Noche de elecciones 2000

Noche de elecciones 2000

Con los resultados de la votación de Florida demasiado cerca para llamarlos, NPR News no puede anunciar un ganador para Estados Unidos. El país esperará 36 días más antes de que se decida la contienda entre el candidato republicano, el gobernador George W. Bush y el vicepresidente Al Gore.


Primero de una serie de dos partes

En enero y febrero, el papel de las cadenas de televisión estadounidenses en los acontecimientos de la noche de las elecciones (del 7 al 8 de noviembre) de 2000 fue objeto de escrutinio en varios sectores. El 4 de enero, CBS News emitió un informe de 87 páginas sobre la cobertura de la noche de las elecciones. El mismo día, NBC News publicó un estudio mucho más breve. A fin de mes, CNN, la cadena de noticias por cable, emitió un informe sobre su propio desempeño. A mediados de febrero, en medio de una oleada de publicidad, el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes celebró una audiencia en la que los jefes de las principales cadenas de noticias fueron interrogados por un panel del Congreso.

Esta discusión oficial política y mediática se centra en las dos llamadas "erróneas" del voto presidencial en Florida realizadas por las cadenas de televisión la noche de las elecciones: primero, para el vicepresidente Al Gore, el candidato del Partido Demócrata, alrededor de las 7:50 p.m. (se retracta alrededor de las 10:00 p.m.) segundo, para el gobernador de Texas, George W. Bush, el candidato republicano, aproximadamente a las 2:15 a.m. (se retracta alrededor de las 4:00 a.m.). La votación de Florida fue declarada "demasiado cerrada para convocar" temprano en la mañana del 8 de noviembre y se produjo una crisis política de cinco semanas, que terminó con la instalación de Bush en la Casa Blanca sobre la base de un fallo antidemocrático de cinco derechas. -Almacenamiento de magistrados de la Corte Suprema.

Los ejecutivos de televisión se han enfrentado a una gran cantidad de golpes de pecho durante los últimos cuatro meses sobre sus errores la noche de las elecciones. Pero, como suele ocurrir en la vida política estadounidense contemporánea, los temas que no se discuten en el debate público son los más importantes.

Una larga experiencia ha demostrado que a las personas involucradas en un encubrimiento a menudo se les aconseja, en aras de la credibilidad, que reconozcan errores, lapsos o incluso transgresiones menores, para evitar revelar faltas graves. Tal es el caso aquí.

El examen oficial de la conducta de las redes ha sido enmarcado de tal manera que excluye cualquier discusión sobre las cuestiones más generales y cruciales: si Bush llegó al poder por medios fraudulentos y antidemocráticos, y si los medios de comunicación fueron cómplices. Los informes de CBS, NBC y CNN, así como las audiencias del Congreso, son ejemplos clásicos de encubrimiento y, además, bastante lamentable.

Los comités establecidos tanto en CBS como en NBC para analizar sus actuaciones y producir informes incluyeron a dos ejecutivos de la cadena, además de un académico CNN que contrató a tres forasteros, incluido el columnista de derecha Ben Wattenberg.

Los tres informes son tanto egoístas como superficiales. En relación con el problema de las "llamadas" erróneas, cada uno de los estudios hace más o menos las mismas recomendaciones: más supervisión, menos presión para ser la primera red en realizar una llamada, menos dependencia de las encuestas de salida de los votantes, ninguna proyección de un ganador en un estado dado hasta que todos sus lugares de votación hayan cerrado (en 12 estados las urnas no cierran al mismo tiempo), aclaración del lenguaje utilizado en las transmisiones (no "Gore gana Florida", por ejemplo, sino "CBS News, basado en la salida encuestas, proyectos o estimaciones de que Gore ganará Florida ”), cierres uniformes de las elecciones nacionales.

Cada uno de los informes coloca la mayor responsabilidad de las llamadas erróneas de Florida en el Voter News Service (VNS), la organización que recopila los totales de votos y realiza encuestas a boca de urna para todas las principales cadenas de televisión y Associated Press (AP).

VNS es una historia en sí misma y de la que, hasta los problemas del 7 de noviembre, muy pocos estadounidenses sabían algo. (Como observan los autores del informe de CBS, VNS solo comenzó a ser mencionado por su nombre en el aire cuando se hizo evidente que se habían cometido errores. Las cadenas se contentaron con reclamar el mérito exclusivo de sus llamadas siempre que demostraran ser correctas. , propósito político para convertir a VNS en el chivo expiatorio, que discutiremos a continuación).

Hasta 1964, ABC, CBS, NBC, AP y United Press International (que ya no existe) llevaron a cabo sus propias tabulaciones y análisis de votos el día de las elecciones. En las primarias de New Hampshire, por ejemplo, cada una de las cadenas de televisión tendría teléfonos instalados en unos 300 lugares de votación. Como medida de eficiencia y reducción de costos, las tres redes y los dos servicios de cable crearon el News Election Service (NES) en el verano de 1964 para mantener un total acumulado de votos el día de las elecciones. En 1990, las mismas redes y AP, más la recién llegada CNN, establecieron Voter Research and Surveys (VRS) para hacer lo mismo con las encuestas a boca de urna y las estimaciones.

Sería ingenuo imaginar que tal esfuerzo conjunto de grandes corporaciones que compiten entre sí por el dinero publicitario podría ser una operación sin problemas. De hecho, el informe de CBS insinúa esto, lo que indica que desde "el inicio de VRS & # x27, hubo debates acalorados entre los miembros, el primero sobre si la unidad de elección de CBS o ABC sería el núcleo del nuevo grupo".

CBS ganó, pero cuando VRS y NES se fusionaron en 1993 en VNS, las dificultades aparentemente continuaron. En las elecciones de 1990 y 1992 todas las llamadas fueron realizadas por personal de VRS y comunicadas directamente a las redes y por ellas al público. En 1994, ABC, presumiblemente todavía molesto por su derrota organizativa dentro del servicio combinado, formó su propio equipo de decisión (utilizando datos de VNS) y convocó varias carreras antes de VNS y los otros miembros. En respuesta, todas las cadenas formaron sus propios equipos de decisión, CBS y CNN creando un equipo conjunto. (Fox News se unió a VNS en 1996).

El día de las elecciones, VNS comunica sus totales de votos y los resultados de las encuestas a boca de urna a las redes y a la AP (que mantiene su propia tabulación de votos independiente) y las últimas organizaciones y # x27 "equipos de decisión" toman la determinación de cuándo llamar a un estado para un candidato en particular. . No es sorprendente que las llamadas se realicen generalmente en minutos e incluso segundos entre sí.

Por ejemplo, la proyección de que Gore había ganado Florida, basada en datos de VNS, fue hecha por NBC a las 7:49:40 p.m., CBS a las 7:50:11 p.m., Fox y la propia VNS a las 7:52 p.m. y ABC a las 8:02 p.m .. Los derechos de fanfarronear de una red individual, que sin duda tienen un valor en efectivo con los anunciantes, se derivan de la cantidad de "primeras llamadas" que realiza.

