Jilguero AM-77 - Historia

Jilguero AM-77 - Historia

Jilguero

Un pinzón americano de color amarillo limón con sombrero, alas y cola negras.

(AM-77: dp. 455; 1. 132'4 "; b. 24 '; dr. 9'8"; s. 10 k .;
una. 1 3 ")

Goldfinch (AM-77) fue construido como arrastrero Fordham en 1929 por Bath Iron Works de Bath, Maine, y comprado por la Marina el 18 de septiembre de 1940 a FJ O'Hara & Sons, Inc., Boston, Mass. Se convirtió en un Buscaminas en Bethlehem Atlantic Yard, Boston, y comisionado en Boston Navy Yard el 30 de enero de 1941, el Teniente Comandante. W. R. McCaleb al mando.

Goldfinch fue asignada por primera vez a Inshore Patrol Force, 1er Distrito Naval, luego trasladó sus operaciones a la Bahía de Chesapeake, donde realizó operaciones de barrido de minas en Norfolk y Yorktown, VA. Reportando a Newport, Rhode Island, el 1 de julio, Goldfinch se unió al Escuadrón 9 para operaciones de barrido de minas que van desde Argentia, Terranova, hasta Norfolk, y se convirtió en el buque insignia del Escuadrón el 29 de septiembre en Portland, Maine.

Trasladada al servicio en Terranova, Jilguero basó sus operaciones durante el período del 1 de diciembre de 1942 a mayo de 1944 en Fort McAndrew y Argentia, Terranova, patrullando constantemente en busca de minas para proteger la navegación mercante y los buques de guerra por igual mientras surcaban esas aguas. Llegó a Boston en junio de 1944 para su conversión a uso civil como arrastrero y fue dado de baja el 18 de agosto de 1944. Entregado a la Comisión Marítima, Goldfinch fue vendido el 9 de enero de 1946 a la Comisión Noruega de Navegación y Comercio de Nueva York.


Identificación del jilguero americano

Pinzón pequeño con pico corto y cónico y cola corta con muescas. Los machos reproductores son de color amarillo brillante con frente negra, alas negras con marcas blancas.

Macho no reproductivo

Pinzón pequeño con pico cónico y cola con muescas. Los machos que no se reproducen son de un color marrón monótono, sin rayas, con alas negruzcas y dos barras alares pálidas.

Macho reproductivo

A menudo se alimenta de plantas de semillas pequeñas como los cardos. Los machos reproductores tienen gorra negra, alas y cola, cuerpo de color amarillo brillante.

Hembra reproductora

Las hembras reproductoras son de un amarillo más apagado por debajo y más oliva por arriba que los machos reproductores.

Inmaduro

Los inmaduros son de color marrón por encima y amarillo pálido por debajo, sombreando para pulir en los lados. Dos barras de ala de color beige marcan sus alas oscuras.

Macho reproductivo

El canto es largo y desordenado puede incluir elementos imitados de los cantos de otras aves. Los machos cantan desde perchas altas y expuestas. Nótese el blanco en la cola, que se destaca en vuelo.

Mujer / inmadura

Las hembras / inmaduros son de color amarillo pálido debajo y no tienen partes inferiores con rayas.

Macho reproductivo

Los machos reproductores tienen la frente negra, el dorso amarillo y alas blancas y negras. Algunos machos tienen más plumas de punta blanca (gastadas) en sus alas que otros.

Mujer / inmadura

Estas ágiles aves se alimentan de plantas de semillas pequeñas, incluidos los sicomoros. Las hembras son de color marrón sin rayas y tienen alas negras distintivas y llamativas con barras de alas blanquecinas.

Macho reproductivo

Equilibra las cabezas de semillas de cardos, dientes de león y otras plantas para arrancar semillas.

Rebaño

Se alimenta con frecuencia en bandadas en los comederos de semillas de girasol y nyjer.

Mujer / inmadura

A pesar de tener un pico bastante pequeño para un pinzón, los jilgueros pueden romper y quitar las cáscaras duras de los girasoles, luego aplastar la semilla por dentro antes de tragar.


Por qué Donna Tartt's La historia secreta Nunca se convirtió en una película

Todo el mundo está de acuerdo en que el amado bestseller de Tartt en 1992 debería ser una película. Entonces, ¿por qué estamos mirando? El jilguero en lugar de la película que realmente queremos?

No todos los libros se convierten en una sensación literaria instantánea. Desde su lanzamiento, La historia secreta siempre ha sido algo especial.

El fenómeno de 1992 fue la novela debut de Donna Tartt, entonces una joven autora de rostro fresco que consiguió su contrato de libro cuando aún era estudiante en Bennington College, el enclave de artes liberales de Vermont donde sus compañeros de clase incluían a Bret Easton Ellis, Jonathan Lethem y Quintana Roo Dunne.

Cuando todavía tenía veintitantos años, Tartt había sido contratada por la poderosa agente literaria Amanda Urban (conocida como Binky), quien vendió La historia secreta a la editorial Knopf por casi medio millón de dólares. El libro, que contaba la historia de un grupo de amigos de la universidad con un oscuro secreto, fue publicado en reseñas que justificaron con creces el precio y el ruido ensordecedor. Un resplandeciente New York Times la revisión se mostró entusiasmada por el hecho de que fuera un entretenimiento ferozmente a buen ritmo "y Feria de la vanidad lo llamó "una lectura enorme, fascinante, galopante, placenteramente devorada".

El libro se convirtió en un éxito no solo en los círculos literarios eruditos, sino también entre los fanáticos de la ficción comercial, lo que lo convirtió en un éxito de ventas y una especie de tormenta perfecta para una nueva voz brillante y la máquina de publicidad bien engrasada de su editor. En un artículo, el Veces explicó: "La forma en que la novela se convirtió en un triunfo tan completo es un caso en el que lo mejor del marketing y la promoción se encuentran con lo mejor de la escritura, el complemento de la estrategia y el talento".

