¿Cómo estuvo involucrada Alemania en la Guerra Civil Rusa después de la Conferencia de Paz de París?

¿Cómo estuvo involucrada Alemania en la Guerra Civil Rusa después de la Conferencia de Paz de París?

¿Cuál fue la participación de Alemania en la Guerra Civil Rusa después de la Conferencia de Paz de París? Después de firmar el Tratado de Versalles, la economía de Alemania estaba prácticamente en ruinas, pero de qué lado de la Guerra Civil Rusa estaba Alemania después de la Conferencia de Paz de París; ¿Apoyó Alemania al Ejército Rojo o al Ejército Blanco?

El Ejército Blanco fue apoyado por los Aliados, que era un enemigo de los Aliados, por lo que uno pensaría que Alemania apoyaba al Ejército Rojo. Sin embargo, Alemania no quería el comunismo en su país después de la Conferencia de Paz de París, por lo que tampoco pudo haber apoyado al Ejército Rojo. Entonces, ¿a qué lado apoyó y qué hizo Alemania para apoyar a ese lado en la Guerra Civil Rusa?


La guerra civil rusa fue 1917-1922. En 1922 Alemania y Rusia firmaron el Tratado de Rapallo. Además, Alemania había facilitado el tránsito de Lenin desde su exilio en Suiza a Rusia.

Tenga en cuenta que Alemania tuvo un gobierno socialista desde 1918; se mantuvieron fuertes en 1920. Si bien los socialistas estaban peleando con los comunistas, no estaban exactamente a favor de las monarquías, se marchitaban.


Alemania no interfirió en la guerra civil rusa después de la conferencia de París. Antes de la derrota, Alemania ayudó a los bolcheviques a tomar el poder y concluyó el tratado de Brest con ellos (paz separada). Como resultado de este tratado, los alemanes ocuparon Ucrania. Tras la derrota y la conferencia de París, evacuaron a sus tropas de Ucrania, lo que hizo posible la conquista de Ucrania por la Rusia bolchevique. En los últimos años, tanto los bolcheviques como Alemania estaban aislados internacionalmente, por lo que cooperaron en muchas áreas. Pero Alemania no se entrometió realmente en la guerra civil rusa.


Richard M. Langworth

8 de diciembre de 2019 Comentarios 0 Comentarios

Extraído de "Churchill: ¿Un millón de soldados aliados para luchar por los rusos blancos?" para el Proyecto Churchill de Hillsdale College, noviembre de 2019. Para el texto original, haga clic aquí.

Un lector nos remite a La expedición del oso polar: la invasión olvidada de Rusia por los héroes de Estados Unidos 1918-1919 (2019). Repite un malentendido sobre el papel de Churchill en ayudar a los rusos blancos contra los bolcheviques. En la primavera de 1919 en Rusia, leemos:

… El gato estaba fuera de la bolsa: les gustara o no a sus aliados (ingleses, franceses, rusos blancos), Estados Unidos se estaba retirando. El 4 de marzo, el Gabinete de Guerra británico decidió hacer lo mismo, ignorando los argumentos del virulentamente antibolchevique Winston Churchill, quien como secretario de guerra había propuesto aumentar el compromiso aliado en Rusia a un millón de hombres.

“El pasaje hace que Churchill parezca un loco”, escribe nuestro lector. "¿Cuál es la verdad del asunto?"

La empresa aliada

Primero, no fue simplemente la invasión de Estados Unidos. Después del Armisticio de noviembre de 1918, varios aliados enviaron tropas para ayudar a Anton Denikin y Alexander Kolchak, liderando rebeldes contra el gobierno soviético de Lenin. La intervención aliada en nombre de los rusos blancos involucró a cientos de miles de tropas. Con mucho, los contingentes más grandes, hasta 70.000 cada uno, procedían de Checoslovaquia y Japón. El compromiso de Estados Unidos fue de 11.000, el de Gran Bretaña de 7.500, el de Francia de 15.000. Las bajas checas empequeñecieron a las de los demás. En segundo lugar, Winston Churchill nunca exigió que los aliados enviaran un millón de tropas. Mencionó la probable participación de un millón de rusos blancos.

¿Qué pasó realmente? Biografía oficial de Sir Martin Gilbert, Mundo en tormento 1916-1922, ofrece la verdad. Churchill apoyó poderosamente la ayuda a los rusos blancos. También era consciente de lo lejos que podían llegar los aliados. También favoreció una decisión firme. Cuando se dio cuenta de que no llegarían lo suficientemente lejos, instó a la desconexión.

Dilemas sobre los rusos blancos

El gabinete de guerra británico se reunió el 10 de enero de 1919, una semana antes de que comenzara la Conferencia de Paz de París. El día anterior, Churchill había aceptado la oferta de la Oficina de Guerra del primer ministro David Lloyd George. La tarea principal de Churchill fue desmovilizar y traer a casa a cuatro millones de hombres. Estaba muy consciente de su sacrificio. Un millón de soldados británicos, indios, canadienses, australianos y otros habían dado la vida. Martin Gilbert describe la discusión sobre los rusos blancos:

Sir Henry Wilson señaló que durante la semana pasada "había habido signos de malestar en el ejército en casa, y era notorio que la perspectiva de ser enviado a Rusia era inmensamente impopular". [Pero el mariscal Foch había dicho que era urgente] "detener el avance del bolchevismo antes de que penetre en Austria y Alemania". Churchill apoyó el llamamiento de Foch ... Luego sugirió que el ejército alemán derrotado debería usarse para frenar el avance del bolchevismo hacia el oeste….

Wilson era el asesor principal de Churchill en asuntos militares, pero con frecuencia no estaba de acuerdo con su jefe civil. Wilson estaba convencido, escribió en su diario, “de que nosotros (los británicos) deberíamos mantenernos fuera del scrum. Si a los estadounidenses y franceses les gusta entrar, déjelos ". Estuvo de acuerdo con la idea de Churchill de utilizar el ejército alemán derrotado: "Deberíamos ordenar a los Boches que repriman el bolchevismo". Pero pocos en el Gabinete querían eso.

Conferencia de Paz de Paris

Así informado, el Primer Ministro fue a París. Lloyd George, continúa Gilbert, "favoreció la conciliación en lugar de la intervención". Respaldado por el presidente estadounidense Wilson, invitó a los bolcheviques a una conferencia de paz en Prinkipo, una isla turca cerca de Constantinopla. Al enterarse de la propuesta de Prinkipo, Churchill protestó diciendo que equivaldría a reconocer el vicioso régimen de Lenin.

En Londres, la opinión del gabinete estaba fuertemente en contra de la intervención británica. Lord Curzon, que pronto se convertiría en ministro de Relaciones Exteriores, quería que otros países actuaran. Austen Chamberlain no quería que nadie interviniera. El presidente Wilson en París se opuso a la intervención. Si ocurriera, dijo, Gran Bretaña y Francia "tendrían que soportar todo el costo". Los rusos blancos, creía Wilson, no podrían sobrevivir "por un momento" por sí mismos.

Sobre todo, escribe Gilbert, Churchill quería una decisión firme. "Les ofreció a sus colegas tres opciones claras: autorizarlo a intervenir con las tropas británicas y ayudar a los blancos con armas y equipo" o retirarse ". Lloyd George, continúa Martin Gilbert,

… Pidió a Sir Henry Wilson que preparara una declaración que mostrara el efecto militar de cada una de las tres posibles políticas…. El propio Churchill envió una larga nota a Wilson, en la que le pedía que asumiera, en sus cálculos: (a) que la Conferencia de Prinkipo no se llevará a cabo y que los gobiernos aliados, en cambio, harán un llamamiento unido a todos los rusos leales para que se esfuercen al máximo contra los bolcheviques (b) que no se pueden enviar tropas de este país por obligación para continuar la guerra en Rusia.

Opiniones de Churchill

Churchill imaginó ayudar a los White pero no llevar la carga completa. En repetidas ocasiones insistió, "la única posibilidad de avanzar contra los bolcheviques era mediante el uso de ejércitos rusos", continúa Gilbert:

Había, dijo, casi medio millón de rusos antibolcheviques armados, y los propios rusos planeaban duplicar esta cifra. "Si no pudiéramos apoyar a los rusos de manera efectiva", agregó, "sería mucho mejor tomar una decisión ahora para renunciar y enfrentar las consecuencias, y decirle a estas personas que hagan los mejores términos que puedan con los bolcheviques".

"Estoy a favor de declarar la guerra a los bolcheviques", declaró Sir Henry Wilson, "pero los demás, excepto Winston, no lo harán".

Antes de irse de la Conferencia de Paz, el presidente Wilson apoyó la reunión de Prinkipo, pero más tarde se quejó. Los bolcheviques habían "planteado una serie de cuestiones", dijo, que eran "insultantes": pago de deudas, concesiones y compensaciones territoriales. En el evento, la conferencia de Prinkipo nunca ocurrió.

Una petición de decisión

Winston Churchill no gimió. Una vez más, como muestra Martin Gilbert, imploró a sus colegas que tomaran una decisión, pero para comprender lo que significaría la abstinencia:

La retirada completa de todas las tropas aliadas era, al menos, "una política lógica y clara", pero [Churchill] temía que sus consecuencias "serían la destrucción de todos los ejércitos no bolcheviques en Rusia", un total de medio millón de hombres. , cuyo número iba en aumento. “Tal política”, continuó, “equivaldría a sacar el pasador de toda la máquina. No habría más resistencia armada contra los bolcheviques en Rusia, y una vista interminable de violencia y miseria era todo lo que quedaba para toda Rusia ".

"No hay 'voluntad de ganar' ..."

Tan pronto como el presidente llegó a Washington anunció la retirada de las tropas estadounidenses "en una fecha próxima". El 23 de febrero, un batallón británico, los 13 York, se negó a marchar en apoyo de sus compañeros de fuerzas en el frente del Arcángel. Su comandante, el general Ironside, dijo que el anuncio estadounidense los había agravado. Cuatro días después, Churchill envió a Lloyd George una carta angustiada, que entendía perfectamente la actitud del batallón británico: “La falta de cualquier“ voluntad de ganar ”se comunica a nuestras tropas y afecta su moral: se comunica a nuestros aliados rusos y retrasa su organización, ya nuestros enemigos y alienta sus esfuerzos…. [Los Alliles] se están deteniendo a mitad de camino entre estos dos cursos con la misma aversión por cualquiera de los dos…. Es necesario [que usted] establezca una política…. Nadie debajo de ti puede hacerlo ".

Retiro

Lloyd George actuó. Cuando regresó de París, el Gabinete de Guerra votó para comenzar a evacuar a las tropas británicas de Rusia. El 5 de marzo, Churchill pidió a sus jefes de personal que implementaran la retirada. Una vez más tenemos que agradecer a Martin Gilbert por sus palabras exactas. Muestran a Churchill como cualquier cosa menos un belicista loco. El pregunto por

un calendario definido para esta operación preparado con la latitud necesaria ... Estoy extremadamente ansioso por este puesto, y día a día mis ansiedades aumentan [y] he anunciado al Parlamento y he prometido a la Oficina de Guerra que no dejará piedra sin remover [siempre que actuamos] de una manera no incompatible con el honor de nuestro ejército. También me gustaría poder levantar la moral de nuestros hombres prometiéndoles definitivamente en un mensaje directo de mí que serán relevados por voluntarios de Inglaterra o retirados por completo tan pronto como Archangel esté abierto….

En retrospectiva

Las evaluaciones históricas de la intervención aliada en nombre de los rusos blancos son casi todas negativas. Los bolcheviques llegaron a la conclusión de que Occidente deseaba destruirlos. La operación prolongó una sangrienta guerra civil sin nada que ganar al final más que la enemistad rusa. Es discutible si esa enemistad todavía importaba cuando Rusia y Occidente se enfrentaron a un enemigo más implacable en 1940. Stalin fue muchas cosas terribles, pero también fue un pragmático.

La opinión de Churchill en 1919 era clara: como le escribió al general Harington, subjefe del Estado Mayor Imperial: "Podemos vivir para lamentar amargamente las oportunidades y los recursos que estamos perdiendo a causa de la indecisión actual". La opinión de Churchill muchos años después permaneció inalterada. "Si hubiera recibido el apoyo adecuado en 1919, creo que podríamos haber estrangulado al bolchevismo en su cuna", dijo en una conferencia de prensa en Washington en 1954. "Pero todos levantaron la mano y dijeron: '¡Qué impactante!'"

No existe evidencia de que Churchill deseara enviar un millón de tropas aliadas. El contingente británico que imaginaba era pequeño y estaba formado por voluntarios. Sobre todo, Churchill quería decisión, no vacilación, cosa que aborreció durante toda su vida.


Rusia después de la revolución bolchevique

Fuerzas expedicionarias estadounidenses, británicas y japonesas en apoyo del Ejército Blanco (Imagen: Williams, Albert Rhys, 1883-1962 / Dominio público)

Los esfuerzos de Vladimir Lenin para mantener su autoridad

Vladimir Lenin, ahora presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, no creía en la democracia. Creía que se debería ejercer un control absoluto y que el gobierno "no está absolutamente restringido por ninguna regla". En diciembre de 1917, los bolcheviques organizaron su fuerza de policía secreta, la Cheka. Su misión era proteger la revolución, y los oficiales de la Cheka se autodenominaron & # 8220espada y escudo del partido & # 8221.

Con sus largos abrigos de cuero negro, se los reconocía fácilmente en todas partes y provocaban miedo. La sede, que antes era una agencia de seguros, se convirtió en un formidable lugar de tortura y terror. Desde entonces, este lugar ha sido el cuartel general de las fuerzas secretas rusas bajo diferentes nombres de Cheka, NKVD, KGB y ahora FSB, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia.

