OBSERVACIONES DEL PRESIDENTE CLINTON EN EL FUNERAL ESTATAL DEL PRIMER MINISTRO DE ISRAEL, YITZHAK RABIN - Historia

OBSERVACIONES DEL PRESIDENTE CLINTON EN EL FUNERAL ESTATAL DEL PRIMER MINISTRO DE ISRAEL, YITZHAK RABIN - Historia

Fechas clave

Noviembre de 1992 William Jefferson Clinton elegido presidente de los Estados Unidos

Mayo de 1994 Paula Jones presenta una demanda contra el presidente Clinton

Julio de 1995 Monica S. Lewinsky comienza su pasantía en WhiteHouse

15 de noviembre de 1995 El presidente inicia una relación sexual con Lewinsky.

5 de abril de 1996 Lewinsky trasladado de WhiteHouse al Pentágono

Noviembre de 1996 Reelección del presidente Clinton

29 de marzo de 1997 Último contacto íntimo entre el presidente y Monica Lewinsky

5 de diciembre de 1997 Lewinsky aparece en

Jones

WitnessList

El 19 de diciembre de 1997 Lewinsky cumplió con una citación para comparecer en la deposición y presentar regalos del presidente Clinton.

24 de diciembre de 1998 Último día de trabajo de Lewinsky en el Pentágono

28 de diciembre de 1997 Lewinsky se reúne con el presidente y recibe obsequios; luego le da una caja de obsequios del presidente a Betty Currie.

7 de enero de 1998 Lewinsky firma una declaración jurada destinada a

Jones

caso.

13 de enero de 1998 Lewinsky acepta una oferta de trabajo en Revlon en Nueva York

16 de enero de 1998 La División Especial nombra al Consejero Independiente Kenneth W. Starr para investigar el asunto Lewinsky

17 de enero de 1998 El presidente depuesto en

Jones

caso

18 de enero de 1998 El presidente se reúne con Betty Currie para discutir la deposición del presidente

21 de enero de 1998 El asunto Lewinsky se informó en la prensa; el presidente niega las acusaciones de relación asexual y de perjurio de desprecio.

1 de abril de 1998 El juez Wright otorga un fallo sumario para el presidente Clinton en el

Jones

litigio

17 de julio de 1998 El presidente sirvió con citación de gran jurado, luego retirado a cambio de testimonio

28 de julio de 1998 Acuerdo de inmunidad / cooperación alcanzado entre Lewinsky y OIC

17 de agosto de 1998 El presidente testifica ante el gran jurado; Más tarde, reconoce públicamente una relación inapropiada.

9 de septiembre de 1998 La OCI presenta una remisión al Congreso de conformidad con 28 U.S.C. § 595 (c)



OBSERVACIONES DEL PRESIDENTE CLINTON EN EL FUNERAL ESTATAL DEL PRIMER MINISTRO DE ISRAEL, YITZHAK RABIN - Historia

William J efferson C linton

Discurso en el funeral estatal de Yitzhak Rabin

entregado el 6 de noviembre de 1995, Monte Herzl, Jerusalén, Israel

Leah, a los hijos y nietos de Rabin y otros miembros de la familia, el presidente Weizman, el primer ministro interino Peres, los miembros del gobierno israelí y la Knesset, distinguidos líderes del Medio Oriente y de todo el mundo, especialmente Su Majestad el Rey Hussein, por aquellos notables y maravillosos comentarios, y al presidente Mubarak por realizar este histórico viaje aquí, y a todo el pueblo de Israel:

El pueblo estadounidense está de luto con usted por la pérdida de su líder y yo lloro con usted, porque él era mi socio y amigo. Cada momento que compartimos fue una alegría porque era un buen hombre y una inspiración porque también era un gran hombre.

Leah, sé que demasiadas veces en la vida de este país, fuiste llamada a consolar y consolar a las madres y los padres, los maridos y las esposas, los hijos y las hijas que perdieron a sus seres queridos por la violencia y la venganza. Les diste fuerza. Ahora, nosotros aquí y millones de personas en todo el mundo, con toda humildad y honor, les ofrecemos nuestra fuerza. Que Dios te consuele entre todos los dolientes de Sion y Jerusalén.

Yitzhak Rabin vivió la historia de Israel. A lo largo de cada prueba y triunfo, la lucha por la independencia, las guerras por la supervivencia, la búsqueda de la paz y todo lo que sirvió en el frente, este hijo de David y de Salomón tomó las armas para defender la libertad de Israel y entregar su vida. - su vida para asegurar el futuro de Israel. Era un hombre completamente sin pretensiones, todos sus amigos lo sabían.

Leí que en 1949, después de la guerra de independencia, David ben Gurion lo envió a representar a Israel en las conversaciones de armisticio en Rodas y nunca antes había usado una corbata y no sabía cómo casarse. Así que el problema lo resolvió un amigo que se lo ató antes de irse y le mostró cómo conservar el nudo simplemente aflojando la corbata y pasándola por la cabeza. Bueno, la última vez que estuvimos juntos, no hace dos semanas, se presentó a un evento de corbata negra, a tiempo, pero sin corbata negra. Así que pidió prestada una corbata y tuve el privilegio de alisarla por él. Es un momento que apreciaré mientras viva.

Pero también entendió el poder de las palabras y el simbolismo. "Eche un vistazo al escenario", dijo en Washington.

El rey de Jordania, el presidente de Egipto, el presidente Arafat y nosotros, el primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Israel, en una sola plataforma. Por favor, échale un buen vistazo. La vista que ves ante ti. era imposible, era impensable hace apenas tres años. Solo los poetas lo soñaron. Y para nuestro gran dolor, soldados y civiles fueron a la muerte para hacer posible este momento. 1

Hoy, mis conciudadanos del mundo, les pido a todos que examinen detenidamente esta imagen. Mire a los líderes de todo el Medio Oriente y de todo el mundo que han viajado aquí hoy por Yitzhak Rabin y por la paz. Aunque ya no escuchamos su voz profunda y retumbante, es él quien nos ha reunido aquí de nuevo, de palabra y de hecho, por la paz.

Ahora nos toca a todos los que amamos la paz y a todos los que lo amamos, continuar la lucha por la que dio la vida y por la que dio la vida. Aclaró el camino y su espíritu sigue iluminando el camino. Su espíritu vive en la creciente paz entre Israel y sus vecinos. Vive en los ojos de los niños, los niños judíos y árabes que están dejando atrás un pasado de miedo por un futuro de esperanza. Vive en la promesa de verdadera seguridad. Entonces, permítanme decirles al pueblo de Israel, incluso en su hora de oscuridad, su espíritu sigue vivo y por eso no deben perder su espíritu. Mire lo que ha logrado: hacer florecer un desierto que alguna vez fue estéril, construir una democracia próspera en un terreno hostil, ganar batallas y guerras y ahora ganar la paz, que es la única victoria duradera.