Teniendo en cuenta la audiencia rabiosa que había encontrado el libro y los personajes inolvidables que Tartt había creado, el siguiente paso inevitable para una propiedad tan caliente parecía ser un trato cinematográfico.

Sin embargo, incluso los libros más cinematográficos no siempre terminan en la pantalla grande. Para cada Pequeña mujer adaptación que se hace una y otra vez, hay un Confederación de Necios guión atascado en un cajón. Y por cada novela que obtiene la opción de un gigante de transmisión, solo hay unas pocas que obtienen fechas de lanzamiento reales. Aún así, si las redes y los estudios están recurriendo a libros para propiedades creativas a un ritmo acelerado, duele aún más cuando un favorito de culto languidece en el proceso de desarrollo.

Busque en Internet listas de libros que deberían haberse convertido en películas, y La historia secreta, aparece en la mayoría de ellos. Semanal de entretenimientolo llamó una "combinación perfecta de arte de alta gama y drama de gama baja que es tan popular en nuestras pantallas en este momento". Adaptarse a la pantalla llega a los cines este otoño.

Tartt & rsquos 2014 novela ganadora del Pulitzer, El jilguero es una historia dickensiana de mayoría de edad ambientada en el exuberante marco del mundo del arte en el Upper East Side, y la versión cinematográfica, que acaba de llegar a los cines, contiene un elenco lleno de estrellas que incluyen a Nicole Kidman, Ansel Elgort, Sarah Paulson y Jeffrey Wright. Adaptado por Peter Straughan (Tinker Tailor Soldado Espía) y dirigida por John Crowley (Brooklyn). El lanzamiento de El jilguero ha sido un gran evento, todo lujosas alfombras rojas y especulaciones sobre los Oscar (aunque las críticas mordaces en el Festival de Cine de Toronto hacen que una barrida de los Premios de la Academia parezca poco probable).

Ay, nosotros Historia secreta los amantes se quedan para volver a leer nuestros libros de bolsillo y preguntarse qué salió mal.

Ambientada en la década de 1980 en una universidad de artes liberales en Nueva Inglaterra que es una versión apenas velada de Bennington, La historia secreta es una oda a los defectos fatales y la belleza que se puede encontrar en el terror, en el que las búsquedas intelectuales se sienten tan románticas como las espirituales. Es la historia de cinco estudiantes matriculados en una especialización de élite en griego antiguo contada desde la perspectiva del forastero que se une a la camarilla y se pierde a sí mismo. "No nos gusta admitirlo", dice su carismático profesor, "pero la idea de perder el control fascina a las personas controladas como nosotros más que a casi nada".

La historia secreta es una novela de ideas con mucha acción, sexo, drogas, asesinatos y una bacanal que salió terriblemente mal, todos los cuales son ingredientes excelentes para una película de gran éxito. Alrededor del momento de su lanzamiento, adaptaciones literarias que incluyen El silencio de los corderos y Tomates verdes fritos estaban prosperando en la taquilla, así que La historia secreta parecía el candidato perfecto para un tratamiento de pantalla.

Pero incluso el propio campo de Tartt & rsquos parecía entender que el impulso en las librerías no garantizaba que una novela se convirtiera en un éxito de taquilla. Uno de sus agentes le dijo Variedad en 2001, & ldquoSi no haces el trato correcto para un libro desde el principio, te retrasará mucho tiempo & rdquo. Y eso parece ser exactamente lo que sucedió.

El director Alan J. Pakula se hizo con los derechos cinematográficos de Warner Brothers cuando La historia secreta fue publicado, con no menos de Joan Didion y John Gregory Dunne firmó para escribir el guión y Scott Hicks se puso a dirigir. Pero Pakula murió unos años después en un accidente automovilístico en 1998, y su Historia secreta El proyecto nunca despegó.

Hubo más esperanza cuando, coincidiendo con la publicación de la segunda novela de Tartt & rsquos, El pequeño amigo, en 2002, Gwyneth Paltrow y su hermano Jake anunciaron que habían hecho un trato para desarrollar La historia secreta con Miramax.

A aquellos de nosotros que pasamos horas contemplando el elenco del libro de sus sueños, nos encantó la idea de que Gwyneth (quien actúa como productora) interprete a Camilla Macaulay, la única mujer miembro de la antigua banda griega. ¿Podrían Ethan Hawke o Leonardo DiCaprio completar el reparto? Podríamos soñar.

Esta adaptación parecía estar en camino. El jefe de Miramax, Harvey Weinstein (todavía un héroe del cine independiente en ese momento) dijo: "Este es un proyecto fabuloso del que me enamoré tan pronto como lo leí", y Tartt & rsquos, entonces agente literario, pregonaron el progreso que se estaba haciendo, le dijo a un reportero , "Sé que se está trabajando en un guión mientras hablamos. & Rdquo

Sin embargo, cuando Bruce Paltrow, padre de Jake y Gwyneth, murió ese mismo año, los hermanos dejaron el proyecto a un lado y, trágicamente, fue Bret Easton Ellis & rsquos. Las reglas de atracción que se convirtió en la primera novela convertida en película sobre Bennington que llega a los cines.

Los derechos cinematográficos suelen durar un año con posibilidad de renovación, pero cada empresa y en algunos casos cada proyecto tiene una política diferente. En este caso, Miramax cedió los derechos cinematográficos de La historia secreta volver a Tartt.

Una vez que el libro está disponible, ya no es realmente mío, y mi propia idea no es más válida que la tuya. Y luego comienzo el largo proceso de desconexión.

