Patroclus APL-19 - Historia

Patroclus APL-19 - Historia

Patroclo
(APL-19: dp. 4.100 (1); 1. 328 '; b. 50'; dr. 14 '; s. 12 k .; cpl.
253; una. 8 20 mm .; cl. Achelous.)

El LST-955 se instaló en el astillero Bethlehem-Hingham Shipyard Hingham, Massachusetts, el 22 de septiembre de 1944; lanzado el 22 de octubre de 1944 y puesto en comisión reducida el 13 de noviembre de 1944 para proceder a Baltimore, Maryland; dado de baja el 27; convertido a ARL en la planta de Bethlehem Key Highway; y comisionado en su totalidad el 17 de abril de 1945, el teniente Evan G. Bower al mando.

Tras el ataque en la bahía de Chesapeake, Patroclus partió de la costa este el 22 de mayo de 1945, transitó por el Canal de Panamá y se dirigió a San Francisco para su equipamiento final. Navegando hacia el oeste el 2 de julio, el barco de reparación de la lancha de desembarco llegó a

Saipan el 7 de agosto y se presentó al servicio con el ServDiv 103. El 26, continuó hacia la bahía de Tokio para proporcionar instalaciones de reparación para los buques de la fuerza de operación. Asignada a la bahía de Tokio, presenció la rendición formal de Japón el 2 de septiembre y luego comenzó el trabajo de reparación en todos los LSM, LCI, LCS y LST de la zona. El 7 de abril de 1946, Patroclus fue relevada por Romulus (APL-22) y el 8 partió hacia la costa este de los Estados Unidos e inactivación.

Retirada el 2 de octubre de 1946, Patroclus estuvo atracada en Green Cove Springs, Florida, como una unidad de la Flota de Reserva del Atlántico hasta noviembre de 1951. Luego fue transferida a la custodia del 6º Distrito Naval, se sometió a conversión antes de ser transferida bajo el Programa de Asistencia Militar. . Sacada de la Lista de la Marina el 22 de agosto de 1952, fue trasladada a Turquía el 15 de noviembre de 1952. En 1970 sirve a esa nación como Basaran (A 582).


Recetas de síntesis

Caido de

Antecedentes históricos

En la mitología griega, según lo registrado en la Ilíada por Homero, Patroclo o Pátroklos (gr. Πάτροκλος "gloria del padre"), hijo de Menoetius, era el mejor amigo de Aquiles y, según algunos (incluido Ovidio), su amante.

Durante la batalla de Patroclo con Héctor en la Guerra de Troya, el dios Apolo, tratando de darle a Héctor una ventaja, desarmó a Patroclo de sus armas y luego le quitó el casco de la cabeza. Patroclo luchó con valentía, pero cayó poco tiempo después.

Cuando aún era un niño, Patroclus mató a su amigo, Clysonymus, durante una discusión. Su padre huyó con Patroclo al exilio para evadir la venganza, y se refugiaron en el palacio de su pariente, el rey Peleo de Phthia. Allí, al parecer, Patroclo conoció por primera vez al hijo de Peleo, Aquiles. Peleo envió a los niños a ser criados por Quirón, el sabio rey de los centauros que habitaba en las cuevas.

Probablemente Patroclo era algo mayor que Aquiles. Está incluido entre los pretendientes fracasados ​​de Helena de Esparta, todos los cuales prestaron un juramento solemne de defender al marido elegido (en última instancia, Menelao) contra quien pudiera pelear con él.

Aproximadamente en esa época, Patroclo mató a Las, fundador de una ciudad homónima cerca de Gytheio, Laconia, según el geógrafo Pausanias. Pausanias informó que el asesinato se atribuyó alternativamente a Aquiles. Sin embargo, no se dice que Aquiles haya visitado el Peloponeso.

Nueve años después, Helena huyó de Esparta con el príncipe París de Troya. Menelao y su hermano Agamenón, rey de Micenas, comenzaron a pensar en la guerra contra Troya. Los preparativos para la guerra y la reunión de aliados y ejércitos le llevaron diez años, según algunas versiones.

Cuando Aquiles se negó a luchar debido a su enemistad con Agamenón, Patroclo se puso la armadura de Aquiles, dirigió a los mirmidones y mató a muchos troyanos y sus aliados, incluido el héroe licio Sarpedón (un hijo de Zeus) y Cebriones (el conductor del carro de Héctor y hijo ilegítimo de Príamo) a pesar de la advertencia de Aquiles de no entablar combate más allá de los barcos aqueos. Fue asesinado por Héctor y Euphorbos, con la ayuda de Apolo.

Después de recuperar su cuerpo, que había sido protegido en el campo por Menelao y Telamón Aias, Aquiles regresó a la batalla y vengó la muerte de su compañero matando a Héctor. Aquiles luego profanó el cuerpo de Héctor arrastrándolo detrás de su carro en lugar de permitir que los troyanos lo desecharan honorablemente quemándolo. El dolor de Aquiles fue grande y durante algún tiempo, se negó a deshacerse del cuerpo de Patroclo, pero fue persuadido por una aparición de Patroclo, quien le dijo a Aquiles que no podía entrar al Hades sin una cremación adecuada. Aquiles se cortó un mechón de pelo y sacrificó caballos, perros y doce cautivos troyanos antes de colocar el cuerpo de Patroclo en la pira funeraria.

Aquiles luego organizó una competencia atlética para honrar a su compañero muerto, que incluyó una carrera de carros (ganada por Diomedes), boxeo (ganado por Epeios), lucha libre (un empate entre Telamón Aias y Ulises), una carrera a pie (ganada por Ulises), un duelo (empate entre Aias y Diomedes), un lanzamiento de disco (ganado por Polipoítas), un concurso de tiro con arco (ganado por Meriones) y un lanzamiento de jabalina (ganado por Agamenón, sin oposición). Los juegos se describen en el libro 23 de la Ilíada, una de las primeras referencias a los deportes griegos.