Su primer ministro fue un mártir de la paz, pero fue víctima del odio. Sin duda, debemos aprender de su martirio que si las personas no pueden dejar ir el odio de sus enemigos, corren el riesgo de sembrar las semillas del odio entre ellos. Les pido, pueblo de Israel, en nombre de mi nación que conoce su propia larga letanía de pérdidas, desde Abraham Lincoln hasta el presidente Kennedy y Martin Luther King, que no permitan que eso les suceda. En la Knesset, en sus hogares, en sus lugares de adoración, mantengan el rumbo recto. Como dijo Moisés a los hijos de Israel cuando supo que no cruzaría a las tierras prometidas: “Sed fuertes y valientes. No temas, porque Dios te acompañará. Él no te fallará. Él no te abandonará ''. 2

Presidente Weizman, primer ministro interino Peres, a todo el pueblo de Israel, mientras mantienen el rumbo de la paz, hago esta promesa: tampoco Estados Unidos los abandonará.

Cuenta la leyenda que en cada generación de judíos, desde tiempos inmemoriales, surgió un líder justo para proteger a su pueblo y mostrarles el camino a la seguridad. El primer ministro Rabin fue uno de esos líderes. Sabía, como declaró al mundo en el césped de la Casa Blanca hace dos años, que había llegado el momento, en sus palabras, de "comenzar un nuevo ajuste de cuentas en las relaciones entre las personas, entre padres cansados ​​de la guerra, entre hijos que no lo harán". conoce la guerra. 3 - aquí en Jerusalén creo, con perfecta [¿fe?] que estaba conduciendo a su pueblo a esa Tierra Prometida.

Esta semana, los judíos de todo el mundo están estudiando la porción de la Torá en la que Dios prueba la fe de Abraham, el patriarca de los judíos y los árabes. Le ordena a Abraham que sacrifique a Itzjak. "Llévate a tu hijo, el que amas, Yitzhak". Como todos sabemos, cuando Abraham, en lealtad a Dios, estaba a punto de matar a su hijo, Dios perdonó a Yitzhak.

Ahora Dios prueba nuestra fe aún más terriblemente, porque se ha llevado a nuestro Yitzhak. Pero el pacto de Israel con Dios por la libertad, la tolerancia, la seguridad, la paz, ese pacto debe mantenerse. Ese pacto fue el trabajo de toda la vida del primer ministro Rabin. Ahora debemos convertirlo en su legado duradero. Su espíritu debe vivir en nosotros.

El Kadish, la oración judía de duelo, nunca habla de muerte, pero a menudo habla de paz. En sus palabras finales, que nuestros corazones encuentren una medida de consuelo y nuestras almas, el eterno toque de esperanza.

"Ya'ase shalom bimromav, hu ya'ase shalom aleinu, ve-al kol Israel, ve-imru, amén". 4

1 Citado de los comentarios de Yitzhak Rabin en la ceremonia de firma del Acuerdo Interino Israelí-Palestino en Washington, D.C. el 28 de septiembre de 1995. Los comentarios adicionales del presidente Clinton y del presidente Arafat durante la ceremonia se pueden encontrar en línea aquí. Estos comentarios fueron publicados originalmente por la Oficina de Comunicación Pública, Oficina de Asuntos Públicos del Gobierno de los Estados Unidos. Como obras del Gobierno Federal, los documentos son de dominio público (EE. UU.).

3 Citado de las declaraciones del primer ministro Yitzhak Rabin con motivo de la firma de la Declaración de principios israelo-palestina, Washington, D.C, 13 de septiembre de 1993 (en línea aquí).

4 "Que Dios, que hace la paz en los cielos, conceda la paz a todos nosotros y a todo Israel, y digamos amén".


El asesinato del primer ministro israelí y ministro de Defensa, Yitzhak Rabin, fue la culminación de una manifestación contra la violencia en apoyo del proceso de paz de Oslo. [1] Rabin fue menospreciado personalmente por conservadores de derecha y líderes del Likud que percibieron el proceso de paz de Oslo como un intento de perder los territorios ocupados y una capitulación ante los enemigos de Israel. [2] [3] [ página necesaria ]

Los conservadores religiosos nacionales y los líderes del partido Likud creían que retirarse de cualquier tierra "judía" era una herejía. [4] El líder del Likud y futuro primer ministro, Benjamin Netanyahu, acusó al gobierno de Rabin de estar "alejado de la tradición judía [.] Y los valores judíos". [2] [3] Los rabinos de derecha asociados con el movimiento de colonos prohibieron concesiones territoriales a los palestinos y prohibieron a los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel evacuar a los colonos judíos en virtud de los acuerdos. [5] [6] Algunos rabinos proclamaron din rodef, basado en una ley judía tradicional de autodefensa, contra Rabin personalmente, argumentando que los Acuerdos de Oslo pondrían en peligro vidas judías. [5] [7] [ página necesaria ]

Los mítines organizados por el Likud y otros grupos de derecha presentaban representaciones de Rabin con un uniforme de las SS nazis o en el punto de mira de un arma. [2] [3] Los manifestantes compararon al Partido Laborista con los nazis y Rabin con Adolf Hitler [5] y corearon, "Rabin es un asesino" y "Rabin es un traidor". [8] [9] En julio de 1995, Netanyahu encabezó una procesión fúnebre simulada con un ataúd y una soga del verdugo en un mitin anti-Rabin donde los manifestantes corearon "Muerte a Rabin". [10] [11] El jefe de seguridad interna, Carmi Gillon, luego alertó a Netanyahu de un complot contra la vida de Rabin y le pidió que moderara la retórica de las protestas, lo que Netanyahu se negó a hacer. [8] [12] Netanyahu negó cualquier intención de incitar a la violencia. [2] [3] [13]

Rabin desestimó tales protestas o las etiquetó osadía. [2] Según Gillon, Rabin rechazó sus solicitudes de usar un chaleco antibalas y prefirió no usar el vehículo blindado que le había comprado. [14] Los partidarios de la izquierda organizaron manifestaciones a favor de la paz en apoyo de los Acuerdos de Oslo. Fue después de una de esas reuniones en Tel Aviv que tuvo lugar el asesinato. [3]

Yigal Amir y din rodef

El asesino fue Yigal Amir, un ex alumno de Hesder de 25 años y estudiante de derecho de extrema derecha en la Universidad de Bar-Ilan. Amir se había opuesto enérgicamente a la iniciativa de paz de Rabin, en particular a la firma de los Acuerdos de Oslo, porque sentía que una retirada israelí de Cisjordania negaría a los judíos su "herencia bíblica que habían reclamado mediante el establecimiento de asentamientos". Amir había llegado a creer que Rabin era un rodef, es decir, un "perseguidor" que puso en peligro la vida de los judíos. El concepto de din rodef ("ley del perseguidor") es parte de la ley judía tradicional. Amir creía que estaría justificado bajo din rodef en la eliminación de Rabin como una amenaza para los judíos en los territorios. [15]