La creación de VNS, lógica desde un punto de vista (¿por qué debería haber seis organizaciones diferentes que recopilen datos de votación?), Está, desde otro punto de vista, ligada a consideraciones económicas corporativas y tendencias sociales retrógradas.

Las cinco cadenas y AP contribuyeron con un total de $ 33 millones para financiar VNS en el "ciclo electoral", incluidas las primarias y que culminaron en las elecciones de noviembre de 2000. Cada red individual, en otras palabras, gastó una mera fracción del costo de un episodio individual de una serie de televisión exitosa como Amigos o ER sobre la “Decisión 2000”, o cualquier otro nombre pretencioso que cada uno diera a su cobertura.

Tal reducción de costos es parte de una tendencia más amplia. La cobertura televisiva de las elecciones ha disminuido drásticamente en alcance y seriedad durante las últimas décadas. Esto constituye un elemento de la decadencia general del proceso electoral: el estrechamiento de las diferencias entre los dos partidos, el endurecimiento del debate, la creciente alienación de amplias capas del público, el carácter cada vez más predecible y pro forma de las campañas electorales, todo esto tiene lugar en el contexto de una creciente polarización social.

Lo que no discuten los informes de la red

Los diversos informes sobre las cadenas de televisión y la cobertura electoral # x27 no hacen referencia a dos de los acontecimientos más notables e interconectados que tuvieron lugar la noche de las elecciones: la conferencia de prensa extraordinaria de la mansión del gobernador y # x27 celebrada por Bush y los esfuerzos republicanos relacionados para presionar a las cadenas para que se retracten de su llamado a favor de Gore en Florida y del papel desempeñado por el primo hermano de Bush & # x27, John Ellis, jefe del equipo de decisión de Fox News & # x27.

La proyección realizada por todas las cadenas a las 8 p.m. de una victoria de Gore en Florida se consideró un golpe fatal para las esperanzas de Bush, particularmente cuando fue seguido por la declaración de un triunfo de Gore en Pensilvania. En este punto, según los informes, el pánico se apoderó del campamento del gobernador de Texas.

En lugar de seguir viendo los retornos en el Four Seasons Hotel en Austin, Bush y su séquito se mudaron abruptamente a la mansión del gobernador. El gobernador de Florida, Jeb Bush, el hermano del candidato y # x27, telefoneó a su primo, Ellis, a Fox y le preguntó sobre la afirmación de las cadenas de una victoria de Gore en Florida. "¿Estás seguro?", Le preguntó a Ellis, a lo que, según los informes, Ellis respondió: "Estamos mirando una pantalla llena de sangre".

Las fuerzas de Bush iniciaron una campaña para revertir la llamada de las redes en Florida. Mary Matalin, una agente de los medios republicanos, planteó dudas sobre la llamada de Gore en CNN. Alrededor de las 9:30 p.m. Karl Rove, el principal estratega político de Bush & # x27, pasó a la NBC y amonestó a las cadenas. "También sugeriría que Florida ha sido llamada prematuramente", declaró. “En primer lugar, pensé que era un poco irresponsable por parte de las cadenas llamarlo [por Gore] antes de que cerraran las urnas en la parte occidental de Florida. Florida todavía está dividida en dos zonas horarias, oriental y central. Todos lo llamaron antes de que cerraran las urnas en la parte central del país ".

Esta fue la primera referencia a lo que se convertiría en un pequeño grito de guerra de la derecha: la afirmación de que las redes le costaron votos a Bush al proyectar una victoria de Gore antes de que se cerraran las urnas en la esquina noroeste de Florida, más republicana. Si bien aquí hay una cuestión de principios: los candidatos y los votantes tienen derecho a esperar que las redes retengan sus convocatorias electorales hasta que se cierren las urnas en cualquier estado determinado, en relación con el resultado de las elecciones de 2000, la convocatoria "anticipada" en Florida es esencialmente una pista falsa.

Las urnas en la zona horaria del este de Florida y # x27s cerraron a las 7:00 p.m. en ese momento, sólo el 5 por ciento de la población en edad de votar, según el informe de CBS, no había votado. Además, las redes comenzaron a convocar la elección de Gore a las 7:50 p.m. en el este (6:50 hora central), solo 10 minutos antes de que cerraran las urnas en la península de Florida.

La aparición de Rove & # x27 en NBC fue seguida de una conferencia de prensa improvisada celebrada por Bush en la mansión del gobernador alrededor de las 9:50 p.m., un evento sin precedentes en los anales de la noche de las elecciones de EE. UU. Bush reprendió a las redes por sus llamadas en Florida y Pensilvania, diciendo que ambos estados estaban demasiado cerca para llamar. Esta extraordinaria intervención de un candidato presidencial ha sido casi olvidada (o pasada por alto) en la cobertura mediática de la noche de las elecciones. Ninguno de los informes de redes & # x27 siquiera se refiere a él, y un artículo supuestamente contundente en Contenido brillante & # x27s de Seth Mnookin ("Sucedió una noche") simplemente menciona de pasada "una aparición desafiante de Bush".

Sin embargo, el 8 de noviembre un artículo en el El Correo de Washington fue relativamente franco:

“Toda la agitación en Florida produjo un drama televisivo extraordinario, con cuatro cadenas retrocediendo abruptamente su proyección de que Gore ganaría los 25 votos electorales cruciales de Florida & # x27. Lo hicieron después de que Bush permitió que las cámaras ingresaran a la mansión del gobernador de Texas para que pudiera insistir en que el concurso de Florida no había terminado.

“A las 10 p.m., CBS, ABC y CNN dijeron que estaban moviendo a Florida a la categoría de indecisos, más de dos horas después de haber usado datos de encuestas a boca de urna para llamar al estado en busca de Gore. NBC siguió 15 minutos después.

“El flip-flop de las cadenas se produjo unos 10 minutos después de que emitieron un video inusual en el que Bush, con su padre, su madre y su esposa, desafiaban las proyecciones de televisión en Florida y Pensilvania. “La gente que realmente cuenta los votos ha llegado a una perspectiva diferente. Estoy bastante optimista con las cosas, dijo Bush, sin duda con la mirada puesta en atraer a sus partidarios en los estados occidentales.

"La inversión de la red cambió rápidamente el comentario, que decía cada vez más que sería muy difícil para Bush vencer a Gore después de haber perdido Florida, Michigan y Pensilvania".

Desde entonces, las redes han afirmado que había una gran cantidad de datos fluyendo para justificar su retractación de la llamada de Gore en Florida. Cualquiera que sea el caso, sería difícil argumentar que la presión sin precedentes aplicada por el campo de Bush no tuvo ningún impacto en los ejecutivos de las cadenas de televisión, que en general son indiferentes a los sentimientos de la población en general, pero extremadamente sensibles a las demandas de las corporaciones y empresas. establecimiento político.

Las conversaciones telefónicas entre los Bush y su primo en Fox continuaron hasta la noche. Estos hechos notables: que el candidato presidencial y el hermano de # x27 estaban a cargo del aparato de gobierno (y de tabulación de votos) en el estado en disputa, y que su primo hermano ocupaba una posición crítica en el equipo de decisión de una importante red encargada de convocar las elecciones. —Han provocado poco debate o incluso comentarios en los medios de comunicación o, para el caso, en el establishment liberal o el Partido Demócrata. Esto, a pesar del hecho de que Rupert Murdoch & # x27s Fox News, con Ellis a la cabeza de su mesa de decisiones, fue la primera cadena en declarar a Bush vencedor en Florida a las 2:16 de la mañana.

