Earhart-Primera mujer al otro lado del Atlántico - Historia

Earhart-Primera mujer al otro lado del Atlántico - Historia

(18/6/28) El 18 de junio, Amelia Earhart se convirtió en la primera mujer en volar a través del Atlántico. Voló como pasajera en un avión que tardó 24 horas y 49 minutos en cruzar el Atlántico. Sus pilotos fueron Wilmer Stultz y Slim Gordon. El avión era un Fokker F.VIIb – 3m.

Amelia Earhart & # 8211 Primera mujer en volar a través del Océano Atlántico

Amelia Earhart fue una aviadora estadounidense (Primera mujer en volar a través del Océano Atlántico) cuya misteriosa desaparición continúa intrigando hasta el día de hoy. Nacida en Kansas, EE. UU. En 1897, Earhart se negó a ajustarse a los estereotipos de género de su época. De niña disfrutaba de los deportes, trepar a los árboles y jugar al aire libre con su hermana.

Amelia Earhart es sin duda una de las mujeres extraordinarias que se hizo un nombre en la historia de la aviación. Echemos un vistazo a la intrigante historia de vida de Amelia Earhart.

Nacida el 24 de julio de 1897 en Kansas, Estados Unidos, Amelia Mary Earhart era hija de una familia con problemas.

Como estamos acostumbrados por las historias de vida de muchos genios y personas extraordinarias, Amelia tuvo algunos problemas con su familia, tenía un padre alcohólico. Pero la parte afortunada de Amelia fue que su familia la animó a probar cosas nuevas y diferentes.

Amelia había visto un avión por primera vez a la edad de 10 años y no le impresionó lo que vio. Sin embargo, el 28 de diciembre de 1920 fue uno de los días más emocionantes y puntos de inflexión en la vida de Amelia.

El interés de Earhart en volar comenzó el 28 de diciembre de 1920, cuando ella y su padre estaban visitando un espectáculo aéreo en Long Beach, California. Un piloto llamado Frank Hawks le dio a Amelia su primer vuelo de 10 minutos. Amelia & # 8220 Estaba a unos 60-70 metros sobre el suelo y supe en ese momento que tenía que volar. & # 8221 Al año siguiente comenzó a tomar lecciones de vuelo, otra piloto destacada, Neta Snook, le enseñó a Amelia su primera lección.

La profesión principal de Amelia era la enfermería. Durante la Primera Guerra Mundial, fue enfermera militar y voluntariamente enseñó inglés a niños inmigrantes.

Pero ahora su verdadero sueño y pasión era volar.

Para este objetivo, ahorró el dinero que ganó en todos los trabajos para los que trabajó y completó su formación piloto con la ayuda de su madre. En 1921, realizó su primer vuelo en solitario con su biplano amarillo claro llamado & # 8220The Canary & # 8221 (canary).

Una llamada telefónica para ella que hará que su nombre se escriba en la historia & # 8230

En 1928, Amelia Earhart recibió una llamada telefónica. El Capitán Hilton H Railey en el teléfono hizo la pregunta seriamente & # 8220¿Quieres ser la primera mujer en cruzar el Océano Atlántico por aire? & # 8221 Amelia respondió que sí sin pensar, emocionada. Además, murieron 3 mujeres piloto que hicieron el mismo experimento ese año antes que ella. Amelia Earhart se convirtió en la primera mujer en cruzar el Atlántico en 1932.

Además de estos logros, Earhart ha trabajado arduamente para promover oportunidades para las mujeres en la aviación, que tradicionalmente se considera un campo masculino. Se convirtió en la primera presidenta de "Ninety-Nines" que se estableció en 1929. & # 8220Ninety Nines & # 8221 fomentan el avance de la aviación e inspiran a más mujeres a convertirse en pilotos.

Fuente: airandspace.si.edu

En 1937, el modelo Lockheed Electra realizó una gira mundial con su colega estadounidense Fred Noonan en un avión bimotor. En un vuelo preparatorio que tomaron justo antes de este viaje, el avión se estrelló antes de que pudiera despegar de la pista.

Cuando completó dos tercios de su viaje, el avión desapareció en medio del Océano Pacífico. Estados Unidos llevó a cabo la mayor operación de rescate de la historia hasta la fecha. El explorador oceánico Robert Ballard, que encontró los restos del barco Titanic, sugirió que el avión de Earhart definitivamente se estrelló alrededor de la isla de Nikumaroro. En 2019, Ballard buscó en los profundos acantilados que sostienen la isla y el océano cercano, utilizando equipos de última generación para encontrar los restos del naufragio.

Según la noticia de la BBC,
Se descubrió que los huesos humanos encontrados en la isla Nikumaroro en el este del Océano Pacífico en 1940 pertenecían a la piloto pionera estadounidense Amelia Earhart, que se perdió en el área en 1937 durante el vuelo.
El profesor Richard Jantz de la Universidad de Tennessee en el estudio publicado en la revista & # 8220Forensic Anthropology & # 8221 demostró que los huesos encontrados en la isla Nikumaroro pertenecen a Earhart, a pesar de los resultados contrarios de las primeras investigaciones.

Tras la trágica muerte, se han presentado muchas teorías que han sido objeto de numerosos estudios. Si bien nunca se conocen las circunstancias de su muerte, el legado de su vida es claro. Earhart traspasó sus límites y persiguió sus sueños, inspirando a las mujeres a seguir las carreras que eligieron y alcanzar sus metas.

Fuente: National Geographic

Logros de Amelia Earhart

• Primera mujer en cruzar el Atlántico en 1932. Los vuelos duraron 14 horas y 56 minutos debido a los fuertes vientos y las duras condiciones climáticas.

• Los logros de Earhart & # 8217 han sido ampliamente aclamados como un ícono feminista. Demostró que las mujeres pueden seguir carreras en campos tradicionalmente considerados & # 8216male & # 8217.

• Distinguished Flying Cross la premió por & # 8220heroísmo & # 8221 y & # 8220 sobresaliente éxito en vuelo aéreo & # 8221.

Las mujeres deben intentar hacer las cosas como lo han hecho los hombres. Cuando fracasan, su fracaso debe ser un desafío para los demás. & # 8221
Amelia Earhart a George Putnam, 1935


Primera mujer en volar sola a través del Atlántico

El 20 de mayo de 1932, Amelia Earhart completó el primer vuelo en solitario a través del Atlántico de una mujer, cinco años después de que Charles Lindbergh hiciera el mismo viaje por primera vez.

