Pirámide

Pirámide

Una pirámide es una estructura o monumento, generalmente con una base cuadrilátera, que se eleva a un punto triangular. En la imaginación popular, las pirámides son las tres estructuras solitarias en la meseta de Giza en el borde del desierto del Sahara, pero hay más de setenta pirámides en Egipto que se extienden por el valle del río Nilo y, en su tiempo, fueron los centros de grandes complejos de templos. . Aunque en gran parte se asocia exclusivamente con Egipto, la forma de pirámide se utilizó por primera vez en la antigua Mesopotamia en las estructuras de adobe conocidas como zigurats, y continuó siendo utilizada por los griegos y romanos. Las pirámides también se encuentran al sur de Egipto en el reino nubio de Meroe, en las ciudades mayas de América Central y del Sur y, en una variación de la forma, en China.

Pirámides egipcias

Conocida como 'mr' o 'mir' por los egipcios, la pirámide era una tumba real y se consideraba el lugar de ascenso del espíritu del faraón fallecido. Desde el punto más alto de la pirámide, se pensaba, el alma viajaría al más allá del Campo de Juncos y, si así lo deseaba, podría regresar fácilmente a la tierra (el pináculo más alto de la pirámide, o una vida- como una estatua del rey, que sirve como un faro que el alma reconocería). Al principio, la mastaba simple sirvió como tumba para la gente común y la realeza por igual, pero en el Período Dinástico Temprano (c. 3150-2613 a. C.) el diseño de la pirámide se desarrolló bajo el reinado de Djoser de la Tercera Dinastía (c. 2670- 2613 a. C.).

El arquitecto en jefe de Djoser, Imhotep (c. 2667-2600 a. C.) decidió intentar algo que nunca antes se había intentado: construir un monumento colosal completamente de piedra. En lugar de la simple tumba de mastaba, diseñó y diseñó un proceso mediante el cual las mastabas de ladrillos de barro anteriores se construirían con bloques de piedra caliza y se colocarían una encima de la otra, cada nivel un poco más pequeño que el de abajo, para crear una pirámide. . Esta serie de grandes mastabas de piedra apiladas, cuidadosamente construidas con un diseño graduado, se convirtió en la primera pirámide de Egipto: la famosa pirámide escalonada de Saqqara. La pirámide de Zoser se elevó a 204 pies (62 metros (de alto) y estaba compuesta por seis 'escalones' separados. La base de esta pirámide era de 358 por 411 pies (109 por 125 metros) y los 'escalones', o capas, estaban revestidos con piedra caliza. La pirámide fue construida en el centro de un gran complejo de templos, casas para los sacerdotes y edificios administrativos que cubrían 40 acres (16 hectáreas) y estaba rodeada por un muro de 30 pies (10,5 metros) de altura. Al diseñar esta pirámide y complejo Imhotep creó la estructura más alta del mundo en ese momento, que instantáneamente se convirtió en la principal atracción turística de Saqqara.

La primera pirámide, como reconoceríamos hoy la estructura, apareció en la IV Dinastía en el reinado de Snofru, quien completó dos pirámides en Dashur.

La primera pirámide, como reconoceríamos hoy la estructura, apareció en la Cuarta Dinastía en el reinado de Snofru, quien completó dos pirámides en Dashur y terminó el trabajo iniciado en la pirámide de su padre en Meidum. Estas pirámides también hicieron uso de la gradación de bloques de piedra caliza, pero los bloques se cortaron más pequeños a medida que la estructura se elevaba, proporcionando una superficie exterior lisa en lugar de los 'escalones' que luego se cubrieron con piedra caliza. El ejemplo más destacado de construcción de pirámides en Egipto fue la Gran Pirámide de Keops en Giza, el último resto de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, con una base que cubre trece acres y está compuesta por 2.300.000 bloques de piedra. Conocido como el Horizonte de Keops en la antigüedad, la pirámide se colocó para una alineación astrológica precisa.

Pirámides mesoamericanas

Las pirámides de Mesoamérica siguen este preciso diseño a pesar de que no hay evidencia de intercambio cultural entre Egipto y ciudades como Chichén Itzá o Tikal o la gran ciudad de Tenochtitlán. Se cree que las grandes pirámides de la civilización maya y otras tribus indígenas de la región representan montañas que simbolizan el intento del hombre de acercarse al reino de los dioses. La pirámide conocida como El Castillo, en Chichén Itzá, fue diseñada específicamente para dar la bienvenida a la tierra al gran dios Kukulkan en los equinoccios de primavera y otoño. En esas fechas, el sol proyecta una sombra que, debido a la construcción de la pirámide, parece ser el dios serpiente que desciende por las escaleras de la pirámide hasta el suelo.

Otras pirámides

Existe evidencia de la construcción de pirámides en Grecia en excavaciones arqueológicas en Hellenicon y en las obras del antiguo escritor Pausanius, quien registró haber visto dos pirámides en Grecia. La función de las pirámides griegas sigue siendo un misterio, ya que las ruinas de Hellenicon no están tan bien conservadas como las pirámides de Egipto y no existen registros de los griegos que mencionen la construcción de pirámides.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Los relatos de Pausanius parecen indicar que las pirámides eran monumentos a los héroes caídos y, quizás, algunos lo eran; pero el hecho de que las ruinas de Hellenicon tengan una puerta en la base que solo puede cerrarse desde el interior ha llevado a algunos estudiosos a especular que quizás las pirámides se usaron como torres de vigilancia (que se levantan en forma de pirámide pero sin el pináculo). Sin embargo, como la parte superior de la pirámide en Hellenicon falta desde hace mucho tiempo, y como no hay relatos de la antigüedad, esto debe seguir siendo una especulación.

