidente y anexar su territorio y convertir su gente & # 8221 2) Las guerras contra Occidente no fueron vistas principalmente como localizadas sino “como religiosas en lugar de nacionales o étnicas ... su guerra contra los occidentales fue vista como una lucha principalmente monolítica contra la cristiandad en lugar de contra Estados europeos particulares & # 8221 3) Los líderes islámicos han visto al cristianismo como algo intrínsecamente contra el Islam. 4) Los musulmanes en los estados occidentales tenían mucha más libertad que los cristianos en los estados musulmanes.

El libro es un relato detallado y bien investigado de las principales batallas entre el Islam y Occidente. Los mismos métodos de guerra, conquista e imposición de la ley musulmana ocurren una y otra vez. Las Cruzadas no fueron signos de agresividad cristiana sino de un esfuerzo final, generalmente desesperado, por protegerse de las incursiones musulmanas. Dos cosas llaman la atención en esta presentación. La primera es que el uso positivo de la violencia se considera una forma legítima de tratar con aquellos considerados enemigos del Islam. Con una regularidad casi monótona, este factor se ve en cada batalla y sus secuelas. Puede estar, desde una perspectiva islámica, justificado a partir de versos coránicos y del registro histórico. La única vez que un musulmán duda de su fe es cuando es derrotado en la batalla. Pero la derrota militar es solo temporal. Mientras se lea el Corán, el Islam resurgirá. El Islam, lo vemos una y otra vez, es paciente e implacable.

La segunda cosa sorprendente es el alcance y la prevalencia de la esclavitud, de los mercados de esclavos, de la necesidad de los esclavos de hacer posible el tipo de vida que los líderes musulmanes se forjaron a sí mismos. La mayoría de los estadounidenses saben que la esclavitud existía en su propio país. Lo que no es tan conocido es el lugar de los intermediarios árabes que eran los traficantes de esclavos tanto para esclavos blancos como negros. Aunque la esclavitud se encuentra en muchas culturas a lo largo de la historia, fue un elemento constante en la vida musulmana. Y los esclavos no eran en su mayoría negros, sino blancos, los esclavos elegidos fueron adquiridos por incursiones a lo largo de las costas europeas o como botín de conquista.

Cerca del final del libro, Ibrahim relata la experiencia de los primeros fundadores estadounidenses con el Islam. Algunos se sorprenderán al saber que la primera guerra estadounidense fue con los piratas de Berbería en el norte de África. Estados Unidos pagó con regularidad y enormes tarifas de rescate para recuperar a los estadounidenses retenidos como rehenes. Ibrahim cita la carta que John Adams y Thomas Jefferson escribieron al Congreso el 28 de marzo de 1786:

Nos tomamos la libertad de hacer algunas preguntas sobre los motivos de sus pretensiones (musulmanas) de hacer la guerra contra naciones que no les habían hecho daño, y observamos que considerábamos a toda la humanidad como nuestros amigos que no nos habían hecho ningún daño, ni nos habían dado cualquier provocación. El embajador (musulmán) nos respondió que se basaba en las leyes de su Profeta, que estaban escritas en su Corán, que todas las naciones que no deberían haber reconocido su autoridad eran pecadoras, que era su derecho y su deber hacerles la guerra. dondequiera que pudieran ser encontrados y para hacer esclavos a todo lo que pudieran tomar como prisioneros, y que todo mejillón que muriera en la batalla seguramente iría al Paraíso (284).

Este análisis de Adams y Jefferson esboza y resume las tesis esenciales de este libro, que describe en detalle el registro y el funcionamiento de la práctica musulmana de la guerra y el gobierno como se ve encarnado en su historia.

El libro nos deja con varias preguntas. ¿Se puede realmente ser un musulmán fiel y no aceptar esta historia y su razón de ser? ¿Pueden los no musulmanes estar contentos de que esta guerra religiosa en diversas formas no se desatará contra ellos siempre que surja la oportunidad? Como señala Ibrahim, un musulmán es libre de decir en público que no practicará la violencia siempre que esté de acuerdo en secreto en su corazón que seguirá, cuando pueda, el Corán y lo que dice sobre tal violencia.