Nacida en Atchison, Kansas, Amelia Earhart (1897-1939) tuvo una temprana fascinación por volar. En 1904, Amelia Earhart vio una montaña rusa por primera vez durante un viaje familiar a St. Louis. Cuando regresó a casa, Earhart y un tío construyeron una versión casera y la colocaron en el techo de un cobertizo. Aunque Amelia terminó magullada y la caja de madera en la que viajaba fue destruida, exclamó: "¡Es como volar!"

Sabías ¿Se puede hacer clic en cada uno de estos sellos? ¡Puede hacer clic en cada uno para obtener más información y comprarlo para su colección!

Earhart tuvo la oportunidad de experimentar un viaje en avión real en 1920. Su familia vivía en California y su padre pagó $ 10 por un vuelo de diez minutos. Antes de que aterrizara el avión, Earhart sabía que tenía que aprender a volar. Amelia ahorró $ 1,000 y comenzó las lecciones con una aviadora, Anita “Neta” Snook.

N.o de artículo M11004 conmemora el 75 aniversario de la desaparición de Earhart.

En seis meses, la piloto en ciernes compró su propio avión. En 1922, estableció un récord mundial para las hembras al volar a una altitud de 14.000 pies (más de dos millas y media). Al año siguiente, Earhart se convirtió en la decimosexta mujer del mundo en obtener una licencia de piloto.

En junio de 1928, Earhart volvió a hacer historia cuando se convirtió en la primera mujer en volar a través del Océano Atlántico. Aunque era "solo un equipaje, como un saco de patatas", como describió su papel, juró, "tal vez algún día lo intente sola". El vuelo la convirtió en una celebridad, ganándose el sobrenombre de "Lady Lindbergh" por su gran parecido con Charles Lindbergh. Amelia realizó giras de conferencias y apareció en numerosas campañas publicitarias. También fundó y fue la primera presidenta de Ninety Nines, una organización de mujeres piloto.

N.o de artículo M11005 - Earhart fue la primera persona en volar sola a través del Atlántico dos veces, con su segundo vuelo también en 1932.

Para 1932, solo otra persona después de Charles Lindbergh había intentado el vuelo transatlántico en solitario, una mujer llamada Ruth Nichols, que se estrelló en Canadá. Earhart estaba lista para intentarlo ella misma. Entonces, el 20 de mayo de 1932, abordó su Lockheed Vega 5B rojo en Terranova, Canadá, para comenzar su viaje.

U.S. # 3142d - Un Lockheed Vega similar al volado por Earhart.

La huida de Earhart estuvo plagada de desafíos. Sufrió fatiga, un tanque de combustible con fugas y un colector agrietado que se incendió. Las alas del avión también estaban cubiertas de hielo en un punto, lo que provocó una aterradora caída de 3.000 pies sobre el agua, de la que se recuperó.

N.o de artículo M11006 - Earhart fue la primera mujer en recibir la Distinguished Flying Cross.

Aunque Earhart había planeado aterrizar en París como Lindbergh cinco años antes, los problemas mecánicos de su avión y el mal tiempo la obligaron a aterrizar en otro lugar, en una granja cerca de Derry Irlanda. Más tarde relató sobre el aterrizaje: "Después de asustar a la mayoría de las vacas del vecindario, paré en el patio trasero de un granjero". No solo completó el vuelo sino que lo hizo en 14 horas y 56 minutos, un nuevo tiempo récord. Al regresar a Estados Unidos, Earhart recibió un desfile de cintas de boletos y la Distinguished Flying Cross por su logro.

Earhart continuó realizando vuelos récord. Fue la primera mujer en volar sin escalas a través de los EE. UU. En 1935, se convirtió en la primera persona en volar sola de Hawai a California, de California a México y de México a Nueva Jersey. Mientras conquistaba desafíos aparentemente imposibles, una gran prueba se formó en su mente: un viaje alrededor del mundo.

N.o de artículo M11007 - Earhart estableció al menos 15 récords durante su carrera en la aviación, incluidos muchos primeros.

El 2 de julio de 1937, Amelia se embarcó en su aventura más atrevida: volar alrededor del mundo. Sin embargo, perdió la transmisión de radio, lo que llevó a uno de los mayores esfuerzos de búsqueda hasta ese momento. Amelia y su avión nunca han sido encontrados, lo que provocó teorías de conspiración generalizadas durante décadas.

Haga clic aquí para ver el video de la preparación y el despegue de Earhart el 20 de mayo de 1932.


Tomado prisionero por los japoneses

Una teoría opuesta sostiene que cuando no pudieron llegar a la isla Howland, Earhart y Noonan se vieron obligados a desembarcar en las Islas Marshall controladas por los japoneses. Según esta teoría, los japoneses capturaron a Earhart y Noonan y los llevaron a la isla de Saipan, a unas 1.450 millas al sur de Tokio, donde los torturaron como presuntos espías del gobierno de Estados Unidos. Posteriormente murieron bajo custodia (posiblemente por ejecución).

Desde la década de 1960, la teoría de la captura japonesa se ha visto alimentada por relatos de habitantes de las Islas Marshall que vivían en la época de una & # x201C piloto estadounidense & # x201D detenida en Saipan en 1937, que transmitieron a sus amigos y descendientes. Algunos de los defensores de la teoría sugieren que Earhart y Noonan eran de hecho espías estadounidenses, y que su misión alrededor del mundo fue un encubrimiento de los esfuerzos por sobrevolar y observar las fortificaciones japonesas en el Pacífico. En ese momento, más de cuatro años antes del ataque a Pearl Harbor, Japón aún no era el enemigo de los estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial.

Algunos han sugerido que Earhart no murió en Saipan después de su captura, pero fue liberada y repatriada a los Estados Unidos con un nombre falso. A partir de la década de 1970, algunos defensores de esta teoría han argumentado que una mujer de Nueva Jersey llamada Irene Bolam era de hecho Earhart. La propia Bolam negó enérgicamente estas afirmaciones, llamándolas & # x201Ca un engaño mal documentado & # x201D, pero persistieron incluso mucho después de su muerte en 1982.


Medalla, Amelia Earhart, primera mujer en cruzar el Atlántico en avión

Existen restricciones para reutilizar este medio. Para obtener más información, visite la página de Términos de uso del Smithsonian.