Los bolcheviques encarcelaron a sus rivales, clausuraron otros partidos políticos y prohibieron los periódicos. Formaron un nuevo Ejército Rojo y León Trotsky se convirtió en el comisario de guerra.

El Tratado de Brest-Litovsk

En un intento por ganar más reconocimiento internacional, los bolcheviques ahora preferían ser llamados comunistas porque era mejor entendido que los bolcheviques rusos. En el ámbito internacional, intentaron mantenerse alejados de la guerra, pidiendo el fin de la Primera Guerra Mundial. Además, anularon todas las deudas externas del Imperio Ruso.

Esta es una transcripción de la serie de videos El ascenso del comunismo: de Marx a Lenin. Míralo ahora, en Wondrium.

Lenin había prometido salir de la guerra una vez que asumiera el mando. Entonces, firmaron el Tratado de Brest-Litovsk con Alemania y sus aliados. Fue un tratado humillante que resultó en pérdidas masivas para Rusia. Las negociaciones de paz comenzaron en diciembre de 1917 en la fortaleza de Brest-Litovsk. Esto fue especialmente importante para los bolcheviques porque fue una oportunidad para ellos de impresionar las opiniones globales. En un gesto para resaltar su desprecio por las jerarquías tradicionales, los bolcheviques enviaron a un grupo de trabajadores como sus negociadores.

Entonces, Leon Trotsky se convirtió en el líder de las negociaciones. Sin embargo, terminó las negociaciones diciendo “ni paz ni guerra”. En respuesta, los alemanes reanudaron la lucha en los frentes orientales e hicieron rápidos avances en suelo ruso. Lenin y Trotsky se dieron cuenta de que tenían que firmar el tratado de paz porque eran demasiado débiles para tener poder de negociación.

Leon Trotsky en Brest-Litovsk. (Imagen: Biblioteca Nacional y Universitaria / Dominio público)

En su fallido intento de ganarse la simpatía mundial, los bolcheviques firmaron un tratado que resultó ser uno de los tratados con los términos más duros de la historia. Rusia tuvo que ceder gran parte de su tierra, población, industria y campos agrícolas.

Sin embargo, no le preocupaba a Lenin porque no iba a promulgarlo. Se suponía que les daría tiempo como retirada estratégica.

Tropas rusas esperando ataques alemanes. (Imagen: George H. Mewes / Dominio público)

Los desafíos de Lenin al gobernar Rusia

Después de que Rusia salió de la guerra, Lenin enfrentó muchos desafíos, tanto a nivel nacional como internacional. El país estuvo plagado de muchas guerras civiles debido a los crecientes conflictos entre los bolcheviques. Tuvo repercusiones catastróficas para el país, ya que se cobró muchas vidas debido a conflictos violentos, enfermedades o hambre.

Los conflictos internos incluyeron blancos contrarrevolucionarios y granjeros enojados a quienes el gobierno confiscó sus productos para alimentar a los trabajadores y soldados de la ciudad.

Los contendientes internacionales incluyeron a Gran Bretaña, Francia, Japón y Estados Unidos, que tenían sus fuerzas expedicionarias en Rusia. Además, la Legión Checa, formada por las antiguas prisiones de guerra del ejército austrohúngaro, se presentó como un desafío.

El terror y la violencia se apoderan de Rusia

La naturaleza brutal de los bolcheviques comenzó a manifestarse en el asesinato de la familia del zar. Para mostrar que el imperio zarista había terminado por completo y que no había vuelta atrás al Imperio Ruso, asesinaron al zar y a su familia.

Este fue el primer paso hacia el uso de la violencia como herramienta decisiva para mantener su autoridad. Entonces, rompieron cualquier forma de resistencia con la mayor violencia. Cualquiera que fuera sospechoso de oposición era enviado a campos de concentración y ahorcado.

Las cosas empeoraron aún más cuando Lenin sobrevivió a un intento de asesinato de Fanny Kaplan, una revolucionaria social. La reacción inicial a este ataque fue disparar a 500 rehenes en Petrogrado. Según la orden oficial sobre Terror Rojo, y según un oficial de la Cheka, cualquiera que perteneciera a la clase alta sería ejecutado sin importar lo que pensara de la revolución. Entonces, la gente se fue a los extremos para negar sus clases sociales y hacerse pasar por trabajadores.

Preguntas frecuentes sobre Rusia después de la revolución bolchevique

La Cheka era el nombre del servicio de policía secreta ruso formado después de la revolución por los bolcheviques. Fueron una fuerza formidable y ayudaron a Vladimir Lenin a establecer su autoridad y poder absoluto.

Como resultado del Tratado de Brest-Litovsk, Rusia perdió un tercio de su territorio, un cuarto de su población, mucha industria y ricas tierras agrícolas.

Lenin firmó el Tratado de Brest-Litovsk porque había prometido salir de la Primera Guerra Mundial. Tuvo que ceder una gran parte del territorio de Rusia porque los alemanes avanzaban hacia Rusia y su frágil gobierno no podía resistirlos.

Fanny Kaplan disparó contra Lenin en 1918. Era una revolucionaria que intentó asesinar a Lenin, pero él sobrevivió.


Derrota Blanca en la Guerra Civil Rusa

La lucha entre rojos y blancos se decidió en el campo de batalla, pero el resultado de las guerras civiles también depende de la capacidad de los contendientes, a través de la política y la propaganda, para convencer a la gente de que luche por ellos (o al menos de no levantar las armas contra ellos). En este campo, la gobernanza, los blancos fueron un fracaso espectacular. En consecuencia, no importa cuán exitosos fueran sus principales empujes militares, cuando la marea cambió y los avances se transformaron en retrocesos, los Blancos no tenían nada a lo que recurrir. De ahí el precipitado colapso de la AFSR, el Ejército del Noroeste y el Ejército Ruso de Kolchak.

Esto no quiere decir que los blancos no intentaran competir con los bolcheviques en el plano político, por mucho que sus antecedentes en el ejército ruso tendieran a inclinarlos a considerar la "política" como una mala palabra (un sentimiento amplificado por los desastres de Rusia). 1917). Tanto Kolchak como Denikin elaboraron programas políticos en 1919 que podrían, a pesar de las percepciones generalmente sostenidas de los blancos como "reaccionarios", ser descritos en general como "liberales". En repetidas ocasiones se comprometieron a resucitar a los gobiernos locales, a respetar el derecho de los pueblos no rusos a la autodeterminación, a respetar los derechos de los sindicatos y a una reforma agraria radical, y prometieron que, tras la victoria en la guerra civil, ellos convocaría una nueva asamblea nacional para determinar la futura constitución del estado ruso. Kolchak, cuyo gobierno de Omsk era más estable, arraigado y completamente desarrollado que el Consejo Especial bastante nebuloso y peripatético que asesoró a Denikin, tendía a tomar la iniciativa en tales asuntos, pero los dos principales campos militares blancos tenían falanges de auxiliares de Kadet para agregar carne. hasta la médula de sus declaraciones sobre política y para dotar de personal a sus agencias de prensa, consejos asesores y oficinas de propaganda. Además, hay pocas dudas de que tanto Denikin como Kolchak tenían puntos de vista genuinamente progresistas sobre una variedad de temas, incluida la necesidad de una reforma agraria radical en Rusia, el tema clave del siglo anterior, y que ambos eran completamente sinceros en sus protestas de que no tenía ningún deseo personal de aferrarse al poder político durante un momento más de lo que sería necesario para expulsar a Lenin del Kremlin. Además, aunque el documento que estableció la dictadura de Kolchak ("El Estatuto sobre la estructura provisional del poder estatal en Rusia") no preveía su terminación, el almirante hizo público, en un discurso en Ekaterimburgo en febrero de 1919, por ejemplo , una solemne promesa de que no retendría el poder "ni un solo día más de lo que exigen los intereses del país", y afirmó que "en el futuro la única forma de gobierno admisible en Rusia será la democrática". Y estas declaraciones cosecharon algunas recompensas: en mayo de 1919, por ejemplo, los Cuatro Grandes en París estaban lo suficientemente impresionados con las credenciales democráticas de Kolchak que considerarían reconocer a su régimen como el gobierno de toda Rusia.

Sin embargo, por bien redactada o bien intencionada que fuera, siempre había algo endeble, a medias y poco convincente en la política blanca, y prevaleció la persistente sensación de que ni Denikin ni Kolchak estaban muy interesados ​​en los detalles de las preocupaciones políticas que habían estado agitando. Rusia desde —y, de hecho, mucho antes— febrero de 1917. Además, por muy igualitarias que fueran las creencias e intenciones personales de los principales líderes blancos, que estaban lejos de las caricaturas cliché de los bribones sádicos de la propaganda bolchevique, adornados con príncipes nez. No pudo dispersar el hedor del restauracionismo que impregnaba sus campamentos, que estaban densamente poblados por la antigua élite del Imperio Ruso. Los oficiales británicos con la misión en el sur de Rusia, por ejemplo, que habían sido invitados a un banquete celebrado por la rama local de la Unión de terratenientes en Novocherkassk, pronto sintieron que estaban entre "un hervidero de monárquicos" y se sintieron profundamente avergonzados. cuando uno de los invitados (un primo de Nicholas Romanov) ordenó a la orquesta que tocara “God Save the Tsar”, el antiguo himno imperial (que estaba prohibido desde la Revolución de febrero).

En consecuencia, aunque las leyes agrarias y laborales de Denikin podrían haber prometido un trato justo a los campesinos y trabajadores, la población del territorio ocupado por la AFSR sintió invariablemente el látigo y la ira de los terratenientes y jefes de fábrica que regresaban, que habían sido expulsados ​​por la gran escala. incautaciones de propiedad privada que habían acompañado la expansión del poder soviético en 1917-1918 y ahora buscaban venganza y recompensa. La misma regla se aplicó en el este, mientras las fuerzas de Kolchak avanzaban desde Siberia (donde las grandes propiedades territoriales eran casi desconocidas) a través de los Urales hasta la región del Volga (más allá de la cual se generalizaron), a pesar de que el propio Kolchak estaba claramente comprometido con un una reforma agraria progresiva que se asemeja a la que se ensayó en Rusia después de la Revolución de 1905 y que el Ministerio de Agricultura de Omsk estaba repleto de antiguos socios del primer ministro reformador de aquellos días, PA Stolypin. Lo más revelador de todo fue que el "Decreto sobre la tierra" de Kolchak no se emitió hasta abril de 1919, cuando el movimiento de su ejército hacia la Rusia europea requirió tal acción. De manera similar, sobre el segundo gran tema del día, la autodeterminación nacional, Kolchak también permaneció en silencio hasta la primavera de 1919, cuando el enfoque de París en las intenciones de los blancos impulsó la acción, o al menos más promesas.

Podría aducirse una variedad de explicaciones para tal evasión. Una lectura generosa de la política blanca enfatizaría que el movimiento estaba genuinamente comprometido con una postura de no predeterminación, una que, desinteresadamente, inhibió (incluso prohibió) la introducción de reformas significativas durante la lucha armada tales actos, de acuerdo con la doctrina, que habitualmente adoptada por los blancos, tendría que esperar las decisiones de una nueva asamblea constituyente, una vez que los bolcheviques hubieran sido derrotados. Una exposición menos generosa de la "idea blanca" podría citar distorsiones cínicas y enmascaramiento de sus verdaderos objetivos por parte de los blancos, con el fin de asegurar reclutas campesinos para tripular sus ejércitos y armas aliadas para equiparlos, mientras intenta engañar a cualquier miembro demasiado confiado. de las minorías nacionales a aceptar que las promesas de autodeterminación emanadas de Omsk y Ekaterinodar eran reales.

La postura evasiva y contradictoria de los blancos sobre la cuestión de las nacionalidades fue particularmente dañina para su causa (dado que, especialmente en el sur de Rusia y el noroeste, tendían a operar desde bases en tierras donde los rusos eran una minoría y los no rusos usaban la pausa posimperial y posguerra mundial para dar forma a su independencia. Por lo tanto, Denikin ocasionalmente cantaba alabanzas a la autodeterminación, pero más a menudo abrazaría la causa de una "Rusia, una e indivisible", mientras participaba en una guerra fronteriza prolongada ( el "conflicto de Sochi") con la República Democrática de Georgia, y también insultar directamente a los ucranianos al referirse a esa tierra con el condescendiente término de la era zarista "Pequeña Rusia". nueva frontera polaco-rusa, a raíz del establecimiento de la Segunda República Polaca al final de la guerra mundial, que Varsovia detendría las operaciones de su ejército en la primavera de 1919 y luego entablar conversaciones de paz secretas con Moscú que facilitarían el redespliegue de 40.000 hombres del Frente Occidental del Ejército Rojo a su "Frente Sur, Contra Denikin" en el otoño de ese año. Otro ejemplo instructivo fue el caso de Daguestán y sus vecinos del Cáucaso, que se habían unido en una República de las Montañas autónomas. Este régimen había sido inicialmente disuelto por la República Soviética Terek dominada por los bolcheviques en Vladikavkaz en la primavera de 1918, pero se había restablecido cuando el poder soviético se derrumbó en el Cáucaso Norte más tarde ese año. Luego había rechazado una nueva ofensiva soviética en abril de 1919, solo para descubrir que, cuando las fuerzas de Denikin ocuparon posteriormente el norte del Cáucaso y luego Daguestán, tuvo que huir nuevamente, esta vez de los blancos.

