Thugga

Thugga

Thugga (también Dougga) era una ciudad en el norte de África que primero fue un asentamiento númida y luego cartaginés antes de incorporarse al Imperio Romano. La ciudad fue construida sobre una colina de piedra caliza estratégicamente favorable con vistas al fértil valle de Wadi Khaled (la actual Túnez) y floreció especialmente durante los siglos II y III a. C. El sitio arqueológico tiene restos sustanciales que incluyen un teatro, baños, mausoleo y templos. Thugga es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Thugga numidiano-púnico

Thugga se estableció por primera vez en la Edad del Bronce, si no antes. Aparece por primera vez en el registro histórico más amplio cuando fue conquistada por Agatocles de Siracusa en el siglo IV a. C. Entonces, se convirtió en una importante ciudad númida desde el reinado de Masinissa (r. 238-148 a. C.) cuando Numidia era un aliado de la cercana Cartago, 130 km al noreste. Un templo fue construido y dedicado al rey númida y también de este período sobrevive un mausoleo de un noble númida. Lleva inscripciones tanto en numidiano como en púnico, que ilustran los estrechos vínculos entre las dos culturas. De hecho, Thugga estaba ubicado casi en la misma frontera, el fosa regia, entre las esferas de influencia cartaginesa y númida. La prosperidad de la ciudad en este período está atestiguada por hallazgos de tumbas de joyas, vasijas de vidrio y cerámica de lugares tan lejanos como Grecia e Italia, que incluso incluyen ánforas de vino de Rodas.

Thugga tiene templos romanos, teatros y casas privadas bien conservados con finos pisos de mosaico.

Roman Thugga

Cuando Roma derrotó a Cartago, una afluencia de colonos marianos llegó a Thugga (según algunos historiadores, pero no todos coincidieron). La influencia romana aumentó aún más después de la Batalla de Thapsus en el 46 a. C. Partes del territorio de la ciudad estaban controladas por los Colonia de Cartago que condujo a una compleja administración dual todavía debatida por los estudiosos. Los habitantes indígenas y númidas (civitas) fueron gobernados por el local sufre (Administradores judiciales púnicos) mientras que la población romana (pagus) miró a Cartago para su gobierno. El sistema no se simplificó hasta que el emperador romano Septimio Severo unificó la administración e hizo de Thugga un municipium en 205 CE. Luego, en 261 d.C. Thugga se convirtió en un Colonia en su propio derecho. Desde el siglo III d.C., Thugga envió obispos a los concilios celebrados en Cartago, pero la ciudad carece de los grandes edificios cristianos que se ven en otras ciudades de la región.

En el período bizantino, la ciudad se fortificó alrededor del foro y se construyó una pequeña fortaleza. Aunque nunca se abandonó por completo, la situación de la ciudad desde la Antigüedad tardía fue tal que nunca hubo necesidad de reutilizar los materiales de construcción de los monumentos más antiguos de la ciudad. Como consecuencia, han sobrevivido notablemente bien y se han ganado el estatus de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Restos Arqueológicos

Thugga tiene restos sustanciales que incluyen el monumento mausoleo númidio-púnico de tres pisos de mediados del siglo II a. C. con su inscripción bilingüe. Los historiadores continúan debatiendo si el nombre de Atban mencionado en la inscripción parcial se refiere al arquitecto o al ocupante del mausoleo. La inscripción también nombra a varios trabajadores calificados, lo que sugiere que la ciudad era lo suficientemente próspera como para apoyar a esos profesionales. El monumento con forma de torre es una mezcla ecléctica de estilos arquitectónicos con columnas jónicas, capiteles eólicos y molduras egipcias, todo coronado con un techo en forma de pirámide.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Hay tres templos romanos: el templo Capitolium fue construido c. 166 CE y diseccionó el foro; el templo dedicado a Caelestis, un epíteto local de Juno y vinculado a Tanit (222-235 EC); y el templo de Saturno-Baal (195 EC). El teatro de Thugga se construyó c. 168 EC y se colocó en la ladera en el lado este de la ciudad. También sobrevive un arco de triunfo construido durante el reinado de Septimio Severo en 228 d. C. Hay restos de dos baños romanos, siendo los principales baños municipales los baños licinianos que se construyeron incorporando la topografía local, como gran parte de la arquitectura de Thugga.

Finalmente, hay villas y viviendas privadas, muchas de las cuales tienen pisos de mosaico bien conservados, y el fuerte bizantino construido en el sitio del foro romano. También sobreviven partes de las fortificaciones de la ciudad construidas para protegerse de las incursiones vándalas. Además de los edificios, Thugga ofrece varias estelas grandes de finales de la era púnica. La más antigua data del siglo III a. C. y todavía tiene motivos fenicios como discos alados, mientras que la última, del siglo I a. C., muestra una evolución en el uso del símbolo de Tanit y, por lo tanto, una continua influencia cultural púnica.


Roma tras las huellas de un viajero del siglo XVIII

Todas las imágenes y copia de Roberto Piperno, propietario del dominio. Escriba a [email protected]

Página revisada en septiembre de 2019. Las fotos fueron tomadas en abril de 2012.

Entre las excursiones desde Túnez, es muy recomendable la de Dougga, donde los arqueólogos franceses han estado excavando. El teatro es perfecto. Incluso se encuentra en mejor estado de conservación que el Teatro de Dionisos en Atenas. El Templo de Júpiter, Juno y Minerva es una de las joyas de la arquitectura en todo Túnez. Es maravillosamente perfecto. También están los Templos de Saturno y Caelestes, cuyos contornos han expuesto los franceses. Aparte de las antigüedades, lo pintoresco del país reclamaría una visita.
Manual de Murray para viajeros en Argelia y Túnez - 1895


Templo de Saturno

En Thugga, Thuburbo Majus y en otras ciudades antiguas de Túnez, los arqueólogos han identificado grandes templos dedicados a Saturno que estaban ubicados en una posición dominante, pero bastante remota. Los habitantes de Thugga no eran de origen fenicio, pero sus contactos con Cartago los llevaron a adoptar a Ba'al y su esposa Tanit, las principales deidades púnicas, como propias. Después de la conquista romana, Ba'al fue rebautizado Saturno y Tanit Juno Caelestis.
El Templo de Saturno fue construido en 195 d.C. en un santuario anterior en la cima de la colina sobre Thugga (los arqueólogos han encontrado una gran cantidad de exvotos atribuibles a ese santuario). La construcción del nuevo templo requirió terrazas sustanciales y en la inscripción dedicatoria, Lucius Octavius ​​Victor Roscianus, el donante, dijo que el templo le costó 150.000 sestercios. Para los romanos Saturno era un dios-rey italiano que presidió una mítica edad de oro y saturnales fueron una de las principales festividades del calendario romano (es posible que desee ver el Templo de Saturno en el Foro Romano).


André Dique

Llegar a Dougga desde Túnez fue un poco complicado considerando la falta de transporte, esto puede deberse a las fiestas religiosas durante el Ramadán. La forma más barata y rápida de llegar es ir a la estación de louage (taxi compartido) de Teboursouk y esperar a que se llene el taxi. Conducir hasta Teboursouk me llevó poco más de una hora (costaba menos de diez dinares) y un amable taxista local estaba dispuesto a llevarme los 10 kilómetros adicionales por otros 10 dinares.

¡Las ruinas de Dougga son magníficas! Yo era el único turista allí y exploré la ciudad en ruinas en mi tiempo libre. El capitolio y muchos de los edificios del templo todavía están relativamente intactos, lo que ofrece unas vistas impresionantes. Muchas de las casas todavía tienen a la vista gran parte de sus hermosos pisos de mosaico. Llovió el día anterior, por lo que los mosaicos de los baños estaban húmedos y resaltaban los hermosos colores y formas.

Este es un sitio realmente impresionante que vale la pena visitar. Está mucho mejor conservado que muchos sitios similares en Europa. También sentí que era mucho menos turístico estar más lejos de la costa. Su lejanía hace que sea de difícil acceso pero bien merece una visita.


Historia de Dougga

Las calles amuralladas y enredadas de un antiguo asentamiento númida conocido como Thugga existían antes de la presencia romana en Dougga. La ciudad fue una próspera capital númida establecida por primera vez en el siglo V a. C., luego incorporada al Imperio Romano en el 46 a. C. como parte de la anexión de Julio César al este de Numidia.

La ciudad romana se mezclaba con la ladera rodeada de olivares y respaldada por bosques. El edificio extenso, una forma de romanización, ayudó a unir a las comunidades púnica y romana de Dougga. En el año 168 d.C., uno de los ricos residentes, Marcius Quadratus, construyó un teatro excepcional con capacidad para 3500 espectadores.

Un glorioso Templo de Saturno dominaba el acceso norte a la ciudad, de pie sobre el sitio de un templo anterior a Baal Hammon, una deidad púnica reinterpretada como Saturno en el África romana.

Durante el período bizantino, el área alrededor del foro se convirtió en un fuerte hecho con materiales recolectados de edificios cercanos. La era musulmana vio a Dougga continuamente habitado, como lo demuestran los restos de una mezquita.


Thugga & # 8211 Antigua ciudad multicultural?

El mausoleo de Ateban en Thugga, a ochenta millas al suroeste de Cartago en lo que fue Numidia, tiene una altura impresionante de 21 metros.

Construido originalmente a principios del siglo II a. C., el mausoleo refleja el altísimo estatus de su tema. Se supone que este monumento reconstruido es una copia fiel del original y muestra la fusión de los estilos arquitectónicos numidiano, griego y egipcio que juntos produjeron el estilo púnico, establecido en Numidia antes de que Roma tomara el control. La parte superior del mausoleo recuerda a las lápidas altas y puntiagudas de la misma época.

El monumento fue demolido parcialmente en 1842 cuando se retiraron las losas con inscripciones libicas y púnicas. Las dos inscripciones registraron la misma información, lo que indica dos culturas diferentes en la misma zona. La inscripción registra & # 8220Ateban hijo de Ypmatat & # 8221, una forma africana de denominación, y representa a un individuo más o menos contemporáneo de Masinissa que en 238 a. C. se convirtió en rey de las tribus númidas unidas y alentó las costumbres cartaginesas, incluida la agricultura asentada y el desarrollo urbano. (Esto podría explicar los dos idiomas en el monumento).

Es discutible que la forma de casa del mausoleo pueda sugerir que fue creado por personas que vivían en casas en lugar de nómadas. El mausoleo tiene una base escalonada que conduce a un sector rectangular cerrado con características de ventanas ciegas a cada lado y capiteles enrollados de flores de loto en las esquinas que muestran influencias egipcias / griegas. Por encima de esto, más escalones conducen a un sector rectangular más pequeño con columnas iónicas incrustadas que nuevamente son formas griegas. Está rematado con una moldura de estilo egipcio. Tres escalones más, con jinetes en cada esquina, conducen a una torre rectangular con un bajorrelieve de un carro que lleva a dos personas, que recuerda al arte egipcio y griego. La sección superior con su pirámide está decorada con más molduras y esculturas de estilo egipcio. Sin embargo, en general, la forma del monumento parece estar en deuda con las influencias griegas en general y ciertamente sugiere un gran respeto e interés por esa cultura por parte de este rey púnico.

Excavación de Thugga

Más ejemplos de lo que parece ser una fusión de culturas se encuentran en algunos de los edificios de Thugga. Un asentamiento púnico establecido, su trazado de calles no romanas es detectable, pero las murallas de la ciudad prerromana delinean un área que ha sido excavada solo parcialmente. La geometría nítida de los edificios romanos contrasta con las calles desordenadas y las casas púnicas de formas irregulares. Todos los edificios situados fuera de las murallas de la ciudad parecen ser romanos, a excepción del mausoleo de Ateban y un cementerio al noroeste de la antigua muralla de la ciudad.

Sin embargo, la evidencia sugiere que el templo de Saturno se construyó sobre un templo de Baal, un ejemplo de sincretismo donde se combinan dos deidades, otro ejemplo es el templo de Ceres, que era tanto una diosa púnica como romana. El Capitolio, dedicado a las tres deidades romanas, Júpiter, Juno y Minerva, muestra tanto adherencia como divergencia de las formas tradicionales de los templos romanos. Irónicamente, este y otros templos cerca de la Plaza de la Rosa de los Vientos * no se ajustan al consejo del arquitecto romano Vetruvius de que los edificios no deben enfrentar el viento.

Además, el templo está construido a un lado del foro, en lugar de al final del mismo como en Ostia, por ejemplo. Las columnas corintias del templo son una de varias características definitivamente romanas, pero las paredes están construidas en el estilo indígena opus africanum. Una explicación de esto podría ser que los arquitectos romanos o romanizados trazaron los planos de un templo a un dios romano y los trabajadores africanos utilizaron métodos de construcción tradicionales cuando fue posible.

* Un área pavimentada con una "rosa" inscrita de 12 puntos que indica la dirección del viento


Thugga - Historia

Imperio. antiguas ruinas romanas en

puesta de sol en Dougga o Thugga

una pequeña ciudad romana en Túnez.

Ruinas romanas del siglo II a.C.

sitio arqueológico cubre 65 hectáreas

representa & quot la mejor conservada

Ciudad romana de Túnez en el norte de África.

Sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1997.

Imagen de Display4me Ande Photo.

Flickr Álbum: Sunset Sunrise:

Monumentos históricos de la arquitectura:

"No más tomar L por nadie (por nadie).

Porque, mierda, estoy tratando de ser alguien.

Les gusta, & quot; Maldita sea Thugga, has cambiado & quot.

Les digo: "Diablos, sí. Estoy mejorando la melena. '' Slim Thug

Ruinen der antiken Stadt Thugga, die im 4. Jahrhundert v. Chr. gegründet wurde.

Ruinen der antiken Stadt Thugga, die im 4. Jahrhundert v. Chr. gegründet wurde.

Ruinen der antiken Stadt Thugga, die im 4. Jahrhundert v. Chr. gegründet wurde.

POR FAVOR, NO HAY invitaciones o autopromociones, SE BORRARÁN. Mis fotos son de uso GRATUITO, solo dame crédito y sería bueno si me lo hicieras saber, gracias.

Las columnas cuadradas de la izquierda es el pequeño Templo de la Piedad de Augusto.

Dirigiéndose a otra parte importante del sitio, el Capitolio. Es un templo romano del siglo II, dedicado a la tríada protectora de Roma: Júpiter, Juno y Minerva.

Dougga o Thugga es una antigua ciudad romana en el norte de Túnez, un sitio arqueológico de 65 hectáreas.

Es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la creencia de que representa "la pequeña ciudad romana mejor conservada del norte de África". El sitio, que se encuentra en medio del campo, ha sido protegido de la invasión de la urbanización moderna, en contraste, por ejemplo, con Cartago, que ha sido saqueada y reconstruida en numerosas ocasiones.

El tamaño de Dougga, los monumentos y su rica historia númida-bereber, púnica, romana antigua y bizantina lo hacen excepcional. Entre los monumentos más famosos del sitio se encuentran un mausoleo púnico-libio, el capitolio, el teatro y los templos de Saturno y de Juno Caelestis.

Si bien muchos turistas se dirigen a Túnez simplemente por las hermosas playas y el clima de verano duradero, en realidad hay una gran cantidad de historia por descubrir en este país del noreste de África. Además de las ruinas romanas más famosas de Cartago y el increíble anfiteatro de El Jem, también hay una gran colección de ruinas romanas cerca de la ciudad norteña de Dougga.

Dougga está situado en las montañas del interior de Túnez, a unos 550 metros sobre el nivel del mar, en una zona densamente poblada por númidas. La ciudad sirvió como una de las capitales de Massinissa, un aliado romano y uno de los contendientes de Cartago. Dougga (también conocido como Thugga) está a poco más de 100 kilómetros al oeste de la capital de Túnez.

El sitio de Dougga está ubicado en la ladera de una colina, por lo que a medida que baja la colina, se encuentra con más y más ruinas. De hecho, los historiadores estiman que aquí vivieron entre diez y veinte mil personas. Los aspectos más destacados son el edificio del Capitolio y el anfiteatro, junto con varios templos, ya que grandes porciones de estas estructuras aún se mantienen y es fácil transportarse a la antigüedad. De hecho, el teatro ha sido restaurado para que se puedan celebrar conciertos allí, con capacidad para 3500 espectadores.

Modelo de cámara: Canon EOS 350D DIGITAL Lente: 18,00 - 200,00 mm Distancia focal: 125,00 mm Apertura: 11 Tiempo de exposición: 1/500 s ISO: 100

Todos los derechos reservados - Copyright © Lucie Debelkova - www.luciedebelkova.com

Todas las imágenes son propiedad exclusiva y no pueden copiarse, descargarse, reproducirse, transmitirse, manipularse o utilizarse de ninguna manera sin el permiso expreso y por escrito del fotógrafo.


Nerón: el inútil, negligente y cruel emperador de Roma

Su horrible reputación es bien merecida, ya que el gobernante Nerón era incompetente, descuidado, rencoroso, violento y sádico. Como ser humano, era muy parecido.

Su reinado de 14 años (54 a 68 d.C.) se caracteriza por persecuciones, asesinatos, vida extravagante y también por algunos triunfos diplomáticos y militares. Nero también se las arregló para complacer la mayor parte del tiempo a las clases bajas.

Nerón como un niño

El 15 de diciembre de 37, Nero nació en la localidad costera de Antium, la actual Anzio, al sur de Roma. Su padre era Cneo Domicio Ahernobarbo, miembro de una poderosa familia patricia. Lo más importante es que su madre era Agrippina, hermana de Calígula, lo que lo convirtió en nieto de Mark Anthony y Octavia Minor. A través de Octavia Nero también fue sobrino nieto de Augustus.

El nombre de pila de Nero era Lucius Domitius Ahenobarbus.

Debido a los complicados matrimonios políticos y divorcios que eran la norma en la alta sociedad romana, Agrippina se convirtió en la cuarta esposa del emperador Claudio y el gobernante adoptó a Nerón, que ahora se llamaba Nerón Claudio César Druso Germánico.

Aunque Claudio tuvo un hijo llamado Britannicus, era más joven que Nerón, por lo que el hijo adoptivo se convirtió en heredero del trono.

Tomando el poder

En el año 51, cuando solo tenía 14 años, Nerón fue declarado adulto y se convirtió en procónsul, compartiendo algunos de los poderes del emperador. Para promover sus afirmaciones, se casó con su hermanastra Claudia Octavia en el 53.

Un año después murió Claudio, probablemente envenenado por Agripina, y Nerón se convirtió en emperador, a los 17 años el más joven hasta ese momento.

Una vez en el poder

Desde el principio, Agripina, Lucius Anneals Séneca, el tutor del emperador, y Sextus Afrainus Burrus, el prefecto pretoriano, compitieron por la oreja de Nerón. Al principio Séneca se ganó al joven gobernante, pero con el tiempo el emperador se deshizo de todos ellos. Primero Nero hizo asesinar a Agrippina, luego Burrus fue envenenado. Séneca lo hizo un poco mejor, fue acusado de malversación de fondos y se retiró de la vida pública.

Nerón se divorció de Octavia, la exilió, le permitió regresar a Roma y luego hizo que la mataran.

Los senadores que se opusieron o incluso hablaron mal del emperador fueron ejecutados. Los posibles rivales fueron eliminados rápidamente.

Entre tanto, Nerón encontró tiempo para expulsar a los partos de la parte oriental de su imperio.

¿Nerón quemó Roma?

A última hora de la noche del 18 de julio del 64, se inició un incendio en algunas tiendas cercanas al Circus Maximus. Se extendió rápidamente y en cinco días se convirtió en cenizas en tres de los 14 distritos de Roma y dañó gravemente siete más.

Se rumorea que Nerón inició el infierno y que cantó y tocó la lira mientras la ciudad ardía. Podría haberlo hecho o no, porque hay informes de que estaba fuera de Roma en ese momento. Hay registros de que organizó y pagó un esfuerzo de socorro en el que buscó víctimas y alojó a algunas de las personas sin hogar en su palacio.

Nerón, como es bien sabido, culpó a los cristianos de la catástrofe.

... Y luego, Nero construyó un palacio

Tan pronto como se despejó el área destruida por el fuego, Nero decidió construirse un gran palacio en ese lugar exacto.

Subió los impuestos para pagar el complejo que se estima que cubría entre 100 y 300 acres. Incluía un lago artificial, jardines artificiales, viñedos y una estatua de él mismo de 90 pies (30 metros). Los interiores no eran menos extravagantes con piedras semipreciosas en los techos, chapas de marfil y frescos especialmente ordenados en las paredes.

La carga que sus políticas fiscales imponían a la ya débil economía romana demostraría su caída.

Muerte de Nerón

Como todos los emperadores romanos, Nerón reprimió numerosas conspiraciones y rebeliones contra él.

El levantamiento final contra el emperador comenzó en marzo del 68. Aunque las tropas leales a Nerón ganaron primero, su oposición, bajo el liderazgo de Servius Sulpicius Galba, gobernador de la provincia de Hispania Tarraconensis, creció.

En poco tiempo, Nerón abandonó Roma y jugó con varias ideas de cómo sacar el máximo provecho de su rendición a Galba.

No está claro por qué, pero Nerón luego regresó a Roma, solo para encontrarse sin guardias ni amigos en el palacio. Se escapó a una villa en las afueras de Roma y allí, al no encontrar el valor para suicidarse, hizo que un sirviente cometiera la fechoría.