IIIF proporciona a los investigadores opciones de visualización de imágenes y metadatos ricos para comparar obras en colecciones de patrimonio cultural. Más - https://iiif.si.edu

Medalla, Amelia Earhart, primera mujer en cruzar el Atlántico en avión

Amelia Earhart, primera mujer en cruzar el Atlántico en avión medalla conmemorativa. Anverso: busto en relieve de Earhart en un casco volador de cuero con el texto en relieve & quotLA PRIMERA MUJER DEL MUNDO QUE VUELO SOLA A TRAVÉS DEL OCÉANO ATLÁNTICO AMEILA EARHART & quot. Reverso: el relieve del Fokker Tri-Motor & # 039Friendship & # 039 representaba una herradura de la suerte y el hueso del deseo debajo del texto en relieve de un avión & quotNEW FOUNDLAND 17 DE JUNIO SUR DE GALES 18 DE JUNIO DE 1928 THE ATLANTIC OCEAN AMEILA EARHART & quot, & quot; SEAPLANE FRIENDSHIP & quot.

Se aplican condiciones de uso

Existen restricciones para reutilizar este medio. Para obtener más información, visite la página de Términos de uso del Smithsonian.

IIIF proporciona a los investigadores opciones de visualización de imágenes y metadatos ricos para comparar obras en colecciones de patrimonio cultural. Más - https://iiif.si.edu

Medalla, Amelia Earhart, primera mujer en cruzar el Atlántico en avión

Amelia Earhart, primera mujer en cruzar el Atlántico en avión medalla conmemorativa. Anverso: busto en relieve de Earhart en un casco volador de cuero con el texto en relieve & quotLA PRIMERA MUJER DEL MUNDO QUE VUELO SOLA A TRAVÉS DEL OCÉANO ATLÁNTICO AMEILA EARHART & quot. Reverso: el relieve del Fokker Tri-Motor & # 039Friendship & # 039 representaba una herradura de la suerte y un hueso del deseo debajo del texto en relieve de un avión & quotNEW FOUNDLAND 17 DE JUNIO SOUTH GALES 18 DE JUNIO DE 1928 THE ATLANTIC OCEAN AMEILA EARHART & quot, & quot; SEAPLANE FRIENDSHIP & quot.

Amelia Earhart Primera mujer en cruzar el Atlántico con medalla de avión (frente)

Amelia Earhart recibió esta medalla de cobre en reconocimiento a su vuelo transatlántico como pasajera en junio de 1928.

Amelia Earhart Primera mujer en cruzar el Atlántico con medalla de avión (Volver)

Amelia Earhart recibió esta medalla de cobre en reconocimiento a su vuelo transatlántico como pasajera en junio de 1928.

Amelia Earhart recibió esta medalla en reconocimiento a su vuelo transatlántico en junio de 1928. Con ese vuelo, Earhart se convirtió en la primera mujer en cruzar el Atlántico, aunque era simplemente una pasajera que acompañaba a los pilotos Wilmer Stultz y Lou Gordon a bordo del Fokker F.VII & quot. . & quot

Otra mujer, Amy Phipps Guest, era propietaria de & quotFriendship & quot y quería hacer el vuelo ella misma, pero cuando su familia se opuso, le pidió al aviador Richard Byrd y al editor George Putnam (quien más tarde se convirtió en el director y marido de Earhart) que buscaran & quot; la clase de chica adecuada & quot. para el viaje. Hay muchas razones posibles por las que seleccionaron a Earhart: se parecía un poco a Charles Lindbergh, tenía una personalidad sana y "totalmente estadounidense" y, por supuesto, era una piloto consumada que poseía dos aviones y había registrado 500 horas en el aire.

Aunque le prometieron tiempo en los controles, Earhart nunca voló el avión durante el vuelo de casi 21 horas desde Terranova, Canadá, a Gales. Se sentía como un `` saco de patatas ''. Sin embargo, los periodistas estaban mucho más interesados ​​en ella que en cualquiera de los pilotos que pilotaban el avión. El vuelo atrajo su atención internacional y la oportunidad de ganarse la vida en la aviación.

Amelia Earhart es probablemente la piloto femenina más famosa de la historia de la aviación, un galardón que se debe tanto a su carrera como aviadora y a su misteriosa desaparición. Del 20 al 21 de mayo de 1932, Earhart se convirtió en la primera mujer, y la segunda persona después de Charles Lindbergh, en volar sin escalas y en solitario a través del Océano Atlántico. Volando un Lockheed Vega 5B rojo, salió de Harbour Grace, Terranova, Canadá, y aterrizó unas 15 horas más tarde cerca de Londonderry, Irlanda del Norte. La hazaña convirtió a Earhart en una sensación mundial instantánea y demostró que era una piloto valiente y capaz. Luego, del 24 al 25 de agosto, realizó el primer vuelo sin escalas en solitario de una mujer a través de los Estados Unidos, desde Los Ángeles a Newark, Nueva Jersey, estableciendo un récord de mujeres de 19 horas y 5 minutos y estableciendo un récord de mujeres. 039s récord de distancia de 2,447 millas.

Amelia Earhart, nacida en Atchison, Kansas, el 24 de julio de 1897, mostró un estilo independiente desde la infancia, que incluía mantener un álbum de recortes sobre mujeres exitosas, tomar un curso de reparación de automóviles y asistir a la universidad (pero nunca graduarse). Asistió a su primera exhibición de vuelo en 1918 mientras se desempeñaba como enfermera y asistente de la Cruz Roja en Toronto, Canadá. Tomó su primer vuelo en California en diciembre de 1920, con el veterano aviador Frank Hawks, y declaró: "Tan pronto como dejé el suelo, supe que tenía que volar". Su primera instructora fue Anita "Neta" Snook, quien le dio lecciones de Curtiss Jenny. Para pagar las lecciones de vuelo, Earhart trabajó como empleado de una compañía telefónica y como fotógrafo. Earhart hizo un solo en 1921, compró su primer avión, un Kinner Airster, en 1922 y no perdió el tiempo para establecer un récord de altitud de 14.000 pies para mujeres. En 1923, Earhart se convirtió en la decimosexta mujer en recibir una licencia de piloto oficial de la Fédération Aéronautique Internationale.

Earhart se mudó al este para estar cerca de su hermana y su madre y, después de un segundo año en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, comenzó a trabajar en Boston en Denison Settlement House como trabajadora social con familias inmigrantes. En la primavera de 1928, estaba volando en el aeropuerto de Dennison y se había unido a la Asociación Aeronáutica Nacional local, cuando se le ofreció la oportunidad de su vida: convertirse en la primera mujer en volar a través del Atlántico como pasajera.