A pesar de la indiferencia de los medios de comunicación y la oficialidad política, el papel de Ellis y Fox News plantea algunas preguntas obvias y puntiagudas:

¿Qué sabían George W. Bush y su hermano Jeb sobre la votación en Florida que el público no supiera, si es que sabía algo? ¿Por qué estaban aparentemente tan seguros de que Florida terminaría en su campamento? ¿Qué discusiones tuvieron lugar entre los operativos de Bush y John Ellis de Fox News?

¿De hecho, George W. Bush o sus asociados, a través del primo de Bush, convocaron la elección de George W. Bush?

En numerosas ocasiones, a través de todos los escándalos en gran parte fabricados de los años de Clinton y más allá, el abogado independiente de Whitewater, Kenneth Starr, o los republicanos en el Congreso han citado a testigos y confiscado registros, ya sea para obtener información que pensaban que podría incriminar o avergonzar a Clinton, o para generar la apariencia de comportamiento delictivo, o simplemente para acosar.

Sin embargo, es un hecho notable que en este caso, en relación con el resultado de una elección presidencial, nadie ha exigido que se produzcan registros o notas telefónicas del equipo de Bush.

La importancia psicológica y política de que Bush fuera declarado ganador en Florida, y por lo tanto a nivel nacional, fue enorme. Sin duda fue un elemento importante en los cálculos de Ellis y el bando republicano. A partir de ese momento, una parte del público, alentada por los republicanos y los medios de comunicación, vio a Bush como el legítimo ganador y a Gore como el "doloroso perdedor".

El hecho de que los informes de CBS, NBC y CNN ni siquiera se refieran a Ellis oa la conferencia de prensa de la noche de las elecciones de Bush es suficiente para calificarlos de parodias.

Lo que revelan los informes de la red

Cada informe toma como punto de partida la legitimidad del resultado final de la crisis electoral: la supresión de votos en Florida y la instalación de Bush.

El informe de la NBC es superficial. De los dos estudios más largos, CBS & # x27s es el más informativo. Por lo general, aunque no sienten la necesidad de responder al sentimiento generalizado de que la elección de Bush fue fraudulenta y su administración ilegítima, los autores de CBS son sensibles a todas las acusaciones de la derecha republicana, sin importar cuán descabelladas sean.

El informe de CBS, por ejemplo, cuestiona la acusación de que las llamadas tempranas de las cadenas de televisión afectan el resultado de la votación (es decir, que los residentes de áreas donde las urnas aún están abiertas no votarán debido a las proyecciones de un ganador nacional o estatal). Los autores del informe y # x27s exponen varios de los llamados estudios del voto de Florida como el trabajo de "partidarios republicanos, no observadores imparciales".

Rechazan, aunque diplomáticamente, la acusación hecha por el congresista republicano W. J. “Billy” Tauzin de Louisiana de que las redes demostraron parcialidad hacia Gore al retrasar la llamada a los estados de Bush. Esta absurda acusación, originalmente hecha por Tauzin, el presidente del Comité de Energía y Comercio, el 9 de noviembre y repetida en una carta a las organizaciones de noticias de la red el 11 de diciembre, formó la justificación inicial para la audiencia de febrero en Washington donde testificaron los ejecutivos de noticias de televisión. .

Los autores del informe de CBS observan que las llamadas equivocadas de las redes palidecen en comparación con un tema más serio, el "sucio secreto" de la política estadounidense: en sus palabras, que las elecciones estadounidenses son "propensas al error humano, error mecánico, confusión y desorganización ", con unos dos millones de votos por cada 100 millones emitidos.

Comentan: “Hemos escuchado mucho sobre las boletas de tarjetas perforadas en Florida. Pero ahora sabemos que un tercio del país vota con boletas de tarjetas perforadas. En el condado de Cook, Illinois [Chicago], en esta elección, se descartaron más de 120,000 boletas de tarjetas perforadas. En Detroit, algunos lugares de votación no tenían suficientes bolígrafos de votación electrónicos para dar servicio a las cabinas de votación. En Massachusetts, se dejaron sin contar 30.000 votos en 51 distritos debido a errores humanos. En Nuevo México, los funcionarios electorales pensaron que una anotación manuscrita sobre los votos ausentes de un precinto indicaba 120 votos para Gore, cuando el número real era 620 ".

El informe de CNN, sobre cuya "independencia" la cadena hizo un gran escándalo, es el más explícitamente reaccionario en su perspectiva política. A diferencia de las otras cadenas y comentaristas # x27, los autores del estudio de CNN expresan una clara preocupación por la medida en que las redes & # x27 llamadas erróneas inflamaron una situación política volátil.

En su introducción, escriben: “La incertidumbre sobre quién había ganado Florida, engendrada por la cercanía del concurso de Florida, pero exacerbada por los informes erróneos, resultó desempeñar un papel poco saludable en la posterior tensa y potencialmente peligrosa postelección controversia hasta la determinación final de la carrera después de más de un mes en un clima de rencor público ”.

En la sección titulada "Recomendaciones", el informe de CNN vuelve a este tema: "No hay escasez de estadounidenses enojados que en un momento dado creen que algo 'injusto & # x27 ha sucedido en el modelo de democracia mundial'. Las semanas posteriores a las elecciones de Florida dieron lugar a quejas sobre prejuicios y / o falta de competencia en los medios de difusión, y ayudaron a establecer un tono de enfado en el país con respecto al resultado de las elecciones. Uno pensaría que solo un gran beneficio podría tentar a las principales organizaciones de noticias a arriesgarse a poner incluso una ramita más en ese fuego ".

Aquí los autores del informe de la CNN apenas ocultan su desprecio por el pueblo estadounidense, al que menosprecian por presumir de creer que el “modelo de democracia mundial” podría ser injusto. No se les ocurre que pueda existir una contradicción entre la admisión de que muchos estadounidenses "en un momento dado" piensan que algo "injusto" está sucediendo, por un lado, y su brillante caracterización de la democracia estadounidense, por el otro.

Con respecto a los eventos reales del 7 al 8 de noviembre, los informes de CBS y CNN muestran imágenes similares. Teniendo en cuenta que ambos informes dejan totalmente fuera de escena las maquinaciones del bando de Bush, lo que sigue es la versión oficial de las llamadas equivocadas en la votación de Florida.

La llamada a Gore

Entre las 7:00 y poco después de las 8:00 p.m., todos los indicadores sugirieron fuertemente a los analistas de VNS que Gore se dirigía a la victoria en Florida, y por un margen considerable. A las 7:48 p.m. NBC se convirtió en la primera cadena de televisión en declarar a Gore como el ganador proyectado en Florida, seguida por las otras cadenas, AP y VNS en los próximos 15 minutos.

