13 objetos cotidianos de la América colonial

13 objetos cotidianos de la América colonial

No debería sorprendernos que las personas que vivían en las 13 colonias originales vivieran vidas más duras que los estadounidenses contemporáneos, sin el beneficio de las comodidades modernas. Pero los colonos aún encontraron formas de hacer su trabajo, ponerse un poco más cómodos e incluso divertirse. Desde implementos agrícolas hasta utensilios de cocina y juguetes, estos 13 objetos eran comunes en los hogares durante el período colonial.

Cubo de fuego

En los días previos a los departamentos de bomberos, toda la comunidad tenía la tarea de apagar incendios. Pocas casas no tenían un cubo de fuego, hechas de cuero pesado y mantenidas junto a la puerta principal. La gente se alineó y pasó los baldes llenos de agua de mano en mano para apagar el fuego; Los cubos vacíos se devolvieron a lo largo de la línea para volver a llenarse.

Mayal

Esta importante herramienta agrícola consistía en dos palos de madera, un mango largo y un palo más corto conocido como swingle o swipe, unidos por una correa de cuero, una cuerda o una cadena corta. Los agricultores coloniales usaban mayales para batir o "trillar" el trigo y otros granos con el fin de quitar las semillas y las cáscaras.

Velas de arándano, sebo y aceite de ballena

En los días previos a la electricidad, las velas eran un elemento fijo en las casas coloniales. Mucha gente hizo sus propias velas hirviendo bayas del arbusto de arándano y quitando la cera espesa y verdosa de la parte superior. Los agricultores y cazadores también recolectaban y ahorraban grasa de animales para hacer velas de sebo. Pero las velas más brillantes, duraderas (y más caras) estaban hechas de espermaceti, un material ceroso que se encuentra en la cabeza de un cachalote.

Tarjetas de lana

La mayoría de los colonos no tenían acceso (o no podían permitirse) telas prefabricadas, por lo que hacían las suyas propias, a menudo con lana de oveja. Una parte clave de este proceso fue el cardado, que consistía en tirar de las fibras de lana hacia adelante y hacia atrás entre dos tablas (tarjetas) delgadas y rectangulares cubiertas con dientes de alambre. El cardado eliminó los enredos y se aseguró de que toda la lana mirara en la misma dirección, lo que facilita el hilado en hilo.

LEER MÁS: ¿Cómo era la vida en Jamestown?

Abecedario

Aunque muchos niños aprendieron a leer y escribir de sus padres o ministros locales, y otros recibieron una educación más formal, eso no se consideró necesario para las niñas. Muchos niños de la época colonial aprendieron el alfabeto, los números y otros conceptos básicos (como el Padrenuestro) usando un libro de cuernos, una hoja de papel montada en una tabla de madera, cuero o hueso, y cubierta por una delgada tira de cuerno transparente.

Dechado

Ninguna joven bien educada en la América colonial estaría sin su muestrario, la omnipresente pieza de tela bordada en la que practicaba las habilidades básicas de la costura. Los muestreadores iban desde letras y números simples hasta poemas, registros familiares y elaboradas representaciones de escenas religiosas o pastorales.

Molinete

Sin juguetes manufacturados o electrónicos, muchos niños jugaban con juegos y juguetes hechos con materiales comunes que se encuentran en la casa. La perinola era un simple juguete giratorio hecho de un disco circular (hecho de hueso, arcilla o incluso un botón de repuesto) con una cuerda en el centro. Tirando de la cuerda con fuerza y ​​soltándola, los niños podrían hacer que el remolino zumbara y zumbara.

Almohadilla perfumada

Este truco para hacer que las casas huelan bien en realidad se remonta a la Europa medieval; su nombre proviene del francés pomme d’ambre, que significa "manzana de ámbar". Una pieza de fruta, generalmente una naranja, se tachonaba con clavo de olor y se frotaba con aceites y especias para darle un toque extra de fragancia. Los pomanders a menudo se colgaban de cintas y se usaban como decoración, especialmente durante las vacaciones.

Bandeja de calentamiento

Las casas de la época colonial podrían hacer un frío brutal en el invierno. Antes de acostarse, la gente a veces calentaba las sábanas llenando estas cacerolas circulares de metal con carbón, metiéndolas en sus camas y moviéndolas rápidamente hacia adelante y hacia atrás para evitar quemar las sábanas. Cuando no se usaban, las cacerolas calentadoras solían colgarse junto a la chimenea de la cocina.

Bodega de sal

En muchas mesas coloniales, el salero, o "sal de pie", servía como pieza central. En una tradición traída de la Europa medieval, el salero también indicaba el estatus de los comensales: los que estaban sentados “sobre la sal” (cerca del final de la mesa donde se sentaban el anfitrión y la anfitriona) eran los invitados de honor. Los niños y los invitados menos importantes se sentaron en el medio o en el otro extremo de la mesa, o "debajo de la sal".

LEER MÁS: 7 eventos que enfurecieron a los colonos y llevaron a la revolución estadounidense

Pinzas de azúcar

El azúcar, un lujo relativo en ese momento, a menudo se vendía en panes o conos que podían pesar hasta 10 libras cada uno. Esta herramienta, también conocida como tijeras para azúcar o cortadores de azúcar, permitía a las personas cortar pequeños trozos de los conos para mezclarlos con el té o molerlos con un mortero y un mano para hacer azúcar granulada.

Zanjadora

A la hora de poner la mesa colonial, uno de los objetos más importantes fue el plato. Estos platos de madera gruesos y rectangulares tenían espacios huecos en el medio para la comida. Los colonos comían directamente de los platos simples, a menudo con las manos, ya que los utensilios (distintos de las cucharas) no se volvieron comunes hasta el siglo XVIII.

Reloj de sol

Los relojes eran escasos en la América colonial. En cambio, la mayoría de la gente confiaba en el sol para decir la hora. Para rastrear el sol mientras se movía por el cielo de este a oeste, usaron relojes de sol. Estos antiguos dispositivos indicaban la hora mediante la sombra de un puntero proyectado por el sol sobre una placa de metal marcada con las horas, y eran casi tan precisos como los relojes mecánicos del día. Alternativamente, las personas rayarían marcas en el alféizar de una ventana o en el umbral, indicando la posición del sol al mediodía.


