Terry II DD- 513 - Historia

Terry II DD- 513 - Historia

Terry II

(DD-513: dp. 2,050, 1. 376'6 "; b. 39'8"; dr. 17'9 "; s. 37 k., Cpl. 273, a. 5 5", 4 1.1 ", 6 20 mm., 10 21 "tt., 6 dcp., 2 dct .; cl. Fletcher)

El segundo Terry (DD-513) fue depositado en Bath, Maine, el 8 de junio de 1942 por Bath Iron Works; lanzado el 22 de noviembre de 1942; patrocinado por la Sra. Charles Nagel, Jr., y comisionado en el Boston Navy Yard el 26 de enero de 1943, Comdr. George R. Phelan al mando.

Después de equiparse en Boston en febrero y entrenar en el shakedown frente a la bahía de Guantánamo, el destructor regresó a Boston para estar disponible después del shakedown. El 2 de abril, se mudó de Boston a Norfolk. Dos días después, se dirigió al norte hacia Argentia, Terranova, en la pantalla de un convoy. Terry llegó allí el día 8 y partió al día siguiente. Se detuvo en Portland, Maine, el día 11 para repostar y, al día siguiente, comenzó las operaciones antisubmarinas frente a la costa noreste de los Estados Unidos.

El 18 de abril tuvo un encuentro con un submarino alemán. Primero, Terry dejó caer un patrón de cargas de profundidad en un contacto de sonido y esperó los resultados. Entonces su sonar detectó un torpedo que corría directamente hacia su proa. Terry se volvió para evitarlo y el mortífero misil pasó a popa. Poco después, el destructor avistó una mancha de petróleo y escombros y terminó el encuentro uniéndose a Brownson (DD-518) en una búsqueda inútil del submarino enemigo dañado. El día 20, el buque de guerra llegó a la bahía de Narragansett durante unas horas para cargar combustible y suministros antes de reanudar la patrulla. Más tarde rescató a los supervivientes de un bombardero del ejército derribado y los llevó a tierra en Nueva York el 23 de abril.

Después de otra breve patrulla y una visita a la ciudad de Nueva York, Terry partió de los Estados Unidos el 1 de mayo en la pantalla del Task Force 67, con destino al norte de África. Después de una escala en Bermudas, el destructor se dirigió individualmente a Casablanca, donde llegó el día 12 y comenzó una semana de reparaciones y práctica de batalla. El 19, salió de Casablanca y se dirigió a casa en compañía de Texas (BB-35). Al llegar al Boston Navy Yard el 31 de mayo, el destructor entró en el dique seco. Fue reflotado el 9 de junio y se puso en marcha el mismo día. Se detuvo brevemente en Casco Bay, Maine, y en Norfolk, Virginia, antes de continuar hacia las Indias Occidentales Británicas. El destructor llegó a Trinidad el 20 de junio y pasó los nueve días siguientes en patrullas antisubmarinas y en práctica de artillería. Partió de Trinidad el 29 de junio con destino al Navy Yard de Filadelfia. Casi en su destino el 3 de julio, se le ordenó que se presentara en Norfolk, donde llegó el mismo día.

Tres días después, se hizo a la mar en compañía de Yorktown (CV-10), Dashiell (DD 659) y McKee (DD-575). Los tres buques de guerra llegaron al Canal de Panamá el 10 de julio. Dos días después, Terry, Yorktown, MeKee y Sigebee (DD-502) partieron hacia Hawai. Llegaron a Pearl Harbor el 24 y Terry realizó ejercicios en las aguas alrededor de Hawai hasta mediados de agosto. El 19 de agosto partió de Pearl Harbor hacia el suroeste del Pacífico. Al vapor con Fullam (DD-474) y Gnest (DD-472), se detuvo en Suva, Islas Fiji, antes de llegar al puerto de Havannah, Isla Efate, en las Nuevas Hébridas el 6 de septiembre. Después de una visita a Noumea, Nueva Caledonia, regresó brevemente a Efate antes de asumir el cargo en las Islas Salomón a fines de ese mes.