En la Ilíada, el amor de Aquiles por Patroclo impulsa la historia y contribuye al tema general de la humanización de Aquiles. Mientras que en la Ilíada este amor puede verse como casto, en escritos griegos posteriores, como el Banquete de Platón, la relación entre Patroclo y Aquiles se presenta como un modelo de amor sexual, generalmente interpretado como pederasta. El principal desacuerdo en la antigüedad fue entre aquellos, como Esquilo, que sostenía que Patroclo era el erómeno (amado) de Aquiles, y el de otros, incluido Platón, que argumentaba que Aquiles era el erómeno. Otros autores antiguos, como Jenofonte en su Simposio, argumentaron que era un error etiquetar su relación como sexual.

El funeral de Patroclo se describe en el libro 23 de la Ilíada. Patroclo es incinerado en una pira funeraria y sus huesos se recogen en una urna dorada con dos capas de grasa. El túmulo está construido sobre la ubicación de la pira. Aquiles luego patrocina los juegos funerarios, que consisten en una carrera de carros, boxeo, lucha libre, carrera, un duelo entre dos campeones a la primera sangre, lanzamiento de disco, tiro con arco y lanzamiento de lanza.

La muerte de Aquiles se da en fuentes distintas de la Ilíada. Sus huesos se mezclaron con los de Patroclo para que los dos fueran compañeros en la muerte como en la vida y los restos fueron trasladados a Leuke, una isla en el Mar Negro. Según los informes, sus almas fueron vistas vagando por la isla a veces.

En la Odisea de Homero, Odiseo se encuentra con Aquiles en el Hades, acompañado por Patroclo, Telamón Aias y Antiloco.

Según los informes, un general de Croton identificado como Autoleon o Leonymus visitó la isla de Leuke mientras se recuperaba de las heridas recibidas en la batalla contra los Locri Epizefiri. El evento se realizó durante o después del siglo VII a. C. Dijo haber visto a Patroclo en compañía de Aquiles, Ayax el Menor, Aias de Telamón, Antíloco y Helena.


Contenido

Si le dan néctar, Patroclo le dará la punta de lanza rota.

El indicador de afinidad de Patroclus tiene un máximo de 8 corazones.

Favorecer []

El favor de Patroclo es parte de la Lista predestinada de profecías menores, al igual que Achilles Zagreus tiene que encontrar una manera de reunir a los dos. En algún momento después de que Zagreus haya profundizado su relación tanto con Patroclo como con Aquiles en la medida de lo posible, Patroclo le indicará a Zagreus que le diga a Aquiles que "arriesgue todo". Achilles eventualmente le dirá a Zagreus que altere su contrato con la ayuda de Nyx, Zagreus lo encontrará en la Cámara Administrativa, y luego podrá gastar 5 para modificarlo.

El indicador de afinidad se desbloquea cuando Zagreus encuentra a Patroclus y Achilles juntos en Elysium.


Tratamiento Tratamiento

La mayoría de los casos de APL se tratan con un fármaco de quimioterapia de antraciclina (daunorrubicina o idarrubicina) más el fármaco no quimioterápico, ácido transretinoico (ATRA), que es un pariente de la vitamina A. Este tratamiento conduce a la remisión en un 80% a 90% de los pacientes. [6]

Los pacientes que no pueden tolerar un medicamento de antraciclina pueden recibir ATRA más otro medicamento llamado trióxido de arsénico. [6] El trióxido de arsénico también ha demostrado ser una alternativa eficaz para el 20% al 30% de los pacientes con APL que no responden al tratamiento inicial o que recaen. Si el tratamiento con trióxido de arsénico logra una remisión, se pueden administrar más ciclos de este medicamento. Un trasplante de células madre también puede ser una opción. Si no se logra una segunda remisión, las opciones de tratamiento pueden incluir un trasplante de células madre o participar en un ensayo clínico. [7]

Se puede acceder a información adicional relacionada con el tratamiento de la leucemia promielocítica aguda a través de Medscape. Esto incluye información detallada relacionada con el uso de trióxido de arsénico.

Tratamientos aprobados por la FDA

  • Trióxido de arsénico(Marca: Trisenox) - Fabricado por Cephalon
    Indicación aprobada por la FDA: en combinación con tretinoína para el tratamiento de adultos con leucemia promielocítica aguda (APL) de bajo riesgo recién diagnosticada cuya APL se caracteriza por la presencia de t (1517). También aprobado para la inducción de la remisión y consolidación en pacientes con leucemia promielocítica aguda (APL) que son refractarios o que han recaído de la quimioterapia con retinoides y antraciclinas, y cuya APL se caracteriza por la presencia de la translocación t (1517).
    Portal de información sobre medicamentos de la Biblioteca Nacional de Medicina
    Información de salud de Medline Plus
  • Tretinoína(Marca: Vesanoid & # 174) - Fabricado por Roche Pharmaceuticals
    Indicación aprobada por la FDA: Inducción de la remisión en pacientes con leucemia promielocítica aguda que son refractarios o no pueden tolerar regímenes quimioterapéuticos citotóxicos basados ​​en antraciclinas.
    Portal de información sobre medicamentos de la Biblioteca Nacional de Medicina
    Información de salud de Medline Plus

Cómo corregir errores

Personas vacunadas en un sitio dirigido por PCN

Para las personas vacunadas en un sitio dirigido por su propia red de atención primaria, realice las modificaciones necesarias utilizando el sistema de punto de atención de vacunación. Esto luego actualizará el Servicio Nacional de Gestión de Inmunizaciones y el registro del médico de cabecera. Los cambios no deben realizarse directamente en el sistema clínico de GP.

Personas vacunadas fuera de su propio PCN

Para las personas vacunadas en un centro hospitalario, centro de vacunación, farmacia comunitaria o un grupo de PCN fuera de la práctica de la persona, comuníquese con el servicio de soporte de vacunas al 0300200 1000, o envíe un correo electrónico al equipo de soporte de calidad de datos de vacunación a [email protected] net para registrar el error y resolverlo. Proporcione el número de NHS de la persona y la información sobre eventos de vacunación y detalles de las reservas en el sitio de vacunación, si están disponibles. (Estos datos de contacto no deben compartirse con el público y solo deben usarlos el personal del NHS para comunicarse con el equipo del programa de vacunación).