En los asentamientos israelíes, folletos que debatían la validez de aplicar din rodef y din moser ("ley del delator") a Rabin y los Acuerdos de Oslo se distribuyeron en las sinagogas. Ambos fueron condenados a muerte de acuerdo con la ley tradicional halájica. [6] Hubo desacuerdo entre los religiosos sionistas sobre si Amir alguna vez obtuvo la autorización de un rabino para llevar a cabo el asesinato de Rabin. [16] Su padre dijo más tarde que en los meses previos al asesinato, Amir repetidamente "dijo que el primer ministro debería ser asesinado porque un din rodef fue emitido en su contra ". [17] Durante su juicio posterior, Amir declaró:" Actué de acuerdo con din rodef. . No fue un acto personal, solo quería que [Rabin] fuera destituido de su cargo ". [18]

Por sus actividades radicales, Yigal Amir había sido llamado la atención del servicio de seguridad interna israelí (Shin Bet), pero la organización solo tenía información sobre el intento de Amir de crear una milicia antiárabe, no sobre comentarios sobre el asesinato de Rabin, que él abiertamente declaró a varias personas. [19] Otro incidente que describe los comentarios de Amir a un compañero de estudios acerca de declarar el vidui antes de un intento anterior, abortado, fue ignorado por la organización como "no creíble". La fuente se negó a nombrar a Amir por su nombre, sino que lo describió como un "chico yemení bajito con el pelo rizado". [20]

Después del mitin, Rabin bajó los escalones del ayuntamiento hacia su automóvil. Cuando entró al automóvil, Amir se acercó al automóvil por la parte trasera y disparó dos tiros a Rabin con una pistola semiautomática Beretta 84F. Rabin recibió un golpe en el abdomen y el pecho. Amir fue inmediatamente sometido por los guardaespaldas y la policía de Rabin en la escena, y disparó un tercer tiro al guardaespaldas Yoram Rubin durante la pelea, hiriéndolo levemente. Amir fue arrestado en la escena con el arma homicida. Lo llevaron a una estación de policía a unas cuadras de distancia. [21] [22] [23] [24]

Yoram Rubin intentó meter a Rabin en el coche, pero el cuerpo de Rabin estaba "flácido y pesado". [25] Otro de los guardaespaldas de Rabin, Shai Glaser, ayudó a poner a Rabin en el asiento trasero del auto. Se ordenó al conductor, Menachem Damati, que se dirigiera al Hospital Ichilov en el Centro Médico Tel Aviv Sourasky, a poca distancia en automóvil. Damati se desorientó por la histeria del tiroteo y las multitudes que se alineaban en las calles, y como resultado perdió el rumbo. Rabin, que sangraba abundantemente, inicialmente estaba consciente y dijo que pensó que había sido herido pero no demasiado grave antes de desmayarse. [26] Damati condujo frenéticamente tratando de encontrar el hospital, pasando los semáforos en rojo y desviándose para evitar a los peatones. Cuando vio a un oficial de policía, Pinchas Terem, le ordenó que se subiera al vehículo y lo llevara al hospital. Dos minutos más tarde, a las 21:52 horas, unos diez minutos después del tiroteo, el automóvil llegó al Hospital Ichilov. [26]

En ese momento, Rabin no respiraba y no tenía pulso. Los médicos realizaron un examen inicial, conectaron a Rabin a una vía intravenosa y drenaron el aire que se había filtrado en la cavidad torácica derecha con un tubo insertado en la caja torácica. Después de que el aire se drenó del pecho de Rabin, su pulso reapareció. [26] Luego se sometió a una cirugía. Mientras tanto, ministros del gabinete, oficiales militares, oficiales de seguridad y familiares de Rabin llegaron al hospital, al igual que el jefe de personal de Rabin, Eitan Haber. Después de que los medios israelíes informaran del tiroteo, una multitud de espectadores y periodistas comenzaron a reunirse frente al hospital. En un momento, los médicos lograron estabilizar brevemente sus signos vitales y, después de ser informado, Haber le dijo a un funcionario de alto rango del Ministerio de Defensa que comenzara los preparativos para establecer una oficina improvisada en el hospital con teléfonos y líneas de fax para que Rabin pudiera continuar. su trabajo como Primer Ministro mientras se recuperaba. Sin embargo, la condición de Rabin se deterioró rápidamente nuevamente. Después de que su corazón se detuviera, un cirujano le realizó un masaje cardíaco en un último intento por salvarlo. A las 11:02 pm, una hora y veinte minutos después del tiroteo, los médicos renunciaron a sus esfuerzos por revivir a Rabin y lo declararon muerto. [27]

A las 11:15 p.m., Eitan Haber salió del hospital para enfrentar las cámaras de televisión afuera y anunció la muerte de Rabin a los medios:

El gobierno de Israel anuncia consternado, con gran tristeza y profundo dolor, la muerte del primer ministro y ministro de defensa Yitzhak Rabin, quien fue asesinado por un asesino, esta noche en Tel Aviv. El gobierno se reunirá en una hora para una sesión de duelo en Tel Aviv. Bendita sea su memoria. [28]

En el bolsillo de Rabin había una hoja de papel manchada de sangre con la letra de la conocida canción israelí "Shir LaShalom" ("Canción por la paz"), que se cantó en el mitin y habla de la imposibilidad de traer de vuelta a un muerto. a la vida y, por tanto, a la necesidad de la paz. [29] [30] [31]

Poco después de la muerte de Rabin, se celebró una reunión de emergencia del gabinete israelí durante la cual Shimon Peres, que entonces se desempeñaba como ministro de Relaciones Exteriores, fue nombrado primer ministro interino.

Aproximadamente tres horas después de la muerte de Rabin, el Dr. Yehuda Hiss, el patólogo jefe del gobierno israelí, llegó al Hospital Ichilov para realizar una autopsia junto con dos asistentes, incluido un fotógrafo. [23] [24] La autopsia descubrió que una bala había entrado en la parte baja de la espalda de Rabin, le había roto el bazo y le había perforado el pulmón izquierdo, mientras que la otra le había perforado la espalda por debajo de la clavícula, le había atravesado la caja torácica y le había perforado el pulmón derecho. Hiss concluyó que Rabin había muerto por una pérdida masiva de sangre y el colapso de ambos pulmones, y que sus posibilidades de sobrevivir al tiroteo habían sido extremadamente bajas. Una exploración cerebral posterior encontró una embolia en una de las arterias cerebrales de Rabin, una gran bolsa de aire que había entrado en su torrente sanguíneo en los pulmones y viajó al cerebro, restringiendo el flujo de sangre y oxígeno. Este bloqueo había obstaculizado el esfuerzo de reanimación. [24]

Amir fue interrogado por el superintendente jefe Motti Naftali. Hizo una confesión completa y, después de que le dijeran que Rabin había muerto, Amir expresó su alegría y pidió que le trajeran Schnapps para hacer un brindis de celebración. Posteriormente, agentes de policía y agentes del Shin Bet allanaron la casa de la familia Amir en Herzliya, donde arrestaron al hermano de Amir, Hagai, a quien había implicado como cómplice durante su interrogatorio. [24]


En Tel Aviv, Bill Clinton cumple 20 años desde el asesinato de Rabin

TEL AVIV - Hace veinte años, Yigal Amir, un nacionalista israelí y judío observante, disparó y mató al primer ministro israelí Yitzhak Rabin después de una masiva manifestación por la paz en Tel Aviv. Fue una tragedia nacional que sigue siendo extremadamente cruda en la sociedad israelí de hoy.