En Siberia, Kolchak tenía preocupaciones menos inmediatas con las nacionalidades no rusas, que no estaban presentes en número suficiente dentro de su reino como para causar daño (aunque la deserción de su primera línea alrededor de Ufa, en febrero de 1919, de 6.500 fuerzas bashkir, que habían Desesperado por su trato por parte de los blancos, dejó un gran hueco en la primera línea). Sin embargo, como gobernante supremo sus pronunciamientos sobre el tema tuvieron consecuencias nacionales e internacionales, y aquí fue revelador que Kolchak debía elegir el caso de Finlandia, que ya era independiente y ciertamente irrecuperable, para pisar los talones: cuando el general Mannerheim, en julio 1919, ofreció un acuerdo por el cual su ejército de 100.000 efectivos capturaría Petrogrado para los blancos a cambio de algunas condiciones no despreciables pero no escandalosas (reconocimiento de la independencia finlandesa, la secesión a Finlandia de Pechenga, autodeterminación de Karelia, navegación libre a través del lago Ladoga para los buques mercantes finlandeses, etc.), Kolchak se negó a aceptar. Su asesor, George Guins, le suplicaría que "el objetivo principal debe ser la derrota de los bolcheviques y sólo un segundo la recomposición de Rusia", pero el almirante no reconocería la lógica de tal enfoque. Para Kolchak, Rusia no podría salvarse de los bolcheviques si estuviera en pedazos, porque Rusia en pedazos no era Rusia.

Por lo tanto, los enfoques generosos y cínicos de la política blanca tienen elementos de verdad. Sin embargo, más allá de tales consideraciones, hay que admitir que, por lo que consideraban como el más puro de los motivos, los líderes blancos despreciaron a toda política su desprecio por lo que ellos, como oficiales, consideraban como una actividad malsana y poco caballerosa era al menos honesto, aunque equivocado, y ciertamente se vio reforzado por la deprimente experiencia de 1917, cuando toda Rusia parecía haberse convertido en una reunión política vasta, interminable, clamorosa y sin sentido.

El disgusto de los blancos por la política, y especialmente la política de clase, encajaba perfectamente con la afirmación de sus aliados kadet de estar, como partido, "por encima de la clase" y "por encima de la política" (aunque, de nuevo, un cínico podría señalar que los kadetes estaban calculando aquí que no había una clase burguesa fuerte en Rusia que pudiera apoyar su plataforma liberal) y con la tendencia histórica de ese partido de colocar a la nación por encima de todo. Además, las circunstancias particulares de la Europa de la posguerra mundial en el momento, durante el invierno de 1918-1919, en que el movimiento blanco alcanzó la madurez, reforzaron fuertemente esta predilección. Los líderes blancos eran muy conscientes de que, aunque había filas de antibolcheviques irreconciliables en los gobiernos de Londres, París y Washington y sus alrededores, había muchos políticos aliados que no temían al gobierno soviético, o que esperaban utilizar el gobierno de Rusia. malestar en beneficio de sus propios países, o que estaban realmente abrumados por el cansancio de la guerra. En estas circunstancias, el fin de la guerra mundial podría no resultar ventajoso: en consecuencia, un partidario de Kolchak en el Lejano Oriente ruso, por ejemplo, registró sus impresiones de la visión de los británicos Tommies celebrando el armisticio como "no particularmente alegre", como civil guerras libradas en Rusia el secretario del almirante, el mencionado Guins, reflejaría que el colapso de Alemania había sido "fatal para la lucha antibolchevique" y uno de sus generales afirmaría sin rodeos que, desde el 11 de noviembre de 1918 en adelante, "Kolchak había sin aliados ". En consecuencia, si Kolchak y sus partidarios iban a obtener lo que deseaban por encima de todo: la admisión de Rusia en la familia de las "naciones vencedoras" aliadas, un asiento en la próxima conferencia de paz y la oportunidad de garantizar que su país fuera debidamente recompensado. por el importante papel que había desempeñado en la guerra mundial, la lección era clara. Unos días después de haber asumido el manto de "gobernante supremo" en noviembre de 1918, Kolchak explicó esa lección:

Está amaneciendo el día en que el inexorable curso de los acontecimientos nos exigirá la victoria de esta victoria o derrota de la que dependerá nuestra vida o muerte, nuestro éxito o fracaso, nuestra libertad o esclavitud innoble. Se acerca la hora de la gran conferencia internacional de paz y si, para esa hora, no salimos victoriosos, perderemos nuestro derecho a votar en la conferencia de naciones vencedoras y nuestra libertad se decidirá sin nosotros.

Los cálculos de Kolchak eran correctos. En noviembre-diciembre de 1918, los aliados no hicieron nada para disuadir a Rumanía de arrebatar la antigua Besarabia rusa a sus ocupantes alemanes. Luego, en las reuniones del 12 al 19 de enero de 1919 en París, el Consejo de los Diez decidió que ningún representante ruso tendría un asiento entre ellos. Días después, de acuerdo con un plan ideado por Lloyd George y Robert Borden, el primer ministro de Canadá, se envió una invitación por radio (desde un transmisor en lo alto de la Torre Eiffel) sugiriendo que todas las partes en conflicto en "Rusia" deberían reunirse en una conferencia de paz separada en Prinkipo, frente a Constantinopla, en el Mar de Mármara. Cuando se le informó de esto último, Kolchak estaba horrorizado y farfulló: “¡Dios mío! ¿Puedes creerlo? ¡Una invitación a la paz con los bolcheviques! " ¿Le hubieran dicho algunas semanas más tarde, a principios de marzo de 1919, que un diplomático estadounidense de alto rango, William C. Bullitt, estaba en ese momento entretenido en Moscú, estaba parlamentando de manera semioficial con Lenin y estaba ofreciendo condiciones muy generosas? Para finalizar la intervención, el lenguaje de Kolchak podría haber sido menos moderado. Luego, en abril, se conoció la noticia de un plan aprobado en París para suministrar alimentos y medicinas a los pueblos de Rusia, incluidos los de la zona soviética. La respuesta precisa de Kolchak a la noticia de esta iniciativa de Fridtjof Nansen no está registrada, pero probablemente se encontró en un acuerdo inusual con Trotsky, quien, al inspeccionar la escena el 13 de abril de 1919, comentó: “Tenemos ante nosotros un caso de traición de los bandidos menores por los principales ".

A la luz de todo esto, parece sensato concluir que los análisis de la derrota de los blancos en las guerras civiles que se centran en sus intentos tardíos, desganados y fortuitos de ganar apoyo político son, por muy exactos que sean, en última instancia, equivocados. . “Todo por el ejército”, como decía el mantra en Omsk, fue probablemente una respuesta razonable a las circunstancias de la época. El precio a pagar, sin embargo, en términos de apoyo popular y la capacidad concomitante de absorber y recuperarse de las derrotas militares, se reveló en la forma en que los cuatro principales frentes blancos se desintegraron una vez que se volvieron sus avances.


Comité para la Abolición de la Deuda Ilegítima

12 de julio de 2017 por Eric Toussaint

A principios de enero de 1918, el gobierno soviético suspendió el pago de la deuda externa y, a principios de febrero de 1918, decretó que se repudiaron todas las deudas zaristas y las contraídas para continuar la guerra por el gobierno provisional entre febrero y noviembre de 1917. Al mismo tiempo, decidió que todos los activos de los capitalistas extranjeros en Rusia serían confiscados y devueltos al patrimonio nacional. Al repudiar estas deudas, el gobierno soviético estaba implementando una decisión tomada en 1905 por el soviet (consejo popular) de Petrogrado (San Petersburgo) y los diversos partidos que lo apoyaban. Esto desencadenó una ola de protesta unánime de las capitales de las principales potencias aliadas.

Decreto de paz

El gobierno soviético propuso la paz sin anexiones ni compensaciones ni reparaciones. También agregó una cláusula que promulga la autodeterminación de los pueblos. Se trataba de la aplicación de principios totalmente innovadores y revolucionarios a las relaciones entre Estados. Resultó que la política del gobierno soviético confundió e influyó simultáneamente en la del presidente estadounidense Woodrow Wilson [1], quien había hecho del derecho a la autodeterminación de los pueblos un elemento central de la política exterior estadounidense. [2] Ciertamente, los bolcheviques y los Estados Unidos tenían diferentes motivos. Los EE. UU., Al no tener territorios coloniales importantes, percibieron un interés. Interés Monto pagado como remuneración de una inversión o recibido por un prestamista. Los intereses se calculan sobre el monto del capital invertido o prestado, la duración de la operación y la tasa que se ha fijado. en debilitar los imperios británico y alemán y las potencias de Bélgica, los Países Bajos y Francia, con el fin de ponerse en su lugar, aunque utilizando otros métodos. Su argumento diplomático y humanitario más fuerte era el derecho a la libre determinación de los pueblos de África, el Caribe y Asia que aún se encuentran bajo el yugo colonial. En cuanto a los bolcheviques, querían haber terminado con el Imperio zarista que denunciaban como una prisión de pueblos.

El deseo de paz fue una de las causas fundamentales del levantamiento revolucionario de 1917. La gran mayoría de los soldados rusos se opusieron a la guerra. Casi todos eran campesinos que deseaban volver a casa y trabajar en la tierra. Además, durante muchos años, mucho antes del comienzo de la guerra, los bolcheviques, que habían sido miembros de la Internacional Socialista hasta su traición a las clases trabajadoras en agosto de 1914, se habían opuesto a la política de preparación para la guerra.Sostuvieron que lo que se necesitaba era una lucha común para acabar con el capitalismo y su fase imperialista y territorios colonizados.

Para aplicar esta orientación, el gobierno soviético se vio obligado a entablar negociaciones por separado con Berlín y sus aliados, ya que en 1917 Londres, París y Washington deseaban continuar con la guerra. El gobierno soviético se esforzó por llevar estas capitales de las naciones aliadas a la mesa de negociaciones, pero fue en vano. Tras firmar un armisticio con el Imperio alemán a mediados de diciembre de 1917, logró alargar las negociaciones con Berlín durante cinco meses con la esperanza de ver a varias poblaciones de Europa, especialmente el pueblo alemán, levantarse contra sus gobiernos para exigir la paz. También esperaba en vano que el presidente Wilson apoyara a la Rusia soviética contra Alemania [3]. El gobierno soviético también quería mostrar a la opinión pública internacional que deseaba una paz universal que abarcara a Oriente y Occidente y que sólo como último recurso estaría de acuerdo en firmar un tratado de paz por separado con Berlín.

A partir de diciembre de 1917, el gobierno soviético comenzó a hacer públicos numerosos documentos secretos que revelaban cómo las principales potencias se preparaban para compartir Participación Una unidad de participación en la propiedad de una corporación o activo financiero, que representa una parte del capital social total. Su propietario (un accionista) tiene derecho a recibir una distribución equitativa de las ganancias distribuidas (un dividendo) y a asistir a las juntas de accionistas. territorios y poblaciones con escasa consideración por su derecho a la autodeterminación. Uno de los más sensibles fue un acuerdo entre París, Londres y Moscú de 1915 que establecía que, en el momento de la victoria, el Imperio zarista tendría derecho a tomar Constantinopla, Francia recuperaría Alsacia-Lorena y Londres podría tomar el control de Persia [4]. A principios de marzo de 1918, el gobierno soviético firmó el Tratado de Brest-Litovsk con Berlín. El costo fue alto, con el Imperio Alemán tomando una gran parte del territorio occidental del Imperio Ruso: parte de los países bálticos, parte de Polonia y Ucrania. En resumen, el tratado privaría a Rusia del 26% de su población, el 27% de las áreas cultivadas y el 75% de su producción de acero y hierro.

Intervención de las potencias aliadas contra la Rusia soviética

El llamado del gobierno soviético a una revolución mundial combinado con su deseo de poner fin a la guerra, su repudio de las deudas exigidas por las potencias aliadas y sus medidas de nacionalización convencieron a los líderes occidentales de que debían lanzar un ataque masivo contra la Rusia soviética para derrocar a los revolucionarios. gobierno y restaurar el orden capitalista. La intervención extranjera se inició en el verano de 1918 y terminó a finales de 1920 cuando las capitales occidentales hicieron balance de su fracaso y se vieron obligadas a reconocer que el Ejército Rojo había retomado el control del territorio. Catorce países enviaron tropas para participar en este ataque. Francia envió 12.000 soldados (al Mar Negro y al norte), Londres envió 40.000 (principalmente al norte), Japón 70.000 (en Siberia), Washington 13.000 (en el norte con los británicos y franceses), los polacos 12.000 (en Siberia y Murmansk), Grecia 23.000 (hasta el Mar Negro), Canadá 5.300 [5]. La intervención japonesa se prolongó hasta octubre de 1922. Según Winston Churchill, ministro de Guerra del gobierno británico, había un total de 180.000 tropas extranjeras aliadas.

Tropas aliadas en un desfile en Vladivostok, 1918

El gobierno francés fue el más amargamente hostil hacia el gobierno soviético, desde el principio. Había varias razones para esto: en primer lugar, se temía que el movimiento revolucionario iniciado por el pueblo ruso pudiera extenderse a Francia ya que gran parte de la población francesa se oponía con vehemencia a continuar con la guerra en segundo lugar, la decisión soviética de repudiar la deuda afectó a Francia más que en cualquier otro país desde que se emitieron bonos de préstamos rusos en París y se mantenían principalmente en Francia.

Ahora se sabe que en 1917 el gobierno francés había iniciado conversaciones secretas con Berlín con la esperanza de concluir un tratado de paz que permitiría que el Imperio alemán se extendiera hacia el este en detrimento de la Rusia revolucionaria, con la condición de que Alsacia y Lorena fueran devueltas a Francia. La negativa de Berlín a hacer esta concesión a París puso fin a las negociaciones [6].