A las 8:10 p.m. El equipo de decisión de CNN-CBS revisó los datos de Florida y concluyó que las encuestas a boca de urna habían subestimado El margen de victoria de Gore & # x27s en casi un 4 por ciento. El equipo estaba más convencido que antes de la victoria de Gore. Sin embargo, entre las 9:00 y las 9:45 p.m., la ventaja proyectada de Gore no se materializó. Frente a una ventaja de Bush en la votación tabulada real, todas las cadenas comenzaron a considerar retirarse de la llamada de Gore. Lo hicieron a las 10:00 o poco después. A las 10:16 VNS se retractó oficialmente de su llamado al candidato demócrata.

Sin embargo, es necesario someter estos hechos a un examen más detenido.

Voter News Service es una organización bien probada. Independientemente de cómo se sienta la práctica de proyectar a los ganadores en las elecciones lo antes posible y los motivos para hacerlo, el personal de VNS tiene una experiencia considerable en ese tipo de trabajo. Para determinar el ganador proyectado en un estado dado, los estadísticos del servicio & # x27s requieren que haya menos de 1 entre 200 posibilidades de error. El análisis de VNS en Florida se basó en una combinación de encuestas a boca de urna (los votantes fueron consultados en 45 distritos electorales), el voto bruto tabulado del estado y los 27s, modelos del condado, patrones de votación pasados, proyecciones actuales y resultados no oficiales proporcionados al servicio por los trabajadores electorales en 120 recintos.

Los siguientes cálculos se basan en las referencias de CNN y CBS al informe interno de VNS & # x27s, que solo se puso a disposición de sus organizaciones de noticias miembros. Ya que solo porcentajes son mencionados por CNN y CBS, no números reales, se requiere cierto grado de aproximación.

A las 7:50, 50 minutos después de que cerraran la mayoría de las urnas estatales, VNS proyectó que Gore ganara Florida en un 7,3 por ciento, o aproximadamente entre un 52,5 y un 45,2 por ciento. Teniendo en cuenta que finalmente se presentaron más personas en las urnas en Florida (casi seis millones de votos) de lo que había proyectado VNS, su estimación del 7.3 por ciento probablemente estuvo en algún lugar en el rango de 400,000 votos. Este es, en términos relativos, un margen enorme. Bill Clinton ganó Florida en 1996 por un 5,7 por ciento (o unos 300.000 votos). Gore ganó Michigan y Pensilvania, dos de las otras carreras críticas, en un 4 por ciento.

VNS aparentemente hizo una serie de proyecciones entre las 7 p.m. y algún tiempo después de las 8, pero todos indicaron una victoria de Gore. Louis Boccardi de AP, en su testimonio ante el Congreso, señaló que “poco después de las 7 p.m. Hora del este . los datos de las encuestas a boca de urna de VNS indicaban que el Sr. Gore podría ganar por un margen de más del 6 por ciento ". Esto lo confirma el informe de CNN, que se refiere a "la información de las encuestas a boca de urna de VNS suministrada al equipo de decisión de CNN / CBS que muestra que Gore lidera a Bush en Florida en un 6,6 por ciento". Según Mnookin en Contenido brillante & # x27s, a las 7:40 p.m. VNS estimó una victoria de 51,1 a 46,5 por ciento (un margen de 4,5 por ciento) para Gore.

A las 7:45, la información de VNS sugirió que los primeros resultados indicaban, en todo caso, que las encuestas a boca de urna habían exagerado el voto de Bush. El informe de CBS dice: "El error promedio dentro de esos distritos sugirió que la encuesta en realidad subestimaba la ventaja de Gore en 1.7 puntos porcentuales".

En su declaración ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes el 14 de febrero, Ted Savaglio, director ejecutivo de VNS, declaró: “En la noche de las elecciones, nuestros modelos estadísticos, basados ​​en nuestras encuestas a boca de urna y el voto real de varios distritos de muestra, mostraron al vicepresidente Gore adelante —decisivamente al parecer— en Florida. Nuestro equipo de decisión consideró otras variables, incluido el voto ausente más allá del que ya se contabilizó en los modelos, y determinó que los datos claramente justificaban hacer una llamada, lo que hicimos poco antes de las 8:00 p.m .. "

A las 8:10 p.m., los datos, incluidos los votos reales, que apuntaban a una victoria de Gore eran tan convincentes que todas las redes aparentemente se sentían confiadas en las proyecciones que habían hecho. (Debe haber sido por esta época cuando Ellis le dijo a Jeb Bush, el gobernador de Florida, "Estamos mirando una pantalla llena de Gore"). El Equipo de Decisiones de CNN-CBS revisó los datos de Florida y concluyó que la encuesta de salida había subestimado el margen de victoria de Gore en casi un 4 por ciento. Según el informe de CNN, "Eso, junto con otros conjuntos de datos, hace que el equipo esté más seguro de una victoria de Gore allí".

Los miembros del equipo de decisión informaron posteriormente a las dos redes: “Incluso si no hubiéramos hecho la proyección de Gore a las 7:50, seguramente habríamos hecho la proyección mirando estos datos a las 8:10. En nuestros muchos años de examinar las pantallas de decisión, no creemos que haya habido un solo caso en el que el líder haya cambiado en una carrera en la que tuvimos tantos datos de la encuesta, el VPA [Análisis del perfil del votante], el voto del condado y diez todos los estimadores muestran una ventaja de seis puntos o más. Presentado con estos datos consistentes, no había ninguna razón para justificar no convocar esta carrera. No hubiéramos estado haciendo nuestro trabajo si no hubiéramos llamado a esta carrera en este momento cuando se nos presentaron estos datos. Si no podemos creer en los datos tan convincentes de VNS, todo el propósito de nuestro Equipo de Decisiones se ve socavado ”(énfasis agregado — DW).

La implicación aquí es que los datos y las proyecciones de VNS eran drásticamente incorrectos, pero el comentario es quizás más sugerente de lo que los autores sospechan.


¿Cuándo empezamos a esperar resultados la noche de las elecciones?

En el período previo a la noche de las elecciones, Twitter está lleno de ruegos a los medios de comunicación para que no hagan lo que Donald Trump quiere y anuncien los resultados definitivos de las elecciones el martes por la noche, antes de que los estados tengan la oportunidad de contar sus boletas electorales por correo y en ausencia. Trump ha apelado explícitamente a la tradición ("así ha sido, así debe ser") al defender su caso de una llamada "noche de". Pero cuando hizo ¿Se convirtió en una expectativa estadounidense que supiéramos quién ganó la noche de las elecciones?

Hablé con Ira Chinoy, ex periodista y ahora historiador del periodismo en la Universidad de Maryland, sobre la historia de los medios de comunicación que lo “llamaron” la noche de las elecciones. Hablamos de personas que acampaban fuera de las oficinas de los periódicos, desesperadas por obtener información, en el siglo XIX, las consecuencias de algunas de las llamadas fallidas más famosas y por qué la participación de los medios de comunicación en convocar los resultados de las elecciones es algo bueno para la democracia.

Nuestra conversación ha sido editada y condensada para mayor claridad.