¿Eran amantes Aquiles y Patroclo?

Es una de las grandes cuestiones de la mitología griega que se sigue debatiendo miles de años después: ¿eran amantes Aquiles y Patroclo? ¿O solo amigos platónicos?

En Quora, me encontré recientemente con una respuesta popular a la pregunta "¿Qué partes importantes de los mitos griegos parecen equivocarse siempre los cineastas?"

De acuerdo con esta respuesta, que al momento de escribir esto ha sido votada más de 6,000 veces, una de esas cosas en las que se equivocan es la relación entre Aquiles y Patroclo. Este escritor está seguro de que Hollywood (y específicamente la película de 2004 Troya) se niega a mostrar la verdadera naturaleza romántica de su relación para atraer a un público más amplio. “Sí, Aquiles es gay”, afirma definitivamente.

Normalmente no escribiría un artículo en respuesta a la opinión de una sola persona en línea, pero me he encontrado con este sentimiento muchas veces a lo largo de los años. Existe una actitud generalizada de que Aquiles y Patroclo estaban claramente en una relación sexual y que cualquiera que cuestione eso o no esté de acuerdo debe tener alguna agenda oculta que les haría negar su verdadera naturaleza.

En un artículo sobre la película Troya en The Guardian, el crítico escribe: “Parece que el héroe griego (Aquiles) ha pasado por un proceso de alisado radical, y ya no estoy hablando de su cabello. Sin dioses ni homosexuales. Tienes que preguntarte por qué se molestaron en hacer una película sobre la antigua Grecia en primer lugar ".

Entonces, aquí, voy a traernos de regreso a las fuentes originales y ofrecer una especie de refutación a esta interpretación popular. Pero también voy a examinar la mejor evidencia de que Aquiles y Patroclo fueron en una relación romántica o sexual.

Cuando se trata de Aquiles y Patroclo, el lugar obvio para comenzar es el poema épico de Homero. la Ilíada. Es el relato más antiguo y definitivo de sus vidas, así como el material fuente en el que se basaron la mayoría de las interpretaciones y representaciones posteriores. Es el patrón oro cuando se trata de la mitología de Aquiles y Patroclo.

Entonces que hace la Ilíada ¿decir? En pocas palabras, dice que son compañeros increíblemente cercanos. No dice o, por lo que yo sé, ni siquiera implica que Aquiles y Patroclo sean amantes. Pero no confíe en mi palabra. Aquí hay un par de momentos y citas que los defensores del argumento del "amante" citan a menudo:

Es indiscutible que Aquiles y Patroclo están especialmente cerca el uno del otro. Aquiles incluso desea que todos los demás soldados, tanto griegos como troyanos, perezcan para que él y Patroclo puedan conquistar Troya por sí mismos (Libro 16).

Después de que Héctor mata a Patroclo, Aquiles reacciona con intensa tristeza e ira, llegando incluso a decir que ha perdido su voluntad de vivir hasta que pueda vengar la vida de Patroclo. Estas son algunas de sus palabras: "Mi querido camarada ha muerto, Patroclo, el hombre que amaba más que a todos los demás camaradas, amaba como a mi propia vida, lo he perdido". Libro 18.

Patroclo regresa como un fantasma y tiene una última conversación con Aquiles: “Un último pedido, concédelo, por favor. Nunca entierres mis huesos separados de los tuyos, Aquiles, déjalos juntos ... Así que ahora deja que una sola urna, la urna de oro de dos manos que te dio tu noble madre, sostenga nuestros huesos, juntos ". Libro 23.

Más tarde, Aquiles realiza un ritual funerario elaborado y emocional para Patroclo e incluso coloca un mechón de su propio cabello en las manos de Patroclo (Libro 23).

Hay muchos otros momentos similares, pero creo que te haces una idea. Está claro que Aquiles y Patroclo tenían un vínculo íntimo increíblemente profundo. Pero nada entre ellos en la Ilíada es explícitamente romántico o sexual.

Gregory Nagy, quien bien puede ser la principal autoridad mundial en la Ilíada y el significado detrás del texto, escribe que, “Por Aquiles. en su propia escala ascendente de afecto, dramatizada por toda la composición de la Ilíada, el lugar más alto debe pertenecer a Patroklos ". Una vez más, nada necesariamente sexual.

Robin Lane Fox, otro de los historiadores más influyentes y conocedores de la antigua Grecia, lo resume diciendo: “Ciertamente no hay evidencia en el texto de la Ilíada de que Aquiles y Patroclo fueran amantes” (La imaginación tribal: la civilización y la mente salvaje, pág. 223).

Bien, entonces, ¿por qué tanta gente parece estar en desacuerdo con Homer o suscribirse a una interpretación que va más allá de lo que él escribió?

Porque muchos griegos de los siglos V y IV a. C., siglos después de que se escribiera la Ilíada, retrataron a Aquiles y Patroclo como amantes. Los presentaban como parte de una relación pederasta, que era una costumbre en la época en la que un hombre mayor (generalmente de unos veinte años) formaba una relación sexual con un hombre más joven (generalmente en su adolescencia).

Sin embargo, los escritores del griego clásico ni siquiera podían ponerse de acuerdo sobre quién era el socio mayor (erastes) y quién era la pareja más joven (eromenos). Platón presenta una versión en su Simposio, mientras Esquilo presenta otro en su obra perdida Los mirmidones (mientras que otros en ese momento, como Jenofonte, no parecen convencidos de que los dos fueran amantes en absoluto).

Esta confusión me deja bastante claro que los griegos clásicos estaban simplemente tratando de proyectar su cultura en una cultura diferente, mucho más antigua, retratada en la Ilíada (que se escribió alrededor del siglo VIII a. C. y se basa en leyendas que se remontan al siglo XII a. C.).