Cómo involucrar a los estudiantes en el pensamiento histórico utilizando objetos cotidianos

Pedir a los estudiantes que examinen sus propias posesiones desde la perspectiva de un historiador en el futuro les ayuda a agudizar sus habilidades analíticas.

Los estudiantes de estudios sociales regularmente consideran el pasado a través de su cultura escrita y material, ya sea que eso signifique sumergirse en la vida cotidiana en la América colonial a través de cartas o examinar monedas antiguas para comprender mejor la expansión del Imperio Romano.

Los estudiantes pueden aprender mucho sobre el trabajo de los historiadores aplicando este enfoque a elementos de su propia vida diaria. Descubrí que si les recuerdo a mis estudiantes que en el futuro, nuestras vidas y nuestra cultura se reconstruirán de manera similar, estarán intrigados y si los desafío a imaginar lo que un estudiante dentro de 100 o 200 años podría inferir. cuando examinan un artefacto contemporáneo, están ansiosos por ponerse a trabajar.

Puede parecer un enfoque poco ortodoxo, pero una y otra vez, mis estudiantes han analizado sus propios artefactos dentro de este marco histórico y han sido empujados a pensar de nuevas formas, tanto creativa como conceptualmente. Esta actividad encaja en una variedad de planes de estudio, ya que hace que los estudiantes practiquen la evaluación de artefactos para que puedan hacer hipótesis sobre una sociedad a partir de su cultura material y sopesar cómo las diferentes interpretaciones de los objetos históricos pueden moldear nuestra comprensión del pasado.

Paso 1: Explique qué son los artefactos

"Un artefacto", según National Geographic, “Es un objeto hecho por un ser humano. Los artefactos incluyen arte, diarios, herramientas y ropa hecha por personas de cualquier época y lugar ".

Cuando presente esta actividad a sus alumnos, enfatíceles cuántos objetos caen bajo el paraguas de "artefacto". Instrumentos musicales, material escrito, utensilios de cocina, útiles escolares, joyas y ropa deportiva son todos artefactos.

Los estudiantes pueden beneficiarse al observar ejemplos que subrayan cómo los historiadores pueden sacar conclusiones importantes de prácticamente cualquier ejemplo de cultura material. Indique a los estudiantes los artefactos de los museos, como los que se exhiben en el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana. La cerámica griega antigua y los sarcófagos egipcios son artefactos, pero también lo son los objetos que se encuentran en el Museo Nacional de Videojuegos, el Museo Neon de Las Vegas y el Museo Internacional del Banano, que cuenta con “25,000 artículos e imágenes relacionados con el banano”.

Paso 2: comparta cómo analizar artefactos

Una vez que los estudiantes se sientan cómodos con la definición, revise cómo los historiadores y arqueólogos analizan los artefactos.

Los Archivos Nacionales alientan a los estudiantes a decidir primero de qué está hecho un artefacto antes de hacer una serie de preguntas que incluyen lo siguiente:

  • ¿Quién lo usó? Enumere las razones por las que cree que sí. & # 13
  • ¿Para qué se usaba? Enumere las razones por las que cree que sí. & # 13
  • ¿Qué te dice esto sobre las personas que lo hicieron y lo usaron? & # 13
  • ¿Qué te dice sobre la tecnología en el momento en que se hizo? & # 13

De manera similar, la Biblioteca del Congreso ofrece consejos para examinar todo tipo de fuentes primarias, además de proporcionar una herramienta de análisis útil.

Paso 3: Haga que los estudiantes elijan e investiguen un artefacto

Pida a los alumnos que elijan un artefacto de su vida personal. Pueden traerlo a la escuela o enviar una imagen si está enseñando de forma remota.

La siguiente parte es la más difícil y requiere algo de imaginación. Pida a los estudiantes que hagan de cuenta que son un investigador, arqueólogo o estudiante en el futuro realizando un análisis detallado del artefacto en cuestión, y pídales que respondan las siguientes preguntas sobre el artefacto:

  • Cual es su significado? & # 13
  • ¿Cómo ejemplifica la cultura de 2021? & # 13
  • ¿Qué sugiere sobre la sociedad de principios del siglo XXI? & # 13
  • ¿Qué dice sobre la tecnología del 2021? & # 13

Este ejercicio exige que los estudiantes realicen varios saltos cognitivos. Primero, deben considerar cómo será la vida dentro de muchos años. En segundo lugar, tienen que analizar su propio artefacto como una persona que vive en el futuro que imaginaron. ¿Qué pensaría esa persona del mundo en el que vivimos? Relacione esto con el plan de estudios de las siguientes maneras:

  • Asigne una respuesta escrita en la que los estudiantes deben sacar conclusiones basadas en evidencia. & # 13
  • Pida a los alumnos que editen las conclusiones de otros alumnos, prestando mucha atención a la forma en que se respaldan las afirmaciones. & # 13
  • Evalúe cómo las diferentes interpretaciones del artefacto podrían moldear la forma en que se hace la historia. & # 13
  • Considere lo que podría decir el artefacto sobre los sistemas de creencias, el comercio, la tecnología o las organizaciones sociales. & # 13

Paso 4: Analicen los artefactos juntos en clase

Una vez que los estudiantes han reunido y analizado sus propios artefactos, les pido que compartan los artefactos con la clase (físicamente si estamos en un aula o mediante una imagen cargada en el tablero de discusión si estoy enseñando de forma remota) y les pido que analicen otra artefacto del estudiante de la misma manera que analizaron el suyo.

Mientras reviso las imágenes y los comentarios en tiempo real, pido a los estudiantes que expliquen con más detalle lo que dice su propio artefacto sobre la sociedad o que amplíen su análisis del artefacto de otra persona. Cuando no estaba enseñando de forma remota, también llevaba a mi clase a dar un paseo por la escuela y les pedía que analizaran objetos cotidianos, como carteles en los pasillos, letreros para los próximos eventos escolares, trofeos, murales y recursos del aula, con el ojo de un arqueólogo que los ve por primera vez.