En la época romana, la pirámide volvió al uso egipcio como tumba y la Pirámide de Cestio todavía se encuentra hoy en Roma cerca de la Porta San Paulo. Construida entre el 18 y el 12 a. C., la pirámide fue la tumba del magistrado Cayo Cestio Epulo y se eleva 125 pies desde una base de 100 pies. Existe cierto desacuerdo sobre si los romanos tomaron la forma piramidal de Egipto o de Nubia, ya que la forma y el diseño interior de la pirámide de Cestio podrían interpretarse como una u otra, pero no definitivamente como una u otra. Las pirámides del Reino de Meroe (al sur de Egipto en el actual Sudán) son idénticas a las de Egipto, aunque parecen carecer de la complejidad de las cámaras interiores.

Conclusión

En cada cultura que hizo uso de ellos (y, por supuesto, como se mencionó, también hubo pirámides en China, en toda Mesoamérica, en la India y, más tarde, en toda Europa) la pirámide era la pieza central de un complejo circundante. Hoy en día, la Gran Pirámide de Giza se encuentra entre las dos pirámides más pequeñas y otras Mastabas recientemente excavadas pero, originalmente, se habría elevado por encima de terrazas y paseos y edificios dedicados al espíritu de los difuntos oa los dioses de ese lugar en particular. Las aldeas de trabajadores una vez se levantaron en la meseta de Giza, lo que dio lugar a tiendas y centros comerciales. Estos trabajadores no eran esclavos extranjeros, sino egipcios que fueron reclutados para trabajar como sacrificio religioso, se ofrecieron como voluntarios como servicio comunitario o se les pagó por su tiempo y talentos. Las excavaciones arqueológicas no han encontrado evidencia de trabajo forzoso en las pirámides de Giza ni en ninguno de los otros monumentos de Egipto. La impresión popular de los esclavos hebreos trabajando bajo el látigo para construir las pirámides proviene del Libro bíblico del Éxodo y de ningún otro lugar salvo ficciones y películas que han popularizado la historia. La meseta de Giza no era un barrio de esclavos donde la gente se veía obligada a trabajar en contra de su voluntad, sino una próspera comunidad de egipcios que vivían, trabajaban y adoraban allí. El posicionamiento de la Esfinge en Giza, así como los hallazgos arqueológicos recientes allí y en otros lugares de Egipto, apoyan la teoría de los complejos piramidales como centros de culto, trabajo, comercio y vida social en lugar de tumbas solitarias erigidas en llanuras vacías.


Desde palas de neón hasta calaveras de cristal: la salvaje historia de la pirámide de Memphis

La pirámide de Memphis es un hito inusual en la ciudad y el horizonte de # x27, pero su historia es aún más interesante © Davel5957 Getty Images / iStockphoto

A orillas del río Mississippi, justo al norte del centro de Memphis, se encuentra una de las pirámides más grandes del mundo, a 100 metros desde la base hasta la cúspide. Colóquelo junto a la más famosa de todas las pirámides, en Giza, y sería la tercera más alta del grupo, y aunque puede que no tenga el mismo nivel de intriga histórica que sus contrapartes egipcias, todavía hay capa tras capa de historias para contar.

La pirámide de Memphis siempre iba a ser un gran problema. Ese era el punto. Es posible que la música haya ayudado a poner la ciudad de Tennessee en el mapa (Graceland está aquí y también Sun Studio, el autoproclamado "lugar de nacimiento del Rock 'n' Roll"), pero los impulsores de la ciudad querían un hito llamativo, una firma del horizonte como el Gateway Arco en St. Louis. Una pirámide encajaba lógicamente, dado el homónimo de la ciudad en Egipto, y el precedente local de la arquitectura de inspiración egipcia, como el histórico edificio de Universal Life Insurance.


Su nombre proviene de un cuento maya del siglo XIX, titulado El Leyenda del Enano de Uxmal (La leyenda del enano de Uxmal). Según esta leyenda, un enano construyó la pirámide en una noche, ayudado por su madre, una bruja. Este edificio es uno de los más impresionantes de Uxmal, mide unos 115 pies de altura. Fue construida durante los períodos Clásico Tardío y Terminal, entre el 600 y el 1000 d.C., y se han detectado cinco fases constructivas. El que se ve hoy es el último, construido alrededor del 900-1000 d.C.

La pirámide, sobre la que se erige el templo actual, tiene una peculiar forma elíptica. Dos escaleras conducen a la cima de la pirámide. La escalera oriental, la más ancha, tiene un pequeño templo a lo largo del camino que corta la escalera por la mitad. La segunda escalera de acceso, la occidental, da al Cuadrilátero del convento y está decorada con frisos del dios de la lluvia Chaac.

La Pirámide del Mago es el primer edificio que encuentra un visitante al ingresar al área ceremonial de Uxmal, justo al norte de la Cancha de Juego de Pelota y el Palacio del Gobernador y al este del Cuadrilátero Nunnery.

Varias fases del templo construido en la parte superior de la pirámide son visibles mientras se asciende por la pirámide desde la base hasta la parte superior. Se han detectado cinco fases constructivas (Templo I, II, III, IV, V). Las fachadas de las diferentes fases fueron decoradas con máscaras de piedra del dios de la lluvia Chaac, típico del estilo arquitectónico Puuc de la región.


Pirámide

La palabra "esfinge", que significa "estrangulador", fue dada por primera vez por los griegos a una criatura fabulosa que tenía cabeza de mujer, cuerpo de león y alas de pájaro. En Egipto, hay numerosas esfinges, generalmente con la cabeza de un rey con su tocado y el cuerpo de un león. Sin embargo, hay esfinges con cabezas de carnero que están asociadas con el dios Amón.

