Puerta de la Gran Muralla China

Puerta de la Gran Muralla China


La Gran Muralla de China

Declarada como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en 2007 y catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, la Gran Muralla China es de hecho una vista magnífica para ver.

Con su abrumadora longitud, una variedad de materiales como piedra, ladrillo, tierra apisonada y madera, y ricos valores históricos, la Gran Muralla es más que una atracción turística para China. Con forma de dragón enorme, la Gran Muralla sube y baja a través de desiertos, montañas, praderas y mesetas. Su longitud estimada es de 21.196 Km. (13,171 Millas) de este a oeste de China.

Algunas secciones de la Gran Muralla están ahora como reliquias o han desaparecido desde que se construyó hace unos 2.700 años. Sin embargo, la Gran Muralla China sigue siendo una de las atracciones más grandes y visitadas de todo el mundo debido a su intrincada arquitectura y abundancia histórica. (Crédito de video: Milosh Kitchovitch)

Leerás en este artículo:


Los clientes que vieron este artículo también vieron

De Publishers Weekly

Revisar

El misterio y la magnificencia de la Gran Muralla China han fascinado a historiadores y artistas durante siglos. En los últimos años, el fotógrafo Lindesay viajó a lo largo de toda la pared para documentar su estado actual en comparación con fotografías y dibujos anteriores. Para este libro elegante y profusamente ilustrado, Lindesay seleccionó 72 de las comparaciones más sorprendentes, yuxtaponiendo sus nuevas fotografías con las imágenes más antiguas para ilustrar los "cambios infligidos por el hombre y la naturaleza". El álbum de Lindesay. proporciona una vista de lapso de tiempo única en su tipo del muro y una lección reflexiva sobre la preservación de monumentos históricos. (Publishers Weekly (reseña destacada) 2008-07-21)

En 1990, William Lindesay, una autoridad británica en la Gran Muralla, Beijing, encontró una copia de La Gran Muralla de China, un diario de viaje de William Edgar Geil, muy probablemente el primer individuo, incluido el chino, en atravesar toda la Gran Muralla China, a principios de siglo. Lindesay hojeó el libro, paralizada por las fotografías, en particular una que mostraba a Geil cerca de una torre en una sección remota de la pared. Lindesay poseía su propia fotografía de ese mismo sitio, sin embargo, cuando llegó allí en 1987, la torre visible en la imagen de Geil había desaparecido. A partir de 2004, se propuso localizar y volver a fotografiar los sitios representados en las imágenes de Geil. Imágenes de entonces y ahora de Lindesay. documentar cambios en la pared en el siglo pasado. (Smithsonian 2008-08-01)

El segundo mejor instrumento además de un boleto para ver algo en persona es un buen libro. O, en este caso, un gran libro. (Catharine Hamm Los Angeles Times 2008-12-24)

Sobre el Autor


Historia de la Gran Muralla China

¿Quién construyó la Gran Muralla China? ¿Son ciertos los rumores de personas enterradas en el muro? ¿Puedes ver la Gran Muralla desde la luna? Hay tantos mitos y leyendas que rodean a China & # 8217s 长城 (pronunciado Chángchéng que literalmente significa Pared larga aunque se conoce como Gran Muralla en el oeste) que a menudo es difícil distinguir los hechos de la ficción. Este video imperdible de ed.ted.com ayuda a separar la verdad de la ficción.

Aunque la Gran Muralla se extiende por más de 10,000 millas y se puede visitar en muchos lugares diferentes en todo el norte de China, la mayoría de los viajeros acceden a la muralla desde Beijing, una ciudad a la que se puede acceder fácilmente desde otras partes de China por tren de alta velocidad. Además de la Gran Muralla, Beijing tiene muchos otros sitios antiguos que merecen una visita, como el Palacio de Verano, que es el jardín imperial mejor conservado de China.

La próxima vez que viaje por China, ¡no se olvide de ver esta asombrosa maravilla de la ingeniería antigua!


Paredes

El muro en sí era la parte clave del sistema defensivo. Por lo general, tenía 21,3 pies (6,5 metros) de ancho en la base y 19 pies (5,8 metros) en la parte superior, con una altura promedio de 23 a 26 pies (7 a 8 metros), o un poco más bajo en colinas empinadas. La estructura del muro variaba de un lugar a otro, dependiendo de la disponibilidad de materiales de construcción. Las paredes estaban hechas de tierra apisonada intercalada entre tablas de madera, ladrillos de adobe, una mezcla de ladrillos y piedras, rocas o pilotes y tablones. Algunas secciones hicieron uso de diques fluviales existentes, otras utilizaron terrenos montañosos escarpados, como acantilados y desfiladeros, para reemplazar las estructuras hechas por el hombre.

En los desiertos occidentales, las paredes eran a menudo estructuras simples de tierra apisonada y adobe. Muchas de las murallas orientales, como las cercanas a Badaling, estaban revestidas de piedra e incluían una serie de estructuras y dispositivos secundarios. En el lado interior de tales paredes, colocadas a pequeños intervalos, había puertas arqueadas llamadas juan, que estaban hechos de ladrillos o piedras. Dentro de cada juan Había escalones de piedra o ladrillo que conducían a la parte superior de la almena. En la parte superior, en el lado que mira hacia afuera, había almenas de 7 pies (2 metros) de altura llamadas duokou. En la parte superior del duokou Había grandes aberturas para mirar y disparar a los atacantes, y en la parte inferior había pequeñas aberturas, o aspilleras, a través de las cuales los defensores también podían disparar. A intervalos de aproximadamente 650 a 1,000 pies (200 a 300 metros) había una plataforma almenada que se elevaba ligeramente por encima de la parte superior del muro y sobresalía del lado que enfrentaba a los atacantes. Durante la batalla, la plataforma proporcionó una vista imponente e hizo posible disparar a los atacantes desde un costado mientras intentaban escalar la pared con escaleras. En varias plataformas fueron simplemente chozas estructuradas llamadas pufang, que proporcionó refugio a los guardias durante las tormentas. Algunas plataformas, como las torres de señales, tenían dos o tres pisos y podían usarse para almacenar armas y municiones. Los de Badaling generalmente tenían dos pisos, con alojamiento para más de 10 soldados en el nivel inferior. También había zanjas de drenaje en las paredes para protegerlas de los daños causados ​​por el exceso de agua de lluvia.