Otra cuestión es si un conocimiento exacto de la historia y la guerra islámica no es de alguna manera antiliberal, injusto o, sí, provocador. Aquellos que sostienen, a pesar de todas las pruebas, que el Islam es una religión de paz, no se hacen ningún favor ni al Islam ni a ellos mismos. Honramos al Islam mejor juzgándolo primero por sus propios estándares y propósitos. En este sentido, el libro de Ibrahim es muy bienvenido. No pretende que el registro de lo que el Islam hace y dice de sí mismo sea algo distinto de lo que es. Y nadie niega, por supuesto, que el Islam se compone de muchas luchas internas tanto de su teología como de su política.

En muchos sentidos, el Islam ha sido su peor enemigo. Los esfuerzos por democratizar el Islam han enseñado a muchos musulmanes cómo utilizar los procesos democráticos para sus objetivos a largo plazo. Si bien el Islam aprueba la conquista por las armas, no desdeña ningún otro camino al poder si finalmente puede imponer su ley (Sharia). Si bien hoy en día no hay ejércitos musulmanes capaces de derrotar a ninguna potencia importante en el campo, el uso de tácticas terroristas puede, si no se controla, perturbar de manera efectiva e incluso debilitar a cualquier sociedad moderna.

En el libro de Belloc de 1900 Miniaturas de la historia francesa encontramos un capítulo titulado “La ruptura del Islam”, que trata sobre la batalla de Poitiers y Tours en 732, una batalla fundamental que Ibrahim también cubre. Fue una batalla que salvó a Francia y probablemente a Europa. Para explicar por qué el Islam estaba en Francia en primer lugar, Belloc escribió:

Mahoma, familiarizado con la Fe, seleccionó de entre las múltiples verdades cristianas los pocos puntos que le parecían buenos, y compuso una nueva herejía viva con la igualdad y la reducción de la doctrina a la menor brújula. Negó la Encarnación y dejó la Eucaristía a un lado. Mahoma tuvo visión y escuchó mandatos divinos. Las piedras le hablaron y él percibió las glorias del cielo. Pero más que esto ... estaba lleno de la orden de enseñar lo que había visto y conocido. Debe rehacer a los hombres. Para esta gran tarea encontró dos poderosas palancas, la hermandad y la sencillez, y a ellas unió el deleite de las armas.

Belloc, como también señala Ibrahim, se adelantó mucho a su tiempo al ver el significado y el alcance del pensamiento y la historia islámicos. Belloc rindió el honor al Islam de tomarse en serio su lado religioso, su historia y sus propósitos mesiánicos. Podía hacer esto porque podía entender el llamado de su fe. Esta comprensión de la fe del Islam es lo importante en Espada y cimitarra. No podemos leer la historia musulmana como si la explicara la mente liberal que no puede (o no quiere) comprender el llamado de tal fe a lo largo del tiempo. La mayoría de los cristianos han sido expulsados ​​de tierras musulmanas. Han sufrido ataques y asesinatos en nuestros días, el mismo tipo de atrocidades que ocurrieron una y otra vez en el pasado. Prestamos poca o ninguna atención. Aquellos más ansiosos por dialogar con representantes del Islam generalmente no conocen su historia. No pueden entender por qué este diálogo resulta principalmente en un esfuerzo por asentar a más y más seguidores de Mahoma en tierras que el Islam no pudo conquistar antes con las armas.

Belloc, en su libro Las cruzadas-en una sección sobre la Batalla de los Cuernos de Hattin (1187), después del aplastamiento del último dominio de los cruzados en los lugares sagrados, dijo que si el Islam vuelve a ganar el poder, lo hará exactamente como lo hizo antes. Escribió esto en la década de 1930 en la segunda década del siglo XXI, está claro que tenía razón. El libro de Ibrahim proporciona los antecedentes para verificar esta tesis.