La Gran Esfinge se encuentra al noreste del Templo del Valle de Khafre (Chephren). Donde se asienta fue una vez una cantera. Creemos que los trabajadores de Khafre le dieron forma de león a la piedra y le dieron la cara de su rey hace más de 4.500 años. El nombre de Khafre también se mencionó en la Estela de los Sueños, que se encuentra entre las patas de la gran bestia. Sin embargo, nadie está completamente seguro de que sea de hecho el rostro de Khafre, aunque de hecho esa es la preponderancia del pensamiento. Recientemente, sin embargo, se ha argumentado que Keops, el constructor de la Gran Pirámide, también pudo haber hecho construir la Gran Esfinge.

Se cree que la Gran Esfinge es la escultura de piedra más inmensa jamás realizada por el hombre. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la Esfinge no es un monumento aislado y que debe examinarse en el contexto de su entorno. Específicamente, como muchos de los monumentos de Egipto, es un complejo que consta no solo de la gran estatua en sí, sino también de su antiguo templo, un templo del Imperio Nuevo y algunas otras estructuras pequeñas. También está estrechamente relacionado con el Templo del Valle de Khafre, que tenía cuatro colosales estatuas de esfinges de más de 26 pies de largo cada una.

El material de la Esfinge es el lecho de piedra caliza de lo que los geólogos llaman la Formación Muqqatam, que se originó hace cincuenta millones de años a partir de sedimentos depositados en el fondo de las aguas marinas que envolvieron el noreste de África durante el período Eoceno Medio. Un terraplén se formó a lo largo de lo que ahora es el lado noroeste de la meseta. Nummulites, que son pequeños fósiles en forma de disco que llevan el nombre de la palabra latina para 'moneda', empacan el terraplén. Éstos fueron una vez los caparazones de organismos planctónicos ahora extintos. Había un banco de arena y un arrecife de coral que crecía sobre la ladera sur del terraplén. El lodo carbonatado depositado en la laguna se petrificó en las capas de las que los antiguos constructores, unos cincuenta millones de años después, esculpieron la Gran Esfinge.

Para hacerlo, excavaron una zanja profunda en forma de U que aisló un enorme bloque de lecho de roca rectangular para tallar la Esfinge. Este recinto es más profundo inmediatamente alrededor del cuerpo, con una repisa en la parte trasera del monumento donde quedó inacabado y una extensión menos profunda hacia el norte donde se han realizado importantes hallazgos arqueológicos.

La piedra caliza buena y dura que se encontraba alrededor de la cabeza de la Esfinge probablemente fue extraída de bloques para construir las pirámides. La piedra caliza removida para dar forma al cuerpo de la bestia evidentemente fue empleada para construir los dos templos al este de la Esfinge, en una terraza más baja que el piso del recinto de la Esfinge, uno casi directamente en frente de las patas, el otro a la al sur del primero.

En general, se piensa que la extracción de canteras alrededor del montículo original reveló una roca de calidad demasiado pobre para la construcción. Por lo tanto, algún individuo visionario concibió el plan para convertir lo que quedaba del montículo en la Esfinge. Sin embargo, la Esfinge también pudo haber sido planeada desde el principio para esta ubicación, buena o mala roca. Las paredes del recinto de la Esfinge tienen las mismas características que los estratos del cuerpo de la Esfinge y exhiben estados de erosión similares.

El cuerpo de roca madre de la Esfinge se convirtió en una sección permanente de las capas más profundas de piedra caliza de la meseta de Giza. El estrato más bajo de la Esfinge es la roca dura y quebradiza del antiguo arrecife, denominado Miembro I.Todas las capas geológicas se inclinan unos tres grados de noroeste a sureste, por lo que son más altas en la grupa de la Esfinge y más bajas en las patas delanteras. Por tanto, la superficie de esta zona no se ha degradado de forma apreciable en comparación con las capas superiores.

La mayor parte del cuerpo del león de Sphnix y la pared sur y la parte superior de la zanja fueron tallados en el Miembro II, que consta de siete capas que son suaves cerca de la parte inferior, pero se vuelven progresivamente más duras cerca de la parte superior. Sin embargo, la roca en realidad alterna entre dura y blanda. La cabeza y el cuello de la Gran Esfinge están hechos de Miembro III, que es mejor piedra, aunque se vuelve más dura más arriba.

La Esfinge mira hacia el sol naciente con un templo al frente que se asemeja a los templos del sol que fueron construidos más tarde por los reyes de la Quinta Dinastía. El león era un símbolo solar en más de una antigua cultura del Cercano Oriente. La cabeza humana real sobre el cuerpo de un león simbolizaba el poder y la fuerza, controlados por la inteligencia del faraón, garante del orden cósmico o maat. Su simbolismo sobrevivió durante dos milenios y medio en la iconografía de la civilización egipcia.

La cabeza y el rostro de la Esfinge ciertamente reflejan un estilo que pertenece al Antiguo Reino de Egipto, y a la IV Dinastía en particular. La forma general de su rostro es ancha, casi cuadrada, con una barbilla ancha. El tocado (conocido como el pañuelo 'nemes'), con su pliegue sobre la parte superior de la cabeza y sus planos triangulares detrás de las orejas, la presencia de la cobra real 'uraeus' en la frente, el tratamiento de los ojos y labios toda evidencia de que la Esfinge fue tallada durante este período.

Las esculturas de los reyes Djedefre, Khafre y Menkaure y otros faraones del Imperio Antiguo, todas muestran la misma configuración que vemos en la Esfinge. Algunos eruditos creen que la Gran Esfinge originalmente tenía una barba con el tipo de barba trenzada formalmente. Piezas de la enorme barba de la Esfinge encontradas en las excavaciones adornan el Museo Británico de Londres y el Museo de El Cairo. Sin embargo, parece que posiblemente, si no probablemente, esté fechado en el Reino Nuevo, por lo que probablemente se agregó en una fecha posterior. La barba divina redondeada es una innovación del Reino Nuevo y, según Rainer Stadelmann, no existió en el Reino Antiguo o Medio. Es posible que se haya agregado para identificar al dios con Horemahket.