El armisticio del 11 de noviembre de 1918 firmado entre las capitales occidentales y Berlín preveía la permanencia temporal de las tropas alemanas en los territorios & # 8220 rusos & # 8221 que ocupaban. Según el artículo 12 del armisticio, Alemania debía evacuar todos los antiguos territorios rusos tan pronto como los aliados lo consideraran oportuno, en vista de la situación interna de esos territorios [7]. La idea era ayudar al ejército imperial a evitar que el gobierno soviético recuperara rápidamente el control sobre los territorios que habían cedido a Alemania en virtud del tratado de Brest-Litovsk. Los aliados tenían la intención de permitir que las fuerzas antibolcheviques se apoderaran de estos territorios que luego servirían como retaguardia mientras derrocaban al gobierno.

El historiador británico EH Carr muestra cuán impopular fue la intervención contra la Rusia soviética: & # 8220 En enero de 1919, cuando los estadistas aliados, reunidos en París para la conferencia de paz, discutieron la ocupación de Rusia por las tropas aliadas, el Primer Ministro británico [Lloyd George] aseguró sin rodeos a sus colegas que & # 8216 si ahora se proponía enviar mil tropas británicas a Rusia con ese propósito, los ejércitos se amotinarían & # 8217, y que, & # 8216 si se iniciaba una empresa militar contra los bolcheviques, eso convertiría a Inglaterra en belshevista y habría un soviet en Londres & # 8217. Lloyd George estaba hablando por efecto, como era su manera. Pero su mente perceptiva había diagnosticado correctamente los síntomas. Los serios motines de los primeros meses de 1919 en la flota francesa y en las unidades militares francesas que desembarcaron en Odessa y otros puertos del Mar Negro llevaron a la evacuación forzosa a principios de abril. De las tropas de varias nacionalidades bajo el mando británico en el frente del Arcángel, el Director de Operaciones Militares de la Oficina de Guerra informó en marzo de 1919 que su moral era & # 8216 tan baja que los convertía en presa de la muy activa e insidiosa propaganda bolchevique que enemigo están llevando a cabo con creciente energía y habilidad & # 8217. Los detalles se dieron a conocer mucho más tarde a través de informes oficiales estadounidenses. El 1 de marzo de 1919, se produjo un motín entre las tropas francesas a las que se ordenó subir a la línea varios días antes, una compañía de infantería británica & # 8216 se negó a ir al frente & # 8217, y poco después una compañía estadounidense & # 8216 se negó por un tiempo a volver al deber en el frente & # 8217. Fue a la luz de tal experiencia que el gobierno británico decidió en marzo de 1919 evacuar el norte de Rusia, aunque la evacuación no se completó hasta seis meses después. & # 8221 [8]

La guerra civil rusa de 1917

Winston Churchill fue uno de los principales halcones del campamento occidental. Aprovechando la ausencia de Lloyd George y el presidente Wilson en una reunión cumbre celebrada en París el 19 de febrero de 1919, Churchill intervino para persuadir a los demás gobiernos de que completaran su intervención apoyando directamente al ejército de los generales de la Rusia Blanca. Sugirió enviarles & # 8220voluntarios, expertos técnicos, armas, municiones, tanques, aviones, etc. & # 8221 y & # 8220armar a las fuerzas antibolcheviques & # 8221 [9].

Los aliados intentaron persuadir al nuevo gobierno alemán (pro-occidental) para que participara en la acción contra la Rusia bolchevique. A pesar de la fuerte presión de las capitales occidentales, en octubre de 1919 el Reichstag (el parlamento alemán), donde los socialistas (SPD) y los liberales tenían la mayoría, votó por unanimidad contra la participación de Alemania en el bloqueo de la Rusia soviética decretado por los aliados. Para dar una imagen completa, debe agregarse que, al mismo tiempo, ciertos generales alemanes como Ludendorff, y especialmente Von der Goltz, quien dirigió los últimos restos organizados del antiguo ejército imperial, apoyaron acciones militares en el Este para ayudar a los anti -Generales rusos blancos bolcheviques. Esto, con el apoyo de las capitales occidentales [10].

Está bastante claro que tanto los gobiernos occidentales como los de las potencias centrales derrotadas (el Imperio Alemán y Austria-Hungría) temían que la revolución se extendiera a sus propios países. Lloyd George escribió en un memorándum confidencial a principios de 1919: Toda Europa está llena del espíritu de la revolución. Hay un profundo sentimiento no sólo de descontento, sino también de ira y rebelión entre los trabajadores contra las condiciones de antes de la guerra. Todo el orden existente en sus aspectos políticos, sociales y económicos es cuestionado por las masas de población de un extremo a otro de Europa & # 8221 [11]. Este miedo a la revolución no fue en absoluto fantasioso y explica en gran medida la violencia de los ataques contra la Rusia bolchevique.

La intervención extranjera respaldó los ataques de los generales rusos blancos & # 8217 y prolongó lo que fue una guerra civil extremadamente sangrienta (causó más muertes que la Guerra Mundial en Rusia [12]). El costo del extranjero fue considerable, en términos de vidas humanas y de destrucción material, el gobierno soviético luego exigió que esto se tuviera en cuenta en las negociaciones internacionales sobre el repudio de la deuda (ver más abajo).


El bloqueo económico y financiero contra la Rusia soviética y el bloqueo del oro ruso

A partir de 1918, las potencias aliadas lideraron un bloqueo contra la Rusia soviética. El gobierno soviético estaba dispuesto a pagar en oro para importar bienes de absoluta necesidad, pero ninguno de los principales bancos ni ningún gobierno del mundo podía aceptar el oro soviético sin cruzar espadas con los gobiernos aliados. De hecho, París, Londres, Washington, Bruselas, todos consideraban que tenían derecho al oro ruso para compensar a los capitalistas expropiados de Rusia y pagar las deudas. Esto se convirtió en un gran obstáculo para el comercio soviético. En los Estados Unidos, cualquier persona o empresa que desee utilizar oro para cualquier transacción o llevar oro al país tenía que firmar una declaración oficial de que el oro en su poder no tenía nada que ver con el & # 8216 llamado & # 8217 gobierno bolchevique y que garantizaban que los Estados Unidos tenían un derecho sobre él sin ninguna reserva [13].

Cabe mencionar que después de la capitulación alemana de noviembre de 1918, Francia logró recuperar el pesado rescate en oro que Berlín había obtenido de Rusia en aplicación del tratado de paz de Brest-Litovsk firmado en marzo de 1918 [14]. Francia se negó a devolver este oro a Rusia, considerándolo como parte de las reparaciones que Alemania le debía a París. El bloqueo del oro ruso se prolongó hasta cierto punto durante años. Así fue como Francia volvió a conseguir en 1928 que las autoridades de Washington prohibieran un pago en oro ruso por un contrato entre Rusia y una empresa privada estadounidense.

Traducido por Vicki Briault en colaboración con Christine Pagnoulle

Notas al pie

[1] Thomas Woodrow Wilson, nacido en Staunton el 28 de diciembre de 1856 y muerto en Washington, DC el 3 de febrero de 1924, fue el 28º presidente de los Estados Unidos. Fue elegido para dos mandatos sucesivos, de 1913 a 1921.

[2] Véase la declaración de W. Wilson de febrero de 1918: "todo arreglo territorial en esta guerra debe hacerse en interés y en beneficio de la población en cuestión, y no como parte de un mero compromiso de ajuste de reclamos entre estados rivales". Ver también su declaración hecha en la firma del pacto de fundación de la Sociedad de Naciones en 1919: “El principio fundamental de este tratado es un principio nunca antes reconocido… que los países del mundo pertenecen a las personas que viven en ellos”. Estas dos citas se deben a Odette Lienau, Repensar la deuda soberana: política, reputación y legitimidad en las finanzas modernas, Universidad de Harvard, 2014, pág. 62-63. http://www.hup.harvard.edu/catalog.php?isbn=9780674725065

[3] En enero-febrero de 1918, el presidente Wilson adoptó una actitud pública aparentemente benevolente hacia la Rusia soviética. Véase especialmente el punto 6 de su declaración en 14 puntos al Congreso de los Estados Unidos el 8 de enero de 1918. https://en.wikipedia.org/wiki/Fourteen_Points
Sin embargo, al final, Wilson no brindó ninguna ayuda a los soviéticos.

[4] Véase Edward H. Carr. 1952. (Historia de la Rusia soviética), La revolución bolchevique (1917-1923) vol. 3, Norton Paperback Editions, Nueva York, 1985 (Macmillan, 1953) capítulo 21, págs. 12-13, nota 3.

[6] Lloyd George informó sobre estas conversaciones en sus memorias: Lloyd George, War Memoirs, IV, 1934, 2081-2107. Véase Edward H. Carr. 1952. (Historia de la Rusia soviética), La revolución bolchevique (1917-1923) Vol. 3, Norton Paperback Editions, Nueva York, 1985 (Macmillan, 1953) capítulo 22.

[7] Véase Edward H. Carr. 1952. (Una historia de la Rusia soviética), La revolución bolchevique (1917-1923) Vol. 3, Norton Paperback Editions, Nueva York, 1985 (Macmillan, 1953) capítulo 28, p. 308.

[8] Véase Edward H. Carr. 1952. (Una historia de la Rusia soviética), La revolución bolchevique (1917-1923) Vol. 3, Norton Paperback Editions, Nueva York, 1985 (Macmillan, 1953) capítulo 23, págs. 126-7.

[11] Citado por E. H. Carr, vol. 3, pág.128.

[12] Sobre la Guerra Civil Rusa, ver, entre otros estudios académicos, Evan Mawdsley, La guerra civil rusa, Libro de Pegaso, 2007.

[13] Ver Los New York Times, 2 de abril de 1921 citado por Alexander N. Sack, “Diplomatic Claims against the Soviets (1918-1938)”, en New York School of Law Folletos de derecho contemporáneo Serie 1 No 7, Revista Trimestral de la Universidad de Nueva York, 1938.

[14] Ver: Alexander N. Sack, "Diplomatic Claims against the Soviets (1918-1938)", en Folletos de derecho contemporáneo de la Facultad de Derecho de Nueva York Serie 1 No 7, Revista Trimestral de la Universidad de Nueva York 253, 1938-1939.

Autor

es un historiador y politólogo que completó su Ph.D. en las universidades de París VIII y Lieja, es portavoz del CADTM International y forma parte del Consejo Científico de ATTAC Francia.
El es el autor de Sistema de deuda (Libros de Haymarket, Chicago, 2019), Bankocracia (2015) La vida y los crímenes de un hombre ejemplar (2014) Mire por el espejo retrovisor. La ideología neoliberal desde sus orígenes hasta la actualidad, Haymarket books, Chicago, 2012 (ver aquí), etc.
Vea su bibliografía: https://en.wikipedia.org/wiki/%C3%89ric_Toussaint
Él es coautor Cifras de la deuda mundial 2015 con Pierre Gottiniaux, Daniel Munevar y Antonio Sanabria (2015) y con Damien Millet La deuda, el FMI y el Banco Mundial: sesenta preguntas, sesenta respuestas, Monthly Review Books, Nueva York, 2010. Fue el coordinador científico de la Comisión de la Verdad de Grecia sobre la Deuda Pública desde abril de 2015 hasta noviembre de 2015.

Otros artículos en inglés de Eric Toussaint (565)

16 de junio, por Eric Toussaint, C.J. Polychroniou

9 de junio, por Eric Toussaint, Eva Betavatzi

8 de junio, por Eric Toussaint, CADTM International, Collective, Naomi Klein, Cinzia Arruzza, Tithi Bhattacharya, Nancy Fraser, Noam Chomsky, Vijay Prashad, Arundhati Roy, Achin Vanaik

3 de junio, por Eric Toussaint, Iolanda Fresnillo, Eurodad, Daniel Jeong-Dae Lee, Kjetil Abildsnes


El Tratado de Brest-Litovsk

El tratado que puso fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial se firmó el 3 de marzo de 1918.

Cuando los bolcheviques tomaron el poder en Rusia en la Revolución de 1917, el país todavía estaba inmerso en la Primera Guerra Mundial, aliado con Inglaterra, Francia y Estados Unidos contra las potencias centrales de Alemania y Austria-Hungría con sus aliados otomanos. El ejército ruso se estaba desintegrando y los alemanes se habían adentrado mucho en el país y ahora ocupaban la Polonia rusa y Lituania. Una prioridad urgente para el nuevo régimen era salir de la guerra. Se acordó apresuradamente una tregua, seguida de una conferencia de paz, y la participación rusa en la guerra llegó a su fin. Lenin estaba mucho más interesado en sofocar la oposición interna que en luchar contra los alemanes. Después de todo, el gobierno alemán lo había vuelto a infiltrar en Rusia con la esperanza de obstaculizar el esfuerzo bélico ruso y la táctica ahora valdría la pena.

Celebrada en la ciudad de Brest-Litovsk en Polonia (ahora en Bielorrusia), donde el ejército alemán tenía su cuartel general, la conferencia se inauguró en diciembre. Trotsky, el ministro de Relaciones Exteriores, encabezó la delegación rusa. Las delegaciones alemana y austriaca estaban encabezadas por sus secretarios de relaciones exteriores, Richard von Kühlmann y Ottakar Czernin, pero una figura influyente para los alemanes fue el general Max Hoffman, jefe de personal de los ejércitos alemanes en el frente oriental. Talat Pasha representó al Imperio Otomano.

Trotsky se las ingenió hábilmente para hacer girar las discusiones con la esperanza de una revolución comunista en Alemania y Austria que salvaría el tocino de Rusia. No ocurrió tal cosa y en febrero Trotsky anunció para estupefacción de los delegados de las Potencias Centrales "ni guerra ni paz", lo que significa que Rusia no reanudaría la lucha, pero no estaría de acuerdo en ceder territorio o pagar dinero. Pensó que el ejército alemán estaba agotado, pero se equivocó. Las potencias centrales simplemente terminaron el armisticio y reanudaron su invasión, barriendo lo que quedaba del ejército ruso a un lado, mientras una flota alemana comenzaba amenazadoramente por el Báltico hacia Petrogrado (el antiguo San Petersburgo).

