Alfred de Musset

Alfred de Musset

© Foto RMN-Grand Palais - G. Blot

Fecha de publicación: marzo de 2016

Contexto histórico

Nacido en París en un ambiente culto, Alfred de Musset realizó excelentes estudios y asistió muy temprano al cenáculo romántico: recibido por Lamartine, Hugo y Charles Nodier, se hizo amigo de Vigny, Sainte-Beuve y Mérimée. Confesión de un niño del siglo, una famosa novela publicada en 1836, es el análisis lúcido de una enfermedad moral, la angustia de la juventud francesa tras la Revolución y el Imperio. El poeta de Noches encuentra su inspiración principalmente en el sufrimiento (“Los más desesperados son las canciones más bonitas”). Partes como No jugamos con amor, Les Caprices de Marianne o Lorenzaccio dar la medida del genio dramático de Musset. Murió a los 47 años de una enfermedad cardíaca, agotado por el exceso.

Análisis de imagen

Musset está representado en tres cuartos de frente, sobre un fondo neutro. El peinado, la barba, la corbata oscura sobre un abrigo oscuro amenizado por un fino cuello blanco son característicos de la moda romántica. La mirada concentra la mayor parte de la expresividad de este retrato, rechazando cualquier puesta en escena por parte del pintor. Un estudio psicológico realizado sin halagos, este retrato es muy de su tiempo, en su rechazo de todo complemento, en su afán de sobriedad.

Interpretación

Este retrato pintado al óleo, encargado en 1877 para el Musée de Versailles, es la repetición de un pastel pintado por Charles Landelle en 1854 (Musée du Louvre), tres años antes de la muerte de Musset. Así lo demuestra una carta autógrafa del artista, pidiendo a Paul de Musset, hermano del escritor, que le entregue “el pastel que le hice a tu hermano para que pueda terminar el óleo que el Ministerio me instruyó que hiciera para el museo de Versalles ”(13 de mayo de 1878). En la serie de retratos encargados a artistas por la Administración del Segundo Imperio y luego el IIImi República fue una mayoría de retratos militares. No obstante, queda el hecho de que la República, ansiosa por perfeccionar sus galerías de grandes hombres incluyendo representantes de la ciencia y las letras, también recurrió a encargos públicos para adquirir efigies de ciertos grandes intelectuales del siglo XIX.mi siglo.

  • Sainte-Beuve (Charles-Augustin)
  • Merimee (Prosper)
  • Vigny (Alfred de)
  • Nodier (Charles)
  • Hugo (Víctor)
  • Lamartine (Alphonse de)
  • retrato
  • escritores

Bibliografía

Paul BENICHOU La escuela del desencanto: Sainte-Beuve, Nodier, Musset, Nerval, Gautier París, Galimard, 1992. Franck LESTRINGANT Alfred de Musset París, Flammarion, 1999.

Para citar este artículo

Barthélemy JOBERT y Pascal TORRÈS, “Alfred de Musset”


Vídeo: Alfred de MUSSET Causerie 13: Musset parmi ses contemporains Chaîne Nationale, 1959