Rebecca Onion: Parece que la historia de los resultados se anunció en la noche de las elecciones, o cerca de ella, comienza en 1848—La primera vez que en realidad hubo un "día de elecciones", en lugar de un período más largo de votación, y la primera vez que AP pudo usar el telégrafo para recopilar noticias sobre la forma en que la gente votaba. ¿Está bien?

Ira Chinoy: Claro que sí. El telégrafo [de Morse] tenía unos cuatro años entonces, y la AP había crecido compartiendo despachos de la guerra entre México y Estados Unidos. Pero no hubo un enlace transcontinental hasta 1861. En el medio, estaba el Pony Express para llenar los vacíos en las líneas telegráficas entre el Este y el Oeste. Pero incluso cuando había un enlace transcontinental, en realidad no todo el país estaba completamente conectado. Los resultados debían llegar desde recintos distantes a caballo, en carruaje o en tren, sea lo que sea.

Entonces, ¿es justo decir que en el 19 th siglo, los medios noticiosos vieron un vacío que llenar y comenzaron a informar los resultados la noche de las elecciones?

No creo que los medios de comunicación hayan creado el apetito de que los resultados se conozcan la noche de las elecciones. creo que ésto es los apetito: el impulso democrático. La gente quiere saber que todo el mundo quiere saber. En las décadas de 1850, 60 y 70, la gente merodeaba por las oficinas de los periódicos esperando que llegaran las devoluciones, no para comprar periódicos esa noche, sino simplemente para anunciar los resultados publicando hojas de papel con declaraciones o haciendo anuncios. . Tomemos la famosa elección de 1876, que fue Hayes vs. Tilden, y que no se resolvió hasta 1877, cuando las partes llegaron a algún tipo de acuerdo. Durante días después de las elecciones, el New York Times informó que la gente se arremolinaba en las oficinas del periódico, esperando cualquier fragmento de información.

Es gracioso, se presenta como si los medios de comunicación fueran estas personas que vinieron y se aprovecharon de la situación [para presionar para anunciar un ganador lo antes posible], lo cual en mi opinión no es correcto en absoluto. Esto es impulsado por el apetito del público. Las elecciones son un caso de inversión social, un momento en el que las personas de abajo tienen algo que decir. El mundo es impulsado por los agentes de poder en nuestra sociedad, corporaciones, gobierno, iglesias, pero este es el día en que una persona común tiene algo que decir. Entonces, si tiene un exceso de cien millones de personas votando, tiene un exceso de cien millones de personas que realmente quieren saber el resultado. No creo que sea una demanda creada por los medios de comunicación, simplemente han respondido a un interés público en conocer lo antes posible.

¿Cuál era el nivel de confianza en lo que decía AP sobre las elecciones del 19 th siglo — ¿qué autoridad tenía? ¿Los candidatos decían: La AP dijo que gané, ¿así que voy a reclamar la victoria?

No estoy seguro de poder responder a esa pregunta, pero no he visto nada en el que las personas cuestionen los recuentos de votos como se informó. Los desafíos a los medios de comunicación que “llaman” a las elecciones no tienen que ver tanto con los recuentos como con las proyecciones.

Personas como el editor del Boston Globe, Charles Taylor, se hicieron famosos por el sistema que inventó y que se utilizó por primera vez en la década de 1880, basado en la idea de distritos clave y áreas de referencia. Dividiría el estado en diferentes tipos de áreas, proyectando en base a la continuidad o desviaciones de votos pasados. Y nadie más estaba haciendo eso, todavía, pero había otros periodistas que eran famosos por mantener estos grandes libros de datos, pudiendo en la noche de las elecciones ver cómo la votación se diferenciaba del pasado. Pero Taylor tenía este sistema que funcionaba tan bien que incluso los funcionarios políticos acudían al periódico para averiguar cuál era la proyección. Pero hubo otros periodistas que se mostraron reacios a proyectar a los ganadores, antes de que se contaran todos los votos.

Así que no fue algo que se aceptara automáticamente, hubo un debate al respecto. Se necesitó mucho coraje para decir fulano de tal ha ganado, antes de que se contaran todos los votos. Realmente la prueba es qué tan bien se compara el recuento de votos final con todo lo que la gente estaba proyectando. Hubo casos famosos en los que no funcionó (1916, 1948), pero en la gran mayoría de los casos, los medios de comunicación tenían razón en la forma en que llamaron a esas elecciones. Lo que recordamos fueron los que son particularmente problemáticos.

Cuando apareció la radio, ¿asumió la radio la función de convocar elecciones la noche de las elecciones?

Si lo hicieran, probablemente habría sido porque tenían acceso al AP o algún otro tipo de servicio de cable. En realidad, no contamos con departamentos de noticias sólidos en las cadenas de radio hasta aproximadamente los años treinta y cuarenta. En esa época, justo en torno a la Segunda Guerra Mundial, hubo mucho conflicto entre el mundo de la radio y los periódicos; lo llamaron "La Guerra Prensa-Radio". And some of it was a battle over reporting election returns. And radio kind of backed away from doing that for a while. They finally did develop their own robust news departments, but if they called it, it probably would have been based on something that came from the wires.

Even if we’re talking about newspapers calling elections during that period, they’re still doing it based on the wires. We didn’t have newspapers that have robust nationwide news operations in that period of time—or I should say, no news organization had reporters in enough individual places to do original reporting. It had to be a collaborative effort.

How did the advent of network TV news change the scene? Was there ever a moment where it became clear that the AP versus news networks were competing to call the election in different ways?


Election Night 2000 - HISTORY

WASHINGTON (CNN) -- Al Gore's presidential concession brings an apparent end to one of the most eventful months in American electoral history -- one filled with developments in state capitals and courtrooms. Following are the major developments in Election 2000, beginning on Election Day:

7 de noviembre: Election Day. Shortly before 8 p.m. EST, all of the major television networks estimate that Gore has beaten Texas Gov. George W. Bush in the key state of Florida -- but as the night goes on and results come in from the state's Panhandle region, networks are forced to retract the estimate.

Meanwhile, the race remains extraordinarily close across the nation. Gore takes the battleground states of Pennsylvania, Michigan and Illinois Bush claims Ohio, Tennessee and Missouri and the candidates claim other major states they were expected to win. As the night goes on, it becomes clear that the victor in Florida will win the electoral votes necessary to claim the presidency.

November 8: A series of early-morning events set the stage for a protracted presidential battle. First, by about 2:15 a.m., the major networks call Florida and the election for Bush. Gore, hearing that he probably will lose Florida by about 50,000 votes, calls the Texas governor and concedes.

But 45 minutes later, while Gore is en route to a rally in Nashville to give a concession address, aides reach him and tell him the news: Bush's lead in Florida has shrunk dramatically and the Texas governor's lead is only a few thousand votes at best.

Gore calls Bush. "Let me make sure I understand," the Texas governor said, according to a report in Time magazine. "You're calling me back to retract your concession." Bush tells Gore that Bush's brother, Florida Gov. Jeb Bush, has assured the Texas governor that he has won Florida. "Your younger brother is not the ultimate authority on this," Gore replies.

Gore never gives the public address. Instead, he sends out his campaign chairman, former Commerce Secretary Bill Daley, to speak to the crowd. Although Gore is ready to concede if there is a clear sign he has lost Florida, "Our campaign continues," Daley said.