Algunos de los objetos cotidianos que mis estudiantes han identificado como sus artefactos fueron un álbum de fotos familiar, un iPad proporcionado por la escuela y un árbol de Navidad, lo que llevó a sus compañeros a hacer inferencias no solo sobre el estudiante al que pertenecía el artefacto, sino también sobre el sociedad y cultura en general. Estas discusiones iban desde la competencia tecnológica y socioeconómica de una escuela capaz de proporcionar dispositivos uno a uno hasta lo que un árbol de Navidad podría decirnos sobre costumbres religiosas o seculares.

En un entorno virtual, el análisis de artefactos puede servir como una actividad de apertura o cierre (para este último, utilícelo como una tarjeta de salida o una publicación de discusión final). Para abreviar el ejercicio, pida a los estudiantes que respondan una o dos indicaciones sobre un artefacto contemporáneo y hagan inferencias sobre su propia cultura desde un punto de vista diferente.

La actividad puede incluso relacionarse con eventos actuales. Tenemos carteles en la escuela pidiendo a los estudiantes que "usen una máscara". Comparta algo como esto con los niños. Si un investigador encontrara este artefacto en un museo dentro de unos años, ¿qué pensaría?

Cuando trabaje con artefactos, considere la posibilidad de incorporar la tecnología de David Macaulay Motel de los misterios, un libro infantil humorístico sobre un arqueólogo del futuro que descubre una habitación de motel estadounidense de 1985 e intenta comprender sus artefactos (asume que la televisión, por ejemplo, es un altar).

Para fomentar el trabajo de alto nivel y la responsabilidad, utilice una rúbrica con objetivos claros. Por ejemplo, puede solicitar un análisis que incluya hacer una inferencia con respecto a la tecnología. Haga su propio análisis y muestre a la clase, o comparta trabajos ejemplares para que los estudiantes sepan lo que se les pide. Las plantillas que ofrecen los Archivos Nacionales y la Biblioteca del Congreso también ayudan a los estudiantes a mantenerse encaminados. Para disuadir a los estudiantes de hacer un análisis superficial, bríndeles preguntas específicas que responder u objetivos de aprendizaje que cumplir.


Cultura material

El estudio de la cultura material combina arqueología e historia social. La cultura material utiliza un enfoque de microhistoria para comprender el pasado. Al estudiar el significado de la sala de estar en la Nueva Inglaterra del siglo XVIII, uno puede aprender sobre las fuerzas sociales de la época. Henry Glassie y Lorraine Daston explican la cultura material a nivel general. Sus obras sirven como punto de partida básico para el estudio de la cultura material. En ambos trabajos, los autores explican por qué los elementos tienen cierto poder y cómo los elementos llegan a ese estado.

  • Glassie, Henry. Cultura material. Bloomington: Indiana University Press, 1999.
  • Daston, Lorena. Cosas que hablan: lecciones objetivas del arte y la ciencia. Nueva York: Zone Books, 2004.

Bill Brown, profesor de inglés en la Universidad de Chicago, presenta su & # 8220Thing Theory & # 8221 en su trabajo Cosas. Su trabajo proporciona una mirada analítica a los procesos que rodean la cultura material. Brown declara su propósito de estudio de la cultura material en su página de la facultad de la Universidad de Chicago. “Me pregunto cómo los objetos inanimados permiten que los sujetos humanos (individual y colectivamente) se formen y se transformen. ¿Cómo intentan las personas estabilizar el & # 8216significado & # 8217 de sus vidas a través del acto de coleccionar? ¿Qué papel juegan los objetos en la formación de la subjetividad de género, sexual, étnica y nacional? ¿Cómo son las formaciones subculturales (o proyecciones de formas culturales) mediadas por objetos? & # 8221

Dick Hebdige mira lo que no vemos.

El trabajo de Dick Hebdige & # 8217's Hiding in the Light: On Images and Things analiza las imágenes de la cultura popular y el significado más profundo detrás de estas imágenes. Se analizan anuncios, fotografías y documentales que revelan lo que se esconde a simple vista pero que a menudo pasa desapercibido. Este libro es una introducción apropiada a la cultura material debido a la familiaridad con el tema.


Los niños que iban a la escuela iban todo el día desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde seis días a la semana. Las niñas dejaron de ir a la escuela en la secundaria. Aquellos niños que terminaron de aprender New England Primer podrían ir a otra escuela o ir a trabajar. Algunos niños de tan solo 11 años con padres adinerados podrían ir a la universidad.

Los estilos de vida de los niños en la América colonial eran diferentes según el lugar donde vivían. Hubo enfermedades que mataron a muchos familiares de niños en todas las colonias, pero algunos estaban peor que otros. En Plymouth, solo uno de cada cuatro niños murió antes de llegar a la edad adulta. Pero en el área de Chesapeake, más de la mitad de las familias habían perdido a sus hijos. Chesapeake era un área muy húmeda que permitía que enfermedades como el cólera y la malaria se propagaran desenfrenadamente, a veces matando a familias enteras a la vez. Los niños pequeños a menudo tenían que irse a vivir con parientes lejanos.


Centro de Recursos

Bienvenido al sitio web del Centro de recursos de cultura material del siglo XVIII. Este pequeño proyecto nuestro fue creado para servir a la comunidad como una biblioteca de referencia para el estudio de los objetos cotidianos utilizados por los habitantes de América del Norte, su madre patria, Inglaterra, y aquellos países de Europa Continental que, de una forma u otra, tenían un impacto en las 13 colonias británicas en América del Norte entre los años 1600 a 1785.

