Tourmaline PY-20 - Historia

Tourmaline PY-20 - Historia

Turmalina

(PY-20: dp. 750; 1. 154 '; b. 26'6 "; dr. 10'6", s. 13 k .;
cpl. 161; una. 2 3 ", 4 .50-car. Mg., 2 dct.)

Tourmaline (PY-20) —un yate construido en 1930 en Bath, Maine, por Bath Iron Works como Sylvia— fue comprado por la Marina el 16 de mayo de 1941 a Logan G. Thomson. Entró en Marine Basin Co., Brooklyn, N.Y., el 23 de junio, para su conversión antes de dirigirse al New York Navy Yard, donde fue comisionada como Tourmaline (PY-20) el 19 de septiembre de 1941, Lt. Comdr. Charles E. Judge, USNR, al mando.

El yate convertido partió del puerto de Nueva York el 2 de octubre y llegó a Norfolk, Virginia, dos días después. Operó en Hampton Roads durante los dos meses restantes que Estados Unidos permaneció técnicamente en paz. Después del ataque de Japón a Pearl Harbor, realizó sus patrullas de guerra iniciales frente a la costa este con base en Norfolk y Charleston, Carolina del Sur.

La primera parte del año 1942 encontró a Tourmaline operando entre Norfolk y Key West, Florida. El 29 de junio, partió de Key West para escoltar un convoy de buques mercantes a Norfolk. En el camino de regreso a Charleston, ayudó a Landedowne (DD-486) ​​a buscar un contacto submarino; pero ninguno de los barcos logró localizar al submarino sospechoso. El yate llegó a Charleston el 5 de julio. Su próxima misión le pidió que escoltara un convoy a las Indias Occidentales Británicas. Llegó a Trinidad con sus cargas el 26 de julio y patrulló en esa vecindad hasta principios de agosto antes de zarpar hacia Cayo Hueso el 12 de ese mes.

Después de cruceros en patrullas en aguas de Florida, partió de Key West el 27 de octubre, en compañía de SC-499, SC-641 y SC-675, para escoltar a cinco mercantes a La Habana, Cuba. Tourmaline se dirigió luego a Nueva York, donde llegó el 7 de noviembre. Regresó a la Bahía de Guantánamo, Cuba, el día 19, estableciendo un patrón que duró gran parte de su servicio posterior en el que escoltó convoyes entre Nueva York y puertos del Caribe. El 13 de diciembre de 1942, cinco días fuera de Nueva York, el equipo de sonido submarino de Tourmaline recogió un fuerte eco metálico. Aceleró para atacar y lanzó tres cargas de profundidad antes de que se dañara su mecanismo de dirección. Obligada a conducir con sus motores, la escolta interrumpió la persecución y su presa escapó.

Después de que se repararon los daños, Tourmaline reanudó el servicio de escolta y continuó el trabajo del convoy hasta el 25 de enero de 1944. Ese día, el yate recibió órdenes de presentarse en el 1er Distrito Naval, donde se unió a la Fuerza de Defensa Local Naval con base en Boston, Massachusetts. el resto de 1944 y hasta junio de 1945, Tourmaline patrulló las aguas de la costa de Massachusetts hasta el final de la guerra en el Atlántico.

Retirada el 18 de julio de 1945, Tourmaline estuvo temporalmente en la Mystic Shipbuilding Company and Repair Yard ', East Boston, Massachusetts. Sacada de la lista de la Marina el 13 de agosto de 1945, fue transferida a la War Shipping Board, Maritime Commission, el 3 de enero de 1946. El 23 de enero de 1946, Andrew
M. Embiricos y Manuel E. Kulukundis, de la Greek War Relief Association, Inc., compraron el yate con su nombre original, Sylvia.


La guía de compra definitiva de turmalina

La guía definitiva para comprender la calidad de la turmalina. Juzgando color, claridad, corte y más. Todo lo que necesitas saber.

Gemólogo graduado de GIA
Embajador de la ACI en Kenia

Entonces, ¿qué hace una buena turmalina? ¿Cuáles son los factores de calidad a considerar?

Bueno, en pocas palabras, como ocurre con todas las piedras preciosas, las "4 C" son los principales factores que guían la calidad de la turmalina: COLOR | CLARIDAD | CORTE | PESO EN QUILATES Los veremos en detalle uno por uno.


Juzgando el color de la turmalina

Este es un tema amplio ya que la turmalina viene en una variedad tan enorme de colores, que discutir cada tipo de color individualmente está más allá del alcance de este artículo. Sin embargo, no es necesario, ya que la calidad del color se deriva de un conjunto universal de reglas. Usaremos el enfoque del color del GIA (Gemological Institute of America) aquí. El GIA se acerca al color utilizando 3 componentes: tono, tono y saturación.

Cuando esté juzgando el color en Turmalina, debe mirar estos 3 componentes. Veamos primero a Hue.

Entendiendo el tono en la turmalina

El matiz es el componente que menos impacto tiene en la calidad, ya que describe principalmente la “sensación” de color que percibe el ojo humano. El color existe puramente como una interpretación del espectro de luz por el ojo humano cuando pasa a través de una piedra preciosa.


Las turmalinas azules se llaman indicolita, las verdes se llaman verdelita, los rojos y rosas se conocen como rubelita.

El tono describe la luminosidad a la oscuridad de una sensación de color en una piedra preciosa. Es un componente vital para juzgar la calidad del color en la turmalina como con todas las piedras preciosas. Básicamente se refiere a qué tan oscura o clara parece una gema a la vista. La siguiente imagen muestra que una turmalina verde puede tener un tono claro, medio u oscuro.

Sea cual sea el color de la turmalina, debes buscar un tono medio agradable, ni demasiado oscuro ni demasiado claro.

Saturación de color en turmalina

Este es el más importante de los 3 componentes a la hora de juzgar la calidad del color en la turmalina. Se refiere a qué tan profundo / vivo es el color.

"LA ANALOGÍA DE LA CAMISETA": Para usar una analogía, si imagina una camiseta roja nueva comprada en la tienda. Es de color rojo intenso cuando lo compras por primera vez. Después de varios lavados, el color se desatura hasta que se convierte en una versión pálida de lo que era antes. Estaba muy saturado cuando era nuevo y desaturado después de muchos lavados.

Por lo tanto, al juzgar una turmalina por la calidad del color, cuanto más intensa / vívida es la saturación del color, más valiosa es la piedra.

Factores de iluminación y dicroísmo de amplificador

La fuente de luz debajo de la que ve una gema puede afectar el color que ve, por lo que siempre es una buena idea verificar las turmalinas con varias fuentes de luz antes de comprar. Los rojos y rosas se ven mejor bajo una fuente de luz incandescente, mientras que los colores más fríos como los verdes y azules se ven mejor bajo la luz del día o la luz blanca.

Ningún estudio del color en la turmalina estaría completo sin una mirada al dicroísmo. La turmalina es una piedra preciosa fuertemente dicroica y, como tal, el eje óptico y el eje perpendicular pueden mostrar diferentes colores.