Mitos interesantes sobre la Gran Muralla China

A pesar de que la gente celebra la Gran Muralla como un magnífico patrimonio nacional, dentro de las paredes se encuentran historias mezcladas de dolor, angustia, derramamiento de sangre, triunfo y arrepentimiento. Estos cuentos tienen la forma de mitos y leyendas que explican cómo surgieron algunas de las características destacadas del muro. Algunas son historias familiares, mientras que otras afirman la contribución de una mano sobrenatural en la construcción de la Gran Muralla China. Aunque estas leyendas son numerosas, todas sirven para mantener viva la cultura y la historia de China. Los siguientes son algunos de los mitos interesantes sobre la Gran Muralla China.

Mito del Meng Jiangnu

La leyenda sostiene que durante la dinastía Qin, los funcionarios federales arrestaron a un campesino llamado Fan Qiliang, el esposo de Meng Jiangnu, y lo enviaron a la fuerza a construir el muro. Después de muchos días de intentar sin éxito localizar a su marido, Meng Jiangnu finalmente llegó a la Gran Muralla. Desafortunadamente, cuando llegó al lugar donde trabajaba su esposo, descubrió que ya no existía. La desaparición de Fan Qiliang la angustió mucho y lloró amargamente. Su llanto fue tan fuerte que hizo que algunas partes de la gran muralla se derrumbaran.

El paso de Jiayuguan

El cuento trata sobre un aritmético competente durante la dinastía Ming, llamado Yi Kaizhan. Yi Kaizhan estaba tan dotado que proyectó que se necesitarían 99,999 ladrillos para construir el paso de Jiayuguan. El supervisor en ese momento, quizás impulsado por la envidia del talento del matemático, no solo dudó de él, sino que amenazó con castigar a todos los trabajadores con tres años de trabajos forzados en caso de que el cálculo de Yi Kaizhan fuera incorrecto, aunque fuera por un ladrillo. Sorprendentemente, para el deleite del supervisor, quedó una piedra detrás de la puerta de la ciudad de Xiwong después de la finalización del proyecto. Justo cuando el supervisor estaba a punto de cumplir su amenaza, Yi Kaizhan proclamó que un ser sobrenatural colocó el ladrillo allí para evitar que la pared se derrumbara. Hasta la fecha, el ladrillo todavía se encuentra en la torre Jiayuguan Pass.

Gran Muralla de Sopa de Metal

Este mito trata sobre la construcción de la Gran Muralla Huanghuacheng ubicada a sesenta kilómetros al norte del centro de Beijing. Durante la dinastía Ming, el emperador ordenó al general Cai Kai que supervisara la construcción del Muro. El muro tardó muchos años en terminar, e inmediatamente después de su finalización, el general Cai Kai, fue a la capital para informar al emperador del logro. Irónicamente, el emperador Wanli lo mató instantáneamente. Aparentemente, los ministros del emperador lo habían engañado haciéndole creer que el general había malgastado dinero y había hecho un trabajo de mala calidad. Más tarde, sin embargo, el Emperador descubrió que le mintieron, ya que la Gran Muralla de Huanghuaheng no solo era sólida, sino también la mejor mano de obra que sus ojos habían visto. Apesadumbrado, ordenó la construcción de una tumba y un monumento en honor al General. El Emperador también escribió las palabras & # 8220Jin Tang & # 8221 (Sopa de metal) en una enorme roca debajo de la pared, para indicar que la pared era sólida y firme.

La fortaleza del feliz encuentro

Hay una historia interesante de cómo surgió el Happy Meeting o la Fortaleza Xifeng Kou. Durante los tiempos de construcción del muro, los soldados debían permanecer en guardia durante todo el año sin dejar su deber. Estar distante de los miembros de la familia obviamente era angustiante. Un padre cuyo hijo, el único miembro superviviente de la familia, custodiaba el muro no podía soportar estar separado de su hijo. Así que emprendió un viaje para localizar a su hijo que estaba defendiendo el Territorio del Norte del muro. Logró encontrar a su hijo y se abrazaron felices. En su emoción mezclada de risa, alegría, dolor y alivio, ambos colapsaron y murieron en el acto. Quienes presenciaron la terrible experiencia no solo se sorprendieron, sino que también se sorprendieron. En memoria del amoroso padre y su hijo, nombraron la fortaleza donde los dos se encontraron con Xifeng Kou, y su lugar de entierro, el paso de Xifeng Kou.

Los diez hermanos

Este mito sostiene que había diez hermanos, cada uno con dones diferentes. El mayor podía escuchar voces desde largas distancias, mientras que el segundo podía ver un objeto a una distancia de hasta 500 kilómetros. El tercer hijo era fuerte como un toro y el cuarto tenía una cabeza dura como el acero. El cuerpo del quinto hermano era duro como el acero y el sexto tenía piernas muy largas. El séptimo tenía una cabeza gigantesca, mientras que el octavo tenía pies increíblemente grandes. El noveno y el menor tenían una boca grande y ojos enormes, respectivamente.

