Cubismo y camuflaje

Cubismo y camuflaje

  • Árbol observatorio de acero y chapa pintada en Armancourt (Somme) en marzo de 1915.

    DANTON Louis (1889-1960)

  • Una columna de tanques Renault FT17 camuflados.

    ANÓNIMO

  • Las fábricas de Rio-Tinto en L'Estaque.

    BRAQUE Georges (1882-1963)

  • Artistas de la sección de camuflaje.

    COURBOULIN Jean

Cerrar

Título: Árbol observatorio de acero y chapa pintada en Armancourt (Somme) en marzo de 1915.

Autor: DANTON Louis (1889-1960)

Fecha de creación : 1915

Fecha mostrada: Marzo de 1915

Dimensiones: Alto 7 - Ancho 4.6

Técnica y otras indicaciones: Imprima desde papel negativo.

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo del Ejército (París)

Copyright de contacto: © París - Museo del Ejército, Dist. RMN-Grand Palais / Pascal Segrette

Referencia de la imagen: 06-501531 / 995.142.195

Árbol observatorio de acero y chapa pintada en Armancourt (Somme) en marzo de 1915.

© París - Museo del Ejército, Dist. RMN-Grand Palais / Pascal Segrette

Cerrar

Título: Una columna de tanques Renault FT17 camuflados.

Autor: ANÓNIMO (-)

Fecha de creación : 1918

Fecha mostrada: 1918

Dimensiones: Alto 5.2 - Ancho 5.8

Técnica y otras indicaciones: Impresión de gelatina de bromuro de plata.

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo del Ejército (París)

Copyright de contacto: © París - Museo del Ejército, Dist. Sitio web de RMN-Grand Palais / Pascal Segrettes

Referencia de la imagen: 06-506123 / 24223.391

Una columna de tanques Renault FT17 camuflados.

© París - Museo del Ejército, Dist. RMN-Grand Palais / Pascal Segrette

Las fábricas de Rio-Tinto en L'Estaque.

© ADAGP, Foto CNAC / MNAM Dist. RMN-Grand Palais - Todos los derechos reservados

Cerrar

Título: Artistas de la sección de camuflaje.

Autor: COURBOULIN Jean (-)

Fecha mostrada:

Dimensiones: Alto 6.5 - Ancho 4.2

Técnica y otras indicaciones: Impresión en plata, papel (material) Artistas de la sección de camuflaje (incluido Jean-Louis Forain, a la izquierda) ejercitándose sobre una pistola de 75 mm, modelo 1897; foto tomada entre 1914 y 1915.

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo del Ejército (París)

Copyright de contacto: © París - Museo del Ejército, Dist. RMN-Grand Palais / Pascal Segrette

Referencia de la imagen: 06-506029 / 15309.1

Artistas de la sección de camuflaje.

© París - Museo del Ejército, Dist. RMN-Grand Palais / Pascal Segrette

Fecha de publicación: julio de 2007

Contexto histórico

El arma del "camuflaje"

La guerra de 1914-1918 no fue la tan esperada guerra relámpago. El camuflaje ya no era una artimaña única como en las guerras de movimiento, sino un medio de combate ofensivo y defensivo.
Guirand de Scevola, un joven pintor artillero de segunda clase, fue el primero en tener la idea de camuflar el material pintándolo. Una vez reconocido, codificado y organizado, el camuflaje rápidamente adquirió una importancia considerable como método estratégico pasivo y activo: de 30 hombres en 1915, su fuerza aumentó en 1918 a 3.000 hombres.
Como método pasivo, el más rápidamente implementado, consistió en ocultar equipos, carreteras, puentes y otros puntos estratégicos bajo redes o con pintura. A veces, estos dobles se usaban para confundir al enemigo y dirigirlo a objetivos ficticios o posiciones erróneas mediante la construcción de cañones o vehículos ficticios y aeródromos falsos o depósitos de municiones.

Análisis de imagen

Camuflaje, ¿una pintura cubista?

Gertrude Stein informa que, frente al primer cañón camuflado que vio, Picasso exclamó: “Hicimos esto. ¿Cómo podría Picasso atribuir la autoría de un cuadro utilitario al cubismo? ¿Mediante qué misteriosa operación acabó el cubismo con equipamiento militar?