Amy Phipps Guest era propietaria de Fokker F.VII Friendship y quería hacer el vuelo, pero cuando su familia se opuso, le pidió al aviador Richard Byrd y al editor / publicista George Putnam que buscaran "la clase de chica adecuada" para el viaje. El 17 de junio de 1928, Earhart y los pilotos Wilmer Stultz y Lou Gordon partieron de Trepassey, Terranova y, aunque se le prometió tiempo a los mandos del trimotor, nunca tuvo la oportunidad de volar el avión durante las 20 horas y 40 minutos. vuelo a Burry Point, Gales. Se sentó en el asiento del piloto por un tiempo en el salto final a Southampton, Inglaterra.

El dramático vuelo de 1928 atrajo su atención internacional y la oportunidad de ganarse la vida en la aviación. Putnam se convirtió en su gerente y comenzó a dar conferencias y escribir sobre aviación en todo el país. En agosto de 1929, ocupó el tercer lugar en el Air Derby All-Women & # 039s, detrás de Louise Thaden y Gladys O & # 039Donnell, que fue la primera carrera aérea transcontinental para mujeres (desde Santa Mónica, California a Cleveland, Ohio) y una carrera ella ayudó a organizar. Esta carrera, seguida de cerca por la prensa y el público que acudió en masa a las paradas a lo largo del camino, demostró que las mujeres pueden volar en condiciones difíciles y competitivas.

Unos meses después del Derby, un grupo de mujeres piloto decidió formar una organización con fines sociales, de reclutamiento y comerciales. Noventa y nueve mujeres, de 285 pilotos estadounidenses con licencia, se convirtieron en miembros fundadores, lo que inspiró el nombre de la organización, The Ninety-Nines (99s) Earhart se convirtió en su primer presidente. Las mujeres piloto eran muy conscientes de la falta de independencia social y económica de todas las mujeres y estaban decididas a ayudarse unas a otras.

En 1930, después de solo 15 minutos de instrucción, Earhart se convirtió en la primera mujer en volar un autogiro, fabricado por Pitcairn y con palas giratorias para aumentar la sustentación y permitir despegues y aterrizajes cortos. Earhart estableció el primer récord de altitud en autogiro e hizo dos recorridos a campo traviesa en autogiro, que estuvieron marcados por tres "cracks-ups" públicos, como ella los llamó. Aunque Earhart era la mujer piloto más famosa, no era la más hábil.

Decidida a demostrar su valía, Earhart decidió volar de nuevo por el océano Atlántico, pero esta vez solo. Pensó que un vuelo transatlántico le traería respeto, algo que otras mujeres también buscaban: Ruth Nichols hizo un intento en 1931 y se estrelló en Canadá, pero estaba planeando otro intento cuando Earhart lo logró. Durante su vuelo en solitario sin escalas de 2.026 millas a través del Atlántico del 20 al 21 de mayo de 1932, Earhart luchó contra la fatiga, un tanque de combustible con fugas y un colector agrietado que arrojó llamas por el costado de la cubierta del motor. El hielo se formó en las alas de Vega y causó un imparable descenso de 3,000 pies justo por encima de las olas. Al darse cuenta de que estaba en un curso muy al norte de Francia, aterrizó en un campo de granjeros en Culmore, cerca de Londonderry, Irlanda del Norte. Aclamada en Londres, París y Roma, regresó a casa para un desfile de cintas de teletipo en la ciudad de Nueva York y honores en Washington, D.C. En julio y agosto estaba de regreso en la Vega para su vuelo transcontinental.

El 11 y 12 de enero de 1935, Amelia Earhart se convirtió en la primera persona en volar sola desde Hawai al territorio continental de EE. UU., Esta vez en un Lockheed 5C Vega. Aunque algunos lo llamaron un truco publicitario para los promotores de las plantaciones de azúcar de Earhart y Hawai, era un vuelo peligroso de 2,408 millas que ya se había cobrado varias vidas. De ese vuelo, comentó: "Quería que el vuelo solo contribuyera. Solo podía esperar que un paso más a través de esa parte del Pacífico marcaría un poco más claramente el camino por el que inevitablemente surcará un servicio aéreo del futuro ''. Más tarde ese año, Earhart realizó vuelos récord desde Los Ángeles a la Ciudad de México y desde Ciudad de México a Newark, Nueva Jersey. También ocupó el quinto lugar en la Bendix Race de 1935. Earhart fue dos veces ganador del Trofeo Harmon y también recibió el U.S. Distinguished Flying Cross.

Earhart se convirtió en la primera mujer vicepresidenta de la Asociación Aeronáutica Nacional, que autorizó registros y carreras oficiales. Ella persuadió a la organización para que estableciera registros femeninos separados porque las mujeres no tenían el dinero ni los aviones, y por lo tanto la experiencia, para competir de manera justa contra los hombres por los títulos "mundiales". Earhart se desempeñó como socio en Transcontinental Air Transport y Ludington Airlines y presionó al Congreso para que se legislara sobre aviación. Promovió la seguridad y la eficiencia de los viajes aéreos entre las mujeres, con la premisa de que influirían en los hombres. Dio conferencias incansablemente en todo el país sobre temas de aviación y cuestiones de la mujer y escribió para Cosmopolitan y varias revistas. Escribió sobre sus vuelos y su carrera en 20 horas y 40 minutos, La diversión y Último vuelo, que se publicó después de su desaparición.

Earhart se casó con George Putnam en 1931, vacilante, con la condición de que se separaran en un año si no estaban contentos. Aunque algunos lo llamaron matrimonio de conveniencia, permanecieron juntos.

Earhart diseñó una línea de ropa "funcional" para mujeres, que incluye vestidos, blusas, pantalones, trajes y sombreros, inicialmente utilizando su propia máquina de coser, forma de vestido y costurera. Aunque & quot; pelo despeinado & quot; y bastante delgada, fotografiaba bien y modelaba sus propios diseños para extensiones promocionales.

Earhart también diseñó una línea de maletas livianas de madera contrachapada cubiertas de lona vendidas por Orenstein Trunk de Newark, Nueva Jersey. El equipaje Earhart se vendió en la década de 1990 y presentaba una llave de equipaje de Amelia Earhart, lo que llevó a algunas personas a creer que poseían la llave de su avión o maleta "personal".