Ahora, un día, mientras los hermanos trabajaban en su granja, el hermano mayor escuchó gritos. Al mirar, el segundo hermano observó que las llamadas de ayuda provenían de los constructores de la Gran Muralla, que estaban hambrientos. Enojado por la situación, el tercer hermano fue a ayudar a los trabajadores, pero los funcionarios le cortaron la cabeza. Molesto, el quinto hermano corrió a ayudar a su hermano, pero los oficiales decidieron ahogarlo en el mar. Afortunadamente para él, el sexto hermano tenía piernas largas y pudo salvarlo de ahogarse. En el proceso, el sexto hermano pescó alrededor de 30 kg de pescado, que el séptimo hermano recogió con su gran sombrero. El noveno hermano se tragó todo el pescado de un bocado provocando que el hermano menor llorara. Como tenía los ojos grandes, sus lágrimas provocaron la inundación y la ruina de algunas secciones de la Gran Muralla. Explica por qué algunas secciones de la Gran Muralla de Huanghuacheng están parcialmente bajo el agua.

Es difícil decir si estos mitos son solo historias o si ocurrieron de verdad. Pero hacen que visitar la Gran Muralla sea una experiencia mágica.


¿Cómo se defendió la Gran Muralla China?

Debido al tamaño del muro, no estoy seguro de cómo todo el edificio podría estar debidamente dotado y provisto, y si los soldados vivirían y dormirían si estuviera más vigilado y qué harían si las fuerzas invasoras intentaran pasar. la pared.

La Gran Muralla está allí para disuadir a los posibles asaltantes de las estepas del norte y para evitar que simplemente entren en territorio chino. Por lo tanto, la defensa de la muralla se concentra en varios puntos clave: guarniciones del ejército importantes a lo largo o cerca de la muralla, ciudades de guarnición de puertas y fortalezas de puertas. Además de ser solo un simple obstáculo físico para cualquier invasor potencial, las torres de balizas a lo largo del muro también usan señales de humo y señales de fuego para enviar mensajes (junto con mensajeros) a las guarniciones principales para movilizarse a cualquier parte del Muro que esté siendo atacada. . La idea no es guarnecer todo el muro, lo que requeriría una fuerza de guarnición incalculable, sino tener varios ejércitos de guarnición de respuesta rápida que puedan desplegarse en cualquier sección del muro cerca de ellos si es necesario.

Además, las diversas dinastías chinas a lo largo de la historia fueron exclusivamente defensivas y se centraron exclusivamente en la Gran Muralla. El mejor método es simplemente lanzar grandes invasiones de las estepas del norte para subyugar a cualquier fuerza nómada importante que estuviera en el poder en ese momento. Este fue el caso de dinastías como Qin, Han, Tang y Ming (período temprano al menos después, las fuerzas Ming dejaron de hacer campaña activamente contra los mongoles debido a preocupaciones presupuestarias, se retiraron detrás de la Gran Muralla y confiaron en ella para defensa), por nombrar algunos.

El mejor método es simplemente lanzar grandes invasiones de las estepas del norte para subyugar a cualquier fuerza nómada importante que estuviera en el poder en ese momento.

La efectividad de las expediciones punitivas fue mixta o de corta duración en el mejor de los casos. Por un lado, los ejércitos basados ​​en infantería de la mayoría de las dinastías chinas no eran adecuados para la lucha prolongada contra los nómadas montados que no tenían asentamientos o bases permanentes. Como mencionaste, los Ming cesaron las operaciones ofensivas contra las tribus nómadas simplemente porque no podían manejar la pesadilla logística de suministrar la larga cadena de bases de operaciones y depósitos remotos para llevar a sus ejércitos a territorio nómada. Y cuando se encontraban con sus oponentes, los nómadas simplemente escapaban a las áridas estepas cuando las cosas se ponían demasiado calientes para ellos, lo que significa que en la práctica los chinos nunca podrían destruirlos por completo. En el mejor de los casos, matan a los hochos principales que lideran y organizan estas redadas, pero aparecerán nuevos para reemplazarlos y el ciclo se repite.

Un mejor método para lidiar con los nómadas era sobornarlos para que se quedaran fuera de los territorios chinos, o mejor aún, pagarles para que se pelearan entre ellos. Durante la dinastía Ming se hicieron provisiones para los mercados de comercio de caballos, donde los chinos intercambiarán productos y lujos a los nómadas por caballos, básicamente bienes por los que habrían saqueado en primer lugar. Las entregas regulares de obsequios a los líderes de las tribus de la estepa también eran importantes.

Estas soluciones económicas frenaron significativamente el número de ataques de los nómadas de las estepas y también proporcionaron al ejército Ming un buen suministro de monturas de caballería. Por supuesto, hubo muchos incidentes de políticos que pensaban que esto iba en contra del concepto de superioridad china, por lo que abandonaron estas disposiciones y políticas por soluciones más militares como las campañas punitivas.


LA GRAN MURALLA DE CHINA: TANGIBLE, INTANGIBLE Y DESTRUCTIBLE

Una exposición de fotografías antiguas de la Gran Muralla, muchas de la década de 1960, que se inauguró en Beijing en febrero de 2005, destaca las amenazas actuales que enfrenta el "monumento" antiguo más conocido internacionalmente de China. Las fotografías fueron recopiladas por el entusiasta inglés William Lindesay, quien desde 1987, según los informes, ha "caminado 2.400 km a lo largo de la Gran Muralla". Sus viajes están documentados en dos publicaciones & # 8211 Solo en la Gran Muralla (Fulcrum Publishing, 1991) y La gran Muralla (NY: OUP, 2003), pero es más conocido por el público expatriado de Beijing por las limpiezas de basura generadas por los turistas a lo largo de secciones del Muro organizadas por el grupo que él fundó: Amigos Internacionales de la Gran Muralla.