Los socialistas revolucionarios de izquierda, que formaban parte del gobierno, habían jugado un papel importante en la revolución de 1917 y que contaban con más apoyo popular que los bolcheviques, querían apelar al pueblo ruso para que librara una guerra de guerrillas contra los invasores. Consideraron que esta era la mejor manera de inspirar una revolución comunista en Occidente, pero Lenin temía que si continuaba el avance alemán, el régimen sería derrocado. Insistió en que se deben aceptar los términos del enemigo.

Fueron extremadamente duros. Rusia cedió casi la mitad de su territorio europeo. La Polonia rusa, Lituania y parte de Letonia fueron cedidas a Alemania y Austria. Ucrania, Finlandia, Estonia y el resto de Letonia se transformaron en estados independientes bajo protección alemana. Besarabia debía ir a Rumania y los otomanos tomaron las áreas armenias del Cáucaso. Toda la propaganda bolchevique en las áreas cedidas iba a cesar (una disposición que el régimen bolchevique pronto encontró formas de evitar). Rusia perdió enormes áreas de tierras agrícolas de primera calidad, el ochenta por ciento de sus minas de carbón y la mitad de sus otras industrias. Un acuerdo de seguimiento en agosto comprometió al país a pagar seis mil millones de marcos en reparaciones.

Trotsky no pudo afrontar la humillación de firmar el tratado y tenía un signo subordinado al régimen. Hubo confusión en Rusia. los Petrogradskoe Ekho El periódico vespertino, por ejemplo, informó que los trabajadores de la fábrica de armamento de Tula consideraban el tratado como un acto de traición que era "destructivo para el movimiento proletario internacional y profundamente perjudicial para los intereses de los trabajadores rusos, la revolución y la economía rusa en general". Parece dudoso que los trabajadores ordinarios de las fábricas rusas hablaran así, pero ciertamente muchos rusos consideraron el tratado como una abominable traición a su país. Brest-Litovsk tuvo un papel en la provocación de la guerra civil entre blancos y rojos. También lo hizo el hecho de que los socialistas revolucionarios de izquierda se retiraron del gobierno y lo dejaron enteramente en manos de los bolcheviques, y algunos de ellos tomaron el bando blanco en la guerra civil.

Mientras tanto, las potencias aliadas intervinieron. La armada francesa llegó a Odessa y las tropas británicas a Murmansk, mientras que los japoneses enviaron soldados al Lejano Oriente ruso. También existía siempre la posibilidad de que los alemanes decidieran renunciar al tratado y reanudar la invasión de Rusia. Lenin dijo al Comité Ejecutivo Central en abril: "Sí, la paz a la que hemos llegado es inestable en el grado más alto, el respiro obtenido por nosotros puede romperse cualquier día ..."

Afortunadamente para el régimen ruso, las potencias aliadas ganaron la guerra a finales de año y el tratado fue derogado, lo que al menos salvó a Rusia de algunas de las peores consecuencias, aunque Polonia, los estados bálticos y Finlandia no se recuperaron en el acuerdo de paz en Versalles en 1919.


Contenido

Octubre Rojo

Las grandes esperanzas sentidas en Rusia después de la Revolución de febrero se habían reducido a casi nada en las últimas semanas de 1917. Las políticas ineficaces del Gobierno Provisional y la débil autoridad frente al Soviet de Petrogrado habían dejado a la capital paralizada por incesantes luchas callejeras y agitación política. Un intento de "Marcha sobre Petrogrado" del general Lavr Kornilov en agosto había demostrado la voluntad del ejército de restaurar el orden, pero el presidente Alexander Kerensky cometió el desastroso error de liberar a los bolcheviques para "proteger" la ciudad.

Mientras Kornilov y sus co-conspiradores acordaron ser desarmados para evitar la guerra civil, Kerensky lo había apresurado. Los bolcheviques, ahora liberados y armados con el título del propio Kerensky, violaron los términos del poder dual y derrocaron al Gobierno Provisional, lo que obligó a Kerensky y sus partidarios a huir de Petrogrado. Un apresurado intento del general Pyotr Krasnov de retomar Petrogrado con sus cosacos Don resultó infructuoso. Los soviéticos de toda Rusia siguieron el ejemplo de Petrogrado y tomaron el poder en nombre de la Revolución. La República rusa había caído y la Rusia soviética triunfaba.

La oposición al poder soviético surgió de inmediato, pero esporádicamente. En el sur, Don Cossack Ataman Alexei Kaledin declaró la independencia de la República del Don con la ayuda del recientemente regresado Krasnov, y pronto se unieron a la declaración del Don los cosacos de Kuban. Los oficiales rusos blancos, entre ellos el recientemente liberado Kornilov, pronto acudieron en masa al refugio seguro de Novocherkassk.

La Guerra del Ferrocarril y la Marcha del Hielo

Los bolcheviques, en gran parte indiferentes a la mínima resistencia que habían encontrado después de tomar el poder, centraron su atención en arreglar la paz prometida con Alemania. Si bien se firmó un armisticio en diciembre de 1917, la vacilación de los bolcheviques llevó a los alemanes muy molestos a repudiar la paz y lanzar una ofensiva a gran escala, la llamada Operación Faustschlag ("Operación Puñetazo").

En 11 días, las tropas alemanas y austrohúngaras habían avanzado 242 kilómetros hacia Rusia, sin apenas un tiro de los guardias rojos "defensores". Humillados y ahora amenazados por el avance alemán, los bolcheviques se trasladaron a Moscú y aceptaron los términos aún más duros ahora dictados por las potencias centrales.

Las tropas alemanas descansan en Kiev después de su rápido avance en la 'Guerra del Ferrocarril' (marzo de 1918)

Las demandas sin precedentes de Brest-Litovsk no solo paralizaron a Rusia, sino que impulsaron la oposición a los bolcheviques. En el sur, la legendaria "Marcha de hielo" de los blancos a través de la estepa de Kuban logró apoderarse de Yekaterinodar, y Kornilov escapó por poco de la muerte de un proyectil de artillería. A pesar de una enorme ventaja numérica, los Guardias Rojos no solo no pudieron detener a los blancos, sino que perdieron su bastión en Rostov-on-Don poco después en una ola de deserciones. Con la conclusión de Brest-Litovsk en marzo, la Entente transfirió su apoyo al Ejército Voluntario, con la vana esperanza de recuperar un Frente Oriental.

Revuelta de la Legión Checoslovaca

Según los términos de Brest-Litovsk, el Ejército Rojo se vio obligado a desarmar a la Legión Checoslovaca, que había estado intentando llegar a Archangelsk. Indignados, los checoslovacos no solo se negaron, sino que se defendieron cuando los guardias rojos intentaron usar la fuerza.

Galvanizados por el levantamiento de las Legiones, los oficiales blancos y los SR se levantaron y derrocaron a los soviéticos en Siberia. En agosto de 1918, Siberia y el Lejano Oriente habían sido eliminados en gran parte de los bolcheviques, aunque el éxito de los blancos se vio empañado por la ejecución de los Romanov en Ekaterimburgo. Las fuerzas blancas en este punto eran una mezcla ecléctica de checoslovacos, cosacos, oficiales de Vladimir Kappel y rebeldes campesinos izquierdistas antibolcheviques. Estas fuerzas, a su vez, estaban divididas en lealtad entre la "Asamblea Constituyente" (KOMUCH) en Samara y el "Gobierno Provisional de Siberia" en Omsk. En un intento por lograr la unidad, los diversos gobiernos blancos acordaron organizar una conferencia en noviembre, con Omsk elegida como la ubicación debido a su distancia del frente.

Los checoslovacos luchan contra los guardias rojos en las afueras de Ekaterimburgo

Ucrania y el frente sur

De los estados sucesores, Ucrania no solo fue el más grande, sino que también fue dirigido por el fervientemente antibolchevique Hetman Pavlo Skoropadsky. Con la rebelión de abril del "fusilero Sich" y los "abrigos azules" ucranianos aplastados por las fuerzas pro-Skoropadsky y los oficiales rusos blancos, el Hetman solicitó apoyo a los alemanes en previsión de la guerra contra los rojos. Los alemanes, ansiosos por apuntalar su flanco oriental sin guarnecerlo con grandes cantidades de sus propios soldados, estuvieron de acuerdo.

Las fuerzas de Skoropadsky, ahora cargadas con equipo y asesores alemanes, marcharon hacia el este en julio junto con el "Cuerpo Especial" de oficiales blancos bajo el mando del barón Pyotr Wrangel. Las fuerzas bolcheviques en el Donbass fueron barridas, y las unidades del Hetmanate y el Ejército de Voluntarios se habían unido en agosto.

Hetman Pavlo Skoropadsky discutiendo los términos de la asistencia alemana en Ucrania con el Kaiser

Aunque los rusos blancos estaban enfurecidos por el desmembramiento de Rusia a manos de Alemania, la cantidad cada vez menor de apoyo proporcionado por la vacilante Entente llevó a una amarga comprensión de la necesidad de la ayuda alemana.

A pesar de las furiosas protestas de los generales Denikin y Alekseev, Kornilov accedió a regañadientes a cesar el contacto con la Entente a cambio del apoyo alemán. Los Ejércitos Don y Voluntarios, hasta ahora separados, se unieron formalmente como las "Fuerzas Armadas del Sur de Rusia" (AFSR).

Los soldados de caballería del "Cuerpo Especial" de Rusia Blanca saludan a sus homólogos del Ejército Voluntario en el Donbass

Levantamientos SR de la izquierda

Si bien Lenin había logrado convencer a un número considerable de socialistas revolucionarios y mencheviques de que se separaran de sus respectivos partidos y se unieran a los bolcheviques tras su toma del poder, la relación no era amistosa. Las políticas cada vez más represivas y unilaterales que estaban adoptando los bolcheviques habían comenzado a alienar a sus aliados, a pesar de que ocupaban varios puestos clave en el gobierno y la Cheka. El Tratado de Brest-Litovsk en marzo había demostrado ser la última gota para muchos eseristas especialmente, y pronto se formaron complots que tenían como objetivo derrocar a los bolcheviques.

El asesinato por parte de los SR de izquierda del embajador alemán, el conde Wilhelm von Mirbach, el 6 de julio no logró reunir el apoyo popular para una reapertura de las hostilidades con Alemania. De hecho, tuvo un efecto contraproducente espectacular, ya que Lenin ordenó que se pusiera bajo guardia armada a la dirección de la Izquierda SR hasta que se descubriera a los asesinos de Mirbach. Mientras tanto, casi 3.000 SR se unieron detrás del chekista Dmitry Popov, quien ordenó la incautación de las oficinas centrales, de telégrafos y telefónicos de la Cheka para difundir noticias sobre el "derrocamiento" de los bolcheviques.

El fusilero letón rojo bloquea el Teatro Bolshoi con los delegados del SR de Izquierda adentro.

Una vez más, las esperanzas de un levantamiento popular resultaron infundadas, y los fusileros de Letonia Roja aplastaron rápidamente las fuerzas de Popov y ejecutaron a la mayor parte de los conspiradores. Irónicamente, fue solo en el lejano Kazán donde se escuchó el llamado a una revuelta de los SR, ya que Mikhail Muravyov, comandante del Frente Oriental, convenció a 5.000 de sus soldados para que dejaran de luchar contra los checos en Kazán para marchar sobre Simbirsk.

Mientras Muravyov y sus tropas lograron apoderarse de Simbirsk, fueron derrotados una semana después por su sucesor en el puesto de comandante del Frente Oriental, Ioakim Vatsetis. Sin embargo, Muravyov y miles de sus seguidores supervivientes se dispersaron por el campo para continuar la lucha como partisanos.

El asesinato de Vladimir Ilich Lenin

Ansioso por tranquilizar a los trabajadores sobre el poder de los bolcheviques después del caos de la revuelta de los SR de izquierda, Lenin dio un discurso conmovedor a los trabajadores reunidos de la fábrica "Hammer and Sickle" en Moscú el 30 de agosto. Al salir del edificio, un miembro de la audiencia llamó a Lenin. En medio de un giro para responder, Lenin recibió tres disparos con un revólver de Fanya Kaplin, una comprometida SR de izquierda.

Aunque la primera bala atravesó la chaqueta de Lenin sin causar daño, las otras dos le atravesaron los pulmones y permanecieron alojadas. Fanya fue inmediatamente atacada por la multitud y arrestada, mientras que Lenin fue trasladado de urgencia al Kremlin, del que se negó a abandonar por temor a nuevos ataques. Si bien los médicos llamados para atender a Lenin hicieron todo lo posible, el daño fue demasiado extenso y el líder e ídolo de la Revolución Rusa murió dos días después.

"La muerte de Lenin" - Vladimir Pchelin (1927)

Aunque el asunto de la sucesión se resolvió rápidamente con la ascensión de Lev Kamenev como presidente del SOVNARKOM, la pérdida de Lenin fue un golpe paralizante para el espíritu y la imagen de los bolcheviques. La vengativa Cheka, ahora concedida un poder mucho mayor tras la muerte de Lenin, lanzó una despiadada campaña de opresión para erradicar todas y cada una de las amenazas restantes a la Revolución.

