Charlotte Brooks

Charlotte Brooks

Charlotte Brooks nació en la ciudad de Nueva York en 1918. Después de graduarse de la Universidad de Minnesota (1941), trabajó en una casa de asentamiento en Nueva York.

En 1942, Brooks trabajó para la fotógrafa Barbara Morgan antes de que Roy Stryker la invitara a unirse a la Farm Security Administration, patrocinada por el gobierno federal. Este pequeño grupo de fotógrafos, incluidos Esther Bubley, Marjory Collins, Mary Post Wolcott, Jack Delano, Arthur Rothstein, Walker Evans, Russell Lee, Gordon Parks, John Vachon, Carl Mydans, Dorothea Lange y Ben Shahn, se emplearon para dar a conocer las condiciones. de la población rural pobre en América.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Brooks trabajó para una variedad de revistas antes de convertirse en la primera fotógrafa del personal de Revista Look en 1951.

Además de mi trabajo en Publicación de imágenes, Yo también había sido responsable desde 1941 de Liliput, la revista de bolsillo iniciada por Stefan Lorant a la que unos seis años antes había intentado en vano contribuir con la esperanza de ganar tres guineas. Liliput era una pequeña publicación encantadora, bien impresa, con una atractiva portada en color dibujada siempre por el mismo artista, Walter Trier. Una de sus características más conocidas eran los 'dobles': dos fotografías parecidas en páginas opuestas, una paloma pouter

frente a un cadete en desfile con el pecho expulsado; Hitler saludando nazi a un perro pequeño con la pata levantada; un oso frente a un tabernero con cara en forma de pera.

Bill Brandt, hoy una figura paterna venerada en la fotografía, tomó muchas series de fotografías para Liliput, fotografiando joven

poetas, fotografiando en sets de filmación, en pubs, en el Soho, en los parques de Londres. Un día del verano de 1942 le sugerimos que estas noches de guerra ofrecían una oportunidad única para fotografiar Londres enteramente a la luz de la luna. Debido al apagón no había alumbrado público, ni faros de coche, ni luz de ningún tipo; nunca en la historia había existido tal oportunidad, y una vez que terminara la guerra, nunca volvería a ocurrir. Regresó a nosotros semanas después con un hermoso conjunto de fotografías misteriosas con las que hicimos diez páginas. Se había visto obligado a realizar exposiciones de hasta media hora, y una vez se encontró de repente rodeado por la policía. Una anciana lo había visto de pie junto a su cámara montada en su trípode y marcó el 999 para decir que había un hombre en la carretera con una máquina peligrosa.


Desde temprana edad se sintió atraída por los libros. Mientras el resto de su familia dormía, Brooke bajaba al estudio donde pasaba horas leyendo. [1]

Charlotte Brooke fue educada por su padre Henry Brooke y se sumergió en la lectura de historia y literatura a una edad temprana. Formó parte de la primera generación de la clase de colonos protestantes angloirlandeses que se interesó mucho por el idioma irlandés y la historia del gaélico. Su interés principal por el idioma y la literatura irlandeses se generó al escuchar que los trabajadores del condado lo hablaban y lo recitaban. Cavan y en las haciendas del condado de Kildare, donde su familia se había mudado alrededor de 1758. [2] Fue conducida al estudio del idioma irlandés, y en menos de dos años se enamoró de él. Después de leer poesía irlandesa y admirar sus bellezas, procedió a traducirla al inglés, siendo uno de sus primeros esfuerzos una canción y una monodia de Carolan, que apareció en "Memorias históricas de bardos irlandeses" de Joseph Cooper Walker [2]. [3]

Brooke, que también era frágil, cuidó de su padre después de que su madre muriera en 1773. Mientras tanto, la familia se había mudado de regreso al condado de Cavan, donde comenzaron a vivir en una casa que llamaron Longfield, que había sido construida cerca de la finca Rantavan. Unos años después de la muerte de Henry Brooke en 1783, Charlotte Brooke tuvo problemas de dinero, después de que una aldea industrial modelo establecida en el condado de Kildare por su primo, el capitán Robert Brooke, se declarara en quiebra (1787). Walker y otros miembros de la recién creada Royal Irish Academy buscaron generar ingresos para ella, pero Charlotte se dio cuenta de que tenía que depender de sus escritos y traducciones. [2]

En 1792, Brooke había comenzado una vida con amigos en Longford, compartiendo una cabaña debido a su falta de ingresos. El 29 de marzo de 1793, Charlotte Brooke falleció de una fiebre maligna. [2]

  • Reliquias de la poesía irlandesa (1788)
  • Diálogo entre una dama y sus alumnos (1791)
  • La escuela para cristianos (1791)
  • Historia natural, etc.
  • Emma, ​​o el expósito del bosque y Belisario (1803).

Trató de preservar la obra de los poetas irlandeses, que creía que se perdería si no se traducía. Un ejemplo de Brooke se toma de un poema en Reliquias de la poesía irlandesa.

Monodia de Carolan sobre la muerte de Mary Mac Guire

Si fuera mía la elección de la fama intelectual,
De canto hechizado y elocuencia divina,
El dulce poder de la pintura, la pura llama de la filosofía,
Y la lira de Homero y el arpa de Ossian eran míos
Las espléndidas artes de Erin, Grecia y Roma,
En María perdida, perdería su gracia acostumbrada,
Todo lo daría por arrebatarla de la tumba,
Otra vez para doblarla en mi cariñoso abrazo. [4]


Acerca de nuestra familia

¡Los gemelos David y Scott Brooks han estado dirigiendo su establecimiento de hamburguesas y perritos calientes desde 1973! ¡Y la tercera generación se ha unido para continuar con la tradición familiar de excelentes hamburguesas, hot dogs y chili!

Todos son bienvenidos en BROOKS. Ven a disfrutar de la mejor hamburguesa sureña con receta casera de chile creada hace más de 46 años. Compra BROOKS Chili para que puedas disfrutar del mismo sabor sureño casero en casa. ¡Espero verte pronto!

    & # 8220 & # 8230 Clasificado en Charlotte’s Brooks Sandwich Shop como la octava mejor hamburguesa de todo el país. & # 8221 .
  • ¡Nombrada Charlotte y la mejor hamburguesa n. ° 8217 en 2011 por el Charlotte Observer!

Aceptamos CUATRO (4) pedidos individualizados y recibos separados, pagos por pedido de cliente.

Más de CUATRO (4) pedidos individualizados estará en una bolsa con sándwiches marcados (por solicitud) con UN recibo detallado y UN PAGO REQUERIDO PARA EL PEDIDO TOTAL del grupo.