El tiempo lo es todo, según un agente literario con sede en Nueva York. En general, es difícil hacer adaptaciones porque muchos elementos diferentes deben alinearse a la vez. "Le gusta arrear gatos", dice. & ldquoLos ​​agentes tienen que conseguir un buen guión, los actores adecuados, que estén disponibles para hacerlo al mismo tiempo, el estudio adecuado con suficiente dinero, y luego alguien tiene que distribuirlo. No hay ningún orden en el que tenga que suceder, excepto el obvio. & Rdquo

Aun así, tan recientemente como en 2013, todavía se hablaba de adaptar La historia secreta. Esta vez Tartt & rsquos excompañeros de Bennington Melissa Rosenberg (quien trabajó en Crepúsculo y Jessica Jones) y Bret Easton Ellis (a quien La historia secreta se dedicó), esperaba desarrollar su novela como una miniserie. Ese proyecto fracasó rápidamente, junto con la propia adaptación de Elllis & rsquos de su novela. Menos que cero, que ha estado desarrollando como una serie para Hulu décadas después de que Andrew McCarthy y James Spader protagonizaran la versión cinematográfica.

Desde que su debut la convirtió en una superestrella literaria, Tartt ha evitado más o menos el centro de atención. Si bien muchos autores en estos días interactúan con los fanáticos directamente en las redes sociales, Tartt & mdash, quien se dice que divide su tiempo entre Manhattan y una granja en Virginia & mdash, ha dudado en llegar a su audiencia, prefiriendo mantenerse fuera del ojo público. En 2013, dijo Ciudad y país, & ldquoI & rsquom un poco como un lobo solitario. No doy entrevistas ni hago publicidad a menos que tenga un libro fuera y me distraiga demasiado. Mi escritorio es donde ocurre el trabajo real. & Rdquo

Con El jilguero, que salió hace seis años, Tartt volvió a convertirse en un fenómeno cultural. Pero si bien esta llegó a la pantalla grande, el proceso de seis años de realización de esa película solo sirvió para confirmar las sospechas del autor sobre el proceso de realización de la película.

El camino hacia la versión cinematográfica de El jilguero fue al menos más sencillo. En 2014 Warner Brothers y Brett Ratner & rsquos RatPac Entertainment adquirieron los derechos cinematográficos, y en 2017 se asociaron con Amazon Studios para financiarlo.

Aún así, el proceso no estuvo exento de contratiempos. Según "Page Six", Tartt terminó separándose de su antiguo agente Urban por la película y mdash "no estaba contenta con el trato hecho para la película", dijo una fuente a la columna, que afirmaba que Tartt quería tener la oportunidad de escribir el guión o producir & mdash a pesar de un día de pago reportado de $ 3 millones. La película, que se estrenó a principios de septiembre en el Festival Internacional de Cine de Toronto, obtuvo críticas decididamente mixtas. Un crítico dijo: "Puede que no haya más productos de prestigio y prestigio estándar en el Festival Internacional de Cine de Toronto de este año y rsquos que El jilguero " y calificó la adaptación de "majestuosa y segura", mientras que otro la descartó como "una película taciturna y deprimente, demasiado perdida en el laberinto de la seriedad de su diseñador".

¿Será el lanzamiento de El jilguero provocar otro intento de traer La historia secreta a la pantalla grande? Solo podemos esperar. Quienes están familiarizados con el pensamiento de Tartt dicen que ya no está interesada en ver su debut adaptado, y los rumores la hicieron dudar en vender los derechos de El jilguero en primer lugar. Ella le dijo a esta revista cuando El jilguero se publicó que "una vez que el libro está disponible, ya no es realmente mío, y mi propia idea no es más válida que la tuya. Y luego comienzo el largo proceso de desconexión". T & ampC que incluso se negó a permitir que su editor actual, Little, Brown, vendiera una edición de la novela relacionada con la película, una medida que probablemente reducirá las ventas.

Lo que es todo para decir que una adaptación de La historia secreta sigue siendo un sueño lejano. Todavía podemos hacer un casting en nuestras cabezas y mdash, la versión de 2019 podría tener a Timothee Chalamet como el rico y guapo Frances, o John Boyega como el forastero Richard y mdash y espero que los planetas se alineen. Pero hasta entonces, parte de la mística perdurable de La historia secreta es que para Hollywood y un ejército de fanáticos, es el último que se escapó.


Historia y examen físico

La elaboración de un historial personal comienza con una lista de preguntas de detección basadas en un sistema de puntuación de hemorragia (Tabla 3) .3 Este sistema de puntuación de hemorragia es una regla de decisión clínica para detectar la enfermedad de von Willebrand, el trastorno hemorrágico hereditario más común. Esta enfermedad es el resultado de un defecto cuantitativo o cualitativo en el factor de von Willebrand, que es necesario para la agregación plaquetaria. Aunque el sistema de puntuación de hemorragia está diseñado para el diagnóstico de la enfermedad de von Willebrand, también enumera los criterios necesarios para diagnosticar otros trastornos hemorrágicos.4 & # x2013 9 Un historial de hemorragia que requiera intervención quirúrgica, transfusión de sangre o terapia de reemplazo es un factor importante. bandera roja de un trastorno hemorrágico y, por lo tanto, recibe una gran cantidad de puntos. Puede encontrar más información sobre la puntuación de sangrado en http://www.euvwd.group.shef.ac.uk/bleed_score.htm. La Tabla 4 3 indica la probabilidad de enfermedad de von Willebrand según la puntuación de hemorragia.