Kolchak y el gobierno provisional

La Entente, presa del pánico ante la pérdida del apoyo del Frente Sur, presionó al ministro de Guerra del Gobierno de Siberia, el almirante Aleksandr Kolchak, para que tomara el control. Las cosas se complicaron aún más con el inicio del Congreso de Omsk entre los delegados de los gobiernos de KOMUCH y Omsk, aparentemente con el objetivo de unir las fuerzas blancas divididas. Kolchak estaba profundamente indeciso, y fue necesario un golpe de estado lanzado en su nombre en noviembre por las fuerzas cosacas para que aceptara de mala gana el puesto de dictador.

Inmediatamente, estallaron protestas de los SR y Kadets opuestos a Kolchak. El Almirante-Dictador estuvo a punto de ordenar que sus oponentes fueran encarcelados, pero fue detenido por la oportuna llegada de una figura clave del SR de la Derecha desde el oeste. Boris Savinkov, que acababa de organizar rebeliones antibolcheviques en Rusia Central, suplicó a Kolchak que reconsiderara y, al menos, aceptara el programa de los SR para las reformas agrarias.

Kolchak, muy consciente de las fanfarronadas detrás de su apoyo británico, acordó volver a convocar a la Dirección y reconocer el programa de los SR, con la condición de que Kolchak permaneciera como comandante supremo en asuntos militares y Pyotr Vologodsky continuara sirviendo como presidente. Estas concesiones no solo salvaron la relación con los checoslovacos de tendencia socialista, sino que también disminuyeron en gran medida la amenaza de los partidarios del SR, muchos de los cuales estaban dispuestos a luchar contra Kolchak tan ferozmente como lo hicieron con los bolcheviques.

Aleksandr Kolchak, comandante recién nombrado del Frente Siberiano, se sienta con sus oficiales de estado mayor (noviembre de 1918)

La tercera batalla de Tsaritsyn

La vital ciudad de Tsaritsyn, que había repelido dos asaltos anteriores del Ejército Don de Krasnov, se erigió como la pieza central de las defensas del sur de los Rojos en los albores de 1919. Le correspondió a Wrangel y Denikin, recientemente apodado "Ejército del Cáucaso", capturar la ciudad. , mientras que Kornilov defendió el oblast septentrional del Don de una renovada ofensiva roja.

General Pyotr Wrangel y oficiales cosacos de Kuban del Ejército Voluntario del Cáucaso

A diferencia de Krasnov anteriormente, las fuerzas de Wrangel estaban bien equipadas no solo con artillería alemana, sino también con un pequeño escuadrón de tres tanques A7VU. Los defensores rojos, completamente atónitos por los monstruos metálicos que avanzaban hacia ellos, entraron en pánico y huyeron a pesar de los brutales esfuerzos de su comandante, el bolchevique georgiano Ioseb 'Stalin' Dzhugashvili, para reformar las líneas. Tsaritsyn cayó en cuestión de días, y con él controló el sur del Volga.

Al mismo tiempo, Kornilov había estabilizado el norte después de una victoria decisiva en Kharkov junto a las tropas ucranianas, que habían detenido preventivamente una contraofensiva potencialmente devastadora del comandante rojo Alexander Yegorov. Denikin propuso una marcha inmediata hacia el norte a Moscú, una medida que Wrangel descartó de inmediato como un desastre temerario. Con las fuerzas ucranianas y blancas cada vez más atadas por el “Ejército Negro” de Nestor Makhno, respaldado por los rojos, las líneas de suministro serían terriblemente vulnerables. Además, era necesario llegar a un acuerdo entre los dos gobiernos blancos del Sur y Siberia, en aras de un frente unido tanto política como militarmente.

Kornilov, después de una deliberación lo suficientemente breve como para ofender a Denikin, estuvo de acuerdo con la propuesta de Wrangel.

"Asalto de Tsaritsyn" - Mitrofan Grekov (1934)

La ofensiva del noroeste

A raíz de Brest-Litovsk, los países bálticos habían sido destrozados por luchas entre rojos, blancos, nacionalistas y alemanes. Sin embargo, a principios de 1919, el "Ducado Unido del Báltico" se había asegurado más o menos por completo gracias a los esfuerzos no solo de Baltische Landeswehr de Rudiger von der Goltz, sino también a los rusos bajo el mando de los generales Nikolai Yudenich y Pavel Bermondt-Avalov, así como a el apuesto príncipe Anatoly Lieven.

General Nikolai Yudenich y oficiales de estado mayor del Ejército del Noroeste

El "Ejército del Noroeste", ahora casi completamente armado, equipado e incluso vestido por los alemanes, salió con la mira puesta en Petrogrado. Esta ofensiva de mayo estuvo acompañada de la movilización de tropas polacas y rutenas blancas, a quienes los alemanes encargaron de retomar el territorio tomado por los rojos como "castigo" por la traición de Brest-Litovsk, al tiempo que apuntalaban el flanco sur de Yudenich. El progreso inicial fue muy exitoso, con las guarniciones bolcheviques enormemente agotadas en Yamburg y Gatchina cayendo ante Yudenich y Lieven en cuestión de días. Más al sur, Bermondt-Avalov se apoderó de Pskov con la ayuda de las tropas rutenas al mando de Stanisław Bułak-Bałachowicz. Una avalancha rápida pero descoordinada de refuerzos rojos ayudó a frenar el avance blanco, pero estas contraofensivas fallidas fueron derrotadas una tras otra.

Para los primeros días de junio, el Ejército del Noroeste se había abierto paso centímetro a centímetro a través de los suburbios de Petrogrado y había puesto efectivamente la ciudad bajo asedio. Solo quedaba la línea ferroviaria crítica Petrogrado-Moscú para conectar las dos capitales bolcheviques entre sí. Junio ​​fue también el mes en el que Alemania reconoció oficialmente al gobierno provisional de toda Rusia como gobierno diplomático de la nación rusa.

La campaña del Volga

Las unidades de AFSR comenzaron su ofensiva del Volga aproximadamente en coordinación con Yudenich, quien se mantuvo en contacto con Kornilov a través de los alemanes. Encabezadas por el ejército caucásico de Wrangel, las fuerzas blancas capturaron rápidamente a Saratov en abril. Los refuerzos rojos liderados por el propio Trotsky detuvieron el avance blanco en Samara, pero a costa de abandonar su propia ofensiva que había estado golpeando a las fuerzas de Kolchak.

Aunque la defensa de Samara retrasó a los blancos durante meses y causó terribles bajas, las reservas rojas también se agotaron en gran medida. Cuando se produjo la contraofensiva siberiana a fines de julio, las guarniciones bolcheviques en Ufa y Ekaterimburgo fueron impotentes para detenerla. Trotsky, al darse cuenta de que estaba a punto de ser rodeado, se retiró a Simbirsk.

Tren blindado rojo "En honor al camarada Lenin" (Samara, 1919)

La reunión de los blancos sureños y siberianos en Samara fue un momento de júbilo, y continúa siendo una imagen fundamental de la Guerra Civil a la par con la Marcha del Hielo, Tsaritsyn y la eventual captura de Moscú y Petrogrado.

El Congreso de Ufa

Ansiosos por resolver el espectro político que acechaba a los dos gobiernos blancos, los delegados de las diversas facciones antibolcheviques se reunieron en Ufa recientemente recapturada en abril de 1919. Los SR y Kadets siberianos seguían siendo partidarios acérrimos de la Entente, una opinión que Kolchak compartía al menos. exteriormente. & # 160 Además, Kolchak fue aclamado como un candidato de compromiso, y sus acuerdos previos con los SR parecían fortalecer su caso. Por otro lado, muchos blancos del sur se mostraron cautelosos hacia las políticas de RS adoptadas por los siberianos. Kornilov, cortesía de un historial militar que Kolchak no tenía esperanzas de igualar, se jactaba de la adoración de gran parte de los oficiales y soldados rusos blancos.

Después de una semana de feroz debate, finalmente se decidió que los dos gobiernos se unirían bajo Aleksandr Kolchak como el 'Gobernante Supremo de Rusia' con Sergei Sazonov como su primer ministro, manteniendo el nombre del Gobierno Provisional de toda Rusia. Kornilov y Kolchak fueron reconocidos como comandantes de sus respectivos frentes, seguidos poco después por Yudenich, e incluso el casi inexistente "Ejército del Norte" de Evgeni Miller en Archangelsk. Sin embargo, lo más importante es que el Congreso acordó cortar de facto el contacto con los Aliados para apaciguar a los alemanes.

Sin embargo, a pesar de su caballerosa concesión a la victoria electoral de Kolchak, Kornilov y sus cohortes sintieron una amarga decepción por lo que vieron como otra retirada hacia un sistema democrático que había condenado a Rusia.

Delegados de Siberia en el Congreso de Ufa

El vicio se cierra

Aunque los combates feroces continuarían en los meses siguientes sobre Simbirsk y Kazán, los bolcheviques estaban bien encaminados hacia la derrota. La caída del Volga había cortado casi por completo el acceso de Red al granero de Rusia, y el suministro ya menguante de alimentos se redujo a nada.

La intensificación del comunismo de guerra fracasó espectacularmente en el campo, y las tropas rojas en retirada se encontraron luchando contra bandas de rebeldes "verdes" con más frecuencia que contra los blancos. El hambre masiva llevó no solo a la huida de las ciudades, sino a una epidemia de deserciones.

El general Stanisław Bułak-Bałachowicz dirige la caballería blanca rutena cerca de Petrogrado.

En el norte, Petrogrado permaneció sitiada y hambrienta.Sin embargo, las esperanzas se reavivaron con un mensaje que proclamaba el acercamiento de una columna de relevo dirigida nada menos que por León Trotsky. Desafortunadamente para los rojos sitiados, las tropas de Yudenich habían tomado el control de las últimas líneas ferroviarias restantes que conducían a Petrogrado menos de un día antes. Grigory Zinoviev, comandante en funciones de las fuerzas bolcheviques en Petrogrado, ordenó un intento desesperado de romper las líneas blancas y abrir una ruta para Trotsky.

Kronstadt y la caída de Petrogrado

Para horror de Zinoviev, la guarnición de Kronstadt rechazó su orden de marchar. Los marineros fuertemente anarquistas de Kronstadt, encabezados por Stepan Patrichenko, se habían desilusionado por el comunismo de guerra y la supremacía bolchevique, y exigieron una plétora de concesiones antes de regresar al frente. Zinoviev acordó encontrarse con Patrichenko en el acorazado. Petropavlovsk, pero las discusiones se rompieron rápidamente y las dos partes se separaron, Zinoviev para hacer frente al desastre en el que se había convertido su intento de avance, y Patrichenko para fortalecer Kronstadt.

Privado de los marineros clave de Kronstadt, la 'fuga' roja resultó un fracaso lamentable. Las tropas de Trotsky habían obtenido algunas victorias iniciales, pero ganó la abrumadora ventaja de los blancos en potencia de fuego y moral. La columna de relevo Roja se desintegró, y el propio Trotsky aparentemente desapareció de la faz de la tierra después de regresar corriendo para reunir a las tropas. Zinoviev, que ya estaba al tanto de la derrota de Trotsky, acordó entregar la ciudad a Yudenich incluso antes de escuchar la noticia de la intervención finlandesa pocas horas después.

Tropas del ejército del noroeste en un desfile en Petrogrado

Las tropas de Yudenich entraron en Petrogrado con gran fanfarria y pronto descubrieron para su disgusto que Kronstadt había rechazado las órdenes de Zinoviev de rendirse. Al carecer del grueso hielo necesario para asaltar la fortaleza a pie, los Blancos concedieron simplemente bombardear la isla hasta el olvido. Dos intentos posteriores de aterrizar en la isla fueron rechazados con grandes pérdidas, pero un tercero logró asaltarla con éxito y no se dio cuartel a los defensores. Petrichenko fue uno de los pocos que logró escapar y permanecería prófugo durante varios años hasta su arresto en 1921.

El asedio de Moscú

Los restos del Ejército Rojo se reunieron para defender Moscú bajo el mando de Mikhail Tukhachevsky. Muy superados en número y en armas por Kornilov al sur y al oeste, Kolchak al este y Yudenich al norte, los Rojos prometieron morir luchando en el segundo aniversario de la Revolución de Octubre.

Kornilov inspecciona su división en las afueras de Moscú.

Los defensores rojos, encabezados por Yegorov y Tukhachevsky, no estaban ociosos, y los restos del Ejército Rojo y las milicias obreras recientemente reclutadas habían cavado kilómetros de trincheras y los habían ocupado. Prometiendo desangrar a los blancos, los defensores rojos también habían intentado convertir la ciudad en una zona de muerte preparada.

Sin embargo, a pesar de todo su celo, los rojos medio muertos de hambre y mal equipados sufrieron mucho ante los repetidos asaltos de choque blancos apoyados por tanques y cañones pesados ​​suministrados por los alemanes. Ambas partes sufrirían grandes pérdidas a medida que los combates se extendieran desde finales de noviembre hasta el nuevo año. Inexorablemente, la línea del frente de los Rojos fue rechazada, hasta que solo quedó la ciudad.

Desafortunadamente para Tukhachevsky y Yegorov, el plan de desangrar a los blancos en las calles no se materializó. La paralizante escasez de alimentos, ropa y combustible provocó no solo disturbios por la comida entre los habitantes de la ciudad, sino también el desgaste y la deserción implacables de sus defensores. Para la segunda semana de enero, la moral y la fuerza de combate de los rojos casi se habían derrumbado. Al ver la escritura en la pared, los bolcheviques suplicaron a regañadientes un alto el fuego.

Blancos del sur y de Siberia cerca de la Plaza Roja tras la rendición bolchevique.

El 22 de enero, el triunfante general Kornilov entró en el Kremlin junto al general Wrangel para aceptar la rendición de los bolcheviques. Lev Kamenev, acompañado por los abatidos Tukhachevky y Yegorov, firmó el documento que marcaba formalmente la disolución de la Rusia soviética. Más allá de Moscú, los focos de la resistencia del ejército rojo sobrevivirían durante meses, y el último "general" rojo, Antonov-Ovseyenko, capituló en junio después de una breve batalla por Archangelsk.