En 1935, Earhart se convirtió en profesora visitante en la Universidad de Purdue por invitación del presidente de Purdue, Edward Elliott, defensor de la educación superior para mujeres, especialmente en ingeniería y ciencias. Earhart, una ex estudiante de pre-medicina, se desempeñó como consejera de mujeres y profesora de aeronáutica. Elliott también estaba interesado en apoyar la carrera de vuelo de Earhart y convenció a los benefactores de Purdue para que compraran un Lockheed 10-E Electra bimotor para ella. Muchas empresas contribuyeron con su última tecnología de aviación a su laboratorio de vuelo.

Earhart decidió hacer un vuelo mundial y planeó una ruta lo más cerca posible del ecuador, lo que significaba volar varios tramos largos sobre el agua hasta las islas del Océano Pacífico. El 20 de marzo de 1937, Earhart se estrelló durante el despegue en Luke Field, Honolulu, Hawaii, poniendo fin a su vuelo mundial en dirección oeste que había comenzado en Oakland, California. El Electra fue devuelto a Lockheed Aircraft Company en Burbank, California, para reparaciones extensas. El 1 de junio de 1937, Earhart inició un vuelo alrededor del mundo en dirección este desde Oakland, vía Miami, Florida, en el Electra con Fred Noonan como su navegador. Llegaron a Lae, Nueva Guinea, el 29 de junio, habiendo volado 22.000 millas con 7.000 más para ir a Oakland. Luego partieron de Lae el 2 de julio para el vuelo de 2,556 millas a su próxima parada de reabastecimiento de combustible, Howland Island, un punto de dos millas de largo y menos de una milla de ancho en el Océano Pacífico.

Desafortunadamente, debido a diversas circunstancias, Earhart y el barco de la Guardia Costera de los EE. UU. Itasca, anclado frente a la costa de Howland, no pudieron completar ninguna comunicación de radio bidireccional directa y ni Earhart ni Noonan eran competentes en el código Morse. Sin embargo, el Itasca recibió varias transmisiones de voz fuertes de Earhart cuando se acercó al área, la última a las 8:43 am indicando: "Estamos en la línea de la posición 156-137". Repetirá el mensaje. Repetiremos este mensaje en 6210 kilociclos. Esperar. Escuchando en 6210 kilociclos. Vamos hacia el norte y el sur ''. Earhart y Noonan nunca encontraron Howland y fueron declarados perdidos en el mar el 19 de julio de 1937 luego de una búsqueda masiva por mar y aire.

La desaparición de Earhart generó innumerables teorías sobre problemas de radio, mala comunicación, habilidades de navegación o piloto, otros lugares de aterrizaje, misiones de espionaje y encarcelamiento, e incluso vivir tranquilamente en Nueva Jersey o en una plantación de caucho en Filipinas. La explicación más razonable, basada en los hechos conocidos de su vuelo, es que no pudieron localizar la isla Howland, se quedaron sin combustible y se lanzaron al Océano Pacífico.

La desaparición de Earhart & # 039 sigue siendo uno de los grandes misterios sin resolver del siglo XX, y a menudo eclipsa su verdadero legado como aviadora valiente y dedicada y como inspiración duradera para las mujeres.


Hoy en aviación: Amelia Earhart, primera mujer en volar sin escalas por los EE. UU.

MIAMI & # 8211 Hoy en Aviación, Amelia Earhart se convirtió en la primera mujer en volar sin escalas a través de los Estados Unidos en 1932. La American Pilot voló de Los Ángeles a Newark en un Lockheed Vega 5B.

Además del hito de la distancia de 2,477 millas, Earhart también estableció un nuevo récord de tiempo, ya que el vuelo duró 19 horas y 5 minutos. Entre otros récords, el pionero estableció 12 récords de velocidad y distancia entre 1922 y 1935.

Uno de los favoritos de los pilotos que batieron récords, el robusto Lockheed Vega 5B de largo alcance, también conocido como Winnie Mae, es un avión monoplano estadounidense de seis pasajeros de ala alta diseñado en 1927 por Lockheed Corporation.

El Vega 5B presentaba un ala de abeto de una pieza en voladizo y un fuselaje monocasco de chapa de abeto que reducía su peso. Además, el tipo tenía un carenado de motor NACA y pantalones de rueda que reducían la resistencia y proporcionaban su estilo aerodinámico.

Amelia Earhart se había convertido anteriormente en la primera mujer en volar en un Vega 5B a través del Atlántico.

Amelia Earhart sobre un avión Pitcairn PCA-2. Foto: Archivos del San Diego Air & amp Space Museum.

Libro de registro de vuelos transcontinentales sin escalas

La hazaña se produjo solo tres meses después de que Earhart cruzara el Atlántico con el mismo Vega 5B pintado de rojo para ambos récords. El piloto compró el avión en 1930. El modelo había ganado popularidad como avión de velocidad debido a su diseño.

En el caso de Earhart & # 8217s Little Red Bus, como ella llamó a la aeronave, el piloto sufrió un accidente antes de batir récords. Como resultado, se instalaron un fuselaje modificado, tres tipos de brújulas, un indicador de deriva y un motor más potente.

Durante su primer vuelo transcontinental de Estados Unidos de 1932, el piloto registró una velocidad promedio de 128,27 millas por hora a una altitud de 10,000 pies.

Meses después, Earhart volvió a establecer un nuevo récord de velocidad transcontinental al realizar el mismo vuelo. En ese momento, había completado su cuaderno de bitácora de piloto en 17 horas y 7 minutos.

El Lockheed Vega 5B & # 8220Little Red Bus & # 8221 (registro civil NC7952). Este avión se exhibe en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de los EE. UU. En Washington, D.C. Foto: Marina de los EE. UU. (Colección del Contralmirante Robert S. Quackenbush).

Una carrera de hitos

Earhart voló por primera vez en 1920. Pero una vez que obtuvo su licencia de piloto de la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) en 1923, comenzó a batir récords.

La piloto femenina estableció su primer récord al volar a una altitud de 14,000 pies, convirtiéndose en la primera mujer en hacerlo. Luego, en 1928, se convirtió en la primera mujer en volar a través del Atlántico.

Para el vuelo transatlántico, Earhart era solo un pasajero en un Fokker F7 pilotado por Wilmer Stultz y Louis Gordon. Sin embargo, el hito le sirvió para ganar popularidad internacional.

En 1930, Earhart estableció el récord mundial de velocidad de vuelo femenino de 181,18 millas por hora. Luego, dos años después, se convertiría en la primera mujer en realizar un vuelo transatlántico sin escalas en solitario.