Esta proyección ha sido un hilo conductor en las representaciones de Aquiles y Patroclo desde la antigüedad. A menudo se les muestra como amantes en culturas que son más liberales sexualmente (especialmente en lo que se refiere al amor entre personas del mismo sexo) y como amigos cercanos en culturas que son más conservadoras sexualmente.

Entonces, ¿cuál es el veredicto? ¿Eran amantes Aquiles y Patroclo?

Antes de responder, es importante señalar que Aquiles y Patroclo son figuras mitológicas. Incluso si los mitos se basan de alguna manera libremente en individuos reales, Aquiles y Patrocus que conocemos son ficticios, no históricos. Entonces, realmente no hay una respuesta "verdadera" de la misma manera que sabemos que, digamos, Estados Unidos fue fundado en 1776. Es un poco más abstracto y abierto a la interpretación.

Si por “¿Fueron amantes Aquiles y Patroclo?”, Uno se pregunta sobre el significado detrás de la fuente más antigua y completa que tenemos, la respuesta para mí probablemente no sea. Homer no dice explícitamente que lo fueran, ni lo insinúa claramente. Algunos creen que hay pistas dentro del texto que esperaba que los lectores y oyentes captaran, pero eso es bastante difícil para mí. Se siente como una ilusión.

Sin embargo, si uno está mirando la totalidad de la tradición mitológica de Aquiles y Patroclo, claramente hay muchos precedentes para representarlos como amantes. Muchos de los más grandes pensadores, escritores y artistas de la historia pensaban que Aquiles y Patroclo estaban involucrados románticamente. Desde este punto de vista, ¿por qué la interpretación de Shakespeare (en la que son amantes) es menos válida que la de Homero? Ciertamente, existe un argumento de que los mitos evolucionan con el tiempo y la versión de Homero es solo un eslabón (aunque importante) en esa cadena en curso.

Así que depende de cómo abordes la búsqueda de la "verdad" en la mitología.

También vale la pena señalar que algunas personas con mejores credenciales que yo parecen no estar de acuerdo con algunas de mis conclusiones.

Madeline Miller, quien tiene una maestría en Clásicos de la Universidad de Brown, pasó más de una década adaptando la Ilíada en la galardonada novela La Canción de Aquiles (que reviso aquí). En él, Aquiles y Patroclo sí tienen una relación sexual. Aquí hay un breve extracto de sus días de juventud, antes de que comenzara la Guerra de Troya:

"Temblaba, temía ponerlo en fuga. No sabía qué hacer, qué le gustaría. Besé su cuello, la amplitud de su pecho, y probé la sal. Parecía hincharse bajo mi toque, a madurar. Olía a almendras y tierra. Se apretó contra mí, aplastando mis labios hasta convertirse en vino "(100).

Es uno de mis libros favoritos y sé que Miller hizo todo lo posible para ser fiel al material de origen antiguo. En una entrevista le preguntaron cómo llegó a la conclusión de que los dos eran amantes:

¡Se lo robé a Platón! La idea de que Patroclo y Aquiles fueran amantes es bastante antigua. Muchos autores grecorromanos interpretan su relación como romántica: era una interpretación común y aceptada en el mundo antiguo. Incluso tenemos un fragmento de una tragedia perdida de Esquilo, donde Aquiles habla de los "frecuentes besos" de Patroclo y él.

Hay mucho apoyo para su relación en el texto del Ilíada sí mismo, aunque Homero nunca lo hace explícito. Para mí, la evidencia más convincente, aparte de la profundidad del dolor de Aquiles, es cómo se lamenta: Aquiles se niega a quemar el cuerpo de Patroclo, insistiendo en cambio en mantener el cadáver en su tienda, donde llora constantemente y lo abraza, a pesar de las reacciones horrorizadas de quienes lo rodean. Esa sensación de devastación física me habló profundamente de una verdadera y total intimidad entre los dos hombres.

El fragmento al que se refiere Miller es de los mirmidones de Esquilo, que mencioné antes, fue escrito un par de siglos después la Ilíada fue finalizado. Y en cuanto a la forma en que Aquiles se aflige, ciertamente subraya su intimidad, pero no implica necesariamente una intimidad sexual. Al menos no para mí. Miller también admite que se inspiró en otras fuentes además de la Ilíada para desarrollar su historia.

Para defender al otro lado por un momento, simplemente no sabemos con seguridad lo que Homero quería que creyéramos sobre Aquiles y Patroclo. No estoy convencido de que quisiera que pensáramos que eran amantes, pero hay algunos pasajes que ciertamente abren la posibilidad.

También hay mucho que no sabemos sobre la Edad Arcaica de Grecia (la época de Homero), por lo que nos estamos perdiendo un contexto valioso. Quizás los griegos de la época clásica sabían algo sobre este período anterior que nosotros no. Después de todo, estaban mucho más cerca de Homer en términos de la línea de tiempo que nosotros.

Entonces, aunque no creo que Homero pretendiera que viéramos a Aquiles y Patroclo como amantes, esa visión tampoco contradice directamente la versión de Homer. Así que la certeza no está realmente sobre la mesa aquí. Lo máximo que se puede decir es que un aspecto romántico o sexual de su relación no refleja una lectura literal del texto. Cualquier cosa más allá de eso es un ejercicio de especulación, proyección o interpretación (o las tres).


Gates, el CEO de Pfizer no renunciará a la vacuna

Bridgitt Arnold, portavoz de la familia Gates, le dijo a USA TODAY que Gates, su esposa, Melinda, y su familia planean vacunarse contra el COVID-19 "cuando sea su turno de hacerlo". Gates hizo una declaración similar en una entrevista con Savannah Guthrie en "Today" de NBC, cuando ella le preguntó si él personalmente tomaría la primera vacuna que le ofrecieron.

"Cualquiera que sea mi lugar en la fila, inmediatamente daré un paso adelante y tomaré la vacuna", le dijo a Guthrie.