Hay un agujero en la parte superior de la cabeza, ahora rellenado, que alguna vez sirvió de soporte para la decoración adicional de la cabeza. Las representaciones de la Esfinge de los últimos días del antiguo Egipto muestran una corona o plumas en la parte superior de la cabeza, pero no eran necesariamente parte del diseño original. Sin embargo, la parte superior de la cabeza es más plana que las esfinges egipcias posteriores.

El cuerpo mide 72,55 metros de largo y 20,22 metros de alto. La cara de la esfinge mide cuatro metros de ancho y sus ojos miden dos metros de altura. La boca tiene unos dos metros de ancho, mientras que la nariz habría tenido más de 1,5 metros de largo. Las orejas tienen más de un metro de altura. Ahora faltan parte del uraeus (cobra sagrada), la nariz, la oreja inferior y la barba ritual, mientras que los ojos han sido picoteados. La barba de la esfinge se exhibe en el Museo Británico.

Debajo del cuello, la Gran Esfinge tiene el cuerpo de un león, con patas, garras y cola (enroscada alrededor de la cadera derecha), sentada sobre el lecho de roca del recinto rocoso en el que se ha tallado el monumento. El recinto tiene muros más altos al oeste y al sur del monumento, de acuerdo con la actual distribución del terreno.

Cuando se ve de cerca, la cabeza y el cuerpo de la Esfinge se ven relativamente bien proporcionados, pero visto desde más lejos y de lado, la cabeza parece pequeña en relación con el cuerpo largo (proporcionalmente mucho más largo de lo que se ve en las esfinges posteriores). En su estado intacto, es probable que el cuerpo pareciera todavía más grande en relación con la cabeza, que no se ha reducido tanto por la erosión. La cabeza humana está en una escala de aproximadamente 30: 1, mientras que el cuerpo de león está en la escala más pequeña de 22: 1. Podría haber varias explicaciones para esta discrepancia.

Esta fue, hasta donde sabemos, una de las primeras esfinges egipcias, aunque hay al menos otra, atribuida a Djedefre, que la antecede. Es posible que las reglas de proporción comúnmente empleadas en ejemplos posteriores y más pequeños aún no se hayan formulado en el momento de la talla de la Gran Esfinge de Giza. En cualquier caso, la talla de esfinges fue siempre una fórmula flexible, hasta un grado inusual en el contexto del conservadurismo artístico egipcio.

Por otra parte, la Esfinge puede haber sido esculpida para verse mejor cuando se ve desde bastante cerca y más o menos desde el frente. También existe la posibilidad de que simplemente no hubiera suficiente roca buena para hacer la cabeza, donde se requerían detalles finos, más grande. Además, la fisura en la parte trasera de la Gran Esfinge puede haber dictado un cuerpo más largo, en lugar de uno demasiado corto.

Existe la posibilidad de que la cabeza haya sido remodelada en algún momento y, por lo tanto, de tamaño reducido, pero solo por motivos estilísticos, es poco probable que esto se haya hecho después de los tiempos del Imperio Antiguo en el antiguo Egipto.

Hay tres pasajes dentro o debajo de la Esfinge, dos de ellos de origen oscuro. El de causa conocida es un corto eje sin salida detrás de la cabeza perforado en el siglo XIX. No se sabe que existan otros túneles o cámaras en o debajo de la Esfinge. Varios pequeños agujeros en el cuerpo de la Esfinge pueden estar relacionados con los andamios en el momento del tallado.

La figura estuvo enterrada la mayor parte de su vida en la arena. Fue el rey Thutmosis IV (1425-1417 a. C.) quien colocó una estela entre las patas delanteras de la figura. En él, Thutmose describe un evento, cuando todavía era un príncipe, cuando salió de caza y se quedó dormido a la sombra de la esfinge. Durante un sueño, la esfinge le habló a Thutmose y le dijo que limpiara la arena. La esfinge le dijo que si hacía esto, sería recompensado con la realeza de Egipto. Thutmose llevó a cabo esta petición y la esfinge cumplió con su parte del trato. Por supuesto, con el tiempo, la gran estatua, el único ejemplo de una escultura colosal tallada en círculo directamente en la roca natural, una vez más se encontró enterrada bajo la arena.

En la era más moderna, cuando Napoleón llegó a Egipto en 1798, la Esfinge fue enterrada una vez más con arena hasta el cuello; en este punto, creemos que la nariz había desaparecido durante al menos 400 años. Entre 1816 y 1817, el comerciante genovés Caviglia intentó limpiar la arena, pero solo logró cavar una zanja en el pecho de la estatua y a lo largo de las patas delanteras. Agguste Mariette, el fundador del Servicio de Antigüedades de Egipto, también intentó excavar la Esfinge, pero se rindió frustrado por la enorme cantidad de arena. Continuó explorando el Templo del Valle de Khafre, pero regresó a la Gran Esfinge para excavar en 1858. Esta vez, logró limpiar la arena hasta el suelo de roca de la zanja alrededor de la Esfinge, descubriendo en el proceso varias secciones de la muros protectores alrededor de la zanja, así como extrañas cajas de mampostería a lo largo del cuerpo del monumento que podrían haber servido como pequeños santuarios. Sin embargo, aparentemente todavía no limpió toda la arena.

En 1885, Gasto Maspero, entonces Director del Servicio de Antigüedades, intentó una vez más limpiar la Esfinge, pero después de exponer el trabajo anterior de Caviglia y Mariette, también se vio obligado a abandonar el proyecto por problemas logísticos.

Entre 1925 y 1936, el ingeniero francés Emile Baraize excavó la Esfinge en nombre del Servicio de Antigüedades y, al parecer, por primera vez desde la antigüedad, la gran bestia volvió a estar expuesta a los elementos.