Terry entró en la tortuosa campaña de las Salomón tarde, a mediados de septiembre de 1943. Solo vio los últimos cinco meses de la campaña y participó en sus dos últimas operaciones anfibias. Sus misiones principales durante su período de servicio en las Islas Salomón consistieron en escoltar convoyes de suministros e interceptar el tráfico de barcazas japonesas para evitar que el enemigo evacuara sus tropas pasadas por alto e inútiles. Con poca frecuencia, también abandonó el área de las Islas Salomón para visitar Nueva Caledonia, ya sea escoltando barcos allí o por disponibilidad.

Su primer combate en las Islas Salomón se produjo a principios de octubre. El día 2, se le ordenó subir por la "ranura" entre Choisenl y Kolombangara junto con Foote (DD511), converBe (DD-609) y Jenkine (DD-447). Su misión era interceptar barcazas cargadas con evacuados enemigos de Kolombangara. Antes de abrir el ataque, ella y sus tres destructores hermanos esperaron a que el enemigo saliera bien de la isla. Avistaron sus objetivos a las 21.14. Los cuatro destructores dieron un amplio círculo a estribor y, cinco minutos después, abrieron fuego.

Terry disparó una salva y su radar de dirección de fuego se apagó. Tres minutos más tarde, detuvo el fuego y comenzó las reparaciones. Rápidamente, sus hombres de radar devolvieron la "vista" a sus armas, y Terry reanudó su bombardeo casi de inmediato. Los barcos enemigos respondieron al fuego, pero Terry y los otros destructores los golpearon hasta que desaparecieron de la pantalla del radar. Un poco más tarde, aparecieron más barcazas, escoltadas por un destructor clase Wakatake. Terry y sus colegas dispararon una salva y lanzaron una serie de torpedos. Los japoneses respondieron al fuego, pero los torpedos los obligaron a cesar el fuego y cambiar de rumbo hacia los buques de guerra estadounidenses. Mientras tanto, los destructores estadounidenses, que también habían cesado los disparos para lanzar torpedos, volvieron a abrirse con sus baterías de cinco pulgadas. El fuego de respuesta enemigo se hizo cada vez más débil a medida que sufrían mucho por el cañoneo estadounidense. Terry reclamó estar a horcajadas en su primera salva, y los destellos en el destructor enemigo, que al principio parecía ser el fuego de respuesta, indicaron que las salvas de Terry estaban dando en el blanco. Aparentemente, los cañones de la Destructora División 8 habían abrumado al enemigo desde el principio. Cuando terminó la acción, Terry puso rumbo al Estrecho de Gizo.

Terry reanudó las tareas de escolta y patrulla hasta finales de mes. A principios de noviembre, se dirigía hacia el norte nuevamente escoltando a George Clymer (APA27), Hunter Liggett (AP-27) y al presidente Jackson (AP-37) hasta la bahía de la emperatriz Augusta para el asalto de Bougainville. El 1 de noviembre, el día anterior al desembarco en el cabo Torokina, Fullam y ella se defendieron de un ataque aéreo enemigo. Las tripulaciones de los cañones del pequeño convoy derribaron a dos de los intrusos y dispersaron al resto. Temprano a la mañana siguiente, las tropas desembarcaron. Terry abrió fuego a las 05.45 y continuó apoyando a las fuerzas de asalto durante todo el día. El destructor despejó el área el 3 de noviembre y regresó al sur a la isla de Florida frente a Guadalcanal.

Durante los siguientes tres meses, Terr71 reanudó su rutina de escoltar los convoyes de suministros y realizar patrullas. Visitaba Bougainville a menudo y patrullaba las islas Russel y Treasury. El destructor también hizo dos viajes a Numea. Durante las dos primeras semanas de diciembre, tuvo dos acrapes con el enemigo. El día 3, mientras navegaba desde Guadalcanal a Bougainville, sufrió un par de ataques casi simultáneos: uno desde abajo y otro desde arriba. Un submarino japonés le disparó dos torpedos, pero ella peinó sus estelas cuando pasaron por popa. Casi al mismo tiempo, los combatientes enemigos se abalanzaron sobre ella. Hicieron varios acercamientos sin éxito y, después de perder un avión ante los artilleros antiaéreos de Terry, abandonaron su ataque. Once días después, volvía a hacer correr el Bougainville y otro avión japonés intentó atacar. Los disparos de Terry le enseñaron mejores modales y se retiró rápidamente.