By 4:15 a.m., the major networks are forced to pull the estimate that Bush is the president-elect.

The nation's focus immediately turns to Florida -- even though the election is also too close to call in Wisconsin, Iowa, New Mexico and Oregon -- and within hours, questions are raised about voting in some areas. In Palm Beach County, an unexpectedly large vote for third-party candidates leads to questions about the "butterfly ballot" there, where the names of candidates are placed on the left and right columns of a page and a series of punch holes are found in a center column. Large numbers of disqualified ballots, or ballots where no vote is registered for president, are found in other counties.

Bush and Gore's campaigns respond by sending teams of lawyers to Florida. The close race triggers an automatic recount of ballots under state law.

Many Americans hear the word "chad" -- a reference to the small piece of paper punched out of punchcard ballots -- for the first time. Soon, "hanging chad," "dimpled chad" and "pregnant chad" are phrases that enter everyday conversation.

November 9: Gore's team, led by former Secretary of State Warren Christopher, requests a hand recount of ballots in four Florida counties -- Palm Beach, Dade, Broward and Volusia -- and a circuit judge orders Palm Beach County not to certify its results.

10 de noviembre: The Florida machine recount is completed. Unofficial results, gathered by the Associated Press, give Bush a lead of only 327 votes out of nearly 6 million cast.

November 12: Palm Beach County officials vote to conduct a full hand recount of presidential votes Volusia County begins its own hand count Bush's legal team, headed by former Secretary of State James Baker, goes to federal court seeking to block manual recounts. As the days go by, numerous lawsuits from a number of parties spring up in state and federal courts, seeking to block or allow the counts and certifications, seeking access to the ballots, or raising questions about the legal validity of absentee ballots in some counties.

13 de noviembre: Florida Secretary of State Katherine Harris says she will not extend a deadline of 5 p.m. EST on November 14 for receiving all state election results except for absentee ballots coming from overseas. Gore's team promises a legal challenge. A federal judge turns down the Bush team's attempt to stop manual recounts.

November 14: Palm Beach County votes to temporarily suspend its hand recount Dade County begins a selected hand recount of only about 1 percent of its votes in questioned precincts. Harris delays certification of the state's votes until 2 p.m. EST November 15 so three heavily Democratic counties can explain why they should conduct hand recounts of their ballots.

November 15: Harris says she will not accept further hand recounts and asks the state Supreme Court to order the halt of manual recounts Broward County decides to begin a hand recount AP estimates shrink Bush's lead to only 286 votes.

November 16: Lawyers for Bush submit written arguments to the U.S. federal appeals court in Atlanta to end the recounts. Democrats also filed papers with the federal court to oppose the Republican bid. Attorneys for the Gore campaign file an emergency motion in Leon County state court challenging the certification of the results of the Florida presidential election. The Florida Supreme Court rules Palm Beach County can proceed with a manual recount of ballots.

November 17:The Florida Supreme Court blocks Harris from any vote certification until it can rule on the Democrats' motion to allow hand recounts to be counted. The midnight deadline strikes for counties to receive overseas absentee ballots. Miami-Dade County reverses an earlier decision and votes to conduct a full manual recount. The 11th Circuit Court of Appeals denies GOP request to stop manual recounts on constitutional grounds.

November 18: After absentee ballots are counted, uncertified results show Republican George W. Bush leads Democrat Al Gore by 930 votes.

November 20: The Florida Supreme Court holds a hearing on whether Harris should consider hand-recounted ballots before she certifies results of the presidential election. Circuit Judge Jorge Labarga says he lacks authority under the U.S. Constitution to order a new presidential election in Palm Beach County.

November 21: The Florida Supreme Court orders hand counts to continue, and gives counties five days to complete them.

November 22: Bush running mate Dick Cheney suffers a mild heart attack, his fourth. He undergoes surgery to open a constricted artery at a Washington hospital and is released two days later.

November 23: Miami-Dade County officials stop the hand recount there, saying they will not have enough time to complete it before the deadline given by the Florida Supreme Court. Democrats blame the canvassing board's decision on a raucous Republican demonstration, accusing the GOP of intimidating the board into quitting -- a charge Republicans deny.

November 24: To the surprise of many observers, the U.S. Supreme Court agrees to hear Bush's appeal of the Florida high court ruling allowing hand recounts to proceed.

November 26: Harris certifies the results of the Florida vote after the state Supreme Court deadline expires, giving Bush a 537-vote lead over Gore. Harris does not include results from Palm Beach County, which completed its manual recount about two hours after the deadline. Bush says his transition team, led by Cheney, will move forward with planning an administration.

November 27: Gore's lawyers move to contest the Florida result in a circuit court in Tallahassee. Gore tells the nation the result Harris certified wrongly excluded thousands of votes that were never tallied. Meanwhile, the General Services Administration announces it will withhold the funding and office space for planning a transition until the election dispute is resolved.

November 28: N. Sanders Sauls, the judge hearing Gore's election contest, refuses Gore's request for a speedy resolution and sets a December 2 hearing on the case.

November 29: A committee of Florida lawmakers meets to consider whether to convene a special session of the state Legislature to appoint electors on its own. Sauls orders all ballots from Palm Beach and Miami-Dade counties -- more than 1 million -- shipped to Tallahassee for possible hand counts in Gore's contest.

November 30: Florida lawmakers vote along party lines to recommend a special session to name electors if the election contest is not resolved by December 12, six days before the Electoral College meets. The Republican-led legislature is expected to name electors pledged to Bush.

December 1: The U.S. Supreme Court hears oral arguments over whether the Florida Supreme Court overstepped its authority by ordering Harris to include the manual recounts in certified state results. Meanwhile, the Florida Supreme Court upholds Sauls' ruling putting off a hand recount in Gore's contest.

December 2: Sauls opens two days of proceedings on Gore's challenge to the Florida results. The vice president asks for a count of about 14,000 "undervotes" from Palm Beach and Miami-Dade counties.

December 3: With Gore's election contest in court in Tallahassee, Bush meets with Republican congressional leaders at his Texas ranch to discuss the transition.

December 4: Sauls rejects Gore's contest to the Florida results, finding the vice president failed to show that hand recounts would have affected the results. Gore appeals to the Florida Supreme Court. Meanwhile, the U.S. Supreme Court asks the Florida Supreme Court to explain its reasoning in extending the hand recounts, returning the case to Tallahassee and putting off any action in Bush's appeal objecting to the recounts.

6 de diciembre: Two lawsuits asking judges to toss out some 25,000 absentee ballots in predominantly Republican Seminole and Martin counties go to trial in Tallahassee. Florida House Speaker Tom Feeney and Senate President John McKay, both Republicans, announce the state Legislature will convene to select electors.

December 7: Gore's legal team argues before the Florida Supreme Court that Sauls was wrong to uphold the certification of Florida's election results. Bush's attorneys urge the seven-member panel to let Sauls' decision stand.


2000 | When Election Night Became Election Month

The arc of election night was clear this year before Election Day began.

Fourteen years ago, the arc of election night wasn’t clear when Thanksgiving Day began.