Comprender los factores de claridad en la turmalina

Como las piedras preciosas se forman en la naturaleza, muy a menudo pueden producirse imperfecciones dentro de ellas. Estos pueden tomar muchas formas, incluidas grietas debido a la alta presión, cristales de la misma especie (u otras) que crecen dentro de ellos, agujas y fracturas curadas llenas de líquido, llamadas "huellas dactilares". Estas imperfecciones afectan el grado de claridad de una turmalina y debes saber qué buscar al juzgar la claridad.

Tipos de inclusiones que puede ver en la turmalina:

Esto depende completamente del color de turmalina que esté mirando. El GIA agrupa las piedras preciosas en tipos según su propensión a contener inclusiones. Las gemas de tipo 1 son aquellas que rara vez contienen inclusiones en la naturaleza, las de tipo 2 son las que suelen contener inclusiones y las de tipo 3 son las que casi siempre están incluidas.

La rubelita y la turmalina rosa son gemas de tipo 3 y casi siempre se puede esperar que muestren inclusiones visibles a los ojos, mientras que todos los demás colores son de tipo 2.

La siguiente tabla muestra cómo se juzga la claridad de las piedras de Tipo 2.

Juzgando corte en turmalina

Cuando hablamos de corte, no estamos hablando de la forma real de una turmalina. Si una turmalina se corta como un óvalo o un redondo, por ejemplo, no influye en su calidad. Lo que importa es la calidad de su corte. A diferencia de los diamantes, esta área de las 4 C no se juzga con el mismo estándar. La imagen a continuación le dará una buena idea de qué buscar y qué no buscar:

Turmalina Sandía “Native Cut” que muestra una mala simetría y un pabellón abultado junto a la Turmalina Rubellita de corte fino.

Tenga en cuenta el pabellón abultado en la pieza de corte nativo a la izquierda y la asimetría en comparación con la pieza de mejor corte a la derecha.

Prevalece el sentido común. Busque una turmalina con un bonito corte simétrico, facetas bien colocadas y buen retorno de la luz. Evite las piedras con pabellones abultados y formas asimétricas.

Peso en quilates en turmalina

Como ocurre con todos los tipos de gemas, la turmalina es más rara en tamaños más grandes. Para que una gema crezca a un tamaño grande en la naturaleza, el calor y la presión deben permanecer constantes durante muchos cientos de millones de años.

"Un cristal de gema necesita espacio para crecer. Si estas condiciones no permanecen constantes

Los cristales de gemas no pueden crecer hasta tamaños grandes. Por lo tanto, los tamaños más grandes son raros y más

Orígenes y fuentes de turmalina

La turmalina se encuentra en muchos lugares del mundo, como se puede ver en el Mapa de fuentes de turmalina que se muestra a continuación:

Mapa que muestra las fuentes de turmalina en todo el mundo

Las principales fuentes de turmalina son:

República Democrática del Congo (RDC)

Obviamente, si puede comprar directamente de la fuente, esto es una ventaja, ya que está en condiciones de eliminar los muchos márgenes inherentes a la cadena de distribución.

El precio de la turmalina depende del color que esté comprando. La variedad más cara de turmalina: la hermosa y rara turmalina de Paraiba puede alcanzar los $ 10,000 por quilate y más, dependiendo del tamaño y la saturación del color, mientras que los amarillos más pequeños solo pueden costar $ 50 por quilate. El espectro de precios es tan amplio como la gama de colores en este increíble tipo de gema.

Turmalina rugosa / sin cortar

La turmalina se extrae de diferentes formas en diferentes partes del mundo y según el tipo de fuente. Algunas fuentes son primarias, lo que significa que los cristales se extraen directamente de la veta o pegmatita en la que se formaron originalmente. Otras son fuentes aluviales, lo que significa que los cristales de turmalina fueron transportados lejos de su fuente original por meteorización y erosión.

La turmalina se extrae de diferentes formas en diferentes partes del mundo y según el tipo de fuente. Algunas fuentes son primarias, lo que significa que los cristales se extraen directamente de la veta o pegmatita en la que se formaron originalmente. Otras son fuentes aluviales, lo que significa que los cristales de turmalina fueron transportados lejos de su fuente original por meteorización y erosión.

Turmalina de fuente primaria

La turmalina de fuentes primarias todavía puede estar en su "hábito de cristal". Lo que significa que están en su forma original que se formaron en la naturaleza. Todas las gemas tienen un sistema de cristal y un hábito de cristal en el que crecen: la turmalina crece en un lápiz hexagonal.

¿Se puede tratar o mejorar la turmalina para mejorar su calidad? La respuesta es Sí, se puede. El tratamiento más utilizado para la turmalina es el calentamiento. Este tratamiento se usa generalmente cuando una turmalina tiene un tono demasiado oscuro y da como resultado un color más claro y atractivo.

Otros tratamientos incluyen irradiación y lubricación para ocultar fracturas, particularmente en Rubellite.

La turmalina nunca se ha sintetizado con éxito. Lo que eso significa es que nunca se ha cultivado en un laboratorio, por lo que no debe preocuparse por esto, pero existen numerosas imitaciones en el mercado, incluido el vidrio común y varias otras piedras preciosas naturales como la apatita, el topacio y la andalusita.

Antony completó su GG (Gemólogo graduado) en 1998 en el Instituto Gemológico de América en California después de una licenciatura en Negocios en la Universidad de Bath, en Inglaterra. Tiene una amplia experiencia en el comercio de piedras preciosas de colores con más de 20 años comprando en bruto en el origen. Actualmente es el Embajador en Kenia de la ICA (Asociación Internacional de Piedras Preciosas de Colores) en Nueva York, que es el organismo mundial para las piedras preciosas de colores.

Últimos artículos


V5.19.0 (28/04/2021) ¶

Características¶

Manejar el parámetro de anulación de estado eth_call opcional. (# 1921)

Agregar list_storage_keys en desuso listStorageKeys (# 1944)

Agregar net_peers en desuso netPeers (# 1946)

Agregar trace_replay_transaction en desuso traceReplayTransaction (# 1949)

Agregar add_reserved_peer en desuso addReservedPeer (# 1951)

Agregue parity.set_mode, desaproveche parity.setMode (# 1954)

Agregue parity.trace_raw_transaction, desaproveche parity.traceRawTransaction (# 1955)

Agregue parity.trace_call, desaproveche parity.traceCall (# 1957)

Agregar trace_filter en desuso traceFilter (# 1960)

Agregar trace_block, desaprobar traceBlock (# 1961)

Agregar trace_replay_block_transactions, desaprobar traceReplayBlockTransactions (# 1962)

Agregue parity.trace_transaction, desaproveche parity.traceTransaction (# 1963)

Documentación mejorada¶

Anulaciones del estado de eth_call del documento. (# 1965)


Historia de la turmalina de Maine

1820 fue uno de los años más importantes de la historia de Maine. En ese año, a Maine se le otorgó la condición de estado y se convirtió en el estado número 23 de los Estados Unidos de América. Ese mismo año, se descubrió turmalina en las montañas del oeste de Maine.