El asesinato de Rabin ha llegado a ser conocido como el asesinato político más eficaz de la historia, ya que con su asesinato en esa noche esperanzadora comenzó una muerte lenta y constante de las esperanzas de paz de muchos israelíes. Seis meses después del asesinato, Benjamin Netanyahu fue elegido para su primer mandato como Primer Ministro de Israel. Ahora está cumpliendo su cuarto.

Para muchos aquí, Rabin fue el mejor y último representante de la paz. Justo antes de ser asesinado por un extremista de derecha que estaba en contra de ceder tierras a los palestinos, Rabin había firmado los Acuerdos de Oslo, embarcándose en un histórico proceso de paz con el entonces líder palestino Yasser Arafat y el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton. Fue el legendario apretón de manos entre Rabin y Arafat en el jardín delantero de la Casa Blanca lo que encapsuló las esperanzas de muchos en la izquierda israelí. Para la derecha israelí, simbolizó un desastre y una traición al pueblo judío.

Las infames palabras de despedida de Bill Clinton en el funeral de Rabin hace 20 años - "Shalom Haver" (adiós amigo) - se han convertido en el emblema de la memoria colectiva de Israel de la muerte de Rabin y el lema de los memoriales anuales que conmemoran su legado.

Desde el 4 de noviembre de 1995, el lugar donde le dispararon a Rabin esa noche ha servido como un monumento perpetuo, marcado por grafitis de las palabras de despedida de Clinton. La despedida de Clinton incluso se ha traducido en otras formas de conmemoración, con pegatinas y volantes por todo Tel Aviv esta semana que declaran en hebreo: "Una vez al año, amigo", ya que una vez al año, el país recuerda la noche en que todo cambió.

Así que fue apropiado que Clinton, quien consideraba a Rabin un querido amigo, asistiera y se dirigiera a la vigésima ceremonia conmemorativa el sábado por la noche en la misma plaza de la ciudad donde Rabin fue asesinado. Según la policía israelí, más de 100.000 personas llenaron la plaza, que ahora lleva el nombre de Rabin, para escuchar al ex presidente de Estados Unidos honrar en paz a su camarada caído.

"Llegué a amar a su primer ministro", dijo Clinton, flanqueado por el ayuntamiento de Tel Aviv, que estaba iluminado con luces que deletreaban "Shalom Haver" en hebreo. "El día que lo mataron fue probablemente el peor día de mis ocho años como presidente".

Aludiendo al giro hacia la derecha que ha tomado Israel, en el que el primer ministro Netanyahu ha sido acusado de anteponer el carácter judío de Israel a sus valores democráticos, Clinton recordó que Rabin le dijo: "Nunca quise ver a Israel llegar a una encrucijada democrática en la que tienen que decidir que Israel será un estado judío pero no democrático, o un estado democrático pero no un estado judío ”.

Al señalar que Israel está una vez más bajo un aluvión de ataques terroristas palestinos, tal como lo fue durante la administración de Rabin de los Acuerdos de Oslo, Clinton dijo: “En estos momentos complejos y desafiantes, nunca se negó a renunciar a su sueño frente a la violencia . "

Entre aplausos, Clinton le dijo a la audiencia: “Siempre que sucedía algo terrible aquí y lo llamaba, me decía lo que se conoció como la Ley de Rabin en la Casa Blanca: 'Lucharemos contra el terrorismo como si no hay negociaciones, y negociaremos como si no hubiera terror '”.

El ex presidente israelí Shimon Peres también asistió al monumento, junto con el actual presidente israelí Reuven Rivlin, quien también pronunció un discurso que refleja las similitudes entre el Israel de hoy y el Israel en el que Rabin fue asesinado.

“Estamos aquí hoy, juntos, ante la meta de ese mismo asesino, ante el odio y la repugnancia de las franjas extremas y violentas de la sociedad, para decir: no nos vencerán. El Estado judío y democrático de Israel, el estado de la Declaración de Independencia, no se convertirá en un sacrificio en su altar de violencia y miedo. Nunca."

Las palabras de Rivlin tuvieron una relevancia adicional, ya que se produjeron pocos días después del arresto de Hagai Amir, el hermano del asesino de Rabin, Yigal Amir, quien cumplió condena en la cárcel por ayudar a su hermano, pero fue liberado en 2012. Yigal sigue encarcelado y, a principios de esta semana, presidente. Rivlin declaró que nunca permitiría su liberación. Hagai publicó un mensaje amenazante contra Rivlin en Facebook pocos días antes del funeral de Rabin. Ahora está bajo arresto domiciliario.

Incluso el presidente Barack Obama se dirigió a la multitud en un mensaje de video que instaba a los israelíes a continuar buscando la solución de dos estados por la que Rabin sacrificó su vida.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, estuvo notablemente ausente de la ceremonia. Puede parecer extraño que el líder de la nación eligiera saltarse un evento tan importante, pero considerando el papel de Netanyahu en la memoria colectiva del asesinato de Rabin, su ausencia fue en realidad bastante apropiada.

Como líder del partido rival durante el mandato de Rabin, y un opositor vocal de los Acuerdos de Oslo, Netanyahu desempeñó un papel de liderazgo en los sentimientos anti-Rabin que impregnaban a los israelíes justo antes del asesinato.

Uno de los ejemplos más infames de la incitación que precedió al asesinato de Rabin fue una protesta que tuvo lugar en Jerusalén unas semanas antes. El video de esa manifestación muestra a Netanyahu de pie en un balcón con vista a los manifestantes, con un letrero debajo de él que dice: "Muerte a los árabes". Netanyahu se dirigió a la manifestación desde ese balcón, mientras los participantes coreaban "Rabin el asesino", "Rabin el traidor" y sostenían carteles que mostraban a Rabin como un nazi o como Yasser Arafat. Algunos incluso quemaron imágenes del primer ministro.

En una semana de eventos nacionales que conmemoran el asesinato de Rabin, el primer ministro israelí hizo sus propias reflexiones, que contrastaron con las del presidente Clinton, Rivlin y otros.

"En estos días, se habla de lo que sucedería si esta o aquella persona se hubiera quedado", dijo Netanyahu a la Knesset la semana pasada, en una clara referencia al primer ministro que reemplazó hace 20 años. "Es irrelevante", dijo. "Hay movimientos aquí de religión e Islam que no tienen nada que ver con nosotros ... Crees que hay una varita mágica aquí, pero no estoy de acuerdo", continuó, ofreciendo una visión poco esperanzadora para el futuro de Israel.