El material presentado en este "Enciclopedia virtual" es solo para FINES EDUCATIVOS. No hemos recibido ninguna ganancia financiera por este esfuerzo. Agradecemos a los innumerables museos, bibliotecas, casas de subastas y coleccionistas privados de todo el mundo por poner su material a disposición del público para que podamos clasificarlo y presentárselo en nuestras presentaciones de diapositivas. ESTAS PRESENTACIONES DE DIAPOSITIVAS SE ENCUENTRAN EN LA PARTE INFERIOR DE ESTA PÁGINA. Hemos hecho todo lo posible para acreditar a cada una de estas maravillosas instituciones lo mejor posible, pero si encuentra un error en alguna lista, háganoslo saber. Apoye estos recursos visitándolos en persona o en línea. Después de todo, para apreciar verdaderamente un artefacto original, es necesario examinarlo "en carne". Aquí en el Centro de Recursos de Cultura Material del Siglo XVIII también estamos tremendamente agradecidos con nuestros muchos amigos y colegas personales en la Comunidad de Historia / Historia Viva que han compartido con nosotros sus maravillosas investigaciones e ideas a lo largo de los años para hacer todo esto posible.

Esperamos que disfrute de su experiencia virtual del siglo XVIII con nosotros. Estamos constantemente agregando nueva información a este sitio, así que vuelva a menudo. Si desea enviarnos un mensaje, hágalo visitando nuestra página de Facebook. Nos encantaría saber de ti.

¡Gracias por su apoyo!

¡Contáctenos o síganos en FACEBOOK!

Doy clases de Historia, Gobierno y Economía en Arizona. Este fin de semana hice una presentación en nuestra Conferencia Estatal Anual de Estudios Sociales sobre las "fuentes primarias" del siglo XVIII para el aula e incluí su sitio de Facebook en mi presentación. ¡Les mostré la increíble colección de imágenes que habéis reunido y espero que algunos de mis compañeros os ayuden a superar los 3000 me gusta! ¡Excelentes materiales! Mientras reviso las numerosas publicaciones, siento que estoy de regreso en un momento al que pertenezco. ¡pero luego la realidad! ¡Gracias de nuevo!


En el trabajo, a menudo busco recursos relacionados con la historia estadounidense temprana, muchos de los cuales están ahora en línea (¡y son gratuitos!) Para que todos los disfruten. Algunos de ellos están más relacionados con el tema de los espías de la Guerra Revolucionaria que otros. Aquí están algunos de mis favoritos:

Fundadores en línea

Una base de datos de búsqueda por palabra clave de más de 149.000 documentos transcritos de los documentos personales de seis principales padres fundadores: George Washington, Benjamin Franklin, John Adams (y su familia), Thomas Jefferson, Alexander Hamilton y James Madison. Cada conjunto de documentos personales ha sido meticulosamente transcrito por una importante institución académica. Este sitio web completamente gratuito e increíblemente fácil de usar es cortesía de los Archivos Nacionales y la Universidad de Virginia. Los documentos de Washington & # 8217 contienen muchas referencias al funcionamiento del Culper Spy Ring. ¡Intente buscar un nombre familiar del programa y vea lo que encuentra!

Centro de recursos de cultura material del siglo XVIII

El Centro de Recursos de Cultura Material del Siglo XVIII es un tesoro de información visual sobre las “cosas” de la vida cotidiana en la América Colonial: ropa, herramientas, artículos para el hogar y más. Sus organizadores han pasado años recopilando imágenes de todos los rincones de Internet, agrupándolas por tema y reuniéndolas en cientos de documentos (“presentaciones de diapositivas”). Lo mejor de todo es que utiliza ÚNICAMENTE fuentes primarias, ya sean fotos de artefactos reales o imágenes auténticas del siglo XVIII (como pinturas y grabados en madera).

Si aún no está familiarizado con este período histórico, es posible que todos estos & # 8220datos sin procesar & # 8221 le parezcan un poco abrumadores, ya que estas presentaciones de diapositivas brindan poco o ningún contexto o interpretación sobre los elementos que contienen. ¡Así que tenga cuidado de no hacer generalizaciones sobre los objetos que ve aquí! Piense en este recurso como una sala de almacenamiento trasera de un museo de historia en línea: contiene miles de elementos de períodos correctos que están cuidadosamente organizados e identificados, pero no se proporciona una explicación para muchos de ellos. Sin embargo, si está buscando ejemplos de ropa auténtica y objetos cotidianos del siglo XVIII, este es un excelente lugar para comenzar.

Base de datos de mapas históricos @ MAGIC (Universidad de Connecticut)

El Centro de Mapas e Información Geográfica de Bibliotecas de la Universidad de Connecticut (MAGIC) ha subido docenas de hermosos mapas históricos de alta resolución para que el público los vea y descargue gratis. Su colección está sesgada hacia mapas de Connecticut y el noreste de Estados Unidos, aunque también tienen mapas excelentes de otras regiones de Estados Unidos y Europa. Hay muchas bellezas del siglo XVIII aquí, incluidos varios mapas del área de Long Island Sound que son directamente relevantes para los lugares representados en TURN. Este sitio es uno de mis secretos favoritos poco conocidos de Internet. (El encabezado de este blog es un detalle de un mapa de 1789 en la colección en línea de MAGIC & # 8217).


Poblando la nación en expansión, 1776-1900

Los habitantes de la nueva nación eran diversos y lo serían aún más con la expansión hacia el oeste, la importación de africanos esclavizados, la incorporación y conquista de tierras y pueblos, y el aumento de la migración y la inmigración. Con pocas restricciones a la inmigración estadounidense hasta finales del siglo XIX, llegaron pueblos de Europa, América y Asia en busca de tierras y oportunidades económicas. La Guerra Civil puso a prueba la fuerza de la Unión y resultó en un compromiso renovado con el ideal de una nación.

Esta sección cuenta historias de personas que vinieron a los Estados Unidos y las que ya estaban aquí, ilustrando los desafíos que enfrentaron al negociar su lugar en la nación en expansión.


Pinturas de los siglos XVIII y XIX: descripción general

Randolph Delehanty, Arte en el sur de Estados Unidos: obras de la colección Ogden (Baton Rouge: Prensa de la Universidad Estatal de Luisiana, 1996).

Donald D. Keyes, George Cooke, 1793-1849, catálogo de la exposición (Atenas: Museo de Arte de Georgia, 1991).

Mary Levin Koch, "El romance del paisaje estadounidense: el arte de Thomas Addison Richards", Boletín del Museo de Arte de Georgia 8 (invierno de 1983).