Después de más patrullas, servicio de escolta y disponibilidad en Noumea, se ordenó a Terry que cubriera la última gran operación anfibia de la campaña de Salomón. Partió de Purvis Bay el 13 de febrero de 1944, en compañía de Braine (DD-630) y Warrington (DD-383). Durante los aterrizajes del 15 de febrero, los tres destroyera se abrieron en un avión enemigo, pero tuvieron que cesar el fuego cuando fue interceptado por un caza de la Infantería de Marina que lo "arañó". Más tarde, Terry y un grupo de LST desalentaron a otro avión japonés, un bombardero en picado, de presionar a casa para atacar. Permaneció en un rango extremo hasta que decidió despejar el área. El destructor abandonó las Islas Verdes el 21 de febrero y regresó a Tulagi.

El próximo objetivo de Terry fue la gran base japonesa en Rabaul en Nueva Bretaña en el archipiélago de Bismark. Salió de Tulagi el 23 de febrero, repostó en las Tesorerías y llegó a Rabaul poco antes del amanecer del día 25. Su batería principal bombeó proyectiles a las instalaciones de la costa enemiga en el área de Vunapore durante 23 minutos. Para cuando despejó, alrededor de las 0300, varias explosiones habían envuelto el área en un fuego furioso visible a 20 millas mar adentro. El comandante de su división canceló más bombardeos para barrer el área de Duke of York Island en busca de un piloto derribado. Al concluir una búsqueda inútil, se dirigió a Nueva Georgia.

Terry permaneció en el teatro Southwest Pacific durante otros tres meses. Ella examinó al grupo de tareas que llevó a cabo la toma sin oposición de la isla Emirau el 20 de marzo, luego reanudó las patrullas normales y las tareas de escolta. El 2 de abril, rescató a los supervivientes de un B-24 derribado. Después de una llamada de libertad en Sydney, Australia, a principios de mayo, se dirigió a Efate, donde llegó el día 13. Durante el resto del mes, realizó ejercicios con la División 3 del Acorazado, compuesta por Idaho (BB-42), Nuevo México (BB-40) y Pennegluania (BB-38).

Terry terminó su período de servicio en el área del suroeste del Pacífico a principios de junio de 1944 y se unió a la marcha del Pacífico Central. Partió de Efate el 2 con el Grupo de Trabajo (TG) 53.14 con destino a las Islas Marshall. En el atolón de Kwajalein, se unió a la asombrosa quinta flota del almirante Raymond A. Spruance. El día 10 salió de la laguna con elementa de esa flota y se dirigió a las Marianas. Los dos primeros objetivos de la campaña de Mariana fueron Saipan y Tinian. Terry fue asignado a la parte de Tinian de la operación. Su unidad de tarea tenía la doble responsabilidad de silenciar los cañones enemigos en el norte de Tinian y de inutilizar el aeródromo de Ushi Point. Abrió fuego alrededor de las 1121 de la mañana del 14 de junio, provocó dos grandes explosiones, provocó varios incendios y destruyó una torre de radio, todo en el aeródromo. Esa noche, entregó fuego de hostigamiento nocturno a lo largo de la costa oeste de la isla.

El día 15, volvió a bombardear Ushi Point airHeld. Más tarde ese día, ella y San Francisco (CA38) acudieron en ayuda de las tropas en tierra y silenciaron una batería de morteros japonesa que había sido responsable de varias bajas estadounidenses. A última hora de la tarde, después de un roce inconcluso con dos japoneses
aviones, Terry se retiró con su unidad de tarea para proteger los transportes hacia el sur. Antes del amanecer del 16, el destructor se unió a la pantalla de los acorazados Idaho y Pennsylvania y los ayudó a golpear la península de Orote en Guam durante dos horas.