De hecho, la arena ha sido su salvadora, ya que, al estar construida de arenisca blanda, habría desaparecido hace mucho tiempo si no hubiera estado enterrada durante gran parte de su existencia.

Sin embargo, la estatua se está derrumbando hoy debido al viento, la humedad y el smog de El Cairo. La roca aquí era de mala calidad desde el principio, ya agrietada a lo largo de líneas de unión que se remontan a la formación de la piedra caliza hace millones de años. Hay una fisura particularmente grande en las ancas, hoy rellena de cemento, que también se asoma en las paredes del recinto en el que se asienta la Esfinge.

Debajo de la cabeza comienza una seria erosión natural. El cuello está muy desgastado, evidentemente por la arena arrastrada por el viento durante esos largos períodos en los que solo la cabeza sobresalía del desierto y el viento podía catapultar la arena a lo largo de la superficie y fregar el cuello y las extensiones del tocado que faltan. por completo ahora. La piedra aquí no es de tan buena calidad como la de la cabeza de arriba.

La erosión debajo del cuello no parece ser fregado por arena arrastrada por el viento. De hecho, la roca de la mayor parte del cuerpo es tan pobre que debe haberse estado deteriorando desde el día en que fue tallada en la piedra. Sabemos que necesitó reparaciones en más de una ocasión en la antigüedad. Continúa erosionándose ante nuestros ojos, con fragmentos de piedra caliza que caen del cuerpo durante el calor del día.

Entonces, hoy, gran parte del trabajo sobre la Gran Esfinge en Giza no está dirigido a más exploraciones o excavaciones, sino más bien a la preservación de esta gran maravilla de Egipto. Este es el enfoque, y aunque algunos incluso hoy podrían tener a las autoridades de la antigüedad excavando alrededor del monumento en busca de cámaras ocultas que contengan los secretos de la Atlántida, es poco probable que eso suceda en el corto plazo.


Teoría de los números

Herodoto, el historiador griego, escribió que 100.000 trabajadores construyeron las pirámides, mientras que los egiptólogos modernos dan una cifra más parecida a 20.000 o 30.000 trabajadores. ¿Puedes explicar eso?

Bueno, en primer lugar, Herodoto simplemente afirma que le dijeron eso. Dijo, 100.000 hombres trabajando en tres turnos, lo que suscita algunas dudas, supongo, si lo lees en el griego original, en cuanto a si son tres turnos de 100.000 hombres cada uno o si subdivides a los 100.000 hombres. Pero mi propio enfoque de esto proviene en cierta medida de "Esta vieja pirámide". [En este programa NOVA, un equipo intenta construir una pequeña pirámide en Giza.] Ciertamente no replicamos la tecnología antigua al 100 por ciento, porque no hay & # x27t forma en que podríamos replicar toda la sociedad antigua que rodeaba esta tecnología. Nuestras piedras fueron entregadas por un camión de plataforma en lugar de barcazas que no reconstruimos las barcazas que trajeron los bloques de granito de 60 toneladas desde Asuán. Básicamente, lo que estábamos haciendo es, como decimos en la película y en el libro adjunto, que estamos configurando la capacidad de probar herramientas, técnicas y operaciones particulares, sin probar todo el proyecto de construcción.

"En un experimento de NOVA, descubrimos que 12 hombres podían tirar de un bloque de una tonelada y media sobre una superficie resbaladiza con gran facilidad".

Sin embargo, una de las cosas que más me impresionó fue el hecho de que en 21 días, 12 hombres descalzos, que vivían en el desierto oriental, abrieron una nueva cantera aproximadamente en el tiempo que necesitábamos piedra para nuestra pirámide NOVA, y en 21 días extrajeron 186 piedras. Ahora, lo hicieron con un cable de hierro y un cabrestante que apartó la piedra de la pared de la cantera, y todas sus herramientas eran de hierro. Pero aparte de eso, lo hicieron a mano.

Incluso hoy, más de 4.500 años desde la época de Keops, los albañiles egipcios utilizan herramientas manuales para abrir zanjas estrechas en piedra caliza para hacer bloques.

Así que dije, tomando solo una cifra en bruto, si 12 hombres descalzos (vivían en un refugio inclinado, día y noche, allá afuera), si podían extraer 186 piedras en 21 días, dejemos que & # x27s hagan los cálculos simples. y vea, simplemente en un cálculo simplista muy crudo, cuántos hombres se requirieron para entregar 340 piedras al día, que es lo que tendría que entregar a la Pirámide de Khufu para construirla en 20 años. Y sale a entre 400 y 500 hombres. Ahora, me molestaban las herramientas de hierro, especialmente el cabrestante de hierro que apartó la piedra de las paredes de la cantera, así que dije, dejemos que & # x27s ponga un equipo adicional de 20 hombres, de modo que 12 hombres se conviertan en 32, y ahora dejemos que & # x27s # x27s ejecuta la ecuación. Bueno, resulta que incluso si le da un gran margen de maniobra a las herramientas de hierro, las 340 piedras podrían haber sido extraídas en un día por unos 1.200 hombres. Y eso se extrae localmente en Giza, la mayor parte de la piedra es piedra local.

Entonces, debido a nuestro mapeo y a nuestro enfoque en el que miramos cuál es la forma del suelo aquí, dónde está la cantera, dónde está la pirámide, dónde habría corrido la rampa, podríamos llegar a una figura de cuántos hombres se necesitarían para arrastrar las piedras hasta la pirámide. Ahora, a menudo se dice que las piedras se entregan a una velocidad de una cada dos minutos más o menos. Y los de la Nueva Era a veces lo señalan como una imposibilidad para los egipcios de la época de Keops. Pero las piedras no entraron una tras otra. Y en realidad puedes calcular el coeficiente de fricción o deslizamiento sobre una superficie resbaladiza, cuánto pesa una piedra promedio, cuántos hombres se necesitarían para tirar de eso. Y en un experimento de NOVA descubrimos que 12 hombres podían tirar de un bloque de una tonelada y media sobre una superficie resbaladiza con gran facilidad. Y luego podría llegar a estimaciones muy conservadoras en cuanto a la cantidad de hombres que se necesitarían para tirar de un bloque de tamaño promedio la distancia desde la cantera, que conocemos, hasta la Pirámide. E incluso podría tener en cuenta diferentes configuraciones de la rampa, lo que le daría una longitud diferente.