Donald B. Kuspit y col., Pintura en el sur, 1564-1980, comp. David S. Bundy, catálogo de la exposición (Richmond: Virginia Museum, 1983).

Sociedad Nacional de Damas Coloniales de América en el Estado de Georgia, Primeros retratos de Georgia, 1715-1870 (Atenas: University of Georgia Press, 1975).

Barbara Novak, Pintura estadounidense del siglo XIX: realismo, idealismo y la experiencia estadounidense, 3d ed. (Nueva York: Oxford University Press, 2007).

Jessie Poesch, El arte del viejo sur: pintura, escultura, arquitectura y productos de artesanos, 1560-1860 (Nueva York: Knopf, 1983).

Jane Webb Smith y col., El legado de Georgia: historia trazada a través de las artes, catálogo de la exposición (Atenas: Museo de Arte de Georgia, 1985).


Informe sobre & # 8216Servants & # 8217 Pasts & # 8217, 2nd International Conference, Berlín, abril de 2018

Este es un informe detallado a modo de panel sobre nuestra conferencia recientemente concluida en Berlín. Pronto también aparecerá una más corta.

Informe de la conferencia

Este informe ofrece detalles de la segunda conferencia internacional de tres días sobre "Pastas de sirvientes" que tuvo lugar del 11 al 13 de abril de 2018 en la Humboldt Universität, Berlín. La conferencia fue parte del proyecto financiado por el Consejo Europeo de Investigación, “Historia de los sirvientes domésticos en la India colonial”, ERC-Stg DOS, 640627.

La conferencia reunió a alrededor de 45 académicos, estudiantes de posgrado y público en general interesado en las cuestiones y temas relacionados con el servicio doméstico. La conferencia estuvo repleta de presentaciones formales, paneles de discusión y diálogos informales destinados a abordar las lagunas en la historiografía sobre el trabajo doméstico y los sirvientes domésticos en la Asia meridional moderna y moderna.

Bienvenida y declaraciones de apertura, 11.04.18

Nitin Sinha, después de hacer las declaraciones de apertura, destacó la importancia del proyecto de investigación "Servidores domésticos en el sur de Asia colonial" alojado en Leibniz-Zentrum Moderner Orient y Re: work (ambos en Berlín) y brindó un breve resumen del alcance del proyecto y objetivos. Mencionó brevemente su propio enfoque de investigación, que son las historias de los sirvientes domésticos en la India de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Luego presentó a Nitin Varma, quien en este proyecto es un candidato postdoctoral y ha estado trabajando en la historia de los sirvientes domésticos de fines del siglo XIX y principios del período poscolonial. Terminó su nota de bienvenida enfatizando la necesidad de comprender las asociaciones y desarrollos a largo plazo de términos, conceptos y prácticas arraigados en el pasado social del sur de Asia, especialmente aquellos que se relacionan con formas de servicio y servidumbre.

Panel 1: Sirvientes, esclavos, comerciantes y realeza I

Sweta Singh en su artículo investigó el papel y la posición de los sirvientes y esclavos dentro de la comunidad judía dispersa por el Mediterráneo y la región de Malabar desde 1000 hasta 1300 E.C. El periódico exploró cartas escritas por los comerciantes judíos que se movían con un séquito de esclavos y sirvientes. Destacó el papel crucial que desempeñan los sirvientes dentro y fuera del ámbito doméstico ayudando a las actividades comerciales de los comerciantes.

Neha Vermani avanzó la discusión sobre las relaciones amo / sirviente enfocándose en las prácticas de consumo de alimentos en las cortes de Mughal. los sufrajis (oficiales y hombres que manejaban matbakh y proporcionaron comida) que sirvieron en las cortes de Mughal se esperaba que fueran personas rectas para el trabajo, que mostraran sabiduría, honestidad y lealtad. Se centró en la arquitectura, organización y funcionamiento de matbakh (cocina imperial) que era un espacio de contacto donde se promulgaba y reproducía la relación amo-sirviente. Ella mostró cómo la comida se convirtió en el medio a través del cual el sirviente entraba en contacto con el cuerpo del amo. El documento subrayó las prácticas cotidianas y el funcionamiento de matbakh que dio forma a la relación amo-sirviente.

Panel 2: Sirvientes, esclavos, comerciantes y realeza II

La primera presentación de Lubna Irfan comenzó con un debate histórico sobre la presencia de la clase media en la India mogol. Al ubicar su investigación dentro de este debate, Irfan intentó identificar las "contrapartes de los sirvientes actuales en el tejido social indio medieval". Su artículo se centró en la clase servil que servía al rey y a la realeza. Las sirvientas se dividieron en tres categorías, las sirvientas (Sahelis), los sirvientes varones (incluidos esclavos y chelas) y los eunucos (khwaja saras). El artículo de Irfan resume en gran medida la naturaleza del servilismo y la importancia de los sirvientes en la vida del amo en la India mogol.

El siguiente panelista, Nicolas J. Abbot, se centró en los discursos en competencia sobre los eunucos y las masculinidades en el reino de Awadh (1722-1856). El documento se centró en cómo las autoridades coloniales y los miembros de la dinastía real fomentaron un consenso compartido sobre los eunucos y su afeminamiento. Estos discursos, sin embargo, diferían de la forma en que los eunucos se describían a sí mismos como padres ideales y cabezas de familia. Mientras los hombres y mujeres de Awadh se burlaban de sus cuerpos y percibían afeminaciones, los eunucos intentaban constantemente reclamar la masculinidad y la paternidad de élite. Estos discursos y disputas eventualmente desafiaron la legitimidad y autonomía económica de los eunucos y debilitaron la dinastía con el tiempo.

Rochisha Narayan, en yuxtaposición a la metanarración de Abbot, se concentró en desarrollar un relato narrativo de Ummat Bahu, una matriarca y viuda de Bishamber Pandit, quien junto con su hermano Beniram Pandit adquirió una enorme riqueza como consecuencia de sus servicios como intermediarios en el Este inglés. Compañía de la India en el norte de la India. La historia de Ummat Bahu de Benarés mostró efectivamente cómo un viudo intentó negociar con los amos coloniales para retener su propiedad. Bahu, desplegó dos métodos para defender sus derechos, por un lado recordó al estado colonial el leal servicio que ella y su familia habían prestado para promover los intereses de la empresa, y por otro lado el deber y las obligaciones que tenía que cumplir hacia sus sirvientes y sirvientes, lo que requería que ella poseyera la propiedad.