Como resultado, el piloto ganó la medalla de oro # 8217 de la National Geographic Society, otorgada por el presidente Herbert Hoover. Además, recibió la Distinguished Flying Cross del Congreso de los Estados Unidos.

El presidente Herbert Hoover y Amelia Earhart, en la Casa Blanca, Washington, D.C. Foto: Biblioteca del Congreso & # 8217s División de Impresiones y Fotografías.

Imagen destacada: El sábado 21 de mayo de 1932, Amelia Earhart estaba en su segundo cruce del Atlántico cuando se vio obligada a aterrizar en un campo cerca de Derry (Londonderry, Irlanda) en su & # 8220Little Red Bus & # 8221. Foto: Biblioteca Nacional de Irlanda en The Commons.


Amelia Earhart

& # 8220 Las mujeres, como los hombres, deberían intentar hacer lo imposible. Y cuando fallan, su fracaso debería ser un desafío para los demás & # 8221 & # 8211 Amelia Earhart

Nacida el 24 de julio de 1897 en la casa de su abuelo en Atchison, Kansas, Amelia Mary Earhart era hija de Samuel Stanton Earhart, un oficial de reclamaciones del ferrocarril Rock Island Railroad y su esposa Amy. Creció con su hermana Grace Muriel Earhart, a quien se conocía cariñosamente como Pidge y era dos años menor que Amelia, y se sabe que los dos exploran regularmente su vecindario local, trepan árboles e incluso cazan ratas con un rifle.

En 1904, a la edad de 7 años, Amelia, con la ayuda de su tío, arregló una rampa casera en el techo del cobertizo de herramientas. Usando una caja de madera como trineo, Amelia describió su primer viaje al final de la rampa a su hermana como "como volar", aunque hasta ese momento nunca había visto un avión.

Sin embargo, eso cambió después de que su padre fuera trasladado a Des Moines en Iowa en 1907, aunque los niños no se mudaron allí permanentemente hasta 1909. Durante el período intermedio, las niñas fueron educadas en el hogar por su madre con la ayuda de una institutriz y Amelia recordó haber sido Le encantaba leer muchos libros en la biblioteca familiar donde pasaba muchas horas. Cuando se unieron a sus padres en Des Moines, sería la primera vez que las dos hermanas recibieron una educación formal, y Amelia Earhart ingresó al séptimo grado a la edad de 12 años.

Amelia Earhart vio su primer avión en la Feria Estatal de Iowa de 1907 y el padre de Amelia intentó sin éxito conseguir que las dos hermanas dieran un paseo, pero Amelia estaba más interesada en el tiovivo y describió el desvencijado biplano como "una cosa de alambre oxidado y madera y nada interesante ".

Aunque las finanzas parecían estar mejorando después de mudarse a Des Moines, las cosas dieron un giro para peor cuando la bebida de Edwin se convirtió en alcoholismo y esto lo obligó a retirarse en 1914. Tenía la intención de recuperarse de su adicción y buscó tratamiento, pero el ferrocarril no lo tendría de vuelta. Casi al mismo tiempo, la abuela de Amelia Earhart, Amelia Otis, murió dejando una propiedad considerable que se puso en fideicomiso para protegerla de la bebida de Edwin. Amelia described this period of her life as the end of her childhood as the Otis house and contents were sold off.

Following an attempt by Edwin to return to work, a proposed move to Springfield, Missouri came to nothing and so Amy took the two girls to live with friends in Chicago where Amelia eventually enrolled at High Park High School as it had the best to offer in terms of its science classes, which Amelia had expressed an interest in but unfortunately her time there wasn’t a happy one. Amelia Earhart graduated in 1916 and started to look up to women who had found success in predominantly male roles, keeping a scrapbook about their exploits in fields such as mechanical engineering, law and film production.

Although Amelia Earhart began a college course at the Ogontz School in Rydal, Pennsylvania, she soon dropped out and visited her sister in Toronto during Christmas 1917 where she witnessed wounded soldiers returning home from war. This moved her to train as a nurse’s aide with the Red Cross and began working at the Spadina Military Hospital in Toronto where she prepared food and handed out prescription medication.

As the Spanish Flu took hold in 1918 and reached Toronto, Amelia Earhart’s nursing duties became more intensive but this ultimately led to her being hospitalised herself suffering from pneumonia and sinusitis. She underwent a number of small operations designed to resolve the sinusitis problem which were unsuccessful and she would suffer symptoms for the rest of her life.

During the next two years, Amelia Earhart came across aviation on two particular occasions. The first was when she visited an airfield with a friend and the second was in Long Beach in 1920 when she visited an airfield with her father. It was at this second visit that Amelia experienced her first flight when she was taken aloft by the World War I ace Frank Hawks. She was immediately hooked and became determined to learn how to fly.

She started earning money by taking whatever jobs she could find including as a truck driver, photographer and stenographer and saved up the $1000 needed for lessons, the first of which she took on 3 January 1921 with Anita Snook in a Curtiss JN-4, known as a Canuck. Six months later Amelia Earhart acquired her first plane which was a bright yellow Kinner Airster biplane which she called The Canary. Not long after she set a new world altitude record for a female pilot when she took The Canary to 14,000 feet. She earned her pilot’s licence on 15 May 1923, becoming only the 16 th woman to do so.

Unfortunately, the following year, the money that had been left to her mother dwindled away to nothing following some unsuccessful investments resulting in Amelia having to sell her plane. She found employment as a teacher and then a social worker in 1925 Boston although she lived in Medford, Massachusetts. Amelia Earhart’s interest in aviation didn’t go away though and as she became more financially stable, she took an interest in operations at Dennison Airport in Quincy, Massachusetts, from where she flew the first official flight in 1927.

Amelia started to become somewhat of a local celebrity as she wrote columns in the local newspaper promoting flying, especially flying that involved female pilots. This led to her receiving an offer to accompany pilot Wilmer Stultz on a trans-Atlantic flight with her duty being to keep the flight log. The flight was successful, taking off from Newfoundland on 17 June 1928, landing 20 hours and 40 minutes later in South Wales in the United Kingdom. Although she never took the controls of the aircraft during the flight, Amelia Earhart became the first woman to fly nonstop across the Atlantic and so when the flyers returned home they received a ticker-tape parade in Manhattan followed by a meeting with President Calvin Coolidge at The White House.