El propio Guirand de Scevola dio los primeros elementos de explicación: “Yo tuve, para deformar completamente el objeto, empleando los medios que los cubistas usan para representarlo, lo que me permitió posteriormente unirme a mi sección. unos pintores capaces de deformar cualquier forma. Los cubistas y el camuflaje tenían un objetivo similar: integrar la figura en el fondo, el objeto en su entorno.

Para los cubistas, el problema era representar objetos de colores en tres dimensiones sobre la superficie plana del cuadro e incorporarlos a esta unidad plástica. Para ello, representaron objetos vistos desde varios ángulos, que los "pasajes", los degradados de colores, permitían conectar entre ellos y con el fondo. La restricción de los colores a los tonos marrones y grises acentuó esta fusión. Al negar la perspectiva del punto de vista único, la luz ya no provenía de una fuente aislada, sino que servía para resaltar los volúmenes independientemente de la luz natural.

Entonces sus pinturas, como Las fábricas de Rio-Tinto en Estaque, destrozó el volumen homogéneo de los objetos, rompió sus contornos y devolvió su posición en el espacio mediante una sucesión de planos: los edificios se muestran uno encima del otro en varios ángulos, y su forma nunca es completamente delimitado, un lado fundido con el fondo. La pintura, para quien no esté familiarizado con esta deconstrucción visual, puede aparecer como una superficie cubierta de áreas coloreadas levemente moduladas, asemejándose a la abstracción. Una "ilegibilidad" que se une a la invisibilidad que busca el camuflaje.

El equipo militar se pintó en colores sólidos independientes de la forma y la iluminación para abolir el volumen del objeto, hacer que sus contornos fueran indescifrables y mezclarlo con su entorno. Las tonalidades de marrón, gris y verde, los colores más comunes en la naturaleza y los menos visibles, sirvieron mejor a esta búsqueda de fusión.

Interpretación

Los cubistas de los pintores "útiles"

Frente a una ecuación plástica similar, la pintura de camuflaje recurrió al sistema que ofrece el cubismo para descomponer las formas y colocar el objeto en su entorno circundante. Es más, eran a menudo los pintores cubistas los que hacían esto: Guirand de Scevola se esforzó por recordar a los artistas contratados del frente para darles un puesto adecuado a sus habilidades particulares. Dunoyer de Segonzac, Jacques Villon, Roger de La Fresnay, André Mare, forman parte así de esta sección.

Esta función también fue solicitada por muchos soldados: los pintores de camuflaje tenían un estatus especial; trabajaban en talleres, evitando así las trincheras y los combates. El peligro era menor, excepto durante las misiones de reconocimiento e instalación, y las condiciones de vida eran mejores. Fernand Léger seguía pidiendo su cambio de misión, que nunca consiguió.

Este doble uso del estilo cubista y de los pintores cubistas parece particularmente impertinente cuando uno se da cuenta de que, unos años antes, su producción había sido acusada de "pintura boche", porque su comerciante y sus compradores eran alemanes. Tras ser acusados ​​de colaborar con el enemigo, se convirtieron en patriotas indispensables en el esfuerzo bélico.

  • Ejército
  • cubismo
  • Guerra de 14-18
  • modernismo
  • corriente artística
  • guerra
  • estrategia militar

Bibliografía

Pierre DAIX, Revista del cubismo, Paris-Genève, Skira, 1982.Danielle DELOUCHE, “Cubisme et camouflage” en Stéphane AUDOIN-ROUZEAU, Annette BECKER, Jean-Jacques BECKER, Gerd KRUMEICH y Jay M.WINTER (dir.), Guerra y culturas, 1914-1918, París, Armand Colin, 1994. André MARE, Cubismo y camuflaje: 1914-1918, Bernay, Museo Municipal de Bellas Artes, 1998. Guirand de SCEVOLA, “Souvenirs du camouflage”, en La revista de los dos mundosEnero de 1951 Gertrude STEIN, Autobiografía de Alice Toklas, París, Gallimard, 1934. Pierre VALLAUD, 14-18, Primera Guerra Mundial, volúmenes I y II, París, Fayard, 2004.

Para citar este artículo

Claire LE THOMAS, "Cubismo y camuflaje"


Vídeo: Picasso - 37 obras de arte. Cubismo.