Sistema de puntuación de sangrado para la evaluación del historial de sangrado

Ninguno o trivial (& lt 5 episodios por año)

& gt 5 episodios por año o dura & gt 10 minutos

Empaquetadura, cauterización o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina (DDAVP)

Cutáneo (hematomas, petequias, hematoma subcutáneo)

Ninguno o trivial (& lt 5 episodios por año)

& gt 5 episodios por año o dura & gt 5 minutos

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Cavidad oral (encías sangrantes [espontáneas o con el cepillado], mordeduras de labios y lengua, erupción de dientes)

Sangrado observado al menos una vez

Hemostasia quirúrgica o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Sangrado gastrointestinal (hematemesis, hematoquecia, melena)

Asociado con angiodisplasia, hemorroides, hipertensión portal, úlcera

Hemostasia quirúrgica, transfusión de sangre, terapia de reemplazo, desmopresina o antifibrinolítico

Sin sangrado en al menos dos extracciones

Ninguno realizado o ningún sangrado en una extracción

Sangrado observado en & lt 25% de todos los procedimientos

Sangrado observado en & gt 25% de todos los procedimientos, pero sin intervención

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Sin sangrado en al menos dos cirugías

Ninguno realizado o ningún sangrado en una cirugía

Sangrado observado en & lt 25% de todos los procedimientos

Sangrado observado en & gt 25% de todos los procedimientos, pero sin intervención

Hemostasia quirúrgica o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Antifibrinolíticos, uso de píldoras

Dilatación y legrado, terapia con hierro

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo, desmopresina o histerectomía

Sin sangrado en al menos dos partos

Sin partos o sin sangrado en un parto

Dilatación y legrado, terapia con hierro, antifibrinolíticos

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Espontáneo o traumático, que requiere desmopresina o terapia de reemplazo.

Espontáneo o traumático, que requiere intervención quirúrgica o transfusión de sangre.

Espontáneo o traumático, que requiere desmopresina o terapia de reemplazo.

Espontáneo o traumático, que requiere intervención quirúrgica o transfusión de sangre.

Sangrado del sistema nervioso central

Subdural, cualquier intervención

Intracerebral, cualquier intervención

nota: este sistema de puntuación de hemorragia no se ha validado de forma prospectiva.

* & # x2014 Implica que se hizo una derivación a un especialista por sangrado, pero que no se administró ningún tratamiento.

Adaptado con permiso de Tosetto A, Rodeghiero F, Castaman G, et al. Un análisis cuantitativo de los síntomas hemorrágicos en la enfermedad de von Willebrand tipo 1: resultados de un estudio europeo multicéntrico (MCMDM-1 VWD). J Thromb Haemost. 20064 (4): 768.

Sistema de puntuación de sangrado para la evaluación del historial de sangrado

Ninguno o trivial (& lt 5 episodios por año)

& gt 5 episodios por año o dura & gt 10 minutos

Empaquetadura, cauterización o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina (DDAVP)

Cutáneo (hematomas, petequias, hematoma subcutáneo)

Ninguno o trivial (& lt 5 episodios por año)

& gt 5 episodios por año o dura & gt 5 minutos

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Cavidad oral (encías sangrantes [espontáneas o con el cepillado], mordeduras de labios y lengua, erupción de dientes)

Sangrado observado al menos una vez

Hemostasia quirúrgica o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Sangrado gastrointestinal (hematemesis, hematoquecia, melena)

Asociado con angiodisplasia, hemorroides, hipertensión portal, úlcera

Hemostasia quirúrgica, transfusión de sangre, terapia de reemplazo, desmopresina o antifibrinolítico

Sin sangrado en al menos dos extracciones

Ninguno realizado o ningún sangrado en una extracción

Sangrado observado en & lt 25% de todos los procedimientos

Sangrado observado en & gt 25% de todos los procedimientos, pero sin intervención

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Sin sangrado en al menos dos cirugías

Ninguno realizado o ningún sangrado en una cirugía

Sangrado observado en & lt 25% de todos los procedimientos

Sangrado observado en & gt 25% de todos los procedimientos, pero sin intervención

Hemostasia quirúrgica o antifibrinolítico

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Antifibrinolíticos, uso de píldoras

Dilatación y legrado, terapia con hierro

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo, desmopresina o histerectomía

Sin sangrado en al menos dos partos

Sin partos o sin sangrado en un parto

Dilatación y legrado, terapia con hierro, antifibrinolíticos

Transfusión de sangre, terapia de reemplazo o desmopresina

Espontáneo o traumático, que requiere desmopresina o terapia de reemplazo.

Espontáneo o traumático, que requiere intervención quirúrgica o transfusión de sangre.

Espontáneo o traumático, que requiere desmopresina o terapia de reemplazo.

Espontáneo o traumático, que requiere intervención quirúrgica o transfusión de sangre.

Sangrado del sistema nervioso central

Subdural, cualquier intervención

Intracerebral, cualquier intervención

nota: este sistema de puntuación de hemorragia no se ha validado de forma prospectiva.

* & # x2014 Implica que se hizo una derivación a un especialista por sangrado, pero que no se administró ningún tratamiento.

Adaptado con permiso de Tosetto A, Rodeghiero F, Castaman G, et al. Un análisis cuantitativo de los síntomas hemorrágicos en la enfermedad de von Willebrand tipo 1: resultados de un estudio europeo multicéntrico (MCMDM-1 VWD). J Thromb Haemost. 20064 (4): 768.

Diagnóstico de la enfermedad de von Willebrand mediante el puntaje de sangrado

nota: esta tabla se basa en una probabilidad previa a la prueba del 5 por ciento.

* & # x2014 Razón de verosimilitud con un intervalo de confianza del 95%.

Adaptado con permiso de Tosetto A, Rodeghiero F, Castaman G, et al. Un análisis cuantitativo de los síntomas hemorrágicos en la enfermedad de von Willebrand tipo 1: resultados de un estudio europeo multicéntrico (MCMDM-1 VWD). J Thromb Haemost. 20064 (4): 771.

Diagnóstico de la enfermedad de von Willebrand mediante el puntaje de sangrado

nota: esta tabla se basa en una probabilidad previa a la prueba del 5 por ciento.

* & # x2014 Razón de verosimilitud con un intervalo de confianza del 95%.

Adaptado con permiso de Tosetto A, Rodeghiero F, Castaman G, et al. Un análisis cuantitativo de los síntomas hemorrágicos en la enfermedad de von Willebrand tipo 1: resultados de un estudio europeo multicéntrico (MCMDM-1 VWD). J Thromb Haemost. 20064 (4): 771.