Augustus Choate Hamlin, hijo de Elijah Hamlin, uno de los descubridores originales, pasó la mayor parte de su vida explorando el monte Mica en busca de tesoros escondidos allí. También documentó cuidadosamente el trabajo de su padre, así como el suyo y el de otros, y su Historia del Monte Mica, publicada en 1895, nos brinda un recuento completo del descubrimiento original & # 8211 en una descripción tan vívida que es realmente un enlace. en el tiempo, hasta ese otoño de 1820. Su trabajo es reconocido con gratitud como la principal fuente de información sobre el descubrimiento de la turmalina en Maine.

Este descubrimiento fue realizado por dos estudiantes que se habían interesado en la mineralogía y que pasaban gran parte de su tiempo libre buscando minerales entre las repisas y montañas expuestas alrededor del pueblo de París, Maine.

A fines del otoño de 1820, y en uno de sus días claros y tranquilos, Elijah Hamlin y Ezekiel Holmes comenzaron a explorar la cadena de colinas que formaban el límite oriental de la ciudad de París y que se extendían hacia el noroeste.

Habían pasado la mayor parte del día en el monte Mica, parte de la cresta de la montaña al sur de la aldea, y estaban descendiendo declive occidental en su camino a casa, justo cuando el sol se ponía detrás de la gran Cordillera Blanca, a cincuenta millas o más de distancia en el horizonte occidental. El joven Hamlin vaciló por un momento en la cima de una colina para disfrutar de la fascinante escena que se extendía ante él, y al girar hacia el este para una última mirada a los bosques y montañas detrás de él, un vivo destello de verde destello de un objeto en las raíces de un árbol levantadas por el viento, y llamó su atención.

Avanzando hacia el lugar, encontró un cristal verde transparente suelto sobre la tierra que aún se aferraba a la raíz del árbol caído. El estudiante agarró la reluciente gema con entusiasmo y llamó a su compañero, que ya había pasado por la cima de la colina y estaba a cierta distancia cuesta abajo. Después de examinar el tesoro recién encontrado, los estudiantes buscaron cuidadosamente entre el suelo circundante otros especímenes, pero el crepúsculo rápidamente creciente pronto obligó al joven mineralogista a abandonar la búsqueda. Sin embargo, resolvieron regresar temprano a la mañana siguiente y continuar la exploración, pero durante la noche se desató una tormenta que cubrió el cerro y sus campos adyacentes con un espeso manto de nieve que permaneció hasta la próxima primavera.

Tan pronto como la nieve del invierno se haya derretido y haya dejado la colina y sus lados expuestos a la vista, los estudiantes regresaron nuevamente a la búsqueda, y esta vez con éxito. Fueron directamente a la cornisa desnuda que se asoma en la cima de la colina y que no habían examinado en su visita anterior, antes de que la oscuridad los alcanzara. Mientras trepaban por la roca, se sorprendieron al observar muchos cristales y fragmentos de cristales sueltos sobre las repisas desnudas y brillando con los rayos del sol. Estos los reunieron cuidadosamente y trazaron otros hasta la tierra debajo de la cornisa, y que se habían formado a partir de la descomposición de la roca, removieron ansiosamente el suelo en busca de un tesoro escondido. Treinta o más cristales de notable belleza y transparencia recompensaron el trabajo de los estudiantes, y con sentimientos mezclados de alegría y asombro los llevaron a los rayos del sol y admiraron sus diversos tonos de verde, rojo, blanco y amarillo en diferentes tonos. De hecho, se habían topado con uno de los laboratorios más ricos y raros de la naturaleza.

La noticia del descubrimiento se extendió a los aldeanos y muchos de ellos se apresuraron al lugar y obtuvieron una serie de excelentes especímenes como trofeos o recuerdos, sin embargo, la naturaleza exacta del descubrimiento aún era desconocida, incluso para los descubridores originales. Se enviaron algunos especímenes al profesor de la Universidad de Yale, Benjamin Silliman, y solo entonces se identificaron por primera vez como turmalina. Hamlin publicó descripciones de las primeras gemas en 1826, lo que revela su habilidad como mineralogista aficionado competente. En 1822, los hermanos menores de Hamlin y # 8217, Cyrus y Hannibal (luego vicepresidente de Abraham Lincoln), apenas en su adolescencia, tomaron prestadas algunas herramientas de detonación, hicieron una ráfaga burda y abrieron una cavidad en la repisa sólida, en busca de cristales más allá de esos. encontrado originalmente en la superficie, o por excavación superficial. Sus esfuerzos fueron recompensados ​​en gran medida, con algunos de los especímenes más grandes y, en ese momento, de la mejor calidad descubiertos hasta ahora. Recolectaron más de veinte cristales de varios colores verdes y rojos, algunos de más de dos pulgadas de largo y una pulgada de diámetro.

Las noticias del descubrimiento de la turmalina circularon rápidamente, y el monte Mica pronto llegó a ser conocido como el sitio más importante de América del Norte para los minerales de tan gran variedad y riqueza.

La turmalina se ha extraído en Maine durante casi 200 años y, sin embargo, hoy en día, todavía se considera que el monte Mica tiene el mayor potencial para la producción adicional de cristales y gemas. Se han realizado importantes descubrimientos allí tan recientemente como 1978, cuando, en una cavidad del tamaño de una toronja, se encontró una pieza notable de cristal de calidad gema & # 8211 una de las piedras cortadas era una magnífica gema azul verdosa impecable de 256 quilates, que es 4-5 veces más grande que la joya & # 8220biggest-best & # 8221 anterior de esta localidad.

1972 & # 8211 Un descubrimiento de clase mundial

Plumbago Mountain fue el sitio de un descubrimiento en 1972, que ahora se reconoce como el hallazgo de gemas más grande de América del Norte. El ahora famoso descubrimiento fue realizado por George Hartman, Dale Sweatt y James Young en agosto de 1972, y luego de algunas operaciones preliminares de minería y exploración, Hartman, Sweatt y Dean McCrillis organizaron Plumbago Mining Corporation. Obtuvieron un contrato de arrendamiento de International Paper Company, Frank Perham fue contratado y se reanudó la exploración de gemas de turmalina, lo que resultó en octubre de 1972, con la apertura de una serie de bolsillos que demostraron ser más ricos que los descubiertos previamente en Maine, y tal vez en cualquier lugar del mundo.

Las operaciones mineras en Plumbago Mountain continuaron hasta 1974, y los detalles de los primeros hallazgos están disponibles a través de las vívidas descripciones que se encuentran en el registro diario de Dean McCrillis & # 8217:

Registro de minería

& # 8220Lunes 23 de octubre de 1972 & # 8211 Hoy llovió mucho, pero continuamos trabajando y desarrollando el bolsillo encontrado la noche anterior. Desenterró muchas turmalinas grandes y bastante bonitas. Parece que este bolsillo puede ser más grande de lo que pensábamos.

Martes, 24 de octubre de 1972 & # 8211 El tiempo fue muy frío y claro. Dispare dos ráfagas para agrandar la entrada del bolsillo y pasó la mayor parte de la mañana limpiando el exterior del bolsillo. Alrededor del mediodía pudimos ver el interior del bolsillo y estábamos muy contentos y emocionados de ver una gran exhibición de turmalina. Extrajimos una canasta de fanegas de grandes cristales de turmalina, no muchos de buena calidad de gema, pero de hermoso color. Salimos esta noche con un sentimiento de esperanza.

