Angulema: el festival del cómic

Angulema: el festival del cómic

Cerrar

Título: Feria Internacional del Cómic.

Autor: FRANQUIN André (1924-1997)

Fecha mostrada: 1975

Copyright de contacto: Feria Internacional de Comics

Feria Internacional del Cómic.

© Feria Internacional del Cómic

Fecha de publicación: julio de 2017

Profesor de historia cultural en la Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne contemporánea.

Contexto histórico

Un cartel del "noveno arte"

Después de Hugo Pratt, autor del cartel del primer salón en 1974, André Franquin firma el cartel de 1975, literalmente: su firma se reproduce en la parte inferior derecha del cartel en el que se reproduce uno de sus dibujos. Autor belga de cómics nacido en 1924, Franquin era bien conocido por los amantes de los cómics, en particular por los lectores del Diario de Spirou para lo cual desarrolló a partir de 1946 historias de Spirou y Fantasio, e inventó a finales de la década de 1950 el personaje de Gaston Lagaffe, que se convirtió en el centro de su obra. Después de varias décadas de trabajo, su reconocimiento como autor de cómics está en marcha.

En 1975, la segunda edición de la “feria internacional del cómic” tuvo lugar en Angoulême, una ciudad de tamaño medio, prefectura de Charente, golpeada por la crisis industrial. Al año siguiente, tuvieron lugar encuentros literarios, seguidos en 1974 por un "salón" de dos días que reunió a editores de habla francesa y autores de cómics. El modelo es italiano: se trata del festival de cómics de Lucca, fundado en 1965 por un equipo franco-italiano, y exitoso edición tras edición. El proyecto, confirmado en la edición de 1975, que dura cuatro días (23-26 de enero de 1975), tiene dos vertientes: celebrar el cómic, calificado como el "noveno arte", y atraer a un gran número de "cómics" a Angulema.

Análisis de imagen

Celebración cómica

Las elecciones de Franquin revelan un deseo, a través del propio cartel, de rendir homenaje al cómic como medio, como estética y como género, al tiempo que resalta su estilo personal. Original para este tipo de soporte, el formato "paisaje" o "francés" (orientado en la dirección del ancho), evoca el de tiras de historietas nacido en los Estados Unidos a finales del XIXmi siglo: "bandas" que comprenden dibujos y textos, insertados en las últimas páginas de periódicos y revistas. Franquin estructura el cartel en tres bandas verticales: en la parte superior e inferior se entregan elementos informativos, que informan al público de la muestra sobre su existencia, las fechas y lugares donde tiene lugar para su segunda edición, y que identifican al diseñador. y su editorial Dupuis, creada en 1938. La neutralidad de estas menciones está matizada por los tres signos de exclamación que puntúan la mención del salón: una característica de la historieta como la práctica de Franquin.

En la banda media se reproduce, en blanco y negro, un recuadro tomado del número 1801 de la Diario de Spirou (19 de octubre de 1972), emblemático del universo de Franquin: vemos a Gaston Lagaffe instalado para dormir en una cueva excavada en los archivos del Diario de Spirou. Los bocadillos hacen sonar el cartel: ronquidos humanos y animales, música que sale del transistor, animan la escena que se vuelve cómica por la inminente llegada de los compañeros de Lagaffe. El dibujo, un ejemplo de una tira cómica llamada "gags", también refleja el espíritu "compañero" del salón de Angulema.

Interpretación

Hacia el reconocimiento del cómic y su festival

Este cartel refleja un punto de inflexión en la naciente historia de la feria internacional del cómic, que en 1975 ganó en importancia temporal (de 2 a 4 días), material (cuatro lugares incluyendo tres instituciones públicas), e internacional ( el Gran Premio es para Will Eisner por El espíritu). Se confirma el éxito esperado: 10.000 visitantes, gran interés de crítica, editoriales y autores, que se incrementó a partir de 1977 con la presencia de Hergé que produjo el cartel y presidió la muestra.

El cartel de Franquin también ilustra el fenómeno de la "artificación" de los cómics: los dibujantes comienzan a ser reconocidos como creadores y no solo como ilustradores. Se está gestando una forma de estrellato con conferencias, exposiciones, fichajes y la entrada de las historietas en el mercado del arte. Franquin como otros autores franco-belgas sigue publicando para los jóvenes, mientras inventa un cómic para adultos, innovador en su estética y su discurso (Pensamientos oscuros), que amplía la audiencia del cómic y contribuye a su diversificación. Convertido oficialmente en un “festival” en 1996, Angulema es el símbolo de este reconocimiento del cómic como objeto cultural legítimo.

  • Festival
  • póster
  • Arte

Bibliografía

Thierry GROENSTEEN, Otorgado en Angoulême, Ediciones del Año 2, Angoulême, 2003.

Sylvain LESAGE, “Angoulême, ¿la“ ciudad que vive en sus imágenes ”? Politización de la cultura e institucionalización del festival ”, en Anaïs Fléchet, Pascale Goetschel, Patricia Hidiroglou, Sophie Jacotot, Caroline Moine, Julie Verlaine (dir.), Una historia de festivales (siglos XX - XXI), Publicaciones de la Sorbona, París, 2013, p. 251-264.

Francis GROUX y Jean MARDIKIAN (dir.), Más allá de BanDe! 1974-2013, cómo el festival cambió Angulema ! Enter the Bande, Angoulême, 2012

Para citar este artículo

Julie VERLAINE, "Angoulême: el festival del cómic"


Vídeo: Graphic Novel Kingdom - Angouleme Festival