Un historial familiar positivo aumenta el riesgo de un trastorno hemorrágico y es motivo para iniciar un diagnóstico, 10, 11 especialmente en mujeres con menorragia.12 Muchos trastornos hemorrágicos tienen un patrón hereditario, incluidas las hemofilias recesivas ligadas al cromosoma X. Los antecedentes familiares son especialmente importantes en los niños porque es posible que no hayan tenido la oportunidad de experimentar un desafío hemostático (p. Ej., Cirugía, parto, extracción de dientes). En un estudio de niños remitidos a un centro de atención terciaria con antecedentes de hemorragia personal o familiar, una historia familiar positiva se asoció significativamente con el diagnóstico de un trastorno hemorrágico10.

El paciente en el estudio de caso uno que tenía antecedentes de hematomas y sangrado después de la extracción del diente tendría una puntuación de sangrado de al menos 4 (epistaxis: 1 hematoma: 1 y extracción del diente: 2). Esta puntuación, junto con sus antecedentes familiares de menorragia en la madre y la hermana, crea un alto índice de sospecha de un trastorno hemorrágico, incluso antes de que se obtengan las pruebas de laboratorio.

El sistema de puntuación de sangrado asigna un número negativo si no hay sangrado significativo después de una prueba hemostática. La importancia del & # x201c historial negativo & # x201d está ilustrada por la mujer del estudio de caso dos que tenía hematomas en la parte superior del muslo (puntuación: 1) una apendicectomía y ligadura de trompas sin sangrado significativo (puntuación: & # x22121) dos partos vaginales sin hemorragia significativa (puntuación: & # x22121) y sin otros síntomas de hemorragia (puntuación: 0). Esto le da una puntuación total de sangrado de & # x22121.

Como se ilustra en el estudio de caso tres, un paciente puede tener una puntuación de hemorragia baja y antecedentes familiares negativos, pero aún presentar hallazgos en el examen físico que sugieran un trastorno hemorrágico. Los hallazgos pertinentes del examen físico de trastornos hemorrágicos y de hematomas se enumeran en la segunda columna de la Tabla 1.

La Tabla 5 4 & # x2013 6 enumera los medicamentos que causan sangrado o hematomas. El médico no debe descartar un trastorno hemorrágico solo porque un paciente esté recibiendo uno de estos medicamentos, especialmente si el paciente tiene una puntuación de hemorragia alta. Los medicamentos pueden hacer que la enfermedad se manifieste con síntomas hemorrágicos, como se ilustra en el estudio de caso uno.

Medicamentos que causan sangrado y hematomas

Fármacos anti-inflamatorios no esteroideos

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Información de las referencias 4 a 6.

Medicamentos que causan sangrado y hematomas

Fármacos anti-inflamatorios no esteroideos

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Información de las referencias 4 a 6.


Realidad vs ficción en & # 39El jilguero & # 39: La verdadera y trágica historia de la pintura holandesa & # 39

Oakes Fegley y Ansel Elgort interpretan al joven Theo Decker durante dos períodos de su vida tras la muerte de su amada madre en & quot; El jilguero & quot.

Primero, lo más importante es que la pintura "El jilguero" que sirve como título y pieza central de la nueva película (en los cines el viernes) realmente existe. Y la obra maestra del pintor holandés Carel Fabritius está bien.

La pintura nunca estuvo involucrada en una explosión terrorista del siglo XX, ni fue robada de los escombros resultantes, como se muestra en la novela ganadora del Premio Pulitzer de Donna Tartt "El jilguero", que ha sido fielmente adaptada a la pantalla por el director John Crowley.

Pero los historiadores del arte creen que la pintura al óleo de 1654 sobrevivió a su propia explosión devastadora ese mismo año, una explosión que mató a su pintor, una tragedia a la que se alude en la película.

El 12 de octubre de 1654, el joven Fabritius vivía en la ciudad de Delft, en el oeste de los Países Bajos, cuando un almacén de pólvora explotó después de que un trabajador inspeccionara el área con una linterna. El talentoso estudiante de Rembrandt fue una de las víctimas, al igual que la mayoría de sus pinturas.

¿Se pone de pie 'El jilguero'? Lea nuestra reseña

La pintura "El jilguero" es fundamental para la novela del mismo nombre, que ahora es una película. (Foto: MAURITSHUIS / LA HAYA)

"La explosión destruyó una cuarta parte de la ciudad", dice Victoria Sancho Lobis, curadora de la próxima exposición "Rubens, Rembrandt y el dibujo en la Edad de Oro", que se inaugurará el 28 de septiembre en el Art Institute of Chicago. "La idea de que (una explosión) tenga lugar en un museo se hace eco del final de la vida del pintor que creó 'El jilguero'".

"El jilguero" permanece en exhibición permanente en el Mauritshuis en La Haya, Holanda, donde fue trasladado a una galería más grande después del libro de Tartt. Boris de Munnick, un oficial de prensa y publicidad del museo, dice que la popularidad de la obra entre los visitantes (especialmente los estadounidenses) se puede medir por la cantidad de productos con el tema de "Jilguero" en la tienda de regalos, que ha aumentado de un artículo a 40. .

La pintura, que presenta al pájaro doméstico sostenido por una pequeña cadena, ofrece una mirada convincente al prodigioso talento del artista. Firmó con orgullo la pieza de 13 por 9 pulgadas con letras grandes.


La enfermedad renal crónica (ERC) afecta a 780 millones de personas en todo el mundo, es decir, una de cada diez personas. La progresión a la enfermedad renal en etapa terminal es común y afecta gravemente la calidad de vida. A pesar de esto, menos del 1% de todos los programas de investigación en la industria biofarmacéutica se centran en reducir la carga sustancial de la ERC.

Personas de todo el mundo con ERC

La gente muere anualmente por enfermedad renal en todo el mundo

De todos los programas activos en cartera en la industria biofarmacéutica son para enfermedades renales

Nuestro enfoque de medicina de precisión para tratar la enfermedad renal

Aplicamos la medicina de precisión para descubrir, desarrollar y comercializar tratamientos modificadores de la enfermedad renal. Creemos que nuestro enfoque nos permite descubrir subconjuntos de pacientes basados ​​en factores genéticos y ambientales dentro de las enfermedades renales heterogéneas.