El Tratado de Minsk

Aunque el Tratado de Brest-Litovsk había sido firmado por los bolcheviques, los blancos no tenían más remedio que ratificarlo de nuevo. Sin ninguno de los generales blancos dispuesto a mancillar su honor individual, se decidió por unanimidad que una troika de líderes políticos rusos firmaría juntos. Kolchak, como Gobernante Supremo, era el jefe formal del trío, mientras que sus dos compañeros eran su primer ministro interino Sazonov, y finalmente Alexander Kerensky, cuyo estatus como el último jefe de estado anterior a la Guerra Civil le dio a la delegación una conexión con el anterior. régimen.

Kerensky, Kolchak y Sazonov regresan de Minsk

A pesar de las protestas de varios generales y políticos alemanes que habían estado involucrados en la Intervención rusa, los términos alemanes siguieron siendo tan implacablemente brutales como antes. Con el corazón apesadumbrado, la delegación rusa firmó sus nombres en el tratado. Rusia yacía destrozada y humillada después de seis años de guerra, pero por fin estaba en paz.


Historia mundial AP 1900 EC - Presente

Mussolini comienza su movimiento fascista y gana el poder en Italia. Este movimiento fascista luego se extiende a Alemania, donde crea la Alemania nazi.

Asesinato del archiduque Francisco Fernando

El Archiduque de Austria fue asesinado por nacionalistas serbios. Este evento desató la Segunda Guerra Mundial.

Japón hace 21 demandas a China:

Japón se había convertido en un país poderoso después de sus victorias en la Primera Guerra Sino-Japonesa y la Guerra Ruso-Japonesa y quería expandir su influencia en China. Las demandas, que terminaron siendo solo 13, no le dieron a Japón mucho que no tuvieran ya.

Campaña de Gallipoli

25 de abril de 1915-9 de enero de 1916

Esta campaña resultó en un fracaso aliado. Gran Bretaña y Francia intentaron capturar Constantinopla para asegurar una ruta marítima a Rusia, pero fracasaron.

Reanudación alemana de la guerra submarina sin restricciones

Alemania reanudó esta guerra submarina para atraer a Estados Unidos a la guerra. Este plan funcionó y Estados Unidos se unió a la guerra después de que siete de sus barcos mercantes fueran hundidos.

Guerra civil en Rusia

Noviembre de 1917 - octubre de 1922

La Guerra Civil Rusa fue una guerra entre el Ejército Rojo Bolchevique y el Ejército Blanco antibolchevique. Esta guerra resultó en el establecimiento de la Unión Soviética.

Revolución bolchevique

7 de noviembre de 1917-8 de noviembre de 1917

Una revolución que derrocó al gobierno provisional ruso y dio poder a los soviets. Este fue un paso importante en la creación de la Unión Soviética.

Tratado de Brest-Litovsk

Este tratado consistió en negociaciones para la salida de Rusia de la Primera Guerra Mundial. Rusia le dio tierras a Alemania a cambio de un alto el fuego.

Conferencia de Paz de Paris

18 de enero de 1919-21 de enero de 1919

La conferencia fue la reunión de las potencias aliadas después de su victoria en la Primera Guerra Mundial. Crearon tratados que imponían la culpa de guerra y sanciones financieras a Alemania y reformaron las fronteras en Europa.

Movimiento de desobediencia civil en India

Gandhi utilizó la desobediencia civil para que India se independizara de Gran Bretaña. La desobediencia civil fue una forma no violenta de rebelarse contra el dominio británico

Primera reunión de la Liga de Naciones

La Liga se reunió por primera vez en 1920 sin Alemania, Rusia o la Unión Soviética. Fue la primera reunión de cualquier organización internacional de paz.

Política económica de Lenin

La política económica de Lenin, llamada Nueva Política Económica, fue un plan para instituir el capitalismo de estado. Este plan incluía una economía mixta, una industria nacionalizada y abolió la requisa forzosa de cereales.

Ataturk proclama la República de Turquía

Ataturk proclamó la República de Turquía, aboliendo el Imperio Otomano. Ataturk continuó convirtiendo la nueva República en un estado-nación moderno y secular.

Primer plan quinquenal soviético

El primer plan quinquenal soviético era una lista de objetivos económicos creada por Joseph Stalin. El objetivo de Stalin era ayudar a fortalecer la economía del comunismo mediante la construcción de una industria pesada.

Caída del mercado de valores de EE. UU.

El mercado de valores estadounidense colapsó y arruinó la economía. Esto afectó al mundo entero. Las cosas no se restauraron hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Invasión japonesa de Manchuria

18 de septiembre de 1931-27 de febrero de 1932

El Imperio de Japón invadió Manchuria, que era propiedad de la República de China. Allí, los japoneses establecieron un estado títere, llamado Manchukuo, que mantuvieron hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Sandino es asesinado en Nicaragua

Sandino se convirtió en un héroe nacional después de ser asesinado. Su ícono continúa dando forma a la identidad nacional de Nicaragua.

Hitler es gobernante en Alemania

2 de agosto de 1934-23 de mayo de 1945

Hitler gobernó la Alemania nazi de 1934 a 1945. Hizo de Alemania un estado fascista y los involucró en la Segunda Guerra Mundial, que perdieron y se suicidó.

Larga marcha de los comunistas chinos

Octubre de 1934 - Octubre de 1935

La marcha fue la retirada del Partido Comunista Chino de Mao Zedong en China. Esto extendió el comunismo por toda China y los comunistas ganaron poder.

La "gran purga" de Stalin en la URSS

La "Gran Purga" fue una campaña de represión política en la Unión Soviética. Stalin purgó al Partido Comunista y a los funcionarios del gobierno, reprimió a los campesinos e instituyó una vigilancia policial generalizada.

Invasión de China por Japón

7 de julio de 1937-2 de septiembre de 1945

Esta invasión también se conoció como la Segunda Guerra Sino-Japonesa. Los chinos obtuvieron la victoria como parte de la victoria aliada en la Guerra del Pacífico.

Cárdenas nacionaliza industria petrolera en México

Cárdenas reclamó todo el petróleo y su industria como propiedad del estado. Esto enfrentó mucha oposición de todo el mundo, ya que muchos países ya no les comprarían petróleo.

Anschluss alemán con Austria

Austria fue anexada a la Alemania nazi. Este acto iba en contra del Tratado de Versalles y no auguraba nada bueno para los aliados.

Invasión de Polonia por Alemania

Alemania y la Unión Soviética invadieron Alemania. Este fue el evento inicial de la Segunda Guerra Mundial.

Invasión alemana de la URSS

Alemania traicionó a los soviéticos y los invadió. Esto provocó que la Unión Soviética se uniera a los Aliados y luchara contra Alemania desde el Este.

Victoria soviética en Stalingrado

23 de agosto de 1942-2 de febrero de 1943

Una batalla importante y decisiva de la Segunda Guerra Mundial, la Batalla de Stalingrado se libró entre la Unión Soviética y la Alemania nazi. Los soviéticos salieron victoriosos y esto sirvió como un punto de inflexión de la guerra en Europa.

Día D, invasión aliada en Normandía:

Las fuerzas aliadas desembarcaron en Normandy Beach en Francia para establecer un frente contra los alemanes. La invasión fue un éxito, ya que terminó con una victoria aliada decisiva.

División de Berlín y Alemania:

Las Potencias Aliadas dividieron Alemania en cuatro zonas de ocupación en la Conferencia de Yalta en 1945. Había una zona para cada una de las cuatro potencias Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética.

Captura de Berlín por las fuerzas soviéticas

La captura de Berlín puso fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa. Junto con esta captura llegó el suicidio de Adolph Hitler.

Bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki

6 de agosto de 1945-9 de agosto de 1945

Estados Unidos lanzó dos bombas atómicas sobre Japón. Esto llevó a la rendición japonesa y al final de la Segunda Guerra Mundial. Estos bombardeos también provocaron un gran debate sobre el uso de tales armas de destrucción masiva.

Establecimiento de las Naciones Unidas:

Las Naciones Unidas se establecieron como sucesoras de la Sociedad de Naciones. La Liga fracasó después de la Segunda Guerra Mundial y se creó la ONU para evitar guerras futuras.

Partición de la India

La partición de la India fue la división de la India británica debido a la demografía religiosa. Se derramó en Pakistán, para los musulmanes, y la India, para los hindúes.

Apartheid en Sudáfrica

Un sistema de segregación racial que restringe los derechos de los habitantes negros y mejora la supremacía blanca. Los habitantes negros eran la mayoría, mientras que los blancos eran la minoría. Esta política enfrentó mucha oposición y resistencia hasta que finalmente terminó en 1994 con una elección multirracial.

Creacion de israel

La creación del estado israelí fue respaldada por las Naciones Unidas y reconocida tanto por Estados Unidos como por la Unión Soviética. La Liga Árabe no estuvo de acuerdo con esto e intentó recuperar su tierra, pero no tuvo éxito.

Guerra árabe-israelí

15 de mayo de 1948-10 de marzo de 1949

Guerra entre Israel y las fuerzas árabes palestinas. Los israelíes salieron victoriosos y crearon Israel. Hubo cambios demográficos masivos cuando los árabes palestinos fueron expulsados ​​de Israel y los judíos inmigraron a Israel.


Historia Mundial AP: Cronología 1900-Presente

El 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando de Austria, presunto heredero del trono austrohúngaro, y su esposa, Sophie, duquesa de Hohenberg, fueron asesinados a tiros en Sarajevo por Gavrilo Princip, uno de un grupo de seis asesinos serbios de Bosnia coordinados de Danilo Ilić. El objetivo político del asesinato era separar las provincias eslavas del sur de Austria-Hungría para que pudieran combinarse en una Gran Serbia o una Yugoslavia. El ataque provocó el estallido de la Primera Guerra Mundial un mes después.

Campaña de Gallipoli

La campaña de Gallipoli tuvo lugar en la península de Gallipoli en el Imperio Otomano (ahora Gelibolu en la actual Turquía) entre el 25 de abril de 1915 y el 9 de enero de 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Se montó una operación conjunta británica y francesa para capturar la capital otomana de Constantinopla. (Estambul) y asegure una ruta marítima a Rusia.

Japón hace 21 demandas a China

Aprovechando la oportunidad generada por el inicio de la guerra en 1914, y por su condición de potencia aliada, Japón presentó a China un ultimátum secreto en enero de 1915 diseñado para darle a Japón un dominio regional sobre China. Las 'Veintiuna Demandas', que comprenden cinco agrupaciones, exigían que China cesara de inmediato el arrendamiento de territorio a potencias extranjeras y que ascendiera al control japonés sobre Manchuria y Shandong (Shantung), entre otras demandas.

Revolución bolchevique

La Revolución Bolchevique fue una toma del poder estatal instrumental en la Revolución rusa más grande de 1917. La Revolución Bloshevique en Petrogrado derrocó al Gobierno Provisional Ruso y dio el poder a los soviets locales dominados por los bolcheviques.

Guerra civil en Rusia

La guerra civil rusa fue una guerra multipartidista en el antiguo Imperio Ruso que se libró entre el Ejército Rojo Bolchevique y el Ejército Blanco, las fuerzas antibolcheviques débilmente aliadas. Muchos ejércitos extranjeros lucharon contra el Ejército Rojo, especialmente las Fuerzas Aliadas y los ejércitos pro-alemanes.

Reanudación alemana de la guerra submarina sin restricciones

La amenaza letal del submarino submarino alemán vuelve a levantar la cabeza, ya que Alemania vuelve a la política de guerra submarina sin restricciones que había suspendido anteriormente en respuesta a la presión de Estados Unidos y otros países neutrales.

Tratado de Brest-Litovsk

El Tratado de Brest-Litovsk fue un tratado de paz separado que el gobierno soviético se vio obligado a firmar el 3 de marzo de 1918 después de casi seis meses de negociaciones en Brest-Litovsk (ahora Brest, Bielorrusia) entre Rusia (la Federación Socialista Soviética de Rusia). República) y las potencias centrales que marcaron la salida de Rusia de la Primera Guerra Mundial. La firma del tratado incumplió los compromisos de Rusia en la alianza de la Triple Entente.

Conferencia de Paz de Paris

La Conferencia de Paz de París fue la reunión de los vencedores aliados después del final de la Primera Guerra Mundial para establecer los términos de paz para las Potencias centrales derrotadas después de los armisticios de 1918. Tuvo lugar en París durante 1919 y contó con la participación de diplomáticos de más de 32 países y nacionalidades. Se reunieron, discutieron varias opciones y desarrollaron una serie de tratados (“Tratados de Paz de París”) para el mundo de la posguerra.

Primera reunión de la Liga de Naciones

La Liga celebró su primera reunión del consejo en París el 16 de enero de 1920, seis días después de la entrada en vigor del Tratado de Versalles. En noviembre, la sede de la Liga se trasladó a Ginebra, donde se celebró la primera Asamblea General el 15 de noviembre de 1920.

Política económica de Lenin

Una política económica propuesta por Vladimir Ilich Lenin, quien lo llamó capitalismo de estado. Fue una nueva política económica, más orientada al capitalismo, necesaria después de la Guerra Civil para elevar la economía del país, que estaba casi arruinado.

Mussolini lanza movimiento fascista

Mussolini fue la fuerza impulsora detrás del movimiento fascista italiano, sin embargo, su éxito fue limitado debido a las fuertes redes tradicionales que prevalecían en Italia en ese momento.