El Islam no puede reformarse negando su propia historia y los métodos para lograr sus éxitos. Y no puede ser Islam y negar lo que está en el Corán. Dondequiera que se lea el Corán con atención y seriedad, el impulso hacia la sumisión mundial a Allah reaparecerá y continuará. A veces será derrotado, en otras ocasiones tendrá éxito. El Islam se contenta con esperar, pero siempre está presionando. Entiende que su enemigo inmediato es Occidente, no China, India o Rusia. Tiene todas las razones para creer que está incursionando en Europa de manera gradual pero definitiva, a menudo sin necesidad de derramamiento de sangre. No ha repudiado el terror, pero se ha dado cuenta de la posibilidad de utilizar medios políticos occidentales para que la Sharia entre en vigor en cualquier ciudad o país. Si puede expandirse tanto por medios democráticos como por el terror y la guerra, tanto mejor. El final sigue siendo el mismo: la conquista del mundo para Alá, la misión que se le asignó desde el principio.

El Islam de hoy está dividido en varias facciones y docenas de estados, algunos luchando contra otros. No tiene autoridad final para interpretar sus textos, no tiene ejército unificado. La reciente derrota de ISIS sobre el terreno dejó en claro que su expansión ahora podría utilizar otros medios. Históricamente, los cristianos y no cristianos que caen bajo el control de la mayoría musulmana han tenido que pagar una multa y aceptar la ciudadanía de segunda clase, convertirse o morir. Paz para el Islam significa la condición que se produce cuando todos son musulmanes. Hasta entonces, existe de facto un estado de guerra con los no musulmanes. Una vez más, el propósito del Islam es la sujeción de todos los hombres y naciones a Allah. Sin este objetivo final, el Islam no es Islam. Uno no puede dejar de admirar este ímpetu religioso y, al mismo tiempo, hacer todo lo posible para asegurarse de que nunca tenga éxito, tanto por el bien de los no musulmanes como por el de los musulmanes. Espada y cimitarra ofrece una explicación directa y desafiante por qué estas cosas tienen sentido.

Si valora las noticias y las opiniones que ofrece Catholic World Report, considere hacer una donación para apoyar nuestros esfuerzos. Su contribución nos ayudará a seguir haciendo que CWR esté disponible para todos los lectores en todo el mundo de forma gratuita, sin una suscripción. ¡Gracias por tu generosidad!

Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo donar a CWR. Haga clic aquí para suscribirse a nuestro boletín.


¿Se difundió el Islam por la espada durante la conquista musulmana? - Historia

Muchos no musulmanes, cuando piensan en el Islam, se imaginan fanáticos religiosos en camellos con una espada en una mano y un Corán en la otra. Este mito, que se hizo popular en Europa durante las Cruzadas, carece totalmente de fundamento.

En primer lugar, el Sagrado Corán dice claramente "Que no haya coacción en la religión". Además de esto, el Islam enseña que la fe de una persona debe ser pura y sincera, por lo que ciertamente no es algo que se pueda imponer a alguien. Para desacreditar el mito de que el Islam fue "esparcido por la espada", el historiador (no musulmán) De Lacy O'Leary escribió:

También se debe saber que los musulmanes gobernaron España durante aproximadamente 800 años. Durante este tiempo, y hasta cuando finalmente fueron expulsados, los no musulmanes viva y floreciente. Además, las minorías cristianas y judías han sobrevivido en las tierras musulmanas del Medio Oriente durante siglos. Países como Egipto, Marruecos, Palestina, Líbano, Siria y Jordania tienen poblaciones cristianas y / o judías. Si el Islam enseñó que se supone que todas las personas deben ser asesinadas o forzadas a convertirse en musulmanas, ¿cómo sobrevivieron todos estos no musulmanes durante tanto tiempo en medio del Imperio Islámico? Además, si se considera el pequeño número de musulmanes que inicialmente difundieron el Islam desde España y Marruecos en Occidente a India y China en Oriente, uno se daría cuenta de que eran demasiado pocos para obligar a las personas a ser miembros de una religión en contra de su voluntad. . Además, el gran imperio y la civilización establecidos por los musulmanes tenían un gran poder de permanencia: sus ciudadanos estaban orgullosos de ser parte de él.

La expansión del Islam contrasta con las acciones de los seguidores del cristianismo, quienes desde la época del emperador Constantino han hecho un uso liberal de la espada, a menudo basando su conducta en versículos bíblicos. Esto fue especialmente cierto en la colonización de América del Sur y África, donde los pueblos nativos fueron sistemáticamente eliminados o forzados a convertirse.