Hubo un intento de detener la hemorragia, pero en el aniversario de la muerte de Octavia, el 9 de junio del 68, Nero murió.


La enciclopedia de sitios clásicos de Princeton Richard Stillwell, William L. MacDonald, Marian Holland McAllister, Stillwell, Richard, MacDonald, William L., McAlister, Marian Holland, Ed.

Ocultar barra de exploración Su posición actual en el texto está marcada en azul. Haga clic en cualquier lugar de la línea para saltar a otra posición:

Este texto es parte de:
Ver texto fragmentado por:
Tabla de contenido:

THUGGA Túnez.

Junto a la civitas indígena, cuyos habitantes seguían siendo administrados por antiguas instituciones locales, existía un pagus de ciudadanos romanos gobernados al estilo romano. Cuando se creó, este pagus dependió de Cartago hasta que su desarrollo económico, la mejora social de sus habitantes y su evolución política permitieron a la metrópoli relajar gradualmente su protección y finalmente renunciar a ella por completo. La romanización fue profunda y progresiva. Varios miembros adquirieron la ciudadanía romana, algunos con brillantes carreras en el Imperio. Sin embargo, no fue hasta principios del s. III, en 205, que la ciudad pasó a ser Municipium Thuggense, y en 261 Colonia Licinia Septima Aurelia Alexandriana Thuggenses.

La evidencia de esta mejora individual y colectiva existe no solo en las inscripciones en piedra, sino en la profusión de monumentos cuyos restos han dado fama a la ciudad. Instalada en un sitio defensivo, la ciudad tuvo que adaptarse a un terreno difícil. Las calles estrechas y sinuosas bordeadas con bloques de edificios en masa presentan una disposición arquitectónica escalonada con los monumentos más llamativos que se elevan en los puntos más favorecidos.

Uno de los más notables de estos monumentos es el Capitolio, que se destaca desde lejos en medio de todos estos restos. Dedicada a la Tríada Capitolina en 166-67, consta de una cella (13 x 14 m) precedida de un pórtico de cuatro columnas monolíticas, de 8 m de altura, con capiteles corintios que sostienen un friso arquitrabe. El friso, que lleva la advocación de la Tríada por la salvación de los emperadores Marco Aurelio y L. Verus, sostiene un frontón cuyo tímpano tiene una decoración de la apoteosis imperial, representada por el águila que lleva una figura humana. La cella se encuentra en un podio con una cripta tripartita frente a la fachada del podio es una escalera monumental que conduce a una pequeña plaza, una continuación de otra. A ambos lados del templo esta plaza conecta con una explanada de tamaño moderado al E, conecta con la llamada Plaza de la Rosa de los Vientos, al W, con el foro. El pavimento de la plaza, que mide 24 por 38,50 m, ha desaparecido y su superficie se comba antes estaba rodeada por un pórtico con edificios que se abrían hacia él. La erección de un pequeño fuerte en este barrio durante el período bizantino provocó que muchos monumentos fueran derribados y destruidos, la evidencia de su existencia la proporcionan los fragmentos arquitectónicos y epigráficos reutilizados más tarde aquí y allá en las paredes.

En el otro lado, la Plaza de la Rosa de los Vientos (llamada así por la rosa de los vientos cortada en el pavimento) está flanqueada por un pórtico cuyo lado E, opuesto al templo, es semicircular. Al N se encuentra el Templo de Mercurio con su cella rectangular flanqueada por dos exedras. Hacia el E, detrás del pórtico semicircular, se encuentra el Templo de la Fortuna con el Templo de la Piedad Augusta al lado, mientras que un mercado se extiende a lo largo del lado S. Se trata de un gran patio bordeado en sus dos lados largos por una serie de pequeñas tiendas, y que termina en el S en una gran exedra que probablemente contenía una estatua de Mercurio. El área del foro data principalmente de la segunda mitad del 2d c. Más abajo se encuentra un barrio residencial, siendo dos de las casas, la Casa de los Coperos y la Casa de las Escaleras, siendo las más características.

Debajo de este nivel hay un complejo de casas privadas, algunas de las cuales se encontró que contenían mosaicos notables de Dionisos, Ulises, un Laberinto y Tres Máscaras, la mayoría ahora en el Museo Bardo. En medio de estas casas se encuentran los Baños Licinianos, su gran masa domina toda la ladera. Grandes terraplenes hicieron posible un plan bastante regular. Todos los tramos están bastante completos, incluida la palaestra frente al gran hall de entrada.

Cerca, al E, se encuentran los templos de Concordia, Frugifer y Liber Pater. Este último, que es el más grande, tiene una gran área cuadrada rodeada de pórticos, y en su lado N una gran cella central flanqueada por dos cellas laterales. Abajo, hacia la S, se ven las butacas de un pequeño teatro de forma algo irregular. Su proximidad al Templo del Liber Pater sugiere que pudo haber sido utilizado para celebrar misterios divinos.

Más abajo todavía hay otro cuarto, aún no completamente excavado. La hermosa casa llamada Casa del Trifolium es la estructura más notable. Una gran escalera conduce a un peristilo, un jardín central rodeado por un pórtico con piso de mosaico. Las alas que contienen las habitaciones están alineadas en los lados S y W. Las salas W son particularmente notables: una sala abovedada en forma de trébol con tres ábsides, su arquitectura aún bien conservada, estaba conectada a la parte trasera de un oecus rectangular con tres puertas que se abren a la galería, un mosaico que representa juegos de circo. Enfrente, una piscina semicircular se proyecta hacia el jardín.

Cerca de esta casa, hacia la E, todavía en el mismo grupo de casas en esta sección, se encuentran los Baños de los Cíclopes, llamados así por el diseño del piso de mosaico en el frigidarium. Aún más al E está el Templo de Plutón, cuyo santuario se alzaba sobre un podio rodeado de peribolos. Cerca de la Casa del Pato y la Casa de las Estaciones se encuentra el Arco de Triunfo de Septimio Severo, ubicado a horcajadas sobre una calle que baja por la colina.

Más abajo, casi al borde del yacimiento y en medio de un olivar, se encuentra un mausoleo torre libio-púnico (21 m de altura), el único gran monumento de la época cartaginesa que aún se conserva. Construido alrededor del final del 3d c. o el comienzo del 2d para un príncipe númida en el reinado de Massinissa, está compuesto por grandes piedras. Es de un interés excepcional tanto por su arquitectura como por su decoración, tanto arquitectónica como escultórica, que está llena de referencias religiosas. Sus tres pisos, que se elevan desde un pedestal de cinco escalones, están coronados por una pirámide, cuyas esquinas superiores están decoradas con estatuas ecuestres. Volcado a mediados del siglo XIX. durante la recuperación de la inscripción bilingüe (libia y cartaginesa) ahora en el Museo Británico, ha sido restaurada.

El teatro principal en la cima de la meseta está muy bien conservado. Su cavea está apoyada contra la ladera y los asientos, dispuestos en semicírculo, están cerrados en la parte superior por un pórtico (ahora destruido). Las columnas de los scenae frons se han colocado de nuevo en posición vertical, pero la pared trasera del escenario ha desaparecido, de modo que desde el escenario se tiene una hermosa panorámica de la llanura de abajo. La dedicatoria, de la que se han encontrado varios fragmentos, muestra que el monumento fue construido en 168 o 169 bajo Antoninus Pius por P. Marcus Quadratus.

Más allá del teatro, casi fuera de los límites de la ciudad, se encontraba el Templo de Saturno. Erigido sobre un espolón en el borde de la meseta, dominaba todo el valle debajo de algunas de las columnas del pórtico que aún permanecen en pie. Una vasta área, precedida por un largo pórtico exterior, estaba revestida con una galería en el interior de los otros tres lados, y en la parte trasera se abría a tres cellae alineadas frontalmente. Al O en el interior de la meseta se encuentra el Templo de Caelestis, que se encuentra en medio de un olivar. El santuario, que es peripteral (6 x 8 columnas corintias), se alza sobre un podio precedido por una escalinata, en medio de un gran recinto semicircular con un pórtico, también circular, a su alrededor. Frente al santuario hay una amplia explanada pavimentada construida en el recinto del templo, cada lado de la cual tiene dos portales laterales con pórticos frente a ellos.

Algunas cisternas bien conservadas se pueden ver hacia los tramos superiores del sitio. Los mosaicos y otros hallazgos se encuentran principalmente en el Bardo en Túnez.


Contenido

Primeros pueblos Editar

Las herramientas de la Edad de Piedra que datan de la Edad de Piedra Media (hace unos 200.000 años) encontradas cerca de Kelibia son la evidencia más temprana de actividad humana en la región. [9] Se han realizado hallazgos con hojas de piedra, herramientas y pequeñas figurillas de la cultura Capsian (llamada así por Gafsa en Túnez), que duró alrededor de 10.000 a 6.000 aC (el período Mesolítico). [10] [11] Las rutas migratorias estacionales evidencian sus antiguos viajes. El arte rupestre sahariano, que consta de inscripciones y pinturas que muestran patrones de diseño, así como figuras de animales y humanos, se atribuye a los bereberes y también a los africanos negros del sur. Fechar estas obras de arte al aire libre ha resultado difícil e insatisfactorio. [12] [13] Se cree que la influencia egipcia es muy poco probable. Entre los animales representados, solos o en escenas, se encuentran el búfalo de cuernos grandes (el extinto bubalus antiquus), elefantes, burros, potros, carneros, rebaños de ganado, un león y una leona con tres cachorros, leopardos o guepardos, cerdos, chacales, rinocerontes, jirafas, hipopótamos, un perro de caza y varios antílopes. Los cazadores humanos pueden usar máscaras de animales y portar sus armas. Se muestra a los pastores con una elaborada ornamentación en la cabeza, algunas otras figuras humanas se muestran bailando, mientras que otras conducen carros o montan camellos. [14]

Hace cinco mil años, una cultura neolítica estaba evolucionando entre los protobereberes sedentarios del Magreb en el noroeste de África, caracterizada por la práctica de la agricultura y la domesticación de animales, así como por la fabricación de cerámica y puntas de flecha de piedra finamente astillada. [15] Plantaron trigo, cebada, frijoles y garbanzos en sus campos, y usaron tazones y cuencos de cerámica, copas, platos y platos grandes para cocinar a diario. Estos se almacenaban colgándolos de las paredes de sus domicilios. La evidencia arqueológica muestra que estos proto-bereberes ya eran "agricultores con un fuerte elemento pastoral en su economía y cementerios bastante elaborados", más de mil años antes de que los fenicios llegaran para fundar Cartago. [16]: 16 La riqueza individual se medía entre los pastores nómadas del sur por el número de ovejas, cabras y ganado que poseía un hombre. Hallazgos de retazos de tela tejida en franjas de diferentes colores indican que estos grupos tejían telas. [17]

La religión de los antiguos bereberes no está documentada y solo los ritos funerarios pueden reconstruirse a partir de la evidencia arqueológica. Los sitios de enterramiento proporcionan una indicación temprana de las creencias religiosas, casi sesenta mil tumbas se encuentran solo en Fezzan, según el erudito italiano Giacomo Caputo. [16]: 23 Una tumba más reciente, la Medracen en el este de Argelia, sigue en pie. Construido para un rey bereber y asignado tradicionalmente a Masinissa (r. 202-149 aC), puede haber pertenecido en cambio a su padre Gala (o Gaia). La arquitectura de la elegante torre de la tumba de su contemporáneo Syphax muestra influencia griega o púnica. [19] La mayor parte de la otra información sobre las creencias religiosas bereberes proviene de la época clásica posterior. Los libios creían que el poder divino se mostraba en el mundo natural y podía, por ejemplo, habitar cuerpos de agua o residir en piedras, que eran objetos de culto. El poder procreador estaba simbolizado por el toro, el león y el carnero. Entre los protobereberes de la zona que ahora es Túnez, las imágenes de peces, que a menudo se encuentran en mosaicos excavados allí, eran símbolos fálicos que defendían el mal de ojo, mientras que las conchas marinas representaban el sexo femenino. [20] Herodoto menciona que los libios de la tribu Nasamone dormían sobre las tumbas de sus antepasados ​​para inducir sueños de adivinación. Los libios sacrificaron al sol y a la luna (Ayyur). [21] Con el tiempo, las entidades sobrenaturales se personalizaron como dioses, tal vez influenciadas por la práctica egipcia o púnica, pero los bereberes parecían "sentirse más atraídos por lo sagrado que por los dioses". [22] A menudo, solo se conocen un poco más de los nombres de las deidades bereberes, por ejemplo, Bonchar, un dios principal. [23] Finalmente, los berbero-libios adoptaron elementos de la antigua religión egipcia. Herodoto escribe sobre el oráculo divino del dios egipcio Ammón ubicado entre los libios, en el oasis de Siwa. [24] Más tarde, las creencias bereberes influyeron en la religión púnica de Cartago, la ciudad-estado fundada por los fenicios. [25] [26]

Los jeroglíficos egipcios de las primeras dinastías también dan testimonio de los libios, los bereberes del "desierto occidental". [27] Mencionado por primera vez como Tehenou durante los reinados predinásticos de Escorpión II (c. 3050) y de Narmer (en un cilindro de marfil), su apariencia se revela más tarde en un bajorrelieve del templo de Sahure de la Quinta Dinastía. Ramsés II (r. 1279-1213) colocó contingentes libios en su ejército. [28] Tumbas del siglo XIII a. C. muestran pinturas de Libu líderes vestidos con túnicas finas, con plumas de avestruz en sus "rastas", barbas cortas puntiagudas y tatuajes en sus hombros y brazos. [16]: 22-23 Evidentemente, Osorkon el Viejo (Akheperre setepenamun), un bereber de la tribu Meshwesh, se convirtió en el primer faraón libio. Varias décadas más tarde, su sobrino Shoshenq I (r. 945–924) se convirtió en el faraón de Egipto y el fundador de su XXII dinastía (945–715). [29] [30] En 926 Shoshenq I (que se cree que es Shishak de la Biblia) hice campaña con éxito en Jerusalén y luego gobernó por el heredero de Salomón. [31] [32] Durante varios siglos, Egipto fue gobernado por un sistema descentralizado basado en la organización tribal libia de Meshwesh. Aculturados, los libios también se desempeñaron como sumos sacerdotes en los centros religiosos egipcios. [33] Por lo tanto, durante la era clásica del Mediterráneo, todos los pueblos bereberes del noroeste de África a menudo se conocían colectivamente como libios. [34] [35] [36]

Más al oeste, los extranjeros conocían a algunos bereberes como gaetulianos (que vivían en áreas remotas), y a aquellos bebers más familiares como los númidas, y como los Mauri o Maurisi (más tarde los moros). [37] [38] [39] Estos pueblos bereberes interactuaron con Fenicia y Cartago (quienes también usaron el nombre de "libifenicios"), y más tarde con Roma. Sin embargo, antes de esta era de la historia, los bereberes rurales sedentarios aparentemente vivían en aldeas agrícolas semiindependientes, compuestas por pequeñas unidades tribales bajo un líder local. [40] Sin embargo, según la temporada, es posible que se vayan a buscar pastos para sus rebaños y rebaños. La conjetura moderna es que las contiendas contundentes entre los clanes vecinos impidieron que la organización política bereber se elevara por encima del nivel de la aldea, pero la amenaza militar de la ciudad-estado de Cartago inspiraría a las aldeas bereberes a unirse para organizar fuerzas armadas a gran escala bajo un fuerte líder. Se adoptaron y modificaron técnicas sociales de la política cercana de Cartago para el uso bereber. [16]: 33–34 Una inscripción urbana bilingüe (púnica y bereber) del siglo II a. C. de la bereber Numidia, específicamente de la ciudad de Thugga (actual Dougga, Túnez), indica una administración de la ciudad compleja, con el título bereber GLD ( correspondiente al bereber moderno Aguellid, o jefe tribal supremo) siendo la oficina municipal gobernante del gobierno de la ciudad, esta oficina aparentemente rotaba entre los miembros de las principales familias bereberes. [16]: 37–40 Alrededor del 220 a. C., a la luz temprana que nos dieron los relatos históricos, tres grandes reinos habían surgido entre los bereberes del noroeste de África (de oeste a este): (1) el Mauri (en el Marruecos moderno) bajo el rey Baga (2) el Masaesyli (en el norte de Argelia) bajo Syphax que gobernó desde dos capitales, Siga (cerca de la actual Orán) y al este de Cirta (la actual Constantina) y (3) el Massyli (al sur de Cirta, al oeste y al sur de Cartago) gobernado por Gala, padre de Masinissa. Más tarde, Masinissa recibiría todos los honores correspondientes a un líder importante de los estados romanos y helénicos. [16]: 24-27 Las identidades étnicas bereberes se mantuvieron durante los largos períodos de dominio de Cartago y Roma.

Durante los primeros siglos de la era islámica, se decía que las tribus bereberes se dividían en dos bloques, los Butr (Zanata y aliados) y los Baranis (Sanhaja, Masmuda y otros). [41] La etimología de estos nombres no está clara, quizás derivada de las costumbres tribales para la vestimenta ("abtar" y "burnous"), o quizás distinguiendo al nómada (Butr) del granjero (Baranis). Los árabes sacaron a la mayoría de sus primeros reclutas de Butr. [42] Más tarde, surgieron leyendas de una oscura y antigua invasión del noroeste de África por los árabes himyaritas de Yemen, de la que evidentemente se fabricó una ascendencia prehistórica: ascendencia bereber de dos hermanos, Burnus y Abtar, que eran hijos de Barr, el nieto de Canaán [16]: 131 (Canaán es el nieto de Noé a través de su hijo Cam). [43] Tanto Ibn Jaldún (1332-1406) como Ibn Hazm (994-1064), así como los genealogistas bereberes, sostuvieron que la ascendencia árabe himyarita era totalmente inaceptable.[44] Esta ascendencia legendaria, sin embargo, jugó un papel en el largo proceso de arabización que. continuó durante siglos entre los pueblos bereberes. [16]: 120-126, 130, 131-132, 135 y siguientes [45]

En su historia islámica medieval, los bereberes pueden dividirse en tres grupos tribales principales: los Zanata, los Sanhaja y los Masmuda. [46] El Zanata al principio se alió más estrechamente con los árabes y, en consecuencia, se volvió más arabizado, aunque el bereber de Znatiya todavía se habla en pequeñas islas de Argelia y en el norte de Marruecos (el Rif y el norte del Atlas Medio). los Sanhaja También se encuentran ampliamente dispersos por todo el Magreb, entre los que se encuentran: el sedentario Kabyle en la costa oeste de la actual Argel, el nómada Zanaga del sur de Marruecos (el Anti-Atlas del sur) y el Sahara occidental hasta Senegal, y el Tuareg (al-Tawarik ), los conocidos nómadas criadores de camellos del Sahara central. Los descendientes del Masmuda son bereberes sedentarios de Marruecos, en el Alto Atlas, y desde el interior de Rabat hasta Azru y Khanifra, las más pobladas de las regiones bereberes modernas. [16]: 131-132 [47] [48]

Los eventos medievales en Ifriqiya y al-Maghrib a menudo tienen asociaciones tribales. Vinculado al Kabyle Sanhaja Fueron las tribus de Kutama, cuyo apoyo ayudó a establecer el Califato Fatimí (909-1171, sólo hasta 1049 en Ifriqiya), sus vasallos y posteriores sucesores en Ifriqiya los Ziríes (973-1160) también fueron Sanhaja. [49] Los almorávides (1056-1147) comenzaron en el extremo sur de Marruecos, entre los Lamtuna. Sanhaja. [16]: 131-132 Desde el Masmuda vino Ibn Tumart y el movimiento almohade (1130-1269), más tarde apoyado por el Sanhaja. En consecuencia, fue de entre los Masmuda que se originó la dinastía Hafsid (1227-1574) de Túnez. [16]: 130-132, 134-135 [48] [50]

Migración de pueblos Editar

La era histórica se abre con la llegada de comerciantes procedentes del Mediterráneo oriental por vía marítima. Finalmente, fueron seguidos por una corriente de colonos, que desembarcaron y se asentaron a lo largo de las costas de África e Iberia, y en las islas de los mares occidentales.