Miércoles, 25 de octubre de 1972 & # 8211 Fred y Dale continuaron trabajando en el bolsillo abierto ayer, limpiaron los restos en el bolsillo y exploraron para ver si llegaba más lejos. Frank y yo doblamos la esquina y perforamos el piso del pozo donde había estado el basurero. Rápidamente entramos en lo que parecía ser otra zona de bolsillos y después de una explosión cuidadosa abrimos un bolsillo de la mejor turmalina que habíamos visto hasta la fecha. Los cristales se entrelazaron en una maraña de pesadilla similar a & # 8220 palitos de recogida & # 8221 y se cubrieron con una película negra grasosa de mancha de manganeso. De vez en cuando sacamos un cristal y lo lavábamos en un charco de agua solo para asegurarnos de que lo que estábamos encontrando era realmente turmalina & # 8230 A pesar de que la mina está completamente anunciada con & # 8220 Prohibido el paso & # 8221 y & # 8220 Peligro & # 8211 Área de voladuras & # 8221 letreros cada 50 pies, constantemente nos molestan los perros de roca. Acordonamos el área y contratamos a Bob Brown de Hannover para que nos ayudara con la minería y para mantener a la gente alejada del área minera & # 8230

Jueves, 26 de octubre de 1972 & # 8211 Un día claro y brillante. Trabajamos la nueva bolsa con mucho cuidado, a mano, y extrajimos una gran cantidad de material muy fino. Este ha sido nuestro mejor día hasta ahora.

Viernes, 27 de octubre de 1972 & # 8211 Otro hermoso y claro día de otoño. Pasé la mayor parte de la mañana limpiando los lados del bolsillo y excavando escombros, al mismo tiempo, tratando de dejar algunos cristales en su lugar para mostrárselos a los visitantes del Departamento de Geología del Estado de Maine por la tarde. A última hora de la mañana, mientras limpiamos la parte posterior del bolsillo, encontramos el comienzo de otro vug. Sacó dos o tres cristales del tamaño de latas de cerveza. Dejó el área intacta hasta la llegada de Robert Doyle, geólogo estatal, y su asistente, Walter Anderson. Les mostró el comienzo del nuevo bolsillo e invitó a cada uno a quitarse uno o dos cristales. Estaban tremendamente emocionados y nos costó mucho sacarlos del bolsillo.

Era evidente que estos grupos de cristales grandes ocurrieron hace miles de años cuando alguna presión o temblores hicieron que los cristales se desprendieran de los lados de la pared de la bolsa y cayeran en una masa hacia el centro y, a veces, la base de la bolsa. Descubrimos que al quitar cuidadosamente los cristales y luego colocarlos en filas fuera del bolsillo, podemos aparear algunas secciones. Este es un proceso frustrante, ya que los cristales parecen bastante uniformes en diámetro & # 8211 dos o tres pulgadas & # 8211 y de apariencia similar, es decir, núcleos de color rojo oscuro con una fina capa de verde en el exterior. Han envuelto cristales de los mismos grupos y los han colocado en la misma caja & # 8211 espero hacer mejores combinaciones en una fecha posterior. Doyle, Anderson y Malcolm McLean de la empresa de papel ayudaron a Dale y Fred a limpiar y envolver parcialmente los cristales, mientras que Frank y yo los sacamos del bolsillo con cautela. Todo trabajo manual ahora. Cuanto más avanzamos, más difícil se vuelve llegar a la turmalina. Constantemente nos molesta el agua superficial que se filtra desde la parte posterior del bolsillo. Como tenemos miedo de explotar cerca de los cristales, tenemos que cincelar a mano para dejar espacio en el bolsillo para trabajar. muchas veces, un hombre tiene que sacar agua mientras el otro trabaja para extraer los cristales. Esto conduce a algunas posiciones corporales y enredos muy extraños. En más de una ocasión, cuando Frank o yo hemos tenido calambres o frío por estar tumbados en el agua, hemos tenido que detenernos y descubrir cómo desenredarnos para llegar a una nueva posición. Ahora estamos lo suficientemente profundo en la cornisa de modo que incluso con el problema de la filtración de agua, hace más calor dentro del agujero que fuera. En realidad, no creo que estemos prestando demasiada atención a la incomodidad física en este punto, ya que la turmalina parece mejorar cada vez más y más abundante cuanto más nos adentramos en la pared.

Dale fue al banco hoy y negoció el arrendamiento de una bóveda en el sótano para almacenar el material, ya que las bóvedas de seguridad que alquilamos ya nos superaron.

Sábado, 28 de octubre de 1972 & # 8211 Muy frío y lúgubre hoy con una ligera llovizna. Ampliación exterior del bolsillo a mano para darnos más espacio para trabajar. Encontré lo que parece ser el comienzo de otro bolsillo detrás del que estamos trabajando ahora. Al acostarnos de espaldas en el bolsillo actual y alcanzar lo más que podamos a través de una pequeña fisura en la parte posterior del bolsillo, podemos sentir cristales grandes pero no podemos sacarlos por el agujero. Al cincelar y hacer palanca en la pared, agrandamos el agujero lo suficiente como para que Frank pudiera meter la parte superior de su torso en el bolsillo. Sacó una turmalina muy fina y una gran cantidad de albita granular y cristalina, la mayor parte blanca como la nieve y muy bonita.

Agrandado el bolsillo por la tarde para que dos de nosotros podamos trabajar adentro. Es difícil decir en este momento el tamaño del bolsillo, pero parece no haber un final a la vista. Tenemos que trabajar con mucho cuidado ya que encontramos nidos de turmalinas dispersos al azar en la cleavelandita. Hoy descubrimos un cristal tremendo, verde, de aproximadamente 13 pulgadas de largo, 4.5 pulgadas de diámetro, semitransparente a transparente con una terminación de pinacoide basal. Raspó con cuidado la albita del cristal y lo dejó en su lugar. Varios miembros del grupo que trabajaban fuera del bolsillo entraron, uno a la vez, para ver este magnífico espécimen antes de que lo quitáramos. Incluso indujimos a la esposa de Frank, Mary, que es claustrofóbica, a entrar y echar un vistazo.

Ahora estamos a unos 12 a 13 pies dentro de la montaña. No puedo evitarlo, pero lo siento por los que trabajan fuera del hoyo. Parece que ellos están haciendo todo el trabajo sucio mientras Frank y yo nos divertimos mucho, a pesar de que estamos hacinados y el trabajo físico es muy duro. Trabajamos hasta altas horas de la noche de hoy. Parece que todavía no hay límite en el interior del bolsillo. Frank estaba tan cansado que durmió en la montaña esta noche en la cabaña de los guardias. Dale y yo tomamos todo el material extraído hoy, que debe haber sumado al menos 200 libras de turmalina, bajamos de la montaña y lo guardamos en la casa de verano de mi madre cuando el banco estaba cerrado.