También es interesante notar que cuando los mongoles invadieron y conquistaron grandes porciones del Imperio Islámico, en lugar de destruir la religión, la adoptaron. Este es un hecho único en la historia: ¡los conquistadores adoptaron la religión de los conquistados! Dado que fueron los vencedores, ¡ciertamente no podrían haber sido obligados a convertirse en musulmanes! Pregúntele a cualquiera de los más de mil millones de musulmanes que viven hoy en el mundo si fueron forzados. El país musulmán más grande del mundo hoy en día es Indonesia, ¡y nunca hubo batallas allí!


La realidad histórica de las conquistas musulmanas

Debido a que ahora es casi axiomático que los libros de texto escolares estadounidenses encubran todo lo islámico (ver aquí, por ejemplo), puede ser instructivo examinar uno de esos aspectos que se distorsionan regularmente: las conquistas musulmanas.

Pocos eventos de la historia están tan bien documentados y atestiguados como estas conquistas, que comenzaron poco después de la muerte del profeta musulmán Mahoma (632) y disminuyeron hacia el año 750. Grandes extensiones del Viejo Mundo: desde la India en el este, a España en el oeste — fueron conquistados y consolidados por la espada del Islam durante este tiempo, con más después (por ejemplo, las conquistas otomanas).

Según los estándares de la historia, la realidad de estas conquistas es inexpugnable, ya que la historia propiamente dicha se ocupa de las fuentes primarias y las conquistas islámicas están minuciosamente documentadas. Más importante aún, la abrumadora mayoría de los materiales de fuente primaria en los que confiamos no provienen de no musulmanes, que podrían ser acusados ​​de parcialidad. Más bien, los historiadores más importantes que legaron a la posteridad miles de páginas de materiales de origen que documentaban las conquistas islámicas no eran solo los musulmanes, sino que eran, y siguen siendo, considerados por los musulmanes de hoy como eruditos piadosos y confiables (genéricamente, el ulema).

Entre los libros más autorizados dedicados a relatar las conquistas se encuentran: Ibn Ishaq (m. 767) Sira ("Vida de Muhammad"), la biografía más antigua de Muhammad Waqidi (m. Circa 820) Maghazi ("Campañas militares [del Profeta]") Baladhuri's (m. 892) Futuh al-Buldan ("Conquests of the Nations") y Tabari (m. 923) en varios volúmenes Tarikh al-Rusul wa al-Muluk, ("Historia de los profetas y los reyes"), que tiene 40 volúmenes en la traducción al inglés.

En conjunto, estos relatos (que se basan principalmente en relatos más antiguos, orales y escritos, que se remontan a Mahoma y sus sucesores) proporcionan lo que una vez fue, y en el mundo musulmán todavía es, una historia famosa: que Alá había perfeccionado la religión (Islam ) para toda la humanidad, que ordenó a su último profeta (Mahoma) y a la comunidad (musulmanes) que difundieran el Islam en el mundo y que este último debía aceptarlo voluntaria o involuntariamente (jihad).

Cabe señalar que los relatos contemporáneos no musulmanes validan aún más los hechos de las conquistas. Los escritos del obispo cristiano de Jerusalén Sofronio (muerto en 638), por ejemplo, o las crónicas del historiador bizantino Teófanes (muerto en 758), por nombrar un par, dejan en claro que los musulmanes conquistaron gran parte de lo que hoy se llama el " Mundo musulmán ".

Según la tradición histórica musulmana, la mayoría de los pueblos no musulmanes del Viejo Mundo, que no deseaban someterse al Islam o sus leyes (Sharia), se defendieron, aunque la mayoría fue finalmente derrotada y subsumida.

La primera gran conquista, famosa por su brutalidad, ocurrió en la propia Arabia, inmediatamente después de la muerte de Mahoma en 632. Muchas tribus que solo habían aceptado nominalmente la autoridad del Islam, tras la muerte de Mahoma, pensaron que podrían separarse, sin embargo, el sucesor de Mahoma y primer califa, o Su sucesor, Abu Bakr, no quiso nada de eso, y proclamó una jihad contra estos apóstatas, conocida en árabe como las "Guerras Ridda" (o Guerras de la Apostasía). Según los historiadores antes mencionados, decenas de miles de árabes fueron pasados ​​por la espada hasta que sus tribus se volvieron a someter al Islam.