Durante la realización de la película NOVA "This Old Pyramid", los trabajadores egipcios arrastraron con éxito un gran bloque de piedra caliza utilizando rodillos de madera. ¿Usaron los antiguos tal técnica?

Bueno, trabajando de esa manera, y desafío a cualquiera a unirse al desafío, resulta que realmente puedes obtener la entrega que necesitas. Necesita que le entreguen 340 piedras todos los días, y eso & # x27s 34 piedras cada hora en un día de diez horas, ¿verdad? Treinta y cuatro piedras pueden ser entregadas por un número x de bandas de 20 hombres, y salen como 2,000, en algún lugar de esa área. Podemos repasar las cifras exactas. Así que ahora tenemos 1.200 hombres en la cantera, lo que es una estimación muy generosa, 2.000 hombres entregando. Entonces eso & # x27s 3200. Bien, ¿qué tal si los hombres cortan las piedras y las colocan? Bueno, es diferente entre las piedras de núcleo que se colocaron con un gran factor de inclinación y las piedras de revestimiento que se cortaron y colocaron a medida, una a otra, con tanta precisión que no se puede colocar una hoja de cuchillo entre las juntas. . Así que hay una diferencia. Pero dejemos que & # x27s lo pase por alto por un momento.


Pyramid Federal Credit Union tiene una rica historia en Arizona y en toda la comunidad de Tucson.

LOS PRIMEROS AÑOS
La historia de Pyramid se remonta a 1925 y los pasillos de la oficina de correos, entonces ubicados en el antiguo edificio Ronstadt’s Hardware en el centro de Tucson. Unos pocos empleados postales emprendedores formaron un grupo de inversión en el mercado de valores, con el deseo de encontrar una manera de ayudar a mejorar sus vidas financieras. Estos primeros inversores se jactaron ante sus compañeros de trabajo de sus ganancias y más se unieron al grupo para compartir la promesa de éxito financiero.

Y a pesar de la crisis que se avecinaba y que llevó a la economía de los Estados Unidos a lo que se conoció como la Gran Depresión de 1929, los padres fundadores de Pyramid vieron una manera de ayudarse mutuamente durante estos tiempos financieros desafiantes. Pronto, Pyramid se convirtió en líder del movimiento de cooperativas de ahorro y crédito en los Estados Unidos. Los miembros fundadores ayudaron a fundar otras uniones de crédito en Tucson.

Pyramid estuvo en funcionamiento años antes de que las cooperativas de ahorro y crédito fueran reconocidas y reguladas oficialmente por el estado. Después de muchos viajes a Phoenix y meses de trabajo con los legisladores de Arizona, se aprobó una ley de Arizona Credit Union en 1929. Pyramid recibió uno de los primeros estatutos del estado para operar formalmente como una cooperativa de crédito, el primer día disponible de ese año, noviembre 29. A medida que se corrió la voz sobre la cooperativa de ahorro y crédito, la membresía de Pyramid aumentó.

Los negocios se llevaban a cabo de los bolsillos del tesorero, dondequiera que se encontrara: en la oficina de correos, en su casa, en la ruta del correo o incluso desde la puerta trasera de un camión de paquetes postales.

La primera reunión anual de la Pirámide se llevó a cabo en la sala de distribución de la Oficina Principal de Correos, luego en el Edificio Federal en el centro de la ciudad. Dos empleados de distribución asistieron a la reunión en su receso para tener quórum. Seis de los miembros restantes cruzaron South Scott hacia un restaurante y todos se apiñaron en el mismo puesto, lo que inició la tradición de la cena anual.

A principios de la década de 1940, se compró una máquina de sumar por $ 75 y se proporcionaron un escritorio con tapa enrollable y una silla giratoria para el negocio Pyramid, que "oficialmente" se llevó a cabo en el sótano de Old Pueblo Station en el centro de la ciudad.

Cuando se cerró la estación Old Pueblo y se abrió el anexo en Helen Street y Ninth Avenue, el escritorio se movió cerca de la sala de columpios a la vista del reloj. Muchos empleados nuevos de la oficina de correos, al marcar el tiempo por primera vez, se detenían en el mostrador de la cooperativa de crédito para preguntar: "¿Cuánto dinero puedo pedir prestado?"

En estos primeros años, cuando había pocos gastos, se pagaba un dividendo del 10% cada seis meses. Se pagó un dividendo del 7% anualmente durante los próximos 10 años. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos miembros estaban en las fuerzas armadas. Se cerraron numerosas cuentas de cooperativas de ahorro y crédito. Loans were limited by federal regulations. Total shares were reduced to $2,500. Dividends dropped to 2%. Pyramid barely survived.

POST WWII RESURGENCE
By 1948 membership had grown to 98, with loans of $9,277, shares of $7,668, and deposits of $2,636. Pyramid took on a new life in the late 1940s with a big push toward attracting postal employees' business. Bulletins were frequently mailed to members’ homes. Posters were placed on all station bulletin boards each month. A credit union representative was appointed for all stations and paid five cents for each collection. Unsecured signature loans for well- established members were increased from $100 to $200.

To prevent driving the annual dividend below 6%, a ceiling of $1,000 was placed on share accounts, with a maximum monthly deposit of $50. In 1950 assets reached $50,000. One director expressed his opinion that it was doubtful that we would grow much larger.