Justicia para Scott
Por favor ayuda, por favor comparte
HAGA CLIC en la imagen para el póster de TAMAÑO COMPLETO


Historia de la tía Charlotte & # 8217s

La tía Charlotte's ha estado haciendo deliciosos dulces durante 4 generaciones.

El fundador de la tía Charlotte, Charles Brooks Oakford Sr.

Fue un partido perfecto. Charles Brooks Oakford, Sr. adoraba a su tía Charlotte y le encantaban los dulces. Y como dicen, el resto es historia.

En 1920, Charles, con la ayuda de su esposa, Ruth, comenzó su negocio de fabricación de dulces en la estufa familiar en la hermosa Merchantville, Nueva Jersey. Cuando encontró la fórmula perfecta, Charles vendió esos dulces, deliciosos caramelos envueltos a mano, directamente desde el asiento delantero de su camioneta Ford Modelo T. Rápidamente, la reputación del Sr. Oakford Sr. como chocolatero creció, al igual que su negocio.

Charles Brooks Oakford Jr y su madre Ruth Oakford, haciendo Bon Bons en Aunt Charlotte's Candy Cottage.

Charles pronto se graduó de la cocina familiar en la cocina de Oakford, a Candy Cottage de la tía Charlotte, primero en 16 S. Center Street y luego en 16 N. Center Street. Todos en millas a la redonda acudían en masa a las encantadoras tiendas pequeñas.

En 1945, tras el fallecimiento de su padre, Charles Brooks Oakford Jr. entró en el negocio. Brooks y su esposa, Bunny, tenían sueños aún más grandes para Candy Cottage de la tía Charlotte, y la visión y la pasión para hacer esos sueños realidad.

Charles Oakford Jr. y su esposa Virginia "Bunny Oakford.

En 1971, el negocio se expandió una vez más, ahora bajo el nombre de Aunt Charlotte’s Candies, y se trasladó a su ubicación actual en un encantador edificio histórico del siglo XIX, en 5 W. Maple Avenue. El ojo de Brooks para los detalles y el amor por los ladrillos y el mortero convirtió a Beideman’s Feed and Grain Store de una rústica tienda en una encantadora confitería y una tienda de regalos única en su tipo.

Beideman's Feed and Grain Store antes de convertirse en el hogar actual de Aunt Charlotte's Candies.

En 1984, una adición de cuarenta pies y dos pisos facilitó la productividad, mientras se estilizó para mantener la arquitectura original del edificio. Hasta el día de hoy, los deliciosos chocolates de la tía Charlotte se fabrican allí mismo, en esa adición del segundo piso, y se invita a los clientes a visitar la fábrica para ver la magia, el arte y el talento necesarios para crear sus chocolates exclusivos y una variedad de delicias.

Hoy en día, el eslogan de Charles Brooks Oakford Sr. de hace mucho tiempo sigue en pie, y de hecho existe ... "Deléitate en cada bocado". Siguiendo con orgullo la tradición familiar, están los Oakfords de tercera generación: Randy Susan Oakford y Penny Oakford Trost, a los que se unió Ryan Trost de cuarta generación, todos con la misma visión y dedicación que tenía hace un siglo.

Randy Susan Oakford, Penny Oakford Trost y el chocolatero de cuarta generación Ryan Trost.

El trabajo duro, la alegría del negocio y el amor y la devoción de cuatro generaciones de chocolateros han hecho de Aunt Charlotte’s Candies una de las mejores tiendas de dulces de Estados Unidos. Charles Sr. y su tía Charlotte estarían orgullosos.


Sobre nosotros

Los casi 90 médicos de Tryon Medical Partners unieron fuerzas porque compartimos una creencia fundamental: la conexión médico-paciente es la base para una mejor salud. Esta es la razón por la que somos una práctica independiente. Nos permite permanecer fieles a nuestros principios, al mismo tiempo que brindamos una mejor atención basada en relaciones más sólidas.

¿Cuáles son los beneficios de elegir una práctica independiente?

  • Valor - Somos capaces de practicar la medicina y hacer negocios de manera ágil y eficiente, con menos capas de burocracia en nuestro camino, o en el de nuestros pacientes.
  • Transparencia - Como organización más ágil, estamos en contacto directo con nuestros pacientes y socios. Mantenerlo personal significa servir con integridad y responsabilidad.
  • Elección - En el cambiante mundo de la atención médica, la consolidación se ha convertido en la nueva normalidad y las opciones se están reduciendo. Creamos una práctica independiente porque creemos que debería haber más opciones disponibles para todos. Una mejor salud proviene de tener más de un proveedor de atención médica. Se necesita un socio sanitario.

Pensamiento independiente. Está en nuestro ADN.

Tryon Medical Partners continúa la tradición de uno de los grandes pioneros médicos de nuestra región, quien vio una mejor manera de practicar la medicina en 1936. El Dr. James Moses Alexander abrió su consultorio por primera vez en el extremo norte de Tryon Street en Uptown Charlotte, Carolina del Norte. A él se unió un grupo de médicos de ideas afines durante décadas, y juntos establecieron Mecklenburg Medical Group en 1972. La práctica fue notable no solo por su longevidad, sino también por su reputación. El Dr. Alexander y sus colegas eran tan respetados y queridos que no era raro que cuidaran de tres generaciones de familias.

A medida que la región de Charlotte continúa su crecimiento constante, aquellos de nosotros inspirados por el modelo de atención dedicada del Dr. Alexander estamos comprometidos con su legado. Nuestro nombre, Tryon Medical Partners, hace honor a la ubicación original de la oficina del Dr. Alexander. Pero a pesar de lo orgullosos que estamos de nuestra herencia, estamos aún más entusiasmados con nuestro futuro y la oportunidad de crecer. En 2021, Tryon Medical Partners agregó Gaston Medical Partners para expandir su alcance más allá del condado de Mecklenburg y apoyar a los médicos independientes alineados con la misión de "Relaciones más sólidas". Mejor salud.'

Esperamos tener la oportunidad de continuar las relaciones existentes y crear nuevas. Continuaremos adoptando la innovación en nuestras áreas de especialidad de medicina interna y familiar, cardiología, dermatología, endocrinología, gastroenterología, neumología, reumatología y medicina del sueño. Y, sobre todo, nos centraremos en la intersección del arte y la ciencia en la medicina, combinando el conocimiento empírico y el toque personal que son esenciales para brindar a cada paciente la mejor experiencia posible.

De esto se trata una verdadera asociación.

Nuestra misión

Promover la salud y el bienestar a través de una atención médica integral y relaciones sólidas.