Fig.1 La Gran Muralla en Badaling Pass, Beijing

La Gran Muralla ha llegado a simbolizar la propia China. Respondiendo a los informes sobre amenazas a la preservación del Muro, Deng Xiaoping subrayó esta identidad de nación y muro cuando en 1984 escribió la exhortación: "Amemos a nuestro país y restauremos nuestra Gran Muralla". Dada esta conjunción simbólica de muralla y nación, no es sorprendente que una de las excursiones clave para los participantes en el Fortune Global Forum 2005, que se celebrará en Beijing en mayo, sea "una caminata por el lado salvaje de la Gran Muralla" con William Lindesay y canap & eacutes en Commune by the Wall, un complejo de arquitectura innovadora ubicado en la sección Shuiguan del Muro. El Muro podría ser alabado y aplaudido, pero es el turismo & # 8211 con desarrolladores que explotan áreas previamente inaccesibles & # 8211, así como la restauración y el desarrollo inapropiados que ahora se vislumbran como las principales amenazas para este conjunto de estructuras antiguas.

La opinión popular de la Gran Muralla es que esta larga muralla fue construida por un ejército de esclavos que trabajaba para los ingenieros del emperador Qin Shihuang (259-210 a. C.), quienes incorporaron los muros defensivos más pequeños de los estados anteriores en una sola estructura que serpenteaba a través de el norte de China que delimita una frontera entre las culturas agraria y nómada que perduró durante milenios hasta que fue reconstruida y fortalecida en la dinastía Ming (1368-1644). Aunque hay elementos de verdad en las diversas partes de esta definición popular de la Gran Muralla, la historia de las defensas amuralladas de China es más compleja. Como Arthur Waldron señaló en La Gran Muralla: de la historia al mito (Cambridge University Press, 1990), los muros construidos bajo el Qin estaban lejos de ser las impresionantes estructuras Ming que vemos hoy cerca de Badaling en Beijing, además, los muros anteriores a Ming no se consideraban una Gran Muralla. De hecho, no existía un término para una sola Gran Muralla en el idioma chino antiguo. El término chino moderno para la Gran Muralla - Wanli Changcheng, "Diez mil Li Long Wall ", aparece en los textos antiguos, pero no como un término invariable para una construcción específica, su uso generalizado es moderno, y su ordenada formulación numérica ha proporcionado una medida aproximada de la longitud del monumento que ha llegado a servir como sostén nacional. La naturaleza elusiva de la Gran Muralla no se demuestra mejor que por el hecho de que, si bien los medios de comunicación chinos a menudo afirman que la Gran Muralla es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, la UNESCO en 1987 enumeró varios sitios por separado & # 8211 Badaling (la sección del muro en Beijing más conocida por los turistas, ver Fig.1), Shanhaiguan (el "extremo" oriental del muro Ming cerca de Qinhuangdao contiguo a la costa en la provincia de Hebei, ver Fig.2) y Jiayuguan (el complejo en En noviembre de 2002, una sección de la Gran Muralla Ming en Jiumenkou construida en el lecho de un río en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, también fue incluida en la lista de la UNESCO. metro Jiumenkou wa Todo tramo ubicado en la aldea de Xintaizi, condado de Suizhong, atraviesa un río de 100 metros de ancho, donde la muralla adquiere las características de un puente de piedra que comprende una batería de ocho muelles y nueve compuertas. Construida en 1381, la sección de Jiumenkou ha sido objeto de varias reparaciones y renovaciones importantes. La sección de la Gran Muralla en Jiumenkou se convirtió en el lugar número 27 en China en ser incluido en la lista de la UNESCO.

Arthur Waldron ciertamente no niega que los diversos muros que forman parte de la historia de la Gran Muralla atestiguan los notables programas de construcción emprendidos por las antiguas dinastías gobernantes chinas; simplemente señala que la historia tiene muchas rupturas y lagunas, y que la noción de una Gran Muralla constante Wall es mítico, siendo tanto chinos como no chinos cómplices de la generación de historiografías construidas en torno a esta construcción. Aunque las paredes rara vez forman parte de las preocupaciones de los rituales tradicionales chinos, desempeñan un papel clave en los discursos de poder chinos y proporcionan una estética para definir los espacios urbanos y las viviendas que resuenan en la historia de la arquitectura china.


Si la Gran Muralla en sí tiene una cualidad "mítica", todavía se debaten las razones por las que muchas dinastías chinas construyeron murallas. Los muros servían para fines defensivos, denotaban propiedad de la tierra, delimitaban límites y se usaban como líneas de comunicación para transmitir mensajes. El principal erudito de la Gran Muralla de China es Luo Zhewen, presidente de la Sociedad China de Patrimonio Cultural y especialista en arquitectura china antigua. Como el conservador de la Gran Muralla más activo en la década de 1980 y principios de la de 1990, Luo ha caracterizado la muralla como "una gran muralla de paz", enfatizando la naturaleza defensiva de las estructuras amuralladas. Esta opinión recibió el apoyo de los arqueólogos de la provincia de Liaoning que, en julio de 2004, informaron del descubrimiento de lo que denominaron una "Gran Muralla feminista", específicamente una sección de la muralla construida por soldados del general Qi Jiguang. Las esposas de los soldados decoraron partes de la pared con imágenes de nubes, flores de loto y "bolas esponjosas" (xiuqiu), "símbolos de paz y amor". Esta interpretación del grafiti de un puesto de emergencia es fantasiosa, pero otro hallazgo reciente es un llamado explícito a un status quo tranquilo: el descubrimiento en 2002 de una estela de piedra de la dinastía Ming en el cruce del muro de Bachakou cerca de Shuozhou en Shaanxi ha llevado a que el muro sea destruido. visto como un antiguo monumento a la "protección ecológica". Esta tablilla de piedra fechada en 1589 lleva el texto de 700 caracteres de un edicto del emperador Jiajing que prohibió la tala de árboles y pidió esfuerzos para restaurar los pastos o devolver las tierras de cultivo a los bosques. El texto advirtió que quienes violaran el decreto serían tratados con dureza y exiliados a regiones remotas. Sin embargo, cabe señalar que estas preocupaciones verdes fueron diseñadas para cumplir un propósito militar, y el decreto también se refirió a la construcción de un paso de montaña para reforzar las defensas.