In 1968, assets passed the $1 million mark and continued to grow.

PYRAMID HIRES ITS FIRST MANAGER & PROSPERS
As times and regulations changed, Pyramid employed its first Manager, later titled President, separating the day-to-day duties of operating the credit union from the Board of Directors. Munday Curd became Pyramid's first Manager in 1948.

After 29 years of seeing Pyramid Credit Union grow from $10,000 in assets to $3.8 million from one employee in a back bedroom of his home for an office drawing $150 a year salary to 13 part-time employees in a four-room office, Manager Munday Curd, at age 65, felt it was time to retire in 1977. To honor his legacy and contributions to the Credit Union, Pyramid began offering the Munday Curd Scholarship for deserving young members in 2005 to help them further their educational goals.

Through the 80s and 90s, Pyramid continued to serve the needs of the postal "family," but business as usual meant moving away from station reps picking up passbooks, to adding bricks-and-mortar branches and expanding products and services. In 1983, Pyramid’s first branch was built at 921 North Swan Road in midtown.

A NEW CENTURY
As the new century approached and the “Y2K” non-event behind the financial industry, credit union officers knew that changes would be needed for Pyramid to continue to grow. The decision was made to move beyond its original postal service charter and bring the benefits of credit union membership to more individuals and families throughout Tucson.

In late 2000, after much hiking around in the desert looking at many pieces of property, Pyramid decided on two locations, now our Speedway and Rita Ranch locations. These two branches opened one month apart in 2002. In the spirit of cooperation, the new Speedway location opened as a shared facility, welcoming Pyramid members as well as members of Desert Energy (which eventually merged with Pima Federal Credit Union in 2009) and Tucson Telco credit unions.

In early 2003, the Pyramid membership approved a change in the by-laws to expand and serve people across the entire Pima County community. As we celebrated our 75th Anniversary in November of 2004, Pyramid's membership topped 7,200 and assets totaled more than $64 million.

MORE CONSOLIDATION & MORE MEMBERS
In January 2012, Pyramid formally joined together with Tucson Telco and Southern Arizona Communications credit unions, emerging as a bigger and stronger membership, board, and staff of the new Pyramid Federal Credit Union. Individually, each of the three credit unions enjoyed a long, proud tradition in Tucson, and the merger brought new opportunities to further the collective goal to improve the financial lives of the now 13,000-strong combined membership.

And again In January 2013, Tucson Healthcare Affiliates Federal Credit Union became the newest addition to the Pyramid FCU family, bringing renewed excitement and resources for growth and prosperity.

2019 marks Pyramid’s 90th anniversary serving members and the community. With five branches, a dedicated Lending Center and a Contact Center, Pyramid has grown to more than 60 employees, more than 17,000 members, and a solid $168 million in assets.

A BRIGHT FUTURE ON A SOLID FOUNDATION
The days of manual accounting and dividends calculated on adding machines are long tucked away in Pyramid’s history. To keep pace with the ever-changing technology and member expectations, Pyramid continues to invest significant energy and resources to find better ways to serve members when and where they need it. Today, all Pyramid branches are linked via a secure computer network. Members have 24/7 access whether at home or on-the-go via online and mobile banking, text banking, voice banking, online loan applications, and thousands of shared branch locations and ATMs around town and across the country.

Since 1929, our member-owners have chosen Pyramid to meet their financial needs. We’re people helping people like you achieve success throughout your financial journey. As we look ahead to what's in store for Pyramid Federal Credit Union, we see a bright future!


Pyramid - History

Find Pyramid Dealer

Request Technical Assistance

Product Support

Application Notes

Contáctenos



The History of Pyramid Communications

Pyramid Communications is a leading designer and manufacturer of wireless data and voice transmission equipment. Committed to quality and customer satisfaction Pyramid Communications has long been a leading manufacturer in the Public Safety and Business and Industry markets.


Quality in products and support

Quality remains the core belief of Pyramid Communications . All products are 100% tested throughout the manufacturing process to ensure reliable product performance. Our commitment to quality begins with product design and manufacturing and extends to our highly trained customer service and support team.


Our commitment to our dealers and customers

Pyramid Communications markets and sells our products throughout the United States by partnering with the industry's top National Manufacturer's Representatives and 1000 + Authorized Dealers. We believe that the dealer and representative network are the best possible distribution channel for customer support and satisfaction.


© 2020 PYRAMID COMMUNICATIONS l PRIVACY POLICY l TERMS & CONDITIONS l 714.901.5462


Are the pyramids mentioned in the Bible?

The first settlers in Egypt migrated from the area of Shinar, near the Euphrates River, the location of the attempted construction of the Tower of Babel. The Tower of Babel itself was probably a ziggurat, pyramidal in shape, and made of baked bricks mortared with pitch (see Genesis 11:1-9). Given their engineering experience, it is easy to see how these settlers would begin building smaller pyramids of mud bricks and straw, called mastabas, beneath which the early pharaohs were buried.

As time passed, the Egyptians began constructing large, impressive edifices entirely of stone. These are the structures that typically come to mind when one thinks of pyramids, such as the Great Pyramid at Giza. The granite blocks used for these pyramids were quarried near Aswan and transported down the Nile on barges.

Later, during the so-called Middle Kingdom, the royal tombs were smaller and made of millions of large, sun-dried mud-and-straw bricks. These bricks were faced with massive slabs of smooth granite to give the appearance of traditional stone pyramids. During this period, which lasted approximately 1660 to 1445 BC, the Israelites took up residence in Egypt (see1 Kings 6:1). Pharaoh, concerned that they might turn on the Egyptians, enslaved them at some point after the time of Joseph (Exodus 1:8).