Haga clic en una fecha / hora para ver el archivo tal como apareció en ese momento.

Reproducir medios

No puede sobrescribir este archivo.


ASESINATO EN ISRAEL: CLINTONA Sacudió a Clinton de luto por Rabin, & # x27Martyr por su nación & # x27s Peace & # x27

El presidente Clinton, que planea partir el domingo para el funeral del primer ministro Yitzhak Rabin de Israel, fue al jardín de rosas de la Casa Blanca esta noche y, con la voz entrecortada, llamó al Sr. Rabin & quot; mártir de la cuota por la paz de su nación & quot.

"La paz debe ser y la paz será el legado duradero del primer ministro Rabin", dijo Clinton.

El presidente y otros funcionarios aquí, aunque consternados y entristecidos por el asesinato del Sr. Rabin & # x27, dijeron esta noche que esperaban que el esfuerzo de paz en el Medio Oriente continuara ininterrumpido.

El secretario de Estado Warren Christopher emitió un comunicado en el que dijo: "La historia registrará al primer ministro Rabin como una de las figuras más destacadas de este siglo".

Desde el punto de vista político, el Sr. Rabin fue un aliado crucial de Clinton & # x27s. El éxito del presidente en 1993 al reunir al Sr. Rabin y Yasir Arafat, el líder de la Organización de Liberación de Palestina, es el éxito de política exterior más importante de la presidencia de Clinton.

"Yitzhak Rabin era mi socio y mi amigo", dijo el presidente. "Lo admiraba y lo amaba mucho".

Para el pueblo de Israel, dijo: "Así como Estados Unidos los ha apoyado en momentos de crisis y triunfo, ahora todos los apoyamos en este momento".

El presidente estaba en su residencia viendo un partido de fútbol americano universitario en la televisión cuando Anthony Lake, su asesor de seguridad nacional, lo llamó alrededor de las 3:20 p.m. para contar el tiroteo, dijo la Casa Blanca.

Otros altos funcionarios se apresuraron a la sala de situación de la Casa Blanca para recibir información del embajador de Estados Unidos en Israel, Martin Indyk, que había ido al hospital de Tel Aviv donde murió Rabin.

Alrededor de las 4 de la tarde, el Sr. Lake fue a la oficina del presidente y le dijo que el Sr. Rabin había muerto.

Luego, Clinton llamó a la viuda de Rabin, Leah, y al nuevo primer ministro interino, Shimon Peres, para expresar su simpatía.

Michael D. McCurry, el secretario de prensa del presidente y # x27, dijo que la señora Rabin y el señor Peres habían dicho que nunca habían visto al señor Rabin más feliz de lo que estaba esta noche, justo después de su discurso en la manifestación por la paz en Tel Aviv y justo antes de que él fue disparado.

McCurry dijo que Clinton había invitado a líderes del Congreso de ambos partidos a unirse a él en el funeral.

El presidente emitió una proclama pidiendo que las banderas estadounidenses ondeen a media asta en todas las instalaciones de los Estados Unidos en este país y en el extranjero.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que tenían plena confianza en Peres, un ex primer ministro que fue ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Rabin. Como figura clave en el proceso de paz de Oriente Medio, el Sr. Peres ha apoyado durante mucho tiempo la mejora de las relaciones entre Israel y sus vecinos árabes.

El Sr. Clinton obviamente estaba conmocionado cuando fue al Rose Garden esta noche. Después de leer su breve declaración, un fotógrafo que a menudo tiene acceso a la Oficina Oval le preguntó a un asistente de la Casa Blanca si podía entrar brevemente para tomar una foto privada. No, dijo el asistente, el presidente estaba demasiado molesto.

En su declaración, Clinton dijo: "Quiero que el mundo recuerde lo que dijo el primer ministro Rabin aquí en la Casa Blanca hace apenas un mes, y cito: & # x27 No debemos dejar que la tierra que fluye leche y miel se convierta en una tierra". fluyendo con sangre y lágrimas. No dejes que suceda. & # X27 & quot

El presidente continuó: "Ahora nos corresponde a nosotros, a todos aquellos en Israel, en todo el Medio Oriente y en todo el mundo que anhelan y aman la paz, asegurarnos de que no suceda".

"Debido a que las palabras no pueden expresar mis verdaderos sentimientos, déjame decir shalom, chaver, adiós, amigo".

McCurry dijo que Clinton intentaría comunicarse con otros líderes en el Medio Oriente por teléfono esta noche, incluido el rey Hussein de Jordania y el presidente Hosni Mubarak de Egipto.

Los expertos aquí en el Medio Oriente dijeron que esperaban que el proceso de paz continuara sin cesar al menos por el momento. Observaron que el Sr. Peres estaba aún más comprometido con la paz con los árabes que el Sr. Rabin.

"Me parece que a corto plazo no es probable que tenga un efecto perjudicial en el proceso de paz", dijo William Quandt, un especialista en Oriente Medio del personal del Consejo de Seguridad Nacional de los presidentes republicanos y demócratas en la década de 1970 & # x27.

Joseph J. Sisco, subsecretario de Estado en la administración de Nixon, dijo que la muerte del Sr. Rabin fue una pérdida especial porque & quothe estaba profundamente comprometido con la cercanía y la relación indispensable entre los Estados Unidos e Israel & quot.

El senador Bob Dole de Kansas, el líder republicano en el Senado y el favorito para la nominación presidencial republicana, emitió una declaración en Sioux Falls, SD, donde estaba haciendo campaña, en la que describió al Sr. Rabin como un héroe de cuota en una tierra de héroes. & quot

El senador Daniel Patrick Moynihan, demócrata de Nueva York, dijo: "Fue el unificador de la ciudad de David, y su legado será precisamente eso".

Se espera que Dole y Moynihan asistan al funeral el lunes.

James Zogby, director del Instituto Árabe Americano, una organización aquí que presiona por la causa de los estadounidenses de ascendencia árabe, dijo: `` Lamentamos que el señor Rabin no vea los frutos de su compromiso de poner fin a la guerra y al derramamiento de sangre, y instamos a israelíes y árabes por igual a mantener el rumbo histórico hacia una paz regional justa y duradera ".


Los dignatarios acuden en masa a Jerusalén para presentar sus respetos finales a Peres

JERUSALÉN - El ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, se unió el jueves a miles de dolientes israelíes que presentaron sus respetos al difunto Shimon Peres fuera del parlamento de Israel & rsquos en Jerusalén, mientras el país recordaba sombríamente al político ganador del Nobel que ayudó a liderar a Israel durante una notable carrera de siete décadas.

Clinton se encuentra entre las docenas de líderes mundiales actuales y anteriores, incluido el presidente Obama, que se espera que se reúnan en Jerusalén el viernes para el funeral de Peres. El ex presidente y primer ministro israelí falleció el miércoles, dos semanas después de sufrir un derrame cerebral, a la edad de 93 años.