Domingo, 29 de octubre de 1972 & # 8211 Cuando regresó al sitio al amanecer, Frank ya estaba trabajando dentro del agujero. Me uní a él dentro del agujero y Dale trabajó afuera, tratando de hacer espacio para los escombros que empujaremos hacia la entrada. Dentro del bolsillo, pasamos la mayor parte de la mañana limpiando algunos de los escombros y explorando el bolsillo en un intento de determinar qué tan extenso es. En este punto, el bolsillo tiene al menos 15 pies de largo y 8 pies de alto, y parece que se está formando otra cámara a nuestra derecha.

Por la tarde, dejamos la primera cámara, aunque todavía hay muchas turmalinas allí y comenzamos a explorar la segunda cámara. Nuestras únicas fuentes de luz son linternas de batería. Por lo general, Frank y yo nos deletreamos, uno sosteniendo la linterna mientras el otro trabaja. A veces los dos nos detenemos y nos ponemos las linternas para explorar. Realmente es demasiado hermoso para describirlo. Hay pilares de lepidolita morada con montones de albita muy cristalinos entre ellos. De la albita sobresalen cristales de turmalina de todos los tamaños y colores. A medida que avanzábamos hacia la segunda cámara, las turmalinas parecían ser más pequeñas pero aún más brillantes. La mayoría de las turmalinas ahora tienen de cinco a diez centímetros de diámetro, algunas con núcleos rojos y una corteza verde, y otras de color verde sólido. Hasta ahora no hemos encontrado cristales rojos sólidos.

Llovió mucho todo el día y hacía mucho viento y frío, pero a nadie parecía importarle. Por supuesto, Frank y yo estábamos dentro del hoyo y no estábamos al tanto del tiempo. Cuando Dale no está sacando escombros con una pala, se acurruca dentro de la entrada del bolsillo y envuelve y empaqueta las mejores muestras. El Estado envió a dos fotógrafos a tomar películas y fotografías, pero solo pudieron tomar fotografías debido al mal tiempo.

La esposa de Dale y mi esposa ayudaron con la clasificación fuera del pozo. La sección del bolsillo en la que nos encontramos es tan rica en turmalinas que incluso después de que los dos en el bolsillo hayamos elegido los cristales mejores y más grandes, toda la basura que enviamos debe clasificarse nuevamente. Hoy hubo varias ocasiones en las que Frank y yo estuvimos literalmente bloqueados en el agujero, ya que teníamos mucho material de matriz amontonado en la entrada. Los que estaban afuera no pudieron sacarlo con la pala lo suficientemente rápido como para mantener la entrada abierta. No creo que ninguno de los dos piense en el encierro porque nos estamos divirtiendo mucho y a mí ni siquiera me importa no fumar. Intenté fumar una o dos veces, pero el humo me resultó demasiado irritante debido al pequeño espacio y la falta de aire circulante. De vez en cuando, alguien envía una lata de cerveza o un sándwich italiano y comemos y bebemos mientras trabajamos.

Ahora estamos entre 25 y 30 pies dentro de la repisa y tenemos que manipular el material al menos dos veces antes de que podamos sacarlo a la entrada del bolsillo. El volumen de material producido hoy es increíble, ya que era incluso más que ayer & # 8211 en algún lugar cercano a las 300 libras. Todos empacamos el material en la camioneta de Dale & # 8217 y todos se fueron de la montaña excepto yo. Estaba demasiado cansado y pasé la noche en la cabaña de la guardia. Mañana por la mañana, Dale planea encontrar más espacio en el banco para almacenar material.

Lunes, 30 de octubre de 1972 & # 8211 Fred regresó hoy después de un fin de semana en casa y obviamente estaba muy satisfecho con la cantidad de material que estábamos encontrando.

El camino desde la cabaña del guardia y # 8217s en los Túneles Gemelos hasta la mina es casi intransitable. La fuerte lluvia arrasó muchas áreas e hizo que el asentimiento de 300 a 400 yardas desde los Túneles Gemelos hasta la mina fuera muy peligroso. Tenemos que poder llevar al menos un vehículo allí para transportar nuestros suministros y traer la turmalina por la noche. Bob ha pasado algún tiempo trabajando en el camino y # 8211 acordándolo con árboles pequeños donde puede. La camioneta Jeep Frank & # 8217 y mi Landrover son los únicos vehículos que pueden llegar al sitio de la mina.

Cuando Frank llegó esta mañana, trajo consigo una tabla de 15 pies a la que colocó rieles a cada lado. También trajo el carro rojo de su hijo y una cuerda larga. Pensó que esta sería una forma más eficaz de sacar el material del bolsillo. Colocamos la vía desde la entrada de la bolsa hasta el inicio de la vía con rocas y escombros, y ahora tenemos una vía férrea de mina tosca pero muy eficiente.

Todavía hay una gran cantidad de agua filtrándose en el bolsillo, lo cual es bueno en un sentido, ya que indica que hay al menos un área de bolsillo más delante de nosotros, que sin darnos cuenta estamos drenando mientras excavamos. Sin embargo, hace las cosas muy incómodas, ya que estamos acostados o arrodillados en el agua la mayor parte del tiempo.

Hemos elaborado un sistema en el que Frank y yo usamos el carrito por turnos. Ahora él está trabajando en la primera cámara y yo trabajo en la segunda cámara. Cuando uno de nosotros llega a un área de buena turmalina, esa persona escoge y empaca con cuidado los mejores especímenes mientras que el otro usa el carro para enviar la albita, la lepidolita y las turmalinas más pequeñas que deben ser removidas para obtener el mejor material. . Los escombros ahora son tan ricos en buena turmalina que ahora se necesitan dos o tres personas en el exterior del bolsillo trabajando todo el tiempo para seleccionar las turmalinas más pequeñas del otro material. Hay tanto material para clasificar que al final del día empaquetamos entre 15 y 20 bolsas de material de bolsillo sin clasificar para clasificar en una fecha futura. Estas bolsas se usan bolsas de granos y pesan entre 150 y 200 libras cuando las llenamos.

We are going to have a problem getting off the mountain before snow flies, but we are doing the best we can with what we have.

Mr. and Mrs. Bryant of Winthrop Mineral Shop, came up today to help us sort, along with my wife and Frank’s wife.

We took another large load of material to the bank this evening. The bank is letting us store the material in some vacant offices on the second floor of the building until we can find a vault or something more suitable. Although all the material is stored behind two locked doors, I hope we can find a place soon that is more secure.

Tuesday, October 31, 1972 – A fine day today. A friend of ours, arrived to photograph the area and our activities, so that we could have a visual record. Dale spent the day sorting and supervising the loading of materials, while Frank and I continued working the two rooms in the pocket. The second pocket seems to be coming to an end, although the quality of the material is still top notch. There were times today when I shoveled whole shovelfuls of tourmalines, or at least 90% tourmaline, into our little cart. Most of these were pencil size and a little larger and were very gemmy.