Tryon Medical Partners aspira a ser una práctica médica preeminente que se asociará con la comunidad para brindar una atención médica excelente que se centre en la prevención, la innovación y el profesionalismo con una cultura de colaboración y afecto. Nos esforzamos por demostrar calidad, reducir el costo de la atención y mejorar continuamente la experiencia del paciente.


En este nuevo y sorprendente estudio, Charlotte Brooks cambia la narrativa estándar de inmigrantes ansiosos que claman por entrar a Estados Unidos al enfocarse en ciudadanos estadounidenses chinos nacidos en Estados Unidos. su fortuna & # 160 en la era republicana de China. & quot & mdashParks M. Coble, autor de China & rsquos War Reporters: El legado de la resistencia contra Japón

“Las historias de numerosos chinos estadounidenses olvidados, hábilmente entretejidos, arrojan nueva luz sobre las relaciones entre Estados Unidos y China y revelan aspectos olvidados de la historia china moderna. Al resaltar las consecuencias a largo plazo de la migración continua más allá de la primera generación, Brooks hace una contribución crucial a los estudios sobre migración ''. Elizabeth Sinn, autora de Cruce del Pacífico: el oro de California, la migración china y la creación de Hong Kong


ASMP: ¿Cómo llegó por primera vez a la ASMP?

Arroyos: No sé cómo lo supe, tal vez a través de Arthur Rothstein (biografía), tal vez no. Sabía que, durante algún tiempo antes de unirme, era muy ambivalente acerca de unirme. No sé si fue porque no me sentí lo suficientemente profesional al principio. De todos modos, no soy un gran carpintero, y no pude unirme hasta, según recuerdo, después de que me uní al personal de la revista Look. Eso fue en 1951.

Creo que me uní en ese momento porque sentí que, por la forma en que se creó la revista, los fotógrafos realmente no tenían ningún derecho para hablar. Y había algo en el fondo de mi cabeza que me hizo sentir que tal vez a través de ASMP, la suerte del fotógrafo del personal podría mejorar. Ese es mi recuerdo, porque sé que jugué con él y lo rechacé durante varios años, hasta que finalmente decidí unirme.

ASMP: Noté que en los Boletines se habla de ti en 1956.

Arroyos: Me pidieron que me postulara para presidente en esa época. Pero sentí que no estaría bien porque creo que había tres mujeres en toda la Sociedad, y no me parecía correcto que una mujer estuviera al frente de una organización que estaba compuesta principalmente por hombres. Es interesante contemplar ese pensamiento en este momento de nuestra historia.

Entre otras cosas, elaboramos el primer manual de escala salarial. Y creo que tengo mi viejo folleto que publicamos. Íbamos a investigar y luego continuar registrando información y enviársela a los miembros. Recuerdo que lo pusimos en una cubierta de hojas sueltas para poder hacer eso. Pero eso debe haber sido quizás el 53 o el 54, en algún lugar de allí.

ASMP: ¿Cómo era la organización cuando te uniste?

Arroyos: Hubo algunos bocazas.

ASMP: ¿Sintió alguna actitud negativa hacia las fotógrafos? ¿Tuviste alguna sensación de eso?

Arroyos: Sé que hubo discriminación y sé que ganaba menos dinero en Look que los hombres.

ASMP: ¿Y también dentro de la ASMP?

Arroyos: Yo no lo diría. No recuerdo nada de ese tipo, posiblemente porque estaba muy involucrado con eso.

ASMP: ¿De verdad ganabas menos dinero que los fotógrafos masculinos?

Arroyos: Seguro. Y había límites en cuanto a lo que se consideraba que las fotógrafos eran capaces de cubrir. Existían límites legales reales, como que una mujer no podía subirse a un submarino, no podía fotografiar en un barco de la Marina de los EE. UU. Lo sé porque me rechazaron una cobertura allí. Y en general, la actitud era: "Pueden hacer niños, educación, medicina", que es lo que hice mucho. Una vez hice una historia de para-rescate, pero eso fue solo porque el hombre que se suponía que debía hacerlo no pudo hacerlo. Pero no diría que en ASMP hubo discriminación.

"Le dio un poco de espinazo a los fotógrafos"

ASMP: ¿Estuvo involucrado en negociaciones de algún tipo?

Arroyos: Si. Habría sido en 1955 cuando me rompí una pierna y las negociaciones estaban en curso con Life. El editor de imágenes de Life vino a mi casa (yo vivía en 12th St. en la ciudad en ese momento) para discutir las negociaciones con Life. No creo que hayamos llegado muy lejos.

ASMP: ¿Qué sucedió?

Arroyos: No lo recuerdo, probablemente nada. Pasó mucho tiempo antes de que se rompiera algo.

ASMP: Pero también participó en otras negociaciones en ese momento, especialmente si era vicepresidente. ¿Trabajaste en estándares? Evidentemente había una lista de estándares de trabajo y debiste haber trabajado en eso.

Arroyos: Sí, recuerdo que fue como dar cabezazos contra un muro de piedra.

ASMP: ¿Qué estabas pidiendo?

Arroyos: Un mínimo de $ 100 al día, para empezar.

ASMP: ¿Algo con derechos?

Arroyos: No sé si surgieron los derechos en ese momento. Fueron gastos.

ASMP: ¿Crees que la Sociedad tuvo un impacto en la vida de los fotógrafos?

Arroyos: Hago. Por un lado, creo que dio algo de confianza. La simple sensación de que no estabas solo ayudó. Y creo que a los fotógrafos les dio un poco de espinazo cuando trataban con editores, de modo que incluso pedían lo que pensaban que les correspondía.

Y fue divertido. Solíamos juntarnos. Conocer a los fotógrafos, hablar del mundo fotográfico, intercambiar información técnica y simplemente conocer gente fue muy satisfactorio. Lo disfruté mucho. Y en ese sentido, lamenté haberme perdido cuando me mudé al país. Además, viajaba mucho por Look, por lo que la combinación de circunstancias hizo que mi vida en ASMP fuera mucho menos activa.

ASMP: ¿Cómo te convertiste en fotógrafo?

Arroyos: Empecé siendo bailarina y luego quise fotografiar la danza. Entonces decidí que en realidad no quería ser bailarina y la pregunta era, ¿qué iba a hacer con mi vida?

ASMP: ¿Cuándo fue esto?

Arroyos: Fue entonces cuando regresé de Minnesota. Estudié un año en la Universidad de Minnesota haciendo trabajos de posgrado y regresé sin saber realmente lo que quería hacer con mi vida. Había estado haciendo un trabajo de orientación vocacional en Minnesota y me preguntaron: "¿Qué le diría a cualquiera que viniera a usted con su problema?"

Le dije: "Explore sus intereses profesionales". Así que eso es lo que hice.

ASMP: ¿Dónde aprendiste fotografía?