Muchos han argumentado que los muros tenían menos un propósito defensivo que un enfoque organizativo burocrático y económico, más bien como el programa en curso de la NASA que continúa atrayendo fondos masivos a pesar de la falta de claridad sobre su propósito militar original. Un erudito que argumentó que la "Gran Muralla" del estado de Qi, en la actual Shandong, fue construida originalmente para frustrar el contrabando de sal desde el norte (ver: Guo Hongguang, "Más discusión sobre por qué se inició la construcción de la Gran Muralla Qi "[Qi Changcheng zhaojian yuanyin zaitan], Investigación histórica [Lishi yanjiu], 2000: 1), fue criticado por Zhang Huasong, un académico que escribió en la edición del 30 de abril de 2004 de Noticias de reliquias culturales de China, quien se basó convincentemente en evidencia textual y topográfica para afirmar que los muros de Qi fueron construidos para enfrentar las amenazas militares del sur.


Fig.3 Paso de Jiayuguan, Gran Muralla, provincia de Gansu

Estudios de la Gran Muralla (Changchengxue) es una rama relativamente nueva de la erudición china que examina la historia de las diversas murallas de China, y es un campo que atrae a arqueólogos profesionales y aficionados entusiastas. La Sociedad de la Gran Muralla de China es la organización líder que defiende la restauración de la Gran Muralla y ha establecido una Academia de la Gran Muralla para dar mayor crédito a su trabajo. La sociedad está formada por conservacionistas, arquitectos y arqueólogos aficionados y profesionales dedicados a cartografiar, documentar y conservar el patrimonio de las murallas defensivas de China y su patrimonio, y funciona como un grupo de presión. En 2001, la sociedad envió al Equipo de Investigación de la Gran Muralla de China en un viaje de 9.000 km para documentar la condición actual del complejo de murallas que han llegado a denominarse colectivamente la Gran Muralla. El trabajo de la sociedad destacó el fracaso de la Oficina Estatal de Reliquias Culturales para mapear y documentar las ubicaciones de los complejos de muros de China, que es el primer paso necesario para implementar cualquier plan de protección nacional. Cualquier plan debe considerar cada sección del muro en el contexto de su entorno y economía local. Los residentes en muchas áreas a menudo desconocen que viven adyacentes a la Gran Muralla, y el mito de la Gran Muralla reforzado por imágenes de Badaling y otros ejemplos impresionantes de la arquitectura Ming ha contribuido a perpetuar esta ignorancia.

Como Arthur Waldron y Luo Zhewen, la mayoría de los eruditos chinos de la Gran Muralla saben muy bien que la noción de una Gran Muralla China única e inmutable es errónea. Jing Ai, un arqueólogo de la Academia China de Reliquias Culturales, también ha criticado la fusión en curso del mito de la Gran Muralla por parte de académicos que sirven a los intereses del turismo al agregar de manera fantástica la longitud y la antigüedad de la Gran Muralla. En el número del 30 de enero de 2004 de Noticias de reliquias culturales de China Atacó a un erudito anónimo que atribuyó la construcción de la primera Gran Muralla unitaria defensiva de China al rey Zhuang (r. 613-591 a. C.) del reino sureño de Chu, un gobernante poderoso más de cuatro siglos antes que Qin Shihuang, al señalar que Hubiera sido ilógico que el estado en expansión de Chu construyera un muro defensivo que hubiera impedido su propia expansión hacia el norte. El erudito Jing Ai no menciona en su artículo en Noticias de reliquias culturales de China es Xiao Luoyang, director del Instituto de Arqueología de la provincia de Henan, cuyas afirmaciones no se basaron simplemente en el texto. Xiao estaba discutiendo el descubrimiento arqueológico en 2002 de una pared de piedra y ladrillo, sin mortero, que se había descubierto recorriendo 800 km a través de los condados de Lushan, Yexian, Fangcheng y Nanzhao en el suroeste de Henan. Muchos reaccionaron con entusiasmo a la interpretación de Xiao Luoyang de estos hallazgos recientes. Dong Yaohui, presidente de la Sociedad China de la Gran Muralla, describió al muro Chu como "el padre de la Gran Muralla".

Otro erudito despedido por Jing Ai ha argumentado que "la primera Gran Muralla" fue construida por los legendarios gobernantes Gun y Yu en tiempos anteriores a la dinastía Xia, y que esta Gran Muralla era parte de sus masivos proyectos de ingeniería hidráulica. La última historia fundacional es absurda, pero sintomática de una tendencia en la que las autoridades locales y los académicos aficionados aprovechan las asociaciones legendarias de lugares particulares en China que atraerán a los turistas potenciales, especialmente de etnia china, de todo el mundo. Están surgiendo monumentos y museos en toda China para proporcionar los adornos materiales para estos nuevos cultos de ascendencia y asociación.

