Aspectos de la pobreza urbana en el siglo XIXmi siglo

Aspectos de la pobreza urbana en el siglo XIX<sup>mi</sup> siglo

  • Sopa de la mañana.

    GOENEUTTE Norbert (1854-1894)

  • Relámpago.

    ANTIGNA Alexandre (1817-1878)

Cerrar

Título: Sopa de la mañana.

Autor: GOENEUTTE Norbert (1854-1894)

Fecha mostrada:

Dimensiones: Alto 0 - Ancho 0

Técnica y otras indicaciones: Óleo sobre tela

Ubicación de almacenamiento: Sitio web del Senado

Copyright de contacto: © Photo RMN-Grand Palais - Sitio web de C. Jean

Referencia de la imagen: 89EE1557 / RF 953

© Foto RMN-Grand Palais - C. Jean

Cerrar

Título: Relámpago.

Autor: ANTIGNA Alexandre (1817-1878)

Fecha de creación : 1848

Fecha mostrada:

Dimensiones: Alto 222 - Ancho 170

Técnica y otras indicaciones: Pintura al óleo sobre lienzo

Ubicación de almacenamiento: Sitio web del Museo de Orsay

Copyright de contacto: © Foto RMN-Grand Palais - P. Bernardsite web

Referencia de la imagen: 88DE1448 / RF 1986-75

© Foto RMN-Grand Palais - P. Bernard

Fecha de publicación: marzo de 2016

Contexto histórico

Varios acontecimientos de la Monarquía de Julio despertaron la reflexión de la burguesía sobre el tema de la miseria popular: la revolución de 1830 en París, las insurrecciones de los canuts de Lyon en 1831 y en 1834, la crisis de subsistencia de 1846. C Por lo tanto, fue entre 1830 y 1840 que la opinión pública tomó conciencia de la pobreza urbana y de la clase trabajadora.

A continuación se describen diversas realidades: pobreza, miseria (escasez extrema de bienes), pauperismo (la pobreza como fenómeno económico relacionado con la industrialización). Pero la misma Academia oficial de Ciencias Morales y Políticas también ha fomentado el estudio del pauperismo.

Fue ella quien impulsó a Villerme a investigar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores textiles en Lille y Rouen en la década de 1830. Su trabajo, Cuadro del estado físico y moral de los trabajadores, publicado en 1840, contribuyó mucho a la concienciación.

Análisis de imagen

Según Buret, un tercio de la población en 1840 fue asistida por caridad pública. Esta es tanto una forma de aliviar a los pobres como de encerrarlos en un sistema de sujeción paternalista. El barón de Gérando, gran filántropo y especialista en caridad, escribió en 1820: pobre o niño, "el débil pertenece al fuerte por medio de la adopción".

Es un escenario de caridad que Goeneutte, activo en el último cuarto del XIXmi el siglo representa Sopa de la mañana. Al fondo, los pobres - hombres, mujeres en harapos, niños y ancianos - se agolpan en el frío de la mañana a un reparto de comedor social. En el primer plano del patio de este edificio, ocupados bebiendo la bebida caliente, parecen partículas dispersas.

Los pobres que Relámpago en cambio, los terroristas están apretados entre sí. En un ático, una madre indigente y solitaria (¿dónde está el padre?) Intenta tranquilizar a sus hijos que están despiertos en medio de la noche. La escena está tratada con fuerza: los poderosos contrastes de luz y la expresividad de los personajes, desde las personas y representados a tamaño natural, constituyen los rasgos de un caravagismo con significación social. El relámpago y el terror que provoca, por otro lado, es un tema romántico (o bíblico, como en las escenas del Diluvio).

Todo parece oponerse a las dos escenas, una mañana bastante serena y una escena nocturna dramática. El primero ofrece una descripción fiel de la realidad, el segundo es una metáfora de la pobreza; uno dispersa los elementos, el otro lo resume de manera vívida. Pero los indigentes que pugnan por la sopa y la "Madre Coraje" protegiendo a sus hijos son todos pobres, desgraciados que, junto con los proletarios de la industria, son los "miserables" del siglo XIX.mi siglo.

Interpretación

Los dos pintores pretenden mostrar el verdadero rostro de la pobreza, pero con estilos diferentes. si Sopa de la mañana más bien busca sensibilizar al espectador con su precisión naturalista, Relámpago suena como una advertencia. El primero es un documental sin pretensiones, el segundo un símbolo, una obra con varios grados de lectura.

Presentado en 1848 en el primer Salón de la IImi República, esta pintura muestra la miseria de la gente con el mismo espíritu visionario que Millet y Courbet en Los espigadores y Los rompepiedras. Los personajes están convulsionados por el miedo, el miedo al rayo, al cielo oscuro, es decir, el miedo a la miseria y a la guerra civil que empobrece a los humildes.

Pero este pavor evoca otro: el gran miedo de la burguesía después de las jornadas de junio, el miedo al pueblo y su supuesta violencia, el miedo a la sangre que pueda derramar. Amenaza de las revoluciones por venir, el rayo bien podría terminar aterrorizando también a la burguesía. Tres o cuatro décadas después, los pobres de Sopa de la mañana parece muy pacífico: bajo IIImi República, la miseria está un poco menos dramatizada y atenuada.

  • asistencia pública
  • burguesía
  • infancia
  • maternidad
  • trabajadores
  • pobreza

Bibliografía

Catherine DUPRAT, La época de los filántropos. La filantropía parisina de la Ilustración a la Monarquía de julio. Pensamiento y acción, Tesis de Estado, Universidad de París I, 1991.

Philippe SASSIER, Buen uso por parte de los pobres. Historia de un tema político (siglos XVI-XX), París, Fayard, 1990.

Para citar este artículo

Ivan JABLONKA, “Aspectos de la pobreza urbana en el XIXmi siglo "


Vídeo: Los ricos, los pobres y la basura. DW Documental