Arroyos: Empecé cuando tenía unos 12 años. Conocí a un joven, que estaba relacionado, dicho sea de paso, con Edwin Land, el inventor de Polaroid, y montamos un cuarto oscuro en mi sótano. Fue un interés que se mantuvo continuamente después de eso. Y cuando me interesé por la danza, compré una cámara realmente buena y seguí.

ASMP: ¿Cómo averiguaste qué era una cámara realmente buena?

Arroyos: Hablas alrededor. Nunca hice un curso. He dado cursos, pero nunca tomé uno.

"Me llevé todo su equipo estroboscópico monumentalmente pesado"

ASMP: ¿Cómo consiguió trabajo?

Arroyos: Al principio, hice retratos de amigos. Luego hice una fotografía del faro de Montauk, entre las fotos que hice para mí. Y éramos muy amigos de una mujer que en ese momento era la novia de Gjon Mili. (Biografía de Mili) Ethel dijo: "Déjame mostrarle a Gjon estas fotos". Fue mordaz con uno de los retratos, pero muy alentador con el faro de Montauk.

Incluso antes de eso, Arthur Rothstein y su esposa eran amigos y vinieron a cenar cuando vivíamos en Morton St. Justo cuando él y Diana se iban, dijo: "Voy a almorzar con Barbara Morgan (biografía) mañana . " Le dije: "Pregúntale si necesita un asistente". Así lo hizo, y ella lo hizo, y yo me convertí en aprendiz de Barbara Morgan.

Al mismo tiempo, estaba trabajando en una imprenta tipográfica aprendiendo a configurar la tipografía. Realmente no sabía a dónde iba, pero en la escuela secundaria y la universidad me había interesado el periodismo. Tenía una vaga idea de combinar periodismo y fotografía, pero no era una idea muy madura.

Trabajé en la imprenta con un salario mínimo tres días a la semana y fui a Scarsdale y trabajé con Barbara dos días a la semana como aprendiz. Esa fue una experiencia fabulosa porque fue muy elocuente. Ella fue una maestra maravillosa y fue una gran experiencia para mí. Y todo el tiempo estuve fotografiando de lado, así que gradualmente sucedió.

Después de la experiencia con Barbara, fui a trabajar para Mili como su asistente por algo así como $ 18 a la semana. Estábamos en guerra y el asistente de Mili se había ido a pelear, y Mili me contrató como su Chica Viernes. Así que llevé todo su equipo estroboscópico monumentalmente pesado, dos cajas enormes para cada luz, y esa también fue una experiencia maravillosa.

ASMP: Mi recuerdo es que era un tipo bastante grande, así que pensar en una personita ...

Arroyos: Yo era bastante robusto. Tenía un cuerpo que me funcionaba.

ASMP: Debe haber parecido gracioso.

"Apareció en diferentes momentos de mi vida"

Arroyos: Más tarde, cuando trabajaba para Standard Oil, puse todo el equipo que llevaba en una báscula que llegó a pesar 72 libras. Este era el equipo 4 & # 2155, y todo eso. Pero realmente tuve mucha suerte en cada paso del camino. Era el momento adecuado y yo estaba allí para aprovecharlo.

Después de trabajar para Mili, decidí que ya había tenido suficiente. Tenía ganas de hacer mis propias cosas, fuera lo que fuera. Así que conseguí un trabajo fotografiando para tres periódicos semanales en Nueva Jersey: el Maplewood News, el Summit Herald y el South Orange Record. Todos estaban a cargo de un propietario.

En un momento, el propietario quiso que estableciera una operación de fotografía comercial, porque pensó que era una forma de ganar dinero. Sin embargo, no estaba interesado en eso.

Fue una experiencia maravillosa, porque fotografié muchas cosas diferentes para los periódicos. Y luego, no sé cómo sucedió, pero Art Rothstein se involucró nuevamente - apareció en diferentes momentos de mi vida, interpretando papeles interesantes - Popular Photography hizo una historia sobre mí. Julie Arden lo escribió y Arthur me fotografió.

Cuando apareció, Arthur lo llamó la atención de Ed Rosskam, quien lo llamó la atención de Roy Stryker (biografía). Y tuve una invitación para juntar un portafolio e ir a ver a Roy, lo cual hice. [Rosskam, fotógrafo, escritor y especialista en diseño, trabajó para Stryker en la FSA y luego en el Standard Oil Project. —Ed.]

ASMP: Simplemente te llamó y te dijo: "¿Sube?"

Arroyos: Si. Subí, y fue el día que murió Franklin Roosevelt, ¿qué fue, el 30 de abril?

Arroyos: Estaba tan emocionado con esta entrevista que no supe hasta que llegué a casa que Roosevelt había muerto. Estaba a mi alrededor, pero no escuché nada, estaba tan lleno de mí mismo, tan lleno de la emoción de lo que estaba sucediendo. De todos modos, eso inició una gran aventura trabajando para Stryker, viajando principalmente a Nueva Inglaterra y al estado de Nueva York. Conocí gente maravillosa y lo pasé muy bien.

"Tienes que tener una personalidad muy especial"

Entonces ese programa comenzó a agotarse. Trabajé como autónomo y conseguí una agente, Hilda Monkmeyer, Monkmeyer Press Photo, y ella me consiguió algunos trabajos. Eso duró unos años, pero estaba realmente en conflicto. No estaba obteniendo mucho trabajo, y estaba un poco deprimido por eso, y estaba pensando si debería estar haciendo otra cosa. Luego recibí otra llamada telefónica, y era de Arthur, nuevamente.

Fue director técnico de Look. Y me preguntó si estaría interesado en un trabajo de personal. Nunca pensé que estaría interesado en un trabajo de personal, pero en ese momento la vida de autónomo era peliaguda.

ASMP: Siempre lo ha sido, porque tienes que tener una personalidad muy especial para lidiar con el trabajo autónomo.

Arroyos: A medida que avanzaba, me di cuenta de que tenías que saber que en agosto no ibas a conseguir trabajo porque todo el mundo estaba de vacaciones.

ASMP: Derecha. O tal vez te encontraste con un período de barbecho en el que no entraría nada.

Arroyos: De lo contrario, no te pagarían durante dos meses. Recuerdo tener los últimos dos dólares en mi billetera. Una vez, cuando vivíamos en Morton St. en el Village, había un lugar de suministro de restaurante en Bleaker St y en la ventana había un exprimidor de jugo de naranja. No tenía dinero, pero absolutamente tenía que tenerlo. Así que entré y lo compré, y al día siguiente llegó un trabajo. Pero, ya sabes, así era, y probablemente todavía lo sea.