We still keep two men on the mountain every night. They check the pocket two or three times during the night. The amount of gems just lying around, both inside and outside the pocket, is incredible, and would be a great temptation to anybody if they knew they were there. Of course, we have tried to keep this all very quiet and we do have the protection of being two miles away from the nearest road. Our access road to the Twin Tunnels has a locked gate and people would have to get by the gate, drive up two miles of road, get by the guard’s shack and then up the road from Twin Tunnels before they got to the site.”

By the 5th of November, the mining operations had ceased, and the immediate challenge was in getting all of the heavy equipment down off the mountain, as the problems created by the autumn rains had been further complicated by the addition of snow and ice making the road to the mine very nearly impassable.

The winter of 1972-1973 was spent cleaning and sorting the materials mined in the fall beginning processing and marketing the gems and exploring other locations for future mining.

During the summer of 1973, Plumbago Mining Company mined steadily and opened another 8-10 pockets of tourmaline. The volume was not as great as the previous fall, but the quality was consistently fine. While the total amount of tourmaline produced from Plumbago Mountain is not accurately known, we do know that more than metric ton of tourmaline (no matrix material) was stored in the vault of the Casco National Bank, representing the yield only from the October 1972 find! In all, more than 3.5million carats of gem tourmaline have come from Plumbago Mountain.

At the cessation of mining in 1974, the Dunton mine was fairly honeycombed with tunnels. To eliminate this attractive hazard and potential danger, the Plumbago workings were blasted to collapse the tunnels and close off any access.

2003 to Today – Mt. Mica

Mt. Mica, the site of tourmaline’s first discovery in Maine in 1820, has continued to produce beautiful green tourmaline, and a private collector has been mining there since 2003. In 2006 the mine produced an unusually large, fine pink tourmaline crystal.

Indications suggest that Mount Mica could be producing gem crystals for another twenty years. As Frank Perham, the “Dean” of Maine mining has said of Maine as a gem producing state, “there’s a lot of life left in the old girl”.

2009 – Eureka Blue

In 2009, Plumbago Mountain was once again in the news, with a strike of blue tourmaline that caught the attention of gem collectors all over the world. Blue has been the rarest of colors in tourmaline wherever it is found, and this find, being exclusively blue, was greeted with excitement by the gem world.

Beginning in September of 2009, a series of pockets were opened on Plumbago Mountain, yielding a trove of teal blue tourmaline—the color of a twilight sky.

A signature cutting style evolved to bring out the best in both color and brilliance from these gems, which came to be known as from the “Eureka” tourmaline find. The “Twilight” cut uses the unique nature of how color occurs in tourmaline to coax the best combination of color and brilliance from the gems in a cascading rows and columns of facets that spark color and light with the slightest movement.

The “mascot” of the Eureka find is “the Owl” a mineral specimen with an unusual configuration of tourmaline crystals and host minerals that resembles the face of an owl. The Owl has two large blue tourmaline eyes surrounded by two feather-white radiant crystals of clevelandite. The head is owl-brown lepidolite.

On President’s Day, February 15, 2010, a major gem pocket was opened which included an amazing 120 carat blue tourmaline crystal. This was named “The President”, and was eventually cut and polished into nine gems, ranging from .50 carat to 24.76. This largest gem was presented as a gift from the state of Maine to President Barack Obama when he visited Maine that year. One of the miners was struck with the idea that tourmaline has been believed to help bring about peace, and that if it could help bring about peace in the world for the President of the United States to have that gem, that it was the right thing to do. This gem is the largest gem ever cut from the Eureka find.

Maine has long been famous for its unique watermelon tourmaline. This rare combination of two varieties of tourmaline in a single crystal is found elsewhere, like in Brazil, but the finest specimens are found in Maine’s Oxford County.

First discovered at the Dunton Quarry in Newry in 1902, watermelon tourmaline crystals are composed of a large core of deep red tourmaline surrounded by a rind of green tourmaline. George Howe, a renowned Maine naturalist gave the gem its name. And seventy years later, crystals unlike those found previously were discovered, during the exciting work on Plumbago Mountain – for the first time yielding crystals with color and transparency of gem quality.

Gem-quality watermelon tourmaline has been put to many artistic uses. The crystal “logs” can be sliced like a loaf of bread, and then polished brilliantly on each side. “Slices” of watermelon tourmaline have been used as the focal point in many exquisite pieces of jewelry, and art objects have been carved from the material.

Even more unique is Maine bi-color tourmaline – crystals which form green at one end, and pink at the other. Mineralogists have been unable to determine what force of nature causes the dramatic color change during the crystallization process. A few rare gems have been found which exhibit bi-color characteristics with a blue-to-green color change, as well as some tri-color stones which range in tones of gray, green and blue.

2011 & Continuing SparHawk Mint Green Teal History in the Making

While Maine’s western mountains have long been known to be gem producers, a mine in Poland Maine, just 28 miles from Portland, is the latest site to be recognized as the most important find of tourmaline in the world. The SparHawk Tourmaline find has brought bright mint-teal green tourmalines to light, 100 years after the mine was first made famous, and then abandoned as “mined-out”. This latest mining effort began is thought to be the most interesting, promising mine in Maine.

These gems have a crispness to their brilliance which comes from the fine clarity which is part of what makes Maine so famous as a gem mining location. It is significant that these home-grown gems are being cut and polished into gems for jewelry right here in Maine by one of the country’s finest gem-cutters, and set into jewelry by a Maine jeweler who has been doing just that for more than 100 years as well. Cross Jewelers has been honored to work with some of the finest gems we have ever encountered, and to continue to be a part of the Maine gem story. View Sparhawk tourmaline jewelry.

The River of Gems

Video is from the River of Gems pocket at the SparHawk mine in Poland Maine. This kind of gem discovery is rare and spectacular. Tourmaline crystals, clean, crisp, and clear are flowing out of the gem pocket by the fistful.

Maine Tourmaline’s Place on the World’s Stage

In the decade following the mining at Plumbago Mountain, Maine gained world fame as a source for the finest quality gem tourmaline in the world. The clarity, richness of color and brilliance rivals stones from world locations such as California, Brazil, Africa and Afghanistan.

It is in particular for the pinks – the wide range of colors from pastel through rich sherries and luscious burgundies that Maine Tourmaline has become renowned the world over. Part of what makes tourmaline unique, and the pinks in particular, is its dichroic nature. A dichroic gemstone is one which has two separate and distinct colors visible at the same time, which is very pleasing to the eye. This property also means that two stones cut from the same rough crystal, with even a slight deviation in orientation, will have distinctly different shades of color.

Maine pink tourmaline is unique, and special because of the quality of the clarity, and the size of the gems mined here. The 1972 find on Plumbago Mountain has produced the world’s largest and finest pink tourmalines, in a wide range of desirable shades of color, exhibiting greater diversity of color than pink tourmaline found anywhere else in the world.

Green tourmaline from Maine is known for the deep rich greens which have been mined at Mt. Mica and Mt. Apatite, while Plumbago Mountain is known for the beautiful and delicate apple-green shades which are found nowhere else in the world. Again, we see that Maine offers a wide range of shades, in each case, gems of outstanding beauty and brilliance.