No matter what they may tell you, reporters and editors love a suspenseful election. But the presidential contest of 2000 strained that affection.

Editions of The Times are marked by a declining number of dots between the “Vol.” and “No.” designations at the top of Page 1. Four dots mark the first edition, three dots the next edition and, back in the day, two dots marked the next.

Rarely was there a one-dot edition. And very rarely, when we ran out of dots, was an em-dash used. Essentially, that meant the sun was coming up while the presses were still running.

In the one-dot edition of Nov. 8, 2000, The Times called the presidential race for Gov. George W. Bush. While the banner headline was equivocal (𠇋ush Appears to Defeat Gore”), the lead on the article was unqualified:

“George Walker Bush was elected the 43rd president of the United States yesterday by one of the tightest margins in history, crowning a spectacular and exceptionally brisk political rise only eight years after his own father was turned out of the White House.”

A three-column picture spot that had been split all night between photos of Vice President Al Gore and Mr. Bush at their polling places was given over to a portrait-handsome photo of the governor, smiling broadly and looking very much the president-elect.

By 4 a.m. that morning, however, the tectonic plates had shifted.

For the one-dash final, the banner headline 𠇋ush and Gore Vie for an Edge” was restored from an earlier edition, as was the Gore-Bush diptych. In his lead, Richard L. Berke candidly acknowledged the foul-up:

“The outcome of the presidential race between Gov. George W. Bush and Vice President Al Gore balanced early this morning on no more than a few thousand votes in the closely contested state of Florida.

“Shortly after 2 a.m., Mr. Bush appeared to have won Florida, and several news organizations, including The New York Times, declared that he had captured the White House. Aides to Mr. Gore said he was preparing his concession speech, while Mr. Bush expected to announce his victory.

𠇋ut later in the morning, as the count in Florida neared an end, the narrow margin that Mr. Bush had achieved unexpectedly evaporated.”

With it went any hope of an early resolution.

𠇏or dozens of us at The New York Times, those 36 days of the Great Post-Election Limbo will live in a special kind of intimate infamy,” Todd S. Purdum wrote in Times Talk, the newspaper’s house organ, about the weeks he and his colleagues spent in Florida while the legal battle played out. 𠇏or a generation unacquainted with military service, it all felt a bit like basic training and combat combined, Biloxi Blues meets the Battle of the Bulging Chad.”

Even the moment that history regards as the turning point — a ruling by the Supreme Court on Dec. 12 that there could be no further counting of Florida’s disputed votes — was cloudy enough that The Times declared, 𠇋ush Prevails,” rather than 𠇋ush Wins.” Nonetheless, a three-column picture spot under the banner headline was given to the same portrait-handsome photo of the governor that had briefly appeared five weeks earlier.

In it, Mr. Bush was smiling broadly and looking very much the president-elect. Which he finally was.


The 2000 Presidential Election

9:00 PM: More polls closed and the election results were updated.

9:15 PM: Ohio was declared for Bush.

9:31 PM: As Gore's home state of Tennessee is called for his opponent, Bush's chief strategist, Karl Rove, takes to the airwaves to dispute the network calls that Florida has gone for Gore.

9:55 PM: In a shrewd move, Bush is presented on TV calmly asserting that his people in Florida assure him that he will win Florida when the votes are counted. Moments later the networks redesignate Florida as "too close to call".

11:22 PM: The progress of the actual vote count in Florida was updated.

1:50 AM: 95 percent of Florida votes had been counted, and Bush led by 38,000 votes.

2:30 AM: With the networks declaring the election over, Vice President Gore called Governor Bush to concede the election and to congratulate him on the win. This was not known in the media until later in the morning.

3:15 AM: Gore's advisers called the Vice President, now enroute to the rally, to tell him that Bush's lead in Florida had diminished dramatically.

3:30 AM: Gore called Bush again, this time to recant his concession. According to later reports, Bush didn't take this very well, and Gore was heard to reply, "well you don't have to get snippy!" With the concession speech cancelled, Gore's motorcade turned around. He returned to the hotel without addressing the rally crowd.

4:04 AM: Bill Daly addressed the Gore supporters at the rally in Nashville and announced that it wasn't over yet. The networks flip-flopped again, this time saying Bush might not have won after all.

4:25 AM: Don Evans addressed the Bush supporters at the rally in Austin. He expressed confidence that the nation has elected George W. Bush the next president of the United States.


The Aftermath and Road Ahead

The long night on the air segued right into TODAY in the morning, where Couric, who had also been part of the coverage the previous night, delivered her famous line.

The networks' news divisions and the Associated Press later faced congressional hearings on how they incorrectly called the election, VNS ultimately went out of business in 2003, and news organizations made major changes to their data-gathering operations for subsequent elections.

Wheatley: The air had just come out of the control room. Just silence. People are so embarrassed. I went back to my office and I'm thinking America's gonna wake up hearing that the race isn't called and that there's a fiasco here.

Sanders: I would say that there are still people in Florida who wonder whether their vote is actually still being counted. The confidence that's been shaken remains today. The real question today is whether the system is compromised by outside influences. We do know that at least two county systems in the last go-round were infiltrated by Russians, per the FBI.

Alongi: It was a tremendous learning experience for all of us. Yes, we had to show up at the Hill and get slapped around by Congress, but no one intentionally did it. I always felt that NBC did the best job we all possibly could.

Brokaw: It’s so much different now because first of all the electronic, warp speed of the passage of information and the ability of people that you have no idea who they are, what their interests are, with a keystroke can change things, quickly. And we’re behind most of the time. There’s people out there who are wiring, if you will, the internet for their advantage, and that’s always been the case.

Lapinski: We had to go through and figure out what went wrong in 2000 and how we could improve our systems. We just invested a ton of effort and work on how to quality control the data. Now we have systems in place that if a number is typed in wrong, it’s flagged, or if numbers are way out of whack, we would immediately know it. There are many more guardrails to make sure to QC the data better, and we’ve invested a lot more in our team on the data analytics side.

Wheatley: One of the good things about broadcast news is that tomorrow is always another day.


SUBSCRIBE NOW Noticias diarias

KANSAS CITY, Mo. — Election night is just the end of one phase of the 2020 election season and the start of another.

Between the ongoing COVID-19 pandemic and intense public interest, many political analysts and experts expect this year to play out very different than most.

“I think we are going to see something exactly like 2000 because if you remember, it came down to one state of Florida, essentially,” attorney Phil LeVota said. “It’s going to be a waiting game. We are not going to know Nov. 3.”

Like many other people, LeVota is shifting his attention to what happens after the election, comparing this year to the chaotic 2000 election between Al Gore and Former President George W. Bush.

The 2000 election became hectic when Florida was too close to call, prompting recounts, lawsuits and a long delay for official presidential ruling.

Some election watchers worry we could be in for another long, disputed election.

“We know it’s a numbers game,” LeVota said. “We know it’s electoral votes, and some of these swing states are going to matter. We could be in court with North Carolina, Florida or Michigan. Some of these states that maybe don’t count all of their ballots until days after the election, and someone might challenge that.”

In the home stretch of the 2020 election, Jackson County is setting voting records ahead of Election Day. Local election officials said hundreds have been coming to vote daily. Monday is the last day for in-person absentee voting.