Las innovaciones tecnológicas y el desarrollo económico en el Mediterráneo oriental, Mesopotamia y a lo largo del Nilo, aumentaron la demanda de varios metales que no se encuentran localmente en cantidad suficiente. Los comerciantes fenicios reconocieron la abundancia relativa y el bajo costo de los metales necesarios entre los bienes ofrecidos para el comercio por los comerciantes locales en Hispania, lo que estimuló el comercio. [51] En la ciudad-estado fenicia de Tiro, gran parte de este comercio mediterráneo, así como los correspondientes asentamientos comerciales ubicados en las paradas costeras a lo largo del camino hacia el oeste, fueron dirigidos por los reyes, por ejemplo, Hiram de Tiro (969– 936). [52]

Hace tres mil años, Levante y Hellas habían disfrutado de una notable prosperidad, lo que resultó en un crecimiento de la población superior a su base económica. Por otro lado, la inestabilidad política de vez en cuando causaba trastornos en los negocios normales y provocaba problemas económicos a corto plazo. Las ciudades-estado comenzaron a organizar a sus jóvenes para migrar en grupos a lugares donde la tierra estaba menos densamente poblada. Es importante destacar que el número de colonos procedentes de Grecia fue mucho mayor que el de los procedentes de Fenicia. [53]

Para estos migrantes, las tierras del Mediterráneo occidental representaban una oportunidad y se podía llegar a ellas con relativa facilidad en barco, sin tener que atravesar territorio extranjero. Los colonos navegaron hacia el oeste siguiendo a sus comerciantes comerciales. Los griegos llegaron más tarde, llegando al (lo que ahora es) el sur de Francia, el sur de Italia, incluida Sicilia, y el este de Libia. Anteriormente, los fenicios se habían establecido en (lo que ahora es) Cerdeña, España, Marruecos, Argelia, Sicilia y Túnez. En Túnez se fundó la ciudad de Cartago, que llegaría a gobernar todos los demás asentamientos fenicios. [54]

Túnez en su historia ha visto la llegada de muchos pueblos. Hace tres mil años, Levante y Hellas habían prosperado, lo que resultó en un exceso de población para su base económica. En consecuencia, las ciudades-estado comenzaron a organizar a sus jóvenes para migrar en grupos a lugares donde la tierra estaba menos densamente poblada. Para estos migrantes, el Mediterráneo occidental representaba una oportunidad y se podía llegar a él con relativa facilidad en barco, sin tener que atravesar territorio extranjero. Estos colonos navegaron hacia el oeste a través de los mares, siguiendo el ejemplo de sus comerciantes comerciales. Los griegos llegaron más tarde, llegando al (lo que ahora es) el sur de Francia, el sur de Italia, incluida Sicilia y Libia. Anteriormente, los fenicios se habían establecido en (lo que ahora es) Cerdeña, España, Marruecos, Argelia, Sicilia y, por supuesto, Túnez.

A lo largo de la historia de Túnez, muchos pueblos han llegado entre los bereberes para establecerse: más recientemente los franceses junto con muchos italianos, antes que ellos vinieron los turcos otomanos con su gobierno multiétnico, pero antes los árabes que trajeron su idioma y la religión del Islam, y su calendario [55] ante ellos llegaron los bizantinos y los vándalos. Hace más de dos mil años llegaron los romanos, cuyo Imperio gobernó durante mucho tiempo la región. Los fenicios fundaron Cartago hace cerca de tres mil años. También llegaron las migraciones de la región africana del Sahel. Quizás hace ocho milenios, ya existían pueblos establecidos entre los que se mezclaban los proto-bereberes (procedentes del este), y de los que brotarían los bereberes, durante una época de su etnogénesis. [16]: 14-15 [56]

Fundación Editar

La ciudad de Cartago (sitio de sus ruinas cerca de la actual Túnez) fue fundada por fenicios procedentes de la costa oriental del Mediterráneo. Su nombre, pronunciado Kart Hudesht en su lengua púnica, significaba "ciudad nueva". [57] El idioma púnico es una lengua cananea, en el grupo de lenguas semíticas del noroeste. [58]

Timeo de Taormina, siglo III a.C. El historiador griego de Sicilia, da la fecha de la fundación de Cartago como treinta y ocho años antes de la primera Olimpiada (776 a.C.), que en el calendario actual sería el año 814 a.C. Timeo en Sicilia era próximo a los catagineses y su versión de la fundación de la ciudad se acepta generalmente como aproximada. [59] Autores antiguos, como Salustio y Plinio el Viejo, dan fechas de fundación varios cientos de años antes para otras ciudades fenicias en el Mediterráneo occidental, como Utica y Gades, pero la arqueología reciente no ha podido verificar estas fechas anteriores. [60]

Fue Tiro, una importante ciudad-estado marítima de Fenicia, la que primero se estableció en Cartago, probablemente para disfrutar de una estación permanente allí para su comercio en curso. Las leyendas vivas en la ciudad africana durante siglos asignaron su fundación a una reina de Tiro, Elissa, también llamada Dido. [61] El historiador romano Pompeyo Trogus, casi contemporáneo de Virgilio, describe una siniestra red de intrigas cortesanas que hizo que la reina Elisa (Dido) huyera de la ciudad de Tiro hacia el oeste con una flota de barcos. [62] El poeta romano Virgilio (70-19 a. C.) retrata a Dido como la heroína trágica y admirable de su epopeya Eneida, que contiene muchos inventos basados ​​libremente en la historia legendaria, e incluye la historia sobre cómo la reina fenicia adquirió el Byrsa. [63]

Soberanía editar

A mediados del siglo VI a.C., Cartago se había convertido en una talasocracia totalmente independiente. Bajo Mago (r., C.550-530) y más tarde su familia Magonid, Cartago se hizo preeminente entre las colonias fenicias en el Mediterráneo occidental, que incluía la cercana Utica.

Se establecieron asociaciones comerciales entre los bereberes númidas al oeste a lo largo de la costa africana, así como al este en Libia, otras estaciones estaban ubicadas en el sur de Cerdeña y el oeste de Sicilia, Ibiza en las Baleares, Lixus al sur del estrecho y Gades al norte del estrechos, con estaciones comerciales adicionales en el sur y este de Iberia. Además, Cartago disfrutó de un aliado capaz en los etruscos, que luego gobernaron un estado poderoso al norte de la ciudad infantil de Roma. [64] [65]

Un marinero mercante de Cartago, Himilco, exploró en el Atlántico al norte del estrecho, a lo largo de la costa de los lusitanos y quizás hasta Oestrymnis (la actual Bretaña), alrededor del 500 a.C. Cartago pronto suplantaría a la ciudad ibérica de Tartessus al llevar el comercio de estaño desde Oestrymnis. Otro, Hanno el Navegante exploró el Atlántico hacia el sur, a lo largo de la costa africana más allá del río Gambia. Se sabía que los comerciantes de Cartago eran reservados sobre los negocios y, en particular, sobre las rutas comerciales. Su práctica era mantener el estrecho del Atlántico cerrado a los griegos. [66]

En la década de 530 hubo una lucha naval de tres lados entre los fenicios, los griegos y los aliados etrusco-púnicos: los griegos perdieron Córcega ante los etruscos y Cerdeña ante Cartago. Luego, los etruscos atacaron las colonias griegas en la Campania al sur de Roma, pero sin éxito. Como resultado final, Roma expulsó a sus reyes etruscos de la dinastía Tarquino. La República Romana y Cartago en 509 firmaron un tratado que se propuso definir sus zonas comerciales. [67]

Rivalidad griega Editar

La enérgica presencia de los comerciantes griegos y su emporio en la región mediterránea provocó disputas sobre esferas comerciales de influencia, especialmente en Sicilia. Esta amenaza griega, más la conquista extranjera de Fenicia en el Levante, había provocado que muchas colonias fenicias quedaran bajo el liderazgo de Cartago. En 480 a. C. (concurrente con la invasión de Grecia por Persia), el nieto de Magón Amílcar desembarcó un gran ejército en Sicilia para enfrentarse a Siracusa (una colonia de Corinto) en la costa oriental de la isla, pero los griegos prevalecieron en la Batalla de Himera. Siguió una larga lucha con guerras intermitentes entre Siracusa liderada, por ejemplo, por el tirano Dionisio I (r. 405-367), y Cartago liderada por, por ejemplo, Hanno I el Grande. Más tarde, cerca de Siracusa, los ejércitos púnicos derrotaron en batalla al líder griego Agathocles (r. 317-289), quien luego intentó una audaz salida estratégica al abandonar Sicilia y desembarcar sus fuerzas en el cabo Bon cerca de Cartago, atemorizando a la ciudad. Sin embargo, Cartago volvió a derrotar a Agathocles (310-307). Grecia, preocupada por la conquista del Imperio persa en el este, finalmente fue suplantada en el Mediterráneo occidental por Roma, la nueva rival de Cartago. [68]

Todo esto mientras Cartago ampliaba su ámbito comercial, aventurándose al sur para desarrollar el comercio sahariano, ampliando sus mercados a lo largo de la costa africana, en el sur de Iberia y entre las islas del Mediterráneo, y explorando en el Atlántico lejano. Cartago también estableció su autoridad directamente entre los pueblos bereberes númidas en las tierras que rodeaban la ciudad, que se hizo cada vez más próspera. [69]

Religión de Cartago Editar

Los fenicios de Tiro llevaron su estilo de vida y sus costumbres heredadas al noroeste de África. Sus prácticas y creencias religiosas eran generalmente similares a las de sus vecinos de Canaán, que a su vez compartían características comunes en todo el mundo semítico antiguo. [70] Varios aspectos de la religión cananea han sido ampliamente criticados, particularmente la prostitución en el templo y el sacrificio de niños. [71] El sentido religioso y la mitología cananeos no parecen tan elaborados o desarrollados como los de Mesopotamia. En Canaán, el dios supremo fue llamado El, que significa "dios" en semítico común. El importante dios de la tormenta se llamaba Baal, que significa "maestro". Otros dioses fueron llamados después de la realeza, por ejemplo, Melqart significa "rey de la ciudad". [72]

Los dioses del panteón semítico que fueron adorados dependerían de la identidad de la ciudad-estado o tribu en particular. [73] Después de ser trasplantado a África lejos de sus orígenes regionales, y después de coexistir con las tribus bereberes circundantes, el panteón fenicio original y las formas de culto evolucionaron claramente con el tiempo en la ciudad-estado de Cartago. Ver también: Religión púnica

Constitución de Cartago Editar

El gobierno de Cartago, sin duda, se inspiró en el modelo fenicio, especialmente en la ciudad madre de Tiro, pero las ciudades fenicias tenían reyes y Cartago aparentemente no. [74] Una oficina importante fue llamada en púnica el Suffets (una palabra semita agnada con el hebreo antiguo Shophet generalmente traducido como Jueces como en el Libro de Jueces). Sin embargo, el Suffet de Carthage era más el líder ejecutivo, pero también desempeñaba un papel judicial. El nacimiento y la riqueza fueron las calificaciones iniciales. [75] Parece que el Suffet fue elegido por los ciudadanos, y ocupó el cargo por un período de un año, probablemente había dos de ellos a la vez, por lo tanto, bastante comparable al Consulado Romano. Una diferencia crucial fue que el Suffet no tenía poder militar. Los generales cartagineses organizaron ejércitos mercenarios y fueron elegidos por separado. Aproximadamente de 550 a 450, la familia Magonid monopolizó la posición militar superior, más tarde la familia Barcid actuó de manera similar. Finalmente, sucedió que, después de una guerra, el comandante general tuvo que testificar justificando sus acciones ante un tribunal de 104 jueces. [76]

Aristóteles (384-322, griego) analiza Cartago en su Politica describiendo la ciudad como una "constitución mixta", un arreglo político con elementos cohabitantes de la monarquía, la aristocracia y la democracia. [77] Posteriormente Polybus of Megalopolis (c.204-122, griego) en su Historias describiría la República Romana como una constitución mixta en la que los Cónsules eran la monarquía, el Senado la aristocracia y las Asambleas la democracia. [78]

Evidentemente Cartago también tenía una institución de ancianos que asesoraba a los Suffets, similar al Senado romano. No tenemos un nombre para este organismo. A veces, los miembros viajaban con un general del ejército en campaña. Los miembros también formaron comités permanentes. La institución tenía varios cientos de miembros de la clase más rica que ocupaban el cargo de por vida. Las vacantes probablemente se cubrieron por cooptación. De entre sus miembros se seleccionaron los 104 Jueces antes mencionados. Más tarde, el 104 vendría a juzgar no solo a los generales del ejército, sino también a otros titulares de cargos. Aristóteles consideró el 104 como el más importante y lo comparó con el eforato de Esparta en lo que respecta al control de la seguridad. En la época de Hannibal, ese juez ocupaba el cargo de por vida. En algún momento, también llegó a haber juntas independientes de cinco personas que se perpetuaban a sí mismas, que llenaban las vacantes y supervisaban la administración gubernamental (no militar). [79]

También existieron asambleas populares en Cartago. En un punto muerto, los Suffets y la institución cuasi-senatorial podrían solicitar la votación de la asamblea, o en asuntos muy cruciales para lograr coherencia política. Los miembros de la asamblea no tenían legal riqueza o calificación de nacimiento. Se desconoce cómo se seleccionaron sus miembros, por ejemplo, si por grupo de festivales o barrio urbano u otro método. [80]

Los griegos quedaron gratamente impresionados por la constitución de Cartago. Aristóteles hizo que se hiciera un estudio que lamentablemente se perdió. En la breve reseña aprobatoria que se encuentra en su Politica Aristóteles vio una falla: ese enfoque en la búsqueda de la riqueza condujo a la oligarquía. [81] Así sucedió en Cartago. El pueblo era políticamente pasivo, los derechos populares llegaron tarde. Al ser una república comercial con un ejército mercenario, la gente no fue reclutada para el servicio militar, una experiencia que puede fomentar el sentimiento de acción política popular. Por otro lado, Cartago era muy estable, había pocas vacantes para los tiranos. "La superioridad de su constitución se prueba por el hecho de que la gente común sigue siendo leal", señaló Aristóteles. [82] Sólo después de que la derrota de Roma devastó las ambiciones imperiales de Cartago, el pueblo expresó interés en la reforma. [83]

En 196, después de la Segunda Guerra Púnica, Hannibal, todavía muy admirado como líder militar de Barcid, fue elegido Suffet. Cuando sus reformas fueron bloqueadas por un funcionario financiero que estaba a punto de convertirse en juez de por vida, Hannibal reunió a la población contra los 104 jueces. Propuso un período de un año para el 104, como parte de una importante reforma cívica. Sus oponentes políticos fueron cobardes a Roma y acusaron a Aníbal de conspiración, de planear la guerra contra Roma en alianza con Antíoco, el gobernante helénico de Siria. Aunque Escipión Africano se resistió a tal maniobra, finalmente la intervención romana obligó a Aníbal a abandonar Cartago. Así, los funcionarios corruptos de Cartago bloquearon eficazmente los esfuerzos de reforma de Aníbal. [84]

La descripción anterior de la constitución sigue básicamente a Warmington. En gran parte, está tomado de descripciones de extranjeros griegos que probablemente verían en Cartago reflejos de sus propias instituciones. ¿Qué tan fuerte fue la influencia helenizante dentro de Cartago? La dificultad básica es la falta de escritos adecuados debido a la naturaleza reservada del estado púnico, así como a la total destrucción de la ciudad capital y sus registros. Charles-Picard da otra visión de la constitución de Cartago de la siguiente manera.

Mago (siglo VI) fue Rey de Cartago, púnica MLK o malik (Griego basileus), no meramente un SFT o Suffet, que entonces era solo un funcionario menor. Mago como MLK era jefe de estado y líder de guerra siendo MLK También era una oficina religiosa. Se consideraba que su familia poseía una cualidad sagrada. El cargo de Magón era algo similar al del faraón, pero aunque mantenido en una familia no era hereditario, estaba limitado por consentimiento legal, sin embargo, el consejo de ancianos y la asamblea popular son instituciones tardías. Cartago fue fundada por el Rey de Tiro, que tenía el monopolio real de esta empresa comercial. En consecuencia, la autoridad real era la fuente tradicional de poder MLK de Cartago poseído. Más tarde, cuando otras compañías navales fenicias entraron en la región comercial y se asociaron con la ciudad-estado, el MLK de Cartago tuvo que mantener el orden entre una rica variedad de poderosos comerciantes en sus negociaciones sobre el comercio arriesgado a través de los mares. La oficina de MLK comenzó a transformarse, pero no fue hasta que los aristócratas de Cartago se convirtieron en terratenientes que se institucionalizó un consejo de ancianos. [85]

Guerras Púnicas con Roma Editar

El surgimiento de la República Romana y sus intereses extranjeros en desarrollo llevaron a una rivalidad sostenida con Cartago por el dominio del Mediterráneo occidental. Ya en el 509 a. C. Cartago y Roma habían entrado en estado de tratado, pero finalmente sus posiciones opuestas condujeron a desacuerdos, alienación y conflicto.

La Primera Guerra Púnica (264–241) comenzó en Sicilia. Se convirtió en una guerra naval en la que los romanos aprendieron a luchar en el mar y prevalecieron. Cartago perdió Cerdeña y su parte occidental de Sicilia. Tras su derrota, la revuelta mercenaria amenazó el orden social de Cartago, al que sobrevivieron bajo sus líderes opositores Hanno II el Grande y Amílcar Barca, padre de Aníbal. [86]

La Segunda Guerra Púnica (218-201) se inició a raíz de una disputa sobre Saguntum (cerca de la actual Valencia) en Hispania, de donde partió Aníbal, conduciendo sus ejércitos a través de los Alpes hacia Italia.Al principio, Aníbal ("gracia de Baal") obtuvo grandes victorias militares contra Roma, en Trasimeno (217) y en Cannas (216), que estuvieron a punto de destruir la capacidad de Roma para hacer la guerra. Sin embargo, la mayoría de los aliados italianos de Roma siguieron siendo leales. Roma utilizó todos sus recursos y logró reconstruir su fuerza militar. Durante muchos años, Aníbal permaneció en campaña en el sur de Italia. Un intento en 207 de su hermano Asdrúbal para reforzarlo fracasó. Mientras tanto, los ejércitos romanos disputaban Cartago por el control de Hispania, en 211 el dominio de los ejércitos bajo los tres hermanos de Aníbal (Asdrúbal y Mago), y Asdrúbal Gisco en 206 el general romano Cornelio Escipión (más tarde Africano) había derrotado al poder púnico allí. En 204, Roma desembarcó ejércitos en Utica cerca de Cartago, lo que obligó al regreso de Aníbal. Un rey númida, Syphax, apoyó a Cartago. Otro, Masinissa, Roma. En la batalla de Zama en 202, el mismo general romano Scipio Africanus derrotó a Aníbal, poniendo fin a la larga guerra. Cartago perdió sus ciudades comerciales en Hispania y en otras partes del Mediterráneo occidental, y gran parte de su influencia sobre los reinos númidas en el noroeste de África. Cartago se redujo a su entorno inmediato. También se le exigió pagar una gran indemnización a Roma. [87] Cartago revivió, causando gran alarma en Roma.

La Tercera Guerra Púnica (149-146) comenzó tras la negativa de Cartago a modificar los términos de su acuerdo con Roma. Los ejércitos romanos llegaron nuevamente a África y sitiaron la antigua y magnífica ciudad de Cartago, que rechazó las negociaciones. Finalmente, llegó el final de Cartago fue destruida y sus ciudadanos esclavizados. [88]

Después La región (la actual Túnez) fue anexada por la República Romana como Provincia de África. La propia Cartago fue finalmente reconstruida por los romanos. Mucho después de la caída de Roma, la ciudad de Cartago sería nuevamente destruida.

República y principios del Imperio Editar

La provincia (básicamente lo que hoy es Túnez y las regiones costeras del este) se convirtió en escenario de campañas militares dirigidas por conocidos romanos durante las últimas décadas de la República. Cayo Mario celebró su triunfo como resultado de terminar con éxito la guerra de Roma contra Jugurta, el rey númida. Un rico novus homo y populares, Marius fue el primer general romano en alistarse en su ejército proletarios (ciudadanos sin tierra) fue elegido cónsul siete veces sin precedentes (107, 104–100, 86). El optimate Lucius Cornelius Sulla, más tarde cónsul (88, 80) y dictador (82-79), había servido como cuestor bajo el mando militar de Marius en Numidia. Allí, en 106, Sila persuadió a Boco para que entregara a Jurgurtha, lo que puso fin a la guerra. [89]

En el 47 a. C. Julio César desembarcó en África en busca del ejército remanente de Pompeyo, que tenía su sede en Utica, donde contaba con el apoyo del rey númida Juba I. También estaba presente Catón el Joven, líder político de los opositores republicanos de César. La cercana victoria de César en la batalla de Thapsus casi puso fin a una fase de la guerra civil. Cato se suicidó con su espada. [90] César luego anexó Numidia (la región oriental de la Argelia moderna).

Augusto (gobernó del 31 a. C. al 14 d. C.) controló el estado romano después de la guerra civil que marcaría el fin de la República Romana. Estableció un régimen cuasi constitucional conocido como el Principado, que más tarde se llamará Imperio Romano.