The Bible tells us that during that period the Israelite slaves were forced to make mud bricks (Exodus 5:10-14). This detail is consistent with the type of brick used to construct pyramids. In fact, according to Exodus 5:7, Pharaoh told the taskmasters, “You shall no longer give the people straw to make brick as before. Let them go and gather straw for themselves.” While we are not told specifically that the bricks were used for pyramids, it seems plausible that they were. The Jewish historian Josephus supports this theory: “They [the Egyptian taskmasters] set them also to build pyramids” (Antigüedades, II:9.1).

The slavery of the Israelites ended abruptly at the Exodus. According to archeologist A. R. David, the slaves suddenly disappeared. She admits that “the quantity, range and type of articles of everyday use which were left behind in the houses may indeed suggest that the departure was sudden and unpremeditated” (The Pyramid Builders of Ancient Egypt, pag. 199). The Egyptian army that was destroyed at the Red Sea was led by Pharaoh himself (Exodus 14:6), and this could account for the fact that no burial place or mummy has been found for the 13th-dynasty Pharaoh Neferhotep I.

Pyramids are not mentioned as such in the canonical Scriptures. However, the Apocrypha (approved as canonical by Catholics and Coptics) does mention pyramids in 1 Maccabees 13:28-38 in connection with seven pyramids built by Simon Maccabeus as monuments to his parents.

Pre-Alexandrian Jews would not have used the word pyramid. However, in the Old Testament, we do see the word migdol (Strong’s, H4024). This word is translated “tower” and could represent any large monolith, obelisk or pyramid. Migdol is the Hebrew word used to describe the Tower of Babel in Genesis 11:4, and it is translated similarly in Ezekiel 29:10 and 30:6. In describing a “pyramid,” this is the word the Hebrews would have most likely used. Furthermore, Migdol is a place name in Exodus 14:2, Numbers 33:7, Jeremiah 44:1, and Jeremiah 46:14 and could mean that a tower or monument was located there.

The Bible does not explicitly state that the Israelites built pyramids nor does it use the word pyramid in association with the Hebrews. We may surmise that the children of Israel worked on the pyramids, but that is all we can do.


Developing pyramid-building techniques

The techniques used to build the Giza pyramids were developed over a period of centuries, with all of the problems and setbacks that any modern-day scientist or engineer would face.

Pyramids originated from simple rectangular "mastaba" tombs that were being constructed in Egypt over 5,000 years ago, according to finds made by archaeologist Sir Flinders Petrie. A major advance occurred during the reign of the pharaoh Djoser (reign started around 2630 B.C). His mastaba tomb at Saqqara started off as a simple rectangular tomb before being developed into a six-layered step pyramid with underground tunnels and chambers.

Another leap in pyramid-building techniques came during the reign of the pharaoh Snefru (reign started around 2575 B.C.) who built at least three pyramids. Rather than constructing step pyramids, Snefru's architects developed methods to design smooth-faced, true pyramids.

It appears that Snefru's architects ran into trouble. One of the pyramids he constructed at the site of Dahshur is known today as the "bent pyramid" because the angle of the pyramid changes partway up, giving the structure a bent appearance. Scholars generally regard the bent angle as being the result of a design flaw.

Snefru's architects would correct the flaw a second pyramid at Dahshur, known today as the "red pyramid" &mdash so named after the color of its stones &mdash has a constant angle, making it a true pyramid.

Snefru's son, Khufu, would use the lessons from his father and earlier predecessors to construct the "Great Pyramid," the largest pyramid in the world.


Were the Pyramids Built Before the Flood?

I’m surprised how often I am asked about the age of the ziggurats and pyramids, in particular the Great Pyramid of Giza, located in modern-day Egypt.

One of the main reasons for this question is that secular literature commonly dates the Great Pyramid around 2550 BC.1 If this date is correct, then the Great Pyramid existed before the Flood of Noah’s day, which occurred around 2350 BC and destroyed everything on earth ( 2 Peter 3:5–6 )! Obviously, something is askew.

Were the pyramids built before the Flood? Did the pyramids survive the Flood? Consider three points:

First, the Great Pyramid of Giza lacks significant water damage. The Flood was incredibly destructive. Researchers point out that the entire surface of the earth was radically changed. The surface of every continent was destroyed and new mountains formed. Thousands of feet of mud and sand were dumped on every continent, burying and fossilizing creatures and plants. Nothing manmade could survive such a catastrophe. (By the way, that means that the location of the Garden of Eden is also lost.)

Second, the pyramid is built on the fossil-bearing rock layers from the Flood of Noah’s day. Clearly, the Flood had to predate a pyramid built on top of the Flood layers.

Third, the Hebrew word translated “Egypt” is Mizraim. Mizraim was Noah’s grandson, born to Ham after the Flood. So Mizraim’s descendants could not have built the Great Pyramid of Egypt (Mizraim) until after the Flood, and for that matter, after the events at the Tower of Babel that caused Mizraim’s family to move to the region of the Nile River.

With all this evidence, the Great Pyramid is clearly post-Flood.

So, why the older date for the Great Pyramid in secular literature? Many of the accepted dates for events in ancient Egypt came from an ancient list of pharaohs and the lengths of their reigns recorded by the historian Manetho, who lived in Egypt about 200 BC.

Although there is much more to this, Manetho assumed the pharaohs’ reigns had been consecutive and so tallied them up sequentially to arrive at a very long Egyptian chronology. The problem, it appears, is that some of these pharaohs were reigning at the same time in different Egyptian kingdoms—the Upper Kingdom, Middle Kingdom, or Lower Kingdom. Sometimes fathers and sons seem to have reigned together for a long time, too.

So the dates for the pharaohs are grossly inflated. As an analogy, if we took all the past state governors of the United States and stacked their terms sequentially, the nation would appear to be much, much older than it is! The problem should be obvious.

In brief, the secular date for the Great Pyramid is incorrect, and all the pyramids and ziggurats across the world today are post-Flood construction.


Ver el vídeo: GEOMETRIA - Pirámide y cono HD