Panel 3: Regulación y trabajo doméstico

Akanksha Singh inició el tercer panel con su presentación que exploró la ambivalencia expresada hacia los sirvientes domésticos tanto en el ámbito público como en el privado en la India colonial. Sostuvo que dentro de la casa burguesa, los sirvientes eran a la vez valorados y temidos. Fueron valorados porque eran los marcadores del estatus de clase, pero también temidos por sus potencialidades subversivas. En general, a los sirvientes no se les arrogó una sola definición. Había varios términos que a menudo se superponían para describir la servidumbre doméstica. La esclavitud, el trabajo asalariado y la servidumbre por deudas se utilizaron para describir el mismo fenómeno.

Prinisha Badassy comenzó su presentación identificando brechas en la historia de los trabajadores y sirvientes domésticos indios en Sudáfrica. Ella argumentó que las historias personales y los relatos individuales faltan en gran parte de las narrativas históricas existentes. El documento se centró en los casos de delitos de violación y agresiones indecentes presentados contra sirvientas domésticas indias en Natal entre 1880 y 1920. Estos casos mostraron cómo la sexualidad de las mujeres blancas estaba estrictamente regulada, lo que hizo que la esfera doméstica fuera aún más significativa al convertirse en una zona de conflicto. contacto por tensiones raciales, pero también por relaciones sexuales abiertas y romance.

Fae Dussart en su artículo analizó el uso de la violencia en la esfera doméstica en los hogares coloniales para mantener el control colonial. Sostuvo que las relaciones dentro de la esfera privada se convirtieron en una forma de negociación entre los colonizadores anglo-británicos y el gobierno. La casa colonial, así imaginada, se convirtió en una frontera, donde el poder y el control eran fundamentales. Ella narró la historia de un syce, que murió como resultado de una violenta golpiza por parte de un empleador británico. La muerte de un syce, argumentó Fae, no debería verse como un accidente, sino que dicha violencia fue fundamental para mantener la autoridad colonial fuera de la esfera privada también.

Panel 4: Castas de alimentos

El primer panelista, Vidhya Raveendranathan, problematizó el enfoque abierto en los mercados de granos y los bazares en la India colonial temprana. Sostuvo que los esfuerzos de la Compañía para regular los mercados de productos como la carne, la nuez de betel y el alcohol fueron básicamente intentos del poder soberano de proteger a sus ciudadanos de la corrupción desenfrenada de los sirvientes domésticos. Al mirar el espacio del bazar, el periódico buscaba señalar dos puntos principales. En primer lugar, el espacio del bazar ofrecía ciertas posibilidades para que los sirvientes domésticos marginados perturbaran las relaciones jerárquicas de poder del hogar. En segundo lugar, los bazares constituyeron el sitio de la ruptura de las fronteras raciales, que fue más evidente en el caso de las tabernas y las tiendas arrack. Colonial anxieties were expressed regarding the corrupting influences of servants in either supplying spurious alcohol or breaching the ideological and inviolable space of the cantonment in Madras.

Salma Wasi’s paper looked at the role of cooks in the British army from 1900 to 1946. She used 1900 as the starting point to index two broad changes: One the elimination of native cooks from the service of the British army and two the enrollment of remaining cooks (langries) and water carriers (bhistees) under the army regulations. By looking at the caste and communal identities of cooks as well as their experiences, she tried to trace the processes that contributed to the menialisation of the cook as well as their role in providing the necessities of the soldiers at multiple fronts. She argued that the inferior status ascribed to the cooks in the military was also replicated within the bungalows where the cooks served the white masters.

Carolyn Steedman began her keynote by qualifying her focus in time and space and by doing so laid out the scope of its applicability. Her presentation focused on two cases of domestic servants in Britain who fought against their masters and parishes for their rights. In her case studies the legal consciousness of the domestics comes out in stark contrast to the cases presented before. Steedman argued that English domestic servants knew about the laws because they were about them. At the end of eighteenth century, contract had become a dominant means of regulating private relationships. This was a world of new possibilities the old age vassalage system had given way to new “freedoms” which existed, theoretically, between “independent persons”. Essentially, contract created superiority and power on the one hand and obedience and duty on the other hand.

Her presentation led to an intense discussion on the applicability of legal-regulative frameworks for doing the history of domestic servants in India as well as broadly on the question of imperial linkages, historians’ location and the attempts to hear and recover the dead voices from the past.

Second Day, 12.04.18

Panel 1: Male Domestics

Swapna Banerjee’s presentation focused specifically on the figure of domestic male servants in colonial India. She began her paper by taking cues from Ray and Qayum’s argument about the ability of the male domestic to speak about their ‘compromised masculinity’ and failure ‘to be men’ as their families expected them to be. By focusing on the colonial period, her paper based on literary sources, attempted to retrieve male domestic servants through their intimate labour that was constitutive of their manhood as well as their employers. To establish her point, she argued that employers represented servants in various ways in order to forge their own class and gender identities. Through the stories of male domestic subalterns such as Majam, Rupo and Raicharan, she looked at the middle-class and community formation in the colonial period.

Nassima Mekaoui further developed the subject of male domestics by recounting the case of Abdallah Benamuer in colonial Algiers around 1910. Benameur was an indigenous domestic servant of Sir Colombani, a coffee owner in Mostaganem. The case revolved around his complaint against Sir Masse, the chief of police in Mostaganem, for arbitrary arrest, illegal detention in the municipal jail, violence and assault. The paper showed how the police officials who were supposed to implement law, enjoyed impunity for their own actions. Benameur used his agency against the police chief by writing and pleading directly to the Minister of Justice. The ultimate denial of his case is not unexpected in the case, but the fact that he used the legal path to confront the assault he faced from the police chief brought out the servants’ agency and their capability to use the instruments of law.