Augusto alrededor del 27 a.C. restauró a Juba II en el trono como rey de Mauritania (al este de la provincia de África). Educado en Roma y obviamente un rey cliente, Juba también escribió libros sobre la cultura y la historia de África, y un éxito de ventas sobre Arabia, escritos desafortunadamente perdidos. Se casó con Cleopatra Selene, la hija de Anthony y Cleopatra. Después de su reinado, su reino y otras tierras del Magreb fueron anexadas como las provincias romanas de Mauritania Caesaria y Mauritania Tingitana (aproximadamente la costa occidental de la Argelia moderna y el norte de Marruecos). [16]: 43–44 [91]

Renacimiento de Cartago Editar

La reconstrucción de la ciudad de Cartago comenzó bajo Augusto y, a pesar de los malos augurios, Cartago floreció durante los siglos I y II. La capital de la provincia de África, donde un romano pretor o procónsul residió, pronto fue trasladado desde la cercana Utica de regreso a Cartago. Su rica agricultura hizo que la provincia se enriqueciera con aceitunas y uvas que eran productos importantes, pero por sus grandes exportaciones de trigo. se hizo famoso. El mármol, la madera y las mulas también fueron exportaciones importantes. Se fundaron nuevas ciudades, especialmente en el valle de Majarda cerca de Cartago, prosperaron muchos asentamientos púnicos y bereberes anteriores. [92]

Las expediciones se aventuraron hacia el sur en el Sahara. Cornelius Balbus, gobernador romano de Utica, en 19 a. C. ocupó Gerama, capital desértica de los Garamantes en el Fezzan. [93] [94] Estos garamantes bereberes tenían contactos intermitentes, impredecibles y prolongados con el Mediterráneo. [95] [96] Todavía no se había desarrollado un amplio comercio a través del Sahara directamente con las tierras del sur. [97] [98]

Personas de todo el Imperio comenzaron a migrar a la provincia de África, por ejemplo, los veteranos en jubilación anticipada se establecieron en África en parcelas agrícolas prometidas para su servicio militar. Se desarrolló una población de habla latina considerable en el país, que compartía la región con aquellos que hablaban las lenguas púnica y bereber. [99] [100] La población local finalmente comenzó a proporcionar las fuerzas de seguridad romanas. El hecho de que los romanos "no mostraran ninguna exclusividad racial y fueran notablemente tolerantes con los cultos religiosos bereberes" facilitó la aceptación local de su gobierno. [101] Aquí los romanos evidentemente gobernaron lo suficientemente bien como para que la provincia de África se integrara en la economía y la cultura del Imperio, con Cartago como una de sus principales ciudades. [102]

Apuleyo (c.125-c.185) logró prosperar en las comunidades profesionales y literarias de Cartago de habla latina. Completo bereber (numidiano y gaetuliano) de Madaura cuyo padre fue un magistrado provincial, estudió en Cartago, y más tarde en Atenas (filosofía) y en Roma (oratorio), donde evidentemente se desempeñó como abogado legal. También viajó a Asia Menor y Egipto. Al regresar a Cartago, se casó con una viuda adinerada y mayor, luego fue procesado por usar la magia para ganarse su afecto. Su discurso en defensa constituye su Disculpa [103] aparentemente fue absuelto. Su célebre obra Metamorphosus o el asno de oro es una novela urbana, extravagante e inventiva del mundo antiguo. [104] en Cartago escribió filosofía, retórica y poesía. Se erigieron varias estatuas en su honor. [105] San Agustín habla de Apuleyo en su La ciudad de dios. [106] Apuleyo usó un estilo latino registrado como "Nuevo discurso" reconocido por sus contemporáneos literarios. Expresaba el lenguaje cotidiano utilizado por los cultos, junto con arcaísmos incrustados, que transformaron la gramática clásica más formal favorecida por Cicerón (106-43), y apuntó hacia el desarrollo de los modismos romances modernos. [107] Apuleyo se sintió atraído por las religiones misteriosas, en particular el culto a Isis. [108]

Muchos bereberes nativos adoptaron las influencias de todo el Mediterráneo que operaban en la provincia, y finalmente se casaron o ingresaron en la aristocracia local. Sin embargo, la mayoría no lo hizo. Permaneció una jerarquía social de romanizados, parcialmente asimilados y no asimilados, muchos de los cuales eran bereberes. Estas distinciones imperiales se superponen a la estratificación preexistente de las clases económicas, por ejemplo, continuó la práctica de la esclavitud y quedó un remanente cooptado de la rica aristocracia púnica. [109] [110] El ritmo acelerado y las demandas económicas de una vida urbana cosmopolita podrían tener un impacto muy negativo en el bienestar de la población rural pobre. Grandes haciendas (latifundia) en cultivos producidos para la exportación, a menudo se administraban para propietarios ausentes y utilizaban mano de obra esclava en estas tierras ocupadas previamente labradas por pequeños agricultores locales. [111] En otra interfaz, aumentaron las tensiones entre los pastores nómadas, que tenían sus rebaños para pastar, y los agricultores sedentarios, y la mejor tierra se apropió para plantar, generalmente por los mejor conectados. Estas divisiones sociales se manifestarían de diversas maneras, por ejemplo, la revuelta colateral en 238, [112] y el borde radical del cisma donatista. [113]

Emperadores de África Editar

Septimus Severus (145-211, r.193-211) nació de ascendencia púnica mixta en Lepcis Magna, Tripolitania (ahora Libia), donde pasó su juventud. Aunque se decía que hablaba con acento del noroeste de África, él y su familia fueron miembros de la élite cosmopolita romana durante mucho tiempo. Su reinado de dieciocho años se destacó por las campañas militares fronterizas. Su esposa Julia Domna de Emesa, Siria, era de una familia prominente de gobernantes sacerdotales allí, como emperatriz en Roma, ella cultivó un salón que pudo haber incluido a Ulpiano de Tiro, el jurista del Derecho Romano. Después de Severus (cuyo reinado fue bien considerado), su hijo Caracalla (r. 211-217) se convirtió en el edicto del emperador Caracalla de 212 que concedía la ciudadanía a todos los habitantes libres del Imperio. Más tarde, dos sobrinos nietos de Severo a través de su esposa Julia Domna se convirtieron en emperadores: Elagabalus (r. 218-222), quien trajo la piedra negra de Emesa a Roma y Severo Alejandro (r. 222-235) nacido en Cesarea sub Libano (Líbano). . Aunque no estaba relacionado, el emperador Macrinus (r.217-218) vino de Iol Cesarea en Mauritania (actual Sharshal, Argelia). [114] [115]

También hubo emperadores romanos de la provincia de África. En 238 los propietarios locales se rebelaron, armando a sus clientes y arrendatarios agrícolas que entraron en Thysdrus (actual El Djem) donde mataron a su objetivo, un funcionario rapaz y sus guardaespaldas. En abierta rebelión, proclamaron co-emperadores al anciano gobernador de la provincia de África, Gordiano I (c. 159-238), y su hijo, Gordiano II (192-238). Gordiano había servido en Roma en el Senado y como Cónsul, y había sido gobernador de varias provincias. El muy impopular emperador Maximinus Thrax (que había sucedido a la dinastía de Severus) estaba haciendo campaña en el Danubio medio. En Roma, el Senado se puso del lado de los insurgentes de Thysdrus. Cuando la revuelta africana se derrumbó bajo el asalto de las fuerzas locales todavía leales al emperador, el Senado eligió a dos de ellos, Balbinus y Pupienus, como co-emperadores. Entonces Maximus Thrax fue asesinado por sus soldados descontentos. Finalmente, el nieto de Gordiano I, Gordiano III (225–244), de la Provincia de África, se convirtió en Emperador de los Romanos, 238–244. Murió en la frontera persa. Su sucesor fue Felipe el Árabe. [116] [117]

El cristianismo, su cisma donatista Editar

En la provincia de África surgieron dos teólogos importantes. Tertuliano (160-230) nació, vivió y murió en Cartago convertido y sacerdote; sus libros en latín fueron ampliamente conocidos en un momento, aunque más tarde llegó a abrazar un puritanismo implacable, después de Montano. [118] [119]

San Agustín (354–430), obispo de Hipona (actual Annaba), nació en Tagaste en Numidia (actual Souk Ahras), su madre era Santa Mónica (que evidentemente era de ascendencia bereber). [120] En Cartago, Agustín recibió su educación superior. Mientras era profesor de Retórica en Milán (entonces la capital imperial romana) siguió las enseñanzas maniqueas. Después de su conversión del maniqueísmo al cristianismo, regresó a África, donde se convirtió en líder de la iglesia y autor de muchas obras. Agustín sigue siendo uno de los teólogos cristianos más prominentes y admirados. Su filosofía moral sigue siendo influyente, por ejemplo, su contribución a la doctrina más evolucionada de la Guerra Justa, utilizada para probar si una acción militar puede considerarse justa y ética o no. Sus libros (por ejemplo, La ciudad de dios, y Confesiones) todavía hoy se leen y discuten ampliamente. [121] [122] [123] [124]

El cisma donatista fue un trastorno importante [125] [126] seguido de una severa persecución romana de los cristianos ordenada por el emperador Diocleciano (r. 284-305). Una persecución anterior había provocado divisiones sobre si aceptar o cómo volver a aceptar en la iglesia a los cristianos contritos que habían apostatado bajo amenazas, abusos o torturas del estado. Luego, en 313, el nuevo emperador Constantino por el Edicto de Milán había otorgado tolerancia al cristianismo, convirtiéndose él mismo en cristiano. Este cambio provocó confusión en la Iglesia, que en el noroeste de África acentuó la división entre los miembros urbanos ricos alineados con el Imperio y los pobres rurales locales cuyas creencias incluían la disidencia social y política. Los bereberes cristianos tendían a ser donatistas, aunque algunos bereberes más asimilados eran católicos. [127] El Donatistas se centró en el sur de Numidia, los católicos en Cartago. Una cuestión era si un sacerdote podía desempeñar su oficio espiritual si no era personalmente digno. Los cismáticos donatistas establecieron iglesias paralelas para practicar una pureza ritual no requerida por la Iglesia Católica. [128] El obispo Agustín llegó a condenar a las multitudes donatistas por alboroto en un momento hubo persecuciones imperiales. Las largas negociaciones duraron hasta que finalmente los católicos declararon el donatismo una herejía en 405, aunque la tolerancia general persistió hasta que la prohibición se hizo cumplir a fines del siglo VI. [129] [130] [131]

Vandal Kingdom Editar

En el siglo V, el Imperio Romano de Occidente se encontraba en un fuerte declive. Cartago y la provincia romana de África fueron capturadas en 439 por los vándalos bajo el mando de Gaiseric (r. 428-477), convirtiéndose en el centro de su reino germánico. La capital imperial occidental en Rávena reconoció su dominio en 442. En 455 los vándalos navegaron con un ejército a la ciudad de Roma, que fue ocupada sin resistencia y saqueada. Sin embargo, al gobernar su reino, los vándalos no mantuvieron completamente su cultura marcial, habiendo hecho alianzas con las fuerzas bereberes al ingresar a la región. [133] [134] [135]

En política religiosa, los vándalos intentaron convertir a los cristianos católicos urbanos de África a su herejía arriana (que lleva el nombre del sacerdote cristiano egipcio Arrio, quien enseñó que el Padre es más grande que el Hijo y el Espíritu), por ejemplo, enviando al clero a exilio y expropiando iglesias en la década de 520, sus esfuerzos se convirtieron en persecución, incluido el martirio, todo sin éxito. Los bereberes se mantuvieron distantes. En total, el gobierno de los vándalos duraría 94 años. [136] [137]

Los vándalos sí proporcionaron seguridad funcional y gobernaron con mano ligera, por lo que la antigua provincia romana prosperó en un principio. Los funcionarios romanos y el derecho romano continuaron, y el latín se utilizó para asuntos gubernamentales. La agricultura proporcionó más que suficiente para alimentar a la región y el comercio floreció en las ciudades. Sin embargo, debido a su deseo de mantener una superioridad en el estatus, los vándalos se negaron a casarse o asimilarse agradablemente a la cultura avanzada de los romanos. En consecuencia, se pasaron por alto los puntos más finos que no lograron sostener en su totalidad la sociedad viable. Las confederaciones bereberes más allá de la frontera se volvieron cada vez más poderosas y problemáticas. [138] [139]

Imperio bizantino editar

Los romanos orientales o el Imperio bizantino finalmente recuperaron el noroeste de África en 534, bajo el célebre general Belisario. Los bizantinos reconstruyeron fortificaciones y defensas fronterizas (el limas) y firmó tratados con los bereberes. Sin embargo, durante muchas décadas la seguridad y la prosperidad fueron precarias y nunca regresaron por completo. El dominio bizantino directo no se extendió mucho más allá de las ciudades costeras, el interior permaneció bajo el control de varias confederaciones tribales bereberes. Más al oeste (en la Argelia moderna) estaba el Reino Romano-Moro de Garmul.

A principios del siglo VII, varios grupos bereberes (los Jarid y Zanata de los Auruba) se convirtieron al catolicismo, aunque otros bereberes permanecieron apegados a sus dioses. [140] En la década de 540, la Iglesia católica restaurada en África fue interrumpida por la posición del emperador Justiniano a favor de la doctrina monofisita.

A principios del 600 d.C., el Imperio Bizantino entró en un período de graves crisis que alterarían el futuro de Túnez. Durante siglos, el mayor enemigo de Roma / Bizancio habían sido los persas sasánidas, y las dos potencias estaban crónicamente en guerra entre sí. La guerra fue a menudo intensa, pero generalmente resultó en pequeños cambios fronterizos. Sin embargo, en el siglo VII, la situación cambió drásticamente. La discordia religiosa persistente dentro del Imperio, seguida del derrocamiento del emperador Mauricio por el tirano Focas, debilitó gravemente a los bizantinos. Los persas invadieron el Imperio bizantino, en alianza con los ávaros euroasiáticos y los eslavos del norte. Gran parte del Imperio fue invadido y parecía que el final estaba cerca.

Fue un hijo de Cartago, por así decirlo, quien logró jugar un papel crucial en la restauración del destino imperial. [141] [142] El hijo del exarca de Cartago, Flavius ​​Heraclius Agustus, [143] navegó hacia el este con una flota africana hasta la capital bizantina de Constantinopla y derrocó al usurpador Phocas Heraclius y se convirtió en emperador bizantino en 610. Comenzó a reorganizar el gobierno y levantando defensas para contrarrestar las amenazas a la capital. Sin embargo, los persas continuaron su invasión, encontrando poca resistencia, tomando Antioquía en 611, Jerusalén en 614 y Alejandría en 619, con asombrosas victorias. Sus fuerzas pronto estuvieron ante Constantinopla. En respuesta, Heraclio tomó un gran riesgo y movió un ejército por barco sobre el Mar Negro, aterrizando cerca de sus aliados armenios, y en la lucha logró flanquear a los persas. En 627, Heraclio marchaba hacia su capital, Ctesifonte, un cambio total de fortuna. Luego, en 628, Cosroes II fue asesinado en una revuelta por sus generales.

Como resultado de estos eventos dramáticos y tumultuosos, la Persia sasánida estaba en desorden y confusión, y los bizantinos pronto recuperaron sus provincias de Egipto y Siria, pero la discordia religiosa entre los cristianos monofisitas y ortodoxos orientales locales regresó. El emperador ortodoxo oriental Heraclio (575-641), ex exarca de África (Cartago), intentó llegar a un compromiso teológico, el monotelismo, pero sin éxito.

Sin embargo, los acontecimientos no descansaron. Hacia el sur, los ejércitos árabes islámicos comenzaron a agitarse, unificados y energizados por las enseñanzas del Profeta Muhammad (570-632). En 636 en la batalla de Yarmuk al este del mar de Galilea, los árabes derrotaron decisivamente a las fuerzas bizantinas. [144] [145]

Después de la invasión árabe de Egipto en 640, los refugiados cristianos llegaron al oeste en el Exarcado de África (Cartago). Allí surgieron serias disputas dentro de las iglesias católicas pp. Cartago sobre las doctrinas monofisitas y el monotelismo, con San Máximo el Confesor liderando a los católicos ortodoxos. [146]

Hacia 661, los omeyas habían tomado el control firme del nuevo estado musulmán, que gobernaba desde Damasco. El Califa Mu'awiya podía ver las tierras extranjeras al oeste de Egipto en términos de la contienda musulmana con el Imperio Bizantino.

Conquista islámica Editar

En 670, un ejército árabe musulmán al mando de Uqba ibn Nafi, que había comandado una incursión anterior en 666, entró en la región de Ifriqiya (en árabe para la provincia de África). Al llegar por tierra, los árabes pasaron por posiciones fortificadas bizantinas a lo largo de la costa mediterránea. En el sur más árido, la ciudad de Kairouan [fortaleza en árabe] se estableció como su base y se inició la construcción de su famosa Mezquita. De 675 a 682, Dinar ibn Abu al-Muhadjir tomó el mando del ejército árabe musulmán. [147] A finales de la década de 670, este ejército derrotó a las fuerzas bereberes (aparentemente compuestas por cristianos sedentarios principalmente de la tribu Awreba y quizás de la confederación Sanhadja) lideradas por Kusaila, quien fue hecho prisionero.

En 682, Uqba ibn Nafi reasumió el mando. Derrotó a una alianza de fuerzas bereberes cerca de Tahirt (Argelia), luego avanzó hacia el oeste en triunfo militar, llegando finalmente a la costa atlántica, donde lamentó ante él que no había más tierras que conquistar para el Islam. Los episodios de sus campañas se convirtieron en leyenda en todo el Magreb. Sin embargo, el líder bereber que estaba prisionero, Kusaila, escapó. Más tarde, Kusaila lideró un nuevo levantamiento bereber, que interrumpió la conquista y se cobró la vida del líder árabe. Kusaila luego formó un reino bereber ampliado. Sin embargo, Zuhair b. Qais, el diputado del líder árabe caído, reclutó a las tribus Zanata de Cyrenaica para luchar por la causa del Islam, y en 686 logró derrocar el reino recién formado de Kusaila. [148] [149] [150]

Bajo el califa 'Abd al-Malik (685–705), la conquista omeya del norte de África iba a avanzar hasta casi completarse. En Egipto se reunió un nuevo ejército de cuarenta mil, que sería comandado por Hassan ibn al-Nu'man (conocido por los árabes como "el anciano honrado"). Mientras tanto, los bizantinos se habían reforzado. El ejército árabe musulmán cruzó el Cirene y Trípoli sin oposición, luego rápidamente atacó y capturó Cartago.

Los bereberes, sin embargo, continuaron ofreciendo una dura resistencia, luego fueron dirigidos por una mujer de la tribu Jarawa, a quien los árabes llamaron la profetisa ["al-Kahina" en árabe] su nombre real era aproximadamente "Damiya". [151] [152] [153] [154] En el río Nini, una alianza de bereberes bajo Damiya derrotó a los ejércitos musulmanes al mando de al-Nu'man, que escapó al regresar a Cirenaica. Acto seguido, los bizantinos se aprovecharon de la victoria bereber volviendo a ocupar Cartago. A diferencia del bereber Kusaila diez años antes, Damiya no estableció un estado más grande, evidentemente se contentó con gobernar simplemente su propia tribu. Algunos comentaristas especulan sobre Damiya los árabes parecían interesados ​​principalmente en el botín, porque luego comenzó a devastar y perturbar la región, haciéndola poco atractiva para los asaltantes que buscaban botín de guerra, por supuesto, también la hizo impopular para los residentes. Sin embargo, no atacó la base musulmana de Kairouan. Desde Egipto, el califa 'Abdul-Malik había reforzado a al-Nu'man en 698, que luego volvió a entrar en Ifriqiya. Aunque les dijo a sus dos hijos que se fueran a los árabes, ella misma volvió a dar batalla. Ella ganó lostal-Nu'man. Se dice en Bir al-Kahina [pozo de la profetisa] en las Auras, Damiya fue asesinado. [155] [156] [157] [158]

En 705 Hassan b.al-Nu'man asaltó Cartago, la venció y la saqueó, dejándola destruida. Un destino similar le sucedió a la ciudad de Utica. Cerca de las ruinas de Cartago fundó Túnez como base naval. Los barcos musulmanes comenzaron a dominar la costa mediterránea, por lo que los bizantinos hicieron su retirada final de al-Maghrib. Luego, al-Nu'man fue reemplazado como líder militar musulmán por Musa ibn Nusair, quien completó sustancialmente la conquista de al-Maghrib. Pronto tomó la ciudad de Tánger y nombró como gobernador al bereber Tariq ibn Ziyad. [159]

Función bereber Editar

El pueblo bereber, también conocido como Amazigh, "convertidos en masa como tribus y asimilados jurídicamente a los árabes", escribe el profesor Hodgson y luego comenta que los bereberes iban a desempeñar un papel en el oeste paralelo al que jugaron los árabes en otras partes del Islam. [160] Durante siglos, los bereberes vivieron como semipastoristas en o cerca de tierras áridas en los márgenes de la civilización, manteniendo en cierto modo su identidad aislada. como los árabes. "El Magreb, isleño entre el Mediterráneo y el Sahara, era para los bereberes lo que Arabia. Era para los árabes". [160] Hodgson explica: aunque los bereberes disfrutaban de más lluvias que los árabes, sus montañas más altas dificultaban el acceso a sus asentamientos y, aunque las ciudades imperiales eran más próximas, esas ciudades nunca incorporaron el campo con una red de pueblos comerciales, sino que se mantuvo al margen de los bereberes rurales indígenas. [160]

Un argumento en contra sería que los bereberes simplemente imitaron el éxito de los musulmanes árabes; la mejor opción histórica sería más exclusivamente étnica y auténtica, es decir, articular su propio carácter interno y su destino. [161] [162] El profesor Abdallah Laroui interpreta el panorama del noroeste de África como una indicación de que los bereberes de hecho se forjaron un papel independiente. "Desde el siglo I a.C. hasta el siglo VIII d.C. la voluntad de los bereberes de ser ellos mismos se revela por la continuidad de sus esfuerzos por reconstituir los reinos de la época cartaginesa, y en este sentido el movimiento se vio coronado por el éxito". [163] Al elegir aliarse no con la Europa cercana, familiar en la memoria por el pasado romano, [164] pero más bien con los recién llegados de la lejana Arabia, los bereberes decidieron a sabiendas su futuro e histórico camino. "Sus corazones se abrieron al llamado del Islam porque vieron en él un medio de liberación nacional e independencia territorial". [165]

Los paralelismos ambientales y geográficos entre bereberes y árabes son notables, como presume Hodgeson. Además, las lenguas habladas por los árabes semíticos y por los bereberes [166] son ​​miembros de la misma familia de lenguas mundiales, la afroasiática, aunque de dos de sus diferentes ramas. [167] [168] [169] Quizás este parentesco lingüístico comparte una resonancia adicional, por ejemplo, en explicaciones míticas, símbolos populares y preferencias religiosas. [170] [171] [172]

Evidentemente, mucho antes y después de la conquista islámica, existía cierto sentido popular de una conexión cultural fuerte y duradera entre los bereberes [173] y los semitas del Levante, naturalmente con respecto a Cartago [174] [175] y en Además en lo que respecta a vínculos aún más antiguos y genéticos. [176] Estas afirmaciones de una relación ancestral remota quizás facilitaron la demanda bereber de igualdad de condiciones con los invasores árabes dentro de la religión del Islam después de la conquista. [177]

Desde la Cirenaica hasta al-Andalus, los bereberes algo arabizados permanecieron continuamente en comunicación entre sí a lo largo de los siglos siguientes. Como grupo, sus características distintivas son fáciles de discernir dentro del Islam, por ejemplo, mientras que los ulama en el resto del Islam adoptaron en su mayor parte la escuela de derecho Hanafi o Shafi'i, los bereberes en el oeste eligieron la madhab Maliki, desarrollando en el transcurso del tiempo a su manera. [178] [179]

También indujo a los bereberes a la conversión la temprana falta de rigor en las obligaciones religiosas, así como la perspectiva de ser incluidos como guerreros en los ejércitos de conquista, con una participación correspondiente en el botín y el tributo. Unos años más tarde, en el 711, el bereber Tariq ibn Ziyad lideraría la invasión musulmana del reino visigodo en Hispania. Además, muchos de los árabes que llegaron a establecerse en al-Maghrib eran disidentes religiosos y políticos, a menudo jarijitas que se oponían a los gobernantes omeyas en Damasco y abrazaban doctrinas igualitarias, ambas posiciones populares entre los bereberes del noroeste de África. [180] Además, para ubicar su contexto histórico y religioso, la conquista árabe y la conversión bereber al Islam siguieron a un largo período de polarización de la sociedad en la antigua provincia de África, en el que el cisma donatista dentro del cristianismo resultó decisivo, con los bereberes rurales. prominentes en su disensión de la ortodoxia urbana de la iglesia romana. [181] Los bereberes se sintieron atraídos inicialmente por los árabes debido a su "proclividad por el desierto y las estepas". [182] [183]

Tras la conquista y tras la conversión popular, Ifriqiya constituyó un centro natural y próximo de un régimen árabe-islámico en el noroeste de África, foco de la cultura y la sociedad. Entonces era la región con la infraestructura urbana, comercial y agrícola más desarrollada, fundamental para un proyecto tan integral como el Islam.