Friday&rsquos funeral is expected to be the largest gathering of world leaders in Israel since the funeral of Prime Minister Yitzhak Rabin, who was assassinated by a Jewish nationalist in 1995.

In addition to Mr. Obama, U.S. Secretary of State John Kerry, Britain&rsquos Prince Charles, NATO Secretary-General Jens Stoltenberg and French President Francois Hollande were expected at the funeral. More than 60 private planes, including the one that carried Clinton on Thursday, were expected to arrive ahead of the ceremony.

Israeli police spokesman Micky Rosenfeld said some 8,000 officers were deployed to maintain order over the mourning period. He said officers were also monitoring social media for potential attackers.

Peres&rsquo casket lay in state outside the Knesset, or parliament, on Thursday, as thousands of people lined up on a warm September day to pay their respects. The casket was covered in a blue and white Israeli flag and watched over by a small honor guard. Mourners slowly walked by, snapping pictures and reciting prayers.

Prime Minister Benjamin Netanyahu and President Reuven Rivlin lay wreaths beside the casket in a brief ceremony early Thursday. Later in the day, Clinton, escorted by Rivlin and Knesset Speaker Yuli Edelstein, stopped by, staring solemnly at the casket without commenting.

Noticias de actualidad

Clinton landed in Israel Thursday morning on the private jet of Israeli-American billionaire Haim Saban, according to a spokesman for the Israel Airports Authority. Saban is a major donor to the Democratic party and to Hillary Clinton&rsquos presidential campaign.

Clinton was president when Peres helped negotiate a historic interim peace agreement with the Palestinians in 1993. The following year, Peres shared the Nobel Peace Prize with Israeli Prime Minister Yitzhak Rabin and Palestinian leader Yasser Arafat.

Bill and Hillary Clinton have said they lost &ldquoa true and treasured friend&rdquo in Peres.

Dr. Rafi Walden, the son-in-law and personal physician of Shimon Peres, said the ex-president left behind detailed plans for Friday&rsquos funeral, including requests that his three children speak, along with Netanyahu, Rivlin, a foreign dignitary and an Israeli cultural figure.

Walden said Peres also requested Israeli singer David D&rsquoor sing at his funeral. Walden predicted the song would be the prayer &ldquoAvinu Malkeinu,&rdquo or &ldquoOur Father Our King.&rdquo Jews sing the prayer on the Day of Atonement, which falls this year in mid-October.

Peres loved the song. Barbra Streisand sang it to him at a gala marking his 90th birthday.

Peres gained international recognition for his Nobel prize, and late in life, became a virtual celebrity as he traveled around the globe preaching a message of peace and coexistence.

While eulogies poured in from the West, reactions in the Arab world, where Peres had a much more checkered legacy, were largely absent. Many in the Arab world are deeply critical of Peres because of his role in building his country&rsquos defense arsenal, supporting Israeli settlements in the West Bank and waging war in Lebanon.

Still, Palestinian president Mahmoud Abbas, a negotiator in the 1993 agreement, lauded Peres for reaching a &ldquopeace of the brave&rdquo with Arafat and Rabin.

The foreign minister of Bahrain issued a tribute to Peres early Thursday, a rarity for an Arab leader.

Khalid al-Khalifa tweeted, &ldquoRest in peace President Shimon Peres, a man of war and a man of the still elusive peace in the Middle East.&rdquo

First published on September 29, 2016 / 9:08 AM

© 2016 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


REMARKS BY PRESIDENT CLINTON AT THE STATE FUNERAL OF THE PRIME MINISTER OF ISRAEL, YITZHAK RABIN - History

[AUTHENTICITY CERTIFIED: Text version below transcribed directly from audio.]

White House Announcer: His Excellency, Prime Minister Yitzhak Rabin.

Prime Minister Rabin: First, the good news:

I'm the last speaker -- before, of course, the closing remarks by the President.

The President of the United States King Hussein President Mubarak Chairman Arafat prime ministers foreign ministers distinguished members of the two Houses of the Congress ladies and gentlemen:

Now, after a long series of formal, festive statements, take a look at the stage -- the King of Jordan, the President of Egypt, Chairman Arafat, and us, the Prime Minister and the Foreign Minister of Israel, on one platform with the President of the United States. Please, take a good, hard look. The sight you see -- you see before you at this moment was impossible, was unthinkable just three years ago. Only poets dreamt of it. And to our great pain, soldier[s] and civilians went to their death to make this moment possible.

Here we stand before you, men who[se] fate and history have sent on a mission of peace to end once and for all 100 years of bloodshed. Our dream is also your dream -- King Hussein, President Mubarak, Chairman Arafat, all the others, and, above [all], assisting us, President Bill Clinton -- a President who is working in the service of peace. We all love the same children, weep the same tears, hate the same enmity, and pray for reconciliation. Peace has no borders.

Yes, I know our speeches are already repeating themselves. Perhaps this picture has -- has already become routine. The handshakes no longer set your pulse racing. Your -- Your loving hearts no longer pound with emotion as they did then. We have begun with emotion, as -- as they did then. We have begun to get used to each other. We are like old acquaintances. We can tell about -- all about Arafat s griefs. He and his friend can tell you all about ours. We have -- We have matured in the two years since we first shook hands here -- the handshake that was the sign and symbol of the start of reconciliation.

Today, we are more sober. We are gladdened by the potential for reconciliation, but we are also wary of the dangers that lurk on every side. The enemies of yesterday share a common enemy of today and in the future -- the terrorism that sows death in our homes and on the buses that ply the streets. The sounds of celebration here cannot drown out the cries of innocent citizens who traveled those buses to their death. 1 And your eyes shining here cannot erase. for a single moment the sight of the lifeless eyes of the students who were going to their classes and housewives who were on their way to market when hatred struck them down. We are pained by their death and remember them with love.

I want to say to you, Chairman Arafat, the leader of the Palestinians: Together we should not let the land flowing -- the land. flowing with milk and honey become a land flowing with blood and tears. Don t let it happen. If all the partners to the peacemaking do not unite against the evil angels of death by terrorism, all that will remain of this ceremony are color snapshots, empty mementos. Rivers of hatred will overflow again and swamp the Middle East.

We, gentlemen, will not permit terrorism to defeat peace. We will not allow it. If we don t have partners in this bitter, difficult war, we will fight it alone. We know how to fight, and we know how to win.

My brother Jews speak through the media to you [of] thousands of years of exile. And the dream of generations have returned us to our historic home in the land of Israel -- the land of the Prophets. Etched on every vineyard, every field, every olive tree, every flower is the deep imprint of the Jewish history of the Book of the books that we have bequeathed to the entire world of the values of morality and of justice. Every place in the land of the Prophets, every name is an integral part of our heritage of thousands of years of the divine promise to us and to our descendants. Here, is where we were born. Here, is where we created a nation. Here, we forged a haven for the persecuted and built a model of a democratic country.