Ritam Sengupta offered a historical account of the rise and demise of services of pankah-wallahs. He traced the manner in which the pankah wallahs became dispensable with changes in the material and technological advancement in colonial India. By referring to the slow demise of the pankah wallah, rather than a dramatic transformation by mechanical fans, the paper identified three phases in the industrialization of cooling and ventilation: First, he talked about the emerging colonial weather science that supported the push towards hiring more and more pankah-wallahs. Second, with time there was a huge standardization of pankah-wallahs’ labour, resulting in labour-shifts that continued 24/7. Third, the increase in the availability of labour resulted in cheap hiring of pankah-wallahs.

Panel 2: Bungalows and Jungle

John Basy Paul began his presentation by recognizing the bungalow as a space that had imperial roots. Nonetheless, it served as a refuge for the poor also. The missionary bungalows were instrumental in converting the natives and establishing Christian denomination in India. These bungalows needed servants to sustain its presence the jobs were to be carried out both within and without.

Tresa Abraham examined the representation of domestic servants in Behind the Bungalow (1889), a collection of papers written in the late nineteenth century on the subject of the Indian naukar by a colonial government servant, E. H. Aitken. The book was intended as an educational manual for griffins or new entrants into the city and informed them about the practices of hiring and maintaining servants. Abraham looked at the colonial attempts to reproduce the bourgeoise ideal of the English households in Bombay as well as the anxieties inherent in this project.

Ezra Rashkow in his presentation urged scholars to historically re-conceptualize jungles and forests. These spaces cannot be seen only as wild spaces rather were domesticated in the past by the colonizers during their hunting trips. The domestication of these places was essentially carried out by the labour provided by domestic servants to their colonizers. His paper effectively problematized the boundaries of domestic sphere by clearly showing how it can be extended to places where domestic labour was employed.

Panel 3: Mobile Intimacies

Swapna Banerjee chaired the third panel that included two panelists focusing primarily on issues related to female domestic servants. Satyasikha Chakraborty’s paper presented early twentieth century white European and American cultural representations of nursemaids across colonies and the American south. She focused primarily on African-American mammy, the South-Asian ayah, and the Indonesian baboe. To analyze cultural representations, she focused on pictorial representations in the form of postcards. Her analysis revealed remarkable similarities in the representations of these female caregivers. She contended that the pictorial representation of these female servants was mythical, desexualized and sentimentalized.

Raffaella Sarti’s presentation was dedicated to apprehending the power relations and cultural exchanges that materialized through the figure of white governesses in nineteenth and twentieth century Asia. She began by contextualizing the practice of hiring maidservants within Europe since the eighteenth century. The importance of nannies/in imparting the language and culture of dominant powers was a practice present in Europe as well. A case in point was Milan in the late eighteenth century under Austrian rule, where German-speaking nannies were highly sought after. For Sarti, the memoirs of housewives are an important source through which personal insights of hiring maidservants can be ascertained.

Discussion Panel

Nitin Sinha led the panel discussion. He began by summarizing the forms of sources that were used by different panelists, which included poetry, memoirs, postcards, personal diaries, novels, short stories, movies, and photographs. But before putting forward some questions for an open discussion, he emphasized the significance of mobility within the life cycle of servants, and how caste and gender identities inflected the masculinity and femininity of domestic servants.

Pankaj Jha broadened the discussion by urging the participants to look at historical continuities and transformations between early modern and colonial periods. He contended that by doing so the binary of colonizer and colonized will be problematized, as it has the potential to obfuscate a variety of relationships. While referring to pre-modern times, he added that the location, sources and contexts are significant for any analysis. Lastly, in the lack of any overt political will to regularize domestic work in India, he deliberated whether this political silence could itself become a methodological entry point for both historical analysis and understanding the contemporary.

Third Day, 13.04.18

Panel 1: Narratives, Imaginaries & Servants

Jana Tschurenev chaired the first panel of the last day that consisted of three panelists. The panel primarily focused on literary representations of domestic servants in different languages and regions of the world. Ruchika Sharma commenced the first panel presentation by introducing the figure of the duti in Sanskrit Riti Poetry. los duti was a domestic maid, a messenger between the hero and heroine as well as a confidante. By looking at courtly and erotic Sanskrit poetry, she analyzed the different forms of intimate labour practiced by the duti, her multiple and overlapping roles as the speaker/poet and listener/reader. Through literary representations of the duti, as the confidante, friend, advisor, messenger she tries to understand the different layers of relationships played out with the heroine and the centrality of her role in the poetic tradition.

.Dele Maxwell Ugwanyi shifted the focus away from India to Africa, which proved to be an interesting juxtaposition for the discussion between two similar yet different cases of colonial and postcolonial pasts. He highlighted the postcolonial reality of Africa, which is dominated by intercontinental migration. He argued that servants and slaves as different categories are necessarily a ‘semantic issue’. In his presentation, he tried to recapitulate how the “migrant metaphor” and “domestic servitude” are represented in the literary works of African writers.

The last presentation of the panel by Charu Gupta juxtaposed literary and vernacular representations of servants with legal and official sources in early twentieth century Uttar Pradesh. By doing so, she tried to connect the mundane social histories of middle-class domesticity in which everyday disciplining of servants played a crucial part, along with the court cases and legal trials where the servants acted autonomously speaking on behalf of their mistresses. In literary and vernacular didactic texts, male Hindu upper-caste publicists were vocal in instructing the mistresses about the need for punishments and exercise of power over servants, in order to discipline and educate them. In contrast, the selected legal and official sources showed servants as mediators and representatives of their mistresses in the public sphere thus indexing their multiple role.

Panel 2: Urdu Literature & Servants

This panel was chaired by Pankaj Jha, which brought forward the representations of domestic servants in various Urdu literary forms written primarily by middle-class Muslims. Ufaque Paiker’s paper focused on the eighteenth century Muslim zamindars dealing with their diminishing financial and material possessions. She argued that the atmosphere of decline and degeneration was so stark that a new genre of poetry called Shahr Ashob, meaning requiem of the declining city took its form. Simultaneously, a large number of memoirs by the Muslim Ashrafiya classes emerged. Through these literary forms, Paiker attempted to ‘listen to silences in representations of domestic servants’. Domestic servants served as a means through which Ashraf identity was constructed.