Jing Ai ha criticado la inclusión de cada muralla, baluarte, empalizada de sauce, empalizada, fortaleza, trinchera, pozo y foso que constituyen los limos de las antiguas dinastías como parte de la Gran Muralla, pero muchos de sus argumentos fueron cuestionados el 26 de marzo de 2004. cuestión de Noticias de reliquias culturales de China por Feng Yongqian del Instituto Provincial de Arqueología y Reliquias Culturales de Liaoning, quien declaró, por ejemplo, que la palabra "Changcheng" (Gran Muralla) no tiene que aparecer en los registros históricos de la dinastía Jin para las "trincheras de demarcación" de esa dinastía (jiehao) no debe considerarse parte del Muro. Feng cometió muchos errores fácticos en el artículo original de Jing Ai.

Sin embargo, los recientes descubrimientos arqueológicos de nuevos tramos de murallas en partes remotas de China alimentan de manera tangible la industria de la Gran Muralla y mejoran la mitología. En 1998, los arqueólogos que trabajaban en Xinjiang encontraron un muro que iba desde el paso de Yumen en Gansu hasta el extremo norte de Lop Nur, bordeando una de las trayectorias de la Ruta de la Seda. Estas murallas de tierra estaban hechas de tierra apisonada de arena amarilla y ramas de jarrah, pero según el difunto Luo Zhewen, no hay duda de que esto es parte de la Gran Muralla, ya que comprende una red defensiva completa. Este descubrimiento extendió la longitud de la Gran Muralla en 500 km, para llevar la muralla a una longitud de 7.200 km. Incluso las fortalezas y secciones de la Gran Muralla Ming solo han salido a la luz en Ningxia en los últimos años después de que las arenas del desierto se hayan movido.

Una exposición en febrero de 2005 en el museo recientemente renovado en el Muro de Shanhaiguan, comisariada por la Sociedad de la Gran Muralla de China y la Oficina de Gestión de Reliquias Culturales de Shanhaiguan, destaca la escasez de material epigráfico que documente la historia de la construcción del muro y el abandono hasta hace poco de los pocos existentes. "ladrillos inscritos". La exposición reunió los dieciséis "ladrillos con inscripciones" descubiertos hasta la fecha en secciones del muro en Beijing y Hebei. Las inscripciones en estos ladrillos, que miden 40 cm x 20 cm x 10 cm, brindan información valiosa sobre la construcción de la sección Ming del muro, pero varios detalles registran la construcción durante la dinastía Qi del Norte (550-577), esta última siendo los primeros "registros epigráficos de la Gran Muralla" según Dong Yaohui, vicepresidente de la Sociedad China de la Gran Muralla.

Según Hao Sanjin, otro miembro activo de la Sociedad de la Gran Muralla de China, su grupo ha documentado todos los ladrillos con inscripciones recuperadas en las secciones de la Gran Muralla en Hebei y Beijing desde la década de 1980, cuando se notó por primera vez que los personajes se habían desprendido de ladrillos dilapidados en la sección de la Gran Muralla en el paso de Shanhaiguan, la última sección de la muralla Ming que se construirá. Las inscripciones en los ladrillos Ming se conservan mejor en interiores, porque en las últimas dos décadas se han desvanecido debido a la erosión del viento y la lluvia y al deterioro del medio ambiente. Hasta hace poco, las autoridades que gestionan el turismo en la sección de Shanhaiguan han descuidado las auténticas reliquias históricas que se encuentran aquí, y han centrado sus energías en organizar festivales y ferias lucrativos. Es hora de que algunas de las lucrativas recaudaciones de las puertas de Shanhaiguan se utilicen con fines de conservación, porque los festivales de linternas y otros eventos han cobrado su precio en el muro.

Durante los últimos dos años, una serie de proyectos de renovación a lo largo de la Gran Muralla han intentado deshacer parte del daño que sigue sufriendo el muro. A finales de 2003, un equipo de inspección se sorprendió al descubrir que los desarrolladores inmobiliarios habían abierto una brecha de 14 metros de largo en la sección no desarrollada de Hongyukou de la Gran Muralla de la dinastía Ming en la provincia de Hebei, no lejos del sitio de las Tumbas Orientales de la dinastía Qing en Dongling. , y también había revestido y reparado dos secciones de las murallas originales con cemento. El desarrollo fue parte del proyecto planificado Hongyu Villa de la ciudad de Qian'an y el condado autónomo de Qinglong Manchu. Los conservacionistas también descubrieron que los ladrillos antiguos retirados de la muralla de la Gran Muralla habían sido descartados, mientras que las inscripciones y los cañones de piedra que antes se conservaban en la pared habían desaparecido. El paisaje feo y los aparcamientos antiestéticos construidos por los desarrolladores, pero no mencionados en los informes de los medios chinos, crearon un efecto general devastador. Multado con 100.000 yuanes (USD 12.000) por los daños a la Gran Muralla, el inversor Zhou Wen argumentó que estaba reparando el Muro y protegiéndolo de un mayor deterioro, pero Hao Sanjin y Dong Yaohui de la Sociedad de la Gran Muralla de China señalaron que Las reparaciones inadecuadas de Zhou en una de las secciones mejor conservadas del muro Ming constituyen una forma de destrucción. Una investigación mostró que el proyecto no estaba autorizado por ningún departamento de reliquias culturales y la unidad de trabajo no estaba calificada para emprender ninguna construcción en edificios antiguos. Irónicamente, en 1982 se estableció un centro de protección de reliquias culturales en el condado de Qinglong para proteger la Gran Muralla de 184 km de la región. With 2,000 yuan of operating funds each year, the three staff of the centre claim that they could not afford to do any real work, but clearly they were complicit in the destruction wrought by the Hongyu Villa project. In accordance with the relevant regulations on cultural relics protection and their own job descriptions, any work that might impinge on the Great Wall should have been reported to the State Bureau of Cultural Relics for approval.