La idea de que Gates y su familia generalmente se niegan a ser vacunados, a pesar de su apoyo financiero a la investigación de vacunas desde hace mucho tiempo, ha sido desacreditada por varias organizaciones de noticias, incluidas Reuters y The Associated Press. Melinda Gates negó las acusaciones en una publicación de Facebook.

“Mis tres hijos están completamente vacunados”, escribió en abril de 2019. “Las vacunas funcionan. Y cuando menos personas deciden contraerlos, todos nos volvemos más vulnerables a las enfermedades ".

Los Gates son firmes defensores de la vacunación y prometieron 250 millones de dólares para la investigación, el desarrollo y la entrega de vacunas, diagnósticos y terapias COVID-19, particularmente en países de bajos ingresos. Bill Gates criticó el manejo del virus por parte del gobierno federal y su posterior plan de vacunación.

"El gobierno federal tiene muchos más recursos que los estados", dijo Gates el 3 de diciembre en una entrevista con "Today". "Enviar esto a los estados significa que no seremos perfectos, pero se logrará".

BioNTech y Pfizer desarrollaron una vacuna COVID-19 que se distribuye en EE. UU. (Foto: AP)

Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, planea vacunarse, pero todavía no. Amy Rose, portavoz de Pfizer, dijo a USA TODAY que el enfoque de las dosis iniciales está en los grupos prioritarios definidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"El Dr. Bourla espera ser vacunado y lo estará lo antes posible", dijo.

Bourla le dijo a CNBC el 14 de diciembre que él y otros ejecutivos de Pfizer no "cortarán la línea" para recibir la vacuna COVID-19 de la compañía, señalando el hecho de que tiene 59 años y goza de buena salud.

"Tan pronto como pueda, lo haré", le dijo a CNBC.


Patroclus APL-19 - Historia

P .: ¿Los mitos griegos realmente importan en nuestro mundo moderno de tecnología de punta y política global tenue?

R .: Puede ser un cliché llamar a una historia atemporal. Pero las historias de la antigua Grecia, la Ilíada los más importantes entre ellos, son exactamente para lo que se hizo este cliché. Para tomar prestado a Ben Jonson, no son "de una edad, sino para siempre". La naturaleza humana y su locura, pasión, orgullo y generosidad concomitantes no ha cambiado en los últimos tres mil años, y siempre es relevante. Y especialmente en este momento histórico fracturado y cambiante, creo que la gente está mirando hacia el pasado en busca de información. Estas historias han aguantado esta larga y conmovedora generación tras generación de lectores; aún deben tener algo importante que contarnos sobre nosotros mismos. Todos los días en la portada del periódico hay un Ilíada de aflicciones, desde los egoístas Agamemnons hasta las manipuladoras Ulises que hablan doblemente, desde la insensata pérdida de vidas en la guerra hasta el trato brutal de los conquistados. Está todo allí, también en Homero: nuestro pasado, presente y futuro, inspiración y condenación a la vez.
También agregaría, más específicamente, que creo que la cultura está lista para el tipo de historia de amor que trasciende el género y el tiempo. No me propuse deliberadamente contar una historia de amor deliberadamente "gay", sino que me conmovió profundamente el amor entre estos dos personajes, cuyo respeto y afecto mutuo, a pesar de los horrores que los rodean, modelan el tipo de relación que todos tenemos. puede aspirar a.

P .: ¿Qué parte de la historia de Aquiles representada en LA CANCIÓN DE AQUILES se basa en los clásicos y cuánto creaste para contar la historia? Y, ¿puede explicar cómo hizo su investigación para el libro?

R .: De alguna manera, siento que he estado investigando este libro toda mi vida. He amado los antiguos mitos griegos desde que era niño y estudié latín y griego durante la escuela secundaria, la universidad y la escuela de posgrado. Mis profesores me dieron una educación increíble y electrizante en historia y literatura antiguas, y todo ayudó a sentar las bases del libro, aunque en ese momento, por supuesto, no tenía idea de que algún día lo usaría para la ficción.

Una vez que comencé a escribir la novela, inevitablemente descubrí que necesitaba saber más: ¿Cómo eran exactamente las velas de los barcos antiguos? ¿Qué tipo de flora y fauna menciona Homero? Mi experiencia en Clásicos también ayudó allí. Ya tenía muchas de las respuestas en mi estantería, o sabía a dónde ir para encontrar la información que necesitaba. También fue de gran ayuda haber pasado un tiempo en partes de Grecia y Turquía.

Para mí era muy importante permanecer fiel a los acontecimientos de la narrativa de Homero. La inspiración central detrás del libro es el terrible momento en el Ilíada cuando Aquiles se entera de la muerte de Patroclo. Su reacción es impactante por su intensidad. El gran guerrero semidiós, que desafía descuidadamente las reglas y condena a muerte a todo un ejército, llega completamente despeinado, desesperado por el dolor y la rabia. Quería entender qué pasaba con Patroclus y su relación que podía crear ese tipo de crisis. Aunque Homero nos diga qué sus personajes lo hacen, no nos dice mucho de por qué ellos lo hacen. ¿Quién era Aquiles? ¿Y por qué amaba tanto a Patroclo? Escribir la novela fue mi forma de responder a esa pregunta.

Los mayores cambios en la mitología se produjeron con las historias sobre la vida de Aquiles antes de su llegada a Troya, que el Ilíada no cubre. Hay muchas, muchas variaciones de estos, por lo que parte de lo que estaba haciendo era averiguar cuáles se agregaron al arco de la novela y cuáles debería omitir.

P .: La mayoría de la gente no sabe mucho sobre Patroclo y su relación con Aquiles. ¿Cómo se te ocurrió la teoría de que su amistad se convirtió en amor?

R .: ¡Se lo robé a Platón! La idea de que Patroclo y Aquiles fueran amantes es bastante antigua. Muchos autores grecorromanos interpretan su relación como romántica: era una interpretación común y aceptada en el mundo antiguo. Incluso tenemos un fragmento de una tragedia perdida de Esquilo, donde Aquiles habla de sus "besos frecuentes" y de Patroclo.