Durante los años inmediatamente anteriores a la caída del califato omeya de Damasco (661–750), [184] surgieron revueltas entre los bereberes jarijitas en Marruecos que finalmente interrumpieron la estabilidad de todo el Magreb. Aunque los jarijitas no lograron establecer instituciones duraderas, los resultados de su revuelta persistieron. El dominio directo de los califas sobre Ifriqiya se volvió insostenible, incluso después del rápido establecimiento del nuevo califato abasí de Bagdad en 750. Además, después de varias generaciones surgió una aristocracia local de habla árabe, que se sintió resentida por la interferencia del califato distante en los asuntos locales. [185]

Cultura política Editar

Los Muhallabids (771–793) negociaron con los 'Abbasids una amplia discreción en el ejercicio de su gobernación de Ifriqiya. Uno de esos gobernadores fue al-Aghlab ibn Salim (r. 765-767), un antepasado de los aglabíes. Finalmente, el gobierno de Muhallabid se debilitó: una rebelión menor en Túnez tomó un giro más siniestro cuando se extendió a Kairouan. El gobernador del Califa no pudo restaurar el orden.

Ibrahim I ibn al-Aghlab, un líder provincial (e hijo de al-Aghlab ibn Salim), estaba al mando de un ejército disciplinado que logró restablecer la estabilidad en 797. Más tarde propuso al 'califa abasí Harun al-Rashid, que se le concedió Ifriqiya (como los árabes llamaban a la antigua provincia de África) como feudo hereditario, con el título de amir el califa consintió en 800. [186] A partir de entonces, los 'Abbasids recibieron un tributo anual y su soberanía fue nombrado en el Khutba en las oraciones del viernes, [187] pero su control fue en gran parte simbólico, por ejemplo, en 864 el Califa al-Mu'tasim "requirió" en una nueva ala que se agregara a la Mezquita Zaytuna en Túnez. [188]

De 800 a 909, Ibrahim ibn-al-Aghlab (800-812) y sus descendientes, conocidos como los aglabíes, gobernaron en Ifriqiya, así como en Argelia (al oeste) y en Tripolitania (al este), pero en teoría su gobierno era en nombre del 'Califato abasí. Los aglabíes eran predominantemente de una tribu árabe los Bani Tamim. Sus fuerzas militares procedían de: (a) guerreros inmigrantes árabes (los enviados recientemente contra las revueltas kharajitas y descendientes de invasiones árabes anteriores), (b) nativos islamizados y bilingües (Afariq) y (c) soldados esclavos negros. Los gobernantes a menudo confiaban en su soldadesca negra. [189] [190]

A pesar de la paz y la estabilidad políticas, seguidas de una expansión económica y prosperidad, y a pesar de una cultura en desarrollo y grandes proyectos de construcción, muchos miembros de la élite de habla árabe desarrollaron una actitud cada vez más crítica hacia el régimen aglabí.

Primero, la clase de oficiales militares árabes estaba insatisfecha con la legitimidad del régimen y, a menudo, caía en disputas internas que podían desembocar en luchas violentas. Su hostilidad latente afloró cuando comenzaron a hacer demandas extorsionistas a la población, así como por su insubordinación general. Una peligrosa revuelta dentro del ejército árabe (el jund) estalló cerca de Túnez y duró desde el 824 hasta el 826. Los aglabíes se retiraron hacia el sur y se salvaron solo con la ayuda de los bereberes del jarid kharajita. (Otra revuelta de 893, provocada por la crueldad del noveno emir aglabí, Ibrahim II Ibn Ahmad (r. 875-902), fue reprimida por los soldados negros.) [189]

En segundo lugar, el ulema musulmán miró con reproche a los aglabíes gobernantes. La agravación en los círculos religiosos surgió principalmente del estilo de vida no islámico de los gobernantes. Haciendo caso omiso de los fuertes sentimientos religiosos sostenidos por muchos en la comunidad, a menudo los aglabíes llevaban vidas de placer y, por ejemplo, se les veía bebiendo vino (en contra de la ley islámica). Otro problema fueron los impuestos aglabíes no sancionados por la escuela de derecho islámico Maliki. Otros opositores criticaron su trato despectivo hacia los bereberes mawali que habían abrazado el Islam. La doctrina islámica de la igualdad independientemente de la raza fue una piedra angular del movimiento sunita en el Magreb, y también de la escuela de derecho Maliki tal como se desarrolló en Kairouan, estos principios formaron el núcleo de la hostilidad de Ifriqiya hacia el gobierno del este por parte del Califa. [191]

Como recompensa, los gobernantes aglabíes vieron que las mezquitas se construían o aumentaban, por ejemplo, en Túnez (el Olivo [Zaituna] Mezquita, así como su famosa universidad, Ez-Zitouna) en. Kairouan (Mezquita de las Tres Puertas) y en Sfax. También se construyó un ribat o monasterio fortificado bien conocido en Monastir, y en Susa (en 821 por Ziyadat Allah I) aquí entrenaron guerreros islámicos. [188]

En 831, el hijo de Ibrahim, Ziyadat Allah I (r. 817-838), lanzó una invasión de Sicilia. Asad ibn-al-Furat, el qadi o juez religioso, se puso al mando. La aventura militar se denominó yihad. [192] Esta expedición resultó exitosa. Palermo se convirtió en la capital de la región capturada. Posteriormente se realizaron redadas contra la península italiana en 846 Roma fue atacada y la Basílica de San Pedro saqueada. Al orquestar la invasión de Sicilia, los gobernantes aglabíes habían logrado unir dos facciones rebeldes (el ejército y el clero) en un esfuerzo común contra los forasteros. [193] Los gobernantes islámicos posteriores en Sicilia rompieron las conexiones con Ifriqiyah, y su propia dinastía Kalbid siciliana (948-1053) gobernó el Emirato. [194] La invasión de Sicilia había trabajado para estabilizar el orden político en Ifriqiya, que progresó con relativa tranquilidad durante su período medio. En su declive final, sin embargo, la dinastía se autodestruyó, cuando su undécimo y último emir, Ziyadat Allah III (r. 902-909) (m. 916), debido a la inseguridad derivada del asesinato de su padre, ordenó a sus hermanos rivales y tíos ejecutados. Esto ocurrió durante los asaltos de los fatimíes contra los dominios aglabíes. [195]

Instituciones y sociedad Editar

En el gobierno aglabí, en general, los altos cargos estaban ocupados por "príncipes de sangre, en cuya lealtad se podía confiar". Se dijo que el puesto judicial de Qadi de Kairouan se otorgaba "sólo a personalidades destacadas que se destacaban por su conciencia, incluso más que por sus conocimientos". [196] Por otro lado, el personal administrativo estaba compuesto por clientes dependientes (en su mayoría inmigrantes árabes y persas recientes) y los bilingües locales Afariq (en su mayoría bereberes, y que incluía a muchos cristianos). El estado islámico en Ifriqiya fue paralelo en muchos aspectos a la estructura de gobierno formada en Abbasid Bagdad, [197] visir [primer ministro], el hajib [chambelán], el sahib al-barid [maestro de puestos e inteligencia], y numerosos kuttab [secretarios] (por ejemplo, de impuestos, de la ceca, del ejército, de correspondencia). Los judíos líderes formaron un pequeño grupo de élite. Como en períodos anteriores (por ejemplo, bajo el dominio bizantino), la mayoría de la población estaba formada por bereberes rurales, de los que ahora se desconfía debido a los kharajitas o tendencias similares. [198]

Kairouan (o Qayrawan) se había convertido en el centro cultural no solo de Ifriqiya sino de todo el Magreb. Un tipo de volumen entonces actual, el tabaqat (sobre el manejo de documentos), ilumina indirectamente la vida de élite en Aglabid Ifriqiya. Uno de esos trabajos fue el Tabaqat 'ulama' Ifriqiya [Clases de eruditos de Ifriqiya] escrito por Abu al-'Arab. [199] [200] Entre los ulemas musulmanes sunitas, dos profesiones eruditas pasaron a primer plano: (a) la faqih (plural fuqaha) o el jurista y (b) el 'una oferta o los ascetas.

los fuqaha se congregaron en Kairouan, entonces el centro legal de al-Maghrib. [201] La escuela de derecho Hanafi más liberal al principio predominaba en Ifriqiyah, pero pronto prevaleció una forma estricta de la escuela Maliki, convirtiéndose de hecho en la única madhab generalizada, no solo en Túnez sino en todo el noroeste de África, una situación que continúa (a pesar de varias interrupciones) para ser la norma hoy. La escuela Maliki fue introducida a Ifriqiya por el jurista Asad ibn al-Furat, (759–829), quien sin embargo vaciló entre estas dos escuelas de derecho. los Mudawanna, escrito por su discípulo Sahnun ('Abd al-Salam b. Sa'id) (776-854), proporcionó una "vulgaridad del malikismo norteafricano" durante el período en el que esta madhab ganó el campo contra su rival, el Hanafi . [202] Abu Hanifa (700-767) señaló que el fiqh se adaptaba mejor a su origen en Bagdad, la sofisticada capital imperial Malik ibn Anas (716-795) inició la escuela que lleva su nombre en Medina. [203] [204] Al elegir la escuela Maliki, Ifriqiya obtuvo más discreción para definir su cultura jurídica. Los juristas Maliki a menudo estaban en desacuerdo con los aglabíes, por ejemplo, por su inmoralidad personal y por cuestiones de impuestos relacionados con la agricultura (es decir, de un impuesto fijo en efectivo en lugar de un diezmo en especie). [205] También se entendió que Maliki fuqaha actuaba en interés de los bereberes por una autonomía local, filtrando posibles intrusiones en Ifriqiya por el poder árabe y la influencia del este. [201] [206]

Primero de los 'una oferta eruditos o ascetas fue Buhlul b. Rashid (muerto en 799), quien supuestamente despreciaba el dinero y rechazaba el puesto de gran juez, su fama se extendió por todo el mundo islámico. En virtud de su piedad e independencia, los una oferta ganó prestigio social y una voz en la política, hablando especialmente en nombre de las ciudades, criticando las decisiones financieras y comerciales del régimen. [207] Aunque sustancialmente diferente, el estado del 'ābid se relaciona de alguna manera con la figura mucho más tardía del santo magrebí, el wali, quien como guardián de baraka (carisma espiritual) se convirtió en objeto de veneración por parte de los creyentes religiosos, y cuya tumba sería el destino de la peregrinación. [208]

Ifriqiya floreció bajo el dominio aglabí. Se realizaron importantes mejoras en las obras hidráulicas preexistentes con el fin de promover el olivar y otra agricultura (se exportaron aceites y cereales), para el riego de los jardines reales y para la ganadería. Los acueductos romanos para abastecer de agua a las ciudades fueron reconstruidos bajo Abu Ibrahim Ahmad, el sexto emir. En la región de Kairouan se construyeron cientos de cuencas para almacenar agua para la cría de caballos. [209]

El comercio comercial se reanudó bajo el nuevo régimen islámico, por ejemplo, por mar, particularmente al este con el puerto egipcio de Alejandría.Además, las rutas comerciales mejoradas unieron Ifriqiya con el interior continental, el Sahara y el Sudán, regiones que se incorporaron regularmente al comercio mediterráneo por primera vez durante este período. Evidentemente, los camellos a gran escala no habían sido comunes en la región hasta el siglo IV, y no fue hasta varios siglos más tarde cuando su uso en el comercio sahariano se hizo generalmente reconocido. [97] [98] El comercio comenzó en serio. La ciudad desértica de Sijilmasa cerca de las montañas del Atlas en el lejano oeste [maghrib al-aqsa] sirvió como uno de los principales cruces comerciales y entrepots, por ejemplo, para la sal y el oro. Sin embargo, Wargla era el principal vínculo del desierto con Gafsa y Kairouan. También Ghadames, Ghat y Tuat sirvieron en el comercio saharaui a Ifriqiya. [210]

Una economía próspera permitió una vida cortesana refinada y lujosa y la construcción de las nuevas ciudades palaciegas de al-'Abbasiya (809) y Raqada (877) para las residencias del emir gobernante. La arquitectura fue imitada más tarde en Fez, Tlemcen y Bougie. La ubicación de estos centros gubernamentales aglabíes estaba fuera de Kairouan, una ciudad dominada por instituciones clericales musulmanas.

Ifriqiyah durante la era de la dinastía aglabí (799–909) continuó en su mayor parte su papel principal en el Magreb, debido en general a su paz y estabilidad, reconocidos logros culturales y prosperidad material. [211] [212] [213]

A medida que los fatimíes aumentaron en fuerza y ​​número en las cercanías del oeste, comenzaron a lanzar frecuentes ataques contra el régimen aglabí en Ifriqiya, lo que por supuesto contribuyó a su inestabilidad política y malestar general. [214] Los fatimíes finalmente lograron capturar Kairouan en 909, lo que obligó al último de la línea aglabí, Ziyadat Allah III, a evacuar el palacio en Raqadda. En la costa este de Ifriqiaya frente a Egipto, los fatimíes construyeron una nueva capital sobre ruinas antiguas, llamando al puerto marítimo Mahdiya por su Mahdi. [215]

Origen magrebí de los fatimíes Editar

El movimiento fatimí se había originado localmente en al-Maghrib, entre los bereberes de Kotama en Cabilia (Setif, al sur de Bougie, al este de Argelia). Sin embargo, ambos fundadores del movimiento eran inmigrantes recientes del este islámico, disidentes religiosos: Abu 'Abdulla ash-Shi'i, originario de San'a en al-Yemen y, procedente de Salamiyah en Siria,' Ubaidalla Sa'id ( quien afirmó descender de Fátima, la hija del profeta Mahoma, y ​​que se proclamaría a sí mismo el Fatimid Mahdi). Su afiliación religiosa era la rama ismaili de los chiítas.

Por acuerdo, el primer fundador en llegar (hacia 893) fue Abu 'Abdulla, el Ismaili Da'i o propagandista, que encontró bienvenida en la hostilidad contra el Califato en Bagdad expresada libremente por los bereberes de Kotama. [216] Después de su éxito en el reclutamiento y en la construcción de la organización, Abu 'Abdulla estaba listo en 902 para enviar a buscar a' Ubaidalla Sa'ed, quien (después de aventuras y encarcelamiento) llegó en 910, se autoproclamó Mahdi y tomó el control de la movimiento. Abu 'Abdulla murió en una disputa por el liderazgo. [217]

Desde el principio, el Mahdi se centró en la expansión hacia el este, y pronto atacó a Egipto con un ejército fatimí de kotama bereberes liderado por su hijo, una vez en 914 y nuevamente en 919, ambas veces tomando rápidamente Alejandría pero luego perdiendo ante los abasíes. Buscando debilidad, el Mahdi envió una invasión hacia el oeste, pero sus fuerzas se encontraron con resultados mixtos. Muchos sunitas, incluido el califa omeya de al-Andalus y el reino bereber de Zenata en Marruecos, se opusieron efectivamente a él debido a su afiliación ismailí chií. El Mahdi no siguió la ley de Maliki, pero gravó con severidad, incurriendo en más resentimiento. Su capital, Mahdiya, era más una fortaleza que una ciudad principesca. El Magreb fue interrumpido, siendo disputado entre Zenata y Sanhaja a favor de los fatimíes. [218] [219]

Después de la muerte del Mahdi, vino la revuelta Kharijite de 935, que bajo Abu Yazid (apodado "el hombre en un burro") se dijo en 943 que estaba extendiendo el caos por todas partes. [220] El hijo del Mahdi, el califa fatimí al-Qa'im, fue sitiado en Mahdiya. Finalmente, Abu Yazid fue derrotado por el próximo califa fatimí, Ishmail, quien luego trasladó su residencia a Kairouan. El gobierno fatimí continuó siendo atacado por los estados islámicos sunitas al oeste, por ejemplo, el califato omeya en Al Andalus. [221]

En 969, el califa fatimí al-Mu'izz envió a su mejor general, Jawhar al-Rumi, al frente de un ejército bereber de Kotama contra Egipto. Logró la conquista sin grandes dificultades. Los chiítas fatimíes fundaron al-Qahira (El Cairo) ["el victorioso" o la "ciudad de Marte"]. En 970 los fatimíes también fundaron la mezquita de al-Azhar, mundialmente famosa, que más tarde se convirtió en el principal centro teológico sunita. [222] Tres años después, al-Mu'izz, el califa partió de Ifriqiyah hacia Egipto, llevándose todo, "sus tesoros, su personal administrativo y los ataúdes de sus predecesores". [223] Una vez centrados en Egipto, los fatimíes expandieron aún más sus posesiones, al noreste de Siria y al sureste de La Meca, mientras conservaban el control del noroeste de África. Desde El Cairo iban a disfrutar de un éxito relativo y nunca regresaron a Ifriqiyah. [224]

Sucesión zirí Editar

Después de trasladar su capital a El Cairo, los fatimíes se retiraron del gobierno directo de al-Maghrib, que delegaron en un vasallo local, Buluggin ibn Ziri a Sanhaja Berber del Magreb central. Como resultado de la guerra civil que siguió a su muerte, el vasallaje fatimí se dividió en dos: para Ifriqiya el Zirid (972-1148) y para las tierras occidentales [actual Argelia]: el Hammadid (1015-1152). [225] La seguridad cívica era crónicamente deficiente, debido a las disputas políticas entre los ziríes y los hammadíes, y los ataques de los estados sunitas del oeste.