"Alguien se dio cuenta de que podría ser útil"

Entonces, aunque tenía sentimientos encontrados acerca de aceptar un trabajo de personal, parecía ser el camino a seguir en ese momento. Pero el trabajo no era realmente un fotógrafo de plantilla. Necesitaban un fotógrafo para trabajar para los departamentos de publicidad de arriba. La primera asignación que tuve fue ir a Washington, donde había una convención comercial para tiendas de alimentos. Look había alquilado una habitación en el hotel Mayflower, y había dos figuras de un hombre y una mujer, actor y actriz. El truco era que metías la cabeza en el agujero y yo sacaba una foto Polaroid. Entonces tuve que aprender a manejar una cámara Polaroid.

Querían que usara esa habitación para dormir. Puse mi pie de inmediato, en mi primer trabajo, no iba a hacer eso. Este lugar iba a estar lleno de humo, y dije: "No, no haré el trabajo si esa es la forma en que lo vas a hacer". Estuvieron de acuerdo y yo me quedé en otro lugar.

No pasó mucho tiempo antes de que comenzara a ocupar puestos editoriales después de eso. Supongo que alguien se dio cuenta de que podría ser útil.

ASMP: ¿Eras la única mujer?

Arroyos: Fui la única mujer del personal durante los 20 años que estuve allí. Utilizaron personas independientes.

"Representaste una organización poderosa"

ASMP: Te pagaban menos que los hombres.

Arroyos: Oh si.

ASMP: ¿Te sentiste parte de la organización o siempre te sentiste como la mano izquierda?

Arroyos: Siempre había algo. Creo que tuvo que ver en parte con la naturaleza de las asignaciones. Aunque disfruté de todo, las otras personas solían odiar "Ciudades totalmente estadounidenses" y "¿Qué es un maestro?" Pero lo pasé de maravilla, me encantó todo. Las personas involucradas eran personas interesantes, y siempre fue maravilloso poder salir como Miss Look. Creo que tengo un poco de cabeza sobre eso. No eras tú mismo en absoluto, nadie sabría tu nombre, pero representabas una organización poderosa y tenía algún significado.

ASMP: ¿Conservó algunos de sus propios negativos?

Arroyos: Parte de mi problema como fotógrafo es que tengo muy poco. Soy dueño del material que filmé como autónomo, pero todo lo que hice para Standard Oil está ahora en los archivos de la Universidad de Louisville.

ASMP:
¿No puedes conseguirlo?

Arroyos: Puedo conseguir impresiones. Puedo pagar las impresiones.

"Esa fue una batalla con esa gente"

ASMP: ¿Pero no puedes pedir prestados los negativos?

Arroyos: No. Puedo pagar las impresiones. Los he estado comprando directamente de los archivos cuando los quiero. Todo el trabajo de Look está ahora en la Biblioteca del Congreso. En un momento, cuando se borraban los archivos en Look, a los fotógrafos se les ofrecían negativos y contactos, en su mayoría tomas descartadas. Acepté la oferta, así que los enviaron aquí, y se sentaron y se sentaron aquí. Vendí algunos con el tiempo, pero nunca hice mucho con ellos.

Finalmente decidí que no tenía sentido aferrarme a ellos, deberían estar casados ​​con el resto del material de Look que Gardner Cowles entregó a la Biblioteca del Congreso. Hice una oferta y la aceptaron. Así que envié todo lo que tenía allí en los últimos seis meses. Tengo acceso a eso si lo quiero, pero es engorroso y no he usado ese acceso.

Entonces, cuando consideras todos los años que estuve trabajando, no tengo mucho. Después de que Look se doblara, hice una buena cantidad de trabajo en el campo educativo de las películas de diapositivas A / V. Ni siquiera tengo todo eso, porque ellos se quedaron con las selecciones y yo con las rechazadas.

Esa fue una batalla con esas personas: no pude conseguir que me devolvieran el material, era simplemente imposible. Una vez más, pude pedir prestado, si quería algunas impresiones. (Eso era todo color, de hecho.) Dios sabe qué le ha pasado desde que se dobló. Bajaron y desaparecieron cuando ocurrieron todos los recortes del presupuesto escolar.

Luego volví a trabajar como autónomo. Hice ilustraciones para un libro de ejercicios que hizo Manya Kahn que me mantuvo ocupado durante un tiempo. E hice un montón de cosas, ninguna de las cuales fue muy sensacional, todo simplemente se desvaneció. Además, una de mis rodillas cedió, por lo que se volvió difícil pensar en llevar equipo. Tuve suerte económicamente e hice una inversión que valió la pena, por lo que no fue absolutamente necesario que saliera y me pasara los arbustos. Dejé que todo se me escapara.

"Tuve que volver a lavar varios cientos de negativos cuando llegué a casa"

También en el período freelance, fui primero a Sibiu, Rumania, y luego a Tbilisi, Georgia, con una muestra de Photography USA que viajó a través de los países del Telón de Acero. Hice dos viajes detrás del Telón de Acero, ambos para el Departamento de Estado. La muestra se exhibió en todos los países del Telón de Acero; creo que hubo siete de ellos.

En Sibiu, en febrero de 1975, dirigí un cuarto oscuro durante aproximadamente un mes. Había una enorme hoja de plástico rojo que permitía a los visitantes ver lo que estaba pasando en el interior.

Luego establecieron un arreglo de estudio con Polaroid por el que se suponía que debíamos seleccionar personas de entre las miles que venían todos los días. Digo "nosotros" porque había un fotógrafo diferente en cada una de las ciudades - Kiev, Alma-Ata, Moscú (David Attie hizo esa) - y yo tenía Tbilisi. El espectáculo tuvo lugar en Tbilisi desde diciembre de 1976 hasta enero de 77. Elegí a los asistentes de la multitud frente al estudio abierto. Usé película Polaroid positivo-negativo, les di a los asistentes las impresiones y conservé los negativos. Ha habido varias muestras de los retratos que hice a partir de esos negativos.

Tuve que volver a lavar todos los cientos de negativos cuando llegué a casa, porque el suministro de agua en Tbilisi no era muy confiable. Simplemente cerraba varias veces al día. La temperatura era una quimera.

Traté de sacarle un libro. Hicimos un diseño, pero llegó casi en el momento en que la Guerra Fría realmente se activó y el Soviet quedó fuera. Así que lo archivé y lo olvidé.

"Deberías duplicar el precio cada vez".