In early 2004 a conservation report on the Great Wall shows that "only one third of the 6,350 kilometres of wall" now exists and the length is still shortening. The lack of awareness of conservation is a serious threat, says Dong Yaohui. Many farmers living by the wall are oblivious to declarations that that the Great Wall is under state protection. Bricks from the wall provide the materials for building courtyard walls and animal pens. In the 1980s, cultural heritage departments provided subsidies to some farmers along the Great Wall to help with the protection of cultural relics and disseminated information on protection among farmers, but the subsidies were later discontinued due to lack of funds. Lack of money for protection organisations has also tied conservationists' hands.

Maintenance and repair of the Great Wall are overwhelming tasks, and so Beijing Municipal Cultural Relics Bureau chose the Simatai section of the Great Wall as a priority restoration project for 2004. The Simatai Great Wall lies on steep mountain slopes in Miyun county, on the northern border of greater Beijing. Simatai has more beacon towers than other sections of the Great Wall. Using traditional materials and technologies, workers repaired and consolidated partially collapsed gates, battlements and wall sections. In addition, lightning conductors were attached to recently fitted iron and steel support struts and railings.

Outside Beijing the wall faces greater threats and funds are much more limited. In 2004 it was reported that in Shaanxi Province, its 2,000 km of ancient walls are all under threat. One-third of the 850 km-long structure built in the Ming dynasty has disappeared, often as a result of infrastructural and energy projects, with up to 40 openings in the Shaanxi section of the Great Wall breached by roads. A joint notice has been issued by Shaanxi provincial cultural heritage bureau, the public security department, the land and resources department, the construction department, the environmental protection department and the tourism bureau to strengthen protection and administration of the Great Wall in Shaanxi, to prohibit excessive and destructive exploitation, and to prosecute individuals or units harming the Great Wall.

A similar situation prevails in Ningxia Hui Autonomous Region, which boasts over 1,500 km of walls of various architectural forms from the Warring States, Qin, Han, Sui and Ming dynasties. The section of wall in Linhe built in the Ming dynasty was demolished in two places to allow roads to pass through. Although the openings were later mended, a change in public awareness is clearly required. In Ningxia's Zhongwei city, parts of the "Great Wall" built during the reign of the Qin Shihuang have disappeared as a result of accumulative erosion and human agency. The base of the Ming dynasty wall in Shizuishan city, running along the Helanshan Mountains in Ningxia, has also collapsed. Ningxia's walls are distributed over a vast area mainly composed of desert and mountains, and are fairly inaccessible to cultural relics management personnel. Local governments in these areas are very poor and lack professional protection technology.

The media clamour for conservation of the Great Wall escalated towards mid-2004 as China prepared to host the 28th Congress of UNESCO's World Heritage Committee in Suzhou, where delegates would hear reports on the efforts of the host nation to protect its listed sites. Listings can be withdrawn if conservation measures have not been adopted or implemented. As early as in 1961, the State Council had promulgated a regulation on cultural relics protection, requiring protection zones for the Great Wall to be demarcated, and designating organisations to take charge of Great Wall protection and to build up records and files for the Great Wall, but Dong Yaohui, president of the China Great Wall Society, points out that there are still no protection zones for most segments of the Great Wall, and he appealed to the central government to make a thorough survey of the entire Great Wall and prepare detailed records as reference for future wall restoration. He also suggested the government enact specific regulations on Great Wall protection, which stipulate punishment measures for wall destruction and clearly define the rights and duties of the Great Wall protection organisations. [BGD]


Great Wall

Introdution of The Great Wall
The Great Wall spans more than two thousand years and traverses 5,000 kilometers. The Great Wall, like the Pyramids of Egypt, the Taj Mahal in India and the Hanging Garden of Babylon, is one of the great wonders of the world.

Starting out in the east on the banks of the Yalu River in Liaoning Province, the Wall stretches westwards for 12,700 kilometers to Jiayuguan in the Gobi desert, thus known as the Ten Thousand Li Wall in China. As a cultural heritage, the Wall belongs not only to China but to the world. The Venice charter says: "Historical and cultural architecture not only includes the individual architectural works, but also the urban or rural environment that witnessed certain civilizations, significant social developments or historical events." The Great Wall is the largest of such historical and cultural architecture, and that is why it continues to be so attractive to people all over the world. In 1987, the Wall was listed by UNESCO as a world cultural heritage site.

Historia
During the time known as The Warring States Period (476-221 BCE), the different regions of China fought for control of the country during the collapse of the Eastern Zhou Dynasty (771-226 BCE). One state emerged victorious from this struggle: the state of Qin which is pronounced 'chin' and gives China its name. The general who led Qin to victory was Prince Ying Zheng who took the name `Qin Shi Huangti' (First Emperor) after conquering the other states.

Shi Huangti ordered construction of the Great Wall to consolidate his empire. The seven warring states each had walls along their border for defense, which Shi Huangti destroyed after he took power. As a sign that all of China was now one, the emperor decreed a great wall would be built along the northern border to defend against the mounted warriors of the nomadic Xiongnu of Mongolia there would be no more walls marking boundaries between separate states in China because there would no longer be any separate states. His wall ran along a line further to the north than the present one, marking what was then the border between China and the Mongolian plains. The wall was constructed by unwilling conscripts and convicts who were sent north under guard from all over China for the purpose. Shi Huangti was not a benevolent ruler and was more interested in his own grandeur than the good of his people. His wall was not regarded by the Chinese people under the Qin Dynasty as a symbol of national pride or unity but as a place where people were sent to labor for the emperor until they died.