Aunque el Magreb permaneció sumergido en la confusión política, al principio la provincia fatimí de Ifriqiya continuó siendo relativamente próspera bajo los ziríes. Pronto, sin embargo, el comercio sahariano comenzó a declinar, causado por la cambiante demanda de los consumidores, así como por las invasiones de los comerciantes rivales de los fatimíes hacia el este y del creciente poder del movimiento al-Murabit hacia el oeste. Este declive en el comercio saharaui provocó un rápido deterioro de la ciudad de Kairouan, el centro político y cultural del estado zirí. Para compensar, los ziridas alentaron el comercio de sus ciudades costeras, que comenzó a acelerarse, sin embargo, se enfrentaron a duros desafíos de los comerciantes mediterráneos de las ciudades-estado en ascenso de Génova y Pisa. [226]

En 1048, por razones económicas y populares, los ziríes rompieron drásticamente con la soberanía chiíta fatimí de El Cairo, en lugar de ello, los ziríes eligieron convertirse en sunitas (siempre favorecidos por la mayoría de los musulmanes magrebíes) y declarar su lealtad al califato abasí de Bagdad. Muchos chiítas murieron en disturbios en Ifriqiya. El estado zirí se apoderó de las monedas fatimíes. Los juristas sunitas Maliki se restablecieron como la escuela de derecho predominante. [227] En represalia, los fatimíes enviaron contra los ziríes una invasión de árabes nómadas que ya habían emigrado a Egipto. Los fatimíes indujeron a estos beduinos a continuar hacia el oeste hacia Ifriqiya. [228] [229]

Los beduinos que llegaron de los Banu Hilal derrotaron en la batalla a los ejércitos Zirid y Hammadid y saquearon Kairouan en 1057. Se ha dicho que muchas de las desgracias posteriores del Magreb se pueden atribuir al caos y la regresión ocasionados por su llegada, aunque la opinión no es unánime. . [230] En la tradición árabe Abu Zayd al-Hilali, el líder de los Banu Hilal es un héroe, como en la epopeya popular Taghribat Bani Hilal. El Banu Hilal se originó en la confederación tribal de los Banu 'Amir, ubicada generalmente en el suroeste de Arabia. [231] Cuando las tribus Banu Halali tomaron el control de las llanuras, la gente sedentaria local se vio obligada a refugiarse en las montañas en la próspera agricultura Ifriqiya central y septentrional que dio paso al pastoreo. Incluso después de la caída de los ziríes, los Banu Hilal fueron una fuente de desorden, como en la insurrección de 1184 de los Banu Ghaniya. [232] [233] Estos rudos recién llegados árabes constituyeron una segunda gran inmigración árabe en Ifriqiya, y aceleraron el proceso de arabización, con la disminución de las lenguas bereberes en las áreas rurales como resultado de esta ascendencia beduina. [234]

Sustancialmente debilitados, los ziríes perduraron, mientras la economía regional decaía, con la sociedad civil a la deriva.

Perspectivas y tendencias Editar

Los fatimíes eran chiítas (específicamente, de la rama más controvertida de Isma'ilis), cuyo liderazgo provenía del entonces impopular este. Hoy, por supuesto, la mayoría de los tunecinos ahora se identifican como miembros de los sunitas opositores. Los fatimíes inicialmente inspiraron la lealtad de los elementos bereberes. Sin embargo, una vez instalado el gobierno fatimí que interrumpió enormemente la armonía social en Ifriqiya, impusieron impuestos altos y poco ortodoxos, lo que provocó la revuelta de los jariyíes. [235] Más tarde, los fatimíes se trasladaron a El Cairo. Aunque originalmente era un cliente del califato chií fatimí en Egipto, finalmente los ziríes expulsaron a los fatimíes de Ifriqiya. A cambio, los fatimíes lograron enviar al destructivo Banu Hilal a Ifriqiya, lo que condujo a condiciones sociales caóticas y desiguales, durante un período de declive económico. La dinastía Zirid ha sido considerada históricamente como un reino bereber, esencialmente fundado por un líder bereber Sanhaja. [236] Además, desde el lejano oeste de al-Maghrib, el califato sunita omeya de Córdoba se opuso durante mucho tiempo y luchó contra los chiítas fatimíes, ya fuera con base en Ifriqiya o en Egipto. [237] En consecuencia, los tunecinos pueden evidenciar un leve orgullo por la gran extensión y relativa resistencia, la paz y la prosperidad que el gobierno fatimí trajo a Egipto y al Califato fatimí en la historia islámica.

Durante el intervalo del gobierno chiíta, el pueblo bereber parece haberse movido ideológicamente, desde un antagonismo popular hacia el este sunita, hacia una aquiescencia a su ortodoxia, aunque por supuesto mediada por su propia ley Maliki (considerada como una de las cuatro madhab ortodoxa por los sunitas). Además de los agravios anteriores contra los fatimíes, durante la era fatimí el prestigio de ejercer el liderazgo cultural dentro de al-Maghrib se alejó decisivamente de Ifriqiya y en su lugar llegó a ser el premio de al-Andalus. [238]

La anarquía en Ifriqiya (Túnez) lo convirtió en un objetivo para el reino normando en Sicilia, [239] que entre 1134 y 1148 se apoderó de Mahdia, Gabes, Sfax y la isla de Jerba.

El Reino de África era una extensión de la zona fronteriza del estado siculo-normando en la antigua provincia romana de África [a] (Ifrīqiya en árabe tunecino), correspondiente a Túnez y partes de Argelia y Libia en la actualidad. Las principales fuentes primarias del reino son el árabe (musulmán) [240], las fuentes latinas (cristianas) son más escasas. Según Hubert Houben, dado que "África" ​​nunca se mencionó en el título real de los reyes de Sicilia, "no se debe hablar de un 'reino normando de África'". [241] Más bien, "[África normanda] realmente equivalía a una constelación de ciudades controladas por los normandos a lo largo de la costa de Ifrīqiya". [242]

La conquista siciliana de África comenzó bajo Roger II en 1146-1148. El dominio siciliano consistía en guarniciones militares en las principales ciudades, exacciones a la población musulmana local, protección de los cristianos y acuñación de monedas. La aristocracia local quedó en gran parte en su lugar y los príncipes musulmanes controlaban el gobierno civil bajo la supervisión de Sicilia. Las conexiones económicas entre Sicilia y África, que eran fuertes antes de la conquista, se fortalecieron, mientras que los lazos entre África y el norte de Italia se expandieron. A principios del reinado de Guillermo I, el "reino" de África cayó en manos de los almohades (1158-1160). Su legado más perdurable fue el realineamiento de los poderes mediterráneos provocado por su desaparición y la paz siculo-almohade finalizada en 1180.

Conquista de Trípoli y Mahdia Editar

En 1142/3, Roger II atacó Trípoli, más al sur por la costa de Mahdia. En 1146 lo sitió y lo tomó. La ciudad ya había sido agotada por una serie de hambrunas y estaba prácticamente en estado de guerra civil cuando las tropas de Roger la asaltaron. Seguía siendo un puerto importante en la ruta marítima del Magreb a Egipto. [243] Varios de los emires menores en las cercanías de Trípoli buscaron el señorío siciliano después de esto. Yūsuf, el gobernante de Gabès, le escribió a Roger solicitando "la túnica y la carta de nombramiento que me wāli de Gabès, y yo seré vuestro adjunto allí, al igual que los Banū Matrūh que os privan de Trípoli ". [244] Roger obedeció y Yūsuf, con su nueva túnica, leyó la carta de nombramiento a un grupo de notables. Ha sido durante mucho tiempo un irritante para Mahdia, y al-Hasan de Mahdia lo atacó y trajo de vuelta a Yūsuf a Mahdia, y lo apedreó hasta la muerte. Es posible que el ataque de Roger a Mahdia en 1148 fuera una respuesta a esta insubordinación por parte de su emir , pero Ibn al-Athīr sugirió que Roger simplemente se estaba aprovechando de una hambruna en África, a pesar de que tenía un tratado con al-Hasan hasta 1150.

En junio de 1148, Roger envió a su almirante Jorge de Antioquía, un ex oficial mahdiano, contra al-Hasan. Frente a la isla de Pantelleria, la flota siciliana encontró un barco Mahdia con algunas palomas mensajeras. George envió a los pájaros a casa con mensajes falsos de que la flota se dirigía a Bizancio. Cuando los sicilianos llegaron a Mahdia el 22 de junio, el emir y su corte huyeron de la ciudad desprevenida dejando atrás su tesoro. Esto fue incautado como botín, pero a los sicilianos solo se les dio dos horas para saquear la ciudad mientras sus habitantes musulmanes se refugiaban en hogares e iglesias cristianas. Roger emitió rápidamente una protección real, o un hombre, a todos los habitantes de la ciudad. Según Ibn abī-Dīnār, George "restauró ambas ciudades de Zawīla y Mahdiyya prestó dinero a los comerciantes, dio limosna a los pobres, puso la administración de justicia en manos de cadí aceptable para la población y organizó bien el gobierno de estas dos ciudades ". [245] Se entregaron alimentos para alentar a los refugiados a regresar.

El 1 de julio, la ciudad de Susa (Susa), gobernada por el hijo de al-Hasan, 'Ali, se rindió sin luchar, y' Ali huyó con su padre en el Marruecos almohade. El 12 de julio, Sfax cayó tras una corta resistencia. Los africanos "fueron tratados con humanidad" y un un hombre llena de "buenas promesas" fue otorgada para toda la provincia, según Ibn al-Athīr. [246] Ibn Jaldún, en su Kitab al-Ibar, registra el abuso que los cristianos de Sfax acumularon sobre sus vecinos musulmanes. [247] Los Banū Matrūh quedaron en el poder en Trípoli, y en Sfax Roger nombró a Umar ibn al-Husayn al-Furrīānī, cuyo padre fue llevado a Sicilia como rehén por el buen comportamiento de su hijo. No obstante, las fuentes árabes son unánimes al presentar al padre de Umar alentando a su hijo a rebelarse. [248] La ciudad de Barasht (Bresk) y las islas de Kerkennah cayeron en manos de Roger, al igual que las tribus rebeldes del desierto. Después del breve período de conquista y adquisición, "el dominio de los francos [normandos] se extendió desde Trípoli hasta las fronteras de Túnez, y desde el Magreb occidental hasta Qayrawan". [249]

Sumisión de Túnez y disturbios internos Editar

Roger se vio envuelto en una guerra con Bizancio después de 1148, por lo que no pudo continuar sus conquistas con un ataque a Túnez. Atemorizados, los tunecinos enviaron cereales a Sicilia con la esperanza de evitar un ataque, según Ibn Idhari. Esto probablemente debería verse como un tributo y una sumisión, ya que Ibn Idhar escribe que Roger todavía estaba en el poder en la ciudad cuando los almohades la atacaron en 1159, aunque en realidad estaba muerto. [250] El cronista veneciano Andrea Dandolo probablemente tenga razón al afirmar: "y los reyes de Túnez le rindieron homenaje [a Roger]" (regemque Tunixii sibi tributarium fecit). [246] Roger murió en 1154 y fue sucedido por su hijo Guillermo I, quien continuó gobernando África. Su acceso fue aprovechado por los funcionarios nativos, que clamaron por más poderes para gravar. Los historiadores árabes Ibn al-Athīr e Ibn Khaldun, ambos esperaban que Roger defendiera sus tierras africanas contra el extremismo y la intolerancia almohade. Tras su muerte, algunos funcionarios musulmanes exigieron que se predicaran sermones contra los almohades en las mezquitas. [251]

El único poder musulmán fuerte entonces en el Magreb estaba en los almohades recién emergentes, liderados por su califa un bereber Abd al-Mu'min. Respondió en varias campañas militares que en 1160 obligaron a los normandos a retirarse a Sicilia. [252] [253] Los almohades también lograron ahuyentar las incursiones de los ayyubíes en la década de 1180, aunque lograron ocupar las zonas costeras del sur de forma intermitente durante este período. [254]

Movimiento e Imperio Editar

El movimiento almohade [árabe al-Muwahhidun, "los unitarios"] gobernaron de diversas formas en el Magreb desde aproximadamente 1130 hasta 1248 (localmente hasta 1275). [255] [256] [257] Este movimiento fue fundado por Ibn Tumart (1077-1130), un bereber Masmuda de las montañas del Atlas de Marruecos, que se convirtió en el mahdi. Después de una peregrinación a La Meca seguida de estudios, había regresado al Magreb alrededor de 1218 inspirado por las enseñanzas de al-Ash'ari y al-Ghazali. [258] Líder carismático, predicó una conciencia interior de la Unidad de Dios. [259] Un puritano y un reformador de filo duro, reunió un seguimiento estricto entre los bereberes en el Atlas, fundó una comunidad radical y, finalmente, comenzó un desafío armado a los gobernantes actuales, los almorávides (1056-1147). [260] Estos almorávides [árabe al-Murabitun, de Ribat, por ejemplo, "defensores"] también había sido un movimiento islámico bereber del Magreb, [261] [262] que había seguido su curso y desde entonces se volvió decadente y débil. [263] Aunque los almorávides habían gobernado una vez desde Mauritania (sur de Marruecos) hasta el Andalus (sur de España), el dominio almorávide nunca había llegado a Infriqiya. [264]

Después de la muerte de Ibn Tumart, Abd al-Mu'minal-Kumi (c. 1090-1163) se convirtió en el califa almohade, hacia 1130. [265] Abd al-Mu'min había sido uno de los "Diez" seguidores originales de Ibn Tumart. . [266] Inmediatamente había atacado a los gobernantes almorávides y había arrebatado a Marruecos lejos de ellos en 1147, reprimiendo las revueltas subsiguientes allí. Luego cruzó el estrecho, ocupando al-Andalus (en España). [267] [268] [269] En 1152 invadió con éxito los Hammadids de Bougie (en Argelia). Sus ejércitos intervinieron en Zirid Ifriqiya, eliminando a los cristianos sicilianos en 1160. [270] Sin embargo, ya habían llegado comerciantes italianos de Génova y Pisa, continuando la presencia extranjera. [271] [272]

"Abd al-Mu'min presidió brevemente un imperio unificado del noroeste de África, el primero y el último en su historia bajo el dominio indígena". [273] Sería el punto culminante de la unidad política magrebí. Sin embargo, veinte años después, en 1184, la revuelta de los Banu Ghaniya se había extendido desde las Islas Baleares a Ifriqiya (Túnez), causando problemas al régimen almohade durante los siguientes cincuenta años. [274]

Regla del Magreb Editar

Ibn Tumart, el fundador almohade, dejó escritos en los que sus ideas teológicas se mezclan con las políticas. Allí afirmó que el líder, el mahdi, es infalible. [275] [276] Ibn Tumart creó una jerarquía entre sus seguidores que persistió mucho después de la era almohade (es decir, en Túnez bajo los hafsidas), basada no sólo en una especie de lealtad étnica, [277] como el "Consejo de cincuenta "[ahl al-Khamsin], y la asamblea de "Setenta" [ahl al-Saqa], pero más significativamente basado en una estructura formal para un círculo interno de gobierno que trascendería las lealtades tribales, a saber, (a) su ahl al-dar o "gente de la casa", una especie de consejo privado, (b) su ahl al-'Ashra o el "Diez", originalmente compuesto por sus primeros diez seguidores, y (c) una variedad de cargos. Ibn Tumart entrenó a su propio talaba o ideólogos, así como sus huffaz, cuya función era religiosa y militar. Hay una falta de certeza sobre algunos detalles, pero el acuerdo general en Ibn Tumart buscó reducir la "influencia del marco tribal tradicional". Los desarrollos históricos posteriores "se vieron facilitados en gran medida por su reorganización original porque hizo posible la colaboración entre tribus" que de otro modo no sería probable que se fusionara. [278] [279] Estos preparativos de organización y solidaridad grupal hechos por Ibn Tumart fueron "muy metódicos y eficientes" y una "réplica consciente" del período de Medina del profeta Mahoma. [280] [281]

El mahdi Ibn Tumart también había defendido la idea de que la estricta ley islámica y la moral desplazaran los aspectos poco ortodoxos de las costumbres bereberes. [282] [283] en su base inicial en Tinmal, Ibn Tumart funcionó como "el custodio de la fe, el árbitro de las cuestiones morales y el juez superior". [284] Sin embargo, debido al estricto legalismo común entre los juristas Maliki y debido a su influencia en el régimen almorávide, [285] [286] [287] Ibn Tumart no estaba a favor de la escuela de derecho Maliki ni estaba a favor de ninguno de los cuatro madhabs reconocidos. [288] [289] En la práctica, sin embargo, la escuela de derecho Maliki sobrevivió y, por defecto, finalmente funcionó de manera oficial (excepto durante el reinado de Abu Yusuf Ya'qubal-Mansur (1184-1199), quien era leal a Ibn Tumart enseñanzas). Después de un siglo de oscilación, el califa Abu al-'Ala Idris al-Ma'mun rompió con la estrecha ideología de los regímenes almohades anteriores (articulada por primera vez por el mahdi Ibn Tumart) había seguido funcionando intermitentemente, y durante la mayor parte En parte, al final, mal alrededor de 1230, afirmó la reintegración del rito Malikite, entonces revivido, perennemente popular en al-Maghrib. [290] [291] [292]

Los filósofos musulmanes Ibn Tufayl (Abubacer para los latinos) de Granada (muerto en 1185) e Ibn Rushd (Averroës) de Córdoba (1126-1198), quien también fue nombrado juez Maliki, fueron dignatarios conocidos de la corte almohade, cuyo el capital se fijó en Marrakech. El maestro teólogo sufí Ibn 'Arabi nació en Murcia en 1165. Bajo la arquitectura almohade floreció, se construyó la Giralda en Sevilla y se introdujo el arco apuntado. [293]

"No hay mejor indicación de la importancia del imperio almohade que la fascinación que ha ejercido sobre todos los gobernantes posteriores del Magreb". [294] Fue un imperio bereber en su inspiración, y cuyas fortunas imperiales estaban bajo la dirección de líderes bereberes. Los almohades unitarios habían modificado gradualmente la ambición original de implementar estrictamente los diseños de su fundador de esta manera los almohades eran similares a los almorávides anteriores (también bereberes). Sin embargo, su movimiento probablemente trabajó para profundizar la conciencia religiosa del pueblo musulmán en todo el Magreb. No obstante, no pudo suprimir otras tradiciones y enseñanzas, y sobrevivieron expresiones alternativas del Islam, incluido el culto popular a los santos, los sufíes y los juristas maliki. [295] [296]

El imperio almohade (como su predecesor el almorávide) finalmente se debilitó y se disolvió. A excepción del Reino musulmán de Granada, España se perdió. En Marruecos, los almohades serían seguidos por los merinidas en Ifriqiya (Túnez), por los hafsidas (que decían ser los herederos de los almohades unitarios). [297]

La dinastía Hafsid (1230-1574) sucedió al gobierno almohade en Ifriqiya, y los Hafsid afirmaron representar la verdadera herencia espiritual de su fundador, el Mahdi Ibn Tumart (c. 1077-1130). Bajo los Hafsid, Túnez finalmente recuperaría por un tiempo la primacía cultural en el Magreb.

Cronología política Editar

Umar Inti de Abu Hafs (o: al-Hintati) [298] fue uno de los Diez, los primeros partidarios cruciales de la Almohade movimiento [al-Muwahhidun], alrededor de 1121. Estos Diez fueron compañeros de Ibn Tumart el Mahdi, y formaron un círculo interno consultado sobre todos los asuntos importantes. Umar Inti de Abu Hafs, herido en una batalla cerca de Marrakech en 1130, fue durante mucho tiempo una figura poderosa dentro del movimiento almohade. Su hijo 'Umar al-Hintati fue designado por el califa almohade Muhammad an-Nasir como gobernador de Ifriqiya en 1207 y sirvió hasta su muerte en 1221. Su hijo, el nieto de Abu Hafs, fue Abu Zakariya. [299]

Abu Zakariya [300] (1203-1249) sirvió a los almohades en Ifriqiya como gobernador de Gabès, y luego en 1226 como gobernador de Túnez. En 1229, durante los disturbios dentro del movimiento almohade, Abu Zakariya declaró su independencia: de ahí el inicio de la dinastía Hafsid. En los años siguientes aseguró su control sobre las ciudades de Ifriqiya, luego capturó Tripolitania (1234) al este, y Argel (1235) al oeste y luego añadió Tlemcen (1242). Solidificó su gobierno entre las confederaciones bereberes. La estructura de gobierno del estado de Hafsid siguió el modelo almohade, una centralización bastante estricta. La sucesión de Abu Zakariya a los almohades fue reconocida brevemente en la oración del viernes por varios estados en al-Andalus y en Marruecos. Se abrieron relaciones diplomáticas con Venecia, Génova, Sicilia y Aragón. Abu Zakariya se convirtió en el principal gobernante del Magreb. [301]

Por un momento histórico, el hijo de Abu Zakariya y autoproclamado califa de los hafsidas, al-Mustansir [302] (r.1249-1277), fue reconocido como califa por La Meca y el mundo islámico (1259-1261), a continuación terminación del califato abasí por los mongoles (en 1258). Sin embargo, el momento pasó, los hafsidas siguieron siendo una soberanía local. [303] [304]

En 1270 el rey Luis IX de Francia, cuyo hermano era el rey de Sicilia, desembarcó un ejército cerca de Túnez. La enfermedad devastó su campamento. [305] Más tarde, la influencia de Hafsid se redujo con el surgimiento de los mariníes marroquíes de Fez, que capturaron y perdieron Túnez dos veces (1347 y 1357). [306] Sin embargo, las fortunas de Hafsid recuperarían a dos gobernantes notables: Abu Faris (1394-1434) y su nieto Abu 'Amr' Uthman (r. 1435-1488). [307]

Hacia el final, el desorden interno dentro de la dinastía Hafsid creó vulnerabilidades, mientras que surgió una gran lucha de poder entre españoles y turcos por el control del Mediterráneo. Las dinastías Hafsid se convirtieron en peones, sujetos a las estrategias rivales de los combatientes. En 1574, Ifriqiya se había incorporado al Imperio Otomano. [308]

Comercio y comercio Editar

Todo el Magreb, así como Túnez bajo los primeros Hafsid, disfrutaron de una era de prosperidad debido al auge del comercio sahariano-sudanés y del Mediterráneo, este último incluido el comercio con Europa. [309] En toda la región, los repetidos tratos de compra y venta con cristianos llevaron al desarrollo de prácticas y se elaboraron acuerdos estructurados para garantizar la seguridad, los ingresos aduaneros y las ganancias comerciales. [310] Los principales puertos aduaneros eran entonces: Túnez, Sfax, Mahdia, Jerba y Gabés (en la actual Túnez) Orán, Bougie (Bejaia) y Bône (Annaba) (en la actual Argelia) y Trípoli (en la actual Libia). Generalmente en dichos puertos, las importaciones se descargan y se transfieren a un área aduanera desde donde se depositan en un depósito sellado, o funduq, hasta que se paguen los derechos y tasas. El servicio de aduanas de Túnez era una burocracia estratificada. A su cabeza estaba a menudo un miembro de la nobleza gobernante o musharif, llamado al-Caid, quien no solo administraba las funciones de recaudación del personal, sino que también podía negociar acuerdos comerciales, celebrar tratados y actuar como juez en disputas legales que involucren a extranjeros. La cuantía de los derechos variaba, normalmente entre el cinco y el diez por ciento. Era posible que un barco que llegaba entregara sus mercancías y recogiera la carga de regreso en varios días. Los comerciantes cristianos del Mediterráneo, generalmente organizados por su ciudad de origen, establecieron y mantuvieron sus propias instalaciones comerciales en estos puertos aduaneros del norte de África para manejar el flujo de mercancías y marketing. [311]

La ley islámica durante esta era había desarrollado una institución específica para regular la moral comunitaria, o hisba, que incluía el orden y la seguridad de los mercados públicos, la supervisión de las transacciones del mercado y asuntos relacionados. El mercado urbano [árabe zoco, pl. iswak] era generalmente una calle de tiendas que vendían productos iguales o similares (verduras, telas, artículos de metal, madera, etc.). [312] El funcionario municipal encargado de estas responsabilidades se llamaba muhtasib. [313] [314] Al efectuar el orden público en los mercados urbanos, el muhtasib Hacer cumplir un trato comercial justo (los comerciantes citan verazmente el precio local a la población rural, pesos y medidas honestos, pero no la calidad de los bienes ni el precio. per se), manteniendo abiertas las carreteras, regulando la seguridad de la construcción de edificios, garantizando el valor del metal de las monedas existentes y acuñando nuevas monedas. La autoridad del muhtasib, con su grupo de asistentes, estaba en algún lugar entre un cadí (juez) y la policía, o en otras ocasiones tal vez entre un fiscal o un comisionado de comercio y el alcalde o un alto funcionario de la ciudad. A menudo, un juez principal o muftí ocupó el puesto. los muhtasib no escuchó litigio impugnado, pero sin embargo pudo ordenar el dolor y la humillación de hasta 40 latigazos, prisión preventiva para deudores, ordenar el cierre de una tienda y expulsar de la ciudad. La autoridad del muhtasib no se extendió al campo. [315]

Durante este período de al-Andalus llegaron inmigrantes musulmanes y judíos con talentos apreciados, por ejemplo, conexiones comerciales, artesanías y técnicas agrícolas. Con respecto a la prosperidad general, sin embargo, se produjo un fuerte declive económico a partir del siglo XIV debido a una variedad de factores. [316] Más tarde, el comercio mediterráneo dio paso a la actividad de incursiones de corsarios.