Hace aproximadamente un año y medio, tuve una llamada telefónica. Un hombre se presentó como George Rinhart. Nunca había oído hablar de él. Dijo que era un coleccionista y que quería ver mi trabajo. Ahora, tienes que entender que nunca he vendido muchas fotografías. He vendido, a lo largo de los años, una parte ocasional de una pequeña exposición aquí y allá. Me gustaría conseguir tal vez $ 100 por una fotografía de una exposición de arte aquí en el centro de arte que Julie [Arden] y yo fundamos. Pero nunca pensé que mi trabajo fuera muy vendible, nunca consideré la “fotografía artística” como mi método.

Le dije que podía venir y llegó con un asistente. Es casi ciego, usa anteojos como los proverbiales fondos de las botellas de leche. Repasó el material muy rápido y dejó a un lado lo que pensaba que le interesaba. Incluía material de Standard Oil, los primeros freelance incluían muchas cosas.

Hice una historia en Cleveland sobre cómo era la vida de los negros en 1943 y se publicó en la revista Our World. Conseguí el trabajo a través de la oficina de Stryker. Ahora, esto fue antes de que hubiera fotógrafos negros. Moneta Sweet estaba empezando a aparecer un poco. Así que nos contrataron a algunos blancos para trabajar en las revistas. Ebony estaba llegando en ese momento. I did a story which ran to, I don’t know how many pages, and one of those pictures was in U.S. Camera Annual.

Rinhart found that and was interested in the set. I thought I had the negatives, because there was an entry in my log book with a number. But when I went to look for the negatives, there were none. I was very conflicted, because he wanted the whole set and I only had one print. He was picking out an awful lot of pictures, and he wanted them. I had to make a decision: Was I going to sell him the set or not? I think now it was a foolish thing to do, but I did it. I sold him not only that set, but an awful lot of pictures.

ASMP: Did he pay you a decent price?

Brooks: He quoted a price, and I asked him if he could go any higher. He went 20 percent higher, which was more money than I had seen for quite a while. And it was like, what am I going to do with this stuff? Well, the University of Missouri has a Women in Journalism project, and they’re interested in getting my material. So I was saying to myself, “Should I just wait until I die and then all of this will go into an archive someplace? Why not.”

So I sold him that set and a whole bunch of other stuff. Too much, but these things you learn later. He marched off with a lot of pictures, for what was a fair price to me.

Then, some time later, I had another call it was Keith DeLellis. And what was he interested in? That same set from Our World, for the same reason: He had seen it in the U.S. Camera Annual. I didn’t have it to show him. But he came over anyhow and he bought some pictures.

A young friend of mine, when I raised the subject of price, said, “You should double the price each time.” So I did that. I sold fewer, but I doubled the price.

“However messy or disorganized it is, it’s there.”

ASMP: Thinking about your estate, what are you going to do with the pictures? The Center for Creative Photography in Tucson has the most wonderful archives. The University of Maryland has an archive in Baltimore.

Brooks: One reason why I sent the Look material down to the Library of Congress is, at least it’s out of the house nobody has to worry about it anymore. But it’s very hard to face your own demise. And also, the emptiness of losing your children … I go into the studio and there’s a lot of stuff there, but my work is there. There’s a kind of comfort however messy or disorganized it is, it’s there.

We spoke to a lawyer, and he said, “Throw away anything that’s really no good get rid of it. Mark stuff that you think is good, and prepare it in a way that the transfer is easy.” But spending your time doing that is another story.

ASMP: Given the option, would you rather freelance or be on staff?

Brooks: If I had it to do again, I would have quit at Look after 10 years and gone back to freelancing. That would have been good timing, because by the time Look folded, I was already 53 and there was no place for me to go. And looking back on it, it would have given me that much more experience at a time when I was really at my peak.

But they were so wonderful at Look. It was fabulous, and it was very rewarding. It kept on being that even though, from a point of work, I had the better part of it during the first 10 years. There were interesting assignments after that. I just loved what I did, so it was always interesting.


History of Photojournalism

On March 15, 2014 95 year old Charlotte Brooks, a beloved and influential, feminist, sociological philosopher and beloved photojournalist passed away at her home in Holmes, New York.

Brooks enjoyed a full life, a life to which she dedicated forging a path for career and goal oriented women as well as advocating for human rights through her work as a photojournalist.

Charlotte Finklestein (Charlotte Brooks) Was born in 1918 in New York. She eventually changed her name from Finklestein to Brooks to avoid being the subject of antisemitism, which would later become a philosophy that she tackled in her career. https://www.loc.gov/rr/print/coll/womphotoj/brooksessay.html.
Brooks developed a love of photography that began as a young child and continued into her adult years. Although, she dreamed of becoming a certified social worker, it was photography and eventually photojournalism that captured her and, developed into an illustrious, career.

Often providing a voice for the working woman and other often, disregarded demographics of her era, her most notable work derives from her time spent at Look Magazine (1951-1971). As one of the first and only female photojournalists for that magazine during it's entire print, it has been noted that " Brooks broke ground and changed the workplace for future women photojournalists. When she joined the American Society for Magazine Photographers she was only one of three female members. In 1953 she served as its secretary and vice-president in 1955 and negotiated hard to change the gender differential in pay".


Following this, she spent her remaining years, participating in local community work and resided with her partner Julie Arden until her death in 2003.


OTD in History… January 4, 1896, Utah is admitted as the 45th State of the Union

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… January 4, 1896, Utah is admitted as the 45th State of the Union Bonnie K. Goodman Jan 4 By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS (Originally published on the History News Network on Tuesday, January 1, 2008) On this day in history January [&hellip]

OTD in History… January 1, 1863, Lincoln signs Emancipation Proclamation freeing all the slaves in rebel territories

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… January 1, 1863, Lincoln signs Emancipation Proclamation freeing all the slaves in rebel territories Bonnie K. Goodman Jan 1 By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history January 1, 1863, President Abraham Lincoln issues the Emancipation Proclamation, [&hellip]

Tribute to History News Network’s founding Editor Rick Shenkman

HISTORY ARTICLES HISTORY, NEWS & POLITICS Tribute to History News Network’s founding Editor Rick Shenkman Bonnie K. Goodman Dec 30 By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS This December, History News Network’s (HNN) founder and Editor-in-chief Richard Shenkman announced he was retiring and that HNN was moving from its home server at George Mason University to George Washington University. [&hellip]

OTD in History… December 19, 1998, Bill Clinton becomes only the second president in American history to be impeached

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… December 19, 1998, Bill Clinton becomes only the second president in American history to be impeached Bonnie K. Goodman Dec 28 By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS Source: Washington Examiner On this day in history December 19, 1998, the [&hellip]

OTD in History… August 9, 1974, Vice President Gerald Ford Sworn in as president after Richard Nixon resigns

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 9, 1974, Vice President Gerald Ford Sworn in as president after Richard Nixon resigns By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 9, 1974, Vice President Gerald R. Ford is sworn in as president after Richard Nixon [&hellip]