Ese mismo día, el almirante Spruance comenzó a concentrar sus fuerzas para la inminente Batalla del Mar de Filipinas. Terry fue uno de los destructores separados de la pantalla del grupo de bombardeo del contraalmirante Oldendorf para reforzar las defensas antiaéreas del TF 58. Se unió a la pantalla de TG 58.3 para proteger Enterpriae (CV-6), el veterano de Midway, junto con el buque insignia del vicealmirante Mitscher, Lexington (CV-16), Princeton (CV-23) y San Jacinto (CV-30). .

Echando vapor justo fuera del alcance de los aviones estadounidenses, los japoneses jugaron al gato y al ratón con la 6ª Flota durante tres días, pero Spruance se negó a morder el anzuelo. Finalmente, el día 19, los japoneses lanzaron su ataque. El primer enjambre de asaltantes enemigos nunca llegó a los barcos estadounidenses, y Terry no avistó un avión japonés hasta 1157, cuando cuatro de ellos intentaron pasar por su cuarto. El primero, un peinador de buceo, logró poner su huevo antes de estrellarse. Los siguientes tres torpederos no tuvieron tanto éxito. Se convirtieron en objetivos perfectos acercándose bajo a través de la proa del destructor. Los artilleros de Terry se unieron a los de las otras naves de la pantalla para salpicar cada una en sucesión, antes de que tuviera la oportunidad de lanzar su torpedo. Durante el resto del día, Terry solo vio aviones no identificados a una distancia extrema. La única emoción adicional ocurrió justo después de 1300 cuando fue sacudida por una explosión submarina que se cree que fue causada por la carga de profundidad de un avión derribado.

La Batalla del Mar de Filipinas, apodada el "Gran Disparo del Pavo de las Marianas", destruyó los restos del poder aéreo japonés basado en portaaviones. La ocupación de Saipan y Tinian continuó intacta. Terry operó con TG 58.3 hasta el 22, cuando fue evidente que los japoneses estaban derrotados y en plena retirada. Desde ese día, 22 de junio, hasta el 12 de julio, Terr1 patrullaba frente a Saipan y merodeaba en busca de submarinos. En una ocasión, lanzó un patrón de 11 cargas de profundidad, pero no anotó ninguna muerte. Despejó las Marianas y, el 15 de julio, entró en la laguna de Eniwetok. El destructor patrulló el fondeadero contra los submarinos hasta el 17 de julio cuando se puso en marcha para regresar al Mariansa con la fuerza de invasión de Guam.

El destructor llegó a Guam el 22 de julio, el día después de los desembarcos iniciales, y apoyó a las tropas en tierra hasta el 10 de agosto. Primero, alteró el fuego de iluminación nocturna con patrullas antisubmarinas. Más tarde, entregó fuego de llamada bajo la dirección de observadores estacionados en tierra. A lo largo de este período, lanzó fuego de hostigamiento nocturno y se protegió contra los submarinos enemigos. En su último día en las Marianas, el 10 de agosto, participó en un piquete de radar y luego navegó hacia Hawai.

Después de una parada en Eniwetok, el buque de guerra llegó a Pearl Earbor el 21 de agosto. Allí, hizo reparaciones y cargó suministros mientras su tripulación disfrutaba de un permiso en tierra. El 15 de septiembre, Terry salió de Pearl Harbor con destino a Eniwetok, donde llegó el día 30. Tres días después, partió escoltada por una unidad de tareas con destino a Ulithi, y llegó el 13 de octubre. Desde allí, el destructor se dirigió de regreso a los Estados Unidos para su revisión en Mare Island Navy Yard.

Completó la revisión el 13 de diciembre y realizó simulacros a lo largo de la costa hasta el 18, cuando se dirigió hacia el oeste en compañía de Miesouri (BB-63). Después de una breve parada en Pearl Harbor, Terry continuó su viaje hacia el oeste y se reincorporó a la Quinta Flota en Eniwetok el 5 de febrero. Dos días después, apareció en la pantalla de la fuerza de asalto de Iwo Jima.