Amelia Earhart became an instant celebrity, something that she embraced, using her image to promote female aviation and through celebrity endorsements of various products including women’s fashions and a luggage line she was able to finance her own flying. She even became an associate editor of Cosmopolitan magazine and with Charles Lindbergh, she promoted the development of commercial air travel through the representation of Transcontinental Air Transport, later TWA. Soon after, she became Vice President of National Airways which by 1940 had become Northeast Airlines.

During this time Amelia Earhart was also embarking on record-setting achievements of her own, including flying across the North American continent and back in August 1928, taking part in competitive air racing in 1929 and setting a new world altitude record in 1931 when she flew a Pitcairn PCA-2 to 18,415 feet. In the same year as setting this new record, Amelia also married George P. Putnam who had sought her out following his divorce in 1929. It took six proposals from him before Amelia eventually agreed to the union. The couple never had any children of their own but she was known to be fond of George’s two boys, David and George from his previous marriage.

In 1932, Amelia Earhart planned a solo non-stop flight across the Atlantic to Paris, intended to emulate Charles Lindbergh’s historic flight. Although poor weather conditions meant that she didn’t reach Paris, she did become the first female aviator to fly non-stop across the Atlantic when she landed in Derry, Northern Ireland, 14 hours and 56 minutes since taking off in Newfoundland. As recognition of her achievement, congress awarded her the Distinguished Flying Cross. The French government awarded her the Cross of Knight of the Legion of Honor and the National Geographic Society awarded her a gold medal.

More solo flights followed, including from Hawaii to California in January 1935, and from Los Angeles to Mexico City and from Mexico City to New York later the same year. The next item on her list of things to do in an aircraft would take her to the next level in aviation record-setting…… a circumnavigation of the world, planning for which started in early 1936.

The flight would be one of 29,000 miles and would need to be undertaken in a new aircraft as her trusty old Vega simply wasn’t up to the job. Consequently, a Lockheed Electra 10E was built to Amelia Earhart’s own specifications by the Lockheed Aircraft Company at its Burbank plant in California near to where Amelia and her husband had recently relocated following a fire at their previous home in Rye, New York.

The first attempt at the trip was undertaken on 17 March 1937 when Amelia and her crew which included an experienced navigator called Fred Noonan, took off from Oakland, California, heading for Honolulu, Hawaii. Following some servicing work that needed to be carried out on the Electra in Hawaii, the second leg of the flight began, with the intention of heading towards Howland Island in the Pacific. However, the flight never got off the ground when the nose wheel collapsed causing both propellers to hit the ground resulting in significant damage to the aircraft.

The second attempt was undertaken in the opposite direction to the first due to some changes in global wind and weather patterns. The first leg from Oakland to Miami was unpublicised but upon arrival in Florida, Amelia Earhart announced her intentions to circumnavigate the globe.

Earhart and Noonan set off from Miami on 1 June 1937 and arrived in Lae, New Guinea on 29 June after a number of stops in various places in South America, India and Southeast Asia. At this point, the pair had completed 22,000 of the 29,000-mile journey with the remainder to be completed across the Pacific Ocean.

This next leg began on 2 July 1937 within the intended destination being Howland Island which was just over 2500 miles away. Early in the afternoon of the same day, Amelia reported that her altitude was 10000 feet but that she was going to reduce altitude due to thick cloud. Two hours later, she reported that she was flying at 7000 feet at 150 knots. Her last known position was around 800 miles into the flight near the Nukumanu Islands.


Earhart-First Woman Across Atlantic - History

She never reached her fortieth birthday, but in her brief life, Amelia Earhart became a record-breaking female aviator whose international fame improved public acceptance of aviation and paved the way for other women in commercial flight.

Amelia Mary Earhart was born on July 24, 1897 in Atchison, Kansas to Amy Otis Earhart and Edwin Stanton Earhart, followed in 1899 by her sister Muriel. The family moved from Kansas to Iowa to Minnesota to Illinois, where Earhart graduated from high school. During World War I, she left college to work at a Canadian military hospital, where she met aviators and became intrigued with flying.

After the war, Earhart completed a semester at Columbia University, then the University of Southern California. With her first plane ride in 1920, she realized her true passion and began flying lessons with female aviator Neta Snook. On her twenty-fifth birthday, Earhart purchased a Kinner Airster biplane. She flew it, in 1922, when she set the women’s altitude record of 14,000 feet. With faltering family finances, she soon sold the plane. When her parents divorced in 1924, Earhart moved with her mother and sister to Massachusetts and became a settlement worker at Dennison House in Boston, while also flying in air shows.

Earhart’s life changed dramatically in 1928, when publisher George Putnam — seeking to expand on public enthusiasm for Charles Lindbergh’s transcontinental flight a year earlier — tapped Earhart to become the first woman to cross the Atlantic by plane. She succeeded, albeit, as a passenger. But when the flight from Newfoundland landed in Wales on June 17, 1928, Earhart became a media sensation and symbol of what women could achieve. Putnam remained her promoter, publishing her two books: 20 Hrs. 40 Mins. (1928) and The Fun of It (1932). Earhart married Putnam in 1931, though she retained her maiden name and considered the marriage an equal partnership.

Earhart’s popularity brought opportunities from a short-lived fashion business to a stint as aviation editor at Cosmopolitan (then a family magazine). It also brought financing for subsequent record-breaking flights in speed and distance. In 1932, she became the first woman to fly solo across the Atlantic — as a pilot. Her awards included the American Distinguished Flying Cross and the Cross of the French Legion of Honor. In 1929, Earhart helped found the Ninety-Nines, an organization of female aviators.

In 1935, Purdue University hired Earhart as aviation advisor and career counselor for women and purchased the Lockheed plane she dubbed her “flying laboratory.” On June 1, 1937, she left Miami with navigator Fred Noonan, seeking to become the first woman to fly around the world. With 7,000 miles remaining, the plane lost radio contact near the Howland Islands. It was never found, despite an extensive search that continued for decades.


10 Cool Facts About Amelia Earhart

Amelia Earhart

July 24th is Amelia Earhart Day! An aviation pioneer who broke numerous records, Amelia Earhart is a beloved figure in American history and an inspiration to adventurous boys and girls everywhere. Celebrate her day with your kids this summer, and discover ten cool facts about Amelia Earhart.

1. Amelia Earhart was born on July 24, 1897.

Her mother disagreed with society’s emphasis on raising quiet, prim little girls she encouraged her daughters to engage in fun and activity.