OTD in History… August 8, 1968, Republican Party nominates Richard Nixon for President

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 8, 1968, Republican Party nominates Richard Nixon for President By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 8, 1968, The Republican Party nominates Richard M. Nixon for President at their convention in Miami Beach, Florida, and [&hellip]

OTD in History… August 8, 1974, Richard Nixon announces he will resign from the presidency over impending Watergate impeachment

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 8, 1974, Richard Nixon announces he will resign from the presidency over impending Watergate impeachment By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 8, 1974, the 37th President Richard Nixon in a televised address [&hellip]

OTD in History… August 7, 1912, Teddy Roosevelt nominated for a third term as president by the Bull Moose Party

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 7, 1912, Teddy Roosevelt nominated for a third term as president by the Bull Moose Party By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 7, 1912, the Progressive Party nominates former President Theodore Roosevelt for president, the [&hellip]

OTD in History… August 6, 1965, President Lyndon Johnson signs the Voting Rights Act into law

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 6, 1965, President Lyndon Johnson signs the Voting Rights Act into law By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 6, 1965, President Lyndon Johnson signed the Voting Rights Act into law, the law would prevent the [&hellip]

OTD in History… August 5, 1981, President Ronald Reagan fires striking air traffic controllers

ON THIS DAY IN HISTORY HISTORY, NEWS & POLITICS HISTORY & POLITICAL HEADLINES OTD in History… August 5, 1981, President Ronald Reagan fires striking air traffic controllers By Bonnie K. Goodman, BA, MLIS On this day in history August 5, 1981, President Ronald Reagan begins firingthe 11,359 air-traffic controllers who ignored his order to return to [&hellip]


Charlotte Brooke: 'a glow of cultivated genius'

Charlotte Brooke is a woman without a face, at least in history. No portrait of this pioneering 18th-century scholar and literary translator is known. Nor is her exact date of birth, which is now believed to have been between 1750 and 1760, about a decade later than previously assumed. Much of her fame rests on being the youngest child of poet, playwright and political pamphleteer Henry Brooke, whose influence shaped her or perhaps, in fairness to both, inspired her.

As we celebrate Ireland’s literary women, hers will not be among the more obvious names. An even earlier 18th-century literary figure, the colourful Laetitia Pilkington, who died on July 29th, 1750, possibly before Brooke was born, may come to mind far more readily.

Pilkington is remembered as a popular poet, wit and indefatigable gossip. Born Laetitia van Lewen, she had a flair for lively soundbites such as “But I have been a Lady of Adventure, and almost every day of my life produces some new one”. Her memoirs, which include a personal account of the final days of her friend Jonathan Swift, are her legacy. She was a character in an age when women were expected to be subdued. Despite or possibly because of the situations in which her antics, including a notorious divorce, placed her, she was also a witness.

Charlotte Brooke’s achievement is very different in translating the work of the Gaelic poets into English, she was to influence Thomas Moore and later William Butler Yeats. Brooke’s Reliques of Irish Poetry (1789), published in the year of the French Revolution, was and remains revolutionary in the context of scholarship. The anthology, divided into several genres ranging from heroic verse to popular folk songs, published with the help of various sponsors, many of whom were associated with the then recently established Royal Irish Academy – an institution of which Brooke, as a woman, was not eligible for membership – is comparable to Bishop Thomas Percy’s three-volume Reliques of Ancient English Poetry (1765). Another of her cultural equivalents is Scots poet Allan Ramsay, who popularised medieval to 18th-century Scots songs, ballads and vernacular poems.

Brooke lived at a time when the Protestant upper classes in Ireland were becoming increasingly interested in Gaelic culture. Not only were gentlemen antiquarians examining field monuments and other archaeological artefacts, they were looking to the by then somewhat underground native literature which was largely an oral tradition.

Brooke, always something of a marginal specialist figure in Irish literary history, features in Volume I of the first edition of The Field Day Anthology of Irish Writing (1991) in the section The Shifting Perspective: 1690-1830, the period spanning the Battle of the Boyne to Catholic Emancipation, during which, as the co-editors, Andrew Carpenter and Seamus Deane, state: “two civilisations, one Gaelic and one English, existed side by side in Ireland.” Reliques of Irish Poetry was a major development in trans-cultural co-operation between Protestant antiquarians and Catholic Gaelic scholars and scribes.

In an extract from her preface to Reliques of Irish Poetry which is quoted in the anthology, Brooke wrote: “…it is really astonishing of what various and comprehensive powers this neglected language [Irish] is possessed. In the pathetic, it breathes the most beautiful and affecting simplicity in the bolder species of composition, it is distinguished by a force of expression, a sublime dignity, and rapid energy, which is scarcely possible for any translator fully to convey as it sometimes fills the mind with ideas altogether new, and which, perhaps, no modern language is entirely prepared to express. One compound epithet must often be translated by two lines of English verse, and, on such occasions, much of the beauty is necessarily lost the force and effect of thought being weakened by too slow an introduction on the mind just as that light which dazzles, when flashing swiftly on the eye, will be gazed at with indifference, if let in by degrees.

“But, though I am conscious of having, in many instances, failed in my attempts to do all the justice I wished to my originals, yet still, some of their beauties are, I hope, preserved and I trust I am doing an acceptable service to my country, while I endeavour to rescue from oblivion a few of the invaluable reliques of her ancient genius and while I put it in the power of the public to form some idea of them, by clothing the thoughts of our Irish muse in a language with which they are familiar, at the same time that I give the originals, as vouchers for the fidelity of my translation, as far as two idioms so widely different would allow… The productions of our Irish Bards exhibit a glow of cultivated genius – a spirit of elevated heroism, – sentiments of pure honor, [sic] – instances of disinterested patriotism, – and manners of a degree of refinement, totally astonishing, at a period when the rest of Europe was nearly sunk in barbarism: And is not all this very honourable [sic] to our countrymen.

“As yet, we are too little known to our noble neighbour of Britain: were we better acquainted, we should be better friends. The British muse is not yet informed that she has an elder sister in this isle…”

From about 1750 onwards the educated and, in most classes, privileged classes began investigating Gaelic culture, possibly because it was no longer a threat to their own. An increasing number of this social elite began to consider themselves as Irish. The collecting, and more importantly, the copying and translation of Gaelic manuscripts began in earnest. Scholars hoped that the study of antiquarianism, native literature and history would help unite the various ethnic groupings in Ireland.