Sociedad y cultura Editar

Como resultado de la prosperidad inicial, al-Mustansir transformó su capital, Túnez, construyó un palacio y el parque Abu Fihr y también creó una finca cerca de Bizerte (dicho por Ibn Khaldun no tiene igual en el mundo). [317] Sin embargo, se desarrolló una desafortunada división entre el gobierno de las ciudades y del campo; en ocasiones, los gobernantes de las ciudades otorgaban autonomía a las tribus rurales ('iqta') a cambio de su apoyo en las luchas dentro del magreb. [318] [319] Esta independencia tribal de la autoridad central significó también que cuando el centro se debilitaba, la periferia aún podía seguir siendo fuerte y resistente. [320]

Los árabes beduinos [321] continuaron llegando al siglo XIII con su habilidad tribal para atacar y la guerra aún intacta, siguieron siendo influyentes. El idioma árabe llegó a ser predominante, a excepción de algunas áreas de habla bereber, por ejemplo, Kharijite Djerba y el sur del desierto. Además, la migración árabe musulmana y judía continuó llegando a Ifriqiya desde al-Andalus, especialmente después de la caída de Granada en 1492, el último estado musulmán que gobernaba la península Ibérica. Estos inmigrantes recién llegados trajeron infusiones de las artes desarrolladas de al-Andalus. [322] La tradición andaluza de la música y la poesía fue discutida por Ahmad al-Tifashi (1184-1253) de Túnez, en su Muta'at al-Asma 'fi' ilm al-sama ' [Placer para los oídos, sobre el arte de la música], en el volumen 41 de su enciclopedia. [323]

Después de una pausa bajo los almohades, [324] la escuela de derecho Maliki reanudó su plena jurisdicción tradicional sobre el Magreb. Durante el siglo XIII, la escuela Maliki había experimentado cambios liberalizadores sustanciales debido en parte a la influencia iraquí. [325] Según los jurisprudenciales de Hafsid, el concepto de maslahah o "interés público" desarrollado en el funcionamiento de su madhab. Esto abrió Maliki fiqh a consideraciones de necesidad y circunstancia con respecto al bienestar general de la comunidad. Por este medio, local personalizado fue admitido en la Sharia de Malik, para convertirse en una parte integral de la disciplina legal. [326] Más tarde, el teólogo Maliki Muhammad ibn 'Arafa (1316-1401) de Túnez estudió en la biblioteca de Zaituna, que se dice que contiene 60.000 volúmenes. [327]

La educación fue mejorada por la institución de un sistema de madraza. El sufismo, por ejemplo, Sidi Bin 'Arus (m. 1463 en Túnez), fundador de la Arusiyya tariqah, se estableció cada vez más, uniendo la ciudad y el campo. [328] [329] La poesía floreció, al igual que la arquitectura. Por el momento, Túnez había recuperado el liderazgo cultural del Magreb. [330]

Ibn Khaldun Modificar

Un importante filósofo social, Ibn Khaldun (1332-1406) es reconocido como un pionero en sociología, historiografía y disciplinas relacionadas. Aunque tenía ascendencia yemení, su familia disfrutó de una residencia de siglos en al-Andalus antes de partir en el siglo XIII hacia Ifriqiyah. Como nativo de Túnez, pasó gran parte de su vida bajo los Hafsid, cuyo régimen sirvió en ocasiones.

Ibn Khaldun inició una carrera política desde el principio, trabajando bajo una sucesión de diferentes gobernantes de pequeños estados, cuyos diseños se desarrollaron en medio de cambiantes rivalidades y alianzas. en un momento llegó a ser visir, sin embargo, también pasó un año en prisión. Su carrera requirió varias reubicaciones, por ejemplo, Fez, Granada, finalmente El Cairo, donde murió. Para escribir se retiró por un tiempo de la vida política activa. Más tarde, después de su peregrinaje a La Meca, se desempeñó como Gran Qadi del rito Maliki en Egipto (fue nombrado y destituido varias veces). Mientras visitaba Damasco, Tamerlán tomó la ciudad y el conquistador entrevistó al anciano jurista y filósofo social, pero Ibn Jaldún logró escapar de nuevo a su vida en Egipto. [331]

La historia y la historiografía escritas por Ibn Jaldún fueron informadas en teoría por su aprendizaje como Faylasuf [filósofo]. [332] Sin embargo, fue su participación en los pequeños gobiernos inestables de la región lo que inspiró muchas de sus ideas clave. Su historia busca dar cuenta de la progresión cíclica aparente de los estados históricos del Magreb, mediante los cuales: (a) una nueva asociación gobernante llega al poder con fuertes lealtades, (b) que en el transcurso de varias generaciones se desmorona, (c) liderando al colapso de los estratos dominantes. los cohesión social necesario para el ascenso inicial al poder del grupo, y para la capacidad del grupo de mantenerlo y ejercerlo, Ibn Jaldún llamó Asabiyyah. [333]

Su siete volúmenes Kitab al-'Ibar [Libro de ejemplos] [334] (título abreviado) es una historia "universal" telescópica, que se concentra en las civilizaciones persa, árabe y bereber. Su extenso prólogo, llamado el Muqaddimah [Introducción], presenta el desarrollo de tendencias y eventos políticos de largo plazo como campo de estudio, caracterizándolos como fenómenos humanos, en términos cuasi-sociológicos. Es ampliamente considerado como una joya de análisis cultural sostenido. Debido a que minimizaba (o negaba) el papel del pueblo árabe étnico en el desarrollo de la ciencia, la filosofía y la política islámicas, Ibn Jaldún no atrajo suficiente interés entre los árabes, ya que sus estudios se descuidaron en Ifriqiyah, una tendencia que ha perdurado hasta la fecha. en la actualidad, ya que sus obras se consideran políticamente incorrectas frente al nacionalismo árabe. Sin embargo, y naturalmente, en los mundos persa y turco adquirió muchos seguidores. [335]

En los últimos libros de la Kitab al-'Ibar, se centra especialmente en la historia de los bereberes del Magreb. El perceptivo Ibn Jaldún en su narración eventualmente llega a eventos históricos que él mismo presenció o encontró. [336] Como funcionario de los hafsidas, Ibn Jaldún experimentó de primera mano los efectos sobre la estructura social de los regímenes en problemas y el declive a largo plazo de las fortunas de la región.

Una contienda a largo plazo por el Mediterráneo comenzó en el siglo XVI, entre españoles (que en 1492 completaron la reconquista) y turcos (que habían capturado Constantinopla en 1453). España ocupó luego una serie de puertos en el noroeste de África, por ejemplo, Orán (1505), Trípoli (1510), Túnez (1534). Algunos gobernantes musulmanes alentaron a las fuerzas turcas a ingresar al área para contrarrestar la presencia española. Los hafsidas de Túnez, sin embargo, vieron en los turcos musulmanes una amenaza mayor y organizaron una alianza española. [337] [338]

El Imperio Otomano aceptó a muchos corsarios como sus agentes, que hicieron de Argel su base, incluidos Khair al-Din [nombre árabe] y su hermano Aruj (ambos conocidos por sus barbas rojas y llamado Barbarroja), [339] y Uluj Ali. [340] En 1551 el corsario Dragut se instaló en Trípoli y entró en Kairouan en 1558. [341] Luego, en 1569, Uluj Ali, avanzando desde Argel, se apoderó de Túnez. [342] [343] Después de la victoria naval cristiana en Lepanto en 1571, [344] Don Juan de Austria volvió a tomar Túnez para España en 1573. Uluj Ali regresó en 1574 con una gran flota y ejército para capturar Túnez con firmeza, y luego envió el último Hafsid a Constantinopla. [345]

Janissary Deys Modificar

Tras la imposición en 1574 del dominio imperial otomano permanente, el gobierno de Túnez se estableció sobre una base más estable después de un largo período de flujo y caos. La Puerta de Constantinopla nombró a un Pasha como autoridad civil y militar en Túnez, que se convirtió en una provincia del imperio. El turco se convirtió en el idioma del estado. La ciudad capital de Túnez estaba originalmente guarnecida con 4.000 jenízaros, reclutados principalmente de Anatolia, comandados por un Agha. La Porte no mantuvo las filas de Jenízaros, más bien, el propio Pasha en Túnez comenzó a reclutar soldados de muchas regiones diferentes. De 1574 a 1591 un consejo (el Diwan), compuesto por militares de alto rango (buluk-bashis) y notables locales, aconsejó el gobierno provincial.

La nueva energía del dominio turco fue bienvenida en Túnez y por los ulama. Aunque los otomanos preferían la escuela de derecho Hanifi, algunos juristas tunecinos maliki fueron admitidos en la administración. Sin embargo, el gobierno siguió siendo el de una élite extranjera. En el campo, las eficientes tropas turcas lograron controlar a las tribus sin comprometer las alianzas, pero su gobierno fue impopular. La economía rural nunca fue sometida a una regulación efectiva por parte de la autoridad central. Para obtener ingresos, el gobierno siguió dependiendo principalmente de las incursiones de corsarios en el Mediterráneo.

En 1591, los oficiales subalternos de Janissary (deys) que no eran de origen turco obligaron al Pasha a reconocer la autoridad de uno de sus propios hombres, llamado Dey (elegido por sus compañeros deys). Relativamente independiente de los otomanos, los Dey ejercían el control de las ciudades. 'Uthman Dey (1598-1610) y Yusuf Dey (1610-1637) se las arreglaron lo suficientemente bien como para establecer la paz y el orden en lugar de la turbulencia social crónica.

En las áreas rurales tribales, el control y la recaudación de impuestos se asignaron a un cacique, llamado Bey [turco]. Dos veces al año, expediciones armadas (mahallas) patrullaba el campo, mostrando el brazo de la autoridad central. Como fuerza auxiliar, los Beys organizaron la caballería rural (sipahis), en su mayoría árabes, reclutados en lo que se denominó el "gobierno" (makhzan) tribus. [346] [347]

Muradid Beys Modificar

El corso Murad Curso [348] (muerto en 1631) había sido patrocinado desde su juventud por Ramdan Bey (muerto en 1613). Murad luego siguió a su benefactor a la oficina del Bey, que ejerció con eficacia más tarde también fue nombrado Pasha, aunque su posición siguió siendo inferior a la Dey. Su hijo Hamuda (1631-1666) heredó ambos títulos, con el apoyo de los notables locales de Túnez. En virtud de su título de Pasha, el Bey llegó a disfrutar del prestigio de la conexión con el Sultán-Califa en Constantinopla. En 1640, tras la muerte de Dey, Hamuda Bey maniobró para establecer su control sobre los nombramientos en el cargo.

Bajo Murad II Bey (1666-1675), hijo de Hamuda, el Diwan De nuevo funcionó como consejo de notables. Sin embargo, en 1673 los deys de jenízaros, al ver que su poder decaía, se rebelaron. Durante los combates subsiguientes, las fuerzas urbanas de los jenízaros deys lucharon contra los Muradid Beys con sus fuerzas mayoritariamente rurales bajo el mando de los jeques tribales y con el apoyo popular de los notables de la ciudad. Cuando los Beys aseguraron la victoria, también lo hicieron los beduinos rurales y los notables tunecinos, que también salieron triunfantes. El idioma árabe volvió al uso oficial local, aunque los Muradids continuaron usando el turco en el gobierno central, acentuando su estatus de élite y conexión otomana.

A la muerte de Murad II Bey, la discordia interna con la familia Muradid llevó a la lucha armada. Los gobernantes turcos de Argelia intervinieron más tarde en nombre de un lado en un conflicto interno posterior, las fuerzas argelinas no se retiraron y resultaron impopulares. Esta lamentable condición de discordia civil e injerencia argelina persistió. El último Muradid Bey fue asesinado en 1702 por Ibrahim Sharif, quien luego gobernó durante varios años con el respaldo de Argelia. [349] [350] [351]

Se produjo un cambio económico gradual durante la era Muradid, ya que las incursiones de corsarios disminuyeron debido a la presión de Europa y el comercio comercial basado en productos agrícolas (principalmente granos) aumentó debido a la integración de la población rural en las redes regionales. El comercio mediterráneo, sin embargo, siguió siendo llevado a cabo por las empresas marítimas europeas. Los Beys, a fin de sacar el máximo provecho del comercio de exportación, además de los impuestos instituyeron monopolios gubernamentales que mediaron entre los productores locales y los comerciantes extranjeros. Como resultado, los gobernantes y sus socios comerciales (provenientes de élites dominadas por extranjeros conectadas con los otomanos) tomaron una parte desproporcionada de las ganancias comerciales de Túnez. [352] Esto impidió el desarrollo de intereses locales, ya fueran terratenientes rurales o estratos de comerciantes adinerados. Persistió una división social, y las familias importantes de Túnez fueron identificadas como una casta gobernante "turca". [353]

Husaynid Beys Modificar

Los Husaynid Beys gobernaron desde 1705 hasta 1881 y reinaron hasta 1957. En teoría, Túnez continuó como vasallo del imperio otomano (la oración del viernes se pronunciaba en nombre del sultán otomano, se acuñaba dinero en su honor y se celebraba una embajador trajo regalos a Estambul), pero los otomanos nunca pudieron depender de la obediencia ni exigirla.

Husayn ibn Ali (1669-1740), un oficial de caballería de origen griego cretense, asumió el poder en 1705 y permaneció en el poder hasta 1735. Se había ganado el respaldo de los ulama y notables tunecinos, así como de las tribus, para su oposición. a la influencia argelina que fue eliminada. Sin embargo, en una disputa de sucesión, su sobrino Ali y su hijo Muhammad libraron una guerra civil divisiva, que terminó en 1740 con la incierta victoria de Ali. Este resultado se revirtió en 1756 después de diez años más de lucha, pero no sin la intromisión de Argelia.

La política de los primeros husaynidas requería un cuidadoso equilibrio entre varios partidos divergentes: los otomanos, la élite de habla turca en Túnez y los tunecinos locales, tanto urbanos como rurales, notables y clérigos, terratenientes y las tribus más remotas. Se evitó el enredo con el Imperio Otomano debido a su capacidad potencial para hacerse cargo de las prerrogativas de Bey, sin embargo, se fomentaron los lazos religiosos con el Califa, lo que agregó prestigio a los Beys y ganó la aprobación de los ulama locales y la deferencia de los notables. Todavía se reclutaban jenízaros, pero se confiaba cada vez más en las fuerzas tribales. El turco se hablaba en la cúspide, pero el uso del árabe aumentó en el uso gubernamental. Kouloughlis (hijos de ascendencia mixta turca y tunecina) y los notables tunecinos nativos recibieron una mayor admisión en puestos más altos y deliberaciones. Sin embargo, los Husaynid Beys no se casaron con tunecinos, sino que a menudo recurrieron a la institución de los mamelucos. [355] La dinastía nunca dejó de identificarse como otomana y, por tanto, privilegiada. No obstante, se cortejó a los ulama locales, con fondos para la educación religiosa y los clérigos. El jurista Maliki entró al servicio del gobierno. Los morabitos rurales se aplacaron. Los jeques tribales fueron reconocidos e invitados a conferencias. Especialmente favorecidos fueron un puñado de familias prominentes, de habla turca, a quienes se les dieron oportunidades comerciales y de tierras, así como puestos importantes en el gobierno, dependiendo de su lealtad.

La Revolución Francesa y las reacciones a ella provocaron perturbaciones en la actividad económica europea que brindaron oportunidades para que Túnez se beneficiara generosamente. Hammouda Pasha (1781-1813) fue Bey durante este período de prosperidad; también rechazó una invasión argelina en 1807 y sofocó una revuelta de jenízaros en 1811.

Después del Congreso de Viena en 1815, Gran Bretaña y Francia aseguraron el acuerdo del Bey para dejar de patrocinar o permitir incursiones de corsarios, que se habían reanudado durante el conflicto napoleónico. Luego, en la década de 1820, la actividad económica en Túnez sufrió una fuerte recesión. El gobierno de Túnez se vio particularmente afectado debido a sus posiciones de monopolio con respecto a muchas exportaciones. Se obtuvo crédito para capear los déficits, pero eventualmente la deuda crecería a niveles inmanejables. Los intereses comerciales extranjeros ejercían cada vez más un control sobre el comercio interno. El comercio exterior resultó ser un caballo de Troya. [356]

Bajo el protectorado francés (1881-1956), los Husaynid Beys continuaron desempeñando un papel principalmente ceremonial. Después de la independencia, se declaró una república en 1957, el cargo de Beylical se terminó y la dinastía Husaynid llegó a su fin.

Era de la reforma Editar

En el siglo XIX, bajo los Husaynid Beyds, el comercio con los europeos aumentó, con residencias permanentes establecidas por muchos comerciantes extranjeros. En 1819, el Bey acordó abandonar las incursiones de corsarios. En 1830, el Bey también acordó hacer cumplir en Túnez los tratados de capitulación entre los otomanos y varias potencias europeas, en virtud de los cuales los cónsules europeos actuarían como jueces en los casos legales que involucraran a sus nacionales. Durante 1830, el ejército real francés ocupó la vecina Argelia.

Ahmad Bey (1837-1855) asumió el trono durante esta compleja situación. Siguiendo los ejemplos del Imperio Otomano bajo el sultán Mahmud II, y de Egipto bajo Muhammad Ali, se movió para intensificar un programa para actualizar y mejorar las fuerzas armadas tunecinas. Siguiendo esta política, instituyó una escuela militar e inició industrias para abastecer a su ejército y marina más modernos. En un paso importante, inició el reclutamiento y el servicio militar obligatorio de tunecinos nativos para servir en el ejército y la marina, un paso que reduciría la larga división entre el estado y sus ciudadanos. Sin embargo, los aumentos de impuestos resultantes no fueron populares. [357]

Aunque deseaba el apoyo otomano, Ahmad Bey se negó repetidamente a aplicar en Túnez las reformas legales otomanas relativas a los derechos de los ciudadanos, es decir, el Tanzimat de 1839. En cambio, instituyó leyes progresistas propias, mostrando la autoridad tunecina nativa en el proyecto de modernización y, por lo tanto, la redundancia. de importar reformas otomanas. La trata de esclavos fue abolida en 1841 y la esclavitud en 1846. Sin embargo, estas reformas legales tenían una aplicación limitada a muchos tunecinos. Ahmad Bey continuó la política general de Beylical, es decir, declinar o rechazar el apego político al estado otomano, pero da la bienvenida a los lazos religiosos con el califato otomano. [358] [359]

Como parte de sus maniobras para mantener la soberanía de Túnez, Ahmad Bey envió 4.000 tropas tunecinas contra el Imperio ruso durante la Guerra de Crimea (1854-1856). Al hacerlo, alió a Túnez con Turquía, Francia y Gran Bretaña. [360]

A principios del siglo XIX, el país seguía siendo cuasi autónomo, aunque oficialmente todavía era una provincia otomana. El comercio con Europa aumentó drásticamente con la llegada de comerciantes occidentales para establecer negocios en el país. En 1861, Túnez promulgó la primera constitución del mundo árabe, pero el avance hacia una república modernizadora se vio obstaculizado por la mala economía y los disturbios políticos. Los préstamos otorgados por extranjeros al gobierno se estaban volviendo difíciles de administrar. En 1869, Túnez se declaró en quiebra y una comisión financiera internacional, con representantes de Francia, Reino Unido e Italia, tomó el control de la economía.