Hay mucho apoyo para su relación en el texto del Ilíada sí mismo, aunque Homero nunca lo hace explícito. Para mí, la evidencia más convincente, aparte de la profundidad del dolor de Aquiles, es cómo se lamenta: Aquiles se niega a quemar el cuerpo de Patroclo, insistiendo en cambio en mantener el cadáver en su tienda, donde llora constantemente y lo abraza, a pesar de las reacciones horrorizadas de quienes lo rodean. Esa sensación de devastación física me habló profundamente de una verdadera y total intimidad entre los dos hombres.

P .: ¿Qué pasa con la leyenda del "Talón de Aquiles"? ¿De dónde viene y, después de toda su investigación, lo cree?

R .: El mito más famoso de Aquiles, su talón fatalmente vulnerable, es en realidad una historia muy tardía. Nuestro relato más antiguo es de un autor romano, casi un milenio después de la Ilíada y el Odisea fueron compuestos por primera vez. Durante esos mil años, surgieron una serie de otras historias para explicar la aparente invencibilidad de Aquiles, pero la Ilíada y Odisea contener lo más simple: no era realmente invencible, solo tenía un talento extraordinario para la batalla. Desde el Ilíada y Odisea fueron mi principal inspiración, y dado que su interpretación parecía más realista, esta fue la versión que elegí seguir.

Hay una serie de mitos divertidos sobre el tacón, una vez que esa historia se hizo popular. El más famoso es que, al tratar de hacerlo inmortal, su madre, la diosa Thetis, lo sumergió en el río Estigia. El lugar donde ella lo sostenía —su talón— era el único lugar que no se volvía invulnerable. Cada vez que les he contado esta historia a mis estudiantes de secundaria, estallan en el caos:

"¡Eso es tan estúpido! ¿Por qué no cambió de tacones y lo sumergió dos veces? "
"¿O volver más tarde y hacerlo de nuevo?"
"¡El agua todavía se habría filtrado!"

Así que eso también puede haberme influido en encontrar esa lectura no tan convincente.

P .: Si uno quisiera visitar Grecia y sus países vecinos ahora, y seguir los pasos de Aquiles y Patroclo, y "revivir" la Guerra de Troya, ¿qué ciudades modernas deberían visitar y qué podrían encontrar allí?

R .: El viaje comenzaría en el norte de Grecia, en la región de Tesalia. No estamos seguros de dónde pudo haber estado el palacio de Peleo (si fuera un lugar real), pero ciertamente el monte Pelión todavía está allí. Es un lugar magnífico para practicar senderismo e incluso hay un tren de montaña que circula los fines de semana. Cerca de allí, la principal ciudad portuaria de Volos es un lugar maravilloso para visitar y, dada su excelente ubicación, bien podría haber sido un buen asentamiento phthian en la antigüedad.

La siguiente sería la isla de Scyros, donde la diosa Thetis escondió a su hijo Aquiles de la guerra, disfrazándolo de mujer. Scyros está en el medio del Egeo, el más al sur de la Espóradas grupo de islas. Es bastante rocoso, especialmente en su región sur, y también tiene algunos maravillosos monumentos bizantinos y venecianos, junto con sus impresionantes paisajes y playas. Si quieres la experiencia completa de Aquiles, el travestismo es imprescindible.

Después de eso, se va a Aulis, (actual Avlida), en Boetia, al norte de Atenas. Aquí es donde se reunió la flota griega antes de partir hacia Troya. Es una ciudad bastante pequeña, pero hay playas, por supuesto, y puedes sentarte en ellas y fingir que estás esperando a que ese chico, Aquiles, finalmente aparezca para poder despedir a Troy ya ...

Aunque Aquiles y Patroclo en realidad no fueron allí, ahora es un buen momento para tomar un desvío rápido hacia el palacio de Agamenón en Micenas, en el norte del Peloponeso. Es una de las pocas ruinas de la era homérica que tenemos, además de la propia Troya. Se puede ver la famosa "Puerta del León" de entrada a la ciudad, así como las tumbas circulares donde se encontraron la "Máscara de Agamenón" dorada y la "Copa de Néstor". Mientras recorre el sitio, imagine que es el orgulloso hijo del mismísimo Atreus y acosa a algunos subordinados. Pero no vayas demasiado lejos: Agamenón fue asesinado con un hacha en la bañera por su esposa harta.

Ahora, volvamos a Aulis. After joining up with the fleet, Achilles and Patroclus would have made their way to Troy, stopping several times along the way. Since we don’t really know where they stopped (even in mythology), I think that this gives you the right to land at pretty much any fabulous Greek island that you wish. If you take the southern route, you can drop by Lesbos, where the famous poetess Sappho (whom Plato named the tenth muse), lived and wrote. Farther north is the island of Lemnos, which was infamous in ancient mythology as the home of the venomous snake that crippled the hero Philoctetes. Watch where you step!

Personally though, I would recommend choosing the most northern route, which takes you, with just a little detour, by the incredible city of Istanbul. I had the good fortune to visit Istanbul this past spring, and it is breathtaking. Everywhere you look there is some priceless piece of history, from the Hittites to the Ottomans, not to mention its many modern attractions. So, you heard it here first: Patroclus definitely went to Istanbul.

Last stop: Troy itself, perched just below the Dardanelles. The nearby city of Canakkale is a great place to stay and boasts the full-size prop of the Trojan Horse used by the 2004 movie Troya. Brad Pitt himself arranged the donation, the rumor goes!
A short bus ride south brings you to the ancient archaeological site. Stand amid the ruins of five thousand years of history, and look out over the plains where the Greeks and Trojans fought. Though not much is left but stones, the feel of the place is unmistakably epic. Be sure to bring a jacket: not for nothing did Homer call it ‘Windy Ilios.’ Find the highest point—all that’s left of one of the ancient city’s famous towers— and remember the Iliad’s immortal first line:
Sing, goddess, of the terrible rage of Achilles.