“I have to work Tuesday,” Ian Clark said of his reason for voting early. “It’s kind of going through pretty quick. I think I’ve only been here about 40 minutes.”

LeVota is encouraging voters to trust the election process.

“We’ve been doing this a long time, this process, and we got it down right across the world, so have faith we will get it done right,” LeVota said. “Our laws are there for a reason.”


Election Night 2000 - HISTORY

WASHINGTON (CNN) -- Welcome to CNN election night 2000. I will be your guide. Here are the stories we'll be reporting, hour by hour, as the night goes on. All times are Eastern.

The first polls close in Indiana and Kentucky with 20 electoral votes at stake. Keep an eye on Kentucky: It has voted for the winner in every election since 1964.

Polls close in six more states -- Florida, Georgia, New Hampshire, South Carolina, Vermont and Virginia -- with a total of 66 electoral votes. The big prize is Florida, with 25 electoral votes.

Florida went for President George Bush in 1992, then switched to Bill Clinton in 1996, then elected Jeb Bush governor in 1998. It's this year's biggest battleground state.

We'll look at Jewish voters in Florida, to see if Gore gets a big payoff for naming a Jewish running mate. We'll look at Cuban-American voters, to see if there's any backlash against Al Gore over the Clinton Administration's handling of the Elian Gonzalez affair. We'll look at seniors to see if Bush's Social Security and prescription drug plans are helping him or hurting him in that crucial voting group.

Rep. Bill McCollum, GOP candidate for U.S. Senate from Florida

Florida also has an important Senate race, where the GOP candidate, Rep. Bill McCollum, was one of the House impeachment managers. We'll see if there's any lingering residue of the impeachment controversy.

Another big Senate race is in Virginia, where Charles Robb is the most vulnerable Democrat running for re-election this year.

Polls close in North Carolina, Ohio and West Virginia -- 40 more electoral votes.

Ohio is crucial for Bush. No Republican has ever been elected President without carrying Ohio, a state that went for Clinton twice.

We could have a big surprise in West Virginia, a state that's voted Democratic in eight out of the last 10 elections. Maybe two surprises: West Virginia's Republican Gov. Cecil Underwood is the most vulnerable incumbent governor running for re-election this year.

There's another bitter contest for governor in North Carolina between Democrat Mike Easley and Republican Richard Vinroot. Vinroot has been trying to tie Easley to Al Gore. If Gore loses North Carolina, will he bring Easley down too?

This could be the deciding point in the election. Polls close in 16 states and the District of Columbia, with 202 electoral votes on the line. Three of the states in this class are crucial battlegrounds -- Michigan, Pennsylvania and Missouri.

Gore is depending on unions to deliver Michigan for him. We'll see if Pennsylvania's conservative leanings on abortion and gun rights hurt Gore, and Missouri is a bellwether state that's voted for the winner in every election but one for the past 100 years.

Jean Carnahan, the widow of Gov. Mel Carnahan

Missouri has a bizarre Senate race in which the Democratic candidate, Gov. Mel Carnahan, was killed in a plane crash too late for his name to be removed from the ballot. The new governor says he'll appoint Carnahan's widow to the seat if the late governor actually wins. Can a dead Democrat defeat incumbent Republican Sen. John Ashcroft? And will the loss of the party's popular standard-bearer hurt Gore in Missouri?

In the 8 p.m. hour, we'll find out about two other GOP senators who seem to be in trouble -- Spencer Abraham in Michigan and Bill Roth in Delaware. If they fall, the Republican Senate majority is threatened.

New Jersey has the most expensive Senate race in history. Democrat Jon Corzine has spent over $50 million dollars to win it, but polls show underdog Republican Bob Franks catching up. We'll see if Corzine's big spending creates a backlash.

Then there's the Ralph Nader question: how much will he hurt Gore? The results in Maine will give us our first clue. And here's a ballot question to watch: Will Massachusetts pass a law mandating universal health care for all residents?

Texas and Tennessee also close at 8 p.m. Texas looks like a big win for Bush. But Tennessee is no sure thing for Gore. Gore could become the first candidate who fails to carry his home state since George McGovern in 1972.

At 8:30 p.m, polls close in Arkansas -- only six electoral votes, but it could be an embarrassment if President Clinton's home state goes for Bush.

Twelve more states come in with another 102 electoral votes, including the battleground states of Minnesota and Wisconsin. Will Nader take enough votes from Gore to put those two historically liberal states in the GOP column?

But the headline in the 9 p.m. hour will be New York. There's not much suspense over how New York will vote for president, but there's a lot of suspense over whether New York will send first lady Hillary Rodham Clinton to the Senate. Will she become the first lady who overreached or the first lady who made it on her own? We'll look at how the carpetbagger issue plays, and how women respond to her candidacy.

Sen. Rod Grams, R-Minnesota, is facing a tough challenge

The results at that hour will also tell us whether the most vulnerable Republican senator running for re-election survives in Minnesota -- that's Rod Grams -- and whether Republican Lincoln Chafee gets to carry on the legacy of his late father, Sen. John Chafee, in Rhode Island.

We'll be looking for the results of an important referendum in Colorado that would require background checks for buyers at gun shows. It's an emotional issue in the state that experienced the Columbine tragedy.

Results from Iowa and a number of western states start coming in. Iowa is a battleground state that gets a lot of attention because of its first-in-the-nation presidential caucuses.

Montana has a tight Senate race, where incumbent Republican Sen. Conrad Burns is facing a tough challenge from Democrat Brian Schweitzer. The key issue in that race is prescription drugs, and we'll be looking to see if that issue pays off for Democrats.

The Big Enchilada comes in -- California, with 54 electoral votes. California is expected to go for Gore, but Bush showed the flag. Bush hopes to put Ronald Reagan's state back in the GOP column, where it was for almost 50 years before it became Clinton country.

California has six hotly-contested House races. By this time, we should begin to get an indication of whether either party has an edge in the race to control the House of Representatives. A solid Gore victory in California, with strong Gore coattails, could put the Democrats in power in the House and keep them there for the next decade.

California is also voting on an important school voucher initiative, which could make or break the voucher movement across the country.

And don't forget Oregon and Washington, two more West Coast battleground states where Nader voters will play a key role. West Coast Nader voters have the luxury of waiting to see how the vote is going in the rest of the country before they decide whether Al Gore really needs their vote.

Sen. Slate Gorton is fighting a challenge from Maria Cantwell

One more big Senate race is in Washington state, where incumbent Republican Slade Gorton is facing a self-financed, multi-millionaire challenger -- who happens to be a woman, Internet executive Maria Cantwell.

We'll be looking to see if the gender gap plays a decisive role in that race, and all over the country. If men are from Mars and women are from Venus, then Election 2000 could end up being the latest installment of Star Wars.

Only Alaska is left, with its three electoral votes. Kind of chilly up there in November, but not to worry: If this race is as close as it looks, at the midnight hour, we may still be counting ballots in Florida.


Ver el vídeo: Noche de Elecciones y Resultados 2016, H. Clinton vs D. Trump. Noticias. Noticias Telemundo