En la mañana del 16 de febrero, el destructor se reunió con un grupo de dragaminas a unas nueve millas al sur de Iwo Jima. Poco después de las 1000, se abrió a los emplazamientos de armas enemigas en un esfuerzo por proteger a los dragaminas mientras despejaban los accesos a la playa. Aproximadamente a las 1432, un cañón japonés de 4 pulgadas logró montar a horcajadas sobre Terry. Subió la velocidad a 25 nudos y se adelantó mientras el enemigo lanzaba un bombardeo a su paso. Sus armas de cinco pulgadas dispararon sus propias salvas que rápidamente silenciaron al delincuente. Gracias a los artilleros de Terry, los dragaminas completaron su tarea justo después de las 1600 sin pérdidas.

El destructor despejó la isla para pasar la noche, pero regresó al día siguiente y reanudó el fuego de contrabatería. Después de los desembarcos del 19 de febrero, apoyó a las tropas en tierra con disparos durante el día y examinó los barcos de la Task Force (TF) 54 durante la noche.

A las 0245 de la mañana del 1 de marzo, Terry estaba ayudando a cappB (DD-550) en la búsqueda de un submarino japonés, cuando un avión torpedero enemigo de baja altura se acercó a su proa de estribor. Dejó caer su torpedo a unas 1.000 yardas de Terry. El oficial de reconocimiento vio al intruso en ese preciso momento y cantó "Torpedo Away". Terry saltó hacia adelante a velocidad de flanco y giró bruscamente a la derecha. El torpedo pasó inofensivo, 50 yardas a popa. A las 07.20, Terry se dirigía a una estación de detección al norte de la isla. Al pasar Kitano Point en la costa norte de Iwo Jima, una batería enemiga abrió fuego y consiguió el alcance del destructor de inmediato. Terry respondió con su batería principal. Su alta velocidad y maniobras radicales no arruinaron la puntería del enemigo y, aunque finalmente silenciada, la batería logró un impacto directo en la cubierta principal de estribor del destructor. El motor de estribor se detuvo y Terry perdió el control del volante y las comunicaciones telefónicas.

Terry abrió rango con su motor de babor mientras Peneacola (CA-24), Nevada (BB-36) y algunos destructores pusieron la batería de tierra fuera de servicio. Barcos y botes acudieron en tropel en ayuda de Terry. El personal médico y los equipos de reparación llegaron a bordo en un tiempo sorprendentemente corto. Sus heridos recibieron tratamiento de emergencia a bordo y luego fueron trasladados a barcos hospitales. Terry se dirigió a la costa sur de Iwo Jima, donde permaneció durante dos días mientras se sometía a reparaciones de emergencia. El 3 de marzo, despejó las islas volcánicas en la primera etapa de un largo viaje de regreso a los Estados Unidos.

Después de reparaciones provisionales en Saipan y paradas en Eniwetok y Pearl Harbor, regresó a Mare Island Navy Yard. Durante los siguientes dos meses, recibió reparaciones permanentes y realizó simulacros a lo largo de la costa de California. El 13 de junio, se dirigió al sur y realizó ejercicios brevemente en el área de San Diego, antes de escoltar a Wasp (CV-18) a Hawai. El 11 de julio, Terry, Wasp y Benner (DD-807) partieron de Pearl Harbor para encontrarse con TF 38. Durante las semanas restantes de la guerra, examinó los portaaviones rápidos durante las incursiones finales en las islas de origen japonesas.

Durante los meses inmediatamente posteriores al final de la guerra, Terry operó en las aguas de Japón. Realizó patrullas y actuó como mensajero de las fuerzas de ocupación. El 1 de noviembre, apuntó su arco hacia el este y se dirigió a casa. Después de una parada en Pearl Harbor, continuó hacia San Diego, California, donde llegó el 20 de noviembre.

Durante poco más de un año, Terry permaneció activo con la Flota del Pacífico, operando desde San Diego. En enero de 1947, el destructor fue puesto fuera de servicio y atracado con el Grupo San Diego, la Flota de Reserva del Pacífico. Terry pasó el resto de su carrera en la Marina en reserva, primero en San Diego, luego en Long Beach y finalmente en Bremerton Wash. Su nombre fue borrado de la lista de la Marina el 1 de abril de 1974. Fue vendida a Perú en julio siguiente.

Terry recibió siete estrellas de batalla por su servicio en la Segunda Guerra Mundial.


Ver el vídeo: The Specific Butterfly