Q.: What do you hope that readers will gain from reading your book? And, what do you say to folks that say, reading the Greek myths is just too hard and not very interesting? That kids in school should be able to choose their own reading materials (vampire novels, and the like) and not have to worry about these classics?

A.: For those who have dipped into an ancient epic—the Ilíada, say, or the Eneida— and found it boring, here is my answer: I understand.

As a teacher, I have often had students who would come to me at the beginning of the school year and confess, I read the Aeneid over the summer and hated it. It doesn’t worry me: the poems assume a lot of background knowledge—who the gods are, and what the back story is. They also assume that their audience understands epic conventions, like listing all the generals and their ships, or using frequent repetition. If you don’t have that knowledge, the book can feel like a confusing slog. But, if you go into it with a guide—a good introduction, a quick re-read of Greek myths, a friend who loves it—then it just comes to life in your hands. Every one of those students, at the end of the school year, declared that they loved Vergil and they loved the Eneida.

One of my explicit desires in writing this book was to make it so that readers didn’t have to know anything about the Ilíada to enjoy it. I wanted to give them everything they needed to follow the action right then and there, so that they could experience Homer just as his first audiences would have: as entertainment, instead of an object of study.

The good news is that even if someone doesn’t appreciate a Classic text in school, they might go back to it later and realize that they enjoy it after all. I read Toni Morrison’s Sula in tenth grade and it went completely over my head I just couldn’t connect with it. Then I picked it up again a few years ago, and absolutely loved it. So it’s never too late.

As for what I would hope readers gain: I certainly would love to hear that the novel inspired some interest in Greek mythology in general, and the Ilíada in particular. I hope too that it might help to combat the homophobia that I see too often.

In writing this novel, I thought a lot about personal responsibility. Patroclus is not an epic person, the way Achilles is. He’s an “ordinary” man. But he has more power than he thinks, and the moments where he reaches out to others and offers what he sees as his very modest assistance have huge positive ramifications. Most of us aren’t Achilles—but we can still be Patroclus. What does it mean to try to be an ethical person in a violent world?


The Love Story You Missed In Homer's 'Iliad'

I’ve been a Greek history geek since my grandmother sat me down with a bowl of kalamata olives, feta cheese and a book of Greek mythology at the kitchen table and said: “This is your history. This is Greek.”

Homero Ilíada has always been a favorite of mine. I love the characters and their deep flaws. I love the high stakes and the power play and poetry. And I’ve always been fascinated that what eventually leads the Greeks to victory against Troy is the death of Patroclus, a man inconsequential to all but Achilles, who calls him “the dearest life I know.” Patroclus dies in Achilles’ armor in an attempt to rouse the Greek troops because Achilles won’t fight in the middle of an honor feud with Agamemnon, commander of the Greek army. After Patroclus’ death, Achilles throws aside honor and life itself to pursue Hector, Prince of Troy, the man who killed Patroclus in a case of mistaken identity. Achilles brutally murders Hector, though he knows his own death will follow soon after. His quest for death takes him to the battlefield again and turns the tide of the war for the Greeks.

This past Christmas, I received Madeline Miller’s The Song of Achilles as a gift. It gave me a chance to dive into the mythology I cherish and it also gave me a fresh interpretation of the relationship that fascinated me throughout The Iliad. The story has seen many incarnations but most that I’ve read neglect the beating heart of Homer’s legend: the love shared between Achilles and Patroclus. Tiempo The Iliad is vague as to the platonic or romantic nature of their relationship, Homer makes it perfectly clear that Achilles loves Patroclus with a fierce devotion. En The Song of Achilles, Madeline Miller places that love at the epicenter of the story. She gives the narration to Patroclus so that we get a front row seat for the journey of their relationship. She creates a tender, believable, timeless romance between the two men that makes The Iliad’s ending all the more poignant.

Achilles and Patroclus are the unlikeliest of partners — the one, a boy destined to earn fame from killing, and the other, a pacifist with a history of abuse and distaste for violence. When we meet Patroclus in The Song of Achilles, he is a scrawny, awkward boy neglected and scorned by his father, a king. Achilles, also the son of a king, is skilled and beautiful, born from his father’s union with a goddess and headed for a future of glory. When Patroclus is banished to Achilles’ kingdom after a horrible accident that leads to his disinheritance, he is alone and has already learned his own inconsequence. He becomes a loner. Achilles changes that. He finds the boy hiding from the other foster children at his father’s house and offers him a chance to attend his own lessons and be his companion, so he won’t be punished for avoiding the other boys.

They go out to the practice field and Patroclus convinces a reluctant Achilles to showcase his fighting skills. Achilles obliges, but it is the only time he has ever practiced with another boy. Usually he is forbidden to do so because his skills so surpass the others. Patroclus wrestles with jealousy at his friend’s perfection:

I had seldom stopped to consider how isolating it would have been for Achilles to be as glorious as he was. How lonely and frustrating it would be to never be able to fight another boy in play as the rest of the boys would do. To always be looked upon with respect and awe but very seldom genuine, personal affection. Patroclus provides this for Achilles and in return, Achilles gives him confidence and the intimacy he had been denied throughout his childhood. Our friendship came all at once after that, Patroclus says.

The most beautiful part of the novel for me is when teenaged Achilles and Patroclus train with Chiron, the centaur in charge of tutoring the greatest heroes (hello, Jason and Hercules). Achilles and Patroclus learn about healing, nature and ethics from Chiron. Privately, they learn about each other — their bodies, their minds, and their love, which is finally consummated. In a line of beautiful subtext shortly thereafter, Patroclus vows to himself, I will never leave him. It will be like this, always, for as long as he will let me.