Las guerras de Ridda terminaron alrededor del 634. Para evitar que los musulmanes árabes se pelearan, el siguiente califa, Omar, lanzó las conquistas musulmanas: Siria fue conquistada alrededor del 636, Egipto 641, Mesopotamia y el Imperio persa, 650. A principios del siglo VIII, todos del norte de África y España al oeste, y las tierras de Asia central y la India al este, también quedaron bajo la soberanía islámica.

Los coloridos relatos contenidos en la tradición musulmana se caracterizan por una guerra constante, que normalmente es la siguiente: los musulmanes van a una nueva región y ofrecen a los habitantes tres opciones: 1) someterse (es decir, convertirse) al Islam 2) vivir como de segunda clase ciudadanos, o "dhimmis", pagando impuestos especiales y aceptando varios debilitamientos sociales 3) luchan a muerte.

Siglos más tarde, y en parte debido al comercio, el Islam llegó a ser aceptado por unos pocos pueblos de la periferia, en su mayoría politeístas y animistas, que no seguían ninguna religión importante (por ejemplo, en Indonesia, Somalia) y que actualmente forman los márgenes exteriores del mundo islámico. .

Irónicamente, estas excepciones ahora se describen como la regla en las aulas de Estados Unidos: muchos libros de texto sugieren, o al menos implican, que la mayoría de las personas que se convirtieron al Islam lo hicieron sin coacción, sino a través de contactos pacíficos con comerciantes y comerciantes a los que optaron ansiosamente por convertirse a Islam por el atractivo intrínseco de la religión, sin notar las muchas debilitaciones conquistadas que los no musulmanes evitaron (impuestos adicionales, estatus social de segunda categoría, humillación forzada, etc.) al convertirse al Islam. De hecho, en el primer siglo, y debido a estas debilitaciones, muchos pueblos conquistados buscaron convertirse al Islam solo para ser rechazados por el califato, que prefirió mantenerlos como súbditos sometidos —y fuertemente gravados—, no como musulmanes iguales.

Mientras tanto, a medida que los libros de texto estadounidenses se equivocan sobre las conquistas musulmanas, en las aulas del mundo musulmán, las conquistas no solo se enseñan como algo habitual, sino que se glorifican: su rapidez y decisión se presentan regularmente como evidencia de que Alá estaba de hecho en del lado de los musulmanes (y volverá a estarlo, siempre que los musulmanes cumplan con su deber comunitario de librar la yihad).

El disimulo de cómo se difundió el Islam en los primeros siglos que figura en los libros de texto occidentales refleja la forma en que también se ha reformulado la palabra jihad, que alguna vez fue inseparable de las conquistas. Mientras que la palabra yihad a lo largo de los siglos simplemente significa guerra armada en nombre del Islam, en los últimos años, a los estudiantes estadounidenses se les ha enseñado la interpretación sufí de la yihad: los sufíes constituyen quizás el uno por ciento del mundo islámico y a menudo se los considera herejes con aberrantes interpretaciones, que retrata la jihad como una "lucha espiritual" contra los propios vicios.

Compare esta definición de jihad con la de una de las primeras ediciones del venerable Enciclopedia del Islam. Su frase inicial simplemente dice: "La propagación del Islam por las armas es un deber religioso de los musulmanes en general. ... La yihad debe continuar hasta que el mundo entero esté bajo el dominio del Islam. ... El Islam debe ser completamente transformado antes que la doctrina. de la yihad [guerra para difundir el Islam] puede eliminarse ". Los manuales legales musulmanes escritos en árabe son aún más explícitos.

Asimismo, las conquistas islámicas narradas en las historias musulmanas a menudo reflejan las obligaciones doctrinales establecidas en los textos teológicos del Islam: el Corán y el Hadith. Los historiadores musulmanes a menudo justifican las acciones de los primeros invasores islámicos yuxtaponiendo los mandatos de la jihad que se encuentran en las escrituras islámicas.

También debe tenerse en cuenta que, para los musulmanes, las conquistas islámicas son vistas como actos de altruismo: se las conoce como futuh, que literalmente significa "aberturas", es decir, los países conquistados fueron "abiertos" para que la luz del Islam entrara y guiara a sus habitantes infieles. Por lo tanto, para los musulmanes, no hay nada de qué lamentar o disculparse con respecto a las conquistas que se consideran para el bien de aquellos que fueron conquistados (es decir, los antepasados ​​de los musulmanes de hoy).