Ataturk proclama la República de Turquía

El 29 de octubre de 1923 se proclamó la República de Turquía. Desde entonces, el Día de la República se ha celebrado como fiesta nacional en esta fecha.

El primer plan quinquenal soviético

Este plan fue una lista de objetivos económicos, creado por Joseph Stalin y basado en su política de Socialismo en Un País, que fue diseñado para fortalecer la economía del país entre 1928 y 1932. Las principales preocupaciones del Primer Plan Quinquenal se centraron en hacer que la nación sea militar, industrial y financieramente autosuficiente.

Caída de la bolsa de valores de EE. UU.

Comenzó a fines de octubre de 1929 y fue la caída de la bolsa más devastadora en la historia de los Estados Unidos, si se toma en consideración el alcance y la duración de sus consecuencias. El colapso marcó el comienzo de la Gran Depresión de 10 años que afectó a todos los países industrializados occidentales y no terminó en los Estados Unidos hasta el inicio de la movilización estadounidense para la Segunda Guerra Mundial a fines de 1941.

Ley de desobediencia civil en india

El Movimiento de Desobediencia Civil liderado por Mahatma Gandhi, en el año 1930 fue un hito importante en la historia del nacionalismo indio.

Invasión japonesa de Manchuria

El 18 de septiembre de 1931, Japón lanzó un ataque contra Manchuria. A los pocos días, las fuerzas armadas japonesas habían ocupado varios puntos estratégicos en el sur de Manchuria.

Hitler es gobernante en Alemania

Fue canciller de Alemania de 1933 a 1945 y dictador de la Alemania nazi (como Führer und Reichskanzler) de 1934 a 1945. Hitler estuvo en el centro de la Alemania nazi, la Segunda Guerra Mundial en Europa y el Holocausto.

Cárdenas nacionaliza industria petrolera en México

Los trabajadores petroleros mexicanos se declararon en huelga contra los bajos salarios y las mejores condiciones laborales contra las petroleras extranjeras, y el asunto fue remitido a una junta de arbitraje, que dictaminó que las petroleras deberían aumentar los salarios en un tercio y mejorar las condiciones laborales. Las compañías petroleras extranjeras se negaron a cumplir Cárdenas dictaminó que estaban en desacato y el 18 de marzo de 1938 Cárdenas nacionalizó las reservas de petróleo de México y expropió los equipos de las compañías petroleras extranjeras en México.

Larga marcha de los comunistas chinos

La Gran Marcha fue una retirada militar emprendida por el Ejército Rojo del Partido Comunista de China, precursor del Ejército Popular de Liberación, para evadir la persecución del ejército del Kuomintang (KMT o Partido Nacionalista Chino). No hubo una Gran Marcha, sino una serie de marchas, ya que varios ejércitos comunistas en el sur escaparon hacia el norte y el oeste.La más conocida es la marcha de la provincia de Jiangxi que comenzó en octubre de 1934.

Sandino es asesinado en Nicaragua

El gobierno de los Estados Unidos se refirió a él como un "bandido", sus hazañas lo convirtieron en un héroe en gran parte de América Latina, donde se convirtió en un símbolo de resistencia a la dominación de Estados Unidos. Al atraer unidades del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos a una guerra de guerrillas no declarada, sus insurgentes sufrieron muchas derrotas, pero Sandino evadió la captura. Las tropas estadounidenses se retiraron del país en 1933 después de supervisar la elección y toma de posesión del presidente Juan Bautista Sacasa, quien había regresado del exilio.

Invasión de China por Japón

Un conflicto militar se libró principalmente entre la República de China y el Imperio de Japón desde 1937 hasta 1941.

Stalin & # 39s & quot Gran Purga & quot en la URSS

La Gran Purga fue una campaña de represión política en la Unión Soviética orquestada por Joseph Stalin de 1936 a 1939. Implicó una purga a gran escala del Partido Comunista y de los funcionarios gubernamentales, represión de los campesinos, el liderazgo del Ejército Rojo y una vigilancia policial generalizada. sospecha de “saboteadores”, encarcelamiento y ejecuciones arbitrarias.

Cárdenas nacionaliza industria petrolera en México

la expropiación de todas las reservas de petróleo, instalaciones y compañías petroleras extranjeras en México el 18 de marzo de 1938. Ocurrió cuando el presidente y el general Lázaro Cárdenas declararon que todas las reservas de minerales y petróleo que se encuentran dentro de México pertenecen a la nación.

Auschluss alemán con Austria

La ocupación y anexión de Austria a la Alemania nazi en 1938.

Invasión de Polonia por Alemania

Una invasión de Polonia por parte de Alemania, la Unión Soviética y un pequeño contingente eslovaco que marcó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en Europa. La invasión alemana comenzó el 1 de septiembre de 1939, una semana después de la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop, mientras que la invasión soviética comenzó el 17 de septiembre de 1939 tras el acuerdo Molotov-Tōgō que puso fin al incidente de Nomonhan el 16 de septiembre de 1939.

Invasión alemana de la URSS

Bajo el nombre en clave de Operación "Barbarroja", la Alemania nazi invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, en la mayor operación militar alemana de la Segunda Guerra Mundial.

Victoria soviética en Stalingrado

La batalla de Stalingrado fue una batalla importante y decisiva de la Segunda Guerra Mundial en la que la Alemania nazi y sus aliados lucharon contra la Unión Soviética por el control de la ciudad de Stalingrado (ahora Volgogrado) en el suroeste de la Unión Soviética. La batalla tuvo lugar entre el 23 de agosto de 1942 y el 2 de febrero de 1943 y estuvo marcada por constantes combates cuerpo a cuerpo y falta de consideración por las bajas militares y civiles. Es una de las batallas más sangrientas en la historia de la guerra, con estimaciones más altas de bajas combinadas que ascienden a casi dos millones.

Los desembarcos de Normandía, denominados Operación Neptuno, fueron las operaciones de desembarco de la invasión aliada de Normandía, en la Operación Overlord, durante la Segunda Guerra Mundial. Los aterrizajes comenzaron el martes 6 de junio de 1944 (día D), comenzando a las 6:30 am, hora británica doble de verano (GMT + 2). En la planificación, como para la mayoría de las operaciones aliadas, el término Día D se utilizó para el día del aterrizaje real, que dependía de la aprobación final.

Bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki

Los bombardeos atómicos de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en Japón fueron realizados por Estados Unidos durante las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Los dos eventos son el único uso de armas nucleares en la guerra hasta la fecha.

Captura de Berlín por las fuerzas soviéticas

El Ejército Rojo rompió el frente alemán como resultado de la Ofensiva del Vístula-Oder y avanzó hacia el oeste hasta 40 kilómetros (25 millas) por día a través de Prusia Oriental, Baja Silesia, Pomerania Oriental y Alta Silesia, deteniéndose temporalmente en una línea 60. km (37 millas) al este de Berlín a lo largo del río Oder. [13] Cuando se reanudó la ofensiva, dos frentes soviéticos (grupos de ejércitos) atacaron Berlín desde el este y el sur, mientras que un tercero invadió las fuerzas alemanas ubicadas al norte de Berlín. La batalla de Berlín duró desde el 20 de abril hasta la mañana del 2 de mayo.

Establecimiento de Naciones Unidas

Las Naciones Unidas es una organización internacional cuyos objetivos declarados incluyen promover y facilitar la cooperación en derecho internacional, seguridad internacional, desarrollo económico, progreso social, derechos humanos, derechos civiles, libertades civiles, libertades políticas, democracia y el logro de una paz mundial duradera. La ONU se fundó en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial para reemplazar a la Sociedad de Naciones, detener las guerras entre países y proporcionar una plataforma para el diálogo. Contiene múltiples organizaciones subsidiarias para llevar a cabo sus misiones.

Partición de la India

La Partición de la India fue el proceso de dividir el subcontinente a lo largo de líneas sectarias, que tuvo lugar en 1947 cuando India obtuvo su independencia del Raj británico. Las secciones del norte, predominantemente musulmanas, de la India se convirtieron en la nación de Pakistán, mientras que la sección del sur y de mayoría hindú se convirtió en la República de la India.

Apartheid en Sudáfrica

El Apartheid en Sudáfrica fue un sistema de segregación racial impuesto a través de la legislación de los gobiernos del Partido Nacional (NP), que fueron el partido gobernante de 1948 a 1994, de Sudáfrica, según el cual los derechos de la mayoría de los habitantes negros de Sudáfrica estaban sujetos a derechos. se redujo y se mantuvo la supremacía blanca y el gobierno de la minoría afrikaner.

Guerra árabe-israelí

La guerra árabe-israelí se libró entre el Estado de Israel y una coalición militar de estados árabes y fuerzas árabes palestinas. Esta guerra fue la segunda etapa de la guerra de Palestina de 1948, y como resultado de la guerra, el Estado de Israel mantuvo casi toda el área que había sido recomendada por la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU y tomó el control de casi el 60% del área. asignado al estado árabe propuesto.

Creacion de israel

El 14 de mayo de 1948, David Ben-Gurion, jefe de la Agencia Judía, proclamó el establecimiento del Estado de Israel.

Establecimiento de la OTAN

La Organización del Tratado del Atlántico Norte es una alianza militar intergubernamental basada en el Tratado del Atlántico Norte que se firmó el 4 de abril de 1949. La organización constituye un sistema de defensa colectiva mediante el cual sus estados miembros acuerdan la defensa mutua en respuesta a un ataque de cualquier parte externa.

Establecimiento de la República Popular China

El 1 de octubre de 1949, se estableció formalmente la República Popular China, con su capital nacional en Beijing. Por primera vez en décadas, un gobierno chino se encontró con la paz, en lugar de una oposición militar masiva, dentro de su territorio. El nuevo liderazgo fue sumamente disciplinado y, al contar con una década de experiencia administrativa durante la guerra, pudo embarcarse en un programa de integración y reforma nacional.

Guerra coreana

Una guerra entre la República de Corea (Corea del Sur), apoyada por las Naciones Unidas, y la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), en un momento apoyada por la República Popular de China y la Unión Soviética. Fue principalmente el resultado de la división política de Corea por un acuerdo de los aliados victoriosos al final de la Guerra del Pacífico al final de la Segunda Guerra Mundial.

Guerra de Liberación de Argelia

La guerra de Argelia fue un movimiento de independencia de Argelia para obtener su independencia de Francia. Esta guerra revolucionaria condujo al eventual colapso de la Cuarta República Francesa.

Derrota francesa en Dien Bien Phu

La batalla de Dien Bien Phu (en francés: Bataille de Diên Biên Phu en vietnamita: Chiến dịch Điện Biên Phủ) fue el enfrentamiento culminante de la Primera Guerra de Indochina entre el Cuerpo Expedicionario del Lejano Oriente francés de la Unión Francesa y los revolucionarios nacionalistas comunistas de Viet Minh. La batalla ocurrió entre marzo y mayo de 1954 y culminó con una derrota francesa integral que influyó en las negociaciones sobre el futuro de Indochina en Ginebra.

Establecimiento del Pacto de Varsovia

El Pacto de Varsovia fue un tratado de defensa mutua entre ocho estados comunistas de Europa Central y Oriental que existieron durante la Guerra Fría. El tratado fundacional se estableció por iniciativa de la Unión Soviética y se firmó el 14 de mayo de 1955 en Varsovia. El Pacto de Varsovia fue el complemento militar del Consejo de Asistencia Económica Mutua, la organización económica regional para los estados comunistas de Europa Central y Oriental. El Pacto de Varsovia fue en parte una reacción militar soviética a la integración de Alemania Occidental en la OTAN en 1955, según los Pactos de París de 1954.

Gran salto adelante en China

una campaña económica y social del Partido Comunista de China (PCCh), reflejada en decisiones de planificación de 1958 a 1961, que tenía como objetivo utilizar la vasta población de China para transformar rápidamente al país de una economía agraria en una sociedad comunista moderna a través del proceso de rápida industrialización y colectivización. Mao Zedong lideró la campaña basada en la Teoría de las Fuerzas Productivas y la intensificó luego de ser informado del desastre inminente por la escasez de granos.

Crisis de Suez

En 1956, el Canal de Suez se convirtió en el foco de un gran conflicto mundial. El canal representa el único medio directo de viaje desde el Mediterráneo hasta el Océano Índico, por lo que es vital para el flujo del comercio entre Asia, Oriente Medio, Europa y los Estados Unidos. Normalmente, se concedía paso libre a todos los que usaban el canal. pero Gran Bretaña y Francia deseaban controlarlo, no solo para el transporte comercial, sino también para los intereses coloniales. El gobierno egipcio acababa de ser asumido por Gamal Abdel Nasser, quien sentía que el canal debería estar bajo control egipcio.

Levantamiento en Hungría

Una revuelta nacional espontánea contra el gobierno de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas por los soviéticos, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956. Fue la primera gran amenaza para el control soviético desde que las fuerzas de la URSS expulsaron a los nazis a finales de Segunda Guerra Mundial y Europa Oriental ocupada. A pesar del fracaso del levantamiento, fue muy influyente y llegó a desempeñar un papel en la caída de la Unión Soviética décadas más tarde.


Evaluación histórica

La remodelación del mapa mundial en estas conferencias dio lugar a una serie de contradicciones internacionales críticas propensas a conflictos, que se convertirían en una de las causas de la Segunda Guerra Mundial. El historiador británico Eric Hobsbawm afirmó que

Durante mucho tiempo se ha argumentado que los catorce puntos de Wilson, en particular el principio de autodeterminación nacional, fueron principalmente medidas antiizquierdistas diseñadas para dominar la fiebre revolucionaria que arrasó Europa a raíz de la Revolución de Octubre y el fin de la guerra. jugando la carta nacionalista.


Ver el vídeo: Alemania después de la Segunda Guerra Mundial