But we are not alone here on this soil, in this land. And so we are sharing this good earth today with the Palestinian people in order to choose life.

Starting today, an agreement on paper will be translated into reality on the ground. We are not retreating. We are not leaving. We are building -- and we are doing so for the sake of peace.

Our neighbors, the Palestinian people, we who have seen you in your difficulties, we saw you for generations we who have killed and have been killed are walking beside you now toward a common future, and we want you as a good neighbors.

Ladies and gentlemen, this week the Jewish people, in these thousands of places of dispersion has marked a new era. And in their Holy Day prayers, Jews everywhere are saying:

May we -- I am translating it to the best of my capability:

May we be remembered and inscribe, before you, in the book of life and of blessing and peace and prosperity, of deliverance and comfort and opportunity -- we and all your people, the House of Israel -- for a good life and peace.

These are my wishes to all the Jewish people. These are my wishes to all the citizens of Israel -- a good life and a peace. These are -- These are also our wishes to our neighbors, to all the world peoples -- a good life and peace.

Ladies and gentlemen, look at us again. Look at the scene on the stage here in the White House. You are not -- You are not excited anymore. You have grown up accustomed to it. But in order for peace to be completed, in order for this picture to be completed, and for the Middle East to become a jewel in the world crown, it still lacks two people -- the President of Syria and the President of Lebanon . I call upon them to come and join us, to come to the platform of peace.

Ladies and gentlemen, if and when this happen[s], we will again ask President Clinton to be our gracious host. We will again ask King Hussein, President Mubarak, Chairman Arafat, and all the others to return here to be partners in the glorious picture of all the peoples of the Middle East dwelling in security and peace.

Ladies and gentlemen, let me extend my wish to all of us that we may meet here again -- and soon.

1 Reference likely refers at least to the Kfar Darom and Afula suicide bus attacks.

2 "Happy New Year." The Hebrew term does not appear in the source document, which only reports that Rabin's words were "spoken in Hebrew." and translated into English as "Happy New Year." See reference below for further information. A Google English to Hebrew translation of the "Happy New Year" produced "Shana Tova" and was therefore placed in the text version above.


Resources for Teaching About the Assasination of Yitzhak Rabin

Leah, to the Rabin children and grandchildren and other family members, President Weizman, Acting Prime Minister Peres, members of the Israeli government and the Knesset, distinguished leaders from the Middle East and around the world, especially His Majesty King Hussein, for those remarkable and wonderful comments, and President Mubarak for taking this historic trip here, and to all the people of Israel, the American people mourn with you in the loss of your leader and I mourn with you, for he was my partner and friend. Every moment we shared was a joy because he was a good man and an inspiration because he was also a great man.

Leah, I know that too many times in the life of this country, you were called upon to comfort and console the mothers and the fathers, the husbands and the wives, the sons and the daughters who lost their loved ones to violence and vengeance. You gave them strength. Now, we here and millions of people all around the world, in all humility and honor, offer you our strength. May God comfort you among all the mourners of Zion and Jerusalem.

Yitzhak Rabin lived the history of Israel. Throughout every trial and triumph, the struggle for independence, the wars for survival, the pursuit of peace and all he served on the front lines, this son of David and of Solomon, took up arms to defend Israel's freedom and lay down his life to secure Israel's future. He was a man completely without pretenses, all of his friends knew. I read that in 1949 after the war of independence, David ben Gurion sent him to represent Israel at the armistice talks at Rhoads [sp] and he had never before worn a neck tie, and did not know how to tie the knot. So, the problem was solved by a friend who tied it for him before he left and showed him how to preserve the knot, simply by loosening the tie and pulling it over his head. Well, the last time we were together, not two weeks ago, he showed up for a black tie event, on time, but without the black tie. And so he borrowed a tie and I was privileged to straighten it for him. It is a moment I will cherish as long as I live.

To him, ceremonies and words were less important than actions and deeds. Six weeks ago, as the King and President Mubarak will remember, we were at the White House for signing the Israel-Palestinian agreement and a lot of people spoke. I spoke, the King spoke, Chairman Arafat spoke, President Mubarak spoke, our foreign ministers all spoke, and finally Prime Minister Rabin got up to speak and he said, "First, the good news - I am the last speaker." But he also understood the power of words and symbolism. "Take a look at the stage," he said in Washington. "The King of Jordan, the president of Egypt, Chairman Arafat, and us, the prime minister and foreign minister of Israel on one platform. Please, take a good hard look. The sight you see before you was impossible, was unthinkable, just three years ago. Only poets dreamt of it and to our great pain, soldier and civilian went to their deaths to make this moment possible." Those were his words. Today, my fellow citizens of the world, I ask all of you to take a good, hard look at this picture. Look at the leaders from all over the Middle East and around the world who have journeyed here today for Yitzhak Rabin, and for peace. Though we no longer hear his deep and booming voice, it is he who has brought us together again here, in word and deed, for peace.

Now, it falls to all of us who love peace and all of us who loved him, to carry on the struggle to which he gave life and for which he gave his life. He cleared the path and his spirit continues to light the way. His spirit lives on in the growing peace between Israel and her neighbors. It lives in the eyes of the children, the Jewish and the Arab children who are leaving behind a past of fear for a future of hope. It lives on in the promise of true security. So, let me say to the people of Israel, even in your hour of darkness, his spirit lives on and so you must not lose your spirit. Look at what you have accomplished, making a once barren desert bloom, building a thriving democracy in a hostile terrain, winning battles and wars and now winning the peace, which is the only enduring victory.

Your prime minister was a martyr for peace, but he was a victim of hate. Surely, we must learn from his martyrdom that if people cannot let go of the hatred of their enemies, they risk sowing the seeds of hatred among themselves. I ask you, the people of Israel, on behalf of my nation that knows its own long litany of loss, from Abraham Lincoln to President Kennedy to Martin Luther King, do not let that happen to you. In the Knesset, in your homes, in your places of worship, stay the righteous course. As Moses said to the children of Israel when he knew he would not cross over into the promised land, "Be strong and of good courage. Fear not, for God will go with you. He will not fail you, He will not forsake you."

President Weizman, Acting Prime Minister Peres, to all the people of Israel, as you stay the course of peace I make this pledge - neither will America forsake you. Legend has it that in every generation of Jews, from time immemorial, a just leader emerged to protect his people and show them the way to safety. Prime Minister Rabin was such a leader. He knew, as he declared to the world on the White House lawn two years ago, that the time had come, in his words, "to begin a new reckoning in the relations between people, between parents tired of war, between children who will not know war." Here in Jerusalem I believe, with perfect [unintelligible] that he was leading his people to that promised land.

This week, Jews all around the world are studying the Torah portion in which God tests the faith of Abraham, patriarch of the Jews and the Arabs. He commands Abraham to sacrifice Yitzhak. "Take your son, the one you love, Yitzhak." As we all know, as Abraham, in loyalty to God, was about to kill his son, God spared Yitzhak. Now God tests our faith even more terribly, for he has taken our Yitzhak. But Israel's covenant with God for freedom, for tolerance, for security, for peace - that covenant must hold. That covenant was Prime Minister Rabin's life's work. Now we must make it his lasting legacy. His spirit must live on in us.