Contamos con una sólida cartera de candidatos a productos de medicina de precisión novedosos, en etapa clínica, que se enfocan en enfermedades renales con importantes necesidades médicas insatisfechas.

Nuestro motor de productos de medicina de precisión: integración de la genética renal y la biología

Nuestro motor de productos nos permite descubrir, validar y fármacos nuevos objetivos mientras identificamos subconjuntos de pacientes con mayor probabilidad de responder a nuestros tratamientos.


Contenido

Diseñado como un automóvil halo, el One-77 es actualmente el automóvil de carretera más rápido fabricado por Aston Martin debido a que es capaz de alcanzar 220 mph (354 km / h) como velocidad máxima. También introdujo otros superlativos automotrices, como uno de los motores de aspiración natural más potentes del mundo y un chasis monocasco fabricado en fibra de carbono.

Como lo indica su nombre, el One-77 estuvo disponible en una producción limitada de 77 autos hasta 2012.

El One-77 se basa en un chasis monocasco de fibra de carbono altamente rígido impulsado por un motor V12 de 7.3 litros montado en el medio delantero con 750 hp (559 kW) y 553 ft · lb (750 N · m) de torque. Junto con una caja de cambios de paleta de seis velocidades, solo necesita 3,5 segundos para pasar de 0 a 60 mph (97 km / h) y 6,9 segundos para acelerar de 0 a 100 mph (161 km / h).

Su suspensión utiliza tecnología derivada de los autos de carreras, como una suspensión de doble horquilla en ambos ejes con resortes helicoidales accionados por varilla de empuje, amortiguadores ajustables y barras estabilizadoras hidráulicas.

los Forza La serie presenta el One-77 con un peso en vacío de 3307 lb (1500 kg), aunque Aston Martin cambió oficialmente este último a 3593 lb (1630 kg) en su presentación en la vida real. & # 912 & # 93 & # 913 & # 93


Donna Tartt en El jilguero, Inspiración y los peligros de la fama literaria

Desde el T & ampC archivo: la autora de su novela ganadora del premio Pulitzer, que ahora se ha convertido en una película.

Esta historia apareció originalmente en la edición de noviembre de 2013 de Ciudad y país.

Ella no twittea. Nunca subió una selfie a Instagram. Puedes hacerte amigo de ella en Facebook. Incluso una búsqueda de imágenes en Google para obtener fotos espontáneas de ella en fiestas de libros o reuniones glamorosas es inútil. Ella no escribe en blogs sobre lo que comió en el desayuno ni revisa las novelas de sus contemporáneos y rsquo o distribuye anuncios publicitarios brillantes para adornar las cubiertas de los libros de otros autores. No busca publicidad, y ciertamente no quiere ser una celebridad. En otras palabras, Donna Tartt no juega el juego.

Me siento un poco como un lobo solitario. Mi escritorio es donde ocurre el verdadero trabajo.

Y, sin embargo, es una de las escritoras más veneradas entre una generación que tuitea, escribe blogs, publica y fotografía casi todo. Una reliquia en una era sin secretos, cuando cualquier prensa es buena prensa, Tartt & mdash, con la excepción de la rara entrevista animada por su editor en vísperas del lanzamiento de su tercer libro, una apasionante novela de 784 páginas llamada El jilguero que sus fans han pasado una década esperando & mdash le permite a su trabajo hablar por sí mismo.

Lo cual, si bien es insatisfactorio para esos fanáticos, deja en claro que su éxito no proviene más que de su habilidad como una buena narradora pasada de moda, de su habilidad para hacer girar libros majestuosos y extensos salpicados de referencias históricas y literarias, texturizadas con vívidos e inquietantes. detalles atmosféricos y rica en información sobre mundos enrarecidos. Y el hecho de que no se involucre en las redes sociales no significa que no se beneficie de ellas. & ldquoAcabo de terminar Donna Tartt & rsquos increíble nueva novela, & rdquo Jay McInerney tuiteó recientemente. & ldquoMuy recomendado. Esté atento a la piruleta de morfina. & Rdquo

La diminuta Tartt se reunió conmigo en el vestíbulo del Soho Grand, donde a menudo se queda cuando está en Nueva York y divide su tiempo entre la ciudad y su y ldquodacha en la zona rural de Virginia y fue recibida calurosamente por el personal, que claramente la conoce y le agrada. Esperaba que la autora, tímida para la prensa, se mostrara nerviosa y distante, pero era amigable y extrovertida, y no tenía la sensación de que temiera pasar una hora y media charlando con un periodista mientras tomaba un té y una tostada.

De hecho, fue como conocer a un viejo amigo de la universidad, no al escritor de La historia secreta, que resulta ser mi libro favorito de todos los tiempos, y su supuesta reticencia y desagrado por las entrevistas se explicaron rápidamente. "Yo soy un lobo solitario", dice Tartt, de 49 años, con un tono sureño, con sus ojos verdes brillantes y su piel de porcelana impecable. "No doy entrevistas ni hago publicidad a menos que tenga un libro fuera y me distraiga demasiado". Mi escritorio es donde ocurre el trabajo real. & Rdquo

La clave de sus libros, insiste, no se puede encontrar en ella, de todos modos. &ldquoI don&rsquot think it&rsquos a good idea for a writer to psychoanalyze herself or try to explain why she writes what she writes&mdashit&rsquos a reductive way of looking at oneself and one&rsquos work. Readers really participate in the writing of a book. As a writer I&rsquom giving the reader signs to help create the story with me. The reader is bringing his or her own memories, intelligence, preconceptions, prejudices, likes, dislikes. So the characters in your copy of the book are going to look and sound different than in mine. I have my own ideas, but once the book is out there it&rsquos not really mine anymore, and my own idea isn&rsquot any more valid than yours. And then I begin the long process of disengaging.&rdquo

For Tartt&rsquos fans, disengaging from her books is almost impossible, and all the more so because, so far, she publishes just once every decade and disappears in between. It all started with The Secret History, a 524-page tome that was released in an era when slim fiction was popular and publishers weren&rsquot quite sure what to do with a lengthy manuscript peppered with classical references.