The present wall, whose image is so well known, is not Shi Huangti's wall from c. 221 BCE. There is actually very little of the original wall left today. When the Qin Dynasty fell in 206 BCE, the country split into the civil war known as the Chou-Han Contention, fought between the generals Xiang-Yu of Chou and Liu-Bang of Han, the two leaders who had emerged as the most powerful of those who had helped topple the Qin Dynasty. When Liu-Bang defeated Xiang-Yu in 202 BCE at the Battle of Gaixia, he became the First Emperor of the Han Dynasty and continued construction of the wall as a means of defense. He was also the first emperor to use the wall as a means of regulating trade along the Silk Routes (better known as The Silk Road) from Europe to China.

Design Of The Fortifications
The Great Wall had three major components: passes, signal towers (beacons), and walls.

Pases
Passes were major strongholds along the wall, usually located at such key positions as intersections with trade routes. The ramparts of many passes were faced with huge bricks and stones, with dirt and crushed stones as filler. The bastions measured some 30 feet (10 metres) high and 13 to 16 feet (4 to 5 metres) wide at the top. Within each pass were access ramps for horses and ladders for soldiers. The outside parapet was crenellated, and the inside parapet, or yuqiang (nüqiang), was a low wall about 3 feet (1 metre) high that prevented people and horses from falling off the top. In addition to serving as an access point for merchants and other civilians, the gate within the pass was used as an exit for the garrison to counterattack raiders or to send out patrols. Under the gate arch there was typically a huge double door of wood. Bolts and locker rings were set in the inner panel of each door. On top of each gate was a gate tower that served as a watchtower and command post. Usually it stood one to three stories (levels) high and was constructed either of wood or of bricks and wood. Built outside the gate, where an enemy was most likely to attack, was a wengcheng, a semicircular or polygonal parapet that shielded the gate from direct assault. Extending beyond the most strategic wengchengs was an additional line of protection, the luocheng, which was often topped by a tower used to watch those beyond the wall and to direct troop movements in battles waged there. Around the gate entrance there was often a moat that was formed in the process of digging earth to build the fortifications.

Signal towers
Signal towers were also called beacons, beacon terraces, smoke mounds, mounds, or kiosks. They were used to send military communications: beacon (fires or lanterns) during the night or smoke signals in the daytime other methods such as raising banners, beating clappers, or firing guns were also used. Signal towers, often built on hilltops for maximum visibility, were self-contained high platforms or towers. The lower levels contained rooms for soldiers, as well as stables, sheepfolds, and storage areas.

Paredes
The wall itself was the key part of the defensive system. It usually stood 21.3 feet (6.5 metres) wide at the base and 19 feet (5.8 metres) at the top, with an average height of 23 to 26 feet (7 to 8 metres), or a bit lower on steep hills. The structure of the wall varied from place to place, depending on the availability of building materials. Walls were made of tamped earth sandwiched between wooden boards, adobe bricks, a brick and stone mixture, rocks, or pilings and planks. Some sections made use of existing river dikes others used rugged mountain terrain such as cliffs and gorges to take the place of man-made structures.

In the western deserts the walls were often simple structures of rammed earth and adobe many eastern ramparts, such as those near Badaling, were faced with stone and included a number of secondary structures and devices. On the inner side of such walls, placed at small intervals, were arched doors called juan, which were made of bricks or stones. Inside each juan were stone or brick steps leading to the top of the battlement. On the top, on the side facing outward, stood 7-foot- (2-metre-) high crenels called duokou. On the upper part of the duokou were large openings used to watch and shoot at attackers, and on the lower part were small openings, or loopholes, through which defenders could also shoot. At intervals of about 650 to 1,000 feet (200 to 300 metres) there was a crenellated platform rising slightly above the top of the wall and protruding from the side that faced attackers. During battle the platform provided a commanding view and made it possible to shoot attackers from the side as they attempted to scale the wall with ladders. On several platforms were simply structured huts called pufang, which provided shelter for the guards during storms. Some platforms, as with signal towers, had two or three stories and could be used to store weapons and ammunition. Those at Badaling commonly had two stories, with accommodations for more than 10 soldiers on the lower level. There were also drainage ditches on the walls to shield them from damage by excessive rainwater.

Tradition And Conservation
The Great Wall has long been incorporated into Chinese mythology and popular symbolism, and in the 20th century it came to be regarded as a national symbol. Above the East Gate (Dongmen) at Shanhai Pass is an inscription attributed to the medieval historian Xiao Xian, which is translated as “First Pass Under Heaven,” referring to the traditional division between Chinese civilization and the barbarian lands to the north.


Notas

Text cut off in gutter.
Page 197,198 are physically missing.
Original book is like this.

Access-restricted-item true Addeddate 2018-12-06 08:39:49 Bookplateleaf 0008 Boxid IA1502518 Camera Sony Alpha-A6300 (Control) Collection_set china External-identifier urn:oclc:record:1149343946 Foldoutcount 0 Identifier greatwallrevisit0000lind Identifier-ark ark:/13960/t3dz7np4d Invoice 1213 Isbn 9780674031494
0674031490 Lccn 2008007122 Ocr ABBYY FineReader 11.0 (Extended OCR) Openlibrary_edition OL16505772M Openlibrary_work OL4135291W Pages 300 Ppi 300 Republisher_date 20181208115209 Republisher_operator [email protected] Republisher_time 1094 Scandate 20181206101946 Scanner ttscribe3.hongkong.archive.org Scanningcenter hongkong Tts_version v1.61-final

Ver el vídeo: La Gran Muralla China reabre sus puertas