2. Amelia Earhart’s childhood nickname was Meelie.

Meelie was an adventurous child and often had her little sister Grace (nicknamed Pidge) following her around as she climbed trees, hunted rats, and collected insects.

3. Amelia Earhart built her own roller coaster.

With her uncle’s help, Amelia built a wooden ramp, similar to a roller coaster she remembered from a St. Louis vacation. She zoomed off the homemade ramp in a wooden box, crashed, and got up bruised but excited, exclaiming to her little sister, “Oh, Pidge, it’s just like flying!

4. Amelia Earhart was the sixteenth woman to get her pilot’s license.

When she was just twenty-three, Amelia Earhart took her first airplane ride. It was just a few hundred feet, but from then on she was determined to learn to fly.

5. Amelia Earhart was the first woman to travel across the Atlantic by plane.

On June 17, 1928, she and a couple of male pilots flew from Newfoundland, Canada, all the way over to Wales, which took about 21 hours. Since Amelia had no experience in using plane instruments, she was simply a passenger on this flight. The pilots did give her the added task of keeping the flight log. This still proved historic and brought Amelia a hero’s welcome at home and a visit to the White House.

6. Amelia Earhart was the second person and the first woman to fly solo nonstop across the Atlantic.

Charles Lindbergh was the only one who had flown across the Atlantic Ocean solo, but Amelia Earhart proved herself equal to the task. Powerful winds battered her little plane during this flight, which lasted fourteen hours and fifty-six minutes. She also contended with mechanical issues before finally making it to a pasture in Northern Ireland.

7. Amelia Earhart flew solo halfway across the Pacific.

Breaking yet another record, Amelia was the first pilot to fly alone from Honolulu, Hawaii, to Oakland, California. Near the end of the uneventful flight, she listened to the radio broadcast of the Metropolitan Opera.

8. Amelia Earhart disappeared over the Pacific Ocean.

In 1937, Amelia attempted to fly around the globe with one crew member, Fred Noonan. She completed most of the global journey, a distance of twenty-two thousand miles, and had just seven thousand to go.

A meeting with the USCGC Itasca, a ship that was supposed to guide Earhart to a small island for refueling, didn’t happen because of navigation and communication problems. Lost over the Pacific, Earhart and Noonan disappeared.

Since no one could find them or the plane, Amelia was legally declared dead in 1939, but it’s possible that remains recovered from a nearby island years later may be hers.

9. Amelia Earhart is the subject of many books.

Check out illustrated books for kids including Who Was Amelia Earhart? by Kate Boehm Jerome, I Am Amelia Earhart by Brad Meltzer, and Amelia Earhart, Young Air Pioneer by Jane Moore Howe.

10. You can celebrate the amazing Amelia Earhart!

To celebrate Amelia Earhart Day, your children can make a simple plane with a clothespin and a couple of craft sticks. Encourage them to paint their creations yellow to match Amelia’s first plane, the “Yellow Canary.” From paper or felt, your kids can also make a brown pilot’s hat and aviator’s goggles like those Amelia wore.

Rebecca is a work-at-home freelance writer, novelist, wife, and the mom of two bright-eyed little ones. She credits her success in writing and her love of books to her own mom, who homeschooled three kids from pre-K through high school.


Medal, Amelia Earhart, First Woman to Cross the Atlantic by Airplane

This object is on display in the Boeing Aviation Hangar at the Steven F. Udvar-Hazy Center in Chantilly, VA.

Amelia Earhart is probably the most famous female aviator in history. Earhart was born in Atchison, Kansas, in 1897. She had her first airplane flight in California in 1920, with the veteran flier Frank Hawkes, and knew immediately that she wanted to become a pilot. Her first instructor was Anita "Neta" Snook who gave her flying lessons in a Curtiss Jenny. Earhart received her pilot's license in 1921 and bought a Kinner Airster. While working at the Denison Settlement house in Boston, she was offered the opportunity to fly as a passenger across the Atlantic Ocean. This dramatic 1928 flight in the Fokker Friendship as the first woman passenger, with pilots Stultz and Gordon, brought her international attention and the opportunity to earn a living in aviation. She placed third in the All-Women's Air Derby of 1929, a race she had organized. Her own nonstop solo flight across the Atlantic on May 20-21, 1932, the first for a woman, in the bright red Lockheed Vega 5B (located in the Pioneers of Flight gallery) established her reputation as a great female pilot. Other record flights include: the first solo transcontinental flight by a woman from Los Angeles to Newark in 1932, the first solo flight by anyone from Hawaii to the U.S. mainland in 1935, the first nonstop flight from Mexico City to Newark in May 1935, and the first altitude record in the Pitcairn Autogiro. Earhart served as a founding member and president of the Ninety-Nines (the original women pilots organization), partner in the Transcontinental Air Transport and Ludington airlines, and a designer of clothes and luggage. She tirelessly lectured across the country on the subjects of aviation and women's issues and published several books. She was also a visiting professor and counselor at Purdue University. Earhart was a two-time Harmon Trophy winner and was also the recipient of the U.S. Distinguished Flying Cross. On June 1, 1937, Earhart began an around-the-world flight from Miami, Florida in a twin-engine Lockheed Electra with Fred Noonan as her navigator. They reached Lae in New Guinea on June 29, having flown 22,000 miles with 7,000 more to go. Earhart and Noonan never found Howland Island, their next refueling stop after leaving Lae and they were declared lost at sea on July 18, 1937 following a massive sea and air search ordered personally by President Roosevelt. Although Earhart's disappearance has spawned innumerable theories, her true legacies as a courageous and dedicated aviatior and an inspiration to women remain strong today.

See more items in

National Air and Space Museum Collection

Localización

Steven F. Udvar-Hazy Center in Chantilly, VA

Hangar

Inventory Number

Physical Description

Amelia Earhart, First Woman to Cross the Atlantic by Airplane Commemorative medal Obverse: relief bust of Earhart in a leather flying helmet depicted embossed text "THE FIRST WOMAN IN THE WORLD TO CROSS THE ATLANTIC BY AIRPLANE - AMEILA EARHART" Reverse: relief of the Fokker Tri-Motor 'Friendship' depicted a lucky horse shoe, clover leaf, and wish bone depicted below aircraft embossed text "NEW FOUNDLAND JUNE 17 SOUTH WALES JUNE 18 - 1928 THE ATLANTIC OCEAN AMEILA EARHART", "SEAPLANE FRIENDSHIP".


Ver el vídeo: DOCUMENTAL. Los secretos del Mediterráneo. El mundo perdido de Cousteau.