But for Patroclus, being with Achilles is an almost daily challenge. Achilles’ mother, a goddess, has a serious grudge against humans because she was forced to marry one. So, she’s De Verdad not pleased that her son has chosen a mortal as his companion and lover. No one bothered to tell Patroclus that Achilles had set off to train with the centaur in the faraway woods. So, Patroclus follows him on his own. When the call to war in Troy comes, Achilles decides to go. Both know the prophecy that determines Achilles’ fate: He will win great fame at Troy, but what brings his glory also brings his death. Both know Achilles will not return if he goes to Troy. Despite this, Patroclus doesn’t hesitate to go with his companion. He knows what glory and reputation mean to Achilles and he won’t stand in the way.

On their way to Troy, Odysseus observes the two and their closeness. He suggests they distance themselves before heading off to war to stave off rumors that they’re lovers. After all, he says, it’s common enough among boys but you two are men. Our men liked conquest, Miller writes in Patroclus’ voice, they did not trust a man who was conquered himself. Patroclus immediately sees how this could affect Achilles’ reputation:

Achilles and Patroclus respect and really saber each other. Achilles sacrifices a piece of his honor to be with Patroclus. Patroclus never questions Achilles’ decision to go to war and to his death. He doesn’t want to change Achilles, even though he knows he will lose him. Patroclus wants to be there until the end. He assumes Achilles will die first, then him.

After the two arrive at Troy and Achilles joins his first battle, he is a hero. He becomes the best of the Greeks. And with that comes all the spoils of war, including captive women. In Miller’s version of the tale, Achilles is plainly uninterested in women, yet in The Iliad he is referred to as having a great harem tent of stolen women taken as prizes. Miller’s Achilles does this to please Patroclus. He takes as many women as he can to save them from certain rape at the hands of the other generals like Agamemnon who are clearly interested in women and do not have Patroclus’ scruples. Thus, Patroclus becomes Achilles’ conscience. Instead of a harem, the women’s tent becomes a tent of safety, a place where the ladies can learn Greek if they wish or other skills taught by Briseis, the captive whose seizure will eventually push Achilles into a zero-sum game with Agamemnon.

The beauty of the relationship between Patroclus and Achilles in Miller’s book is its health. Patroclus knows Achilles is doomed. He knows his companion so well that not only does he go with him to Troy (despite lacking any talent as a soldier), he doesn’t question Achilles’ right to choose his own destiny. Nor is he threatened by that choice. He knows he can no sooner change Achilles’ mind than he can change Achilles, himself. In the end, each respects the choices of the other and that makes the relationship startlingly beautiful to me.

Traditionally, Achilles is portrayed as having two main characteristics: he’s the best of the Greeks and the proudest of the Greeks. Miller looks beyond the legend to find a young man whose destiny is at odds with the man he loves. And the only attribute Homer gives Patroclus traditionally is his loyalty to Achilles. He is defined by Achilles’ love for him. In Miller’s version of the story, Patroclus is defined by su love for Achilles, by his promise never to leave him, and by his ultimate sacrifice. After Patroclus’ death, Achilles abandons his hubris and his plans for his own greatness. The feud with Agamemnon is gone. All that remains is a man, not a hero, suddenly heartbreakingly human.


COVID-19 Databases and Journals

Below are selected databases and journals to help researchers find scholarly articles about COVID-19 (2019 Novel Coronavirus).

  • Research articles downloadable database
    • The CDC Database of COVID-19 Research Articles is now a part of the WHO COVID-19 database external icon . Our search results are now being sent to the WHO COVID-19 Database external icon to make it easier for them to be searched, downloaded, and used by researchers worldwide.
    • The last version of the CDC COVID-19 database will be archived and remain available on this website. Please note that it has stopped updating as of October 9, 2020 and all new articles are now being integrated into the WHO COVID-19 database external icon .
    • To help inform CDC&rsquos COVID-19 Response, as well as to help CDC staff stay up to date on the latest COVID-19 research, the Response&rsquos Office of the Chief Medical Officer has collaborated with the CDC Office of Library Science to create a series called COVID-19 Science Update. This series, the first of its kind for a CDC emergency response, provides brief summaries of new COVID-19-related studies on many topics, including epidemiology, clinical treatment and management, laboratory science, and modeling. These summaries are released every Tuesday and Friday.

    Some databases and journals are accessible only to those with a CDC user id and password. Find a library near you that may be able to help you access similar resources by clicking the following links: https://www.worldcat.org/libraries external icon OR https://www.usa.gov/libraries external icon .

    Materials listed in these guides are selected to provide awareness of quality public health literature and resources. A material&rsquos inclusion does not necessarily represent the views of the U.S. Department of Health and Human Services (HHS), the Public Health Service (PHS), or the Centers for Disease Control and Prevention (CDC), nor does it imply endorsement of the material&rsquos methods or findings.

    • Research articles downloadable database
      • The CDC Database of COVID-19 Research Articles is now a part of the WHO COVID-19 database external icon . Our search results are now being sent to the WHO COVID-19 Database external icon to make it easier for them to be searched, downloaded, and used by researchers worldwide.
      • The last version of the CDC COVID-19 database will be archived and remain available on this website. Please note that it has stopped updating as of October 9, 2020 and all new articles are now being integrated into the WHO COVID-19 database external icon .
        • This database is compiled by the National Library of Medicine from COVID-19 articles in PubMed. It is available for download.
        • NIH&rsquos comprehensive, expert-curated source for publications and preprints related to either COVID-19 or the novel coronavirus SARS-CoV-2.
        • This database is compiled by the WHO and searches multiple databases. It is available for download.
        • This database provides up to date genomics and precision health information on coronavirus disease.

        Databases that require a CDC login to access:

        • Ovid databases
        • Open dataset on more than 45,000 articles related to coronaviruses intended for use for researchers using natural language processing. Includes more than 33,000 full text articles on coronaviruses, including COVID-19.

        Center for Disease Control and Prevention (CDC) affiliated journals (all are Open Access):

        Other journals (most have made COVID-19 articles Open Access, or free of charge, while the pandemic is ongoing):


        Ver el vídeo: Patroclus vs Hector