Christina Oesterfeld advanced the conversation by presenting texts dealing with social life in North Indian Muslim households of the second half of the nineteenth century. Her examination was primarily based on didactic tales, letters, guidebooks and an autobiographical narrative. She cautioned in the very beginning that the representations in the forms she analysed were primarily from the perspective of masters and that her textual samples are not a complete portrait of the textual sources available. She found a similarity in her variety of sources with regards to master-servant relationship the minors/slaves/servants/subjects were expected to be obedient and loyal and in contrast, the elders/masters/rulers were supposed to be kind, compassionate and protectors.

Panel 3: City & Servants

Laura Wilks paper investigated the dynamics of the relationship between the lived-out and part-time domestic workers in Calcutta and their employers. She maintained that the transactional and contractual labour may have brought greater autonomy and bargaining power but had attendant ambivalences and tensions that constitute the relationship between the servants and the employers. Wilks contended that the domestic servants (commuting women workers in her case study) simultaneously valued intimacy with their employers and independence that the contractual wage labour entails.

Nargis Vasundhara interrogated the changing dynamics of servitude in India. Her paper tried to capture the experiences of a sizeable proportion of the part-time live-out female domestic workers who constituted a substantial section of the unorganised informal economy in India. Unlike the live-in domestic workers of the earlier era, these women living in urban slums are the mainstay of the domestic service economy in cities. A large number of these women migrated from villages to cities to find opportunities for employment. Vasundhara, based on her ethnographic research in Delhi, focused on the formation of personhood and identity of women in the process of becoming domestic servants.

Muge Özbeck’s paper took the discussion back to the second half of nineteenth century Ottoman Empire, where the legal grounds for the absolute authority of masters over their domestic servants had been curtailed concurrently with the demographic, economic and social changes in the cities. She argued that a restraint on the total authority of masters was countered by a paternalistic discourse by the masters that attempted to control the lives, labour and sexuality of their servants. Particularly in the case of female servants, this also meant that their male relatives, husbands, brothers, and fathers tried to apply the same paternalistic discourse to control them.

Panel 3: Politics and Power

Lokesh’s paper addressed the relations of power between the domestic servants and their masters in contemporary Noida-Delhi. Her case study provided a perfect example of state’s complicity in preserving the interests of one class at the expense of another. The story of Abdul Sattar and his wife Zohra Bibi, who went missing after going to work at their employer’s house in the Mahagun Moderne housing society, presents a microcosmic picture of a meta-level exploitation and power structure. The story clearly showed that the agency of the domestic servants was curtailed and suppressed by their master in alliance with and the help of the state.

Sonal Sharma presented the last paper of the conference that focused on the public sphere as the site of politics in contrast to the overt emphasis on private sphere. In his paper, he employed Pierre Bourdieu’s (1985) approach to classification to examine how domestic workers have been classified in census records, parliamentary debates, and trade union literature in India. Under this theoretical method, the ability to categorize becomes an act of power. Sharma’s research encapsulated the historical evolution of categorization of domestic labour in India. His analysis of the official discourse on domestic workers shows that more than the ‘lack of recognition and visibility’, the absence of domestic servants in policy making and its categorization as non-work/unproductive work reflects a history of misrecognition.

Discussion: Concluding Remarks

Nitin Sinha opened the concluding discussion by making some brief remarks. First, he underlined the significance of a long history of regulation of domestic work, which he asserted could be used as an entry point for historical research on servants and service. Second, he suggested that for servants’ pasts, it is important to develop a long-durée understanding of social structures and institutions, namely, caste, gender, class, and family. Third, he stressed the significance of material objects in exploring master-servant relationship. The histories of commodities and everyday objects tell us about the forms of dependencies and ties of command. Fourth, he suggested that beyond law and regulation, other social practices related to language, body, touch, dirt, and filth also explain the quotidian nature of the master-servant relationship.

Nitin Varma added to the conversation by underscoring the significance of the sources that historians use. He referred to his own research on the divorce trials of Europeans in early nineteenth century, which revealed the importance that ayahs acquired in these trials, as they were the ones who could become witnesses of adultery. These trials became a source through which the long biographical trajectory of domestic figures such as ayahs could be developed. So, his experience revealed that the sources of historical analysis could at times reveal unanticipated accounts.

Raffaella Sarti added to the discussion by bringing up the question of the historian’s responsibility to overcome the dualities doing servants’ pasts through the use of state-ly and master-ly narratives. She argued that the hierarchies within the domestic servants and the solidarities between the mistresses and the maids clearly show the limits of simplistic analytical binaries. She noted that a historian does not occupy the subject position of the colonizer or the colonized. Historians must overcome such dualities as ‘citizen of the world’. If such dualism were reproduced in historical research then the purpose of the conference would be compromised.

Domestic Servants in Colonial India


Activity 12. The Match Game

Culminate the lesson with a discussion based on the guiding question presented at the beginning of the unit: In what ways is everyday life today significantly different from everyday life 200 years ago? Attempt to arrive at a conclusion. Has everyday life changed radically, or is it basically the same? For example, is play essentially the same because students still throw and catch balls, or has such play radically changed since we use different balls?

Have students represent their findings graphically. Using a bulletin board, computer, or some other type of display, students can post images of early American objects beside contemporary objects. They can even invite other classes to attempt to match the images.

For the Match Game, download the "Then and Now" chart, print it out, and and make copies for your students (Download chart, which is Word format).You can provide magazines for students to cut and paste images, or they can draw their own pictures, in the appropriate spaces on the chart. For each object, students can answer the questions, "What is it?" and "What is it used for?" Their responses can become the basis for a class discussion comparing life in the 18th and 19th centuries with life today.

  • If you plan to invite other classes to your classroom, as suggested in Activity 12, make a celebration of it. Hold an Early American Fair, in which students display and/or demonstrate some of the objects they encountered in this lesson in booths.
  • Students could be challenged to write stories with a time travel theme. What would happen if one of them were whisked back to early America? What would happen if someone from early America were whisked to modern times?

Ver el vídeo: Organización Colonial