It was 1992, and the 28-year-old Tartt had finally finished the novel&mdashabout a group of five students at a fictional Vermont college who were complicit in the murder of a friend&mdashwhich she had started while a student at Bennington College. A mysterious and haunting psychological thriller, it captures the various ways a person can unravel. &ldquoIt took Donna years to complete the manuscript, but selling it happened in inverse ratio,&rdquo says her agent, Amanda Urban. &ldquoIt was immediately clear that she&rsquod written a groundbreaking novel and, I&rsquom happy to say, one that has stood the test of time. The Secret History has become a classic.&rdquo

Tartt was raised in Grenada, Mississippi, about 100 miles south of Memphis. She grew up with her mother, sister, and grandparents (she was estranged from her father) her family had been among the first settlers in the town. While the novels indicate an intimacy with certain kinds of privilege, Tartt says she did not have a fancy upbringing.

&ldquoSouthern families, if they&rsquore old, they&rsquore not fancy, because most have no money,&rdquo she says. &ldquoTo be an old family in the South means your plantation burned down and you lost all your money. It&rsquos kind of like being a Polish aristocrat.&rdquo

Unlike in most Southern families at the time, the women in her family worked there are several librarians in the family tree, Tartt&rsquos mother was a statistician, and her grandmother, after various careers, became a nurse in her fifties. Tartt always knew she would be a writer. &ldquoAs soon as I understood that books were manufactured objects and not magical emanations issuing directly from Oz or whatever, I started trying to illustrate my own books on stapled construction paper.&rdquo

She credits 19th-century novels with teaching her how to write, and she lists Dickens, Stevenson, Conrad, Wodehouse, and Nabokov among her favorite authors. She declines to name her favorite living writers&mdashthat, she insists, would be &ldquogossipy.&rdquo She spent a year at the University of Mississippi&rsquos Oxford campus, and while she was there her writing caught the attention of the writer and editor Willie Morris, who advised her to transfer to Bennington, which was renowned for its writing program.

There, Tartt immediately hit it off with fellow student Bret Easton Ellis over their mutual love of Joan Didion, and Ellis ultimately introduced her to Urban, who represented him. The Secret History took Tartt a decade to write, garnered her a reputed $450,000 advance, briskly sold out its initial print run of 75,000, and went on to be published in 30 languages.

&ldquoIt was that rare debut: a book taking on grand themes&mdashtruth versus beauty&mdashbrave enough to open with a tell&mdasha murder&mdashand peopled with an unforgettable cast of characters and an especially resonant sense of place,&rdquo says Paul Bogaards, an executive vice president at Knopf who has been with the publishing house for nearly 25 years. &ldquoWe positioned it as a bestseller from the outset, and the response from booksellers and readers was immediate.&rdquo

The movie rights were sold again and again: Tartt&rsquos hero Didion and her husband John Gregory Dunne took a crack at a draft Gwyneth Paltrow and her brother Jake had a go Ethan Hawke was rumored to be attached at one point. But despite never making it to the big screen&mdashsomething of a phenomenon in this day and age&mdashthe book has kept selling, the fan base keeps growing, and Tartt&rsquos status as a cult writer has never wavered. (Her second book, The Little Friend, which took place in Tartt&rsquos home state and told the tale of a young girl who is haunted by the murder of her brother almost a decade prior, was published in 2002.)

Tartt consents to reveal a bit about her process, which is layered with elaborate stages of research, one of the reasons it takes her so long to produce her books. &ldquoThe mood is important to me first. Con The Little Friend, even before the story took shape, there was that dark, dank Mississippi mood. Y The Secret History was much the same: It began for me with winter, cold. Moving from Mississippi to Vermont was a big change for me Vermont was a haunting, snowy place. That part of the state&rdquo&mdashthe area around the Bennington campus&mdash&ldquois a little eerie and uncanny.&rdquo

Tartt logs months and years inside libraries, and visits and revisits the places her books are set in. She has a notebook on her at all times, so she can write down little bits of overheard conversation. She keeps an elaborate filing system of descriptions and dialogue that she can draw on whenever she might need to. &ldquoSome rainy morning when I need a character,&rdquo she says, &ldquoI can go back to central casting and find one.&rdquo

Her new book, The Goldfinch, is her most ambitious undertaking. &ldquoThe process was different in that it was three places&mdashPark Avenue, Las Vegas, and Amsterdam&mdashthat dictated the story, and it takes place over a much longer span of time,&rdquo Tartt says. The Goldfinch follows 14-year-old Theo Decker as he oscillates between high society and the seedy underbelly of the antiques and art world&rsquos black market.

The painting that inspired the title is a 1654 work by Carel Fabritius, who was one of Rembrandt&rsquos most outstanding pupils and who died at age 32 in an explosion at a Delft powder magazine only 15 of his works exist today. In the novel Theo takes possession of the painting after a terrorist attack at the Metropolitan Museum of Art kills his mother and sets his life on a traumatic course.