Inicialmente, Italia fue el país que demostró más deseo de tener a Túnez como colonia teniendo como motivación la inversión, la ciudadanía y la proximidad geográfica. Sin embargo, esto fue rechazado cuando Gran Bretaña y Francia cooperaron para evitarlo durante los años 1871-1878 que terminaron en Gran Bretaña apoyando la influencia francesa en Túnez a cambio del dominio sobre Chipre. Francia aún tenía el tema de la influencia italiana (relacionado con la enorme colonia de italianos tunecinos que emigraron a Túnez [361]) y, por lo tanto, decidió buscar una excusa para un ataque preventivo. En la primavera de 1881, el ejército francés ocupó Túnez, alegando que las tropas tunecinas habían cruzado la frontera con Argelia, la principal colonia de Francia en el norte de África. Italia, también interesada en Túnez, protestó, pero no se arriesgó a una guerra con Francia. El 12 de mayo de ese año, Túnez se convirtió oficialmente en un protectorado francés con la firma del tratado de Bardo (Al Qasr as Sa'id) por Muhammad III as-Sadiq. [362] Esto le dio a Francia el control del gobierno tunecino y lo convirtió en un protectorado francés de facto.

Los franceses asumieron progresivamente más puestos administrativos importantes, y en 1884 supervisaron todas las oficinas del gobierno tunecino que se ocupaban de las finanzas, correos, educación, telégrafo, obras públicas y agricultura. Decidieron garantizar la deuda de Túnez y luego abolieron la comisión financiera internacional. Se fomentaron activamente los asentamientos franceses en el país; el número de colonos franceses creció de 34.000 en 1906 a 144.000 en 1945, ocupando aproximadamente una quinta parte de la tierra cultivada. Se desarrollaron carreteras, puertos, ferrocarriles y minas. En las zonas rurales, la administración francesa fortaleció a los funcionarios locales (qa'ids) y debilitó a las tribus independientes. Se estableció un sistema judicial adicional para los europeos, pero disponible en general, establecido sin interferir con los tribunales de la Sharia existentes, disponible como siempre para los asuntos legales de los tunecinos.

Muchos acogieron con satisfacción los cambios progresivos, pero prefirieron gestionar sus propios asuntos. Kayr al-Din en las décadas de 1860 y 1870 había introducido reformas modernizadoras antes de la ocupación francesa. Algunos de sus compañeros fundaron posteriormente la revista semanal al-Hadira en 1888. Uno más radical al-Zahra funcionó desde 1890 hasta que fue suprimido en 1896 como fue el Sabil al-Rashad de 'Abd al-'Aziz al-Tha'alibi, quien se inspiró en Muhammad' Abduh de El Cairo, entre otros. Bashir Sfar inició el grupo de discusión Khalduniya en 1896. 'Ali Bash Hamba fundó la revista en francés Túnez para informar al público francés de las quejas de Túnez, pero solo aumentó el malestar. Tha'alibi fundó el idioma árabe Túnez en 1909, para desafiar a Hamba desde un punto de vista tunecino. En 1911 se iniciaron disturbios civiles dentro de las universidades. Hamba y Tha'alibi se juntaron. Se inició un partido político, al-Ittihad al-Islami [Unidad Islámica], que tenía inclinaciones pro otomanas. Los problemas relacionados con un cementerio musulmán, el Jallaz, provocaron grandes manifestaciones que terminaron con la ley marcial y el asesinato de muchos tunecinos a fines de 1911. Otras manifestaciones en 1912 llevaron al cierre de los periódicos nacionalistas y al exilio de los líderes nacionalistas. [363]

El sentimiento nacionalista organizado entre los tunecinos, conducido a la clandestinidad en 1912, resurgió después de la gran guerra. El estímulo vino de muchas direcciones, por ejemplo, la formación de la Liga de Naciones en 1919. Los nacionalistas establecieron el Partido [Constitución] Destour en 1920. Habib Bourguiba estableció y dirigió a su sucesor, el Partido Neo-Destour, en 1934. Las autoridades francesas prohibieron posteriormente este nuevo partido, mientras las organizaciones fascistas de los italianos tunecinos lo apoyaban (Mussolini obtuvo la liberación de Bourghiba de una cárcel de Vichy en 1942).

Durante la Segunda Guerra Mundial, las autoridades francesas en Túnez apoyaron al gobierno de Vichy que gobernó Francia después de su capitulación ante Alemania en 1940. Después de las victorias iniciales hacia el este, el general alemán Erwin Rommel, [364] carente de suministros y refuerzos, en 1942 perdió el decisivo batalla de al-Alamein (cerca de Alejandría en Egipto) al general británico Bernard Montgomery. Después de enterarse de los desembarcos aliados en el oeste (Operación Antorcha), el ejército del Eje se retiró hacia el oeste a Túnez y estableció posiciones defensivas. Los británicos que le seguían los talones finalmente rompieron estas líneas, aunque Rommel tuvo algún éxito temprano contra las tropas estadounidenses "verdes" que avanzaban desde el oeste, hasta la llegada del general George Patton, quien detuvo a Rommel en la batalla. Los combates terminaron en mayo de 1943. El Cuerpo Afrika alemán se rindió el 11 de mayo. Dos días después, el 13 de mayo, después del colapso del 5 Ejército Alemán de Tanques, la caída de Túnez y los alrededores del 1 Ejército Italiano, todavía sosteniendo el línea en Enfidaville, el general italiano Messe se rindió formalmente a los aliados.

El general Eisenhower (que se ganó la confianza hablando con franqueza, aunque no siempre con claridad) declaró que "lejos de gobernar un país conquistado, sólo estábamos intentando forzar una ampliación gradual de la base de gobierno, con el objetivo final de entregar todos los asuntos internos a control popular ". Túnez se convirtió en un área de preparación para las operaciones en la invasión de Sicilia más tarde en el año. [365]

Después de la Segunda Guerra Mundial, la lucha por la independencia nacional continuó y se intensificó. El Partido Neo-Destour resurgió bajo Habib Bourguiba. Sin embargo, con la falta de progreso, la resistencia violenta al dominio francés comenzó en las montañas durante 1954. Los tunecinos se coordinaron con los movimientos independentistas en Argelia y Marruecos, aunque Túnez fue el primero en independizarse. En última instancia, el Partido Neo-Destour logró ganar la soberanía de su pueblo mediante maniobras y delicadeza. [366]

La independencia de Francia se logró el 20 de marzo de 1956. El Estado se estableció como una monarquía constitucional con el Bey de Túnez, Muhammad VIII al-Amin Bey, como rey de Túnez.

La era de Habib Bourguiba Editar

En 1957, el primer ministro Habib Bourguiba (Habib Abu Ruqaiba) abolió la monarquía y estableció firmemente su partido Neo Destour (Nueva Constitución). El régimen buscó ejecutar un régimen estrictamente estructurado con operaciones estatales eficientes y equitativas, pero no políticas de estilo democrático. También se dio por terminado el bey, una institución cuasi-monárquica que se remonta al dominio otomano. Luego, Bourguiba comenzó a dominar el país durante los siguientes 31 años, gobernando con programas reflexivos que produjeron estabilidad y progreso económico, reprimiendo el fundamentalismo islámico y estableciendo derechos para las mujeres incomparables con cualquier otra nación árabe. [367] La ​​visión ofrecida en Bourguiba fue la de una república tunecina. La cultura política sería secular, populista y estaría imbuida de una especie de visión racionalista francesa del Estado en el que era optimista, tocada con ímpetu, napoleónico en espíritu. Bourguiba vio entonces un futuro ecléctico e idiosincrásico que combinaba tradición e innovación, el Islam con una prosperidad liberal. [368]

El "borguibismo" también fue decididamente no militarista, argumentando que Túnez nunca podría ser una potencia militar creíble y que la construcción de un gran establecimiento militar solo consumiría recursos de inversión escasos y quizás empujaría a Túnez a los ciclos de intervención militar en la política que había plagado al resto. del Medio Oriente. En nombre del desarrollo económico, Bourguiba nacionalizó varias propiedades religiosas y desmanteló varias instituciones religiosas. [369]

El gran activo de Bourguiba estaba en "Túnez poseía una organización nacionalista madura, el Partido Neo Destour, que el día de la independencia tenía la confianza de la nación en la mano". Había presentado sus argumentos a los trabajadores de la ciudad en la economía moderna y a la gente del campo en la economía tradicional; tenía líderes excelentes que inspiraban respeto y que, en general, desarrollaban programas gubernamentales razonables. [370]

En julio de 1961, cuando Túnez impuso un bloqueo a la base naval francesa de Bizerte, con la esperanza de forzar su evacuación, la crisis culminó en una batalla de tres días entre las fuerzas francesas y tunecinas que dejó unos 630 tunecinos y 24 franceses muertos y finalmente condujo a Francia cedió la ciudad y la base naval a Túnez en 1963.

Un rival serio de Habib Bourguiba fue Salah Ben Yusuf. Exiliado en El Cairo a principios de la década de 1950, había absorbido el nacionalismo panárabe asociado con el líder egipcio Gamal Abdul Nasser. Sin embargo, como resultado de su fuerte oposición al liderazgo de Neo Destour durante sus negociaciones con Francia por la autonomía antes de la independencia, Ben Youssef fue destituido de su cargo de secretario general y expulsado del partido. No obstante, reunió a miembros del sindicato descontentos, estudiantes y otros, lo suficiente para poner 20.000 yusufistas a la calle durante el próximo congreso del partido Neo Destour. Finalmente, dejó Túnez para ir a El Cairo. [371] [372] [373]

El socialismo no fue inicialmente una parte importante del proyecto Neo Destour, pero el gobierno siempre había mantenido e implementado políticas redistributivas. En 1961 se puso en marcha un gran programa de obras públicas. [374] No obstante, en 1964 Túnez entró en una era socialista de corta duración. El partido Neo Destour se convirtió en el Socialist Destour (Parti Socialiste Dusturien o PSD), y el nuevo ministro de planificación, Ahmed Ben Salah, formuló un plan dirigido por el estado para las cooperativas agrícolas y la industrialización del sector público. El experimento socialista generó una oposición considerable dentro de la antigua coalición de Bourguiba. Ahmed Ben Salah finalmente fue despedido en 1970, y muchas operaciones socializadas (por ejemplo, las cooperativas agrícolas) volvieron a ser propiedad privada a principios de la década de 1970. [375] En 1978, una huelga general fue reprimida por el gobierno y sus fuerzas mataron a decenas de dirigentes sindicales que fueron encarcelados.

Después de la independencia, la política económica de Tuns se había centrado principalmente en promover la industria ligera y el turismo y desarrollar sus depósitos de fosfato. El sector principal siguió siendo la agricultura, con predominio de las pequeñas explotaciones, pero éstas no produjeron bien. A principios de la década de 1960, la economía se desaceleró, pero el programa socialista no resultó ser la cura.

En la década de 1970, la economía de Túnez se expandió a un ritmo muy saludable. Se descubrió petróleo y el turismo continuó. Las poblaciones de la ciudad y el campo atrajeron aproximadamente el mismo número. Sin embargo, los problemas agrícolas y el desempleo urbano provocaron un aumento de la migración a Europa.

La era de Ben Ali Editar

En la década de 1980, la economía tuvo un desempeño deficiente. En 1983, el Fondo Monetario Internacional (FMI) obligó al gobierno a subir el precio del pan y la sémola, lo que provocó graves dificultades y disturbios de protesta. En esta situación, el Movimiento de Tendencia Islámica (MTI) bajo Cheikh Rached el-Ghannouchi proporcionó liderazgo popular. Los disturbios civiles, incluidos los de los islamistas, fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad del gobierno bajo el mando del general Zine El Abidine Ben Ali. El gobierno persistió en seguir su programa. Ben Ali fue nombrado primer ministro.

El presidente Bourguiba, de 84 años, fue derrocado y reemplazado por Ben Ali, su primer ministro, el 7 de noviembre de 1987. [376] El nuevo presidente cambió muy poco en el sistema de apoyo político burguibista, excepto para cambiar el nombre del partido por el Partido Constitucional Democrático ( RCD por sus siglas en francés).

En 1988, Ben Ali intentó una nueva táctica con referencia al gobierno y al Islam, al intentar reafirmar la identidad islámica del país, varios activistas islamistas fueron liberados de prisión. También forjó un pacto nacional con el partido tunecino Harakat al-Ittijah al-Islami (Movimiento de Tendencia Islámica), que había sido fundado en 1981 y más tarde cambió su nombre a an-Nahda (el Partido del Renacimiento). Pero la táctica innovadora de Ben Ali no funcionó. Posteriormente, An-Nahda afirmó haber participado con fuerza en las elecciones de 1989, lo que dio la apariencia de ser informes injustos que a menudo describían los votos a favor del gobierno en más del 90%. Posteriormente, Ben Ali prohibió los partidos políticos islamistas y encarceló a hasta 8.000 activistas. [375]

En 2004, Ben Ali fue reelegido presidente por un período de cinco años, con un 94,5% de los votos. También fueron elegidos 189 miembros de la Majlis al-Nuwaab o Cámara de Diputados, con un mandato de cinco años. Además, había una Cámara de Asesores compuesta por 126 miembros con mandatos de seis años, de los cuales 85 fueron elegidos por subdivisiones gubernamentales (por ejemplo, municipios), por asociaciones profesionales y por sindicatos (14 miembros del sindicato boicotearon el proceso). los 41 miembros restantes fueron designados por el presidente. El sistema judicial siguió siendo una combinación del derecho civil francés y la ley islámica de la sharia. [377]

Surgió un movimiento de derechos humanos ampliamente apoyado, que incluía no solo a islamistas sino también a sindicalistas, abogados y periodistas. Las instituciones políticas de Túnez, sin embargo, permanecieron fijadas en el pasado autoritario. En 2001, la respuesta del gobierno a los pedidos de reforma incluyó arrestos domiciliarios y prisión. [375] El gobierno continuó su negativa a reconocer a los partidos musulmanes de oposición y gobernó el país en un clima político considerado rígido, utilizando de vez en cuando medidas militares y policiales objetables para reprimir la disidencia.

En asuntos exteriores, Túnez siguió disfrutando de estrechos vínculos con Occidente, mientras seguía en general una postura moderada y no alineada. La Liga Árabe tuvo su sede en Túnez desde 1979 hasta 1991.

2000 en Túnez Editar

Túnez, la capital, tiene una población de aproximadamente 700.000 habitantes y la segunda ciudad de Sfax, aproximadamente 250.000. La tasa de crecimiento de la población medida como nacimientos por mujer ha disminuido de 7 (década de 1960) a 2 (2007). La esperanza de vida es de mujeres 75, hombres 72. La religión es musulmana (98%), con 1% cristiana, 1% judía y otras. La educación requerida es de ocho años. El idioma oficial es el árabe, y el francés también se habla especialmente en las transacciones comerciales y con menos del 2% de bereberes. La alfabetización por definición incluye a todos los mayores de 15 años, y es en general 74%, hombres 83% y mujeres 65%. En 2006, había 7,3 millones de teléfonos móviles en uso y 1,3 millones estaban en Internet, había 26 estaciones de televisión y 29 estaciones de radio. [7] Más de la mitad de la población se considera urbana, y los trabajadores agrícolas representan alrededor del 30% del total. El desempleo en 2000 era de aproximadamente el 15,6% y en 2006 de aproximadamente el 13,9%. Se informó que más de 300.000 tunecinos residían en Francia durante 1994. [378] Quedaron fuera de la prosperidad reciente muchos pobres de las zonas rurales y urbanas, incluidas las pequeñas empresas que se enfrentaban al mercado mundial.

La unidad monetaria es la dinar, en alrededor de 1,33 por dólar EE.UU. (recientemente una tasa bastante constante), con una inflación estimada en pp. 4,5% para 2006. El ingreso anual per cápita de Túnez fue de aproximadamente 8.900 dólares (EE.UU.) en 2006. [7] Entre 1988 y 1998 la economía más que duplicado. La economía creció al 5% anual durante la década de 1990 (el mejor en el noroeste de África), pero alcanzó un mínimo de 15 años del 1,9% en 2002 (debido a la sequía y la disminución del turismo), pero recuperó una tasa del 5% para 2003–2005 se dijo que era del 4% al 5% para 2006. La economía de Túnez es diversa. Sus productos son principalmente de la industria ligera (procesamiento de alimentos, textiles, calzado, agroindustria, materias primas mineras, materiales de construcción) y de la agricultura (aceitunas, aceite de oliva, granos (trigo y cebada), tomates, cítricos, remolacha azucarera, dátiles, almendras, higos, hortalizas, uvas, lácteos de vacuno), así como ganadería (ovinos, caprinos) y pesca. La otra producción proviene del petróleo y la minería (fosfatos, hierro, petróleo, plomo, zinc, sal). Túnez es autosuficiente en petróleo, pero no en gas natural. Una parte muy importante de la economía se deriva de la industria turística. [379] El producto interno bruto (PIB) estaba compuesto por aproximadamente un 12,5 por ciento de agricultura, un 33,1 por ciento de industria y un 54,4 por ciento de servicios. Las exportaciones fueron a Francia 29%, Italia 20%, Alemania 9%, España 6%, Libia 5%, EE. UU. 4%. Las importaciones procedieron de Francia el 25%, Italia el 22%, Alemania el 10%, España el 5%. [7] Un acuerdo de asociación con la Unión Europea llevará a Túnez hacia el libre comercio total con la UE en 2008.

La faz del campo cambia notablemente a medida que uno se mueve de norte a sur. En la costa norte y central predominan las huertas y campos mientras que en la llanura central, los pastos. En general, la tierra cultivable es del 17% al 19%, con bosques y tierras arboladas 4%, cultivos permanentes 13%, tierras de regadío al 2,4% aproximadamente el 20% se utiliza para pastos. Hay recursos limitados de agua dulce. En el sur, el medio ambiente se vuelve cada vez más árido, hasta que las tierras fronterizas finalmente llegan al desierto del Sahara. Las carreteras suman unos 20.000 km., Dos tercios están pavimentados, y la mayoría de los caminos sin pavimentar se encuentran en el desierto al sur. [7]

El régimen de Ben Ali llegó a su fin tras las manifestaciones a nivel nacional precipitadas por el alto desempleo, la inflación alimentaria, la corrupción, [380] [381] la falta de libertades políticas como la libertad de expresión [382] y las malas condiciones de vida. Las protestas constituyeron la ola de disturbios sociales y políticos más dramática en Túnez en tres décadas [383] [384] y resultaron en decenas de muertos y heridos, la mayoría de los cuales fueron resultado de acciones de la policía y las fuerzas de seguridad contra los manifestantes. Las protestas fueron provocadas por la autoinmolación de Mohamed Bouazizi el 17 de diciembre de 2010 [385] [386] [387] y llevaron al derrocamiento del presidente Zine El Abidine Ben Ali 28 días después, el 14 de enero de 2011, cuando renunció oficialmente después de huyendo a Arabia Saudita, poniendo fin a 23 años en el poder. [388] [389] En los medios occidentales, estos eventos se denominaban comúnmente Revolución del jazmín, [390] pero el nombre no se adoptó generalmente en Túnez. [391] donde el nombre generalmente utilizado es el Revolución de la dignidad (ثورة الكرامة) (Thawrat el-Karāma).

Tras el derrocamiento de Ben Ali, los tunecinos eligieron una Asamblea Constituyente para redactar una nueva constitución, y un gobierno interino conocido como la Troika porque era una coalición de tres partidos, el Movimiento Islámico Ennahda a la cabeza, con el Congreso de centroizquierda por el Republic y Ettakatol, de tendencia izquierdista, como socios minoritarios. [392] [393] Sin embargo, persistió un descontento generalizado, lo que condujo a la crisis política tunecina de 2013-14. [394] [395] Como resultado de los esfuerzos realizados por el Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez, la Asamblea Constituyente completó su trabajo, el gobierno interino dimitió y se celebraron nuevas elecciones en 2014, completando la transición a un estado democrático. [396] El Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2015 por "su contribución decisiva a la construcción de una democracia pluralista en Túnez a raíz de la Revolución tunecina de 2011". [397]

El primer presidente de Túnez elegido democráticamente, Beji Caid Essebsi, murió en julio de 2019. Después de él, Kais Saied se convirtió en presidente de Túnez tras una aplastante victoria en las elecciones presidenciales de Túnez de 2019 en octubre de 2019. Tenía reputación de no ser corruptible. [398]


Ver el vídeo: Young Thug Best Friend