Para terminar, el hecho de las conquistas musulmanas, según todos los estándares de la historia, es indiscutible. En consecuencia, así como aspectos menos que impresionantes de la historia occidental y cristiana, como la Inquisición o la conquista de las Américas, se enseñan regularmente en los libros de texto de Estados Unidos, también se deben enseñar las conquistas musulmanas, sin disculpas ni temor de ser políticamente incorrectas. Esto es especialmente así porque se trata de la historia, que tiene una forma de repetirse cuando se ignora o, peor aún, se blanquea.

Temas relacionados: Historia, Islam | Raymond Ibrahim reciba lo último por correo electrónico: suscríbase a la lista de correo gratuita de mef


¿Se difundió el Islam por la espada?

Muchos no musulmanes, cuando piensan en el Islam, se imaginan fanáticos religiosos en camellos con una espada en una mano y un Corán en la otra. Este mito, que se hizo popular en Europa durante las Cruzadas, carece totalmente de fundamento. En primer lugar, el Sagrado Corán dice claramente: "No haya coacción en la religión".

Además de esto, el Islam enseña que la fe de una persona debe ser pura y sincera, por lo que ciertamente no es algo que se pueda imponer a alguien. Al desacreditar el mito de que el Islam era & citado por la espada & quot, el historiador (no musulmán) De Lacy O 'Leary escribió: "La historia deja en claro, sin embargo, que la leyenda de los musulmanes fanáticos que arrasan el mundo y obligan al Islam a punta de espada a las razas conquistadas es uno de los mitos más fantásticamente absurdos que los historiadores han aceptado". (Islam en la encrucijada, Londres, 1923, pág. 8.). También se debe saber que los musulmanes gobernaron España durante aproximadamente 800 años. Durante este tiempo, y hasta que finalmente fueron expulsados, los no musulmanes vivían y florecían. Además, las minorías cristianas y judías han sobrevivido en las tierras musulmanas del Medio Oriente durante siglos. Países como Egipto, Marruecos, Palestina, Líbano, Siria y Jordania tienen poblaciones cristianas y / o judías. Si el Islam enseñó que se supone que todas las personas deben ser asesinadas o forzadas a convertirse en musulmanas, ¿cómo sobrevivieron todos estos no musulmanes durante tanto tiempo en medio del Imperio Islámico?

Además, si se considera el pequeño número de musulmanes que inicialmente difundieron el Islam desde España y Marruecos en Occidente a India y China en Oriente, uno se daría cuenta de que eran demasiado pocos para obligar a las personas a ser miembros de una religión en contra de su voluntad. . Además, el gran imperio y la civilización establecidos por los musulmanes tenían un gran poder de permanencia: sus ciudadanos estaban orgullosos de ser parte de él. La expansión del Islam contrasta con las acciones de los seguidores del cristianismo, quienes desde la época del emperador Constantino han hecho un uso liberal de la espada, a menudo basando su conducta en versículos bíblicos. Esto fue especialmente cierto en la colonización de América del Sur y África, donde los pueblos nativos fueron sistemáticamente eliminados o forzados a convertirse. También es interesante notar que cuando los mongoles invadieron y conquistaron grandes porciones del Imperio Islámico, en lugar de destruir la religión, la adoptaron. Este es un hecho único en la historia: ¡los conquistadores adoptaron la religión de los conquistados! Dado que fueron los vencedores, ¡ciertamente no podrían haber sido obligados a convertirse en musulmanes! Pregunte a cualquiera de los más 1.8 mil millones ¡Musulmanes vivos en el mundo de hoy si fueron forzados! El país musulmán más grande del mundo hoy en día es Indonesia, ¡y nunca hubo batallas allí! Entonces, ¿dónde estaba la espada? ¿Cómo podría alguien verse obligado a adherirse a una religión espiritualmente gratificante y exigente como el Islam?


Ver el vídeo: Κραυγή απόγνωσης από Ελβετό πολιτικό. Το Ισλάμ απειλεί την ελευθερία της Ευρώπης...