&ldquoI wanted to write about Amsterdam, but I wasn&rsquot quite sure what I wanted to write. And for a long time, ever since Secret History, I&rsquod had it in my mind that I wanted to evoke a creepy, spoiled&mdashin the sense of airless, insular, and damaged&mdashPark Avenue mood. That was interesting to me. Oddly, what made it come together for me was a trip to Las Vegas that I didn&rsquot want to go on. The hotel I was staying in had an art exhibition&mdashI think it was Impressionist&mdashand it made the story take shape. Art, money, Vegas. Somehow it all came together in my mind&mdashthe trajectory of the story,&rdquo Tartt says. &ldquoIt&rsquos a good lesson: Do things you don&rsquot necessarily think you&rsquore going to like. I didn&rsquot like Las Vegas necessarily but it unlocked my book.&rdquo

The image of Tartt as a reclusive Southern writer in the vein of Harper Lee is appealing to fans, but she insists that she does have a social life. She sees movies with friends when she needs a break from writing, she&rsquos still pals with Ellis (although she doesn&rsquot see him often, because he&rsquos mostly in L.A. and she never goes there), and she has been a guest at several of Didion&rsquos holiday parties.

Still, there is an undeniably secretive, enigmatic quality to Tartt, something almost otherworldy. She acknowledges this, and perhaps fosters it a bit, noting that she finished her first two books on the same date&mdashApril 24&mdashexactly 10 years apart, and that was also the date she chose to kill off the main character in her first book.

She says she knows she&rsquos on the right track toward a completed novel when all sorts of strange coincidences start taking place. The latest such coincidence is that Fabritius&rsquos Goldfinch is coming to the Frick Collection, in New York City, from its home in the Mauritshuis, in the Hague, for its first United States visit in 10 years. The exhibition, it turns out, opens on October 22, the pub date of Tartt&rsquos book.

After completing a small handful of interviews to promote it&mdashthe first she&rsquos done in a decade&mdashTartt no doubt will again disappear. &ldquoOnce The Goldfinch is safely out in the world and established, I will leave it out there to fend for itself,&rdquo she says, &ldquoand go back to my desk.&rdquo


Fordham was built by Bath Iron Works, Bath, Maine, United States. She was launched on 3 January 1930. [1] The ship was built for F. J. O&aposHara & Sons, Inc., Boston, Massachusetts. [2] Fordham was acquired by the United States Navy on 19 September 1940. [1] She was converted to a minesweeper at Bethlehem Atlantic Yard, Boston, and commissioned at Boston Navy Yard 30 January 1941, Lt. Comdr. W. R. McCaleb in command. [2]

World War II service

Jilguero was first assigned to Inshore Patrol Force, 1st Naval District, then shifted her operations to Chesapeake Bay, where she conducted minesweeping operations off Norfolk and Yorktown, Virginia. Reporting to Newport, Rhode Island, 1 July, Jilguero joined Squadron 9 for minesweeping operations ranging from Argentia, Newfoundland, to Norfolk. She became flagship of the Squadron 29 September at Portland, Maine. [2]

Transferred to duty in Newfoundland, Jilguero based her operations during the period 1 December 1942 to May 1944 at Fort McAndrew and Argentia, Newfoundland, constantly patrolling for mines to protect merchant shipping and warships alike as they plied those waters. [2]

Decommissioning

She arrived Boston June 1944 for conversion to civilian use as a commercial trawler and decommissioned 18 August 1944. Delivered to the Maritime Commission, Jilguero was sold 9 January 1946 to the Norwegian Shipping and Trade Commission of New York. [2]

Post-war service

She reverted to her original name of Fordham. In 1949, she was renamed Titus. In 1962, [1] she was sold to Christensen Canadian Enterprises, [3] renamed Beater, [1] and placed under the management of Karlson Shipping. The Code Letters VOXF were allocated. Her port of registry was St. John&aposs, Newfoundland. Beater was used in the sealing trade. On 7 October 1962, she was wrecked at New Harbour, Nova Scotia, Canada by Hurricane Daisy. [3]


American Goldfinch

The brightly colored male American goldfinch is especially recognizable. The American regularly visits seed feeders, particularly in the east. It is often very gregarious, especially during the nonbreeding season, when it flocks to roadsides and brushy fields to feed on thistle and sunflowers. It is often heard in flight, giving distinct flight calls. Polytypic (4 named ssp. differences slight). Length 5".

A relatively large carduelid. Breeding male: unmistakable. Body entirely bright lemon yellow with white undertail coverts. Jet black cap. Black wings with yellow lesser coverts and narrow white tips to greater coverts, forming 2 white wing bars along with white edging to the tertials. White inner webs to most of the tail feathers. Pink, conical bill. Breeding female: very different from male. Underparts very yellow with white undertail coverts, while upperparts, including head, olive green. Lower wing bar buffy and quite wide. Tail feathers with white tips and inner webs. Bill pinkish. Winter male: cinnamon brown above and on breast and flanks, with white lower belly and undertail coverts, yellowish wash on throat and face, and muted black on forehead. Wings more boldly patterned. Yellow lesser coverts. Wide, whitish lower wing bar. Bill darker than in breeding season. Winter female: mostly drab gray body with black wings and 2 bold buffy wing bars. White undertail coverts and edging to tail feathers. Dark bill. Immature male: black on forehead reduced or lacking. Lesser coverts duller. Juvenile: resembles adult female. Unstreaked.

The male is unlike any other finch in North America the Wilson’s warbler is the only other bright yellow species with a black cap, but it does not have the finchlike bill or the bold wing pattern of the American. All other plumages can be separated from the lesser goldfinch by their bolder wing pattern and white undertail coverts. The female Lawrence’s goldfinch is gray like a nonbreeding adult female American, but note the American’s wider, buffier wing bars and different pattern of white in tail. The call notes of the American are very distinct from those of the Lesser and the Lawrence’s.

Call: various, including per-chik-o-ree or a descending ti-di-di-di given mainly in flight. Song: a long series of musical phrases, often repeated randomly similar to the lesser. Not known to mimic other species.

Status and Distribution

Common throughout much of United States and southern Canada. Breeding: a variety of habitats, from weedy fields to open second growth woodland, and along riparian corridors, particularly in the West. Does not breed over much of southern third of United States. Winter: populations from northern third of breeding range migrate to southern United States and Mexico, augmenting resident populations throughout middle section of the United States.


Ver el vídeo: JILGUERO - Serie Nuestras Aves