The rarest gem color native to Maine is the beautiful blue tourmaline (sometimes called indicolite). In shades which include both deep green-blues and lighter shades of a crisp almost metallic blue, Maine blue tourmaline is highly valued for both its beauty and rarity.

Maine Mineral and Gem Museum

Maine looks forward to the opening of the Maine Mineral and Gem Museum, to be built in Bethel, Maine. The Museum will be dedicated to collecting, preserving, and sharing outstanding gems, minerals, objects, and archives to present the history and material culture of mining in the state of Maine.

The astounding MMGM collection numbers thousands of outstanding and rare rocks, minerals, gems, and meteorite specimens, as well as rare books, maps and mining ephemera. The collection has been assembled by Dr. Lawrence T.P. Stifler and Mary McFadden, Esq., long-time residents of Brookline, MA and Albany Township, ME. Their interest in mineralogy was heightened with the 2005 purchase of the Bumpus Mine, which produced some of the world’s largest beryl crystals in the mid 20th Century, some acquired by the American Museum of Natural History.

Educational tours of the Bumpus Mine are available seasonally to school groups. Dr. Stifler and Ms. McFadden are active nationally in land and water conservation, and locally with the Mahoosuc Land Trust, Maine Conservation Camp and other regional non-profit organizations.

Shown above, tourmaline specimen from Poland, Maine.

Cross’ Close Relationship with Maine Tourmaline

One of the finest pieces recovered from the mining explorations on Plumbago Mountain is Cross Jewelers’ “Tutti-Frutti” tourmaline matrix specimen. This 17-pound piece of cleavlandite and lepidolite is studded with 38 pink, green, and bi-color tourmaline crystals, showing how tourmaline forms within the earth, and giving us a hint of the fascinating scene which must have captivated the miners as they entered the pocket. This piece, part of the October 29, 1972 discovery, is a rare and priceless glimpse at the wonder of nature, as to how tourmaline – one of the most chemically complex gems, is formed.

< style=”text-align: left”>Cross Jewelers has been a part of Maine tourmaline history since the early 1900’s, when Mr. William M. Cross began pursuing a personal interest in gem cutting. As the stone cutting wheels of the day lacked the consistent precision which Mr. Cross was looking for, he began work, and completed two stone cutting machines which became models for other lapidaries of the time. His work was chronicled in Jane Perham’s Gems of Oxford County. As Mr. Cross worked to perfect his art as a gemstone cutter, he cut and polished beautiful green tourmaline from Mt. Apatite near Auburn, Maine. Many of the gems he cut were fashioned into pins and rings of the period, created in his manufacturing jewelry shop in Portland.

Following the death of William Cross in 1931, his stone cutting machines, and over 2,600 carats of this deep green Maine tourmaline (most of it still rough crystals), were stored away. It was not until after the great “rediscovery” of tourmaline on Plumbago Mountain in 1972, that the rough tourmaline was brought out and examined (during Cross’ first annual Tourmaline Cutting and Polishing Demonstration), and found to be of extremely fine quality.

While the green gems from Newry range from light pastel greens to a bright, lively apple green, the Mt. Apatite gems were distinctly different, with their deep green, almost emerald color. Cross immediately began having the rough crystals cut and polished, which led to the creation of a major jewelry collection, featuring Maine tourmaline.

Cross has also recognized the historical significance of the 1972 find at Newry, which has resulted in the formation of The Cross Historical Registry. In the over century and three quarters since tourmaline was first discovered in Maine, very little is known of what happened with the gems which were mined here. The Cross Historical Registry includes sketches, listing pieces to their buyer, and includes complete documentation as to where the tourmaline was mined and other pertinent background material. The purchaser also receives this information, as part of a complete gem and jewelry appraisal.

Today, there is a rare opportunity to own a bit of Maine’s pride and heritage, in choosing a piece of Maine tourmaline jewelry. Yet of the incredible quantity of gems mined in 1972, already, fine quality gems are becoming increasingly scarce. While explorations for future mining sites continue, future supplies of Maine tourmaline are at this time uncertain. Tourmaline is one of the most beautiful gems nature has given man. Of any gem species, tourmaline possesses the widest range of diversity of color, and regardless of where one lives (though especially appropriate to those from Maine, and those who love Maine), Maine tourmaline is worth owning, collecting, and cherishing.


Quartz:

Quartz on Microcline – 7.8cm – photograph from Rob Lavinsky, iRocks.com.

Since the Himalaya Mine is a pegmatite mine, quartz is common throughout the deposit. It can occur as clear “rock crystal” quartz, milky quartz, and even smoky quartz. Some top specimens feature tourmaline or other minerals attached to quartz in beautiful ‘combination’ specimens.

Elbaite on Quartz – 6.0 cm – photograph from Rob Lavinsky, iRocks.com.


Tourmaline History and Lore

This 376.85-carat tourmaline was carved by O. Hansen, using the colors of the tourmaline as part of the design. - Chip Clark, courtesy Smithsonian Institution, National Museum of Natural History Somewhere in Brazil in the 1500s, a Spanish conquistador washed the dirt from a green tourmaline crystal and confused the vibrant gem with emerald. His confusion lived on until scientists recognized tourmaline as a distinct mineral species in the 1800s. The confusion about the stone&rsquos identity is even reflected in its name, which comes from toramalli, which means &ldquomixed gems&rdquo in Sinhalese (a language of Sri Lanka). It&rsquos a term Dutch merchants applied to the multicolored, water-worn pebbles that miners found in the gem gravels of Ceylon (now Sri Lanka).

It&rsquos easy to understand why people so easily confuse tourmaline with other gems: Very few gems match tourmaline&rsquos dazzling range of colors. From rich reds to pastel pinks and peach colors, intense emerald greens to vivid yellows and deep blues, the breadth of this gem&rsquos color range is unrivalled. Brazilian discoveries in the 1980s and 1990s heightened tourmaline&rsquos appeal by bringing intense new hues to the marketplace.

People have probably used tourmaline as a gem for centuries, but until the development of modern mineralogy, they identified it as some other stone (ruby, sapphire, emerald, and so forth) based on its coloring.

One of the earliest reports of tourmaline in California was in 1892. In the late 1800s, tourmaline became known as an American gem through the efforts of Tiffany gemologist George F. Kunz. He wrote about the tourmaline deposits of Maine and California, and praised the stones they produced.

In spite of its American roots, tourmaline&rsquos biggest market at the time was in China. Much of the pink and red tourmaline from San Diego County in California was shipped to China because the Chinese Dowager Empress Tz'u Hsi was especially fond of the color. There, craftsmen carved the tourmaline into snuff bottles and other pieces to be set in jewelry. San Diego County's famed tourmaline mines include the Tourmaline Queen, Tourmaline King, Stewart, Pala Chief, and Himalaya.

The miners became so dependent on Chinese trade that when the Chinese government collapsed in 1912, the US tourmaline trade also collapsed. The Himalaya mine stopped producing large volumes of gemstones. Other mines in San Diego County, like the Stewart Lithia mine at Pala, still produce sporadic supplies of gem-quality tourmaline.

The supply of tourmaline began to expand during the first half of the twentieth century, when Brazil yielded some large deposits. Then, beginning in the 1950s, additional finds appeared in countries around the world. Madagascar and Afghanistan have produced fine red tourmaline.