Brooke was the product of a remarkable and obviously male education, which placed an emphasis on the classics and languages, as well as maths, science, astronomy and geography. In common with novelist Maria Edgeworth (1767-1849), Brooke was a literary daughter. Just as Richard Lovell Edgeworth (1744-1817) had believed in stimulating a child’s curiosity Henry Brooke (c.1703-1783) also subscribed to Rousseau’s methods and opened the world of books to Charlotte. Hardly surprisingly, both women came to regard themselves as extensions of their fathers.

In a letter written in 1792, the year before her death on March 29th, 1793 from a fever while living in a friend’s cottage in Longford, Charlotte Brooke wrote: “I have ever lived for my father, and shall not now divide my little rivulet from the parent stream. In life, my soul is his – in death I trust it shall join him!” About a decade earlier, about the time of his death, she had written: “While my father survived, I lived but for his comfort, & now he is dead, I live but for his fame. Born in his later years, I considered myself as born for him alone, - a purpose of which I am prouder than any other for which I could been sent into the world.”

Her remarks there support suggestions that her birth date is now believed to have been between c.1750 and 1760, rather than the previously accepted dates of c.1740 and 1750, as Henry Brooke is believed to have been born c.1703.

This “child of his old age” as she described herself was born in Rantavan House, in the parish of Mullagh, near Virginia in Co Cavan. It is accepted that she was the youngest of possibly 22 children fathered by Brooke, although this figure (admittedly also matched by Bach) may also be including the children born to Brooke’s brother as their respective families shared the one house. Charlotte’s mother was Catherine Meares, a Methodist from Westmeath, and although it is known than she nursed her mother through a long final illness which ended in 1772, Charlotte Brooke was obsessively devoted to her father who had developed her intellect and influenced what was to become her life’s work.

Not only was she emotionally devastated by his death, she also became destitute because of an ill-advised investment in a cousin’s model village project. The publication of Reliques of Irish Poetry in 1789 restored her finances, and three years later she published School for Christians, a volume of dialogues for children. Written in the form of a series of moralistic conversations between a father and child, it was most probably based on Brooke’s memories of her father. Somewhat more economically successful was her re-issuing, in 1792, an edition of her father’s works in a bid to correct an earlier, poorly-edited version.

She never married, had no children, remained true to her father’s Church of Ireland beliefs and tended towards the role of observer in company. John Wesley, the Methodist preacher, once remarked of her: “I admired Miss Brooke for her silence her look spake, though not her tongue. If we should live to meet again, I should be glad to hear, as well as see her.” Brooke was an opinionated individual, not quite the fragile, helpless woman she tended to present. When she applied to the Royal Irish Academy for the position of housekeeper, she pointed out in her application that she was a daughter of a great man, and a man valued as a friend by many of the members, and when she was turned down in favour of a man who had no claim to her intellectual prowess, she wrote a spirited letter of complaint to Bishop Percy in his capacity as an academy member.

Their shared interests caused Brooke to form a close friendship with Joseph Cooper Walker (1761-1810), acknowledged in The Field Day Anthology of Irish Writing – indeed his entry is the one before Brooke’s – as one of the outstanding Irish scholars of the late 18th century. He wrote important works on Irish bards and music while his pioneering study, Historical Memoirs of the Irish Bards (1786) includes in an appendix, a life of Turlough Carolan which contained the first translations of the blind harper’s poems – two of the translations were credited to “A Lady”, known to be Charlotte Brooke. Cooper Walker had been intending to write a biography of Brooke and had gathered her correspondence but died before completing the project. The main sources on Brooke’s life are Charles Henry Wilson’s Brookiana (1804) and Aaron Crossly Seymour’s Memoirs of Miss Brooke, written as an appendix to the second edition of Reliques of Irish Poetry in 1816.

As a translator Brooke was known to fashion politely sanitised versions of often earthy material and certainly was not opposed to poetic licence. According to Seymour, Charlotte Brooke taught herself Irish over the course of about two years by consulting books. This seems most impressive but she was a committed scholar, and it does appear likely that she may have known some Irish by living in area of Cavan that was still strongly Irish-speaking.

Brooke set out to offer a broad selection of odes, elegies, songs and heroic poems demonstrating the range of the Gaelic literary tradition. She also wanted to counter to the Ossian controversy begun by the Scot James Macpherson who claimed that many of the Irish myths and legends featuring Cuchulain, Fionn Mac Cool and Oisin, were in fact Scottish. As the daughter of a political pamphleteer, Brooke often inserted implied political comments such as alluding to Ireland’s superior cultural relevance within the British Empire, as evident from her “elder sister” remarks made in the passage from the preface quoted above.

Reliques of Irish Poetry is a crucial landmark in the recognition of Gaelic culture. Brooke was intent on proving that the Irish poets were sophisticated and educated. English reviewers tended to regard Gaelic poets as primitive and disputed their familiarity with the classics. Irish poets, they felt, would not have read Ovid. Charlotte Brooke thought otherwise.

If ever a scholar was to find a champion more than 200 years after her death, Brooke found it in Lesa Ní Mhunghaile, whose annotated edition of Reliques of Irish Poetry is meticulously sensitive to Brooke’s material. It is an extraordinary representation, not only as a collection of stylistically and thematically diverse poems but also for its stories within stories, the defining subplot. Carolan’s Elegy, is a lament written by harper Charles MacCabe in honour of his departed friend Carolan. MacCabe was considered the finer musician of the two and although he came from the same part of Cavan as Brooke she made no reference to this nor did she praise the poem.

If she often softened or eliminated the sexual content of a work, Brooke was also capable of changing it completely and injecting political opinion. Charlotte Brooke was far more concerned with content and meaning than replicating literary style. As a scholar she certainly believed in her judgement. The two praise poems by Carolan are typical of his eulogies and stand on their own. The first is dedicated to Gracey Nugent, whose husband and brother were patrons of Carolan’s patrons. Rather more subtle is Mabel Kelley, dedicated to an heiress who never married. A popular song in its time, it was one of the airs played at the assembly of Irish harpers in Belfast in 1792 and was collected by Edward Bunting.

Brooke the woman remains a mystery yet her contribution, literary legacy and enduring influence helped shape Anglo-Irish literary cultural awareness in an intellectual climate that flourished in the 19th century and was to be championed and nurtured by Yeats, Lady Gregory and their Gaelic Revival circle. As we celebrate Irish literary women we should also praise Charlotte Brooke, scholar and translator, who proved herself a tenacious custodian of the Gaelic bards.

A definitive edition of Charlotte Brooke’s Reliques of Irish Poetry edited by Lesa Ní Mhunghaile was published by The Irish Manuscripts Commission in 2009. As a feat of scholarship, this book is a tremendous achievement. Ní Mhunghaile has also contributed 17 translations of her own. There is a further dimension: it is a superb example of the high-quality academic publishing being produced by Irish publishers.