The Kaddish, the Jewish prayer for mourning, never speaks of death, but often speaks of peace. In its closing words, may our hearts find a measure of comfort and our souls, the eternal touch of hope. "Ya'ase shalom bimromav, hu ya'ase shalom aleinu, ve-al kol Israel, ve-imru, amen."

Shalom, Haver


Hillary Clinton Arrives in Israel For Funeral of Leah Rabin

Jerusalem (CNSNews.com) - First Lady and New York Senator-elect Hillary Clinton arrived in Israel along with a handful of other foreign dignitaries on Wednesday for the funeral of Leah Rabin, who died of cancer on Sunday, aged 72.

Rabin's husband, the late Prime Minister Yitzhak Rabin, was the first Israeli leader to sign an agreement with Palestine Liberation Organization Chairman Yasser Arafat.

She died just days after memorial services were held for the fifth anniversary of his assassination.

Rabin's coffin was laid in state on Wednesday morning at the memorial square in Tel Aviv where her husband was killed. She will be buried beside him in the Mt. Herzl military cemetery in Jerusalem.

Clinton is heading a U.S. delegation that includes Washington's special envoy to the Middle East Dennis Ross and Aaron Miller.

Russian Foreign Minister Igor Ivanov and officials from Canada, Germany, Austria, Norway and Italy will also attend the combined family and state ceremony.

President Clinton said earlier he and his wife were "deeply saddened" when they heard of the death of Rabin.

"We have lost a dear friend, and the Middle East has lost a friend of peace," Clinton said in a statement. "But the work to which she and Yitzhak dedicated their
lives must and will continue."

Rabin became an outspoken activist for the peace process after her husband was assassinated in 1995 by a Jewish student who opposed his concessions to the Palestinians. Many Israelis supported her efforts, while others tolerated or criticized her efforts.

Just 10 days before her death, she intervened once again in the diplomatic process, urging Prime Minister Ehud Barak to allow Oslo architect Shimon Peres to meet Arafat in a last-ditch effort to reach a cease-fire agreement. Earlier Barak had rejected the idea but Rabin apparently persuaded him to change his mind.

Peres and Arafat supposedly reached a truce understanding at their meeting, although it has yet to bear fruit.

Prime Minister Rabin's own funeral, five years ago, was one of the largest assemblies ever of world leaders for a gathering of that type.

Some 100 heads of state and high-ranking officials from North America, Europe, Africa, Asia and the Middle East hastily re-arranged their schedules to pay their last respects.

Clinton delivered a eulogy in which he coined a simple Hebrew phrase that became a slogan for the peace movement in Israel - "Shalom, haver" (Peace or good-bye, friend).

Arafat was one of the few who did not attend that funeral, although he later paid a condolence call on Leah Rabin during the traditional Jewish seven-day mourning period.

Five years later, Rabin's "partner in peace" will once again be absent from Wednesday's funeral, this time due to the Palestinian intifada (uprising).

There was talk of inviting Arafat to the state ceremony in Jerusalem but Barak said it would not appropriate at such a time.

Israeli Arab Knesset member Ahmed Tibi, a former Arafat advisor, said earlier that Arafat would in any case never attend such a ceremony in Jerusalem, because it was a city "under occupation."

Arafat has publicly demanded that he be given control over eastern Jerusalem, including the Old City, for the capital of a Palestinian state. Some analysts say he ultimately wants the entire city.

Hillary's Travels

Clinton, in her first trip abroad since the elections, will meet Israeli President Moshe Katsav and Knesset speaker Avraham Burg and have lunch with the Baraks at their official residence.

The last time she traveled to Israel about a year ago, Clinton sparked an uproar when she sat on the speaker's platform at a Ramallah event and listened to Arafat's wife Suha passionately accused Israel of contaminating the Palestinian water supply and using poison gas daily on Palestinians.

The First Lady, who had been listening to the speech through a translator, didn't bat an eyelid. She stood up, hugged Suha and proceeded to deliver her own address, without challenging or mentioning the comments.

That won't happen this time. Clinton will not be meeting with any Palestinian leaders, according to U.S. Embassy spokesman Larry Schwartz.

"She is here for the funeral of Leah Rabin," Schwartz said.

Critics have slammed Clinton for what many see as a transparent reversal of policies in an attempt to win the backing of New York State's Jewish voters in last week's election.

From Israel, she will travel to Vietnam where her husband is paying an historic visit as the first American president to visit since the Vietnam War.


Clinton to lead U.S. delegation

WASHINGTON (CNN) -- U.S. President Bill Clinton left Sunday afternoon for Israel, where he will join dozens of other heads of state for the funeral of slain Prime Minister Yitzhak Rabin.

Two former presidents, George Bush and Jimmy Carter, have accepted Clinton's invitation to travel with him aboard Air Force One. Former Secretary of State George Schultz will attend the funeral on behalf of former president Ronald Reagan.

Before leaving Washington, the president and First Lady Hillary Rodham Clinton signed a book of condolences at the Israeli embassy.

"Prime Minister Rabin gave his life to Israel," the president wrote, "first as a soldier for its freedom, then finally as a martyr for its lasting peace. For his example, his friendship to the United States, and his warm friendship to me, I am eternally grateful."

The First Lady wrote, "God bless Prime Minister Rabin, the people of Israel and all who take risks for peace."

White House officials said Clinton will pay his respects at the Knesset, where Rabin's body lies in state. Afterward, he will call on Rabin's widow, Leah. The president will deliver brief remarks following Monday's funeral at Jerusalem's Mount Herzl Cemetary.

The U.S. delegation also will include Clinton administration officials and members of Congress. The president invited former President Gerald Ford and former first lady Nancy Reagan, instead of Ronald Reagan because of his illness, but neither could make the trip.

The president signed a proclamation Saturday that ordered flags to fly at half staff at U.S. government, military and ambassadorial buildings as a sign of respect for Rabin and the peace process. The flags will remain at half staff until the burial.

The president was informed of the shooting in a telephone call from his national security adviser, Anthony Lake, at 3:23 p.m. EDT. At 4 p.m. Lake told Clinton in person at the White House residence that Rabin had died.

Just before 5 p.m., Clinton had a short conversation with Mrs. Rabin, and soon after spoke with acting Prime Minister Simon Peres. The president said that both Mrs. Rabin and Peres told him that they had never seen the Prime Minister happier than he was at the peace rally just before the shooting. Peres and Mrs. Rabin said they found some consolation in knowing those were his last memories, McCurry said.

Related story

Copyright © 1995 Cable News Network, Inc.
ALL RIGHTS RESERVED.
External sites are not necessarily endorsed by CNN Interactive.


Ver el vídeo: Τα αγγλικά του Τσίπρα με τον Κλίντον