Tourmaline Discoveries in Maine

The first major tourmaline discovery in Maine occurred in 1820 at Mount Mica in Paris. The famous story of the discovery by two boys exploring the local countryside was related by Augustus Hamlin in his 1895 book entitled "The History of Mount Mica." A quarry that was opened at the site has intermittently produced gem tourmaline and other interesting minerals up to the present day. The Hamlin Necklace, containing fine tourmalines of various colors from this quarry, can be seen in the Harvard University Mineralogical Museum.

Many other tourmaline deposits have been found in Maine over the years. Sharp crystals of black tourmaline are widespread in pegmatites of Oxford, Androscoggin, Sagadahoc, and Cumberland Counties. The colored crystals occur mainly in Oxford County and the Auburn-Poland area. It is curious that the best gem-producing localities lie on a straight line extending southeastward through this part of the state. In 1972 a spectacular series of large tourmaline pockets was opened at the Dunton Mine in Newry. Hundreds of pounds of red and green crystals were found, including the "Jolly Green Giant," a 10-inch crystal now in the collection of the National Museum of Natural History in Washington, D.C. The State of Maine tourmaline necklace was designed using Newry gems and presented to the State in 1975 by the Maine Retail Jewelers Association. (The chain of this necklace was made from gold nuggets panned from the Swift River in Byron.)

Large discoveries of gem tourmaline like those mentioned above are rare indeed, but mineral collectors still make occasional finds of nice crystals in the rock piles around pegmatite quarries. Pieces of pink, green, blue, or watermelon tourmaline can be found at places such as the Dunton Mine, Mt. Mica, or Black Mountain (Rumford). Collecting is usually allowed at these localities for a small fee. Cut tourmaline gems and crystal specimens are displayed in museums and can be purchased from jewelers or mineral dealers.


WEB OF EVIL (& ENNUI)

Wed. 18 March 1942
Pacífico
River gunboat Tutuila (PR-4), decommissioned at Chungking, China, on 18 January, is leased to the Chinese government for the duration of the war.

Japanese merchant cargo ship Jumpo Maru is sunk, agent unknown, off Tsushima Island.

Atlantic
U.S. tanker E.M. Clark is torpedoed and sunk by German submarine U-124 about 22 miles southwest of Diamond Shoals, North Carolina, 34䓲'N, 75䓣'W. Venezuelan tanker Catatumbo rescues 23 of the tanker's complement. Unarmed U.S. tanker Papoose is torpedoed by German submarine U-124 about 15 miles south of Cape Lookout, North Carolina, 34䓑'N, 76䓧'W (see 19 March 1942).

Yacht Tourmaline (PY-20) and Coast Guard cutter Cuyahoga (WPC-157) rescue eight survivors of British tanker San Demetrio, sunk by U-404 on 16 March.

Unarmed U.S. tanker W.E. Hutton is torpedoed and sunk by German submarine U-332 about 20 miles southeast of Cape Lookout, North Carolina, 34䓅'N, 76䓨'W 13 of the ship's complement of 36 merchant sailors perish in the attack (see 19 March).

Dive the wreck of the Hutton. Unless it's the Papoose.

Everalda


Everalda under her former name Mokta. Photo courtesy of Harold Appleyard

At 17.45 hours on 29 June 1942, U-158 began shelling the unescorted and unarmed Everalda (Master Janis Martinsons) from her starboard beam while she was steaming on a non-evasive course at 7.5 knots about 360 miles south-southwest of Bermuda. Machine gun fire was directed at the bridge to prevent that distress signals could be sent and succeeded in putting the transmitter out of action. Six rounds from the deck gun, mostly incendiary, were fired at the hull, starting small fires in #1 hold and blowing away the hatches of #2 hold. The chief engineer immediately stopped the engines and the Germans withheld fire for 10 minutes while the crew abandoned ship in two lifeboats. The U-boat then fired nine rounds for the deck gun at the waterline amidships on the port side until 18.10 hours. As the ship showed no sign of sinking and the U-boat had no shells left for the deck gun, a boarding party went on board and opened the bottom valves, causing the ship to sink by the bow at 20.00 hours. The Germans captured secret codes, confidential papers, routing instructions and other important documents like a letter for the consul at Rio de Janeiro and took the master and the Spanish crew member Bernardo Cores Cardama as prisoners on board.

The remaining 34 survivors were evenly distributed between the two lifeboats which then set sail to the northwest and were soon separated. In the afternoon on 4 July 1942, both boats were spotted by a US Army bomber on an anti-submarine patrol in position 35°16N/74°55W and 35°20N/75°10W. The unarmed Hall PH-3 flying boat V-183 from USCG Air Station Elizabeth City dropped provisions for one of the lifeboats with 17 occupants about 30 miles east of Cape Hatteras. Shortly thereafter the USN blimp K-7 arrived and directed the patrol boat USCGC CG-466 to their position. The survivors were picked up and later landed at Ocracoke, North Carolina. Two hours later, the same flying boat again dropped provisions for the other lifeboat with 17 survivors and directed the patrol yacht USS Tourmaline (PY 20) to their position to pick them up. They were rescued and landed at Morehead City on 5 July.

Rostin reported details about the confidential papers that were discovered aboard the Everalda to the BdU and his lengthy wireless signals were picked up by Allied stations, allowing them to pinpoint the position of U-158 by radio direction finding. In the afternoon on 30 June, a PBM-3C Mariner flying boat (VP-74 USN/P-1, pilot Lt Richard E. Schreder) on anti-submarine patrol from Bermuda was redirected to the area, picked up a radar contact while flying in low clouds and completely surprised the U-boat on the surface by diving out of the sun, dropping two depth charges that detonated directly underneath the stern and caused her to sink immediately, leaving behind a large field of wreckage and oil. All 54 crew members and the two prisoners from Everalda were lost. The Allies were aware that several confidential documents carried by all merchant ships were compromised in this incident and were forced to make great efforts to replace the codes and books that were in use at the time.

Location of attack on Everalda.

ship sunk.

If you can help us with any additional information on this vessel then please contact us.


My Final Thoughts on the Power of Tourmaline

Because of the many colors of this stone, Tourmaline is one of the few gemstones that evoke a genuine vibration of lightness of being and of happiness.

Tourmaline will build your inner strength and unite your heart, mind, and spirit in love and passion.

It’s the stone that will bring you joy, satisfaction, commitment, and emotional stability.

Tourmaline is an excellent stone to energize and balance your chakras. It’s also a must-have stone if you’re serious about cleansing your aura!

The healing energies of Tourmaline will bring you hope and peace, and it will lift you out of your darkness and bring you towards the light.

It will attract inspiration and stimulate your energy centers.

It will also work to diminish your fears by bringing you more wisdom and understanding.

This stone’s qualities are enhanced by its particular color.

Tourmaline will bring you energies of compassion and tolerance, and you will be humming with happy and easygoing vibrations as long as you keep this stone close to you!


Ver el vídeo: Barbara Dutrow keynote: Tourmaline and Geologic Evolution